Desde hace ya muchos años es de conocimiento público que la banda oriunda de Oss, Holanda, tiene una afección especial por Chile y su gente. Desde su primera presentación en el 2004, que en realidad fueron dos shows memorables, la banda ha visto cómo su música encuentra una recepción cabal en la audiencia chilena. Tanto así es el cariño mutuo entre la banda y la fanaticada, que The Gathering es una de las pocas bandas internacionales que ha llegado registrar material en vivo acá en Chile. En efecto, A Noise Severe, constituye una prueba inequívoca de que Chile no es cualquier lugar para ellos.

gatheringxchile_20

Por todo lo anterior, las noticias que hablaban de un posible concierto a beneficio para los afectados por el infame terremoto, no resultaron sorpresivas para ninguno de los fans de la banda, fuesen chilenos o de donde haya sido. Sin embargo, cuando se supo que el concierto sería EN Chile, y fuera del margen de cualquier tour mundial, y que incluso un tour europeo tendría que ser interrumpido, sí se generó algo de sorpresa. La sorpresa fue más por lo inesperado, porque de extraño no tenía mucho, por todo lo expuesto anteriormente. Como fuese, la sorpresa se transformó de inmediato en alegría, ya que dados algunos cambios vividos por la banda, algunos fans esperaban con muchas ansias una nueva visita de The Gathering. ¡Pero bien! Ya todos sabemos eso, mejor pasemos a comentar lo que fue la noche del pasado 11 de abril.

Me encantaría poder comentar con algún grado de detalle lo que fue el cometido de los créditos nacionales de Barouh y Crisálida, pero no me será posible. Hubiese sido una buena oportunidad de conocer a Barouh y ver por fin en vivo a Crisálida (que considero una de las bandas con más potencial en Chile), pero lamentablemente sólo pudimos hacer ingreso al recinto a la hora en que finalizaba la actuación de Crisálida. De todas, formas, de acuerdo a diferentes opiniones y comentarios que he podido recabar, los shows de ambas bandas fueron sólidos y bien ejecutados en lo musical. En fin, toca pedir disculpas por no poder ofrecerles un comentario decente sobre ello.

gatheringxchile_06

Eran 20:25 cuando finalmente pudimos hacer ingreso al Teatro Caupolicán. Ya un poco antes, en las rejas de ingreso, notamos que sólo estaban dejando pasar gente hacia platea, porque en cancha ya no cabía más gente. Una vez estando dentro se podía ver que eso era un poco exagerado, porque si bien había muchísima gente en cancha, aún cabía un poco más. Como saben, no soy el mejor calculando cantidades de personas, pero creo a esa hora, a minutos de comenzar el número principal, habían unas 3.500 personas, 4.000 como máximo. Unos pocos minutos después de que ingresáramos, se paraba sobre el escenario Hernán Rojas, conductor de Radio Futuro, para dar un sentido discurso de agradecimiento, primero para los fans, por haber asistido y haber aportado con alimentos para la gente de Pichilemu (a quienes llegaría finalmente la recaudación en dinero y alimentos, a través de la Cruz Roja, quienes por cierto realizaron un labor increíble), y en segundo término, agradeció a la banda. Además, hizo un llamado a pasarla, que obviamente sería tomado al pié de la letra.

gatheringxchile_19Unos instantes después, bajo una algarabía total, se hacen presentes en el escenario de forma casi simultánea los hermanos Rutten, René y Hans, únicos miembros originales de la banda, todo mientras de fondo sonaba Pablo Neruda recitando uno de sus poemas. Posteriormente suben Frank Boeijen (teclados) y Marjolein Kooijman (bajo). La última en subir fue la (muy guapa) vocalista Silje Wergeland (de cuyo cometido haremos referencia un poco más adelante, no se preocupen). Una vez estaban ya todo ubicados comenzó la música, con un estruendoso inicio de When The Trust Becomes, cosa que me llamó mucho la atención, porque no es lo más usual iniciar un concierto con un tema instrumental. Pero bueno, The Gathering es muchas cosas, menos común. Notable la participación de Silje, que como no canta en este tema, participaba con un segundo teclado, demostrando dotes que no le conocía a ese nivel. Gran recepción por parte del respetable y casi sin pausa iniciaba No One Spoke, que al igual que el primer tema, forma parte de la más reciente producción de la banda: The West Pole, lanzamiento del año pasado, y siendo uno de los mejores cortes de dicho disco. Así, quedaba de manifiesto que si bien este era un concierto benéfico, también venían a promocionar su disco. Aquí ya pudimos advertir por qué la elegida para reemplazar a Anneke van Giersbergen fue Silje. Es una chica encantadora, guapa y además dueña de una voz realmente asombrosa. Sin ánimo de parecer hereje, creo Silje no tiene nada que envidiarle a Anneke. Claro, durante años fue ella el rostro de TG, y por lo mismo los fans le tienen y tendrán siempre un enrome cariño, pero desde un punto de vista netamente artístico, sus cualidades y capacidades son muy similares.

Si terminada la No One Spoke la ovación fue mayúscula, ni se imaginan cómo fue cuando comenzó a sonar On Most Surfaces (Inuït). A la larga sería una de las más coreadas de la noche. Luego vino otro de los buenos cortes de The West Pole: A Constant Run, en la cual el trabajo de Frank en los teclados fue realmente notable, porque ese tema sin la ‘atmosferización’ adecuada simplemente no resulta. Notable también lo de René: en los tres conciertos en que le he visto, siempre tiene la misma actitud: ¡rockear como si su vida dependiera de ello! Él toma su guitarra y ejecuta sus riffs como si fueran los últimos de su vida. Un tipo muy apasionado por lo que hace.

gatheringxchile_13

El talentoso Hans (cierto, en esta etapa estilística de la banda a lo mejor él no se ve tan exigido, pero cuando hacían un metal más extremo, quedaba claro que él tipo sabe) daba inicio a A Constant Run, otro tema de The West Pole, que si bien tuvo una buena acogida en la audiencia, tampoco les volvió locos, hay que decirlo. Eso sí, gran trabajo de Silje, ¡nuevamente! Luego fue momento de un clásico: Analog Park, del aún más clásico if_then_else. Y bueno, los clásicos siempre son bienvenidos por los fans, quienes corearon versos y estribillo. En este punto me llamó la atención que Silje se mostraba igual de cómoda interpretando tanto “sus” canciones como las de las etapas anteriores de la banda. Sin mencionar el hecho de que en vivo demuestra de mejor forma sus capacidades que en el álbum.

Un momento de relajo llegó con la interpretación del tema homónimo del último disco. En lo personal, no es uno de mis favoritos, pero en general la gente se mostró satisfecha por tan impecable interpretación y aplaudió igual una vez estuvo finalizada. Y para seguir en esta línea, llegó Great Ocean Road, uno de los temas más representativos del inicio de su etapa más experimental, ocurrida hace ya varios años, con How To Measure a Planet? Durante la canciónm la gente se mostró tranquila, pero una vez finalizada, estalló en aplausos.

gatheringxchile_14Uno de los momentos más intensos de la noche se vivió cuando interpretaron la esperada In Motion #1, uno de sus temas más reconocidos, y perteneciente a uno de sus  mejores discos (o EL mejor, según este servidor): Mandylion (1995). Es de lo más antiguo de la banda que se puede escuchar en vivo, y es como una especie de premio para todos quienes seguimos a la banda desde sus inicios. Una vez terminado aquél monumental tema, hubo una pausa y un momento de silencio. Luego Silje toma el micrófono y señala que le gustaría dedicar la siguiente canción a todas la victimas del terremoto. Se trataba de No Bird Call, una bella y lenta canción que trata, básicamente (porque puede tener más interpretaciones), del desconcierto al que nos enfrentamos cuando perdemos algo, en especial seres queridos. Fue incluso emotivo lo que se vivió n el Teatro cuando interpretaron aquella canción, mucha emotividad por parte de la banda. Y de nuevo: gran trabajo de Frank.

Luego vino otro de esos temas que yo suelo llamar más ‘experimentales’. Even The Spirits Are Afraid, del disco Souvenirs (2003), demuestra la variedad estilística por la que la banda es capaz de transitar, incluso en vivo, sin perder su identidad o morir en el intento. A riesgo de parece hereje nuevamente, la versión con Silje me agradó más que la versión con Anneke.

Pequeña pausa y Silje preveía lo que iba a suceder. “Creo que conocen la siguiente canción” dijo, lo que resultó evidente cuando empezaron a sonar los primeros acordes. Se trataba de Saturnine, probablemente la canción más conocida y querida por los fans que tiene The Gathering. Desde que saliera if_then_else (en el 2000), se transformó en un clásico y en el tema más popular de la banda. Por todo esto, la ovación fue enorme cuando comenzaron a tocarla, y nunca antes y nunca después el público habría de cantar tan alto. Momento realmente memorable, y ni hablar del “oh oh oh” que se produce hacia el final: por lo menos a mí, se me erizó la piel.

gatheringxchile_04Luego nos pegamos un salto de diez años y volvíamos al presente, a la era El Polo Occidental, para presentar All You Are, uno de los temas movidos del disco. La gente volvía a animarse, a saltar al ritmo de la música y a corear las líneas. Y con este tema llegaba a su fin el show, pero habría mucho más por ver aún. La banda se despide, agradece y hace abandono del escenario. Sube uno de los miembros de la Cruz Roja (y perdonen la escases de detalles, pero no me enteré de su nombre) para dar comienzo a uno de los mejores momentos de la noche, y que por lo menos yo, jamás había visto: ¡Sorteo de premios! Claro, porque todo esto se da en el marco de la beneficencia, así que la banda se puso (nuevamente) y se regalaron poleras, EPs y discos, además de encuentros con la banda una vez terminado el show. Se leían los números de las personas que decidieron participar (por la módica suma de $1000) y los afortunados recibirían sus premios luego. Pero sin lugar a dudas lo mejor se produjo cuando el premio mayor fue entregado. Una hermosísima guitarra Eastwood Classic 6 (si es que vi bien), de propiedad del mismo René Rutten, y por gentileza de Eastwood. El afortunado no quería aparecer, y casi se va ‘al agua’. Finalmente apareció, sólo para cubrirse de la poco sana envidia del resto de las 4000 almas. Qué notable momento. ¡Ah! Y al amigo que sorteaba le salió un gallito.

Fue uno de los encores más largos que haya visto, pero valió la pena. Todo sea por la causa, podríamos decir. La banda volvió entre aplausos y la función continuó con Leaves, otro de los temazos de Mandylion, que al igual que Saturnine, la gente coreó de principio a fin. Y es que se trata de todo un clásico. La banda se vuelve a despedir y ante el desapruebo del respetable, vuelven, pero no todo ellos. Sólo Silje y Frank regresan, todo para regalarnos uno de los momentos más especiales de la noche. Seguramente los fans más antiguos y metaleros de la banda, esos que andaban con poleras de Iron Maiden y Metallica (que eran varios), no tienen idea de quién pueda ser Bat For Lashes, y quizás hasta los más alternativos de los fans no sepan, pero el asunto es que es la autora del decimocuarto tema de la noche: Daniel. Un precioso cover de esta canción, sólo con la dulce voz de Silje y el piano de Frank. Fue realmente un momento muy emotivo, que la audiencia agradeció con una ovación para ellos dos.

Quedaba solo una canción, y la elegida para cerrar la jornada fue Travel, también del How To Measure a Planet. En lo personal, como cierre hubiese elegido un tema algo más movido, como  Treasure, que es (según yo) de lo mejor que tiene para ofrecer su último disco y que eché de menos esa noche. Travel es, eso sí, un muy buen tema, muy The Gathering, y eso la gente lo agradece. Es sólo que no sé si sea EL mejor tema como para finalizar un concierto. El hecho es que así fue, y la gente los disfrutó de todas maneras, que es lo que cuenta. Es más, algunos fans incluso pedían (en rigor, gritaban) Travel cuando Silje anunció que se venía la última canción de la noche. Al final, todos conformes y felices.

gatheringxchile_25

Un notabilísimo concierto. Una hora y media de música marcada por la solidaridad y el cariño recíproco entre banda y fanáticos. Una demostración de que la música trasciende lo meramente artístico y es capaz de posicionarse como eje y motor de la voluntad por ir en ayuda de quien lo requiere. Un concierto muy especial, con todo lo que esa frase pueda significar.

Setlist The Gathering:

01 – When The Trust Becomes
02 – No One Spoke
03 – On Most Surfaces (Inuït)
04 – A Constant Run
05 – Analog Park
06 – The West Pole
07 – Great Ocean Road
08 – In Motion #1
09 – No Bird Call
10 – Even The Spirits Are Afraid
11 – Saturnine
12 – All You Are

Encore

13 – Leaves
14 – Daniel (Bat For Lashes cover)
15 – Travel

REVISA LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

5 comentarios
  1. Nerian Dice:

    Escuche los temas que se supone eran los mas famosos y no me gusto ninguno xddd

    Pero buena por la banda … supongo

  2. Andres Dice:

    TODO EL MUNDO AMA TAVEL, ES INSOLITO QUE DIGAS QUE NO ERA UN TEMA PARA TERMINAR, HASTA LO ELIJIERON PARA EL DVD Y TODOS LOS FANS LLORABAMOS T.T

    EL CONCIERTO LO MEJOR!

  3. jaimetal Dice:

    Es bat for lashes. excelente review, lo mejor aparte del concierto, fue ver a tanta gente con bolsitas caminando por las calles al caupolican, me queda claro que en chile si somos solidarios… y estos holandeses de las mandaron.

  4. Akundunz Dice:

    Jaime: corregido el error, muchas gracias.

    Andrés.: Bueno, pero no soy todo el mundo. Como dice allí, es sólo un parecer personal. Y como tb. dice allí: al público en general le gustó muucho.

Los comentarios están desactivados.