Entradas

Por primera vez en los 18 años de nuestra página web nos embarcamos en la ardua misión de hacer una cobertura extensiva e in situ del festival del Metal más grande del mundo, el WACKEN OPEN AIR. Y qué mejor ocasión que el aniversario número treinta de esta cita planetaria. Nuestros corresponsales Karim Saba y David Araneda visitaron la Tierra Santa del Metal por segunda y tercera vez respectivamente, y nos estuvieron comentando sus impresiones inmediatas durante el festival a través de nuestros canales de redes sociales. A modo de resumen, y una vez procesadas las experiencias y sensaciones que esta versión de Wacken nos dejó, les compartimos este recuento a una semana de esta histórica cobertura.

Como les comentábamos desde allá, es imposible abarcar todas las actividades realizadas durante el festival entre dos personas, por lo que obviamente nos vamos a referir solo a lo que vivenciamos personalmente.

DÍA 1: ¡LLEGAMOS!

Esta vez la llegada a Wacken no estuvo exenta de percances, las carreteras alemanas se veían bastante congestionadas por el alto flujo de vehículos hacia el área del festival, junto a los numerosos trabajos en los caminos. Una vez instalados en el campamento, y con las dificultades para llegar al punto de acreditación (apartado del área del festival) tuvimos que lidiar con una fuerte lluvia y las imprecisas indicaciones del staff. Luego de caminar por más de una hora, por fin dimos con el lugar correcto y al llegar nos encontramos nada menos que con la Reina Del Metal DORO PESCH, siempre dispuesta a posar con una sonrisa para sus fanáticos. En el camino pudimos apreciar algunas de las actividades que toman lugar fuera del área del festival, con bares al aire libre, puestos de comida y escenarios improvisados para bandas locales.

En un comienzo, el cielo se veía despejado y todo auguraba que el clima nos acompañaría, pero en Wacken uno de los aspectos más impredecibles es justamente el tiempo, que puede variar de soleado a lluvia torrencial en un abrir y cerrar de ojos. A través de la aplicación oficial del festival nos anunciaban que, debido a una alerta de tormenta eléctrica, las actividades se suspenderían por alrededor de una hora, lo que generó cambios considerables en el running order. Debido a esto, las presentaciones de UFO, ANGELUS APATRIDA, SWEET, ente otros, se vieron retrasadas y algunas tuvieron que ser reagendadas o canceladas. Cabe mencionar que en este caso la tormenta eléctrica finalmente no se acercó hasta el área del festival y no hubo víctimas, pero la evacuación preventiva tuvo lugar debido a los casos de heridos e incluso muertes por electrocución en otros festivales europeos en años anteriores.

Uno de los conciertos más especiales de este día tuvo lugar en la Metal Church, en la cual se presentó ULI JON ROTH, guitarrista de los primeros discos de SCORPIONS. En una mágica e íntima performance, el maestro nos deleitó con piezas de música clásica, algo de flamenco, medleys de música popular y por supuesto clásicos de su banda madre. El selecto grupo de asistentes despidió a la leyenda con una ovación de pie que se extendió por largos minutos. Luego de dar vueltas por los escenarios en funcionamiento, pudimos presenciar las potentes presentaciones de CRISIX y CANCER en el Wasteland Stage, y disfrutamos también de KARAOKE TILL DEATH, quienes invitaron a gente del público a subirse a cantar al escenario. Para cerrar la noche nos dirigimos a la Metal Disco, donde el DJ de turno se encargó de hacer bailar a los presentes hasta las tres de la mañana.

DÍA 2: SABATON SE VISTE DE LEYENDA

A pesar de que el área de campamento se abre el lunes y los escenarios secundarios funcionan desde el miércoles, el día jueves marca el inicio oficial de Wacken, en el que se abren todos los escenarios y se comienzan a presentar las bandas de mayor renombre. Luego de nuestro reporte matutino recorrimos las tiendas de merchandising oficial, en la cual puedes comprar todos los productos asociados al festival, desde una polera hasta una toalla. Comparado con años anteriores, esta vez la oferta culinaria fue más amplia e incluso se vieron puestos de comida ofreciendo alternativas más gourmet, además de alimentos aptos para vegetarianos y veganos. Otra de las novedades del Wacken XXX fue la incorporación de la History Stage, donde se presentaron las bandas que compitieron en la Metal Battle. Con esto, la cantidad total de escenarios ascendió a nueve, albergando a las más de 150 bandas invitadas a participar.

Musicalmente hablando, dimos inicio a la jornada asistiendo a la presentación de SKYLINE, banda local que se presenta todos los años en el festival, inaugurando los escenarios principales con su entretenido show de covers que tuvo como invitados especiales a DORO y Gus G. (ex guitarrista de Ozzy Osbourne). Paralelamente en la W:E:T Stage se presentaba VAMPIRE, banda de thrash sueca que provocó una efervescente respuesta por parte de la fanaticada, generando los primeros mosh del día. Al mismo tiempo se presentaba en escenarios principales BEYOND THE BLACK, comandados por la encantadora Jennifer Haben, quien nos deleitó con su voz y presencia escénica. La banda alemana aprovechó la ocasión para traer una invitada especial, en este caso Tina Guo, una chelista de renombre mundial y que le agregó elegancia al show de los teutones. Cabe decir que a estas alturas los escenarios principales estaban repletos y el sol pegaba fuerte.

TESTAMENT convirtió el Louder Stage en un verdadero campo de batalla con sus clásicos de thrash ochentero, pero también incluyendo mucho material de sus últimas publicaciones de estudio. La base rítmica compuesta por Gene Hoglan y Steve Di Giorgio le dio el peso necesario a esta aplanadora presentación. De forma paralela, los legendarios suizos de KROKUS trajeron toda la nostalgia quizás a un público más maduro que disfrutó con un hard rock más tradicional. HAMMERFALL salió al Harder Stage y nos entregó un sólido set, bastante orientado a sus últimos lanzamientos. Antes de su presentación estrenaron su nuevo single “Dominion”, con un videoclip que pudimos apreciar a través de las pantallas. La cohesión de la banda sobre el escenario fue evidente, con un Joacim de muy buen ánimo y un Oscar inspiradísimo. Además, como novedad incluyeron al trío de cuerdas HammerFolk como acompañamiento para el final de su set.

Los australianos AIRBOURNE fueron los encargados de mantener la fiesta prendida, con un show muy enérgico, preparando la antesala para el plato de fondo de la noche. Me refiero a SABATON, quienes festejaron sus veinte años y justificaron por qué son considerados actualmente como una de las bandas de Metal con mayor proyección comercial en Europa. A lo largo de dos horas, los suecos se pasearon por toda su discografía, presentando algunas canciones de su reciente lanzamiento “The Great War”. Como se había anunciado con anticipación, hicieron uso de los dos escenarios principales en forma paralela, incluyendo en uno a su formación actual pero también invitando a los miembros antiguos de la familia SABATON, además de un numeroso coro y nuevamente la chelista Tina Guo. A juzgar por la reacción y los comentarios del público, este fue uno de los puntos altos del festival, dado el amplio despliegue de pirotecnia y calidad musical.

DÍA 3: TORMENTA PARA UN RESPIRO

Luego de nuestro reporte matutino nos dirigimos a presenciar la contundente presentación de QUEENSRYCHE, los que pusieron énfasis en su época clásica, pero con el plus de poder apreciar la performance de Todd La Torre, quien no tuvo problemas para cubrir la difícil labor de reemplazar a Geoff Tate. Paralelamente se presentaron en los escenarios principales los shows de ELUVEITIE y GLORYHAMMER, con ambas bandas arrastrando una gran cantidad de fans, pero viéndose obligados a interrumpir sus conciertos al ser evacuados los escenarios por la alerta de tormenta eléctrica que se produjo en la tarde y que congeló las actividades del festival por dos horas. Esto provocó grandes cambios en el running order, por lo que se cancelaron conciertos que realmente esperábamos ver, como fue el caso de EVERGREY y TRIBULATION. También hubo cambios de escenario y horario que provocaron confusión, como fue el caso de CRADLE OF FILTH.

Una vez que se reiniciaron las actividades nos acercamos al Wackinger Stage para ver el show de WARKINGS, una de las sorpresas del festival con respecto a la cantidad de gente que se reunió a verlos y también por la respuesta del público. A pesar de tener solo un disco de estudio, la llamativa vestimenta de sus integrantes y las pegajosas melodías de sus canciones dejaron una buena impresión en los presentes. Justo al frente en el Wasteland Stage, SAVAGE MESSIAH también hacía de las suyas presentando lo mejor de su último lanzamiento “Demons”, estrenando una nueva formación con tres guitarristas. Luego de esto alcanzamos a ver parte de la actuación de BODY COUNT, quienes conquistaron al público del Harder Stage con su crossover de Rap y Metal, junto a la imponente presencia de Ice-T. En general, el público de Wacken recibe este tipo de propuestas alternativas de buena manera.

A continuación, ANTHRAX se subió al escenario para dar una clase maestra de thrash, desatando una locura en el público con incesantes moshs y crowdsurfing, los que pueden revisar en la sección de videos de nuestro Facebook. La banda neoyorquina es una sandía calada en cualquier festival por la conexión inmediata que generan con los fans. Luego fue el turno de WITHIN TEMPTATION, quienes presentaron lo mejor de su último lanzamiento “Resist”, logrando encantar a una audiencia quizás atraída por sonidos más modernos. En seguida tuvimos la oportunidad de presenciar uno de los shows más esperados de esta edición, me refiero a DEMONS & WIZARDS. La superbanda internacional hizo un repaso de sus dos placas de estudio, además de deleitarnos con alguna que otra canción de ICED EARTH y BLIND GUARDIAN. Se agradeció la presencia de un coro de cuatro integrantes, destacándose entre tantas bandas que utilizan coros grabados. Un sueño cumplido para muchos.

Pero la mayor atracción del día estaba por llegar, ya que Wacken serviría como la despedida de SLAYER de los festivales europeos. Como es costumbre, los californianos se robaron la película exhibiendo un nivel de brutalidad y precisión quirúrgica sin precedentes, haciendo arder la fría noche alemana. Al finalizar el concierto, un emocionado Tom Araya se despidió de su fiel público que los acompañó por casi cuatro décadas. Pero no todo es brutalidad, ya que nos pasamos raudamente al Headbangers Stage a disfrutar de la fiesta animada por THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA, otra de las grandes sorpresas del festival ya que a pesar de toparse parcialmente con SLAYER, arrastraron a una respetable cantidad de público que disfrutó de su estilo que mezcla elementos de AOR y música disco. Para cerrar la noche, vimos parte de la presentación de OPETH, quienes con su ecléctico setlist dieron cátedra en cuanto a virtuosismo y versatilidad.

DÍA 4: MISA, MAGIA E HIPNOTISMO

Comenzamos la jornada final de Wacken XXX con el potente show de MANTICORA, banda danesa de dilatada trayectoria pero que no ha alcanzado niveles masivos de popularidad, y la verdad cuesta entender esto, ya que se mandaron un espectáculo de primera categoría en cuanto a precisión y entrega se refiere. Además, la banda tuvo la disposición para compartir con nosotros en una entrevista en vivo publicada en nuestro Facebook. A continuación, nos acercamos al escenario principal, donde BATTLE BEAST hizo bailar, saltar y cantar a los presentes con su particular estilo de Metal lleno de influencias ochenteras, siendo otro de los puntos altos del festival, sobre todo por la alucinante performance vocal de Noora Louhimo. En escenarios techados presenciamos el técnico show de TESSERACT, quizás algo frío para un contexto de festival. Simultáneamente, URIAH HEEP demostraba su vigencia a pesar de pertenecer a la vieja escuela del Hard Rock.

PROPHETS OF RAGE fue otras de las bandas que agregó elementos más alejados del Metal tradicional, y a pesar de que algunos incrédulos no les dieran mucho crédito, la verdad es que congregaron a una multitud de fanáticos que gozaron con este crossover. Luego de nuestra entrevista con MANTICORA, nos dirigimos hacia la Headbangers Stage para presenciar uno de los espectáculos musicales más hermosos que hemos visto. Y es que los tunecinos de MYRATH fueron realmente ambiciosos en su propuesta visual incluyendo a bailarines, malabares con fuego y hasta ilusionismo. En un set de un poco más de una hora nos transportaron hacia Medio Oriente con sus melodías hipnotizantes y una sensibilidad única para transmitir su mensaje. Cabe decir que los escenarios principales durante la tarde estuvieron cargados al Metalcore, un género que la rompe en Europa, con bandas como OF MICE & MEN, BULLET FOR MY VALENTINE y PARKWAY DRIVE.

Volviendo al terreno del Power Metal, seguimos atentamente la misa metalera de POWERWOLF, quienes arrasaron en la Faster Stage, con un lleno total que confirmó el gran momento de una agrupación que jugó de local. Un show impecable desde el punto de vista técnico y musical, quizás con la salvedad de que fue a plena luz del día, quitándole un poco de impacto a la atmósfera necesaria para disfrutarlos en su plenitud. Al mismo tiempo DELAIN entregaba un show más delicado, como para bajar las revoluciones después de cuatro largos días de música pesada. Luego estuvimos viendo a otra de las leyendas de la vieja escuela, los influyentes DIAMOND HEAD, quienes hicieron vibrar al público con sus clásicos de antaño pero también con algunas canciones de sus últimas producciones, presentando a su actual vocalista, el joven Rasmus Bom Andersen, de correcto cometido. Una joya escuchar “Am I Evil” en vivo.

Para culminar la noche, dos conciertos de lujo. SAXON, otra de las bandas pioneras de la NWOBHM, celebró sus cuarenta años de trayectoria frente a un público que se negaba a retirarse a pesar de que salieron al escenario pasada la media noche. En dos horas y con un deslumbrante espectáculo de luces y pantallas interactivas, los británicos mostraron toda su clase e hicieron un extensivo repaso por lo mejor de su discografía, convirtiéndose en otro de los actos más vitoreados del festival. El broche de oro lo puso RAGE, con su show sinfónico que de manera inentendible comenzó a eso de las dos de la mañana, lo que afectó considerablemente la concurrencia de público, ya que la mayoría de los asistentes se prestaban a dormir e incluso a retirarse a sus destinos en medio de la noche. Ojalá en un futuro podamos ver este espectáculo en circunstancias más favorables y justas.

WACKEN HAY UNO SOLO

En términos generales, la edición número treinta de Wacken fue un éxito rotundo en términos de organización y ambiente, casi todo fluyó de manera impecable y no presenciamos ningún tipo de altercados graves. Toda la gente involucrada en el festival se veía de buen ánimo y dispuesta a entregarles la mejor experiencia a los asistentes. Incluso el clima, con excepción de las alertas de tormenta que obligaron a modificar el programa, estuvo de nuestro lado la mayoría del tiempo, sin lluvias ni calores excesivos. Destacamos a la comunidad chilena que nuevamente se hizo presente con un masivo campamento y sus tradicionales asados, además de la gran cantidad de banderas en el público.

Antes del cierre de la presente edición se anunciaron las primeras bandas confirmadas para el 2020, desatando la locura tanto en el festival como en redes sociales. La lista incluyó como principales atracciones a Judas Priest celebrando su aniversario cincuenta, Amon Amarth, una de las bandas de Metal más populares en Europa actualmente, y la esperadísima reunión de Mercyful Fate. Además, connotados actos como At The Gates y Sodom estarán presentando sus álbumes más insignes en su integridad, completando la lista provisoria nombres de la talla de Hypocrisy, Venom, Death Angel, Beast In Black, Nervosa y Cemican.

Todo apunta a que Wacken XXXI será tanto o más inolvidable que la edición de este año, con un nivel de expectación tan alto que las 75.000 entradas a la venta se agotaron en menos de veinticuatro horas. Y es que festivales hay por montones, pero Wacken hay uno solo.

Live Review: David Araneda
Fotos: Karim Saba

REFUGE es el proyecto del líder de RAGE Peavy Wagner junto a sus ex-compañeros en esa banda Manni Schmidt y Christos Efthimiadis. A continuación les dejamos el video musical para el single «The Man In The Ivory Tower», canción que es parte del disco debut de la banda llamado «Solitary Men» y que debutó ayer via Frontiers Music Srl:

El tracklist y el artwork:

01. Summer’s Winter
02. The Man In The Ivory Tower
03. Bleeding From Inside
04. From The Ashes
05. Living On The Edge Of Time
06. We Owe A Life To Death
07. Mind Over Matter
08. Let Me Go
09. Hell Freeze Over
10. Waterfalls
11. Another Kind Of Madness (bonus track)

 

 

REFUGE es el proyecto del líder de RAGE «Peavy» Wagner junto a sus ex-compañeros  de RAGE Manni Schmidt (también ex-GRAVE DIGGER) y  Christos Efthimiadis. El próximo 8 de Junio lanzan un nuevo trabajo titulado «Solitary Men» via Frontiers Music Srl. Ya se puede escuchar el primer adelanto, «From The Ashes», a continuación:

El tracklist y el artwork:

01. Summer’s Winter
02. The Man In The Ivory Tower
03. Bleeding From Inside
04. From The Ashes
05. Living On The Edge Of Time
06. We Owe A Life To Death
07. Mind Over Matter
08. Let Me Go
09. Hell Freeze Over
10. Waterfalls
11. Another Kind Of Madness (bonus track)

 

Rage es una banda de culto. Es cierto que a estas alturas ello suena a frase cliché, pero es una realidad palpable y verificable. El inagotable caudal compositivo de Peter “Peavy” Wagner sigue generando admiración: ¿cuántas bandas, hoy en día, son capaces de sacar tanta música nueva como Rage? Sólo un botón de muestra: la banda registra un disco el 2016 y otro el 2017. Eso lo hacían las bandas en los ´80, hoy prácticamente nadie saca discos así de seguido –con el devenir de la tecnología, las formas de generar recursos por parte de las bandas distan de orientarse hacia la creatividad compositiva–.

Pero Peavy es un experto remero contra la corriente. La primera –y hasta esta jornada, única– vez que vino Rage a Chile fue en ese enorme 2011 plagado de conciertos que muchos pensábamos como irrepetibles. Y creo que muchos pensamos en que Rage no volvería a pisar estas tierras, son un grupo más bien de “nicho” y difícilmente sea un gran negocio económico aventurarse a traerlos. Sin embargo, se hacía realidad la chance de tener nuevamente a Peavy sobre un escenario nacional, esta vez junto a Vassilios “Lucky” Maniatopoulos en batería, y al venezolano Marcos Rodríguez en guitarra y coros.

Para intentar resumir en una frase corta lo que fue el show, me daré el lujo de plantear una situación de gusto personal. Quien escribe estas líneas es fanático de la guitarra del bielorruso Victor Dmitrievich Smolski, un verdadero genio de las seis cuerdas a quien vimos con Rage el 2011 y que hace algunos años abandonó la banda. A tal punto que quizás Smolski esté convocado a su banda ideal, o al menos sea un reserva de lujo de Wolf Hoffmann y Kai Hansen. Sin embargo –e intentando ahora dar con la frase prometida al principio de este párrafo–, lo mejor que le pudo haber pasado a Rage es la llegada de Marcos Rodríguez.

Qué está diciendo este caballero”, se preguntará el amigo lector que no fue al concierto. O el que fue. Intentaremos explicárselo a lo largo de estas líneas que, como nunca, procurarán ser breves.

Llegamos al Pub Subterráneo poco antes de las 20.00 y nos encontramos con la primera banda soporte, Austral, probando sonido y con un telón de fondo con el logo de la banda. Palabras aparte para Subterráneo: un recinto ordenado, con buenas instalaciones, menos caluroso de lo previsto, con buena venta de productos, hasta con baños sin necesidad de usar gualetas, sin olores inaceptables ni mucho menos nauseabundos. Dedo para arriba.

Con unas doscientas personas en el recinto, y con algo de atraso respecto a lo previsto, los muchachos de Austral comenzaron su presentación a las 20:15 horas. No había tenido la oportunidad de escuchar a estos muchachos y de verdad su propuesta de lo que ellos mismos denominan como “Metal Étnico” es bastante interesante y admite muchas posibilidades de desarrollo. Presentando buena parte de su trabajo que mezcla elementos de Metal con influencias evidentes de nuestra música de pueblos originarios –particularmente de la zona sur–, este quinteto nacido en el 2009, compuesto por Pablo Yáñez en voz, Mario González en guitarra, Juan Francisco Contreras en bajo, Luis González en batería y Jorge Saldaña en percusión, exhibe un atrevimiento que hace inevitable recordar a “Roots” de Sepultura, aunque evidentemente desde una perspectiva chilena, con diversos instrumentos extra.

Con algunos ritmos de cueca, momentos en que Pablo sacó sonidos de una trutruca o de cascabeles, el propio Pablo con Mario tocando flautas, lo de Austral llama la atención no sólo por su puesta en escena, sino porque además no pierden la esencia de ser una banda de Metal, con actitud, incluso el propio Pablo recuerda –guardando las proporciones– algunas cosas de Phil Anselmo aunque sin ese elemento tan cuestionable de autoinferirse lesiones craneanas con el micrófono. Presentando material de su disco 2017 “Patagonia”, que busca representar los genocidios de pueblos originarios en el sur profundo de nuestra tierra –particularmente los Selknam–, son una banda para darle más de una vuelta. “Patagonia” está completo en YouTube y definitivamente vale la pena explorar la propuesta de Austral, que a lo mejor cuesta un poco en principio conectar con ella –para quienes somos un poco más cerrados–, pero que pasado ese umbral de cierta incredulidad, uno logra apreciar y disfrutar. Muy interesante lo de Austral, que en media hora de show capturó nuestra atención –incluso la de “Lucky” Maniatopoulos, baterista de Rage, a quien vimos presenciando parte del show como un asistente más, probablemente le haya llamado la atención ver a un percusionista además del baterista– y nos hizo sentir un poco más chilenos, no en el sentido chauvinista, sino que como parte de esa mezcla racial siempre dinámica que nos hace ser quienes somos.

Setlist de Austral:

Newen
Kloketen
Cacería
Mantra Suicida
Franja de Sangre


Luego de que la organización hiciese pasar a los ganadores del Meet & Greet con Rage, a las 21:00 horas sería el turno de Iron Spell, una de las bandas insignias de ese Metal más tradicional que tiene un circuito extremadamente fiel en nuestro país, ese Metál con tilde en la á, con esas cosas retro de escucharlos en cassette y con walkman mientras uno se hace una piscola con Free y pisco Control, más metálico que metalero. En este circuito al que hacíamos referencia, Iron Spell la rompe con su puesta en escena retro y con mucho cuero, genera una adhesión tremenda por parte de su fanaticada, y si bien ahora los asistentes iban primordialmente a ver a Rage, el quinteto compuesto por Merciless en voces, Rocko Van Roman en bajo, Raiden y Terry en guitarras y Steelhammer en batería no tuvo el más mínimo problema en conquistar a una audiencia ya cercana a los trescientos espectadores y convertirla en esa caldera que ellos logran formar en sus presentaciones.

A estas alturas no es disparatado sostener que Torches In The Woods, We Are Legion o Heavy Metal Witchcraft son clásicos del Metal nacional, y particularmente este último corte, con el cual cerraron su presentación tras media hora una importante dosis de Metál tradicional, con Merciless mostrando un vinilo de su ya famoso demo “Heavy Metal Witchcraft” que le fuese entregado desde el público. A estas alturas del partido, Iron Spell es jugar a la segura y siempre es un agrado presenciar su entrega, puesta en escena y capacidad de transportarnos a años fenomenales que a muchos nos habría gustado haber vivido.

Setlist de Iron Spell:

Evil Gipsy
Night of The Mothman
Torches In The Woods
We are Legion
Riding in the Darkness
Heavy Metal Witchcraft 

Cambia el telón por parte de la portada del último trabajo de los alemanes, el solidísimo “Seasons Of The Black”, y llegaría lo que todos estábamos esperando: la salida a escena de Rage. A las 21:45 se fueron las luces y una intro mezcló algunos pasajes de canciones de Rage sonando como en una radio AM mal sintonizada –alcanzamos a detectar Until I Die y Soundchaser–, pasando a la breve instrumental Gaia como intro de Justify, tema de la última placa de la banda y que abriría los fuegos del plato de fondo de la velada. Sale primero Lucky hacia la batería, luego el venezolano Marcos con su guitarra y, finalmente, por supuesto, el gran Peter “Peavy” Wagner, respecto del cual a uno se le ocurren muchos adjetivos calificativos, pero uno se aventura a sostener que el que quizás mejor le quede, sea el de ser un tipo querible. Con esa impronta temible de ser un individuo de más de 1.90 metros de estatura, superar con largueza los tres dígitos en la balanza y una barba intimidante, Peavy sonríe, nos saca la lengua y se le nota feliz en el escenario con su voz raspada, quizás no virtuosa, pero con la solidez y potencia de siempre.

A continuación de los primeros “Peavy, Peavy” que después derivaron a “Marcos, Marcos” y finalmente a “Rage! Rage! Rage” por parte del público, Peavy nos saluda en español diciéndonos “hola amigos, ¡qué pasa!”, y luego nos pregunta en inglés si estamos listos “for some fucking Metal!”, y sin respiro nos lanzan uno de los más intensos, rápidos y descuajaringadores temas de toda la carrera de Rage, una joya como Sent By The Devil. Uno veía la cara de Lucky machacando los tarros con ese incesante “tuca tuca” y se conmovía, y también llamó la atención que Marcos logró hacer la armonía de parte del solo, recordando que en el tiempo en que se lanzó el glorioso “Black In Mind” –disco al que pertenece esta canción– la banda tenía dos guitarras.

Después de bajar un poco las revoluciones con From The Cradle To The Grave de “XIII, Peavy nos dice que es maravilloso estar de vuelta en Chile y nos presentó a la banda, y en su primera intervención con el público, Marcos derechamente se robó la película, en el buen sentido. Un individuo con un talento sorprendente, como iremos viendo, no sólo por ser un muy buen guitarrista, sino que un tipo muy carismático y simpático, que no sólo nos habló en español, sino que imitó el acento chileno con frases “cantaditas” como “la raja hueón”, causando carcajadas del público. Y Peavy nos pregunta si nosotros los metaleros somos gente que hacemos las cosas a nuestra manera, evidentemente introduciendo lo siguiente, que sería My Way, uno de los temas más destacables de los últimos años de carrera de un trío que suena con tal nivel de potencia y sincronía que uno no puede entender cómo cresta pueden hacerlo si son sólo tres.

Los “o-ooo-oh, o-ooo-oh” del público, tan típico de los conciertos metaleros, fue seguido por Marcos y Lucky durante algunos instantes, previos a que Peavy nos presentara Nevermore, clásico de “The Missing Link”, otra de las joyas con las que cuenta el catálogo de Rage, muy coreada por un público que respondió de la misma forma con el corte que abre la última placa de la banda, Season Of The Black, una patada en la cabeza con estoperoles. En este tipo de conciertos, quizás menos masivo y más de nicho, una de las gracias es que el público generalmente es muy fanático y aplicado, y reacciona casi de la misma forma con clásicos de los ’80 o ’90 que con temas actuales. Lo que en otros conciertos marca contrastes evidentes en ese aspecto, en este show no se vio y parece un buen momento para destacarlo en esta reseña.

Vendrían nuevos “Rage! Rage! Rage!” del público y agradecimientos de Peavy (“muchas gracias, cabrones!”), tras lo cual líder nos comenta que van a tocar un tema que no han ensayado mucho, y la intervención de Marcos “en chileno” diciéndonos “puta que buena, hueón” causó una nueva tempestad de risas, que aumentaron cuando el propio venezolano nos dijo que lo siguiente provendría de un disco lanzado en 1996, y que fue uno de los primeros temas de la banda que él escuchó porque ese año él nació. Luego, con un ceño forzadamente adusto nos dice que “ahora, serio, porque somos Rage”, nos presentaron Deep In The Blackest Hole y End Of All Days, dos solidísimos cortes del propio “End Of All Days”, uno de los trabajos más queridos de toda la carrera de la banda. Excelente momento de sing-along con el segundo de los temas mencionados.

A continuación de Turn The Page, con Peavy sacando la lengua en su forma tan característica, Marcos nos dice que su madre está en Tenerife, al otro lado del “charco” (refiriéndose al Océano Atlántico), y quiere que ella escuche cómo lo estamos pasando, haciéndonos emitir un grito colectivo que, esperamos, se haya sentido en las Islas Canarias. Un tipo muy simpático y sencillo, con el cual tuvimos la oportunidad de intercambiar un par de palabras antes del show, mostrándose muy contento por estar por primera vez en La Patria Grande junto a Rage, dándonos las gracias por el recibimiento y presentándonos un tema de “Black In Mind” compuesto –cómo no– por “la leyenda Peavy, y que espera que el propio Wagner se lleve un lindo recuerdo de la reacción del público con The Price Of War, otra gema destacada de una placa extraordinaria como la señalada.

Nuestra reacción fue calificada como “amazing!” por parte de Peavy y Marcos, y acercándonos –lamentablemente– al final del show, la banda nos entregaría el single de su último disco, la excelente Blackened Karma, tras lo cual Marcos nos dice “nos vemos, chao”. Ante nuestra negativa, vendría otro de los platos fuertes, “la canción más antigua de la noche”, incluso Peavy nos señaló que “ni siquiera me acuerdo cuándo la compuse”. Nada menos que esa gloriosa pieza llamada Don’t Fear The Winter, probablemente el tema insignia de Rage, que provocó la reacción enfervorizada de un público que quería más. Sin embargo, la banda se despidió por unos momentos del escenario, terminando la primera parte del show.

Pero quedaba algo más. La banda vuelve a escena con la última canción de la jornada, nada menos que Higher Than The Sky, sin dudas uno de los temas más queridos de la banda y con la que acostumbra cerrar sus shows. Pero la interpretación contaría con un Marcos que se robaría la película. Peavy es tan inteligente como humilde y no tuvo problemas en ceder el protagonismo a un hermano hispanoparlante tocando en Latinoamérica, que se sintió a sus anchas llamando a los “higher than the sky, we’re / higher than the sky, sky, sky”. Sin embargo, el jam de guitarra y los homenajes a Ronnie James Dio con pasajes de Heaven And Hell y Holy Diver fueron realmente impresionantes, fundamentalmente gracias al histrionismo, talento y carisma de Marcos para no sólo cantar muy bien, sino que imitar excelentemente el timbre y el lenguaje corporal del fallecido Enano Maldito. Así, a las 23.10 horas, y con la banda manifestando desear vernos pronto nuevamente, Rage se despide del escenario, con Marcos metiendo pasajes de La Marcha Imperial en el final del tema y con un Peavy dándole un fraterno y paternal beso en la cabeza al momento de otorgarnos su reverencia de despedida.

¿Bueno, pero corto? ¿O corto, pero bueno? Queda a criterio de quien haya estado presente. Lo que sí, parece no haber duda alguna en que se trató de un show redondo, que no decayó en ningún instante, con un sonido bastante bueno y con una banda cuya solidez y redondez sigue sorprendiendo, y perdura esa sensación de incredulidad de cómo se puede sonar así siendo apenas tres músicos. Se nota una banda rejuvenecida y revitalizada con esta formación, y definitivamente hay Rage para rato. Y si además tenemos ahí a un hermano latino, ¿qué mejor?

Setlist de Rage:

Gaia (Intro) / Justify
Sent by the Devil
From the Cradle to the Grave
My Way
Nevermore
Season of the Black
Deep in the Blackest Hole
End of All Days
Turn the Page
The Price of War
Blackened Karma
Don’t Fear the Winter
Encore:
Higher Than the Sky / Heaven and Hell / Holy Diver / Higher Than the Sky

Review: Darío Sanhueza De la Cruz
Fotos: Diego Pino

Rage es una banda distinta al resto. No sólo por haber hecho la gran mayoría de su carrera siendo un trío –con las dificultades “logísticas” que ello conlleva–, sino que fundamentalmente por una característica que en los tiempos de hoy resulta cada vez más llamativa: la inagotable capacidad compositiva de Peter “Peavy” Wagner.

Los alemanes sin duda alguna son una de las bandas más prolíficas de la historia del Metal, con más de veinte discos en poco más de treinta años, transformándose en una banda derechamente de culto para sus fans, y que pasó por nuestro país por primera y única vez en un sensacional concierto en el Club 334. En aquella ocasión, Peavy fue acompañado por el bielorruso Victor Smolski en guitarras y el baterista André Hilgers, formación que le entregó a la banda grandes discos como “Strings To a Web”, que la banda vino a promocionar en aquella ocasión, y “Unity” –en el caso de Smolski –, un trabajo realmente alucinante.

La era de Rage ahora es diferente. Con dos discos a su haber con la nueva formación, compuesta –además de Peavy, por cierto– por el venezolano Marcos Rodríguez en guitarra, y el baterista alemán de origen griego Vassilios “Lucky” Maniatopoulos, la banda visita nuevamente nuestro país en un gran momento de forma. Con esta alineación, como decíamos, la banda ha lanzado trabajos muy sólidos como “The Devil Strikes Again” (2016) y “Seasons Of The Black” (2017), recuperando ese sonido más crudo, sólido y sin concesiones del Rage de los ’90, pero con gran madurez y sin perder la esencia agresiva y rabiosa tan característica de las composiciones de Peavy.

¡Un show definitivamente para no perderse!

Darío Sanhueza de la Cruz

 

RECORDEMOS EL SHOW DEBUT DE RAGE EL 2011 CON ESTE LIVE REVIEW

Las entradas tienen un valor de $20.000 y están a la venta por sistema Passline.cl y en tiendas Mucky Rock Store (Eurocentro), Respect (Portal Lyon), Electroacustic (San Diego), Metal Growshop & Tattoo (Caracol Lo Ovalle) y Bar de Nor (Viña del Mar).

El esperado regreso de RAGE a Chile se viene con todo, y es por esto que la banda decidió habilitar 10 Meet & Greet con sus fans de nuestro país. Estos serán sorteados entre todos quienes adquieran su ticket bajo la promoción Early Bird, disponibles en el link bit.ly/EarlyBirdRage con un valor de $15.000. El stock es de 200 entradas de pago online con retiro de ticket físico en boletería del recinto el mismo día del show.

Recuerda que los alemanes tocarán el 2 de febrero en el Club Subterráneo en el marco de la gira “Seasons Of The Black Tour 2018”. Pronto habrá disponibilidad de stock físico sin cargo por servicio en Mucky Rock Store (Eurocentro), Tienda Respect (Portal Lyon), Tienda Electroacustic (San Diego), Tienda Metal Growshop & Tattoo (Caracol Lo Ovalle) y Bar de Nor (Viña del Mar).

Los precios son:

Early Bird: $15.000
Preventa: $18.000
General: $20.000

 

EL canal oficial de Youtube del legendario festival de metal Wacken Open Air subió la presentación de RAGE del año pasado en completo, show que fue parte de la promoción de su último trabajo «Seasons Of The Black».

La presentación a continuación:

Como parte del tour promocional de «Seasons Of The Black», el próximo Viernes 2 de Febrero, tras 7 años de su última visita y que puedes leer nuestro review aquí, RAGE se presentará en Chile en el Club Subterráneo y contará con la participación de las agrupaciones chilenas IRON SPELL y AUSTRAL.

Las entradas ya se encuentran a la venta a través del sistema Passline en forma digital y en forma física sin recargo en Mucky Rock Store (Eurocentro), Tienda Respect (Portal Lyon), Tienda Electroacustic (San Diego), Tienda Metal Growshop & Tattoo (Caracol Lo Ovalle) y Bar de Nor (Viña del Mar). Los valores son los siguientes:

Early Bird: $15.000
Preventa: $18.000
General: $20.000

EARLY BIRD: 200 unidades en promoción con pago online en http://bit.ly/EarlyBirdRage con retiro de ticket físico sin recargo en boleterías del recinto el día del show.

Como parte del tour promocional de «Seasons Of The Black», el próximo Viernes 2 de Febrero, tras 7 años de su última visita y que puedes leer nuestro review aquí, RAGE se presentará en Chile en el Club Subterráneo y contará con la participación de las agrupaciones chilenas IRON SPELL y AUSTRAL.

Las entradas ya se encuentran a la venta a través del sistema Passline en forma digital y en forma física sin recargo en Mucky Rock Store (Eurocentro), Tienda Respect (Portal Lyon), Tienda Electroacustic (San Diego), Tienda Metal Growshop & Tattoo (Caracol Lo Ovalle) y Bar de Nor (Viña del Mar). Los valores son los siguientes:

Early Bird: $15.000
Preventa: $18.000
General: $20.000

PEARLY BIRD: 200 unidades en promoción con pago online en http://bit.ly/EarlyBirdRage con retiro de ticket físico sin recargo en boleterías del recinto el día del show.

ALMANAC, la banda del ex-RAGE, Victor Smolski, acaba de anunciar el lanzamiento del sucesor de «Tsar» su debut del año pasado. Su segundo larga duración llevará por nombre «Kingslayer» y su llegada al mercado está agendada para el 3 de Noviembre vía Nuclear Blast, además, fue grabado en los HeyDay Studios en Alemania. Uno de los elementos más novedosos de esta banda es que cuenta con tres vocalista de la talla de Jeannette Marchewka (LINGUA MORTIS ORCHESTRA), Andy B. Franck (BRAINSTORM) y David Readman (PINK CREAM 69).

Respecto a este trabajo, Smolski comenta que «nuestro segundo ataque está completo, ‘Kingslayer‘ es la sucesión lógica a ‘Tsar‘ sólo que más compacta, pesada y rápida. La experiencia que ahora tenemos en nuestro cinturón por nuestras muchas experiencias en vivo, incluyendo las dos giras y festivales, ha sido completamente implementada en el estudio. La banda se ha hecho más íntima entre sí y más fuerte, pueden sentir esta energía unificada dentro de los nuevos temas. Nos tomamos un montón de tiempo y dimos lo mejor de nosotros. ‘Kingslayer‘ es un álbum de metal casi artesanal con un poderoso sonido ¡como si estuviera en vivo!«.

El trabajo de arte nuevamente estuvo a cargo del húngaro Gyula Havancsák (ACCEPT, DESTRUCTION) y puedes disfrutarlo a continuación.

 

RAGE lanzó este viernes «Season Of The Black», su disco Nº 23, que en declaraciones de su líder  «Peavy» Wagner, los fans «van a tener metal estilo RAGE en el mejor nivel. Hemos sido capaces de traer las marcas típicas de la banda en once nuevas canciones, y con todo eso hemos forjado nuestro último álbum. Esto significa composiciones duras y muy pegajosas que también suenan thrash, agresivas y épicas».

El tracklist de «Season Of The Black» es:

01. Season Of The Black
02. Serpents In Disguise
03. Blackened Karma
04. Time Will Tell
05. Septic Bite
06. Walk Among The Dead
07. All We Know Is Not
08. The Tragedy Of Man – Gaia
09. The Tragedy Of Man – Justify
10. The Tragedy Of Man – Bloodshed In Paradise
11. The Tragedy Of Man – Farewell

A continuación puedes ver el videoclip que da título al disco:

 

 

Cada vez falta menos para poder contar con «Seasons Of The Black», el nuevo trabajo de RAGE. La fecha elegida para el lanzamiento es el 28 de Julio y para amenizar la espera, la banda liderada por «Peavy» Wagner lanzó el videoclip de «Blackened Karma» el que se puede ver a continuación:

 

Para el próximo 28 de Julio se espera el lanzamiento del nuevo trabajo de RAGE, álbum que llevará por nombre «Seasons Of The Black» y que saldrá al mercado de la mano de Nuclear Blast. La producción del trabajo estuvo a cargo de la misma banda mientras que de la mezcla y el master se hizo cargo Dan Swanö (MARDUK, OPETH, KATATONIA) en los Unisound Studios en Grefrath, Alemania.

Ahora podemos disfrutar de los trailers que la banda está liberando calentando los ánimos:


La máquina alemana de Heavy Metal RAGE ya esta terminando un nuevo trabajo de estudio titulado «Seasons Of The Black», disco que tiene fecha de lanzamiento para el 28 de Julio próximo via Nuclear Blast. La producción del trabajo estuvo a cargo de la misma banda mientras que de la mezcla y el master se hizo cargo Dan Swanö (MARDUK, OPETH, KATATONIA) en los Unisound Studios en Grefrath, Alemania.

«Nuestros fans van a tener metal estilo RAGE en el mejor nivel. Hemos sido capaces de traer las marcas típicas de la banda en once nuevas canciones, y con todo eso hemos forjado nuestro último álbum. Esto significa composiciones duras y muy pegajozas que también suenan thrash, agresivas y épicas» comentó Peter «Peavy» Wagner, líder de RAGE.

Tras la salida de Victor Smolski y André Hilgers, el presente de Rage bajo ninguna circunstancia resultaba alentador. Si bien a lo largo de toda su historia son innumerables los músicos que han pasado entre sus filas, no deja de ser cierto que esta última formación parecía a todas luces gozar de buena salud. Tanto así, que el 2011 recibimos la primera visita de los germanos a nuestro país en una noche épica que dejó con gusto a poco a aquellos que esperaron décadas para que algo así ocurriera.

Por suerte esa institución llamada Peter «Peavy» Wagner no iba a dejar que el trabajo de toda una vida quedara en el aire y prontamente declaró que la banda seguiría contra viento y marea, anunciando así a los nuevos integrantes que tomarían sus funciones lo más rápido posible. Los elegidos fueron el guitarrista venezolano Marcos Rodríguez (Soundchaser) y el baterista griego Vassilios «Lucky» Maniatopoulos (Tri State Corner). Ahora bien, en este punto surge la principal interrogante de cara a este «The Devil Strikes Again«: a estas alturas del partido, considerando el extenso catálogo y los años de carretera de Rage, ¿podrán sorprendernos en este «reinicio» de la banda?. Digo esto porque a pesar de que para muchos los elegidos en esta nueva alineación resultan ser completamente desconocidos (sin desmerecerlos, desde luego), prácticamente uno da por hecho que son buenos músicos y que su ejecución será intachable. Pero muchas veces eso no basta. La cohesión, la complicidad y el sentimiento de pertenecer a una agrupación como tal son absolutamente determinantes a la hora de presentar un álbum.

Un golpe efectista resulta ser la carátula del LP. Una calavera de un macho cabrío rodeada de gusanos que sin duda logra llamar la atención por más que sea considerada una imagen absolutamente cliché. Sobria y al hueso.

Partimos entonces con The Devil Strikes Again, que es uno de esos opening track que derechamente te dejan sin aliento. Al ser la primera canción del disco, resulta ser una prueba de fuego de cara a lo que escucharemos, y vaya que logran llamar la atención puesto que es imposible no recordar la vieja escuela con ese riff agresivo, filoso y lleno de ira cortesía de Marcos Rodríguez, quien por lo demás posteriormente comanda una sección instrumental más que interesante. Lucky no le pierde pisada, ya que gracias a su pegada rápidamente pasamos a un tema «cañero» que es totalmente efectivo. Peavy en tanto no se guarda nada respecto a su interpretación desde la primera frase, mostrándose muy enérgico y con un empuje envidiable, lo cual no hace otra cosa que aumentar la tensión hasta llegar a un coro perfectamente logrado, hecho especialmente para cantarlo con el puño en alto y con el headbanging respectivo: «Hell, what a night / now the devil strikes again / faster than light, back into my life!». No pudimos arrancar de mejor forma, ¡temazo!.

Bajamos un poco las revoluciones con My Way. La canción básicamente mantiene un ritmo firme y denso donde el baterista demuestra toda su potencia sin grandes pretensiones. Tras la intro se produce un quiebre acústico que evita la monotonía dando paso a que entre la voz con un fraseo más rasgado e intenso. Llegando al estribillo, escuchamos con más claridad las segundas voces de Marcos, que particularmente tiene un tono más alto que el de Peavy, generando un matiz bastante llamativo cuando cantan al unísono «…just my way / It’s my final call / it’s heaven or hell!». Pegajosa, precisa y llena de fuerza. Muy bien escogida como single.

Back on Track abre con un riff vertiginoso a cargo del venezolano, que digámoslo, a estas alturas ya se lleva todos los aplausos con sus intervenciones. Sin dejar de lado la senda del Speed Metal a la vena, esta composición en líneas generales mantiene un tono más reconfortante y esperanzador plasmado en la lírica que resulta ser toda una declaración de principios. Por supuesto, lo anterior en ningún caso le resta potencia a lo ya escuchado. Además, cuenta con otro quiebre acústico que se transforma en una especie de sing-along que sin dudas está pensando para interpretarlo en vivo en conjunto con la audiencia. Finalmente, suma atención con el outro, que es coronado a la perfección con un excelente solo de guitarra terminado el último estribillo.

La primera vez que escuché The Final Curtain me pareció una baja considerable en relación a sus predecesoras. No quedándome con la primera impresión decidí darle varias oportunidades junto al aumento número de escuchas del álbum y sinceramente no hubo caso. No es un mal tema, pero probablemente los tracks anteriores le juegan una mala pasada ya que es considerablemente más lenta y más sobria en su ejecución. Sin ser tan tajante, de todas maneras hay que destacar toda la sección instrumental y los constantes cambios de tiempo de Lucky Maniatopoulos.

La dupla conformada por War y Ocean Full of Tears traen de vuelta el concepto implantado en este disco. Ambas muestran la mejor faceta de la banda, donde la cohesión lograda es más que plausible. La primera parte como un hachazo de aquellos donde el doble bombo machaca todo a su haber. Posteriormente nos movemos hacia pasajes más calmados con buenos arreglos de guitarra, que ayudan a que Peavy logre una interpretación mucho más sentida. Es así como poco a poco se comienza a formar otro tema marca registrada que da paso a un coro muy melódico pero no carente de la fuerza que los caracteriza. De forma similar la segunda va variando entre partes mid-tempo y otras más veloces que dan como resultado una pieza que suda Heavy Metal clásico por los poros. Nuevamente no se pueden pasar por alto las intervenciones de Marco en cada verso y las segundas voces que van tomando protagonismo tras la voz del frontman.

De lleno en la segunda mitad del disco, Deaf, Dumb and Blind es otra de las canciones más genéricas del álbum que de alguna forma se las arregla para destacar por sobre el resto, resultando un gran aporte dentro del tracklist. Lucky es el encargado de llevar la batuta con unos beats y un trabajo de pies más que interesantes a lo largo de los cuatro minutos de duración. Por su parte, Marcos -como ya se ha hecho costumbre- se despacha un muy buen solo, mientras el resto de la banda sigue con el huracán de fondo. Tras esto, es imposible no imaginar lo bien que funcionarán las exclamaciones de «Deaf! / Dumb! / and blind!» en vivo.

Spirits of the Night te lleva de vuelta a los años 90’s desde el primer acorde. La transición entre la intro y el primero verso es simplemente espectacular. De un mid-tempo de Heavy clásico en su más puro estado, pasamos a esos riffs más callejeros y agresivos, donde tras un redoble simple, súbitamente Peavy comienza a cantar «Face of horror, walls of death / the depths in our mind…». Seguimos a tranco firme hasta que estalla el estribillo con un doble bombo incesante, que más que seguro quedará dando vueltas en la cabeza de muchos de forma inmediata: «The spirits of the night live on and on / the visions of that dream, it won’t be gone». Luego se produce un quiebre en la batería donde el headbanging no se hace esperar, situándonos en pasajes que fácilmente son los mejores instrumentalmente hablando de todo el LP. Simplemente una de las más notables, lo demás sería redundar.

Como su nombre lo indica, Time of Darkness justamente resulta ser una de las más oscuras y lúgubres de todas. Si bien mantiene el sonido esencial de «The Devil Strikes Again» -esta vez implantado con más lentitud-, por momentos resulta monótona y con falta de inspiración. Totalmente opuesta es la última canción de este trabajo, ya que The Dark Side of the Sun trae de vuelta el vértigo y la rapidez en lo que es la composición más extensa de la placa. No deja de llamar la atención como en los versos Marcos es capaz de poner la pausa a las partes más «cañeras» cada vez que Peavy comienza una frase. Luego, en el puente escuchamos melodías propias del Medio Oriente para seguir con la calma en el coro. Poco y nada dura en todo caso, ya que prontamente volvemos al Speed con todas sus letras. En la parte instrumental la base rítmica destaca de sobremanera con una coordinación perfecta que abre paso a las últimas palabras del frontman. Para despedirse, el outro está hecho para enmarcarlo y recordar que Rage lo hizo de nuevo.

Así no más. Diez canciones en las que Peavy y compañía demuestran que pueden seguir dando cátedra sin importar el paso de los años, gracias a momentos que recuerdan las mejores épocas de la agrupación pero sin dejar de lado la frescura y la renovación necesaria. Realmente da gusto cómo logran sonar como una banda hecha y derecha ya que las intenciones quedaron claras desde el primer acorde y mantuvieron firme su postura a lo largo de cada pieza musical. Para disfrutar con confianza, y por supuesto esperar a que vuelvan por estas tierras lo más pronto posible. ¡Aguante Rage!.

 

 

Rage

RAGE continua la promoción de «The Devil Strikes Again», su nuevo disco de estudio que salió al mercado este 10 de Junio via Nuclear Blast. Ahora, los alemanes liberaron el video musical de la canción que da nombre al disco, el cual se puede ver a continuación:

 

 

Rage

RAGE sigue promocionando su nuevo disco «The Devil Strikes Again», el que sale a la venta el próximo 10 de Junio via NUCLEAR BLAST. La banda liderada por Peavy Wagner ahora lanzó un lyric video para el nuevo single «The Spirit Of The Night» y lo puedes ver a continuación:

Rage

 

almanac

«Tsar» es el nombre del nuevo single de ALMANAC, la nueva banda del ex-RAGE Victor Smolski, el cual se puede escuchar aquí mismo en formato lyric video. La canción pertenece al disco debut de la agrupación el cual lleva el mismo nombre y que saldrá al mercado el próximo 18 de Marzo via Nuclear Blast Records.

El tracklist de «Tsar» es:

1. Tsar
2. Self Blinded Eyes
3. Darkness
4. Hands Are Tied
5. Children Of The Future
6. No More Shadows
7. Nevermore
8. Reign Of Madness
9. Flames Of Fate

almanac tsar

Rage

Los alemanes RAGE, quienes recientemente lanzaron un EP titulado «My Way», anunciaron que su nuevo disco se llamará «The Devil Strikes Again» y saldrá al mercado el 10 de Junio de este año via Nuclear Blast Records. Este será el primer LP con los nuevos integrantes Marcos Rodriguez en guitarra y Vassilios Maniatopoulous en batería.

El tracklist y el arwork de «The Devil Strikes Again» son:

CD/LP:

1. The Devil Strikes Again (4:25)
2. My Way (4:23)
3. Back on Track (4:23)
4. The Final Curtain (4:13)
5. War (4:24)
6. Ocean Full Of Tears (04:04)
7. Deaf, Dumb And Blind (04:18)
8. Spirits Of The Night (4:52)
9. Times Of Darkness (5:21)
10. The Dark Side Of The Sun (5:56)

Bonus (Digibook/ Deluxe / LP)

1. Bring Me Down (5:01)
2. Into The Fire (5:25)
3. Requiem (3:55)
4. Bravado (RUSH Cover) (4:36)
5. Slave To The Grind (SKID ROW Cover) (3:24)
6. Open Fire (Y&T Cover) (4:38)

CD Live 2016 (Deluxe only)

1. Black In Mind (live)
2. Sent by the Devil (live)
3. End of all Days (live)
4. Back in Time (live)
5. Down (live)
6. My Way (live)
7. Until I Die (live)
8. Don’t Fear the Winter (live)
9. Higher Than the Sky (live)

Rage

 

Almanac

«Tsar» es el nombre del primer álbum del nuevo proyecto del ex guitarrista de RAGE Victor Smolski, el cual sale al mercado el próximo 18 de Marzo via Nuclear Blast. «Self Blinded Eyes» es el nombre del primer single del LP y ALMANAC grabó un video clip el cual se puede ver aquí mismo:

almanac tsar

Rage

«My Way» es el nombre del nuevo single de RAGE el cual forma parte de un EP que lleva el mismo nombre y que estará disponible a partir de mañana 22 de Enero. Este EP es el primer trabajo con la nueva formación de la banda que suma al guitarrista Marcos Rodriguez y al baterista Vassilios Maniatopoulos, quienes se unen al bajista y líder de la banda Peavy Wagner.

A continuación el video musical de «My Way»:

Rage my way