Entradas

Después de un hiato de cinco años, los gigantes holandeses del rock sinfónico Within Temptation han vuelto a lanzar un álbum de estudio titulado “Resist”. Durante este largo receso, la líder y voz principal Sharon den Adel tuvo que lidiar con una serie de problemas personales, además de una crisis de identidad musical que afectó al todo el grupo. Algunos fanáticos incluso temieron lo peor con los rumores de disolución de la banda, reforzados por la creación de My Indigo, proyecto solitario de den Adel. Este proyecto se acercó mucho más al pop electrónico, alejado de las influencias sinfónicas de su banda madre y sembró la duda sobre el futuro de Within Temptation.

Para la suerte de los fanáticos, la banda anunció el año pasado que estaban preparando la continuación de “Hydra” (2014), comenzando además una gira europea y confirmando su participación en festivales de verano en 2019. Den Adel señaló que para este nuevo lanzamiento la banda tomaría inspiración en la música moderna, pero dándole un toque oscuro. Luego del lanzamiento de cuatro sencillos de adelanto pudimos darnos cuenta de que esta oscuridad se reflejaría principalmente en las temáticas y tonalidades musicales. Luego de la dirección más comercial de sus últimos lanzamientos, tampoco esperábamos que Within Temptation hiciera un giro en “U” y volviera a las raíces más metaleras.

El álbum abre con The Reckoning, primer sencillo disponible ya desde septiembre pasado y para el cual grabaron un futurista videoclip. Como ya es la tónica de los últimos discos de Within Temptation, “Resist” también contiene colaboraciones con otros vocalistas, siendo este el turno de Jacoby Shaddix de Papa Roach. La canción está dominada por un sonido de teclado bastante pesado, dándole un toque moderno. Las voces de Sharon y Jacoby se fusionan en un coro pegajoso, épico y melódico. Endless War es un experimento bastante raro, mezclando elementos pop con canto lírico y orquestaciones sinfónicas con bases hip hop. Es como si Rihanna y Nightwish tuvieran un hijo.

Raise Your Banner vendría a ser una canción más tradicional dentro de los cánones musicales de la banda. El invitado de honor fue el sueco Anders Fridén, conocido por su trabajo al frente de In Flames. La mezcla de voces limpias y guturales de Anders le agrega matices a la canción y el coro con estampa de himno de batalla es efectivo desde la primera escucha. Con Supernova se acercan una vez más a un sonido electro pop con influencias de bandas como Muse. Los teclados de Martijn Spierenburg siguen dominando la atmósfera general del álbum, con un ritmo juguetón y contagiosa melodía que contrastan con letras melancólicas.

En Holy Ground vuelven a explotar la veta electrónica y el fraseo de Sharon es por momentos hasta rapero. La letra es un poco infantil y me da la impresión de estar escuchando a Avril Lavigne. In Vain, otro de los adelantos, retoma desde el comienzo la oscuridad prometida para este nuevo lanzamiento y es ejecutada magistralmente. La estructura y melodía de esta canción hace que se convierta es una de las más adictivas. Con Firelight toman una dirección más R&B con la colaboración del cantante belga Jasper Steverlinck. El duelo es uno de los más destacados del álbum, ya que las voces se complementan a la perfección.

Mad World es mi favorita personal del disco, con un sonido irresistible para un nostálgico del pop ochentero. Es una canción llena de energía y hace que hasta el más tieso de los metaleros comience a bailar. Con Mercy Mirror incursionan en un pop contemporáneo amigable para las radioemisoras, pero que se vuelve un poco predecible y repetitivo. El disco cierra de forma magistral con Trophy Hunter, un tema más pesado y orientado a la guitarra, dejando de lado por un momento los omnipresentes teclados. El trabajo de Sharon es impecable, con una línea vocal pegadiza y efectiva, mostrando su potencial como una de las voces más destacadas del Rock contemporáneo.

En conclusión, “Resist” es un disco entretenido y variado, mezclando de forma soberbia elementos que van desde el Rock sinfónico al pop electrónico. Con este lanzamiento, Within Temptation marca una transición completa desde sus raíces metaleras hacia un sonido más accesible para el público masivo, lo que se ha reflejado en sus incides de ventas. Antes del lanzamiento del álbum la banda ya había estrenado la mitad de estas canciones en vivo, mostrando la confianza en la calidad del material. La voz de Sharon y los teclados de Spierenburg siguen siendo los componentes más distinguibles de esta imparable maquinaria, que ha despejado todas las posibles dudas sobre su continuidad y vigencia.

Review: David Araneda