Entradas

Las entradas para el concierto de STRATOVARIUS en Blondie ya tiene su primera preventa agotada. Los primeros 400 tickets de $15.000 se terminaron esta mañana y desde este martes comenzarán a venderse a su precio general de $19.000.

Los finlandeses vienen por octava vez a Chile para tocar el viernes 24 de mayo a las 21:00hrs. en el marco de los 12 años de PowerMetal.cl. Las entradas para este concierto son limitadas, ya que se pondrán a la venta sólo 1000.

Los boletos se pueden adquirir por Sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, GAM, Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en RockMusic de Eurocentro (locales 0209-0213) y Portal Lyon (locales 42-44).

Este 2013 PowerMetal.cl celebra sus 12 años presentando a los padres del género en Finalndia por octava vez en Chile. La banda de Timo Kotipelto y Jens Johansson vendrán a promocionar su próximo disco «Nemesis»  y también presentar en vivo a su nuevo baterista Rolf Pilve.

El último concierto de STRATOVARIUS en nuestro país fue en abril del 2011 junto a HELLOWEEN, donde repletaron el Teatro Teletón en lo que fue la celebración de los 10 años de PowerMetal.cl. Los finlandeses se suman a los festejos de este 2013 que tendrá también a AVANTASIA el 27 de junio en el Teatro Caupolicán.

Halcyon Days es el segundo single de «Nemesis» luego de Unbreakable, canción que sirvió de anticipo para el álbum que ya está en el mercado desde el 22 de febrero. Este es el video recientemente estrenado:

Halcyon Days será el segundo single de «Nemesis» luego de Unbreakable, canción que sirvió de anticipo para el álbum que ya está en el mercado desde el 22 de febrero. La banda subió un adelando de lo que será su primer videoclip de este 2013, que prontó se prodrá ver completo.

En esta dirección, además, se peuden ver fotos del rodaje de Halcyon Days, donde también se muestran los artículos enviados por los fans.

STRATOVARIUS ratifica su cariño con los fans chilenos y vendrá por octava vez a nuestro país para presentarse el 24 de mayo en Blondie (Metro U.L.A.), en el marco de los 12 años de PowerMetal.cl.

Las entradas están a la venta con un precio de $15.000 (primeros 400 tickets), de los cauales ya se ha vendido más de la mitad de éstos. Los boletos se pueden adquirir por Sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, GAM, Falabella, Cine Hoyts habilitados y sin recargo en RockMusic de Eurocentro (locales 0209-0213) y Portal Lyon (locales 42-44).

Este 2013 PowerMetal.cl celebra sus 12 años presentando a los padres del género en Finalndia por octava vez en Chile. La banda de Timo Kotipelto y Jens Johansson vendrán a promocionar su próximo disco «Nemesis»  y también presentar en vivo a su nuevo baterista Rolf Pilve.

El último concierto de STRATOVARIUS en nuestro país fue en abril del 2011 junto a HELLOWEEN, donde repletaron el Teatro Teletón en lo que fue la celebración de los 10 años de PowerMetal.cl. Los finlandeses se suman a los festejos de este 2013 que tendrá también a AVANTASIA el 27 de junio en el Teatro Caupolicán.

 

¡Las entradas para el concierto de STRATOVARIUS ya están a la venta! El show en el marco de los 12 años de PowerMetal.cl será el próximo 24 de mayo en Blondie (metro U.L.A.).

Los primeros 400 tickets tienen un precio especial de $15.000 y ya se registran 150 vendidos en el primer día. Estos se pueden adquirir por Sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, GAM, Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en RockMusic de Eurocentro (locales 0209-0213) y Portal Lyon (locales 42-44).

Este 2013 PowerMetal.cl celebra sus 12 años presentando a los padres del género en Finalndia por octava vez en Chile. La banda de Timo Kotipelto y Jens Johansson vendrán a promocionar su próximo disco «Nemesis»  y también presentar en vivo a su nuevo baterista Rolf Pilve.

El último concierto de STRATOVARIUS en nuestro país fue en abril del 2011 junto a HELLOWEEN, donde repletaron el Teatro Teletón en lo que fue la celebración de los 10 años de PowerMetal.cl. Los finlandeses se suman a los festejos de este 2013 que tendrá también a AVANTASIA el 27 de junio en el Teatro Caupolicán.

 

¡Este 2013 PowerMetal.cl celebra sus 12 años presentando a los padres del género en Finalndia! El viernes 24 de mayo STRATOVARIUS tocará por octava vez en Chile para promocionar su próximo disco «Nemesis»  y presentar en vivo a su baterista Rolf Pilve.

El concierto se realizará a las 21:00hrs. en Blondie (metro Unión Latinoamericana) y se pondrán a la venta sólo mil entradas. Las primeras 400 tendrán un precio de $15.000, y una vez que se agote esta preventa, pasarán a costar $19.000. El día del show tendrán un valor de $22.000.

Las entradas estarán a la venta a partir de este viernes 15 de febrero por Sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, GAM, Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se pueden encontrar en RockMusic de Eurocentro (locales 0209-0213) y Portal Lyon (locales 42-44).

El último concierto de STRATOVARIUS en nuestro país fue en abril del 2011 junto a HELLOWEEN, donde repletaron el Teatro Teletón en lo que fue la celebración de los 10 años de PowerMetal.cl. La banda de Timo Kotipelto y Jens Johansson se suma a los festejos de este 2013 que tendrá también a AVANTASIA el 27 de junio en el Teatro Caupolicán.

 

Imágenes del pasado Viernes 29 de Abril en el Teatro Teletón, donde Helloween y Stratovarius se presentaron ante 2.000 personas celebrando los 10 años de PowerMetal.cl

Fotos: Guillermo Salazar

hellostrato-01

Cuando supimos que venía Helloween con Stratovarius literalmente se me puso la piel de gallina… y cuando supe que no sólo vendrían, sino que el show se daría en el marco de la celebración de los 10 años de nuestra querida PowerMetal.cl, dicha gallinez cutánea (?) creció exponencialmente.

A ver. Lo primero sin dudas es el status de las bandas que vinieron a Chile a celebrar nuestro aniversario. Stratovarius, más allá de sus ires y venires, es una de las agrupaciones más importantes del estilo en todo el mundo, no sólo ejecutores sino que directamente creadores de una forma de entender el Metal, con matices neoclásicos y progresivos que definen su sonido. Y no vamos a descubrir hoy lo que fue, es y seguirá siendo Helloween, insignia máxima per sécula seculórum del estilo que justifica, genéricamente, la existencia de esta página, y específicamente la existencia de estas líneas.

Hay tanto por escribir, por contar, por recordar. Pero partamos por hacer presente un primer concepto: este no era cualquier concierto muchachos. No, no. Por ello seguimos con atención el proceso de venta de entradas, y verificamos que la expectativa por ir al concierto fue creciendo paulatinamente. Algunos podrán decir “bueno, sí, el Teletón, podría haber sido en otro lado”, qué se yo. Pero es incomparable la MARAVILLA de ver un recinto prácticamente lleno hasta las banderas, con unas 2.000 personas que casi lo repletaban, que por momentos temblaría y palpitaría al son de un solo ritmo y de una sola consigna… Una jornada que compraba todos los tickets para ser calificada de inolvidable.

Los minutos pasaban y la ansiedad se sentía en el aire. Hasta que comienzan a apagar las luces a las 20.00 horas… ¡!se vendría Stratovarius!! Comencemos…

LOS ESCANDINAVOS VAN POR LO SUYO

hellostrato-02Cuando el reloj pasaba ya de las 20.00 hrs, daba inicio el séptimo show de Stratovarius en Chile (antes en 1999, 2000 x2, 2003, 2005 y 2009). Bajo unas luces muy tenues, casi a oscuras, comienza a sonar una intro muy expectante, en la que un trabajo en percusión jugueteaba tanto con las luces que lentamente iban apareciendo y como con la adrenalina del público. Unos segundos más tardes vino la catarsis de la mano de los primeros acordes de Infernal Maze, un corte cuya fase introductoria podría no parecer la óptima para arrancar un show, pero que muestra a un Timo Kotipelto entonando de forma inspiradísima unos lúgubres y tormentosos versos iniciales, que consonaban con la atmósfera generada por las luces. Luego todo se desvanece y se convierte en silencio, al tiempo que el público ya no da más de impaciencia para que la canción estalle con el poderío de su segundo verso. Cuando eso finalmente ocurrió, se escuchó un estruendoso “¡Delusion! ¡Destruction! ¡Salvation!” Medio segundo de pausa y Stratovarius comienza hacer de las suyas de aquella forma tan clásica que sólo ellos pueden llevar a cabo. Esta canción en particular, tiene un cierto toque neoclásico que envisten muchos de sus pasajes con una estética exquisita. Quedaba por ver si el sonido permitiría apreciar esos detalles, y la verdad es que por lo menos en este momento inicial no era el óptimo. De todos modos fue un buen arranque de la mano de uno de los destacados cortes que nos brinda Elysium, su más reciente esfuerzo en estudio. Primer instante y el público ya mostraba gran entrega ante los finlandeses.

Vaya… Nada infunde más fervor en el corazón que escuchar a miles de hermanos cantando lo mismo que tú con todo lo que les permite su humanidad. Hablo de ese instante precioso y mágico en que puedes estar seguro que todos quienes te rodean están sintiendo exactamente lo mismo que tú. Es como cuando Chile hace un gol, al menos por esa breve fracción de segundo el sentimiento es sólo uno en todos quienes comparten la experiencia. Esas son las cosas hermosas que tiene el Metal. Y eso es lo que se vive cuando la banda interpreta una de sus más gloriosas canciones: Eagleheart. La solemnidad del coro de esta composición es tal, que instantáneamente se convirtió en un himno, no sólo de Stratovarius o del Metal, sino que también de muchos individuos, persona como tú o como yo. Su letra, su mística, su significado, constituyen una forma de ver la vida, una forma de enfrentarse a ella. Y bueno, cuando una de tus bandas favoritas interpreta algo así, como fanático no puedes hacer más que olvidarte de cualquier noción de autocuidado e intentar ser digno. Vale decir: cantar tan alto como para que tus cuerdas vocales salgan volando a metros de distancia. Simplemente hermoso. La entrega de la audiencia era total e incondicional, pero ya en este punto la banda comenzaba a dejar ver algunas cosas que uno como fan acérrimo quisiera no tener que comentar, pero bueno, es lo que se vio. Las iremos mencionando a su debido tiempo. Por ahora quedémonos con lo grandioso que fue escuchar a los dos mil fanáticos gritando “Heart of an Eagle!”.

hellostrato-03

Unos cuantos años atrás en el tiempo y nos topamos con ¡Phoenix! Con una data de aproximadamente once años, y proveniente del álbum Infinite (2000), este corte asoma como uno de los grandes clásicos de la banda, concebido justo en el final de lo que para muchos fue la época dorada de la banda, antes de que Tolkki perdiera el rumbo (con todo lo que eso pueda significar). Dicho de otro modo, es una de las últimas viejas glorias de Stratovarius. Dudo que la gente piense en todo eso cuando comienza a sonar justo frente a ellos, pero en sus subconscientes debe figurar como un clásico. ¡Por eso la reacción! Simplemente lo sienten así. Fue tremendo, con toda la audiencia cantando con todo el “Like a Phoenix I Rise”. Por otro lado, y como ya es habitual cuando presencias a estos músicos, es imposible no sentirte abrumado por la calidad y exactitud de su interpretación. Por momentos ciertamente uno no da crédito a tanto virtuosismo. Este corte destaca por esos elementos de Metal Progresivo con los que cuenta, legando a ser bastante complejo en algunos pasajes, pero Jörg Michael, Jens Johansson, Matias Kupiainen y Lauri Porra ni se despeinan para tocar cada nota con precisión de reloj atómico (los más exactos que hay). Y quizás ese puede haber sido el gran problema que percibí. En esta oportunidad se vio a la banda muy comedida, o mucho menos “loca” que de costumbre. Digámoslo sin tapujos baratos: me pareció que no le pusieron muchos huevos. Pero mientras tanto… ¡Y mientras tanto, la gente seguía prendidísima! Porque después de todo, un clásico es un clásico, y se disfruta igual.

hellostrato-04Y a propósito de clásicos: ¡Kiss Of Judas! Seguramente uno de los temas más reconocidos de la banda, y uno de los emblemas del aún más emblemático Visions (1997). Siendo conocido por cada uno de los asistentes, era fácil prever el nivel de enganche con el tema, y es que cada uno de los asistentes coreó el inconfundible estribillo con encomiable fuerza. Fue conveniente que se tratase de una de las canciones en mid-tempo, porque a la gente en cancha le permitió saltar con una frecuencia moderada, y no como pistón de auto, como sucede con las canciones más rápidas. Un pequeño respiro, aunque con ese cantidad de público, nadie salvaba a los más cercanos a la reja. Fue notable ver cómo en un rincón Lauri y Jens brindaban y se tomaban unas cervezas mientras tocaban. “Puedo tocar y beber al mismo tiempo, ¿y qué tanto?”. Maestros.

Lo siguiente fue un instante de aun más calma y paz. Habiendo presenciado ya algunos conciertos de la banda, sabía que era muy probable (más bien, seguro) que interpretarían una de sus baladas, pero la pregunta era “¿Cuál?”. La elegida fue ni más ni menos que Winter Skies, que ha de ser consignada como uno de los grandes momentos del anterior disco de Strato: Polaris (2009). Un tema lento, obvio, pero no por eso menos poderoso (principalmente por los riffs). Timo, quien por cierto se vio beneficiado gracias al hecho de que la mayoría de la canción está en tonos medios, halló un gran eco en las voces de los asistentes. Destacable es también el pasaje de piano en manos de Jens, todo mientras lo bañaba una luz azul, escena que permitió palpar la emotividad en el teatro. Otro momento bellísimo.

Seguimos inmersos en lo que es Elysium, esta vez para disfrutar de Under Flaming Skies, uno de las pepitas de oro extraíbles de la mencionada placa. No sé ustedes, pero yo le encuentro un aire muy clásico, en el sentido de que me suena al Stratovarius noventero. Con Infernal Maze quedó la idea de que el nuevo disco ha tenido buena aceptación por parte de la fanaticada (al margen de muchos comentarios positivos que se pueden leer aquí y allá), lo que de cierta forma se corroboró con Winter Skies; y que acá, bajo esos cielos flameantes, quedaba demostrado que efectivamente el público gusta de Elysium. Lo anterior quizás sin el fervor que despiertan los temas más emblemáticos, pero sí con gran entrega y entusiasmo. Pero si quedó alguna duda respecto de este entusiasmo del público nacional, todas estas se disiparon con la siguiente canción: Paradise. ¡Qué temazo! Díganme si acaso no le hace honor a su grandilocuente título, porque a mí al menos me parece que es una pequeña pieza de ese lugar que fue robada y entregada a nosotros, esta vil y cruel humanidad. Stratovarius al más puro estilo de Prometeo, pero en vez de fuego, nos brinda un pedacito del Paraíso mismo. ¿Y ese mensaje? ¡Es precioso! Noten cómo, si bien la canción pertenece a Visions, se enmarca perfectamente en la propuesta de Elysium; es decir: un punto a favor para Strato por mantener tal consecuencia a lo largo de tantos años. Como era de esperarse, la respuesta del público fue monstruosa. ¡El coro! Ese “Like the birds in the sky, we are flying so high” se escuchó hasta al cielo. Al amigo Kotipelto le costará olvidar tal nivel de entrega. Un nivel que lamentablemente él no estaba en condiciones de demostrar. ¡Pero no me malinterpreten! Como bien saben, hace poco estuvo afectado por una enfermedad que dañó su garganta y de la cual aún no se recupera del todo, y como si eso no fuera suficiente mala suerte, estaba resfriado. Hay que admitir que hay que tener un kilo de huevos para plantarse en un escenario y cantar en esas condiciones, pero se notó que Timo estaba disminuido, y esto claramente afectó al resto de la banda.

hellostrato-05

Luego un viaje de varios años y discos, de vuelta al presente, para entonar uno de los mejores temas de Elysium, y que a juicio personal, ya puede considerarse como uno de los nuevos clásicos: Darkest Hours. Con un tema que sigue la fórmula clásica es imposible no sentirse llamado a cantar a todo purrrmón. Con esos cambios de velocidad en los momentos precisos, riffs contundentes, base melódica llena de sutilezas y, por sobre todo, con un coro bien ganchero, este tipo de temas están concebidos para tocarse en vivo. Son casi tan efectivos como esos que meten en alguna parte un “ohhh ohhh”. Por todo eso Darkest Hours funcionó muy bien, la audiencia conectó en seguida y el fiestón fue inmediato. Luego de ese golpe, habría de venir algo más tranquilo. ¿Una balada? Claro que sí. Forever fue la encargada de bajar las revoluciones y traer la emotividad al Teatro Teletón. ¡Qué canción! Deben haber cientos de baladas en el Metal, algunas son realmente olvidables, pero otras son buenísimas, y creo que Forever figura entre lo más alto del ya alto cúmulo de buenas baladas. Por otra parte, también es uno de los clásicos indiscutidos de la banda, así que no hay fan que no se la sepa completa, y eso, amigos, se notó mucho. Fue genial ver como las voces de esos dos mil sensibles fanáticos se levantaban entre los sutiles arreglos orquestales. Por momentos era sólo el público el que se escuchaba, y eso no dejaba de impactar.

hellostrato-06¿Y luego? ¡Uf! Uno de esos… ¿Cómo decirlo? Bah, al diablo los eufemismos: ¡fue un soberano patadón en l’hocico! Todos sabíamos que Stratovarius iba como banda de soporte, por lo que intuíamos que tocarían menos temas que los maestros que vendrían a continuación. De algún modo sabíamos que quedaba poco show. Poco, pero bueno, por lo que los temas que siguiesen, cualesquiera que fueran, tendrían que ser de los más grandiosos de la banda. A decir verdad, me alegré un montón cuando comenzó a sonar Hunting High And Low, pero temí que fuese lo último. Con eso en mente, me predispuse a morir cantando, y parece que los demás asistentes pensaron lo mismo, ¡porque cómo cantaron esas tipas y tipos! Y bueno, el tema en sí invita a eso, y es que es buenísimo. Decir clásico es quedarse corto, “himno” le haría más justicia. Sin duda fue uno de los momentos más altos de lo que iba de velada. Por un instante pensé que eso podía ser lo último, pero gracias a los Dioses del Metal estaba equivocado, pues quedaba algo más, ¡lo último! Probablemente la canción más reconocida de los escandinavos: Black Diamond. ¡El medio trozo de tema! Si fue con temas como este que Stratovarius se convirtió en un gigante del Metal mundial, ¿cómo no incluirlo como cierre del espectáculo? Fue un momento sublime, o como dice la canción misma: había “fascination in the air”; sin duda alguna aquí tuvo lugar la ovación más grande de toda la noche. Desde esa hipnótica intro en los magistrales dedos de Johansson (quien por cierto antes se había anotado un solo de antología), pasando por la melodiosa voz de Timo (que se exigió al máximo para estar a la altura), hasta los vertiginosos y pulcros solos de teclado y guitarra, este tema es la perfección, y esta interpretación fue más que digna. Hasta en los segmentos instrumentales la gente demostró ese entusiasmo que caracteriza a la fanaticada nacional. ¡Impagable!

Cierto: no fue la presentación más sólida de Stratovarius en Chile, y explicaciones para eso pueden haber muchas: el estado de salud de Timo, la enfermedad por la que acaba de atravesar Jörg, la escasa cantidad de tiempo y canciones, etc., pero lo cierto es que aún con todo eso, Stratovarius sigue siendo una de las bandas más emblemáticas y queridas del género (status que se han ganado a punta de grandes discos y un sinfín de clásicos que anoche estuvieron presentes), por lo que el público dio lo mejor de sí en cada una de las canciones y el saldo final fue más que positivo. En lo personal disfruté mucho el show, pues una de mis bandas favoritas tocó muchas de mis canciones favoritas, pero me quedo con la sensación de que efectivamente pudo haber sido mejor si las condiciones hubiesen sido mejores.

hellostrato-07

LA CALABAZA A LA CONQUISTA DE CHILE

Bueno… ¡¡acabábamos de ver a Stratovarius!! A lo mejor sin ser un gran show, o redondo, aprobando con justicia pero sin demasiados brillos. Pero les soy franco. He visto (creo que al igual que la mayoría) más de un concierto con dos bandas ultra potentes, donde uno termina de ver a una y no puede creer que venga otra tanto o más genial… sin ir más lejos, en la última visita de Helloween, junto nada menos que a Gamma Ray. Qué sensación tan intensa, que sólo atino en estos momentos a describir como “ooooooooh acaba de tocar Stratovarius!!!! Y AHORA SE VIENE HELLOWEEN!!!”, y tanto la cabeza como el corazón y la piel me hicieron recordar como evento parangonable lo que vivimos precisamente con Helloween en Diciembre del ’98, donde la calabaza debutó en Chile, y fueron seguidos nada menos que por Slayer, en un inolvidable Monsters Of Rock. No quiero desviarme, pero les repito, desde ese tiempo que un concierto bicéfalo no me producía tanta efervescencia.

hellostrato-08

Tras la presentación de los finlandeses, cayó el telón de Elysium y dejó ver el impresionante telón de los teutones, como no podía ser de otra forma, con la carátula del 7 Sinners, como asimismo la batería de ¡cuatro bombos! que en los próximos minutos utilizaría Dani Löble… la espera se hizo bastante llevadera, primero porque terminó siendo no tan larga, y segundo porque nos vimos sometidos al pequeño stress de comenzar a buscar Doctores Stein en el Teatro, pues es sabido que en algunas ocasiones la banda pide que muchachos/as disfrazados/as como el mítico cirujano adicto a las malas praxis suban al escenario a ayudarle a la banda a cantar dicho tema. Allí encontramos a un par de colegas metaleros, entre ellos a Rafael, vocal de los excelentes nacionales de Fireland, ataviados con la reglamentaria bata blanca.

Hasta que puntualmente, siendo las 21.30 horas, los sones de la música envasada dieron paso a la que ha sido llamada “la Doctor Doctor de Helloween”, una “pre-intro”, nada menos que la hímnica For Those About To Rock (We Salute You) de AC/DC, una verdadera oda al rock pero sobre todo a ti, y a ti, al rockero… qué excelente idea para terminar de calentar a ese teatro que comenzaba a convertirse en un hervidero infernal. En principio del tema se mantuvieron las luces iluminando tenuemente al público (con el escenario a oscuras), hasta que en la parte final (donde algo se acelera el tema) todas las luces se fueron, como corresponde, lo que le dio aun más ambiente.

hellostrato-09

Y una vez terminada esta excelente “pre-intro” comienza la intro, con los mágicos sones del inicio de Who Is Mr. Madman?, que no son otros que una suerte de homenaje/revival a la impresionante Perfect Gentleman, comenzando a desatar el delirio de la fanaticada, para luego conectarla con el inicio de la gran Starlight del Walls Of Jericho y el consabido “Happy Happy Helloween”

Hasta que con ese teclado que amenaza con convertirse en clásico con los años, salen a escena Dani Löble, Michael Weikath (sin cigarro hasta ese momento, es impresionante lo que fuma este hombre, por Dio), el alegre Markus Grosskopf y un Sascha Gerstner con una extraña chaqueta militar negra con hombreras con flecos (modo Red Carpet off). Y es que con razón presentimos que Are You Metal?, desde que la escuchamos en EP, iba a funcionar como relojito en vivo, es un tema que puede ser cliché y todo lo que quieran, pero engancha demasiado fácil con el fan y además tampoco es que cualquiera pueda hacer algo tan bueno e intenso en base a clichés que conocemos todos. Digo, si los clichés son clichés es porque todos los conocemos, pero sólo los elegidos pueden sacarles tanto el jugo. Y la calabaza es de esos elegidos, más viendo cómo Andi Deris inmediatamente comenzó a mostrar todas sus dotes como frontman, energético y muy comprometido, contagiando desde un primer momento a unos fans que habían quedado con cierto gusto a poco con el show de Stratovarius. Soberbio inicio, muy bien ideado.

hellostrato-10Y sin ninguna misericordia o consideración, inmediatamente, vendría nada menos que un tema que postula con indiscutibles méritos para ser considerado el himno  del Power Metal de la historia. Y es que Eagle Fly Free, sencillamente, lo tiene todo, hemos hablado de él y de sus virtudes muchas veces, y en distintas instancias. Pero quiero detenerme un momento y reflexionar acerca de lo que hace Andi Deris. No quiero caer en comparaciones odiosas, pero quiero realmente destacar la performance de Deris, en realidad en todo el show, pero particularmente en temas como este que involucran un desafío mayúsculo. Y no sólo –me parece a mí– Deris sale vivo de este desafío, sino que notoriamente fortalecido, no sólo en el esfuerzo que hace para salir parado vocalmente, sino en la completitud de su performance como frontman, el tipo derechamente se apropia de un tema inapropiable y con una personalidad y desplante escénico envidiable y admirable. Además siempre es destacable el alineamiento guitarrístico entre Sascha y Weiki, siempre es entretenida esa especie de coreografía que ambos hacen y a la que a veces se les une Markus. Un tema simplemente perfecto ejecutado de gran forma, ante un público rendido a los pies de la calabaza, y con un sonido que, al menos a mí, me pareció óptimo.

Tras los dos primeros temas (más la intro), Deris se comunicaría por primera vez con el público. Y aquí vendría un momento muy especial y divertido para todos. Andi Deris, que habla un español bastante más que aceptable (recordemos que vive en Tenerife, España, donde están sus estudios “Mi Sueno”), normalmente en los shows en países latinos, cuando las cosas andan muy bien, dice que todo está “de puta madrrre”… Pero en este caso, Andi dice en su muy buen español (ya volveremos sobre esto) que la noche “está de puta madre, o como me enseñó un profesor mío aquí en Chile… LA RRRRAJA!!!!”, y el Teatro casi se vino abajo, no pudimos sino reírnos y celebrar dicha ocurrencia, que le dio un carácter más local y «personalizado» al show.

Tras el increíble momento anterior, vendría algo más increíble aun, la mágica March Of Time del esencial Keeper 2. Uf, ¡qué temazo! Y se cumple con lo mismo que decíamos anteriormente, el desplante, la “cancha” y la garra de Deris suple cualquier deficiencia que pudiera existir en su performance vocal, que por lo demás me pareció estupenda. Una canción soberbia, con toda la vibra del Helloween ochentoso pero refrescada por esta alineación, que está viviendo un momento notable, y que trasuntó eso en el escenario, con la limpieza y pulcritud de Gerstner contrapuntándose con la exquisita suciedad de Weikath en las seis cuerdas. Ya en este momento todas las fichas apuntaban a que estaríamos en presencia de un show que marcaría historia. Y con Deris repitiendo el “la raja” que tanto le quedó gustando.

hellostrato-11

Para sacarle lustre a su preciosa guitarra, vendría un solo de Sascha Gerstner, bastante sobrio pero con una duración suficiente, y con una muy bonita y sencilla iluminación con luces naranja. Me pareció quizás algo apresurado el momento para poner un solo en el tracklist, pero a la larga estuvo bien. Y como era necesario bajar un poco las revoluciones, era un buen instante para incluir material del sólido 7 Sinners, siendo la elegida el opening track Where The Sinners Go. Quizás es uno de los temas menos lucidos de su nueva placa, pero el público la recibió de buena manera, además tiene un coro muy “cantable” y funcionó bastante bien, además me encantó el detalle de que Sascha, Weikath y Markus hicieran segundas voces, algo muy de “banda”, y que Andi igual hiciese participar al público singalongeando (?). Y luego seguiría el repaso a 7 Sinners con la soberbia World Of Fantasy… en su oportunidad dijimos que uno de los puntos a favor de esta placa es que muy probablemente Helloween (y particularmente Deris) la podrían defender bastante bien en vivo, y creo que no nos equivocamos, pues ambos cortes funcionaron de buena forma.

Le tocaría el turno a Dani Löble para lucirse, y vaya que lo hizo. Les confieso que no soy un gran fan de los solos de batería en los conciertos, es decir, los entiendo, comprendo su utilidad y todo, pero no logro enganchar demasiado. Pero con el solo del suizo/alemán Löble fue distinto, fundamentalmente porque no fue un solo que buscara el mero lucimiento sino que fue bastante rítmico y “seguible”, con un público súper participativo, generándose un feedback muy entretenido entre el batero y nosotros. Muy buen momento de la noche.

hellostrato-12Uf, ya habían pasado dos clasicazos como Eagle Fly Free y March Of Time, pero ahora vendría otro clásico de aquellos, incluso más antiguo que los recién nombrados… ¡¡¡¡I’m Alive!!!! El hecho de que este clásico del Keeper 1 haya sido adaptado una o dos notas más abajo no le quita ningún tipo de méritos a la banda, que refrescó esta verdadera pauta de Power Metal de una estupenda forma, y que nos mostró a Weikath haciendo casi una especie de baile con su guitarra. ¡¡El viejo y querido Helloween estaba tocando este tema para ti!!! Poco más de tres minutos y el Teatro se viene abajo con la enorme y merecida ovación recibida por la banda, que se notaba muy feliz y plena en el escenario, particularmente Deris, que comenzó a hablar de que el siguiente tema era una “canción malísima” compuesta por Gerstner, en realidad dijo algo así como “no, si la canción es bueeeena, pero las letras… ¡¡mi madre!!”, recordándome esa genial estructura humorística del nunca bien ponderado Che Copete. Y así la banda presentó el que sería la última revisión de la noche de 7 Sinners, con Stupid Mankind, que contrario a lo que podría presagiarse prendió bastante a la gente. Mérito para la banda que se arriesgó con este tema, bastante difícil de cantar (especialmente en el coro), pero que salió muy, muy airosa.

Un Deris hablando cada vez mejor en español, absolutamente suelto y contento por poder darse a entender de buena forma en nuestro idioma, nos dice que necesitamos relajarnos un poco, mientras llegaban dos sillas y dos guitarras clásicas al escenario, una para Sascha y la otra para el propio Andi. Y nos anuncian un tema del estupendo The Time Of The Oath (1996), la preciosa balada Forever And One (Neverland), realmente soberbia, y que encantó al público, tanto que en un momento los aplausos y las demostraciones de admiración e incluso de afecto eran tan grandes que Deris tuvo que pedir que pararan un poco los aplausos para poder seguir con el tema, ese fue el nivel de entrega y de intensidad del show, ese fue el nivel que viviste si estuviste allí y que te perdiste si no estuviste. Y otro punto con respecto a Deris, lo podría tratar en cualquier tema pero prefiero hacerlo refiriéndome a este porque aquí realmente es muy, muy protagonista… qué gran músico es Andi. En todas las facetas. Digo, el tipo tiene una voz particular, que a mí siempre me ha agradado pero que tras escucharlo hablar me parece aun más meritoria, pero el tipo es un frontman notable, cómo lleva los tiempos, conduce el show para donde quiere, se nutre del fervor del público y lo rentabiliza de forma excepcional… a lo que voy es que Helloween es una banda con muchos fans muy estrictos con Deris, pues aún rememoran con añoranza el glorioso pasado con Michael Kiske, pero estoy seguro, seguro seguro, que más de algún kiskista del sector ultra se transformó al menos en un respetuoso derista tras el gran show vivido en el Teletón, o al menos se dio cuenta que no son posiciones necesariamente contrapuestas, y que ambos forman parte de la historia de Helloween. Y es que a estas alturas ya tenía una sensación, que reafirmé minutos más tarde: había visto cuatro veces a Helloween en Chile, pero sólo me había convencido realmente en el último show, con Gamma Ray el 2008… hasta este día, en que estaba viviendo el que, para mí, era el MEJOR SHOW DE HELLOWEEN EN CHILE DE TODOS LOS TIEMPOS.

hellostrato-13

Luego tendríamos la ocasión de recordar al gran Better Than Raw (1998), y con un tema que probablemente no estaba en el pronóstico de nadie, la muy midtempo A Handful Of Pain, muy bien recibida por la gente y que contó con un excelente juego de luces, me gustaron mucho las rojas. Pero lo que vendría después marcó un punto de inflexión en el show y lo transformó en inolvidable.

Andi comienza a relatarnos en español (qué plus le dio al show y a su vibra que Deris pudiera expresarse tan bien en nuestro idioma) que estuvo viendo en internet que la gente les pedía mucho que tocaran canciones como Keeper Of The Seven Keys, King For a 1000 Years o Halloween, pero que era imposible porque entre las tres como no eran unos “gandules” decidieron hacer un medley que en realidad duraría… ¡18 minutos! Recordemos que Helloween ya había remezclado y reversionado sinfónicamente estos tres temas en un monumental combinado que se hizo llamar The Keeper’s Trilogy para su discutible Unarmed (2009), pero en esa oportunidad fue en versión sinfónica y el orden de la mezcla es cronológico (es decir, Halloween, Keeper Of The Seven Keys y King For a 1000 Years). Ahora veríamos otra cosa… un medley I-NOL-VI-DA-BLE. Weikath tuvo que prender un cigarro para ejecutar lo que, para mí, y sin temor a exagerar, ha sido uno de los momentos más grandiosos en la historia del Power Metal en Chile.

hellostrato-14Todo comenzó con Keeper Of The Seven Keys, joyaza de la parte 2 del disco homónimo, lo que éramos todos cantando “you’re… the… keeper of the seeeven keeeeys” fue una cosa de locos, un escándalo, y qué hablar cuando se llegó a la parte del solo a dos guitarras, una insania total, tanto así que uno llega a sentir pena a pensar en esa pobre gente que no es capaz de entender lo que significa el Metal, no sólo emocionalmente sino que en cuanto a la música en sí misma, realmente impresionante. Y luego vino el empalme con lo correspondiente a King For a 1000 Years, uno de los mejores temas de toda la carrera de Helloween y particularmente con Andi Deris, lo que fue este último cantando el “I know… your secrets” con toda la garra del mundo, superlativo. Todo ello finalmente los llevó a empalmar el medley con Halloween, mi preferido de los tres grandiosos temas mezclados, qué maravilla ver a Weikath alineado con Gerstner y Grosskopf tocando y coreografiando un solo, y moviendo las guitarras como si fueran palas sacando tierra, para luego llegar al que a mi gusto es el mejor solo a dos guitarras de la historia del Power Metal, ese solo bífido que nos hace alucinar a todos, al igual que el “aaaaah… it’s Halloweeeeen” y finalmente el “tooooooooo…night!”. Me dio realmente lata haber visto todo el tema de pie porque era un tema para hacer el gesto técnico de pararse y ovacionarlo. Qué estupendo medley.

Mientras todos gritábamos y agradecíamos el momento vivido, Deris tomaba una bandera chilena y nosotros cantábamos “happy happy Helloween”. Andi retrucó diciéndonos en español “qué hace tú si yo te digo… I want”. El “OUT!!!” se escuchó hasta en Polonia, Kazajstán, qué se yo, un grito impresionante pidiendo I Want Out, otro clásico entre clásicos. Y respecto a esto, un pequeño punto: a veces a uno le piden más objetividad en los reviews, pero no sólo es difícil, sino que en los live reviews es imposible ser totalmente objetivo porque uno intenta transmitir y empatizar con las emociones vividas, es más fácil a lo mejor escribir qué canciones tocaron, cuánto duraron, cuántas uñetas usó Weiki o cuántas veces hizo un La Menor en su guitarra, pero yo prefiero otro estilo, al que me gusta llamar rigurosidad apasionada. ¡Cómo no desquiciarse viendo nuevamente en la parte delantera del escenario a Sascha con Weiki y Markus tocando juntos con instrumentos alineados! Hasta que vendría uno de los momentos más entretenidos y humorísticos que he visto en shows metaleros en Chile… un Deris derechamente torrencial nos pregunta si estamos cansados, nosotros obviamente nos vamos de negativa y él nos retruca con su ya famoso “¡la rrrraja!”, para invitarnos a jugar a algo muy fácil, para lo cual sólo debíamos ser rápidos (incluso aludiendo a la enorme Be Quick Or Be Dead de Maiden)… él diría “I Want” y nosotros gritaríamos “Out!!”… y con un ambiente ultra distendido Andi comienza a molestar en español al batero Dani Löble, diciendo derechamente (en un tono festivo por cierto) algo así como: “me compré una botella de whisky en Japón, muy buena, y ¿saben lo que hizo este maricón? Me tomó el whisky, ¡¡¡¡y lo mezcló con Coca Cola!!!!”, canallada del porte un buque que fue recibida con una risotada generalizada por parte del respetable, que empezó simpáticamente a tratar de “maricón” a Löble, y lo que fue aun más divertido fue que Deris hablaba en español y decía que después le tenía que traducir todo a los otros músicos porque no entendían nada, y menos Löble que estaba tras su enorme kit. Seguido a ello Andi, ya convertido en un stand up comedian a lo Jerry Seinfeld, cuenta que fue a la viña Concha y Toro y habló de las bondades del vino chileno, especialmente del Casillero del Diablo, al que calificó como su vino tinto favorito a nivel mundial… y cuenta todo esto mientras SONABA I WANT OUT!! Una versión irrepetible, inédita, mágica, divertida, total. Única. Y con ello la banda se despide por primera vez del escenario.

hellostrato-15

Hace tiempo que no escuchaba un “¡¡¡no nos vamos ni cagando!!!” tan intenso… pero sabíamos que la banda volvería, y así fue, para tocar nada menos que Future World, otra asignatura obligatoria en todo show de Helloween. Obviamente es un tema para cantarlo y para que la banda lo aproveche para hacernos singalongear. Pero junto con ello Andi presentó a la banda, primero a Sascha, luego a Weikath apodándolo “el hombre que siempre fuma”; luego a Markus señalando que éste estaba enfermo y que prácticamente no se podía mover… pero sí se podía tomar una lata de cerveza al seco, y Weikath fue presurosamente a saltar arriba de la lata para aplastarla. Ese era el nivel de distensión en el escenario. Y finalmente Andi presenta a Dani, quien se ganó los aplausos y los afectuosos “maricón” por parte del público. ¡Pobre muchacho, sometido a tal escarnio público! Y mientras sonaba la guitarra de Sascha con un riff que fue una mezcla entre Paradise City de los Guns y No Sabes Qué Desperdicio Tengo En El Alma de Los Tres (?), Deris siguió hablando y festivamente quejándose de tener que traducir todo. Un genio. Y así el tema termina y se retiran por segunda vez del plató.

Con el público desquiciado cantando el “Happy Happy Helloween” llegaría el turno del último tema de la noche, otro clásico de clásicos, Dr. Stein, donde vivimos un momento muy bonito, puesto que, como contamos unos párrafos más arriba, tendrían la posibilidad de subirse al escenario los muchachos que estuviesen ataviados como el mentado doctor… y así, en medio de un tema ejecutado muy prolijamente, salen a escena cuatro Doctores Stein chilensis (incluyendo como dijimos a Rafael de Fireland), ¡y una Doctora Stein! ¡Lo que era la alegría de estos muchachos en el escenario, por Dio! Y además con una banda que no sólo no se mantuvo alejada de los muchachos sino que fueron muy receptivos e incluso colaborativos con ellos. Un final magistral para un show histórico.

hellostrato-16

Costaba pensar a priori que Helloween iba, en su quinta presentación en Chile, a hacer un show que superara a todos los anteriores… pero para ello hubo varios factores. El primero es que la banda está en un momento de forma realmente sensacional, con objetivos claros, habiendo sacado un estupendo disco en estudio hace poco… y también con el hecho de la magia que se generó con Deris dándose a entender estupendamente en español, o sea, el show habría sido buenísimo sin ese factor, pero creo que el plus que le dio Deris en cuanto frontman y en cuanto hispanoparlante fue fundamental para darle un componente extra a un show prolijo, bien tocado y con mucho punch.

Y sí, probablemente Stratovarius no haya hecho su mejor presentación en Chile, pero son una banda grande y que seguramente tendrá momentos más sólidos que este. Pero ver a Helloween en total y absoluto estado de gracia, cargado de buena onda, con una performance inolvidable en todos los sentidos posibles, hace sentir que finalmente los padres del Power Metal nos dieron un show redondo en todas sus líneas, algo merecido para nosotros como fans. Es difícil de expresar y cuantificar lo emocionante que fue la noche de este viernes 29 de abril de 2011. Baste por ahora con decir que es un día que quedará marcado a fuego en nuestros corazones, donde la calabaza lustró y renovó sus placas en la pared de su historia con Chile, y revalidó en todos nuestros oídos, cerebros y corazones ese vínculo perpetuo que marca la relación mutua entre la banda y el público. Y qué mejor celebración de nuestro décimo aniversario… lo pasamos simplemente… ¡¡¡LA RAJA!!!

hellostrato-17

Setlist Stratovarius:

01. Intro
02. Infernal Maze
03. Eagleheart
04. Phoenix
05. The Kiss of Judas
06. Winter Skies
07. Under Flaming Skies
08. Paradise
09. Darkest Hours
10. Forever
11. Hunting High and Low
12. Black Diamond

Setlist Helloween:

01. Intro: For Those About to Rock / Who is Mr. Madman? / Starlight
02. Are You Metal?
03. Eagle Fly Free
04. March of Time
05. Guitar Solo (Sascha Gerstner)
06. Where the Sinners Go
07. World of Fantasy
08. Drum Solo (Dani Löble)
09. I’m Alive
10. You Stupid Mankind
11. Forever and One (Neverland) (Andi Deris y Sascha Gerstner)
12. A Handful of Pain
13. Keeper of the Seven Keys / King For a 1000 Years / Halloween
14. I Want Out
Encore 1:
15. Future World
Encore 2:
16. Dr. Stein

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Timo Kotipelto - Andi Deris - PowerMetal.cl

Las siguientes personas son las afortunadas en ganar una invitación al concierto de HELLOWEEN junto a STRATOVARIUS en Chile este Viernes 29 de Abril a partir de las 20:00hrs. en el Teatro Teletón:

  • Patricio Muñoz
  • Jose Castillo
  • Nicolás Mandiola
  • Felipe Véliz
  • Carlos Arce
  • Rodrigo Montero
  • Joyce Maureira
  • Nicolás Duarte
  • Marcos Rojas
  • Roberto Salinas

¡Felicitaciones! Los ganadores fueron contactados por mail. Agradecemos a todos quienes participaron y los dejamos invitados a próximos concursos en PowerMetal.cl

HELLOWEEN y STRATOVARIUS tocarán juntos celebrando los 10 Años de PowerMetal.cl. Todas las entradas para este show están AGOTADAS y los horarios oficiales para el concierto son los siguientes:

HORARIOS
HELLOWEEN – STRATOVARIUS
Viernes 29 de abril – Teatro Teletón

  • Comienzo del show de STRATOVARIUS: 20:00 horas / 8 pm
  • Fin del show de STRATOVARIUS: 21:00 horas / 9 pm
  • Comienzo del show de HELLOWEEN: 21:30 horas / 9:30 pm
  • Fin del show de HELLOWEEN: 23:15 horas / 11:15 pm

Las bandas ya se encuentran en Chile y abajo pueden ver lo que dijeron Andi Deris y Michael Weikath a sus llegadas.

En el marco del “The 7 Sinners World Tour” y celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, HELLOWEEN y STRATOVARIUS actuarán el viernes 29 de abril en Chile en el Teatro Teletón, a partir de las 20:00 horas. Así, los dos estandartes más grandes del movimiento, regresarán para hacer valer el nombre del estilo que los alemanes inventaron en los ochenta y los finlandeses desarrollaron durante los noventa, demostrando que hasta el día de hoy siguen vigentes y al frente de la escena.

Concurso

Si no te quieres quedar afuera de este espectacular concierto, participa por una entrada comentándonos en este mismo post, ¿Qué significa para tí Helloween? o ¿Qué significa para tí Stratovarius?

Una vez que escribas tu respuesta, envíanos un mail a concurso@powermetal.cl con el asunto «Helloween-Stratovarius» indicando tu Nombre completo, RUT y Nick o nombre que usaste para comentar.

Desde sus comienzos, en los primeros meses del 2001, PowerMetal.cl se ha dedicado a cubrir todo lo referente al mundo del Heavy & Power Metal, teniendo en la mira a los principales actos y músicos del género, y apoyando al medio local y sus bandas. ¿¡Qué mejor que festejar su primera década de vida junto con HELLOWEEN y STRATOVARIUS!? ¡A celebrar el Power Metal!

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

Las siguientes personas son las afortunadas en ganar un backstage para el concierto de HELLOWEEN junto a STRATOVARIUS en Chile para este Viernes 29 de Abril en el Teatro Teletón:

  • Jorge Leyton
  • Martín Flores

¡Felicitaciones! Los ganadores fueron contactados por mail. Agradecemos a todos quienes participaron y los dejamos invitados a participar de nuevos concursos en PowerMetal.cl

En el marco del “The 7 Sinners World Tour” y celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, HELLOWEEN y STRATOVARIUS actuarán el viernes 29 de abril en Chile en el Teatro Teletón, a partir de las 20:00 horas. Así, los dos estandartes más grandes del movimiento, regresarán para hacer valer el nombre del estilo que los alemanes inventaron en los ochenta y los finlandeses desarrollaron durante los noventa, demostrando que hasta el día de hoy siguen vigentes y al frente de la escena.

Desde sus comienzos, en los primeros meses del 2001, PowerMetal.cl se ha dedicado a cubrir todo lo referente al mundo del Heavy & Power Metal, teniendo en la mira a los principales actos y músicos del género, y apoyando al medio local y sus bandas. ¿¡Qué mejor que festejar su primera década de vida junto con HELLOWEEN y STRATOVARIUS!? ¡A celebrar el Power Metal!

¡Últimas entradas!

Para el show de este viernes 29 de abril, se pusieron a la venta 30 localidades de palco. Estas se pueden comprar de forma exclusiva en la tienda RockMusic del Eurocentro (local 0213), a un precio efectivo de $40.000.

RockMusic es el único local donde puede preguntarse por entradas para este concierto enmarcado en el “The 7 Sinners World Tour”, ya que a través de Sistema Ticketmaster, los boletos están agotados.

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

En el marco del “The 7 Sinners World Tour” y celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, HELLOWEEN y STRATOVARIUS actuarán el viernes 29 de abril en Chile en el Teatro Teletón, a partir de las 20:00 horas. Así, los dos estandartes más grandes del movimiento, regresarán para hacer valer el nombre del estilo que los alemanes inventaron en los ochenta y los finlandeses desarrollaron durante los noventa, demostrando que hasta el día de hoy siguen vigentes y al frente de la escena.

Desde sus comienzos, en los primeros meses del 2001, PowerMetal.cl se ha dedicado a cubrir todo lo referente al mundo del Heavy & Power Metal, teniendo en la mira a los principales actos y músicos del género, y apoyando al medio local y sus bandas. ¿¡Qué mejor que festejar su primera década de vida junto con HELLOWEEN y STRATOVARIUS!? ¡A celebrar el Power Metal!

¡Últimas entradas!

Para el show de este viernes 29 de abril, se pusieron a la venta 30 localidades de palco. Estas se pueden comprar de forma exclusiva en la tienda RockMusic del Eurocentro (local 0213), a un precio efectivo de $40.000.

RockMusic es el único local donde puede preguntarse por entradas para este concierto enmarcado en el “The 7 Sinners World Tour”, ya que a través de Sistema Ticketmaster, los boletos están agotados.

ESPECIAL

LIVE REVIEWS:

Stratovarius | 16 de Octubre del 2009 | Espacio Broadway

STRATOVARIUS

Helloween | 13 de Abril de 2008 | Teatro Caupolicán

hellish_10

Stratovarius | 17 de Agosto de 2003 | Gimnasio Olímpico San Miguel

strato03cl-11

CD REVIEWS HELLOWEEN:

Helloween - 7 Sinners

Helloween - Unarmed Helloween - Gambling With The Devil helloween - rabbit dont- come easy

Helloween - Better Than Raw Helloween - Master Of The Rings

Helloween - Keeper Of The Seven Keys Part II Helloween - Keeper Of The Seven Keys Part I Helloween - Walls Of Jericho

CD REVIEWS STRATOVARIUS:

Stratovarius - Elysium

stratovarius - elements [part II] stratovarius - elements 1

Stratovarius - Infinite stratovarius - destiny stratovarius - visions

stratovarius - episode stratovarius - fourth dimension

BIOGRAFÍAS 2011

Helloween Stratovarius

ENTREVISTAS 2011

Entrevista con Michael Weikath

Entrevista con Kotipelto

CONCURSO

¡Gana un backstage para HELLOWEEN y STRATOVARIUS!

Si ya tienes tu entrada general para el show que darán juntos este viernes 29 de abril a partir de las 20:00hrs. en el Teatro Teletón, ¡te invitamos a este concurso exclusivo de PowerMetal.cl para ganar un pase al backstage donde estarán las bandas!

Si quieres participar, sólo debes enviar un mail a concurso@powermetal.cl con el asunto «Backstage HELLOWEEN/STRATO», detallando la siguiente información:

1. Nombre completo
2. RUT
3. Número de tu entrada: se encuentra cruzado al reverso de tu ticket, en color rojo.

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

¡Últimas entradas! Para el show de HELLOWEEN y STRATOVARIUS fijado para el viernes 29 de abril en el Teatro Teletón, a las 20:00 horas, se pusieron a la venta 30 localidades de palco. Estas se pueden comprar de forma exclusiva en la tienda RockMusic del Eurocentro (local 0213), a un precio efectivo de $40.000.

RockMusic es el único local donde puede preguntarse por entradas para este concierto enmarcado en el «The 7 Sinners World Tour», ya que a través de Sistema Ticketmaster, los boletos están agotados.

HELLOWEEN y STRATOVARIUS llegarán a Chile no sólo presentando sus discos más recientes, 7 Sinners y Elysium respectivamente, sino también celebrando los 10 años de PowerMetal.cl. Así, los dos estandartes más grandes del movimiento, regresarán para hacer valer el nombre del estilo que los alemanes inventaron en los ochenta y los finlandeses desarrollaron durante los noventa, demostrando que hasta el día de hoy siguen vigentes y al frente de la escena.

Desde sus comienzos, en los primeros meses del 2001, PowerMetal.cl se ha dedicado a cubrir todo lo referente al mundo del Heavy & Power Metal, teniendo en la mira a los principales actos y músicos del género, y apoyando al medio local y sus bandas. ¿¡Qué mejor que festejar su primera década de vida junto con HELLOWEEN y STRATOVARIUS!? ¡A celebrar el Power Metal!

hellostrato

Desde sus comienzos, en los primeros meses del 2001, PowerMetal.cl se ha dedicado a cubrir todo lo referente al mundo del Heavy & Power Metal, teniendo en la mira a los principales actos y músicos del género, y apoyando al medio local y sus bandas. ¿¡Qué mejor que festejar su primera década de vida junto con HELLOWEEN y STRATOVARIUS!? ¡A celebrar el Power Metal!

Stratovarius logo 2011

Si existiera la aristocracia del Power Metal, Stratovarius formaría parte de ella, pues sus coros potentes, melodías y arreglos sinfónicos serían parte del número reducido de aquello “mejor calificado”. Sin caer en hipérbole de ninguna clase, las composiciones de estos finlandeses se han plantado como un objeto de arte -si no perfecto- muy bien pulido.

Existen dos hechos principales que se deben resaltar de esta banda: el primero que es una de las precursoras del sonido que nos convoca, hasta el día de hoy, en PowerMetal.cl y, el segundo, que durante la sombría década de los noventa, mantuvo izada la bandera del True Metal, en la cual nuestra música sufrió su más ardua prueba de supervivencia. Además, Stratovarius fungió como agrupación pionera que luego abrió la brecha para que otros grupos de Finlandia ingresaran a la escena metalera.

CON TOLKKI EN LA VOZ…

Corría 1984 cuando en Finlandia se fundaba un grupo de nombre Black Water aunque, curiosamente, ninguno de los miembros actuales estuvieron en aquella banda, la cual sería solamente la primera piedra de un megaproyecto que aún no tenía las piezas claves para su evolución. Así, Black Water pasó por una serie de cambios de integrantes, de estilo e incluso de nombres hasta que finalmente encontraron su propia voz. Los guerreros finlandeses que dieron origen a la historia que a continuación relatamos fueron Tuomo Lassila, Staffan Stråhlman y John Vihervä. Poco después de los primeros ensayos un cambio determinante marcó la entonces entusiasta pero poco definida agrupación, ya que en el bajo quedaba una vacante y el nuevo bajista que llegaba, Jyrki Lentonen, había sido compañero del guitarrista Timo Tolkki en Road Block.

Con esto, se comenzaba a concatenar la cadena de la historia y ya al poco tiempo Staffan optó por separarse de Black Water, por lo que Tuomo Lassila decidió invitar a Timo Tolkki para integrarse y la respuesta afirmativa no se hizo esperar. Tolkki nació en Finlandia el tres de marzo de 1966. A sus cortos siete años empezó a tocar guitarra, tiempo en el que sus influencias eran ABBA, The Beatles y The Shadows. Era tal su afición, que practicaba ocho horas diarias. Su disciplina lo hizo progresar rápidamente y no mucho después se interesó por la guitarra eléctrica, siendo “Smoke on The Water” uno de sus “crushes” musicales. Antes había tocado en Antidote, Thunder y la mencionada Road Block.

stratovarius-01

Al principio de su carrera con Stratovarius, Tolkki entró como vocalista/guitarrista rítmico y, además, su llegada estremeció a la banda desde el primer momento, orientándola hacia un nuevo rumbo, hacia el naciente Melodic Metal.

Para 1985 el nombre del grupo ya había cambiado. Éste se le había ocurrido a Tuomo al combinar dos conceptos: las guitarras Stratocaster y los violines Stradivarius, con los cuales surgió Stratovarius. Por otro lado, Timo se convirtió en el motor y cerebro de la banda e incorporó sus influencias de rock combinadas con un tinte neo-clásico.

El primer demo de Stratovarius fue producido en 1987 con fines de conseguir una compañía que se interesara en ellos. Llevaba de título Future Shock y contenía dos temas: “Future Shock” y “Witch-Hunt”. El material logró su misión al ser acogido por CBS Finland. Dos años más tarde el mundo vio nacer el debut Fright Night, el cual promocionaron con una pequeña gira en Europa.

stratovarius-02Se podría decir que no hubo pleno éxito pero tampoco fue un fracaso; aunque, desafortunadamente, les valió ser despedidos de CBS. Luego el grupo pasó por una serie de cambios en su alineación y los integrantes se las arreglaron para editar un segundo álbum con otro sello. Así, tras afrontar algunos problemas, en 1992 sale a la luz Twilight Time, material que conquistaba Europa y Japón y daba señales de que iban por el camino correcto. Inicialmente, Twilight Time había sido lanzado un año atrás bajo el nombre II, pero de éste solamente se produjo un lote de mil copias en vinilo y posteriormente fue sacado con el título que se le conoce.

Al año siguiente, otro hito importante acontece con la llegada de Jari Kainulainen a la banda. Jari entra en reemplazo de Jari Behm, quien había sustituido, en su momento, a Jyrki Lentonen. En su llegada, el grupo ya estaba adentrado en el proceso de grabación de su tercera placa, por lo que solamente se hizo cargo de una parte de las canciones porque Tolkki ya tenía listo el resto. Dreamspace salió en 1994, estrenando a Kainulainen como bajista y siendo el último en tener a Timo como vocalista, ya que habían decidió buscar una voz que se ajustara mejor a las nuevas ideas musicales y que permitiera a Tolkki concentrarse más en su instrumento y en las composiciones.

TEMPORADA DE CAMBIOS: EPISODIO HACIA LA ETERNIDAD

Después de echar un vistazo a un aviso publicado en las calles de la fría capital finlandesa, un ambicioso vocalista joven llamado Timo Kotipelto decide hacer una llamada a Tolkki para acordar una audición. Kotipelto había realizado sus estudios vocales en el conservatorio de jazz y pop de Helsinki y por algún tiempo cantó con Filthy Asses, una banda amateur de covers. Su entrada a Stratovarius corresponde con el período en el que el conjunto empieza a afianzar un significativo nivel de fama internacional.

stratovarius-03Con el nuevo cantante, la banda dispuso la creación de su cuarta placa, pero también adentrarse en una nueva dimensión. En ese sentido, Fourth Dimension apareció en marzo de 1995 y se convirtió en un verdadero éxito. Este material fue el último en el que se escucharon los coros a cargo de Tokki, quien después dejó completamente de lado el micrófono para dedicarse de lleno a las seis cuerdas. Entre otras cosas, Fourth Dimension se alejó un tanto de los primeros lanzamientos, dando lugar a que el grupo adoptara una forma más orientada al estilo neo-clásico y sinfónico que posteriormente sería uno de sus diferenciales más importantes.

Es por eso que ese es considerado el material que da las primeras señales de la nueva dirección hacia la cual se estaban dirigiendo. Ejemplo de ello son los temas: “Twilight Symphony” -en el cual una orquesta participó por primera vez en sus grabaciones-; “Stratovarius”, “Lord Of The Wasteland” y “Distant Skies”. Pero también hubo temas como “Winter” y “Galaxies” que aún daban cuenta de sus trabajos pasados. Así el primer álbum con Kotipelto a cargo de la voz se volvió muy popular en la escena heavymetalera de Europa y dando lugar a que empezara una larga carrera al frente de la banda.

Aunque Fourth Dimension fue un éxito palpable, ya comenzaban a mermar en el ánimo de la banda las profundas diferencias entre Timo Tolkki y Tuomo Lassila, las que se arrastraban de hacía mucho tiempo, particularmente con relación a dirección musical. Al final, la decisión fue dura pero necesaria para poder continuar, así que el último fundador vigente se despidió: Tuomo Lassila, miembro original Black Water partió y junto a él salió también quien hacía las veces de tecladista, Antti Ikonen.

stratovarius-04Lassila e Ikonen dejaron a Stratovarius la tarea de encontrar a quienes ocuparían sus lugares. Entonces aparecen dos músicos, uno sueco y otro alemán, que llenarían dichas vacantes. El reemplazo de Lassila fue Jörg Michael, de reconocidísimos actos teutones como Rage, Grave Digger y Running Wild, por lo que no existía ninguna objeción para no reclutarlo.

Por otro lado, Tolkki pensaba en un tecladista que permitiera crear las atmósferas más melódicas que deseaba, características que encontraron totalmente en el pianista de jazz, Jens Johansson, hermano del baterista Anders. Jens daba la talla requerida por Stratovarius y su estilo mostraba influencias de rock clásico, específicamente de tecladistas como Don Airey, Eddie Jobson y Jon Lord. Su experiencia versaba en distintas agrupaciones que iban desde jazz fusion con Slem hasta el metal de Silver Mountain. Quizá los factores más llamativos de su trayectoria eran el haber sido integrante de Rising Force, la banda del afamado guitarrista Yngwie Malmsteen desde 1983 hasta 1989; de Dio desde 1989 a 1990, entre otros proyectos de buen reconocimiento.

De esa forma aparece Mr. Jens Johansson en escena, dando como resultado una pieza magistral en la historia del Metal: Episode, con temas que definitivamente marcaron el estilo de Stratovarius como «Father Time«, «Tomorrow» y «Forever«. Episode evidenciaba que habían logrado encontrar su sonido enfocado en un estilo sinfónico, además, era un gran proyecto que desplegaba la participación de un gran coro y de una orquesta de cuerdas en temas como “Season of Change” y “Forever” y del cual se desprenden algunos de los grandes éxitos de Stratovarius como “Father Time”, “Speed Of Light” y “Will The Sun Rise?”.

FIN DE SIGLO: EL PINÁCULO DE STRATO

stratovarius-10En 1997 dan a conocer su sexto trabajo titulado Visions, el cual marca la pauta del Power Metal en Europa, Japón y Sudamérica, región que empieza a conocer bien a Stratovarius. De aquel notable disco sobresalen “The Kiss Of Judas”, “Black Diamond” y “Visions (Southern Cross)”, una canción de corte épico de diez minutos de duración y, hasta ese entonces, la más larga de Stratovarius. De la gira promocional de Visions por Europa –puntualmente de sus conciertos en Italia y Grecia- extrajeron grabaciones para Visions Of Europe, el conocido CD en vivo que fue lanzado al año siguiente. Otro material que sacaron en 1997 fue la primera compilación de la banda, The Past and Now, cuyo contenido contaba con doce pistas dentro de las cuales se encuentra “Fire Dance Suite”, que originalmente había sido compuesta para Stratovarius en 1986 pero al final fue incluida en el álbum solista de Timo Tolkki llamado Classical Variations and Themes, aparecido en 1994.

El ‘98 veía una banda con mayor solidez que podía producir álbumes mucho más elaborados y profundos en contenido. En ese sentido, Destiny fue el resultado de este momento y su esplendor fue reflejado al alcanzar la posición número uno de las carteleras finlandesas. Este disco cobijó el temazo “S.O.S.” que es una excelente forma de explicar qué significa el Power Metal: “Why don’t we see what is going on? There are so many years to be wasted, until the damage is done and the beauty is gone… save our souls”. Otras piezas de gran impacto fueron “Rebel” y la homónima “Destiny”, la segunda composición más larga de Stratovarius. Como complemento innato, el tour correspondiente fue realmente mundial. De hecho, esa gira los trajo a Chile por primera vez el 17 de marzo de 1999 para ofrecer un concierto en el teatro Monumental, con un sonido de alto nivel. Asimismo, había llegado la hora del respectivo álbum recopilatorio al que nombraron The Chosen Ones y contenía 16 selecciones. Éste compendio fue el último que hicieron de la mano de la casa Noise Records.

Para el cambio de milenio la banda tenía preparada una gran sorpresa: el larga duración llamado Infinite, con un estilo musical muy similar al de los anteriores pero con una temática más contemporánea y directa. Al igual que Destiny, la octava placa tuvo gran aceptación, alborotando los carteles de Finlandia y estrenando nuevo sello discográfico, Nuclear Blast. Entre los grandes temas acuñados por Infinite estaban “Hunting High And Low”, “A Million Light Years Away” e “Infinity”, este último, que continuaba la tendencia de incluir piezas de larga duración.

stratovarius-09

Antes del lanzamiento de Infinite, surgió una serie de rumores que señalaba que la banda tenía conflictos internos. Pese a lo anterior, Stratovarius inició el «Infinite Tour», el cual fue aún más extenso que su predecesor, elemento que certificaba que el acto estaba en su época de oro. Y es que cada vez se hacía más fuerte su red de fans fuera de la región de los países nórdicos, propiamente en Japón. Valiéndose de su progresiva fama en el territorio nipón, lanzaron solamente allí el compilatorio 14 Diamonds en septiembre de 2000. Ese año la banda nos visitó nuevamente y realizaron dos conciertos en Santiago: el primero se llevó a cabo el domingo 22 de octubre en el Estadio Chile y el segundo el martes 24 de octubre en la Laberinto. En este último, Kotipelto se encontraba enfermo de la garganta, pero eso no fue motivo para demostrar una gran entrega. Además, en esa ocasión ejecutaron temas que no interpretaban normalmente en directo, como “Hold On To Your Dream”, “Distant Skies”, entre otros.

Al año siguiente dieron a conocer Intermission, una recopilación de “lados B”, bonus tracks, covers –de Rainbow y Judas Priest-, material inédito, etc. No mucho tiempo después, la banda anunció que se tomaría un descanso de aproximadamente un año de su labor de componer nuevo material. Aunque para algunos no fue un receso en el pleno sentido de la palabra. Tolkki aprovechó de lanzar su segundo álbum solista, Hymn to Life, y ejecutar su aparición como invitado en The Metal Opera de Avantasia. De igual forma, Kotipelto inició su propio proyecto con la salida de Waiting For The Dawn en el año 2002.

ENTRE SUPERPRODUCCIONES

stratochile2003Ya para el 2003, Stratovarius arranca los preparativos para el lanzamiento de su novena placa, pues el proceso de post producción ya estaba culminado. La idea inicial era editar de manera doble, sin embargo, en primera instancia lanzaron el Elements, Pt. 1, el 27 de enero de 2003. Tras el receso que se había tomado el grupo, era obvio que las expectativas eran altas, sobretodo si se toma en cuenta que Stratovarius ya estaba rayando en ofrecer entregas con contenido muy similar y que, por tanto, la pausa les serviría para renovar ideas. En fin, Elements Pt. 1 significó para algunas personas el máximo alcance del estilo sinfónico y “progresivo” del Power Metal, mientras que para otras fue más simplemente un disco muy bien hecho. Cabe resaltar que este CD presentaba “Elements”, la pieza más larga que Stratovarius hubiera compuesto hasta ese entonces, con doce minutos.

Con motivo de promocionar este trabajo, Stratovarius visitó Chile por tercera vez. El recital tuvo lugar el 17 de agosto de 2003 en el Gimnasio Municipal de San Miguel y fueron teloneados por los nacionales de Alquimia y Magnalucius. La producción de este evento contaba con un buen manejo de luces robotizadas y una pantalla en la que se desplegaban imágenes de apoyo. Desde el inicio encendieron el fuego de los asistentes, no obstante las evidentes fallas de sonido. Entre el repertorio de aquella noche estuvieron -por mencionar algunas- “Eagleheart”, “The Kiss Of Judas”, “Against The Wind”, la balada “Forever”, “Coming Home” y “Destiny”, “Black Diamond”, “Hunting High And Low”, etc. Una de las cosas que llamó la atención de ese show fue que Tolkki se mostró un tanto distante con la audiencia y se mantuvo muy estático en su lado del escenario, en tanto que Kotipelto y Johansson fueron el foco de esa noche. En general, fue un buen show de donde el público salió feliz a pesar del problemático manejo de consola.

Lo que estaba detrás de esa apatía de Tolkki iba más allá de lo que uno se podía imaginar. Los problemas de la banda eran algo que con frecuencia rondaban las páginas de noticias pero realmente esa noche puso de manifiesto que el mainman ya no se sentía a gusto. “Pienso que ya era bastante evidente que no todo estaba OK. O sea, ya había una mala energía allí y traté de lidiar con ella como un profesional, pues no deseas mostrarle tales cosas a la gente que compra su entrada y llega a ver el espectáculo. Somos humanos y si estás en un matrimonio largo, a veces te separas, y el proceso del divorcio toma harto tiempo, no sale así nomás”, explicó años después en una entrevista para un medio chileno.

stratovarius-07El cuatro de noviembre de ese mismo año aparece Elements Pt. 2. Este álbum tenía la presión de superar su malogrado predecesor, por lo que generó una gama de críticas diversas. Si bien hubo algunos altibajos en estos “elementos”, era cierto que Stratovarius estaba experimentando sonidos y aunque estos trabajos fueron desacreditados por un buen número de personas, también hubo una contraparte que los estimó. Pero, en definitiva, fue el primero y último intento de los nórdicos de lanzar un álbum doble. Sin embargo, el contexto de Elements Pt. 2 era crucial, una neblina empañaba el camino de la banda y algunos hechos insólitos empezarían a desencadenarse frente a los ojos de sus fans.

EL ESCÁNDALO MEDIÁTICO: LA MANCHA DE STRATOVARIUS

La tensión entre los miembros de Stratovarius se incrementaba cada día. De hecho, en noviembre de 2003, sólo semanas después de haber firmado un importante contrato con Sanctuary, Johansson colocó un mensaje en el sitio web oficial del grupo en el cual declaraba: “Hemos acordado que Timo (Tolkki) será quien decida quién toca en la banda, es decir en las grabaciones, en vivo, etc… para mí es un acuerdo útil, incluso aunque como resultado yo resulte despedido (…) Si Timo quiere tener nuevas personas en el grupo yo estaría muy triste porque disfruto trabajar con ellos. Pero no puedo hacer nada al respecto de los sentimientos de la gente”.

El testimonio anterior desdibujaba la participación y el control que nadie aparte de Tolkki podría tener en el conjunto. Cuestiones como esas empezaron a invadir el escenario de Stratovarius, dejando a sus fans cada vez con más incertidumbre sobre su futuro. Esto estalló en los primeros días de diciembre de 2003, cuando Jörg y Kotipelto anunciaron oficialmente su separación del grupo. Según el vocalista, esto se debía a “dificultades irrevocables” entre él y Tolkki, y que era una decisión que se había acordado para preservar al menos parte de la integridad de Stratovarius. Por su parte, Jörg manifestó que los problemas crecientes eran la principal razón por la que decidía salirse.

stratovarius-11

Ante esto, Tolkki expresó de manera frívola que había empezado una nueva era para Stratovarius, en la cual el futuro se veía brillante y prometedor. “He compuesto algunas de mis mejores canciones durante el último mes. Si todo sale bien, supongo que he canalizado las emociones hacia esta situación que ha sido muy fuerte para todos”. Además, aprovechó para contarle a sus fans que había estado teniendo problemas mentales pero que ya se sentía mejor gracias a la medicación anti-depresiva que le había recetado su terapeuta. También aseguró que se encontraba activamente buscando reemplazos para la voz y batería.

Con todo esto, la fama de Stratovarius parecía estar empañada, pero los sucesos siguientes elevaron la atención mediática. Por ejemplo, cuando Tolkki habló con el diario finlandés Ilta-Sanomat acerca de la división de la banda, dijo que él y el vocalista habían tenido una riña tres semanas antes de la disolución debido a que Kotipelto quería participar más tanto en las composiciones como en los asuntos de negocio de la banda. Según Tolkki, luego de ese incidente llegaron a la conclusión de que no podían seguir trabajando juntos. Pese al quiebre, los finlandeses debían cumplir con los conciertos de los festivales de verano que habían anunciado con anterioridad.

Como en todas partes, los rumores empezaron a aflorar con respecto a los nuevos integrantes de Stratovarius, especialmente de quien se creía que podría ser la nueva figura en la voz. Tras la declaración que Tolkki hizo, “estoy en contacto con un vocalista alemán”, los ojos saltaron rápidamente hacia Michael Kiske. Sin embargo, él mismo desmintió el rumor a través de su página web. Entre tanto, Tolkki dijo no estar en contacto con el ex–Helloween a quien respetaba mucho pero que, en definitiva, no era lo que él buscaba y estaba seguro de que tampoco lo que Mr. Kiske quería.

stratovarius-missk1Para entonces, Tolkki ya había recibido un cúmulo de propuestas para la voz y batería, que incluía a tres mujeres interesadas en el puesto. El guitarrista dejó un espina clavada en la mente de los fans al señalar que “una de ellas sonaba increíblemente talentosa y que tenía una apariencia que mataba”. Por sus palabras, Tolkki dejaba muy abierta la posibilidad de que una mujer se uniera a Stratovarius y la duda no se hizo esperar más. El seis de enero de 2004, la idea de que una muchacha enfilara el camino de Stratovarius corrió como agua que lleva el río. La noticia, todavía no oficial, se expandió luego de que Tolkki sostuviera una conversación con Klaus Flaming, conductor del programa radial finlandés llamado “Metalliliitto”, en el after party de los premios Sirkkelirock, celebrados en el país nórdico, tras mencionar que la nueva vocalista era una mujer muy talentosa.

A pesar de que la afirmación de la hizo cuando estaba ebrio, no se pudo evitar el enorme revuelo por parte de los fans, hasta que el 15 de enero de ese año, anunciaron oficialmente a los reemplazantes del grupo a través de un enunciado que ponía las cartas sobre la mesa ante cualquier especulación. “La nueva vocalista de Stratovarius es Miss K. El talento vocal de esta sensual dama finlandesa varía desde el rock hasta clásica y operática. Su rango vocal es de tres octavas y es capaz de transformar el sonido de Stratovarius en algo único, algo que jamás se haya escuchado en el metal”, atestiguaba el informe. Asimismo, comunicaron que el nuevo baterista sería Anders Johansson y que entrarían en estudio en mayo para grabar un álbum cuyo título sería PopKiller.

Adicionalmente, rondaba en la web la información de que Miss K, Katriina Wiiala, había sido la frontwoman de la banda de hard rock melódico, Aurora K, durante cuatro años. Con este grupo había realizado varias presentaciones y grabado un sencillo de dos canciones titulado “11th Hour”. Los demás datos de la vocalista dibujaban la poca experiencia que Miss K tenía en el área musical como para unirse a una banda de la talla de Stratovarius. Al menos eso era lo que reclamaban las y los seguidores acérrimos.

Algunos días después, subieron una entrevista a su página oficial en la cual figuraba Tolkki, Kainulainen y Miss K. Al ser cuestionados acerca del rechazo de la nueva formación, Timo aseguró que había recibido una veintena de correos amenazantes y que realmente estaba sorprendido por la cantidad de odio que había causado el cambio en las y los aficionado. Por su parte, Miss K negó prestarle demasiada atención al ambiente hostil en su contra.

stratovarius-missk2

Todavía no terminaba el primer mes de 2004 y la polémica seguía efervescente. Otro hecho que causó alboroto mediático fue que Anders Johansson abandonó oficialmente la banda a menos de una semana de haberse unido. Anders le hizo una llamada a Tolkki para decirle que no podía comprometerse de lleno a Stratovarius porque se sentía feliz con HammerFall. De acuerdo con Tolkki, era posible que su reputación hubiera influido en aquel momento para que Anders tomara tal determinación.

Un par de días más tarde, Jörg Michael ofrece un comunicado en el que relata las razones de toda esta disputa. Desde su punto de vista, la ingesta de alcohol tuvo mucha culpa de todo ello porque los había llevado –a él y a Kotipelto– a sumergirse en discusiones controversiales acerca de la banda. Luego Tolkki, también en estado de ebriedad, se les unió y posteriormente hubo una pelea a combos en la calle. Aunque Jörg estaba consciente que los problemas iban más allá del alcohol, afirmó que nada como lo de aquel día había sucedido antes, pues estaban acostumbrados a resolver las cosas sin llevarlas al límite. No obstante, esa vez fue diferente y ninguno de los Timo quiso dar su brazo a torcer.

El escándalo continuó cuando Tolkki dio a conocer que Kotipelto se negaba a ensayar con él para los conciertos agendados. Sin embargo, Kotipelto respondió que “estoy obligado a hacer algunos shows de Stratovarius este año. Daré mi 100% en esos conciertos para los fans… Esos festivales podrían ser mi última oportunidad de cantar para tantas personas (uno nunca sabe lo que el futuro le traerá) así que los disfrutaré tanto como me sea posible”. Pese a lo que el guitarrista había afirmado, Kotipelto lo desmintió mucho tiempo después al asegurar que sí había asistido a los ensayos y que Tolkki lo había tergiversado todo. Además, como Kotipelto había comentado en una entrevista que Tolkki “se había pasado”, el guitarrista reaccionó a la defensiva, creando más controversia al asegurar que el cantante era el verdadero dictador de Stratovarius, porque siempre quería hacer su voluntad aún en contra de la de todos. Además, manifestó que nunca volvería a tocar con Kotipelto y que “patearía su trasero” en Piorno Rock…

VISIONES Y DEBACLE

stratovarius-tolkki-sangreA todo esto, la aversión hacia la polémica Miss K no se disipaba. Tanto era así que, sumado a los correos electrónicos con palabras de odio y desagrado, también recibió un paquete desde Brasil que, según propias declaraciones de Tolkki, contenía excremento. Por si fuera poco, Anders Johansson había expresado que el mainman de Stratovarius necesitaba ayuda profesional pero el altercado creció cuando Fred Derf, el webmaster de la banda, posteó un mensaje en la página en el que daba cuenta que Tolkki se encontraba en un “estado mental confuso”.

Tras esto, aparece una larga nota del guitarrista en la que, entre otras cosas, relata que al medio de un ataque de pánico, escucha una voz diciéndole “Cabalá, Cabalá, Cabalá”, creyendo que era la voz de Jesús. “Sentí ondas cálidas en mi cuerpo, me sentí feliz y seguro. La voz me dijo que me tomara una foto ensangrentada en honor a su memoria. Luego, me pidió que fuera a mi biblioteca y uno de los libros cayó frente a mí. Yo no recordaba que lo tenía, era sobre las enseñanzas del Cabalá. Creo que ahora he encontrado la verdad única, completa y universal”, aseguraba Tolkki. Otros mensajes de corte sensacionalista siguieron apareciendo en la web oficial, causando diversas opiniones.

A finales de febrero de 2004 el momento había llegado: debían presentarse en el festival Piorno Rock de España. Luego de unos incidentes en plena ejecución, como que Tolkki preguntara “¿qué diablos pasa?” mientras algunos asistentes le tiraban botellas y tirara el micrófono al aire, o el mismo Jens Johansson orinara en los pies del guitarrista, los pormenores de la presentación dieron vuelta al mundo. Y la suerte del mainman no parecía estar en sus mejores momentos porque más encima, fue atacado con un arma blanca mientras caminaba en Granada el domingo siguiente al concierto, por lo que fue llevado a un hospital donde lo atendieron de emergencia por las heridas en su brazo y la contusión en su cara. No faltaron los incrédulos que señalaron que todo eso era sólo una pantalla para llamar la atención…

stratovarius-piornorock

El diez de abril de 2004 se dio a conocer que el líder de Stratovarius había ingresado a Mehiläinen, un hospital ubicado en Helsinki, a causa de una depresión crónica y “pensamientos suicidas”. Siete días más tarde apareció un anuncio en la página oficial en que Jens Johansson revelaba que Jörg Michael tocaría para el próximo álbum y que, de hecho, las grabaciones de la batería ya estaban casi listas y en espera de que Tolkki las aprobara apenas superara su crisis. De acuerdo con Jörg, Timo le había pedido que lo ayudara con unas canciones, porque había audicionado a varios bateristas sin encontrar a nadie adecuado. Sería algo como hacer los demos y, si todo resultaba bien, podrían usarlas para la mezcla real.

Ya el tres de mayo de aquel año turbulento -y luego de haber tenido bastante tiempo para pensar y analizar la situación-, el caudillo de Stratovarius colgó un video en el que reflexionaba sobre que la verdadera banda consistía en Timo Kotipelto, Jens Johansson, Jörg Michael, Jari Kainulainen y, por supuesto, él mismo. También garantizó no cancelar los shows programados con la conocida alineación, así como tratar de resolver los problemas con Kotipelto. En caso de que se negara a continuar, sería el final de Stratovarius, dijo el artista.

NADA MÁS QUE STRATOVARIUS

Tras unos meses de pausa para calmar las agitadas aguas que trajinaban su tripulación, los integrantes de Stratovarius se reunieron en Helsinki del 9 al 11 de diciembre de 2004 para discutir el futuro. Así, iniciaron un 2005 con un porvenir más atractivo que el que se había vislumbrado anteriormente. El 13 de enero de ese nuevo período la alineación clásica confirmó que estaban unida otra vez y trabajando en un álbum. Era evidente: los problemas estaban solucionados.

stratovarius-05

Uno de los primeros inconvenientes que tuvieron con el alistamiento del nuevo material fue que la compañía disquera se estaba negando a autorizar la inclusión de un tema que contenía un discurso de Hitler. Por otro lado, el manager envío la letra de la canción y el discurso que se quería incluir al Ministro del Interior de Alemania para saber si lo aprobaba, pues éste se inclinaba mucho por prevenir que la juventud se expusiera a la ideología nazi. En ese sentido, quedaba en manos de los alemanes decidir si la canción era inapropiada o no para su lanzamiento.

Antes de que apareciera el tan esperado nuevo material, Stratovarius confirmó en junio de ese año los rumores filtrados: Jari Kainulainen se separaba del grupo. Esto se debía, principalmente, a que su prioridad no era la banda y nunca se había involucrado tanto en el proceso de composición, entre otras cosas. Su sustituto sería Lauri Porra, un músico nacido el 13 de diciembre de 1977 en Helsinki. Porra empezó a estudiar música desde los seis años, cuando tocaba chelo. Luego, en 1993, comenzó a tocar bajo eléctrico y continuó sus estudios en el Conservatorio de Pop y Jazz de Helsinki.

stratovarius-08Stratovarius, apareció en el mercado el 5 y 13 de septiembre de 2005 en Europa y Estados Unidos, respectivamente, y era indiscutible que los temas no tenían mucha conexión con los trabajos anteriores. No presentaba la firma neoclásica y sinfónica característica de Tolkki, la participación de Johansson era reducida, el doble bombo de Jörg se había quedado corto y Kotipelto no daba notas muy altas. En alguna medida, reflejaba los terribles acontecimientos mediáticos de los que la banda había sido parte.

No importando el tropiezo que este CD podría representar, la agrupación inició una gira mundial. Vinieron a Chile por cuarta ocasión el 21 de agosto de 2005. El show fue en el Teatro Caupolicán, teniendo como teloneros a los nacionales de Delta y Transylvania (banda tributo a Iron Maiden). La noche fue exitosa para Stratovarius pese a los problemas de sonido con los que se inicio y cabe resaltar que Lauri Porra demostró un buen performance, dejando en claro la diferencia entre él y su antecesor. Por su parte, Kotipelto se mostró una vez más muy empático con el público, cuestión que obviamente le hace ganar muchos puntos entre los fans. En el setlist pesaron más temas del Visions y del Episode ante solo tres de Stratovarius que fueron “Maniac Dance”, “The Land of the Ice and Snow” y “United”.

REVOLUCIÓN: ¿QUE ME SIGAN LOS BUENOS?

A finales de octubre de 2006, Tolkki ya tenía escritos once temas para Stratovarius y planeaba entrar al estudio en febrero del siguiente año. El mainman dio una pista sobre el nombre del álbum: era de dos letras que empezaban con “R”, “R…. R….”. Aunque todo daba la impresión de estar en clama, los problemas internos -que eran un secreto a voces- brotaron nuevamente y, tras tener algunos registros para el siguiente disco, todo quedó detenido hasta que en marzo de 2008 se divulgó que Tolkki había formado una nueva banda bajo el nombre de Revolution Renaissance, que tendría como invitados en su debut a personalidades como Michael Kiske y Tobias Sammet. Claro, el nombre del nuevo grupo estaba formado por dos palabras que empezaban con “R”. ¿Qué estaba pasando?

stratovarius-timo-rrTodo salió a luz en abril de 2008. Tolkki escribió que la carrera de Stratovarius había caducado. Según el guitarrista, en octubre les había avisado a sus compañeros de la decisión, la cual respondía a su decepción de ver que la banda no caminaba y sobretodo, que existía una verdadera amistada ni emoción que los mantuviera unidos como banda. Mientras, el resto de los integrantes alegaba que las cosas no habían sucedido como Tolkki las relataba. Según ellos, Sanctuary empezó a tener problemas financieros hasta el punto de colapsar y, de hecho, realizaron cien conciertos sin contar con el presupuesto de la disquera. Cuando la crisis de Sanctuary estaban al tope, los músicos entablaron un proceso legal en su contra para poder lanzar el siguiente álbum, provocando que el espíritu de la banda decayera. Luego se encontraron con la noticia de que Tolkki había dejado el grupo, a quien señalaron de haberlos dejado con deudas y de haber presentado el material que previamente habían grabado sólo para su beneficio propio y fundar así Revolution Renaissance.

Aconteció entonces una lluvia de dimes y diretes, en la que los miembros no daban su brazo a torcer con relación a continuar sin Tolkki y éste en cuanto a concederles el permiso para conservar el nombre. Finalmente, Timo les otorgó los derechos del nombre el 20 de mayo de 2008, por lo que pusieron a la vista una carta abierta en la que le agradecían también por haber renunciado a cualquier regalía.

UNA NUEVA ESTRELLA EN LA HISTORIA DE STRATOVARIUS, PERO ¿LA MÁS BRILLANTE?

Stratovarius

El 21 de agosto de 2008 la banda anunció oficialmente a Matias Kupiainen como el nuevo guitarrista de Stratovarius, un joven oriundo de Helsinki interesado por la guitarra desde que tenía cuatro años. Estudió teoría y tecnología musical en distintos lugares, uno de ellos la famosa Sibelius Academy. Además era co propietario de un estudio de grabación y contaba con dos proyectos solistas, Fist in Fetus y Shred Circus.

Pronto empezó a tomar forma el primer álbum con el nuevo miembro y la placa fue grabada en el 2008 en Helsinki y mezclada de la mano de Mikko Karmila. El 20 de mayo de 2009 fue lanzado Polaris en Japón y posteriormente en Europa y los Estados Unidos. Una de las primeras sorpresas era el logo. Sí, le faltaba la flor de lis que años tras año fue fiel acompañante del emblema. Pero eso era algo secundario. Lo que realmente pesaba Stratovarius - Matias Kupiainenera conocer cómo era Stratovarius sin Tolkki. En resumidas cuentas, Polaris ofrecía melodías poderosas, buenos arreglos, una base consistente y veloz y algunas remembranzas del pasado. Si bien es un álbum compositivamente sólido deja un sabor de boca que hace notoria cierta fragilidad en el trabajo como conjunto, quizá por la ausencia de una guía que marcara una pauta específica o porque hubo demasiada libertad para incluir todo lo que cada integrante quería aportar. En fin, es dable de diferentes apreciaciones.

Sin más ni más el quinteto se abalanzó hacia otra gira en cuyas fechas estaba incluido Chile. Nuestro terreno los recibió el 16 de octubre de 2009 en Espacio Broadway junto a las presentaciones de los compatriotas de Alto Voltaje, Delta y Grim. El evento fue singular porque pese a que la hora estimada de inicio era a las 20:00 Hrs., empezó mucho tiempo antes causando que algunas personas no pudieran escuchar a los nacionales. El turno de Stratovarius empezó a las 20:30 Hrs. con un público entusiasta que se deleitó con temas clásicos como “Hunting High and Low”, “Speed Of Light”, “The Kiss Of Judas”, entre otros, y del nuevo trabajo “Deep Unknown”, “Winter Skies”, “Forever is Today”, etc. Se debe rescatar que Kupiainen realizó una buena ejecución en el escenario, probando así su habilidad con las seis cuerdas.

A todo esto, Timo Tolkki había propagado “su verdad” de todo aquel escándalo mediático del 2004: la despedida de Kotipelto, la entrada de Miss K, las contestaciones, etc., habían sido un “truco publicitario”, aseguraba. “Hubo una completa maquinaria desplegada ahí, la banda entera, el management, el sello… se planificó cada movida y que una gran equivocación por parte del grupo y para los fans”. El guitarrista reconoció que esas acciones habían sido un gran error y que, sin embargo, no podía regresar el tiempo y cambiar los hechos, sólo le quedaba pedir disculpas. De hecho, el ex mastermind de Stratovarius indicó que el disco homónimo publicado en el 2005 era una farsa que funcionaba como apoyo del ardid publicitario.

STRATOVARIUS

EL PRESENTE:
I’ve left my past behind /
I’m reaching for the light / I’m not afraid to live my life – I’ll take what is mine.

Aún sin haber terminado el tour promocional de Polaris, los escandinavos anunciaron que el 2010 traería una nueva placa. Pero esa no era la única noticia: el 21 de mayo del año pasado Polaris fue re lanzado a manera digipack compuesto por dos CD. A diferencia del álbum original, esta versión contenía un disco con la historia de la banda y material en directo, con una duración de 75 minutos recabados en la gira de Polaris.

StratovariusA propósito de dicho tour, mientras se llevaban a cabo todas las presentaciones agendadas, aprovecharon para escribir 20 canciones que serían candidatas para su próxima entrega. Las grabaciones se realizaron en 5-by-5 Studios en Pitäjänmäki, Helsinki. El entremés fue el EP “Darkest Hours” constituido por el tema homónimo, “Infernal Maze” y dos cortes en vivo. Elysium vio la luz en enero de 2011, siendo el territorio nipón el primero en recibirlo y, posteriormente, el resto del mundo. Este trabajo cuenta con el track más largo en la historia de Stratovarius, “Elysium”, de 18 minutos. En general, el esfuerzo viene a afianzar las bases –iniciadas con Polaris– del prácticamente nuevo Stratovarius de cara al giro tomado con la salida de Tolkki. Y es que no se puede ocultar que el quinteto perdió una pieza fundamental de la estricta esencia de Stratovarius. De lo contrario, sería como intentar tapar el sol con un dedo.

Con el fin de promover el álbum iniciaron una gira como invitados especiales de los emblemáticos Helloween en su “7 Sinners World Tour”. Pero no todo era viento en popa. En octubre pasado se supo que Jörg Michael había sido diagnosticado de cáncer de tiroides y fue el primer obstáculo que divisaron para la vanagloriosa gira. No obstante la terrible vicisitud que los obligó a empezar sus conciertos sin Jörg, éste superó rápidamente su convalecencia y se unió a sus colegas tan pronto como pudo. Pero otro albur los azotó cuando una bacteria proveniente de un servicio de catering de Europa quebrantó la salud de Timo Kotipelto, provocando la supresión de algunos recitales en enero, así como el reajuste del setlist para no comprometer las cuerdas vocales del cantante.

El quinteto escandinavo se presentaen suelo santiaguino el próximo viernes 29 de abril en el Teatro Teletón y ante esta oportunidad, PowerMetal.cl no pudo evitar preguntarle a Timo Kotipelto sobre su condición de salud para ese recital. El frontman respondió “por suerte estoy con medicamentos y espero que de aquí a un mes mi voz vuelva a ser la misma. ¡Ha sido un proceso más lento que la cresta!, ¡jamás me había pasado una cosa así antes!, ¡ha sido extraño! Sin embargo, sólo tendré un par de tocatas acústicas cuando vuelva a mi casa desde Japón, por lo que en el fondo podré descansar dos semanas antes de embarcarnos a Sudamérica. ¡Ojalá eso ayude!”.

No queda duda de que Stratovarius ya está entre los grandes del Metal Mundial. Si bien su carrera ha estado rodeada de altibajos, no les ha quitado el mérito de ser el absoluto paradigma del Power Melodic Metal y por tanto uno de los grupos más influyentes en su especialidad. Más de tres millones de discos vendidos, tres discos de oro, pionero desde su territorio y consecutivas giras mundiales colocan a este caballo de batalla en la trinchera del campo de guerra del Power Metal.

Stratovarius


Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

d-entrevista-tkotipelto.jpgd-entrevista-tkotipelto.jpgd-entrevista-tkotipelto.jpgEn el marco del “The 7 Sinners World Tour” y celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, HELLOWEEN y STRATOVARIUS actuarán el viernes 29 de abril en Chile, específicamente en el Teatro Teletón, a partir de las 21:00 horas.
Faltan pocos días para el concierto y para calentar motores conversamos con el vocalista de STRATOVARIUS, Timo Kotipelto (http://www.powermetal.cl/entrevistas/stratovarius-timo-kotipelto-2011), quien habló sobre la actualidad de la banda, los momentos difíciles que tuvieron que pasar previos a la gira con HELLOWEEN y sus recuerdos con Chile.
«Nos llegó la oferta de Helloween y pensamos ‘hmmm, quizás sea una buena idea que dos bandas de old school Power Metal salgan juntas de gira, ¡quizás haya más gente mirando a ambas en un mismo recital!, ¡quizás se arme una entretenidísima fiesta de Power Metal!’. Sentimos que era buena idea y por eso respondimos ‘OK, ¿¡por qué no!?’»
Puedes leer la entrevista completa haciendo click acá: http://www.powermetal.cl/entrevistas/stratovarius-timo-kotipelto-2011
¡La venta de tickets a través del sistema Ticketmaster se encuentra agotada! Puedes encontrar entradas sin recargo sólo en RockMusic del Eurocentro (locales 0209 – 0213) y Portal Lyon (locales 42 – 44)
Valores:
General efectivo en tiendas RockMusic: $24.000
General por Sistema Ticketmaster: AGOTADAS

En el marco del “The 7 Sinners World Tour” y celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, HELLOWEEN y STRATOVARIUS actuarán el viernes 29 de abril en Chile, específicamente en el Teatro Teletón, a partir de las 20:00 horas.

Stratovarius

Faltan pocos días para el concierto y para calentar motores conversamos con el vocalista de STRATOVARIUS, Timo Kotipelto, quien habló sobre la actualidad de la banda, los momentos difíciles que tuvieron que atravesar al principio de la gira con HELLOWEEN y sus recuerdos con Chile, incluyendo su actuación solista el 2007 con KREATOR y la venida el 2009.

«Nos llegó la oferta de Helloween y pensamos ‘hmmm, quizás sea una buena idea que dos bandas de old school Power Metal salgan juntas de gira, ¡quizás haya más gente mirando a ambas en un mismo recital!, ¡quizás se arme una entretenidísima fiesta de Power Metal!’. Sentimos que era buena idea y por eso respondimos ‘OK, ¿¡por qué no!?’», comentó en exclusiva a los chilenos. «En lo personal, ¡siempre será un placer regresar a verlos! Lo genial de Chile es que es el país donde me empezó a gustar el vino tinto (risas). Todavía recuerdo cuando tuve mi primer Casillero del Diablo (risas), ¿sabías (risas)? Lo conocí en Chile y eso fue grandioso (risas). ¡Será muy bueno estar de vuelta!».

Lee la entrevista entera con Kotipelto ingresando a esta dirección.

¡La venta de tickets a través del sistema Ticketmaster se encuentra agotada! Puedes encontrar las últimas entradas sin recargo sólo por RockMusic del Eurocentro (locales 0209 – 0213) y Portal Lyon (locales 42 – 44), a un precio en efectivo de $24.000. ¡Que ningún fan se quede sin esta fiesta del Power Metal!

Valores:

General efectivo en tiendas RockMusic: $24.000
General por Sistema Ticketmaster: AGOTADAS

Links relacionados con el concierto:

Entrevista con Michael Weikath de HELLOWEEN (marzo 2011)
HELLOWEEN: Banda del Mes
Concurso «Gana un Backstage» para HELLOWEEN y STRATOVARIUS

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

La gira con Helloween no partió bien para Stratovarius. Al saber que la calabaza los quería como invitados esenciales a esta vuelta por el mundo, se apuraron en grabar su siguiente placa y así alcanzar a tiempo las fechas comprometidas con el grupo alemán, pero lamentablemente, en octubre se supo que el batero Jörg Michael sufría de cáncer a las tiroides, por lo que debieron iniciar las presentaciones con un reemplazante temporal. Por fortuna, el germano derrotó con rapidez la enfermedad y pronto se unió a sus compañeros y compatriotas en el “The 7 Sinners World Tour”.

Ahora, lo que nadie anticipó fue un catering en mal estado servido en Europa, afectara a Timo Kotipelto, le pegara una bacteria y le provocara un rebelde cuadro afectado su estómago y cuerdas vocales, haciendo inevitable la cancelación de algunas apariciones en enero y ciertos ajustes en el setlist, para no exponer en demasía su aproblemada garganta. “Espero que de aquí a un mes mi voz vuelva a ser la misma”, dijo el cantante en la tarde del 21 de febrero, cuando habló en exclusiva a los chilenos acerca del recital del 29 de abril en Santiago. El tiempo ha pasado y toda la banda se encuentra lista y recuperada para acompañar a Helloween en esta celebración de los 10 años de PowerMetal.cl.

Entrevista: Timo Kotipelto

«¡QUIZÁS SE ARME UNA ENTRENIDÍSIMA FIESTA DE POWER METAL!»

Justo queríamos hablar contigo Timo porque muchos acá en Chile estaban preocupados por tu salud. Creo que ya dieron un show en Japón anoche (en Sapporo, el 20 de febrero) ¿Cómo te sentiste ahí, después de la infección estomacal que sufriste?

Fue malísimo en su momento. O sea, todo comenzó cuando me parece que comí algo de comida en mala calidad en la gira, cuando tocamos unos conciertos con Helloween justo antes de Navidad, y luego, una vez que regresé a mi casa empecé a sentir una fiebre muy alta como a los dos días después, y estuve bien enfermo de la guata como por los siguientes cinco. En un principio creí que era normal y pasajero, un simple malestar de estómago, una intoxicación con alimentos, ¡pero el tiempo pasaba y no se me quitaba!, ¡y me di cuenta que no podía cantar!, ¡que algo malo sucedía con mi cuerpo! Fui a un doctor más tarde, me dijo que tenía esta Campylobacter, y ha sido así: aún no puedo cantar igual, de la misma manera que en la última tocata de diciembre, y ahora que hemos girado como por un mes y medio tuvimos lamentablemente que cancelar los primeros dos shows en París, en enero, ¡si no era capaz de cantar nada! A pesar de que en este minuto puedo cantar un poquito mejor, mi cuerda vocal derecha todavía está inflamada por culpa de la bacteria, ¡y aún me cuesta bastante! Decía en todo caso que quizás era mejor que tratara de cantar para los fans en lugar de cancelar los tours, y por ese motivo ha sido bien difícil subirme al escenario, aunque ayer salió un poquito mejor pienso yo, por más que siga siendo casi lo mismo. Por supuesto, puede que exista un riesgo de que me esté dañando la voz… el lunes pasado volví a ver a la doctora en Helsinki y me dijo ‘bueno Timo, puede que haya un pequeño problema con las cuerdas vocales’. Espero mejorarme pronto y, claro, ¡de verdad me tiene enchuchado (risas)!, para serte honesto.

El recital en Chile se llevará a cabo en los últimos días de abril. ¿Qué noticias has tenido de los doctores sobre tu recuperación para ese tiempo?

Sí, bueno, el problema es que nadie sabe con certeza en qué medida afectará, porque he estado tratando de leer en Internet… mira, busca, es Campylobacter, pero es (silencio, suspiros) como difícil, ¡ya que puede tomar meses!, ¿me entiendes?, ¡puede tomar meses en que desaparezca! Lo complicado fue que esta bacteria “secó” todo mi cuerpo. Y por supuesto, lo primero que… por ejemplo, si haces como algún deporte, si juegas fútbol por un harto tiempo y no has ingerido suficiente agua, ¡entonces te sentirás seco total! Exactamente lo mismo ocurrió con mis cuerdas vocales, que de pronto se secaron en demasía, pues mi cuerpo se quedó sin líquido, y por más que he tratado de tomar agua, ¡no me ha ayudado mucho!, debido a que cuesta bastante que vuelvan a humedecerse de nuevo. Esta bacteria fue muy pesada para el estómago más encima, así que me imagino yo que uno de los problemas es que cuando duermo, como que mi tubo digestivo empieza a subir, por culpa de esta bacteria. Por suerte estoy con medicamentos y espero que de aquí a un mes mi voz vuelva a ser la misma. ¡Ha sido un proceso más lento que la cresta!, ¡jamás me había pasado una cosa así antes!, ¡ha sido extraño! Sin embargo, sólo tendré un par de tocatas acústicas cuando vuelva a mi casa desde Japón, por lo que en el fondo podré descansar dos semanas antes de embarcarnos a Sudamérica. ¡Ojalá eso ayude!

Stratovarius

¡Es lo que todos esperamos! Stratovarius ha realizado varias giras mundiales por cuenta propia en su carrera, como cabeza de cartel. ¿Qué fue lo que los motivó a aceptar esta oferta de Helloween?

Pongámoslo así: en el tour pasado, ni siquiera estábamos en el estudio todavía y de repente alguien de Helloween, alguien del management, llamó a nuestra agencia de booking diciendo que iban a realizar un tour y preguntando si queríamos ir con ellos. En ese momento no teníamos ningún plan, sólo ‘OK, contamos con algunas canciones, ¿cuándo partiremos con las grabaciones?’, ¡y todo estaba abierto! Después nos llegó la oferta de Helloween y pensamos ‘hmmm, quizás sea una buena idea que dos bandas de old school Power Metal salgan juntas de gira, ¡quizás haya más gente mirando a ambas en un mismo recital!, ¡quizás se arme una entretenidísima fiesta de Power Metal!’. Sentimos que era buena idea y por eso respondimos ‘OK, ¿¡por qué no!?’. O sea, hace mucho tiempo que no apoyábamos a otro grupo y me dije ‘bueno, al parecer son tipos simpáticos, me gusta la música de ellos, ¡hagamos el tour!’, y después nomás comenzamos planear el comienzo de las grabaciones de nuestro álbum, y por supuesto, luego nos tuvimos que apresurar para ser capaces de entregar el disco antes de los conciertos. Así fue cómo surgió todo y ha sido muy entretenido la verdad. Para mí, claro, ¡sería más entretenido si pudiese cantar!, pero repito, ¡es muy agradable! Tocamos una hora y ya sabes, cuando terminamos podemos ver a Helloween, podemos tomar cerveza, ¡lo que queramos (risas)!

En Chile y Sudamérica al menos, muchos consideran a Helloween y Stratovarius como los dos números Power Metal más importantes de todos los tiempos. ¿Cómo enfrentas comentarios de ese tipo, que Helloween y Stratovarius son los dos mayores leyendas del género?

Bueno, por supuesto que para mí, Helloween es un gran nombre incluso de antes que yo me uniera a Stratovarius, ¡y por supuesto que es agradable oír que personas, amigos y periodistas digan que nosotros también somos uno! Cierto que es verdad que ya no hay tantas bandas metaleras antiguas girando, porque ya sabes, hace diez años atrás habían demasiados actos nuevos saliendo y creo que el Power Metal era muy popular en ese entonces, tal vez hace diez o doce años atrás, aunque claro, ¡nunca fue como una música de moda!, ¡no me malinterpretes (risas)! El Power Metal nunca fue una moda, sólo que era muy popular dentro de la escena metalera. No lo ha sido mucho en los últimos cinco años, sin embargo, me parece que el Power Metal está volviendo a tomar vuelo. Al menos la cosa está funcionando para Helloween y nosotros, si nos fuimos derecho al #1 en los charts finlandeses, ¡lo que fue una sorpresa enorme! Obvio, si la gente encuentra que somos importantes, especialmente si algunos chicos comienzan a tocar o cantar después de escuchar nuestra música, ¡me pongo muy feliz!, ¡está claro! Es bonito ver que las personas disfrutan tu música, ¡y eso sí que es fundamental! No importa si sólo oyes las canciones, o tocas y cantas tú mismo, ¡disfrutar la música es un don maravilloso!

Stratovarius

«¡USTEDES SE SABEN TODAS LAS LETRAS Y LAS CANTAN MÁS FUERTE QUE LA CRESTA!»

Refiriéndonos a la visita del 2009 en Chile, es posible que se haya visto como un nuevo comienzo para Stratovarius, con un nuevo line-up por un nuevo tour sudamericano, tras los problemas con (Timo) Tolkki.  ¿Cuán diferente fue para ti actuar esa vez en Santiago con dicha alineación, en comparación con las oportunidades anteriores?

Sí. Creo que el último álbum como un todo, Polaris, fue uno que salvó a Stratovarius, ¡y que con Elysium estamos de vuelta! Por supuesto, esa gira por Sudamérica fue importante para nosotros, además porque Matias (Kupiainen, guitarras) era el niño nuevo de la clase. (Silencio) recuerdo que hubo algo (silencio) extraño con la presentación en Chile, en Santiago, ya que tocamos en una especie de disco o una cuestión parecida, y que algo se cambió de repente un par de semanas antes. Hubo algo raro, como que no era el lugar común, donde habíamos tocado en el pasado. En fin, las personas fueron muy, muy amables y resultó entretenido cantar allí. En lo personal, ¡siempre será un placer regresar a verlos! Lo genial de Chile es que es el país donde me empezó a gustar el vino tinto (risas). Todavía recuerdo cuando tuve mi primer Casillero del Diablo (risas), ¿sabías (risas)? Lo conocí en Chile y eso fue grandioso (risas). ¡Será muy bueno estar de vuelta!

Sí, debido a esta conexión que existe, pues no sólo has venido con Stratovarius, ¡también lo hiciste con Kreator el 2007!, frente a una audiencia Thrash Metal, ante un público que no comprendía la música metalera más melódica como la tuya.

Sí (pausado).

¿Qué recuerdas de esa experiencia en particular?

Bueno, por supuesto que no a toda la gente le gustó en esa oportunidad. Algunos se confundieron un poco aunque me imagino que a otros sí les agradó. Se trataba de un tour organizado como por el mismo promotor internacional. Conocía a los muchachos y ahora, claro, igual conozco a los integrantes de Kreator y encuentro que son tipos muy, muy simpáticos. Y por supuesto, a ratos las personas son un poco cerradas de mente y no aprecian esta clase de música, ya sabes, pero eso es normal, ocurre en todas las demás partes, entonces no me preocupó demasiado (risas). No (risas), quizás haya sido un poco más, uf, cómo decirlo… tal vez se comportaron un poco distinto en relación con público de otros países. ¡Así sucede a veces (risas)!

El hecho es que Stratovarius es de los grupos más queridos por los seguidores chilenos. ¿Cómo describirías tu historia con el país desde la primera llegada en 1999, en la gira del Destiny?

Sí, creo que hemos tocado, si mal no recuerdo, ¡en tantos lugares diferentes allá! ¿Cómo se llamaba el otro?, ¿era Circo Volador?, ¿o Teatro “Algo” (risas)?, ¿puede ser (silencio)? ¡CAUPOLICÁN!, ¡exacto!, ¡ese es el nombre (risas)!, lo confundí con el de otros lugares (risas), exacto, ese recinto dejó de ocuparse como por durante cinco años y tuvimos que irnos a tocar a uno distinto. Me refiero al mismo donde estuve con Kreator pienso yo. El 2000 fuimos como a una especie de arena de básquetbol, en una de las primeras ocasiones que nos presentamos allá en Chile. Por supuesto, ahora mismo no tengo los nombres frente mío (risas), discúlpame por eso… OK, ¡buena onda (risas)! De todos modos, me acuerdo que cuando fuimos a Chile no tenía idea qué esperar y por ende andaba como ‘hmmm, ¿tendremos algún fan acá?’, ¡pero después (risas) FUE GRANDIOSO!, ¡y siempre lo ha sido! No sé por qué, los chilenos… o sea, ¡ustedes se saben todas las letras y las cantan más fuerte que la cresta!, ¡ES ASOMBROSO! Y la última vez que viajamos hasta allá… o me parece que fue con mi banda en realidad… fue cuando tuvimos un poco de tiempo incluso para pasear, para ir a comer en pequeños bares o restoranes, ya que muy a menudo no hay tiempo para conocer nada. Me gustaría mucho ir a la cordillera algún día o ver otra cosa, ¿no?, que no sólo sea hotel, local y aeropuerto (risas).

Stratovarius

«ELYSIUM REPRESENTA MUY BIEN EL CONCEPTO DE STRATOVARIUS 2011»

Ahora, metiéndonos en el proceso de Elysium, a Jörg Michael le diagnosticaron un cáncer de tiroides en octubre del 2010, justo cuando le estaban poniendo los toques finales a la producción. ¿Cuánto les costó enfocarse en el lanzamiento mismo y en el tour, a causa de esa noticia?

El álbum fue (silencio)… ¿cómo fue?, creo que estaba (suspiros) casi mezclado o entero mezclado cuando Jörg nos contó lo del cáncer, entonces no afectó al disco pero ahmmm… como te dije antes, Helloween nos llamó en junio y aún no teníamos planes acerca de cuándo empezaríamos a grabar en ese momento, así que apenas nos contactaron pensé ‘OK, ellos comenzarán a girar a fines de noviembre, lo que significa que debemos sacar un single alrededor de esa fecha’. Nos miramos y quedamos como ‘oh, ¡por la mierda!, ¡estamos cortos de tiempo!, ¡de verdad que hay que empezar a trabajar!’. Después, arrendamos el estudio y de ahí tuvimos que hacernos el ánimo, en especial Matias, quien todavía se encontraba en el estudio el día antes que iniciáramos los ensayos. Pese a que hubo muchísimo que hacer, ¡igual resultó entretenido! Matias y yo fuimos a hacer las voces en una casita (cottage). No queríamos encerrarnos en un estudio, no me gustan esos estudios hi-fi caros, ¡para nada!, porque la atmósfera ahí se torna muy “clínica”, y deseaba cantar ahí, al medio del bosque silvestre, ¡lo hicimos y lo pasamos muy bien! Claro, por más trabajo que se hizo, lo reitero, me siento muy satisfecho con el resultado, harto más satisfecho que con cualquier otra entrega de Stratovarius en los últimos años. A mi juicio, fuimos capaces de sacar un material bastante bueno, o sea, evidente, siempre podrás haber hecho algo un poco mejor, aunque de nuevo, considero que Elysium representa muy bien el concepto de Stratovarius 2011, así lo veo yo.

Ahora, los seguidores están conscientes de que Matias tiene un input más grande en la composición. Elysium en particular suena más progresivo gracias a su aporte. ¿Cómo has visto la reacción en vivo de la audiencia a estos cortes más progresivos, si se compara como la respuesta de otros como, no sé, Speed of Light o Black Diamond?

Por supuesto, ¡siempre es así!, si tocas canciones nuevas y la gente no ha escuchado demasiado el último esfuerzo, siempre irá como ‘hmmm’, los clásicos y después las canciones nuevas. Obvio, la reacción es un poco diferente, ¡así es nomás! O sea, lo mismo con Helloween, cuando tocan canciones nuevas es como ‘hmmm, OK, esto es bueno’, pero cuando tocan Future World o Dr. Stein, ¡ahí las personas sí que se enloquecen! Eso ocurre con nosotros cuando tocamos Hunting High and Low o Black Diamond, ¡por supuesto que es distinto! Creo que nos ha ido bien, aunque no hemos presentando tantos temas nuevos todavía, me parece que sólo dos… bueno, tres en realidad, y la última vez interpretamos dos. Eso es debido a que para mí, son difíciles de cantar ahora, no podré cantarlos hasta que me sienta completamente recuperado y ese es el problema, por lo que sólo hemos estado tocando Darkest Hours y Move the Mountain. Claro, tienes que considerar además que el CD se lanzó allá en Europa como por el ocho o el diez, como por el 15, no sé, y comenzamos la gira como por noviembre, ¡el 27 de noviembre!, ¡cuando el disco aún no salía!, entonces el público no lo conocía y por eso en el fondo escogimos composiciones antiguas. Más encima, Jörg ni siquiera podía tocar con nosotros al principio, dado que estaba en el hospital tratando su cáncer. Hoy eso sí, la cosa va mejorando y Jörg está de regreso, al álbum le está yendo bien. Tengo entendido que se editó en Sudamérica también, en enero, ¡así que ustedes muchachos ya lo han escuchado como por dos meses!, y si les gustó, ¡lo más probable es que ya se sepan mejor las pistas que en enero! Eso se notará un poco.

Y los chilenos ya están esperando la próxima visita de Stratovarius a Chile, ¡así que muchas gracias por tus minutos!

¡No hay problema viejo! ¡Será un placer enorme volver a Chile!, siempre recuerdo que ustedes nos han apoyado a través de todos estos años, que son muy ruidosos y de verdad tengo muchísimas ganas de CANTAR CON USTEDES, de CANTAR JUNTO CON USTEDES… sólo diré: ROCK THE METAL!!! ¡Thank you Jorge!, ¡gracias!


Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

Importante información para los que quieren ir a HELLOWEEN y STRATOVARIUS este viernes 29 de abril, en el Teatro Teletón: en Ticketmaster y todos sus puntos asociados (Falabella, Cine Hoyts, 6902000), ¡las entradas para el histórico show están agotadas!

Helloween

Ticketmaster indica que se le acabaron los boletos para la presentación de HELLOWEEN y STRATOVARIUS, celebrando los 10 Años de PowerMetal.cl y en el marco del «The 7 Sinners World Tour». En este momento, sólo quedan entradas en las tiendas RockMusic del Eurocentro (locales 0209-0213) y Portal Lyon (locales 42-44), a un precio en efectivo y sin recargo de $24.000. ¡Son las única en venta!

Stratovarius

Entonces, si en Ticketmaster te dicen que no tienen más tickets para el recital, ¡corre a RockMusic a ver si encuentras una para ti antes que también se agoten! ¡Que ningún fanático del Power Metal vaya a quedar afuera de esta fiesta junto con las dos más grandes leyendas del movimiento melódico!

Valores:

General efectivo en tiendas RockMusic: $24.000
General por Sistema Ticketmaster: AGOTADAS

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

¡Atención fanáticos de HELLOWEEN y STRATOVARIUS!

Si ya tienes tu entrada general para el show que darán juntos este viernes 29 de abril en el Teatro Teletón, o estás por comprarla a través de Ticketmaster y sin recargo en tiendas RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), ¡te invitamos a este concurso exclusivo de PowerMetal.cl para ganar un pase al backstage donde estarán las bandas!

Si quieres participar, sólo debes enviar un mail a concurso@powermetal.cl con el asunto «Backstage HELLOWEEN/STRATO», detallando la siguiente información:

1. Nombre completo
2. RUT
3. Número de tu entrada: se encuentra cruzado al reverso de tu ticket, en color rojo.

Recuerda que necesitas tu entrada para concursar en este sorteo. Los tickets que están disponibles en RockMusic del Eurocentro (locales 0209 – 0213) y Portal Lyon (locales 42 – 44), tienen un precio sin sectorización de $24.000. A través de Sistema Ticketmaster mientras tanto, la misma entrada general cuesta $28.000 más recargo por servicio.

HELLOWEEN y STRATOVARIUS llegarán a Chile no sólo presentando sus discos más recientes, “7 Sinners” y “Elysium” respectivamente, sino también celebrando los 10 años de PowerMetal.cl. Así, los dos estandartes más grandes del movimiento, regresarán para hacer valer el nombre del estilo que los alemanes inventaron en los ochenta y los finlandeses desarrollaron durante los noventa, demostrando que hasta el día de hoy siguen vigentes y al frente de la escena.

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

En el marco del “The 7 Sinners World Tour” y celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, HELLOWEEN y STRATOVARIUS actuarán el viernes 29 de abril en Chile, específicamente en el Teatro Teletón, a partir de las 20:00 horas.

Los tickets que se pueden encontrar en RockMusic del Eurocentro (locales 0209 – 0213) y Portal Lyon (locales 42 – 44), tienen un precio sin sectorización de $24.000. A través de Sistema Ticketmaster mientras tanto, la misma entrada general cuesta $28.000 más recargo por servicio.

HELLOWEEN y STRATOVARIUS llegarán a Chile no sólo presentando sus discos más recientes, 7 Sinners y Elysium respectivamente, sino también celebrando los 10 años de PowerMetal.cl. Así, los dos estandartes más grandes del movimiento, regresarán para hacer valer el nombre del estilo que los alemanes inventaron en los ochenta y los finlandeses desarrollaron durante los noventa, demostrando que hasta el día de hoy siguen vigentes y al frente de la escena.

Valores:

General efectivo en tiendas RockMusic: $24.000
General por Sistema Ticketmaster: $28.000 + recargo por servicio

Desde sus comienzos, en los primeros meses del 2001, PowerMetal.cl se ha dedicado a cubrir todo lo referente al mundo del Heavy & Power Metal, teniendo en la mira a los principales actos y músicos del género, y apoyando al medio local y sus bandas. ¿¡Qué mejor que festejar su primera década de vida junto con HELLOWEEN y STRATOVARIUS!? ¡A celebrar el Power Metal!

Afiche: Helloween - Stratovarius (29 de Abril - 20:00)

Si alguien pensó que el hecho de que ésta fuera la tercera venida de esta banda finlandesa, iba a mermar el entusiasmo de los fans del heavy metal, deberá retractarse de lo pensado. Pues, a la luz de lo que aconteció ése cálido Domingo, lo vivido por toda la gente que asistió, por todos los que allí concurrimos, podemos decir que estuvimos en presencia de un suceso memorable.

strato03cl-01 strato03cl-02

Es que Stratovarius es una banda que ya entró a las grandes ligas del metal, no sólo por su talento y sus composiciones, sino por que sus presentaciones en directo son francamente demoledoras. Existe la garantía de que una vez iniciado el show, el resto sólo dará paso al disfrute y al éxtasis.

strato03cl-03

Por lo mismo desde tempranas horas, hordas de poleras negras decidieron tomarse las cercanías del Gimnasio San Miguel, para aguantar una espera que, a pesar de lo larga que pudo haber sido, fue entretenida, ya que con la grata compañía que te puede brindar un “bebestible”, no hay espera que no aguante.

strato03cl-04 strato03cl-05

Pero las horas pasaban y, puntualmente se abrieron las estrechas puertas del coliseo sanmiguelino, alternativa desconocida para todos nosotros, pero de una estructura amable y acogedora. A pesar de que la entrada se hizo un tanto “apretada”, fruto de que a medida que pasaba el tiempo seguían llegando fans de todas las edades, la sensación de ya estar adentro y de empezar a ser protagonista de una noche llena de sorpresas, llena de metal, hizo que el sacrificio hecho en la entradas valiese la pena, mal que mal, los guerreros del metal no escatiman en recursos cuando enfrente está una de sus bandas íconos.

strato03cl-06Una de las cosas que llamó la atención apenas uno entraba al recinto era su carácter cuasi monumental, y eso estaba dado desde un principio por lo inmenso del escenario que cubría todo el fondo del gimnasio. Y en eso ya podíamos percatarnos de que el show iba a ser con todo, que Stratovarius no se reservaría nada (o casi nada) y que el show que íbamos a presenciar era de las mismas características del presentado en Europa.

Se acercaba la hora señalada para la salida a escena de las bandas nacionales, que en esta oportunidad vinieron de regiones, Alquimia, de la V región y Magnalucius de la VIII serían las encargadas de abrir los fuegos en esta noche. La primera en descargar su poder fueron los porteños de Alquimia, los que con un heavymetal directo, muy en la veta de Iron Maiden y Judas Priest, lograron encender a la concurrencia.

A pesar de los nervios iniciales, y con un repertorio basado principalmente en su álbum debut Fe Contra Fe, más algún corte nuevo, como Sed De Rebelión, que abrió los fuegos de su presentación, Alquimia supo moverse en escena, con un sonido que no estuvo muy fuerte, pero que se entendía y disparar descargas de heavymetal con una innegable influencia inglesa, la que quedó plasmada en su cuarto corte, la legendaria Breaking The Law de los no menos legendarios Judas Priest.

strato03cl-07 strato03cl-08

Setlist Alquimia

1. Sed de Rebelión
2. Justo Aquí justo Ahora
3. Noche de Horror
4. Breaking The Law (Judas Priest)
5. Fuerza Ancestral
6. Juego Sucio

Luego de la descarga de Alquimia fue el turno de los penquistas de Magnalucius, quienes deleitaron con la otra vertiente del heavy metal, un power metal con tintes épicos y un marcado sonido italiano, desde su intro, más la excelente Prometheus, se echaron al bolsillo al respetable, sobretodo con una puesta en escena y una seguridad al tocar innegable.

strato03cl-09 strato03cl-10

De hecho, su partida pudo haber sido débil, debido al problema que tuvo en su guitarra Sergio, pero la banda entendió que una vez tocado el primer acorde, no había vuelta atrás, por lo mismo siguieron tocando como si nada sucediera. Basaron su show en su placa debut, The Quest, como señalamos, de una forma muy correcta, donde destacaron su vocalista, Yabi, con un manejo de escena envidiable, y su batero, Manuel.

Setlist Magnalucius

1. De Historia Et Veritate Prometheus (Intro)
2. Prometheus
3. Hords Under The Moon
4. Never Dying
5. Claws
6. Fight For Power

Felicitaciones a ambas bandas nacionales, no sólo por demostrar que en Chile existen bandas que se pueden parar ante miles de personas, y que no son las consagradas de siempre, sino que además porque cumplieron a cabalidad su compromiso de entrega y puntualidad. Bandas como las que estuvieron arriba del escenario el pasado 17 de Agosto demuestran que la escena local no es sólo Santiago, y que como ellos hay muchas bandas esperando la posibilidad de mostrar su trabajo. Excelente Muchachos!!!!!

El corazón del águila comienza a latir…

strato03cl-11

Luego de la magnífica presentación de las bandas nacionales, la espera se empezó a hacer larga, aunque amenizada por el dvd de Helloween que se proyectaba en la pantalla gigante que estaba tras escena y que nos indicaba dos cosas: la primera que como señalábamos hace un poco, Stratovarius traía todo su arsenal, y la segunda, el anuncio de que Helloween, la leyenda alemana pisaría nuestra tierra para el aniversario patrio. Pero esas cosas empezaron a quedar en el olvido, cuando, justo a la hora señalada, se apagan las luces al son de parte del soundtrack de Jurassic Park, los músicos que van entrando, y el delirio de las casi 5 mil personas (sí, 5 mil) que empezaban a caldear el ambiente.

Con los tiempos marcados por Jörg se daba inicio al concierto, Eagleheart, era un casi obvio inicio, pero no por ello menos espectacular, con la gente que desbordaba, con un Kotipelto que ya comenzaba a dar muestras de que ésta sería, por lo menos en Chile, su noche más inspirada. Y aquí ya comenzamos a notar los detalles, cada tema tenía su propio telón, dado por la pantalla desplegada. El coro fue memorable, a pesar de ser su último disco, el “heart of an eagle, he flies to the rainbow” sonaba monstruoso, con un Kotipelto que hacía el ademán de ser empujado por el público. Sin que este tema alcanzara a terminar, el ya clásico The Kiss of Judas hizo temblar el agradable recinto de San Miguel.

strato03cl-12

Debemos reconocer, sin pecar de autocomplacientes, que el sonido no fue de los mejores, que Johanssön fue el que más se “notó” (junto con Michael, por obvias razones), que a veces la guitarra de Tolkki no se sentía demasiado y que por momentos Kotipelto se escuchaba bajo. Pero todo ello fue sustituido por 5 mil gargantas, además de que el sonido fue mejorando a medida que avanzaba el concierto. Pero detengámonos en The Kiss Of Judas, un tema que a pesar de que los hemos escuchado en sus tres conciertos, no deja de sonar cada vez mejor, Stratovarius es una banda que logra plasmar en escena todo su poder, y no sólo eso, sino que las canciones suenan aún más potentes, algo que se agradece y que los coloca en el sitial en que están. Esto además fue un adelanto para lo que vendría (puesto que el espectacular Visions, su mejor placa, fue base del concierto) e hizo olvidar a Find Your Own Voice, que estaba originalmente contemplado.

Timo Kotipelto que por primera vez se dirige al público para presentar uno de los pocos (casi el único) tema del Episode, el magistral Speed Of Light, el que por su velocidad y potencia provocó un espontáneo mosh en el centro de la cancha. Y es que como se señaló anteriormente Michael ocupa un rol fundamental en el desarrollo de la banda en vivo, pues los temas rápidos los hace aún más rápidos, de hecho un par de veces la banda lo miró de reojo como diciéndole “oye Jörg… cálmate un poquito”, pero no Mr. Michael, la velocidad y precisión se agradece.

strato03cl-13 strato03cl-14

Luego fue el momento en que presentarían uno de los cortes de la placa que nominalmente vinieron a mostrar, Elements Pt. I, con el emotivo Soul Of A Vagabond, que fue recibido con respeto más que con euforia, pero que nos mostró una banda más madura, que logra penetrar el alma con sus temas y con un Timo Kotipelto, simplemente genial…
Pero el relax duró sólo lo que duró Soul Of A Vagabond, puesto que Kotipelto nos señala que el siguiente era un tema que a la banda le gustaba bastante, Forever Free, del Visions, volvió a encender el ambiente, volvió a hacer que las cabezas se agitaran, al ritmo de este himno del powermetal. Vuelvo a resaltar, y no me voy a cansar de decirlo el impresionante trabajo de Kotipelto, maneja la garganta a su antojo, con una técnica vocal exquisita, que lo hace llegar a los más insospechados tonos.

Lo siguiente fue un momento emocionantemente sorpresivo, debido a que la banda, mostrando no sólo su madurez, sino que la inteligencia en escoger su track list nos regala un momento de añoranza con clásicos de la época pre – Kotipelto, esa de Lassila y Tolkki en las voces, la primera en aparecer a escena fue la gran Fright Night, de su disco homónimo, seguida por la impresionante The Hands Of Time, de su segundo disco, Twilight Time, la que prosiguió con una excelente We Are The Future, cuántos de nosotros soñamos con escuchar estos clásicos en voz de Kotipelto???, uno de esos sueños se hacía real. El medley siguió con Dreamspace, la candente Tears Of Ice, y la gran We Hold The Key. Una tras otra, sin pausa un mazazo tras otro, qué gran momento.

strato03cl-15

Sin embargo, y a pesar de que el éxtasis era total, Timo nos presenta el tema que abre el Fourth Dimension, la monumental Against The Wind, y nuevamente Jörg Michael tocando a una velocidad endemoniada, otro de los puntos altos de la noche que fue seguida por la infaltable y siempre emocionante Forever, con las 5 mil gargantas cantando a capella, ya que los Timos, que eran los que se quedaron en el escenario, callaron y dejaron que el público hiciera el resto, creo que a muchos (entre los que me incluyo) se les puso la piel de gallina escuchando las miles de gargantas que emocionaron a ambos músicos. Forever fue pegada con la hermosa A Drop In The Ocean, que a pesar de que el público no la conocía tanto (de hecho, cuando Kotipelto dio la voz a la gente, fue poca la que la coreó) fue uno de los momentos emocionantes de la velada, con los encendedores arriba cuales antorchas encendiendo una noche inolvidable.

strato03cl-16Pero lo señalé, ésta era una noche de sorpresas y lo que siguió rememoró aquella tarde del 99, cuando Stratovarius pisaba por primera vez nuestro país e iniciaba una gran noche con el tema que ahora sonaba. Sin intro, potente desde su inicio, Destiny hizo vibrar a las almas que se congregaron en el gimnasio de San Miguel, con un sonido que de a poco se fue haciendo más entendible, con una banda que a pesar de lo parco que fueron, disfrutaban el show, y sobretodo el calor y cariño del público, uno de los mejores públicos del mundo. Cabe señalar que Destiny fue pegada con Fantasia, de su última placa, una decisión inteligente, puesto que ése es uno de los temas más bajos del Elements Pt. I, pero que sin embargo sirvió como preciso complemento.

Las sorpresas no acababan, con un pentagrama musical de fondo, se dio inicio a Twilight Symphony, uno de los mejores cortes de su Fourth Dimension, que mostró toda la precisión de esta banda finlandesa, ya que los violines del intermedio fueron perfectamente ensamblados en el tema dándole una gran atmósfera, la que fue acentuada con la interpretación siempre magistral de Kotipelto.

Stratovarius no quiso dar margen a ningún respiro, ejecutando otro clásico, el extenso Visions (Southern Cross), otra grata sorpresa para quienes asistimos al show, magistral, intensa, con un Michael y un Kotipelto en gran nivel, y con una banda entregada, el tema (con voces finales incluidas), dio paso al ganchero Hunting High And Low, el que nuevamente hizo que las estructuras del recinto parecieran ceder, el Hunting High And Low!!!! gritado por los 5 mil asistentes se sintió e hizo temblar el local y sus alrededores, no tengo recuerdos de un concierto donde el público estuviera tan entregado a la banda, donde cada tema fuese ejecutado como himno, realmente una sensación indescriptible para cada uno de los que estuvieron allí.

strato03cl-17

Con Hunting High And Low se cerraba la primera parte de un show que ya todos los que estábamos presentes sabíamos memorable, la gente no se pensaba ir, y no mostraba cansancio, puesto que los gritos de STRATOVARIUS!!!!, NO NOS VAMOS NI CA…!!!!, y otros similares se sentían con una fuerza sobrecogedora. Stratovarius no se hizo de rogar e inició la segunda parte de su show con algo que nos descolocó no sólo por lo sorpresivo, sino que por lo emocionante. Muchos íbamos dispuestos a escuchar ciertos temas, pero nadie imaginó que la banda iba a ejecutar Coming Home, el bello tema del Visions. Por lo mismo el grito, el coro salió del alma agradecida de cada fan de Stratovarius presente, fue un momento íntimo, en que la banda, ya un poco más expresiva, entendía que estaba ante un público único, que tiene una pasión y un amor por el metal que se da en pocas partes del mundo, la alquimia que se sintió fue un agradecimiento de la banda por la entrega del público y un agradecimiento de todos nosotros por regalarnos momentos inolvidables, como la preciosa Coming Home.

strato03cl-18Y como era una noche clásica, qué más que seguir tocando temas del Visions (la segunda parte fue exclusiva de su mejor álbum), el riff de Tolkki (de un bajo perfil súper interesante, pues da paso a que la banda se muestre como tal y no cae en el egocentrismo de otros “gordos” virtuosos) da paso a una muy vacilada Paradise, el tema en sí es para disfrutarlo completo, muy enganchadora, muy bien recibida por un público pletórico. Ya llegaba el final, pero no se acababan las sorpresas, Legions, fue la penúltima en ser ejecutada, y nuevamente el fervor se hacía presente en el coliseo sanmiguelino, un mosh instantáneo sacudió el lugar, nuevamente la sorpresa, nadie pensó que Legions podría ser interpretada, pero ahí estaba, sonando fuerte y demostrando que a la banda le importan sus fans y que el show era para ellos.

Parecía el fin, la banda baja de escenario, pero todos sabíamos que algo faltaba, a pesar de que intuíamos que lo que quedaba era sólo un tema, nadie se acordó de Will The Sunrise?, o de Father Time (que ojo!!!, no fue tocado), sino que de las gargantas brotaban dos palabras, sólo dos palabras que en su conjunto conforman un himno, la banda lo sabía, y al subir al escenario, con bromas de Kotipelto mediante (vamos a tocar un cover de las Supernova, dijo), los ojos de todos se posaron en Johanssön quien no se hizo de rogar y comenzó a escribir una de las páginas más emocionantes no sólo del show, sino que de las vidas de quienes presenciábamos el show. Black Diamond, sonó impresionante, la conexión público – banda, fue notable, Kotipelto estuvo brillante, Kainulainen mostró que es un eximio bajista y la dupla Tolkki – Johanssön se entiende a la perfección. Fue un gran momento, la banda se divertía en escena, Jörg Michael sin perder el pulso, le lanzaba las baquetas a un roadie en un costado, y las recibía de vuelta.Un final simplemente notable.

strato03cl-20 strato03cl-21

Qué mas se puede pedir. Está claro que el sonido no estuvo en un 100%, pero hasta eso pasó a segundo plano, muchos de los que estábamos presentes salimos del show con una abierta sonrisa, satisfechos, conscientes de que lo que acababan de presenciar sería inolvidable, digno de enmarcar, de esos momentos que uno disfruta decir “yo estuve allí”, viviendo un sueño, con una banda excelente, pero con un público que sobresale, que se entrega, que vibra, que hace que un concierto de rock se transforme en uno de esos momentos que se quedan en tu alma para siempre.

Setlist Stratovarius

01. Eagleheart
02. The Kiss Of Judas
03. Speed Of Light
04. Soul Of A Vagabond
05. Forever Free
06. Medley: Fright Night / The Hands Of Time / We are the Future / Dreamspace / Tears Of Ice / We Hold The Key
07. Against The Wind
08. Forever / Drop In The Ocean
09. Destiny
10. Twilight Symphony
11. Visions (Southern Cross)
12. Hunting High And Low
Encore 1
13. Coming Home
14. Paradise
15. Legions
Encore 2
16. Black Diamond

strato03cl-22 strato03cl-23

strato03cl-24 strato03cl-25