Twisted Tower Dire, banda formada en Estados Unidos hace ya más de 10 años, regresa luego de un largo silencio de 4 años desde su anterior placa titulada Crest Of The Martyrs. Para quienes resulten desconocidos, basta decir que se trata de un grupo de gringos que gusta del heavy metal más tradicional, lo cual demuestran en cada uno de sus lanzamientos, siendo Netherworlds el cuarto larga duración en su historia, aparte de una buena cantidad de demos y split que han lanzado.

Si bien es cierto Twisted Tower Dire se caracteriza por hacer un Heavy Metal de raíces ochenteras, tradicionalista y de buena factura, en Netherworlds muestran una faceta un tanto más «powermetal», con temas más trabajados en la parte melódica y dejando un poco de lado la pureza que los caracterizaba, pero ojo, que no se malentienda y esto va para quienes conocen los trabajos de la banda… no es que ahora hagan powermetal de corte Sonata Arctica ni mucho menos; la dirección musical de la banda no ha cambiado, la fuerza sigue presente, es solo que estructuralmente los temas han sido levemente adaptados a un estilo más contemporáneo, han tomado lo que siempre han hecho y le han aplicado un barniz de sonido europeo. Talvés se cansaron de estar a la sombra y piensan que con un «sonido más moderno» lograrán la atención de más adeptos… quien sabe.

La placa consta de 9 temas, no hay intros ni interludios, solo Heavy/Power Metal, tampoco hay temas lentos, todos van de medianamente rápidos hacia arriba, lo que transforma a Netherworlds en una placa sumamente fácil de digerir. Alguno podría pensar que la falta de matices en la velocidad de los temas perjudica el resultado final transformándolo en un disco monótono y repetitivo, pero no es así, la cantidad de melodías y buenos riffs que nos entregan Scott Waldrop y Dave Boyd, impiden que la monotonía llegue hasta nuestros oídos.

Los puntos altos del disco están dados por temas como la inicial Starshine, un tema rápido en donde de inmediato se percibe que la escencia de la banda se mantiene prácticamente intacta, pero en donde también es posible darse cuenta de aquella pincelada de power metal europeo con la cual han remozado un poco su propuesta… un leve aire «ala Primal Fear» no le hace para nada mal a una banda como esta. Otra a destacar es Dire Wolf, de similares características a la anterior, pero a la cual agregan algunos buenos quiebres que la hacen un poco más interesante y dinámica. Otros temas dignos de mencionar son Casuality Of Cruel Times, que trae consigo un par de riffs muy densos y, Tales Of Submission, hasta el momento el tema que más me ha gustado del disco, que posee agradables y muy buenas melodías vocales y que además destaca por mostrar una faceta distinta en la voz de Aune… ¿y porque digo esto último?, veamos.

La voz del desconocido nuevo vocalista, Johnny Aune, es correcta, de tono alto y muy ad-hoc para una banda de las características de Twisted Tower Dire, sin embargo resulta ser demasiado pareja, muy pocos matices son los que muestra a lo largo de los temas, dejando a un lado los agudos gritos a los cuales es capaz de llegar, pero que no convencen del todo debido a lo regular y parejo de su tono de voz.

Si bien esta nueva entrega de Twisted Tower Dire es una buena continuación de lo que fue su Crest Of The Martyrs, queda un tanto al debe a la hora de compararlo con anteriores trabajos, los cuales, aún cuando se mantenian fieles a un sonido ochentero y que de originales tenían bien poco, lograban sorprender por la calidad de las composiciones y el feeling impreso en cada una de las canciones. Seguramente es una cuestión personal, pero definitivamente esperaba algo más de Netherworlds.

En todo caso, lo que sí puedo asegurar es que esta nueva placa de Twisted Tower Dire cumple con lo que se espera del nuevo disco de una banda que siempre ha pregonado un heavy metal directo, sin adornos ni arreglos pretenciosos, solo música que pueda ser tocada de igual forma en vivo y en directo, lo que en tiempos en los cuales se confunde el heavy metal con la idea de bandas sonoras de películas épicas, se agradece… es bueno saber que aún quedan tipos que ven el heavy metal de forma tan literal… «metal pesado»… cosa que a algunos grandes próceres del género parece habérseles olvidado.

1 comentario
  1. OliverMonterrosa Dice:

    buenos discos se sacan los TTD, aún no escucho este que revisan, pero el ultimo Make it Dark está muy bueno, junto con el primer disco

Los comentarios están desactivados.