Entradas

A través de sus redes sociales, Jani Liimatainen anunció que tocará en vivo junto a Timo Kotipelto y Netta Skog, ex-TURISAS y ex-ENSIFERUM, en streaming el próximo Sábado 2 de Mayo a las 12:00 de Chile. El acceso a la transmisión es pagado a través de esta dirección.

«Así que estaremos haciendo una transmisión en vivo … En realidad, ha pasado un año desde que tocamos con Timo por última vez, así que esto debería ser divertido. EDITORIAL: Por el amor de Dios, gente, no pregunten por su país. Es una transmisión en vivo, pueden verla en cualquier lugar… 😂😂😂 ‘Blackoustic Harmonies’

Timo Kotipelto, Jani Liimatainen y Netta Skog harán una transmisión en vivo. Ahora que los «shows normales» no son posibles por el momento, y que la gente sigue preguntando por un show acústico, el trío decidió hacer su primera transmisión en vivo juntos. 

«Hace un año hicimos una gira de conciertos donde Jani y Netta también estaban involucrados. Fue encantador. Antes de eso había hecho algunos shows en dúo con Jani y también con Netta. Es muy agradable poder compartir el escenario de nuevo con ambos. El setlist incluirá canciones de STRATOVARIUS y también de otros artistas» comentó Timo Kotipelto.

La guitarra de Jani llevará el Rock n’ Roll mientras Netta lleva el sonido a un nivel completamente nuevo. Sin mencionar que ambos son excelentes cantantes también. Netta es también el poseedora del récord nacional de Women’s Shot Put con un respetable 18,58m.

¡No te pierdas esta oportunidad única de disfrutar del Rock acústico en vivo desde la comodidad de tu casa! El concierto en vivo desde el legendario Möysä Music Club Lahti» 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

So, we are doing a live stream… It’s been actually a year since I played with Timo the last time, so this ought to be fun 🤘🏻💪🏻 EDIT: For fuck’s sake people, don’t ask about your country. It’s a live stream, you can watch it anywhere… 😂😂😂 ”Blackoustic Harmonies Timo Kotipelto, Jani Liimatainen ja Netta Skog are doing a live stream! Now that «normal shows» are not possible for the time being but people have still been asking about an acoustic show the trio decided to make their first ever live stream together. «A year ago I did a concert tour where Jani and Netta were also involved. It worked like a charm. Before that I had done some duo shows with both Jani and lately also Netta. It’s really nice to get to share the stage again with them both.» says Timo. The setlist will include songs from Stratovarius and also other artists. Jani’s guitar will bring the rock n’ roll while Netta takes the sound to a whole new level. Not to mention that they are both excellent singers as well. Netta is also the national record holder for Women’s Shot Put with a respectable 18,58m. Do not miss this once in a lifetime opportunity to enjoy acoustic rock live from the comfort of your own home! The gig comes live from the legendary Möysä Music Club Lahti.” Tickets 9,90 www.lippu.fi/artist/kotipelto-liimatainen-skog/ Show time May 2nd 2020. Helsinki 19:00 Berlin 18:00 London 17:00 Sao Paulo 13:00 Santiago De Chile 12:00 Mexico City 11:00 Los Angeles 09:00 Shanghai 00:00 (+1 day) Tokyo 01:00 (+1 day) Melbourne 02:00 (+1 day) #blackoustic #kotipelto #hanuri #möysä

Una publicación compartida por Jani Liimatainen (@janiliimatainen) el

Con motivo del lanzamiento de una cerveza inspirada en KORPIKLAANI por la cervecería Pyynikin Craft Brewery, la banda lanzó una edición especial de su último disco «Kulkija» que incluye un CD con 14 versiones de su himno «Beer Beer», cada versión con un invitado distinto como son Christopher Bowes (ALESTORM), Steve «Zetro» Souza (EXODUS), Andreas «Gerre» Geremia (TANKARD) y Jesper Anastasiadis (TURISAS).

A essay help continuación les dejamos el lyric video para «Beer Beer» con Christopher Bowes de ALESTORM:

 

PaganFest 2015

El miércoles 07 de octubre de 2015 se llevó a cabo la tercera versión del PaganFest Chile, el cual se dio cita en un frío Club Kmasú Premiere a medio llenar. El recinto es conocido para los adeptos de esta rama del Metal, puesto que ya ha albergado a bandas de la misma índole (Ensiferum, Týr, Korpiklaani). Desde un principio la jornada se preveía ser más extensa que los dos festivales anteriores, dado que el cartel incluía a cinco bandas en total. El plato fuerte corría por cuenta de los fineses Turisas, quienes se presentaban por segunda vez en nuestro país, luego de ese caluroso e intenso concierto en el Rock & Guitarras hace ya más de dos años y medio. A su vez, los representantes chilenos conformados por Traucoholik, Grimtotem, Knighthood y los experimentados Witchblade, prometían en su conjunto toda una fiesta del Folk Metal.

TRAUCOHOLIC

Luego de hacer ingreso de forma expedita, y con más de una hora de atraso según el cartel que la misma productora dio a conocer, a las 20:36 hrs. por fin aparecieron los primeros en animar la noche, Traucoholik, quienes se presentaron ante unas 120 personas que poco a poco iban tomando posición para disfrutar del show.

Ni los terremotos ni las réplicas impidieron que los oriundos de Coquimbo hicieran notar su alegría de estar presentes en este PaganFest. Con un ambiente muy jovial, que incluyó grandes sorbos de vino chileno en casi toda su presentación y un maquillaje muy a lo Black Metal noruego, lograron encender a los primeros asistentes que se encontraban a esa hora en la cancha.

PaganFest 2015

La Visión de Sablesangriento fue muy bien ejecutada, interpretando de gran forma esos ritmos vertiginosos que los caracterizan. Más que destacable el solo de melódica cortesía de Âœn Dewü. Lo siguiente fue Trauco, el tema más longevo dentro de su repertorio, donde la transición entre la parte media y el final sorprendió a los metaleros que los escuchaban atentamente.

En palabras de su propio vocalista Perro Asmatiko, lo siguiente era un estreno exclusivo de su disco. Durante Tren a Charcoscura hubo algunos acoples bastante molestos, que prácticamente imposibilitaron escuchar el tema con atención. Con su track más conocido, Tue Tue, que justamente coincidió con un fanático que la pidió desde el público, pusieron fin a su actuación en este festival.

Lamentablemente la poca cantidad de canciones interpretadas (algo que afectaría a todas las bandas dado el retraso en el inicio del concierto) y algunos problemas de sonido, impidieron que los nortinos pudieran mostrar de mejor forma su propuesta. Aún así, su performance resultó muy llamativa, donde entre canción y canción lograron sacar risas al respetable con sus intervenciones bastante informales.

Setlist de Traucoholik:

01. La Visión de Sablesangriento
02. Trauco
03. Tren a Charcoscura
04. Tue Tue

GRIMTOTEM

Con diez minutos para instalar sus instrumentos, la siguiente banda en presentarse fue Grimtotem, provenientes de Concepción (digno de destacar la inclusión de agrupaciones de cada zona geográfica de Chile), quienes de inmediato ubicaron una bandera mapuche en uno de los retornos. Tras la intro Nguillatún, rápidamente pasaron a The Battle Of The Centuries del año 2012, donde Carolina Rebolledo estuvo impecable con sus guturales de principio a fin, acompañados muy bien por el resto de la banda. Tras las primeras palabras de agradecimiento, llega Kuralaba, donde todos nos terminamos de convencer que el sonido mejoró considerablemente. DeathScythe aprovechó de mostrarnos todo su talento en la batería, golpeándola con un ímpetu realmente increíble. La atmósfera creada por Nicolás Molina con su teclado, dio paso a la notable When Roots Will Never Be Shred, donde nuevamente Carolina pareciera arrollar todo a su paso. A esta altura de la noche el aforo aumentó fácilmente en unas 200 personas.

PaganFest 2015

Para finalizar, tras una pequeña intro, se despidieron haciéndole honor al toki Leftraru, donde el público se hizo gran participe con los típicos «Hey! Hey!» acompañando el potente ritmo de la batería. Excelente la parte instrumental que sonó como un cañón, donde ambas guitarras conviven de gran manera. Así, tras un poco más de veinte minutos de presentación, Grimtotem mostró de forma precisa, pulcra y sobria su sonido que contiene algunos tintes mucho más pesados. Estamos atentos a la publicación de su LP!.

Setlist de Grimtotem:

01. Intro Nguillatún + The Battle Of The Centuries
02. Kuralaba
03. When Roots Will Never Be Shred
04. Intro + Leftraru

KNIGHTHOOD

Los encargados de representar la zona centro de nuestro país fueron Knighthood, quienes nos adelantaron parte de su disco debut «Tales of Ania». De golpe comenzó a sonar Welcome to Ania, que cuenta con esas grandes intervenciones de Victor Sáez junto a su bandurria. La banda a diferencia de sus predecesoras, se mostró con mucho más desplante arriba del escenario, arreglándoselas perfectamente pese a la cantidad de sus integrantes. Sin ninguna pausa, Great Battle definitivamente logró por terminar de animar al público que rápidamente se conectó con la enérgica presentación que presenciábamos.

PaganFest 2015

Luego de los gritos de su barra personal, Gabriel Chávez (guitarra) y Daniel Donoso (acordeón) se mandaron a dúo la intro de Within Roots de forma impecable. Los coros apoyados por el bajista Nicolás Acuña acompañaron muy bien todo el tema. Muy rebuscadamente digo que quizás al solo de guitarra le haya faltado un poco de volumen para escucharlo un poco mejor. Para finalizar la fiesta que en quince minutos ya habían desatado los santiaguinos, llegó Dancing with Machuchu, un corte muy Korpiklaani, dondela bandurria hace que la canción fluya en vivo de gran manera. Y esto es verdaderamente lo que llama la atención de Knighthood. Desde sus inicios dejaron de forma clara sus influencias, componiendo en base a los puntales del género, pero en ningún caso convirtiéndose en una mala o descarada copia, ya que sus creaciones son verdaderamente notables y cuentan con la cuota exacta de chilenidad. Uno de los principales desafíos era que los siete músicos se desenvolvieran armónicamente y vaya que se defendieron con prestancia. Bien por Knighthood.

Setlist de Knighthood:

01. Welcome to Ania
02. Great Battle
03. Within Roots
04. Dancing with Machuchu

WITCHBLADE

La última banda chilena en decir presente en el festival pagano fueron los experimentados Witchblade, los cuales al igual que en su show con Grim Reaper, se presentaron con el vocalista Felipe del Valle, personaje que definitivamente se robó la película.

PaganFest 2015

Pasada las 22:00 hrs, abrieron con el opening track de su último trabajo Evolution. Con Walk Alone mostraron de entrada toda la calle que tienen acumulada con los años. Un sonido y ejecuciones impecables que se mantuvieron hasta el final de su performance. Tras los respectivos saludos al público, llegó Not Enough,donde Felipe del Valle se mostró en un nivel superlativo vocalmente hablando. A medida que iba mostrando sus dotes, muchos de los presentes se miraban sorprendidos con lo que ocurría arriba del escenario. Digno de aplausos.

Tras la fallida petición para que se armara un mosh al centro de la cancha, sonó la rapidísima To Be Free que fue seguida muy de cerca por los asistentes. Al igual que todas las agrupaciones nacionales, tuvieron que acortar su show, decidiendo en el momento con que tema cerrarían. La elegida fue Sign of Salvation, donde nuevamente la banda mostró su cohesión y su elegancia, con unos agudos sorprendentes que pusieron fin a una actuación en la cual el tiempo se pasó volando. ¿Qué más se puede decir en relación a una banda con dieciséis años de trayectoria? Solamente agradecerles que hayan estado presentes la noche del miércoles, más aun tratándose de la única agrupación que derechamente no era Folk Metal ni algo similar. Cracks.

Setlist de Witchblade:

01. Intro + Walk Alone
02. Not Enough
03. To Be Free
04. Sign of Salvation

PaganFest 2015

TURISAS

Y así tras cuatro shows de gran factura, llegamos al grand finale de este PaganFest Chile. No voy a ocultar que Turisas es mi banda favorita dentro de la ola de Metal Nórdico que nos azotó hace algunos años (sin contar a Amon Amarth, que definitivamente están en otro nivel), por lo que días antes de la presentación de los fineses, me preguntaba a mí mismo como lo harían para demostrar que aún tienen mucho que ofrecernos, sobre todo porque venían a defender en vivo un disco algo irregular como «Turisas2013» y también porque para algunos todavía está en la memoria el excelente show del año 2013, donde el recinto de Ñuñoa casi se vino abajo.

Así, con las cartas sobre la mesa y bastante más tarde de lo presupuestado, a las 22:54 hrs. se apagan las luces de la Kmasú, desatando inmediatamente los infaltables gritos de los 400 asistentes que acompañaban ese momento.

Comienza a sonar la intro para dar paso a que los músicos vayan tomando posición uno a uno con sus ya clásicas vestimentas, más el warpaint rojo y negro sobre sus caras. Warlord Nygård hace su entrada triunfal y de pronto comienza a sonar Ten More Miles, corte que abre «Turisas2013″. Inmediatamente se notó un sonido perfectamente ecualizado, que permitió disfrutar desde un comienzo su presentación. Al mirar a mi alrededor noté al público algo frío en el recibimiento a la banda, situación que por suerte cambió al escucharse las primeras notas de A Portage to the Unknown, donde el trabajo coral de la banda es digno de destacar. Realmente muy bien logrado. Luego la voz gutural de Mathias se escuchó con gran fuerza, sobre todo en la parte de «Six regular edges and six vertices…».

PaganFest 2015

El Warlord se dirige por primera vez a los asistentes, introduciéndonos a la segunda y última revisión a «The Varangian Way» (2007). La ya clásica To Holmgard and Beyond fue recibida con gran entusiasmo. Y es que es imposible no saltar acompañando el ritmo que posee. Notable son las partes a cargo de Olli Vänskä, que junto a su violín eléctrico a veces da la sensación de que escuchamos una segunda guitarra. El segundo track que escucharíamos de su último disco sería For Your Own Good, canción que personalmente me agrada de sobre manera, pero que de alguna forma puso una especie de pausa al dueto de The Varangian Way. Aún así fue escuchada y aplaudida por todos los fanáticos.

La faceta más cinematográfica de Turisas llegó de la mano de The Great Escape, donde al igual que en su anterior presentación, comenzando la parte más orquestada, Mathias agita una toalla de la manera como lo haría el mejor hincha barra brava del fútbol. Excelente interpretación.

Siguiendo con la línea de «Stand Up and Fight» (2011), la banda sorprende a toda la audiencia anunciando que tocarán End of an Empire. Permítanme la licencia, pero este es un temazo con todas sus letras. Tiene todo lo necesario para ser una canción de los fineses: Excelente orquestación, buenos arreglos corales y épica de principio a fin. Si a eso le sumamos la absoluta valentía de interpretarla en vivo, no queda otra cosa que disfrutarla en su totalidad.

PaganFest 2015

Como si lo anterior no fuera poco, Rex Regi Rebellis nos transportó a esas batallas nórdicas de siglos anteriores muy bien plasmadas en el Battle Metal (2004). Robert Engstrand se las manda con la atmósfera que crea en el teclado. Para el recuerdo queda el momento en el que alguna fémina lanzó un sostén al escenario y Mathias lo colocó sobre la cabeza de Olli durante la parte instrumental.

El líder del grupo nos pregunta cuantos de los presentes apoyamos la piratería descargando música de forma ilegal, para luego afirmar que la apoya totalmente. Esto último lo dice argumentando que aunque compres los CD’s originales, la banda no recibe ni un solo peso por parte del sello discográfico. Los aplausos no se hicieron esperar. Aprovechando la temática de este breve speech, nos presentan la muy cantada Hunting Pirates, donde nuevamente la interpretación coral de la banda es impecable.

Tomándose otro tiempo para dirigirse hacia los asistentes, Nygård nos comienza a hablar sobre la degustación de la cerveza en cada país, exclamando que quiere probar una 100% chilena. Gente de la producción se le acercó para entregarle una lata más un pequeño barril lleno de la bebida alcohólica, desatando las risas de todos los que nos encontrábamos en el recinto. Tras este momento de distensión, de la nada comienza a sonar unos de los hits más potentes de la banda. Battle Metal desató el caos y la euforia dentro del público. Todos sabíamos que la tocarían, pero nadie pensaba que sería tan pronto. Brillante interpretación del clásico de 2004, que sonó como un verdadero hachazo.

PaganFest 2015

Aprovechando el entusiasmo, tocaron de inmediato No Good Story Ever Starts With Drinking Tea donde Jaakko y Jesper están a cargo de la base muy bien lograda en batería y bajo respectivamente. La letra dedicada al alcohol ayudó a que se produjera un gran moshpit al centro de la cancha. Y para finalizar la primera parte del concierto, y tras las infaltables alabanzas hacia el público chileno, interpretan la última canción que escucharíamos de «Turisas2013», We Ride Together.

Luego de dos minutos de encore, la banda vuelve para agotar las últimas fuerzas que quedaban. Stand Up and Fight sonó de forma espectacular, donde Mathias cambió las partes de voces limpias por guturales, dándole mucha más fuerza al tema. Entendiendo que ya no quedaba mucho show por delante, el coro fue cantado por todos los presentes a rabiar. Y para el final, era que no, Rasputin reflejó en el público lo que es la canción en sí: Una fiesta descontrolada. Nuevamente vimos un gran mosh, que luego se transformó en distintos bailes frenéticos de lo más osados. Así a las 00:20 hrs. se puso fin a esta tercera versión del PaganFest Chile.

Setlist de Turisas:

01. Ten More Miles
02. A Portage to the Unknown
03. To Holmgard and Beyond
04. For Your Own Good
05. The Great Escape
06. End of an Empire
07. Rex Regi Rebellis
08. Hunting Pirates
09. Battle Metal
10. No Good Story Ever Starts With Drinking Tea
11. We Ride Together
Encore
12. Stand Up and Fight
13. Rasputin

PaganFest 2015

Una vez finalizado el festival, el primer hecho destacable es la calidad de todas las bandas que actuaron la noche del miércoles. Sin duda cada una lo dejó todo en el escenario cuando era su turno. Más precisamente considerando las bandas chilenas, sin pensarlo dos veces, me hubiera gustado escuchar un setlist un poco más largo de cada agrupación participante, ya que claramente el Folk Metal en Chile aún tiene mucho por mostrar. Se vienen nuevos discos y nuevas tocatas donde esperemos todos sigamos atentos a las próximas jugadas que se aproximan para nuestros compatriotas.

Respecto al plato fuerte Turisas, sinceramente me fui bastante contento con lo que presentaron. Supieron equilibrar muy bien las canciones de cada LP, tocando a mi parecer las mejores de cada álbum (aunque sigo extrañando Cursed Be Iron o Fields of Gold). Obviamente es imposible complacer a todos los que asistimos, pero hay que admitir que coraje no les falta. O sea, interpretar End of and Empire y Rex Regi Rebellis como si fuera lo más normal del mundo, justifica lo afirmado anteriormente. Además contrastando lo frío que partió el público (lo cual lo atribuyo en un principio a que la mayor dimensión del recinto le quitó esa cuota de intimidad que se generó el 2013) versus el éxtasis del final, claramente habla muy bien acerca de la capacidad de la banda de transmitir energías a su audiencia.

Haciendo el balance final, fue una muy buena jornada para los más acérrimos del Folk, donde esperemos, pronto se desarrolle otra versión del PaganFest Chile, material hay de sobra.

 

Turisas

El miércoles 7 de octubre se realizará la tercera versión del Paganfest Chile en Kmasu Premiere. En esta edición será TURISAS el invitado internacional que encabezará el cartel, que además lo integrarán los chilenos WITCHBLADE, KNIGHTHOOD, TRAUCOHOLIK y GRIMTOTEM.

Las entradas están a la venta por sistema Ticketek y sin recargo en The Knife y RockMusic (Eurocentro).

Los precios son:

Primeras 300: $20.000
Preventa: $22.000
Día del Evento: $25.000
***$18.000 Preventa Clientes La Cafetera Rock (próximamente, hasta agotar stock)

Paganfest 3

Asumo que no es sorpresa para nadie que frecuente el club Rock & Guitarras el encontrarse con una caldera incandescente, un lugar que cuece al vapor atodos y cada uno de los artistas de turno sobre las tablas, mientras que el resto de los asistentes se ahoga produciendo más calor. Sin embargo, creo que al menos esta vez, esa temperatura infernal era perfecta para el evento que se venía a continuación. Efectivamente, el ambiente estaba al dente para recibir a los invitados.

Con casi una hora de retraso y sin ninguna banda soporte, a eso de las 20:50, las luces comenzaron a bajar, dejando un leve halo azul de fondo y ese silencio que se anticipa a algo muy grande. Ese silencio, que dura tan sólo dos segundos y es inmediatamente interrumpido por los vítores y gritos de expectación de los fans (que llenaron el recinto), de miradas atentas apretados entre sí para poder estar lo más cerca posible del escenario.

Una arenga, una voz grave y curtida por batallas da comienzo a uno de los momentos más gloriosos que me ha tocado presenciar. Y que conste que –como todos saben- estábamos en un lugar pequeño y cerrado, donde no podemos esperar sorpresas con el opening de un concierto. Una pequeña puerta al costado izquierdo es la única y obvia entrada para los músicos. No como en los grandes escenarios, donde de la nada las luces se encienden y nuestros ídolos ya estaban ahí tras los instrumentos. Pero aquí no. La pequeña puerta es el gran acceso.

Mientras este épico discurso sigue sonando, los miembros de Turisas comienzan a entrar despacio, en fila, dirigiéndose a sus respectivos instrumentos. Levantan el puño y son celebrados, mientras se ubican en sus puestos de batalla. Fue así como, sin pausa alguna, el discurso se convierte repentinamente en The March of the Varangian, e inmediatamente pongo atención en un detalle importantísimo. ¡Las orquestaciones, provenientes de los teclados de Robert Engstrand suenan perfectas!. Es más, me atrevo a decir que el sonido orquestal del sintetizador suena mucho mas real, lleno y completo que lo que apreciamos en sus entregas de estudio. Un buenísimo punto de partida.

Quiero detenerme sólo un segundo para acotar que el sonido fue derechamente impecable. Todo se escuchaba en su justa medida. plenamente potente, sin llegar a sonar saturado o ensordecedor. La acústica del Rock & Guitarras es excelente y triunfa justo para hacernos olvidar donde falla su termostato (¡).

¡Ok!, con un sonido buenísimo desde un comienzo y con la adrenalina por sobre la temperatura, Warlord Nygârd hace una lenta y triunfal entrada, acompañado por los gritos de un público muy respetuoso, pero absolutamente encendido. Con este triunfal inicio, la banda ya tenía en el bolsillo a la totalidad de los asistentes.

Luego de un aguerrido “Hello Chile!… this is gonna be a long and swetty night!!” (Hola Chile!… ésta será una larga y sudada noche!!) la marcha mid tempo de Take the Day se deja caer encima como un mazo en la cabeza. El público salta sincronizado, devolviendo el mazazo a la banda. Todos cantan -exceptuando a Jaako Jakku en la batería- logrando armonías a cinco voces que llenaban todo el local con una performance de lujo.

Detrás de las pieles, la sangre, la pintura de guerra y la brutal estampa de los guerreros nórdicos, hay que reconocer a seis músicos logrando una ejecución musical exquisita, muy rica en arreglos, muy bien planteados en vivo para no dejar “espacios vacíos” en sus canciones, una serie de complejidades rítmicas que requieren de mucha práctica musical y una mixtura de ritmos muy variada. ¡Cuánto de Jethro Tull podemos encontrar acá!. La banda se asila en el concepto de Folk Metal, y personalmente creo que son éstos los que más justicia le hacen al título. Tan vikingos, pero tan gitanos a la vez, como el crossover perfecto entre Amon Amarth y Emir Kusturica and the Non-Smoking Orchestra. Ese violín que fluctúa entre lo virtuoso y lo travieso, entre Paganini y Wolf Hoffman. Ese teclado que ha podido suplir en muy buena forma el puesto vacante del acordeón, desde que Netta Skog dejó la banda. Van tres canciones y la banda demuestra un background musical inusitado detrás de su amedrentadora aparienc¡a.

Es así como nos adentramos en uno de sus himnos clásicos en potencia. Homgard and Beyond se lanza con su ritmo 3/4, absolutamente heroico encendiendo aún más a los doscientos fans asistentes. Es increíble y curioso ver cómo los finlandeses se las arreglaron para una presencia escénica increíble en un espacio tan reducido. Han tocado en estadios, arenas, venían de tocar en el 70000 Tons of Metal. Saben de escenarios gigantes y de cavernas pequeñas. Warlord Nygârd fue el rey del metro cuadrado, mostrando un gran desplante y manejo en espacios reducidos, brindando con cerveza nacional, pasando de poderosos growls a sólidas voces limpias en plan barítono.

No hay duda alguna, los tipos son de verdad. Sin importar el perímetro o la cantidad de asistentes, su entrega es total. Ellos debían ya tener clara la dimensión reducida del local, sin embargo la feroz y animada respuesta de los asistentes fue tan plena que los seis fineses quedaron asombrados. De hecho, con el siguiente tema, A Portage to the Unknown era absolutamente evidente que la banda lo estaba pasando tan bien (si es que no mejor) que su propia fanaticada.

¡Más claro no puede estar!. Vienen del otro lado del globo. Del otro polo, a un lugar cuyo nombre lo confunden con ají en el resto del mundo, a un lugar del que poco se sabía, salvo el vino y 33 mineros. Habrán lugares más exóticos que Chile, no hay duda, ¡pero no hay otro destino más lejano para los nórdicos!. Y llegar al otro extremo del planeta, para que doscientos fanáticos locos y rebosantes se canten el concierto entero, sin errar la más mínima sílaba, definitivamente no tiene precio para Turisas. Y lo que yo expreso con muchas palabras, ahí estaba claro en las sonrisas de la agrupación sobre el escenario. Sorprendidos, agradecidos, ¡y pasándolo fenomenal!.

Las revoluciones bajan para tejer una bella melodía, con el violín como plato de fondo. Los primeros acordes de One More nos llevan a otra de las especialidades de la casa, los ritmos en 3/4. La voz de Nygârd suena muy bien en tonos bajos, lo cual es sumamente difícil después de hacer growls (el growl es esa voz oscura y gutural ). La garganta queda tirante y es difícil darle a las notas sin desafinar, donde el Vikingo cantante sale triunfante. Los intervalos de violines y las secciones intermedias, con voces relatando la batalla son absolutamente apasionantes, y el público sabe manejarse en matices, volviéndose más loco aún en los cambios de tiempo, subidas de todo y de velocidad. Aquellos coros “Lai rai rai rararai” son cantados y compartidos al unísono entre banda y público. Hasta aquí, una velada perfecta.

La banda hace alusiones al vino chileno y su superioridad por sobre el finlandés, brinda con cervezas y confiesa su interés de haber llegado a Chile, sintiéndose orgullosos de hasta dónde han llegado, porque les habían contado que no hay público más ardiente que el que pisa el sur del mundo. Y la fiesta toma otro color. Los paganos y arrítmicos juegos de In the Court of Jarisleif comienzan a tomar forma. Uno de lostemas más complejos de ejecutar en vivo. El público deja de saltar por un segundo, para poder converncerse de lo perfecto que suena el tema en vivo. Es realmente difícil ejecutar esas escalas entre acordeón (por el sintetizador) y violín, con acelerados cambios de ritmos, revolviendo métrica, y todo adornado por una sección intermedia de cánticos, que a ratos suenan caucásicos, arábicos, o incluso bálticos. El caos y confusión más exquisitos que he presenciado en vivo. Y para qué hablar de la banda, que como podían lograron saltar y sacudirse dentro de sus respectivas y aprisionadas posiciones. El violín de Olli Vanska dibujando todo, cortando el aire y achurando la mezcla efusiva de esta canción.

The Great Escape es uno de los temas con inicio en corte más “rockero” (si podemos decir eso) ya que saca a relucir la voz gutural sobre un tema de intervalos muy marcados, sin embargo a medida que la canción avanza, comienza a aflorar su lado más “épico”, con una sección intermedia muy orquestada, hímnica. La pausa final, con redobles decaja muestra cómo la situación se calma momentáneamente. Los arreglos desde el teclado suenan muy, pero muy fidedignos y la fanaticada, mientras respira se balancea como hierba al viento. En este instante es cuando la banda anuncia una canción épica. Un minuto… ¿acaso los siete fierrazos que acabamos de recibir no sonaban épicos?. Por supuesto la expectación seguía en alza.

La verdad es que, en parte, Turisas estaban en lo cierto, aunque personalmente creo que para Miklagard Overture el verdadero calificativo debería ser cinematográfico, por el relato en primera persona de su comienzo y el punto álgido con sus voces en plan growl en los estribillos. Se narra una historia, el comienzo de ésta, una trama y un desenlace. Esta canción que –quizá- podemos enmarcar dentro de un plan progresivo, pone de manifiesto cómo Turisas ha podido retomar y refrescar el legado de una gran banda como Kansas como nadie lo ha podido hacer en estos tiempos ( Como referencia, les recomiendo escuchar Journey from Marybron, Song for America o Icarus II para que me entiendan el punto). Esta pieza musical es realmente un viaje, y creo que esa es la gran diferencia entre Turisas y otras bandas de la corriente Folk Metal, ya que el trabajo musical, la variedad de estilos y matices dentro de su música es mucho más rica, además de poder hacer extensas composiciones con sentido. Un tema que ataca más al fondo que a la forma. Creo que Turisas es la banda con más fondo de la escena metalera con raíces Folk.

Un gran broche de oro que , afortunadamente, sólo fue provisorio. Con una performance como ésta, con un show así de sorpresivo y magnífico, no cabía posibilidad de que la encendida afluencia no comenzase a gritar por la vuelta de los nórdicos al escenario. Y así fue como luego de una concisa vuelta sobre las tablas, los seis finlandeses ya estaban en sus puestos para rematar a los que no cayeron muertos con los primeros ocho ataques.

Este bis no contuvo pausas ni matices. Sin respiro nos dejaron caer Stand up and Fight (muy ad-hoc para esta vuelta. “Levántate y Pelea”), en ese tres cuartos que tanto gusta la banda. Su suave previa al coro, y el resto es himno puro. Como dije anteriormente, todos cantan, con un Robert Engstrand sacudiendo una pequeña bandera chilena (cosa que hizo en reiteradas ocasiones a través delconcierto), y un Olli Vanska mostrando ser la voz más “tenor” de la banda. No hay desperdicio en ninguna sección de este trallazo. La multitud con el puño arriba a lo largo de todo el corte y una banda que comenzaba a revelar sus verdaderos rostros a medida que el sudor se encargaba de derretir sus pinturas de guerra. Con el calor del local, los integrantes quedaron prácticamente “despintados”.

En los últimos acordes de Stand up and Fight, de modo inmediato la banda saltó sin pausa ni respiro a Sahti Waari nos hizo saltar con ese inicio de lo más pagano y jovial, la entrada de violín y teclado, pero ahora mucho más cargado, acelerado y poderoso que antes. Desde que la “contundentemente bella” Netta Skog dejó la banda, ya no hay acordeón, por lo tanto la introducción de esta canción fue cancelada y conectada directamente a otras canciones. A falta de Netta, bueno fue el factorsorpresa.

Y cuando el aire viciado ya pesaba, cuando el calor ya ni siquiera estorbaba, ¡dos fans estaban arriba del escenario!, medio colados, medio invitados, pero en fin, estaban arriba y la banda los hizo participar de la siguiente canción, Battle Metal con su poderoso comienzo y todos cabeceando denuevo, sacando fuerzas de donde no había. La banda absolutamente extasiada y el público también. Ese coro sin armonías, sino gritos de batalla. Adrenalina en estado sólido y el puño alzado. Los pseudo-invitados hicieron su respectivo stage diving  y la audiencia respiraba agitada.

Todos estaban exhaustos y el concierto desbordaba plenitud. Los solos de violin, con distorsión encima definitivamente no tenían nada que envidiarle a ningún guitarrista, y fue precisamente esa mezcla de violines y efecto wah wah, la que nos hizo entender que esto aún no acababa. El juego de guitarra, el ritmo acelerado del hi-hat y los dibujos del violín comenzaban a darle forma a la cargada y energético cover del clásico Rasputin, con lo cual el local se vino abajo. Saltos y vítores a través de los tres minutos que duró la canción, con una multitud gritando “eh eh eh!!!!!” moviéndose en masa comprimida de un lado a otro mientras la banda no podía creer cómo tan poca gente podía generar tanta energía. Asombrados y felices dejaron para el final esta versión que suena mucho más “hardcore” que la versión de estudio, y por paliza mucho más poderosa que la original del grupo disco afro-alemán Boney M. Un demoledor doble bombo previo al estribillo y todos saltando denuevo, sin ninguna interrupción hasta que esta última canción explota en su nota final. La banda se despide agradecida e impresionada, y haciendo alusión a que ojalá el show que dieron fuese tan bueno como el show que ellos mismos veían desde el escenario. Fue así como hasta el último segundo, Turisas tuvo al público encantado, y el encanto era mutuo.

Con 12 temas, y un poco menos de hora y media Turisas tuvo un arrollador debut en Chile.  prometieron volver, dijeron estar honestamente asombrados con la respuesta de los fans, embelesados connuestro vino y reconocieron haber tenido una de sus mejores veladas. La verdad es que, a juzgar por las expresiones de satisfacción de los asistentes que abandonaban el local, el evento fue prácticamente perfecto, con un sonido –como ya lo dije- impecable, una puesta en escena fabulosa, performances de lujo, composiciones brillantes y fantásticas ejecuciones en vivo.

Como dijo Steve Harris en 1993, “En todas las corrientes culturales, siempre habrán unos pocos exponentes que pasarán a la historia”. Creo que no es necesario ahondar demasiado para darnos cuenta de que Turisas será uno de esos pocos cuando el movimiento Folk Metal pase a la posteridad, por haber llegado un poco más allá con la complejidad en sus composiciones. Por haberse tomado el trabajo armónico con mucha seriedad, entregando completísimas performances en vivo y por esa presencia escénica tan bien manejada, realzando la actitud de su música con pintura de guerra, sangre y pieles. Finalmente el rescate de las raíces Folk ha sido muy profundo, llegando más allá de los atuendos, más allá de las melodías, sino también abordando las temáticas, conceptos y hacer sus composiciones de manera consecuente con esto.

Arriesgo la estimación de decir que Turisas son quizá la banda más docta dentro de la movida Folk Metal. Sólo es cosa de verlos en vivo. Prometieron volver pronto, y esperaremos por que cumplan su palabra. Dijeron estar asombrados con el público tanto como nosotros con ellos. Hablaron de un nuevo disco en proceso de composición, así que se abren muchas posibilidades de tenerlos en Chile una vez más.

Esperando por esa batalla, colgamos el hacha en el muro.

Setlist:

01. The march of the varangian
02. Take the day
03. To Homgard and Beyond
04. A portage to the Unknown
05. One More
06. In the Court of Jarisleif
07. The great Escape
08. Miklagard Overture
Encore
09. Stand up and fight
10. Sahtiwaari
11. Battle Metal
12. Rasputin

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

 

Los finlandeses se presentaron por primera vez en Chile llenando el Club Rock & Guitarras la noche del 13 de marzo.

Fotos: Roberto Llanos

 

TURISAS se presentará en Chile este miércoles 13 de marzo a las 20:00hrs. en el Club Rock & Guitarras. La fecha originalmente programada para el jueves 14 fue cambiada para agregar otro show en Brasil.

Las entradas están a la venta por sistema Ticketek en tiendas Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se pueden encontrar en The Knife, RockMusic, Mucky Rock (Eurocentro) y Scream (Portal Lyon).

Los precios son:

  • Primeras 200: $16.000
  • General: $18.000
  • Día del Evento: $20.000

Esta será la primera gira de los finlandeses por Latinoamérica y llegarán en promoción de su último disco «Stand Up And Fight» (2011).

 

TURISAS comenzó el proceso de grabación de su 4to disco. La banda actualmente se encuentra trabajando en Helsinki, Finlandia, grabando las baterías y luego seguirán registrando en distintos lugares hasta enero. El álbum se espera lanzar en mayo del 2013 por Century Media Records.

Además, la banda ha tenido que hacer cambios en su formación. Tuomas «Tude» Lehtonen ha dejado la batería y ha sido reemplazado por Jaakko Jakku. También ha salido de TURISAS el bajista Jukka-Pekka Miettinen, quien se enfocará en sus propios proyectos.

Lehtonen explicó sus razones: «No les puedo explicar lo difícil que ha sido dar un paso al costado y alejarme del camino que hemos recorrido juntos los últimos 15 años y empezar una nueva era de mi vida sin la banda. Hay muchas razones para esto. El estrés por los años que pasamos en el camino y diferentes visiones artísticas han llevado a una decisión mutua de que deje los baquetas a otra persona».

De todas maneras, ha sido una gran experiencia y todos los recuerdos que tengo del camino son algo por lo que siempre voy a brindar. El más grande de los agradecimientos va para todos los pasados y actuales miembros de la banda, sin olvidar a todos los técnicos y compañeros bateristas que conocí en los shows y en los tours. Y, obvio, especialmente a todos los fans que nos permitieron crecer al nivel que TURISAS tiene hoy.

Buena suerte y mucho éxito a todos mis compañeros, siento que nunca me voy a alejar lo suficiente de la banda. Siempre estaré orgulloso de llevar el corazón de TURISAS a donde vaya. El hombre podrá dejar la banda pero la banda nunca dejará irse completamente al hombre».

Los finlandeses tocarán por primera vez en Chile el 14 de marzo a las 20:00hrs. en el Club Rock & Guitarras. Las entradas ya están a la venta por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se pueden encontrar en The Knife, RockMusic, Mucky Rock (Eurocentro) y Scream (Portal Lyon).

Los precios son:

  • Primeras 200: $16.000
  • General: $18.000
  • Día del Evento: $20.000

 

Los finlandeses anunciaron las fechas de su primera gira por Latinoamérica programada para marzo del 2013 en promoción de su último disco «Stand Up And Fight» (2011).

TURISAS se presentará en Chile el 13 de marzo a las 20:00hrs. en el Club Rock & Guitarras, y las entradas ya están a la venta por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se pueden encontrar en The Knife, RockMusic, Mucky Rock (Eurocentro) y Scream (Portal Lyon).

Los precios son:

  • Primeras 200: $16.000
  • General: $18.000
  • Día del Evento: $20.000

Estas son las fechas de la gira por nuestro continente:

08 de marzo: Ciudad de México – México
09 de marzo: San José – Costa Rica
10 de marzo: Bogotá – Colombia
12 de marzo: Buenos Aires – Argentina
13 de marzo: Santiago – Chile
16 de marzo: Sao Paulo – Brasil
17 de marzo: Porto Alegre – Brasil

Luca Turilli, Tuomas Holopainen y Charlton Heston (actor de Ben-Hur) se cruzaron en su momento y tuvieron un triángulo amoroso. De esa relación oculta, nació un hijo, y ese hijo es Mathias Warlord Nygård, nada menos que el mastermind, líder, vocal y encargado de los efectos especiales de Turisas. Y del tal palo, ¡tal astilla!, porque luego de Battle Metal (2004) y The Varangian Way (2007), ¡el sujeto ahora se vuelve loco en la grandilocuente composición cinematográfica de Stand Up And Fight!

Por un lado más serio, los músicos ambiciosos tarde o temprano se cargan a las superproducciones, donde desparraman todos los recursos al alcance, todos los conocimientos adquiridos, y al parecer ese minuto le llegó a Turisas con su tercer registro. Entre marchas triunfales, cánticos de batalla, festines de cantina, fanfarrias orquestales y bandas sonoras de los años dorados de Hollywood, ¡de verdad que los finlandeses aprietan el botón al máximo! Se distingue un Turisas muchísimo más tope, muchísimo más cinematográfico, un material tan exagerado en sus componentes que los más centrados podrán incluso pensar que es un disco kitsch, que es el disco estrafalario y extravagante por excelencia de toda la oleada folk europea. Sin embargo, si ese es el precio a pagar por la función en cartelera, ¡que así sea!, ¡ya que Stand Up And Fight es tan entretenido que ni siquiera da vergüenza admitirlo!

Lo que pensarán aquellos seguidores de Battle Metal acerca de este trabajo, ¡ni la menor idea! Sólo sé que los fanáticos de películas clásicas/épicas como Ben-Hur, Los 10 Mandamientos, Cleopatra o Espartaco, ¡se emocionarán hasta las lágrimas con varios pasajes del CD! Los soundtrack de los años cincuenta se recrean de manera colosal, las fanfarrias orquestales son maravillosas, transportan a escenarios gigantescos, a un sentido muy particular de lo épico dentro de los vaivenes del metal actual. Algo sorprende, provoca una emoción y una sonrisa.

Las cuerdas orquestadas de The March Of The Varangian Guard invitan a un viaje alucinante, a escenas épicas con esos arreglos corales de película, añadiendo solos de guitarra a lo Chris Caffery en Savatage o Trans-siberian Orquestra, ¡y aquello apenas es el comienzo! La fanfarria pomposa de bronces que se escucha en la cuasi instrumental βένετοι! – πράσινοι! (Venetoi! – Prasinoi!), entrega una sensación palpable de urgencia, batalla y triunfo, ¡si casi me imagino a un general romano que me adopta y me lleva a conocer al emperador frente a una multitud enfervorizada!

¿¡Qué decir de la segunda mitad de The Great Escape!?, cuando se arma el clímax con el violín de Olli Vänskä y un discurso de Nygård (“Man the oars! Out to the sea! Bid farewell and wave goodbye, because gentlemen, we are heading home!”), y explota en otra fanfarria impresionante, ¡tan victoriosa que vale la pena todos los sufrimientos de la vida!, una melodía simple, casi ingenua, ¡aunque grandiosa y grandilocuente por igual!, ¡notas que perfectamente podrían utilizarse como intro de algún mega-film! Si bien el tinte es exagerado, al mismo tiempo es muy inspirado, ¡y vaya que emociona! El disco regala momentos así en muchas ocasiones, pero uno se reitera con brillantez en el cierre de The Bosphorus Freezes Over, que de nuevo emociona con su magia narrativa. De hecho (y siendo que la temática es otra), me recuerda a Judá Ben-Hur volviendo a su tierra y reencontrándose con su madre y hermana, ¡puro tacto!

Pero antes de llegar al final feliz de Stand Up And Fight, es preciso detenerse en más canciones y qué mejor que hacerlo en la que pone título al álbum, la de música y rítmica más “pagana” de la entrega, un himno de puño en alto y fuerte entonación a pesar de sus pausas, relieves, quietudes y capas livianas bajo los versos. Turisas sabe que “más es más”, pero aquí también le saca brillo a rincones minimistas, ¡aunque sea por un rato!, logrando dinámicas y ambientes muy atractivos. Nota aparte es que salen teclados que se asemejan un poco al V (2000) de Symphony X, pero me imagino es un mero alcance.

Hunting Pirates por su lado es todo un festín, una tonada de cantina terriblemente pegajosa, realmente contagiosa, pero con la sutileza suficiente como para enseñar una línea narrativa fabulosa, con tensión, conflicto, con héroes, con villanos, una pieza teatral dentro de una composición amena, ¡hecha para brindar y saltar!

En un material tan particular como este, Take The Day! se asoma como la creación más experimental de todas. Aquí se notan melodías y orquestas que por más que busco encasillarlas, ¡las palabras se me quedan cortas! Es una mezcla inusual entre Vangelis, progresivo, cortina de programa deportivo, con un ligero toque a Nightwish y al Savatage del The Wake Of Magellan (1998), ¡cuando más sonaban a musical de Broadway! Es difícil describirla, ¡pero escucharla es una delicia! En contraste, End Of An Empire muestra un lado más recargado y complejo, con arreglos, óperas y ritmos que intersectan al Therion de Lemuria (2004), Sirius B (2004) y Sitra Ahra (2010), un track intenso, ruidoso en sonidos y dramático en sus elementos, desde las notas de piano hasta el grupo de coristas.

Hay letras además que encuentro absolutamente notables, como las de Hunting Pirates, en las que “patrullas” bárbaras navegan por el Bósforo al acecho de asquerosos piratas como si se tratasen de terroristas o flaites. Mención aparte a las de The Great Escape, que relata con gracia extraordinaria la intrépida fuga de la Guardia Varega de las garras del Imperio Bizantino, en el Este de Europa, luego que de una discusión, el líder vikingo se aburriera, agarrara sus cosas y se devolviera a su hogar, tras años o décadas de servicio al Basileus, conquistando tierras en su nombre y conteniendo las invasiones sarracenas…

Y esa es otra cosa que me fascina de Stand Up And Fight, ¡la portada y el arte!, con esa mixtura de culturas europeas tan distantes en espacio y tiempo, desde la nórdica del siglo X, pasando por la bizantina de la misma Edad Media, hasta la soviética del siglo XX. La combinación de tales realidades se convierte en una ficción muy atrayente y particular. Todos los recursos visuales rondan en torno a los varegos, a estos “vikingos” que se abrieron camino por la actual Ucrania, Rusia, Bielorrusia y Grecia, haciendo posibles las rutas comerciales entre Escandinavia y Asia Menor, hasta Jerusalén e incluso Bagdad. El papel de estos mercenarios en la historia -pasado y presente- se ilustra de modo brillante en el artwork. Y por último, las letras de Fear The Fear, que también abarcan temáticas contemporáneas: “Bravery / As we’ve all seen on TV / Explosions and swords / Hot girls in reward”. Aquí, las segundas voces de Netta Skog (la “acordionista”) en el coro “good morning world, this is your wake-up call”, otorgan una tesitura única dentro del trabajo, sólo ubicable en esta pista.

Atención además con el sonido, ¡porque es soberbio!, como si estuviéramos hablando de una superproducción de millonario presupuesto. Los efectos de orquesta suenan muy reales, acorde a lo que se busca, que es recrear una banda sonora del Hollywood más épico, de los viejos tiempos. La guitarra de Jussi Wickström se siente poderosa cuando debe presentarse pesada, orgánica cuando juega con las seis cuerdas (como al comienzo de The Great Escape) y muy elegante en los solos, en especial cuando comparte roles con el violín de Vänskä, logrando matices muy inusuales si se comparan con los del CD anterior, The Varangian Way. La atmósfera de musical está excelentemente lograda, es envolvente, con harto feeling cinematográfico en todos los instrumentos y rincones.

Stand Up And Fight no es un esfuerzo tímido, no se guarda nada para sí, ¡ni siquiera la prudencia!, todo un desafío al típico cliché de la madurez musical y todo ese cuento de “oh, es un disco más maduro, la composición es más madura”, etc., etc. Lo que se percibe es a un artista con ganas de arrojarlo todo y sin miedo al qué dirán, sin miedo al ridículo. Conste que es un paso arriesgadísimo, ya que puede transformarse en un álbum que de aquí a tres años más nos de risa o incluso vergüenza. Turisas juega con esos límites, juega con lo épico, con lo grandilocuente, lo cargado y exagerado. En fin, culpable o no, ¡este material es un placer!