Entradas

Yngwie Malmsteen es en cierta forma EL ALMA del metal neoclásico, su gran referente y maestro. Si bien es cierto que no fue el primero en mezclar música clásica y rock (fue Ritchie Blackmore, el legendario guitarrista de Deep Purple y Rainbow), se le puede considerar como el destacado perfeccionador y difusor de este subestilo, tan importante para gran parte de las bandas Power Metal. Es por tanto, el responsable-culpable que estén acá ustedes leyendo estas líneas escritas a raíz de un concierto un domingo en la noche. ¿Qué causas son las que “rompen” un domingo? Naturalmente no cualquiera, pero un concierto del Sr. Yngwie Malmsteen ciertamente que es una de ellas, y de las más justificadas, independiente del resultado del show, vamos con el review.

LA ESPERANZA, LA TARDANZA

Normalmente si se llega solo una media hora antes de un show en el Caupolicán, no se aspira a quedar cerca del escenario, pero a cambio de ello se espera hacer poca o nada de fila de ingreso. Bueno, no fue eso lo que pasó ya que incluso siendo cerca de las 20 hrs (hora agendada del show), aún nadie entraba al recinto, ¿qué acontecía?. Minutos antes de las 20 hrs alguien se comunicó cerca de la entrada que el vuelo de Yngwie se había retrasado, y que abrirían las puertas pasada esa hora. Ya se veía encima una extensa tardanza porque al no escuchar mayor sonido de adentro en las horas previas, era probable que incluso no haya habido prueba de sonido, y así fue.

En fin, un par de minutos pasadas las 8 PM de Chile se abren las puertas y el respetable hace su ingreso para hacer una breve espera en el pasillo, antes de entrar. Unos veinte minutos luego de aquello, ya dentro del Caupolicán,  se comienza a escuchar la música ambiente preparatoria, parecía que estábamos en tierra derecha para comenzar quizás a las 21 hrs. Pero no era una de esas noches en que todo sale bien, ¡no! para nada, a eso de las 20:50 parte del staff de Yngwie habla por micrófono diciendo que Malmsteen «está vivo y acá», pero que necesitan que abandonemos la sala para que puedan hacer la prueba de sonido (!). Eso lo remarca luego en español gente de la producción, repitiendo que por favor salgamos al pasillo porque querían hacer la prueba de sonido y “darnos una sorpresa”, subrayando luego que hubo un atraso en los vuelos a Santiago, algo ajeno a ellos y a la banda.

Bueno, naturalmente, como me imagino que hubiera pasado en cualquier otra parte de Latinoamérica también, no se fue ni el 30% del público a los pasillos, obligando al staff a probar sonido delante de la gente, con la “carga emocional” que eso lleva. Y en eso se nos va como una hora, eran ya cerca de las 10 de la noche y se veía aún adelante roadies luchando con extensiones de enchufes, huinchas, pedaleras, cables, etc etc. Cabe destacar cómo el roadie de guitarras transpiraba afinando las Fender Stratocaster de Malmsteen además de poner uñetas en el soporte del micrófono, probar la pedalera, etc., a la larga sería uno de los personajes de la noche, ya veremos por qué.

A las 22:10 se nos dice por micrófono que agradecen la espera pero que a petición del artista, nos debemos retirar para que pueda hacer la prueba de sonido, que nos esperarán dos horas de gran show pero que se necesita esto antes de empezar… ¿qué creen que pasó? EXACTO, ahora ni el 10% de la gente hizo caso. En fin, a la larga traería consecuencias.

Siendo las 22:22 se escucha un arpegio y solo a la velocidad de la luz, pero de un guitarrista “no visible”, alguien tras las imponentes torres Marshall de amplificación ¿era Yngwie? Bueno, la guitarra se notaba algo desafinada, y dada la velocidad en afinarla, y las decenas de semifusas por segundo que se escuchaban, nos decían que el maestro sueco de las seis cuerdas ya estaba por salir, aunque, quienes lo conocemos y seguimos hace años, sabemos que dado lo acontecido, lo más probable era verlo molesto durante el show, y así exactamente pasó.

RISING FORE, RISING SHOW

Ya era tanta la espera que casi no creímos que el show comenzaba, pero cerca de las 22:30 los músicos ya están listos y en sus puestos, se van las luces altas, Malmsteen que toma la viola (como dirían nuestros amigos argentinos) y ¡YA! ¡AL FIN! Qué mejor que romper el hielo con ese temazo llamado Rising Force del álbum Odyssey del ’88. Pesado, a la vena y metalero, todo sonaba bien aparentemente pero hay que decirlo, algunos con sorpresa, otros no tanto si es que antes leyeron PowerMetal.cl, veían cómo comienzan las vocalizaciones no de parte de Ripper Owens ni de Yngwie, sino del del tecladista, Sr. Nick Marino, quien desempeñó ambas funciones a lo largo de la noche. Durante la notable ejecución se vieron variopintas cabriolas de Yngwie, patadas al aire, uñetas volando y mucha mucha energía, cómo no, ¡100% Malmsteen’s show trademark! . Hacia el fin del tema el guitarrista sueco induce al público a gritar para luego acercarse al micrófono y decirnos “GOOD NIGHT!” fue una buena ejecución, quizás dentro de todo, la menos estresante de la noche (aún Malmsteen estaba más relajado), tanto para el público como para el performer.

Sin más se nos presenta ahora el tema homónimo del nuevo álbum : Spellbound, la excelente single instrumental. Yngwie comenzó a ejecutarla con su pulcritud y limpieza técnica de costumbre, pero algo le comenzaba crecientemente a molestar; debido a la falta de una buena prueba de sonido, durante toda la noche no se alcanzó el estándar de volumen y ecualización esperada por el ultra exigente guitarrista sueco. En una medida improvisada del momento, en pleno tema el roadie perillaba las clásicas torres Marshall de Malmsteen pero fue para peor, porque después el mismo “jefe” hacía lo mismo una y otra vez, y eso, es un síntoma que las cosas no iban bien para el maestro.

Es ahora el bajista Ralph Ciavolino quien toma el micrófono para saludarnos y agradecer la espera (bueno, ¡no teníamos muchas opciones en todo caso!, pero simpático el tipo, fue el gran interlocutor de la banda durante la jornada). La noche era aún joven y qué mejor que volver a 1998 para recordar el álbum Perpetual Flame a través de la canción Damnation Game. Con un temazo como ése es imposible no admirar la maestría en la ejecución de Yngwie y disfrutar la potencia de un buen tema Heavy Metal, quizás hubiera sido el punto alto de la noche sino es porque él decide terminarla antes, haciendo hacia la banda un gesto en el cuello de “corte”; claramente ya se empezaba a notar molesto por detalles de sonido, quizás no muy graves, pero para él, muy perfeccionista desde siempre, no eran pasables por alto.

Ahora se nos venía el nuevo Repent, otro saludo al material nuevo del disco Spellbound. Es ganchero y directo, excelente canción, lamentablemente igual dio la impresión de haber sido terminado antes y con algo de enojo de parte de Malmsteen. Fondo sinfónico y la muy neoclásica y también nueva From a Thousand Cuts seguía a continuación, para pasar luego a Arpeggios from Hell, composición “formalizada” como bonus track en el álbum Relentless del 2010. En estos temas neoclásicos se vio al gran maestro sacar toda su potencialidad y técnica en hacer volar semifusas desde el mástil de sus Fender a la velocidad de la luz; lo hace ver “tan fácil” y natural, que hasta hace pensar que cualquiera podría ser guitarrista, muchos lo soñaron por un rato quizás, ¡vamos a ver si el talento les abre la puerta después!

Volvemos ahora al full Heavy Metal con la aplastante Never Die del The Seventh Sign (1994) Malmsteen algo hace en las back vocals y deleita con sus solos impresionantes, pero esos pequeños signos de molestia que se notaron desde el tema anterior, ahora se hacen más evidentes. Cambia de guitarra nuevamente y a modo de claro “relleno”, Ralph nos pregunta cuántos guitarristas hay en el público, naturalmente, varios levantamos la mano. De las cerca de 1.500 personas que asistieron al show, ha de haber habido muchos músicos (aficionados o profesionales), quizás la mayoría.

El espíritu del gran compositor barroco Johann Sebastian Bach nos visitaba ahora a través de las notas amable e inteligentemente ejecutadas por Yngwie en Badinerie. Algunos desperfectos técnicos lo desconcentran pero retoma para regalarnos Adagio, del gran Niccolo Paganini, uno de sus mentores indirectos en la música, ya que Malmsteen transfiere las técnicas del eximio violinista del siglo XIX a la “viola eléctrica”, motivo central del por qué se ha diferenciado de tantos otros guitarristas. En el intertanto, el público lo motivaba y aplaudía porque querían verlo concentrado en tocar solamente.

Pero el respetable quería volver un rato a las composiciones del vikingo y cómo no, estruendo total fue el escuchar el segundo tema del primer disco de Yngwie Rising Force, el gran Far Beyond the Sun. Ya había en 1984 un gran motivo para refutar a los incrédulos que afirman que los instrumentales son “fomes”; éste es uno de los grandes temas del Heavy Metal. Pasan varias cosas en la ejecución de la canción: alguien llega casi adelante levantado por el público, vi también una bandera lanzada hacia adelante pero que cae al parecer entre reja y escenario, también Yngwie hace muchos gestos al roadie y le habla varias veces, ¿escuchaba bien el tipo las instrucciones y retos del jefe? Pobre hombre, se notaba nervioso y complicado, entre afinar guitarras, ecualizar a la rápida y otros asuntos varios. Incluso en una ocasión dentro del show se le cayeron las uñetas que puso bajo el micrófono. Si me permiten una pequeña reflexión, creo que naturalmente todos los presentes admiramos mucho al músico, al gran Yngwie Malmsteen, pero no nos gustaría para nada tenerlo como jefe…

«Do you want some more?» Nos decía ahora Ralph. Nos indica la guitarra Ovation de Yngwie y son ahora unos “punteos electroacústicos” a una velocidad casi mística los que sirven de preludio al “lento” del álbum Odyssey, el tema Dreaming (Tell Me). A ratos se vio de parte de Malmsteen un “rasgueo de amurrado”, casi de reggae, claro signo de su molestia permanente por los detalles técnicos, pero el público disfrutaba bastante, pese a que notaban que el performer no estaba a gusto, en fin, fue la tónica de la  noche.

El silencio intermedio fue la antesala de la excelente Into Valhalla del Relentless, instrumental de alta factura, como todas las composiciones de Yngwie. Ralph nuevamente nos dirige la palabra con frases como “Santiago Chile, are you still there?”, “Do you want some more?”, “Thanks for waiting, we appreciate it” y varias otras, a muchos nos hacía reír en su rol de “llenar espacios” de espera.

“Olé olé olé oléeee Malmsteen, Malmsteeeen respondía luego el respetable y una “metralleta-batería” da paso a la más que potente Rise Up del álbum Attack (2002), fue un rato de pura energía. Ahora en el intertanto de canciones, Ralph nos comenta sobre el Libro que escribió Yngwie Malmsteen, afirmando que “el maestro” se merece todo nuestro reconocimiento porque ha escrito el soundtrack de nuestras vidas… qué frase más cierta, es muy lindo darse cuenta de eso; Yngwie, Maiden, Judas, Sabbath, Helloween Running Wild, Manowar, etc, etc, no son solamente exponentes de la música que nos une, son realmente parte de nosotros, son el “soundtrack” de nuestra película más importante, nuestra propia vida. Qué gran reflexión, ojalá apreciemos todos nosotros estos años que aún nos quedan con los grandes músicos del Metal, aún tienen bencina, y eso es glorioso, solamente queda agradecer.

Yngwie se entretiene un rato con la Fender a continuación, pero ahora sí que se notaron algunos “desperfectos explosivos” en los amplificadores, su molestia fue evidente así que nos regala una versión algo “enojada” de Trilogy Suite Op: 5, para distraerse hace competir al público de “izquierda” y de “derecha” del escenario. Acto seguido ejecuta Blue (se dio el lujo de tocar un par de notas con los dientes, a la usanza de Hendrix) y Fugue, del espectacular Concerto Suite for Electric Guitar and Orchestra de 1998, tema que termina en una sobresaturada muestra de efecto digital delay en el sonido. Entremedio Yngwie afinó la guitarra varias veces e hizo varias pirotecnias con ella, incluso en una ocasión se le cayó pero qué importa, notábamos que no era su mejor noche pero aún así la calidad de su ejecución siempre fue superlativa.

Un rato de descanso vendría a continuación gracias al solo de batería, entretenido y bien ejecutado pero no muy largo, ya que Yngwie no quería una jornada muy extensa, así que irrumpe “estratégicamente” en el momento adecuado para hacer sonar ese TEMAZO llamado Heaven Tonight de 1988. Cómo no recordarlo, se tocaba en las fiestas de fines de los 80’s, eran los últimos buenos tiempos de la música masiva.

Malmsteen se despide con tres “thank you” y se nos viene el encore.

ENCORE

Pese a la larga espera por el show, no estábamos demasiado cansados, así que la tremenda I’ll see the Light Tonight fue estruendosamente vitoreada más que cantada, todos nos olvidamos un rato de la molestia de Yngwie con el sonido, incluso él mismo, así que cuando termina la ejecución, si bien sabíamos que era el último tema de su setlist en la gira, teníamos la esperanza de escuchar alguna otra porque no llevábamos ni una hora y media de concierto, y faltaban algunas tocadas en Brasil como Demon Driver y Masquerade, pero no, fue realmente el final. Un muy poco emocionado y serio Yngwie nos dice “Good night! see you!”, se inclinan ante su público y termina la jornada.

De esta forma termina una nueva presentación del gran maestro del shredding/sweep picking de la guitarra eléctrica, el fan de las Fender Stratocaster antiguas pero modificadas con mástiles hundidos cóncavos (scalloped neck), y uno de los grandes referentes de la gran mayoría de guitarristas eléctricos Heavy/Power Metal, Sr. Yngwie Malmsteen. Es un honor tenerlo entre nosotros, es uno de los grandes responsables que nuestro amado Heavy Metal se haya perfeccionado como estilo de música al complementarse con los grandes autores clásicos en sus composiciones. Por otra parte, como instrumentista, es algo fuera de serie, podrá estar enojado o tranquilo, pero podría tocar la guitarra con los ojos vendados, sobre el hombro, con tres cuerdas menos, y aún así sonaría mejor que muchos otros juntos.

Estimado Sr. Lars Johan Yngve Lannerbäck, muchas gracias por otra presentación en nuestro país, a estas alturas no le vamos a pedir que cambie su carácter, pero ojalá que para una próxima vez haya tiempo de arribar al país el día anterior, y tener tiempo de una buena prueba de sonido, esperaremos con ansias una nueva oportunidad de verlo.

Setlist:

01. Rising Force
02. Spellbound
03. Damnation Game
04. Repent
05. From a Thousand Cuts
06. Arpeggios from Hell
07. Never Die
08. Badinerie
09. Adagio
10. Far Beyond the Sun
11. Dreaming (Tell Me)
12. Into Valhalla
13. Rise Up
14. Trilogy Suite Op: 5
15. Blue
16. Fugue
17. Heaven Tonight
Encore
18. I’ll see the Light Tonight

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

Imágenes del show de Yngwie J. Malmsteen el pasado domingo 10 de noviembre en el Teatro Caupolicán.

Fotos: Roberto Llanos

 

«Lo único que me importa es hacer musica HONESTA del alma», comentó YNGWIE MALMSTEEEN a PowerMetal.cl, faltando pocos días para su concierto del 10 de noviembre en el Teatro Caupolicán. «Cuando a la gente le gusta es genial, y si no les gusta está bien también, porque sé que tengo la mejor música que puedo y es lo que amo», agregó sobre su último álbum «Spellbound».

La influencia que ha tenido sobre importantes músicos en la actualidad también fue tema de conversación. «Es agradable ver que la gente aprecia lo que hago e incluso lo inyectan a su propia música. Me deja con una sonrisa en el rostro que yo haya motivado a tantas personas en todo el mundo, simplemente para tomar una guitarra y nunca darse por vencido. Tienes que trabajar por aquello, es una gran sensación».

YNGWIE plasmó hace poco sus memorias en el libro autobiográfico «Relentless», del que comenta: «Tomó 7 años en escribirlo, fue sin duda un gran viaje para mirar hacia atrás. Desde que regresé a la escena se dijeron tantos rumores, armaron historias de fantasías, basura sensacionalista sobre mi y mi vida, que quise escribir mi propia biografía para contar sobre mi propia vida y lo que puedo hacer».

MALMSTEEN también tuvo palabras para los músicos que lo acompañan en sus discos y shows en vivo. Nick Marino, Bjorn Englen y Patrick Johansson son los músicos que sonaban para acompañarlo en su concierto del próximo 10 de noviembre, pero aclara: «En realidad esa no es la banda que voy a llevar… ¡sorpresa! Deben entender que soy un artista solitario, esto no es una ‘banda’, de hecho nunca lo fue. Los músicos que contrato serán siempre distintos para un proyecto u otro». El guitarrista también habló sobre un posible DVD y sus futuros planes: «Grabé un par de shows este año y serán lanzados pronto, así que estén atentos. Tengo además muchos proyectos que están todavía en proceso de creación, así que no puedo revelarlos por el momento».

Por último, le preguntamos sobre sus anteriores visitas a Chile y el show que se nos viene el próximo domingo: «Tengo sólo buenos recuerdos. Los fans están siempre dispuestos a rockear y pasarlo bien. El show será una mezcla de material nuevo y clásico, además de un montón de energía y entusiasmo. ¡¡No se lo pierdan!! Espero verlos a todos, ¡ven y únete a mi para una noche de diversión! NO SE LO PIERDAN, ¿ESTÁN LISTOS PARA ROCKEAR? ¡YO SÍ LO ESTOY!

El guitarrista sueco llegará a promocionar su último álbum «Spellbound» al Teatro Caupolicán, gira que también lo tendrá también por países como México, Argentina, Bolivia y El Salvador.

Los precios son:

$15.000: Preventa
$20.000: Hasta el 30 de octubre
$25.000: General
$35.000: Palcos

Las entradas están a la venta por el sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella y Cines hoyts. Son recargo se encuentran en The Knife (Eurocentro) y Kmuzzik (Interprovidencia).

 

El domingo 10 de noviembre regresará a Chile YNGWIE MALMSTEEN. El guitarrista sueco vendrá a promocionar su último álbum «Spellbound» al Teatro Caupolicán, gira que también lo llevará por países como México, Argentina, Bolivia y El Salvador.

Los precios son:

$15.000: Preventa
$20.000: Hasta el 30 de octubre
$25.000: General
$35.000: Palcos

Las entradas están a la venta por el sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella y Cines hoyts. Son recargo se encuentran en The Knife (Eurocentro) y Kmuzzik (Interprovidencia).

Yngwie Malmsteen posee una personalidad y carácter muy fuerte. Todos han escuchado hablar de su arrogancia y egocentrismo, cosas que desencadenan el deterioro de las relaciones con gente cercana al él. Los testimonios son varios: prensa especializada, músicos, productores e incluso fanáticos. En otras palabras, la persona que Yngwie más adora es a él mismo. Pero como su singular personalidad le ha acarreado problemas que parecen no importarles, también le ha dado muchas satisfacciones, tanto para él como para la música.

Su arrogancia puede ser apreciada sin dificultad alguna en toda su obra. Gracias a su forma de ser, que lo ha llevado a escribir canciones de compleja composición y poner especial énfasis en solos de increíble velocidad y melodía, es que el maestro se ha transformado en uno de los más grandes genios de la guitarra eléctrica de todos los tiempos, lo que es reconocido tanto por seguidores como sus detractores. Durante su visita a Chile, Yngwie aprovechó de hablar con diversos medios nacionales especializados a través de una conferencia de prensa, donde reveló su persona, además de hablar de música y de su mejor amiga, la guitarra.

Yngwie Malmsteen

SU PERSONALIDAD

Yngwie en la conferencia, da a conocer su personalidad la cual, dice, le ha asegurado siempre fortaleza, equilibrio mental y paz interior, a pesar de los choques y diferencias que ha tenido con las personas. El maestro dice ser una persona fuerte y estable, con lo que le es posible mantener todo bajo control. No se siente ofendido ni dañado cuando se habla mal de él porque se juzga a sí mismo por lo que ha logrado más que por opiniones externas.

Le importa enlo más mínimo lo que digan, nada es capaz de pararlo, ni siquiera el grave accidente automovilístico que sufrió hace 14 años, cuando estuvo cara a cara con la muerte y tuvo que someterse a un duro plan de rehabilitación para volver a tocar.

Yngwie MalmsteenAdemás, tiene a su lado a su mujer y Miami, lugar que lo considera un paraíso, le da una reconfortante paz interior. De los 19 años en que Yngwie ha vivido en Los Estados Unidos, 13 los ha pasado en Miami Beach, Florida. Declara estar enamorado de la ciudad y que no podría vivir en otro lugar, aunque no exista allí una escena metalera sólida. Esta fuerte personalidad redunda en su música y forma de componer.

Como todos los compositores clásicos, Malmsteen escribe absolutamente todo lo que se escucha en sus canciones. Desde la guitarra y el bajo hasta cada golpe de la batería y la melodía de la voz, todo es extraído de su cabeza. En consecuencia, los músicos que lo acompañan están limitados a tocar sólo lo que Yngwie les dice, no tienen la libertad de improvisar en ningún momento, por muy buenos que sean. Esa es la razón por la cual los músicos se aburren y terminan dejando la banda, para que luego, lo reemplace otro, se aburra y se vaya también.

El mismo Yngwie señala: “Rising Force es Yngwie Malmsteen e Yngwie Malmsteen es Rising Force (…). Ellos (los miembros de la banda) tocan sólo lo que yo les digo, no lo que ellos quieren y si no les gusta, bueno, hay que hacer cambios (…). Esta es una banda de una sola persona: yo.”

SU MÚSICA Y LA GUITARRA, SU ARTE Y LA ESPADA

En la conversación, Yngwie también habla de sus discos y de su relación, si se puede decir así, con la guitarra. Piensa que su más reciente trabajo, War To End All Wars, es lo mejor que ha hecho en su carrera. Crucify, Miracle Of Life, Masquerade, son los temas de más alta calidad que ha escrito y, que en vivo, suenan mucho mejor.

Yngwie MalmsteenCon respecto a sus trabajos anteriores: “Todo álbum que he hecho es el mejor que pude hacer en ese momento. Mirando hacia atrás, yo sé que ahora puedo hacerlos mejor aún. Es verdad que hay unos que me gustan más que otros, pero eso no significa que sean malos. En todo caso, nunca escucho mi propia música”.

Debido al virtuosismo del maestro en la guitarra, tema inevitable fue también cómo logra alcanzar tal nivel de ejecución. Hay que considerar que Malmsteen nunca tomó lecciones de guitarra y nunca tampoco practicó ejercicios de velocidad y cosas por el estilo. Para lograr el nivel que todos conocen “cada día, tomo la guitarra como si nunca hubiera tocado antes, como si fuera la primera vez. De esa manera, por lo que escucho salir de mis dedos, logro impresionarme y mantengo la pasión por tocar siempre. Logro que la llama nunca muera. Hasta hoy mismo me sigo impresionando”. Sólo así, recalca, sin perder el asombro ni las ganas, además de perseverar, se logran hacer bien las cosas y alcanzar los propósitos.

Respecto a las innovaciones que han revolucionado la forma de tocar la guitarra, como el Scalopped Fretboard (cuello de la guitarra con trastes huecos), dice Malmsteen que lo inventó cuando tenía 13 años de edad, cuando trabajaba en el taller de un luthier en su natal Suecia. Sin embargo, no se había percatado que su “invento”, hacia ya tiempo que su ídolo, Ritchie Blackmore, lo había aplicado a su guitarra.

El joven Yngwie era capaz de tocar todos los solos de Blackmore, pero no tenía ni la menor idea que utilizaba dicho mecanismo. Malmsteen aclara que se había inspirado en músicos clásicos para crear el Scalopped Fretboard, no en Blackmore, para que no se piense que la idea fue robada al guitarrista de Deep Purple y Rainbow.

Yngwie Malmsteen

¿POWER METAL? ¿QUÉ ES ESO?

Esa es la primera reacción de Yngwie al ser preguntado sobre si pensaba que el heavy y power metal sinfónico eran su más directo legado musical, (esto confirma que en Estados Unidos la saturación del “aggro” ha bajado demasiado la cobertura del metal, lo que queda claro cuando Yngwie espontáneamente habla en su respuesta sobre bandas como Limp Biskit, Green Day y otras que, a su juicio, no aportan nada a la música y son según sus propias palabras “bad, very bad”), pero inmediatamente responde: “Si hay conjuntos que tratan de hacer algo melódico, está bueno, pero tienen la obligación de encontrar un sonido propio y, en lo posible, no copiar a nadie”.

Yngwie reconoce que nunca ha escuchado a Axel Rudi Pell, que sólo ha escuchado dos temas de Rhapsody (y los encontró bastante bien) y que, a pesar de ser muy amigo del ex Helloween Roland Grapow, no conoce en profundidad el power metal. “¡Sigan adelante chicos!” es el saludo que manda a toda una generación de músicos que lo idolatra, pero que el dios ignora casi por completo.

Yngwie MalmsteenSu mensaje es un llamado a rescatar la melodía en la música. Parece ser entonces, que los comentarios, buenos o malos, lo tienen sin cuidado. Se concentra sólo en lo que hace, tocar la guitarra. Y como lo hace mejor que nadie, su ego y arrogancia encuentran la perfecta excusa para crecer dentro de él. Ésta ha sido la principal razón, más que la música, por la cual Yngwie Malmsteen se ha ganado tantos detractores. Sin embargo, el maestro es considerado un genio de la guitarra, un genio incomprendido por su carácter prepotente. Cierta vez, el joven Beethoven, con arrogancia, le dijo a un noble de la Corte de Viena: “Podrán haber muchos nobles como usted señor, pero nunca dos Beethoven”. Exactamente lo mismo Malmsteen podría decirle a sus contrarios…

YOU WILL REMEMBER AND NEVER FORGET!

METALERO, NUESTRO MAESTRO DIO CÁTEDRA! Comienzo así porque de la tríada de oro de la guitarra eléctrica (Malmsteen-Satriani-Vai) sin lugar a dudas es Yngwie quien nos representa, y esta noche fue como ver la reencarnación de los antiguos dioses vikingos en este maestro sueco de la guitarra…..sí, sé que los «satrianianos» tienen mucho argumentos para decir que Satriani es el mejor guitarrista eléctrico del mundo y esto sería tema de un interesante foro en que tengo muchos argumentos a favor de Yngwie, pero respecto a lo que significa realmente ver un SHOW……..creo que Malmsteen es otra cosa! Lo que vimos la noche del 25 de Septiembre fue una leyenda viviente, uno de los personajes más importantes en la historia del heavy metal y de la música del siglo XX, alguien que hizo escuela y ha influenciado en muchos músicos y estilos de Rock y Heavy Metal…..la fuerza, la pasión y la maestría que se vieron en el Providencia va a costar mucho siquiera igualarla….fue más que un concierto, fue un completo show de un maestro del heavy metal que maneja otros estilos de música como el blues y el rock……realmente Yngwie disfruta de estar en el escenario y esa energía fue recibida y amplificada por una gran audiencia que estuvo a la altura de esta noche espectacular!

yngwie5 yngwie4

La espera para entrar al teatro era diferente ahora…muchas generaciones se juntaron para ver a «The Maestro», incluso algunos padres con hijos muy pequeños (notable)…..no era una fila de fans como las de bandas más jóvenes, se parecía más a las de bandas consagradas como Iron Maiden, con la salvedad que el público de Malmsteen es más variado…

Una vez dentro del recinto sólo quedaba esperar el comienzo del recital de Yngwie porque no hubo telonero nacional…….un poco más allá de las 20:30 hrs se escucha un breve solo «suelto» del maestro en «backstage» para dar lugar casi de inmediato al temazo Rising Force una vez que todos los músicos pisaran el escenario…..el sonido no estaba cuadrado aún y el ambiente no era para nada lo que iba a venir, es más, algo fría se notaba la audiencia…era extraño porque ni siquiera con el entretenido tema Crucify del último álbum War to End All Wars se encendía la noche….había solos interesantes, cambios de ritmo, líricas con matices pero nada…….no cambiaba mucho la situación con el tema del álbum Eclipse Bedroom Eyes, quizá porque el fondo de estos temas no representan del todo bien lo que queríamos escuchar de Malmsteen….pero adelante teníamos ante todo un maestro, que sin la mejor formación de músicos de su historia, conserva en vivo la misma magia que le veíamos en los videos de tanto tiempo atrás…..la notable interpretación de Far Beyond the Sun (del Rising Force) fue como un switch para todos nosotros, el que transformó la velada en toda una experiencia…….ahora sí que el «sweep picking» y las escalas a la velocidad de la luz se apoderaban de la noche…..terminó en una ovación cerrada que se veía coronada a continuación con el gran tema del War to End All Wars Wild One.

yngwie2

A continuación, algo de relax con las palabras del maestro que describían lo importante que es para él la balada que venía a continuación, porque está dedicada a Antonio, su hijo….acá comencé a notar algo que no puedo dejar de comentar respecto a Malmsteen….mucho se le critica de que es una máquina veloz sin el «sentimiento» de otros grandes baluartes de la guitarra, pero lo que vimos a continuación desmiente totalmente eso! Miracle of Life le salió del alma…cantando los coros e incluso casi tocando y tomando la guitarra diferente, gran tema del último trabajo……..(a esas alturas la banda y el sonido se habían afiatado, pero de todas formas el volumen estaba demasiado alto en algunos momentos, problema no solucionado durante todo el recital)…….la calidez del ambiente seguía creciendo con Bad Reputation (qué título de este tema no?) y con los recuerdos que afloraban con Trilogy Suite (del álbum «Trilogy») donde vimos una montaña de virtuosismo que hubiera deslumbrado hasta a los mismos detractores del sueco………además de ser maestro de los barridos, sweep picking, y escalas menores harmónicas (sí, con h) las favoritas de él, es normal preguntarse ¿porqué suenan tan bien y claros los solos de Yngwie? porque además de la nitidez del proceso del sonido de las cápsulas Di Marzio que utiliza en su legendario modelo Fender Stratocaster, está el hecho que ocupa sólo amplificadores a tubos en vez de a transistores….así es, esas torres de amplificación que se veían detrás de él con la marca «Marshall» son parte de los secretos del maestro que hacen que cada nota tocada casi a la velocidad de la luz, sea apreciada en todo su sentimiento…….bueno, volviendo al recital, teníamos además un show aparte cuando tiraba la guitarra hacia arriba tomándola luego con el mango (sin fallar nunca), tirando uñetas cada 2 segundos, incluso algunas eran «pateadas» hacia el público (saben lo difícil que es hacer eso?), saltando y moviéndose del escenario de un lado para otro….incluso estaba coordinado con el asistente para tomar la guitarra cuando Yngwie la lanzaba hacia atrás sin mirar……qué gran show!

yngwie8 yngwie7

Bueno, era el momento de los solos del resto de la banda…….comienza un verdadero MAESTRO del teclado como lo es Derek Sherinian quien se maneja en todas, comenzando con música clásica estilo barroco para seguir con distorsiones, algo de Dream Theater y terminar con recursos que parecían restringidos solo a los guitarristas, increíble el tipo GRAN músico….luego era el turno del bajista Mick Cervino, quien se notó poco concentrado y algo errático en lo que trataba de hacer, no fue un buen solo, sin lugar a dudas solamente el segundo día de concierto demostró todo lo que es capaz……bueno, terminamos hablando del batero Patrick Johansson (quien no tiene nada que ver con la dupla de hermanos Jens-Anders de Stratovarius y Hammer Fall respectivamente)…….mucha potencia pero algo desordenado el solo…..no seguía figuras intuitivas sino una mezcla entre algo predefinido y una pobre improvisación, sólo cuando incorporó más al público se afirmó, aunque también estuvo mejor el segundo día, de todas maneras…..

De Doogie White qué se podría decir? que el tipo se maneja notablemente bien en los tonos altos que demandan las composiciones de Yngwie…..de repente mostró unos gritos controlados increíbles y gran exactitud…..no lo apreciamos en tonos más graves como para decir que es lo mejor que hemos visto (bueno, en parte no era la ocasión), pero es sin lugar a dudas un GRAN vocalista, que cuadraba muy bien con este grupo de músicos. Ahora Yngwie presentaba uno a uno a toda la banda; destacó claramente la gran ovación a Sherinian y luego a D. White…………pero eso no era todo para nosotros, a continuación el maestro nos recordaba toda la increíble potencia de sus primeras composiciones con You don´t remember, I´ll never forget (el gran hit del Trilogy) sin lugar a dudas fue el punto de más alta energía de la noche! todo el público cantaba toda la letra del tema e Yngwie lanzaba su Fender por los aires para luego hacer esos solos que sólo él puede hacer…..fue un momento de pura euforia…

yngwie3

Antes de la primera pausa, vinieron Masquerade un temazo del War to End All Wars, con una batería muy power y un bajo muy interesante; aunque no bajó la onda del ambiente, no era lo mismo que con el tema anterior… la energía a full volvía con The Seventh Sign, tema del álbum homónimo… nuevamente todo el mundo coreaba un tema algo más comercial pero de alta calidad….y eso, fin del primer acto…….luces abajo y a esperar unos momentos…

Ahora volvía el maestro…..pero se encontraba la guitarra electroacústica sobre el escenario… debo decir que este fue el momento más mágico de los dos días de Malmsteen en Chile…esta versión de Black Star fue algo increíble…..notable ejecución con intro y final improvisado en base a melodías clásicas………qué feeling, qué ejecución increíble, Yngwie Malmsteen era en esos momentos pura energía que asombraba con TÉCNICA Y SENTIMIENTO pero con VELOCIDAD y EXACTITUD… En fin, era ahora de subir el voltaje recordando a su primitiva banda Alcatrazz con Hiroshima Mon Amour … (cuando Malmsteen dejó a Alcatrazz fue reemplazado por Steve Vai….qué habrá hecho «el mago» para reemplazar la velocidad de Yngwie?) Y ahora cómo no….correspondía algo de la banda de su maestro R. Blackmore…..y así era, sonaba en Santiago una versión de Mistread de Deep Purple a manos del sueco……delirio y alegría total….el público estaba notable, de hecho Yngwie reconoció esto diciendo que era el mejor de la gira…veamos si lo mantiene hasta el final….

Para cerrar el telón, volvíamos a 1985… al Marching Out con el gran temazo I´ll see the light tonight para cerrar la noche con una ovación cerrada impecable y emocionante….. Sin lugar a dudas que Yngwie Malmsteen no se olvidará de este concierto fácilmente, y nosotros menos!, ver a todo un maestro de la música y del Heavy Metal no es algo de todos los días…

We saw the light tonight!!!!

Yngwie Malmsteen

Introducción

Es realmente difícil hablar sobre «El Maestro» sólo con palabras….habría que explicar qué tan importante es él para el metal sólo a través de una Opera Magna, porque su inmenso legado es tan grande como su genialidad….gracias a Yngwie el Metal alcanzó el TOP en reconocimiento generalizado, después de sus primeros trabajos no sólo sus fans hablaban de él, gracias a la estructura y arreglos que le dio a sus composiciones, esa mezcla genial entre heavy metal y música clásica estremeció a todo el mundo musical para siempre… bueno, es deber decir en todo caso que Yngwie no fue el primero en hacer esto, él siguó el sendero de su maestro R. Blackmore en las influencias de la música clásica sobre el Rock, pero no hay duda en dar a Yngwie Malmsteen los créditos respecto a la difusión y legado de este concepto a nivel mundial y en cambiar radicalmente al metal………..

Sé que esto es tema de un interesante debate y no sé si es primera vez que se dice pero para mí está más que claro que el heavy metal comienza a dejar de ser «Rock» fundamentalmente por el legado de Yngwie (desde su primer trabajo en 1984), ya que las influencias iniciales del blues, «Rock and Roll», jazz, etc fueron dejadas de lado en las bandas de metal para dar fuertemente paso a la música clásica, lo que enriqueció tremenda y determinantemente el estilo en tiempos, melodía y armonía (muchas bandas actuales de metal no componen sólo en 4/4 y las posteriores influencias del folk europeo en el Power, Death melódico, Black y Viking Metal se han acoplado muy bien a la estructura clásica, separando cada vez más al metal del «Rock») y bien, esto es una de las mejores formas que permite definir bien lo que es metal de lo que no lo es (no la única en todo caso!)………realmente Yngwie es un Maestro, pocos se merecen como él este título, estoy seguro que si Nicolo Paganini hubiera nacido algunos años después de él, se habría inclinado por la guitarra eléctrica y no por el violín…..la historia se habría invertido…..(Yngwie es gran admirador de este legendario violinista!)

Finalmente, es necesario comentar que muchas bandas le deben mucho a Yngwie, sin ir más lejos todas las de metal sinfónico y baluartes del Power Metal en todos los estilos como Helloween, Rhapsody, Stratovarius, etc ……la biografía a continuación es además un homenaje de PowerMetal.cl al maestro, hail viking!

Sobre el estilo: Heavy Metal Neoclásico….aunque después de su gran e influyente legado, basta con llamarlo Heavy Metal.

«I am a Viking, I’m going out to war
And I’ve got death upon my mind.
As I was leaving, oh yesterday
I’ve got no fear in my heart.»…….
De «I am a viking» del «Marching out»:

Biografía de Yngwie (Fuente: Malmsteen Fan Club. Usada bajo expreso permiso.)

Los comienzos

Lars Johann Yngwie Lannerback nació en Estocolmo, Suecia, el último día de Junio de 1963….

El matrimonio entre el padre de Yngwie, un enérgico capitán del ejército sueco y el artístico y liberal espíritu de su madre terminaron en divorcio muy poco tiempo después que él nació. El pequeño genio creció en un ambiente permisivo entre su madre Rigmor, su hermana Ann Louise, y su hemano Bjorn, Yngwie (así lo llamó su madre en recuerdo de un antiguo pololo) era algo «salvaje» y sin reglas……….tempranamente (a los 5 años) luego de intentos fallidos de su madre de acercarlo a la música con clases de trompeta y piano, le compraron una guitarra acústica, la que permaneció colgada en la pared un buen tiempo…….nada hacía presagiar lo que venía…….no fue hasta un 18 de Septiembre de 1970, cuando veía el especial de la muerte del guitarrista Jimi Hendrix, que una llama inexplicable se prendió dentro de él….el niño de 7 años veía con asombro cómo Hendrix maravillaba a toda la audiencia con esos torrentes de energía y cómo sacrificaba su guitarra en llamas. El día que Hendrix murió, el guitarrista Yngwie nacía….

Descargando su intensa curiosidad y tenacidad en su Stratocaster barata, Yngwie se sumergió en la música de bandas como Deep Purple y gastó muchas horas tratando de descubrir los secretos de los instrumentos y la música. Su admiración por las influencias clásicas de Ritchie Blackmore le hicieron girar la atención hacia los gustos musicales de su hermana, a las raíces: Bach, Vivaldi, Beethoven, y Mozart. Al mismo tiempo en que Yngwie internalizaba las estructuras clásicas de los maestros, su prodigioso estilo comenzaba a tomar forma…..tocaba y tocaba horas y horas todos los días, a veces caía dormido sobre su guitarra….

A la edad de 10, había decidido tomar el apellido de su madre, Malmsteen, enfocando ahora todas sus energías en la música, dejando a veces de ir al colegio regularmente, donde era considerado un «problema», ya que odiaba a todos los de «comportamientos estúpidos»….. sólo le interesaban 2 ramos, en las que además sobresalía notoriamente: Inglés y Arte. Su madre, quien reconocía su talento único musical, le permitió permanecer en casa con su música y su guitarra, la maestría con que tocaba ya se hacía notar. Pero algo le inquietaba al joven prodigio……..¿dónde estaba la conexión entre las formas estructurales de la música clásica y la performance virtuosa de Hendrix en vivo? La respuesta la encontró nuevamente en la televisión, observando al gran violinista ruso Gideon Kremer tocando «Paganini’s 24 Caprices»……y eso era!!! Niccolo Paganini era la solución e inspiración! entendió al fin gracias al maestro del violín del siglo XIX cómo su pasión por la música clásica y la guitarra eléctrica podían ser compatibilizadas en un nuevo estilo que cambió determinantemente las influencias del heavy metal! Gracias a esto Yngwie además hace escuela sobre otra forma de tocar guitarra eléctrica…..menos escalas pentatónicas y diatónicas, ahora venían los barridos, sweet picking, etc.

El estilo de Yngwie comenzaba a emerger

A la edad de 15 estaba claro que el colegio ya no era para él, así que lo deja, y para bien…… trabajó un tiempo como luthier en una tienda de reparaciones de instrumentos.

No se puede dejar de comentar un suceso importantísimo que aconteció cuando entró al local un Laúd del siglo 17…..Yngwie observó que la madera del mango estaba socavada, de modo que las crestas formaban los trastes…..y claro! ¿porqué no? ¿qué pasaría si ese concepto se aplica a una guitarra eléctrica? lo hizo y quedó impresionado de los resultados, notó que era más dificultoso tocar, pero el control que se adquiría sobre las cuerdas era algo increíble…..prontamente adaptó el «scalloped fretboard» a todas sus guitarras….

Al mismo tiempo, Malmsteen comenzaba a tocar en innumerables bandas destacando por su estilo explosivo y novedoso……muchas veces cansaba los oídos y la paciencia de la audiencia sueca acostumbrada más la música pop de ABBA. Cuando llegó a los 18, el ejército sueco trató de recrutarlo para oficial debido al excelente resultado de sus test de inteligencia….pero convenció a los oficiales de reclutamiento que no era la mejor idea ni para él ni para el ejército sueco…..Yngwie volvió a la música con una temprana formación de Rising Force, grabaron un demo de 3 temas para la CBS sueca, pero nunca fue producido. Frustrado, Malmsteen sabía que tenía que dejar Suecia y enviar demos a sellos extranjeros….fue el guitarrista y fundador de Shrapnel Music Mike Varney quien le tendió la mano, Yngwie fue invitado a Los Angeles a unirse a la nueva banda de Shrapnel «Steeler»…

Yngwie emigra a USA

Construida alrededor de Ron Keel, el debut de Steeler marcó con fuerza detalles como el gran solo de Yngwie en «Hot On Your Heels.» Al mismo tiempo que el álbum fue conocido, Malmsteen fue llamado a una banda del estilo Rainbow, Alcatrazz fundada por el cantante Graham Bonnett. Aunque grandes temas y solos fueron «Kree Nakoorie,» «Jet to Jet,» and «Hiroshima, Mon Amour,» era limitante para el joven guitarrista sueco quien prefirió seguir en una carrera como solista….

El primer álbum solista de Yngwie, Rising Force, llegó al #60 en los Billboard charts, e impresionó bastante a nivel de músicos. El álbum además ganó una nominación a los Grammy como mejor álbum de rock instrumental. Pronto llegaban otros honores: fue votado como el mejor Nuevo Talento en muchas encuestas, mejor guitarrista de Rock un año después, y Rising Force se convirtió en el álbum del año. Potenciada por su viejo amigo y gran tecladista Jens Johansson (sí, el mismo de Stratovarius), la banda Rising Force se estableció como como una de las importantes y colocó a Yngwie como una de los mejores guitarristas de rock, adicionando un nuevo término al léxico de los estadounidenses: neoclassical rock.

Las composiciones neoclásicas de Yngwie alcanzaron nuevos bríos en Trilogy, álbum de 1986. A esas alturas, el estilo Malmsteen ya era un fenómeno mundial en la música, las influencias de su técnica en la eléctrica no se hicieron esperar, aparecieron muchos clones pero sin entender todo el fondo musical que tenía el sueco….

El accidente…

En el siguiente año (1987), el 22 de Junio, cerca de su cumpleaños 24, Yngwie estrelló su lujoso Jaguar en un árbol, rompiendo el volante con su cabeza, causándose un corte profundo en la cabeza, dañando los nervios de su celebro, impidiéndole esto los movimientos de su mano derecha. Después de estar en coma por una semana, inconsciente, despertó con el instinto de mover la mano derecha inútilmente….temeroso que su carrera viera su final tan prontamente, con mucha impetuosidad comenzó la terapia que le devolviera la vida a su mano, esperando impacientemente que los nervios se regeneraran……su recuperación fue casi un milagro, pero poco tiempo después recibió la noticia que su madre, la gran inspiración de su vida había muerto en Suecia de cáncer….para complicar las cosas más aún, los problemas financieros lo dejaron muy mal debido a los altísimos costos de las cuentas médicas…..

En vez de caer en depresión como muchas otras personas lo hubieran hecho, Yngwie colocó todas sus fuerzas en la música para poder salir del fondo en que estaba….

El resultado fue Odyssey, destacando el single y video «Heaven Tonight»….se alcanzó el disco de oro y una clara llegada a un público diferente, no sólo a guitarristas y músicos, destacaba en la formación de este disco el ex- vocalista de Rainbow Joe Lynn Turner como frontman. Para Febrero de 1989, el show se desplazaba a Moscú y Leningrado (precediendo el Bon Jovi’s Moscow Peace Festival por 6 meses aproximadamente). Después de la realizacdión del video Live in Leningrad / Trial By Fire, los miembros de la banda tomaron caminos separados y el nombre Rising Force fue retirado para bien.

Yngwie se va a Miami a forma una nueva banda

Comenzando una nueva fase en su carrera, Yngwie se desplazó a Miami, Florida, reclutó al ex-vocalista de John Norum, el señor Goran Edman, quien con su voz de tenor se adaptó fácilmente a las demandas de Yngwie en cuanto a tonos altos. Los otros puestos fueron llenados con músicos no tan conocidos fuera de Suecia pero con talentos excepcionales: el bajista de orquesta sinfónica Svante Henryson, el experimentado tecladista y arreglista Mats Olausson, junto al batero Michael von Knorring. El primer trabajo de la nueva formación, Eclipse, grabado y mezclado en el Criteria Studios de Miami, probó que Yngwie podía escribir material «accesible a la radio» sin sacrificar su estilo clásico. Una pobre promoción por problemas con el sello Polygram estancaron las ventas en U.S.A, pero el oro y platino en Japón y Europa fue un mensaje tranquilizador para Yngwie con respecto a la decisión de dejar a Rising Force atrás.

Malmsteen decide dejar a Polygram….y como él decía a veces su vida es siempre como «fire and ice, either really good or really bad with no in-between» …..una vez que la situación fue superada, las cosas comienzan a mejorar…..el nuevo manager Nigel Thomas trabajó duro y en Marzo de 1991 Yngwie firmaba con Elektra Records.

El gran debut por Elektra, Fire & Ice, volvió atrás a los tiempos en que la perfección de lo no comercial llevaba sus composiciones. El álbum encendía sus emociones con la incorporación de breves de los compositores barrocos que él tanto admira (quien diga que este álbum es malo realmente no sabe nada de Y. Malmsteen ni de metal neoclásico). Con este trabajo Yngwie al fin pudo cumplir su gran deseo de grabar con una orquesta clásica, esto ocurrió en los arreglos de Bach de «Badinerie» Orchestral Suite No. 2, la que es incluida en el TEMAZO «No Mercy,» y en el sólo de inspiración clásica de «Cry No More.» Aclamado por la crítica especializada por su somposición y performance, Fire & Ice debutó en Japón en el #1 («Ichi-ban») y vendio sobre 100,000 copias en el día de lanzamiento. El álbum alcanzó el oro y platino en Europa y Asia. Para Junio de 1992, Yngwie volvió apara descanzar y componer…

Desafortunadamente, el desarrollo del nuevo álbum fue estancado debido a una serie de sucesos extrañamente concatenados…el huracán Andrew que devastó Miemi en Agosto de 1992, la muerte del manager Nigel Thomas en Enero de 1993, y el rompimiento del contrato por el sello Elektra en Marzo del mismo año. En el mes de Julio (también 1993), Yngwie se quebró la mano y en Agosto fue víctima de un falso arresto que provocó un revuelo internacional…..

En Septiembre, los cargos contra Yngwie fueron levantados y en Octubre su mano se recuperó completamente. Un nuevo contrato fue firmado con el sello japonés Pony Canyon label, y una nueva formación consistente en el vocalista Michael Vescera (ex-Loudness), batero Mike Terrana (ex-Tony McAlpine), tecladista Mats Olausson, y el mismo Yngwie en el bajo se formaba. Barry Sparks de L.A. fue elegido como el bajista de relleno para el tour.

Yngwie firma con Pony Canyon y comienza una nueva etapa en su carrera

El nuevo álbum, The Seventh Sign, fue realizado en Japón en Febrero de 1994. Lo crudo y agresivo de del trabajo hizo volver la vista a los comienzos, al Marching Out. Fue triple platino en Japón! y la CMC International Records lo distribuyó en Europa y America, aunque en USA debido al «grunge»no vendió lo mismo que antes….

En Septiembre y Octubre, Pony Canyon lanzó dos mini-albums, Power and Glory y I Can’t Wait. Después de casi un año de gira, la terminan en Noviembre de 1994 para tomar un merecido descanso.
En Diciembre de 1994, Yngwie comienza la construcción de un estudio propio en Miami, retomando el trabajo musical con Magnum Opus, con el objeto de lanzarlo en Junio de 1995.

El tour Magnum Opus comenzó en Septiembre de 1995 en Japón, cubriendo la increíble cantidad de 17 ciudades en Japón y llenando estadios…..luego partieron a Inglaterra por 2 meses….durante los shows Michael Vescera enfermó de bronquitis y estuvo fuera de 5 shows….en vez de cancelar los recitales el mismo Yngwie tomó las voces, aunque los temas de registro muy alto fueron eliminados…Mike se les volvió a unir en Alemania…retornaron a fin de año a casa para el merecido descanso.

Yngwie graba su primer album en el Studio 308

Comenzando Enero, Yngwie comenzó a usar su Studio 308, llamando a viejos amigos músicos– incluyendo a Joe Lynn Turner, Jeff Scott Soto, David Rosenthal, Marcel Jacob, y Mark Boals–para trabajar en un nuevo proyecto. Por muchos años, Yngwie tuvo en mente el deseo de grabar los temas clásicos que con los cuales creció….esto significa la música de Deep Purple, Rainbow, U.K., Kansas, Scorpions, Rush, y Jimi Hendrix. Con los hermanos Johansson en batería y teclados, el álbum «Inspiration» tomó forma. Para mediados de Abril, las grabaciones fueron masterizadas y el cover art se encargó al destacado artista japonés Asari Yoda.

El trabajo orquestal que los fans habían estado esperando se vuelve realidad

Después de meses de trabajo intensivo en el Miami Studio 308, Yngwie produjo su primer trabajo completamente clásico, Concerto Suite for Electric Guitar and Orchestra in Eb minor, Op. 1. En Enero de 1997, Yngwie vuela a Prague para grabar con la prestigiosa orquesta filarmónica de Praga, la cual celebraba recientemente sus 100 años de vida. En 3 intensivos días de trabajo, el sueño de grabar una creación propia con una orquesta de prestigio se hacía realidad ….

Sin dejar de trabajar luego de tantos triunfos, Yngwie vuelve a Miami para finalizar el álbum Facing the Animal, destacando en las baterías al gran Cozy Powell. Distribuído fuera de Japón por Mercury label, Yngwie dio una gran cobertura al álbum dando numerosas entrevistas y promoción.

La Paternidad y otros cambios de vida

El 6 de Marzo de 1998, nace en Miami Antonio Yngwie Johann Malmsteen, Yngwie y su esposa April tuvieron que afrontar la paternidad en medio de tours y ajetreos, así que el pequeño Antonio obtuvo su primer pasaporte a las 3 semanas de vida!!! Dicen que el pequeño y su padre estaban felices como nadie dentro del movimiento de los aviones, trenes, buses, y taxis….qué familia(!)

Sin embargo otra noticia negativa llegaba a la banda, en un trágico accidente de tránsito el maestro de la batería Cozy Powell falleció. Fue reemplazado por Jonas Ostman para el tour. Durante los conciertos de Brazil, fue grabado un nuevo video y CD llamado simplemente Yngwie Malmsteen LIVE!!!

A comienzos de 1999, comenzaron los trabajos para el próximo álbum Alchemy. Realizado en Septiembre de 1999, la idea de Yngwie era darle en el gusto a sus fans más duros, volviendo plenamente a las raíces del comienzo él mismo decía «Quería hacer un álbum donde mi forma de tocar fuera lo más extrema posible, sin importar su destino comercial. Escribí todas las letras, usando temas interesantes para mí como Leonardo da Vinci.» Yngwie explica, «Elegí este título porque la ‘alquimia’ es donde la ciencia y la magia se encuentran …..la ciencia del trabajo de grabación con la magia de la música». Para este retorno al sonido «Rising Force», Yngwie escogió al vocalista de Trilogy Mark Boals. Alchemy fue definido como el «manifiesto de guitarra de Yngwie para el nuevo milenio».

Adiós Lewis Entertainment, Hello Spitfire

A comienzos del 2000, Yngwie despidió el management de Lewis Entertainment que no pudo hacer avanzar su carrera en USA. Su nuevo manager, el hombre de negocios Michael Spitzer, cerró contrato con Spitfire Records, con quien Yngwie realizó su último álbum War to End All Wars en Noviembre del 2000……el resultado fue diferente respecto a las ventas de los álbums anteriores en USA, convirtiéndose en el mejor álbum vendido en años en norteamérica…

La vida de Yngwie ha sido una permanente serie de momentos buenos y malos, y el comienzo del último tour no ha sido la excepción, ya que ante las excelentes críticas y respuesta de los fans, en un gigantesco tour que comprendía 45 fechas en USA, emigran en la mitad del tour el vocalista Jorn Lande y el batero John Macaluso, obligando a cancelar más de una docena de recitales programdaos…

La historia se sigue escribiendo en esta segunda parte del presente año 2001, siguiendo el tour en Europa, Asia, y en el Reino Unido…y sudamérica……por vez primera lo tendremos en Chile y en 2 presentaciones!!!…….sin lugar a dudas que si llegaste hasta esta línea de esta EXTENSA biografía es porque te interesa el maestro y ahora sabes más de él y de su gran legado……si eres un músico metalero joven nunca olvides la música clásica al momento de componer! muchos te lo agradeceremos….

Reflexiones finales

Aunque en USA le hayan colocado al estilo de Rising Force «Rock neoclásico» luego de sus primeros trabajos, es obvio que Yngwie es un metalero absoluto, después de leer su vida queda más que claro…….aunque hubo entre medio algunos pocos álbums más comerciales, fueron por necesidad y en todo caso siempre dentro de sus raíces….