Coincidiendo con la despedida de SLAYER anoche en Viña del Mar, Tom Araya se llenó de homenajes este día miércoles en su ciudad natal.

Araya, junto a su esposa Sandra y su hijo Tom, llegaron a eso del mediodía hasta la Cámara de Diputados, donde fue condecorado por su aporte a la música y su vínculo inseparable con Chile.

Posterior a eso, Everton de Viña del Mar también recibió al líder de SLAYER para ser homenajeado como «Embajador Oro y Cielo», haciendo honor a los colores del club que representa el club de la Ciudad Jardín.

Así, Tom Araya se despidió definitivamente de Chile tras 2 intensos shows en el Santiago Gets louder el día domingo y en el Sporting Club de Viña del Mar el martes.