Entradas

Mira a Kai Hansen junto a Michael Kiske juntos en el primer adelanto del disco en vivo de UNISONIC

“Live In Wacken” es el nombre que lleva el primer disco en vivo de UNISONIC, agrupación que cuenta con Michael Kiske y Kai Hansen entre sus integrantes. El álbum verá la luz en formato CD más DVD el próximo 21 de Julio via earMUSIC. Como adelanto les traemos el clip para la canción “Unisonic” la que se puede ver a continuación:

El tracklist es el siguiente:

CD

01. Venite 2.0
02. For The Kingdom
03. Exceptional
04. My Sanctuary
05. King For A Day
06. A Little Time
07. Your Time Has Come
08. When The Deed Is Done
09. Star Rider
10. Throne Of The Dawn
11. March Of Time
12. Unisonic

DVD:

01. For The Kingdom
02. Exceptional
03. Your Time Has Come
04. When The Deed Is Done
05. March Of Time
06. Unisonic

No olvidar que tanto Kiske como Hansen serán parte de la visita de HELLOWEEN en la gira “Pumpkins United” el próximo 3 y 5 de Noviembre en el Teatro Caupolicán. Las entradas se encuentran completamente agotadas

 

UNISONIC anuncia disco en vivo y que tras “Pumpkins United” irá por un nuevo trabajo

UNISONIC, banda que incluye entre sus miembros a Michael Kiske y Kai Hansen quienes actualmente se preparan para la gira “Pumpkins United” junto a los miembros actuales de HELLOWEEN, reveló el artwork de su trabajo en vivo “Live In Wacken” (el que pueden ver más abajo) y además anunció que a lo que termine la gira de “las calabazas” se pondrá de lleno en un nuevo disco.

“Hola a todos los fans de UNISONIC. Como la mayoría de ustedes ya han escuchado, Kai y Michael se unirán a HELLOWEEN para la gira mundial de ‘Pumpkins United’. Muchos, muchos fans de todo el mundo han estado esperando este evento por más de 20 años, y sin duda esto será una reunión histórica en el universo del Metal. Conociendo su legado musical, este tour es muy importante para Michael y Kai, pero queremos dejar claro que este definitivamente no es el final de UNISONIC. Tomaremos un descanso durante un tiempo y cada uno de nosotros continuará sus actividades individuales, pero tan pronto como la gira mundial de ‘Pumpkins United’ termine, completaremos nuestra alineación con un baterista permanente y comenzaremos a trabajar en nuestro tercer estudio álbum. ¡UNISONIC permanecerá!”

 

PLACE VENDOME: Escucha a Michael Kiske cantando “HereAfter” de DGM

Frontiers Music liberó un nuevo adelanto de “Close To The Sun“, próximo disco de PLACE VENDOME, que saldrá al mercado el 24 de febrero.

El proyecto de Rock Melódico de los compañeros en UNISONIC Michael Kiske y Dennis Ward contará en este álbum con destacados músicos invitados, entre ellos Simone Mularoni, guitarrista de DGM, para la canción de su propia banda “HereAfter”, cuyo Lyric Video puedes ver aquí:

El tracklist de “Close to the Sun” dePLACE VENDOME será:

01. Close To The Sun (compuesta por Simone Mularoni [DGM])
02. Welcome To The Edge (compuesta por Jani Liimatainen [CAIN’S OFFERING], solo de guitarra por Alfred Koffler [PINK CREAM 69])
03. HereAfter (compuesta y solo de guitarra por Simone Mularoni) [DGM]
04. Strong (compuesta por Alessandro del Vecchio [JORN], solo de guitarra por Michael Klein)
05. Across The Times (compuesta por Simone Mularoni, solo de guitarra por Kai Hansen [GAMMA RAY, UNISONIC])
06. Riding The Ghost (compuesta por Olaf Thorsen [LABYRINTH, VISION DIVINE] y Fabio Lione [ETERNAL IDOL, ANGRA], solo de guitarra por Kai Hansen)
07. Light Before The Dark (compuesta por Michael Palace [PALACE, SKYLANDER], solo de guitarra por Gus G. [OZZY OSBOURNE, FIREWIND])
08. Falling Star (compuesta y solo de guitarra por Magnus Karlsson [PRIMAL FEAR])
09. Breathing (compuesta por Aldo LoNobile [SECRET SPHERE], solo de guitarra por Michael Klein)
10. Yesterday Is Gone (compuesta por Alessandro del Vecchio, solo de guitarra por Michael Klein)
11. Hellen (compuesta por Olaf Thorsen y Fabio Lione, solo de guitarra por Mandy Meyer [UNISONIC])
12. Distant Skies (compuesta por Aldo LoNobile, solo de guitarra por Michael Klein)

La producción nuevamente quedó a cargo del mismo Dennis Ward, quien además grabó las partes de bajo y guitarra. Estas fueron sus declaraciones del álbum:

Cuando recibí los demos para las nuevas canciones pensadas para el nuevo disco de PLACE VENDOME me preocupé un poco porque algunas tenían un estilo vocal contrario a lo que hace conocido a Michael Kiske, después de conversarlo decidimos dejar que las melodías salieran de forma natural, sin tratar de imitar o ‘reproducir’ los demos. Michael realmente se plantó ante este álbum, hizo lo suyo sin comprometerse de ninguna forma, se las arregló para hacer propias las canciones y las llevó todas a otro nivel. Lo respeto un montón por eso y ahora el disco es mucho más que sólo otro disco de AOR [NdeR: Rock Orientado a Adultos por su sigla en inglés]. Con eso dicho tengo que también pagar mis respetos a los demás músicos que participaron del disco: Dirk Bruineberg probó de nuevo que es un baterista multi-talentoso que puede, literalmente, mandarse cualquier groove o estilo de cualquier era sobrepasando las expectativas; Günter Werno también es una gema entre un montón de piedras, realmente brilla en este álbum y mantiene juntas las canciones, fiel al sonido de PLACE VENDOME; Uwe Reitenauer también es un maestro en lo suyo, encargándose de labores críticas y complicadas por decir lo menos, tiene el tono perfecto para el AOR y puede desarrollar cualquier canción que le tires y el resto de los invitados que ayudaron a convertir este álbum en una compilación realmente interesante y también en un hito para PLACE VENDOME. Con esto dicho, es el primer disco de PLACE VENDOME en el que siento que logramos nuestro propio sonido, así es como queriamos ser escuchados y así es como nos imaginamos sonando“.

Kiske también habló sobre el disco diciendo que “la producción con mi amigo Dennis fue genial como siempre, este álbum lo disfruté de manera especial, además de hacerlo por el nuevo micrófono que usé y que Dennis me fabricó, por los variados estilos de las canciones. Aunque es un disco producido en una onda muy AOR tenemos elementos más progresivos o más salvajes por aquí y por allá. Fue, de nuevo, interesante ver cómo cambian tanto las canciones hasta que finalmente llegas a la etapa de mezcla“.

Place Vendome - Close to the Sun

 

 

Kosta Zafiriou deja UNISONIC y baterista de GAMMA RAY toma temporalmente su lugar

Kosta Zafiriou

Kosta Zafiriou anunció que dejará de ser el baterista de UNISONIC, pero seguirá ligado a la banda. El también manager contó que el trabajo junto a su agencia “Bottom Row” ya no le permite estar fisicamente apto para llegar a la exigencia que debe tener un músico de Metal.

Zafiriou seguirá ligado a la banda de Michael Kiske y Kai Hansen como manager y el reemplazo temporal que tendrá la banda será Michael Ehré, actual baterista de GAMMA RAY.

¡KAI HANSEN muestra su primer single solista!

Kai Hansen

“Born Free” se titula el primer adelanto de “XXX – Three Decades In Metal”, disco con el que KAI HANSEN celebra sus 30 años de carrera y que será lanzado este 16 de septiembre.

HANSEN cuenta en esta canción la historia de su vida, comenzando con la frase “Born in the city of Hamburg, in 1963…,” haciendo referencia a su natal Hamburgo, representado en las imágenes del video donde lo acompañan en el bajo Alex Dietz (guitarrista de HEAVEN SHALL BURN), el guitarrista Eike FreeseDaniel Wilding, baterista de CARCASS. KAI también pretende hacer de esta canción un himno donde sus fans canten orgullosos el coro “I am born free! no limits in the sky!”.

Recordemos que KAI HANSEN donará parte de lo que recaude “XXX” a la Wacken Foundation, que lleva siete años apoyando a bandas jóvenes de Hard Rock y Heavy Metal.

Mira el video “Born Free” aquí:

El también guitarrista de GAMMA RAY, UNISONIC y ex HELLOWEEN comenta: “30 años en el Metal, es un largo tiempo. Durante el paso de todos estos años, nunca grabé un disco solista. Es bastante bonito y muy entretenido crear algo sin ningún límite, y obtener una mirada fresca en la música. Estoy celebrando treinta años de poder hacer lo que más me gusta… en “XXX” me reflejo en mis raíces, desde dónde vengo, cómo todo comenzó para mí. Creo que uno necesita una dirección definida, pasión y por supuesto un poco de suerte y coincidencia para poder lograrlo en el mundo de la música – y por supuesto algo de apoyo financiero. Por eso vino a mi mente la Wacken Foundation. Están ayudando a gente, a músicos como yo, que quieren lograrlo. Y recuerdo haber obtenido ayuda de mí mismo, de mi familia, de las familias de otros miembros de la banda, e incluso repartiendo diarios. Así que espero que con mi donación, músicos jóvenes también tengan las mismas oportunidades que yo tuve en el pasado. Y quién sabe, quizás todos estemos tocando juntos en Wacken en veinte años…“.

 

Conoce la situación actual de UNISONIC

Unisonic

Dennis Ward, a través del Facebook de UNISONIC, banda que cuenta además con Michael Kiske y Kai Hansen como integrantes, reveló la situación actual en que se encuentra la agrupación:

“Hola amigos y fans. Me gustaría hacer un anuncio para aclarar algunos puntos con respecto a lo que está pasando en UNISONIC en general. El año pasado anunciamos que Kosta dejaría la banda debido a su muy apretada agenda de trabajo en Bottom Row Promotion. Y aunque esto es aún sigue igual, Kosta ha decidido quedarse para los pocos espectáculos que vamos a tener este año, lo que me lleva al siguiente punto: UNISONIC sólo va a hacer un par de shows de este año. Todavía no haremos un álbum, esperaremos otra ocasión. Muy probablemente tampoco haremos un tour. El punto es que todos estamos tan ocupados con nuestras otras obligaciones que es difícil estar juntos ahora. Habrá tiempos mejores y vamos a continuar. Este año va a ser simplemente inexistente para nosotros. La razón por la que estoy haciendo esto es debido a las muchas muchas peticiones de bateristas para una audición para UNISONIC. Vamos a estar buscando un nuevo baterista, en algún momento, pero no este año. Espero que esto aclare algunas cosas y nuestra ausencia de la escena. Los amamos a todos y esperamos volver a contactarnos con ustedes en un futuro próximo, ya sea en el escenario, detrás del escenario, el escenario principal, en el cine o en el supermercado”

 

¡Michael Kiske confirmado para lo nuevo de AVANTASIA!

avantasia kiske sammet

Tobias Sammet sigue revelando a los invitados para “Ghostlights”, el nuevo disco de AVANTASIA. A los ya confirmados Jorn Lande y Geoff Tate, ahora el compositor agrega la presencia de Michael Kiske, ex-vocalista de HELLOWEEN.

“Hemos sido amigos con Micha por más de 15 años. Recientemente bromeamos acerca de porque siempre tiene que cantar esos himnos de speed metal. Mi respuesta fue muy simple: ‘¡Porque no puedo pensar en alguien que pudiera posiblemente hacerlo mejor! ” La primera vez que escuché a Micha en una de mis canciones fue 1999. Quedé asombrado por lo que hizo en ‘Reach Out For The Light’ o ‘The Seven Angels’. Podrán convencerse a sí mismos cuando iniciemos la gira mundial en Marzo, Micha se unirá a AVANTASIA una vez más para cantar los clásicos, pero también algo del nuevo material que suena realmente fantástico; tan avantasiesco como suena. Estoy sorprendido de que encontráramos tiempo para hacer esta gira juntos, nunca lo doy por hecho ya que esta puede ser la última gira en mucho tiempo. Es muy difícil alinear todos esos horarios, ni se lo imaginan. Nos las arreglamos para encontrar un espacio de tiempo en la Primavera (Invierno de nuestro hemisferio) del 2016, y queremos disfrutarlo al máximo. ¡Prometo que vamos a tocar más de tres horas cada noche! cosas viejas, cosas nuevas, ¡todo! Estén ahí. Puede ser su única oportunidad de ver esta alineación que estamos armando, además que seguro que será la última gira de AVANTASIA en bastante tiempo” dijo Tobias Sammet.

 

Galería: Monsters of Rock 2015 (Sao Paulo, Brasil)

El pasado 25 y 26 de abril estuvimos en el Monsters of Rock de Sao Paulo para ver a Primal Fear, Motörhead, Judas Priest en ambos días, Ozzy Osbourne, Yngwie Malmsteen, Unisonic, Accept, Manowar y Kiss, congregando a 40 mil personas por día.

Puedes ver el cartel de ensueño de este festival, además del ambiente que se vivió en la Arena Anhembi de Brasil, en estas imágenes.

Día 1 – Fotos: Guille Salazar

 

Día 2 – Fotos: Guille Salazar

 

UNISONIC – Light Of Dawn

La personalidad algo volátil de Michael Kiske no es algo que vayamos a descubrir en estos momentos. Luego de cantar en dos de los discos más grandes de la historia del Heavy Metal, pasó muchos años con altibajos, intentando reinventarse, alejándose “ideológicamente” de la escena del Metal pero siempre manteniéndose vigente con algunas colaboraciones en que, con su inigualable timbre y talento, marcó notorios plus a esos respectivos trabajos, además de diversos esfuerzos personales, algunos mejores que otros. Ello hasta hace un par de años. Y claro, porque saber que lo íbamos a tener reunido con Kai Hansen en una “casa propia” (más allá de la participación de ambos genios en Avantasia, pero esa es la casa de Tobias Sammet y Sascha Paeth) marcó uno de los más importantes retornos de los últimos tiempos.

Pero uno tiene cierta reticencia con las “super bandas”, concepto que se hoy en día se le ha dado a cualquier agrupación que junte a dos o más músicos de cierto renombre en una banda nueva, y que normalmente suenan algo prefabricada y poco espontáneas. Quizás en otro tipo de música funcionen mejor pero en el Heavy Metal y en el Rock es muy difícil, es un estilo musical que requiere mucho más inspiración, química, fiato, entre otras cosas, que son muy difíciles de lograr cuando se arman bandas por productores.

Dicho temor se disipó en buena parte en lo relativo a Unisonic con el nivel de su primer trabajo, con su hard rock elegante con visos de buen Heavy Metal teutón. Pero todas las “super bandas” sacan un trabajo, algunas eventualmente giran –cómo olvidar el show de Symfonia con Matos y Tolkki–, pero muy pocas se consolidan con un segundo trabajo, que a juicio personal es lo que verdaderamente marca que una banda va a seguir un camino en serio y supera la fase de ser un mero proyecto. Además, Kai Hansen comentó en su oportunidad que esperaba que un segundo material de Unisonic fuese un poco más metalero, pero uno sabe que el camino al Valhalla está lleno de buenas intenciones.

Y así, tras ese excelente aperitivo que fue el EP “For The Kingdom”, la banda lanza su segundo largaduración, Light Of Dawn, con un arte de tapa diseñado por Martin Haeusler y que muestra una especie de nave espacial con la forma de la “U” de Unisonic y a unos globos aerostáticos, surcando el espacio encima de nuestro planeta. Pero vamos a la música y veamos de qué está hecho lo nuevo de Unisonic.

Una intro bastante interesante como Venite 2.0, orquestada al estilo de música de películas (aunque sin ese componente derechamente barroco de Luca Turilli por ejemplo), inserta además algunas melodías que encontraremos después en el disco, y da paso a Your Time Has Come, nada menos que uno de los más grandes temas de Heavy/Power Metal que se han hecho en los últimos años, le doy cara a cualquier persona con esta opinión y ni siquiera sé si sea necesario ponerme canilleras. Es un corte soberbio, maravilloso, me parece que sin duda alguna es lo mejor que ha hecho Kiske desde los Keepers. Hace mucho tiempo que un tema no me generaba una sensación de incredulidad y estupefacción al escucharlo por primera vez, y que sólo después de pasadas siguientes uno va tomándole el peso a una composición realmente fabulosa. Con un inicio increíble con batería rápida y guitarras armónicas, siguiendo con Kiske incorporándose junto al gigantesco bajo del genial Dennis Ward, quebrando el ritmo en el puente y llegando a un coro absolutamente piel de pollo y brazo en alto, con un Kiske sublime y con el apoyo de otras voces en segundo plano muy elegantes y que no sólo no le quitan brillo al mascarón de proa de esta banda que por cierto es el alopécico Michi, sino que aportan a darle aun mayor épica a un coro inmejorable, que además aporta con unos cambios de tono sorpresivos y sobrecogedores hacia el final. Fabulosos también los solos de Mandy Meyer y Kai, tremendamente melódicos, apoyados muy bien rítmicamente por Dennis y Kosta Zafiriou en los tarros, para llegar nuevamente al coro, esta vez un par de tonos más abajo, y finalizar de manera perfecta. A modo de experiencia personal, la sensación de estupefacción me vuelve al escribir estas líneas y me hace pensar que este tema perfectamente se puede transformar en un clásico del Power Metal. Brillante es poco decir.

Intentando recuperarnos de la sensación de haber escuchado uno de los mejores inicios de disco de los últimos tiempos, la deliciosa línea de bajo de Dennis Ward, el genio detrás de la concepción de Unisonic, marca el inicio de Exceptional, el single de este trabajo y que explora otra faceta, volviendo al estilo hardrockero del primer disco pero evolucionándolo, sonando incluso mejor. Y Unisonic comienza a mostrar que es una banda que se siente cómoda en diversas facetas y todas le salen bien. En particular en Exceptional exhiben un hard rock melódico muy “oreja”, con una estructura que no por ser típica y sencilla deja de ser extraordinaria, elegante y sobre todo contando con un portento como Kiske a cargo de las voces. Nuevamente el apoyo de voces en segundo plano aporta a la exquisitez de las melodías, y cabe también destacar ese notable quiebre que se hace con Kiske y luego en el solo con guitarras armónicas. Muy bueno lo de este corte que, de manera distinta al anterior, le hace honor a su nombre. Excepcional inicio.

Y luego viene For The Kingdom, tema que ya conocíamos desde el EP que sirvió de anticipo a este trabajo y que incluso le da su nombre a dicho EP. En dicha oportunidad comentamos que probablemente se trataba del mejor tema de la carrera de Unisonic y hasta el momento era cierto. Cuando Kai comentó que quería que en un segundo trabajo estuviesen presentes más elementos metaleros uno pensaba que sería una declaración de buenas intenciones, pero con cortes como Your Time Has Come y For The Kingdom dichas aseveraciones encuentran un tremendo correlato con la realidad, y no sólo por ponerle más peso o velocidad a un tema va a andar mejor, sino que la calidad de los mismos los hace destacarse. For The Kingdom es un corte indiscutiblemente Power, inspiradísimo, con una guitarra intensa y que su ritmo cambia cuando entra Kiske, pero llega al coro subiendo el tono y acelerando el ritmo. Y qué decir lo de los solos armónicos, fabuloso lo de Kai y Mandy, apoyados con el gigante trabajo de Kosta y por supuesto de Dennis Ward, a quien no me canso de destacar porque gracias a él tenemos a Unisonic, no sólo por su gran trabajo con el bajo y la producción, sino que es la cabeza pensante, el ideólogo y el aglutinador, más allá de las figuras más fulgurantes de Kiske y Kai Hansen. Un poco la función que cumple Sascha Paeth con Avantasia. Tres temas geniales e inolvidables.

Llega el momento de conocer material nuevo, toda vez que Exceptional y For The Kingdom eran temas ya conocidos en su calidad de single y de EP respectivamente, y Your Time Has Come se había filtrado en una versión radial (obviamente con menor calidad). Y en Not Gonna Take Anymore el pelado Kiske muestra otro terreno en el que se siente comodísimo, un tema con muchas influencias de Queen, especialmente en lo que dice relación a los coros y las voces, con un hard rock sencillo y que también recuerda al Kiske de SupaRed pero sobre todo al de su trabajo en Instant Clarity, a juicio personal uno de los trabajos mejor logrados de Kiske en su período post Helloween, pero con un mayor peso estructural. El apoyo de las voces en segundo plano en los coros es un recurso muy utilizado en este disco, pero no aburre ni cansa, al contrario, aporta y mucho en cada una de sus intervenciones. Muy elegante y emocionante también el momento, después de los solos, en que Kiske queda cantando solo con la batería y las voces en segundo plano aportando con armonías. También para destacar el apoyo de Günter Werno de Vanden Plas en los teclados.

Un Kiske más reposado da inicio a Night Of The Long Knives, hasta que luego se engancha un riff muy Scorpions y un Kiske volviendo a esos altos que lo muestran en un estado de forma inmejorable. Un midtempo muy dinámico, con interesantes juegos de batería al momento de los solos, realmente soberbios. Nuevamente las voces en segundo plano ayudan en un coro quizás menos emocionante que los anteriores, pero no de menor calidad, con un leve aire algo más melancólico, el que muy probablemente tenga bastante que ver con lo que implica el concepto de “La Noche de los Cuchillos Largos” en la historia y sociedad de Alemania, en cuanto a la purga de opositores al régimen nazi en 1934.

La faceta más Heavy/Power vuelve con la excelente Find Shelter, con su inicio que perfectamente podría haber sido ejecutado por Wolf Hoffmann y Herman Frank y tratarse de un tema de Accept, bastante más pesado y aguerrido de lo que nos acostumbra Unisonic. Luego se incorpora la magia de Kiske y si bien se pierde un poco de “pesadez”, llega a un excelente coro con un quiebre rítmico muy Stratovarius, con una aceleración fenomenal. Vuelven las guitarras acceptianas por momentos y se queda el ritmo más rápido que encontramos en el coro, con otros quiebres pero que no le hacen perder el hilo. Un corte muy moderno, con diversas influencias, y que muestra a una banda que no necesita evocar totalmente al glorioso pasado de sus integrantes para componer cortes como estos, de lo más destacado de este notable trabajo. Para destacar además el final acelerado y totalmente Power.

Si bien lo siguiente, Blood, si bien tiene elementos de una balada, quizás no lo sea de forma propiamente tal. Su inicio es para prender el celular y moverlo al ritmo ¾ de este corte, sólo con Kiske y una guitarra, pero poco a poco este tema va tomando vuelo e intensidad y se atreve con un quiebre rítmico hacia el momento de los solos que es bastante interesante, para luego volver al coro pero una nota más arriba. Aunque no es un tema brillante, no desluce en un contexto de grandes canciones como las que componen Light Of Dawn, y eso es bastante decir.

Otra pieza de excelente hard rock (y casi A.O.R. por momentos) es When The Deed Is Done, con su fabuloso inicio a doble guitarra. Un corte que por momentos recuerda a cosas de Queensrÿche o de Whitesnake, llega a un coro bastante melancólico, para pasar a uno de los mejores solos del disco, intenso, bien ejecutado y con perfectas líneas rítmicas acompañando. Nuevamente Kiske está realmente superlativo y no necesita recurrir a sus prodigiosos agudos para demostrarlo, el tipo es un cantante excepcional y que logra calidez cuando lo pretende, como en este tema. Al tipo le pasas un zapallo y te lo transforma en carruaje.

Interesante es el inicio de Throne Of The Dawn, que cuenta probablemente en su inicio con las guitarras más pesadas y protagónicas del disco. Es cierto, todo funciona en torno a la figura de Kiske, pero son particularmente llamativas e interesantes las performances de Kai y Mandy en este corte, que además cuenta con un momento sing-along de Kiske que no tiene desperdicio. Un coro contundente, quizás con algo menos de brillantez respecto a los otros temas más pesados o metaleros del disco, pero igualmente es un dignísimo integrante de un gran disco como este.

Ya llegando hacia el final, la entretenida Manhunter, que comienza muy en onda Maiden con dos guitarras armónicas, se simplifica con una muy sencilla línea de bajo y un Kiske nuevamente luciendo buena parte de sus gloriosos altos, con un coro también bastante sencillo, y que nos hace volver a esas guitarras del inicio, para luego llevarnos a un quiebre rítmico previo a los solos, bastante entretenido. Va creciendo en intensidad a medida que avanza, y culmina en el momento justo.

Y el último corte de este gran, gran disco es You And I, que con ese título no podría sino ser una balada. En principio sólo con Kiske y la guitarra acústica, muy íntima, para luego agregarle algo de electricidad, sin perder esa configuración emotiva de las melodías, siendo obviamente en ello un factor preponderante la voz de Michi que se maneja a sus anchas y se saca partido. Para destacar el final de este corte, que recuerda pasajes de Hotel California de Eagles. Una muy buena forma de terminar un excelente trabajo como este Light Of Dawn, aunque la versión digipack trae un tema más, Judgement Day, un corte a medio tiempo muy en clave Scorpions que muestra de los mejores agudos de Kiske, especialmente en el coro con un cambio de tono realmente formidable e imprevisto.

Estamos hablando de uno de los discos más esperados de este 2014, no sólo por la presencia de Kiske y Hansen, sino que por la solidez de su primer trabajo y el tremendo adelanto que fue el EP For The Kingdom. Y Unisonic responde con un disco fenomenal, un sonido pulcrísimo e irreprochable –otro de los talentos de Dennis Ward–, temas inspirados de diversos estilos, algunos más heavy, otros hardrockeros, pero sin perder la idea-fuerza de la banda, nos regalan un par de joyas para todos los tiempos como las brillantes Your Time Has Come y For The Kingdom y consolidan a este conjunto de músicos como una banda verdadera, con fiato, inspiración y compenetración que se notan en cada una de las melodías de este fabuloso trabajo. Probablemente la única “contra” –si es que pudiésemos encontrar una– es que quizás los tres mejores temas del disco ya los habíamos escuchado, pero a la larga no es más que un detalle que no mancilla en lo absoluto a un disco que, con certeza, estará en los top al momento de los recuentos de este 2014.

 

Unisonic – Exceptional (Video)

Video de la canción “Exceptional”, proveniente de Light of Dawn, el nuevo álbum de UNISONIC, próximo a lanzarse el 1º de agosto de 2014.

“Light Of Dawn”, lo nuevo de UNISONIC

Para principios de Agosto está agendada la salida del nuevo largaduración de UNISONIC, que llevará por nombre “Light Of Dawn“. El disco estará compuesto por doce temas y contará, además, con ediciones en versión Digipak (con un tema bonus llamado “Judgement Day“), vinilo y boxset, el que contendrá versiones demos.

El tracklist de “Light Or Dawn” será el siguiente:

01.– Venite 2.0
02.– Your Time Has Come
03.– Exceptional
04.– For The Kingdom
05.– Not Gonna Take Anymore
06.– Night Of The Long Knives
07.– Find Shelter
08.– Blood
09.– When The Deed Is Done
10.– Throne Of The Dawn
11.– Manhunter
12.– You and I

Además, la banda ha anunciado fechas de shows promocionales en Europa. Primero en Festivales en Julio y Agosto, y luego como invitados especiales de EDGUY en Alemania e Italia, durante Septiembre y Octubre.

 

 

Unisonic – For The Kingdom (EP)

Hace dos o tres años nos llenó de esperanza el retorno, esperamos que definitivo, de Michael Kiske al mundo del Metal. Es sabida su relación de amor-odio con ciertas facetas de este estilo de música, pero más sabido aún es el conmovedor e inigualable talento de sus cuerdas vocales. Y si ese retorno a una banda, con la posibilidad de girar por el mundo e incluso tenerlo por estos lados, iba a ser nada menos que junto a Kai Hansen, fue un cóctel de ilusión que se vio satisfecha con el primer trabajo de la banda y los shows que hizo acá en el sur del mundo. Por lo mismo, si bien es cierto no acostumbramos a revisar EPs, singles o adelantos, el hecho de tener ad portas un segundo material de Unisonic, con todo lo que ello significa –consolidación de una banda más que un proyecto, continuidad de las ganas, posibilidad de afianzar ideas, etc.–, es algo que vale la pena revisar.

Es así como se anuncia para mediados de agosto la salida de la segunda placa de la banda, pero antes nos regalan este adelanto, llamado For The Kingdom, que contiene dos temas inéditos y cuatro versiones en vivo de cortes de la placa debut de los teutones. Y la verdad es que si la pretensión es dejarnos “prendidos” para el lanzamiento de su segundo disco, dicha pretensión no sólo se cumple, sino que se recontracumple.

¿Será For The Kingdom –tema que da nombre al EP–, a estas alturas, el mejor tema de la carrera de Unisonic? ¡Es que es un tema realmente extraordinario! Partamos desde la base: la banda en su primera placa nos entregó un hard rock metalizado bastante entretenido, bien hecho, hasta simple, entretenido y disfrutable… pero Kai Hansen comentó que en una segunda placa querían darle un poco más de peso y que fuese más Metal. Eso que parecía casi como una declaración de buena crianza, se consolida al escuchar los primeros segundos de este tema, mucho más rápido y derechamente Power, con una guitarra muy intensa, cambiando a un ritmo más lento con la entrada de Kiske cantando más grave, agudizando sus tonos hacia el puente que lleva al coro, que realmente es maravilloso, más acelerado y emocionante. La fórmula se repite hasta llegar a los solos de guitarras armónicas entre Kai y Mandy Meyer que son particularmente brillantes y dentro de lo más lucido que hemos escuchado en el Power germano en los últimos años, sin temor a estar exagerando. El tema vuelve al coro y cierra con estilo. Fabuloso adelanto.

El segundo tema inédito, no por ser menos brillante que el anterior, deja de ser de gran calidad y bastante inspirado. You Come Undone entra más en el estilo del primer disco, un hard rock entretenido, a midtempo, que agarra un componente un poco más épico con los agudos insuperables de Kiske al momento del coro, de hecho llega a dar hasta un poco de rabia lo bien que canta este muchacho. Buenos solos –muy hansenianos–, buena estructura, buen final. Un corte que perfectamente podría entrar en el Pink Bubbles Go Ape por ejemplo. Cabe agregar que este tema no entrará en el listado final del disco que aparecerá en Agosto.

Finalmente, cuatro temas en vivo grabados el 2012 en el Festival “Masters Of Rock” en la República Checa: Unisonic (con intro), Never Too Late, Star Rider y Souls Alive, completan este EP. Entretenido escuchar en buena calidad registros en vivo de esta joven pero experimentada banda, que nos hacen rememorar sus muy buenas presentaciones en La Batuta y el Teatro Caupolicán hace ya un par de años, esperando volver a tenerlos por acá.

En suma, un adelanto que deja extraordinariamente bien prospectada a la banda y el material que nos entregarán en unos meses más. Lo de ahora es entretenido, dinámico, más metalero y con una calidad incuestionable, y no hay motivos para pensar que su nuevo disco no lo será. Desde ya contamos los días para su salida, siempre será bueno tener a Kiske del lado de los nuestros.

 

Nuevo EP de UNISONIC en Mayo

El 23 de Mayo vera la luz “For The Kingdom”, el nuevo EP del proyecto UNISONIC que une al vocalista Michael Kiske con su compañero en su tiempo en HELLOWEEN Kai Hansen junto a Dennis Ward, Mandy Meyer y Kosta Zafiriou. El EP será una previa al nuevo disco que esta anunciado para el 25 de Julio.

“For The Kingdom” se compone de 6 canciones de las cuales la que da el titulo a la canción y “You Come Undone” son temas completamente nuevos y las otras 4 son canciones del primer disco de la agrupación grabadas durante el show realizado en el Festival Masters Of Rock 2012 realizado en República Checa.

El tracklist de “For The Kingdom” es:

1 – For The Kingdom 
2 – You Come Undone
3 – Intro & Unisonic 
4 – Never Too Late
5 – Star Rider
6 – Souls Alive

 

UNISONIC planea lanzar álbum de estudio el 2014

La banda formada por Michael Kiske, Kai Hansen, Mandy Meyer, Dennis Ward y Kosta Zafiriou anunciaron que el 2014 volverán con un nuevo disco de estudio.

“2012 fue todo un evento y un exitoso año para UNISONIC: Lanzamos nuestro CD debut e hicimos nuestro primer tour, llevándonos a muchos países en Sudamérica, Asia y Europa. El feedback del disco y los shows en vivo fue fenomenal y queremos agradecerles a todos desde el fondo de nuestros corazones todo el apoyo.

2013 será un año más silencioso para UNISONIC. Además de estar trabajando con nuestras otras bandas y proyectos, estén seguros que usaremos el tiempo para escribir un nuevo álbum de UNISONIC.

Girar juntos por primera vez y su calurosa reacción nos unió como banda y no podemos esperar para canalizar todo esto en un poderoso y melódico álbum de metal que se lanzará a principios del 2014″.

 

Unisonic – March Of Time

Unisonic y Gotthard en el Caupolicán

Imágenes de la segunda presentación de Unisonic y Gotthard en Chile. El show del Teatro Caupolicán tuvo a SteelRage y Fireland como encargados de abrir una jornada inolvidable.

Fotos: Guillermo Salazar

Unisonic y Gotthard en el Caupolicán (Live Review)

ugc12cl-03

No vamos a descubrir ahora la importancia de Michael Kiske y Kai Hansen en la historia del Heavy Metal, la mejor música del mundo. En ese sentido, es cierto, algunos tuvimos la fortuna de ver el primer show de Unisonic con Gotthard en La Batuta… Pero la verdadera convocatoria, donde se supone que íbamos a estar todos quienes tributamos el inamovible podio donde se encuentran Kiske y Hansen, era en el Teatro Caupolicán, un recinto de dimensiones considerablemente mayores que La Batuta, con todo lo que ello implica, comodidad para los músicos y técnicos en sus desplazamientos, mejores condiciones, etc.. Claro, quizás hay menos cercanía entre el escenario y el público, lógico, pero el Caupolicán es un recinto más acorde a la prosapia de nuestros visitantes, y más ad hoc para saldar esa especie de deuda del Metal para con los chilenos más fanáticos adeptos a una de sus voces más legendarias, sin dejar de lado por cierto a no pocos die hard que irían derechamente a ver a Gotthard.

Por toda la importancia de Hansen y Kiske, sobre todo por este último considerando que esta era su primera visita a Chile, creí que la asistencia iba a ser mayor, máxime considerando la promesa de interpretar algunos temas del período más brillante de la carrera de Helloween. Sin embargo, la asistencia fue menor a la esperada, siendo generosos podríamos hablar de unas 1.400 a 1.500 personas que de todas formas fueron rellenando la cancha y parte de la platea del Teatro Caupolicán en esta cita con la historia agendada en su inicio para las 19.00 horas, hora en la cual, antes de la presentación de nuestros invitados internacionales, les  correspondía calentar los motores a dos estupendas bandas nacionales como SteelRage y Fireland.

LA FURIA DEL ACERO YA ES UN CLÁSICO

ugc12cl-01

Con algo de atraso en el programa y con el telón de Gotthard de fondo, aproximadamente a las 19.20 horas saldrían a escena los nacionales de SteelRage, sexteto con dilatada trayectoria y que cuenta con su ya clásica alineación de Jaime Contreras en voces, Patricio Solar y Melvin Poblete en guitarras, Sebastián Coulon en bajo, Pascal Coulon en teclados y Rodrigo Villena en la batería. Quienes hemos visto en varias ocasiones a SteelRage sabemos que son una banda inteligente, que sabe manejar los momentos y los tiempos en que les corresponde tocar, y que por cierto se desempeñan de igual forma tanto en tocatas más pequeñas como en ocasiones con más exposición como esta. Por ello, y ante una audiencia aproximada en esos momentos de unas 500 personas, el desempeño de la furia del acero fue bastante sólido, con mucha cancha, haciendo en media hora un compendio acotado pero contundente de gran parte de su discografía, presentando un tema nuevo, Wake Up (que aparecerá en su futuro LP All In), pasando por la muy Power Life Is One (temazo), las más midtempo Double Life y Sacrifice, su tema en español Jugando El Destino (¡muy en la onda de Gotthard!), donde Jaime mostró su cancha y experiencia, haciendo aplaudir al público para iniciar la batería de Rodrigo. Por supuesto y como debe ser, cerraron con Kill Or Die, el más clásico tema de SteelRage y que debiese estar presente en cualquier compilado de Metal nacional de todos los tiempos. Felicitaciones a SteelRage, por ser una de las bandas más consolidadas de la escena y mostrarlo en cada una de sus presentaciones, entreteniendo al público, como debe ser.

Setlist de SteelRage:

1. Wake Up
2. Life ls One
3. Double Life
4. Sacrifice
5. Jugando El Destino
6. Kill Or Die

LA TIERRA DEL FUEGO AL ESCENARIO

ugc12cl-02

Luego de la presentación de SteelRage correspondería correr con la antorcha metalera a Fireland. Yo particularmente no había tenido la fortuna de presenciar su performance en vivo, sí había escuchado su material (particularmente el sorprendente God N’ Evil del 2010) y esperaba que pudiesen replicar en vivo el notable caudal de talento que tiene esta agrupación compuesta por Rafael Castillo en voz y guitarras, Matías Vidal en guitarra, Claudio González en bajo y Gonzalo Gamio en batería. Y la verdad es que dicha expectativa –bastante alta por cierto– se vio absolutamente satisfecha, mostrando desde poco antes de las 20.00 horas mucha energía y categoría a lo largo de la media hora de su show, donde interpretaron temas como Ancient Time, God ‘N Evil, Política, Here I Am (donde intercalaron pasajes de Fear Of The Dark), hicieron cantar al público con Where Is Heaven, para finalizar con Azgaroth y Dream, incluso tributando pasajes de We Will Rock You de unos tales Queen, logrando una estupenda respuesta de los ya a esas alturas 700 asistentes aproximadamente. Pese a un sonido que no convencía demasiado, soberbia presentación la de Fireland, y que en medio de un ambiente respetuoso y poco impaciente, aceleró aun más los motores para poder dar paso a nuestros invitados del extranjero.

Setlist de Fireland:

1. Ancient Time
2. God N’ Evil
3. Politica
4. Here I Am
5. Where Is Heaven
6. Azgaroth
7. Dream

CANCHA Y TRAYECTORIA HELVÉTICA

ugc12cl-04

Pues bien, a razón del primer show en La Batuta, ya expusimos varios puntos relevantes que explicaban el alcance y la importancia de que Gotthard se presentase en Chile. Ahí comentábamos que no es comprensible que, siendo tan buena banda como son, nunca hayan logrado “romperla” a nivel mundial, siendo del todo lamentable que en Chile no se les conozca tanto y que esto sea impedimento para que vinieran. Pero al mismo tiempo hablábamos también de la gran cantidad de grandes discos que poseen y de la enorme lista de temazos presentes en ellos, y de que por todo ello, para cualquier amante del buen Rock, una presentación de estos suizos debería constituir un imperdible.

Asimismo, no podemos dejar de mencionar lo lamentable e irónico que resulta que la banda venga a Chile justo cuando su miembro más destacado, el brillante y virtuoso Steve Lee (a mi juicio, uno de los cinco vocalistas más talentosos que he podido escuchar), ha fallecido. Pero con o sin Lee, es un evento muy importante que Gotthard venga a Chile. Durante casi dos décadas esto fue más que improbable (por lo poco conocidos que son por acá), y hace exacto año y medio (fecha de la muerte de Steve) parecía ser más bien imposible. Pero así es esta vida, a veces quita y a veces da. Y hoy era momento de recibir: ¡Gotthard al fin en Chile!

A las 21 horas en punto inició todo, con una breve intro y con Hena Habegger aguardando por sus compañeros, que se hicieron presentes junto con los estruendosos riffs de Dream On, del excelente Lipservice (2005). Fue un inicio muy favorable para la banda, con los 1.500 fans (que en su mayoría no fueron a verles precisamente a ellos) aplaudiéndoles con fuerza y regalando una ovación. El siguiente tema fue rescatado del que para muchos (me incluyo) es el mejor disco de la banda: Human Zoo, del 2003. Top Of The World seguía resonaba con claridad por todo el lugar y sacaba grandes aplausos de los asistentes. A esa altura se podía ver que ya no sólo era una respetuosa acogida para los suizos: ¡la gente lo estaba disfrutando! En seguida Nic Maeder toma una guitarra y presenta Starlight, primer single de Firebirth, su siguiente disco que se lanzará recién el 1 de Junio próximo. Es un tema bastante pesado, que se deja disfrutar gracias a sus densos riffs y a su melódico coro. Increíble como tronaban los toms de Hena al comienzo; literalmente el teatro entero temblaba.

ugc12cl-10

Starlight ya había sido presentada a nivel mundial con un video clip y todo el asunto, a diferencia de Give Me Real, canción del nuevo disco y completamente desconocida por el mundo, pero que logró mantener animados a los asistentes. Al igual que en el concierto de La Batuta, en el Caupolicán la gente reaccionó bastante bien ante una muy buena canción que en vivo funciona realmente a la perfección. El que se llevó las palmas fue Leo Leoni, con su solo de guitarra con ésta tras su cabeza. Luego algo más familiar para continuar: Need To Believe (del disco del mismo nombre, 2009), momento en que el gran Leo alzó sus manos aplaudiendo para pedir lo mismo de parte del público, hallando una positiva respuesta. Luego el propio Leoni sorprendería con otro grandioso solo, demostrando que algo sabe. No, pero en serio: ¡es un capo! Continuaron con Sister Moon (del disco G., de 1996), momento en el que se pudo apreciar a un Nic Maeder en un gran nivel.

Siguió la grandiosa Master Of Illusion, cuyo genial estribillo sonó perfecto y sirvió además para que Nic se luciera. Un himno del Hard Rock que sonó tan bien como en el disco, una ejecución soberbia. Aplausos para el héroe anónimo tras la mesa de sonido. Mención especial para el gran solo por parte de Ernesto Ghezzi, el tecladista que acompaña a la banda en esta gira (ya lo había hecho en el pasado). La ovación al finalizar fue instantánea. Tanto que llevó al vocalista a señalar “creo que tendremos que volver”. Continuaron con otro tema nuevo que, al igual que Starlight, cuenta con un video promocional (lanzado el año pasado y que de hecho fue la presentación al mundo de Nic Maeder): Remember It’s Me. Preciosa balada que la gente disfrutó bastante y una vez terminada aplaudió mucho. Dejó una muy buena impresión. Para lo siguiente solamente Nic y Ernesto permanecieron en el escenario, interpretando una maravillosa versión en piano y voz de One Life, One Soul, presentada con una bonitas y sentidas palabras de Maeder para señalar iba en memoria del extraordinario Steve Lee, cosa que causó la inmediata ovación del público. La gente no dudó en cantar el estribillo, en lo que fue sin duda uno de los mejores momentos de la noche.

ugc12cl-11

Mountain Mama, del ya clásico Dial Hard, de 1994 (un disco que todos deberían tener), traía de vuelta el Hard Rock. En este punto Leo utilizó el talkbox: aparato que sirve para distorsionar el sonido de un instrumento (guitarra en este caso) por medio de los movimientos de la boca. También lo usó al final de la canción, durante un delirante solo y en una conversación con el público: “¿cómo estás, Santiago?” dijo para saludar, continuando con un “Are you ready?” De esta forma iniciaría Right On, cuarta canción de la placa próxima que pronto será estrenada y a cuyo término se escucharon los primeros “Olé, olé, olé, olé, Gotthard, Gotthard”, cosa que impresionó mucho a la banda y les provocó una indisimulable alegría. En seguida Maeder se encargaría de iniciar unos juegos vocales que de a poco se fueron transformando en los clásicos na-na-na de la enorme Hush, de Billy Joe Royal y que Deep Purple hiciera famosa a fines de los 60’s. Aquí la gente prendió muchísimo, tal y como en el concierto de la noche anterior, demostrando que es una muy buena estrategia. Digámoslo así: sabiendo sus canciones no son las más conocidas en estas latitudes y que no son el número principal de la noche, rescatan uno de los buenos covers que han hecho durante su carrera (tienen varios, todos muy buenos).

Una batalla de solos entre Leoni y Freddy Scherer y la posterior irrupción de una pista pregrabada de percusión dio el inicio para el siguiente corte y la gente comenzó de inmediato con los whoa whoa con los que arranca el que al parecer es el corte más (o uno de los más) conocido de la banda: Lift U Up. Genial canción que en vivo funciona perfecto. Como dijimos en la anterior crónica: es tan ganchera y entretenida que es imposible no prender y motivarse con ella. Tal y como sugiere el título: el ánimo queda por los cielos. Creo que nunca antes durante el concierto la gente había vibrado tanto, cosa que al final se tradujo en la felicidad de la banda. ¡Era cosa de ver sus caras! Pero quedaba algo más: la no menos genial Anytime, Anywhere, otra de las canciones que a la audiencia chilena conoce le resulta familiar. En lo personal me alegró mucho ver que se coreara íntegramente (no por todos y cada uno de los asistentes, claro está, pero sí por muchos), y que el coro resonara tan, tan fuerte. Al final de todo, como fanático me resultó muy bueno ver que la banda fue bien recibida, reconocida y premiada. Vinieron sin mayores expectativas y se deben haber ido más que conformes: ¡felices!

ugc12cl-12

Poquito más de una hora para una presentación muy sólida, donde lo que más se destacó fue el excelente sonido (al igual que en La Batuta) y lo bien seleccionado que fue el setlist. Y a los más fanáticos les sirvió también  para constatar de primera fuente el buen nivel vocal del reemplazante de uno de los cantantes más brillantes de la historia. Excelente concierto, ¡esperemos que puedan cumplir su deseo y vuelvan pronto!

Setlist de Gotthard:

01. Dream On
02. Top Of The World
03. Starlight
04. Give Me Real
05. Need To Believe
06. Sister Moon
07. Master of Illusion
08. Remember It’s Me
09. One Life, One Soul
10. Mountain Mama
11. Right On
12. Hush (Billy Joe Royal)
13. Lift U Up
14. Anytime Anywhere

KISKE Y HANSEN, UN SUEÑO CUMPLIDO

ugc12cl-05

Después de la enorme “previa” que nos regalaron los suizos de Gotthard y los nacionales de Fireland y SteelRage, al fin llegaría el momento tan esperado por tantos años y por tanta gente: el debut en un gran escenario de Michael Kiske en Chile. Digo en un “gran escenario” sin desmerecer lo ocurrido en La Batuta, que fue el verdadero debut de Michi, pero por poner un ejemplo futbolero, en La Batuta fue su debut oficial en cancha, y en el Caupolicán sería su debut en clásicos o torneos internacionales.

Y ya cuando la espera se estaba haciendo eterna, con un muy sobrio telón con el logo de Unisonic (y a los costados dos banderas del grossísimo equipo de fútbol St. Pauli, háganse un tiempo y busquen la historia de “Los Piratas de la Liga”), a las 22.35 horas se apagan las luces y suena como intro Walkürenritt (La Carga de las Valkirias) de Richard Wagner, quizás uno de los compositores clásicos más “metaleros” o, mejor dicho, más influyentes en la gestación de lo que después se fue convirtiendo en Heavy Metal. Uno se va instruyendo con gente inteligente y docta que lo nutre a uno de conocimientos y se entera que Wagner fue de los primeros compositores que, entre otras cosas, introdujo el concepto de los bajos más potentes en su música, cosa de hacer vibrar los lugares donde tocaba. Eso es ROCK muchachos, huelgan más palabras para dar cuenta de su importancia en el Heavy Metal.

Volviendo al presente tras ese mini salto al pasado, saltan al escenario Kosta Zafiriou a la batería, Dennis Ward en el bajo, Mandy Meyer en guitarras y el gran ex estudiante de Derecho y ex conductor de tanques Kai Michael Hansen en la otra guitarra. ¡¡Fervor popular!!  Y qué decir cuando comienza Unisonic y sale a escena Michael Kiske, con un polerón negro con capucha con líneas horizontales blancas que me recordó a Ives Gullé en su función de Húsar y unos pantalones a rayas negras y rojas a lo A. C. Milan que ya se querrían Zlatan Ibrahimovic o Robinho. Desde la primera sílaba de Kiske (pese a que el sonido no era de los mejores) ya vimos a un público entregado, pero entregado entregado, a una de las mejores voces de todos los tiempos, haciéndonos cumplir un sueño y generando un ambiente realmente conmovedor, con un público gritando el coro como si fuera el más clásico tema de Helloween.

ugc12cl-06

Tras lo siguiente que fue la animosa y energética Never Too Late, donde Kiske abraza a Kai Hansen, en algo que vendría siendo como el abrazo de Maipú para los metaleros, Michi nos saluda cortésmente con un “good night ladies and gentlemen”. Nos pregunta quiénes fuimos al anterior show, varios respondimos con un “yo, yo, yo, yooooo” y nos cuenta como cándida infidencia que la noche anterior había tocado “curao”, lo que causó las risas del respetable. Es que así es Kiske, más allá de su portentosa voz, es un tipo con un aura y una transparencia casi de niño, casi inocencia, y que muy pocas veces uno ve en esta escena. Luego de esta confesión y del respectivo “olé, olé olé olé… Kiskéeee… Kiskéeee…”, nos pregunta si estamos listos y presenta Renegade, corte que al igual que varios otros (lo mencionaremos) adquiere un gran plus en vivo, fundamentalmente por la conmovedora facilidad de Kiske para cantar y llegar a agudos imposibles.

Vendría luego la Eye Of The Tiger del Siglo XXI, la soberbia King For a Day, donde al igual que en La Batuta se escucharon los primeros “Haaaanseeen, Haaanseeen”, percatándome en ese instante que dos o tres flacos en cancha saltaban desquiciadamente, cantaban, se agarraban la cabeza, ¡impresionante la intensidad de esos muchachos! El gran Joachim “Piesel” Kustner de Iron Savior, que vino en función de técnico, entra a cambiar la guitarra de Kai y así iniciaron I’ve Tried, probablemente el tema que más progrese en su ejecución en vivo en relación a su versión en estudio, realmente me encantó y además de los obvios Michi y Kai, hacer una mención al solidísimo Kosta en los tarros.

My Sanctuary, lo siguiente, debe ser uno de los mejores temas de Unisonic, y que se le saca aún más lustre con sus momentos de sing along. Brillante. Luego Kiske, muy relajado, comienza a preguntar si hay “girls, females” en el lugar, causando el alarido de la no despreciable cantidad de damas presentes que le lanzaban –virtualmente, entiéndase– todo tipo de brassieres y pantaletas al calvo cantante. Luego para equiparar pregunta por “guys”, provocando gritos cargados de testosterona, para finalmente y como broma preguntar si había quienes estaban “entre medio” de las dos categorías precedentemente señaladas.

ugc12cl-09

La noche ya era emocionante, pero lo que vendría a continuación sería aun más histórico. Michi nos dice que recordarán su pasado, dice que “ese tipo de ahí” (refiriéndose a Kai) compuso el siguiente tema, y que no lo cantaba hace… ¡¡veintitrés años!!, agregando como broma que ahora tiene veinticinco. Sin la solemnidad que a lo mejor el momento requería y que otros cantantes habrían utilizado “a su favor” (Kiske sabe que no necesita mucho más que su voz para hacerse dueño del escenario y del público), y con un ambiente caldeadísimo, Kiske dice simplemente “March Of Time”. Lo que se vivió en ese momento, muchachos, no se puede creer, es cierto, todos la coreamos, la cantamos entera, muchos seguramente vieron humedecerse sus ojos ante lo que estábamos viendo, pero por momentos daban ganas de quedarse callado boquiabiertamente viendo cómo canta Michael Kiske, con una facilidad digna de lo que es, uno de los prodigios más talentosos de todos los tiempos. El tipo se da hasta el lujo de ponerse un gorro chilote arriba de la capucha de su polerón para cantar una de las canciones más gloriosas de la historia del Heavy/Power Metal. Inmortal momento. Perdonen el búlgaro, pero la cagó esto. Te pasaste. Los dejo a ustedes comentar sus sensaciones porque a mí no me salen muchas más palabras.

Tras este impactante pasaje del show, Kai con Mandy comienzan a ejecutar frente a frente Follow The Sign, el cierre guitarreado del Keeper I, emocionante también, y en medio del tema y casi imperceptiblemente Kiske señala que el siguiente tema sería en homenaje a –nos ponemos de pie– Ronnie James Dio –tomamos asiento–, pues recordemos que el 16 de mayo se cumplieron dos años de la temprana partida de uno de los más grandes genios de la historia de la música, y así se inicia Over The Rainbow, tema bonus del disco y donde Kiske se manda dos gritos hacia el final realmente sobrecogedores.

Otro tema que crece mucho en vivo es Star Rider, con un coro muy cantado por el público y sobre todo porque se nota mucho fiato en la banda. Es lógico que el público vibre con Kiske y Hansen (Michael hasta le puso el gorro chilote a Kai y le desarmó el peinado) pero Mandy Meyer, Dennis Ward y Kosta Zafiriou son estupendos músicos y parte importante de la banda, en este tipo de temas es cuando más lo noto.

Se queda en escena Kai Hansen haciendo un solo, al cual se unió Mandy Meyer con toda su parada y “onda” hardrockera, para luego armonizar sus guitarras y dar inicio a la notable Souls Alive, que al igual que en La Batuta contó con un trabajo francamente exquisito entre Kai y Michael a dos voces armónicas, y con Kai y Dennis haciendo las segundas voces en el mismo micrófono.

ugc12cl-07

Ya acercándonos al final, Kiske anunciaría –erróneamente como veremos– el “último tema de la noche”, We Rise, donde Michael incluso pifió una parte de la letra, riéndose en el mismo momento. Un crack. No podía “pasar piola” su error del principio y con su enorme transparencia Kiske dice “I fucked up! THIS is the last song”, diciendo que tenía relación con “family stuff, relationships stuff”, la notable Never Change Me, con un Kai con mucho protagonismo al igual que en La Batuta en las partes previas al coro como “you’ve pulled the trigger on a bomb / and the timer’s goin’ crazy”, incluso en un pasaje con el mismo micrófono de Kiske, cuánta buena onda hay ahí y se nota en el escenario. Con un pequeño sing along terminaría esta primera parte del show, que se pasó volando, no sin antes hacer una pequeño guiño al Das Deutschlandlied, el himno alemán que quienes gustamos de ver deporte escuchamos casi todas las semanas en diversas disciplinas.

Tras un par de minutos vendría a saldarse una de las más grandes deudas del Metal con el pueblo chileno. Todos estábamos en conocimiento que ahora venían dos temas de Helloween. La noche anterior Unisonic tocó A Little Time (brillante) y Kiske prometió que en el show del Caupolicán harían Future World. Por ello cuando sale a escena Kai con un cigarro en la boca haciendo su típica “previa” nos volvimos locos todos, y cuando se inicia el tema, Kiske y su inigualable voz hizo lo que quiso. En serio, quizás no haya sonado 100% bien, pero estábamos viendo a Kiske cantando uno de los más grandes clásicos de Helloween en vivo, y la misma sensación que con March Of Time, uno canta las canciones pero se siente un pelele desastroso y da hasta un poco de vergüenza, y ganas de contemplar y poner todos los sentidos en ver y escuchar la performance de una voz mágica, vigente, atemporal y cautivante.

Y el mismo impacto y sensación continuaron con otro clasicazo, I Want Out, el último tema de la noche. ¡¡Cantada por Kiske!! ¡¡En Chile!! Todos lo habíamos soñado, algunos lo habíamos imaginado, ninguno lo podía creer y sin embargo sucedía. Y aquí, aunque suene algo fuera de tiesto, quiero hacer un llamado a la unidad y mandarle un reconocimiento a Andi Deris. “¿Porqué?”, dirán con justa razón ustedes. Porque muchachos, hay que tener unos cojones gigantescos para ponerse los zapatos del que probablemente es el más grande cantante alemán de todos los tiempos y sin duda la voz más legendaria de la historia del Power Metal, y con su propio estilo ayudar a que Helloween siga siendo un referente y una de las bandas más importantes de la escena. Dicho esto, volvamos al mágico momento, en que la banda termina su ejecución y a las 00.00 horas en punto se despide de nosotros, ojalá, para volver con un segundo disco a deleitarnos con su genialidad.

ugc12cl-08

En lo estrictamente técnico, podrá decirse que el sonido no fue de los mejores, tampoco me pareció derechamente malo pero claramente pudo haber sido mejor. Pero la emoción de haber visto a Michael Kiske y Kai Hansen juntos en Chile, no sólo reviviendo su pasado sino que mostrando una destacable vigencia, pasará directo a la historia de los más grandes momentos que muchos de nosotros tendremos en nuestras vidas. No son pocos los que tras este show, retóricamente, decían y pensaban “ahora sí me puedo morir tranquilo”. Porque para nosotros esto es mucho más que la música que nos gusta, es una forma de entender la vida, es rendirle tributo y gozar con nuestros músicos, es recibir devota y activamente lo que nos entregan y es cantar hasta que no quede garganta. El destino se encargó de saldar una deuda y los que estuvimos ahí presentes no sólo quedamos felices, sino que incluso sentimos cierto alivio. ¡Vimos a Kiske en Chile muchachos! Un check gigantesco en el listado de la vida.

Setlist de Unisonic:

01. Intro (Walkürenritt) / Unisonic
02. Never Too Late
03. Renegade
04. King For a Day
05. I’ve Tried
06. My Sanctuary
07. March Of Time (Helloween)
08. Follow The Sign (Helloween)
09. Over The Rainbow
10. Star Rider
11. Solos de guitarra Kai y Mandy
12. Souls Alive
13. We Rise
14. Never Change Me
Encore
15. Future World (Helloween)
16. I Want Out (Helloween)

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Unisonic junto a Gotthard en La Batuta

Michael Kiske cantó por primera vez en Chile en el debut de Unisonic junto a Gotthard en La Batuta.

Fotos: Guillermo Salazar

Unisonic y Gotthard en La Batuta (Live Review)

ug-b12cl00

Cuando se anunció la visita de Unisonic, la banda de Michael Kiske con Kai Hansen (aún me cuesta escribir esto sin decir “wow” o cosas por el estilo, no vamos a entrar a estas alturas a repasar la gloriosa historia de ambos músicos), el plan original era visitar Antofagasta y luego llegar a Santiago. Sin embargo, lamentablemente el recital en Antofagasta no pudo hacerse, para mala fortuna de nuestros amigos del norte grande, pero por contrapartida se anunció un “show extra” en Santiago, nada menos que en La Batuta. Para quienes no lo conozcan o no hayan ido, es un recinto ubicado en plena Plaza Ñuñoa para no más de 350 o 400 personas, muy pequeño –de hecho es un pub–, pero que por lo mismo permite una enorme cercanía y mancomunión entre el público y las bandas, y que ha sido local de no pocos eventos memorables en los últimos años para el Heavy Metal. Al menos yo recuerdo dos claros: el gran show de HammerFall el 2001, y el no menos histórico recital de Masterplan con Gamma Ray el 2003, inolvidable para quienes tuvimos la fortuna de asistir a tan extraordinario concierto. Y este show, el de Unisonic con sus “invitados muy especiales”, Gotthard, compró todas las fichas para entrar a ese selecto grupo de recordables momentos en La Batuta.

La cita era a las 22.00 horas y con una Batuta con una gran cantidad de público –no lleno, pero al menos a un 80% de capacidad, respetabilísima asistencia para un recital promovido tan poca anticipación–, abrirían los “very special guests”, los suizos de Gotthard, en el que nada menos sería el segundo show de los helvéticos sin su malogrado vocalista Steve Lee, como sabemos trágicamente fallecido en el año 2010, y con Nic Maeder en las voces….

EL RELOJITO SUIZO A ESCENA

ug-b12cl01

Si hace dos años alguien hubiese dicho que los suizos de Gotthard se iban a presentar en Chile, simplemente era difícil de creer. Es lamentable que no tuviesen un mayor reconocimiento en la escena mundial como para poder tener, en consecuencia, alguna esperanza de verles en suelo nacional. La verdad es que es difícil de comprender por qué no la hicieron “en grande”. Absolutamente todos sus discos son buenos, y algunos de ellos son simplemente piezas maestras. Además, la voz que da vida a esas canciones es una de las más geniales que haya existido alguna vez en el Rock. Son sencillamente excelentes, así que no se entiende por qué no obtienen el reconocimiento que otras bandas sí tienen. Como sea: para quien conozca en algo su propuesta, una presentación de Gotthard es derechamente imperdible.

Ahora bien, todos sabemos acerca de la horrible tragedia que afectó la banda. Así es, tales son las paradojas de la vida, que al fin Gotthard viene a Chile, pero sin su miembro más insigne, sin aquél que uno soñaba con ver: Steve Lee. Cuando él falleció, uno pensaba que toda posibilidad de verles se había esfumado, y que de hecho la banda en sí se habría de esfumar, por lo que me sorprendió muchísimo cuando anunciaron que seguirían a pesar de todo. Y no les explico cómo me sorprendió y alegré cuando anunciaron que venían a Chile. Aún me hace ruido la ironía de verles a ellos, pero no a uno de los cantantes que más admiré (admiro, mejor dicho, aún lo considero uno de los mejores cinco vocalistas de la historia del Rock, corta), pero así es la vida. Y sin embargo, hemos de saber ver que Nic Maeder es un más que dignísimo remplazo del gran Steve.

ug-b12cl02

Bien, todo esto lo señalo para que se entienda lo importante de la ocasión que vivimos este martes en La Batuta (sin mencionar la banda que siguió a continuación). Hace no mucho esto era impensado. Y hace un año y medio (fecha de la muerte de Lee), esto era prácticamente imposible. Pero vamos, que esta era la noche de los imposibles realizados. Tras veinte años de gloriosa carrera, ¡Gotthard al fin se presentaba en Chile! Veamos qué tal estuvo eso.

Todo arrancó a las 22.00 en punto, con los potentísimos riffs de Dream On, del excelente Lipservice (2005), marcando una muy positiva recepción para la banda por parte de los cerca de 300 fanáticos presentes a esa hora. Siguió el nuevo y muy buen corte Starlight, primer single de Firebirth, su siguiente disco que se lanzará recién el 1 de junio próximo, de modo que ésta fue una de las primeras veces que es ejecutado en vivo. Se trata de un tema bastante pesado, que se deja disfrutar gracias a sus densos riffs y a su melódico coro. Muy bien recibido por una audiencia que, hay que decirlo, en su mayoría se hizo presente en el lugar para ver a la banda que les seguía.

ug-b12cl03Lo siguiente fue rescatado del que para muchos es el mejor disco de la banda: Human Zoo, de 2003. Así es, Top Of The World seguía haciendo vibrar toda la estructura de La Batuta. A esa altura se podía ver que ya no sólo era una respetuosa acogida para los suizos: ¡la gente lo estaba disfrutando!

Lo de Starlight había sido una especie de estreno, pero a decir verdad la canción ya había sido presentada a nivel mundial con un video clip y todo el asunto. Caso distinto al de Give Me Real, canción del nuevo disco y completamente desconocida por el mundo, pero que no por eso dejó de gustar. En efecto, la gente se mostró complacida con lo que resulta ser una muy buena canción que en vivo funciona realmente bien.

Luego era hora de otro tema algo más familiar: Need To Believe (del disco del mismo nombre, 2009), momento en que el gran Leo Leoni alzó sus manos aplaudiendo para pedir lo mismo de parte del público, hallando una positiva respuesta. Luego el propio Leoni sorprendería con un grandioso solo, demostrando que algo sabe. No, en serio: ¡es un capo! Cabría destacar lo claro y bien nivelado que sonaba todo a esas alturas, incluso las voces de apoyo de los demás integrantes sonaban con mucha claridad, posibilitando lograr en el escenario ese sonido tan característico de la banda en sus discos. Continuaron con Sister Moon (del disco G., de 1996), punto en que muchos asistentes se encontraban maravillados con la actuación del –ahora sí conocido- Nic Maeder, así como con el solo tras la cabeza de Leo. ¡Increíble!

Siguió la tremenda Master Of Illusion, canción que es algo más conocida y fue incluso coreada por varios de los asistentes. El colosal estribillo sonó precioso y sirvió además para que Nic se luciera y demostrara su excelente nivel vocal. Dicho sea de paso: es evidente que fue elegido para tomar el puesto porque en su voz es similar a la de Steve, ¡pero en vivo por momentos es idéntica! Mención especial para el gran solo por parte de Ernesto Ghezzi, el tecladista que acompaña a la banda en esta gira (ya lo había hecho en el pasado). Continuaron con otro tema nuevo que, al igual que Starlight, cuenta con un video promocional (lanzado el año pasado y que de hecho fue la presentación al mundo de Nic Maeder): Remember It’s Me. Bonita balada que la gente disfrutó bastante y una vez terminada aplaudió mucho. Dejó una muy buena impresión.

ug-b12cl04

Luego casi la totalidad de la banda deja el escenario, excepto Nic y Ernesto. Lo que harían sería simplemente maravilloso: una versión en piano y voz de One Life, One Soul. Fue el propio Maeder quien señaló que iría dedicada a la memoria del extraordinario Steve Lee, cosa que causó la inmediata ovación del público. Lo más lindo fue que la gente la coreó, demostrándose así que se trata de una canción muy especial. ¡Momentazo!

Hora de volver al Hard Rock, y la elegida para ello fue Mountain Mama del ya clásico Dial Hard (1994). En este punto Leo utilizó el talkbox: ese artilugio en forma de manguera que se utiliza para distorsionar el sonido de un instrumento (guitarra en este caso) por medio de los movimientos de la boca. Lo mejor fue cuando, al final, comenzó a hablar con el maravillado público por medio del talkbox: “¿cómo estás, Santiago?” dijo para saludar, continuando con un “Are you ready?” que marcaría el inicio de Right On (previa estruendosa respuesta del respetable), cuarta canción de la placa próxima a ser estrenada, y que destacó por un sonido perfecto, sonde la voz de Nic parecía sacada del estudio. El propio vocalista se encargaría de iniciar unos juegos vocales que de a poco se fueron transformando en los clásicos na-nana-na de la enorme Hush, de Billy Joe Royal y que Deep Purple hiciera famosa a fines de los 60’s. Aquí la gente prendió muchísimo. Una buena estrategia. Sabiendo que sus canciones no son las más conocidas en estas latitudes y que no son el número principal de la noche, rescatan uno de los buenos covers que han hecho durante sus carrera.

ug-b12cl05

Una pista con una percusión da el inicio para el siguiente corte y la gente comienza con los whoa whoa con los que arranca el que al parecer es el corte más conocido de la banda: Lift U Up. Genial canción que en vivo funciona perfecto. Es tan ganchera que es imposible que la gente no prenda y se motive. Tal y como sugiere el título: el ánimo queda por los cielos. En ese instante fue inevitable notar las caras de los músicos: ¡pura felicidad! Y es que la gente estaba cantando el estribillo, con los puños en alto y algunos saltando, como si fueran todos sus fans.

Creo que con eso la banda ya se debe haber dado por pagada. Pero quedaba algo más: la no menos genial Anytime, Anywhere, que probó ser otra de las canciones que la audiencia chilena conoce bien. Me alegró mucho ver que se coreara íntegramente (no por todos, claro está, pero sí por muchos), y que el coro resonara tan, tan fuerte. Fue bueno saber que la banda fue bien recibida, reconocida y premiada. Bien por ellos.

ug-b12cl06

En poco más de una hora Gotthard hizo su presentación en suelo chileno y se las arregló para entretener y –en muchos casos- encantar a varios que seguramente se transformaron en nuevos fanáticos. Una presentación sólida que destacó por el excelente sonido y la calidad de cada una de las composiciones interpretadas, así como por el altísimo nivel interpretativo de cada músico. Además sirvió para constatar de primera fuente el nivel vocal del reemplazante de uno de los cantantes más brillantes de la historia. Nic Maeder y Gotthard seguramente seguirán dando que hablar, y esperamos que en Chile ese hablar suene fuerte y más seguido.

Setlist de Gotthard

01. Dream On
02. Starlight
03. Top Of The World
04. Give Me Real
05. Need To Believe
06. Sister Moon
07. Master of Illusion
08. Remember It’s Me
09. One Life, One Soul
10. Mountain Mama
11. Right On
12. Hush (Billy Joe Royal)
13. Lift U Up
Encore
14. Anytime, Anywhere

EL DEBUT DE MICHAEL KISKE EN CHILE

ug-b12cl07

Tras la sólida performance de los helvéticos, culminada a eso de las 23.15 horas aproximadamente, los técnicos comenzaron a desarmar la batería, por lo cual inmediatamente supusimos que la espera para ver a Kiske y Hansen en escena sería bastante larga. Por fortuna la música envasada fue sólidamente elegida y se escuchó a un volumen razonable para que la gente prendiera y apaciguara un poco una espera que si no, habría sido extraordinariamente tediosa.

Hasta que a las 23.55 se apagan las luces y ante los enfervorizados “Kiskeeeee, Kiskeeee” comienzan los sones de La Carga de las Valkirias de Richard Wagner, gigantesco compositor alemán nacido hace ya casi doscientos años, sale a escena casi imperceptiblemente Kosta Zafiriou para ponerse tras los tarros, y luego con Dennis Ward en el bajo, Mandy Meyer en guitarras y nada menos que Kai Hansen en la otra guitarra, generándose ya un impresionante torrente de emociones cuando comienzan los sones de Unisonic y sale a escena Michael Kiske. ¡¡Kiske cantando en Chile, muchachos, en La Batuta!! Inimaginable hace unos pocos años, increíble al verlo y escucharlo. Y por cierto de estupenda forma y con una respuesta del público sorprendentemente comprometida, es decir, yo esperaba ánimo, aplausos y que se cantaran las canciones, pero el público realmente se metió y se compenetró con la banda en no pocos momentos, como veremos, cantando “Uuuuniiiisoniiiiiiic” con toda la garganta. Se notaba en su rostro lo agradecido que estaba Kiske, con una copa de vino en su mano. A todo esto, qué tormenta de facha Kiske, con una camisa sin mangas negra con capucha y con una especies de patas de lycra a rayas blancas y negras muy a la usanza de Stephen Percy Harris, cuánto estilo. Gran inicio, clase mundial.

ug-b12cl08

La noche seguía con Never Too Late, con un Kiske luciendo a enorme altura y sobre todo muy relajado, demostrando que cantar es algo que prácticamente no le cuesta nada. Sabemos que este tema es bastante alegre y así lo demostró Michi, abrazando a su amigote Kai Hansen –muy activo y “prendido”–, a cargo de prácticamente de todos los solos. Tras esto, Kiske se detiene a hablar un minuto, que estaban en un lugar “pequeño” para lo que están acostumbrados, pero tuvo que interrumpir su perorata en medio de un ensordecedor “olé, olé olé olé… Kiskéeee… Kiskéeee…” que lo obligó a hacer una reverencia y luego a anunciar lo siguiente, Renegade, tema que no es de mis favoritos del disco de Unisonic, pero que tuvo buenos dividendos en vivo, muy cantada.

Luego los teutones siguieron repasando material de su disco nuevo, con la estupenda King For a Day (que me sigue recordando vívidamente a Eye Of The Tiger de Survivor, la canción del más grande boxeador de todos los tiempos, Rocky Balboa), donde se escucharon los primeros y sonoros “Haaaanseeen, Haaanseeen”, para el agradecimiento del gran Kai, un tipo relajado, alegre y carismático. Posteriormente repasarían la sólida I’ve Tried, donde en un principio el micrófono de Kiske… ¡se desarmó!, lo que causó las risas del alopécico frontman, y seguidamente My Sanctuary, uno de mis temas favoritos de su material recientemente lanzado, incluso con momentos de sing along donde Kai y su carisma fueron preponderantes.

ug-b12cl09Hasta que llegaría uno de los más grandes momentos que se han vivido en la historia de la comuna de Ñuñoa. Kiske empieza a contar que antes estuvo en “una banda llamada Helloween” con “that guy”, apuntando a Kai Hansen, habla de los Keeper Of The Seven Keys, el público expectante, ansioso, ilusionado… y anuncia… ¡¡¡¡I’m Alive!!!! ¡¡Increíble!! Es que muchachos, si no fueron, no saben lo que se perdieron, un momento alucinante, pese a que Kiske se enredó un poco con la letra –no sería la primera vez que le sucedería–, da lo mismo, lo que fue eso, muchachos. Mis felicitaciones también a Kosta Zafiriou, cuyos tarros sonaron increíbles pese a que, a mi gusto, el sonido era un poquito muy fuerte, sensación que me quedó de toda la presentación de los alemanes. De todas fomas, ¡magistral!

Tras este memorable momento, Kiske abandonó por unos momentos el escenario y queda Kai Hansen tocando un jam que en realidad fue Follow The Sign, el inconfundible cierre del Keeper I, luego de lo cual Kiske vuelve y Unisonic presenta Over The Rainbow, corte bonus del disco y de gran factura, donde quizás Michi alcanza sus mayores momentos de lucimiento, particularmente con ese par de agudos impresionantes que hace al final en la versión de estudio y que replicó soberbiamente en vivo, qué pedazo de cantante estábamos viendo. Similar sensación dejó la emocionante Star Rider, con una más activa participación de Dennis Ward en el bajo y en los coros, y nuevamente con Kiske demostrando su enorme facilidad para alcanzar agudos.

Kiske es un verdadero niño y de esos niños buenos, bienintencionados. Y esa bonhomía se nota en escena, el tipo es auténtico, transparente, no tiene mucho filtro. Se puso su capucha y se puso a mirar casi con ternura y curiosidad cómo hacía un solo Kai Hansen y luego presentan a Mandy Meyer, quien también aporta con lo suyo en las seis cuerdas. Después de esto vendría uno de los mejores cortes del disco, la gran Souls Alive, con un trabajo francamente exquisito entre Kai y Michael a dos voces armónicas, soberbio.

ug-b12cl10

Decíamos que Kiske es un niño auténtico y de la nada el tipo se puso en “modo Elvis ON” a cantar como su gran ídolo. A mí particularmente me sobrecoge y hasta me enternece la devoción e idolatría que siente Michi por Elvis Aaron Presley, estuvo al menos un minuto cantando Just Pretend del Rey del Rock and Roll. Luego de este pequeño homenaje, Kiske anuncia We Rise, el que según sus propios dichos es “uno de sus temas favoritos del disco”, y que rindió excelente en vivo, destacable como decíamos anteriormente el compromiso del público con el material de Unisonic.

Y comenzaría a acercarse peligrosamente la hora del adiós. Kiske dice, con su inigualable y conmovedora transparencia, que ahora es el momento donde se supone que tiene que hablar y tiene que simular que esta será la última canción. Comienza a decir que este es el tema favorito de los dos hijos de Kai Hansen, a lo que Kai con mucho humor le replica que tiene unos trescientos hijos por el mundo, haciendo gala de un autoconcepto bastante alto en lo concerniente a sus capacidades amatorias. Así anuncian la rebelde Never Change Me, con un Kai ultra protagónico, haciendo él las voces en el “you’ve pulled the trigger on a bomb / and the timer’s goin’ crazy”, lo que me encantó pues noté que hay ensayo, hay trabajo en la semana, hay jugadas de laboratorio preconcebidas. Con un Kai jugueteando con “what do you say to your mother?” o “what do you say to your girlfriend?”, nosotros le contestábamos con el “no, you’ll never change me tonight”, dinámica entretenida y “redondita” para cerrar la primera parte del show, hasta con una mini referencia al comienzo del himno de Alemania que creo que sólo algunos captamos.

ug-b12cl11Luego de un pequeño encore sabíamos que vendría un par de temas de Helloween para cerrar la jornada. Muchos presuponíamos que serían Future World y I Want Out, pero grande fue mi sorpresa cuando comienzo a escuchar los sones de la guitarra de la notable A Little Time, tema que como sabemos viene de los tiempos de Kiske con Ill Prophecy. La ejecución fue derechamente magistral, pero en el momento del medio del tema, cuando en el disco suena el reloj y la alarma, en vivo Unisonic la mezcla con un cover/homenaje a un pasaje de Victim Of Changes, uno de los temas más intensos de toda la carrera de Judas Priest, con un Kiske sublime, sobrecogedor y por el que sencillamente daban ganas de convocar una reunión extraordinaria a los encargados de la Real Academia de la Lengua Española para encontrar una palabra para definir lo que hizo ese calvo alemán al mandarse ese inolvidable agudo halfordiano en su “viiiictim of chaaaangeeeeees”. Supremo, colosal, ponga usted el adjetivo.

Y lo último sí sería I Want Out, clásico de clásicos de Helloween y que a estas alturas ya está convertido en un deber para Unisonic. Nuevamente con un Kai demostrando no ser un elemento decorativo en la banda sino que un gran aporte, fundamentalmente haciendo segundas voces, la banda sencillamente “la rompió” y se despidió de la gente, tras casi una hora y media de show. La gente en su momento pidió March Of Time pero finalmente el grito era uno solo… Future World! Future World!. Kiske hizo el amago –le creo– de ver si la podían tocar, pero finalmente terminó prometiéndola “para mañana”, terminando así este gran show.

Es cierto, el recinto es pequeño, los músicos de Unisonic y Gotthard (en menor medida) se notaron un poco incómodos con la estrechez de espacio y el sonido, si bien fue bueno, no fue óptimo. Pero todo eso pasa un poco a segundo plano considerando que nuevamente La Batuta fue un lugar donde se vivió algo histórico: donde por primera vez se presentaron los helvéticos de Gotthard, pero sobre todo se transformó en el lugar donde Michael Kiske, la voz más legendaria de la historia del Power Metal, por primera vez le cantó a los chilenos. Y la segunda será en el Teatro Caupolicán. Cierro esta reseña con una pregunta: tú, que acabas de leer esto… ¿te lo vas a perder?

Setlist de Unisonic:

01. Unisonic
02. Never Too Late
03. Renegade
04. King For a Day
05. I’ve Tried
06. My Sanctuary
07. I’m Alive (Helloween)
08. Follow The Sign (Helloween)
09. Over The Rainbow
10. Star Rider
11. Solos de guitarra Kai y Mandy
12. Souls Alive
13. We Rise
14. Never Change Me
Encore
15. A Little Time (Helloween)
16. I Want Out (Helloween)

ug-b12cl12

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO