Entradas

Sharon Osbourne actualizó la información sobre Ozzy Osbourne quien se encuentra hospitalizado hace varios días por complicaciones de una gripe. Según la manager y esposa del legendario cantante de BLACK SABBATH este se encontraría mejorando y respirando por si solo.

 

Más de cincuenta años de carrera y pareciera que Ozzy Osbourne aún tiene energía de sobra para entregar y contagiar. Voz icónica e inconfundible que ha marcado generaciones y que ha definido el Heavy Metal en todos sus aspectos. Como forma de vida, como identidad musical y como imagen asociada al género. Lo cierto es que podríamos estar hablando horas y horas de la importancia del Príncipe de las Tinieblas para nuestras vidas.

Pero vamos a lo que nos convoca. Ya lo vaticinábamos en los días previos a su presentación. El inevitable tour de despedida estaba a la vuelta de la esquina. Nos guste o no, era algo que tenía que pasar. Primero fue Black Sabbath y pronto llegaría el turno del cantante con su banda en solitario. Así no más. A dar la cara y a disfrutar lo que tienen para ofrecernos. Vamos a lo que vinimos.

Acercándonos a la hora pactada según el itinerario, cada uno de los fanáticos que repletaron el Movistar Arena ya hacían notar su nerviosismo y ansiedad a medida que el reloj avanzaba. Con For Whom the Bell Tolls y Enter Sandman sonando por los altoparlantes, lo más próximos al escenario se disponían a tomar la mejor ubicación posible de cara al inminente puntapié inicial del show. Así, una vez apagadas las luces ambientales, se comenzó a proyectar un video introductorio que básicamente fue mostrando fotografías y pequeños clips de toda la carrera del cantante. Imposible no destacar la inclusión de la escena con la participación del maestro de ceremonias en la película «Little Nicky«, protagonizada por Adam Sandler. Un detalle sutil para los que estaban más atentos.

Una vez finalizado, la archiconocida Camina Burana de Carl Orff dio paso a que los músicos fueran tomando sus posiciones sobre el plató. No hace falta decir quién fue el más aplaudido. Recibida la ovación correspondiente, Ozzy nos dirige las primeras palabras al exclamar «Are you ready to go fucking crazy? Let the madness begin!«. Cuenta de Tommy Clufetos con el hi-hat y en cosa de segundos Bark at the Moon desató la locura con un sonido aplastante y demoledor que a muchos nos tomó por sorpresa. Y a esta altura del partido queda una cosa por hacer. Exacto. Gritar el «Listen in awe and you’ll hear him/ Bark at the Moon!» como si de eso dependiera tu vida. Dicho y hecho, puesto que la reacción fue ensordecedora. Ojo, el asunto no cambió mucho durante Mr. Crowley, ya que fácilmente podemos hablar de otro de los puntos altos-altísimos de la noche. Adam Wakeman hizo de las suyas durante la intro, mientras que Zakk Wylde mostró todas sus credenciales en ese outro épico que ha marcado generaciones. ¡Insuperable!

Hora de bajar un poco las revoluciones con la correctísima I Don’t KnowBlizzard of Ozz», 1980), que si bien fue recibida de manera bastante tibia, logró llamar la atención por el gran desplante escénico y musical que estábamos apreciando. Más allá de las obvias facultades superlativas de cada uno de los integrantes, a su vez logran acoplarse de gran manera al accionar del vocalista durante cada pasaje de la canción. Si deben restarse, lo hacen. Si deben hacerse notar, ahí estarán. Ejemplo de esto fue la interpretación de Fairies Wear Boots, donde cada uno de los cambios de tiempo y cada una de las progresiones fueron llevadas de gran manera. Si a esto le sumamos la temática sicodélica proyectada en la gran cruz ubicada al centro del escenario y en las cuatro pantallas dispuestas a su alrededor, el resultado es un deleite visual y musical que no tiene dobles lecturas.

De vuelta a los clásicos indiscutidos, Suicide Solution siguió con la senda de sus predecesoras. Interpretada a la perfección y seguida muy de cerca por cada uno de nosotros. Eso sí, antes de dar comienzo al track, Ozzy se encargó de presentar a cada uno de los integrantes de la banda, siendo Tommy Clufetos y Zakk Wylde lo más aplaudidos. Volviendo al tema, además de sonar impecable, el frontman aprovechó la ocasión para lanzar el primer balde con agua a los fanáticos que estaban más próximos a la reja. Y parece que el golpe fue bastante efectivo, puesto que varios lograron recobrar parte de la energía inicial durante No More Tears, que contó con gran apoyo de los presentes durante las partes instrumentales y cantando el «No more tears» una y otra vez. Por otra parte, supongo que nadie pasó por alto la potencia y la fuerza desplegada por Rob «Blasko» Nicholson y Tommy con toda la base rítmica. Realmente demoledora. También está el interludio de teclado a cargo de Adam, para luego dar paso al solo de guitarra. Otro de los grandes momentos de la velada.

El cantante se dirige nuevamente al público para decir que tras el tour «no se irá a ningún lado» y además aprovecha de darnos las gracias por asistir al concierto. Luego presenta la notable Road to Nowhere, temazo indiscutido que contó con el apoyo vocal de Zakk durante algunos verso para que luego Ozzy lo dejara todo durante el «The road to nowhere leads to me«.

Y si hablamos de dejarlo todo, lo que siguió fue otro clímax absoluto. El maestro de ceremonias nos invita a cantar si gustamos y rápidamente presenta War Pigs. Lo que sigue es tierra conocida. Hablamos de una de esas canciones que logran definir un género musical como tal. De esas que han traspasado generaciones. De esas que jamás dejas de sorprenderte cuando las escuchas. En serio, ¡pedazo de tema! Y la verdad es que ya todo está dicho.

Ahora bien, puntualmente en esta versión, es cierto que se nota la «ausencia» de Tony Iommi. Dejando de lado la participación de Adam como segunda guitarra, Zakk Wylde tiene sus detractores de por sí, y más aún cuando hablamos de versionar a Black Sabbath. Los más puristas se hacen notar. Y puede que esto sea cierto. Quizás no es el más indicado para interpretarlos, pero seamos sinceros: su performance vista de cerca, complementada con la garra y la pasión que le implanta a cada nota, no puede dejar a nadie indiferente. El tipo se la juega con todo y en opinión personal, sale ganando por donde se le mire. No podemos dejar de lado el tremendo solo que se despachó a lo largo de la barricada del Movistar Arena, donde ocupó cada uno de los recursos que hacen más vistosa la presentación. Guitarra en lo alto, tocada sobre la espalda e incluso usando los dientes. Así, nos regaló pasajes de distintas composiciones durante un largo tiempo. Miracle Man, Crazy Babies, Desire y Perry Mason dijeron presente en esta especie de mix instrumental.

Pero eso no era todo, puesto que terminado el momento estelar del guitarrista, vendría el turno de Tommy Clufetos, una bestia en lo que a golpear los tarros se refiere. Los que hemos tenido la oportunidad de haberlo visto en vivo con anterioridad, sabemos de lo que es capaz. Y si bien ahora su intervención fue bastante más acotada, de igual forma se las ingenió para que todos estuviéramos pendientes de él. Todo esto decantó en la interpretación de Flying High Again, que lamentablemente se vio un tanto opacada por todo lo ya mencionado.

Para animarnos, Ozzy nos hace gritar lo más fuerte posible a la cuenta de tres luego de un «I still can’t hear you!». Así, entramos a una de las partes más melódicas del setlist con Shot in the Dark, que tuvo como genio y figura a Adam Wakeman de principio a fin. Imposible no cantar el «But a shot in the dark, one step away from you/ A shot in the dark, always creeping up on you«, más aún sabiendo que es uno de esos coros que te queda dando vuelta rápidamente en la cabeza de manera involuntaria. Luego vino I Don’t Want to Change the World, otra de las que lamentablemente contó con una reacción nula de parte del público. Peor si analizamos el contraste entre este track y Crazy Train, que obviamente era una de las más esperadas por todos los asistentes. Bastaba mirar a tu alrededor para notar el evidente cambio en el comportamiento del respetable. Hasta una bengala apareció desde la tribuna. El resto ya es sabido, literalmente hay que gritar durante el estribillo y solo queda esperar los solos de guitarra. ¡Temazo!

Luego de que el mismo frontman nos incitara a gritar «One more song» junto a él, la guitarra electroacústica fue la señal inequívoca de lo que vendría. Mama I’m Coming Home trajo consigo la última cuota de nostalgia y emotividad. Muchos se animaron a cantar el «You made me cry, you told me lies/ But I can’t stand to say goodbye/ Mama, I’m coming home» y a ambientar el asunto con el flash de los celulares.

Y para finalizar, la incombustible Paranoid fue el epílogo perfecto para una jornada que musicalmente rozó la perfección. Porque sí, en aspectos técnicos y en la interpretación de cada una de las canciones, poco y nada se puede acotar a esta altura. Todo funcionó como un reloj con detalles al milímetro. Casi como en piloto automático. Y viéndolo desde el lado negativo, esto terminó por transmitirse a la mayoría de los miles de fanáticos que asistieron la noche del martes. Vale decir, nos encontramos con una presentación bastante estandarizada y con falta de emociones como tal. Más aún si consideramos que la gira lleva por nombre «Farewell Tour«. Ahora bien, es cierto que el promedio del seguidor asistente a Ozzy Osbourne y a Black Sabbath, no es precisamente el más eufórico o el más conocedor de la materia. El silencio rotundo durante un par de canciones dio cuenta de ello. Creo que ambos factores jugaron una muy mala pasada y los comentarios de que «algo faltó» hablan por sí solos. Entonces, resumiendo -y volviendo unas líneas atrás-, sí, el show fue impecable, no así la conexión público-banda. Pero bueno, Ozzy logró su cometido y nuevamente mostró toda su energía y prestancia tras años y años en la carretera.

Setlist de Ozzy Osbourne:

  1. Intro (Carmina Burana)
  2. Bark at the Moon
  3. Mr. Crowley
  4. I Don’t Know
  5. Fairies Wear Boots (Black Sabbath)
  6. Suicide Solution
  7. No More Tears
  8. Road to Nowhere
  9. War Pigs (Black Sabbath)
  10. Solo de Guitarra (Miracle Man / Crazy Babies / Desire / Perry Mason)
  11. Solo de Batería
  12. Flying High Again
  13. Shot in the Dark
  14. I Don’t Want to Change the World
  15. Crazy Train
  16. Mama I’m Coming Home
  17. Paranoid (Black Sabbath)

Live Review: Gino Olivares
Fotos: Ross Halfin

Sin lugar a dudas Ozzy Osbourne está dentro del podio de las leyendas que definen el Heavy Metal tal y como lo conocemos. Reconocido como una figura icónica del mundo de la música y el espectáculo -que cuenta con más de cincuenta años de carrera-, el cantante llega nuevamente a nuestro país en el marco de la gira llamada «Farewell World Tour». Y sí, aunque cueste creerlo, el sempiterno Príncipe de las Tinieblas pareciera que nos da un adiós definitivo de los escenarios. Es por esto que la primera razón para asistir al show de este martes, desde luego que es el llamado «Factor nostalgia». Escuchar canciones que nos han acompañado gran parte de nuestra vida teniendo como foco principal al vocalista por última vez, es la forma más pura y sensata de agradecerle al frontman todo lo que ha entregado a la industria. Si hay algo que se merece, es que todos los fanáticos asistan para despedirlo como corresponde.

Ahora bien, la realización de este tour es el movimiento más lógico tras el concierto de Black Sabbath del año 2016 en el Estadio Nacional. Vale decir, la única forma de cerrar el ciclo, justamente es con el adiós en solitario del oriundo de Birmingham. Es cierto que su nombre siempre será asociado a la mítica banda liderada por Tony Iommi, pero no podemos dejar de lado el amplio catálogo de su propia banda. Dicho de otra forma, el nivel de clásicos que posee no puede dejar a nadie indiferente. Menos aún sabiendo que tendremos la oportunidad de ver a Zakk Wylde y Tommy Cufletos en escena, literalmente unas bestias que son capaces de robarse la película por sí mismos. Porque si hay algo que caracteriza a Ozzy, es el hecho de rodearse de músicos que derrochan calidad y desplante. Así, Rob Nicholson y Adam Wakeman terminan por cerrar esta alineación de ensueño. Musicalmente será un deleite, quedan advertidos desde ya.

Por otro lado, centrándonos en el panorama actual de la escena y de las presentaciones que se han llevado a cabo en Chile durante el año, con total seguridad podemos afirmar que este será el primer «show grande» que se realizará en la capital. Si bien la oferta de conciertos cada vez sigue aumentando, aún falta tener a ese artista que convoque a miles y miles de metaleros en un solo lugar. Con esto, tenemos la excusa perfecta para revivir viejas amistades, compartir con otros fanáticos lo que tanto nos apasiona y por último, vivir la experiencia de tener un espectáculo de primera calidad frente a tus ojos.

Finalmente, tratando de responder a la interrogante que nos convoca, quizás debemos ir a ver a Ozzy por el simple hecho de ser Ozzy.

GINO OLIVARES

El concierto de OZZY OSBOURNE en Chile, programado en primera instancia en la Pista Atlética del Estadio Nacional, se movió finalmente al Movistar Arena. Así lo informó este jueves T4f-Bizarro, productora a cargo del último show del Principe de las Tinieblas en nuestro país, asegurando también que las entradas adquiridas tienen completa validez para el nuevo recinto.

Respecto al cambio de ubicaciones, quienes tengan entrada Cancha Vip, Cancha y Tribuna Golden podrán ingresar con el mismo ticket que ya tienen en su poder. Platea Diamante, Silver y Cobre deberán cambiar su ticket el mismo día del evento en la boletería sur de Movistar Arena desde las 10:00 AM.

La producción también informó que quienes no estén de acuerdo con el cambio, podrán solicitar la devolución de su dinero según las siguientes indicaciones:

– Para compras realizadas en tiendas Hites y otros puntos de venta del sistema Ticketek, las devoluciones se harán en el mismo lugar donde se realizó la compra.

– Quienes hayan hecho la compra online en Ticketek.cl deberán escribir al correo: devoluciones@ticketek.cl o dirigirse al Centro Ticketek, ubicado en Antonio Bellet #230, de lunes a jueves de 10:00 a 18:00 horas.

– En caso de dudas, contactar al correo serviciocliente@ticketek.cl.

Hoy a las 11:00 horas se dio inicio a la venta de entradas para el show de OZZY OSBOURNE en Chile, programado para el 8 de mayo en la Pista Atlética del Estadio Nacional. Los tickets están disponibles a través del Sistema Ticketek, callcenter 22690 2000, ticketek.cl, en el centro de atención (Antonio Bellet 230, Providencia) y sus puntos de venta que puedes revisar aquí.

Los precios son:

Cancha VIP: $70.000
Tribuna Golden: $35.000
Cancha (Etapa 1): $32.000
Cancha (Etapa 2): $35.000
Cancha (Etapa 3): $38.000
Platea Diamante: $80.000
Platea Silver: $70.000
Platea Cobre: $60.000

A continuación puedes ver el mapa sectorizado de la Pista Atlética:

Tras cinco décadas y más de 2.500 shows, el “Príncipe de las Tinieblas” se embarca en su “Farewell World Tour”, gira que durante dos años recorrerá el mundo por última vez y donde se hará acompañar de sus grandes colaboradores Zakk Wylde en la guitarra, Rob “Blasko” Nicholson en el bajo, Tommy Clufetos en la batería y Adam Wakeman en los teclados.

Si bien esta será la gira de despedida de OZZY OSBOURNE, el cantante de BLACK SABBATH no descarta hacer algunos selectos shows tras su retiro de las grandes giras. “La gente me pregunta cuándo me retiraré. Esta será mi última gira mundial, pero no puedo decir que no haré algunos conciertos aquí y allá”, afirma el cantante, por lo que perfectamente esta podría ser su último show en Chile.

BLACK SABBATH sigue compartiendo clips de su último show el 4 de Febrero de este año en Birmingham. Este show en completo ya está disponible en formato DVD / Blu-Ray y lleva el título de «The End»

Pueden ver el video a continuación:

Lo anunció hace un par de semanas y ya es oficial: OZZY OSBOURNE tocará por última vez en Chile el martes 8 de mayo en la Pista Atlética del Estadio Nacional.

Tras cinco décadas y más de 2.500 shows, el “Príncipe de las Tinieblas” se embarca en su “Farewell World Tour”, gira que durante dos años recorrerá el mundo por última vez y donde se hará acompañar de sus grandes colaboradores Zakk Wylde en la guitarra, Rob “Blasko” Nicholson en el bajo, Tommy Clufetos en la batería y Adam Wakeman en los teclados.

Las entradas estarán a la venta a partir del Viernes 24 de noviembre a través del Sistema Ticketek y tendrán un valor (sin cargo por servicio) desde los $32.000 a los $80.000.

Si bien esta será la gira de despedida deOZZY OSBOURNE, el cantante de BLACK SABBATH no descarta hacer algunos selectos shows tras su retiro de las grandes giras. “La gente me pregunta cuándo me retiraré. Esta será mi última gira mundial, pero no puedo decir que no haré algunos conciertos aquí y allá”, afirma el cantante, por lo que perfectamente esta podría ser su último show en Chile.

Ya está disponible la preventa de «The End», el nuevo trabajo de BLACK SABBATH, que incluye la grabación de su último show en la historia en Birmingham, con el que cerraron su Tour de Despedida. Como nuevo adelanto se lanzó ahora el clip para «War Pigs» el cual se puede ver a continuación:

Y no olvidemos que ahora se viene el Tour de Despedida de Ozzy Osbourne, gira que partirá el próximo año en Latinoamérica. En Chile agendó el 8 de Mayo para el show del cual no hay más información por ahora

En Febrero de este año BLACK SABBATH dió su último show en Birmingham, Inglaterra, lugar donde iniciaron su legendaria carrera. Eagle Vision lanzará la próxima semana el registro completo de ese concierto en formato DVD / Blu-Ray y llevará el mismo nombre del tour de despedida: «The End». El trabajo además incluye «The Angelic Sessions», una sesión que realizó la banda donde tocó varias canciones que no se incluyeron en el show.

A continuación les dejamos el clip de «N.I.B.» perteneciente a este nuevo registro:

 

El tracklist y el artwork de «The End» a continuación:

01. Black Sabbath
02. Fairies Wear Boots
03. Under The Sun / Every Day Comes And Goes
04. After Forever
05. Into The Void
06. Snowblind
07. Band Intros
08. War Pigs
09. Behind The Wall Of Sleep
10. Bassically / N.I.B.
11. Hand Of Doom
12. Supernaut / Sabbath Bloody Sabbath / Megalomania
13. Rat Salad / Drum Solo
14. Iron Man
15. Dirty Women
16. Children Of The Grave
17. Paranoid

The Angelic Sessions

01. The Wizard
02. Wicked World
03. Sweet Leaf
04. Tomorrow’s Dream
05. Changes

Ozzy Osbourne acaba de anunciar que a partir del 2018 empezará su «Gira de Despedida» el cual espera que dure 2 años, iniciándose en Mayo del próximo año y finalizando el 2020. Se espera que este tour lo lleve por todo el planeta tras lo cual dejarás las giras mundiales no descartando tener presentaciones esporádicas. Para este tremendo viaje final OZZY contará con el guitarrista Zakk Wylde, el bajista Rob «Blasko» Nicholson, el baterista Tommy Clufetos y el tecladista Adam Wakeman.

«La gente me pregunta cuándo me jubilaré. Esta será mi última gira mundial, pero no puedo decir que no haré algunos otros conciertos» comentó OZZY.

Según la página oficial de OZZY, ya está confirmada la visita del legendario vocalista para el 8 de Mayo en un recinto aún por confirmar. Las fechas agendadas para Latinoamérica serían las siguientes:

BLACK SABBATH presentó un teaser del documental «The End Of The End«, que será estrenado por una noche solamente, el 28 de Septiembre de 2017, en más de 1.500 cines en todo el mundo, y que muestra una versión especialmente editada de su último tour.

«The End Of The End» narra la gira final de la banda que inventó metal y de aquella noche del 4 de Febrero de 2017, donde BLACK SABBATH tocó por última vez en el escenario en su ciudad natal, Birmingham, para interpretar el concierto número 81 y final del tour «The End«.

La banda señala: «Finalizar todo en casa, después de todos estos años fue bastante especial. Fue tan difícil decir adiós a los fans, han sido increíblemente leales a nosotros a través de los años. Nunca soñamos en los primeros días que estaríamos aquí, 49 años más tarde, haciendo nuestro último espectáculo en nuestro hogar.»

Puedes ver el teaser de la película, aquí:

 

Ayer se anunció que Zakk Wylde está de vuelta con Ozzy Osbourne para la próxima gira del vocalista. Hoy, a través de redes sociales, Gus G., ahora ex-guitarrista de la banda del vocalista inglés, comentó la reunión de Ozzy con Wylde:

«Ha sido un honor y un privilegio tocar a su lado desde 2009. Nada más que grandes momentos y una experiencia para toda la vida. A Ozzy y Sharon, gracias por todo. Los amo. Para Blasko, Adam y Tommy, ha sido un rockear con ustedes. Como fan, es genial ver a Ozzy y Zakk juntos, ha pasado mucho tiempo. Por último pero no menos importante, gracias a todos los fans que me mostraron amor y apoyo durante todos estos años ¡Ozzy manda!»

El guitarrista Zakk Wylde vuelve a ser parte de la banda de Ozzy Osbourne y se confirmó que será parte de la gira que realizará el legendario vocalista en los próximos meses por Estados Unidos. Aún no se ha confirmado si después de la gira Wylde seguirá con Ozzy o no.

El resto de la alineación la completan Blasko (bajo), Tommy Clufetos (batería) y Adam Wakeman (teclados), por lo que Gus G. no será parte de esta gira.

Black Sabbath en Chile

Tras su visita del 2013 en el marco de la gira de su disco “13”, mucho se rumoreó acerca de que esa era la última posibilidad de volver a ver a Black Sabbath en vivo. Muchos lo pensamos así y los que nos quedamos fuera de ese show creímos que tendríamos esa espina clavada para siempre. Sin embargo, una vez que se concretó el anuncio de su gira de despedida “The End”, el 19 de noviembre del 2016 pasaría a ser una fecha marcada a fuego en el calendario: una cita con un hito histórico, con una banda histórica.

YajairaUna de las primeras cosas que se pudo notar al entrar a un Estadio Nacional que presentaba un imponente escenario en la cabecera sur, es un público completamente transversal en todos los sentidos: desde familias completas hasta grupos de amigos que quizás este era su primer show, que contaría con los californianos de Rival Sons y nacionales de Yajaira como soporte, quienes fueron alabados por el público tras el merecimiento de estar ahí al hacer notar sus influencias de los de Birmingham. En poco más de media hora, los chilenos repasaron su discografía ante una audiencia que ya comenzaba a llenar el coloso de Ñuñoa.

RIVAL SONS

Con una cancha a medio poblar, puntualmente a las 20.00 horas, con un público que en su mayoría no los tenía dentro de sus registros y tras una espectacular introducción con The Good, The Bad And The Ugly de Ennio Morricone, la banda de Long Beach partió con un bombazo como lo es Electric Man, que sonó impecable y fue secundada por Secret, que puso todo el ambiente de Rock And Roll muy en la cuerda de Whitesnake. Sin embargo, pese al talento de la banda, tuvo una recepción algo fría por parte del público, quizás por desconocimiento más que por otra cosa.

La presentación de Rival Sons no puede describirse con otra palabra que no sea sólida, ya que, a pesar de existir como banda desde el año 2009, dieron un show que ya se lo quisieran algunas bandas que llevan varias temporadas juntos, disparando un tema tras otro y demostrando un tremendo fiato. Lamentablemente, el público seguía mayormente sin responder a un show de gran factura técnica con canciones como Fade Out y Keep On Swinging.

Setlist de Rival Sons:

1. Electric Man
2. Secret
3. Pressure and Time
4. Tied Up
5. Torture
6. Fade Out
7. Open My Eyes
8. Keep On Swinging

Rival Sons

BLACK SABBATH

Siendo las 21:15 horas, con sesenta mil personas que prácticamente llenaban el Estadio Nacional, y con un pequeño retraso con respecto a los horarios oficiales, comienzan las primeras campanadas de la última ceremonia comandada por el «Madman de Birmingham», Ozzy Osbourne. Tras un breve video de introducción, el cual termina con el logo de la banda en llamas, entran a escena Tony Iommi, Geezer Butler, Tommy Clufetos y el mismísimo Ozzy, quien con lo que le va quedando de voz (y energía, ya que en el inicio del show se vio muy activo) se las arregla para regalarnos la interpretación de la oscura Black Sabbath, conducida magistralmente por ese riff cadencioso a cargo de Iommi y secundado magistralmente por la base rítmica armada por Geezer Butler en las cuatro cuerdas. Prácticamente sin descanso, salen a escena Fairies Wear Boots y After Forever, la primera apoyada por imágenes con efectos psicodélicos y la segunda en un sobrio e impecable trabajo de luces, pero lamentablemente el sonido no estaba a la altura de la parte visual, sobre todo en cuanto al sonido de la batería del crack Tommy Clufetos, encargado de llenar unos zapatos no menores como los de Bill Ward. Este punto se repitió durante varios pasajes del show, donde en algunos pasajes ni siquiera se escuchaba la caja.

Into The Void nos trajo a un Ozzy que sigue con su clásica puesta en escena, manejando a todos y cada uno de los asistentes a su completo antojo, con su sempiterna consigna “Let’s Go Crazy!!!!”, pero el que se roba todos los aplausos sin duda alguna es Geezer Butler, quien demostró todos sus galones y experiencia en un trabajo con menos protagonismo que las seis cuerdas de Iommi, pero jugando un rol fundamental llenando todos los espacios durante los solos.

¿Cómo se puede describir una joya como Snowblind?  Personalmente, prefiero reflejarlo en el concepto de virtuosismo, pero sin aspavientos innecesarios ni adornos fuera de lugar. Lo justo y necesario, interpretado magistralmente por quien es considerado uno de los guitarristas más trascendentes e influyentes en la historia del Rock y el Metal. Luego War Pigs, con su reconocible introducción de sirenas, se lleva la primera enorme ovación de la noche, solamente comparado a lo que vendría más adelante.

Black Sabbath

Si hay un punto algo negativo que hacer notar del show, es la escasa respuesta del público durante varios pasajes de la presentación, especialmente en los temas menos populares como Behind The Walls Of Sleep, donde se vio poco fervor comparado con otros pasajes como N.I.B., a pesar de los constantes intentos de Ozzy por levantar al público. Sin dudas es uno de los costos que tienen los conciertos tan masivos, donde buena parte de los asistentes no son tan fanáticos, y no tienen la respuesta que sí tienen los fanáticos con joyas para las cuales hay que bucear algo más profundamente en el catálogo de la banda. Otro de los pasajes donde la gente respondió de mejor manera fue en el espectacular  solo de batería de Tommy Clufetos, seguido por la icónica Iron Man, y dos de los temas más grandes de la banda como Dirty Women y Children Of The Grave, anunciada como la última canción del show.

Tras un pequeño intermedio, el cierre de la noche corrió por cuenta de la espectacular Paranoid, por lejos una de las canciones más grandes de la historia del Rock. Durante el cierre del show se pudo ver a un Ozzy muy activo, y que a pesar del evidente cansancio físico y desgaste de voz, se las arregla para mantener viva esa llama oscura y maldita de los mentores del Metal. Dentro de la historia de Black Sabbath han pasado muchos vocalistas con un talento quizás infinitamente mayor al Príncipe de la Oscuridad (Ronnie James Dio, sin ir más lejos), pero pocos inspiran esa aura, esa magia que este caballero de 67 años, sobreviviente de una larga lista de excesos, siempre presente de una u otra forma, logra proyectar sin necesidad de aspavientos ni ostentar nada. Directo, simple y al hueso.

Pese a que el sonido no fue como del increíble show del 2013, sí se puede decir que la de esta jornada fue una despedida a la altura del legado de una banda inmensa, a la cual no sólo hay que rendirle tributo por este show en particular, sino por ser un factor esencial en la música que nos mueve y que a veces incluso tira de nuestras vidas cuando las fuerzas flaquean. Simplemente, gracias por todo Black Sabbath. Gracias.

Setlist de Black Sabbath:

01. Black Sabbath
02. Fairies Wear Boots
03. After Forever
04. Into the Void
05. Snowblind
06. War Pigs
07. Behind the Wall of Sleep
08. N.I.B.
09. Hand of Doom
10. Rat Salad – Solo de Batería
11. Iron Man
12. Dirty Women
13. Children of the Grave
Encore
14. Paranoid

Black Sabbath en Chile

 

 

Yajaira

Sesenta mil personas se esperan este sábado en el Estadio Nacional para la despedida de BLACK SABBATH, show imperdible que tendrá como acto de apertura a RIVAL SONS y ahora también los nacionales YAJAIRA. El “The End Tour” se inicia en América Latina este miércoles 16 de noviembre en México, y promete superar todas las visitas anteriores con su producción más fascinante.

Lotus, la productora del evento, entregó una serie de recomendaciones además de informar los horarios de este esperado día. Las puertas del Estadio Nacional se abrirán a las 17 horas y se recomienda planificar la llegada mínimo con 2 horas de anticipación.

HORARIOS:

Yajaira: 19:00hrs.
Rival Sons:
19:50hrs.
Black Sabbath: 21:00hrs.

ACCESOS ESTADIO NACIONAL

Av. Grecia: Cancha General, Andes, Galería, Pacífico.
Av. Marathon: Pacifico Lateral, Pacífico Alto, Pacífico Bajo y Pacífico Medio.

El acceso para personas con discapacidad estará habilitado por Av. Marathon, luego por Puerta Nº7, donde se contará con un staff de voluntarios. Las zonas habilitadas para personas con discapacidad estarán en sector Pacífico Bajo y las tarimas de visibilidad en costado Pista de Recortan. Estas zonas están habilitadas para personas acreditadas en el Registro Nacional de Discapacidad. Las personas en silla de ruedas pueden ingresar con un acompañante siempre que éste cuente con su ticket para el evento (tickets para estas Zonas están agotados)

Black Sabbath en Chile

BLACK SABBATH ES UN EVENTO CARBONO NEUTRAL: Reduciremos el impacto ambiental, mediante tres ejes de sustentabilidad: Cálculo y Compensación de Huella de Carbono; Gestión de Residuos y Eficiencia Energética.

ELEMENTOS PROHIBIDOS:

  • Armas de cualquier tipo, fuegos artificiales o explosivos; sustancias ilícitas.
  • Líquidos y alimentación de ningún tipo. Botellas, envases plásticos, de metal y latas de aerosol.
  • Monopatines, scooters o cualquier tipo de vehículo personal motorizado. Sillas de cualquier tipo.
  • Animales de compañía (a excepción de perros de asistencia).
  • Equipos De Foto, Audio y Video: Se prohíbe el ingreso de Equipos de fotografía, audio y video profesionales. Lentes, Zoom, Trípodes, Monopods (selfie sticks), drones, Tablet, Go Pro’s, Punteros Laser u otros equipos similares.

INGRESO DE MEDICAMENTOS: Personas con alguna enfermedad crónica, diabetes o insulino dependiente, debe mostrar un certificado que lo acredite, puesto no está permitido el ingreso de fármacos, alimentos o líquidos.

ESTACIONAMIENTO: El recinto tiene estacionamientos limitados y concesionados por Avenida Marathon, a un valor de $3 mil pesos.

BICICLETERO: Por Av. Grecia se ubicarán 300 estacionamientos gratuitos para bicicletas.

WILL CALL – VELÓDROMO ESTADIO NACIONAL: El 19 de noviembre funcionará de 12:00 a 22:00 horas. Habilitado para Venta y Retiro de Tickets, solo para quienes compraron con opción de retiro el día del evento.

La despedida de BLACK SABBATH ya ha agotado varios sectores del Estadio Nacional y sólo quedan disponibles en Andes, Pacífico Lateral, Pacífico Bronce y Cancha General las que se pueden comprar a través de Puntoticket.com, tiendas Ripley y Cinemark habilitados.

Los precios de las localidades disponibles son:

Cancha General: $39.200
Andes: $58.300
Pacífico Lateral: $53.700
Pacífico Bronce (Numerado): $89.600

Black Sabbath en Chile |19 de noviembre 2016 | Estadio Nacional

 

 

 

Black Sabbath

Sesenta mil personas se esperan este sábado en el Estadio Nacional para la despedida de BLACK SABBATH, show imperdible que tendrá como acto de apertura a RIVAL SONS. El “The End Tour” se inicia en América Latina este miércoles 16 de noviembre en México, y promete superar todas las visitas anteriores con su producción más fascinante.

Lotus, la productora del evento, entregó una serie de recomendaciones además de informar los horarios de este esperado día. Las puertas del Estadio Nacional se abrirán a las 17 horas y se recomienda planificar la llegada mínimo con 2 horas de anticipación.

HORARIOS:

Rival Sons: 19 horas
Black Sabbath: 21 horas

ACCESOS ESTADIO NACIONAL

Av. Grecia: Cancha General, Andes, Galería, Pacífico.
Av. Marathon: Pacifico Lateral, Pacífico Alto, Pacífico Bajo y Pacífico Medio.

El acceso para personas con discapacidad estará habilitado por Av. Marathon, luego por Puerta Nº7, donde se contará con un staff de voluntarios. Las zonas habilitadas para personas con discapacidad estarán en sector Pacífico Bajo y las tarimas de visibilidad en costado Pista de Recortan. Estas zonas están habilitadas para personas acreditadas en el Registro Nacional de Discapacidad. Las personas en silla de ruedas pueden ingresar con un acompañante siempre que éste cuente con su ticket para el evento (tickets para estas Zonas están agotados)

Black Sabbath en Chile

BLACK SABBATH ES UN EVENTO CARBONO NEUTRAL: Reduciremos el impacto ambiental, mediante tres ejes de sustentabilidad: Cálculo y Compensación de Huella de Carbono; Gestión de Residuos y Eficiencia Energética.

ELEMENTOS PROHIBIDOS:

  • Armas de cualquier tipo, fuegos artificiales o explosivos; sustancias ilícitas.
  • Líquidos y alimentación de ningún tipo. Botellas, envases plásticos, de metal y latas de aerosol.
  • Monopatines, scooters o cualquier tipo de vehículo personal motorizado. Sillas de cualquier tipo.
  • Animales de compañía (a excepción de perros de asistencia).
  • Equipos De Foto, Audio y Video: Se prohíbe el ingreso de Equipos de fotografía, audio y video profesionales. Lentes, Zoom, Trípodes, Monopods (selfie sticks), drones, Tablet, Go Pro’s, Punteros Laser u otros equipos similares.

INGRESO DE MEDICAMENTOS: Personas con alguna enfermedad crónica, diabetes o insulino dependiente, debe mostrar un certificado que lo acredite, puesto no está permitido el ingreso de fármacos, alimentos o líquidos.

ESTACIONAMIENTO: El recinto tiene estacionamientos limitados y concesionados por Avenida Marathon, a un valor de $3 mil pesos.

BICICLETERO: Por Av. Grecia se ubicarán 300 estacionamientos gratuitos para bicicletas.

WILL CALL – VELÓDROMO ESTADIO NACIONAL: El 19 de noviembre funcionará de 12:00 a 22:00 horas. Habilitado para Venta y Retiro de Tickets, solo para quienes compraron con opción de retiro el día del evento.

La despedida de BLACK SABBATH ya ha agotado varios sectores del Estadio Nacional y sólo quedan disponibles en Andes, Pacífico Lateral, Pacífico Bronce y Cancha General las que se pueden comprar a través de Puntoticket.com, tiendas Ripley y Cinemark habilitados.

Los precios de las localidades disponibles son:

Cancha General: $39.200
Andes: $58.300
Pacífico Lateral: $53.700
Pacífico Bronce (Numerado): $89.600

Black Sabbath en Chile |19 de noviembre 2016 | Estadio Nacional

 

 

geezer butler

Geezer Butler, bajista de BLACK SABBATH, habló en una reciente entrevista sobre la gira de despedida de la banda denominada «The End» que finalizará a principios de 2017.

«Cuando empezamos, no esperábamos que durara más que unos pocos años, si pensar en casi 50 años. Nunca pensé que se convertiría en una carrera de toda la vida. Ha sido especialmente grato saber que hemos influido en muchas bandas, y que seguimos siendo relevantes después de todo este tiempo. Siento que todavía estamos musicalmente en la cima. También somos conscientes de que estos últimos shows son la forma en que la gente nos recordará, así que cada show es muy importante para nosotros, dejamos todo en nuestras actuaciones, y eso es muy importante para nosotros: tratar de hacer lo mejor para nuestros fans. Ha sido un gran logro durar tanto tiempo y seguir siendo relevantes, es algo de lo que voy a estar orgulloso, pero mi vida estará muy vacía sin la banda. Espero que nuestra música este mucho tiempo después de que nos hayamos ido«, señaló Butler.

La despedida de BLACK SABBATH ya ha agotado varios sectores del Estadio Nacional y sólo quedan disponibles en Andes, Pacífico Lateral, Pacífico Bronce y Cancha General las que se pueden comprar a través de Puntoticket.com, tiendas Ripley y Cinemark habilitados.

Los precios de las localidades disponibles son:

Cancha General: $39.200
Andes: $58.300
Pacífico Lateral: $53.700
Pacífico Bronce (Numerado): $89.600

El “The End Tour” se inicia en América Latina el 16 de noviembre en México, y promete superar todas las visitas anteriores con su producción más fascinante. Los invitados a abrir el concierto serán RIVAL SONS.

Black Sabbath en Chile |19 de noviembre 2016 | Estadio Nacional

 

 

Black Sabbath

La despedida de BLACK SABBATH anota a más de tres meses de su show en el Estadio Nacional más de 50 mil entradas vendidas de las 60 mil dispuestas a la venta. Ayer se agotaron los tickets de Galería, sumándose así a los de Pacífico Silver, Golden, Planitium, Diamante.

Para ver a Ozzy Osbourne, Tony Iommi y Geezer Butler, solo quedan disponibles Cancha y Andes; Pacífico Lateral y Bronce, las que se pueden comprar a través de Puntoticket.com, tiendas Ripley y Cinemark habilitados.

Los precios de las localidades disponibles son:

Cancha General: $39.200
Andes: $58.300
Pacífico Lateral: $53.700
Pacífico Bronce (Numerado): $89.600

El «The End Tour» se inicia en América Latina el 16 de noviembre en México, y promete superar todas las visitas anteriores con su producción más fascinante. Los invitados a abrir el concierto serán RIVAL SONS.

 

Black Sabbath en Chile: Galería agotada

Black Sabbath en Chile |19 de noviembre 2016 | Estadio Nacional

Black Sabbath

El público chileno respondió con creces en el primer día de venta de entradas para el show de despedida de BLACK SABBATH en el Estadio Nacional. Anoche, la productora Lotus reportó más de 20 mil tickets vendidos para el concierto del 19 de noviembre junto a RIVAL SONS.

Las entradas se venden por sistema Puntoticket, tiendas Ripley y Cinemark.

Los precios (con cargo de servicio incluido) son:

Cancha General: $39.200
Andes: $58.300
Pacífico Lateral: $53.700
Galería: $28.000
Pacífico Bronce (Numerado): $89.600
Pacífico Silver (Numerado): $95.200
Pacífico Golden (Numerado): $100.800
Pacífico Platinium (Numerado): $106.400
Pacífico Diamante (Numerado): $112.000

Black Sabbath en Chile |19 de noviembre 2016 | Estadio Nacional

BLACK SABBATH en Chile: Se aplaza el inicio de venta de entradas

Debido a los efectos del frente de mal tiempo, se aplaza el inicio de venta para el concierto de despedida de BLACK SABBATH, que estaba previsto para este lunes 18 de abril. Esta medida incluye la venta sin recargo en Hard Rock.

El inicio de venta se llevará a cabo desde el lunes 25 de abril al mediodía a través de Punto Ticket y sus puntos de venta en Tiendas Ripley y Cinemark habilitados en todo Chile. También, desde el mediodía del lunes 25 en Hard Rock, se realizará venta sin recargo con un stock disponible de 1.000 tickets. Máximo 2 entradas por persona.

La agrupación conformada por Ozzy Osbourne, Tony Iommi y Geezer Butler se presentará el sábado 19 de noviembre en el Estadio Nacional acompañada por RIVAL SONS.

Los precios son:

Cancha General: $35.000 – con recargo: $39.200
Andes: $52.000 – con recargo: $58.300
Pacífico Lateral: $48.000 – con recargo: $53.700
Galería: $25.000 – con recargo: $28.000
Pacífico Bronce (Numerado): $80.000 – con recargo: $89.600
Pacífico Silver (Numerado): $85.000 – con recargo: $95.200
Pacífico Golden (Numerado): $90.000 – con recargo: $100.800
Pacífico Platinium (Numerado): $95.000 – con recargo: $106.400
Pacífico Diamante (Numerado): $100.000 – con recargo: $112.000