Thomas Youngblood, guitarrista y principal compositor de KAMELOT, fue entrevistado por Jones.Show y conversaron sobre el próximo disco de la banda norteamericana. Al ser consultado sobre como KAMELOT mantiene su sonido a la vez que experimenta nuevos territorios musicales, Youngblood contestó:

«La cosa es que todavía tenemos muchas ideas. Acabo de trabajar con Tommy y Oliver, mi tecladista, tenemos material para el nuevo álbum en el que estamos trabajando ahora mismo. Y todo suena fresco, pero todavía tiene ese sonido característico que queremos tener y sentimos que es importante. Ese es el truco para un artista: tienes que asegurarte de dar a los fans lo que esperan, pero no quieres darles lo mismo, porque entonces no estás creciendo y se vuelve aburrido. Pero hemos sido capaces de hacerlo»

«Creo que parte de nuestra longevidad es por rodearme de gente creativa y talentosa que contribuye. No tengo ningún problema con que alguien tome la iniciativa en algo o que tome la fuente en algo, porque, al final del día, lo que quiero es que salga lo mejor, y creo que esa es una de las filosofías que ha ayudado»

Además, el compositor comentó sobre la emoción que hay en la música de KAMELOT y como a veces predomina incluso alejándola del sonido más comercial:

«El sentimiento es muy importante. Estuve hablando con Tommy Karevik, nuestro cantante, y conversamos de eso hace un par de semanas. A veces tengo un poco de déficit de atención y quiero ir al grano en una canción o una situación. No quiero que la canción sea muy larga en una parte o verso determinado, estábamos hablando de un sentimiento. Dije: ‘A los fans les va a gustar esto por el sentimiento, lo van a sentir. Sé que puede llevar un poco más de tiempo llegar al coro’. Mencionó lo que hicimos en el pasado y cómo ciertas canciones tenían ese aire que te permite llegar al coro en un momento determinado, no tienes que apresurarte. Y es un gran recordatorio, porque cuando has estado haciendo esto durante tantos años, te olvidas de algunas ideas anteriores que pueden ser atractivas. Así que si puedes hacer que alguien sienta algo, nunca debes disculparte por ello, aunque no sea totalmente pegajoso o no sea totalmente rápido, sea lo que sea. Pero si puedes hacer que alguien sienta, eso es todo»