Entradas

Con más de dos décadas de trayectoria y promocionando su última placa «A Map Of All Our Failures”, lanzada en octubre de 2012, MY DYING BRIDE se transforma en un nuevo confirmado al The Metal Fest 2013.

A ellos se suma DOWN, encabezados por el ex PANTERA Phil Anselmo, acompañado por los guitarristas Peeper KeenanKirk Windstein, más el bajista Pat Bruders y el baterista Jimmy Bower.

De esta manera, MY DYING BRIDE y DOWN suben al cartel que ya tiene a SYMPHONY X, CARCASS, SODOM, MORBID ANGEL, NILE, ARCTURUS, LOCK UP y BRUTAL TRUTH entre los artistas internacionales.

Para las jornadas del 13 y 14 de abril en el Movistar Arena quedan los últimos abonos en preventa (para ambos días) a $50.000. Finalizada esta etapa, parte la venta de tickets individuales que tendrá un precio de $33.000 cada día, según disponibilidad en cancha, platea alta o platea baja.

The Metal Fest 2013 contará al igual que el año pasado con un cartel de bandas nacionales en el escenario exterior del Movistar Arena.

Los 16 confirmados son:

SAKEN
NIMROD
RECRUCIDE
ALTO VOLTAJE
MELEKTAUS
ENIGMA
BATTLERAGE
NUCLEAR
INQUISICION
ORATEGOD
ANIMUS MORTIS
KYTHRONE
SADISM
ATOMIC AGRESSOR
UNDERCROFT
TORTURER

Las entradas están a la venta por sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en The Knife (Eurocentro) con pago en efectivo.

Primera Preventa: 1.000 abonos válidos para ambos días: $40.000.  AGOTADA
Segunda Preventa Limitada: Abonos válidos para ambos días: $50.000. ÚLTIMAS ENTRADAS

The Metal Fest debutó este año, en el fin de semana del 28 y 29 de abril con bandas como KREATOR, BLIND GUARDIAN, ANTHRAX y ANNIHILATOR entre sus principales atracciones. Para todas las novedades con respecto al The Metal Fest 2013, hay que estar atentos al sitio oficial del evento y también a su página de Facebook.

En diez días se agotaron los primeros mil abonos para las jornadas del 13 y 14 de abril en el Movistar Arena. La segunda preventa para el THE METAL FEST 2013 ya está disponible y tiene un valor de $50.000 por ambos días.

Estos abonos están a la venta por sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en The Knife (Eurocentro) con pago en efectivo.

Ayer se dio el listado de bandas nacionales que se suma a los confirmados internaciona:

SAKEN
NIMROD
RECRUCIDE
ALTO VOLTAJE
MELEKTAUS
ENIGMA
BATTLERAGE
NUCLEAR
INQUISICION
ORATEGOD
ANIMUS MORTIS
KYTHRONE
SADISM
ATOMIC AGRESSOR
UNDERCROFT
TORTURER

Las bandas chilenas se suman a los primeros confirmados internacionales que estarán dentro de las 14 bandas que completarán el festival: SYMPHONY X, MORBID ANGEL, NILE, ARCTURUS y CARCASS.

The Metal Fest debutó este año, en el fin de semana del 28 y 29 de abril con bandas como KREATOR, BLIND GUARDIAN, ANTHRAX y ANNIHILATOR entre sus principales atracciones. Para todas las novedades con respecto al The Metal Fest 2013, hay que estar atentos al sitio oficial del evento y también a su página de Facebook.

 

Además de SYMPHONY X, MORBID ANGEL, NILE y ARCTURUS, ahora surge nada menos que CARCASS como el quinto confirmado para el The Metal Fest 2013, que se realizará el 13 y 14 de abril próximos en el Movistar Arena.

La banda de Jeff Walker y Bill Steer, que diera un histórico show en el Caupolicán a fines del 2008, no ha girado ni tocado desde agosto del 2010, por lo que su inclusión al festival metalero más grande en la historia del país suma uno de sus más importantes logros: convencer a CARCASS de volver a actuar en vivo y de forma exclusiva ante los chilenos.

A modo de lanzamiento, desde el viernes se encuentran en preventa mil abonos para ambas jornadas, a un valor de $40.000, disponibles por Ticketek.cl y The Knife.

The Metal Fest debutó este año, en el fin de semana del 28 y 29 de abril con bandas como KREATOR, BLIND GUARDIAN, ANTHRAX y ANNIHILATOR entre sus principales atracciones. Para todas las novedades con respecto al The Metal Fest 2013, hay que estar atentos al sitio oficial del evento y también a su página de Facebook.

SYMPHONY X, MORBID ANGEL, ARCTURUS y NILE son los primeros confirmados para la segunda versión que tendrá el The Metal Fest en Santiago, que el próximo 2013 se celebrará el 13 y 14 de abril en el Movistar Arena.

A modo de lanzamiento, desde hoy se encuentran en preventa mil abonos para ambas jornadas, a un valor de $40.000. Se encuentran disponibles por Ticketek.cl y The Knife.

The Metal Fest debutó este año, en el fin de semana del 28 y 29 de abril con bandas como KREATOR, BLIND GUARDIAN, ANTHRAX y ANNIHILATOR entre sus principales atracciones. Para todas las novedades con respecto al The Metal Fest 2013, hay que estar atentos al sitio oficial del evento y también a su página de Facebook.

 

sx07

Qué manera de recuperar el tiempo. Symphony X pasó a ser de una de las bandas más ansiadas y esperadas el 2007, a convertirse en una que tiene a Sudamérica en su mira sin importar si la visita en cuestión se adhiere a los planes de promoción de un disco. “Amamos tocar para ustedes”, dijo Russell Allen en el Caupolicán y eso se distingue bien, ya que pareciera que para el grupo, los minutos en esta parte del mundo corren más rápido que para el resto de sus colegas, pues no sé si habrá otro acto internacional que haya venido tres veces a Chile entre dos lanzamientos, como Symphony X aquí el 2007, 2008 y 2011, entre Paradise Lost e Iconoclast. Siguiendo esta lógica, en que el conjunto vienen días antes de editar un álbum y después refuerza su promoción con otro concierto al año siguiente, entonces no sería descabellado pensar en otro show para el 2012 ó 2013, para presentar el Iconoclast con nuestros oídos ya acostumbrados al material.

Ojalá así sea, ¡porque varios seguidores quedaron con hambre tras el recital! No es tan sólo que se haya hecho corto, ¡efectivamente sí fue corto!, un repertorio de sólo diez temas, por más que el último contara casi como un 5×1. Si los que querían escuchar Evolution o Sea Of Lies se quedaron esperando en vano, ¿qué esperanza había para los que deseaban oír Through The Looking Glass, Church Of The Machine o The Eyes Of Medusa? En el fondo, fue el mismo compacto repertorio de la gira norteamericana con Powerglove y Blackguard, que sólo terminó hace algunos días. El grupo venía a la región sin actos soportes, aunque al parecer no encontraron el tiempo para ensayar otros cortes al menos para el recital de Chile, y quizás no hubo espacio para que Symphony X lo hiciera para el viaje por Sudamérica. Básicamente, es como si para el grupo fuera el mismo tour que partió en abril, sin descanso, sin deferencias de set. Esa pudo haber sido una de las razones de la ejecución de un show corto.

sx04A propósito de la ausencia de teloneros en esta ocasión, siendo que Delta anunció que tocaría apoyando a Symphony X, lo cierto es que no me sorprende en demasía la decisión del management que la banda tocara sola, en vista a lo sucedido el 2008 con Ratt. En dicha oportunidad, Symphony X había probado sonido primero y luego lo hizo Ratt, moviendo tarimas, configuraciones, seteos, sonidos, provocando discusiones entre los representantes de ambos grupos. Y claramente, Symphony X el 2008 no sonó nítido ni brillante como 2007, por el contrario, se escuchó saturado, se escuchó pobre para los estándares del Caupolicán. Tal vez por causa de aquella experiencia, el tour management no quiso saber nada de “support acts” en Chile, a pesar de que Delta efectivamente sabe adaptarse a condiciones de teloneo, a las condiciones dadas por el número de cabecera.

El miércoles primero de junio, el sonido en el teatro tardó un poco en ajustarse, pero logró en su momento un nivel muy alto. Por las expectativas, la cantidad de público y la extensión del setlist, el show 2011 no superó al del 2007. De hecho, ese último sigue siendo para mí uno de los conciertos más perfectos a los que jamás haya asistido, pero también estoy seguro de que el de ahora fue mejor que el del 2008, justamente por el sonido. No nos mintamos tampoco, a lo lejos el setlist del tour actual se verá pobre, se verá mezquino para los que decidieron no ir, no pudieron ir y buscan justificaciones extrañas para alegrarse de su no ida, pero en el espectáculo mismo todos los que pisaron la cancha se emocionaron con la descarga, con esa amalgama tan propia de calidad, oscuridad, magia y poderío que sólo Symphony X sabe transmitir. Una cosa es ver los papeles y otra muy distinta es sentir lo que se vive, y el quinteto de nuevo entregó un gran show.

Ahora bien, no recuerdo en otro concierto del Caupolicán a un invitado más de piedra que las luces moradas del escenario, que entre el humo y la oscuridad del teatro hicieron que el público se impacientara más de la cuenta en la larguísima espera de la salida de los músicos. Retrasos de algún tipo hubieron y parecía que hasta los mismos integrantes vigilaban cada aspecto técnico del montaje para que todo saliera lo mejor posible para ellos y los asistentes. Calculo que pasaron como 20 ó 25 minutos entre que se apagaron las luces y empezó a sonar la introducción en los canales. Y el repertorio empezó con morteros, con Of Sins And Shadows de The Divine Wings Of Tragedy, a final del cuentas, el único track seleccionado de aquel trabajo. Sin respiro alguno, pasaron a Domination de Paradise Lost y aquí dejaron en claro nuevamente que la idea de ellos no es hacer volar acrobacias de virtuosismo, sino desgarrar con poderío a través de un metal progresivo que adquiere rasgos brutales en vivo. Aún recuerdo lo impresionado que me dejó tal mensaje el 2007 y sentirlo ahora pese a que uno ya está avisado, no falla al impactar. Symphony X se ha transformado en una banda compacta y ultra carismática, potentísima, que irradia algo siniestro/trágico/épico en vivo, y aquí esto fue lo primero en vislumbrarse.

sx01El aire del escenario estaba cortante y tampoco hubo pausas para seguir con Serpent’s Kiss, un tema consolidadísimo en el setlist de los norteamericanos. Su groove provocó que la mitad de la cancha comenzara a saltar, pero se sintió que la aplanadora había dejado un poco de funcionar. Desde el centro, justo adelante de la mesa, la acústica estaba muy lejos de ser de las mejores, y el progreso del sonido hacia uno de verdadero nivel sólo se empezó a escuchar en The End Of Innocence, single de Iconoclast. Allen preguntó a la gente si quería escuchar algo nuevo y aquí, al  menos para mí, se provocó un quiebre en el concierto, que adquirió más dramatismo, emoción, ese entusiasmo por ver algo que no había pasado en las ocasiones anteriores, esa sensación de asombro ante un track que si bien es una segunda parte de Set The World On Fire, mostró una calidad inmediata, un estándar altísimo que esperamos sea la tónica del disco del cual proviene. El coro de Russell es muy sencillo, aunque apasionado, fuerte y triste, e hizo su merma entre el público.

En ese momento, el cantante se detuvo por primera vez para hablar con los un poco más de mil asistentes que llegaron al Caupolicán. Es posible que le haya parecido raro mirar hacia las tribunas y verlas vacías, si de hecho apenas levantó la vista en todo el concierto. Lo que hizo fue indicar a todos los que estaban cerca suyo, compartiendo gestos y mostrando puños. Pero bueno, en ese instante, comentó que le parecía una “mierda” haberse tardado dos años y medio en regresar a Santiago, y agradeció a todos los que esperaron por ellos y pudieron estar presentes. Así, dedicó Paradise Lost a “los fans que han sido leales con nosotros por todos estos años” y se vivió un momento realmente especial. El sonido mejoró a un punto que el tema vibró de colorido y drama, con Russell manejando desde niveles sensibles hasta niveles desgarradores. De golpe, arribó Smoke And Mirrors y otra vez el griterío explotó desde el público, en un tema que se escuchó bastante más claro que los primeros números. Todo iba ya viento en popa, aunque sería el último corte noventero de la velada.

Eve Of Seduction fue la siguiente, en plan arribo otra vez de golpe. La guitarra de Romeo se sentía más poderosa, los teclados de Pinnella entregaban arreglos y fondos bien difíciles de percibir en la versión de estudio, con harta presencia en el cuadro en vivo. Quizás, el instrumento que siempre rebotó fue el de Michael Lepond, y lo voy a reiterar: seguiré por siempre echando de menos el estilo único de Thomas Miller, por más que nunca haya venido a Chile y apenas haya hecho algunos cuantos conciertos con Symphony X en Japón. Su sonido brillaba, marcaba en The Divine Wings Of Tragedy y Twilight In Olympus, era trascendente, y desde V – The New Mythology Suite, que el bajo quedó relegado tras las capas épicas de coros, teclados y guitarras. El bajo siempre me parecerá un puesto un tanto “vacío” en la formación de Symphony X. Esta vez, sin embargo, Lepond se mostró más comunicativo de lo habitual, muy atento a las segundas voces, cantando y haciendo gestos a quienes tenía al frente.

Tras ello, Iconoclast hizo su segunda aparición por medio de Demunanized. Russell Allen se tardó un poco más en presentarla y dejó a Romeo para que introdujera los primeros acordes de una composición novedosa, de timbres mecanizados, ritmos más complejos, vocales a lo Dio y los particulares riffs cortantes de un mastermind que se siente comodísimo en este tipo de canciones. Aquí, me llamó la atención lo que algunos han mencionado un poco a la ligera y sin mayor seriedad: el parecido de concepto, imagen y sonido de Iconoclast y Deny Humanity de Delta. ¡Espero que Symphony X se haya llevado una copia de ese disco en sus maletas!

sx10

El hecho es que la banda no quería perder tiempo y de inmediato prosiguió con Set The World On Fire. Aún tengo viva la imagen del 2007, cuando Paradise Lost todavía no salía y sin embargo todos los presentes en tribuna cantaban el coro como si se tratara de un clásico. Cuatro años después, Set The World On Fire es un referente del Symphony X moderno, pesado y metalero. En esta oportunidad, me asombró muchísimo la performance de las segundas voces en el coro, con Pinnella, Romeo y Lepond generando acordes exquisitos para apoyar a Allen. Cuando las voces de fondo se sienten claras en vivo es porque el sonido tiene un gran nivel, y así se escuchó a esas alturas.

Y de nuevo, la espera con el teatro a oscuras y las luces moradas después de Set The World On Fire se hizo bastante larga. Tanto, que incluso algunos se aburrieron de pifiar. De pronto, en una salida de poca parafernalia, Pinnella siguió la marca de batería y tocó la célebre orquestación del comienzo de The Oddysey, la gran obra de Symphony X que salvó su carrera en esos cinco años entre el 2002 y 2007 sin haber sacado ningún material. Como ya la habían tocado antes en el país, esta vez quería sólo detenerme a escucharla en sus detalles, distinguir que partes acortaban, qué partes tenían otros arreglos, cómo lidiaban con ciertas secciones, cómo sonaban ciertos pasajes en concierto, en el fondo, ver cómo los cinco convertían a esta ambiciosa creación de estudio en un monstruoso colosal en vivo. Todos los episodios sonaron enormes, pero fracasé en mi intento de “estudiarlos” porque simplemente la emoción me envolvió en Journey Through Ithaca al principio, en el instrumental Scylla and Charybdis, y sobretodo en The Fate Of The Suitors/Champion Of Ithaca. De hecho, esa última parte, trajo consigo el momento más increíble de toda la noche, con todos saltando y coreando las melodías, con un Russell regocijado en lo que esa melodía y ritmo habían provocado. Escuchar ese coro de “triumphant, champion of Ithaca” es impagable, con eso uno no quiere más, a riesgo ahora de tener que tragarme dichas palabras, ¡ya que serían las últimas notas del concierto!

sx11Maravilloso cierre, ¿¡pero por qué tenía que ser ese el cierre!? Antes del show, o a la mitad del show inclusive, habría sido ridículo ver a gente pidiendo a gritos Evolution, pero en ese momento el llamado parecía más que necesario. Al final, terminó siendo infructuoso. El espectáculo se detuvo en su nivel más alto, con todos con ganas de seguir escuchando, y la sensación de salir del teatro en ese estado fue absolutamente extraña.

En todo caso, más me había dolido que para el 2008, no tocaran Through The Looking Glass, siendo que la canción sí estaba anotada en el setlist de esa gira. Sólo quiero decir que el show de ahora fue buenísimo mientras duró, con su repertorio de tour express. En ese momento me habría gustado ver a todos los que reclaman porque Helloween siempre toca de los Keeper, qué harían si un día deciden no tocar Eagle Fly Free o I Want Out. En fin, creo que Symphony X, por lo general, escribe temas que sirven para reemplazar en vivo a otros de las mismas cualidades. De esa forma se entiende que toquen  Paradise Lost en vez de Communion And The Oracle, Domination en vez de Sea Of Lies, The Oddysey en vez de Through The Looking Glass, ¡y ojalá que The End Of Innocence no sustituya a Set The World On Fire! Así, me surge una última duda: ¿cuál pista reemplaza a Evolution?

Setlist Symphony X:

01. Intro
02. Of Sins and Shadows
03. Domination
04. Serpent’s Kiss
05. The End Of Innocence
06. Paradise Lost
07. Smoke And Mirrors
08. Eve Of Seduction
09. Dehumanized
10. Set The World On Fire
11. The Odyssey

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Cerca de 1200 personas llegaron a la cancha del Teatro Caupolicán para presenciar la cuarta visita de Symphony X en Chile, en vísperas del lanzamiento de su nuevo disco Iconoclast.

El setlist fue:

01. Intro
02. Of Sins and Shadows
03. Domination
04. Serpent’s Kiss
05. The End Of Innocence
06. Paradise Lost
07. Smoke And Mirrors
08. Eve Of Seduction
09. Dehumanized
10. Set The World On Fire
11. The Odyssey

Fotos: Guillermo Salazar

SYMPHONY X regresa a Chile el próximo 1 de Junio para presentarse en el Teatro Caupolicán, previo al lanzamiento de su nuevo disco «Iconoclast», que saldrá a la venta el 17 de Junio por Nuclear Blast Records .

DELTA será la banda encargada de abrir el show para los estadounidenses por segunda vez en su carrera.

Las entradas para este concierto se encuentran disponibles por sistema Puntoticket.com, Cinemark, Ripley y tienda Traffic de Eurocentro.

Los precios (sin cargo por servicio) son:

  • General: $24.000
  • Palco: $35.000

El tour de SYMPHONY X por Sudamérica contempla las siguientes fechas:

1 de Junio – Santiago, Chile – Teatro Caupolicán
4 de Junio – São Paulo, Brasil – Via Funchal
5 de Junio – Rio de Janeiro, Brasil – Fundição Progresso
7 de Junio – Porto Alegre, Brasil – Opinião Bar
9 de Junio – Montevideo, Uruguay – Lorente Casa de Espetáculos
11 de Junio – Buenos Aires, Argentina – El Teatro Flores

Afiche: Symphony X en Chile

Tras el anuncio del viaje de Benjamín Lechuga, becado en Londres por STEVE VAI, los chilenos programaron 4 shows mensuales antes de la partida de su guitarrista. En cada show se interpretará cada disco de DELTA completo, desde Apollyon Is Free hasta Deny Humanity.

Con el fin de apoyar a las nuevas bandas nacionales, el grupo ha iniciado una competencia donde podrán abrir una de sus presentaciones. Habrá un total de 3 ganadores que serán distribuidos por separado en cada una de las fechas para tocar en vivo y abrir 3 de estos 4 shows que serán realizados en la Sala Master el 18 de Junio, 16 de Julio y 13 de Agosto.

Las bandas en competencia son:

  • H&H
  • De La Nada
  • Angriff
  • Helegardh
  • Gallows Pole
  • Resistance
  • Outsiders
  • Armagedon
  • Ater Solis
  • Combustion
  • Tryal
  • Astral Lied
  • Ucronia
  • Arge
  • Divina Premonición
  • Warbreath
  • Engen
  • Namaste
  • UmVral
  • IDK
  • Freakzion

La votación se puede realizar en el sitio web www.deltachile.com. La fecha final para votar será el 23 de Mayo, donde saldrán los 6 finalistas.

El proceso de selección final será de carácter interno de DELTA y se elegirán 3 bandas que serán las ganadoras. Este proceso de selección considerará la calidad de ejecución técnica de los instrumentos, fiato de la banda y creatividad.

Delta

The End Of Innocence, corte sacado del próximo álbum de SYMPHONY X, «Iconoclast» ya está disponible a través de descarga digital en este link. El single, también incluye una versión instrumental de la misma canción.

El octavo disco de estudio de SYMPHONY X estará a la venta el 17 de junio en Europa y el 21 el mismo mes en nuestro continente. Se trata del primer LP desde «Paradise Lost» del 2007, que sólo en Estados Unidos vendiera 60 mil copias.

El tracklist de “Iconoclast” es:

Symphony X01. Iconoclast
02. The End Of Innocence
03. Dehumanized
04. Bastards Of The Machine
05. Heretic
06. Children Of A Faceless God
07. Electric Messiah
08. Prometheus (I Am Alive)
09. When All Is Lost

La versión digipak viene un un CD extra que contiene el siguiente material:

01. Electric Messiah
02. Prometheus (I Am Alive)
03. Light Up The Night
04. The Lords Of Chaos
05. Reign In

Antes de este lanzamiento que marca el debut de SYMPHONY X con el sello alemán Nuclear Blast, el grupo tocará en Chile el primero de junio en el Teatro Caupolicán.

Los boletos se encuentran disponibles por sistema Puntoticket.com ( Cinemark, Ripley) y tienda Traffic de Eurocentro.

Los precios (sin cargo por servicio) son:

  • General: $24.000
  • Palco: $35.000

Casi un año y medio despúes de su anterior visita, Symphony X nuevamente se presenta en Chile en el marco del «Paradise Lost World Wide Tour», la misma gira que iniciaran en nuestro país aquel 12 de junio del pasado año y que dejó encantando a todos quienes asistimos en dicha oportunidad y que probablemente nos repetimos el plato, a pesar que teníamos claro que no había nada nuevo que la banda pudiera ofrecernos, salvo la ilusión de escuchar algún clásico omitido en las anteriores visitas o bien, algún tema de su última gran placa que no hubieran tocado la vez anterior.

sx_01

A juzgar por la cantidad de asistentes, a nadie le importó que la banda no trajera nada nuevo bajo el brazo. Claro, hay que señalar que Ratt (a quienes no comentaremos simplemente por no haber presenciado su show) debe haber llevado una buena cuota de asistentes que luego se quedaron a presenciar a una banda que talvés no tiene la misma trayectoria, pero que sí es de una importancia relativa mucho mayor que la que tiene Ratt en el actual circuito internacional. Que no se malentienda, ni se sientan dolidos los más fanáticos de la ya veterana banda de hard rock; con la calidad del grupo y los clásicos que dejaron para el recuerdo no tienen nada que demostrarle a nadie, pero claro está que vienen de vuelta (y en descenso) hace bastante rato. Pero bueno, a lo que nos convoca.

EL PARAÍSO PERDIDO SE ENCUENTRA EN CHILE

Cerca de las 22:00 horas partió la tercera presentación en Chile de Symphony X, como era de esperarse con la introducción Oculus Ex Inferni que da inicio a su última placa. Al igual que la vez anterior, no hubo ambientación, estética, ni telón ni nada relacionado a la agrupación o al disco que presentaban, solo un sobrio juego de luces que procuraba, en la medida de lo posible, dar algo de ambiente a cada uno de los temas que se sucedieron a lo largo de la noche. Claramente algo sin mayor importancia para una banda que centra toda la atención del público en la ejecución de las canciones y que descansa (talvez de sobremanera) en la excelente performance y despliegue escénico de su vocalista, Russell Allen.

sx_13

Luego de la introducción se sucedieron sin descanso los 3 siguientes temas de Paradise Lost, esto es: Set The World On Fire, Domination y The Serpent’s Kiss. Esta vez todo el recinto se sabía a la perfección cada una de las estrofas de aquellas canciones, muchos ya llevábamos ya más de un año oyendo el disco -que según la opinión de muchos es uno de los mejores trabajos que han lanzado a la fecha- por lo que las voces de los cientos de asistentes se hicieron sentir fuerte en el Caupolicán.

sx_18Hasta ese momento, y a pesar de la euforia, nada nuevo respecto de la vez anterior. Sin embargo, el delirio se hizo manifiesto cuando comenzaron los primeros acordes de Masquerade, un temazo que el grupo se encargó de rescatar del olvido revitalizándolo con una nueva versión cantada por supuesto por Russell Allen y que encontramos originalmente en su álbum debut, el que fue interpretado por el primer vocalista de Symphony X, el señor Rod Tyler. Ojala la banda se decidiera alguna vez por incluir algún otro corte de dicho trabajo en sus presentaciones, ya que a pesar de ser una placa de la cual no se habla mucho, hasta se omite, contiene grandes canciones que bien merecen la pena ser interpretadas en vivo.

Pero la noche estaría dedicada en esta ocasión a su placa Paradise Lost, así que el salto desde el homónimo llegó hasta justamente el tema que da título a su último disco. Paradise Lost fue el responsable de uno de los momentos más íntimos y emotivos del show, la gente agradeció tamaño tema interpretando junto a Allen cada uno de sus versos, los que fueron ovacionados en el Caupolicán como si se tratara de uno de los más grandes clásicos de la banda. Casi sin respiro alguno prosiguió el espectáculo con The Walls Of Babylon, sexto tema interpretado esa noche proveniente del mencionado álbum.

sx_07

Luego de los más de ocho minutos que dura la anterior canción, Symphony X regresa en el tiempo y nos concede un par de temas que ha medida que transcurren los años se han ido transformando en parte del material más clásico y recurrente de la banda en vivo, me refiero a Inferno (Unleash The Fire) y Smoke And Mirrors, el primero proveniente de The Odyssey y el segundo perteneciente a Twilight In Olympus, únicas canciones escogidas de aquellas placas para ser interpretadas ese martes por la noche. El público que no paró de saltar, vibrar y cantar cada una de las canciones supo agradecer y ponerser a la altura de lo que estaba oyendo coreando intensamente junto a Allen las estrofas que se iban sucediendo.

sx_08Una vez conluido Smoke And Mirrors volvemos nuevamente a la actualidad de la mano de dos temas que la banda no presentó la vez anterior y que para esta ocasión se encargó de interpretar de manera perfecta ante una audiencia que ya dominaba cada estrofa y coro del último disco. Los temas fueron Revelation (Divus Pennae Ex Tragoedia) y Eve Of Seduction, con los cuales dio por finalizada la presentación de Paradise Lost, completando así ocho de los diez cortes que componen su última placa. Cabe mencionar que durante Revelation, la banda nos regaló algunos pasajes de la gran The Divine Wings Of Tragedy, los que por supuesto provocaron la reacción y ovación inmediata por parte del público, ya que para muchos, entre los que me incluyo, sería un verdadero privilegio poder oír ese tema completo en directo.

sx_17Pero todavía faltaba algo más, por supuesto no podían ausentarse temas de la placa que catapultó a Symphony X a nivel mundial, The Divine Wings of Tragedy; y el tema escogido no podía ser otro sino Of Sins And Shadows, con el que la gente cantó y vibró suponiendo que el final se acercaba, de hecho concluída la interpretación de dicho clásico la banda en pleno se acerca al público para despedirse y agradecer la recepción entregada, pero ante la incesante ovación del respetable pudimos ver como Romeo y Cía. intercambiaban palabras al oído, para luego ver que el «inmenso» guitarrista nos señalaba que nos regalarían una última canción. Todos a sus posiciones nuevamente. Lepond toma su bajo y se da lugar a una pequeña demostración de destreza a la que luego se suma Romeo, situación que dura alrededor de un minuto, tras el cual Lepond comenzó a interpretar Sea Of Lies.

Los que estuvieron presentes sabrán que el teatro casi se vino abajo al oír esta canción, que a pesar del cansancio evidente a esa altura, fue coreada con la pasión y entrega que da saber que se trata de la última canción de la noche. Mediando el tema Russell toma el protagonismo haciendo participar a la audiencia en aquel típico juego de hacer que el público cante repitiendo lo que hace el vocalista de la banda de turno sobre el escenario, algo inusual para una banda de las características de Symphony X, pero que, sin embargo, fue recibido entuasiastamente por todos.

sx_25Ahora sí, termina el tema y la banda se despide (de nuevo) de Chile, agradeciendo la participación de la gente y demostrando con sus palabras y gestos que una vez más se van extremadamente complacidos con la recepción y calidez del público chileno. La gente los ovaciona y aplaude sin cesar y continúan así durante largos minutos, a lo que luego se sucede el cantico-petición: Evolution! Evolution! Evolution!. Los integrantes se miran entre ellos sin saber que hacer, sonriendo, pero algo confundidos y sorprendidos. Ellos saben que en Chile son queridos, pero creo que no se imaginaron nunca que la gente no permitiría que se retirasen sin tocar el mencionado tema. Otra mini reunión en pleno escenario por parte de la banda. «¡La van a tocar w..n! ¡La van a tocar!» era todo lo que oía a mi alrededor… y bueno, efectivamente la banda regresa ante una ovación desmesurada por parte de todos los presentes. Probablemente sea el encore más forzado que haya presenciado jamás, pero por suerte Symphony X supo retribuir el enorme cariño mostrado por la audiencia para así cerrar con Evolution (The Grand Design) un verdadero temón, que dio termino a una presentación intachable por parte de la agrupación norteamericana.

sx_24

No hay duda, fue otra jornada inolvidable junto a una banda que ya es de la casa: Symphony X encontró su paraíso perdido en nuestro país: GRANDE SYMPHONY X… GRANDE CHILE!.

Setlist:

01. Oculus Ex Inferni
02. Set The World On Fire (The Lie of Lies)
03. Domination
04. The Serpent’s Kiss
05. Masquerade
06. Paradise Lost
07. The Walls Of Babylon
08. Inferno (Unleash The Fire)
09. Smoke And Mirrors
10. Revelation (Divus Pennae Ex Tragoedia)
11. Eve Of Seduction
12. Of Sins And Shadows
Encore 1:
13. Sea Of Lies
Encore 2:
14. Evolution (The Grand Design)

Metal Progresivo; fuente de eternas discusiones y debates acerca de si se pone o no se pone el corazón al componer material de esta índole; que no tiene sentimiento dicen algunos, aburrido para otros, demasiada técnica y correrías de virtuosismo sin sentido… incluso que no tiene ritmo… esos son algunos comentarios que recordé mientras presenciaba la actuación de una de las bandas estandarte del género en la actualidad, Symphony X, quienes se presentaron el martes 12 de junio en nuestra capital.

Por supuesto, es muy poco probable que alguna de las personas que se refiere de la forma descrita anteriormente hacia el Metal progresivo, haya estado presente la noche del martes. Que bueno que haya sido así!… porque fue una noche de esas que no se borran fácilmente y eso se palpaba a cada segundo, en cada rostro y en cada gesto de las cerca de 2.000 personas que presenciaron este espectáculo y hubiera resultado hasta desagradable ver alguna cara de aburrimiento entre el público… no había cabida para aquello esta ocasión.

LA ETERNA ODISEA DEL METAL NACIONAL

Los encargados de abrir los fuegos en esta oportunidad fueron Delta, banda que profesa un estilo de Power Metal con bastantes similitudes con la banda de fondo. Hasta la noche del martes lo único que había escuchado de ellos era un par de temas que alguien alguna vez publicó en algún foro y no había tenido ningún otro acercamiento a la banda. Sin embargo, la sorpresa fue extremadamente grata, en media hora o algo más demostraron ser un grupo que esta absolutamente a la altura de este tipo de eventos, haciendo gala de una gran presencia y desplante escénico, además de, por supuesto, los dotes musicales de cada uno. Gran mérito para esta joven banda santiaguina que aprovecho al máximo los minutos que tuvieron para mostrar lo suyo.

delta01 delta04

Luego tocó el turno de SteelRage, banda con bastante más trayectoria dentro de la escena nacional… escena… me suena esa palabra… a ver, nos detendremos un poco acá, ¿que podemos decir de la escena nacional? ¿la conforman solo las bandas? ¿o nosotros como público también formamos parte de ella?, para mí es lo segundo, una banda sin un público claramente no subsiste mucho tiempo y el público se alimenta de la música que las bandas nos entregan, es una relación sinérgica y simbiotica… o por lo menos debiera serlo.

steelrage02 steelrage04

SteelRage a lo largo de estos casi 10 años que llevan juntos nos han regalado un par de trabajos sumamente interesantes, un EP que prometía que pronto tendríamos un digno exponente del estilo en nuestro país y un larga duración que llegó para cumplir con esas promesas cabal y elocuentemente. Músicos consolidados y temas que ya se quisieran tener otras bandas… pero, ¿que paso?… acaso ¿tocaron mal? ¿el vocalista desentonó? ¿se les desconectó algún instrumento? ¿problemas de sonido?… no nada de eso… la banda realizó un exposición sólida de lo que son capaces de hacer sobre el escenario, Jaime Contreras demostró tener una de las voces más potentes y versátiles hoy por hoy en el medio nacional, Melvin y Pato Solar dejaron claro que juntos son dinamita pura, la base rítmica conformada por Franz y José es un bloque de acero difícil de corroer y Pascal en los teclados aporta aún más presencia a la banda. Pero nada de eso al parecer fue suficiente para que una parte del público con una impaciencia digna de prepúber comenzará a pifiar cada vez que podía, como si SteelRage tuviera la culpa de que aún no saliera el plato de fondo.

steelrage05 steelrage03

La banda concluyó su presentación de gran forma dejando extremadamente conformes a quienes saben apreciar cuando las cosas se hacen de corazón y a quienes aman lo nacional no solo de la boca hacia afuera. Ojala situaciones como esta no se vuelvan a repetir, porque para pararse allá arriba y tal como lo dijera en reiteradas ocasiones el Sr. Allen: hay que tener cojones!!!.

NOCHE DE PECADOS Y SOMBRAS: SYMPHONY X EN CHILE

Pasadas las 21:30, con un escenario sin mucha pompa y sin telón de fondo, partió la segunda presentación en Chile de la banda norteamericana Symphony X, quienes comenzaron en nuestro país el «Paradise Lost World Wide Tour 2007», que como bien lo señala su nombre, se trata de la gira de presentación de su nueva y aún no lanzada placa de estudio Paradise Lost. El tema encargado de abrir los fuegos fue Of Sins And Shadows, tema inicial de, hasta el momento, el disco clave en la discografía de la banda, The Divine Wings of Tragedy de 1997. Por supuesto que la impaciencia y los deseos casi incontenibles por ver a la banda en nuestro país se transformaron en un segundo en aplausos y gritos ensordecedores. Ciertamente Of Sins And Shadows es un tremendo tema para abrir un concierto, rápido, poderoso y melódico, características que provocaron la euforia inmediata en el Caupolicán.

symphonyx_allen

Tras el grán comienzo la banda no permitió que la intensidad decayera un ápice, ya que casi sin respiro atacaron con Domination, corte rápido y muy intenso de su nuevo trabajo. A juzgar por la cantidad de personas que cantó el tema y considerando que este aún no tiene un lazamiento oficial, quedó de manifiesto que la circulación del disco a través de internet ha sido importante, pero bueno… Inferno (Unleash The Fire) prosiguió en la lista de temas que Symphony X nos entregó en esta ocasión. A estas alturas el Caupolicán ya estaba totalmente entregado a la presencia de estos cinco monstruos, más aún cuando comenzaron los acordes de Evolution (The Grand Design)… que tema!, si bien The Divine Wings of Tragedy sigue siendo hasta el día de hoy mi disco preferido de la banda, V: The New Mythology Suite debe ser el que sigue en mi lista solo porque trae consigo esta canción… Evolution posee unas notables líneas vocales y un coro muy trabajado y melódico los que se hicieron sentir en cada espacio del teatro, la potencia de los riffs que salían de la guitarra de Romeo casi terminaron por derrumbar el recinto y el headbanging no cesaba en ningún momento, ya que además, se trata de un tema sumamente directo para lo que es la tónica característica de la banda.

symphonyx_allen03symphonyx_allen04

Communion And The Oracle llegó para otorgarnos un poco de aire y distender los músculos del cuello que a esa hora ya estaba pidiendo un receso. Dadas las características del tema, pude también relajarme un poco y apreciar con más detención el desempeño de los integrantes. Partamos por Allen, que se puede decir de un tipo que se basta el solo para hacernos sentir que el escenario esta lleno y que no es necesario nadie más mientras se dedique a interpretar las canciones como lo hizo el martes que pasó. Dueño de una voz envidiable y una empatía para con el público pocas veces vista, Sir Russel Allen se llevó todos los aplausos merecidos y se hecho al bolsillo a todo el Caupolicán, inlcuso se daba el tiempo de jugar a lanzarse botellas con uno de los roadies, para más tarde «calentar» un poco el cuerpo con un cálido Ron «Dourrado», como dijera en perfecto español, en realidad omitamos lo de perfecto.

symphonyx_allen02

Michael Romeo, uno de los cerebros de la banda, lejos de ser el tipo egocéntrico que me imaginaba que era, es uno de los músicos de más bajo perfil que he visto sobre un escenario, pero que no se mal entienda, me refiero a que simplemente se dedicó a hacer lo suyo, en su rincón, con una concentración absoluta, sin molestar a nadie, sin parafernalia, sin decirnos «miren, aquí estoy, admírenme»… como ha sucedido en otras oportunidades.

De iguales características es el Sr. Pinella, al que no se si será porque estaba más atrás en el escenario y la iluminación no lo favorecía mucho, lo encontré un tanto más lejano, no pesado, pero si indiferente con todo, con el público, con el resto de los músicos, con lo que estaba interpretando, etc… de hecho creo que lo vi sonreír 2 veces a lo largo de todo el concierto. En todo caso el tipo no viene a hacernos reír ni a hacerse el simpático, viene para entregarnos música y eso fue lo que hizo en un 100%… música de calidad, interpretada con presición única y con el respeto que merece la ocasión.

symphonyx_romeo symphonyx_pinella02

Y mientras continuaba observando el desempeño individual de la banda de pronto escuché los primeros acordes de Smoke And Mirrors y bueno, tuve que dejar los análisis para después porque tamaño tema ameritaba romperse el cuello unos minutos. Este corte que originalmente viene en su cuarta larga duración, Twilight In Olympus, encendió nuevamente al público, que si bien mantenía el entusiasmo mostrado desde el primer minuto, se había relajado bastante con Communion And The Oracle. Terminado este tema, Symphony X dedicó algo más de diez minutos a mostrarnos dos temas más de lo que será Paradise Lost. Los temas escogidos fueron Set The World On Fire y The Serpent’s Kiss, los cuales a pesar de no ser aún conocidos por todos, se hicieron sentir fuerte, convirtiéndose en delicia para aquellos más aplicados que escucharon Paradise Lost un sinnúmero de veces antes de ir al concierto… y de los cuales tenía unos pocos a un metro de donde me encontraba.

Así que mientras la banda continuaba mostrándonos el beso de la serpiente, continué observando a los otros integrantes y me detuve un poco en ese pequeño, pero gran batero que es Jason Rullo, quien a pesar de su estatura, sentado detrás de los tarros se convierte en un verdadero gigante. Durante todo el concierto Mr. Rullo nos dejó claro a todos que con un set de batería de tamaño medio, sin tantos platillos, ni toms, ni accesorios en exceso (que en definitiva no permiten ver a la persona detrás de ellos) también es posible tocar música progresiva.

symphony_rullo

El noveno tema que nos entregó Symphony X esa noche, provino de The Odyssey uno de los trabajos más polémicos de la banda y digo polémicos porque mientras para algunos es una de obra de arte, para otros es un error dentro de su discografía, con muy pocos temas dignos de rescatar… y supongo que uno de ellos debe ser King Of Terrors, porque al momento de comenzar las voces debo haber sido el único que no coreó el tema. Me permito aclarar que frente a este disco mi posición es de absoluta indiferencia.

symphonyx_lepondAsí que nuevamente me dedique un rato a observar lo extra musical del concierto y de la banda y mi vista se centró en el Ian Hill de Symphony X, Mike LePond, un tipo que a pesar de no tener un nombre tan reconocible dentro del ambiente metalero no es ningún aparecido. Formó parte de una de esas bandas que ahora son de «culto» para quienes gustamos de lo más «underground» de los ochenta, como lo es Heathen’s Rage, ha colaborado en producciones de Mr. James Rivera, como es el disco Welcome The End, de la banda Distant Thunder y estuvo en Sleepy Hollow, grupo que formara Bob Mitchell tras su primera salida de Attacker… hasta ahí por lo menos es lo que yo se de este tipo, ya que quizás en cuanto otro proyecto ha participado.

Todo esta experiencia se nota a la hora de tomar su bajo y dedicarse a hacer lo suyo. Sin duda que el señor LePond llegó a Symphony X no como un simple reemplazo, ya que a lo largo de estos años se ha convertido en parte fundamental de la sección rítmica de la banda. Y justo cuando observaba el desempeño de LePond se deja sentir Sea Of Lies, solo para reafirmar lo que hasta el momento estaba observando, ya que el comienzo con el bajo es inconfundible y por supuesto provocó una vez más el estallido del Caupolicán.

Concluído Sea of Lies la banda se retira del escenario para un reparador descanso, y no fue hasta transcurrido un buen espacio de tiempo que volvieron al escenario, para tomarse otro par de minutos de descanso más sobre el mientras Allen, botella de Ron en mano, presentaba a los integrantes de la banda.

symphonyx

Lo que quedaba para el final era sin dudarlo de proporciones, era lo que toda banda que se precie de ser progresiva debe tener y eso es… un tema de más de 20 minutos (!)… sé que The Odyssey es un gran tema, tiene partes sumamente interesantes, entretenidas, melódicas, potentes, lo que quieran… pero soy uno de los que piensa que podríamos haber escuchado 3 o 4 temas más en esos preciados 25 minutos. En lo personal el único tema de más de 20 minutos que me interesa oír en directo es The Ivory Gates Of Dreams de Fates Warning, pero como sé que eso no se hará realidad a menos que vaya a gringolandia a verlos, me hice de ganas y disfrute de la presentación de una de las tantas «opera prima» de los X.

De esta forma concluye la presentación de Symphony X en escenarios chilenos. Un gran espectáculo… acá no hay espacio para dubitaciones, fue un show redondo, de esos que no se borran fácilmente. Prometieron que no demorarán tanto en editar su próximo trabajo. Prometieron volver pronto. Incluso Allen prometió que el Ron que estaba tomando era bueno. Aunque nada de eso lo haya dicho en serio, nada importa si siguen ofreciendo espectáculos como el vivido este 12 de junio. Me imagino que para todos quienes tuvimos la dicha de presenciar este show, la conclusión del mismo es unánime: FUE UN TREMENDO SHOW! GRANDE SYMPHONY X!.

symphonyx_final02

Setlist:

01. Of Sins And Shadows
02. Domination
03. Inferno (Unleash The Fire)
04. Evolution (The Grand Design)
05. Communion And The Oracle
06. Smoke And Mirrors
07. Set The World On Fire (The Lie of Lies)
08. The Serpent’s Kiss
09. King Of Terrors
10. Sea Of Lies
Encore:
11. The Odyssey