Entradas

Luego de haber cerrado el 2019 anunciando que su tour de celebración de 30 años pasará por Chile, THE GATHERING y FanLab ya entregaron toda la info que necesitas para el show que se realizará el 20 de septiembre en el Teatro Caupolicán.

A casi una década de su última presentación en Chile, THE GATHERING repasará los más grandes éxitos de su carrera, con la que han pisado algunos de los escenarios más importantes dentro del género. Esta visita a América tendrá lugar pocos meses después de concluida su parte en Europa, donde recorrieron con gran éxito ciudades de su natal Países Bajos, así como también Francia, Bélgica, Polonia y España.

Hans Rutten, baterista y cofundador, aseguró estar ansioso de “volver a tocar en Sudamérica. Siempre hemos tenido una cálida bienvenida y muchos buenos recuerdos de nuestras giras anteriores”.

THE GATHERING está formado actualmente por el René Rutten en guitarra, el baterista Hans Rutten, Frank Boeijen en teclados, el bajista Hugo Prinsen Geerligs y Silje Wergeland en la voz principal.

Las entradas se venden en Puntoticket.com y centros habilitados en el Teatro Oriente (Pedro de Valdivia #99, Providencia), PuntoTicket Store (Padre Mariano #236 local 102, Providencia y en Mall Parque Arauco Piso 2, Local 649, Las Condes), tiendas Hites y Cinemark que puedes revisar aquí.

Los valores para ver a THE GATHERING en Chile son:

Preventa Cancha y Platea: $25.000 (Primeros 500 tickets)
Cancha y Platea General: $29.000
Palcos: $40.000
Palco Central: $50.000

Stock limitado sin cargo por servicio en tiendas The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon), pagando sólo en efectivo.

Septiembre del 2020 será el mes en que THE GATHERING vuelva a nuestro continente para presentar su «AutoReverse: 30th Anniversary Tour».

El turno de Chile está programado para el domingo 20 de septiembre, día que marcará la séptima visita de los holandeses, luego de tocar por última vez en junio del 2011 en el Teatro Caupolicán.

La gira completa quedó de la siguiente manera:

12-Sept – Atlanta – Prog Power USA Festival
13-Sept – Monterrey – México
15-Sept – Guadalajara – México
16-Sept – Ciudad de México – México
18-Sept – Bogotá – Colombia
20-Sept – Santiago – Chile
22-Sept – La Paz – Bolivia
24-Sept – Sao Paulo – Brasil

Atentos a PowerMetal.cl, porque pronto entregaremos detalles sobre la venta de entradas, precios y recinto para el regreso de THE GATHERING en Chile.

gath11cl-18

Iniciaré esta crónica señalando que la nueva visita de The Gathering me generaba algunas dudas. Obviamente, no sobre el posible desempeño de la banda, cuya excelencia estaba de antemano garantizada, sino por cómo se daría en términos de recepción y repertorio. La banda acababa de visitar Chile hace poco más de un año (como recordarán, los holandeses -y la noruega- fueron unos de los pocos artistas internacionales que tuvieron la bondadosa iniciativa de venir a tocar al país cuando nos acababa de asolar aquél infame terremoto) y tal cercanía en el tiempo siempre disminuye los niveles de disposición para presenciar un nuevo show. Por otro lado, si bien es cierto que la banda ha estado activa en cuanto a composición y han sacado algún tema nuevo, en realidad no han sacado ningún disco desde el 2009.

Dicho de otro modo: para muchos este show era algo que ya habían visto, y hace muy poco. Todo esto me hacía pensar que el Caupolicán difícilmente vería replicada aquella mágica noche del 24 de Marzo del 2007 en que la banda grabó su épico DVD A Noise Severe en un recinto lleno de lado a lado y de arriba a abajo. Esperaba algo así como 3000 personas esta vez, pero la verdad fui muy optimista. Lo concreto es que sólo unas 800 personas se reunieron anoche en el pequeño coloso de calle San Diego para rendir tributo a los oriundos de Oss. Una cantidad muy baja para el nivel de convocatoria de una banda del calibre de The Gathering, pero bueno, se explica por lo anteriormente expuesto. En definitiva, creo que fue un concierto para los más fanáticos más acérrimos. Y habremos sido pocos, ¡pero cómo se disfrutó! La banda como siempre entregada al máximo frente a una de sus audiencias favoritas en el mundo y echando mano a todo el talento que les corre por la venas. Eso es lo importante, y eso estuvo.

gath11cl-01Como se imaginarán, la noche del pasado martes se incrustaba en los huesos con un frío insano que recordaba a un tema de la banda que íbamos a ver (Subzero, además de a aquél tierno personaje de los videojuegos). Esperaba entrar al teatro, ver mucha gente y abrigarme al fin. Pero nada de eso ocurrió. Poca gente y eso mismo hacía que el calor se disipara rápido, porque lo que hacía tanto frío adentro como afuera. A la hora estipulada para el inicio el sector de la cancha se encontraba a tres-cuartos de capacidad, con unas mil personas (o quizás menos), y el resto de ellas apostada en los palcos. La parte de la galería esta vez no fue habilitada, y ver todo ese sector vacío era un poco inquietante, daba una sensación extraña. Simplemente el Caupolicán no se veía bien. Pero bueno, ¡a lo que vinimos!

Unos pocos minutos pasados las 21 hrs. se apaga toda la iluminación y el amigo de la mesa de sonido enciende su linternita dando la señal de arranque. Uno a uno suben a escena los y las músicos (nunca he sabido si está bien dicho “las músicos”) para dar inicio a su sexta presentación en nuestro país. Eligieron un inicio algo curioso eso sí, puesto que partieron con la genial, pero lenta Herbal Movement. Uno asume que es mejor iniciar un concierto con un tema potente para dejar al respetable con el ánimo a 100, pero The Gathering es The Gathering y lo de ellos es experimentar. De todas formas fue todo un acierto hacerlo así, porque el podrá ser medio aletargado, pero es un temazo que los fanáticos agradecieron a rabiar. En este punto se evidenciaban un par de problemas con el sonido, pero rápidamente se enmendaron y para la siguiente canción estaba todo en orden.

En efecto, para cuando arrancó la monumental y –en lo personal- queridísima Saturnine la caja de Hans sonaba como tal y el micrófono de Silje ya estaba bien calibrado. ¡Afortunadamente! Porque no es ninguna gracia escuchar una de tus canciones favoritas en la vida con un sonido deficiente. Hace unas líneas señalaba que este había sido un concierto para los más fanáticos de la banda, y eso se nota porque, por ejemplo, no siendo más de 800 personas, se escuchaba como si fuesen unas 12.000. Bueno, no tanto quizás, ¿pero se entiende? No era mucha gente, y sin embargo se las arreglaban para sonar como una multitud mucho más que digna. Y es que claro, Saturnine es una de las canciones más reconocidas de la banda, uno de sus himnos, así que aún considerando la magra asistencia, no fue raro que resonara como en aquél 2007. Fue sin duda uno de los momentos más bonitos de la noche. Extrañó eso sí que semejante clásico sonora tan temprano en la velada, pero se agradeció de sobremanera que se incluyera.

gath11cl-08

Luego vino otra cosa que llamó la atención: una tercera canción del mítico if_then_else, y creo que no fueron pocos los que creyeron que tocarían el disco completo. Después de dos canciones más bien pausadas y lentas, fue bueno escuchar algo de corte más poderoso y contundente. Por eso el público prendió tanto con Shot To Pieces y comenzó a saltar y a cabecear desaforadamente, ¡esa era la intensidad que se había estado echando de menos! Posteriormente vino una sorpresa de aquellas. Bueno, ni tan sorpresa si es que se había leído la entrevista que René concedió a PowerMetal.cl, porque se sabía que tocarían dos temas nuevos. Lo que no se sabía es que uno de esos dos temas nuevos se añadiría al setlist regular, sumando uno más que en el resto de la gira sudamericana. Rusty Hands fue el primero de esos temas, y fue una sorpresa para muchos. Yo miraba alrededor y había muchos con cara de “¿qué están tocando?”, pero fue una sorpresa grata, porque el tema es bastante bueno. Claro, la participación del público fue reducida, porque como no conocía la canción se limitó sólo a escuchar con atención.

Continuó todo con clásicos de la magnitud de Leaves (de Mandylion, 1995, ¡qué pedazo de disco!), mezclando con temas más recientes como A Constant Run (de The West Pole, 2009) y de vuelta a otros clásicos de la talla de Great Ocean Road. El solo de René en Leaves fue la magia misma vuelta sonido, algo de una preciosidad que difícilmente se puede describir con palabras. Frank por otro lado hacía de la suyas con su teclado y sintetizadores. Creo que fue en este tramo del concierto cuando a Marjolein tuvo un problema con la correa de su bajo y estuvo impedida de tocar por unos instantes, pero lo arregló rápido con la ayuda de un amigo técnico. La que no tenía problema alguno era Silje. ¡Qué manera de cantar esa mujer! Seguro aún existen quienes se lamentan con la partida de Anneke, pero nadie puede decir que Silje es menos vocalista. Quizás el único punto en que Silje está en desventaja comparativa es en el carisma, aunque para mi gusto no se queda tan atrás. Lo que pasa es que Anneke tenía un magister en ese aspecto. Como sea, y aquí debo ser muy honesto: no eché de menos a la vocalista anterior. Y es que con su desplante, simpatía y enorme talento vocal, Silje se adueñó con propiedad del escenario. Lo mismo ocurrió en realidad el año pasado, cuando se mostró realmente muy sólida, así que sus cualidades no eran novedad.

gath11cl-05Vino luego la hipnótica Broken Glass, con René ocupando la tercera guitarra de la noche y Silje contorneándose al son del imponente solo. Mención aparte para el juego de luces que haya ideado la persona encargada. Son detalles que uno muchas veces pasa por alto, y sí, puede ser algo muy secundario, pero con una música tan atmosférica y  a veces etérea como la de The Gathering, poder experimentarla con otro sentido que no sea sólo el auditivo se vuelve algo muy genial. Acto seguido vino otro de los momentos esperados de la noche, y es que se sabía que tocarían Heroes For Ghosts, el otro tema nuevo que venían a presentar. Este es bastante más conocido que Rusty Hands, ya que tiene incluso un video promocional que al parecer varios han visto muchas veces, porque fue impresionante ver cómo varios de los presentes se sabían la canción. ¡Uno con suerte balbuceaba el coro! Se trata de un corte muy bueno, muy en la veta de lo que ha venido haciendo la banda en los últimos dos álbumes. Posteriormente volvieron a la época de Mandylion y nos regalaron uno de esos infaltables en sus conciertos: In Motion #1. Lo mejor fue cómo la banda se dio mañana para replicar aquél inconfundible sonido que tenían hace 16 años. Fue un verdadero viaje en el tiempo de la mano de una de las páginas centrales del Rock Experimental. Me atrevería a decir que fue uno de los más coreados de la noche. ¡Genial!

Una breve pausa para mostrar el cariño que la banda profesa hacia nuestro país al tiempo que Marjolein se anima con un C-H-I. No importa la cantidad de asistentes, con cosas como esa nadie se resta y todos gritan con todo lo que les permite su humanidad. Así, y con el ánimo más que a tope, empezaron los acordes de Eléanor, otro de los colosos en la carrera del grupo. Sólo en instancias como esta uno puede dimensionar lo grandiosos que son como músicos Frank y Hans. Por lo usual sus habilidades no lucen tanto y quedan un poco solapadas por lo que hacen René o Silje (o Anneke en su momento), pero de verdad son muy talentosos. Y eso quedó demostrado con la magistral interpretación de este complejo corte. Luego hubo un salto de casi quince años hacia el presente y volvimos a The West Pole con un combo de aquellos: No One Spoke primero, y luego All You Are, dos de las canciones más destacadas de aquella placa, y que ciertamente interpretaron perfectamente, para el delirio de todos. Con la gente eufórica aún, la banda se despide muy agradecida y feliz, y abandona el escenario con una ovación descomunal.

Pero ante la insistencia y los cada vez más sonoros “¡Gathering! ¡Gathering! La banda vuelve rápidamente. Y tras unas palabras de agradecimiento vuelven a deleitar a sus incondicionales fanáticos con la tremenda On Most Surfaces (Inuït), que por su puesto desató todo el fervor casi religioso de cada uno de los presentes. Recuerdo bien cómo sonó las dos últimas veces que vino la banda a Chile, o sea: espectacular, pero ahora sonó incluso mejor. Verdaderamente el sonido fue perfecto, nítido, cristalino, y abusivamente poderoso. Fue una locura, desde todo punto de vista. Y no conforme con eso llegó otro de esos clásicos de proporciones cósmicas que son infaltables para los fanáticos: Travel. La tónica en cuanto al sonido se mantuvo, y lo meticuloso de la interpretación de cada músico era impactante. Fue además como reeditar el final de los concierto del 2007 y 2009, pues aquellos terminaron con Travel. Eso sí, y siempre lo digo, personalmente no sé si este sea un tema como para finalizar el concierto. Es un temazo, sí; es un tema amado por los fans, sí, pero sólo como para variar podrían terminar con uno de esos temas poderosos que tienen. Todo sin perjuicio de que los fanáticos quedaron en estado de trance y maravillados igual. Esto es lo más cercano a la hechicería que he visto. De verdad fue sobrecogedor.

gath11cl-03

Fue un concierto sumamente correcto en cuanto a sonido y actuación de la banda. Prácticamente The Gathering no equivoca una nota en sus conciertos. Silje se lució una vez más, dando prueba de su valía como cantante (por si a alguien le quedaba algún duda) y todos ellos se mostraron felices de poder traer su música una vez más. El hecho de que hayan tocado una canción más que en el resto de la gira del continente habla de que los escenarios locales tienen un significado muy especial para ellos. Por otro lado, la fanaticada se portó a la altura. Un poco menos enfervorizados que en otras ocasiones, pero eso se explica porque el número de personas era considerablemente menor. Mantengo aquellos de que este fue un show para los más fanáticos. De hecho, Marjolein en un momento preguntó por quienes venían a verlos por primera vez y fueron solamente como 10 personas la que levantaron sus manos. La mayoría ya los había visto 3 o 4 veces, incluso 5. Seguramente este show no pasará a la historia como el más memorable de The Gathering en Chile, pero sin duda para sus fanáticos terminaron felices y satisfechos, y al final del día, ¿qué más que eso importa?

Setlist:

01. Herbal Movement
02. Saturnine
03. Shot To Pieces
04. Rusty Hands
05. Leaves
06. A Constant Run
07. Great Ocean Road
08. Broken Glass
09. Heroes for Ghosts
10. In Motion #1
11. Eléanor
12. No One Spoke
13. All You Are
Encore:
14. On Most Surfaces (Inuït)
15. Travel

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Imágenes del concierto de The Gathering en el Teatro Caupolicán. La banda se presentó ante unas 800 personas que llegaron hasta la cancha del recinto de San Diego.

Fotos: Guillermo Salazar

d-entrevista-thegathering2

Después del show de The Gathering el 11 de abril del 2010, cuyas entradas se recaudaron a beneficio de los afectados por el terremoto, el guitarrista René Rutten se quedó en el país con su novia chilena, para ayudar a la reconstrucción de casas. Conoció la situación de Pichilemu tras el tsunami, compartió con gente del lugar, escuchó las historias de los fanáticos del grupo y regresó a casa con la sensación de haber retribuido de alguna manera todo lo que Chile le ha entregado en la vida y el escenario.

Si los músicos The Gathering se sienten cercanos a nosotros, es principalmente por la impresión que el guitarrista se ha llevado de Chile en sus visitas. Lo anterior ha sido el clímax de un vínculo que el holandés viene cimentando desde sus primeros conciertos del 24 y 25 de febrero del 2004 en el Providencia, cuando vino a saldar años de espera por parte de los seguidores, y se reforzara con las actuaciones del 2006 y 2007 en el Caupolicán, eternizándose todo con el DVD A Noise Severe. Ahora, a dos años de The West Pole con Silje Wergeland en las voces, el conjunto estrena el tema Heroes For Ghosts, que tocará en vivo el 28 de junio como parte del South American Ghost Ride Tour. Esto, en pleno proceso experimental de un nuevo disco que el compositor simplemente califica de “emotivo”. Todos los detalles y novedades, en entrevista a PowerMetal.cl.

THE GATHERING AYUDANDO A CHILE EN EL TERREMOTO: “SE NOS CAYERON LÁGRIMAS Y SE NOS PUSO LA PIEL DE GALLINA A CADA RATO”

Sabiendo que ya tocaron aquí en Chile con Silje el 2010, en un show a beneficio por el terremoto, ¿qué tiene de especial para ti el próximo concierto del 28 de junio?

Bueno, sí, el año pasado ya habíamos planeado realizar un tour por Sudamérica y Norteamérica, aunque por supuesto, por el terremoto que tuvieron en Chile sentimos que debíamos hacer algo. A estas alturas todos saben que mi novia también es de Chile y así que no pude decir ‘oh, no hagamos nada allá’, ¿eh? Fue un impacto para mí por mi familia en Chile, entonces de verdad pensamos que debíamos hacer algo. Por eso organizamos este show benéfico el año pasado y estoy muy feliz que todo haya salido tan bien, con apenas tres semanas de organización. Ahora, sólo fue por el terremoto y no pudimos hacer más fechas en el resto de Sudamérica, dado que ya habíamos planeado una gira completa para más adelante, con Chile dentro del tour, ¿cierto?, con Argentina, Brasil y otros varios países donde nunca hemos ido. Por eso fue que después del terremoto de Chile no pudimos armar un tour, así que dijimos ‘hagámoslo el próximo año’. Por eso estamos haciendo toda la gira ahora. Sí.

The GatheringClaro, acabas de señalar que en este viaje tocarán por primera vez en territorios como Perú, Colombia…

…Bolivia para nosotros también es por primera vez, así que igual será muy especial. No sé qué esperar, sólo creo que será agradable ir para allá, otro país donde es posible que conozcan nuestra música. Sé además que tenemos un montón de fans allá así que bueno, es muy especial para nosotros la opción de seguir haciéndolo después de tantos años, después del último disco, siendo que han pasado más de dos años desde que se puso en el mercado. Sí, por supuesto, en Chile es donde hemos tocado en más ocasiones antes. En Argentina hemos ido dos veces y todos los países a excepción de Chile claro, son nuevos para la banda con Silje (Wergeland), por lo que igual es muy especial, por ver cómo la gente reaccionará ante ella. También va por cómo haremos el set, tenemos un nuevo álbum con Silje pero tocaremos un montón de viejas canciones, ¡porque hay que tocarlas!, ¿cierto?, si hemos sacado nueve discos y… todo eso es bueno y sé que Silje puede manejarlo, que puede interpretar esos temas muy bien. Eso es lo que vamos a hacer y sí, realizaremos una fantástica gira a partir de aquello.

Pese a lo rápido que se gestó el show a beneficio en abril del 2010, tocaron frente a muchas personas en el Caupolicán. ¿Cuán distinta fue la experiencia de actuar por primera vez en Santiago con Silje, comparado a la filmación del DVD el 2007, a la venida del 2006, etc.?

Por supuesto, fue algo totalmente nuevo para nosotros, no esperaba este tipo de grandes recintos ni menos esa cantidad de gente. Habíamos realizado un tour europeo antes de eso, ¿eh? Cuando sucedió lo del terremoto en Chile, nosotros estábamos en Atenas, Grecia… eh, ¿conoces Tesalónica?, también ahí y después en Atenas. Allí supimos de la noticia y fue raro. En fin, ya habíamos tocado varios shows aquí en Europa con Silje y para nosotros no fue distinto tocar con ella en Chile, si ya veníamos como con 20, 30 shows encima, por supuesto, aunque sí fue totalmente nuevo llegar a Chile un fin de semana y después irse. Sólo yo me quedé por un par de semanas más debido a que quería ver mi familia chilena, el resto estuvo un fin de semana nada más, ¡y resultó absolutamente fantástico para todos! Se nos cayeron lágrimas y se nos puso la piel de gallina a cada rato, y logramos donar 25 mil dólares a la Cruz Roja, ¿cierto?, como premio benéfico, y encima de eso, juntamos un poco más de plata con la rifa de mi guitarra, como dos mil 500 dólares o algo parecido, si mal no recuerdo. Fue realmente bueno y si hubo cuatrocientos, cuatro mil o cuatro millones viendo el show, ¡no importa!, sólo quisimos hacer algo, por nuestro sentimiento de ayudar a la gente con el terremoto. Eso fue lo más importante y sé que a Silje le encantó hacerlo, ¡y no podemos esperar más a partir de aquí a una semana para comenzar el tour en Sudamérica! Sí.

The Gathering

Recuerdo que me habías dicho querías hablar con fans de The Gathering para oír sus historias acerca del terremoto. Conociste a una comunidad de pescadores, hubo voluntarios en el teatro…

Bueno, Gema tiene un sobrino que vive en Pichilemu, así que fuimos y ayudé a construir para la gente de campo que vivía en el cerro. Fui con Gema para ayudar además. Iba a ayudar por dos días, era el único tiempo que tenía y debía volver, pero no había alojamiento más para un solo día así que no pude quedarme en el segundo. Ayudé en casas de campo allí en la montaña y la gente era muy simpática… no pude conversar con ellos de forma directa, pero por Gema escuché un poco de sus historias. Me impresionó harto, tenían estas pequeñas casas de adobe totalmente destruidas, no les quedaba nada y realmente agradecían la excelente organización del sobrino de Gema, reconstruyendo todo con casas de madera que pudieran resistir terremotos, que no se cayeran, bastante más grandes… de algún modo hubo como una “mejora” y sí, fue muy impresionante para mí en realidad estar allá en toda esa zona del tsunami y ver lo que sucedió en el área de Pichilemu. Sí, me impresionó harto.

Tienes tu relación personal con Chile, tienes tu relación musical con Chile, pero luego de ese show y esa visita tan especiales, ¿cuánto más cercano te sientes del país?

Cierto, con The Gathering ya teníamos una conexión con Chile, por supuesto, teníamos nuestra historia. Años atrás, íbamos a tocar en Chile pero fue cancelado por el festival y no pudimos ir. Se trató de una partida más o menos negativa, pero OK, fue algo que no estuvo en nuestro alcance, algo pasó entre la organización del festival y nuestra agencia de booking, ¿eh?, no nos pusieron en el cartel al final. Fue un comienzo un poco de mierda, sin embargo, unos años más tarde tuvimos la posibilidad de ir y fue fantástico poder tocar en Chile. Las entradas se agotaron así que agendamos otro show para el día anterior, ¡y también se llenó!, ¿no?, ¡sold out!, entonces fue fantástico. Y luego, claro, actuamos en un recinto más grande, después filmamos un DVD, ¿ah?, y entre medio, conocí a mi chica. En lo personal, sí, para mí Chile es un segundo hogar, un segundo país. Amo el país, amo a las personas, ¡adoro el humor!, ¿sabes?, para mí es como tan “volver a casa” ahora que voy de nuevo. Los de la banda también se involucran en esta especie de… sí, conexión que tengo y tenemos con la historia del grupo y la gente. Sí, es realmente muy especial. No digo esto en cada país, porque además adoro a los mexicanos, aunque para mí Chile tiene ese pequeño extra. Lo hablo por mí.

The Gathering

MÚSICA: “ESO ES ALGO QUE NO PUEDES ARRANCARLE A LA VIDA”

Por eso quería conversar contigo René, ya que conocemos tu vínculo con el país. Ahora, hablaste de humor y me acordé del video que subieron en promoción de esta gira, donde sale Frank Boeijen mostrando un mapa de “Sudamérica”, pero que en verdad es el de Holanda y pone encima nombres de ciudades como Lima, Santiago y Buenos Aires. ¿Cuál es el mensaje oculto de…?

…no hay ningún mensaje. Nuestro mensaje es más como ‘¿sabes?, la música es algo serio, la llevamos con seriedad al escenario y seguirá siendo así, pero igual queremos llevarla con un poco más de humor’. Si queremos decir algo, podemos pararnos ahí los cinco y recitar ‘oh, vayan al show’, como TODAS las bandas lo hacen. Nosotros preferimos añadirle nuestro propio toque y el humor es muy importante, en especial por cómo el mundo está funcionando hoy en día. La música se conecta cada vez más y más con la política, con influencias políticas, ¡cuando la música se trata de sentimientos! El humor son sentimientos, las películas son sentimientos, ¡entonces tiene que estar conectada con los sentimientos! Es nuestra manera de enseñar que lo estamos pasando bien y la música es una forma de traerlo, como Iron Maiden en sus propias películas… en una escala más grande, lógico, ¡pero igual se nota humor!, y Rush también lleva un montón humor al escenario, ¿no?, con un pollo bailando detrás y todo. El humor no debería pasarse por alto en la música, por eso salimos con este tipo de pequeños videos. Damos la información, pero también la damos con una sonrisa y ese es el fondo si quieres verlo, sin embargo no hay nada bajo la superficie que sólo un ‘muchachos, no se lo tomen tan en serio, la música es algo agradable’. Y sí, eso es.

¿Y cómo enfrentas los asuntos políticos? A ver. O sea, Silje, Frank y Marjolein (Kooijman) hicieron un pequeño set acústico en las protestas contra el gobierno holandés, su plan de recortar los fondos para las artes en tu país y subir los impuestos para las actividades culturales. ¿Cuán cómodo te sientes cuando el conjunto se involucra en este tipo de…?

Ehhh, bueno, para mí siempre es (silencio), en cierto modo (silencio), no me gusta en realidad, porque es otra cosa, ¿sabes? Lo que dije fue que la música son sentimientos, es de la parte emocional, y la parte política tiene más que ver con “arreglar” un país. Tienen harto control en sus manos aunque para mí, decir que estoy en contra de ello a través de la música, escribiendo letras acerca de eso y todo lo demás… eso no es lo que somos, no es nuestra forma de decir que estamos en contra. Sé que Sepultura lo hace con su música y ese es el porqué se volvieron tan grandes. Estaban enfadados por el sistema y todo ese tipo de cosas. No lo planteamos así nosotros, ponemos la música de otro modo, de una manera distinta. No obstante, debemos hacer algo al respecto aquí en Holanda y por eso hicimos ese concierto, ese show acústico, toqué algunas canciones ahí y listo, como para decir que estamos en contra, para tratar de despertar a todos como ‘amigos, si esto continúa, varios recintos tendrán que clausurar y un montón de grupos desaparecerán, salas de ensayo, realizadores de videos, realizadores de películas, luego seguirá y seguirá y perderemos gran parte de la cultura’. Y la cultura, por supuesto, está conectada con el gobierno y es como ‘sí, tienes que decir algo al respecto, aunque de esta manera, dejar ver que no estás de acuerdo con cómo piensan ellos, que le están quitando a muchas bandas jóvenes que no sobrevivirán a esto, y que quizás hagan la música más hermosa que haya en el futuro. Eso es algo que no puedes arrancarle a la vida’. Mira, es una cantidad enorme de dinero que quieren recortar aquí, aunque si comparas lo rico que es Holanda y cuánta plata ponen en cuestiones REALMENTE estúpidas, como hacer una nueva autopista que cuesta MUCHO MÁS que lo que le quitan a la cultura, eso para mí es absurdo y ahí tienes que decir algo al respecto.

HEROES FOR GHOSTS Y LA PRÓXIMA ENTREGA: «ES EL DÉCIMO DE THE GATHERING ASÍ QUE NO LO TERMINARÉ HASTA QUE ME SIENTA TOTALMENTE SATISFECHO»

René, sobre lo nuevo que subieron a la web, Heroes For Ghosts, es un tema más extenso y experimental que encaja con lo que habían señalado como hace tres años atrás, que estaban trabajando en dos proyectos aparte: uno, el más pesado, que terminarían siendo The West Pole y el EP City From Above, y el otro, de corte más shoegazer, experimental, suave. ¿En qué medida Heroes For Ghosts representa ese último material?

Bueno, la canción Heroes For Ghosts… a veces escribes canciones sin ponerte a pensar en ellas. Para mi fue como ‘quiero hacer algo realmente emotivo y low-tempo’, como respuesta a The West Pole, donde hay hartas cosas up-tempo que tampoco habíamos probado antes, y con esos up-tempos la música se torna más rockera, metalera. Sin embargo, si trabajas en eso por un largo período, y sales de gira con eso, entonces generas una respuesta automática dentro de ti. Mi respuesta interior fue ‘ahora quiero hacer canciones suaves… no suaves, sino de tempos más lentos’. Automáticamente empezamos a practicar esta composición y surgió como un feeling. No es la única, tenemos más de ese tipo para el próximo álbum… no es que todo sea de once minutos, ¡pero igual hay pistas largas! Quizás puedan cambiar, todavía se encuentran en esa fase, ¿eh?, se sigue trabajando en las canciones, pero sé que tenemos otra de nueve minutos que incluso me gusta más que Heroes For Ghosts, más cruda, entre esa y The West Pole un poco… es difícil decirlo porque no sé como terminará. Ahora, el disco completo es absolutamente más shoegazer en su estilo y sentimiento. A pesar de no tratarse de una música ciento por ciento shoegazer, su feeling va más por ahí, puesto que ese es MI feeling ahora tras concluir The West Pole. Me parece que siempre hacemos esta clase de álbumes, uno en respuesta del anterior y espero que podamos lograr un CD que en cuanto al sentimiento, sea lo que quiero decir hoy en día en la música.

Además, hoy en día quiero hacer música que no deba hacerla para la radio. Me carga que en la radio, en especial aquí en Holanda, sólo pongan temas dos minutos, dos minutos y medio. Bueno, yo no puedo escribir ni contar todo lo que quiero en dos minutos y medio de música, y si tuviera que hacer música sólo para las radios, música de dos minutos y medio, ¡me sentiría un poco estúpido!, dado que quiero hacer la música que quiero hacer y que sé que la gente la escuchará, a la gente que le fascina escuchar esta clase de música. Y aunque dure once minutos, no me da miedo hacerla, o escribirla, ¡la voy a sacar igual! No la voy a recortar para técnicamente hacerla interesante y así a las personas en la radio les guste más y venda más. ¡Encuentro que es la manera más estúpida de pensar cómo hacer música! Quiero hacer lo que yo hago y por eso ahora terminamos con un track de once minutos. Incluso, en How To Measure A Planet hay uno que dura casi media hora, y Travel es de nueve minutos. Hemos hecho antes canciones más largas, es algo que también podemos hacer y ese es nuestro fuerte. Lo más grande de este nuevo trabajo para mí es que tiene que ser emotivo, emotivo de un modo triste, o de un modo pesado, enfadado. Ahora busco decir más con la parte emotiva, no con la parte de ‘oh, debemos sonar rock, debemos sonar metalero, debemos sonar de tal o cual manera’. Debe ser puro y emotivo, esa es la pieza clave del nuevo álbum. Puede que sea de tres minutos, de nueve, no importa, va por cómo nos sentimos, no por cómo otra gente quiere que sea, no por el lado comercial que hoy en día la música tiene que mostrarse.

Empezaste a considerar esta placa el 2008 junto con The West Pole y comenzaron la preproducción en junio del 2010, después del concierto a beneficio. ¿En qué fase de todo el proceso se encuentra The Gathering en este momento?

Oh, no, no, no. Ahora lo enfocamos de manera totalmente diferente. Por supuesto, no me gustan los álbumes que tienen conceptos, no soy fan de esos, pero SIEMPRE, todo disco bueno enseña un tipo historia a través del registro completo, por más que en las letras se no hable de ello, siempre hay una historia a través del registro completo. Ahora trabajamos distinto, tenemos una pequeña historia y acabamos de terminar una canción larga ahora, ¿sabes?, y sí, hay que mezclarla, hay que masterizarla y todo. Y tenemos otras cinco canciones que trabajamos ahora en fase de grabación y así, cuando la mezcla esté lista, con estas seis canciones, las voy a escuchar y ver cuál es la historia ahí, la línea roja que cruza del álbum completo y ver qué me falta por contar en toda esta historia. Desde el primer hasta el último tema, la gente colocará el disco y… uf, hoy en día no hay muchas personas que se sienten y escuchen un álbum entero, escuchan una sola canción, la que es más popular, pero OK, ojalá que hayan varios por ahí que aún escuchen discos completos y para ellos voy a entregar uno entero con mis sentimientos, donde todo esté colocado, donde la historia que quiero contar se encuentre en todo el álbum. ¡Esa fase aún está por venir!, ahora solamente estamos rellenando, finalizando las otras cinco canciones. Quizás escriba dos o tres más, yo, Frank o quien sea, para completar el material. Esa es nuestra idea principal, cosa que haremos este verano, ¡en nuestro verano (risas)!, en Chile estarán en invierno por supuesto, y digamos en el otoño, entre septiembre, octubre y noviembre, vamos a concluir el disco para lanzarlo, ojalá en… no iremos muy rápido creo yo, pero lo sacaremos en enero, febrero del próximo año. Tiene que ser un buen álbum, que sea sorpresivo, que sea como ‘sí, ¡este es!’. Es el décimo de The Gathering así que de verdad debe ser bueno y no lo terminaré hasta que me sienta totalmente satisfecho.

thegathering7

«ME SIENTO MUY ORGULLOSO DE LA MÚSICA PRECIOSA QUE SOY CAPAZ DE HACER, ¡Y PUEDO HACERLA CON O SIN ELLA (ANNEKE)!»

Además quiero preguntarte sobre el input de Silje en la producción. Para The West Pole, ella arribó bien tarde a los arreglos finales y apenas participó en la composición. ¿Cómo se ha involucrado la cantante ahora en este nuevo material?

Por supuesto, ahora está más (presente) cuando creamos ideas, ¿eh? En The West Pole casi teníamos la mitad de las canciones listas y sólo después pudo meterse Silje, ya que todo estaba definido antes. Ahora le mostramos las ideas para lograr otras más completas, así que está bastante más involucrada en el proceso mismo de los temas y me parece muy positivo, debido a que podemos hacer que la música se conecte mejor. Podemos hablar acerca de lo que dirán las letras, y en lo musical podemos entregar respuestas a las letras, por lo que ella está mucho más metida en el procesamiento de las composiciones. Antes era como música de cuatro personas casi terminada con Silje llegando al final, y ahora estamos creando cinco personas, arreglando los temas entre los cinco, desde el principio hasta el final. Por supuesto, ahora se involucra mucho más.

Con The West Pole, querías demostrar que The Gathering era la música, no sólo la voz femenina, la voz de Anneke van Giersbergen, que el núcleo real era la música. Entonces ahora, que ya pudiste probarlo y sorteaste con éxito el desafío, ¿cuánto más relajado te sientes en la composición de este nuevo CD, el segundo con Silje?

“Sí, la rueda siempre gira, ¿eh?, nunca paramos, ¿sabes? Cuando Anneke se fue, recuerdo que ya teníamos dos temas o algo así para The West Pole. La cosa es que Anneke dejó la banda, no le dijimos nosotros, ella fue quien dijo ‘muchachos, quiero seguir por mi propia cuenta, adiós’, ¿y qué puedes hacer tú ahí después?, ‘OK, ¿continuamos o no?’. Para mí fue como ‘me siento muy orgulloso de la música preciosa que soy capaz de hacer, ¡y puedo hacerla con o sin ella!’, y decidimos seguir adelante. Encontramos a Silje y claro, no sabes cómo reaccionará la gente, pero de todos los rincones, todas las personas se entusiasmaron de forma positiva con la situación de que continuásemos con una nueva vocalista. Fue realmente bueno. Por supuesto, surgieron cosas negativas pero mira, no puedes culparnos, no hicimos nada malo, sólo quería hacer música que fuera hermosa, es lo único que quiero, y no me rendiré. Y lo concreto es que estamos aquí, con Silje, lo probamos con el álbum, demostramos en vivo que somos capaces de hacerlo. De alguna manera, clara o no clara en tu mente, piensas ‘OK, ahora sabemos que podemos seguir y que somos otra vez un equipo, un equipo de cinco miembros, que somos una banda de verdad’, ¿eh? Nos hace sentirnos más fuerte y por eso hemos sobrevivido por 22 años, porque las personas llegan a la banda como si fuésemos una sola familia. Esto ocurre con la música nueva también, en cómo las hemos ido escribiendo. Sí, ha jugado una influencia en nosotros y me cuesta decir cuán profunda es, sólo sé que lo que haremos será realmente hermoso y fantástico, como Heroes For Ghosts. Y lo que ya hemos comentado, como ‘ahora podemos hacer lo que queremos hacer, aquí tienen una canción y sólo esperen a cuando el álbum completo salga, un álbum lleno de esa partes emotivas’. Sí, de algún modo tenemos más aire para respirar, para hacer las cosas un poco más como queremos hacerlas. Sí.

thegathering5

René, gracias por todas tus palabras, esperaremos a escuchar en vivo Heroes For Ghosts en el 28 en el Caupolicán, al igual, nuevamente, que canciones de tus 22 años de carrera.

¡Sí!, tocaremos en vivo dos temas nuevos, no sólo ese, ¡tenemos otro! Lo vamos a meter como para decir que hay otro tipo de música u otro feeling en el álbum, así que tocaremos en vivo dos temas nuevos. Y de los discos antiguos, presentaremos canciones que no hemos tocado por mucho tiempo, como Broken Glass… sí, pueden revisar en Internet lo que tocamos la última vez aquí en Holanda, y en Sudamérica puedes tocar incluso cortes más pesado, ¡así que lo haremos! Queremos hacer una velada hermosa y que todos los que vayan queden satisfechos. La gente lo apreciará y ahora en Chile es complicado, ya que de nuevo vamos después de un año, y sé que hay UN MONTÓN de bandas tocando allá, así que espero que podamos llevar harto público al show, ¿no? Nunca sabes cómo resultarán las cosas…

¡Pero siempre serán bien recibidos aquí en Chile!, en especial por lo que hicieron en año pasado René…

¡Gracias! ¿Te veo allá o no? ¡Ojalá!, espero que podamos compartir un trago juntos, ¡adiós!

Con este video, THE GATHERING saluda a todos los chilenos que irán al show del martes 28 de junio en el Teatro Caupolicán, en el marco del South American Ghost Ride Tour 2011. Esta gira, los llevará además por primera vez a países como Perú y Colombia.

La entrada general para este concierto tiene un precio de $20.000 y se encuentra a la venta a través de Sistema Ticketmaster, 690 2000, tiendas Falabella, Cine Hoyts, y en tiendas The Knife sin recargo y en efectivo.

El siete de abril del 2010, los holandeses ofrecieron un show a beneficio para las víctimas del terremoto y maremoto, cuya recaudación fue administrada por la Cruz Roja. El concierto del 28 de junio será también la segunda vez en Chile para la vocalista Silje Wergeland, quien se unió a la banda para grabar “The West Pole” (2009).

Hace poco, THE GATHERING subió una nueva canción a la web, Heroes For Ghosts, pista de once minutos que aparecerá en un siguiente álbum, todavía sin título. Para escucharla y descargarla, haz click en esta dirección.