Entradas

El vocalista de SAXON Biff Byford se encuentra en plena grabación de su primer álbum como solista el cual espera lanzar este año. El trabajo contará con la participación del baterista Nicholas Barker (DIMMU BORGIRCRADLE OF FILTH) y el guitarrista Fredrik Åkesson (OPETHARCH ENEMY).

No olviden que tras una espera de 8 años, SAXON por fin regresará a nuestro país para presentarse el Viernes 8 de Marzo en Blondie, show para el que los fans ya agotaron la primera fase de entradas.

La leyenda de la NWOBHM girará en promoción de su último trabajo “Thunderbolt”, show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal.

Las entradas se venden por www.eventrid.cl y sin recargo en The Knife (Eurocentro) y RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), pagando sólo en efectivo.

Preventa 1: AGOTADA
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000

Tras una espera de 8 años desde su primera visita a Chile, SAXON por fin regresará a nuestro país para presentarse el viernes 8 de marzo en Blondie, show para el que los fans ya agotaron la primera fase de entradas.

La leyenda de la NWOBHM girará en promoción de su último trabajo “Thunderbolt”, show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal.

Las entradas se venden por www.eventrid.cl y sin recargo en The Knife (Eurocentro) y RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), pagando sólo en efectivo.

Preventa 1: AGOTADA
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000

Tras una espera de 8 años desde su primera visita a Chile, SAXON por fin regresará a nuestro país para presentarse el viernes 8 de marzo en Blondie.

La leyenda de la NWOBHM girará en promoción de su último trabajo “Thunderbolt”, show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal.

La venta de entradas comienza el lunes 19 de noviembre por www.eventrid.cl y a partir del miércoles 21 de noviembre en The Knife y RockMusic de Eurocentro.

Preventa 1: $25.000
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000

“Nosferatu (The Vampire’s Waltz)” es la canción elegida por SAXON para su nuevo video clip. El tema pertenece al último trabajo de los ingleses titulado “Thunderbolt” y que ya está disponible via Militia Guard.

El video a continuación:

SAXON se apresta a lanzar este 2 de febrero su nuevo álbum de estudio titulado “Thunderbolt”. En él, está incluido el track “They Played Rock And Roll”, dedicado a MOTÖRHEAD.

Biff Byford comenta sobre el título de la canción: “Es lo que solía decir Lemmy cada noche. Es básicamente sobre el MOTÖRHEAD del ’79/’80, por el ‘No Sleep ‘Til Hammersmith’ más o menos, porque ahí fue cuando giramos juntos. Así que, sí, es sobre la banda y su música”. El cantante agrega que “le pedí a Nibbs -Carter, bajista- que me escribiera una canción que fuera como MOTÖRHEAD, y así lo hizo. Así que suena muy ‘Motorheadesca’, si entiendes a lo que me refiero”.

A continuación puedes ver el Lyric Video:

“Thunderbolt” fue producido por Andy Sneap (JUDAS PRIEST, ACCEPT, MEGADETH) y el tracklist es el siguiente:

01. Olympus Rising
02. Thunderbolt
03. The Secret Of Flight
04. Nosferatu (The Vampires Waltz)
05. They Played Rock And Roll
06. Predator
07. Sons Of Odin
08. Sniper
09. A Wizard’s Tale
10. Speed Merchants
11. Roadie’s Song
12. Nosferatu (Raw Version)

El 2 de Febrero podremos disfrutar de un nuevo disco de SAXON llamado “Thunderbolt”. El primer adelanto del disco es la canción que le da el nombre y pueden ver el video aquí mismo el cual muestra imágenes del show que realizó la banda en el festival Wacken Open Air.

‘Thunderbolt’ es una colección de canciones que nos asalta, destroza y sorprende que hemos estado fabricando con el productor Andy Sneap y está lista para ser lanzada. ¡Agárrense bien y abróchense los cinturones!” comentó Biff Byford

El disco número 22 de SAXON ya tiene fecha de lanzamiento: “Thunderbolt” debutará el 2 de Febrero via Militia Guard. Este nuevo disco fue producido por Andy Sneap y el artwork fue diseñado por Paul Raymond Gregory.

“Este disco es una colección de canciones poderosas, atronadoras y que destrozan, que hemos estado fabricando con el productor Andy Sneap y está lista para ser liberada ¡Pónganse cómodos y abróchense los cinturones!” comentó el líder de SAXON Biff Byfford

El tracklist y el artwork son:

“Thunderbolt” track listing:

01. Olympus Rising
02. Thunderbolt
03. The Secret Of Flight
04. Nosferatu (The Vampires Waltz)
05. They Played Rock And Roll
06. Predator
07. Sons Of Odin
08. Sniper
09. A Wizard’s Tale
10. Speed Merchants
11. Roadie’s Song
12. Nosferatu (Raw Version)

“Decade Of The Eagle” se titula la antología de lujo que BGM lanzará el 17 de noviembre y que contiene 34 éxitos de los primeros nueve discos de SAXON (1979-1988). El álbum tendrá una edición de 2CD y otra de 4LP (vinilos de 180g).

Biff Byford comenta: “Estos son los discos de un tiempo en los ’80 que movieron a una generación de fanáticos del Rock alrededor del mundo, cuando el Rock Británico estuvo una vez más en el primer plano. Grandes momentos que nunca olvidaremos y que siguen retumbando hasta estos días”.

El tracklist de“Decade Of The Eagle” es el siguiente:

01. Stallions Of The Highway
02. Big Teaser
03. Backs To The Wall
04. Militia Guard
05. Wheels Of Steel
06. 747 (Strangers In The Night)
07. Suzie Hold On
08. Motorcycle Man (live)
09. Strong Arm Of The Law
10. Heavy Metal Thunder
11. 20,000ft (live)
12. Dallas 1PM
13. And The Bands Played On
14. Never Surrender
15. Denim And Leather
16. Fire In the Sky (live)
17. Princess Of The Night
18. Power & The Glory
19. This Town Rocks
20. The Eagle Has Landed
21. Midas Touch
22. Sailing To America
23. Crusader
24. Devil Rides Out
25. Back On The Streets
26. Rockin’ Again
27. Rock N’ Roll Gypsy
28. Broken Heroes
29. Waiting For The Night
30. Rock The Nations
31. Northern Lady
32. Battle Cry
33. Ride Like The Wind
34. Red Alert

SAXON lanzará a comienzos del 2018 “Thunderbolt”, el disco sucesor de “Battering Ram”, con producción a cargo de Andy Sneap (JUDAS PRIEST, MEGADETH, TESTAMENT, EXODUS).

 

 

 

A principios del próximo año podremos escuchar el nuevo trabajo de la leyenda inglesa SAXON. El disco nuevamente va a ser producido por Andy Sneap.

Biff Byford reveló anteriormente que el disco incluirá una canción en homenaje a MOTÖRHEAD: “Se llama ‘They Played Rock And Roll’, porque eso es lo que Lemmy solía decir todas las noches. Es básicamente sobre el principio de MOTÖRHEAD, acerca de ‘No Sleep’ hasta Hammersmith’, porque esa es la gira en la que estábamos. Así que, sí, es sobre la banda, en realidad, y su música”


Hace algunos días, Biff Byford y Doug Scarrat fueron entrevistados para The Metal Voice Canadá respecto al futuro de SAXON y sus experiencias junto a Lemmy Kilmister entre otras cosas. Al consultarles respecto al próximo álbum de la banda, Biff Byford comentó:

Ya hemos grabado siete canciones, de hecho, terminé las voces justo antes de venirnos, incluso tenemos unas tres o cuatro canciones más pero vamos componer unas tres más para el álbum. Arrendaremos un estudio cuando estemos entre festivales, alrededor de una semana en el estudio y, luego, compondremos algunas canciones con Andy Sneap quien está trabajando en lo nuevo de JUDAS PRIEST mientras nosotros estamos aquí. En Septiembre terminaremos o eso esperamos y saldrá al mercado el 2018, quizás en Enero“.

Al preguntarles sobre lo que recuerdan o lo que significó para ellos el girar con MOTÖRHEAD, Byfford comenta:

Nuestra primera gira por el Reino Unido, bueno, de hecho, la primera gira de nuestra historia fue con MOTÖRHEAD, acabábamos de componer ‘Wheels Of Steel‘ y estaba listo para salir al mercado. Salíamos al escenario todas las noches a las siete en punto a hacer lo nuestro y Lemmy salía después de nuestro show y decía ‘Tienen que comprar su disco, estos chicos son tremendos. Van a ser gigantes’ o algo por el estilo, así que nos ayudó un montón en esos primeros días, nos dio su sello de aprobación, fue piola de su parte. Lemmy era muy inteligente, culto y tenía un gran sentido del humor, era un poco como yo, era muy crítico de sí mismo“.

También se les consultó sobre cómo enfrentaron la muerte de Lemmy a lo que Byford contestó:

Lemmy estaba enfermo, de hecho, en la parte estadounidense de la gira estuvo más enfermo que en la parte europea. Terminamos en Diciembre en Escandinavia y todos nos despedimos para un receso por Navidad para comenzar de vuelta en Enero en Londres donde sería el primer show. Pero él murió poco después de eso, no creo que él esperara morir porque, de hecho, estaba sintiéndose un poquito mejor pero le dijeron que tenía cáncer en el cerebro y no fue mucho después de eso que murió. Me envió un mensaje de texto un par de días antes de morir diciéndome que la gira había sido genial y bla bla bla, lo siguiente que supe fue que alguien me llamó y me dijo ‘Lemmy se fue’. Fue un shock más o menos pero se fue al estilo Lemmy, no dio pena en un hospital, ¿cierto? Murió con las botas puestas“.

También les consultaron sobre la posibilidad de celebrar una reunión con los exmiembros de la banda, aunque sea en un show único, a lo que Byford contesta:

No, no en este universo, no. He sido leal a estos chicos, ya sabes, quiero decir que Doug ha estado en la banda mucho más tiempo que ellos, no le veo el sentido la verdad. Somos cabeza de cartel en grandes festivales en Europa así que ¿cuál sería el punto? A ver… sería genial para los fans, lo entiendo, pero nuestros fans han seguido y avanzado hacia el nuevo SAXON y así es como son las cosas. Estoy seguro que a UFO le preguntan exactamente lo mismo respecto a Schenker, onda, ‘¿alguna vez van a juntarse con Michael Schenker otra vez?’ y su respuesta es ‘no sé’. Probablemente no, supongo, no sé pero quizás, nunca digas nunca ¿cierto? Pero como están las cosas ahora, no“.

SAXON anunció hace poco que el sucesor de “Battering Ram” (2015) incluirá una canción dedicada a MOTÖRHEAD, en palabras de Byford “se llamará ‘They Played Rock And Roll‘ porque eso era lo que Lemmy solía decir cada noche. Es básicamente sobre los principios de MOTÖRHEAD, el MOTÖRHEAD del 79-80, por ahí por el ‘No Sleep ‘Till Hammersmith‘ porque esa fue la gira en la que estuvimos nosotros, justo esa, así que sí, es sobre la banda y su música realmente. Le pedí a Nibbs que me escribiera una canción que fuera como de MOTÖRHEAD y lo hizo, así que suena muy a ellos pero no como ellos, no sé si me entienden“.

saxon

SAXON anunció su décimo álbum en vivo titulado “Let Me Feel Your Power”,el cual saldrá a la venta este 23 de Septiembre a través de UDR Music. El nuevo directo de 16 pistas se registró en Münich, Alemania, en Noviembre del 2015 y Brighton, Inglaterra, en Enero de este año, además de un material extra filmado en Chicago en Septiembre del año pasado.

“Let Me Feel Your Power” estará disponible en varios formatos, incluyendo 2CD/DVD, 2CD/Blu-ray, descarga digital y una versión en vinilo de lujo, que incluirá también el Blu-ray, DVD y CD en una edición limitada de 1500 copias.

El tracklist de “Let Me Feel Your Power”:

01. Battering Ram
02. Motorcycle Man
03. Sacrifice
04. Destroyer
05. Power And The Glory
06. 20000FT
07. Devil’s Footprint
08. Heavy Metal Thunder
09. Queen Of Hearts
10. Princess Of The Night
11. Wheels Of Steel
12. Denim And Leather
13. Crusader
14. Eye Of The Storm
15. Battalions Of Steel
16. Requiem

Wacken 2016

Una nueva edición del tradicional WACKEN OPEN AIR se está desarrollando en Alemania. Como todos los años, el festival tendrá transmisiones en vivo y otras en diferido durante estos tres días, así que te dejamos la programación en hora chilena para que no te pierdas ninguna de estas bandas:

JUEVES
12:10 – Saxon
14:35 – Phil Campbell’s All Starr Band
15:30 – Iron Maiden
18:45 – Born To Lose, Lived To Win: A Tribute To Lemmy Kilmister

VIERNES
11:25 – Axel Rudi Pell
15:10 – Tarja
16:30 – Blind Guardian
19:45 – Testament

SÁBADO
11:00 – Metal Church
12:15 – Therion
18:40 – Arch Enemy

 

Es sabido que el Reino Unido nos ha entregado a lo más excelso de la música Rock, siendo semillero de movimientos musicales y bandas legendarias que han marcado épocas, tendencias y revolucionado la escena mundial. Tal es el caso de la NWOBHM, la ola que parió bandas como Iron Maiden, Diamond Head, Def Leppard y por supuesto Saxon, quienes sin llegar a convertirse en una banda de multitudes a la altura de la “bestia” liderada por HarrisDickinson, conforme pasan los años se ha trasformado en una banda de culto y el más fiel representante de la movida británica de inicios de los ’80.

Saxon ha sabido mantenerse vigente y avanzar, pese a los cambios, el paso de los años y vicisitudes, cumpliendo cuatro décadas de bagaje musical. Es así, como han recorrido un largo camino desde la época de SOB hasta formar Saxon, desde su álbum homónimo hasta su más reciente trabajo, “Battering Ram”, cuarenta años de una fértil carrera, donde nos han entregado una veintena de álbumes cargados de potencia, por mencionar algunos destacables como “Wheels of Steel “(1980), “Denim and Leather” (1981), “Power and the Glory “(1983, con el que ingresan a Estados Unidos), “Crusader” (1984), “Dogs of War” (1995), “Killing Ground” (2001), “Lionheart” (2004), “Inner Sanctum” (2007), “Into the Labyrinth” (2009), “Call To Arms” (2011) o “Sacrifice” (2013), sólo por nombrar algunos, sin olvidar aquellos álbumes que en su tiempo fueron cuestionados por lo comercial y por adoptar un estilo más “glam” acorde a la época, como “Innocence Is No Excuse” (1985) o “Destiny”(1988), que sin embargo, colaboraron en que la banda fuera conocida más allá de los límites de la isla británica, llegando a ser escuchados en Estados Unidos y lugares tan lejanos como nuestro país donde gracias al famoso cover de Christopher Cross, Ride Like The Wind, la banda fue difundida y descubierta por varios fans.

Es así como Saxon no se ha quedado atrás y ha evolucionado con los nuevos tiempos. Siempre liderados por Peter Rodney Byford, “Biff” para los amigos, mantienen una alineación que permanece firme e impertérrita al paso de los años, contando con Doug Scarratt y Paul Quinn en guitarras, Nibbs Carter en bajo y Nigel Glocker en batería, un verdadero valor agregado si consideramos que tanto Biff como Quinn y Glocker pasan las seis décadas y cada vez están en mejor forma, desbordando energía. Esta vez, las leyendas de la NWOBHM, llegan con su vigésima primera producción, “Battering Ram”. El álbum, producido por Andy Sneap (Accept, Megadeth, Testament, Exodus), cuenta con once temas, no sobrepasando los cincuenta minutos de duración total.

Battering Ram es un potente tema que abre el álbum y nos recuerda que estamos ante uno de los íconos de la NWOBHM. La banda se desenvuelve enérgica a través del corte, destacando la batería de Nigel Glocker, por quien no pasan los años si nos referimos a la velocidad y pasión que derrocha. Pese a haber sufrido un aneurisma cerebral, se muestra tan fresco y fuerte como a comienzos de los ’80. La voz de Byford hace lo suyo, con fuerza y a ratos desgarrada como es su característica, sin defraudar, permaneciendo inmune al paso de los años, pareciera sentenciar que su demoledora potencia es comparable al arma medieval a la cual hace referencia y nos invita a derribar muros a punta de decibeles y rock, acompañado de un poderoso solo de guitarra por parte de la dupla Scarratt-Quinn, la batería de Glocker, buenos coros y estribillo pegadizo, para finalizar con Biff entregando todo al terminar con un enérgico “Like a Battering Ram!”.

Una interesante y oscura narración en la intro, con la profunda voz de David Bower (Cuatro Bodas y un Funeral), nos anuncia el segundo corte, The Devil’s Footprint. Irrumpen las seis cuerdas con un riff sostenido y pegadizo, seguida por una rápida batería, para dar paso a la voz de Byford que nos cuenta la historia de “La Huella del Diablo”, que transcurre a mediados del siglo XIX. A lo largo del tema es posible percibir algunos sonidos de su álbum anterior e incluso reminiscencias de “Inner Sanctum”, llegando al clímax protagonizado por la poderosa y veloz batería con doble pedal, mientras la épica dupla de guitarras agrega la potencia necesaria para que sea uno de los momentos altos del álbum, finalizando con un grito lo suficientemente arriba y desgarrado para dejarte alerta a continuar escuchando lo siguiente.

Queen of Hearts arremete con poderosas guitarras, que mantienen los riffs a lo largo del corte, el ambiente un tanto oscuro y solemne, te transporta a la partida de ajedrez de Alicia en el País de la Maravillas. Es un corte que no presenta mayores variaciones y si bien hay momentos en que baja las revoluciones, para hacerse más lento, según avanza la canción la voz se torna a ratos agresiva, como si dejara todo en el juego, con la Reina de Corazones.

Luego de esta apuesta llega Destroyer, inspirada en los cómics de Marvel, de los cuales su vocalista es fan, tal como lo mencionó hace un tiempo; así nos entrega de un puntapié al Saxon que conocemos con la potencia metalera que hace posible un buen headbanging, el ritmo de batería que golpea en la cabeza, las guitarras ochenteras cuyos riffs atronadores de seguro harán que el cuello del oyente dé vueltas al ritmo del repetitivo estribillo Hard Rock “Destroyer!”, con Biff en un alto final nuevamente entregando todo.

Con Hard and Fast se mantiene la potencia ochentera. El tema habla por sí mismo: es puro heavy metal “rápido y duro”, las guitarras galopantes (a ratos recordando a Accept), ritmo acelerado, groove contundente, sin cambios significativos a lo largo de la mayor parte de la canción, siempre en una aceleración constante, siendo posible al escuchar en los solos centrales algunos toques de Maiden, para luego comenzar a frenar el sonido que, hasta ese momento cuenta con la velocidad necesaria para provocar una colisión, llegando al cierre de la canción. s un corte nostálgico que nos lleva de regreso a la época dorada de la NWOBHM.

Una tormenta anuncia el siguiente corte, Eye of the Storm, con el cual la banda regresa al sonido de este siglo. Si bien mantiene algo su atmósfera oscura y siniestra, la lírica transcurre entre catástrofes naturales, tormentas y huracanes. Es un tema potente cuyas guitarras sostenidas cambian de ritmo, dando paso a un buen solo entre voces que simulan una transmisión, en general es un corte interesante,  siendo la transición para Stand Your Ground, que regresa a los ritmos rápidos y directos. En la parte central de este tema, entre los solos de guitarra, aparece un teclado que aporta un extraño sonido electrónico, que rompe con la línea general de la canción y con lo que tal vez esperamos de este tipo de bandas, sin embargo el estribillo es potente y se defiende con el aporte de Quinn-Scarratt en las seis cuerdas.

Con un buen riff de entrada, con Top of the World regresamos a las guitarras de antaño, con un estribillo bastante pegadizo y coros armónicos que fácilmente podría ser single promocional, This is the land where the Earth meets the sky Standing on top of the World You’re standing on top of the World”. Acompañados de las guitarras con ciertos toques de Maiden, hacen de un tema de atmósfera positiva, simple y uno de los más comerciales del álbum.

To the End, con algunas reminiscencias setenteras, de lenta melodía, recuerda a bandas como Led Zeppelin o Black Sabbath, el riff tiene un aire a Heartbreaker de Led Zeppelin, tanto la canción como la voz de Byford se mantienen sin mayores variaciones, mientras canta “This is our world It’s who we are We wouldn’t ever change a thing Before you go just let me know We stand together to the end Before we go just let me know Are you with us to the end”. Sin embargo, genera un quiebre después del solo central donde cambia la marcha del tema, para luego volver al ritmo inicial con toda su fuerza, un corte donde la banda demuestra un buen desempeño y poderío musical.

Suavemente llega Kingdom of the Cross, donde nuevamente la voz del actor David Bower irrumpe para relatar la historia de las batallas de la Primera Guerra Mundial con una melancólica melodía. El tema es totalmente relatado con intervención de la suave y armónica voz de Byford en un triste y melódico estribillo que recuerda las baladas como Broken Heroes, la dupla Quinn-Scarratt colabora con las armonías y riffs melódicos en una interesante propuesta para una sensible Power Ballad. Es un giro en 180° siendo además la canción de mayor duración del álbum.

Así llegamos al final con Three Sheets to the Wind (The Drinking Song), un enérgico cierre a ritmo de Hard Rock, la voz raspada y a ratos nasal de su vocalista le entrega un aire a AC/DC, mientras el estribillo reza “More wine, more beer / We got to make a move To make it out of here / We couldn’t walk, we couldn’t talk / We were three sheets to windmore”, un tema que invita a la fiesta, la farra, pasar un buen tiempo al ritmo de Rock and Roll. Un dinámico broche final para el álbum.

En conclusión, “Battering Ram” es una composición correcta que, si bien contiene algunas piezas destacables, otras se perciben más débiles y si a ratos pareciera que el poder va decreciendo, debe ser escuchado más de una vez para encontrar el sentido a la conjunción de temas. Incluso el mismo Byford lo define como “el choque entre el Saxon retro y el Saxon moderno; como un sonido masivo”. A priori, no pareciera tan potente o veloz como los anteriores, no obstante, es una producción que, sin alcanzar la magnitud de sus predecesores, les permite mantener enarbolado el estandarte de legendarios exponentes de la NWOBHM. De esta manera, Saxon hace honor al lema “Never Surrender!”, y no renuncia a su esencia, siendo una “sólida bola de Rock” que nos golpeará con fuerza por un largo tiempo más.

 

saxon

“Battering Ram” es el nombre del próximo disco de SAXON el cual saldrá al mercado el próximo 30 de Octubre via UDR Music, el cual ha estado bajo la dirección de Andy Sneap (MEGADETH, EXODUS, TESTAMENT, ACCEPT) en los estudios Backstage Recording. Los ingleses revelaron ahora la canción “Queen Of Hearts” en formato lyric video y se puede escuchar más abajo.

El tracklist de “Battering Ram”

01. Battering Ram
02. The Devil’s Footprint
03. Queen of Hearts
04. Destroyer
05. Hard and Fast
06. Eye of the Storm
07. Stand Your Ground
08. Top of the World
09. To the End
10. Kingdom of the Cross  (con David Bower, cantante de HELL)
11. Three Sheets to the Wind (The Drinking Song)

Saxon Battering Ram

Saxon

Los ingleses SAXON liberaron el primer video de su próximo disco “Battering Ram”, de la canción que da nombre al disco. El trabajo saldrá al mercado via UDR Music el próximo 16 de Octubre.

A continuación pueden ver el video de “Battering Ram” de SAXON:

Saxon

SAXON están en pleno proceso de composición de su próximo disco, titulado “Battering Ram”, el cual ha estado bajo la dirección de Andy Sneap (MEGADETH, EXODUS, TESTAMENT, ACCEPT) en los estudios Backstage Recording. Ahora los ingleses revelaron la portada del disco, dibujada por Paul Raymond Gregory, la cual se puede ver aquí mismo.

“Algunas cosas son brutales, aunque también hay harto componente metálico. Cada álbum de SAXON es diferente al anterior porque nos gusta entretener a la gente y no queremos escribir la misma canción todo el tiempo” dijo el vocalista Biff Byford al ser consultado sobre la dirección musical de “Battering Ram”.

El tracklist de “Battering Ram”

01. Battering Ram
02. The Devil’s Footprint
03. Queen of Hearts
04. Destroyer
05. Hard and Fast
06. Eye of the Storm
07. Stand Your Ground
08. Top of the World
09. To the End
10. Kingdom of the Cross  (con David Bower, cantante de HELL)
11. Three Sheets to the Wind (The Drinking Song)

Saxon Battering Ram

Comienza el evento metalero más importante del año en la localidad germana, que contará en esta versión con bandas como HAMMERFALL, ACCEPT, SAXON, MOTÖRHEAD, MEGADETH y AVANTASIA, entre otras.

Los horarios son:

Jueves 31:
18:00 – 19:15 CET (12:00 – 13: 30 Chile): HAMMERFALL
21:00 – 22:30 CET (15:00 – 18:00 Chile): SAXON
22: 30 – 0:00 CET (16:30 – 18:00 Chile): ACCEPT
23:00 – 23:45 CET (17:00 – 17:45 Chile) MASTERPLAN

Viernes 01:
18:00 – 19:15 CET (12:00 – 13: 15 Chile): CHILDREN OF BODOM
21:00 – 22:15 CET (15:00 – 16:15 Chile): MOTÖRHEAD
22:30 – 23:45 CET (16:30 – 17:45 Chile): SLAYER
00:00 – 01:30 CET (18:00 – 19:30 Chile): KING DIAMOND

Sábado 02:
19:00 – 20:15 CET (1300 – 14: 15 Chile): AMON AMARTH
20:30 – 21:45 CET (14:30 – 15:45 Chile): MEGADETH
22:00 – 00:00 CET (16:00 – 18:00 Chile): AVANTASIA
00:15 – 01:30 CET (18:15 – 19:30 Chile): KREATOR

Puedes ver la transmisión en vivo de este Festival a través de estos enlaces:


¿Cuánto sabemos de Saxon?.  Una de las bandas emblema de la New Wave of British Heavy Metal que desafortunadamente con el paso de los años no logró pasar más allá de la “Primera B” en su movimiento.  Si bien nunca corrieron tan mala suerte como los canadienses Anvil, o Diamond Head, tampoco pudieron llegar a la mitad de la aclamación que se llevaron sus coterráneos y contemporáneos Iron Maiden.

Suena funesto y estigmatizador, pero a la larga es parte de la cruz que la banda cargó hasta hace muy poco.  Por suerte, el legado de sus álbumes clásicos entre el período Wheels of Steel y Power and the Glory, está obteniendo hoy un muy bien ganado respeto debido a su buen envejecimiento y también por el merecido reconocimiento que han cosechado de un tiempo a esta parte.  Fue precisamente esto lo que inyectó nuevas energías a la banda para poder volver a tomar la hebra y despacharse sólidos álbumes en la última década y media, rienda que no han soltado hasta ahora y lazo que a cada año se hace más resistente.  De esta hebra, rienda y lazo, nos llega directamente su nuevo álbum, Sacrifice, el cual analizamos a continuación.

El disco da su apertura con  el instrumental Procession. Una intro totalmente Tribal.  Así de claro, desde el primer segundo se entiende y se asume.  El sonido ambiental de la naturaleza, con cantos de pájaros, ecos y tambores dan marcha a una serie de intervalos de percusiones, que emulan el adentrarse al follaje de manera furtiva, además de un juego de voces ( ah… ah… ah) al ritmo de la percusión “aborigen” que genera este escenario de suspenso.  Serpientes cascabeles y el chasquido de hojas al viento se ven acentuadas por arreglos de bronces desde el fondo.  Sabemos que algo viene, pero no sabemos cuándo ni por dónde. Si realmente Byford y Cía. querían hacernos sentir “perdidos en la selva” les resultó de manera bien figurativa.

Antes de seguir, quiero detenerme un poco en un pequeño detalle.  Hay muchas introducciones magníficas en el rock/metal  (memorables Deliberately Preliminary Prelude-Period in Z de Helloween,  o Deus Le Volt, de Angra ), composiciones bombásticas, con magníficos y exquisitos arreglos.  Posiblemente ésta no sea lo más “musical” en comparación a otras, pero sí destaco que debido a lo plana que es, jamás te da el aviso de cuándo vendrá el cambio a la siguiente canción.  Te mantiene atento, y ese salto repentino realmente llega de sorpresa.  Con el tiempo, los preludios se han vuelto cada vez más perfeccionistas y creativos indudablemente, y creo que Saxon optó por la efectividad antes que un comienzo pomposo.  Además, es perfectamente ad-hoc con el concepto que expresan ilustrado en la portada del disco, aquel escudo de oro con inscripciones indígenas centroamericanas.

Y es así como la banda me sorprendió, porque así nada más, súbitamente explota el segundo tema de la placa, Sacrifice, el mismo que da nombre al disco, se deja caer con un pesadísimo y duro riff  por el parlante izquierdo, liberando una sigilosa voz susurrante que pronuncia el título de la canción y ya a la segunda vuelta, el eterno Biff Byford  le suelta  la rienda a su performance vocal (impresionante, por el gran estado que mantiene), en una canción muy al estilo de sus últimas dos placas, marcado ritmo ¾ acelerado, que en ciertos momentos me recuerda a temas como Montsegur (Iron Maiden, Dance of Death, 2003) e incluso a Surprise!.. You`re dead (Faith No More, The Real Thing, 1989).  Llegando al puente, el tema retoma algo de melodía en una bajada de tono, y al final de éste Biff  saca esa voz cargada y gruesa que eventualmente usa, y que funciona como el embrague para pasar el cambio a un poderoso coro, lejano a la melodía, repitiendo la palabra “¡Sacrifice!”. Es un trallazo para tocarlo en vivo y esperar la respuesta de la multitud en el coro.  Bastante directos, después del segundo coro las guitarras se reparten cada una un breve solo, para pasar a una sección intermedia de riffs y voces de fondo, en donde la batería toma el protagonismo con un juego de timbales  que contribuyen mucho a dar un aire antes de volver a reventar en el último puente y coro del tema, llegando a un final tan repentino como su inicio.

Saltamos al tercer corte, llamado  Made In Belfast.  Juego de cuerdas acústicas que suenan muy célticas (como un crossover entre violines y mandolinas, lógicamente muy irlandés) comienzan a fusionarse con la entrada del bajo y el pulso del bombo, para lanzarnos a un midtempo en 4/4 bastante pesado y arrastrado. El trabajo vocal consiste en una armonía de dos voces (en ambas Byford) que lo hace sonar mucho al Accept actual.  De hecho esta canción está perfecta para la tesitura de Mike Tornillo o Udo Dirkshneider. El puente antes del coro es –al igual que la canción anterior- la parte más “melódica” del tema, para pasar a un muy pesado coro. La sección central trae una armonía de guitarras muy maideniana para saltar a un diálogo de riffs, un breve repaso al arreglo de cuerdas céltico y de vuelta a la estrofa, puente y coro. Me vuelve a llamar la atención que en estos dos primeros temas, me atrapa más el puente que el coro.  Han preferido dejar lo más “sublime” en la parte previa al estribillo, y usar este último como golpe en la cara.  A ratos me imagino escuchando esta canción en vinilo, como si fuese parte de algún álbum como Metal Heart o el Russian Roulette (ambos discos del Accept clásico). Este corte podría haber calzado de perilla ahí.

La velocidad llega ahora con Warriors of the Road. El sonido de un bólido pasa desde el parlante izquierdo al derecho, un quiebre de caja y al segundo entra un riff incendiario muy en plan Be quick or be dead (Iron Maiden, Fear of the Dark, 1992) para un ritmo 2/4 acelerado.  Sin respiro, la voz de Byford en notas altas y es de lo más ganchero que le he escuchado a la banda en años. Las estrofas se alternan con el riff, y sin puentes la canción salta al coro, el más pegajoso que la banda se ha despachado en mucho tiempo. La sección intermedia contiene una pausa y una baja en velocidad (a un ritmo 4/4 mid tempo) con las transmisiones de una carrera al estilo Nascar. y en seguida Doug Scarratt y Paul Quinn se comparten los respectivos solos de guitarra sobre un sólido doble bombo que marca todo el Groove y el peso. El tema vuelve a la estrofa inicial y de inmediato al coro. Conciso, con sólo 3 ½ minutos y sin nada de sobra.  Trallazo, perfecto para single, como un clásico de los ’80 congelado y descubierto hoy.

El sonido de un arpa al cual se suma el bombo, hi-hat y la guitarra rítmica marcando en blancas (esa guitarra que marca una vez y deja su sonido prolongado) generan un sólido trabajo rítmico sobre un bello arpegio en guitarra limpia.  Es el comienzo del siguiente corte, Guardians of the Tomb. Manteniendo el ritmo de medio tiempo, el tema explota con la entrada de la batería y la guitarra limpia pasa a distorsión, generando un grandioso lick sobre la base rítmica muy pesada.  Después de la segunda vuelta, el tema adquiere velocidad para la entrada de la estrofa.  Su riff es siniestro y la voz pastosa (talento natural de Biff). El coro es bastante melódico, con un grado de melancolía, con una interesante armonía vocal y un sugerente mensaje “You reach much more to rise again / Guardians of the Tomb” . Entre el coro y la entrada al estribillo las guitarras ejecutan dos riffs muy distintos, pero que combinan perfectamente.  En la sección del medio, el tema vuelve a bajar su velocidad, dejando el arpegio por encima de la mezcla, para dar paso a un muy emotivo solo de Scarratt. Volvemos a la última vuelta de estrofa y coro, para repetir por última vez el juego de “riffs diferentes” que otorgan un misterioso final al corte. Otro tema para single. Definitivamente para la elección de un sencillo, Saxon fácilmente podrían elegir una canción a la suerte ¡Todas sirven!

Saxon, como todos sabemos, es parte de los fundadores de la NWOBHM, sin embargo han podido encontrar un punto de baricentro entre el Rock n’roll de AC/DC,  el lenguaje épico de Iron Maiden y los riffs cortantes de Judas Priest.

Acoto esto porque el siguiente tema está más cerca del Rock más seco, con tintes “metaleros” como lo ha hecho  Judas en Breaking the Law y Turbo Lover, o incluso la misma banda con The Power and the Glory (1983) . Este sexto corte, titulado Stand Up and Fight!  parte con un grandioso solo en técnica Sweep Picking, con efecto “Chorus”, que rememora bastante el opening del tema Eruption (Van Halen) para saltar de inmediato a un mid tempo relativamente acelerado y la voz de Byford en notas más relajadas. Riffs planos que acompañan la línea vocal saltan a un puente muy melódico y luego a un coro  dividido en dos partes, primero una sublime arenga “You’ve gotta fight, for all that you’re believe in“ y luego un muy seco y directo “Stand Up and Fight”. No hay nada nuevo en su mensaje, mas que la siempre bienvenida apelación a vivir la vida con los cojones bien puestos.  El “entretiempo”  baja de velocidad, pero no de intensidad, y luego del respectivo solo, el tema adquiere un tinte hímnico con una muy bien lograda doblada de guitarras.  La canción vuelve a su velocidad inicial para entregarnos la última estrofa, coro y un grandilocuente final.  Cabe destacar la gran tarea que han hecho en el trabajo de coros para sonar gancheros y pegajosos.

Séptimo track, Walking the Steel.  Nos encontraremos un riff cortado que a su segunda vuelta se une a un marcado ritmo de bajo y batería, a medio tiempo y arrastrado, con mucho peso.  Sobre el mismo riff, la voz cae en un registro medio. El puente es bastante corto para dar con un coro menos melódico que los cortes anteriores, pero con un toque intrigante, que está armado sobre la misma estructura del estribillo. Luego del segundo coro, la base rítmica se vuelve lenta (una batería marcando con bombo, caja y platillo raid) sobre una tétrica voz doblada y baja de Biff y un muy suave solo de Paul Quinn, que va adquiriendo fuerza a medida que el tema sube su intensidad.  Luego del último coro, el tema cierra con un oscuro arpegio de guitarras que comienza a hacer fade out  hasta desvanecerse en silencio. Esta canción podría fácilmente pertenecer al repertorio noventero de Manowar, pero qué diablos, a Saxon le suena muy apropiado también.

Night of the Wolf, comienza de inmediato, en un plan ¾, pero con todo el peso de un acelerado riff. También hay mucho peso debido al uso del platillo Hi-Hat totalmente suelto. Algo del aclamado Teutonic Terror de los germanos Accept podemos encontrar aquí.  Su coro es absolutamente simple, pero épico a su vez.  Seguido al coro, viene una previa de guitarras limpias, pero que no quitan intensidad al tema, gracias a la potente base rítmica en la batería de Nigel Glocker y el bajo de Nibbs Carter.  En su sección media, oscura y suave,  hay un muy céltico solo de guitarra, que parte con guitarra acústica (con cuerdas metálicas) y que de a poco toma potencia al convertirse paulatinamente en un solo de guitarra eléctrica, siempre acompañada de una subida de fuerza en la canción (esa alza desde suave hasta bombástico, también conocida como Pianissimo crescendo a Fortissimo).  Hacia el último coro, la batería agrega más poder al resultado, al aplicar un ametrallador doble bombo. De lo más pesado que le he escuchado a la banda en toda su discografía.

Noveno y penúltimo track. Wheels of Terror.  Ambas guitarras en el mismo riff, jugando con quintas (esos acordes de dos cuerdas típicos del rock) nos lanzan a otro pesadísimo medio tiempo, con la voz en un registro un poco más bajo. Tema de esencia siniestra y arrastrada.  En su estribillo se mantiene el riff inicial, y a la mitad de éste, el mismo riff sube un tono y medio, antes de dejarnos caer un coro más oscuro y violento. Los efectos en la voz, particularmente dados por la voz en dos notas (una en registro medio, y la otra muy aguda) además de un efecto de eco muy escalofriante, logran dar un ambiente muy inquietante al resultado final. En su mid section  encontraremos una subida en velocidad, con un solidísimo doble bombo y una eventual doblada de guitarras. Un tema que podría haber calzado perfectamente en la época gloriosa de Accept o Judas Priest. La banda no optó aquí por un coro melódico y radial, sino por algo más épico y oscurantista. Aún se me hace increíble la capacidad vocal del para nada joven Byfford, quien no sólo alcanza altos registros, sino también una variada gama de interpretaciones, a veces nasal como Bon Scott, como también lírico y filoso como Rob Halford.  Finalmente el tema termina con un violento ¡Fire! y un certero cañonazo, recurso para nada nuevo, pero absolutamente bombástico.

Cualquiera que hubiese esperado un épico final para esta placa, simplemente no anduvo ni cerca.  Saxon se reservaron el tema más Hardrockero para cerrar su nueva entrega.  Standing in a Queue posee el riff más AC/DC que pudiesen haber logrado. Unos marcados riffs en intervalos hacen sonar este tema muy en plan Who Made Who  o Hell Ain’t A Bad Place to Be, con lo cual queda de manifiesto el interés y capacidad de la banda para oscilar entre el Heavy Metal y el Rock n’ Roll de la vieja escuela. Como nunca la voz logra esas callejeras tesituras entre Brian Johnson y Marc Storace (Krokus).  El puente es corto y ganchero, para llevarnos a un simplísimo coro basado en el riff inicial.  Los solos, lejos de hacer shredding o juegos de virtuosismo, toman las clásicas escalas del rock (no es necesario nombrar a Angus Young). Definitivamente el broche de oro para el vigésimo esfuerzo de los sajones huele a pichanga desde cualquier ángulo.  El final del track es tan repentino como su comienzo, con un último coro repetido cuatro veces y la banda cerrando la canción al mismo tiempo, de manera seca y cortante.

Eso es, estimados lectores, el final para la nueva flamante entrega de los británicos Saxon. Y he aquí un par de comentarios adicionales.  Me parece muy interesante el cómo una banda suena mucho más atemporal cuando vuelve a su sonido de antaño. Esta senda que la banda sajona retomó los hace sonar mucho más actuales que los “modernos” discos que sacaron en la década de los ochenta, cuando incursionaron con las producciones de sonido más plásticas y “edulcoradas”, como lo que lograron en Rock the Nations (1986), suavizando su “aura” en resultantes como el cover de Christopher Cross, Ride Like the Wind. Para muchos, un magnífico cover, pero para sus fans acérrimos no fue nada más que un ablandamiento de la banda para sonar Radio Friendly, tal como lo hizo –con mejores dividendos-  Def Leppard en su período Pyromania – Hysteria- Adrenalize.

Es recurrente que las agrupaciones consolidadas posean un período especial en el cual definen su sonido, seguido de su peak de popularidad y donde logran grabar su nombre en la lista de bandas clásicas. Luego de este período glorioso, también es usual que exista una baja en su impacto, sin embargo regresan a un merecido sitial una vez que revisitan sus raíces, retomando y reinventando sobre la fórmula que los catapultó a la fama. No son todas, pero sí  muchas las bandas cuya segunda mitad de su historia consiste en seguir una línea evolutiva menos arriesgada, y que es siempre bien recibida por su círculo de fans más radicales.

Habrán quienes se quejen de esto y también tantos otros que lo agradecerán. En el caso de Saxon, definitivamente su “Vuelta a las raíces” ha logrado que recuperen gran parte de su fanaticada, como también su vigencia que se vió accidentada entre la segunda mitad de los ´80 y la primera de los ´90. La banda vive un segundo aire desde hace ya 15 años, volviendo a ser parte indiscutible de los grandes festivales de rock en el viejo continente.

Con respecto al sonido del álbum, puedo decir que suena muy consistente, y que a pesar de que se tomó bastante provecho de la ingeniería digital, es la composición y factura de estas diez nuevas canciones lo que sale a primer plano como material Old School. Personalmente, mientras lo escuchaba, no dejé de tener la sensación de que este disco lo escuchaba en vinilo. Y no es por su sonido (que dista mucho de sonar análogo) sino por el “dejo vintage” que la composición de las canciones tiene en sí.  Aquí Saxon apostó a ganador por canciones de estructura en plan Rock/Metal clásico.

En conclusión, no encontrarán mucho de “incorporar nuevas influencias” en este disco, pero sí puedo asegurarles que este nuevo puñado de tracks suena absolutamente inspirado, bastante lejano a sonar a “Refrito de viejas glorias”.   Disco absolutamente recomendable para quienes buscan la cuota exacta de metal y rock ganchero. Si es eso lo que esperabas, entonces esta nueva entrega de la banda sajona no te va a defraudar.

 

El cantante de SAXON es el nuevo confirmado para participar de “The Mystery Of Time”, el próximo álbum de AVANTASIA.

Byford se suma hasta el momento al baterista de URIAH HEEP Russell Gilbrook, al ex guitarrista de KISS y MEAT LOAF Bruce Kulick y al productor y guitarrista Sascha Paeth. Tobias Sammet grabó recientemente junto a Biff en Brighton, Inglaterra.

Posterior al lanzamiento, Sammet y compañía se embarcarán en una gira mundial que incluye Sudamérica entre sus paradas, aún sin confirmación de fechas y ciudades. Sobre los shows, el líder de EDGUY comentó que serán todos “bajo techo”, recorrerán toda la historia musical del proyecto y no habrán bandas que abran los shows, dejando todo el tiempo para AVANTASIA.

“Quiero poner las cosas más grandes que hayan visto, quiero traer más vocalistas, hacer shows más largos, y tan sólo hacerla una Ópera Rock gigante. Me encanta encabezar festivales, dejas la cagada en la gente por 90 minutos. Pero también me gusta hacer nuestra propia gira en recintos cerrados porque podemos orientarlo más a AVANTASIA y tocar cerca de tres horas sin preocuparnos de nada que no sea AVANTASIA. Así que dijimos, tenemos que hacer un tour gigante, y esto sucederá en abril. Estoy muy ansioso por ello. El escenógrafo me mostró sus diseños de esenario y luces, y se ve totalmente asesino. Va a ser enorme. 2013 será un año importantísimo para AVANTASIA, ¡y la gente no tiene idea de lo grande que será esto! Estoy muy entusiasmado. ¡El álbum será increíblemente épico y la gira también!”.