Entradas

El próximo 13 de Septiembre RAM lanzará «The Throne Within» via Metal Blade Records. Como parte de la promoción del trabajo, los suecos ahora lanzaron el video musical para el single «Blades Of Betrayal» el cual se puede ver a continuación:

El tracklist y el artwork:

1. The Shadowwork
2. Blades of Betrayal
3. Fang and Fur
4. Violence (Is Golden)
5. The Trap
6. No Refuge
7. Spirit Reaper
8. You All Leave
9. Ravnfell

RAM acaba de anunciar el lanzamiento de «The Throne Within» para el próximo 13 de Septiembre via Metal Blade Records. El primer adelanto es «Ravnfell» y pueden ver el lyric video a continuación:

El próximo 30 de Octubre el Heavy Metal sueco de RAM se dejará caer con «Rod» y como nuevo adelanto ya tenemos «On Wings Of No Return» el cual se puede escuchar a continuación:

Tras 2 años de silencio discográfico, los suecos RAM acaban de anunciar la salida de «Rod», un nuevo trabajo de estudio que verá la luz el próximo 3 de Noviembre. A continuación se puede oir el primer single del trabajo, canción titulada «Gulag»:

Ram

RAM lanzarán a fines de mes su nuevo álbum llamado «Svbersvm». El trabajo tendrá una edición especial digipak la cual incuirá el DVD «X Anniversary, A Decade Of Heavy Metal Tyranny Concert» que muestra el show realizado en Gotemburgo (ciudad de donde proviene la banda) el 13 de Septiembre del 2013.

Los suecos liberaron el clip de «Awakening The Chimaera», parte del DVD en vivo de RAM la que se puede a continuación:

ram svbversvm

ram

Los suecos RAM estarán lanzando el 30 de Octubre su próximo larga duración el cual ha sido bautizado bajo el nombre de «Svbversvm». El trabajo vendrá en formatos CD / CD + DVD / Vinilo. «The Usurper» es el segundo single del nuevo álbum de RAM y se puede escuchar más abajo.

EL tracklist de «Svbersvm» es:

“Return Of The Iron Tyrant”
“Eyes Of The Night”
“The Usurper”
“Enslaver”
“Holy Death”
“Terminus”
“The Omega Device”
“Forbidden Zone”
“Temples Of Void”
“Svbversvm”

 ram svbversvm

ram

La agrupación sueca RAM lanzaran su cuarto larga duración, titulado «Svbversvm», el 30 de Octubre. El trabajo vendrá en formatos CD / CD+DVD (limitado) / vinilo. La versión limitada con DVD incluye «X Anniversary, A Decade Of Heavy Metal Tyranny Concert», show que fue grabado el 2013 en Gotemburgo.

«Este álbum es el renacer de RAM, un paso natural después de «Death». Para este álbum volvimos y redescubrimos muchas notas, ideas y bocetos que se crearon en el mismo nacimiento de RAM, entre el 99 y 2001. Vimos que estas ideas están más vigentes que nunca y todavía son muy inspiradoras. Estamos muy satisfechos con el álbum, que es producto de los 4 meses de estar encerrados en el estudio y de ofrecer hasta nuestra última gota de sudor y de sangre para que se convierta en la producción más grande de RAM. Este es nuestro último asalto sobre un mundo en descomposición, puede que sea una daga en el corazón de los poderes. ¡‘Svbversvm’ está a la mano!» declaró RAM.

El tracklist de «Svbversvm»:

“Return Of The Iron Tyrant”
“Eyes Of The Night”
“The Usurper”
“Enslaver”
“Holy Death”
“Terminus”
“The Omega Device”
“Forbidden Zone”
“Temples Of Void”
“Svbversvm”

Y el bonus DVD:

“Sudden Impact”
“Judgement And Punishment”
“Blessed To Be Cursed”
“Under The Scythe”
“Defiant”
“Awakening The Chimaera”
“Machine Invaders”
“Ghost Pilot”
“Death”
“Forced Entry”
“Flame Of The Tyrants”
“Infuriator”

A continuación puedes escuchar el primer single de «Svbversum», «Eyes Of The Night»:

 

ram svbversvm

Tercer larga duración de RAM.  Esta vez los suecos no dejaron pasar mucho tiempo entre su anterior Lightbringer y este para lanzarlo.  Para esta ocasión la banda contó con el respaldo de Metal Blade y considerando el renovado interés que Brian Slagel ha demostrado en el metal tradicional actual, probablemente su parecer también incide en las fechas en que deben estar listos los trabajos de sus nuevos ahijados.  Recordemos que ya tiene en sus filas, además de RAM, a Portrait y a In Solitude, todas bandas que han lanzado hace muy poco sus nuevas placas a través del mencionado sello gringo… y claro, con esto nos vemos todos beneficiados, ya que podemos añadir otra excelente dosis de heavy metal a nuestras estanterías.

A mediados del año pasado ya habíamos tenido oportunidad de oír un adelanto de esta placa, a través del single Under The Scythe, un excelente, rápido y fiero corte, que cuenta con un coro algo frenético, pero adictivo y con un notable despliegue por parte del batero Morgan Petterson, quien lleva sobre sus hombros gran parte del peso metálico de la banda.  Junto a este corte el single traía una versión de Evil de Mercyful Fate, muy apegada a la versión original, aunque me atrevería a decir que es un poco más lenta.  Claro, ese pequeño tributo a los daneses no es casualidad.  RAM no niega la fuerte influencia que la música de Fate ha ejercido en sus trabajos, pero esta tampoco es tan obvia como en otros casos, es más bien una potente fuente de inspiración a la hora de componer, se percibe, pero no opaca las canciones que la banda nos ha presentado en sus ya tres álbumes, y de hecho en Death, se hace un poco más lejana.

El álbum abre con un extraño instrumental homónimo.  Recordemos que su anterior placa finalizaba con el outro de nombre Prelude to Death y es quizás esa la principal razón por la cual decidieron titular con un nombre tan genérico a este disco y abrir precisamente con un track que marcará la continuación de aquel preludio.  El tema en sí me resultó extraño porque en sus casi tres minutos se pasea por terrenos ajenos al metal, siendo lo más destacable algunos synths que lo adornan al comienzo y al final, pero la verdad no logro entender hacia donde apuntaron con él.  Musicalmente es agradable, pero no proyecta realmente lo que la banda nos ofrecerá en el resto del álbum.

Le sigue …Comes From The Mouth Beyond y ahora sí estamos hablando de heavy metal; es un corte relativamente rápido, de riffs duros y muy metálicos, que, sin perjuicio de lo ya señalado, recuerda al inicio un poco a Doomed By The Living Dead de Mercyful Fate, pero no porque se parezca el riff, es más bien un cuestión de estructura y, sobre todo, por como se escucha, ya que tiene ese sonido intencionadamente sucio que le da ese toque añejo que, claro, en parte es lo que buscan este tipo de agrupaciones, pero que innegablemente se trata de un punto discutible, ya que una cosa es hacer metal influenciado por una época en particular y otra es grabarlo como si estuviéramos en los albores de los ochenta.  A mí en particular no me molesta, pero entiendo que haya gente que no le agrade mucho la idea.

I Am The End me parece que va un poco más allá de la simple influencia, ya que parece una versión alterna de Dissident Aggressor, salvo por un pequeño interludio en donde se aumentan las revoluciones.  Ahora bien, el tema es muy entretenido y a pesar de las similitudes con aquella canción de Judas Priest, se percibe cómodo y no se siente fuera de contexto, lo que viene a reafirmar la propuesta y la forma de hacer metal de RAM: es clásico, es tradicional, es simple si se quiere, pero honesto y sin tapujos a la hora de encarar y plasmar sus propios gustos musicales.

En la cuarta posición tenemos a Release Me, hasta ahora el tema que menos me ha gustado, lo encuentro flojo, poco inspirado, en todo caso no alcanza para llegar a aburrirse, ya que de todas formas sigue siendo heavy metal.  Lo que más me llamó la atención es la voz de Oscar Carlquist en algunas partes, en las que da con un tono muy similar a Ozzy, ahora bien, son solo algunas líneas, por lo que no pasa de ser una anécdota dentro de la canción.  Bastante más veloz es Defiant, y precisamente esa es la primera palabra que se me viene a la mente para describirlo, es un tema desafiante, con guitarras provocadoras, riffs sólidos y leads memorables, que lo transforman en uno de los puntos más altos de la placa.

La siguiente, Frozen, comienza con una guitarra muy apacible, casi en plan balada, pero solo por algo más de veinte segundos, para luego volver a la distorsión de la mano de un riff algo sabático y en plan medio tiempo, lo que viene a acentuar el parecido.  De hecho si lo comparamos con la banda de Birmingham, la balanza se inclinaría hacia la época en que Tony Martin se hacía cargo de las voces, ya que tiene toda esa aura tan característica de placas como Headless Cross y en cierta medida, Tyr.  Séptimo en la lista se encuentra Under The Scythe, del cual ya hablamos al inicio, por lo que solo me resta hacer notar ciertas reminiscencias que se me vienen a la mente de los canadienses Anvil, tanto en la velocidad como en la voz, en concreto con el tema Motormount, perteneciente a aquella joya de disco llamada Forged In Fire, no son tan notorias, pero ahí están.

Hypnos es una canción lenta y con muchas partes abiertas, que descansan en lo monolítico del bajo y la simpleza del ritmo de la batería.  Tras los fraseos de Oscar, cuando entran las guitarras, nos encontramos con leads que recuerdan la actualidad de Iron Maiden, nada mal, para luego, sin mediar cambio de ritmo alguno, entrar a una sección un tanto más oscura, más densa, pero que no cuadra mucho la verdad, resultando un tanto innecesaria para mi gusto, pero así como se inicia, termina y nuevamente retornan esas melodías ala Harris, provocando un contrapunto muy abrupto entre ellas y aquella extraña parte.

La velocidad vuelve de la mano  de Flame of The Tyrants, el que comienza con un riff muy Grave Digger, aunque el resto del tema se aleja de aquella inconfundible marca.  Es un tema sin duda agresivo, tanto por lo afilado de las guitarras como por la potente y desgarrada voz de Oscar, quien a lo largo del disco se transforma en una de las cartas importantes sobre las cuales se apoya la propuesta de la banda, ya que es  poseedor de una voz bien particular, que le otorga cierta identidad a la música de estos suecos, sobre todo al no intentar emular a nadie.  Cierran la placa con un instrumental titulado 1771, a cargo de las guitarras de Harry Granroth y Daniel Johansson.  Extraño final la verdad, es un pasaje por momentos interesante, con melodías oscuras, sombrías, algo difusas y más bien ambientales, pero quizás demasiado extenso para su tipo, ya que son más de cinco minutos de lo mismo y en definitiva se transforma en un track que en lo personal terminé omitiendo cada vez que escuché la placa completa.

Aquellos que se encuentren en fase de conocer e investigar acerca de bandas que se muevan dentro de los parámetros del metal tradicional y ochentero, acá encontrarán una excelente adición a su lista de discos por escuchar y seguro no se arrepentirán y moverán sus cabezas al son de RAM durante un buen tiempo.  Quienes ya conocían a la agrupación sueca y se encontraban esperando ansiosos al sucesor de Lightbringer, me imagino que no lograron llenar del todo sus expectativas.  Eso al menos es lo que me sucedió a mí.  De que se trata de una muy buena placa, no hay discusión, pero no es todo lo buena que resultó ser su antecesor, el que en mi caso tengo en la lista de imprescindibles de los últimos años.