Entradas

«Out From The Darkness…» es el nuevo single de KILMARA, parte de su último trabajo «Across The Realm Of Time» que fue producido y mezclado por el ex-HELLOWEEN Roland Grapow y saldrá el próximo 31 de Agosto via ROAR! Rock Of Angels Records. El artwork, que se puede ver más abajo, es obra de Didac Plà.

Pueden ver el video para «Out From The Darkness…» a continuación:

El tracklist:

1. …And into the Realm
2. Purging Flames
3. The Silent Guide
4. The End of the World
5. My Haven
6. Principles of Hatred
7. The Forge
8. Disciples
9. I Shall Rise Again
10. Out From the Darkness…

«Given Work?» es el nuevo single del último trabajo de RENEGADE de igual nombre, disco que fue producido por Roland Grapow (MASTERPLAN). Pueden ver el video más abajo.

«‘Given Work?‘ es el track número 7, canción que nos habla de la actual realidad de nuestra sociedad con instituciones destruidas por la corrupción y manipulación de la información donde ya se ha quedado sin referentes a seguir» comentó la banda.

Además, no podemos olvidar que se está preparando un lanzamiento del disco en vivo junto a la Orquesta Sinfónica. Dicho concierto será el día 8 de Septiembre a las 19.30 hrs en el Teatro Novedades. Las entradas se venden por sistema www.ticketek.cl y los valores son:

Preventa $ 5.000
Día del Show $ 10.000

«Across the Realm of Time» es el nombre del nuevo trabajo de los españoles KILMARA. Este disco fue producido y mezclado por el ex-HELLOWEEN Roland Grapow y saldrá el próximo 31 de Agosto via ROAR! Rock Of Angels Records. El artwork, que se puede ver más abajo, es obra de Didac Plà.

El tracklist:

1. …And into the Realm
2. Purging Flames
3. The Silent Guide
4. The End of the World
5. My Haven
6. Principles of Hatred
7. The Forge
8. Disciples
9. I Shall Rise Again
10. Out From the Darkness…

RENEGADE agendó el lanzamiento oficial de “Given Work?”, su nuevo trabajo de estudio, para el 14 de Julio a las 19:30 en el clásico Teatro Novedades. El evento contará con la participación de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Puente Alto.

“Given Work?” ya está disponible en formato digital y el trabajo incluye a Roland Grapow (MASTERPLAN) como ingeniero a cargo de la producción de la mezcla además de contar con su participación como primera guitarra en la canción “Forty Five”. También en el trabajo participó Ronnie Romero (LORDS OF BLACK y RAINBOW) en la canción “Insane”. El arte del disco estuvo a cargo del artista nacional Claudio Bergamin.

El setlist de “Given Work?” es el siguiente:
01. Queen of the winds
02. No Name
03. Insane
04. I.I.S
05. Forty Five
06. The pied piper of Hamelin
07. Given Work?
08. Project eight
09. Wisky Blues (Bonus Track)

LORDS OF BLACK, agrupación que cuenta con nuestro compatriota Ronnie Romero en voces, anunció la salida de su nuevo disco «Icons Of The New Day». Este trabajo nuevamente fue producido por Roland Grapow de MASTERPLAN junto al guitarrista de la banda Tony Hernando. Felipe Machado se hizo cargo del artwork que se puede ver más abajo.

A continuación les dejamos el video para la canción que da nombre al disco:

El tracklist y el artwork:

«World Gone Mad»
I – History Of Gods
II – The Slaughter Of Innocence
III – World Gone Mad
«Icons Of The New Days»
«Not In A Place Like This»
«When A Hero Takes A Fall»
«Forevermore»
«The Way I’ll Remember»
«Fallin’»
«King’s Reborn»
«Long Way To Go»
«The Edge Of Darkness»
«Wait No Prayers For The Dying»
«All I Have Left»

Bonus Disc:

«Innuendo» (Queen cover)
«Only» (Anthrax cover)
«Tears Of The Dragon» (Bruce Dickinson cover)
«Edge Of The Blade» (Journey cover)
«The Maker And The Storm» (Bonus Track)
«When Nothing Was Wrong» (Bonus Track)

RENEGADE acaba de lanzar el video para su nuevo single «No Name», parte de su trabajo «Given Work» que fue producido por Roland Grapow de MASTERPLAN. La canción cuenta con la participación en voces de Ronnie Romero, chileno vocalista de LORDS OF BLACK y RAINBOW.

Pueden ver el video a continuación:

El tracklist y el artwork:

1.- Queen of the Winds
2.- No Name
3.- Insane
4.- I.I.S
5.- Forty Five
6.- Pied Piper of Hamelin
7.- Given Work?
8.- Project Eight
9.- Whiskey Blues

Un despertar hacia la luz. Luego de dos años de gestación, la esperada ópera Metal “Land of Light”, llega a nuestros oídos bajo la grabación y producción de su creador, el guitarrista y compositor noruego Frode Hovd (Memorized Dreams), mezclas a cargo del maestro Roland Grapow (Helloween, Masterplan) y masterizado por Jacob Hansen (Beyond Twilight, Invocator). Un ambicioso proyecto que reúne a numerosos talentos del Power, Prog y Speed Metal. Su resultado es una impresionante evocación del Power Metal de inicios de los ‘90 hasta mediados de los años 2000. A contrario de óperas como Ayreon del holandés Arjen Lucassen o Húsar del compositor nacional Ives Gullé, los vocalistas no representan un personaje en particular sino personajes esporádicos.

El concepto temático del álbum narra una historia épica de un grupo de elegidos en una lucha de la luz contra la oscuridad, ángeles versus seres del infierno. Los contrastes cuentan con su simbología correspondiente, es decir, la luz asociada a la esperanza y la oscuridad a la perdición. Esta narración lírica está apoyada por lo publicado en la página oficial, la cual entrega más detalles de esta lucha. En resumen, en el siglo XIII se descubre en la perdida Babilonia unos manuscritos con contenido gnóstico y topográfico (algo así como los pergaminos del Mar Muerto o el Cilindro de Ciro), cuyo contenido se rumorea que fue escrito por el Creador mismo. De su contenido se extrae la existencia de esta “tierra de luz”, un mundo fuera del acceso e intervención de los humanos. Dicho descubrimiento está bajo la custodia de Roma hasta el tiempo presente y vuelve a las conciencias cuando surge un escenario apocalíptico que necesitará de la intervención de los lightbringers, seres divinos que esperan en la Tierra el llamado a la guerra del Thor del judeo-cristianismo, el arcángel Miguel. La historia, de todos modos, se abstrae lo suficiente para dejar estos antecedentes como un trasfondo, en comparación con, por ejemplo, “Temple of Shadows” de Angra, en donde el camino del héroe configura el propósito de cada canción.

Excitare Ad Lucem es el intro encargado de anteceder el primer escenario donde se ubican los héroes de esta historia. La canción ligada, Another Life abre con una marcha que contrasta con la esperanzadora voz a cargo de uno de los tres estadounidenses en el proyecto, Todd Michael Hall (Reverence, Jack Starr’s Burning Starr), que desde el 2013 es miembro de Riot V (remanente del mítico Riot), Rick Altzi, talentoso vocalista de At Vance que asumió el sublime desafío de reemplazar a Jorn Lande en Masterplan. Como vocalistas de apoyo cuenta con los suecos Kristoffer Göbel (Falconer) y  David Åkesson (Qantice)… ¡Todo un coro! Siguiendo los patrones de la ópera, la marcha de presentación asciende a notas mayores, se mantiene en su punto más alto durante el coro y luego desciende en un interludio dramático con una suerte de monólogo para transmitir las incertidumbres del conflicto por venir (“Find the glorious white light. Search disguised full of glory. Feel the dark in your mind’s sweet hope. Do we dare to believe?”). Sin embargo, yo me quedo con la sección rápida que lidera Todd luego del primer coro que cierra Rick Altzi, ya que, su voz muestra una breve reminiscencia a Rob Halford y es una bajada de tono que al mismo tiempo da pedal al ritmo, que impulsa el resto de la canción y te dice que “no todo es esperanza acá”. Esta canción, además, tiene el agrado de presentar a Uli Kusch detrás de los platos y cueros, cuyo currículum suma los titanes de Alemania, GammaRay y Helloween, y el Masterplan de Roland Grapow.

Guardians of the Light introduce al vocalista Yannis Papadopoulos (Until Rain, Wardrum) que demuestra gran versatilidad, acompañado de la voz de Åkesson, y cantando en dualidad en un coro que nada tiene que envidiarle a los “Metal Opera” de Avantasia. La canción tampoco cede en intensidad durante los versos (“There’s a dark and unspeakable creature roaming the night…”), que sin mucha intervención melódica, se mantienen pesados para cederle el trabajo a las voces, un recurso muy propio de bandas como Nocturnal Rites con Afterlife y Kamelot en The Black Halo. Los pre-coros e interludios se construyen como una rapsodia, intercalando intensidades e incorporando, incluso, una voz gutural que acentúa el aspecto sombrío del pasaje. El guitarrista de Falconer, Jimmy Hedlund se luce en esta partida con un solo moderado, pero con genial calidad de tapping. En esta canción, los encargados de la batería y el bajo son Andreas Nergård (Rudhira) y Filip Andel (Within Silence), respectivamente, y la guitarra rítmica a cargo del compositor Frode Hovd.

El disco cuenta con dos canciones para dar una pausa al tempo acelerado y alzar la llama del encendedor: Sands of Time y Trail of Tears. La primera me pilló por sorpresa al darme cuenta que el vocalista no era Roy Khan (Conception, Kamelot), sino el compatriota de Papadopoulos, Vasilis Georgiou, quien me dejó especulando mentalmente con la posibilidad de que le quite el puesto a Tommy Karevik (actual vocalista de Kamelot). Esta balada cuenta con el aporte mezzosoprano de la también griega Mina Giannopoulou (Karmic Link, The Rain I Bleed). Pero la canción downtempo que se lleva mi predilección es la segunda mencionada (séptimo track): Trail of Tears. Y ya que nos adelantamos en el disco, cabe señalar que ésta canción corresponde a la ordalía de los héroes, en términos más claros, al punto en que flaquea la posibilidad de una victoria, pero no se pierde la esperanza. La capacidad dramática de Mathias Blad (Falconer) le viene como anillo al hobbit, con intensidad y emoción que va in crescendo al contar los lentos segundos. Luego del coro, Mathias continúa (“Rise you mighty eagle, soar across the sky…”) y da un breve interludio a la canción para dar paso al solo de la mano y guitarra de Christer Harøy (Divided Multitude), para luego, junto con la voz acompañante del noruego Marius Danielsen (MD’s Legend of Valley Doom), cerrar la canción. El encargado del bajo es el hermano de Christer y compañero de banda, Rayner Harøy.

Para Lost In The Darkness Below , que narra el inicio de las aventuras a través de la oscuridad, los elegidos para las voces fueron los noruegos Pellek (Per Fredrik Åsly) y Marit Børresen, junto con un pequeño segmento de Roland Grapow con voz de narrador a lo Christopher Lee en Rhapsody of Fire. El primero cuenta con una banda nombrada según su alias, de la que Børresen es también miembro, que posee una cantidad ridícula de covers que también pública en YouTube (plataforma en la cual muchas vistas ha tenido cierta virulenta canción en español que por higiene me niego a nombrar). Su registro es bastante alto, lo que le viene bien a esta canción de Power Metal sin rodeos ni disfraces, es decir, Power a la vena. De todas formas, la voz de Børresen se roba la canción, ya que le da un contraste grave preciso en el verso, además de tomar las riendas en el coro y quedar como voz principal, siendo complementada por Pellek.

Test of Time inicia con un riff melódico en mímesis del coro, un recurso para nada desconocido dentro del Power Metal de la era Kiske de Helloween. La parte lírica describe un espacio metafísico fuera de la dimensión temporal de la Tierra. Este lugar es una especie de limbo en donde los pecadores encuentran redención o condena según la valía de sus actos. Los invitados para vocalizar este tema son Rob Lundgren, quien ha trabajado en diversos proyectos musicales como Powerdrive y The Chronicles Project, junto a Tommy Johansson, vocalista y guitarrista de Golden Resurrection y ReinXeed, que también pasó a formar parte de Sabaton el 2016. El coro no es nada inesperado, pero el verso y pre-coro—cuyo acompañamiento de arpa sintetizada despierta cierta nostalgia—definitivamente quedan sonando en la cabeza, postulando a este tema como uno de los fuertes del disco.

Where Reality Ends nos acerca, desde la ordalía, hacia el clímax de la historia. La «orquesta sintetizada», a cargo de Paolo Campitelli (Kaledon), tiene una presencia marcada a lo largo de la canción y funciona en complemento con las guitarras. La voz de Papadopoulos regresa—con guturales incluidos—para aportar, en conjunto con el estadounidense Eli Prinsen (The Sacrified), los matices vocales. La batería nuevamente está a cargo del maestro Uli Kusch con sus reconocidos fills que sacan todo el potencial de la caja (snare). From the Ashes también marca su inicio con la guitarra siguiendo la melodía del coro. Su contenido lírico, al igual que las otras canciones, deambula por imágenes ya conocidas y símbolos asociados a la mítica clásica, siendo figura central de esta canción el ave fénix junto a otras representaciones aladas. Esta indica, evidentemente, la resurrección de la esperanza en la redención de los hombres justos. En este tema contamos con la voz de Bernt Fjellestad (Guardians of Time) con Linus «Mr. Gul» Abrahamson (Andromeda, Anton Johansson’s Galahad Suite) en guitarra líder y bajo.

Finalmente, el clímax se resuelve en Answers in a Dream, con el regreso del dúo Michael Hall/Åkesson, pero que lamentablemente queda corta de trascendencia al estar situada entre la novena y la décimoprimera—y final—canción. Es más bien una esperanzadora antesala pronta al desenlace y carece de la tensión propia de un momento crucial que se ha estado esperando a lo largo del álbum. Luego, la canción homónima del disco, Land of Light, reúne a varios de los vocalistas anteriores (punto más alto, como Sign of the Cross de Avantasia) e incluye a Siegfried «The Dragonslayer» Samer (Dragony) y al inconfundible Fabio Lione (Angra, Rhapsody) en las voces. Sin embargo, no es la única eminencia que se enlistó para esta canción, pues también cuenta con el tercer estadounidense, el bajista Mike LePond de Symphony X, cuya habilidad indiscutida no logra sacarse debidamente a relucir por la poca consideración del bajo a lo largo del disco, sin duda un punto en contra para el proyecto. Los sintetizadores están a cargo de Peter Crowley, quien queda a la altura de la canción y se funde bien entre las melodías cambiantes de la composición, incluso dándose el lujo de incluir una gaitas y flautas en un segmento en donde fácilmente se podría haber tentado con vientos más «etéreos». Similar a «Keeper of the Seven Keys» de Helloween, el tema recorre valles de intensidad y cambios de tempo.

Frode Hovd, un músico que no conocemos del todo, promete bastante potencial al elaborar un hipotético «Metal Opera pt. III» y hacer que se sienta la distancia del nuevo Avantasia en relación de sus dos primeros discos. Proyectos con esta cantidad de músicos no son fáciles de encumbrar, es por eso que a veces se olvidan aspectos—como el sonido del bajo—o se priorizan otros que se estiman más protagónicos. Dentro de las cosas que espero en una posible secuela–además de la parte técnica y cualitativa—mayor madurez en cuanto al desarrollo de la historia a fin de no caer en clichés poco desarrollados. La ausencia de dragones y elfos no da inmunidad para no caer en este error.

 

 

Últimamente Roland Grapow, líder de MASTERPLAN ha sido bastante consultado por su opinión de la gira de reunión de HELLOWEEN en la cual no participará. En las últimas entrevistas ha aclarado que si bien no esta contento con como se dieron las cosas, la verdad es que prefiere no ser parte de esto:

«Me sentí un poco molesto al igual que un niño que no recibió la invitación a la fiesta de cumpleaños de su compañero. Sin embargo, después de un tiempo, me di cuenta de que no me gustaría hacer esto, no me sentiría cómodo con esta gente. Habría tenido que sacrificar muchas cosas, que son muy importantes y valiosas para mí, como la banda de MASTERPLAN, mi trabajo en el estudio y el tiempo libre con mi familia en casa. Yo trabajé muy duro sólo para saltarlo»

«¿Y si me sorprende ver que Kai Hansen se unió a ellos por un tiempo? No, realmente no estoy pensando en eso, se trata de negocios, hay tiempos difíciles para los músicos, todo el mundo está tratando de sobrevivir y usar todos los métodos. Sólo me pregunto qué harán Hansen y Kiske con sus propias bandas después de esta gira de reunión. No estoy seguro de que sus fans están dispuestos a verlos separados de HELLOWEEN de nuevo»

Además, Grapow aprovechó de comentar sobre el hecho de haber lanzado un recopilatorio de las canciones que compuso para HELLOWEEN con su actual banda MASTERPLAN:

«Cuando escribes una canción, tienes tu propia opinión sobre ella, en algún lugar dentro sabes cómo debe sonar la canción, cómo se debe arreglar y así sucesivamente. Por supuesto, durante el trabajo con la banda, la imagen ideal de tu creación cambiará debido a muchas razones. A veces estos cambios son para mejor, pero en algunos casos, puede estar decepcionado o en desacuerdo con ellos. Es una situación normal, porque estás trabajando con otros miembros de la banda y los fans están escuchando el resultado del trabajo colectivo que incluye horas de análisis de partes de guitarras, formas de cantar, elementos de arreglos. Cada canción es el resultado del trabajo en equipo y los compromisos. Por eso tuve la idea de volver a grabar mis canciones que escribí para HELLOWEEN, pero para hacerlo a mi manera, como las veo ahora».

 

 

Sentimientos encontrados. Dos palabras que componen la expresión que más se ajusta a lo que nos pasa al momento de escuchar el nuevo trabajo de Masterplan. Y es que este “PumpKings” irrumpe en la historia de Masterplan como una iniciativa de Roland Grapow, que busca recrear canciones de su autoría durante su paso por Helloween entre los años 1990 y 2000. Sin necesidad de escuchar el disco, inmediatamente surgen preguntas y conjeturas respecto a esta nuevo registro… ¿Será esto una buena idea? ¿Era necesario re-grabar canciones de la calabaza con otra banda? ¿Tendrá esto algo que ver con la reunión histórica de Helloween (Pumpkins United Tour) que no consideró a Grapow? Independiente del resultado de este disco, los juicios de valor son inevitables.

“PumpKings” se lanzó vía AFM Records y está compuesto por once tracks que se encuentran en los discos “Pink Bubbles Go Ape”, “Chameleon”, “Master of the Rings”, “The Time of the Oath” y “The Dark Ride”. En general, y en palabras que adelantaba el mismo Grapow, las versiones aquí expuestas son un poco más pesadas que las originales, lo que supone un aire fresco para algunas canciones que no gozaron de demasiada popularidad en sus años, y una atrevida propuesta para algunos clásicos de la banda.

Ahora bien, prejuicios afuera, lo que nos corresponde es hacer un juicio respecto a la calidad de la entrega de Roland Grapow y compañía, en esta arriesgada aventura de reversionar canciones de Helloween. Los restantes integrantes de Masterplan que dan vida a esta obra son Jari Kainulainen en bajo, Axel Mackenrott  en los teclados, Martin «Marthus» Skaroupka a cargo de la batería y el gran Rick Altzi con la titánica misión de relevar a Michael Kiske y Andi Deris, quienes acompañan a Grapow, mente maestra del disco.

El disco arranca con The Chance, uno de los últimos grandes temas que nos dejó Michael Kiske antes de abandonar Helloween. Inmediatamente queda de manifiesto que el trabajo interpretativo es impecable como es de esperarse, sin embargo, también se nota rápidamente que esta versión no tiene el mismo carisma ni calidez de la versión original. Rick Altzi es un buen vocalista sin dudas, pero no se escucha demasiado natural en este temazo, sino más bien un poco forzado, a veces contenido, en una ejecución vocal que se encuentra a medio camino entre lo que ofrece Kiske y Deris. Si bien es cierto el trabajo es correcto, el resultado final se percibe un poco tibio debido a la sombra gigante que proyecta Michael Kiske en cada una de sus interpretaciones.

Siguiendo con el material de ”Pink Bubbles Go Ape”, el disco sigue con las re-grabaciones de Someone’s Crying y Mankind, y la sensación es similar… A pesar de ser versiones un poco más contundentes y fortachonas que el material original, el problema es que no se sienten naturales. Si aislamos el trabajo de Altzi del resto de las pistas, seguro califica como un trabajo despampanante, sobre todo si le ponemos atención al portentoso coro de Mankind, pero lamentablemente esto no se trata de ejecuciones aisladas, y es ahí en el resultado general en donde la cosa no termina de convencer un 100%.

En Step Out Of Hell la interpretación nueva gana más puntos, pues los nuevos arreglos a cargo de Roland Grapow y Axel Mackenrott traen un aire fresco que le viene muy bien a la canción, en gran medida porque la voz de Rick Altzi no suena contenida, sino que se acomoda mucho mejor que en los temas anteriores. Y es que, innegablemente, cuando el vocalista suena cómodo y bien, el resultado de la canción difícilmente va a ser malo. Un más que correcto homenaje a canción una poco cotizada en el catálogo de la calabaza.

Situación diametralmente opuesta es la que ocurre en el siguiente track, Mr. Ego, clasicazo proveniente del “Master of the Rings”, donde no hay nada intrínsecamente mal en la ejecución, es un temazo sin duda alguna, pero la versión original supera con creces a esta nueva versión, con lo cual todo queda dicho. Si el cover «no le gana» al original, entonces queda en duda la justificación de lanzar la nueva versión. De nuevo, la interpretación es correcta, pero en feeling, no compite con el track original.

Otro de los grandes nombres que se encuentran en este «PumpKings» es la tremenda Still We Go, joya extraída (y a veces injustamente olvidada) del gran “Master of the Rings”, y el juicio aquí puede ser un poco injusto, porque Grapow y compañía llenaron de arreglos una canción que gana en majestuosidad, fuerza y grandilocuencia respecto a la versión original, pero como dicen los sabios, a veces menos es más. Es como esas versiones del tributo «Keepers of Jericho» o de Soulspell de los clásicos de Helloween, donde el trabajo interpretativo es sumamente prolijo y orquestal, pero la simplicidad y precisión de las versiones originales siguen superando a la sofisticación de los cover. Habrá muchas personas que alucinarán con esta versión de la canción por la gran performance de Altzi, por su «orquestalidad» y toque épico, pero si he de quedarme con una canción, sin duda me quedo con la original.

Escalation 666 es sin duda una de las canciones olvidadas en el repertorio de Helloween y que no suma demasiada popularidad entre los seguidores de la calabaza, sin embargo es una de las propuestas más interesantes que nos dejó «The Dark Ride»… Probablemente así también lo entiende Roland Grapow, quien nos entrega una buena versión de la canción, tanto o más pesada que su versión original. Altzi se nota cómodo interpretando las líneas de Andi Deris y los teclados de Mackenrott le dan una atmósfera más que correcta a la canción, consolidando un experimento funciona bien esta vez. Y siguiendo en esa línea, otra joya que nos produce una sensación agridulce es The Time Of The Oath, porque goza de una interpretación a prueba de balas, con un gran trabajo en la ejecución y también en el sentimiento, con una de las mejores vocalizaciones que nos regala Altzi en el disco… Sin embargo las comparaciones, a veces odiosas e injustas, son inevitables y Andi Deris es el dueño indiscutido de esta canción. Le da ese no sé qué a las canciones que las hace inexorablemente suyas. Es una muy buena versión, pero no supera a la original.

El disco continúa con un extracto del nunca bien ponderado «Chameleon«, y la elegida es Music, probablemente el tema menos relevante de la placa. Y aquí también se percibe un resultado mixto, ya que esta vez la versión de Masterplan es muy correcta y bien presentada, pero el tema es algo flojito dentro del repertorio de la calabaza, entonces por más bien que lo interpretes, difícilmente brillará por lo señalado anteriormente.

Sonidos de feria, circo ambulante y juegos estivales entre otras yerbas (más un grito clandestino de Ozzy Osbourne, cortesía de esta nueva versión) nos dan la inconfundible entrada a The Dark Ride, uno de los mejores temas del disco homónimo. Aquí pasa lo mismo que en Mr. Ego, donde la versión original tiene un carisma y sello que es difícil de superar… la interpretación es correctísima y la voz de Altzi se escucha muy bien aquí, pero la sombra de Deris priva a esta y otras canciones de brillar con luces propias (si es eso posible en un disco de covers).

Y cerrando el disco, otro temón de antaño: Take Me Home… y la verdad es que pasa exactamente lo mismo que en el tema anterior. Muy buena versión de un tema entretenido, lúdico y de paso ligero. Pero es sólo eso, una buena versión. Eso sí, es una de la mejores versiones del disco, se siente como un cierre correcto para este trabajo.

En consecuencia, el veredicto es agridulce. La mitad de las versiones son muy buenas, la otra mitad es correcta, y no mucho más que eso. Las versiones originales opacan a la mayoría de estos covers, y eso es difícil de negar. Solamente resultan rescatables las interpretaciones y ejecuciones, sin duda, pero en cuanto a feeling y mérito, muy poco. Es una lástima decirlo, pero el lanzamiento del disco se percibe como una obligación e idea comercial más que una entrega honesta de la música que hace Masterplan. Esperamos con ansias una nueva entrega original de la banda, porque esto no es más que un tentempié en medio de su carrera.

 

 

MASTERPLAN continúa con la promoción de “PumKings”, disco recopilatorio de canciones escritas por el guitarrista alemán Roland Grapow durante su paso por HELLOWEEN. Como nuevo adelanto ya puedes escuchar la nueva versión de «Escalation 666» del disco «The Dark Ride» aquí:

El tracklist escogido es el siguiente:

01. The Chance
02. Someone’s Crying
03. Mankind
04. Step Out Of Hell
05. Mr. Ego
06. Still We Go
07. Escalation 666
08. The Time Of The Oath
09. Music
10. The Dark Ride
11. Take Me Home

A fines de Julio se lanzará el nuevo disco de RENEGADE, que llevará como título «Given Work?». El álbum contará con 9 canciones, entre las que destaca «Insane», compuesta originalmente por Ronnie Romero (RAINBOW, LORDS OF BLACK, THE FERRYMEN).

El trabajo se grabó en Santuario Sonico Chile y la mezcla estuvo a cargo por el mismísimo Roland Grapow (MASTERPLAN, ex-HELLOWEEN). Por otra parte, el arte fue realizado por Claudio Bergamin.

Como adelanto del trabajo, les dejamos el tema que da nombre al disco, además de un video de Grapow invitándolos a escuchar la canción:

El próximo 30 de Junio podremos escuchar el nuevo trabajo de MASTERPLAN titulado «PumpKings», disco en el que la banda del guitarrista Roland Grapow hace versiones de su ex-grupo HELLOWEEN. Pueden conocer el tracklist y el artwork a continuación:

1. The Chance
2. Someone’s Crying
3. Mankind
4. Step Out Of Hell
5. Mr. Ego
6. Still We Go
7. Escalation 666
8. The Time Of The Oath
9. Music
10. The Dark Ride

No vamos a intentar en estas líneas describir la importancia que Kai Michael Hansen ha tenido para muchos de nosotros, lo hemos hecho en otras ocasiones y uno corre demasiados riesgos de caer en una majadería inaceptable. Si usted está leyendo estas líneas es porque es altísimamente probable que usted no sólo sepa quién es Kai Hansen, sino que el cantante/guitarrista/compositor de Hamburgo haya sido un elemento central en la música que usted escucha, y consecuencialmente, de su manera de ver la vida, lo que a la larga transforma al alemán en algo tan esencial para el desarrollo de la existencia de varios seres humanos como haber aprendido a gatear, a limpiarse solo, a abrocharse los zapatos o a que no hay que mezclar la ropa blanca con la ropa de color al momento de echarla a la lavadora, por sólo nombrar algunas cosillas esenciales para sobrevivir en un mundo hostil.

Pero claro que es llamativo ver al hamburgués en una “parada” algo distinta, como es este trabajo solista, con la “excusa” de celebrar treinta años de carrera en el Metal. Hemos visto a Kai –obviamente aparte de Unisonic, Gamma Ray y Helloween en los ’80 y ’90– en muchas instancias colaborativas, pasando por la gloriosa Valhalla de Blind Guardian, la espectacular Temple of Hate de Angra, sus participaciones en Avantasia, o la recién anunciada gira 2017-2018 con Helloween en un «Pumpkins United Tour» que esperamos desde ya con muchas ansias –sólo por nombrar algunas–, pero ahora el festejado es Hansen y correspondía que a él lo retribuyesen.

Así nace este “Kai Hansen & Friends – XXX Decades in Metal”, donde la figura esencial del Power Metal convoca a una serie de músicos amigos para rendirle tributo a su dilatada trayectoria. Lo que en otros músicos parecería un gustillo narcisista, en Hansen es un mínimo tributo a una carrera cargada de influencia, entretención, entusiasmo y, sobre todo, grandes composiciones. Así, junto a Eike Freese (líder de Dark Age y dueño de los Hammer Studios de Hamburgo) en guitarras, Alexander Dietz (guitarras en Heaven Shall Burn) en bajo y Daniel Wilding (Carcass) en batería, y con conspicuos invitados que iremos develando, veamos de qué se trata esta placa.

Lo primero que conocimos de esta placa fue el single Born Free, lanzado además con un entretenido videoclip donde Kai pasea en un convertible por las calles de Hamburgo, y donde narra sus inicios en el mundo de la música. La autobiografía de Hansen será un elemento central en todo este trabajo, y ya desde la primera frase (“Born in the city of Hamburg in 1963”) esto queda en evidencia, con una curiosa referencia a “No Me Moleste Mosquito”, aun más curiosa canción de The Doors. Un tema muy energético, con un gran riff, guitarras filosas, un coro marcial muy Accept, y la clásica voz de Hansen, que pese a que muestra una evidente afectación por el paso del tiempo, es valorable que se sienta honesta y no tan “maquillada” como uno ve en otros trabajos. Todos sabemos que Kai no es un extraordinario vocalista –o que al menos tiene otras virtudes más destacables que su calidad vocal–, y en esta placa queda en evidencia cierto declive que explica que Gamma Ray haya reclutado un nuevo cantante (Frank Beck). Pero este disco es de Kai, él canta y es valioso que se haga de manera sincera. Un buen inicio, de inmediato declarando intenciones y es uno de los pasajes más destacables de una placa que, como veremos, tiene ciertos altibajos y zonas algo más áridas.

Los invitados empiezan a llegar con Enemies Of Fun, un corte con un midtempo y una vibra absolutamente acceptianos y que nos confirma que en esta placa, Kai se orientará más al Heavy que al Power. En esta oportunidad acompañan a Kai nada menos que Ralf Scheepers de Primal Fear, y Piet Sielck de Iron Savior, dos glorias del Heavy/Power Metal alemán, y elementos centrales en la carrera de Kai, el primero al ser el primer cantante de Gamma Ray y el segundo por haber sido prácticamente cofundador de Helloween y ser partner de Hansen durante todos estos años. Un buen tema, que probablemente alcanzaría algún brillo mayor de haber durado menos que sus casi ocho minutos, pero que cuenta con instantes de bastante brillo, especialmente en la sección instrumental más acelerada de los tres a los cinco minutos. Luego parece alargarse un poco en exceso.

Otro tema bastante correcto es Contract Song, que también inicia con un riff bastante bueno y algo más pesado de lo que acostumbramos a escuchar en canciones de Hansen, aunque tiene una estructura similar a los singles de Gamma Ray, como Send Me A Sign, por dar un ejemplo. En este corte Kai es acompañado en las voces por un excelso personaje del Hard Rock como Dee Snider, líder de Twisted Sister, que pese a no mostrar grandes luces, siempre va a ser un aporte. Uno de los momentos más altos de la placa llega con la aceleración en la segunda mitad y los “uo-ooo” de Hansen. Buen tema para ir consolidando la idea de que estamos en presencia de un trabajo bastante sólido.

Un poco más melódica es Making Headlines, especialmente en las guitarras del inicio, que recuerdan un poco más a las últimas cosas que ha más reposadas de Gamma Ray. El invitado que llega ahora a esta conmemoración es Tobias Sammet, probablemente la gran esperanza compositiva del Heavy/Power Metal hacia el futuro. Una canción sin grandes pretensiones, un poco más opaca que las anteriores, más allá del aporte de Tobi que es bastante interesante, aportándole algo más de brillo, un muy buen solo de guitarra y un final bastante intenso.

La fiesta de cantantes alcanza su peak con Stranger In Time porque llega probablemente el invitado más esperado: Michael Kiske, un individuo que con sus cuerdas vocales es capaz de transformar un rústico pelotazo en una jugada de gol como los grandes centrodelanteros del mundo. De todas maneras este tema no es el caso, es un corte más que correcto, bastante elegante y que con el plus de la voz del calvo cantante adquiere un brillo superior, tomando en cuenta además que, junto con contar con una nueva interpretación de Tobi Sammet, participa Frank Beck, quien hace poco tiempo como decíamos se transformó en el sorpresivo nuevo cantante de Gamma Ray, y Roland Grapow con su inconfundible guitarra. Quizás el estribillo no es tan bueno como uno pudiese desear, pero el resto del tema no tiene desperdicio, especialmente la sección del medio que cuenta con las voces de Tobi, Kiske, Kai y Frank en una suerte de conversación cantada que resulta muy bien. Probablemente sea el momento de mayor inspiración de toda la placa.

La canción más larga de todo este trabajo es Fire and Ice, que cuenta como invitados a Clémentine Delauney, joven cantante francesa de la banda austriaca Visions Of Atlantis; a Marcus Bischoff, cantante de Heaven Shall Burn; al sueco Richard Sjunesson, vocalista de The Unguided; y en guitarras a Michael Weikath, quien no necesita presentación. Es el tema más largo del disco, y es bastante más denso y lento, transmitiendo una pesadumbre que uno definitivamente no encuentra comúnmente en nada que tenga que ver con Kai Hansen. La guitarra de Weikath, con esa “suciedad” tan característica, le da un valor agregado a la sección instrumental de un tema que si durara un minuto menos –quizás sin la sección donde predomina el bajo, pasados los cuatro minutos– dejaría un mejor sabor. Interesante también la sección más acelerada hacia el final, previa inserción de voces guturales que definitivamente resulta difícil de imaginar en un disco de Gamma Ray, lo que le da un punto mayor de validez a este material.

Left Behind es un tema algo extraño, lento, y que seguramente busca bajar las revoluciones. Hay momentos de este disco en que Hansen se sale de los moldes, y hay algunos que resultan bien, como al que hacíamos referencia recién con Fire and Ice, y hay otros algo malogrados como este tema, incluso vuelven las voces guturales pero en este caso a uno le da la sensación de que no quedan bien. Es cierto que Clémentine Delauney hace un muy buen trabajo, pero definitivamente cuesta mucho enganchar con el que probablemente sea el corte más olvidable de un trabajo más que correcto.

La línea más reposada se mantiene con All Or Nothing, que lamentablemente consolida el pequeño bache en el disco que se inició en el tema anterior. No es una mala canción, pero suena poco inspirada. La última colaboración de Clémentine Delauney está limitada a un segundo –o tercer– plano, el coro intenta ser emotivo pero no engancha e incluso la sección instrumental es algo mustia. Algo de energía se recobra con Burning Bridges, donde Kai invita a cantar a Eike Freese. Es un tema midtempo sin muchas pretensiones, livianito y bastante rockero, con un buen coro y un buen solo. En otras instancias no destacaría mucho, pero como veníamos de un bache de dos temas, se valora el aumento de energía que se logra, aunque sea pequeño.

Pero el tío Kai no es tonto y nos guardó un buen bocadillo para el final con Follow The Sun, indudablemente el tema más Power de todo el disco, y que nos trae al último invitado… ¡y qué invitado! Hansi Kürsch, otro portento que no requiere presentación. Excelente canción que cumple con todo el cuaderno de cargos de un buen corte de Power Metal: velocidad, melodía, un coro levantapuños, buen trabajo en los solos, un final redondo y una cucharadita de gloria. Excelente manera de terminar, muy en alto.

Es cierto que a uno le habría gustado encontrar una mayor cantidad de pasajes inspirados, y que este disco difícilmente va a ser considerado dentro de lo más granado del catálogo de Hansen, pero es un esfuerzo digno y valioso para un tipo que “ya la hizo” hace rato, siendo artífice de dos de las bandas más importantes de Power Metal de todos los tiempos. El disco se deja escuchar pese a ese bache de su último tercio, y pese a que hay escasos momentos conmovedores, es una más que correcta manera de conmemorar los treinta años en el Metal del glorioso Kai.

 

 

Masterplan

Ya no podrá salir el esperado 31 de octubre, justo para Halloween. El lanzamiento del nuevo disco de MASTERPLAN, conformado en su totalidad por canciones de HELLOWEEN compuestas por el guitarrista durante su paso por la Calabaza tendrá que esperar aún por su salida, según informó Grapow en Facebook:

«Estamos cerca de terminar las regrabaciones de mis viejas canciones de HELLOWEEN con MASTERPLAN, estoy muy feliz con el nuevo sonido. Pronto lo estaré mezclando. El álbum saldrá un poco más adelante, no el 31 de octubre «, comunicó el ex HELLOWEEN.

Si bien no se ha dado a conocer el nombre del disco ni el tracklist, Roland adelantó el año pasado que incluirá canciones como «Time Of The Oath», «The Dark Ride», «Escalation 666» y «The Chance, entre otras. «Estoy seguro que a la gente le encantará. Serán con la voz de Rick Altzi y puede que yo cante algunas cosas. Y después de eso, haremos otro álbum de estudio», comentó esa vez también el líder de MASTERPLAN.

 

 

 IMG_1330

Cuando en Agosto de este año se anunció el regreso de nada más ni nada menos que Masterplan, muchos sentimos que por fin se pagaría una deuda de doce años hacia toda una generación que no pudo presenciar los shows del 2003 junto a Gamma Ray. Tratando de hacer memoria, dentro del Power Metal, es difícil recordar otra agrupación que tardara tanto en volver a nuestro país, por lo que el retorno de los liderados por Roland Grapow (el cual personalmente, lo considero el mejor guitarrista que ha tocado en Helloween), traería algunas novedades en contraste a su debut en el Teatro Providencia y La Batuta. Lo cierto es que en la previa ya se vaticinaba un setlist mucho más extenso y variado, debido a que ahora cuentan con una discografía bastante más amplia. Luego, veríamos a una formación aparentemente más estable, instaurada en el último LP publicado (Novum Initium, del año 2013), con Rick Altzi (At Vance) en las voces, el archi conocido Jari Kainulainen (ex-Stratovarius) en el bajo, el fiel escudero Axel Mackenrott en los teclados, y finalmente Martin Škaroupka (Inner Fear, ex-Cradle Of Filth) en la batería, quien en esta gira sería reemplazado por el alemán Kevin Kott (At Vance).

Una vez dentro del Club Rock & Guitarras (muy bien llamado «Sudor y Guitarras»), grata fue mi sorpresa al encontrarme con un aforo de unas 200 personas esperando el show con una camaradería digna de destacar. Sinceramente, pensé que asistiría mucha menos gente, recordando el alto precio de las entradas y la gran cantidad de conciertos que hubo en el último mes. Tras una agradable espera con música envasada de Motörhead, W.A.S.P. y Anthrax, a las 20:11 horas y con la intro Per Aspera Ad Astra de fondo, van tomando posición uno a uno los integrantes de la banda sin mayor parafernalia. Rápidamente comienza a sonar la clásica Enlighten Me, primer single revelado de su opera prima del año 2003. Por algunos instantes desde mi posición costaba un poco distinguir la guitarra del resto de los instrumentos, además de sentir la batería con un volumen un tanto elevado. Aún así, esto no fue un impedimento para que todos los asistentes corearan con fuerza el «Enlighten me / I wanna see / How this could be the age of reason?…». De inmediato llama la atención con el relajo y la soltura que toca Roland Grapow su guitarra, con lo cual transmite total calma hacia el resto de la banda.

IMG_1667

Llega la primera ovación del respetable, para luego dar paso a otro clásico de aquellos. Es notable como siguen en la memoria estos temas con el pasar de los años, ya que no había nadie que no se supiera el estribillo de Spirit Never Die. Por un lado es cierto que el sello de Jorn Lande siempre estará presente, pero de igual forma hay que admitir que Rick Altzi se defendió muy bien desde un comienzo. Súmenle un punto a Jari Kainulainen, quien está constantemente animando al público y haciendo juegos con los fanáticos que están más próximos a él.

La primera revisión a «Aeronautics» vino con una de las composiciones más melódicas de Masterplan. Ya con un sonido mejor ecualizado, Wounds fue muy bien recibida por los asistentes, tomando gran fuerza y empuje en el coro muy bien acompañado por el teclado de Axel. Excelente trabajo también de Kevin, que con un look bastante casual, teniendo un gran parecido al fallecido Ryan Dunn de Jackass. Luego, con un ambiente totalmente distendido, Roland y Rick comienzan a bromear entre ellos, cada uno interrumpiendo al otro al momento de tomar el micrófono. Cuando finalmente se ponen de acuerdo para hablar, Lost and Gone de «MKII» trajo el headbanging de principio a fin. Si bien no es un tema de los más conocidos, fue escuchada con total atención por parte de los presentes, los cuales se paseaban como en el living de su casa. Iban al baño, compraban cervezas en la barra o si gustaban, podían tomar mejor posición en el recinto sin ningún problema, dando cuenta de lo calmada que estaba la noche. Nuevamente Jari es el encargado de animar al público, quien además aprovecha de desplazarse hasta la posición de Grapow para acompañarlo en su performance.

IMG_1387Black Night of Magic es una de mis favoritas de «Novum Initium», y hay que decir que sonó como cañón, principalmente gracias a las intervenciones de Axel, las cuales funcionaron a la perfección. En este punto me quiero detener un segundo y hablar sobre el cometido de Rick Altzi, ya que recién a la quinta canción del setlist la banda decide tocar un track que originalmente está cantado por él. Quiero decir, el tipo prácticamente tiene que cantar en tres registros distintos y honestamente no creo que hasta ese minuto alguien haya echado de menos a los antiguos vocalistas de la agrupación. Es verdad que tiene sus limitaciones, y además estaba agripado -de hecho, él mismo comentó que todos en la banda estaban agripados, e incluso se lo vio estornudar en un par de ocasiones-, pero vaya que sabe ocupar bien los recursos que tiene en vivo. Quizás le haya ayudado la copa de vino que tomaba ocasionalmente.

Roland nuevamente toma el micrófono y trata de recrear el «Ceacheí» tan típico de nuestro país, sacando risas y aplausos (algo que se haría presente a lo largo de toda la jornada) de parte de todos los que nos encontrábamos en el Rock & Guitarras. Lo siguiente fue uno de los puntos más altos de todo el show, y es que al comenzar Crimson Rider, la ovación fue inmediata. Uno de los tantos temazos con los que cuenta «Aeronautics», con uno de esos coros que se cantan con el puño en alto: «Holy fire I’m not scare of you / I’ll take you to burn!». Nuevamente la batería marca a mil, con las secciones de doble bombo de forma precisa. Una total sorpresa fue escuchar I’m Not Afraid (probablemente mi tema favorito de la banda), la cual disfruté cantándola de principio a fin. Excelente la atmósfera del teclado que se logró en el pre-coro, pasando al estribillo donde Rick nos hace partícipes absolutos de sus líneas.

Para finalizar con el tridente del LP lanzado el año 2005, Back For My Life cayó con esa potencia que tienen los mid-tempos, tanto así, que por algunos pasajes de la canción Kevin tocó su instrumento de pie (de forma muy parecida a como lo hace Mike Portnoy) para darle más intensidad al asunto. Notable la sección media-final donde Jari muestra parte de su talento en el bajo, con una soltura admirable.

IMG_1414

Después de que Rick hiciera referencia a lo caluroso del recinto, Time To Be King, de su algo irregular disco homónimo de 2010, instrumentalmente sonó muy, muy bien. Nuevamente hago mención a la forma de tocar e interpretar de Grapow: absolutamente relajado, haciendo que sus secciones parezcan realmente sencillas sin ningún esfuerzo. A su vez Axel por su lado, cantaba a todo pulmón todas las estrofas de la canción. En cambio, quizás esta es la única vez que vi a Rick algo incómodo con las partes más desgarradas, que como sabemos, son la marca registrada de Lande.

Roland Grapow toma el micrófono del también vocalista de At Vance para pedir que todos gritemos su nombre a coro. Tras la buena acogida de su petición, hacen mención al DVD recientemente publicado y presentan Keep Your Dream Alive, la cual en palabras de su creador, representa todo el espíritu y el mensaje de Masterplan hacia sus seguidores. Además sería la última revisión a «Novum Initium», donde Altzi se compuso absolutamente de su anterior performance.

IMG_1714Por sugerencia de un fanático y luego de las risas de la banda, Rick comienza con los típicos juegos vocales que hacen participar al público, para finalmente dar paso a Crystal Night, la cual fue coreada y ejecutada de forma casi impecable, ya que la introducción sonó algo desordenada, principalmente por la interacción directa de los integrantes con los metaleros que estaban en primera fila, produciendo así una especie de descoordinación en los primeros segundos. Una vez finalizada, casi de inmediato las primeras notas del teclado nos dieron a entender que lo siguiente sería Soulburn, donde todos acompañamos el «Feel the soulburn!» nuevamente con los puños en alto. Ambos tracks fueron escuchados y apreciados como los clásicos que son.

Lo siguiente sería una verdadera joya para los fanáticos más acérrimos de la calabaza. Y es que The Chance es una de esas creaciones que lamentablemente no son tan apreciadas como se debería. En su versión original cuenta con una de las mejores interpretaciones de Michael Kiske en su paso por Helloween, donde esta vez fue más que interesante escucharla con un tipo de voz totalmente distinto al del hoy cantante de Unisonic. Es cierto que en las partes más agudas Grapow y Altzi se las arreglaron como pudieron pero a esa altura la verdad es que poco importó ya que todos estábamos totalmente complacidos. Un temazo de aquellos, ¡qué subvalorado está «Pink Bubbles Go Ape»!.

La banda anuncia el último track de la noche (todos sabemos que esto nunca es cierto), donde Kevin comienza con esa intro tan reconocible del temazo que es Heroes. El encargado de suplir a Kiske fue «Ronaldinho» Grapow -como bien lo señaló Rick-, quien se defendió de muy buen manera en los pre-coros. Tras un outro que sonó muy potente, se puso fin a la primera parte de la jornada.

Sin dejarse querer, los integrantes volvieron en cosa de segundos a sus posiciones para tocar lo último que quedaba. Después de las típicas palabras de agradecimiento hacia la audiencia que tanto nos gustan, la primera canción del encore sería Kind Hearted Light. Para muchos (y me incluyo) es el mejor tema de toda la carrera de Masterplan. Fue el tema con el que los conocí y que al escucharlo la noche del sábado se me pusieron los pelos de punta. Rick realmente se la jugó toda de principio a fin, gesticulando de sobremanera todo los estribillos que posee este temón. Definitivamente fue la más cantada de todo el setlist.

IMG_1432

Por último, después de un amague a la intro de Future World, como en cada una de sus presentaciones, Crawling From Hell puso fin a la segunda visita del grupo liderado por Roland Grapow a nuestro país. Siempre he considerado que este es uno de los temas que le gustan más a la banda que al público, ya que pienso dentro de su repertorio hay mejores opciones para cerrar un concierto. Aún así fue recibida de excelente manera, ya que todos sabíamos que el fin ya estaba cerca. Aprovechando el sing-along, se hace la presentación de todo el grupo donde cada uno demostró sus habilidades en su instrumento. Muy buena la parte donde Axel comienza a tocar Smoke on The Water para que luego se le sumen sus compañeros y toquen durante un momento el clásico de Deep Purple. Tras los aplausos hacia todos los componentes de la agrupación, llega el último coro y con ello el fin de Masterplan en Chile.

IMG_1370La principal impresión una vez terminado el show, es que dado el ambiente que hubo la noche del sábado, prácticamente fue ir a una especie de tocata-reunión con varios amigos. Me explico: los que asistieron fueron los realmente fanáticos, los que se quisieron dar un gustito personal recordando los viejos tiempos de hace doce años atrás y en grupo minoritario, los que crecimos con la leyenda de que Masterplan alguna vez vino a nuestro país. Sumándole a esto la complicidad de la banda y la intimidad creada en el recinto (nos guste o no, el Rock & Guitarras funciona perfecto en ese aspecto para este tipo de presentaciones), ciertamente nos encontramos con una noche totalmente agradable y relajada, ya que el público nunca se comportó de una manera malentendidamente eufórica y como dije anteriormente, primó la camaradería durante las casi dos horas que duró el concierto.

En cuanto al setlist, lo único que eché de menos fue uno que otro tema de MKII o de Novum Initium, considerando que con el tiempo se ha ampliado el espectro en cuanto al repertorio disponible. Aún así, el sonido, la interpretación de cada uno  de los integrantes y la cuota de nostalgia que se provocó en muchos de los asistentes, nos dejaron una excelente jornada de Power Metal.

Setlist Masterplan:

01. Per Aspera Ad Astra (Intro)
02. Enlighten Me
03. Spirit Never Die
04. Wounds
05. Lost and Gone
06. Black Night Of Magic
07. Crimson Rider
08. I’m Not Afraid
09. Back for My Life
10. Time To Be King
11. Keep Your Dream Alive
12. Crystal Night
13. Soulburn
14. The Chance (cover de Helloween)
15. Heroes
Encore
16. Kind Hearted Light
17. Crawling From Hell

IMG_1761

 

A 12 años de su primera visita, Masterplan regresó por fin a Chile para ofrecer un gran show en el Rock & Guitarras.

Fotos: Guille Salazar

Masterplan en Chile 2015

¡Llegó el día por el que esperamos 12 años! MASTERPLAN regresa a Chile y se presentará hoy sábado en el Club Rock & Guitarras. La banda del ex HELLOWEEN Roland Grapow llega a Santiago con su disco «Novum Initium» y un reciente DVD/CD en vivo titulado «Keep Your Dream Alive».

Los horarios del concierto son:

17:00 – Apertura Boletería
18:35 – Apertura Puertas
20:00 –  Show Masterplan

Roland Grapow conversó con PowerMetal.cl y habló de todo: Jorn Lande, Uli Kusch, Helloween, Power Metal y más. ¡Revisa la entrevista aquí!

Masterplan: Entrevista con Roland Grapow (octubre 2015)

 

roland grapow

En una entrevista para el medio brasilero Heavy Talk, el guitarrista de MASTERPLAN Roland Grapow reveló que MASTERPLAN está trabajando en un disco de canciones de su tiempo en HELLOWEEN:

«Trabajaremos en las regrabaciones para un CD de mis canciones de mi ex-banda HELLOWEEN. Serán unas 10 a 12 canciones que grabaremos pronto. De hecho, ya hicimos las baterías y queremos lanzarlo ojalá a finales de Primavera (Otoño en nuestro hemisferio). Será un álbum de MASTERPLAN de mis días  de metal en HELLOWEEN, y siento que es algo muy cercano a MASTERPLAN porque yo escribí estas canciones como «Time Of The Oath», «The Dark Ride», «Escalation 666», «The Chance» y muchas, muchas más. Estoy seguro que a la gente le encantará. Con la voz de Rick Altzi y puede que yo cante algunas cosas. Y después de eso, haremos otro álbum de estudio»

Roland Grapow y MASTERPLAN se estarán presentando mañana sábado 24 de octubre a las 20:00hrs. en el Rock & Guitarras. Los tickets ya están a la venta a través del sistema Ticketek, en tiendas Falabella y Cines Hoyts. Sin recargo y sólo en efectivo en The Knife de Eurocentro.

Los precios son:

Normal: $27.000
Día del show: $30.000

Masterplan en Chile 2015

 

Mucho tiempo ha pasado desde aquél «Heavy Metal Sauna» como fue denominada la tarde-noche del 22 de noviembre del 2003 en el Teatro Providencia. Roland Grapow y Uli Kusch venían a presentar su entonces proyecto post Helloween, transformándose en la banda revelación de ese año. Idas y vueltas de sus integrantes, quiebres y silencios, pero finalmente Masterplan vuelve para quedarse.

Su emblemático líder, Roland Grapow, conversó con PowerMetal.cl sobre este regreso a nuestro país tras 12 años de espera, los cambios de integrantes, Helloween, Michael Kiske, Jorn Lande, Uli Kusch y la actualidad del Power Metal. Esta es la voz autorizada de Roland Grapow a continuación.

Masterplan: Entrevista con Roland Grapow (octubre 2015)

Doce años han pasado desde la primera y única visita vez que Masterplan ha tocado en Chile. ¡¿Por qué tanto tiempo?! 

Ohhh, es una pregunta difícil para ser honesto, ¿sabes? Por supuesto, tuvimos un buen comienzo como banda soporte de Gamma Ray, y posterior a eso tuvimos que posicionar la banda para ser los cabezas de cartel de nuestras giras. Como sabrás, tuvimos muchos cambios de alineaciones, el período de MKII, y debido a eso tratamos de hacer pequeños tours por Europa en 2007 por última vez, Jorn (Lande) y Uli (Kusch) se fueron de la banda, Mike DiMeo estuvo el 2007 y no funcionó muy bien… Después de esto quedé un poco decepcionado, así que dije “necesito un tiempo”, donde de todos modos estuve escribiendo canciones con Axel (Mackenrott) y el resto de los muchachos. Luego Jorn volvió para “Time To Be King”, donde hicimos grandes planes y teníamos muchas esperanzas, y prometió girar con nosotros, pero cambió de idea y finalmente decidió girar con Avantasia. Por eso necesitábamos hallar a otro cantante y finalmente encontramos a Rick (Altzi) hace tres años o tres años y medio, y pudimos volver a gira. Tocamos mucho en Europa, también en China, en Japón y en muchas otras partes que no recuerdo, pero al menos ya teníamos una alineación estable y ya era tiempo de volver a Sudamérica, y finalmente a Chile.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-1.mp3]

Estuviste en nuestro país en 1998 tocando con Helloween en el festival Monsters Of Rock, volviste el ’99 como solista invitado por Gamma Ray. Nuevamente con Helloween el 2001 y la presentación mencionada anteriormente con Masterplan el 2003. ¿Qué recuerdos tienes de tus anteriores visitas?

Siempre son buenos, ¿sabes? Me gustaría haberlo apreciado más en esa época, cuando era más joven, ahora que han pasado los años y pienso en mi carrera hacia atrás, lo que he logrado. Lo pasé muy bien, con mi banda solista, con Helloween, Masterplan es mi bebé, así que tengo recuerdos realmente muy lindos de Chile. Pienso que hubo un recuerdo muy gracioso en un día libre que tuvimos, no estoy seguro si es verdad, pero en una visita donde fuimos al show de Rammstein. Lo disfruté mucho ya que soy un gran fan de Rammstein. Definitivamente Chile es una de las mejores plazas de Sudamérica y realmente queremos volver a tocar pronto allá.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-2.mp3]

Masterplan

Debido a los anteriores cambios de alineación de Masterplan en cuanto a los “grandes nombres” como Jorn Lande o Uli Kusch, y también con la alineación actual, ¿qué tan difícil ha sido mantener la banda activa?

Es muy importante tener, al menos, un compañero estable dentro de la banda y en un principio por supuesto fue Uli (Kusch), comenzamos todo, éramos grandes colegas y amigos desde Helloween, cuando nos fuimos pensamos en conseguir juntos algo grande para el resto de nuestras vidas, porque realmente pensaba que era uno de mis hermanos. Pero él estaba un poco decepcionado por el hecho de que yo fuera un poco más al frente de la banda, que estuviera a cargo de las entrevistas. Fue una especie de celos, y pienso que es algo estúpido dejar la banda por cosas como esa, ¿sabes? Como puedes ver, él no ha hecho mucho desde que abandonó Masterplan en 2006, creo, y no fue fácil para mí al principio. Jorn (Lande) le dio a la banda un sello muy fuerte en los dos primeros discos, y moldeó una especie de estilo único, ya que Uli y yo aún teníamos muchos elementos de Helloween durante la composición, pero con Jorn en las voces fue completamente diferente. Él era más de Blues, un poco de Fusión, sus melodías vocales eran extremadamente diferentes a Andi Deris y Michael Kiske, y cuando Jorn cantaba mis melodías como “Heroes”, “Kind Hearted Light”, “Sail On”, o “Wounds” o “Into The Arena” del segundo álbum, se sentían muy potentes ya que su forma de cantar es bastante particular y reemplazarlo no fue fácil. Lo intentamos, Mike DiMeo es un gran cantante e hizo un muy buen trabajo en MKII pero sonaba muy diferente. Luego Jorn volvió y yo estaba muy contento por eso, pero verás, él no es muy confiable, no puedes realmente confiar en su palabra cuando dice que quiere quedarse en la banda, ya que se fue cuando tuvo una oferta mejor desde otro lado, lo cual no es muy agradable. Digo, no quiero hablar mal de Jorn, él es todavía un gran amigo, lo quiero a él y a su esposa, y sigue siendo uno de mis cantantes favoritos, pero cuando encontramos a Rick (Altzi) finalmente hallamos la libertad de continuar escribiendo canciones, ser creativos sin celos dentro de la banda. Y como dije, siempre necesito a un compañero, y definitivamente desde hace unos siete, ocho años, es Axel (Mackenrott), nuestro tecladista, él es mi co-escritor de canciones, la parte más fuerte aparte de mí, y ha sido de gran ayuda, para ser honesto.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-3.mp3]

Masterplan

En el último tiempo, y sobre todo en el Metal se han popularizado las “Superbandas”, cosa que genera ciertas críticas en un sector de los fans por el hecho de que los músicos tienen muchos proyectos y éstas no duran mucho. Considerando el gran bagaje de los miembros actuales de Masterplan, ¿en qué medida crees que calza con esta descripción?

Ya no lo es. Ahora somos una real banda, y ya no nos preocupamos de quién será el baterista, de quién será el bajista, de quién será el tecladista, Axel es muy importante para mí. Mientras yo esté en la banda, tenemos buena chance de sobrevivir. Pero estoy de acuerdo, cuando uno ve nuevas bandas o proyectos con “grandes nombres”, no creo mucho en ese tipo de cosas.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-4.mp3]

Estuviste muchos años en Helloween mientras otras bandas del estilo como Edguy, Rhapsody, o HammerFall comenzaron a destacar. Desde tu actual rol como productor, ¿cómo ves el momento actual del Heavy/Power Metal como género? Pregunto especialmente por las bandas más recientes, comparándolas con aquellas que llevan más años y tienen una mayor trayectoria.

Sí, cuando ve a bandas como Edguy, el proyecto de Avantasia, muchas otras bandas por supuesto, que son muy cercanas y relacionadas al estilo de Helloween, Tobias Sammet es un gran fan de Helloween, de Michael Kiske por supuesto, y de Gamma Ray, uno ve que las influencias están definitivamente ahí. Pero es una pena que otras bandas, no Edguy, pero sí el proyecto de Avantasia, uno ve que es más grande que Helloween, lo que es un poco frustrante para ser honesto (risas). Pero ahora ya no estoy produciendo muchas bandas de Power Metal, estoy con bandas más Thrash, Doom, Brutal… Es interesante, digo, me encanta este sonido y lo he pasado muy bien en la producción de este tipo de bandas.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-5.mp3]

Masterplan

Y ya que estamos hablando de Helloween, hace algunas semanas comentaste en tu Facebook que la canción “Take It To The Limit” no la habías escuchado hace veinte años, cuando la grabaste. Con todo el tiempo que ha pasado, ¿cómo evalúas tu paso por Helloween y qué opinión te merece la actualidad de la banda?

Obviamente hubo muchos sentimientos negativos después de que Uli (Kusch) y yo salimos, pero ahora somos amigos nuevamente. Nos hemos encontrado con Andi (Deris) en algunas bandas, Markus (Grosskopf), siempre fue muy amable conmigo, con Sascha Gerstner siempre tuvimos una buena relación, con el baterista Daniel (Löble). Ya no peleamos. Ahora veo el pasado de forma más relajada. Cuando escucho algo antiguo, me digo “toqué buenas cosas”, pero otras tengo que recordarlas. De todas formas, son buenos recuerdos, por cierto.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-6.mp3]

Tuviste la oportunidad de compartir escenario con Accept y Unisonic. Cómo fue el reencuentro con Michael Kiske? Qué piensas de su regreso al Heavy Metal con Unisonic y Avantasia?

Por supuesto que es grandioso, para mí Michael es el mejor en su género, en su estilo, junto con Ralf Scheepers, no muchos más, quizás James LaBrie, ese tipo de cantantes, pero Michael es realmente intocable, realmente grandioso. Sigue siendo muy gracioso, nos hemos encontrado en un par de ocasiones, trabajamos juntos en “Heroes” en nuestro primer disco, pero luego perdimos un poco de contacto. Queríamos empezar un proyecto juntos, con Kai Hansen, él y yo, de hecho fue mi idea hace unos cinco o seis años, pero fue un poco decepcionante cuando lanzaron Unisonic sin mí (risas) pero somos buenos amigos y me alegra mucho que Michael Kiske haya vuelto a la escena del Metal.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-7.mp3]

Masterplan

En tu visita anterior con Masterplan, solamente contaban con un disco. En esta ocasión, vienes con cinco grabaciones bajo el brazo. Debido a esto, ¿qué pueden esperar los fans chilenos sobre el setlist en esta nueva presentación?

Hay un estilo que teníamos en un principio, con muchos elementos de Power Metal más típico, doble pedal, canciones rápidas, pero a Jorn no le gustaba mucho, por lo cual escribimos un poco distinto para “Time To Be King”, lo cual me gusta de todas maneras. Vamos a tocar mucho material de nuestros primeros álbumes, aunque sacaremos algo de cada uno de nuestros discos.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-8.mp3]

Parafraseando el título del recién salido disco en vivo “Keep Your Dream Alive”, ¿cuál es el sueño que mantiene vivo a Masterplan?

Creo que es la pasión por la música, porque, siendo honestos, ya no es el dinero, porque el dinero no está involucrado en este negocio. Como sabes, vamos a Sudamérica de gira, vemos caras felices, tocaremos ojalá en frente de mucha gente y amigos, tenemos un álbum en vivo, estamos mejor que cuando tocamos en República Checa que era nuestro quinto show (N. de la R.: en el festival “Masters Of Rock”, donde grabaron su disco en vivo), además tenemos unos bonus tracks en Wacken de un año después, así que la gente puede ver cómo nos hemos ido desarrollando como banda en vivo. Así que el sueño es continuar haciendo nuestra música y sobrevivir lo que podamos, no es fácil.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-9.mp3]

Roland, muchas gracias por tu tiempo, realmente lo apreciamos mucho. Para finalizar, invita a todos los fans de Masterplan en Chile que han esperado muchos años para verlos nuevamente.

Gracias por la entrevista, y quiero invitar a todos los fans chilenos al show y como dije antes, queremos ver caras felices, que nos divirtamos y cantar juntos, espero que lo pasemos bien y tengo muchas ganas de estar allí.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2015/10/rolandgrapow-powermetalcl-10.mp3]

GUILLERMO SALAZAR

Masterplan en Chile | 24 de octubre 2015 | Rock & Guitarras

Masterplan

¡Una de las regresos más esperados del PowerMetal ha sido confirmado en Chile! Luego de 12 años de espera, tras haber tocado por única vez en nuestro país junto a GAMMA RAY el 2003, MASTERPLAN tocará el sábado 24 de octubre a las 20:00hrs. en el Centro de Eventos Kmasú Premiere (Av. Blanco Encalada 2850).

Los tickets saldrán a la venta este viernes 21 de agosto a través del sistema Ticketek, en tiendas Falabella y Cines Hoyts. Sin recargo y sólo en efectivo en The Knife de Eurocentro.

Los precios son:

Preventa: $25.000 (hasta el 27 de septiembre)
Normal: $27.000 (desde el 28 de septiembre)
Día del show: $30.000

MASTERPLAN se encuentra promocionando «Novum Initium», disco 2013 que estrenó formación que mantiene a Roland Grapow como cabeza del grupo, junto a su compañero de inicios de banda, Axel Mackenrott, además de Rick Altzi (AT VANCE) en la voz, Jari Kainulainen en bajo (ex STRATOVARIUS) y la batería de «Marthus» Skaroupka (CRADLE OF FILTH).

«La química es la correcta», señaló Grapow. «Incluso en términos de sus preferencias musicales, Jari y Rick encajan muy bien en MASTERPLAN. La voz de Rick no es muy  diferente a la  de Jorn, pero él también tiene sus propias características. Y Jari es simplemente uno de los mejores bajistas que he conocido y también un tipo súper amable”. Mientras que a Martin Skaroupka lo definió como “El infierno de un baterista”.

Masterplan en Chile | 24 de octubre 2015 | Kmasu Premiere