Entradas

SABATON sigue experimentando con sus canciones y ahora lanzó un video animado para «Night Witches» perteneciente a su placa «Heroes» (2014), video que fue creado en colaboración con Yarn Hub. Pueden ver el video aquí mismo.

Pär Sundström señala: «Entré en contacto con Yarn Hub por primera vez cuando un fan recomendó un video que estaba conectado a una de nuestras canciones y me impresionaron las emociones que Yarn Hub transmite en sus videos. Después de eso, comenzamos a discutir si podíamos hacer algo juntos y nació la idea de ‘Night Witches‘. Fue imposible no emocionarme cuando vi el cortometraje animado por primera vez. Esta es una forma diferente de contar estas historias, ¡pero qué forma tan fantástica! ¡Disfrútenlo amigos, esto es algo especial»

Recordemos que hace poco, SABATON lanzó un video con piezas tipo LEGO para «The Future Of Warfare».

sabaton

Los suecos SABATON anunciaron «Heroes On Tour», un nuevo trabajo en vivo que incluye los shows realizados en Wacken y en Falun, el cual saldrá el 4 de Marzo via Nuclear Blast. El trabajo estará completo por 2 DVDs / Blu-ray y un CD.

«Siempre hemos apuntado a ser una banda que a la gente le encante ver en directo, por la sencilla razón de que nos encanta tocar en vivo. Con este DVD / Blu-ray esperamos compartir un poco de esa sensación. Grabamos dos espectáculos en el caso de que uno no sea suficiente» comentó Pär Sundström.

El tracklist de «Heroes On Tour» es el siguiente:

DVD/Blu-ray 1
01. Final Countdown
02. The March To War
03. Ghost Division
04. To Hell And Back
05. Carolus Rex
06. No Bullets Fly
07. Resist And Bite
08. Far From The Fame
09. Panzerkampf
10. Gott Mit Uns
11. The Art Of War
12. Soldier Of 3 Armies
13. Swedish Pagans
14. Screaming Eagles
15. Night Witches
16. Primo Victoria
17. Metal Crüe
BONUS MATERIAL
– Noch ein Bier
– SABATON With Bohemian Symphony Orchestra Prague
01. The Art Of War
02. The Final Solution

DVD/Blu-ray 2
01. Final Countdown
02. The March To War
03. Ghost Division
04. To Hell And Back
05. Carolus Rex
06. Panzer Battalion
07. Wolfpack
08. Attero Dominatus
09. 7734
10. Union
11. The Art Of War
12. Saboteurs
13. Coat Of Arms
14. En Livstid I Krig
15. Resist And Bite
16. Swedish Pagans
17. Night Witches
18. Primo Victoria
19. Metal Crüe

CD
01. The March To War
02. Ghost Division
03. To Hell And Back
04. Carolus Rex
05. No Bullets Fly
06. Resist And Bite
07. Far From The Fame
08. Panzerkampf
09. Gott Mit Uns
10. The Art Of War
11. Soldier Of 3 Armies
12. Swedish Pagans
13. Screaming Eagles
14. Night Witches
15. Primo Victoria
16. Metal Crüe

sabaton heroes on tour

Son muy pocas las bandas a las que les compararía un disco a ojos cerrados. No deben ser más de cinco las agrupaciones que hasta el día de hoy me han probado una y otra vez su consistencia a tal punto que me hagan estar seguro de que se próximo trabajo será siempre de mi agrado. Tal es el caso de los suecos Sabaton. Se trata de un grupo tan regular en su quehacer artístico, que siempre estoy seguro de que su siguiente producción va a estar, al menos, a la altura de la anterior. Hay, claro, un tema de gustos, pero también es cierto que, objetivamente hablando, los discos de esta banda suelen ser muy sólidos a nivel compositivo y temático.

Así me ocurrió con este Heroes. Incluso desde antes de escucharlo ya sabía que me iba a gustar. No sabía si me iba a alucinar tanto como otros trabajaos anteriores, pero sí sabía que al menos podría disfrutarlo y no me llevaría una amarga sorpresa. Y es que Sabaton no falla. Es una maquinita de hacer discazos con sus engranajes bien aceitados. Debe deberse a que la fórmula es sencilla: Heavy Metal bien al hueso, con temas bien hechos y entretenidos. Esto sin perjuicio de que en sus últimas entregas, particularmente en Carolus Rex, se hayan dado mañana para incluir elementos que hicieron más rica y variada la propuesta. Los teclados siempre han estado presentes en la idea de la banda, pero allí se hicieron más relevantes. Esto no es menor, y hacía pensar que eso pudiera incluso incrementarse aquí. Creo que no se incrementa, pero se mantiene, aspecto que da igual en tanto las canciones siguen sonando espectaculares.

Otro atractivo que asoma en la previa es el de la temática el álbum: se dejan atrás las grandes gestas nacionales presentes a lo largo de toda la discografía de la banda para dar paso a grandes y legendarios episodios protagonizados por personas de carne y hueso, con nombre y apellido. O en algunos casos: grupos de personas. Esto, en lo personal, me llamaba mucho la atención y me generaba expectativas, en el sentido de, por ejemplo, ver cuáles serían esos personajes y sus respectivas historias a relatar. Fue toda una sorpresa descubrir que los personajes elegidos no están tan presentes en la cultura popular, sino que más bien son prácticamente anónimos en latitudes ajenas a sus países de origen. Esto debe entenderse como un valor, creo yo, pues de algún modo expande nuestro conocimiento de la historia del mundo.

Y también, hay que decirlo, estaba el morbo de saber cómo lidiaría la banda con la partida de cuatro de sus miembros históricos, como fueron Daniel Mullback (batería), Daniel Mÿhr (teclados), Rikard Sundén (guitarra) y Oskar Montelius (guitarra), estos dos últimos, miembros fundadores. Pocas bandas experimentas cambios tan grandes y son capaces de seguir firmes en lo que proponen, entonces uno quería ver cómo Brodén y Sundström responderían al desafío. Y parece ser que lo han hecho bastante bien, con Joakim tomando las banderas del ataque y liderando a la banda hacia otro triunfo.

El capítulo de apertura de Heroes es del todo extraordinario. Un verdadero mazazo. Sí, porque Night Witches es una doble patada en el mentón que te deja al borde la inconciencia. Solidísima en todo momento, apostando por la imparable energía de los riffs y la contundencia de la batería que, como ya dijimos, esta vez es ejecutada por Hannes van Dahl, un crack que a lo largo de toda la placa demostrará que es digno reemplazante de Bäck. Muy dinámica, con movimientos fluidos y siempre demostrando una ferocidad innegable. Ya desde los primeros acordes se muestra como una apuesta por esa paradójica brutalidad bien depurada con la que Sabaton ha venido jugando desde siempre. Comienza con el coro, ejecutado solo por un puñado de voces que parecieran irrumpir desde la distancia y las tinieblas, o de las profundidades del infierno, como sugiere él mismo. Luego viene todo el resto del contingente, de forma totalmente intempestiva. Me resulta sinceramente genial, porque es como si el mismísimo Regimiento 588º y sus valkirias vinieran al ataque, apareciendo entre las nubes, ocultas por velo nocturno y arrasando con todo a su paso. Sobre el final hay una aceleración y una última embestida que es fenomenal y te deja la sensación de “broche de oro”. Un temazo que, además, inspira a conocer más acerca de las heroínas que componían el mítico Regimiento 588°.

La excelente No Bullets Fly cuenta la famosa y linda historia acaecida en plena Segunda Guerra Mundial entre Charlie Brown y Franz Stigler. Ambos eran pilotos, el primero, estadounidense; el segundo, alemán. Tras un encarnizado combate en los cielos de Bremen, el avión de Brown quedó seriamente dañado, por lo cual Franz, siendo su enemigo, debía darle el tiro de gracia y derribarlo. En lugar de eso el alemán escoltó a Brown y a su herida tripulación hasta campo aéreo inglés, donde estuvieron a salvo. Tremendo. Solo cuarenta y siete años más tarde ambos cracks pudieron reunirse y verse las caras. Ahora, la recreación del hecho que hace Sabaton a nivel lírico es increíble. Con muchos detalles y reproduciendo lo que seguramente todos los involucrados deben haber sentido. Muy emotiva. Sin embargo, a nivel musical se desvía de la tensión de la situación y de la solemnidad del acto de Stigler, y se acerca más al fervor de la batalla. Se podría incluso decir que tiene por momentos tiene aires alegres. Esto seguramente por ciertos toques hardrockeros que predominan. Es muy distinto al corte de apertura, pero igualmente sólido y cumplidor. (Nota: se planea hacer una película sobre este hecho.)

Sigue Smoking Snakes, clara alusión a las Cobras Fumantes (fuerzas brasileñas enviadas a Europa a combatir durante la Segunda Guerra Mundial) y a los tres héroes que resistieron contra los alemanes en Montese, Italia: Arlindo Lúcio da Silva, Geraldo Baeta da Cruz y Geraldo Rodrigues. Monumental canción que tanto por sus melodías como por sus letras resulta emocionante y conmovedora. Derrocha gloria y mística por todos lados, siendo su portentoso coro sin dudas el punto más alto. Hay también un breve pero intenso interludio instrumental donde destacan los solos de guitarra, siempre sencillos, como ha sido la tradición con Sabaton, pero ajustados a lo que demanda la canción. Una mención también para el notable uso de sintetizadores, que están siempre presentes, pero de manera precisa y en su justa medida. O sea: se distinguen bien y son un aporte a la estética que intenta generar la banda, pero no alcanzan a robarle el protagonismo ni a esconder el peso de los demás instrumentos. Las segundas voces serán también fundamentales en este corte y en todo el disco (y para hacerlo más extensivo: en toda la discografía de Sabaton). Ya está dicho: una monumental pieza que no deja de resonar en la mente. «¡Cobras Fumantes, eterna è sua vitoria!»

Alguna vez llegué a leer sobre la única persona que entró voluntariamente a Auschwitz, pero no imaginé nunca que escucharía una canción de Metal sobre él. Inmate 4859 narra la historia de Witold Pilecki, un hombre cuya historia es tan increíble, que ni el más avezado guionista podría haber siquiera imitado. Cuando comienzas a internarte en ella, no puedes dejar de sorprenderte por cada capítulo de su vida, y hasta alguna lágrima te dan ganas de derramar en su honor. Destaco aquí la gran coherencia que hay entre la musicalización de la historia y la historia misma. Ese melancólico comienzo tipo cajita musical que cala hondo y te congela la sangre da cuenta de lo trágico que sería el devenir del buen Witold. Lo demás es todo solemnidad y grandeza, como la que hubo en cada cosa que el hombre hizo por su amada Polonia. Tiene un ritmo pausado, así como un peso brutal, pero suena siempre melodiosa y altiva, como con cierto orgullo. El pre-coro es una pequeña maravilla de la emotividad, brevísimo pero muy intenso. Es una baja considerable de velocidad, pero no es ningún caso un punto bajo, todo lo contrario: es excepcional.

Y en el quinto puesto aparece la impresionante To Hell And Back, que en lo personal es el tema que más se disfruta. Sí, a poco de escuchar el disco se transformó en mi canción favorita, siendo las otras tan geniales como son. Es cierto que ese flautín del comienzo y su melodía parecen sacados de un tema de ABBA, pero qué diablos, para mí es notable el efecto que se logra. Esta canción es una elegía al heroísmo y a la épica, siendo cada acorde una fuente de inspiración. En verdad me parece tremenda. Trata sobre uno de los soldados más famosos en la historia militar: el estadounidense Audie Murphy, uno de los pocos en recibir todos los premios y medallas que su país tiene para otorgar. Pero no habla tanto de sus hazañas (muy bien relatadas en un libro llamado justamente To Hell And Back, escrito por él y David McClure), sino de lo que sufrió después de la Segunda Guerra: los traumas. En lo netamente musical me parece una rareza, pero al mismo tiempo maravillosa. Decía antes que ese flautín y su juguetona melodía logran un efecto muy especial: es como si revivieran esas tonadas que se escuchaban antes en las marchas de batallones y compañías a hacia la batalla. Y ya cuando le agregas guitarras, bajo, batería y orquestaciones encima, lo épico que suena alcanza ribetes de epopeya. Y qué estribillo más apoteósico. Inspiradísima y combativa melodía ideó el profesor Brodén. Sumando todos los elementos el resultado es increíble.

Lo siguiente es The Ballad Of Bull, una preciosa composición de casi cuatro minutos que tras sucesivas pasadas también se gana su lugarcito entre los grandes aciertos del álbum. Como su nombre lo indica, es una balada, de ritmo lento y naturaleza emotiva, a algunos seguramente les parecerá un retroceso en lo que venía siendo el disco, pero a mí me parece que es necesario de pronto hacer pausas. Y mejor aún si es con algo así de lindo y emocionante. Baladas de escaso aporte hay muchas en el Metal, está lleno. Por lo mismo uno agradece que las cosas se hagan bien, más allá de la intención de hacer algo bonito. El inicio puede ser algo dubitativo, pero esos arreglos para piano hacen el trabajo. Sin embargo, lo mejor está por venir, pues es en su maravilloso estribillo cuando uno se estremece. Y es que claro, es como un poema cantado a la memoria y la valentía del gran Leslie “Bull” Allen, un soldado australiano que peleó junto a fuerzas de EUA en las campañas contra Japón en Papúa Nueva Guinea, y que en la batalla del Monte Tambú lo arriesgó todo para cargar a doce compañeros hacia un lugar seguro y salvarles así la vida. Un monstruo. Emocionante y bien lograda pieza.

Resist And Bite es otra de esas canciones grandiosas que sorprende por su alta factura. Y sin embargo, al mismo tiempo llama la atención por la sencillez de su estructura, con lo cual uno concluye que más que elaboración, lo que se busca es emoción. Vale decir, a través de melodías y, sobretodo, una letra potente, se busca la evocación de motivos como el valor, la solemnidad y el heroísmo. La apuesta no es lograr algo complejo ni intricado, sino más bien bombástico, y vaya que se logra. Creo que los belgas que pertenecieron a la Chasseurs Ardennais (Los Cazadores de Ardenas) durante la Segunda Guerra Mundial e intentaron defender a su nación en condiciones que no podrían haber sido más adversas, estarían orgullosos de recibir un tributo así. Heavy melódico en su más alta expresión, con un interesante trabajo en las guitarras, en tanto juegan con arpegios que parecieran ser ejecutados a través del tapping, y que le imprimen un dinamismo que contrasta con lo pausado de las líneas vocales. Pero éstas reúnen mucha fuerza durante el coro y contagian. Bonito y preciso solo que capitaliza lo hecho hasta ahí en las guitarras. Una arremetida final con el doble pedal de Hannes a toda máquina es el epílogo óptimo.

Heavy Metal con aires ochenteros es lo que nos trae Soldier Of 3 Armies, sobre todo en su génesis. A medida que avanza va sonando más actual, pero siempre con un tinte muy especial que, para mí, la hace otras de las canciones destacadas. Por algunos momentos del coro se parece a esa genialidad que es Metal Crüe. Sin dudas que tiene una chispa muy especial, una vivacidad y energía que la hacen un temazo de forma instantánea. Además, pareciera que Peter Tägtgren, genio productor del disco, decidió darle a las guitarras una mayor presencia. Gracias a esto la canción gana una potencia considerable. Sacrifica un poco esa emotividad que hasta aquí había estado tan presente, pero se la juega por el impacto directo, más agresivo, y lo logra cabalmente.

A poco del final llega Far From The Fame, un tema que rescata la vida y el heroísmo de Karel Janoušek, héroe de la antigua Checoslovaquia. La verdad es que no es para nada un mal tema, de hecho, en su momento cúspide, como es su coro, resulta bastante contundente, pero en general deja la sensación de que algo le falta y termina siendo la más baja de la placa. Pero insisto: tiene cosas interesantes, como el notable trabajo a nivel de voces que luce en el estribillo. En seguida viene la excelente Hearts Of Iron, otro corte en que la emotividad vuelve a ser el norte, postergando incluso la potencia. Fascina ver cómo la banda toma ese riesgo y sale victoriosa, porque no debe ser nada fácil. Es una canción tremenda en muchos aspectos, pero el que sin duda más luce es el de la historia que presenta, con versos de fuerte carga emocional, como «See the city burn on the other side, going down in flames as two worlds collide. Who can now look back with a sense of pride?» Es una canción sobre los ejércitos alemanes 9° y 12° que hacia el final de la guerra  intentaron sacar a civiles y heridos de Berlín, pero en realidad es sobre el fin de la Guerra desde la perspectiva alemana. Algo así como “tanto luchar, tantas muertes, tanto dolor, para nada”. Espectacular canción.

Al principio me pareció que 7734 era una buena canción, pero a medida que la fui escuchando con paciencia me empezó a gustar cada vez más, y luego, cuando me fui dando cuenta de todos los juegos de palabras que tiene y de las referencias que presenta la encontré sencillamente maravillosa, fascinante. Ya hay algunas voces que señalan que el título es, de hecho, una referencia al infierno. Hice la prueba y la verdad es que sí: cuando escribes “7734” en una calculadora y la das vuelta, pareciera que dice “hell”. Además, ¿qué es ese «do glatem live» que aparece por ahí? Si lo lees al revés tienes “Evil Metal God”. En otra parte dice «the last two united and two become one, one hundred eleven perished in flames». Veamos, juntemos los últimos dos números y convirtámoslos en uno solo: 3+4 = 7. Lo agregamos al 77 ya existente y tenemos 777. Restamos los 111 que perecen y… ¡Oh! Sabaton satánicos. Cuando me fui dando cuenta me dio mucha risa. Encontré simpático que la banda se dé el tiempo para jugar así. No faltará el que pretenda armar polémica con esto, pero me resulta imposible verlo como algo más que una humorada. Y hablando de humoradas, pero en serio: bonito tributo el que montan con Man Of War. Tal y como lo hicieron en el pasado con temas como Metal Machine o Metal Crüe, acá arman toda la letra de una canción con referencias a, en este caso, la obra de Manowar. ¡En verdad notable! Y más allá de lo pintoresco y simpático que pueda ser, ¡lo cierto es que es una buena canción! Esto porque además reúne varios de los elementos estéticos característicos de Manowar. Entretenido cierre.

Heroes no es el mejor disco de Sabaton, de eso no hay duda, pero mantiene el nivel mostrado en placas anteriores y no defrauda, en ningún minuto. No es un disco que muestre una reinvención ni nada por el estilo, pero suena entretenido y, por alguna razón que no termino de entender, no suena a auto-plagio. En este sentido, creo que los muchachos de Sabaton se han vuelto maestros en el arte de ser fiel a su estilo y no caer en la repetición. Siempre hay elementos nuevos que les dan ese tan necesario aire fresco. Un muy buen disco, sin duda, uno que tanto los más fanáticos como los ajenos podrán disfrutar de buena gana. Por otro lado: extraordinaria selección de personajes e historias. Muchas de ellas son en verdad inspiradoras y te dejan algo. Siento que debemos estar agradecidos de la banda por llevarnos en este viaje a conocerles. ¡Grandioso trabajo!

«To Hell And Back», es el nuevo video de SABATON, canción que será incluida en el próximo álbum de la banda: «Heroes».

Lyric Video de «To Hell And Back», extraída del próximo álbum de SABATON, «Heroes», el cual, se encuentra programado para el 16 de mayo.

SABATON reveló los títulos de las canciones que serán incluidas en «Heroes» su nuevo álbum de estudio, el cual será lanzado el próximo 16 de mayo vía Nuclear Blast Records.  El artwork del CD fue creado por Péter Sallai, pero, conforme a la banda, algunas ediciones traerán un arte alternativo.

El tracklist de «Heroes» es el siguiente:

01. Night Witches
02. No Bullets Fly
03. Smoking Snakes
04. Inmate 4859
05. To Hell And Back
06. The Ballad Of Bull
07. Resist And Bite
08. Soldier Of 3 Armies
09. Far From The Fame
10. Hearts Of Iron

Además de la edición estándar, habrá una edición en vinilo de diferentes colores, una versión limitada en digipak (que incluirá dos bonus tracks), earbook limitado (que incluye cinco bonus tracks) y descarga digital (con un bonus track).

Artwork altgernativo:

 

Los suecos SABATON hicieron público el nombre de su nuevo trabajo en estudio y también la fecha en la que esperan lanzarlo. «Heroes» estará en las tiendas a partir del 16 de mayo de este año, a través de Nuclear Blast.

Desde el 2 de enero pasado, la banda se encuentra en los estudios The Abbys, en Pärlby, Suecia, trabajando junto al productor y músico Peter Tägtgren (HYPOCRISY y PAIN), quien ya estuvo colaborando con ellos en su exitoso «Carolus Rex» (2012).

Al respecto, Pär Sundström, bajista del grupo, comenta: «Teníamos el título en mente incluso antes de grabar ‘Carolus Rex’, y ya teníamos algunas ideas para el arte de este disco desde hace varios años. Teníamos varias diferentes opciones para elegir, pero cuando vimos esta, supimos que era la indicada para el álbum». Otro hecho a destacar es que este será el primer álbum grabado con Hannes Van Dahl en batería. El ex EVERGREY fue incorporado el 16 de noviembre pasado, pero su llegada a SABATON sólo fue oficializada hasta hora.

La portada de la su octava placa fue diseñada por el artista Péter Sallai:

Otras ediciones del álbum tendrán esta carátula alternativa: