gath11cl-18

Iniciaré esta crónica señalando que la nueva visita de The Gathering me generaba algunas dudas. Obviamente, no sobre el posible desempeño de la banda, cuya excelencia estaba de antemano garantizada, sino por cómo se daría en términos de recepción y repertorio. La banda acababa de visitar Chile hace poco más de un año (como recordarán, los holandeses -y la noruega- fueron unos de los pocos artistas internacionales que tuvieron la bondadosa iniciativa de venir a tocar al país cuando nos acababa de asolar aquél infame terremoto) y tal cercanía en el tiempo siempre disminuye los niveles de disposición para presenciar un nuevo show. Por otro lado, si bien es cierto que la banda ha estado activa en cuanto a composición y han sacado algún tema nuevo, en realidad no han sacado ningún disco desde el 2009.

Dicho de otro modo: para muchos este show era algo que ya habían visto, y hace muy poco. Todo esto me hacía pensar que el Caupolicán difícilmente vería replicada aquella mágica noche del 24 de Marzo del 2007 en que la banda grabó su épico DVD A Noise Severe en un recinto lleno de lado a lado y de arriba a abajo. Esperaba algo así como 3000 personas esta vez, pero la verdad fui muy optimista. Lo concreto es que sólo unas 800 personas se reunieron anoche en el pequeño coloso de calle San Diego para rendir tributo a los oriundos de Oss. Una cantidad muy baja para el nivel de convocatoria de una banda del calibre de The Gathering, pero bueno, se explica por lo anteriormente expuesto. En definitiva, creo que fue un concierto para los más fanáticos más acérrimos. Y habremos sido pocos, ¡pero cómo se disfrutó! La banda como siempre entregada al máximo frente a una de sus audiencias favoritas en el mundo y echando mano a todo el talento que les corre por la venas. Eso es lo importante, y eso estuvo.

gath11cl-01Como se imaginarán, la noche del pasado martes se incrustaba en los huesos con un frío insano que recordaba a un tema de la banda que íbamos a ver (Subzero, además de a aquél tierno personaje de los videojuegos). Esperaba entrar al teatro, ver mucha gente y abrigarme al fin. Pero nada de eso ocurrió. Poca gente y eso mismo hacía que el calor se disipara rápido, porque lo que hacía tanto frío adentro como afuera. A la hora estipulada para el inicio el sector de la cancha se encontraba a tres-cuartos de capacidad, con unas mil personas (o quizás menos), y el resto de ellas apostada en los palcos. La parte de la galería esta vez no fue habilitada, y ver todo ese sector vacío era un poco inquietante, daba una sensación extraña. Simplemente el Caupolicán no se veía bien. Pero bueno, ¡a lo que vinimos!

Unos pocos minutos pasados las 21 hrs. se apaga toda la iluminación y el amigo de la mesa de sonido enciende su linternita dando la señal de arranque. Uno a uno suben a escena los y las músicos (nunca he sabido si está bien dicho “las músicos”) para dar inicio a su sexta presentación en nuestro país. Eligieron un inicio algo curioso eso sí, puesto que partieron con la genial, pero lenta Herbal Movement. Uno asume que es mejor iniciar un concierto con un tema potente para dejar al respetable con el ánimo a 100, pero The Gathering es The Gathering y lo de ellos es experimentar. De todas formas fue todo un acierto hacerlo así, porque el podrá ser medio aletargado, pero es un temazo que los fanáticos agradecieron a rabiar. En este punto se evidenciaban un par de problemas con el sonido, pero rápidamente se enmendaron y para la siguiente canción estaba todo en orden.

En efecto, para cuando arrancó la monumental y –en lo personal- queridísima Saturnine la caja de Hans sonaba como tal y el micrófono de Silje ya estaba bien calibrado. ¡Afortunadamente! Porque no es ninguna gracia escuchar una de tus canciones favoritas en la vida con un sonido deficiente. Hace unas líneas señalaba que este había sido un concierto para los más fanáticos de la banda, y eso se nota porque, por ejemplo, no siendo más de 800 personas, se escuchaba como si fuesen unas 12.000. Bueno, no tanto quizás, ¿pero se entiende? No era mucha gente, y sin embargo se las arreglaban para sonar como una multitud mucho más que digna. Y es que claro, Saturnine es una de las canciones más reconocidas de la banda, uno de sus himnos, así que aún considerando la magra asistencia, no fue raro que resonara como en aquél 2007. Fue sin duda uno de los momentos más bonitos de la noche. Extrañó eso sí que semejante clásico sonora tan temprano en la velada, pero se agradeció de sobremanera que se incluyera.

gath11cl-08

Luego vino otra cosa que llamó la atención: una tercera canción del mítico if_then_else, y creo que no fueron pocos los que creyeron que tocarían el disco completo. Después de dos canciones más bien pausadas y lentas, fue bueno escuchar algo de corte más poderoso y contundente. Por eso el público prendió tanto con Shot To Pieces y comenzó a saltar y a cabecear desaforadamente, ¡esa era la intensidad que se había estado echando de menos! Posteriormente vino una sorpresa de aquellas. Bueno, ni tan sorpresa si es que se había leído la entrevista que René concedió a PowerMetal.cl, porque se sabía que tocarían dos temas nuevos. Lo que no se sabía es que uno de esos dos temas nuevos se añadiría al setlist regular, sumando uno más que en el resto de la gira sudamericana. Rusty Hands fue el primero de esos temas, y fue una sorpresa para muchos. Yo miraba alrededor y había muchos con cara de “¿qué están tocando?”, pero fue una sorpresa grata, porque el tema es bastante bueno. Claro, la participación del público fue reducida, porque como no conocía la canción se limitó sólo a escuchar con atención.

Continuó todo con clásicos de la magnitud de Leaves (de Mandylion, 1995, ¡qué pedazo de disco!), mezclando con temas más recientes como A Constant Run (de The West Pole, 2009) y de vuelta a otros clásicos de la talla de Great Ocean Road. El solo de René en Leaves fue la magia misma vuelta sonido, algo de una preciosidad que difícilmente se puede describir con palabras. Frank por otro lado hacía de la suyas con su teclado y sintetizadores. Creo que fue en este tramo del concierto cuando a Marjolein tuvo un problema con la correa de su bajo y estuvo impedida de tocar por unos instantes, pero lo arregló rápido con la ayuda de un amigo técnico. La que no tenía problema alguno era Silje. ¡Qué manera de cantar esa mujer! Seguro aún existen quienes se lamentan con la partida de Anneke, pero nadie puede decir que Silje es menos vocalista. Quizás el único punto en que Silje está en desventaja comparativa es en el carisma, aunque para mi gusto no se queda tan atrás. Lo que pasa es que Anneke tenía un magister en ese aspecto. Como sea, y aquí debo ser muy honesto: no eché de menos a la vocalista anterior. Y es que con su desplante, simpatía y enorme talento vocal, Silje se adueñó con propiedad del escenario. Lo mismo ocurrió en realidad el año pasado, cuando se mostró realmente muy sólida, así que sus cualidades no eran novedad.

gath11cl-05Vino luego la hipnótica Broken Glass, con René ocupando la tercera guitarra de la noche y Silje contorneándose al son del imponente solo. Mención aparte para el juego de luces que haya ideado la persona encargada. Son detalles que uno muchas veces pasa por alto, y sí, puede ser algo muy secundario, pero con una música tan atmosférica y  a veces etérea como la de The Gathering, poder experimentarla con otro sentido que no sea sólo el auditivo se vuelve algo muy genial. Acto seguido vino otro de los momentos esperados de la noche, y es que se sabía que tocarían Heroes For Ghosts, el otro tema nuevo que venían a presentar. Este es bastante más conocido que Rusty Hands, ya que tiene incluso un video promocional que al parecer varios han visto muchas veces, porque fue impresionante ver cómo varios de los presentes se sabían la canción. ¡Uno con suerte balbuceaba el coro! Se trata de un corte muy bueno, muy en la veta de lo que ha venido haciendo la banda en los últimos dos álbumes. Posteriormente volvieron a la época de Mandylion y nos regalaron uno de esos infaltables en sus conciertos: In Motion #1. Lo mejor fue cómo la banda se dio mañana para replicar aquél inconfundible sonido que tenían hace 16 años. Fue un verdadero viaje en el tiempo de la mano de una de las páginas centrales del Rock Experimental. Me atrevería a decir que fue uno de los más coreados de la noche. ¡Genial!

Una breve pausa para mostrar el cariño que la banda profesa hacia nuestro país al tiempo que Marjolein se anima con un C-H-I. No importa la cantidad de asistentes, con cosas como esa nadie se resta y todos gritan con todo lo que les permite su humanidad. Así, y con el ánimo más que a tope, empezaron los acordes de Eléanor, otro de los colosos en la carrera del grupo. Sólo en instancias como esta uno puede dimensionar lo grandiosos que son como músicos Frank y Hans. Por lo usual sus habilidades no lucen tanto y quedan un poco solapadas por lo que hacen René o Silje (o Anneke en su momento), pero de verdad son muy talentosos. Y eso quedó demostrado con la magistral interpretación de este complejo corte. Luego hubo un salto de casi quince años hacia el presente y volvimos a The West Pole con un combo de aquellos: No One Spoke primero, y luego All You Are, dos de las canciones más destacadas de aquella placa, y que ciertamente interpretaron perfectamente, para el delirio de todos. Con la gente eufórica aún, la banda se despide muy agradecida y feliz, y abandona el escenario con una ovación descomunal.

Pero ante la insistencia y los cada vez más sonoros “¡Gathering! ¡Gathering! La banda vuelve rápidamente. Y tras unas palabras de agradecimiento vuelven a deleitar a sus incondicionales fanáticos con la tremenda On Most Surfaces (Inuït), que por su puesto desató todo el fervor casi religioso de cada uno de los presentes. Recuerdo bien cómo sonó las dos últimas veces que vino la banda a Chile, o sea: espectacular, pero ahora sonó incluso mejor. Verdaderamente el sonido fue perfecto, nítido, cristalino, y abusivamente poderoso. Fue una locura, desde todo punto de vista. Y no conforme con eso llegó otro de esos clásicos de proporciones cósmicas que son infaltables para los fanáticos: Travel. La tónica en cuanto al sonido se mantuvo, y lo meticuloso de la interpretación de cada músico era impactante. Fue además como reeditar el final de los concierto del 2007 y 2009, pues aquellos terminaron con Travel. Eso sí, y siempre lo digo, personalmente no sé si este sea un tema como para finalizar el concierto. Es un temazo, sí; es un tema amado por los fans, sí, pero sólo como para variar podrían terminar con uno de esos temas poderosos que tienen. Todo sin perjuicio de que los fanáticos quedaron en estado de trance y maravillados igual. Esto es lo más cercano a la hechicería que he visto. De verdad fue sobrecogedor.

gath11cl-03

Fue un concierto sumamente correcto en cuanto a sonido y actuación de la banda. Prácticamente The Gathering no equivoca una nota en sus conciertos. Silje se lució una vez más, dando prueba de su valía como cantante (por si a alguien le quedaba algún duda) y todos ellos se mostraron felices de poder traer su música una vez más. El hecho de que hayan tocado una canción más que en el resto de la gira del continente habla de que los escenarios locales tienen un significado muy especial para ellos. Por otro lado, la fanaticada se portó a la altura. Un poco menos enfervorizados que en otras ocasiones, pero eso se explica porque el número de personas era considerablemente menor. Mantengo aquellos de que este fue un show para los más fanáticos. De hecho, Marjolein en un momento preguntó por quienes venían a verlos por primera vez y fueron solamente como 10 personas la que levantaron sus manos. La mayoría ya los había visto 3 o 4 veces, incluso 5. Seguramente este show no pasará a la historia como el más memorable de The Gathering en Chile, pero sin duda para sus fanáticos terminaron felices y satisfechos, y al final del día, ¿qué más que eso importa?

Setlist:

01. Herbal Movement
02. Saturnine
03. Shot To Pieces
04. Rusty Hands
05. Leaves
06. A Constant Run
07. Great Ocean Road
08. Broken Glass
09. Heroes for Ghosts
10. In Motion #1
11. Eléanor
12. No One Spoke
13. All You Are
Encore:
14. On Most Surfaces (Inuït)
15. Travel

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

6 comentarios
  1. gaarawarlord Dice:

    yo con shot to pieces, saturnine, broken glass y on most surfaces quedo siempre feliz…. la sorpresa si de escuchar shot to pieces fue increible, que disco mas solido el if_then_else!!! pero aun asi discrepo un poco en lo fria, timida y a veces temerosa que se muestra silje, al contraste de lo que es anneke que arrasa apenas se para en el escenario, solo con pararse y saludar anneke ya se ganaba al publico, a silje le costo soltarse… no creo que sea la presión por tocar frente a los chilenos, los mejores fans de la banda XD!!! en todo caso la vi con mucha mas confianza que el año pasado, incluso se mando su tallita, eso de que ella estaba acostumbrada al frio y venia preparada con tres poleras y su chaqueta! kjakjajkakja claro el frio era nada comparado con su tierra natal noruega que hasta los pinguinos deben congelarse kjakjakjakja

    pero en resumen de cuentas, un concierto muy intimo, para los fans de verdad y orgulloso nuevamente de haber presenciado a The Gathering… hay muchos conciertos buenos pero es un deber ir cada vez que vienen!

    saludos, buen review!

  2. Kim Dice:

    Muy buen review, condensa muy bien todo lo que se sintió durante el concierto, mas emocionante no pudo haber sido y la cantidad de gente a fin de cuentas es lo de menos, gracias a eso pude estar en primera fila sin ser aplastada, jaja.
    Sólido Gathering

  3. AlejandroKeeper Dice:

    Como es posible que en esta pagina hagan el Live Review de The Gathering y no hayan hecho el de SLAYER.
    siendo que este ultimo musicalmente tiene mas relacion con el genero que convoca esta pagina sin contar su trayectoria e influencias, a diferencia de the Gathering, que al ser una banda progresiva mescla muchas otras ramas dentro de la musica

    Mi intención no es desmerecer a esta gran banda como the Gathering, a pesar de que no la conozco mucho, no dudo de que sean grandes músicos. Pero encuentro necesario este alcance para los realizadores de esta pagina, ya que los shows de Slayer fueron a un gran nivel y merecedores de un review de powermetal.cl.

    • ZOHAN Dice:

      +1
      Es lo mismo que yo me pregunto….además, tampoco hicieron un live rewiev de la visita de exodus a chile (Hablo de su concierto de aquel viernes donde tocaron sólos)….ese concierto dió mucho para hablar, pero aki ni una palabra…..

Los comentarios están desactivados.