Yngwie Malmsteen posee una personalidad y carácter muy fuerte. Todos han escuchado hablar de su arrogancia y egocentrismo, cosas que desencadenan el deterioro de las relaciones con gente cercana al él. Los testimonios son varios: prensa especializada, músicos, productores e incluso fanáticos. En otras palabras, la persona que Yngwie más adora es a él mismo. Pero como su singular personalidad le ha acarreado problemas que parecen no importarles, también le ha dado muchas satisfacciones, tanto para él como para la música.

Su arrogancia puede ser apreciada sin dificultad alguna en toda su obra. Gracias a su forma de ser, que lo ha llevado a escribir canciones de compleja composición y poner especial énfasis en solos de increíble velocidad y melodía, es que el maestro se ha transformado en uno de los más grandes genios de la guitarra eléctrica de todos los tiempos, lo que es reconocido tanto por seguidores como sus detractores. Durante su visita a Chile, Yngwie aprovechó de hablar con diversos medios nacionales especializados a través de una conferencia de prensa, donde reveló su persona, además de hablar de música y de su mejor amiga, la guitarra.

Yngwie Malmsteen

SU PERSONALIDAD

Yngwie en la conferencia, da a conocer su personalidad la cual, dice, le ha asegurado siempre fortaleza, equilibrio mental y paz interior, a pesar de los choques y diferencias que ha tenido con las personas. El maestro dice ser una persona fuerte y estable, con lo que le es posible mantener todo bajo control. No se siente ofendido ni dañado cuando se habla mal de él porque se juzga a sí mismo por lo que ha logrado más que por opiniones externas.

Le importa enlo más mínimo lo que digan, nada es capaz de pararlo, ni siquiera el grave accidente automovilístico que sufrió hace 14 años, cuando estuvo cara a cara con la muerte y tuvo que someterse a un duro plan de rehabilitación para volver a tocar.

Yngwie MalmsteenAdemás, tiene a su lado a su mujer y Miami, lugar que lo considera un paraíso, le da una reconfortante paz interior. De los 19 años en que Yngwie ha vivido en Los Estados Unidos, 13 los ha pasado en Miami Beach, Florida. Declara estar enamorado de la ciudad y que no podría vivir en otro lugar, aunque no exista allí una escena metalera sólida. Esta fuerte personalidad redunda en su música y forma de componer.

Como todos los compositores clásicos, Malmsteen escribe absolutamente todo lo que se escucha en sus canciones. Desde la guitarra y el bajo hasta cada golpe de la batería y la melodía de la voz, todo es extraído de su cabeza. En consecuencia, los músicos que lo acompañan están limitados a tocar sólo lo que Yngwie les dice, no tienen la libertad de improvisar en ningún momento, por muy buenos que sean. Esa es la razón por la cual los músicos se aburren y terminan dejando la banda, para que luego, lo reemplace otro, se aburra y se vaya también.

El mismo Yngwie señala: “Rising Force es Yngwie Malmsteen e Yngwie Malmsteen es Rising Force (…). Ellos (los miembros de la banda) tocan sólo lo que yo les digo, no lo que ellos quieren y si no les gusta, bueno, hay que hacer cambios (…). Esta es una banda de una sola persona: yo.”

SU MÚSICA Y LA GUITARRA, SU ARTE Y LA ESPADA

En la conversación, Yngwie también habla de sus discos y de su relación, si se puede decir así, con la guitarra. Piensa que su más reciente trabajo, War To End All Wars, es lo mejor que ha hecho en su carrera. Crucify, Miracle Of Life, Masquerade, son los temas de más alta calidad que ha escrito y, que en vivo, suenan mucho mejor.

Yngwie MalmsteenCon respecto a sus trabajos anteriores: “Todo álbum que he hecho es el mejor que pude hacer en ese momento. Mirando hacia atrás, yo sé que ahora puedo hacerlos mejor aún. Es verdad que hay unos que me gustan más que otros, pero eso no significa que sean malos. En todo caso, nunca escucho mi propia música”.

Debido al virtuosismo del maestro en la guitarra, tema inevitable fue también cómo logra alcanzar tal nivel de ejecución. Hay que considerar que Malmsteen nunca tomó lecciones de guitarra y nunca tampoco practicó ejercicios de velocidad y cosas por el estilo. Para lograr el nivel que todos conocen “cada día, tomo la guitarra como si nunca hubiera tocado antes, como si fuera la primera vez. De esa manera, por lo que escucho salir de mis dedos, logro impresionarme y mantengo la pasión por tocar siempre. Logro que la llama nunca muera. Hasta hoy mismo me sigo impresionando”. Sólo así, recalca, sin perder el asombro ni las ganas, además de perseverar, se logran hacer bien las cosas y alcanzar los propósitos.

Respecto a las innovaciones que han revolucionado la forma de tocar la guitarra, como el Scalopped Fretboard (cuello de la guitarra con trastes huecos), dice Malmsteen que lo inventó cuando tenía 13 años de edad, cuando trabajaba en el taller de un luthier en su natal Suecia. Sin embargo, no se había percatado que su “invento”, hacia ya tiempo que su ídolo, Ritchie Blackmore, lo había aplicado a su guitarra.

El joven Yngwie era capaz de tocar todos los solos de Blackmore, pero no tenía ni la menor idea que utilizaba dicho mecanismo. Malmsteen aclara que se había inspirado en músicos clásicos para crear el Scalopped Fretboard, no en Blackmore, para que no se piense que la idea fue robada al guitarrista de Deep Purple y Rainbow.

Yngwie Malmsteen

¿POWER METAL? ¿QUÉ ES ESO?

Esa es la primera reacción de Yngwie al ser preguntado sobre si pensaba que el heavy y power metal sinfónico eran su más directo legado musical, (esto confirma que en Estados Unidos la saturación del “aggro” ha bajado demasiado la cobertura del metal, lo que queda claro cuando Yngwie espontáneamente habla en su respuesta sobre bandas como Limp Biskit, Green Day y otras que, a su juicio, no aportan nada a la música y son según sus propias palabras “bad, very bad”), pero inmediatamente responde: “Si hay conjuntos que tratan de hacer algo melódico, está bueno, pero tienen la obligación de encontrar un sonido propio y, en lo posible, no copiar a nadie”.

Yngwie reconoce que nunca ha escuchado a Axel Rudi Pell, que sólo ha escuchado dos temas de Rhapsody (y los encontró bastante bien) y que, a pesar de ser muy amigo del ex Helloween Roland Grapow, no conoce en profundidad el power metal. “¡Sigan adelante chicos!” es el saludo que manda a toda una generación de músicos que lo idolatra, pero que el dios ignora casi por completo.

Yngwie MalmsteenSu mensaje es un llamado a rescatar la melodía en la música. Parece ser entonces, que los comentarios, buenos o malos, lo tienen sin cuidado. Se concentra sólo en lo que hace, tocar la guitarra. Y como lo hace mejor que nadie, su ego y arrogancia encuentran la perfecta excusa para crecer dentro de él. Ésta ha sido la principal razón, más que la música, por la cual Yngwie Malmsteen se ha ganado tantos detractores. Sin embargo, el maestro es considerado un genio de la guitarra, un genio incomprendido por su carácter prepotente. Cierta vez, el joven Beethoven, con arrogancia, le dijo a un noble de la Corte de Viena: “Podrán haber muchos nobles como usted señor, pero nunca dos Beethoven”. Exactamente lo mismo Malmsteen podría decirle a sus contrarios…

14 comentarios
  1. chumy♫ Dice:

    Sin duda, J.Satriani, S.Vai, P.Gilbert son los mejores si de conocimiento, versatilidad y tecnica se trata. Al escucharlos me estremecen. Tocan cada nota de mi ser en sus composiciones como si supieran donde estan mis emociones escondidas. Pero Malmsteen es la espontaneidad salvaje que no necesita concentración al escucharlo. Es la libertad del Heavymetal, de un riff apasionado seguido de un doble bombo y una voz desgarradora afilada con un buen y apoteosico solo de guitarra.
    Eso chicos es para mi Yngwie Malmsteen y me rindo a sus pies por lo que me ha entregado y eculpido tatuando mi corazon de Metalero.

  2. Chucao Dice:

    Recuerdo claramente cuando leí esta entrevista a penas fue publicada. En ese entonces me la creí toda, era fanático del guatón, y además era un joven de 15 años que poco y nada sabía de música. Ahora que han pasado 10 años y he podido estudiar este bello arte, además de otras cosas, veo mucha idolatría y genuflexión por parte de la redacción.

    Efectivamente como muy bien dijo chumy, yngwie le aportó el lado pasional al virtuosismo, cosa que uno extraña en vai, gilbert o satriani. Pero si nos vamos a la composición, luego del trilogy´no ha hecho mucho más, se ha echado en los laureles, y sólo ha aumentado su ego no sé de qué, si se las quiere venir a dar de compositor docto ¿dónde están Lachenmann, Boulez, Cage, Stockhausen? no po, es más papaya y vendible quedarse con la floritura barroca (lo más superficial del barroco) y seguir a Blackmore.

    Se las mandó en su tiempo, se le agradece mucho el aporte especialmente en sus primeros discazos, pero luego, él mismo se encargó de desmerecer el título de «genio» o «maestro».

    • Chronologo Dice:

      Dijiste todo lo que podia decir XD, me alegra leer que nunca habia escuchado a Axel Rudi Pell, y espero que en estos 10 años no haya tenido la mala suerte de escuchar a semejante bosta de guitarrista si hay un wn mas sobrevalorado ese es Axel.

    • tomas Dice:

      creo que a yngwie le falta algo. amo su musica pero en lo que dices tienes razon. solo hace lo basico del barroco con las mismas escalas o copiando a bach.

  3. javy metal Dice:

    grande maestro!! creo que yngwie malmsteen es un verdadero ejemplo a seguir para miles de xikos k kisieran tokr como el k es un tipo de origen humilde k jamas fue a un conservatorio o algo así. Simplemente talento innato. es el mejor en lo k hace!!!!

  4. David García Dice:

    Creo que eso de que después de trilogy no ha hecho nada bueno es falso. ¿Donde dejas al excelente disco Seventh sing? o ¿a la obra maestra concert suite?. Y en ésta decada al excelente disco relentless? Es verda que Yngwie se repite mucho en la estructura de sus solos pues improvisa igual y eso aburre despues de un rato. Pero sigue haciendo excelente música, en general de buen gusto, buena calidad, buen metal, buen hard rock. Es verda que hay bandas que retomando su estilo hacen cosas mucho más complejas y más interesantes desde ciento punto de vista (por ejmplo Symphony X o Rhapsody). Pero Yngwie es la versión prístina original, es un viejo lobo de mar que suena tanto al viejo hard rock estilo blackmore, como a la rapidez de iron Maiden. Hay muy buenos deportivos modernos, pero el gusto por un ferrari de los 70s nunca se acabará. Después de casi 30 años en la ecena musical ¿qué mas le puedes pedir?. Mientra siga haciendo buena música neoclásica yo me doy por bien servido con este clásico de la guitarra. Si te cansa dejalo de escuchar un rato, te apuesto que lo vuelves a poner después de dos semanas y te vuelve a enganchar. Eso me pasa con Yngwie por eso nunca lo dejo de escuchar a intervalos.

Los comentarios están desactivados.