Entradas

El vocalista de SAXON Biff Byford lanzará «School Of Hard Knocks», su primer trabajo como solista, en Febrero del 2020. El trabajo contará con la participación del baterista Nicholas Barker (DIMMU BORGIRCRADLE OF FILTH) y el guitarrista Fredrik Åkesson (OPETHARCH ENEMY).

Su primer single es «Welcome To The Show» cuyo video pueden ver a continuación:

 

8 de marzo en la ciudad de Santiago. Su avenida principal se preparaba para la marcha contexto al Día de la Mujer. Y, mientras para la multitud que posteriormente se congregó en la histórica arteria era un día de pronunciación social, para otros—pocos en comparación—era un viernes de Heavy Metal. Paul Quinn, Nigel Glocker, Nibbs Carter, Doug Scarratt y el legendario Biff Byford vuelven a Chile celebrando un año desde el lanzamiento de su álbum Thunderbolt.

Por el acotado margen de entrada al recinto (Blondie), la espera se hace viva y curiosamente prendida. Un repaso por bandas legendarias del Rock y el Heavy Metal suena por los parlantes, animando a los expectantes y dando la oportunidad a más de uno de calentar la garganta previo a la presentación. Se hace silencio, las luces mueren, el ánimo se eleva y en penumbras comienza a sonar “It’s a Long Way to the Top (If You Wanna Rock ‘n’ Roll)” de AC/DC, tema de telón que los asistentes no resistieron corear. Luego de esta apertura-tributo, Saxon hace su entrada en Olympus Rising, breve introducción del álbum que le da paso a la canción homónima, Thunderbolt. La banda estableciéndose con energía entre el hielo seco del escenario fue ovacionada, pero el público en ánimo relativo falló en participar en el coro, quizás por la poca familiaridad con la canción o porque, como yo, había que acostumbrarse al impacto sónico del volumen en general, siendo este demasiado alto para un recinto tan pequeño. Y mientras los pedales se sentían en la espina dorsal y los solos de guitarra acosaban los oídos, en “Sacrifice” el sostenido vibrato de Byford durante el coro comenzó a jugar con mi límite de tolerancia auditiva, forzándome a alejarme del escenario y de los parlantes laterales. Volviendo a lo positivo, al menos se escuchaban presentes todos los instrumentos, aunque no nítidos necesariamente. El ambiente se prendió notoriamente cuando el clásico “Wheels of Steel” comenzó a sonar en esos clásicos Marshall JCM 800. Los pies rechazaron el suelo y Saxon pudo probar algo del rugir de su audiencia chilena, pues Biff no resistió grabar con su teléfono el canto a cappella del público para las redes sociales. Y así, bajo el mismo ánimo, fue también recibida “Denim and Leather”, en donde Byford volvió a confiar en el canto de los fans en el inolvidable coro de esta canción, oda al estilo que caracteriza a los fieles del género. Y mientras entre el público se ondeaba la bandera local con el nombre de la banda extendido a través del  blanco, azul y rojo, los británicos nos deleitan con otra de las numerosas canciones que bautizaron discos, “Strong Arm of the Law” simplemente no podía faltar. El diálogo entre Quinn y Scarratt se desarrolla a la perfección y la audiencia muestra su devoción al ritmo con incesantes headbangs. Nuevamente Biff se apoya en el público, que ya demostraba su pasión en el golpe que abría el coro: “Stop, get out!” se escuchaba entre centenares de puños alzados. Para una dosis de heavy metal más contemporáneo llega una versión ligeramente más acelerada de “Battering Ram”, batiendo los muros de la Blondie con el doble pedal del verso.

Llega una breve pausa, Byford recalca la gran trayectoria de Saxon al presentar las siguientes canciones, que los acompañan desde el temprano génesis de la longeva banda. El juego de luces en el escenario se vuelve de un matiz más psicodélico y “Frozen Rainbow” del clásico álbum Saxon, con su debida extensión instrumental, “Rainbow Theme”, da un giro en el ambiente y calma la euforia desatada. Por supuesto, el inmortal riff principal mantiene el ánimo elevado y la recepción abierta. Siguiendo con los temas setenteros, luego es el turno de “Backs to the Wall” que pone el pedal a fondo y es recibida con aún mayor ánimo. Una obviedad, la canción está hecha para hacer ignición. El carismático frontman en plena canción ataja nuestros colores patrios y los exhibe con honor en una breve pausa. Canciones como “Requiem” y la mayoría de las que enlista el álbum Denim and Leather evidencia la admiración que Saxon siente por el movimiento y por los colegas que fueron inspiración para ellos y los acompañaron en estas décadas de música. “They Played Rock ‘n’ Roll”, del ultimo lanzamiento, va en honor a los inmortales “Fast Eddie” Clarke, “Philty Animal” Taylor y Lemmy Kilminster, cuya mención por parte de Bill Byford fue suficiente para desatar la euforia del público y provocar el primero de los circle pits. Al igual que en la versión de estudio, la banda aprovecha una ventana en la canción para que suene la voz de Lemmy y su clásica introducción de Motörhead en vivo: “We are Motörhead… and we play Rock ‘n’ Roll!”. Manteniendo la euforia en la audiencia, suena “Power and the Glory”, donde nuestro casi-setentero Nigel Glocker nuevamente nos da una demostración de su energía, sorprendiendo a muchos con el cadente ritmo del doble pedal y velocidad añadidos al tema, que, sonando más reverberante que en su versión de estudio, genera un impacto añadido.

Saxon resume algo de su paso por Latinoamérica, mencionando las fechas anteriores en Lima y Bogotá. Por rivalidad sencilla, no fue sino hasta su mención al presente en Santiago que las pifias se convirtieron en aplausos y gritos. El siguiente tema quedó a la merced del público: la banda ofreció temas de su catálogo y estos eran medidos en una especie de “aplausómetro”. Irónicamente, la ganadora no fue un tema de Saxon. “Run Like the Wind”, cover del clásico ochentero de Christopher Cross, sonó con el debido compromiso de cantar junto a Byford. Obviamente, dicho compromiso fue cumplido a cabalidad. Biff ya localizado por la misma audiencia, introduce el siguiente tema que trata de la leyenda clásica del diablo de paso por el sur de Estados Unidos: “Solid Ball of Rock” y su groove maligno comienza con el bajo del joven del grupo, Nibbs Carter, cuya energía quedó demostrada en todo el show, dejando animado a todo el frente izquierdo del público. Nuevamente a dupla Quinn/Scarratt demuestra su sincronía dándose pases en el segmento alargado de la canción. Byford a lo largo del show demostró gran cercanía con el público, dejando impresionarse por el lúdico desafío típico que suelen hacer los vocalistas y que asegura recepción de los fans. Uno de los esperados, “Motorcycle Man” revienta el subterráneo y mantiene vivo el acalorado circle pit. Paul Quinn aprovecha al máximo el puente flotante, mostrando gran confianza y ventaja en sus prendidos solos. Su presencia era incuestionable debido al excesivo volumen del instrumento.

El hielo seco se hace niebla y luces de tonalidad azul juegan con la penumbra del escenario, ocultando la banda bajo un manto teatral. Llegó el turno de la favorita de las radios, “747 (Strangers in the Night)” no dejó a nadie indiferente. La narración lírica del vuelo, la falla técnica y el consecuente vuelo nocturno en oscuridad era sabida por gran parte del público, por lo que Byford compartió crédito con la audiencia chilena en la interpretación del clásico del Wheels of Steel. Y volviendo al Denim and Leather, “And the Bands Played On” regresa a la banda de la atmósfera lúgubre del temazo anterior. La banda recibe con agrado y algo de confusión la novedosa aparición de la bandera Mapuche, hermosos colores cargados de semiótica visual que fácilmente se reconoce entre la multitud por lo manoseado que está el tema por ciudadanos partidarios de un multiforme y confuso indigenismo. Byford anuncia que ambas banderas colgarán en su estudio para recordar esta noche, ganándose el aplauso de los honrados. Quizás como pausa entre tanta emoción, “Lionheart” pasa rauda y sin mayor respuesta del público. Uno esperaría que la canción representante de este disco esté acorde a la recepción que hizo en su momento, pero no fue así. La oda las fuerzas del rey Ricardo I de Inglaterra sirvió como receso para luego retomar la euforia en el eterno clásico del Strong Arm…, “To Hell and Back Again”. Volviendo al desastre y a la atmósfera oscura de “747…”, es el turno de “Dallas 1 PM”, canción escrita como narración del shock posterior al asesinato de John F. Kennedy. La guitarra de Paul Quinn comienza a entrecortarse por un breve segmento, por ende, el hardware tuvo que ser auxiliado por un técnico que resolvió inmediatamente el tema. Una extraña sensación me dejó la insignificante anécdota, ya que no se notó mucho el desperfecto por la cantidad de ruido general que los equipos ofrecían. Y regresando al imaginario medieval, al chorus en limpio y a los solos con ganas de Quinn, “Crusader” despierta el coro y las palmas por una vez más antes de que la banda abandonara el escenario para un interludio antes del gran final.

“Heavy Metal Thunder” promete lo inferido por el coro: llenar las cabezas con el trueno del Heavy Metal. El uptempo de la canción motiva una vez más a varios a lanzarse al circle pit y disfrutar la canción en esa extraña hermandad adrenalínica. El cuero y la mezclilla se pronuncian una vez más con “Never Surrender”, confirman que Saxon mantiene vivo los éxitos de la era de Graham Oliver y Steve Dawson. Y así, siguiendo en esta línea es que “Princess of the Night” se encarga de cerrar en lo más alto. Canción inolvidable y esperada por muchos, que exige ser cantada como agradecimiento a la banda y su entrega este segundo viernes de marzo. Y así despedimos a esta gran banda, con un potencial inquebrantable y vitalidad que se evidencia en Thunderbolt. Una experiencia inolvidable, que sería aún más grata si no fuera por el sordo a cargo de la mesa de sonido. Eché de menos los tapones que olvidé en casa (hay que cuidar los órganos que permiten disfrutar la música). Me servirá como lección a llevarlos por si acaso.

Setlist Saxon en Chile 2019

01. Olympus Rising / Thunderbolt
02. Sacrifice
03. Wheels of Steel
04. Denim and Leather
05. Strong Arm of the Law
06. Battering Ram
07. Rainbow Theme / Frozen Rainbow
08. Backs to the Wall
09. They Played Rock ‘n’ Roll
10. Power and the Glory
11. Ride Like the Wind
12. Solid Ball of Rock
13. Motorcycle Man
14. 747 (Strangers in the Night)
15. And the Bands Played On
16. Lionheart
17. To Hell and Back Again
18. Dallas 1 PM
19. Crusader
Encore
20. Heavy Metal Thunder
21. Never Surrender
22. Princess of the Night

Live Review: Gabriel Rocha
Fotos: Karim Saba

Este Viernes 8 de Marzo, tras una espera de 8 años, SAXON por fin regresa a Chile para presentarse en Blondie, show para el que los fans ya agotaron la primera preventa. Ahora es el vocalista de la banda Biff Byford el que grabó un video invitando a los fans a asistir al show de la leyenda inglesa de la NWOBHM:

La leyenda de la NWOBHM viene promocionando su último trabajo “Thunderbolt”, show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal. Las entradas se venden por www.eventrid.cl y sin recargo en The Knife (Eurocentro) y RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), pagando sólo en efectivo.

Preventa 1: AGOTADA
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000

El vocalista de SAXON Biff Byford se encuentra en plena grabación de su primer álbum como solista el cual espera lanzar este año. El trabajo contará con la participación del baterista Nicholas Barker (DIMMU BORGIRCRADLE OF FILTH) y el guitarrista Fredrik Åkesson (OPETHARCH ENEMY).

No olviden que tras una espera de 8 años, SAXON por fin regresará a nuestro país para presentarse el Viernes 8 de Marzo en Blondie, show para el que los fans ya agotaron la primera fase de entradas.

La leyenda de la NWOBHM girará en promoción de su último trabajo “Thunderbolt”, show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal.

Las entradas se venden por www.eventrid.cl y sin recargo en The Knife (Eurocentro) y RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), pagando sólo en efectivo.

Preventa 1: AGOTADA
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000

Tras una espera de 8 años desde su primera visita a Chile, SAXON por fin regresará a nuestro país para presentarse el viernes 8 de marzo en Blondie, show para el que los fans ya agotaron la primera fase de entradas.

La leyenda de la NWOBHM girará en promoción de su último trabajo «Thunderbolt», show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal.

Las entradas se venden por www.eventrid.cl y sin recargo en The Knife (Eurocentro) y RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), pagando sólo en efectivo.

Preventa 1: AGOTADA
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000

Tras una espera de 8 años desde su primera visita a Chile, SAXON por fin regresará a nuestro país para presentarse el viernes 8 de marzo en Blondie.

La leyenda de la NWOBHM girará en promoción de su último trabajo «Thunderbolt», show en el que además no faltarán los éxitos que los han convertido en una de las bandas más importantes del Heavy Metal.

La venta de entradas comienza el lunes 19 de noviembre por www.eventrid.cl y a partir del miércoles 21 de noviembre en The Knife y RockMusic de Eurocentro.

Preventa 1: $25.000
Preventa 2: $30.000
Día del Show: $35.000