Entradas

Jorn – Heavy Rock Radio II – Executing the Classics

Qué se puede decir de Jorn Lande que no se haya dicho a estas alturas. El noruego, además de poseer una de las voces más prodigiosas del metal y haber conquistado la escena Power gracias a sus trabajos en Masterplan y Avantasia, destaca por su fanatismo irrenunciable hacia la escena AOR/Hard Rock. Basta mirar su discografía solista para encontrarse con una lista interminable de covers y homenajes a referentes de dicha escena. Lo anterior, sumado a su incesante necesidad de re-versionar su material original, ha producido una extensa discografía con ya veinte discos a su haber. Sin embargo, sólo nueve de ellos cuentan con material original, el resto se reparte entre compilaciones, discos en vivo, discos de covers y re-grabaciones.

Y para comenzar esta década, por supuesto que no podía faltar otro disco más de covers. “Heavy Rock Radio II – Executing the Classics” es la secuela del entretenido “Heavy Rock Radio” (2016) que incluyera versiones de auténticos clásicos de titanes como Queen, Iron Maiden, Rainbow, Black Sabbath y Journey. Sin embargo, esta vez Jorn se decanta por versionar temas más suaves, ergo más lejanos a las raíces del Heavy Metal. A excepción de las versiones de Mystery (DIO) y Bad Attitude (Deep Purple), el disco no contiene demasiado “Heavy” como reza el título, sino que es más bien “Soft”. Jorn reinterpreta a artistas como Bryan Adams, Peter Gabriel y Santana… así como también a otros menos conocidos como Russ Ballard, Don Henley o Pages. Desafortunadamente, el resultado en general es más bien cansino y carente de vértigo. No hay nada intrínsecamente malo en las versiones, pero la verdad es que no entusiasman demasiado tampoco. El disco pasa lento y sin sobresaltos, y Jorn tampoco hace gala de todas sus capacidades vocales, entregando interpretaciones que son correctas y poco más. Destacaría las versiones de Lonely Nights (Bryan Adams) y Needle & Pins (The Searchers) que tienen una onda entretenida, pero no mucho más que eso. Curiosamente, lo mejor del disco está en los bonus track, que son re-
ediciones de otros cover antiguamente publicados, a todas luces mejores que las versiones presentadas en este álbum.

En síntesis, creo que Jorn se beneficiaría al recordar el antiguo proverbio que dice que “menos es más”, ya que copar su discografía con tanto disco no-original (llámese compilación, covers o en vivo) lejos de engalanar su catálogo, tiende a restar. No porque sus trabajos sean malos, sino porque algunas entregas son innecesarias, como es el caso de “Heavy Rock Radio II – Executing the Classics”. Ni tan Heavy ni tan clásico, se deja escuchar pero pasa sin pena ni gloria, a diferencia de sus otros discos de covers que son más memorables (sobre todo el primero de su carrera, “Unlocking the Past”, que no tiene desperdicio). Me parece que cuatro discos de covers ya es una cuota más que suficiente y esperemos que el noruego se enfoque en producciones originales… porque si saca algo medianamente similar a cualquiera de sus primeros cuatro discos, estaremos celebrando un nuevo discazo en su carrera.

Por: Hernán Bórquez

 

Serious Black – Suite 226

El ensamble internacional Serious Black vuelve al ataque con su cuarta entrega de estudio en cinco años, titulada “Suite 226”. La banda, que originalmente reunió a estrellas de la escena Power Metal como Roland Grapow y Thomen Stauch, ha sufrido múltiples cambios en su alineación, pero mantiene en sus filas a los fundadores Urban Breed (voz), Dominik Sebastian (guitarra) y Mario Lochert (bajo). Este álbum marca el debut en estudio del baterista Ramy Ali, que llegó para reemplazar a otro viejo conocido, el infaltable Alex Holzwarth. “Suite 226” es una obra conceptual que cuenta la historia de un personaje que ha pasado años en una celda hasta el punto de volverse loco e imaginar que es un rey con súbditos y una armada a su disposición. La banda comentó que con este álbum intentarían volver a sus raíces Power Metal luego de experimentar con elementos Hard Rock en sus últimos dos lanzamientos.

La historia comienza con un par de temas de medio tempo y bastante pegajosos como los sencillos de adelanto Let It Go y When the Stars are Right, entregándonos el primer bombazo Power Metal propiamente tal con Solitude Étude, que se encumbra inmediatamente entre los mejores momentos del disco. Se suceden una serie de canciones con tono más melódico y coros pegadizos como Fate of All Humanity, Castiel, Heaven Shall Burn y Way Back Home, que ayudan a desarrollar la historia y mantienen el momentum de la placa. Ya hacia el final nos encontramos con tres temas que se destacan por sobre el resto: me refiero a la dinámica We Still Stand Tall, la emotivísima Come Home (para mí la joya del disco y una de las mejores Power Ballads que he escuchado últimamente), para cerrar con la épica y operática Suite 226, que incorpora interesantes elementos de música oriental en sus ocho minutos de duración.

“Suite 226” es un disco entretenido que fluye perfectamente de comienzo a fin, incluyendo la necesaria variedad de elementos para hacerlo una experiencia refrescante y satisfactoria. Como todo en la vida, tiene momentos felices y otros llenos de melancolía, pero manteniendo un hilo conductor a través de la narración. Entendiendo el trasfondo de la historia, es evidente que la performance de Urban Breed esté llena de histrionismo, cambios de ánimo y brotes de locura, logrando un gran cometido. Las guitarras y teclados se complementan en su justa medida, con una mezcla balanceada y creo que el producto final es bastante más inspirado que lo que mostraron con “Magic” y “Mirrorworld”. No es un álbum perfecto, pero es claramente un repunte en su carrera y les dará la oportunidad de mostrarse ante un público más masivo en su próximo tour europeo en el que acompañarán a otros titanes del Power Metal como HammerFall y Battle Beast.

Por: David Araneda   

Temperance – Viridian

En enero, la banda italiana Temperance, lanzó su tercer álbum de estudio titulado “Viridian” a través de la discográfica Napalm Records, un disco cargado de energía y potencia que plasma todo el virtuosismo que este conjunto, compuesto por Alessia Scolletti (voz), Marco Pastorino (guitarra), Michele Guaitoli (voz y teclados), Luca Negro (bajo) y Alfonso Mocerino (batería), ha exhibido desde sus inicios.

Mission Imposible es el corte encargado de abrir el disco y que no deja nada a la imaginación; de inmediato la potencia se hace notar desde el primer riff cargado de fuerza, tal cual lo demuestra su sucesor, I Am The Fire de una manera espectacular. Start Another Round es una canción con un comienzo directo, guiado por las voces de Alessia y Michele, proporcionando toda la energía y elocuencia a la canción. En My Demons Can’t Sleep sigue la potencia y rapidez de los riffs con voces muy melódicas, tal cual se ve reflejado en Viridian, con un doble pedal discreto pero lleno de energía. Let It Beat es una canción más sutil, en donde el ritmo en cierta forma baja, pero su atmósfera es realmente agradable.

La calma es de Scent of Dye, un tema con mucha nostalgia, cargado de emociones, que pone a disposición del escucha un cálido ambiente lleno de matices para volver a la carga con The Cult of Mystery, en donde nuevamente la banda saca a relucir toda la potencia que viene gestando. Nanook es una canción con muchos matices, con un comienzo lento que va progresando con riffs hasta entrar de lleno a un tema más enérgico. Gaia es una canción lena de sonoridad, a tal punto de parecer un himno hacia la madre tierra tal como lo describe la letra del tema. Catch the Dream es un tema netamente a capella, con un coro detrás de las voces dibujando la melodía que en efecto es la esencia de la canción. El final lo pone Lost in the Christmas Dream, despidiendo un álbum entre la nostalgia y melodía.

Desde la perspectiva de oyente, se puede decir que “Viridian” sin duda es un gran trabajo de principio a fin, cargado de matices, potencia y energía que se envuelven en las sinfonías, melodías y nostalgia como anteriormente queda señalado. Sólido disco de esta banda italiana que promete mucho.

Por: Samuel Lorca

 

Blood River – Three Stories for Sleepless Nights

Siempre es un placer revisar trabajos nacionales y más aun cuando la banda proviene de tus mismos pagos, como decimos en Aysén. Por supuesto que la satisfacción es aún mayor cuando el trabajo es profesional y de innegable calidad compositiva e interpretativa, como  es el caso de Blood River. Esta banda proveniente de Coyhaique ya cuenta con un LP a su haber, “The Quiet of the Seas” lanzado el año 2017, y en esta oportunidad nos presenta el EP llamado “Three Stories for Sleepless Nights” que revisamos a continuación.

Un teclado atmosférico de aires nórdicos introduce Human Extermination, el excelente opener del EP que da una mirada oscura al poder de la madre tierra y su desdén por la raza humana. La canción deambula por terrenos de Death Metal melódico, recordando a ratos el sonido de Gotemburgo y similares provenientes de tierras escandinavas. Destacan los duelos de voces guturales y que le dan un toque dramático y teatral a la obra que recuerda a lo lejos trabajos tempraneros de Dark Tranquillity, Emperor y Dragonlord entre otros. In the Depths of the River es otro tema de semblante oscuro, ritmo endemoniado y
adornado con arreglos melódicos que seguramente seguidores de Children of Bodom reconocerán familiares. Blasts beats y patrones cercanos al Black sinfónico también tienen cabida en esta exploración a relatos oscuros que rodean al imponente Río Simpson. The Black Horseman cierra el EP con los compases menos desenfrenados del trabajo, que se pasean por las influencias antes mencionadas pero de forma más reposada y lúgubre, con un trabajo más prominente de las guitarras en desmedro del teclado en la estructura general.

Three Stories for Sleepless Nights” es sin duda un muy buen apronte a su segundo disco. Es una propuesta interesante, bien trabajada, altamente disfrutable y que se deja escuchar con facilidad. También se agradece cuando las bandas rescatan nuestro folklore y abordan temáticas atingentes al territorio propio. Desde el punto de vista compositivo e interpretativo, no hay mayores reparos. Los muchachos manejan sus instrumentos de forma impecable. La mezcla sí admite mejoras y creo que una producción profesional puede darle mucho al sonido general de la banda. Personalmente, creo que la inclusión de teclados con timbre estridente y demasiada presencia en la mezcla final puede ser un arma de doble filo, no así los teclados atmosféricos que entregan una ambientación al sonido en cuestión. Sumando y restando, este trabajo deja un saldo largamente positivo y sigue enriqueciendo nuestra gran escena nacional. Pulgares arriba para los coyhaiquinos y quedamos al aguaite de su segundo larga duración, que debería ver la luz a mediados de este año. Aguante Blood River y aguante el Patagonian Metal, carajo.

Por: Hernán Bórquez

SERIOUS BLACK dio a conocer el primer single titulado “When The Stars Are Right”, que será parte de su próximo disco de estudio “Suite 226”, el cual verá la luz el 31 de Enero por medio de AFM Records.

No olvidemos que la banda actualmente cuenta con Urban Breed en voces y Bob Katsionis en guitarra.

Puedes escuchar y ver lo nuevo de la banda aquí:

La portada de «Suite 226»: