Una jornada distinta a lo habitual en el mundo del Heavy Metal, viviríamos en el Teatro Cariola: un show acústico. Con ello, la promesa de un ambiente más íntimo y cercano que generan este tipo de shows, en desmedro de un entorno más «efusivo» como normalmente vemos y vivimos en los shows. Llegar a un Teatro Cariola con su cancha con asientos (numerados), ya marcaba que la jornada sin dudas sería muy distinta.

CRISÁLIDA Y LOS VIENTOS DEL SUR…

Antes que todo, debo decir que solamente había escuchado de nombre a esta banda nacional. Al escuchar su último álbum, «Terra Ancestral«, me llevé una grata sorpresa por parte de la que, pensé, era un grupo de rock más. Craso error. Después de leer que habían grabado su disco con Daniel Cardoso (Anathema) dije «¡guau!» y un doble «¡guau!» cuando iban a versionar en forma acústica.

therion15cl-05

Eran las 20:06 horas cuando, después de las pruebas de sonido, hace ingreso el cuarteto chileno compuesto por Cinthia Santibañez (Voz), Rodrigo Sánchez (Batería), Damián Agurto Gárate (Guitarra) y Braulio Aspé Román (Bajo). Entran con el tema Atacama de su disco «Solar» del 2006, y pese a que al principio se escuchó un poco saturado el bombo de Rodrigo, con el correr de los minutos se normalizó, y al rato la voz suave pero con carácter de Cinthia hace ingreso, con un poco de nerviosismo. A continuación intrerpretaron Lágrimas, de su último disco «Terra Ancestral«, logrando la vocalista, ya más suelta, su punto más alto en el final. Cabe destacar el corte al paso de la segunda estrofa y la doble pedalera de Sánchez.

Cinthia toma el micrófono para agradecer el apoyo que le han dado y también pide más espacio a las bandas chilenas, dando paso a Bosque con un “… cuando despierta la luna cantará…”, que llegó profundamente, y que al llegar el solo de Damián da pie a la entrada lenta de Braulio y Rodrigo. A estas alturas es necesario poner un punto aparte para referirnos a una canción dedicada a Violeta Parra, pues a juicio personal el punto más alto de la jornada fue Violeta Gris, tanto así que hubo cambio de iluminación a rojiblanca, de guitarra y percusión, un tema con entrega y carisma que ahorran más palabras.

Therion

Con el rasgueo del bajo de Braulio se da comienzo a Desterra del álbum «Raco«, que a la mitad posee un juego vocal de altos de Cinthia bastante interesante, para dar a pie un parsimonioso final. Las últimas canciones de esta presentación son Hidro Machi y Mantra que fueron interpretadas en un sobrio Teatro Cariola con un toque más Heavy que las anteriores. Cabe notar el interludio instrumental estos muchachos que como dijo la vocalista “… queremos hacer las cosas bien…”. Siendo las 20:44 se da fin a la presentación con muchos y merecidos aplausos, y fotos de la banda con el público de fondo.

Setlist de Crisálida:

1. Atacama
2. Lágrimas
3. Bosque Triste
4. Violeta Gris
5. Destierra
6. Hidro Machi
7. Mantra

THERION Y SU SHOW ACÚSTICO

Se comienzan a llenar los asientos a las 21:00 horas, con los instrumentos ya ubicados en el escenario con música envasada de Metallica de fondo. El público está preparada para recibir a estos músicos que venían de Colombia con esta gira, y que ahora los traía en Chile. A las 21:10 se apagan las luces e inmediatamente llegaría ovación espontánea del público. Thomás Vikström nos da la bienvenida y con un ejercicio vocal, para comenzar con Son of The Sun del «Sirius B«, ingresando la voz de la pelirroja italiana Chiara «Dusk» Malvestiti, provocando nuevos aplausos. El dueto femenino compuesto por la rubia Emmie Asplund y la ya mencionada Chiara nos hacen corear el «oh-oh / oh-oh-oh» para finalizar.

therion15cl-08

Thomas nos presenta Ljusalfheim del álbum «Secrets Of The Runes«, uno de los favoritos de la fanaticada nacional, con una magnífica presentación de las tres voces, además del solo final de guitarra por parte del argentino Christian Vidal. Ahora es el turno de habla de Chiara para decirnos lo bonito que Santiago y su trago llamado «terremoto», provocando risas, y luego a capella nos introdujo a Vanaheim, para hacer terminar cantando al público.

Nuevamente la pareja femenina y Thomas, con una polifonía formidable, nos dan una verdadera lección de vocalización con la tercera y última canción del «Secrets Of The Runes», denominada Nifelheim. A esas alturas era notoria la dirección del líder y fundador, Christofer Johnsson, quien más allá de encontrarse a cargo de la segunda guitarra, dirigía a los restantes seis miembros solamente con la mirada.

Chiara nos pregunta como lo estamos pasando para entregarnos la primera canción del disco «Lemuria«, Abraxas, que con un «hey hey hey» y la sincronía del matemático de los tambores Johan Koleberg da paso para el grito final de Thomas que sigue mostrando sus credenciales. Sin dudas el tema más vitoreado hasta ese momento.

therion15cl-11

Por supuesto faltaba algo del clásico álbum «Theli», y llegaría con The Siren of the Woods, con una dupla entre Thomas y la rubia Emmie realmente soberbia, pese a un pequeño bache en el sonido que de todas formas no afectó en demasía. Al final del tema, la parte emotiva del concierto: Thomas se acerca a un costado del escenario, para saludar a una pequeña niña, junto con el estallido del público presente.

Continuando con «Theli«, una armoniosa dupla de cuerdas de Christian y Christofer da pie para la segunda parte de Draconian Trilogy, Morning Star, y que sin pausa da pie a la última parte, Black Diamondssin que se apaguen las voces. Al concluir el tema, el respetable ovaciona el solo de Christian, que reemplazó lo que en el track de estudio realiza el teclado.

Con un «salud», Thomas nos adelanta The Dreams of Swedenborg de «Lemuria«, que el público aplaude durante todo el desarrollo del tema, y luego, dando una muestra de lo completa soprano que es Chiara y con una coreografía de Emmie nos entregan la hermosa balada Lemuria, que llegan a corear Christian y el bajista Nalle Påhlsson, formando una hermosa polifonía a cinco voces.

therion15cl-13

Thomas entrega el micrófono a un impávido Christofer, que con cierta incomodidad, nos narró que esperaba un show con mucho menos personas como normalmente sucede en los espectáculos acústicos, algo que el propio Johnsson ratificaría por redes sociales, señalando específicamente en Facebook que los shows acústicos generalmente tienen menos asistentes para ayudar a generar una atmósfera más cercana e incluso «tomarse una cerveza con los fans después del shows«, cosa que no se podía lograr con un espectáculo de 1.000 personas, lo que «arruina totalmente nuestro concepto e idea«. Y luego de esto, Johnsson nos dice «To Mega!«, a lo cual contestamos al unísono «Therion!!«. Así, To Mega Therion estremeció a todos, sin dudas fue el clímax del concierto, con el público coreándolo al unísono, de principio a fin, con un Thomas paseándose dándole la mano a parte del público, y con un Christian emulando el teclado con su guitarra.

Lo siguiente sería Quetzalcoatl, con ambas vocalistas tomando protagonismo, y que es un tema especial con su coro en español, con un público coreando efusivamente el «oh, señor del Sol!«. Sin embargo, quedamos algo perplejos al oír el «Thank you» y ver a la banda haciendo la reverencia de despedida, pues recién eran las 22:2o horas. De todas maneras, Johnsson se encargó de recalcar en las entrevistas previas al show que normalmente los recitales acústicos de otras bandas duran entre cuarenta y cincuenta minutos, y que Therion tocaría más que eso, un poco más de una hora.

Sin embargo, el público de pie pedía a la banda coreando «¡Oh Ohhhh Oh Therion!«, y cuando ya se acababan las esperanzas, tras un par de minutos la banda retornó al escenario, y Thomas nos presenta el último tema de la jornada, Black Fairy del «A’Arab Zaraq – Lucid Dreaming», tema que según las propias palabras de Thomas, Christofer no quería (era parte del show). Thomas hizo cantar al público hasta que finalmente, a las 22:30, se despiden definitivamente.

therion15cl-10

Es cierto: a pesar del sonido que francamente fue notable en todos los ámbitos, nos marchamos con cierto amargo pesar, por lo corto de la presentación. Más de alguno pensó que el show iba a durar más, sobre todo por lo mostrado en presentaciones anteriores de la banda, y sin dudas faltaron temas clásicos del «Vovin«, «Gothic Kabbalah» y «Deggial«, por mencionar algunos. Sin embargo, más allá de esto, es imposible dejar de resaltar y destacar la sólida y contundente interpretación de una banda como Therion, a estas alturas convertida en un clásico.

Setlist de Therion:

01. Son of the Sun
02. Ljusalfheim
03. Vanaheim
04. Nifelheim
05. Abraxas
06. The Siren of the Woods
07. Draconian Trilogy (Parte 2: Morning Star; Parte 3: Black Diamonds)
08. The Dreams of Swedenborg
90. Lemuria
10. To Mega Therion
11. Quetzalcoatl
Encore
12. Black Fairy

 

7 comentarios
  1. Sebastian Huerta Dice:

    Thomas saludó a mi hija, por favor, editar la nota. Jajajaja, pudimos hablar con él antes del concierto y fue sumamente agradable… Un crack. Siren of the woods… Excelente versión que, por el saludo, ahora tiene una preferencia especial para nosotros. ¡Grande Therion!

  2. Courage Dice:

    Un poco feo eso de «la rubia», me ha sonado despectivo, la verdad. La chica tiene nombre.

    No sé si es que estoy demasiado flanders o yo que sé, pero no ha quedado bien. Y desde luego, no es el momento de hacer esos comentarios, porque en Suecia están como están, con las violaciones por parte de los moromierdas, superando la media europea.

    Pobrecitas, de verdad, qué pena que las estén haciendo esto… En fin, un poco corto el setlist de Therion, y veo que estaban sentados ahí en plan acústico, hubiera sido más espectacular que se movieran por el escenario.

Los comentarios están desactivados.