El guitarrista finlandés Timo Tolkki, líder de Stratovarius, ha decidido aprovechar el tiempo en el cual su banda se encuentra en receso, y concretar un viejo anhelo: grabar un disco solista, muy personal, muy «honesto», alejado de las limitaciones que en teoría el metal impone. Es necesario recordar que hace algunos años, más precisamente en 1997, Tolkki grabó «Classical Variations and Themes», disco solista (bastante débil) que cuenta, como el título bien lo señala, con variaciones (no muy pronunciadas, por lo demás) de melodías conocidas, como por ejemplo del Concierto de Aranjuez del compositor español Joaquín Rodrigo y de la conocida «Greensleeves», así como con temas propios que por momentos recuerdan al Stratovarius antiguo, aunque sin brillo.

Pero «Hymn To Life», su segundo trabajo como solista, es algo total y absolutamente diferente. No es para nada un disco de Metal. Según el propio Tolkki, quien en este trabajo canta, toca la guitarra, el bajo e incluso los teclados, «necesitaba hacer este disco, escribir estas canciones tan personales». Y es de alguna manera comprensible, pues después de mucho tiempo al ritmo de «un disco por año» con Stratovarius, siendo el mismo Tolkki el principal y casi único compositor, se provoca un notorio agotamiento compositivo, que incluso en el mismo Stratovarius puede apreciarse (tanto «Destiny» como «Infinite» distan de la brillantez de la época de «Episode» o «Visions»). Por todo ello, Tolkki consideró como una «necesidad del alma» el grabar este disco, que, reitero, no es para nada de metal, que líricamente es muy demostrativo de los pensamientos y sentimientos de Tolkki, pero que musicalmente deja bastante que desear, no sólo por el hecho de que no sea de Metal, sino porque aun con una mente muy abierta, no se aprecia un gran nivel compositivo ni de ejecución por parte de Tolkki y su «banda».

El «Intro» (así titulado), que mezcla el canto de pajaritos con un grito a lo Tom Araya (de Slayer), nos lleva a «Key To The Universe», un lento y muy bonito tema, que cuenta con la inigualable voz de Michael Kiske (en un grandioso nivel, como siempre), y que llega a ser de lo más emotivo y rescatable del disco, a pesar de la ingenuidad de sus letras. El disco continúa con «Now I Understand», que narra las sensaciones de Tolkki después de ir a un sicoterapeuta, y que puede resultar interesante y entretenido, a pesar de la débil vocalización de Tolkki. El siguiente tema es «Divine», que si bien cae en cierta monotonía posee ciertos matices interesantes, especialmente en la parte final, con un sonido un poco más pesado e intenso respecto al resto del disco. El disco prosigue con «Little Boy – I Miss You», tema que líricamente es muy bonito, siendo una especie de carta que Tolkki se escribe a sí mismo a la edad de 10 años, comparando sus sensaciones a esa edad con lo que es ahora … pero musicalmente es un tema lento bastante insípido, y que a la larga aburre. Luego viene «I Believe», tema con pinceladas rockeras, un poco más entretenido y «alegre» que el tema anterior, bastante soft y a la larga digerible. El disco continúa con «Are You The One», que cuenta con la maravillosa voz de Sharon Den Adel, vocalista de Within Temptation (a quien además podemos ver en «Farewell», de Avantasia), lo cual le da emoción y belleza a un tema que sin su presencia habría resultado aburridísimo.

El disco prosigue con «Father», tema que Tolkki dedica a su padre (quien se suicidó cuando Tolkki tenía sólo 13 años), y que da cuenta de una serie de emociones encontradas, cayendo incluso en cierto rencor («you killed my innocence!»). Musicalmente, el tema es bastante extraño, con Tolkki cantando en gran parte del tema como Tom Araya en el «Undisputed Attitude» de Slayer, para luego pasar a un momento bonito y sentido … cabe señalar que este tema cae en una notable monotonía después de escucharlo por primera vez (en la cual llama poderosamente la atención). El siguiente tema es «Fresh Blue Water», tema que, al igual que su título, es bastante refrescante, aunque cae un poco en la onda de Oasis o bandas por el estilo, aunque no aburre tanto como algunos de los temas anteriores. El disco continúa con «Dear God», uno de los buenos temas del disco, que a pesar de ser lento y no contar con una vocalización de calidad por parte de Tolkki, es melódicamente agradable, y por momentos posee algo de fuerza, de la cual carece casi todo el disco. Ya acercándonos al final nos encontramos con «It’s Xmas Morning», un tema bastante aburrido, con muy poco de rescatable y con una melodía muy pobre … en todo caso, pasada la mitad del tema se encuentran pequeños momentos agradables, los cuales no alcanzan a salvar este soporífero tema. Si en un disco de metal encontráramos el título del siguiente y último tema, «Hymn To Life», seguramente pensaríamos que es un tema Power, con matices, extenso y «victorioso» … pero hay que recordar que se trata del disco solista de Timo Tolkki, y por ello, en vez de encontrar todo lo anteriormente mencionado, nos encontramos con un tema lento, aburrido como pocos, y que más encima dura poco menos de 12 minutos, de los cuales al menos 3 o 4 no consisten en otra cosa que un señor dándonos un discurso de cómo debemos afrontar la vida, parecido al intro de Winston Churchill en «Live After Death» de Iron Maiden, pero en algo así como una «extended and boring version».

En resumen, es un disco absolutamente prescindible. Quizás ni los más fanáticos de Stratovarius puedan entenderlo, pues se trata de algo total y absolutamente alejado del tipo de música con la cual Stratovarius nos ha deleitado durante más de 12 años de carrera. Sin embargo, existen ciertas cosas rescatables, como la eternamente fantástica voz de Michael Kiske, la preciosa voz de Sharon Den Adel, y la emotividad de las letras de algunas canciones. Pero siendo objetivos y medianamente exigentes, este disco está lejos, muy lejos, de marcar algún tipo de hito en la historia del rock.

5 comentarios
  1. shadowskeeper Dice:

    No soy ultra fanatico de stratovarius y menos de tolkki pero este disco me gusto bastante, principalmente porque uno logra introducirse en la mente de tolki y conocer esos dramas los cuales inspiran la personalidad de tolkki como lo fueron el suicidio de su padre y una niñes al parecer no muy feliz, el disco es muy emotivo y eso es lo que intenta transmitir, no por el hecho de que sea lento es malo, compositivamente no tiene mucho quizas son mas las lineas vocales y matizes (dentro de la escaza calidad vocal de tolkki)lo que transmite esa melancolia y rencor, personalmente el tema father me erisa los pelos, y creo que esa es la idea del album.
    No es un albun power, simplemente tolkki intenta transmitir varios sentimientos y porque no tambien enfrentarlos a traves de la musica.

    Como nota aparte, el discurso del tema final es del gran Charles Chaplin de la perlicula The Great Dictator.

  2. Vampileo Dice:

    No comparto para nada, lo de insípido, que sin brillo, ingenuidad en las letras,y otras cosas, lo siento, parece que no sabes nada de música y su sensibilidad este disco es un discaso y nadie lo puede negar. Se mas objetivo para la próxima. Suerte.

  3. Esquia777 Dice:

    pues yo tampoco comparto tu opinion en esta reseña, este es un disco de 6/10 es solo escuchar el 2do y ultimo tema para darle 5, y lo demas es como en todas las bandas… RELLENO.

  4. Ciruelo Cabral Dice:

    Una crítica mal realizada por un mal crítico y redactor. Antes de comenzar a escribir sobre algo, hay que documentarse. Sin llegar a ser un discazo para la historia, es una selección de emociones y sentimientos personales de Tolkki, de su vida, infancia y de su particular infierno. Yo, ni lo veo tan cercano a Stratovarius ni tan lejos… simplemente veo unos temas que no encajarían en la banda pero que tienen el sello personal del compositor absoluto de los Strato.
    Decir que el discurso lo da un señor…. es de risa. Está tomado de la película El Gran Dictador, interpretada por Charles Chaplin en el papel de Hitler….

    En definitiva, quiero decir, que, la música es cultura, conocimiento y, desgraciadamente para esta «review» no has demostrado ninguna. Poco inteligente por tu parte. No tiene por que gustarte a la fuerza pero, apostaría a que esto lo has hecho a la carrera, sin ganas, sin motivación y sobretodo, sin criterio.

  5. Bils y Pap Dice:

    A nadie le importa el review ya que el disco es fome y forzado, irrelevante e inconsecuente con todo lo que predica el gran genio estrella importante maestro espiritual dios universal inigualable que es TT.

Los comentarios están desactivados.