Entradas

Es sabido que el Reino Unido nos ha entregado a lo más excelso de la música Rock, siendo semillero de movimientos musicales y bandas legendarias que han marcado épocas, tendencias y revolucionado la escena mundial. Tal es el caso de la NWOBHM, la ola que parió bandas como Iron Maiden, Diamond Head, Def Leppard y por supuesto Saxon, quienes sin llegar a convertirse en una banda de multitudes a la altura de la “bestia” liderada por HarrisDickinson, conforme pasan los años se ha trasformado en una banda de culto y el más fiel representante de la movida británica de inicios de los ’80.

Saxon ha sabido mantenerse vigente y avanzar, pese a los cambios, el paso de los años y vicisitudes, cumpliendo cuatro décadas de bagaje musical. Es así, como han recorrido un largo camino desde la época de SOB hasta formar Saxon, desde su álbum homónimo hasta su más reciente trabajo, “Battering Ram”, cuarenta años de una fértil carrera, donde nos han entregado una veintena de álbumes cargados de potencia, por mencionar algunos destacables como «Wheels of Steel «(1980), «Denim and Leather» (1981), «Power and the Glory «(1983, con el que ingresan a Estados Unidos), «Crusader» (1984), «Dogs of War» (1995), «Killing Ground» (2001), «Lionheart» (2004), «Inner Sanctum» (2007), «Into the Labyrinth» (2009), «Call To Arms» (2011) o «Sacrifice» (2013), sólo por nombrar algunos, sin olvidar aquellos álbumes que en su tiempo fueron cuestionados por lo comercial y por adoptar un estilo más “glam” acorde a la época, como «Innocence Is No Excuse» (1985) o «Destiny»(1988), que sin embargo, colaboraron en que la banda fuera conocida más allá de los límites de la isla británica, llegando a ser escuchados en Estados Unidos y lugares tan lejanos como nuestro país donde gracias al famoso cover de Christopher Cross, Ride Like The Wind, la banda fue difundida y descubierta por varios fans.

Es así como Saxon no se ha quedado atrás y ha evolucionado con los nuevos tiempos. Siempre liderados por Peter Rodney Byford, “Biff» para los amigos, mantienen una alineación que permanece firme e impertérrita al paso de los años, contando con Doug Scarratt y Paul Quinn en guitarras, Nibbs Carter en bajo y Nigel Glocker en batería, un verdadero valor agregado si consideramos que tanto Biff como Quinn y Glocker pasan las seis décadas y cada vez están en mejor forma, desbordando energía. Esta vez, las leyendas de la NWOBHM, llegan con su vigésima primera producción, «Battering Ram». El álbum, producido por Andy Sneap (Accept, Megadeth, Testament, Exodus), cuenta con once temas, no sobrepasando los cincuenta minutos de duración total.

Battering Ram es un potente tema que abre el álbum y nos recuerda que estamos ante uno de los íconos de la NWOBHM. La banda se desenvuelve enérgica a través del corte, destacando la batería de Nigel Glocker, por quien no pasan los años si nos referimos a la velocidad y pasión que derrocha. Pese a haber sufrido un aneurisma cerebral, se muestra tan fresco y fuerte como a comienzos de los ’80. La voz de Byford hace lo suyo, con fuerza y a ratos desgarrada como es su característica, sin defraudar, permaneciendo inmune al paso de los años, pareciera sentenciar que su demoledora potencia es comparable al arma medieval a la cual hace referencia y nos invita a derribar muros a punta de decibeles y rock, acompañado de un poderoso solo de guitarra por parte de la dupla Scarratt-Quinn, la batería de Glocker, buenos coros y estribillo pegadizo, para finalizar con Biff entregando todo al terminar con un enérgico “Like a Battering Ram!”.

Una interesante y oscura narración en la intro, con la profunda voz de David Bower (Cuatro Bodas y un Funeral), nos anuncia el segundo corte, The Devil’s Footprint. Irrumpen las seis cuerdas con un riff sostenido y pegadizo, seguida por una rápida batería, para dar paso a la voz de Byford que nos cuenta la historia de «La Huella del Diablo», que transcurre a mediados del siglo XIX. A lo largo del tema es posible percibir algunos sonidos de su álbum anterior e incluso reminiscencias de “Inner Sanctum”, llegando al clímax protagonizado por la poderosa y veloz batería con doble pedal, mientras la épica dupla de guitarras agrega la potencia necesaria para que sea uno de los momentos altos del álbum, finalizando con un grito lo suficientemente arriba y desgarrado para dejarte alerta a continuar escuchando lo siguiente.

Queen of Hearts arremete con poderosas guitarras, que mantienen los riffs a lo largo del corte, el ambiente un tanto oscuro y solemne, te transporta a la partida de ajedrez de Alicia en el País de la Maravillas. Es un corte que no presenta mayores variaciones y si bien hay momentos en que baja las revoluciones, para hacerse más lento, según avanza la canción la voz se torna a ratos agresiva, como si dejara todo en el juego, con la Reina de Corazones.

Luego de esta apuesta llega Destroyer, inspirada en los cómics de Marvel, de los cuales su vocalista es fan, tal como lo mencionó hace un tiempo; así nos entrega de un puntapié al Saxon que conocemos con la potencia metalera que hace posible un buen headbanging, el ritmo de batería que golpea en la cabeza, las guitarras ochenteras cuyos riffs atronadores de seguro harán que el cuello del oyente dé vueltas al ritmo del repetitivo estribillo Hard Rock “Destroyer!”, con Biff en un alto final nuevamente entregando todo.

Con Hard and Fast se mantiene la potencia ochentera. El tema habla por sí mismo: es puro heavy metal “rápido y duro”, las guitarras galopantes (a ratos recordando a Accept), ritmo acelerado, groove contundente, sin cambios significativos a lo largo de la mayor parte de la canción, siempre en una aceleración constante, siendo posible al escuchar en los solos centrales algunos toques de Maiden, para luego comenzar a frenar el sonido que, hasta ese momento cuenta con la velocidad necesaria para provocar una colisión, llegando al cierre de la canción. s un corte nostálgico que nos lleva de regreso a la época dorada de la NWOBHM.

Una tormenta anuncia el siguiente corte, Eye of the Storm, con el cual la banda regresa al sonido de este siglo. Si bien mantiene algo su atmósfera oscura y siniestra, la lírica transcurre entre catástrofes naturales, tormentas y huracanes. Es un tema potente cuyas guitarras sostenidas cambian de ritmo, dando paso a un buen solo entre voces que simulan una transmisión, en general es un corte interesante,  siendo la transición para Stand Your Ground, que regresa a los ritmos rápidos y directos. En la parte central de este tema, entre los solos de guitarra, aparece un teclado que aporta un extraño sonido electrónico, que rompe con la línea general de la canción y con lo que tal vez esperamos de este tipo de bandas, sin embargo el estribillo es potente y se defiende con el aporte de Quinn-Scarratt en las seis cuerdas.

Con un buen riff de entrada, con Top of the World regresamos a las guitarras de antaño, con un estribillo bastante pegadizo y coros armónicos que fácilmente podría ser single promocional, This is the land where the Earth meets the sky Standing on top of the World You’re standing on top of the World”. Acompañados de las guitarras con ciertos toques de Maiden, hacen de un tema de atmósfera positiva, simple y uno de los más comerciales del álbum.

To the End, con algunas reminiscencias setenteras, de lenta melodía, recuerda a bandas como Led Zeppelin o Black Sabbath, el riff tiene un aire a Heartbreaker de Led Zeppelin, tanto la canción como la voz de Byford se mantienen sin mayores variaciones, mientras canta “This is our world It’s who we are We wouldn’t ever change a thing Before you go just let me know We stand together to the end Before we go just let me know Are you with us to the end”. Sin embargo, genera un quiebre después del solo central donde cambia la marcha del tema, para luego volver al ritmo inicial con toda su fuerza, un corte donde la banda demuestra un buen desempeño y poderío musical.

Suavemente llega Kingdom of the Cross, donde nuevamente la voz del actor David Bower irrumpe para relatar la historia de las batallas de la Primera Guerra Mundial con una melancólica melodía. El tema es totalmente relatado con intervención de la suave y armónica voz de Byford en un triste y melódico estribillo que recuerda las baladas como Broken Heroes, la dupla Quinn-Scarratt colabora con las armonías y riffs melódicos en una interesante propuesta para una sensible Power Ballad. Es un giro en 180° siendo además la canción de mayor duración del álbum.

Así llegamos al final con Three Sheets to the Wind (The Drinking Song), un enérgico cierre a ritmo de Hard Rock, la voz raspada y a ratos nasal de su vocalista le entrega un aire a AC/DC, mientras el estribillo reza “More wine, more beer / We got to make a move To make it out of here / We couldn’t walk, we couldn’t talk / We were three sheets to windmore”, un tema que invita a la fiesta, la farra, pasar un buen tiempo al ritmo de Rock and Roll. Un dinámico broche final para el álbum.

En conclusión, “Battering Ram” es una composición correcta que, si bien contiene algunas piezas destacables, otras se perciben más débiles y si a ratos pareciera que el poder va decreciendo, debe ser escuchado más de una vez para encontrar el sentido a la conjunción de temas. Incluso el mismo Byford lo define como “el choque entre el Saxon retro y el Saxon moderno; como un sonido masivo”. A priori, no pareciera tan potente o veloz como los anteriores, no obstante, es una producción que, sin alcanzar la magnitud de sus predecesores, les permite mantener enarbolado el estandarte de legendarios exponentes de la NWOBHM. De esta manera, Saxon hace honor al lema «Never Surrender!», y no renuncia a su esencia, siendo una “sólida bola de Rock” que nos golpeará con fuerza por un largo tiempo más.

 

saxon

«Battering Ram» es el nombre del próximo disco de SAXON el cual saldrá al mercado el próximo 30 de Octubre via UDR Music, el cual ha estado bajo la dirección de Andy Sneap (MEGADETH, EXODUS, TESTAMENT, ACCEPT) en los estudios Backstage Recording. Los ingleses revelaron ahora la canción «Queen Of Hearts» en formato lyric video y se puede escuchar más abajo.

El tracklist de «Battering Ram»

01. Battering Ram
02. The Devil’s Footprint
03. Queen of Hearts
04. Destroyer
05. Hard and Fast
06. Eye of the Storm
07. Stand Your Ground
08. Top of the World
09. To the End
10. Kingdom of the Cross  (con David Bower, cantante de HELL)
11. Three Sheets to the Wind (The Drinking Song)

Saxon Battering Ram

Saxon

Los ingleses SAXON liberaron el primer video de su próximo disco «Battering Ram», de la canción que da nombre al disco. El trabajo saldrá al mercado via UDR Music el próximo 16 de Octubre.

A continuación pueden ver el video de «Battering Ram» de SAXON:

Saxon

SAXON están en pleno proceso de composición de su próximo disco, titulado «Battering Ram», el cual ha estado bajo la dirección de Andy Sneap (MEGADETH, EXODUS, TESTAMENT, ACCEPT) en los estudios Backstage Recording. Ahora los ingleses revelaron la portada del disco, dibujada por Paul Raymond Gregory, la cual se puede ver aquí mismo.

«Algunas cosas son brutales, aunque también hay harto componente metálico. Cada álbum de SAXON es diferente al anterior porque nos gusta entretener a la gente y no queremos escribir la misma canción todo el tiempo» dijo el vocalista Biff Byford al ser consultado sobre la dirección musical de «Battering Ram».

El tracklist de «Battering Ram»

01. Battering Ram
02. The Devil’s Footprint
03. Queen of Hearts
04. Destroyer
05. Hard and Fast
06. Eye of the Storm
07. Stand Your Ground
08. Top of the World
09. To the End
10. Kingdom of the Cross  (con David Bower, cantante de HELL)
11. Three Sheets to the Wind (The Drinking Song)

Saxon Battering Ram