tierrasanta14cl-01

Reconozco que tenía una aprensión con Tierra Santa. Estuve en su primer show en el Teatro La Cúpula y la verdad es que me apareció una banda fría, algo abúlica, sintiendo que vino a Santiago a “hacer la pega”.  De hecho, quedé más asombrado con lo que presentaron unos Alto Voltaje que comenzaban a hacerse un nombre en la escena nacional.

De ese recuerdo de abril del 2006 han pasado casi 10 años y en un escenario más grande, con más carrete, más discos y un nombre consolidado en la escena hispana, venían presentando su “Esencia”, disco recopilatorio del añ0 2014, siendo “Mi nombre será leyenda” su último trabajo en estudio.

tierrasanta14cl-23

Cuando llegamos poco antes de las 19:00, era muy poca la gente que se apostaba en la cancha del recinto de calle San Diego, a la espera de los nacionales Alto Voltaje. ¿La Razón? En todos los afiches y comunicados, además de en los tickets, aparecía como hora de inicio las 20:00. Ojalá que en los próximos shows se considere como hora de inicio la que da el vamos con la primera banda, que también es un aporte.

Y cómo no va a ser un aporte una agrupación como Alto Voltaje. Con más de 15 años de trayectoria, el quinteto liderado  por Víctor Escobar se plantó con desparpajo en uno de los más grandes escenarios nacionales y con una soltura que la entregan los años de circo. Son una banda exportable sobretodo en la escena hispanoamericana, con letras directas y con un mensaje claro, que va más allá de cantarle al rock and roll. Y en vivo son un mazo. Si bien sufrieron un tanto con el sonido y sobretodo con el rebote que provoca un recinto de esa magnitud con menos de 400 personas, lo entregaron, como siempre, todo en escenario. Es, sin dudarlo, uno de los mejores directos que entrega hoy Chile y es un orgullo de banda. Temas como “Adiós a las Fábricas”, “Agonía” y “Rock y Burdel”, se mezclaron con temas más nuevos como “Rocker” o “El Gran Peón”, en una excelente mezcla entre heavy metal con contenido y rock and roll más pachanguero. 35 minutos que se pasaron volando. Un acierto, como siempre lo son las bandas nacionales.

Setlist Alto Voltaje

1.- Intro
2.- Despierta
3.- Ruda y Sexy
4.- Adiós a la fábrica
5.- Agonía
6.- El Gran peón
7.- Rock y Burdel
8.- Rocker
9.- Alto Voltaje

tierrasanta14cl-26

Hubo algo que destacar de la producción. La puntualidad. La gente conversaba, otros seguían poblando la cancha (a esa altura ya se encontraba casi colmada, calculo que hubo unas 800 personas), otros esperaban ansiosos el arribo de los españoles. En esto estábamos, 19:55 aproximadamente, cuando se apagan las luces y ante la incredulidad de la gente y sin una intro que hiciera las veces de preludio, fueron ingresando uno a uno Ángel, Roberto, David, Juanan y Eduardo y con una sencilla fanfarria de la banda dieran el vamos a un show intenso, tanto para la banda como para la gente. “Séptima Estrella”, de su álbum del ’99, “Legendario” fue el punto de partida. Con la sencillez de su propuesta, es la música la que se siente cercana a la gente, incluso más que los propios músicos, que sin lugar a dudas estuvieron más encendidos que en su venida el 2006 en el Teatro La Cúpula. “Indomable” fue otra muestra de aquello. Tierra Santa es una banda súper accesible, con letras reconocibles, con coros grandiosos y muy “oreja”, que hizo que el público que llegase al Caupolicán fuera de lo más heterogéneo. Hombres mayores, jóvenes, incluso un niño que en los hombros de su padre y mucha mujer, hicieron de la audiencia una de las más diversas de las que tenga memoria.

Ángel, que es claramente el líder de la banda, el capo tutti  del cuento, se dirige a la gente (no lo hizo demasiado, hay que decirlo, como señalamos, hay que entender que habla la música más que los músicos) y les dice que esta es una canción del público, que ellos son los reyes… Todo indicaba que era “Sangre de Reyes” era la siguiente en caer. Está demás decir que éste es EL disco de los hispanos. Y ellos lo entienden así. Seis temas de este disco del 2001 fueron los que la banda tocó en el Caupolicán.

tierrasanta14cl-12

Pero no se quedaron sólo en sus discos más clásicos. Porque la cercanía de la música con la gente, tal como lo hemos dicho, hizo que incluso de los discos más nuevos (y que personalmente son los menos vistosos) los temas interpretados fueran incesantemente coreados. “Apocalipsis”, de su disco homónimo del 2004 y “Mi nombre será leyenda” del también homónimo del 2013, fueron recibidos con la misma euforia de sus primeras placas. Es que el sonido de los riojanos es de muy fácil digestión sin caer en lo desechable en lo absoluto. Es muy parecido a lo  que hace Iron Maiden en sus temas más melódicos, más gancheros. De hecho, hay muchas melodías de guitarra que son aprehendidas de Murray, Smith y Gers.

“El azote de dios” de su Indomable puso algo de pausa a la velada. “La leyenda del holandés errante” volvió a ponerle ritmo al asunto, que se vio refrendado por la gran “La sombra de la bestia”, de su disco del 2001. Hay algo que destacar por sobremanera de Tierra Santa. Los años no pasan por su interpretación y sobre todo por la performance de Ángel. A sabiendas de que su voz no tiene un registro tan rico en matices ni un timbre sobrecogedor, pero es un gran narrador de historias. Es un cuenta cuentos. Su voz es precisa para lo que Tierra Santa entrega, historias de magia, de leyenda, de mitos, de mundos sin tiempo.

tierrasanta14cl-04

Su veta más hard rockera vino de la mano de “Otelo” que fue el preludio para otra de las grandes de la jornada. “Juana de Arco”, nuevamente del “Sangre de Reyes” puso a cantar al millar de personas del Caupolicán. Uno de los mejores temas que retrata la historia de aquélla heroína que incluso mientras en llamas ardía mantuvo sus ideales… El “arderás en la hoguera” por parte de todo el público fue sobrecogedor.

Desde el ecuador del show fueron sucediéndose clásico tras clásico. Desde “Caminos de Fuego” hasta la majestuosa “David y el Gigante”, pasando por ese himno que es “Libre” y una “Pegaso” coreada por toda la multitud. Uno puede ver en escena una banda que, tal como lo señalamos anteriormente no son parafernalia ni show. Reina la sobriedad e incluso el ensimismamiento de un Roberto Gonzalo o el talento de un Eduardo Zamora que si uno se lo encuentra en la calle con “ropa de civil”, no pensaría que domina las seis cuerdas en una banda veterana española. Con un maletín pasa hasta por profesor de historia. Pero como dijimos ellos dejan a la gente disfrutar, traspasan su energía algo íntima y la transforman en euforia del respetable.

tierrasanta14cl-02

Con “Más allá de la vida” y sobretodo con “El amor de mi vida”, dedicada por Ángel a su hija bajan un poco las revoluciones. Quizás la balada del “Sangre de reyes”, en lo personal haya sido lo menos logrado de la noche, quizás porque ni en estudio ni en vivo Ángel logre esa complicidad que cuando se transforma en juglar de historias atemporales. Acá intenta cantar y exacerba lo limitado de su registro. Pero como todo, es apreciación personal.

Volvemos a la energía con una poderosa “Mejor morir en pie” y una maravillosa y bien lograda “La momia”. Si hay algo que se le debe reconocer a estos hispanos es que los temas suenan  tal cual uno los escucha en los discos. Incluso mejor.

La historia de “Nerón” fue la siguiente de estos cuenta cuentos modernos. Si bien podríamos decir que cantar sobre historias ya hechas es “fácil”, Tierra Santa lo hace de una manera magistral, como dijimos, pedagógica, acercando un poco de historia y de mitología a su público. La bella “Una juventud perdida”, con su preciosa y algo más íntima letra fue el preludio a una “Alas de fuego” recibida con pasión y que daba paso al fin de la primera parte del show.

tierrasanta14cl-16

Cualquier banda podría haber dicho adiós acá. Mal que mal habían sido 21 temas los que ya habían resonado en el recinto de calle San Diego. Pero Tierra Santa sabía que tenía una deuda con el público nacional. Es por eso que la comunión del “Bastión del Diablo” fue agradecida por la gente. El “donde están” sonó sobrecogedor. De verdad a veces uno opina con demasiada liviandad respecto a las bandas y los prejuicios hacen que uno no sea capaz de disfrutar el todo que compone una banda. Música, letra, entrega, disposición. En eso Tierra Santa aprobó con creces el pasado domingo.

Las clásicas “Legendario” y “La canción del pirata” fueron corolario para un show de redención, de gratitud. Es difícil ponerse en la piel de los cinco que están en escena (sobretodo tomando en cuenta que no todos vinieron en la gira del “Mejor morir en pie”), pero me da la impresión de que la banda sentía que debía pagar esa deuda, esa deuda de más de un show fallido y otro en que no se entregó todo. Porque como reza su último disco, en eso está la esencia de la banda, en contar historias, en llegar al público y en eso, Ángel y sus boys pagaron la deuda.

Un show que para sus fans fue… legendario.

Setlist Tierra Santa

01. Séptima estrella
02. Indomable
03. Sangre de reyes
04. Apocalipsis
05. Mi nombre será Leyenda
06. Azote de Dios
07. La leyenda del holandés errante
08. La sombra de la bestia
09. Otelo
10. Juana de Arco
11. Caminos de fuego
12. Libre
13. Pegaso
14. David y el gigante
15. Más allá de la vida
16. El amor de mi vida
17. Mejor morir en pie
18. La momia
19. Nerón
20. Una juventud perdida
21. Alas de fuego
Encore:
22. El bastón del diablo
23. Legendario
24. La canción del pirata

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

4 comentarios
  1. Francisco Dice:

    Fue muy malo el tema de la hora, viaje 4 horas pensando que alto voltaje partía a las 20:00, el resto genial disfrute mucho el concierto

  2. Andres Dice:

    Por lo de la hora me perdi septima estrella, iba todo relajado caminando asumiendo q nunca se empieza a la hora.
    pero hay que hacer mencion especial al encargado del sonido, conte por lo menos unas tres veces q se apago el microfono y unas (no se cual seria el nombre tecnico) subidas de audio en el bajo que se comian al resto de los instrumentos.
    pero estoy completamente agradecido que la gira no se pareciese en nada al ultimo disco. gran setlist, espero q no pase tanto tiempo para una proxima vez

  3. Omer Dice:

    Sencillamente espectacular. Buena performance de Alto Voltaje. Y para que decir… Tierra Santa se las mandó, tocando durante 2hrs gran parte de lo mejor de su repertorio. Como siempre, faltan temas, pero estuvieron la raja. Fueron las 16 lucas mejores gastadas.
    Me llamó la atención ver llegar a 2 no videntes, y que lograron llegar a segunda fila. Conversé un rato con ellos, simpáticos los muchachos, y la verdad, eran uno más del público. Se la vacilaron completa.

    Saludos

  4. Isaías Acuña Verdugo Dice:

    Estuvo la raja!! solo faltó el tema «Tierra Santa» para que fuese perfecto. A mi me parece que «El Amor de mi vida» fue un acierto. Lamentablemente me perdí el primer tema, ya que empezó 5 minutos antes.

Los comentarios están desactivados.