La diva regresó a Chile para cerrar su más reciente gira por Sudamérica en el Teatro Caupolicán.

Fotos: Eugenia Luppichini

7 comentarios
  1. Courage Dice:

    La segunda foto de la 3ª columna empezando por arriba está tremendamente bien tirada.

    Quien la haya tirado ha hecho un gran trabajo.

      • Courage Dice:

        ¿Cuánto te pagan por joderme en cada puto post?

        Por cierto hijo de la gran puta (que me baneen, me da igual), si no sabes qué años tengo no opines, más bebé pareces tú persiguiéndome por los posts para trollearme, puto machista de mierda.

        Me pregunto si tendríais huevos a hacerme lo mismo si no hubiera ordenadores de por medio…

        • kai Dice:

          llorona culia…ordenador, que eres gallego, petazeta? …yo leo tus posteos y no tinees idea de metal, ademas todo el mundo deberia weviarte, eres el posero mas posero del mundo, muerete conchatumadre

          • Courage Dice:

            No soy gallego (Galicia es una comunidad autónoma de España, no el país entero), conchatumadre es una palabra que no sale en la RAE, por tanto no existe.

            ¿Weviarte? Ni idea de qué es eso, imagino que es tu idioma particular, macho, si quieres que te entienda necesito que me des un traductor.

            No se dice posero, se dice más bien poser, que queda mejor, y bueno maestro Kai Hansen, uno de los padres del power metal (junto con Weikath que posiblemente odies), ilústreme por favor, haz de este poser sin saber de metal un sabio como usted, señor dios del metal.

            ¿No serás el mismo fanboy de Kiske que casi se traga la pantalla del ordenador cuando dije la verdad sobre él? Es que se llamaba kai también.

            Es en serio, dime por qué soy un poser, es que si no argumentas no vale.

            Respecto a llorar, no sé qué es para tí llorar, pero a mí me parece más bien esto:

            no tinees idea de metal, ademas todo el mundo deberia weviarte, eres el posero mas posero del mundo, muerete conchatumadre

            ¿Tinees? ¿En serio? He de darte mi enhorabuena, tienes una gran capacidad para crear palabras, señor Kai Hansen, dios del metal. El caso es, que obviamente, no sé qué verbo es tineer.

            Además de que dudo que me hayas leído mucho, bueno claro, excepto lo de tu Michael «Dickinson» Kiske.

            Llorona no soy porque para ser llorona debería ser una tía, cosa que no soy, y culia tampoco sé lo que es.

            Te pregunto ¿para ser un dios del metal como usted, señor Hansen, hay que ser machista? Es que en ese caso como que prefiero ser un ignorante de la vida.

            Respecto a morirme, créeme que lo haré cuando llegue el momento, y, unauq no lo creas, te pasará a tí también.

            Obviamente reporto por comentario racista, tipo de comentarios que no he hecho ni haré en esta web.

          • Chucao Dice:

            Aun concordando en el núcleo de tu comentario, el desprecio al racismo y al machismo, debo hacer algunas precisiones que se enmarcan, de hecho, en la misma dirección.

            Que una palabra no aparezca indexada en la RAE no significa que no exista. Tal planteamiento es de un anacronismo que, dependiendo del contexto, puede llevar a un colonialismo muy cercano al racismo que desprecias. «Conchatumadre» es una palabra que se entiende perfectamente -al menos- en Argentina, Chile y Perú, o sea, 90 millones de personas; más del doble que los que usan «molar», por ejemplo. Así que existe, porque un idioma, como fenómeno lingüístico, es un fenómeno social que de por sí es dinámico y en constante cambio, del cual un diccionario solo podrá dar referencias y guías, pero nunca una normatividad fija. De hecho, tampoco aparecen «post» ni «poser», ni otros términos muy usados en las academias como «posmemoria» o «desterritorialización».

            Sobre «weviar», sí que aparece, solo que con distinta escritura http://lema.rae.es/drae/?val=huevear

            No olvidar que el castellano, malamente resguardado por la RAE ya con llamarlo «lengua española», es un latín «mal hablado».

            Y repito, concuerdo con tu indignación ante la imbecilidad del racismo y el machismo. Pero se combate con herramientas que la elimine y no, aun sin quererlo, la mantenga.

Los comentarios están desactivados.