Entradas

kiske

PLACE VENDOME lanzará el próximo 24 de Febrero su nuevo LP titulado «Closer To The Sun». El primer adelanto del trabajo es «Welcome To The Edge», canción compuesta por Jani Liimatainen (CAIN’S OFFERING, ex-SONATA ARCTICA).

Pueden escuchar el tema a continuación:

place vendome

Sonata Arctica

El próximo 7 de Mayo los finlandeses SONATA ARCTICA estarán presentándose en Chile como parte de la gira promocional de su último trabajo «The Ninth Hour». El show se realizará en el Teatro Cariola y la producción informó que será grabado de manera profesional para un posterior lanzamiento.

La preventa de entradas ya se inició a través del sitio SonataArctica.cl (preventa válida para los miembros del Fan Club oficial de la agrupación en Chile) y durará hasta el Sábado 25 de Diciembre a las 00:00, tras lo cual se iniciará la venta al público general.

El valor de las entradas es el siguiente:

Cancha General: $22.000.- / Valor FC $17.000
Platea: $22.000.- / Valor FC $17.000
Palco: $35.000.- / Valor FC $30.000
M&G (Incluye Ticket): $45.000 / Valor FC $40.000.-

sonata

 

cains offering

CAIN’S OFFERING, la banda que reúne a Timo Kotipelto (STRATOVARIUS), Jani Liimatainen (ex-SONATA ARCTICA) y Jens Johansson (STRATOVARIUS) ha lanzado un nuevo video clip para continuar con la promoción de su última placa, “Stormcrow”, lanzada durante el año pasado. En esta ocasión, el tema seleccionado fue “The Best Of Times” y cuenta con imágenes tomadas en vivo durante la presentación de la banda en Helsinki, Finlandia, a principios del mes de Octubre.

Puedes disfrutar del video a continuación:

La expectación no es menor ante un nuevo trabajo de estudio de los finlandeses de Sonata Arctica, más aun si tomamos como referencia su hasta entonces último álbum “Pariah’s Child”, que revitalizó su discografía en el año 2014, incluso sin llegar a ser del agrado de toda su fanaticada.

Como un quinteto compuesto por Tony Kakko (voz), Elias Viljanen  (guitarra), Henrik Klingenberg (teclado), Pasi Kauppinen (bajo) y Tommy Portimo (batería), llega el momento de  “The Ninth Hour”, título que justamente llena el espacio número nueve de la línea de tiempo discográfica. Para empezar, algo que llama gratamente la atención, es la calidad en el arte de tapa o carátula. El desarrollo de esta sublime imagen, a cargo de Janne Pitkänen, sin duda entra en el podio de las mejores portadas entre los trabajos de Sonata Arctica, y lo más significativo, nos abre las puertas a los principales elementos que nos podemos encontrar una vez sumergidos en “The Ninth Hour”, el cual es producido y lanzado bajo el alero de Nuclear Blast.

El concepto que atraviesa a “The Ninth Hour” en sus letras está enfocado principalmente a las consecuencias que puede haber para la humanidad enceguecida por el ritmo actual de vida, como se sugiere en la portada, un mundo en que la naturaleza carece de la existencia humana u otro donde el hombre se hace parte de un equilibrio natural y armónico.  Si bien es un argumento fuertemente usado en el último tiempo por diferentes bandas, no deja de ser válido y necesario de desarrollar. Todo esto son pinceles y apreciaciones conceptuales que deberían tomar mayor fuerza con la composición y arreglos musicales.

Pero entremos de lleno a la revisión de los once cortes que trae este disco. El primer tema y uno de los singles de este trabajo es Closer to an Animal, en cuyo comienzo si bien parece existir todo lo necesario para quedar sorprendido, termina siendo una composición bastante tibia y plana en su desarrollo. Quizás con una interpretación vocal más intensa y jugada por parte de Kakko  hubiera logrado el equilibrio y atracción necesario para la canción que abre este trabajo. El peso a este tema se le puede atribuir a la letra, que se enmarca en cómo la codicia nos aleja de nuestra esencia natural o animal.

Otro de los adelantos previos al lanzamiento de “The Ninth Hour” fue Life, track que sube el grado de intensidad en todas sus líneas –sobre todo en la parte instrumental de los solos y coro–, nos acerca lentamente a lo que esperamos normalmente de Sonata Arctica. Hasta que llegamos a un golpe certero con Fairytale, que es una composición que logra el sonido y fórmula con la que esta agrupación encantó en un momento a su público. De corte melódico y mayor peso, Fairytale mantiene la expectación y sorpresa a medida que avanza. Un coro muy bien logrado es solo un excelente puente para lo que se viene. Excelentes cambios de ritmos, cortes y densidad en los solos. Realmente se puede considerar que Fairytale es un tema redondo, un gran momento de “The Ninth Hour”.

Que quede claro que no siempre se le pide velocidad a una banda para considerar una canción buena o mala, una composición puede tener intensidad y conmover siendo de perfil veloz o lenta, con peso o suave. Y es precisamente lo que Sonata Arctica nos trae con We Are What We Are. El elemento adicional, como el sonido de una flauta en su comienzo, genera una conexión especial y un ambiente ideal para hablar de nuestras raíces olvidadas. Acá la intensidad se hace latente en un sentido y bello coro.  La emocionalidad es la constante durante todo el tema, otro gran momento del disco.

El vuelco a la fuerza, con mayor velocidad y agregando elementos progresivos en el desarrollo de su composición llega con Till Death’s Done Us Apart. Acá el factor sorpresa se ocupa bastante en cambios drásticos de intensidad, tanto instrumentalmente como en la faceta interpretativa de la voz. Una atractiva composición que saca a lucir los ingredientes nuevos, para la fórmula final de este disco. No es una canción en la que se puedan apreciar todos sus colores y matices a la primera, por lo que se recomienda darle más de una vuelta. Resultará una atractiva composición.

Bajamos la velocidad y escuchamos a Among The Shooting Stars. El medio tiempo domina durante todo su desarrollo, pero lamentablemente volvemos a la falta de sorpresa. De cualquier forma, siempre es una fórmula efectiva cuando se trata de aludir a la nostalgia en este tipo de composiciones, representada en la imagen del característico lobo de Sonata Arctica.

Rise a Night es velocidad sin miramientos. Una receta conocida y necesaria si hablamos de unas de las bandas representativas del género. La faceta de los teclados de Klingenberg es fundamental, ya que es el bálsamo ante la velocidad en todas las líneas instrumentales. Rise a Night está bien lograda, si lo denominamos “el tema Power Metal”, que sí o sí debe estar en cada disco de los finlandeses.

En el camino experimental encontramos a Fly, Navigate, Communicate, canción que nos trae al paladar muchas sensaciones de cómo iniciamos esta revisión con Closer To An Animal, sólo que acá sí se logran pasajes más interesantes en cuanto a quiebres instrumentales, manejo de intensidad, pero sin brillar mucho en verdad.  En este camino, experimentando y buscando un sonido renovado sin abandonar su sello, rozan el Pop a momentos. Y lo siguiente, Candle Lawns, es una balada cautivante. Acá realmente la interpretación y letra logran conmover,  sobre todo en una narración que alude a como el tiempo va desvaneciendo momentos y situaciones en su pasar. Los matices emocionales están en una justa medida.

Uno los temas más llamativos a simple vista de “The Ninth Hour”, por su larga duración, es White Pearl, Black Oceans (Part II: By the Grace of the Ocean). La continuación de una gran composición, haciendo referencia a la original White Pearl, Black Oceans de «Reckoning Night» (2004) Sin lugar a dudas uno de los riesgos más grandes a la hora de desarrollar una obra extensa, es no caer en lo repetitivo o monótono, y lamentablemente esta segunda parte no estuvo a la altura de su predecesora. En un comienzo logra una atmósfera que cautiva pero que a medida que avanzan y avanzan los minutos se desvanece. No se puede negar la cantidad de arreglos y elementos presentes en esta canción, sobre todo a nivel sinfónico, pero esto no siempre es garantía de un buen resultado. El interés no era menor para ver como se resolvía esta gran historia, adentrada en el mar.

Llegamos al fin de “The Ninth Hour”  junto a On the Faultline (Closure To An Animal), una canción en cuya mayor parte sólo se aprecia la voz de Kakko acompañada del teclado de Klingenberg. Ideal para comenzar a despedir la experiencia entregada por la última placa de Sonata Arctica.

Podemos enmarcar este disco dentro de las obras donde la banda busca renovar su línea musical sin abandonar su sello y sonido característico, sin escatimar en riesgos con miras hacia el resultado final. Quizás confían en su fanaticada y por ende en una recepción incondicional. Personalmente siento que “The Ninth Hour”, pese a que no brilla, es un buen material que podría marcar un paso para un futuro disco que sí logre encantar como lo hizo alguna vez esta gran banda.

 

 

Sonata Arctica

SONATA ARCTICA presentó el segundo adelanto de su próximo álbum «The Ninth Hour», previsto para el 7 de octubre a través de Nuclear Blast. 

Mira aquí el videoclip de la canción «Life»:

Sonata Arctica - Life

El tracklist de«The Ninth Hour» es:

01. Closer To An Animal
02. Life
03. Fairytale
04. We Are What We Are
05. Till Death’s Done Us Apart
06. Among The Shooting Stars
07. Rise A Night
08. Fly, Navigate, Communicate
09. Candle Lawns
10. White Pearl, Black Oceans Part II – “By The Grace Of The Ocean”
11. On The Faultline (Closure To An Animal)

Mira aquí el lyric video del primer single titulado «Closer To An Animal»:

Sonata Arctica - The Ninth Hour

 

 

Jani Liimatainen y Anette Olzon

Frontiers Music anunció que la cantante ex-NIGHTWISH Anette Olzon y el guitarrista/productor/compositor Jani Liimatainen (CAIN’S OFFERING, ex-SONATA ARCTICA) unirán fuerzas para lanzar un nuevo álbum de estudio durante el próximo año.

Al respecto, Jani comentó: «Siempre he sido una fan de la voz de Anette y cuando se presentó la oportunidad de trabajar con ella, escribiendo y produciendo un álbum, fue algo a lo que simplemente no le podía decir no. Trabajar en las canciones ha sido explosivo y no puedo esperar por el resultado final ¡Esto será épico! Las canciones serán extremadamente melódicas y directas. Mi objetivo fue escribir canciones pegajozas con riffs que suenen hasta en tus sueños y creo se cumplío»

Olzon, por su parte, dijo: «Estoy tan ansiosa por cantar en un álbum con Jani y finalmente trabajar con Frontiers. Creo que será una combinación perfecta y estoy realmente feliz que Jani y Frontiers me hayan pedido hacer esto con ellos”

 

Sonata Arctica

SONATA ARCTICA dio a conocer un adelanto de lo que será su noveno álbum «The Ninth Hour», previsto para el 7 de octubre a través de Nuclear Blast. 

El tracklist del disco es:

01. Closer To An Animal
02. Life
03. Fairytale
04. We Are What We Are
05. Till Death’s Done Us Apart
06. Among The Shooting Stars
07. Rise A Night
08. Fly, Navigate, Communicate
09. Candle Lawns
10. White Pearl, Black Oceans Part II – “By The Grace Of The Ocean”
11. On The Faultline (Closure To An Animal)

Mira aquí el lyric video del primer single titulado «Closer To An Animal»:

Sonata Arctica - The Ninth Hour

 

 

sonata arctica

La banda finlandesa SONATA ARCTICA, dio a conocer detalles de su noveno trabajo titulado «The Ninth Hour«, el cual verá la luz el 7 de Octubre a través de Nuclear Blast. El nuevo disco del quinteto finlandés fue producido por ellos mismos, mientras que a cargo de la masterización estuvo Pasi Kauppinen. Esta nueva producción de SONATA ARCTICA, estará acompañada de un gira europea que luego irá por Norteamérica y finalmente se espera que esta gira alcance territorio latinoamericano.

«El trabajo de estudio para el nuevo registro de la banda comenzó en serio a mediados de Abril de 2016 en varios estudios alrededor de Finlandia«, explica el cantante Tony Kakko. «Sin embargo, la grabación y la mezcla principal tuvo lugar en el Studio57 en Alaveteli, que funciona como una especie de punto central y todo el trabajo finalmente termina allí. El objetivo fue crear otro melódico, hermoso, sorprendente álbum de SONATA ARCTICA ¿Resultó de esa manera? Yo sin duda lo creo. Pero tal vez debería dejar que para que ustedes lo decidan«, concluye el vocalista.

Puedes ver la portada de «The Ninth Hour» aquí:

Sonata arctica

 

Sonata Arctica

Los finlandeses SONATA ARCTICA lanzarán un nuevo EP el próximo 18 de Diciembre el cual será navideño. «Christmas Spirits» es el nombre de ese trabajo y la banda comentó:

«Hola a todos. La Navidad está a la vuelta de la esquina, así que decidimos animar a todos con una bonita historia de Navidad. ‘Decidido’ podría estar un poco fuera de contexto, ya que la canción ‘Christmas Spirits’ ha estado dando vueltas cerca de diez años, pero nunca tuvimos el tiempo para grabarla. pero finalmente, durante la grabación de ‘Pariah’s Child’ nos las arreglamos para hacer las pistas básicas y ahora terminamos la canción. Creo que la principal razón para la demora fue hacer las letras, es casi imposible entrar en el estado de ánimo de Navidad a menos que en realidad sea Navidad» comentó SONATA ARCTICA.

Sonata Arctica

 

sonataarctica15cl-01

Sin expectativas no hay desilusión. Esa frase, con algo de cliché, usada por un gran amigo mío, esconde bastante de verdad. Es un buen ejercicio y en el concierto de ayer en el Teatro Cariola puede aplicarse a plenitud.

Ahora, el hecho de no tener tantas expectativas referentes a un concierto no es un sentimiento antojadizo. Es la suma de antecedentes que hizo que la verdad, demasiada expectación no hubiera en el presente show. Lo primero es lo obvio, si bien “Pariah’s Child” es un disco más que correcto, hace mucho tiempo que la banda liderada por Tony Kakko no cuaja un trabajo redondo y aún sigue viviendo de sus dos primeros trabajos, piezas de colección fundamentales en la historia del estilo. Tanto es, que la banda decidió (en una decisión bastante cuestionable) relanzar «Ecliptica«, acercando a la gente a la manera en que los temas suenan en vivo. De más está decir que el resultado es poco feliz y se pierde mucho de la magia y la fuerza de su pieza debut.

Lo segundo, es que no era demasiado lo que ofrecía Sonata Arctica hoy, luego de su visita de hace casi un año. Si bien dio tiempo para que la banda consolidara «Pariah’s Child«, tampoco está el ingrediente de la “novedad” que hace dejar de lado las dudas y tomar la decisión de asistir a un concierto, sin ser fanático a ultranza de una banda.

sonataarctica15cl-10Eso trajo dos consecuencias algo lógicas: la primera de ellas es que las expectativas de la producción respecto a la cantidad de gente que asistiría al show se aterrizara y quedase claro que el Chimkowe era un recinto que iba a quedar grande, por lo que hubo que realizar un traslado al renovado Teatro Cariola (al que nos referiremos luego), lo que hizo además que gente decidiera ir. No es lo mismo un lugar central a uno bastante lejano, con dificultad de locomoción. A las 11 de la noche eso pesa. Muy fanático puede ser uno, pero hay variables. Esa decisión fue acertada.

Lo segundo es que la gente que asistiría es la fan más a ultranza de los finlandeses. Y eso se notó desde la fila al recinto de calle San Diego. Mucha polera de la banda, mucha ansiedad, muchas ganas de ver a la banda favorita.

Pero también mucho retraso. La invitación decía 20:00, pero a esa hora aún no abrían las puertas y la larga fila comenzaba a impacientarse. Así también comenzaron las noticias y los rumores, que redundarían en el gran punto negro de la jornada. Dishearted, los noveles oriundos de Talagante, no se presentarían. Cuestión discutida incluso cuando ya, cerca de las 20:15 hacíamos ingreso al Cariola. Se dijo que los metropolitanos se presentarían, aunque su show duraría 20 minutos. Cosa que no pasó. Al parecer problemas de los equipos, redundaron en un retraso que hizo que la banda nacional no se presentara. Ojalá tengamos pronto la posibilidad de ver esta gran banda chilena.

Siguió pasando el tiempo y ya cerca de las 21:00 comenzaron las últimas correrías en el escenario y la impaciencia de la gente, cuya facción más fanática blandía globos blancos para recibir al quinteto liderado por Kakko, cuando a las exactas 21:08, las luces del remozado Cariola se apagaron y la intro se confundió con el fervor de la gente. Una voz en off que nos presenta a la banda y The Wolves Die Young comienza a remecer un recinto que estaba al límite de su capacidad. Y desde el minuto uno las mesuradas expectativas comenzaron a mutar a una agradable sorpresa. Primero que todo, porque el recinto no suena mal. Tampoco partió sonando perfecto, normalmente demora tres a cuatro temas el obtener un rendimiento óptimo, pero era todo bastante entendible. Lo segundo es la voz de Kakko. Vilipendiado, a veces con justicia, el colorín está cantando lo que puede bien, en vez de intentar lo que no puede mal. Y eso es un paso adelante. Bajó algo la afinación en los temas más clásicos, lo que le dio mayor dominio de su voz, intentando “cantar” mucho más. Además que hay que decirlo, los temas de Sonata Arctica, con mayor o menor calidad, se destacan por tener muy bien logradas las melodías vocales, virtud que siguen manteniendo. Buen inicio.

sonataarctica15cl-05Inicio que sin pausas pasó al desenfreno con The 8th Commandment. Hay que decirlo, el debut de Sonata Arctica es un disco fundamental para el estilo y, si bien “Silence”, su segunda placa no se queda tan atrás, el quinteto ha pasado por momentos bastante fluctuantes, es difícil para la banda (y para cualquier banda que lanza un disco debut de esos kilates), volver a replicar la potencia y melodía de «Ecliptica«. Y eso la gente lo sabe, el Cariola temblaba. Quizás acá se pudo percibir uno de los pocos detalles en el show de los finlandeses: la performance de Tommy Portimo. El blondo baterista sufrió en cada tema rápido, por alguna razón perdía el pulso, haciendo que dichos temas sonaran algo desordenados. Ahora, tocar un tema así con el paso de los años no debe ser sencillo y el único sobreviviente (junto con Kakko claro está) de los inicios de Sonata Arctica lo sintió. De todos modos fue un momento brutal.

Y ya que hablamos de “Silence”, lo siguiente fue otro clásico. Black Sheep mantuvo el nivel del concierto en las nubes, ya con un sonido más consolidado (hay que decir que adelante se escuchaba bastante mejor que atrás, en donde la galería hacía rebotar algo el sonido) y una banda a sus anchas, el show comenzaba a encaminarse a una experiencia para recordar, algo más íntima que sus anteriores visitas, en donde las casi 1.000 personas estaban entregadas de antemano.

Pero fue momento de algo nuevo. El que para mí es el mejor tema de su última placa fue la siguiente en sonar, What did you do in the war dad? es un tema intenso, potente, sentido y es agradable cuando esa intensidad se traspasa al directo. Punto a favor para la banda. Losing My Insanity nos hizo retroceder algo más que los tres años desde que salió “Stones Grow Her Name”. Yo conocí el tema en el “Fuel For the Fire” de Ari Koivunen, ganador de la edición 2007 del Soumen Idols, el símil finlandés de American Idol, (¿se imaginan acá un concurso de talentos vocales en que gane un cantante interpretando heavy metal? Qué lejos estamos) disco para el cual Kakko le escribió el tema. Es difícil comparar ambas versiones, porque la voz de Koivunen es privilegiada, pero fue también uno de los buenos momentos de la velada.

Con los temas de los últimos discos, Sonata Arctica no corrió riesgos. Eso quedó de manifiesto con Paid in Full, quizás el mejor tema del discreto “Unia” que para los fanáticos cae casi en la categoría de clásico, siendo muy buen recibido. Misma recepción para el nuevo Blood, otra de las buenas canciones de “Pariah’s Child”. Ya habían pasado cuarenta y cinco minutos y se habían pasado volando, con una tras de otra, mezclando clásicos con temas más nuevos y eso habla muy bien del momento de Sonata Arctica, sobretodo en el carrete de los shows en directo.

sonataarctica15cl-08

Lo siguiente fue el momento de la nostalgia. Kakko que nos habla de sus inicios, de cuando eran una banda que tocaba versiones de otras bandas finlandesas y de bandas clásicas y que una de las primeras canciones que habían compuesto había sido la que interpretarían a continuación. Letter to Dana sonó impecable, con una gran interpretación de Kakko y donde se encendieron los celulares y tres encendedores (cómo cambian los tiempos) en un recuerdo al primer e imprescindible trabajo.

Con I Have a Right y X Marks the Spot volvimos a los nuevos tiempos, sin perder la intensidad en ningún momento. Y es donde Kakko se siente más cómodo, con temas en que no fuerza tanto su voz y en que puede matizar. Eso quedó demostrado en el inicio a capella de I Have a Right. Podemos señalar que Sonata Arctica es, además, una banda interesante en escena, con Elias y Pasi siempre ocupando todo lo ancho del escenario y un Henrik que no se esconde tras su teclado, sino que se cuelga su instrumento, a la usanza de los antiguos grupos «sound» e interactúa con sus compañeros de banda y con la gente.

Volviendo al show, quizás el único momento “sorpresivo” de la noche. Debía haber sonado la discreta Love, según lo que estaba previamente estipulado, pero fue Tallulah de “Silence” la siguiente en caer. No exagero al señalar que sonó incluso mejor que Letter to Dana, con un público que la coreó de principio a fin y que se transformó en el punto en que el recital comenzó a tomar otro cariz, siendo el comienzo de un epílogo cargado de clásicos.

sonataarctica15cl-12

Claro está, porque Fullmoon, además de ser uno de esos temas clásicos imperecederos, suena extraordinario en vivo. Y eso hace que la gente responda, el recinto saltaba junto a la gente. Tal y como lo dijimos, el Cariola hizo que el recital fuera más íntimo (más caluroso claro está), y aún más entregado. Unopened mantuvo el espíritu en alto, con presentación de banda incluida.

El fin de la primera parte fue brutal. San Sebastian, a pesar de los problemas que Tommy tenía con los temas más acelerados, sonó monstruosa. Vuelvo a repetir, es impresionante la entrega de los fans, algo más transversales de lo que pensé. Desde jóvenes que recién se inician en el camino del heavy metal, hasta veteranos que a esta altura de la vida, no tienen que dárselas de “maduros”, sin tener porqué renegar del gusto de una banda que en vivo supera las expectativas.

No fue mucha la pausa, pero fue intensa. La gente, a pesar del calor del sauna de San Diego, comenzó a pedir UN tema en especial, que los que conocían el set, sabían que no se ejecutaría. El «Wolf and Raven» del público encontró una particular respuesta de Kakko. Salió solo a escena e interpretó parte del tema a capella junto a la gente. Salió jugando el hombre, lo que además demuestra su bagaje como frontman.

sonataarctica15cl-17

My Land fue el principio de la última parte del show, que está claro sería de sólo clásicos. Muchas bandas habrían terminado ya el recital, después de cerca de 90 minutos, pero quedaba un poco más. Replica sonó potente, coreada por todo el público que entendía que el show se estaba terminando y agradecía a una banda que estaba entregando todo en escena. Y eso es sintomático, Kakko humildemente agradecía a cada uno de los que había pagado su ticket ese día, el show anterior y los que vendrán, señalando que era eso lo que mantenía la música viva.

Ya la banda, ataviada por completo con camisetas chilenas con sus nombres en la espalda, decía adiós, con un tema que se ha vuelto tradicional para cerrar sus shows. Don’t Say a Word con esa entretenida coda de “Vodka” fue el corolario de un concierto que sin lugar a dudas quedará en la memoria no sólo de los que fueron por primera vez, sino además de quienes los siguen gira a gira.

A pesar de los más de 35º que debía haber en el recinto, fue el calor humano el que se hizo presente para hacer de este show algo especial y contagió a una banda que se mueve más por los fríos parajes. Sonata Arctica es una banda que si bien tiene algunas reticencias por algunos “doctos” y “pseudoentendidos”, no tiene a estas alturas nada que demostrar. Lo que sí tiene la calidad y tiene la fidelidad de una fanaticada que hizo que en su sexta venida a nuestro país, llevara algo más de mil personas al recinto de calle San Diego y eso es algo que pocas pueden contar.

sonataarctica15cl-09En suma una noche que a pesar de ciertas imperfecciones de sonido y de producción, en el resultado final resultó sorprendente, porque, como decíamos al principio, expectativas en lo general respecto de este show no había demasiadas, pero no sólo no existió desilusión, sino que todo lo contrario, una tremenda satisfacción.

Setlist de Sonata Arctica:

01. The Wolves Die Young
02. The 8th Commandment
03. Black Sheep
04. What Did You Do in the War, Dad?
05. Losing My Insanity
06. Paid in Full
07. Blood
08. Letter to Dana
09. I Have a Right
10. X Marks the Spot
11. Tallulah
12. FullMoon
13. UnOpened
14. San Sebastian
Encore:
15. My Land
16. Replica
17. Don’t Say a Word

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

sonataarctica15cl-22

 

Sonata Arctica en Antofagasta

La productora Noize, encargada del espéctaculo confirmó de manera oficial la participación de estas dos bandas quienes serán las encargadas de abrir los fuegos el día viernes de 13 de marzo.

AKEDIA, con 2 años vida en Antofagasta ha logrado posicionarse dentro de la escena local con un estilo único y constante evolución. La banda expresó: “Nos encontramos actualmente en la fase de preproducción de nuestro primer EP en miras de lanzar un disco en el periodo 2015 -2016. La oportunidad de tocar en el mismo escenario que SONATA ARCTICA es algo difícil de describir con palabras dado que al principio SONATA ARCTICA fue una influencia importante para varios de nuestros integrantes, es por eso que creemos que la oportunidad de ser una de las bandas soporte se transformará en una experiencia única y enriquecedora. Esperamos poder estar a la altura de la ocasión y entregarle al público la energía y buena música para hacer de este concierto algo inolvidable tanto para ellos como para nosotros”.

Por otra parte FULGORIAN es una banda con bastante experiencia en ambiente regional, siendo parte de variados eventos tanto a nivel local como fuera de la región, lanzando su disco en Santiago como parte de los “Ciclos Rockerio” y siendo teloneros para el show de RHAPSODY OF FIRE en Antofagasta.

Para este show junto a SONATA ARCTICA, Fulgorian nos comenta lo siguiente:”Los integrantes de FULGORIAN se encuentran muy contentos y satisfechos por este nuevo desafío, compartiendo escenario junto a una de las bandas más importantes de Power Metal a nivel mundial, más aun considerando que la agrupación debutará este 2015 con nueva alineación y un show renovado, incluyendo nuevas canciones”. Santiago Riffo, guitarrista lider y uno de los fundadores de la banda añade que “Esta presentación es sólo comparable a la que tuvimos con RHAPSODY OF FIRE el año 2012”, por lo cual, asegura que saldrán con todo al escenario del Green Cross, la noche del viernes 13.

Aún quedan entradas disponibles, a un valor de $25.000, no te quedes fuera de lo que será uno de los mayores eventos de Power Metal del norte grande de Chile. Estas se venden por sistema Ticketek www.ticketek.cl, y comercios asociados (Tiendas Falabella, Cine Hoyts).  Sin recargo en tienda Equinoxio, Baquedano #651 local 8 y Baquedano #729 local 9.

 

Sonata Arctica en Santiago | 11 de marzo 2015 | Teatro Cariola

Felicitamos a los ganadores de una invitación al concierto de SONATA ARCTICA en Santiago (todos fueron contactados por interno):

Faacebook:

– Sebastián Lago
– Rolando Saez
– Jorge Leyton
– Gustavo Soto
– Sebastián Tiznado
– Víctor Colja

Twitter:

– Cesar Maldonado
– Fernando Zúñiga
– Adolfo Estay
– José Pablo Zamora

Las entradas para el show de los finlandeses en el renovado Teatro Cariola siguen a la venta a través del sistema Ticketek y sus puntos asociados: Falabella, Cine Hoyts, GAM, The Knife y Tienda Kmuzzik. Sin recargo se encuentran en tienda Fama Music (Avda. Bernardo O’Higgins 108, Local 125 y 127 Crowne Plaza – Santiago) y Prosound (1 Norte 431 – Viña del Mar)

Los precios son:

$18.000: Platea
$25.000: Cancha
$30.000: Palco A
$30.000: Palco b

El concierto lo abrirán los chilenos DISHEARTHED.

 

Sonata Arctica en Santiago | 11 de marzo 2015 | Teatro Cariola

Así lo comunicó la productora a cargo del show en la capital, Vortex, con el siguiente comunicado:

Después de más de un mes de leer sus peticiones y/o reclamos con respecto a nuestro cambio de recinto nos vimos en la obligación de escucharlos y buscar un lugar que se adecuara a lo que se nos estaba solicitando como productora de parte de todos ustedes. A esto debemos agregar que el público no ha respondido como esperábamos y ante todo queremos mantener la calidad del show en un recinto un poco más pequeño. Es por esto que hemos decidido que el Teatro Cariola es el mejor lugar para realizar este gran show.

El Teatro Cariola es considerado el teatro más importante de Santiago, el cual fue declarado Monumento Histórico el año 2012. Este año el espacio tendrá la oportunidad de presentar a importantes artistas tanto nacionales como internacionales, tales como: Black Veil Brides & Coal Chamber, Steven Wilson, The Horrors & Vectores , 2 Minutos, entre otros. 

Debido a la configuración del nuevo recinto, se abrirán 2 nuevas locaciones Palco y Platea. Disponibles a la venta en Ticketek. El Teatro Cariola está ubicado en pleno centro de Santiago, a dos cuadras del Metro Universidad de Chile, San Diego #246 , factor importante para todos quienes solicitaban que el show fuese en un lugar más céntrico y el cual nos dará la posibilidad de ofrecer un show mucho más íntimo de parte de la banda hacía sus fans.

Además, esta vez buscamos la forma de apoyar a las bandas emergentes de nuestro país , otorgándoles un espacio y  la oportunidad de telonear a los finlandeses. La banda escogida es DISHEARTHED oriunda de la provincia de Talagante, RM. Formada en el año 2009, en un principio como una banda de death metal convencional que tiempo después, buscó nuevos sonidos, dando paso a un metal más moderno y melódico. 

Las entradas siguen a la venta a través del sistema Ticketek y sus puntos asociados: Falabella, Cine Hoyts, GAM, The Knife y Tienda Kmuzzik. Sin recargo se encuentran en tienda Fama Music (Avda. Bernardo O’Higgins 108, Local 125 y 127 Crowne Plaza – Santiago) y Prosound (1 Norte 431 – Viña del Mar)

Los precios son:

$18.000: Platea
$25.000: Cancha
$30.000: Palco A
$30.000: Palco b

REVISA NUESTRO ESPECIAL EN POWERMETAL.CL/SONATAARCTICA

Teatro Cariola

Sonata Arctica

El debut de SONATA ARCTICA en la ciudad de Antofagasta, programado para el 13 de marzo, cambió de recinto. La productora Noize, a cargo del show en la II Región, trasladó el concierto a la Discoteque Espacio Dubai. Los tickets emitidos siguen siendo igualmente válidos para la fecha.

Las entradas están disponibles a través del sistema Ticketek y sus puntos asociados: Tiendas Falabella, Cine Hoyts. Entradas sin recargo en locales Equinoxio, ubicados en: Baquedano 651, local 8 y Baquedano 729, local 9, Antofagasta.

Los precios son:

Preventa: $20.000
General: $22.000
Dia del show: $25.000

 

Los finlandeses regresan por tercera año consecutivo a nuestro país para tocar por partida doble: 11 de marzo en Santiago y 13 del mismo mes en Antofagasta. No hay duda alguna que Sonata Arctica es una de las bandas más queridas del Power Metal en nuestro país, y así lo comprobó el 2014 su más reciente incorporación Pasi Kauppinen.

El bajista conversó con PowerMetal.cl sobre la actualidad del grupo y cómo ve el género a través de los años, además de calentar motores para el show de unas semanas más.

Sonata Arctica

2013, 2014 y ahora 2015. Tres shows consecutivos de Sonata Arctica en Chile y ahora sumando la ciudad de Antofagasta como novedad. ¿Cómo recuerdas tu última visita a nuestro país?

Fue mi primera vez en Sudamérica, y fue grandioso. El público chileno es asombroso, son muy apasionados por la música y muy ruidosos, es una increíble sensación estar en el escenario allí. Nunca olvidaré mi primer show en Santiago de Chile. Tuvimos un poco de tiempo para ver la ciudad, y tomé un buen cappuccino allí. El clima estuvo muy bien, y comimos bien. Es fantástico volver allá.

Hace poco fue lanzado la re-edición de Ecliptica, un álbum que fue muy aclamado al momento de salir, y en una época donde muchos de los grupos que fueron apareciendo se mantienen todavía vigentes. ¿Qué los llevó a re grabar estas canciones que los fans guardan con tanto aprecio en sus versiones originales?

Nuestra compañía disquera japonesa nos pidió hacer la re-grabación. Tony (Kakko) y Tommy (Portimo) tuvieron que pensar acerca de esta oferta por un tiempo, porque ellos ya habían hecho este álbum anteriormente. Era obvio que la nueva versión no sería igual a la original, con un bajista y un guitarrista diferente, y un miembro extra en los teclados. Pero también Tony y Tommy tienen ahora quince años de carrera y conocimientos que no tenían en aquella época. Además pensaron que la versión original fue hecha a la rápida, y algunas partes pudieron haber terminado siendo diferentes si hubiesen tenido más experiencia. Eso dio una buena oportunidad para celebrar el 15º aniversario de este álbum, haciendo este álbum con la alineación de hoy. No tenemos planes de regrabar otros álbumes.

Sonata Arctica

A fines de los noventa y principios del dos mil salieron discos emblemáticos del Power Metal, donde Sonata Arctica, Edguy, HammerFall, Rhapsody, Nightwish, y otros, llenaron de canciones que ahora son consideradas como clásicos. Muchos jóvenes partieron escuchando Power Metal, o Heavy Metal con uds, así como uds. fueron influenciados por Iron Maiden, Helloween o Stratovarius. ¿Qué echas de menos del sonido y canciones que se hacían antes y qué rescatas del actual sonido de las bandas de este género? 

Yo he escuchado Helloween y Iron Maiden toda mi vida, y todavía lo hago. Me gustan los álbumes antiguos pero también los más nuevos. Y por ejemplo, Iron Maiden ha mantenido el estilo que siempre han tenido, sólo que el sonido de estudio ha cambiado un poco, es un poco más claro, con la tecnología y la producción de Kevin Shirley. Yo espero que Sonata Arctica lo mantenga, también. Tony escribe melodías reconocibles y tenemos canciones rápidas, muchos teclados en nuestro campo sonoro, melodías de guitarras y shredding. Por supuesto tenemos en la banda un distinto guitarrista y bajista, y un tecladista extra, comparado con los tiempos de Ecliptica. Eso cambia un poco el sonido de la banda, pero de todas maneras hay elementos en el sonido de Sonata Arctica que han existido desde el día uno.

En ese sentido, ¿cómo convives con los fans que extrañan el sonido inicial de Sonata Arctica con los que siguen al grupo actualmente? 

Va bien, y creo que hay mucha gente a la que le gusta Sonata Arctica tal como es. Tony siempre ha compuesto toda la música y ha escrito todos las letras. Como te mencioné, en Pariah’s Child están todos los elementos que además puedes encontrar en Ecliptica. Además, hay quince años de conocimiento que la banda ha adquirido durante su carrera. Por supuesto que hay gente a la que sólo le gustan las canciones más antiguas, que escucharon cuando eran más jóvenes y no han seguido a la banda después de esos años. Es difícil vencer esas memorias de juventud. Pero además tenemos muchos nuevos y jóvenes fans, que tienen a los álbumes nuevos como su primera experiencia con la banda. Parece que “I Have a Right” ya es una especie de clásico de Sonata.

Sonata Arctica

Finlandia es conocido, tal vez, como el único país en el mundo donde el Heavy Metal es considerada «música mainstream». ¿Cuáles piensas que son las razones por esto? ¿Crees que hay una «escuela finlandesa» de Heavy Metal con elementos como el teclado característico, por ejemplo?

Cuando miras por las ventanas aquí en el invierno, todo el tiempo está oscuro. Pero aunque esté oscuro y sea frío, todavía es hermoso. Puedes ver increíbles luces en el norte en una fría y oscura noche de invierno. Creo que eso nos da la disposición de ánimo para escribir y escuchar Heavy Metal y música melódica melancólica. Aquí hay muchas grandes bandas y creo que han escuchado mucho de ellas, pero algunas buenas bandas emergentes son, por ejemplo, Lost Society, y una banda cuyo álbum produje el año pasado, Enthrone The Unborn. ¡Y por supuesto deberían chequear la otra banda en la que estoy junto a Henrik (Klingenberg), que se llama Silent Voices, en caso de que no la hayan escuchado! Es un metal progresivo melódico, en el estilo de Dream Theater y Rush, y en nuestro último disco, Tony aparece como vocalista invitado junto a Mats Levén, Mike Vescera y Mike DiMeo. No creo que exista una “fórmula” en las bandas finlandesas de Heavy Metal, pero por supuesto que los teclados dan más elementos melódicos y sinfónicos en el Metal.

Pasi, ¿qué es lo que se viene para Sonata Arctica en el mediano plazo? ¿Dónde te vez en 10 años más, tanto en lo personal como con la banda?

Giraremos hasta el final del verano (boreal, invierno del hemisferio sur) con Pariah’s Child, y luego nos tomaremos un pequeño tiempo antes de comenzar a prepararnos para un siguiente álbum. Todavía no tenemos material para un futuro trabajo. Y es difícil pensar dónde estaremos en diez años, espero que tengamos suerte y tengamos la posibilidad de seguir girando en esos tiempos. Amo hacer y tocar música, así que espero que la música sea gran parte de mi vida en el futuro. Yo además soy dueño de un estudio de grabación, donde además soy productor e ingeniero. Así que estaría haciendo música probablemente incluso si no fuese músico.

Sonata Arctica

El concierto en Santiago ya marcará una diferencia por el recinto, pero tomando en cuenta sus dos recientes visitas en años consecutivos, ¿qué pueden esperar los fans de distinto a sus anteriores presentaciones en Chile?

Desde que visitamos Chile por última vez, hemos lanzado dos álbumes de estudio, Pariah’s Child y Ecliptica – Revisited. Por supuesto que mucho del foco del show estará en estos dos discos, entre otros clásicos de Sonata Arctica. Hemos estado cambiando un poco los sets todas las noches, así que escucharán unos sets un poco diferentes.

Esperamos ansiosos por los shows de marzo en Santiago y Antofagasta. Puedes extender la invitación a todos los fans que te leen en este momento

¡Nosotros también estamos esperando los shows en Chile! Cuando vayamos para allá, espero verlos a todos, corran la voz de Sonata Arctica y lleven a un amigo con ustedes al show. Rock!

 

GUILLERMO SALAZAR & DARÍO SANHUEZA DE LA CRUZ

Sonata Arctica - Santiago

Sonata Arctica - Antofagasta

 

Sonata Arctica en Chile | 11 de marzo | Centro de Eventos Chimkowe

Según informó la producción del show, «debido al éxito de la venta de entradas», SONATA ARCTICA se suma a esta lista de bandas que han decidido agendar su encuentro en este espectacular recinto Chimkowe (Avenida Grecia 8787, Peñalolen – Santiago), que les permitirá ofrecer el show más grande de su historia en Latinoamérica, con un escenario gigante y una producción del más alto nivel. Los finlandeses desbordaron el Teatro Caupolicán este año y realizarán una extensa gira por Latinoamérica, con aproximadamente 25 shows en 12 países durante 6 semanas a partir del día 23 de febrero del 2015.

Las entradas están a la venta por sistema Ticketek y sus puntos asociados: Tiendas Falabella, Cine Hoyts, GAM, The Knife + cargo por servicio. Sin recargo se venden en Tienda Fama Music (Avda. Bernardo O’Higgins 108, Local 125 y 127 Crowne Plaza – Santiago) y Tienda Prosound (1 Norte 431 – Viña del Mar)

Los precios son:

Preventa: $20.000 (AGOTADA EN EL SISTEMA) *últimas unidades sin recargo en Fama Music & Prosound
Nueva Preventa Especial: $22.000
Entrada General: $25.000

Aclaración de entradas Teatro Caupolicán:

Todas las entradas emitidas por Ticketek, donde se señala el antiguo recinto, serán 100% validas para el nuevo lugar. Preventas, Platea son válidas para acceso general.
Las únicas entradas que pueden ser reembolsadas serán las unidades de Palco, las cuales según la configuración del nuevo recinto no podrán ser válidas. Estas pueden ser cambiadas sin problemas o solicitar la devolución del dinero.

Esta es la nueva distribución de sectores:

Sonata Arctica en Chimkowe

Súmate al evento en Facebook aquí

Sonata Arctica - Stgo 2015

Ya se encuentran disponibles las entradas para el regreso de SONATA ARCTICA en el Teatro Caupolicán. Los finlandeses llegan a nuestro país en promoción de su último disco Pariah’s Child. 

Los boletos están a la venta por sistema Ticketek y sus puntos asociados: Tiendas Falabella, Cine Hoyts, GAM, The Knife + cargo por servicio. Sin recargo se venden en Tienda Famamusic (Avda. Bernardo O’Higgins 108, Local 125 y 127 Crowne Plaza – Santiago) y Tienda Prosound (1 Norte 431 – Viña del Mar)

Los precios son:

Preventa: $20.000
Entrada General: $25.000
Platea Alta: $22.000
Palco: $30.000 (B, C, D, E)

Los finlandeses desbordaron el Teatro Caupolicán este año y realizarán una extensa gira por Latinoamérica, con aproximadamente 25 shows en 12 países durante 6 semanas a partir del día 23 de febrero del 2015. Hoy gracias a la motivación de sus seguidores la banda finlandesa vuelve a nuestro país y extiende su presentación para llegar a la región de Antofagasta en donde sus fans los esperan con ansias de presenciar un show inolvidable.

Súmate al evento en Facebook aquí

Sonata Arctica

Justo en el mes que se cumplirá un año de su anterior visita, SONATA ARCTICA volverá a Chile y por partida doble: miércoles 11 de marzo en el Teatro Caupolicán de Santiago y viernes 13 del mismo mes en el Rock and Soccer de Antofagasta

Los finlandeses desbordaron el Teatro Caupolicán este año y realizarán una extensa gira por Latinoamérica, con aproximadamente 25 shows en 12 países durante 6 semanas a partir del día 23 de febrero del 2015. Hoy gracias a la motivación de sus seguidores la banda finlandesa vuelve a nuestro país y extiende su presentación para llegar a la región de Antofagasta en donde sus fans los esperan con ansias de presenciar un show inolvidable.

Las entradas para el regreso de SONATA ARCTICA el 2015 comenzarán a venderse este miércoles 12 de noviembre, tanto para Santiago como para Antofagasta. Los precios son:

Miércoles 11 de Marzo – Teatro Caupolican, Santiago
(súmate al evento en Facebook aquí)

Preventa: $20.000
Entrada General: $25.000
Platea Alta: $22.000
Palco: $30.000 (B, C, D, E)

Venta disponible a través del sistema Ticketek y sus puntos asociados: Tiendas Falabella, Cine Hoyts, GAM, The Knife + cargo por servicio. Las entradas sin recargo se venderán en recargo en Tienda Famamusic (Avda. Bernardo O’Higgins 108, Local 125 y 127 Crowne Plaza – Santiago) y Tienda Prosound (1 Norte 431 – Viña del Mar)

Viernes 13 de Marzo – Rock and Soccer, Antofagasta
(súmate al evento en Facebook aquí)

Preventa: $20.000
General: $22.000
Dia del show: $25.000

Venta disponible a través del sistema Ticketek y sus puntos asociados: Tiendas Falabella, Cine Hoyts. Entradas sin recargo en locales Equinoxio, ubicados en: Baquedano 651, local 8 y Baquedano 729, local 9, Antofagasta.

Sonata Arctica - Stgo 2015

A quince años del lanzamiento «Ecliptica«, el primer disco de SONATA ARCTICA, que los hizo reconocidos a nivel mundial, los finlandeses entraron a estudio para regrabar este trabajo. Esta nueva versión lleva por nombre «Ecliptica – Revisited: 15th Anniversary Edition» y será lanzada el 24 de Octubre vía Nuclear Blast.

sonataarcticaecliptica2014cd

Además del tracklist original del trabajo, esta nueva versión traerá un bonus track, un cover de I Can’t Dance de GENESIS.

Aquí puedes escuchar el primer single de la versión 2014 de «Ecliptica«, Kingdom For A Heart:

 

Pocas semanas antes del lanzamiento del octavo disco de estudio de los otrora estandartes del Power Metal, voces optimistas se alzaban e indicaban que Pariah’s Child marcaría el ansiado regreso a las raíces, un cambio de lógica y un rescate de los elementos que hicieron grande a Sonata Arctica hacia el final de la década de los 90s y comienzos de los 2000. ¿De dónde surgían estas voces? O mejor dicho, ¿dónde encontraban su fundamento? Pues bien, nada menos que en las declaraciones del mismísimo Tony Kakko. Es de perogrullo que la banda debe generar expectativas, “vender el producto”, pero por alguna razón el músico y líder del grupo, eligió hacerlo apelando a la nostalgia y aspiraciones de los fanáticos más antiguos. Al respecto el hombre señalaba: «la música en el disco se inclina más hacia el “viejo” Sonata». Nada de malo en eso, creo yo, pero siempre y cuando lo cumplas.

No sé ustedes, queridos lectores, pero yo al menos me siento estafado. Por más que escucho este Pariah’s Child no veo cuáles son los elementos que podrían hacer recordar al Sonata Arctica más clásico. Sí, en toda la estética circundante al disco hay ciertos destellos que recuerdan a esa maravillosa época, como pueden ser el logo de la banda, los motivos generales del diseño de la portada y la reaparición del animal tótem: el lobo. Ok, ok. Todo bien con eso. Pero ¿y en la música? He repasado con detención las distintas pistas que componen el álbum y poquito de clásico encuentro en ellas. Muy por el contrario, lo que sí encuentro es un desarrollo, una continuación de lo que la banda quiso hacer en The Days of Grays (2009) y, particularmente, en Stones Grow Her Name (2012). Ahora, hay que ser claros en cuanto a que el problema de esta placa no es que no suene clásico. Reckoning Night (2004), por ejemplo, no sonaba para nada como el Sonata Arctica que uno idolatraba, pero aun así tenía buenos temas y uno lo disfrutaba. En el mismo Stones Grow Her Name habían dos o tres canciones extraordinarias que sobresalían (pienso en The Day y I Have A Right) y hacían de él un disco aceptable. Aquí también hay dos o tres canciones que resaltan y que uno puede seguir escuchando, pero en general es un disco débil y poco memorable.

Hay que reconocer que el inicio es muy auspicioso, porque no es otra que la más que correcta The Wolves Die Young, una canción que ya habíamos podido escuchar como adelanto e incluso en vivo. A mí al menos no me alcanza para catalogarla de brillante, pero es entretenida y se deja escuchar. Y sin duda que tiene buenos momentos, como ese avasallador pero melódico inicio, con gruñido de lobo incluido. Lo mismo que aquella pequeña breve pero intensa metralla de Pasi Kauppinen con su bajo. Muy buenos solos también, siendo lo hecho por Viljanen de lo mejor que se le ha podido escuchar en su estadía en la banda (pese a lo breve que resulta). Y sin duda el coro es por lejos el punto más alto del tema, tanto así que acabará convirtiéndose en de lo más rescatable de todo el álbum. Si el disco hubiese seguido esta línea, sí, le podríamos haber concedido a Kakko que prometió algo y lo cumplió. Pero lo cierto es que esta canción es una excepción, es lo poco de Power Melódico que se puede encontrar (junto con otros cortes que luego comentaremos) en el registro. Buena parte de lo que sigue irá más bien en la veta de ese Power Progresivo Experimental que la banda ha venido haciendo en los últimos diez años. Con todo, es un buen inicio, innegable.

El segundo corte del álbum sí que me despertó el entusiasmo cuando lo oí por primera vez. Esa parte introductoria, con las guitarras y su fraseo en plan de himno, con ese doble pedal machacando a toda velocidad, me hizo pensar que lo del Power Metal a la usanza del “viejo Sonata” era cierto. Pero no era tal. Claro, Running Lights no es una mala canción, de hecho, tras sucesivas escuchas asoma como uno de esos puntos altos de los que ya hemos hablado. Sin embargo, no es ese himno powermetalero que por algunos segundos creímos. Ahora, dejando la nostalgia de lado y siendo muy justos: es una buena canción, muy por sobre la media de lo que han sido varios mamarrachos que la banda nos ha encajado en los últimos años. Cuenta con un buen estribillo, y podemos ver a un Tony en excelente forma, dándose el lujo de impostar la voz por momento y cantar de forma gutural en otros (aunque sea por medio segundo). Otra más que rescatable canción.

Take One Breath es una de esas canciones por las cuales decimos que el Power Progresivo Experimental es la tendencia en este disco, y claro, no será la única. Ese inicio es rarísimo, porque si bien es cierto que está bien hecho, parece introducción de programa del Baby TV o del Disney Channel. Insisto: se nota que está bien trabajado, pero suena fuera de lugar. Luego, superando ese inicio en falso, vemos que hay buenos momentos a nivel melódico, ya sea en esa primera estrofa, en el puente o en estribillo, todo esto gracias a un muy buen trabajo a nivel vocal por parte del Kakko, quien no solo llega alto, sino que además le pone huevos y desgarra la voz cuando conviene. Pero luego reaparece Baby TV y uno no puede evitar hacer esa mueca tipo “pero qué carajos…”. Take One Breath tenía potencial para ser una gran canción, pero ese exceso de experimentación le quita puntos, al nivel de hacerla prescindible.

Lo siguiente también lo pudimos disfrutar hace unas semanas, cuando la banda se presentó en Chile. Ese día Cloud Factory no prendió mucho a la gente (por el hecho de ser debutante absoluta), pero se escuchó con atención y sobre el final fue premiada con una gran ovación. Y es que también es una muy interesante composición. Un montaje acústico-cinematográfico que da la sensación de una producción en serie en una especie de laboratorio da el vamos. Tras ello, y muy temprano en su desarrollo, deja ver una de sus principales características. Verán: creo que lo más rescatable en este corte es el desarrollo melódico en las voces. Es decir: es muy entretenida, y con esos “lai lai lai lari lai lai” insertos en el segmento instrumental se torna toda una fiesta. Ahora, hay un momento en el que Tony intenta jugar al rupturismo y del sombrero saca una interpretación que pretende ser hilarante, como si fuera el Guasón quien nos canta. Esta jugada resulta solo parcialmente, y adquiere sentido solo cuando la has escuchado la suficiente cantidad de veces como para acostumbrarte.

La siguiente en la lista es Blood, y es para mí la mejor lograda, y si acaso no lo fuera, es por lejos mi favorita. Es sólida en todos sus niveles, y es la única que en verdad-verdad te dan ganas de volver a escuchar una vez que terminas de escuchar el disco completo. La única que pasé a mi dispositivo portátil para escuchar música fuera de casa, la única que pondría para combatir el tedio de un viaje en metro (esa para mí es una señal inequívoca de su talla). Comienza de forma brillante, con el sobrecogedor aullido de un lobo a la distancia, que se funde con unos arreglos en teclados (piano y sintetizadores se van mezclando) que rozan lo tétrico y lo gótico, pero con un cierto aire de amargura que no dejan indiferente, todo propiciado por unas orquestaciones de fondo que son en verdad notables. La voz calma y en segundo plano de Tony comienza a narrar una historia cuyo tema central es el miedo y la superación de éste. En seguida, tras el grito de «…fire!» por parte de Kakko, se suman guitarras y batería, que conjugan un riff endemoniado, que lleva el ritmo de los bombos de Portimo, que a su vez se van intercalando con silencios. El cambio de ritmo nos trae un pasaje que, a mi gusto, está demás: una voz nos expone la definición del concepto “sangre”. ¿Qué hace ahí? No sé. Quizás para darle más variedad (nótese eso sí el detalle de los teclados de fondo). Luego vuelve el Metal, de forma contenida, y con un ritmo y melodía distintos a los de la primera estrofa. Y tras esto viene uno de los momentos más brillantes del disco: el puente. Es que la melodía que ingenió Kakko es alucinante, además es el primer momento en que se puede oír el doble pedal de Tommy, constituyendo uno de los pocos chispazos de genuino Power Metal. Segundos más tarde llega el estribillo, muy genial también, con una aceleración que merece destacarse, así como la melodía y el fraseo de las voces. Terminado eso llega el solo de guitarra, que destaca por su simpleza y belleza. Solo en baladas le había oído a la banda segmentos instrumentales tan sencillos, sin pretensiones, y que resonaran de manera tan extraordinaria. Suena a heroísmo, sublime. Más adelante habrá espacio para Henrik y éste hará de las suyas, pero creo que el gran momento es de Elias. Maravillosa composición, que no solo es de lo mejor de este disco, sino que de la discografía de la banda, particularmente post-2003.

Tras la grandeza de Blood llega la profunda amargura de What Did You Do In The War, Dad?, que debe ser una de las letras más melancólicas y tristes que Kakko ha podido crear (y eso que el tipo tiene muchos temas que destacan por ser tristes), y solo por eso la canción merece tener una ponderación positiva, aunque si bien a nivel musical tiene algunas cosas positivas que ofrecer, no es un temazo ni nada. Es muy progresiva. Eso se percibe en los cambios de ritmo y atmósfera que muestra. Inicia de manera muy sutil, como una canción de cuna, pero a lo pocos segundos es un vendaval de virtuosismo. Vuelve al ritmo pausado y a la suavidad para regalarnos los cuestionamientos de un hijo que le habla a su padre acerca de los cambios que percibe en él después de la guerra. Luego él, el padre, responde, y allí la música se vuelve intempestiva, agresiva y veloz, pero al mismo llena de angustia, gracias a su significativa lírica. Más tarde volverá ese pasaje de tintes progresivos, pero finalizará con el mismo aire triste apesadumbrado del comienzo.

Half A Marathon Man es un tema extraño. Escuchas los primeros instantes y puedes sentir que estás a punto de alcanzar el nirvana, o al menos te visualizas a ti mismo en un templo budista. Todo esos arreglos quedan bien, pero la verdad uno no entiende qué relación o coherencia estética tiene eso con lo que sigue luego, que es un Hard Rock puro y duro. Da la impresión de que la idea era que fuera la nota humorística del disco, o quizás no humorística, pero sí relajada y distendida (algo como lo que fue Cinderblox en el disco anterior, con todo ese Banjo Metal y toda esa onda campirana de los pantanos del sur de EUA). Veamos: separadas las cosas, todo bien. Juntas, no. Como decimos acá en Chile: no pega ni junta. Esos mismos arreglos los oiremos sobre el final, y de nuevo, no suenan nada mal, pero a la luz de lo que fue la canción, uno no entiende qué hacen ahí. Sobre el despliegue de Hard Rock, que debe ser inédito en la discografía de Sonata Arctica, solo cosas positivas para apuntar. Suena sólida y la verdad entretiene. Hasta los solos tienen esa estética ochentera que siempre es bienvenida, aunque con los teclados de Klingenberg siempre presentes. Buena canción, pero con ciertas incoherencias que le quitan crédito.

La voz de Jaakko Koskinen, en el papel de El Predicador, abre X Marks The Spot. Nuevamente no sabes bien qué tienes enfrente, y por lo mismo no sabes cómo tomártelo. Es otra canción que intenta jugar con lo lúdico, y prueba de ello son las intervenciones habladas de Koskinen y algunas partes de la interpretación de Kakko. Un punto a favor es la inclusión del International Lowerflabbi Congregation Choir, recurso extraño y fuera de lo común, pero que viéndolo todo de forma general, resulta bien, al menos en cuanto a su sonido. Porque como aporte al tema en sí, de nuevo, no se sabe cuál es ése aporte. Sacando todos esos momentos la canción no es para nada mala, pero es imposible abstraerse de esos detalles que lo único que hacen es entorpecer algo que, de otra manera, habría sido bastante bueno. Tras ello viene Love, aburrida e intrascendente balada, cuyo aporte es, así como yo lo veo, nulo. Tony Kakko es un maestro consagrado a la hora de escribir baladas, siendo Tallulah o Letter To Dana grandes ejemplos, pero aquí falla. No solo es cansina (algo esperable si hablamos de una balada), sino que además es carente de pasión y sentimiento, algo imperdonable con este tipo de canciones. Son casi cuatro minutos de nada.

Para cerrar tenemos a la buena Larger Than Life, excepcional corte de exactos diez minutos donde la banda hace un repaso por todo lo que han aprendido en estos últimos cinco discos. Es una canción que busca explorar la vida misma, incluyendo momentos alegres, tristes y otros de euforia, y en donde Kakko también buscará jugar con la teatralidad, cosa no extraña, por cuanto cuenta la historia de un actor que siendo muy joven comenzó a interpretar un papel, papel que le brindó de todo, menos una vida, por cual decide recomenzar. Los grandes momentos, esos incuestionablemente memorables (y que en lo personal me gustaría volver a ver en el futuro), están dados por unos espectaculares movimientos corales, entorno a los cuales resuenan unas imponentes orquestaciones a cargo del profesor Mikko P. Mustonen, a lo Rhapsody. De verdad que esos movimientos no dejan indiferente. Son, como dijimos, espectaculares.

Me parece que en líneas generales Pariah’s Child es un disco que queda al debe, sobre todo considerando las mesiánicas declaraciones por parte de miembros de la banda en que avizoraban un regreso al antiguo Sonata. No hay mucho de eso en este disco. Ahora, si nos abstraemos de ese anuncio y lo vemos como otro disco en la carrera de la banda, no debería ser malo. De hecho, tiene muchos buenos momentos que relucen por su brillantez, pero estos no alcanzan a constituir un puñado de buenas canciones que en su conjunto armen un buen disco. Son solo eso: chispazos. Un disco que salvo dos o tres canciones, no logra escapar a la intrascendencia. Ahora, y para cerrar este comentario, creo que hay que aplaudir los huevos que tiene Sonata Arctica, porque nunca es fácil jugársela con nuevas ideas.