Siempre será un agrado escuchar al gran Ripper, y si es en vivo, ¡doble agrado! No importaba la cercanía de la pasada presentación de Hail! (apenas ocho meses, como recordarán), ni un potencial segundo capítulo de aquél “infierno en el Rock y Guitarras”, ni tampoco el hecho de que Play my Game estuviese aún demasiado fresco, los que saben lo que canta Tim Owens en vivo no se iban a perder este evento por nada. Es cierto: siempre se puede ver un DVD como el Live in London de Judas Priest, donde se puede apreciar como canta el sujeto en cuestión, pero verlo en vivo es otra cosa, toda una experiencia. ¡Mal por quienes se lo perdieron! A continuación resumimos qué tal estuvo la velada.

ripper_07

El Metal comenzó a eso de las 20:35, un poquito más quizás, con la presentación de los nacionales Sangre de Acero. No había tenido oportunidad de oír material de ellos anteriormente, ni mucho menos de verles en vivo, pero déjenme decirles algo: fue una gratísima sorpresa. Tocaron alrededor de diez canciones, todas perfectamente ejecutadas y muy entretenidas, algo de lo que no todas las bandas pueden jactarse hoy en día.

ripper_06Para quienes no conozcan su propuesta serviría decir que es un Heavy Metal bien directo, sin muchos adornos y cosas innecesarias: directo al hueso, como diría un chileno bien nacido. Temas como Hasta el final y Dolor interno fueron la fórmula correcta para empezar a calentar las cosas. Por cierto, un detalle: su vocalista es mujer. Se suele decir (y es algo que yo también sostengo) que muchas veces las suaves voces femeninas no pegan muy bien con el poderoso sonido del Metal (por eso siempre complementan con voces masculinas guturales), pero qué manera de pulverizar lo lógica la de esta chica. Karina Contreras es su nombre, y cuanta con una voz muy, muy potente que colmó todo el recinto. Y no sólo potente, sino que también demostraba un técnica impecable en su uso. Durante los primeros temas no tuvieron el mejor sonido, pero se fue componiendo a medida que estos se sucedían y terminaron sonando bastante bien, lo que permitió apreciar la calidad de los músicos y la voz de Karina (quien por cierto lucía muy guapa).

Al finalizar su presentación, a eso de las 21:15, había en el pequeño recinto unas cien o ciento cincuenta personas, que aplaudieron con entusiasmo los cuarenta minutos de sólida presentación de Sangre de Acero.

Apenas diez minutos después hizo su aparición Inquisición, a saber, una de las bandas consideradas como legendarias en el Metal nacional. Vistiendo su indumentaria a la usanza de los monjes de aquella oscura época (aunque Felipe parecía más bien un duende, o algo así, ja ja) volaron algunas cabezas cercanas al escenario con la poderosa Arde el volcán, uno de sus temas más clásicos y reconocidos. La voz de Paulo impecable, como siempre, pues es dueño de una gran técnica. Lo mismo que el trabajo del Sr. Leyton en el bajo, muy limpio y sólido; sobre lo hecho por Charlie y Manolo haremos un comentario un poco más adelante, ya verán por qué.

ripper_13

Tocaron sus temas más clásicos como Innocent sinner, Mayday’s eve, Up the Metal Hammer, Dragonslayer y Opus Dei, temas que son éxito seguro en cualquier escenario en el que se planten. Ya hacia el final de su presentación el número de asistentes era más que aceptable, unos 200 quizás, y la mayoría coreaba gran parte de las canciones. El sonido a esa altura ya era el óptimo, por lo que la banda sonó realmente bien.

Inquisición es ya una banda consagrada a nivel nacional, una que ya tiene un buen número de fans y que no va tanto a darse a conocer, sino que simplemente a hacer su show. No hay mucho más que agregar: gran banda, gran sonido, gran presentación. Al rededor de cuarenta minutos notables para los nacionales.

ripper_11

Por fin el tan esperado momento: ¡Tim “Ripper” Owens en vivo! En ese momento el recinto estaba casi lleno. Unas trescientas  personas se agolpaban en las cercanías del escenario para poder estar lo más cerca posible del Ripper. Ya con lo de Inquisición el ánimo estaba bien en alto, así que Ripper sólo tenía que salir a hacer lo suyo. Y todo comenzó casi sin previo aviso con los acordes de Electric Eye, uno de los grandes temones de Judas Priest. Fue interesante notar como desde el comienzo, cuando Ripper ni siquiera había comenzado a cantar, el descontrol era total. Entre aplausos y gritos finalizó el primer gran hit que regaló Owens. Apenas segundos más tardes Tim preguntaba “What’s my name?!” A lo que el público responde a coro “Ripper!” Y bueno, The Ripper fue lo que se ganaron de vuelta. Un brevísimo alto para volver con Burn in Hell, otro gran clásico de Judas, y que manera de cantar.

ripper_32Algo de agua para que la garganta no se le incendiara y de inmediato Ripper pasó a promocionar su disco en solitario. Es así como presentó Believe, uno de los mejores cortes de Play my Game. Los pocos que nos sabíamos el estribillo la cantamos como corresponde. Owens es un tipo inteligente, que siempre sabe como se viene la mano. Los años de circo con Judas Priest, Iced Earth y tantas otras, le dan a Owens conocimiento de como funciona el negocio. Digo todo esto porque a sabiendas de que su disco es nuevo y no mucha gente lo conoce realmente bien, se limita a cantar tres canciones de él y nada más. Como pensando “Ok, no es mi intención venir a dar la lata, así que mejor hago volar el lugar con clásicos que esta gente conozca”. De igual manera, sabe que no llenaría un teatro de cinco mil personas, por lo tanto opta por recintos pequeños que sabe se llenarán.

Lo que siguió fue uno de los mejores momentos de la noche. Probablemente la que es la más grande canción de Judas Priest se hizo presente: Painkiller. Y ahora es momento de hacer una mención para los músicos que acompañaron a Ripper. Cuando dijimos que los músicos de Inquisición se lucieron durante su presentación, dejamos para después lo hecho por su baterista, Charlie Hernández, y su líder y guitarrista, Manolo Schafler, porque ellos se repitieron el plato, siendo nada más y nada menos que los elegidos por Ripper para acompañarlo en su presentación en Chile. Los otros dos afortunados fueron Iván Montoya, guitarra de Kontra, y Cristian Maturana, bajista de Killterry. Pero ojo: más que suerte fue un reconocimiento a su talento. Por decir algo: yo sabía que Schafler toca muy bien la guitarra, pero verle tocar todos esas grandes canciones a la perfección me dejó simplemente asombrado, y lo mismo con el resto de los músicos. Es así como Painkiller salió tan bien ejecutada que los mismos Priest hubieran quedado boquiabiertos. Ni hablar del caudal vocal de Ripper y la forma en que el público coreó el tema, de locos. Qué grandes todos.

ripper_25

¿Qué más se podía venir? Con lo anterior uno ya se daba por pagado, pero quedaba mucho más. Y Tim no se iba a andar con pequeñeces, claro que no, así que invocó unos de los clásicos más grandes de todo el Rock, ni más menos que Highway Star de “uno tales” Deep Purple. Para hacerlas de Jon Lord estaba el notable Nicolás Quinteros (Delta), que no destiñó e interpretó muy bien las partes de teclado (aunque al principio no se escuchaba muy bien, pero mejoró rápidamente). No estaría de más repetir: ¡qué gran nivel el de estos músicos chilenos! Gran momento.

ripper_16Luego algo de Beyond Fear, la banda de Ripper. And… You will die debe ser, según yo al menos, uno de los temas más conocidos de aquél proyecto, así que su inclusión era esperable. Sonó muy poderosa y el público la agradeció con aplausos. Luego de otra pequeña pausa para tomar algo de cerveza, hizo mención de Yngwie Malmsteen, todo para presentar una de las mejores canciones compuestas por aquél enorme artista: Rising Force. Fue notable. El público, un poco para mi sorpresa, cantó de principio a fin el tema.

Otro guiño a su último disco, el cual por cierto se estaba vendiendo a la salida del local por una módica suma (otra muestra de que Ripper es muy inteligente y atinado). Se trató del tema que abre el álbum, Starting Over, que tiene uno de los coros más gancheros del mismo. No fueron pocos los que corearon al menos la parte de “My life won’t be the same…” y Ripper se mostró muy contento al saber que su disco sí se escucha y gusta. Gran canción por cierto, y en vivo sonó increíble.

Lo siguiente fue un combo de temas que demuestra algo interesante de Owens. El tipo no se va por lo obvio, si no que se las arregla para sorprender, en la medida de lo posible. Green Manalishi es un gran tema de los Priest, claro que sí, pero no es uno de sus himnos tipo Metal Gods o Painkiller. Aún así, Ripper lo escoge como parte del setlist seguro de que al público le encantará, ¡y no se equivoca! Una grata sorpresa que la gente agradeció, igual que con el siguiente tema. Si vas a tocar un tema de Iron Maiden, probablemente te inclines por los clásicos más grande como Run to the Hills o The Number of the Beast, pero no si eres Ripper. Ripper prefiere dar un golpe a la cátedra y regalar Flight of Icarus, uno de los temas favoritos de los fanáticos, pero que no se esperaba, y por eso fue tan bien recibido.

De vuelta a Play my Game con el tema It is Me. Cuando comenzaron los acordes pensé: qué genial hubiera sido poder ver a Carlitos Cavazo o a Rudy Sarzo (dicho sea de paso, si aún no han mirado la lista de nombres que participó en la grabación de Play my Game, les aconsejo lo hagan) acompañando a Tim, pero luego reflexioné y dije: no, si los que están sobre el escenario son igual de capaces. Nuevamente sorprendido por lo que tocan esos músicos, unos ‘mostros’.

ripper_33

Luego se vino una impresionante sucesión de clásicos: primero Grinder, uno de esos infaltables si hablamos de Judas Priest. Casi se le vuela al techo al Rock & Guitarras cuando esos tres centenares de personas gritaron “grindeeer”. Pausita para refrescarse y aprovechar de introducir el siguiente tema. Con una cerveza en mano Ripper señaló que a él le encanta la cerveza helada, pero que otros prefieren el Gin helado. Debo confesar que pensé “me está…”, pero efectivamente: se trataba de Cold Gin, de los inmortales KISS. ¡Qué gran momento!

ripper_26Se acercaba el final, y lo reservado para ese momento no podía ser sino enorme. Black Sabbath se hacía presente con Symptom of the Universe, que fue cantada por casi todos los asistentes. La interpretación de Ripper fue genial en esta canción, bueno, como durante toda la noche para ser justos. Al finalizar una despedida que el publicó intuyó no podía significar el final; tenía que haber algo más. Luego de un breve abandono del escenario se vino el verdadero cierre, que no podía ser con temas de una banda que no fuera Judas Priest. Pero la pregunta era ¿qué temas? “Is there any law-breaker here?” preguntó Ripper con un tono alto que rivalizó con el “Yeaaah” que encontró como respuesta del respetable. Acto seguido inició Breaking the Law, clásico de clásicos. Ya se imaginarán como cada uno de los que asistieron esa noche cantó esa canción. Verdaderos enajenados.

Creo que cualquiera de los temas antes interpretados hubiese constituido un digno final de concierto, pero la elegida no fue otra más que Living After Midnight, probablemente uno de los temas más fiesteros de Judas Priest, digno del momento que se vivía, porque todo a esa altura de la noche era puro jolgorio. Una cerveza en una mano, dedo meñique e índice en alto con la otra y “Living after midnigh, rocking to the dawn” en la garganta, nada mejor para finalizar un gran concierto.

Fue una noche redonda para el gran Tim “Ripper” Owens. Junto a músicos de nivel mundial interpretó grandes clásicos de bandas legendarias, además de algunas canciones de su autoría. La gente quedó muy, muy satisfecha. Pues no sólo pudieron apreciar al dueño de una de las voces más poderosas del Metal, sino que también a un tipo muy afable y simpático sobre el escenario, que interactuó (¡si hasta firmó un autógrafo cuando cantaba Green Manalishi!) con el público; y este le mostró su aprecio. Un gran concierto, para los fans que estuvieron allí, y para Ripper.

ripper_20

Setlist

01 – Electric Eye
02 – The Ripper
03 – Burn in Hell
04 – Believe
05 – Painkiller
06 – Highway Star
07 – And… you will die
08 – Rising Force
09 – Starting Over
10 – Green Manalishi
11 – Flight of Icarus
12 – It is me
13 – Grinder
14 – Cold Gin
15 – Symptom of the Universe

Encore

16 – Breaking the Law
17 – Living After Midnight

REVISA LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

14 comentarios
  1. Mauricio Dice:

    Todo bien, salvo el local, el rock y guitarras es una mierda, cero ventilación. No puedo creer que lo sigan usando para conciertos, malisimo…

  2. saxon Dice:

    puta la wea, por weas de plata no pude asistir :(, igual es joven asi que se que volvera (al parecer le agrada Chile), eso si, ojala que con Malmsteeeen! eos si eria la raja

  3. Javier Dice:

    muy buen reviews al leerlo me acorde de esa gran noche con el mejor del mundo, aunque falto algo, creo que uno de los mejores momentos, si ya habiamos escuchado, uno de los mejores, si no el mnejor, tema del JUGULATOR «BURN IN HELL», faltaba algo del DEMOLITION, y que mejor que «ONE ON ONE» y ese fue uno de los temas que todo el mundo canto.
    Perfecta noche y habria sido mucho mas perfecta si hubiesen tocado «save me»

  4. _hugox_ Dice:

    fue increible la dura, pero es verdad deberian ver otro lugar para estos tipos como ripper el rock y guitarras es un horno, 0 ventilacion, pero musicalmente todo increible, desde sangre de acero inquisicion y el gran ripper
    la raja

    one on one y Symptom of the Universe lo q mas vacile, increible

  5. _hugox_ Dice:

    y es idea mia o ripper reconocio a un amigo del facebook entre todo el publico? eso me parecion en una parte, pero en fin xD
    esa es mi duda xD

  6. Chucao Dice:

    buhh no pude ir

    se ve que estuvo notable, Ripper es un gran músico, y a la vez sencillo, estoy muy seguro que no sólo trató a nuestros músicos nacionales de igual a igual, de seguro también los felicitó y admiró honestamente. Debe haber sido emocionante.

  7. Andy/Akundunz Dice:

    Sí!!! Wa ja jaja… se me olvidó incluir eso. Fue muy chistoso ese momento. xD

    One on one! Se me pasó ese pequeño gran detalle cabros. Es que puta, cant+o como 20 temas. xD

    Pero para complementar: fue uno de lso temas que más se cantó. Si es que cabe decir algo como eso, porque en realidad todos los teams eran hits, y por lo tanto se cantaron a todo purrrmón.

    Saludos. Y pido disculpas por los detalles omitidos. «Notero» en práctica. :P

  8. Javier Dice:

    no se preocupe, a kien no se le olvida un tema a todo nos pasa y en todo caso es mejor q se nos olvide un tema a cambiarle el nombre a un clasico de BLACK SABBATH (rockaxis)

    siga asi no mas muy bueno su review

  9. Nacho Dice:

    Cabros para mi Rob Halford es un dios en las voces, pero creo que la interpretación de Ripper Owens de
    A Touch Of Evil y Painkiller en vivo es insuperable.
    Lastima que Halford abandonó Judas Después del Pinkiller y volvió 15 años después a cantar esos temas ya cerca de los 60 años.
    Vean a Ripper en el DVD Live In London.

  10. Nacho Dice:

    puta me callo la boca. Acabo de encontrar un material de judas del painkiller tour 91′.
    live in middletown new york. Halford interpreta las canciones del album maravillosamente.
    como alguien dijo: Halford is god and Ripper is Jesus…

  11. Tupa Dice:

    La cagó esa noche quedé loko con todas las presentaciones, grande Sangre de Acero, Inquisición pfff ni hablar, como siempre impecable y potente, y Tim Ripper Owens, la cagó me paró los pelos desde que dió su primer alarido….!!
    Tuve la oportunidad de conocerlo y felicitarlo…
    gran noche junto a mis partners y una wena dosis de clavos oxidados con Jack Daniel´s…
    Inolvidable….!!
    y se de 1ª fuente que felicitó a Mnolo y a su banda de apoyo y les dijo que fueron la mejor banda de apoyo de toda la gira….!!

    GRANDE CESAR Y JEAN PIERRE QUE LO TRAJERONN

Los comentarios están desactivados.