Entradas

Estamos ante la presencia de la séptima placa de Wolf. Así es, este ya es el séptimo álbum de estudio de los suecos, quienes vienen desde el año ’95 dando caña y levantando en alto la bandera del heavy metal, siempre de corte tradicional y muy clásico en su forma, pero con sonido acorde a lo que la actual tecnología ofrece, algo que en cierta medida los hace diferenciarse de toda las bandas que han surgido al alero de la actual movida revival que vive el metal en todas sus formas.

Tal cual sus anteriores dos discos, once son las pistas que los chicos de Wolf compusieron para su nuevo trabajo, en esta ocasión titulado Devil Seed y al cual dan el vamos con Overture in C Shark, un pésimo nombre para una gran forma de abrir un disco, heavy metal desde el mismo comienzo, no hay pompas ni ambientaciones, directo al metal que siempre han pregonado y que por lo visto continuarán enalteciendo, ya que sin mediar preámbulo alguno arremeten con la segunda pista del álbum.

Shark Attack, es una canción que fue lanzada con anterioridad al disco en formato video y que suena potentísima desde el mismo primer segundo. Riffs con sonido algo más moderno que lo que acostumbran a entregar, pero sin escapar su línea tradicionalista de siempre, se trata de un corte veloz, potente y con una sobrecarga adrenalínica que eriza y de la cual es protagonista indiscutido el alma mater de la agrupación, el señor Niklas «Viper» Stålvind, único miembro fundador que permanece en la banda a la fecha y a quien le debemos el hecho de que Wolf siga activo y a punto de cumplir veinte años dando que hablar en la escena heavy metalera.

Con varias revoluciones menos llega Skeleton Woman, aunque ciertamente más densa gracias a esos pesados riffs que enlazan perfectamente las guitarras de Niklas y Simon con el bajo de Anders, todo en perfecta sincronía con la pesadez en las baquetas a cargo de Richard. Es una canción que, en cierta medida y solo durante los fraseos, recuerda a aquel temazo que es Dissident Aggressor de Judas Priest, pero más que nada por ese ritmo cadencioso, lento y pesado que reina durante gran parte de su duración. En medio tenemos unas guitarras con cierto aire flamenco y luego otro muy corto pasaje en donde la dupla de hachas presenta algunas reminiscencias del característico sonido de Cacophony, pero nada como para entablar un parentesco más generalizado.

En un plano similar al anterior llega Surgeons of Lobotomy, aunque en los coros es mucho más melódica, de esas que te aprendes con tan solo algunas pocas oídas y que hacen que el tema se vuelva muy digerible, a pesar de mantener un ritmo más bien en plan mid-tempo, lo que ayuda a realzar la intensidad plasmada en la canción. En la quinta posición tenemos a My Demon, otra pista no muy rápida, pero que gusta por unas líneas vocales muy agradables al oído y un gran trabajo en guitarras por parte de Stålvind y Johansson, quienes por medio de melodías y arreglos más bien sencillos, logran enganchar muy fácilmente al oyente.

Lo mismo sucede con la siguiente I Am Pain, la cual desde el principio nos muestra a una dupla de hachas muy inspirada, regalándonos uno de los riffs más gancheros del disco. En general se trata de otro corte a medio tiempo y que ciertamente no presenta mucha variación en su estructura, pero es bastante entretenido de oír. Luego viene Back From The Grave, en donde al menos al comienzo recuperamos esa veta más veloz que le resulta tan bien a esta agrupación sueca, pero que en este disco han dejado bastante de lado. Mediando la canción nos encontramos, nuevamente, con un notable trabajo por parte de la dupla de guitarristas, quienes destacan en realidad a lo largo de todo el tema, por cuanto los coros también están soportados por un muy melódico y dedicado trabajo en las seis cuerdas. Uno de los puntos altos del álbum, sin duda.

The Dark Passenger vuelve a terrenos más lentos y pausados, pero siempre intensos y potentes, resaltando todo el poderío que imprime Anders “Tornado” Modd por medio de su sólido trabajo en el bajo. Hay una melodía al comienzo que suena algo arábiga que se hace agradable al oído y que se mantiene, aunque sin distorsión, durante los fraseos de Niklas, de hecho más adelante, cuando llegamos a la sección puramente instrumental, es posible percibir el influjo de Ritchie Blackmore en los solos, particularmente cierta influencia de Gates of Babylon, pero nada que desvíe nuestra atención en demasía de la composición creada por Wolf.

En la novena posición tenemos algo más acelerado. River Everlost recupera un tanto la velocidad, pero siempre manteniéndose bajo el alero del heavy metal. Siguen sonando densos, de hecho son verdaderas murallas de riffs las que amparan el desempeño de Niklas en las voces, y la base rítmica a cargo de Anders y Richard, nos brinda un seguro sustento que soporta todo el peso de las canciones que Wolf nos ha entregado ya a lo largo de todo este disco. Interesante es la sección de los solos en donde encontramos unas muy agradables paralelas, aunque duran solo algunos segundos.

Continúan con Frozen, que parte con un aire muy ala Mercyful Fate, de hecho tanto los riffs como el solo al comienzo suenan muy Shermann-Denner, pero aun cuando el riff principal regresa durante el desarrollo del tema, esa influencia se pierde y vuelven al sonido propio que caracteriza toda la placa, lo que claramente es un punto a favor. El cambio de ritmo hacia algo más rápido a mitad del tema ya se hacía necesario hace bastante rato y se agradece, más que nada como para cambiar un tanto la estructura que venían mostrando en la gran mayoría de las canciones anteriores. Muy buenas guitarras durante toda esta sección.

Cierran la placa con Killing Floor, que parte con guitarras semi-acústicas más algunos leads muy melódicos que derivan, antes de llegar al minuto, a una sección rítmica en donde el principal protagonista es un riff sumamente sencillo, pero muy ganchero, al que debemos agregar un coro de dos palabras y que se repite lo suficiente como para aprendérnoslo de inmediato ¡Vengeance, Vengeance calling, Vengeeeeeeance! Fácil ¿no? La verdad es que es una canción muy entretenida, algo más rápida que la media del disco y eso, en una placa que cuenta con una cantidad no menor de medios tiempo, es de agradecer. El tema en sí termina un minuto antes de lo que realmente dura, ya que se reservan estos últimos sesenta segundos para desarrollar un outro instrumental muy agradable, que consta tan solo de las guitarras repitiendo la fórmula mostrada al comienzo de la misma canción.

En la conclusión final me parece necesario señalar que hace tres años atrás me tocó comentar su anterior placa, Legions of Bastards, y siendo que no hay grandes diferencias en términos de composición, lo cierto es que la primera impresión que me deja Devil Seed no es tan avasalladora como lo fue con la mencionada, la que me encantó desde la primera escucha.  En términos de velocidad hay muchas canciones que podríamos catalogar como mid-tempo y siendo que me encantan este tipo de temas, sobre todo por la potencia que se les pueden llegar a imprimir, me parece que tantos en una misma placa le hacen perder algo de variedad.

De todas formas queda demostrado con esta, su séptima placa, que los suecos la tienen clarísima y que no transarán en su forma de entender el heavy metal, la cual no ha variado desde su primer y homónimo álbum. Poder, metal, melodía, potencia y una consecuencia de acero, eso es lo que encontrarán en Devil Seed, un álbum disfrutable y de fácil escucha.

 

 

«Shark Attack» es el nuevo video de los suecos WOLF, canción perteneciente a su próxima placa «Devil Seed», séptimo álbum de la banda, el que será lanzado el 25 de agosto en Europa y el 2 de septiembre en Norte America, via Century Media.

El track list de «Devil Seed» es el siguiente :

  • 01. Overture in C Shark
  • 02. Shark Attack
  • 03. Skeleton Woman
  • 04. Surgeons Of Lobotomy
  • 05. My Demon
  • 06. I Am Pain
  • 07. Back From The Grave
  • 08. The Dark Passenger
  • 09. River Everlost
  • 10. Frozen
  • 11. Killing Floor

 

WolfLuego de nueve años siendo parte de WOLF y habiendo participado en cuatro álbumes, el guitarrista Johannes Axeman Losbäck decide dejar el grupo. Así lo informó el músico con la siguiente declaración:

«Con el dolor de mi corazón anuncio que me bajo de mis deberes en la segunda mejor banda del planeta; WOLF. Fue una decisión muy difícil ya que amo a WOLF y al Heavy Metal, pero simplemente no puedo darle un 666% a WOLF en este momento. No sería justo para los fans, los muchachos ni para mí no entregarlo todo y necesito bajarme. El espiral de la industria musical que hace que las bandas y los músicos se saquen la mugre para sobrevivir, me ha pasado la cuenta. Quisiera agradecer a todos, y digo a TODOS los fans por estos nueve años. ¡Soy fanático de ustedes así que los quiero a morir! Y gracias además a los miembros de WOLF, pasado y presente, por compartir la vida y darme la oportunidad de expresarme a través de la música. ¡Me siento profundamente orgulloso y honrado por haber hecho música con ustedes! Partí mi relación con WOLF como fan y ahora la termino como fan. Gracias a todos, 666 veces una y otra vez. ¡Sabrán de mí de nuevo! Ah, ¡y CELTIC FROST la lleva!».

La última aparición de Axeman será en el video Skull Crusher, sacado del nuevo disco «Legions Of Bastards». Su reemplazante será Simon Johansson, conocido por haber trabajado con Mike Wead (KING DIAMOND) en BIBLEBLACK y en la banda doom MEMORY GARDEN.

En marzo, Losbäck dio una entrevista a PowerMetal.cl para hablar acerca de este lanzamiento, en definitiva, su trabajo final con WOLF: «Si dejásemos de tocar hoy día mismo, ¡moriríamos mañana!, ¡porque es lo que somos!», señaló. «Mira, NO AGUANTAREMOS MIERDA DE NADIE, ¡INCLUSO SI SONÁRAMOS ASQUEROSOS!, ¡INCLUSO SI FUÉRAMOS LA PEOR BANDA DEL MUNDO!, ¡lo seguiremos haciendo porque tenemos que hacerlo! Es nuestro llamado, nuestra vocación, ¡ES LO QUE SOMOS! (…) He aprendido algo en mi vida y eso es a NUNCA RENDIRSE, y no sólo me refiero a la música, ¡sino a la vida misma! En todo lo que hagan, ¡JAMÁS SE DEN POR VENCIDO!, porque lo bueno siempre vendrá y vale la pena sacarse la mugre para que ocurra».

Puedes leer la exclusiva completa haciendo click en esta dirección.

Wolf - Entrevista con Johannes Axeman

Wolf - Entrevista con Johannes Axeman

“Nos sentimos muy honrados y privilegiados por tocar Heavy Metal”, dice el guitarrista Johannes Axeman Losbäck en exclusiva a PowerMetal.cl. Y es que a estas alturas, a Wolf nadie le viene con cuentos de cómo escribir, grabar e interpretar esta música desde “el corazón”. El cuarteto sueco acaba de sacar su sexta producción, Legions Of Bastards, disco como siempre firme y sólido en el metal más clásico/ortodoxo, pero que profundiza incluso más en un sonido vintage, crudo y honesto. En una apasionada entrevista, el músico entrega detalles de la nueva placa y enseña su fuerte espíritu de verdadero metal.

Johannes, hace poco realizaron una serie de conciertos en Gran Bretaña como soporte de Accept. Después de cuatro discos de Wolf con tu nombre en el line-up, ¿qué es lo que se puede aprender de una banda como la germana?

Sí, bueno… primero tenemos seis álbumes lanzados… ahm (silencio), sí, he tocado en cuatro, cierto, así que eso es correcto, ¡acabo de tener un lapsus! Bueno, ¿qué aprendimos?, siempre es positivo rodearse de profesionales, de gente profesional, en especial de gente que ha creado música que uno admira, que uno adora y que debes respetarla por ello. Nunca dejarás de aprender algo en las tocatas, no importa si vas solo o vas como acto de apertura de Accept, ya que siempre lo llevarás contigo, pero lo que aprendí de esta gira en particular con Accept es que NO HAY NINGUNA CHANCE DE EQUIVOCARSE. Debes concentrarte, hacerlo lo mejor que puedas, ¡cosa que hicimos por supuesto! Te digo, los tours no son nada fácil, cada ciudad es distinta a la anterior, cada circunstancia es distinta a la anterior. Me enseñó mantener mi mente despejada, aguda, enfocada, ¡un poquito más de lo que solía!

Me imagino que hay planes de gira para el presente año. Por lo mismo, mi siguiente pregunta, como periodista chileno, va por saber qué tienen en mente sobre algún tour afuera de Europa…

Bueno, si dependiera de nosotros, ¡giraríamos por cualquier parte, en cualquier momento y de cualquier forma! Hoy en día por desgracia, en esta escena musical, en este microclima que nos encontramos metidos, ¡las bandas no tienen voz ni voto! Depende de los sellos, de las agencias de booking y de los promotores qué grupos van a dónde, ¡porque hay muy poca plata en esto! Entonces, cada vez que haces un tour debes asegurarte de cubrir todos los gastos. Claro, sería agradable llegar a casa, encontrar a más productores y tipos así con los que hablar. Siempre depende de los sellos y promotores, pero si nos ofrecen conciertos en Sudamérica o donde sea, ¡los aceptamos de inmediato! Por el momento sin embargo no hay planes de tocar afuera de Europa, ¡porque no nos han ofrecido ninguna gira!, así que apenas alguien nos ofrezca una, ¡la tomamos!

Wolf

“NOS PATEAMOS EL TRASERO (EN ESTE CD), ¡Y (…) AHORA ES EL TURNO DE PATEARLE EL TRASERO A USTEDES!”

Acerca de Legions Of Bastards, ustedes señalaron que “nos parece que es incluso más honesto y directo que cualquier otro álbum que hayamos hecho”. ¿Por qué?

Bueno, creo que tiene que ver con que lo hicimos nosotros mismos, por decirlo de algún modo. No trabajamos asignados a nada, no nos asignaron ningún productor tampoco, simplemente nos metimos y dijimos ‘hagámoslo aquí, home based!, donde estamos parados, ¡y arremetamos!’. No fue que nos sentáramos a pensar qué direcciones tomar con la música, qué clase de sonido buscar o lo que fuera, ¡lo hicimos nomás!, y de esa manera se siente más honesto… o sea, en los discos anteriores puede que hayamos quitado una o dos canciones del tracklist final, pues considerábamos que no eran lo suficientemente buenas. En el nuevo en cambio, ¡dejamos todos los temas ahí!, ¡ahora hay once cortes en lugar de nueve o diez! Se siente más honesto y me parece que hemos llegado a un nivel en que Wolf no tiene que demostrarle nada a nadie. Wolf es un nombre bien conocido, con música que sabemos bien cómo manejar, ¡entonces no tenemos que demostrarle nada a nadie!, ¡sólo le damos y listo!

No obstante, también señalaron que Legions Of Bastards es el “fruto de mucho esfuerzo, sudor y sangre”. ¿Cuán dolorosa o sencilla fue la producción?

La verdad es que resultó algo difícil (risas), si queríamos que todo saliera perfecto, ¡y a nuestra propia manera! Queríamos que todo saliera perfecto del modo que NOSOTROS sentimos que es perfecto, y debimos dar con el tiempo para grabar, debimos dar con el tiempo para componer, ensayar el material y todo lo demás. Mira, vivimos en cuatro lugares distintos aquí en Suecia, por lo que es súper complicado para nosotros hacer todo de una un martes en la noche por decirte, ¿me entiendes (risas)? Simplemente sentimos que nos pateamos el trasero, ¡y que ahora es el turno de ustedes!, ¡de patearle el trasero a ustedes!

¡(Risas) que se preparen los fans del Heavy Metal! Y a propósito, desde tu perspectiva de aficionado al metal tradicional de vieja escuela, ¿cuáles son tus aspectos predilectos de Legions Of Bastards?

Bueno, ¡no sabría en realidad cómo contestar esa pregunta!, ¡simplemente se siente grandioso! ¡No sabría en realidad cómo contestar esa pregunta!, ¡es difícil (risas)! “Satisfacción” supongo yo es la primera palabra que se me viene a la cabeza… simplemente me siento satisfecho, simplemente se siente bien, se siente como que este es EL DISCO. No sería correcto si no lo sintiese así, y como lo mencionaste hace poco, creo que hay más sangre y sudor en este que en cualquier otro álbum nuestro. ¡Simplemente se siente muy bien!, y puedo decirte con franqueza que todas las canciones me provocan el mismo efecto, ya sabes, la primera (Vicious Companions), la segunda (Skull Crusher), la tercera (Full Moon Possession), ¡tienen el mismo efecto en mí! En los lanzamientos pasados había uno o dos cortes que quizás no me provocaban nada, ¡pero en este son once pistas kick ass!

Wolf

INSPIRACIÓN METALERA: “¡DE AQUÍ SACAMOS TODOS NUESTRO PODERÍO Y LAS GANAS DE SEGUIR ADELANTE!”

Al escuchar el CD, notas que es más infeccioso que Ravenous (2009), más heavymetalero, más británico. Jekyll & Hyde tiene harto Sabbath del Heaven And Hell, mientras que Road To Hell y de Maiden y False Preacher, de Priest. ¿Cómo se ajustan todas las letras oscuras de horror en un esfuerzo más tirado el Heavy Metal, en un esfuerzo menos “Mercyful Fate” en lo musical?

Sí, OK… bueno, nosotros no pensamos así, ¡porque simplemente hacemos lo que hacemos (risas)!, no nos sentamos a pensar en direcciones, ni en la música o en lo que sea. Depende de ustedes los periodistas, de ustedes los fans ver si realizamos o no un buen trabajo (risas), ¡aquí sólo escribimos música Heavy Metal, escribimos letras Heavy Metal y las pegamos! Sin embargo, yo siento que si tomas cualquier canción de cualquier disco que hayamos hecho y la pones en otro, ¡igual seguirá siendo un sólido álbum de Wolf!, aunque claro, es difícil para los mismos músicos tener un input en tales cuestiones si no las pensamos, ¡porque no lo hacemos!, ¡sólo sacamos nuestros equipos, los enchufamos y empezamos a tocar!, ¡y que salga lo que salga! Eso es lo que escuchas en Legions Of Bastards. En todo caso, si bien logro entender lo que quieres decir, para mí es una cosa natural, una progresión natural…

Sí, ya que el Heavy Metal sale del corazón. Luego de tantos años insistiendo con esta música, ¿cómo y dónde encuentran la inspiración, motivación y pasión a la hora de escribir y grabar un registro de Wolf?

Bueno, ¡esa es la parte fácil!, la de encontrar inspiración y motivación: NOSOTROS SOMOS METALEROS, ¡eso es lo que somos! No es como que nos disfracemos el fin de semana, ¿sabes? Crecimos con esto, nos criamos con esto, ¡de aquí sacamos todo nuestro poderío y las ganas de seguir adelante!, y cuando te subes al escenario, te encuentras con tu público y se acercan a ti después de la tocata pidiendo que les firmes un álbum, una foto o diciéndote que eres bueno, ¡significa que algo estás haciendo bien! ¡Esa sí que es una gran motivación! Pero te cuento lo siguiente: si dejásemos de tocar hoy día mismo, ¡moriríamos mañana!, ¡porque es lo que somos!, ¡y somos de clase obrera!, no nos importa si hay que ensuciarse las manos o surgir de las cenizas y esas cosas. O sea, ¡lo único que quiero ahora es hacer otro disco!, ¡hacer otro disco en este preciso momento!, pero… ¡debemos girar (risas)!

(Risas) lo primero es lo primero y de hecho ya presentaron un tema de Legions Of Bastards en el tour con Accept, Skull Crusher. A tu juicio, ¿cuáles son los mejores tracks de esta placa para tocar en vivo?

¡Sí!, eso justo lo discutíamos cuando hicimos la gira con Accept, pues sólo tocamos uno, Skull Crusher. Haremos ese y lo más probable Vicious Companions también, aunque sentimos que podemos colocar cualquiera en el repertorio. Eso tiene que ver más bien con el hecho de que debe encajar de algún modo, ¡y habrá que probarlos! Viajaremos a Finlandia luego del lanzamiento así que ahí tendremos que ver, ahí tendremos que empezar a sentirlos. Lo que puedo decirte es que estamos tocando Vicious Companions y Skull Crusher, ¡y que de verdad espero que Jekyll & Hyde igual! Y bueno, en realidad hubo bastante presión ahora, ensayamos Skull Crusher sólo un par de veces antes de llegar a Londres, a la presentación de estreno. Por fortuna, según los videos en YouTube, ¡parece que hicimos un trabajo digno (risas)! Claro, siempre querrás hacerlo bien, siempre querrás hacerlo de la forma que se supone que es la correcta.  O sea, si tocamos uno más viejo como Moonlight (del debut homónimo del 2000)… a ver, nos encanta tocarlo, ¡es grandioso y nos fascina!, ¡pero ya lo hemos hecho 300 veces!, por lo que no sentimos la misma presión. Puedes cometer un error en Moonlight y reírte, no así si te equivocas en Skull Crusher en el primer concierto, ¡no tienes cómo arreglarla después (risas)! De todas formas nos sentimos cómodos con lo que somos y dónde nos paramos, ¡y sabemos que somos capaces de entregar la mercadería!, no pensamos mucho al respecto. Eso sí, hay un poco de presión cuando tocas temas nuevos.

Wolf

“ESTAMOS AQUÍ PARA MANTENER VIVO EL LEGADO!”

Los fans de trabajos previos como Evil Star (2004) o The Black Flame (2006) no tendrían por qué decepcionarse con Legions Of Bastards, puesto que saben muy bien lo que puede esperarse de la banda y sus discos. Por el otro lado entonces, ¿en qué medida es un reto NO ABURRIR a la gente que encuentra que Wolf lanza el mismo álbum una y otra vez?

¿Sabes?, ¡nos da un poco lo mismo (risas)!, no nos preocupa en realidad. Simplemente somos cuatro fans del Heavy Metal que tenemos un grupo y escribimos juntos. Tenemos la fortuna que a las personas les guste lo que hacemos y no damos nada por sentado ni por hecho. Además, ¡nunca lanzaremos algo que no nos parezca bueno! No es que haya presión, sino expectativas y es cierto, es como una especie de desafío, pero nada que nos obligue a pensar demasiado, o hablar demasiado, debido a que surge de forma natural. El Heavy Metal nos sale de forma natural así que estoy bastante seguro de que todo resultará al final. Así lo percibo yo.

Legions Of Bastards quizás tenga un sonido más vintage y crudo en cuanto a la producción. Son otros tiempos comparados al 2004 por ejemplo, cuando muy pocos músicos estaban dispuestos a apostar por una grabación old school. Hoy en día existe una gran oleada retro con producciones menos “modernas”, más clásicas, orgánicas e incluso setenteras, casi como una moda. Hablo de Enforcer, Ghost, etc. ¿Cuán cómodos se sienten ustedes cuando se dice que Wolf es un acto retro, siendo que es un término muy manoseado por la prensa?

Bueno, ¿sabes?, cada individuo tiene derecho a dar su opinión, ¡aquello no nos afecta!, ¡lo seguiremos haciendo igual! No hay nada afuera que… mira, NO AGUANTAREMOS MIERDA DE NADIE, ¡y no nos importa! Cuestiones como esas nos resbalan, ¡lo seguiremos haciendo!, ¡INCLUSO SI SONÁRAMOS ASQUEROSOS!, ¡INCLUSO SI FUÉRAMOS LA PEOR BANDA DEL MUNDO!, ¡lo seguiremos haciendo porque tenemos que hacerlo! Es nuestro llamado, nuestra vocación, ¡ES LO QUE SOMOS! Entiendo el punto, que están saliendo un montón de grupos así y me parece grandioso, ¡pues te da un poco más de espacio!, como también la oportunidad de tocar junto con todas esas bandas nuevas, conocerlas y charlar de metal (risas). ¡Es asombroso!, ¡nos encanta!

En entregas anteriores trabajaron con productores modernos como Roy Z (Judas Priest, Halford, Bruce Dickinson, Helloween) y Fredrik Nordström (Hammerfall, Dream Evil, Arch Enemy, Dimmu Borgir). Ahora que enseñan este sonido más orgánico, crudo, tradicional, ochentero, ¿cuán diferente fue la experiencia de grabar con Pelle  Saether en el Studio Underground?

¡Fue notable!, inmediatamente supimos que habíamos encontrado al productor indicado y el sonido adecuado. Todo partió de ahí. Si no lo hubiéramos conseguido en ese momento, ¡habríamos empezado de nuevo!, ¡pero se sintió genial desde el mismo comienzo!, y de ahí nos fuimos. Todos los discos suenan fantásticos a su propia manera, sin embargo, ahora mismo creo que este es el mejor, ¡el que siempre quisimos hacer!, ¡y lo logramos! Cuando lo finalizamos, sentimos que habíamos creado algo y lo sacábamos del cuerpo, ¡una sensación maravillosa! Nos sentimos muy honrados y privilegiados por tocar Heavy Metal, ¡ya que nos aporta tanta inspiración!, un vasto legado de música del cual podemos sujetarnos. No estamos aquí para causar una revolución en el metal, ni tampoco para inventar una nueva clase de Heavy Metal, ¡estamos aquí para mantener vivo el legado!, y la recompensa es enorme. Cuando alguien se me aproxima con sinceridad, me mira directo a los ojos y me dice lo que piensa, independiente de si es bueno o malo, ¡esa es para mí la mayor recompensa!, pues sabes que aquella persona se dio el tiempo, sacó tiempo de su vida, sacó plata de su bolsillo para comprar nuestra música o ver nuestro show. ¡ESO SIGNIFICA MUCHÍSIMO!

Wolf

«LOS GRUPOS QUE NO SON HONESTOS CON EL HEAVY METAL TERMINAN DERRUMBÁNDOSE»

De nuevo le pidieron a Thomas Holm (Mercyful Fate) que se encargara de la portada. Sabiendo que ustedes son fans de su artwork desde que hiciera el de Melissa y Don’t Break The Oath, ¿qué ven en sus ilustraciones que siempre buscan tenerlas? ¿Qué imagen de Wolf ves tú y Niklas (Stålvind, vocal/guitarras) en cada carátula que les dibuja?

Bueno, para mí… o sea, por supuesto que todo se refleja en la tapa, sólo que para mí la cosa va más por el título. Le damos el título del CD a Thomas Holm, después le pasamos algunas letras y ahí empieza a pintar por su cuenta. Es la cuarta ya que hace para nosotros, por lo que tenemos plena confianza en él. Nos gusta su estilo que, si bien es muy oscuro, igual puedes notar que no le asusta utilizar colores… cada carátula metalera que aparece por ahí es negra, negra, negra, negra. ¡Algunas de las nuestras sí son negras!, pero aún puedes ver de qué se tratan. Nos fascina trabajar con Thomas Holm. Si él fuese músico, ¡formaría parte de Wolf (risas)!, y si nosotros fuésemos ilustradores, ¡seríamos Thomas Holm! Si alguien me hubiera dicho en el pasado que el mismo artista de Melissa y Don’t Break The Oath iría a hacer una portada para mi grupo, ¡lo más probable es que hubiese exclamado que jamás pasaría! Hemos llamado a Thomas Holm para todos los álbumes desde hace un buen tiempo ya, y en Ravenous más encima tuvimos a Hank Shermann de Mercyful Fate como guitarrista invitado, ¡quien también ha trabajado con Thomas Holm! Son cosas que de niño nunca habrías pensado que sucederían, ¡y están ocurriendo hoy en día! ¡Es una sensación tremenda!, ¡si escucho las mismas bandas ahora que cuando tenía 13, 14 años!

Resumiendo la conversación Johannes, lo fascinante del Heavy Metal es que por más que toques un estilo tradicional y old school, como es el caso de Wolf, ¡nunca sonará pasado de moda!, nunca sonará de una época pasada. Siempre suena fresco, vivo, clásico, universal. ¿Qué tiene de poderoso el Heavy Metal para ti que logra mantenerse así a través del tiempo? ¿Qué tiene que nunca suena obsoleto, incluso después de varias décadas?

Es bastante sencillo el motivo. ¡El Heavy Metal proviene de la clase trabajadora y del corazón! No es algo así como que despiertas un día y te dices ‘oh, bueno, ¡haré mi intento de tocar Heavy Metal!’, ya que podrás ver a través de esa mentira. La gente que toca Heavy Metal puro y honesto la encontrarás en bandas que aún siguen con vida. Los grupos que no son honestos con el Heavy Metal terminan derrumbándose y dejan de dar vueltas. Los que continúan aquí, ¡son los que van con la verdad de frente! Nosotros, los músicos y fanáticos del Heavy Metal podemos distinguir cuán sinceras son las bandas reales, eso es lo que pienso. Proviene de tu corazón y se refleja en tus ojos. ¡Eso es lo que permanecerá por el resto de los días! He aprendido algo en mi vida y eso es a NUNCA RENDIRSE, y no sólo me refiero a la música, ¡sino a la vida misma! En todo lo que hagan, ¡JAMÁS SE DEN POR VENCIDO!, porque lo bueno siempre vendrá y vale la pena sacarse la mugre para que ocurra. ¡Y si quieren que toquemos en Chile, y tienen fe en ello, la cosa funcionará! ¡Mantengan sus cuernos en alto ya que en una de esas podrán vernos en Chile un día! ¡Así lo esperamos!

Aún recuerdo cuando en estanterías de las diversas tiendas de Metal de Santiago, podía verse aquella espantosa carátula con un lobo que más parecía orangután con chaqueta y que solo decía Wolf en el frente.  Corría el año 1999, tiempos en que estábamos aún lejos de poder llegar a casa y simplemente descargar el disco para saber que tal era el grupo antes de comprarlo, había que arriesgarse y comprar a ojos cerrados, ya que no en todas partes te permitían escuchar antes de comprar, así que el arte de tapa tenía una fuerte incidencia en la decisión de adquirir un álbum o no, ya que era la primera y, muchas veces, la única impresión que nos podíamos formar de una banda a la cual no conocíamos.  Finalmente, años más tarde llegó a mis manos y recordé lo acertada que es esa frase que dice que no debemos juzgar un libro por su portada.

A más de diez años de eso, Wolf tiene una carrera absoluta y totalmente consolidada, seis excelentes álbumes los avalan, incluso fueron nominados por su disco anterior (Ravenous) en los grammy suecos, algo que no sé si sea importante dentro de este medio, pero que si permite entender el reconocimiento que la banda ha ganado con el correr de los años.  Sin embargo, acá nunca se ha hablado mucho de ellos y además de haberlos visto en alguna tienda del ramo, recuerdo haber leído un review en donde incluso los describían como “otra banda tratando de colgarse del éxito de HammerFall”.  Claro, hay similitudes, pero Wolf tiene una identidad propia y una propuesta muy reconocible, la cual han logrado mantener incólume e inmutable a través de los años, ajenos a modas pasajeras ¿no me creen? Pues bien, aquí esta Legions of Bastards y el ofrecimiento que la banda nos hizo con aquel primer disco del que hablábamos aún sigue en pie y es bastante simple: ¡Heavy Metal!

Una par de redobles y directo al metal, así parte Legions of Bastards, de la mano de Vicious Companions, un corte rápido, vertiginoso, con riffs gancheros y melódicos, pero siempre potentes y furiosos.  La voz de Niklas Olsson, si bien mantiene el tono alto al que nos tiene acostumbrados, se percibe un poco más rasgada que en trabajos anteriores, dándole un aire más agresivo a este tema y a la placa en general.  Las guitarras afiladas siguen siendo parte importante en la propuesta de la banda, manteniendo ese sonido que, para todos quienes amamos el heavy metal, se nos hace inevitable comenzar a agitarnos como si fuéramos nosotros los que estuviésemos tocando.  Un gran inicio, que en tan solo más de tres minutos nos deja con la adrenalina a tope, listos para recibir el azote de Skull Crusher, un poco más lenta, que además de contar con un sonido más de la escuela británica -si es que se puede aún más- trae uno de aquellos coros que provocan alzar el puño al viento y gritarlo con furia, además de aprendértelo con tan solo un par de oídas.

La simpleza de canciones como Full Moon Possession,  Absinthe o Hope To Die, es algo que agradezco a este tipo de bandas que llevan en alto la bandera del metal directo y tradicional:  up-tempo con buenos riffs y para nada intrincados, coro sencillo, pero enérgico, base rítmica sólida y una sección media en donde destacan los formidables solos de la dupla Olsson y Losbäck, quienes realizan un trabajo realmente notable a lo largo de toda la placa.  El cuarto en la lista es Jekyll & Hyde y si bien dos de las más claras y reconocibles influencias que vamos a encontrar oyendo cualquier trabajo de Wolf son Iron Maiden (primeros años) y Judas Priest, acá salta a relucir otra gran agrupación británica, Black Sabbath, y es que el riff principal y la cadencia del tema recuerdan mucho a Zero The Hero, de aquel incomprendido, pero fantástico álbum Born Again.

Tales From The Crypt es uno de los cortes más largos de este disco y ese tiempo es aprovechado al máximo.   La sección media es uno de los mejores pasajes de toda la placa y esto nuevamente por el brillante trabajo de la dupla Olsson-Losbäck, destacando un interludio melódico en base a guitarras gemelas justo antes de comenzar con los solos, los cuales son ejecutados sobre unos riffs afiladísimos que provocan que el headbanging se vuelva imperativo y necesario.  Con Nocturnal Rites las revoluciones disminuyen un poco y acá nos encontramos con un corte de heavy metal muy en la onda del viejo Accept, lo queda demostrado hasta en los mismos coros de la canción.

Road To Hell recupera la velocidad de la mano de un riff que me resulta muy familiar, claro, lo podemos encontrar en dos canciones no tan conocidas de bandas archiconocidas: Flight of the Rat de Deep Purple y para el cambio de ritmo de Under The Sun de Black Sabbath, el ritmo es el mismo, así que para quienes conozcan dichos temas podrán hacerse una idea acertadísima respecto de este corte, que en todo caso continúa mostrándonos a un Wolf que nos muestra orgullosos de donde vienen y cuáles son sus principales influencias y motivaciones.  “The leader is leading the fools into the sea … on a Road To Hell” estará varios días rondando tu cabeza y así son la mayoría de los coros que nos vamos a encontrar en Legions of Bastards, de fácil escucha, gancheros, fuertes, se nota el trabajo en crear líneas que queden grabadas prácticamente a la primera vez de escucharlas.  La fórmula puede resultar repetitiva, pero es muy efectiva al estar sustentada con buenos riffs y en general, con buena música.  Intenten no aprenderse el coro de False Preacher, ¡imposible!

El disco lo cierra K-141 Kursk, que nos habla acerca de la tragedia del submarino ruso del mismo nombre que en el año 2000, mientras realizaba pruebas de disparo de torpedos, se hundió, pereciendo toda su tripulación (118 marinos, de los cuales varios lograron sobrevivir algunos días en la cámara de evacuación, en donde se detectó aire mientras se trabajaba en el rescate, pero que finalmente no pudieron ser salvados), una tragedia que nos cuentan a través de un corte relativamente rápido y que refuerza todo lo mostrado por la banda hasta ahora.  La historia estaba ideal para ser contada a través de una canción con aires más épicos, me hubiera gustado escuchar algo con más cambios de ritmo, en donde se explorara con diversas ambientaciones conforme va sucediéndose la narrativa, algo así como The Rime of The Ancient Mariner, pero no es así, salvo por una parte más lenta en donde las guitarras son las protagonistas.

Quienes gusten del heavy metal tradicional, directo y de la vieja escuela, encontrarán en Legions of Bastards once canciones con las que podrán destrozarse el cuello.  Podría haber utilizado también la palabra “ochentero” y entenderían perfectamente a que me refiero en términos del sonido, la forma y estructura de los temas que escucharán en esta placa, pero al mismo tiempo a veces resulta incorrecto usarla para definir este tipo de música, ya que lo que aquí encontramos es simplemente Heavy Metal, así es este estilo, así fue concebido, así ha sido siempre y espero que lo siga siendo, es algo atemporal, por lo que desde ese punto de vista, lo único que hace Wolf es alzar la bandera del Heavy Metal y hacerla flamear con orgullo y de forma honesta.  No hay pretensiones de crear “algo nuevo” ni experimentar con su música ¡gracias por ello!  La legión de bastardos está aquí para azotar nuestros cráneos y vaya que lo logran ¡Heavy Metal to the Bones!

Wolf

Vicious Companions es el opening track del próximo álbum de los heavymetaleros ultra-tradicionales de WOLF, llamado «Legions Of Bastards», y a modo de adelanto al lanzamiento fijado para el 22 de abril en Alemania, la canción ya se puede escuchar ingresando al Facebook de la banda sueca.

«Metaleros alrededor del mundo, ¡disfruten el primer corte de Legions Of Bastards!, el track perfecto para tomar cerveza y hacer headbaning», escribió WOLF.

Legions Of Bastards se trata del sexto trabajo  del conjunto y fue producido por Pelle Saether en Studio Underground de Suecia. Además, el álbum cuenta con otra portada dibujada por el mismísimo ilustrador de Melissa y Don’t Break The Oath de MERCYFUL FATE, Thomas Holm.

Para comentar los detalles de este CD, el guitarrista Johannes Axeman se puso en contacto con PowerMetal.cl y concedió una entrevista telefónica. ¡Pronto podrás leerla en el sitio!

«Legions of Bastards», lo último de los suecos WOLF, estará en las disquerías a partir del 25 de Abril.  El trabajo cuenta con 11 canciones más 2 bonus para la edición digipack: «6 Steps» (previamente lanzada en Japón) y «Method To Your Madness» (cover de METAL CHURCH).

WolfLa banda comentó sobre el disco:

«Legions Of Bastards es el fruto de mucho trabajo duro, sudor y sangre. Nuestra música siempre ha venido del corazón, pero este nos parece más honesto y directo que los anteriores. No tenemos miedo de decir que es un disco grandioso. Si lo amas, como nosotros, entonces alza los cuernos y azota tu cabeza.  Si no, no nos interesa.  Seguiremos igual azotando las nuestras».

El tracklist del álbum es:

01. Vicious Companions
02. Skull Crusher
03. Full Moon Possession
04. Jekyll & Hyde
05. Absinthe
06. Tales From The Crypt
07. Nocturnal Rites
08. Road To Hell
09. False Preacher
10. Hope To Die
11. K-141 Kursk

Wolf - Legions Of Bastards