Entradas

Geoff Tate

No paran las incorporaciones bombásticas en AVANTASIA. Al anuncio en días pasados de que Jorn Lande vuelve a participar en la Opera Metal de Tobias Sammet, a su futuro disco “Ghostlights”, se une otro invitado estrella, nada menos que el histórico Geoff Tate, ex cantante de QUEENSRYCHE y actual vocalista de OPERATION MINDCRIME.

El propio Tobias Sammet lo confirma en el sitio oficial de AVANTASIA: “Estoy orgulloso de anunciar hoy a un invitado muy especial: ¡el señor Geoff Tate! He tenido la suficiente fortuna para conocer a muchos increíbles cantantes clásicos de Metal. Cada vez que hemos hablado de influencias como cantantes, aparece el nombre de Geoff Tate. A través de su increíble carrera de más de treinta años, Geoff constantemente ha explorado nuevos territorios como artista y como vocalista, y siempre se las ha arreglado para mantener su sello distintivo en el sonido de su voz, que lo hace destacarse. Su contribución siempre ha sido asombrosa, ¡e inmediatamente sabrán porqué el hombre ha tenido tanto impacto en vocalistas y fans alrededor del mundo! ¡Encantador, único, impresionante, progresivo en el más puro sentido de la palabra! ¡Gracias por unirte a la familia de Avantasia, Geoff Tate!”

Avantasia

queensrÿche

QUEENSRŸCHE, quienes se encuentran próximos a lanzar su nuevo larga duración «Condition Hüman», acaban de liberar el video oficial para el single «Arrow Of Time», el cual fue grabado en vivo en a reciente versión del festival «Wacken Open Air» frente a más de 50 mil personas. El video a continuación.

queensryche

QUEENSRŸCHE acaba de lanzar el videoclip oficial para la canción «Guardian» y se puede ver aquí mismo. La canción forma parte de «Condition Hüman», el nuevo disco de la agrupación que saldrá al mercado el próximo 2 de Octubre via Century Media.

«‘Guardian’ habla de como el empoderamiento es la real fuerza, y como la gente puede llegar a causar un cambio real. Movimientos se ven alrededor de todo el mundo en distintos grados, pasando desde perspectivas ideologicas y como se relacionan a las culturas, diferecnias socioeconomicas y sus efectos, derechos humanos, etc. Es himn que apoya a la gente que lucha por sus derechos y valores que han sido pasados a llevar en niveles micro y macreo. Es un tema que rodea todo lo que es ser humano, las relaciones humanas en relación con los demás y con el mundo que nos rodea. Bueno, malo o indiferente, el cambio es posible, pero es sólo tan fuerte como su relatividad de la percepción, que tal vez es el fundamento y la base para el inicio de un cambio « comentó Todd La Torre, vocalista de QUEENSRŸCHE.

El tracklist de «Condition Hüman»:

01. Arrow Of Time
02. Guardian
03. Hellfire
04. Toxic Remedy
05. Selfish Lives
06. Eye9
07. Bulletproof
08. Hourglass
09. Just Us
10. All There Was
11. The Aftermath
12. Condition Hüman

Operation Mindcrime

OPERATION: MINDCRIME, el nuevo proyecto del ex-cantante de QUEENSRŸCHE Geoff Tate, lanzó otro adelanto más de su disco debut «The Key». Esta vez le correspondió el turno a «The Stranger» la cual se reveló en formato lyric video y puede ser escuchada aquí mismo.

«The Key» de OPERATION: MINDCRIME sale al mercado el próximo 18 de Septiembre.

Operation Mindcrime The Key

Geoff Tate

Geoff Tate, líder de OPERATION: MINDCRIME y ex-vocalista de QUEENSRŸCHE, reveló en una entrevista a SonicAbuse.com que el segundo disco de la trilogía de OPERATION: MINDCRIME ya está casi listo, aún cuando el primero, «The Key», no se lanza.

«El segundo álbum está grabado, así que nos estamos alistando para mezclarlo ahora, y el tercer álbum está grabado en su mayoría, aunque todavía quedan un par de temas por hacer. Todavía estamos en la etapa de desarrollo de ese registro. Pero lo terminaremos. Vamos a estar listos con todo el proyecto en octubre. Ese es mi plan» comentó Geoff Tate.

«The Key», primera parte de la trilogía que anunció Geoff Tate para OPERATION: MINDCRIME, estará disponible a partir del 8 de Septiembre via Frontiers Records.

Operation Mindcrime The Key

Operation Mindcrime

«Burn» es la segunda canción elegida por el proyecto OPERATION: MINDCRIME de Geoff Tate, ex- vocalista de QUEENSRŸCHE, para tener video musical y ya se puede ver aquí mismo. La canción es parte de «The Key», primer opus de la agrupación el cual estará disponible a partir del 18 de Septiembre via Frontiers Records.

El tracklist de «The Key» es:

01. Choices
02. Burn
03. Re-Inventing The Future
04. Ready To Fly
05. Discussions In A Smoke Filled Room
06. Life or Death?
07. The Stranger
08. Hearing Voice
09. On Queue
10. An Ambush Of Sadness
11. Kicking In The Door

Operation Mindcrime The Key

Geoff Tate

El vocalista y líder de OPERATION: MINDCRIME Geoff Tate fue entrevistado por Rock Confidential acerca de la libertad que hay en su actual proyecto a diferencia de lo que había hecho antes a lo que respondió:

«Empecé a experimentar con la idea cuando junte a una banda para girar hace un par de años. No quería estar en una banda de nuevo. Lo hice por tantos años y quería crear un proyecto donde la gente pudiera ir y venir. El tipo de gente con la que quería trabajar tenían que ser del tipo de músicos que estuvieran interesados en tocar en muchas áreas y variados estilos de música. Quería darles la libertad de hacer los proyectos que quisieran con otra gente y yo también quería esa libertad. Esta parecía la mejor manera de hacerlo. Hasta ahora a funcionado realmente bien. Cada uno es libre de tomar otros proyectos y hacer otras cosas y nos juntamos cuando podemos. Tengo una larga lista de gente para elegir como banda de tour también. Algunos pueden tocar una parte del tour, mientras que otros pueden ir y venir y otros pueden tocar todo el tiempo. Solo depende de que estén metidos»

Actualmente Geoff Tate y OPERATION: MINDCRIME se encuentran preparando el lanzamiento de su disco debut, titulado «The Key», el cual saldrá a la venta el próximo 18 de Septiembre.

Operation Mindcrime The Key

Michael WIlton

En una entrevista reciente, el guitarrista de QUEENSRŸCHE, Michael Wilton, fue consultado acerca de lo que hace diferente trabajar con Todd La Torre, en comparación a lo que fue con Geoff Tate:

«Es un animal diferente. Todd es un músico consagrado. Es un buen baterista, puede tocar guitarra y teclados lo suficiente para mostrarse como músico a todos. Así que si yo digo ‘Estoy en llave de G ahora’, él sabe lo que quiero decir. O si digo ‘Estoy en modo frigio’, él sabe a que me refiero. Así que la comunicación está ahí. Y él es un dínamo, está envuelto en todo. Quiere que todos tengan éxito en lo que están componiendo. Nos ayudamos uno al otro a lo largo del proceso de composición. Él juega para el equipo. Los fans lo aman, y además tiene una alucinante voz. Y es un real placer tenerlo en QUEENSRŸCHE«

QUEENSRŸCHE lanzarán “Condition Hüman”, su nuevo disco, el 2 de Octubre via Century Media.

queensrÿche

queensrÿche

QUEENSRŸCHE  lanzarán «Condition Hüman», su nuevo disco, el 2 de Octubre via Century Media. El trabajo fue grabado en Uberbeatz Studio en Washington con el productor Chris «Zeuss» Harris (ROB ZOMBIE, HATEBREED, SOULFLY y SHADOWS FALL). 

Ahora la banda reveló el tracklist y del arte del disco, de la cual Todd La Torre, vocalista, comentó: «El artwork representa una hermosa inocencia rodeada por la oscuridad de un agotador mundo impredecible».

 

El tracklist y el artwork de «Condition Hüman»:

01. Arrow Of Time
02. Guardian
03. Hellfire
04. Toxic Remedy
05. Selfish Lives
06. Eye9
07. Bulletproof
08. Hourglass
09. Just Us
10. All There Was
11. The Aftermath
12. Condition Hüman

queensryche - condition human

Operation Mindcrime

OPERATION: MINDCRIME, la nueva banda del ex-vocalista de QUEENSRŸCHE Geoff Tate, lanzó el video del primer single del trabajo, titulado «Re-Inventing The Future», que es parte de las 12 canciones que forman «The Key». El video se puede ver aquí mismo.

«The Key», en palabras de la propia banda, «cuenta que pasaría si alguien descubriera la llave para cambiar la forma que se ve el mundo. la forma que se ve el tiempo, la forma en que viajamos, y que podría, esencialmente, cambiar la condición humana, para bien o para mal».

«The Key» sale a la venta el 18 de Septiembre y su tracklist es:

01. Choices
02. Burn
03. Re-Inventing The Future
04. Ready To Fly
05. Discussions In A Smoke Filled Room
06. Life or Death?
07. The Stranger
08. Hearing Voice
09. On Queue
10. An Ambush Of Sadness
11. Kicking In The Door
12. The Fall

queensrÿche

QUEENSRŸCHE lanzarán su nuevo disco, «Condition Hüman», el próximo 2 de Octubre via Century Media. El trabajo se grabó en Uberbeatz Studio en Washington con el productor Chris «Zeuss» Harris, conocido por sus trabajos con ROB ZOMBIE, HATEBREED, SOULFLY y SHADOWS FALL.

«Estamos muy emocionados por estas canciones» dijo el vocalista Todd La Torre. «Pusimos mucho en ellas y ojalá los fans lo sientan así. Pero nunca se sabe, es muy subjetivo, pero hay mucha diversidad en el material, creo yo, que habrá algo para todos, parecido a lo que pasó con el último disco. Hay algo que suena como si fuera parte de la era de ‘Mindcrime’, mientras que hay unas canciones que pudieron haber sido parte de ‘Empire’. Incluso algunas pudieron estar en ‘Rage’ y ‘Warning'»

Pueden escuchar «Arrow Of Time», el primer single de «Condition Hüman», a continuación:

Geoff Tate

OPERATION MINDCRIME, la nueva banda de Geoff Tate (ex vocalista de QUEENSRŸCHE), lanzará el 18 de Septiembre su debut titulado «The Key», a través de Frontiers Records.

En esta nueva aventura musical, Tate está acompañado por el bajista John Moyer (DISTURBED, ex- ADRENALINE MOB), los bateristas Simon Wright (AC/DC, DIO, HELLION)Brian Tichy (ex- WHITESNAKE), los guitarristas Kelly Gray (QUEENSRŸCHE)Scott Moughton, y el tecladista Randy Gane (MYTH).

A continuación, un adelanto de «The Key»:

The Key

A estas alturas la teleserie protagonizada por Geoff Tate y el resto de su ex banda, ya debería ser bien conocida por todos.  Así como también la gran mayoría debe saber que ahora existen dos Queensrÿche, o al menos será así hasta que un juez diga lo contrario.  A pesar que todo lo que ha sucedido entre ambas partes daría para hablar mucho acerca de ello, prefiero que nos centremos en lo que realmente nos atañe acá, que no es otra cosa que la música.

Mientras Tate y su actual séquito de músicos a sueldo lanzaban apresuradamente su álbum Frequency Unknown, el que incluyó algunos bonus tracks consistentes en clásicos de Rÿche en versiones re-grabadas –como para tratar de crear algún vínculo con sus antiguos fans-, Eddie Jackson, Michael Wilton y Scott Rockenfield, se tomaron las cosas con más calma y dedicaron algo más de tiempo a la producción de su último disco a la fecha, llamado simplemente Queensrÿche, el que a diferencia de FU, incluye solo temas nuevos.

Recordemos que con la partida –despido- de Tate, Kelly Gray decidió marcharse con él y acompañarlo en sus aventuras personales, motivo por el cual la actual alineación de los oriundos de Seattle la conforman, además de los tres miembros clásicos, el ex esposo de la hija de Geoff, Parker Lundgren en guitarra, y el vocalista Todd La Torre, en quien recayeron todas las miradas dirigidas a esta nueva encarnación de la banda, por cuanto suplir al ex vocalista de toda la vida de una agrupación como Queensrÿche, por mucho que en el último tiempo ya no era el mismo en muchos aspectos, no debe ser una tarea fácil para nadie.  Sin embargo, y conforme a lo que podemos oír en el disco, podemos concluir que su inclusión fue una decisión acertada, más allá que el tipo trate de imitar lo ya hecho por el calvo vocalista en sus mejores años.

Parte importante del sello propio de este grupo y con el que han logrado inscribirse con honores en el olimpo del rock y el metal, pasaba por la inconfundible voz de Tate, por lo que haber cambiado de manera radical el estilo y tono de voz, hubiera sido una jugada demasiado arriesgada, más si tenemos en cuenta todo lo que rodeó a su salida.  Wilton, Jackson y Rockenfield debían demostrar que sin Geoff podían seguir perfectamente adelante, e incluso hacerlo mejor sin él en la banda, pero no podían desconocer que el sello y la impronta impuesta por su anterior vocalista fue un factor importante en el éxito obtenido a lo largo de los años, así que mejor buscar alguien con capacidades vocales y tono similar, antes de ponerse a experimentar.  Y la verdad es que el resultado final es mucho mejor de lo que probablemente muchos esperábamos.

Queensrÿche es un disco bastante corto, consta de once pistas, una de ellas una intro y otro un corto interludio, por lo que en realidad nueve son las canciones propiamente tal con que nos encontraremos, siendo la duración total de la placa de tan solo treinta y cinco minutos.  Tiempo suficiente para mostrarle a los fans, como está sonando esta nueva versión de la banda.

Dejando a un lado el cambio de integrantes, la gran diferencia de este trabajo con los últimos álbumes, es el claro intento por regresar a sus raíces más metálicas, aquellas que prácticamente desaparecieron por completo en American Soldier y Dedicated To Chaos, dos discos que, al menos para mí, están para el olvido, y no porque no encuentre metal en ellos, soy de los que acepta la buena música sea del estilo que sea, sino porque las canciones que contienen son derechamente aburridas.  Acá en cambio, aparte de buenas, bien estructuradas, directas y ciertamente sencillas, son entretenidas, interesantes, variadas y llegan a gustar con una facilidad increíble, algo que quizás pasa también por ese deseo de escuchar de una vez por todas a un Queensrÿche que hiciese honor a la indeleble huella que han dejado en el mundo del metal y que ellos mismos pisoteaban con cada nueva placa que Tate dictaba lanzar.

El disco abre con la introducción X2, la que sin decirnos mucho acerca de lo que se nos viene, suena intrigante y cumple muy bien el propósito de mantenernos expectantes frente a lo que estamos por oír.  Tan solo luego de algo más de un minuto llega Where Dreams Go To Die, y la primera impresión es de incredulidad.  ¡Queensrÿche está de regreso, señores!  Esto exuda Queensrÿche, se oye como Queensrÿche y emociona como el mejor Queensrÿche, algo que sorprende aún más al tratarse de una canción compuesta por Lundgren, La Torre y Wilton.  Los “nuevos” al parecer entienden a la perfección hacia donde deben apuntar musicalmente y lo demuestran con un corte interesantísimo, con algunos de los riffs más duros que les he oído en mucho tiempo -y eso que tampoco lo son tanto- y en general un trabajo en guitarras realmente notable.  Todos suenan inspiradísimos, compactos y armonizados como no lo hacían hace mucho tiempo.

Es tremendamente agradable volver a escuchar a los de Seattle sonando como lo hacen en esta ocasión, pero… ¡momento!  ¿Y qué tal La Torre? Cierto, la verdad es que uno no llega reparar en que no es Tate el que está cantando.  El tipo canta tan parecido –“imita” es la palabra correcta- que prácticamente nos olvidamos que Geoff ya no está en la banda.  Es una lástima lo que pasó con él y el resto, pero no es menos cierto que tanto musical como humanamente la cosa ya no daba para más, por lo que tener a Todd es lo mejor que les ha sucedido, en ambos aspectos.

El disco continúa con Spore y todo sigue en alza, es una canción en la que todos brillan por la calidad de su interpretación.  Me encantó el trabajo de Rockenfield para este tema, tanto como el bajo de Jackson y las guitarras de la dupla Wilton-Lundgren.  El tema es calmo y relajado, las líneas vocales son muy melódicas y atractivas, pero los riffs siguen siendo duros, algo que se echaba mucho de menos en sus trabajos anteriores.  En In This Light ahondamos más en la faceta melódica de la banda, es una canción que recuerda algunos pasajes de Empire o Promised Land, dos de sus buenos álbumes, por lo que para cualquier fan de la agrupación, debería tratarse de otra carta segura dentro de un disco que, hasta ahora, solo deja espacio para la sorpresa y la satisfacción.

Redemption, quinta en la lista, es otra gran canción, de buena factura, en la que se mantienen heavies y orientados a los riffs pesados, pero sin dejar de lado en ningún momento el factor melódico que siempre los ha caracterizado y del cual sea hace cargo Todd por medio de su gran trabajo vocal.  Le sigue Vindication, que debe ser una de las más duras del disco, o al menos lo es durante su comienzo algo frenético.  La dupla Wilton-Lundgren crecen cada vez más con cada canción que se va sucediendo, transformándose en los grandes protagonistas de la placa, por medio de impecables leads, emocionantes solos y riffs que vuelven a provocar que el cuello comience a agitarse al son de la música.

Midnight Lullabye es un interludio de menos de un minuto que sirve de introducción para A World Without, el corte más relajado del disco.  Es lento, con exquisitos arreglos en teclado, de aires cautivantes y muy emotivos.  Me recordó en cierta medida a la tremenda Bridge del Promise Land, y siendo esa una de mis canciones preferidas de la banda, no puedo dejar de sentir un extraño e inmediato apego con este tema, y siendo que escapa un poco a la tónica del resto del disco, se transformó rápidamente en una de mis favoritas.

La veta más dura de la placa la retoman con Don’t Look Back y Fallout, dos cortes relativamente rápidos y directos, con buenos riffs, de agradables melodías, leads memorables y que recuerdan los mejores momentos de la discografía editada por la banda entre 1988 y 1997.  Son canciones cortas, bueno, como todo el resto del disco y en realidad como en toda su historia musical.  Queensrÿche nunca ha sido de componer canciones demasiado largas y esta placa no contiene excepciones a esa regla, de hecho con sus treinta y cinco minutos  se inscribe como el álbum más corto que han hecho.

Cierran la placa con Open Road, canción relajada, con aires de balada, suave y muy amena, de melodías que reflejan a la perfección las íntimas letras escritas para la ocasión.  El trabajo vocal de Todd La Torre es excelso y logra un contraste extraordinario al lado de los brillantes arreglos en guitarra, los teclados ambientales y los arreglos orquestales que la adornan.  Nada de ello en exceso, todo muy bien dosificado, plasmados con elocuencia, pero también con elegancia.  Distinto -para lo que es el resto del disco-, pero estupendo final.

Queensrÿche (el álbum) prueba que la banda tenía un “después” tras la salida de Geoff Tate, y lo que es más importante, que tiene un auspicioso “futuro”.  Las dudas eran muchas y muy grandes, pero creo que la calidad del trabajo se encargó de disipar cada una de ellas y de muy buena forma.  Probablemente a algunos les desagradará que el nuevo vocalista sea más bien un imitador, pero la verdad y como dije antes, la apuesta por algo distinto habría sido muy arriesgada.  Dos discos nefastos eran suficientes, un tercero habría sido fatal… por suerte ese tercero llegó bajo el brazo de Tate, ya fuera de la banda de Seattle.  El caso es que Queensrÿche resultó ser mucho más de lo que nos habíamos podido imaginar y eso, con todo lo sucedido en torno a ellos, se agradece.

 

Where Dreams Go To Die es el nombre de la nueva canción de QUEENSRŸCHE, con la voz de Todd La Torre (CRIMSON GLORY).

Este tema pertenece al nuevo LP de la banda titulado «Queensrÿche», que será lanzado el próximo 25 de junio por Century Media Records. El artwork ha sido creado por Craig Howell, quien es conocido por sus diseños para «Star Wars» SLIPKNOT.

El tracklist de «Queensrÿche» es:

01. X2
02. Where Dreams Go To Die
03. Spore
04. In This Light
05. Redemption
06. Vindication
07. Midnight Lullaby
08. A World Without
09. Don’t Look Back
10. Fallout
11. Open Road

Escucha Where Dreams Go To Die  aquí:

 

La versión de QUEENSRYCHE con Todd La Torre (CRIMSON GLORY) como frontman acaba de lanzar un adelanto de lo que será de su próximo álbum en estudio, el que comenzará a grabarse en diciembre y que se espera sea lanzado durante los primeros meses del 2013.

La Torre en su página oficial de Facebook comentó: «Estoy escuchando los demos y los nuevos arreglos que hemos estado trabajando».

«Confíen en mi, escucharán notorias diferencias en el sonido, estilo y composición del nuevo álbum de QUEENSRYCHE, en comparación a los últimos trabajos. Estamos muy orgullosos de lo que estamos logrando, y esperamos que nuestros fans lo encuentren refrescante. Contiene algunos elementos progresivos, peso, alma, oscuridad, e incluso algunos toques bastante radiales».

¡No puedo esperar hasta principios de 2013!».

El adelanto mencionado se puede escuchar en el siguiente video:

Queensrÿche

Los integrantes Michael Wilton, Eddie Jackson, Scott Rockenfield y Parker Lundgren ganaron en primera instancia el juicio en que los tiene su ex-vocalista Geoff Tate, con lo que podrán girar y operar con ese nombre por ahora. El dictamen se dio hace unos días en la corte estatal de Washington.

«Estamos contentos que la corte de Washington vio lo que nosotros y los fans ya sabían, que QUEENSRŸCHE es más que cualquiera de sus integrantes«, comentó el manager de la agrupación Glen Parrish. «Nos apena que hayamos tenido que ir a la corte a demostrar esto, pero estamos determinados a volver a traer la calidad por la que se hizo conocido QUEENSRŸCHE. No podemos esperar para revelar a los fans lo que viene musicalmente».

Geoff Tate

Geoff Tate, el ahora ex-cantante de QUEENSRYCHE, conversó recientemente con la afamada revista Rolling Stone acerca de su salida de la banda:

«En el anuncio a la prensa ellos dijeron que habían diferencias creativas. Pero para que hayan diferencias, deben haber 2 entidades o más ofreciendo ideas. Y ese no era el caso. QUEENSRYCHE ha sido siempre mi idea, desde el primer segundo. QUEENSRYCHE es sobre álbums. Es sobre conceptos y temas, y esos conceptos eran míos. Empecé con ‘The Warning’, trayendo esas ideas a ‘Rage For Order’, ‘Operation: Mindcrime’ … todos los discos.

Escribí el 81% de las música y las letras. De las 144 canciones que QUEENSRYCHE ha lanzado, yo escribí 116 de ellas. Soy la energía creativa de la banda, especialmente desde que Chris DeGarmo se fue. Cuando él estaba en la banda era compartido entre los dos. Pero una vez que se fue, la carga pasó a mi. Pero no consideré que fuera una carga. Eso es lo que hago. Soy una persona creativa. Escribo todos los días y siempre aparecen nuevas ideas. Se las presento a ellos y dicen: Si, seguro, suena muy bien».

En el show en Brasil junto con FATES WARNING, trascendió hubo una pelea a puños incluso entre Tate y Rockenfield, además de una supuesta amenaza del cantante a Michael Wilton con un cuchillo, lo que se originó supuestamente porque Geoff había escuchado a los otros dos hablando de echarlo del conjunto. Wilton de hecho no quería hacer el show y los promotores lo convencieron de que podían haber consecuencias mayores.

Después Tate siguió tocando sus shows acústicos solo y el resto formó RISING WEST, en cuyo Facebook se quejaron de que no le daban acceso en el de QUEENSRYCHE para promocionar los shows de ellos. Luego de esto, Todd La Torre de CRIMSON GLORY se transformó en el cantante oficial de QUEENSRYCHE.


Queensryche

La tensión no pudo más. Luego de un sinnúmero de especulaciones en relación a la gira solista del cantante y la fundación de RISING WEST en mayo último, formada con todos los instrumentistas del actual QUEENSRYCHE más Todd La Torre de CRIMSON GLORY en las voces, la revista Billboard revela que Geoff Tate ya no es parte de su propia banda.

«Durante los últimos meses han habido crecientes diferencias dentro de QUEENSRYCHE«, reconoce por primera vez el batero Scott Rockenfield, luego que publicistas del conjunto de Seattle desmintieran cualquier problema entre los miembros. «Queremos que nuestros fans sepan que tratamos de encontrar una resolución común, pero al final separarnos de Geoff era la mejor manera para todos de avanzar por una dirección positiva. Le deseamos lo mejor en todos los futuros cometidos».

Asimismo, los músicos informaron que el nuevo cantante de QUEENSRYCHE es el mismo Todd, por lo que básicamente RISING WEST pasa a tomar el nombre del grupo. «No podemos esperar para llevar a QUEENSRYCHE a nuestros fanáticos con Todd detrás del micrófono».

En el show en Brasil junto con FATES WARNING, trascendió hubo una pelea a puños incluso entre Tate y Rockenfield, además de una supuesta amenaza del cantante a Michael Wilton con un cuchillo, lo que se originó supuestamente porque Geoff había escuchado a los otros dos hablando de echarlo del conjunto. Wilton de hecho no quería hacer el show y los promotores lo convencieron de que podían haber consecuencias mayores.

Después Tate siguió tocando sus shows acústicos solo y el resto formó RISING WEST, en cuyo Facebook se quejaron de que no le daban acceso en el de QUEENSRYCHE para promocionar los shows de ellos.

Yo era de los que pensaba que antes de nombrar a Queensrÿche había que -y disculpen el término- “lavarse la boca”. Porque lo que esta banda representa (o representaba) para la música que nos convoca es mucho más importante que ser considerada como  influyente en cierto estilo determinado, ¡claro que no! Estos oriundos de Seattle, más allá de su innegable talento, siempre se caracterizaron por crear verdaderas piezas de arte sonoro que se impregnaban en nuestros cerebros, almas y corazones. Una agrupación que –probablemente como ninguna otra- era capaz de copar tus sentidos y pasearte por una infinidad de emociones y estados de ánimo, muchas veces dentro de una misma canción incluso.

Como dije en otro comentario, Queensrÿche no te atrapa por su poder ni fiereza, sino que por su sensibilidad y sofisticado sentido artístico. Gracias a eso marcaron la pauta desde sus inicios a principios de los ochenta. Cuando el término “metal progresivo” ni siquiera existía ellos componían canciones como Road To Madness en 1984. Y cuando el Heavy Metal comenzaba a estandarizarse sorprendían con Rage For Order, un álbum brillante en términos creativos y de producción. Mostrándose totalmente adelantados a su época,  mezclaron de manera formidable elementos de metal tradicional, rock progresivo e incluso pop. Para muchos, es el pináculo creativo y una verdadera declaración de principios, pues marca un antes y después en su carrera.

Lo que vendría después es conocido. Operation: Mindcrime los llevó a un estatus de culto en una época donde nadie le interesaban las obras conceptuales. Por si eso fuera poco lograron rotación en MTV, ganaron discos de platino, giraron con bandas importantes, etcétera. Explíquenme: ¿cómo no alabar a Queensrÿche si lograron hacerse su nicho y triunfar convirtiéndose en una suerte de “lo alternativo de lo alternativo”? Recordemos que en aquella época los charts mundiales eran dominados por Bon Jovi, Def Leppard, Mötley Crüe y Poison, teniendo como bando opositor la oleada de grupos thrasheros liderada por Metallica, Slayer, Megadeth y Anthrax. La consagración sería total con Empire y cuatro años más tarde, con Promised Land, eran capaces de sacarse la etiqueta de banda ochentera echando manos a influencias de la -en ese entonces- potente escena de su ciudad natal. Se trató de una prueba más de la habilidad innata de los ‘Rÿche para reinventarse de manera exitosa, porque pese a todo ese disco logró muy buenas ventas. La genialidad y la elegancia permanecían ahí, pero se las arreglaron para marcar diferencias entre ellos y el resto; nuevamente le doblaban la mano a la industria, lo cual era motivo para seguir elogiándolos, más que por vacas sagradas, porque se lo tenían tremendamente merecido.

Pero de allí en adelante no me explico que diablos pasó…

Queensrÿche viene a los tumbos hace rato y eso no es misterio para nadie. Salvo un puñado de canciones del Q2K, y de buena parte del Operation: Mindcrime II, el resto muestra una falta de dirección aberrante. Hay conjuntos que graban con el piloto automático, otros sacan discos sólo como pretexto para salir de gira,  pero a Geoff Tate y compañía se les extravió la brújula. De lo contrario, ¿quién se explica un disco tan nefasto como American Soldier? Tengo varias hipótesis para tratar de explicar lo sucedió con Queensrÿche, sin embargo, es un tema con muchas más aristas que la falta de Chris DeGarmo, o que el registro de Tate no sea el mismo de antaño. Pero al César lo que es del César: hay que reconocer que este Dedicated To Chaos no es peor que su antecesor, pero tampoco muestra una gran mejora como para creer que despertaron de su… ¿letargo creativo? Por más que Geoff haya dicho en las entrevistas previas que este trabajo es un “Empire veinte años más tarde”, no estoy en edad como para comprarme cualquier cuento. Al contrario, el escepticismo era demasiado como para siquiera pensar en la posibilidad de que serían capaces de recrear en parte la magnificencia de un disco tan clásico. Lamentablemente no estaba equivocado…

Dedicated To Chaos no es un álbum mal producido ni tampoco mal tocado, su problema es que carece de un elemento fundamental: alma. Eso no quita que posea algunos momentos interesantes dentro del estilo pop/rock/alternativo (estoy seguro que muchos artistas de esos estilos ya se querrían una producción como esta), pero en eso precisamente radica el problema: ¡El pop/rock actual es aburrido! Para clarificarles el asunto, lo que hace hoy Queensrÿche es el típico estilo de música que puede sonar de fondo mientras uno va de compras a un supermercado o cualquier tienda de retail; es decir, no me desagrada al oído pero difícilmente le daría una oportunidad estando en la intimidad de mi casa. No tengo nada en contra de querer nutrirse de otras vertientes -lo celebro de hecho- pero Queensrÿche no es una banda para ponerla de fondo mientras se hace cualquier cosa. Al contrario, su grandeza radicaba en cada uno de los detalles de sus composiciones, una agrupación que para que te gustara había que entenderla, analizarla, probablemente escuchar varias veces sus trabajos, devorarte sus letras y dejarte llevar por sus magnificas melodías.

Tristemente poco y nada queda de todo eso, este álbum lo comprueba…  les ocurrió lo peor que le puede suceder a artistas que en su momento fueron rompe esquemas y adelantados a su época: se convirtieron en un grupo genérico sin trascendencia. Geoff Tate ha llevado el barco al punto del naufragio, de hecho,  Queensrÿche parece haber evolucionado hacia un proyecto solista del cantante. De las 16 canciones (contando lo bonus de la edición especial) que incluye esta extensa producción, 14 cuentan con el aporte de los compositores externos, Brian Slater y el ex integrante Kelly Gray (quién fuera guitarrista en el Q2K y que acá las oficia de productor), lo que por supuesto no daba para esperar mucho más sabiendo que también estuvieron involucrados en American Soldier. Además, se trata del debut en estudio del nuevo guitarrista Parker Lundgren, músico casado con la hija de Tate y que tiene un pasado en bandas punks. Es el tercer guitarrista que pasa por el lugar que originalmente fuera de Chris DeGarmo tras Kelly Gray y Mike Stone-, que con el correr del tiempo se transformó en un problema insoluble. Pero al parecer Geoff piensa lo contrario.

“Dedicados al caos”, como título, grafica lo que sucede dentro del seno del conjunto: caos y confusión total. Aunque de una cosa podemos estar seguros: a Geoff Tate no le interesa su pasado ligado al Heavy Metal, sin embargo no se opone a salir de gira con Judas Priest (¿quién entiende a quién?). Esto último queda más claro en la letra de Get Started, el corte de apertura: “We can’t get what we’re looking for unless we break some rules / Time to change the view, exit same old scene”. El trabajo de guitarras es bastante simple y relegado a un segundo plano a mi gusto -característica que se hará patente a lo largo de este larga duración- pues por el afán de simplificar las composiciones, le entregaron un mayor énfasis a la base rítmica a cargo de los siempre extraordinarios Eddie Jackson y Scott Rockenfield. La línea vocal de Tate es bastante plana y poco matizada, sin ningún atisbo de la expresividad y dramatismo de antaño.

La obsesión de Geoff por mostrarse como un “hombre evolucionado” y “de vanguardia” se hace aún mas patente en Hot Spot Junkie: “The wifi wave, I’m addicted to the wifi wave / An indispensable satellite tool I abuse, I abuse / The world wide web and all the pictures on YouTube, there’s no escaping it / Keeps on crawling under my skin”. OK, acá los riffs adquieren un poco más de protagonismo con ese enfoque un tanto “industrial”, decorando la narración de una atmósfera adecuada. También me recordó al material promedio de Q2K -lo que no es un gran mérito por cierto-, donde el trabajo vocal es flojo como viene siendo la tónica en los últimos años. En Got It Bad trata de imprimirle cierta vibra “sexual”, pero fallando en el intento. Viniendo de un hombre de más de cincuenta no se la creo; menos sabiendo que lo que va de él es el dramatismo y la sofisticación, y no de querer jugar a ser “un canchero maduro”. En general poco que rescatar de esta canción, salvo la orientación hindú que le da entrega la inclusión del sitar.

Higher busca incursionar en terrenos funky -mezclando también voces sampleadas-, que más que mostrar la versatilidad creativa del conjunto, los hace ver como si estuvieran tratando de armar un rompecabezas en base a piezas que no encajan. Algo que se reafirma en Wot We Do, una verdadera mescolanza de ideas de la cual se concluye que les quedó gustando mucho la gira de cabarets que hicieron con go-go dancers, transformistas, contorsionistas, acróbatas y otras atracciones de esa índole. Da la idea que la escribieron con eso en mente, pero lamentablemente nada acá cuadra: la letra es extremadamente cliché… ¿la melodía vocal?, forzada y hecha a la rápida. Y Around The World suena a U2, no sé si para bien o para mal. La letra es también en el estilo de los irlandeses, donde la estructura del corte se resume en un intento por lograr un himno popero sin sustancia alguna. Queensrÿche siempre se caracterizó por escribir letras e historias alucinantes, sin embargo,  por lo genérico esto parece haber sido escrito en cinco minutos (o sea ciento por ciento Bono).

Hablando de clichés en las líricas, lo de Drive es inentendible. Si durante toda su carrera las letras se alejaron de tópicos usuales del rock/metal (alcohol, sexo, juerga) me es difícil digerir a Tate diciendo en el medio de la canción “baby you’re so hot mmmmmmhhhhhh” mientras una fémina le replica “don’t try to change the subject”. ¿¡Alguien me puede explicar qué diablos es eso!? Tampoco se trata de ser grave y buscarle la quinta pata al gato, pero si eso nunca fue lo tuyo, ¿vas a empezar ahora? No sé ustedes, pero a mí se me hace imposible creerle su posición actual. De lo rescatable acá mencionaría el trabajo de Eddie Jackson juntos a algunos arreglos del coro. At The Edge suena un poco a lo hecho en Promised Land, aunque sin llegar a esos niveles de excelencia. Lo positivo es que las guitarras se hacen sentir un poco más, con Wilton más activo (lo he nombrado poco por razones obvias) y un Tate con menos desidia. También Rockenfield goza de más figuración, pues en el resto de los tracks brilla por su ausencia.

I Take You sigue en la línea más rockera/alternativa. Los riffs son gancheros y el arreglo vocal en el coro también muestra un alza respecto a la primera parte del álbum, aunque nada extremadamente descollante. Esta alza se mantiene con Retail Therapy que contradictoriamente es de un nivel superior y se acerca a lo que uno estaba acostumbrado a escuchar de Queensrÿche, con un Tate mucho más consistente y versátil en los arreglos vocales. Eddie Jackson llevando el peso de la canción, mientras que las guitarras distorsionadas de Wilton y Lundgren hacen pensar que si se lo proponen aún pueden entregar tracks de rock decentes.

Lamentablemente el repunte termina con el insípido The Lie, que tiene a su haber un coro insufrible. El resto es la típica cancioncilla alternativa/rockera sin gracia alguna, donde el solo doble de aire clásico está completamente fuera de lugar, pues no junta ni pega. Finalizando llega Big Noize, en la cual intentan incursionar en terrenos progresivos y atmosféricos, teniendo como resultado final una composición que queda a medio camino y que falla en encontrar la consistencia necesaria. La falta de hilo conductor al escuchar cortes como este es de verdad alarmante.

Como para no creerlo lanzaron una versión especial que contiene cuatro bonus tracks y que dispone de un orden distinto al de la edición normal. Dicho material extra tampoco ofrece mucho partiendo por Broken, un soporífero donde lo único rescatable es la inclusión del saxofón de Tate. Hard Times es un corte pop/rock correcto de buenas melodías y arreglos vocales. De los cuatro es el único que se salva porque, tanto I Believe como LuvnU, pasan sin pena ni gloria y sólo contribuyen a que esta tortura auditiva se prolongue de manera innecesaria.

Queensrÿche es un barco a la deriva. Lo que pasa en este conjunto se trasunta a sus producciones, es decir, una banda sin cable a tierra que funciona en base a experimentos personales y donde el concepto de unidad es inexistente. El mismo Michael Wilton ha declarado que discos como Operation: Mindcrime II respondieron  a ideas surgidas de la mente de Geoff Tate; a él solo le dijeron que grabara tales canciones, no teniendo idea quién las había compuesto y que no le agradaban en lo absoluto. Para muchos la banda ha cojeado desde la salida de Chris DeGarmo –algo que comparto- pero no nos olvidemos que él fue el principal impulsor de lo hecho en el Hear In The Now Frontier, álbum donde comienza el ocaso de los de Seattle. Después colaboró en otro bodrio como el Tribe y hoy está retirado de la música, ganándose la vida como piloto comercial. Pero más allá de cualquier conjetura que podamos hacer (Jimbo Barton y Peter Collins también se extrañan en las labores de producción), me cuesta creer que este grupo sea el mismo que alguna vez compuso canciones como Screaming In Digital, Road To Madness, The Killing Words, Anybody’s Listening, Jet City Woman, Empire, The Mission, Suite Sister Mary, Eyes Of A Stranger y tantas otras.

Geoff Tate se transformó en una caricatura de lo que alguna vez fue. A su defensa podemos esgrimir que su registro no es el mismo de lo ochenta, pero eso no quita que sus líneas vocales ahora carezcan de ese elemento que fue la constante en los años dorados de Queensrÿche. Lo peor es que parecen haber perdido no sólo el rumbo, sino también la llama interna que los definió como banda. El miedo a repetirse ha hecho que incurran en experimentos sin pies ni cabeza como este Dedicated To Chaos… ¿Cuál será el próximo? ¿Acabar con todo el prestigio ganado durante los ochenta y parte de los noventa? ¡Espero no sea así!

Wot We Do, canción que pertenece al nuevo disco de QUEENSRŸCHE, «Dedicated to Chaos», se puede escuchar completa en este video que contiene imágenes de la gira «Cabaret 2010»:

«Dedicated to Chaos» estará en el mercado el próximo 28 de Junio. Samples del álbum completo de pueden escuchar en ésta dirección.

Queensryche - Dedicated to ChaosEl tracklist del disco  es:

01. Get Started
02. Hot Spot Junkie
03. Got It Bad
04. Around The World
05. Higher
06. Retail Therapy
07. At The Edge
08. Broken
09. Hard Times
10. Drive
11. I Believe
12. Luvnu
13. Wot We Do
14. I Take You
15. The Lie
16. Big Noize

El trabajo ha sido descrito por el vocalista Geoff Tate como «un ‘Empire‘ pero situado 25 años en el futuro. Un trabajo muy agradable al oído y que La gente encontrará que es musicalmente muy interesante, sobre todo si usan audífonos.

Podrán notar que esta vez ha habido un énfasis mayor en la parte rítmica. Eddie (Jackson, bajo) y Scott (Rockenfield, batería) escribieron muchas de las canciones en este disco y se muestra realmente lo que saben hacer, lo que lo hace realmente especial»

Queensryche