Entradas

El guitarrista y fundador de VISION DIVINE y LABYRINTH, Olaf Thörsen, reveló su próximo proyecto a través de su cuenta de Facebook:

«Después de meses que pasé componiendo, eventualmente comencé la pre-producción de algo completamente nuevo para mí: grabar y arreglar nueva e interesante música. Esto drenará mi cerebro completamente pero valdrá todas esas noches sin dormir.

Será algo realmente desafiante para mí, porque no será un álbum hecho de 10 u 11 canciones, sino una ópera real. No una ópera Metal como están pensando. Como dije, no estará hecha de diferentes canciones, sino que sera una enorme única canción como un libro musical, en que las palabras y la música colisionará.

Deseenme la mejor suerte.

PD: No, no esta relacionado con VISION DIVINE o LABYRINTH, y no es Power Metal.»

 

Entrevista con Olaf Thorsen (Labyrinth - Vision Divine)

“Siempre me gusta hablar con Chile”, dice Olaf Thorsen al teléfono desde Italia. Atento al llamado según lo acordado, no se demora en empezar a hablar en ese mismo castellano que ha venido aprendiendo desde que conociera el país, cuando vino con Labÿrinth y Vision Divine en noviembre del 2000. De esa época que el guitarrista/compositor mantiene una cercana relación con Chile y por ello atiende en español y con entusiasmo cada pregunta sobre su trayectoria en el metal melódico europeo, partiendo por su regreso a Labÿrinth, la concreción con sus antiguos compañeros de la segunda parte de Return To Heaven Denied, y remontándose en el tiempo a sus principales hitos como músico y motor de ambas agrupaciones, pilares absolutos del metal italiano. Olaf tiene harto que contar y en una entrevista para guardar en archivo, habla de los tiempos en que grabó Return To Heaven Denied, Vision Divine y Sons Of Thunder, del vuelco en su carrera con Stream Of Consciousness en adelante, de sus dos visitas “oficiales” a Chile (link al review del show del 2007), del intento fallido del 2009, de fútbol chileno y muchas  otras cosas.

Olaf, el martes 17 de agosto, tocaste con Iron Maiden en Udine. Tengo entendido que la banda misma escogió a Labÿrinth dentro de un gran número de artistas, para abrir ese concierto.

Sí, entre un número de seis artistas. En total, fueron siete bandas, no solamente italianas, solamente Labÿrinth eran italianos y los otros eran extranjeros. Como tú dijiste, la banda fue escogida directamente por Iron Maiden y, claro, fue un honor muy grande para nosotros, porque nos pidieron enviar material, lo escucharon junto con el de otras seis bandas y al final decidieron que Labÿrinth era la mejor para tocar. Como tú puedes entender, Labÿrinth son italianos, tocamos en Italia y fue un honor muy grande para nosotros. Es más, cuando nos subimos en el stage, de verdad todas las personas nos gritaron el nombre ‘¡Labÿrinth, Labÿrinth!’, ¡y fue un éxito increíble! Y también, los músicos de Iron Maiden, Nicko McBrain, Janick Gers y Adrian Smith, subieron al stage y miraron el show, fue muy divertido, y después nos dijeron que había sido ‘increíble, ¡una de las primeras veces que vemos una banda telonera que todo el público grita su nombre!’, y nos pidieron tocar otra vez, como el bis, se dice en Italia, no sé en español (risas). OK, nos pidieron tocar 15 minutos más. Y ellos ‘no hay problema, ¡que toquen!, ¡que toquen!’. Todo esto, tú puedes entender, ¡fue increíble para nosotros!, porque normalmente, Iron Maiden es conocido como un grupo que cuando hay un telonero que toca, a la gente no me importa mucho quién toca, y lo único que quiere es que los teloneros terminen rápido para escuchar Iron Maiden (risas), ¡pero fue muy increíble! Y ellos, como personas son… cómo se dice en español… ¿sencillas?, simples, son personas muy sencillas, muy amigables, te hablan y no parece que fueran los Iron Maiden (risas), te hablan como personas que conoces de hace siempre. Por primera vez en mi carrera no tuve ningún problema con los pass. Tenía la posibilidad de ir donde yo quisiera, al backstage de Iron Maiden, tuve la posibilidad de hablar con Iron Maiden como amigos, y entendí que cuando realmente una banda es grande, cuando una banda de verdad hizo algo tan grande en la historia, no necesita demostrar nada más. Tuve la posibilidad de tocar con otra banda, todavía grande pero no tanto como Iron Maiden, ¡y se portan como rockstars de verdad!

¿Hablas de Megadeth?

¡Iron Maiden son personas maravillosas!, y al contrario, yo toqué con otras bandas que no te puedo decir el nombre, claro, que no son tan grandes como Iron Maiden, ¡y se portan como rockstars de verdad! ‘Aquí no puede tocar, aquí no puede pasar, aquí no se puede escuchar, aquí no se puede hacer esto, no se puede hacer ello’. Iron Maiden no son así. Yo, de verdad les agradezco como músicos y como hombres, ¡porque son personas maravillosas!

Labyrinth

OLAF DE VUELTA: “DESEÁBAMOS TOCAR UN ÁLBUM DE LABYRINTH, NO UN ÁLBUM DE MÚSICOS”

Hablaste de la reacción del público. Sucede que Labÿrinth es de los conjuntos más queridos dentro de Italia por lo que hizo por la escena de tu país en su tiempo…

Sí, absolutamente. El show demostró por qué Labÿrinth estaba tocando con Iron Maiden. Las personas cantaban las canciones, gritaban el nombre Labÿrinth, ¡fue increíble!, ¡y para todos!, para Iron Maiden también fue una sorpresa ver todo ese público gritando ‘¡Labÿrinth, Labÿrinth!’, que conocía el nombre y… ¡fue increíble! Tengo recuerdos muy buenos, va a ser una de las cosas más grandes que haya hecho como músico.

…y ese cariño está vivo ahora con la reunión de Labÿrinth. ¿Qué cosas tuviste que hablar con Roberto (Rob Tyrant, voces) y Andrea (Cantarelli, guitarras) para que este reencuentro fuera posible?

Mira, la verdad es que no tuvimos que hablar mucho porque fue algo muy natural. Después de Labÿrinth yo seguí mi carrera con Vision Divine, como bien tú sabes, dos bandas distintas que tocan música diferente y las dos tienen sus vidas. Luego de unos años, pasó que yo tuve que tocar con Roberto como special guest en otro grupo (risas). Una vez, tocamos juntos en una escuela de música, ¿cómo se dice school?, ¿así?, porque yo enseño guitarra y Roberto enseña canto, ¡y tuvimos que tocar una canción de Labÿrinth!, Thunder del Return To Heaven Denied (1998), del primero. Fue muy divertido, para nada algo complicado. Una vez estábamos en un almuerzo hablando y me dijo ‘¿por qué no volvemos a hacer algo juntos otra vez?’. Le contesté ‘me gustaría mucho, pero son casi ocho años que no toco con la banda, tuvimos problemas en el pasado así que no sé si se pueden arreglar todas las cosas, tú sabes, después de muchos años’. Y él me dijo ‘yo me voy a ocupar de esto. Si tú quieres vamos a comer, a tener una comida juntos, yo, tú y Andrea, hablamos y vemos lo que pasa’. Así lo hicimos, cenamos todos juntos y vimos que no había ningún problema. A la semana empezamos a escribir las canciones para el último álbum. Fue muy fácil, muy natural.

labyrinth7

Y bueno, Roberto y Andrea crecieron mucho como compositores durante tu ausencia de Labÿrinth. Son otros músicos ahora, son otras personas ahora. ¿Qué influencia tuvieron ellos en Return To Heaven Denied Pt II (2010), sabiendo que tú eres el creador de ese disco?

Ehmmm (suspiros) esa pregunta no es muy fácil porque te digo, la verdad la verdad es que como músicos, ¡todos crecimos juntos! Yo toco con Andrea desde que tenía como 20 años y así que creo que no importa lo que ahora toquemos. Nosotros crecimos juntos como personas y como músicos, y la verdad es que la primera vez que volvimos a tocar juntos para escribir algo, parecía que el tiempo no hubiese pasado, ¿me entiendes? Las influencias hoy en día son claramente un poco diferentes, y lo más distinto es la idea que tenemos de la música. Yo soy un músico Heavy Metal y no me gusta tanto hablar de Power Metal, de Speed Metal, de Progressive Metal, eso es más para los fans, son los fans los que escuchan y dicen ‘esto es PowerMetal, esto es progressive’, pero, lo que seguramente es verdad, es que tengo una manera de tocar, de grabar, de componer que creo que se entiende cuando alguien escucha un álbum mío. Y como dices, Andrea tiene otra manera y fue muy evidente, muy claro cuando nosotros no hicimos más cosas juntos. Los últimos álbumes de Labÿrinth son muy diferentes a los últimos de Vision Divine. Esto no es un problema cuando nosotros tocamos juntos porque al reunirnos, tenemos una sola manera de componer, y por eso el nuevo suena tan parecido a lo que escribimos varios años antes.

Pero viendo todo lo que han crecido desde Return To Heaven Denied del ’98 hasta hoy, con la segunda parte, ¿qué diferencias ves entre un tema como State Of Grace, de esa época, y Sailors Of Time de ahora, por ejemplo?

Creo que la maduridad. Claramente, nosotros tenemos UNA manera de escribir y cuando escuchas Sailors Of Time, aún puedes entender que se trata de Labÿrinth. Y también, los músicos son diferentes ahora, ha pasado como once años desde el primer Return y seguramente ahora la técnica es mucho mayor. Lo que tuvimos que hacer en este momento fue algo muy difícil (risas), lo que tuvimos que hacer fue equipararnos, porque yo no quería hacer un álbum muy técnico entendido como Progressive, ¡si crecimos mucho como músicos! (Silencio) yo quisiera cambiar muchos… (silencio) I’ll speak in english, maybe it’s better here, because it’s difficult! (en inglés) en este tipo de música prefiero… tuvimos que detenernos aquí un poco para tocar las cosas de una forma no tan complicada, ya que en diez años crecimos como músicos, por supuesto. Entonces, para este álbum, debimos situarnos de vuelta en las raíces. Deseábamos tocar un álbum de Labÿrinth, no un álbum de músicos, si sabes a lo que me refiero. A veces, en algunos temas de verdad tuvimos que cortar ciertas partes. Eran agradables, aunque demasiado complicadas en términos musicales, diría yo más progresivas que la música que se supone que Labÿrinth toca. Y fue natural, se originó por el hecho de que ahora contamos con muchísima más experiencia.

labyrinth2

(Inglés) puede que me equivoque con esto pero estaba viendo algunos setlist de apariciones en festivales y no noté mucho espacio, o nada de espacio en realidad, para material de Labÿrinth (2003), Freeman (2005) o 6 Degrees To Nowhere (2007). ¿Cuán cómodo te sentirías interpretando canciones de ese período en vivo?

(Inglés) bueno, cuando tocamos… hasta ahora sólo lo hemos hecho en festivales así que el tiempo que tenemos no es tanto, ¡no es que toquemos una hora y media! Por lo general, en festivales tocamos entre 30 y 45 minutos, o quizás una hora, y tenemos tantas placas que, claro, nos vemos obligados a escoger. Y salió natural. Nos percatamos de que todos, las personas, las agencias, los fanáticos, los mismos productores, todos querían que tocáramos canciones de Return To Heaven Denied… del Sons Of Thunder (2000) igual las agradecían (risas), pero suena como si los nuevos, los últimos pasos que Labÿrinth dio sin mí, la gente los ve como un período en que las cosas cambiaron demasiado. No es que a los aficionados no les haya gustado, aunque este minuto no lo perciben como el momento indicado para tocar esas composiciones. Puedo decirte con seguridad que ya hemos preparado material del último trabajo, ya que es lo correcto. No queremos “cancelar” un período completo de la banda, no creo que sea lo correcto. Fui el primero en pedirle a los demás integrantes preparar canciones de esos discos, si además considero que es una muestra de respeto hacia los fans, hacia los más recientes, a los que les gusta esa etapa, entregarles temas de tales registros. Claro que lo haremos.

LA IMPORTANCIA DE RETURN TO HEAVEN DENIED: “¡POR DIOS, PUEDE QUE HAYA HECHO ALGO MUY GRANDE!”

(Inglés) y sobre el Return To Heaven Denied… Olaf, ¿puedo hacerte las preguntas en castellano?

(Inglés) seguro, ¡seguro!, ¡habla en español nomás!, ¡no hay problema! Sólo soy yo que no hablo español tan a menudo como antes, ¡así que se me olvidó la forma de hablarlo (risas)! (fin del inglés).

(En castellano) pero te manejaste muy bien con el idioma, ¡entendí perfecto tu español! Y no te preocupes, ¡tiene que venir a Chile pronto para practicarlo de nuevo!

¡(Risas) lo haré!, ¡sí!, ¡tengo que practicar!, ¡tengo que entrenarme (risas)! Ya, ¡dime, dime!

(Risas) sí, recuerdo que el 2001 ó 2002 escribiste que el Return To Heaven Denied era “el disco de tu vida”. No es sólo uno importante para Labÿrinth, no sólo importante para la escena italiana, es uno súper importante para el metal melódico de fines de los noventa. ¿Por qué crees que es tan especial ese trabajo? ¿Qué salió tan bien en ese CD?

labyrinth3

Yo no sé… yo sé que no se que decirte. Lo que tú me dijiste es algo muy grande y te lo agradezco mucho, y claro, nosotros lo entendimos tiempo después en los años. Para nosotros fue un álbum simplemente, MUY IMPORTANTE, sí, aunque relacionado todavía a la escena italiana. Jamás tuvimos la posibilidad de pensar de nosotros mismos como rockstars, yo apenas soy un músico, un guitarrista, me gusta tocar. Yo hice muchos álbumes y claro, Return To Heaven Denied es MUY IMPORTANTE porque me dio la opción de ser un músico, de ser conocido, de hacer otros álbumes, ¡de tocar por todo el mundo! Claro, después de muchos años, toda la gente que te encuentras en América, Sudamérica, en Japón, te pregunta y te habla de Return, de Return, todas las magazines, entonces uno se detiene un momento, piensa y dice ‘¡POR DIOS, PUEDE QUE HAYA HECHO ALGO MUY GRANDE (risas)!’, y no sé por qué. Yo tengo una mía personal idea. Hablé con músicos como Kai Hansen de Gamma Ray y en la mitad de los noventa, el metal estaba casi muerto, si tú te acuerdas, sólo pocas bandas. Era el período de Nirvana, del grunge, el metal estaba casi muerto y ninguno de nosotros tenía contacto con los otros. Mas lo que pasó en el ’95, ’96 y ’97, y después, claro, el ’98… bueno, hablamos como de cinco años (risas), desde el ’95 hasta el 2000 casi, fue que salieron muchas bandas como Labÿrinth, como Rhapsody, como Gamma Ray. Con todo respeto, yo no creo ser tan grande como ellos, aunque todavía la gente habla del Return To Heaven Denied. En fin, creo que la razón es que todas estas bandas salieron al menos con un álbum que hizo algo importante. El metal, entendido ahora como Power Metal, como metal melódico, como ustedes quieran llamarlo, volvió porque estas bandas hicieron tales álbumes. Sólo es eso. La verdad es que ninguna de estas bandas de verdad lo hizo como parte de un plan, lo hizo solamente porque le gustaba esta música y, como siempre, cuando alguien hace algo porque le gusta, termina siendo verdadero, no algo planeado que tú dices ‘voy a escribir un álbum de Power Metal porque ahora la gente quiere comprar Power Metal’. Eso ocurrió después, cuando muchos grupos salieron copiando lo que otros hicieron antes. Esa razón podría ser por la que la gente habla de estos álbumes, no sé, ¡y nosotros no teníamos idea! Cuando Return To Heaven Denied salió, el primero, ¡la palabra Power Metal no existía! En los reviews, ¡nunca nadie habló de Return To Heaven Denied como un álbum de Power Metal! La música que compusimos en el ’96, ’97, ’98, se llamaba Speed Metal melódico, así que como ves, nosotros no teníamos ni la más mínima idea de que eso sería llamado después Power Metal. La palabra Power Metal ya existía, era un género de música americana como Riot, que nada tenía que ver con música como la nuestra, ¡muy diferente!

En todo caso, ya se hablaba del Power Metal europeo cuando editaron Sons Of Thunder, bien adentrado el 2000. Y algo muy curioso: ese disco lo produjo Neil Kernon (Queensrÿche, Dokken, Nevermore, Cannibal Corpse, Deicide) y lo mezcló en Estados Unidos. Sin embargo, ustedes decidieron remezclarlo por completo en Milán, con Alfredo Cappello. ¿Qué salió mal en la mezcla original de Kernon que…?

¿Qué salió mal?, ¡TODO SALIÓ MAL!, y todavía lo puedo escuchar en el álbum. No sé si te gustará más o menos, ¡pero suena muy mal! Lo que pasó es muy difícil de explicar y tampoco me gusta disculparme, o echarle toda la culpa a Neil Kernon. Te voy a decir muy rápidamente: Labÿrinth era una banda muy joven cuando grabó Sons Of Thunder, sólo con la experiencia de un álbum como Return que tuvo mucho éxito, sin la maduridad para manejar todo eso, entonces el sello nos envió este productor muy conocido, muy grande, para ayudarnos a producir algo más grande. La verdad es que Neil Kernon hizo algo muy bueno en los ochenta y, como ocurrió después, muchos de estos productores de los ochenta no estaban listos para grabar las nuevas cosas, lo que ahora se llama Power Metal, porque se necesita un sonido completamente distinto, totalmente diferente. Y tuvimos muchos problemas… yo te digo, en años anteriores Kernon había hecho Nevermore y ahora, los mismos Nevermore no hablan bien de los álbumes que hicieron con él. Y como tú puedes ver, no siguió trabajando con ellos, así que no digo que la culpa sea de Neil Kernon, digo simplemente que el error fue que la casa discográfica trató los álbumes que nosotros grabábamos como música que se hizo en los ochenta, y ese fue un problema muy grande.

Vision Divine

La producción idónea para este tipo de música la estuviste buscando en varios discos, incluso en el debut de Vision Divine (1999), que si bien tiene una composición excelente, tengo entendido que tampoco quedaste del todo contento con el master…

NO, porque tú al mirar en los años, son todos alrededor del 2000, de la misma época, cuando las cosas eran muy grandes para mí, muy grandes (risas), contratos internacionales, distribución, etc., y en Italia por lo menos no estábamos listos para grabar álbumes de calidad. El problema era buscar la forma de hacer los discos de buena manera. Yo creo que álbumes como el último Return suenan muy bien, porque ahora entiendo sobre producir y yo soy el productor (risas). Hace diez años atrás era muy difícil, porque nosotros pensábamos la idea como ‘bueno, voy a grabar esto y voy a buscar un productor’, y todo lo que ellos producían estaba todavía con la cabeza (dirigida) hacia los ochenta, y la música, como puedes escuchar, no suena moderna… ¿se dice moderna?, ¿o actual? Suena muy viejo, y los sonidos de los ochenta no son perfectos para la música que nosotros tocamos. Necesitamos otros sonidos. Ahora puedo decirlo, hace diez años no entendía lo que estaba pasando, tenía una música en mi cabeza y cuando el álbum salía, ¡el sonido era totalmente diferente! ¡No estaba demasiado feliz (risas)!

CHILE EL 2000: “FUE EL PAÍS Y EL SHOW (DE LA GIRA) QUE TODOS LOS MÚSICOS (…) TODAVÍA TIENEN EN EL CORAZÓN”

Me imagino que la experiencia de tu primera gira por Sudamérica, que incluyo un show en Chile, en noviembre del 2000, debió ser bastante especial. ¿Cuáles son tus recuerdos más alegres de esa visita con Labÿrinth y Vision Divine?

Ah, ¡fue maravilloso! ¡Fue una experiencia increíble claramente! Piensa que Labÿrinth y Vision Divine todavía están en la historia del metal italiano porque fuimos las primeras bandas que tocaron como headliners en un tour así largo en un continente como Sudamérica, así que aún nos preguntan lo que pasó, cómo pasó. Yo me acuerdo que fue una experiencia enorme porque tocamos en muchos países. Lo increíble es que en Chile fue el más pequeño y, sin embargo, fue el país y el show que todos los músicos de las dos bandas todavía tienen en el corazón. Chile tuvo algo especial para nosotros porque la gente es muy diferente. No quiero decir mejor o peor, eso no sería correcto para la de Argentina, de Brasil. Eso no importa, todos los fans son muy buenos con nosotros… lo que pasó fue algo extraño porque la atmósfera fue muy diferente, de mucha amistad inmediata, y claro, ¡fue muy increíble! Es muy difícil hablar y decirte todo lo que ocurrió y todo lo que pienso. Lo que sí es cierto es que todos los otros músicos, incluyendo los que no tocan más conmigo ahora, todavía se acuerdan de la gira que hicimos el 2000, porque fue muy especial para nosotros.

Labyrinth y Vision Divine en Chile - 2000Labyrinth y Vision Divine en Chile - 2000

Un recuerdo que tengo muy vivo de ese concierto en Santiago, es que tú y Mat (Stancioiu, batero) tocaron cerca de 25 canciones entre el repertorio de Vision Divine y Labÿrinth. Estabas cansadísimo, ¡y la gente comenzó a pedir Lady Lost In Time! Ustedes no la tenían puesta en el setlist, ¡y aun así la tocaron!

¡Sí!, claro, yo me acuerdo que fue la gira más dura para mí porque (risas) yo y Mat, y también Andrew McPauls (teclados), tuvimos que tocar dos shows cada noche y fue algo muy, muy duro para nosotros. Como tú entiendes, viajamos como por tres semanas por toda Sudamérica, y casi cada noche tuvimos que tocar… ¿35 fueron?, no sé, ¡sin embargo muchas (risas)!, y cuando nos pidieron Lady Lost In Time… uf… ¡claro que la íbamos a tocar! Si el público te pide, y te llama, y pagó, y está ahí para escuchar tu banda, tu música, ¡es una forma de respeto hacerlo si se puede!, siempre es bueno hacerlo como muestra de respeto al público, siempre. Sí, estábamos súper cansados (risas). Recuerdo que al final, después del show, ¡estábamos completamente destruidos!, ¡completamente! ¡No tenía más agua en mi cuerpo (risas)!

¿DADO POR MUERTO?: STREAM OF CONSCIOUSNESS ES “MÁS FUERTE QUE RETURN”

Un par de años más tarde sacaste el segundo de Vision Divine, Send Me An Angel (2002), y quizás ese disco no tuvo la misma respuesta que el debut. Y bueno, te fuiste de Labÿrinth, Fabio Lione se distanció, Andrew McPauls también, reordenaste Vision Divine, conseguiste otro cantante y cuando salió Stream Of Consciousness (2004), hubo un renacimiento potentísimo en tu carrera, justo, justo el disco que necesitabas para que la gente de nuevo hablara de lo que hacías en el presente…

Sí, mira, te digo: Stream Of Consciousness ahora, para mí, para la banda Vision Divine claramente, tiene la misma fuerza que tuvo Return To Heaven Denied para Labÿrinth. No es que yo lo prefiera más. Como historia, yo te digo que fue más fuerte que Return, porque cuando me fui de Labÿrinth, Fabio dejó Vision Divine al mismo tiempo y un montón de cosas cambiaron. Tuve que reconstruir el grupo por completo, ¿no? Todos aquí, en Europa también, todos hablaron de mí, de Olaf Thorsen, como algo que estaba muerto. Nadie creía que fuera posible que hiciera algo bueno. Me acuerdo cuando Stream Of Consciousness salió con un cantante totalmente desconocido (fue el primer trabajo que hizo Michelle Luppi), ¡todos pensaban que yo estaba como loco y cosas así! Cuando Stream Of Consciousness salió, yo te digo, ¡explotó!, fue como una bomba que explotó porque nadie se esperaba algo así y vendió muchísimo. Claro, esas son cosas que no me importan tanto, lo que sí me importa es que estaba de vuelta en la música. Eso es lo extraño del business como se llama. Siempre he sido el mismo músico, el mismo guitarrista, y días antes que el álbum sale todos piensan que uno está muerto, el disco ya está listo para ser distribuido, al día después todos lo escuchan, dicen ‘¡es algo increíble!’, ¡y otra vez eres un maestro (risas)!, y me enseñó mucho eso. Me enseñó que no tengo que leer lo que escriben, no tengo que leer lo que la gente habla en los forums, ¡sólo tengo que ser yo mismo!, y voy a estar muy tranquilo conmigo mismo porque yo sé que ahora no importa lo que pase, siempre tocaré lo que me gusta y cómo me gusta. Ese soy yo, ¡no puedo cambiar (risas)!

Vision Divine

Es buenísimo, ya que además sirvió para que Vision Divine volviera a Chile el 2007, en promoción de The 25th Hour (2007). De ese concierto se recuerda que el bajista no logró llegar a tiempo porque se perdió en el trayecto, y Michelle…

Ahhh… lo que pasó fue que el show se suponía que iba a ser en otro lugar y lo cambiaron al último día. El bajista tuvo que irse de vuelta al hotel y desde ahí llamó a un taxi para ir al lugar, mas todavía tenía la dirección del otro teatro y claro, se enteró no era el lugar correcto solamente cuando llegó hasta allá, entonces tuvo que buscarlo de alguna manera… ¡nadie sabe cómo lo hizo para llegar (risas)!, ¡nadie sabe cómo llegó (risas)! Y nos preocupamos mucho porque Cristiano (Bertocchi) no habla español, no hay muchas personas en Chile que hablen inglés y me dijo que fue muy complicado, ¡si estaba en una metrópoli muy grande!, ¿como de cinco millones?, ¿seis millones? Tenía mucho miedo, pensó ‘no voy a buscar el lugar’ y gracias a Dios lo hizo, ¡no sé cómo!, pero al final todo salió bien (risas).

¿¡POR QUÉ COLO COLO!? ¿¡POR QUÉ NO UNIVERSIDAD DE CHILE!?

Ahora que hablas de Chile, no sé si te gustaría hablar en público de tu relación con el país. Primero que todo, muchos acá han comentado esta foto tuya del ProgPower Fest de Estados Unidos, en la que apareces tocando con una camiseta del Colo Colo…

¡CLARO (risas)! ¡Colo Colo siempre vale (risas)! Y bueno, yo me casé con una chilena el 2004 y la conocí gracias a la primera gira que hicimos el 2000. Y hace… uf, desde el 2001 que alrededor de noviembre y diciembre, siempre me fui a Chile por tres semanas, un mes, ¡dos meses incluso!, a Santiago, Isla de Pascua, y para mí Chile fue como mi segundo país, de verdad. Yo quiero mucho a Chile. Creo que después de Italia, es el país que amo más. Una sola cosa que yo te digo es que tengo muchos correos cada vez que sale una foto mía con Colo Colo (risas). Tengo muchos chilenos que me escriben ‘¿¡por qué Colo Colo!?, ¿¡por qué no Universidad de Chile!?’. Lo que yo quiero decir claramente es que yo no soy chileno, soy italiano, y los hinchas de Colo Colo, los hinchas de la Universidad de Chile u otro equipo, ¡no tienen que enojarse!, porque para mí es una cosa muy diferente, claro. Para mí… ¿por qué Colo Colo?, simplemente porque la primera vez que me fui a Chile, prendí la tele y vi un partido de Colo Colo, ¡y me enamoré de Colo Colo!, como podría pasar con otro equipo como Universidad… simplemente fue así (risas). Claro, yo no soy chileno, no tengo ningún problema con los de Universidad de Chile ni ningún otro equipo. Ahora, yo tampoco sé quiénes se odian con quiénes (risas), no sé si me entiendes (risas). Yo no sé de esto y no me importa mucho, sólo es algo divertido, así (risas). ¡Que no se enojen si ven Colo Colo (risas)!

Vision Divine

¡(Risas) bueno! Quiero agradecerte mucho por esta entrevista, ¡fue un enorme agrado! Yo sé que el 2009 venías a tocar con Vision Divine a Chile, pero la gira se canceló por algunos problemas. ¿Qué podrías decirle a la gente que…?

…sí, porque no fue algo serio y como tú sabes es muy difícil tocar en Sudamérica, para las bandas de Europa siempre es algo muy complicado y el peligro (es) que siempre van a anunciar una gira y la cancelan después que la gente pagó por el ticket. Yo, lo siento mucho. Lo que pasó fue que yo entendí que las cosas no estaban muy serias, no en todos los países, mas en algunos de verdad sé que estaba como una estafa. Yo quiero al público, a los sudamericanos, y no quiero que alguien vaya a estafar a los metaleros con mi nombre, entonces tuve que cancelar todo. Ahora me encuentro arreglando las cosas, las estamos viendo, estamos intentando hacer algo más bien hecho. Yo espero que este año tengamos la posibilidad de tocar de nuevo. ¡Puede ser también Labÿrinth y Vision Divine juntos otra vez!

¡La revancha (risas)! Sea con Labÿrinth, sea con Vision Divine, siempre serás muy bienvenido a Chile…

¡MUCHAS GRACIAS! ¡MUCHAS GRACIAS!

El líder de VISION DIVINE, quien regresó a LABYRINTH para sacar el 2010 el trabajo «Return To Heaven Denied Pt. II – A Midnight Autum’s Dream», habla con los chilenos a través de una entrevista exclusiva con PowerMetal.cl.

Olaf Thorsen contesta preguntas acerca de la reunión con LABYRINTH, recuerda sus visitas «oficiales» al país tanto el 2000 como el 2007, y habla acerca de su cercana relación personal con Chile: «Yo me casé con una chilena el 2004 y la conocí gracias a la primera gira que hicimos el 2000 (…) Desde el 2001 que alrededor de noviembre y diciembre, siempre me fui a Chile por tres semanas, un mes, ¡dos meses incluso!, a Santiago, Isla de Pascua, y para mí Chile fue como mi segundo país, de verdad. Yo quiero mucho a Chile. Creo que después de Italia, es el país que amo más».

En esta entrevista, el italiano repasa anécdotas de las épocas cuando salieron discos como «Return To Heaven Denied» (1998), «Sons Of Thunder» (2000), «Vision Divine» (1999) y «Stream Of Conciousness» (2004), los más importantes de su carrera.

Además, al preguntarle sobre la cancelación de la gira sudamericana de VISION DIVINE el 2009, que incluía una parada en Chile, Thorsen señaló: «Ahora me encuentro arreglando las cosas, las estamos viendo, estamos intentando hacer algo más bien hecho. Yo espero que este año tengamos la posibilidad de tocar de nuevo. ¡Puede ser también LABYRINTH y VISION DIVINE juntos otra vez!», haciendo recuerdo del show de los dos grupos en la ex Oz, en noviembre del 2000.

Te invitamos a revisar la entrevista y leerla haciendo click en esta dirección.

Vision Divine

Corría el año 1998, y toda la corriente del powermetal italiano estaba en su mejor momento, bandas como LABYRINTH se consagraban con discos como RETURN TO HEAVEN DENIED, RHAPSODY sacaba su segundo y mas consagratorio álbum: SYMPHONY OF ENCHANTED LANDS, el que sea tal vez el mejor de toda su carrera; y otras bandas de un nivel bastante regular, aprovechaban el mencionado apogeo del metal itálico para mostrar su trabajo mas allá de sus fronteras, grupos como SKYLARK y su DRAGON SECRETS, HEIMDALL, PANDAEMONIUM o por ejemplo SHADOWS OF STEEL son una clara muestra de aquello.

Inmersos en este marco de gloria y fama, es como el entonces guitarrista de LABYRINTH Carlo Magnani, ( conocido en el mundo metalero como Olaf Thorsen ), motivado por todos sus temas compuestos en su tiempo libre, decide formar un proyecto paralelo a su banda de siempre, el que bautizaría con el nombre de VISION DIVINE, para esto, se haría acompañar por su amigo, el vocalista de RHAPSODY y ex vocalista de LABYRINTH: Fabio Lione (conocido en su paso por Labyrinth como Joe Terry) completando la banda: Andrea “tower” Torricini en guitarra, Andrew Mc Pauls en teclados y Matt Stanciou (Labyrinth)  en batería.

El nombre para la banda es la mezcla de dos conceptos: VISION, que es como se iba a llamar LABYRINTH cuando fue formado; y DIVINE, que es el nombre que tendría el disco solista de Olaf y que finalmente nunca fue lanzado. El proyecto ya tenia vida propia y sin duda que daría mucho que hablar.

Es entonces en el año 1999, cuando VISION DIVINE lanza su primer disco, el que deciden que sea un homónimo, y que recién lanzado se convierte de inmediato en un éxito total de ventas en Italia y en gran parte de Europa, comenzando a pasear el nombre de VISION DIVINE por los oídos metaleros del mundo entero.

El Angel de la Consagración…

Tras dos años de vida y de haber lanzado su muy exitoso álbum debut, VISION DIVINE aun cargaba con el peso de ser una banda proyecto, con pocas presentaciones en vivo y eclipsada por la fama de Labyrinth, por lo que se hacia necesario de manera imperiosa, el lanzamiento de un segundo disco.

Es así como a fines del 2001, comienzan a componer su segunda placa, la que posteriormente seria lanzada a comienzos del 2002 bajo el nombre de SEND ME AN ANGEL, el que siguiendo con el éxito de su antecesor, se transforma en un super ventas que catapulta a la consagración definitiva al grupo. Es tanto así, el poder y las alas propias que adquirió la banda, que Olaf Thorsen decide finalmente dejar Labyrinth para dedicarse de lleno a su trabajo con VISION DIVINE. El éxito de ventas es tal, que los lleva incluso a recorrer el mundo de gira, presentando su trabajo por muchísimos países, e incluso llegando a lugares tan lejanos como Sudamérica.

Con la renuncia definitiva por parte de Thorsen a su banda de origen, muchos cambios se producen en VISION DIVINE, siendo el más importante de ellos la partida de Andrew Mc Pauls y Matt Stanciou, quienes contrario a la opción de Thorsen, deciden quedarse en LABYRINTH en detrimento del despegue explosivo que por esos días experimentaba VISION DIVINE.  Los reemplazantes entonces, para los dos cupos que quedaron tras la partida de Mc Pauls y Stanciou fueron ocupados por: Matteo Amoroso en batería (Athena) y Oleg Smirnoff en teclados (ex Eldritch).

Un Cambio Radical…

En el año 2003, y siendo VISION DIVINE ya la banda a tiempo completo de Olaf Thorsen, se comienza a trabajar en el que seria su tercer disco de estudio, desafortunadamente el vocalista Fabio Lione, decide poner fin de manera amistosa a su relación con la banda, por problemas personales en la coexistencia de VISION DIVINE y RHAPSODY, por lo que de inmediato Thorsen comienza la búsqueda por un reemplazante de nivel, que cubriera el vacío dejado por Lione, y a la vez le diera a VISION DIVINE un sello propio.

El elegido entonces para esta labor fue Michelle Luppi, un talentoso vocalista italiano, que desarrollaba sus trabajos musicales de manera independiente así sus como clases de canto, y que contaba con una basta experiencia en vivo.

El mes de Abril del 2004 es finalmente lanzado STREAM OF CONSCIOUSNESS, tercer disco del grupo y un cambio radical en términos del sonido de la banda, con un Luppi completamente afiatado con el estilo del grupo este disco es un verdadero giro en el sentido que VISION DIVINE de ahora en adelante daría a su música; un disco conceptual marcado por catorce intensos capítulos que se erigió por la prensa especializada como uno de los mejores discos de powermetal de ese año.

De hecho, es tanto el éxito de la banda, que cancelan todos sus acuerdos previos para firmar definitivamente contrato con Scarlet records para Italia, King records para Japón y METAL BLADE para la distribución del disco en el resto del mundo. Al año siguiente se edita un DVD en vivo, el primero en su carrera, y que lleva por titulo: STAGE OF CONSCIOUSNESS, que presenta el mencionado tercer disco entero, de principio a fin, mas algunos bonus tracks de la era Lione, y donde queda demostrada toda la infinita capacidad del nuevo frontman de la banda. Mientras tanto Olaf Thorsen ya trabajaba en las ideas de su próximo disco.

Una Máquina Perfecta…

Tras el exitoso lanzamiento de su primer DVD oficial, VISION DIVINE hace un viaje al oriente,  presentándose en dos impresionantes shows en Osaka y Tokio, quedándoles pocos lugares del mundo por recorrer y pavimentando el camino a costa de buenos comentarios, para el que seria su cuarto disco de estudio. En Octubre del 2005 el nuevo disco llega, otro trabajo conceptual que al igual que STREAM OF CONSCIOUSNESS, toma influencias mucho mas rockeras y que lleva por nombre THE PERFECT MACHINE, disco que además fue producido por el guitarrista de STRATOVARIUS: TIMMO TOLKKI.

THE PERFECT MACHINE resulta ser un disco impresionante, carismático, con muchísimo feeling, y que aleja a VISION DIVINE de los cánones establecidos por las demás bandas italianas, es un disco muy rockero, bastante ecléctico, y que ratifica que lo de VISION DIVINE dejo de ser una promesa o un proyecto, para convertirse en una gran realidad.

visiondevineband

Han pasado ya cerca de 2 años, desde que el grupo del ex-Labyrinth Olaf Thorsen, Vision Divine editó su segundo disco de estudio denominado Send me an Angel, y la verdad es que al revisar su última entrega no nos cabe duda que el grupo ha evolucionado bastante, hacia un sonido más maduro, más complejo y compositívamente hablando mucho mas acabado. Stream Of Consciousness es su nombre y ha llegado para demostrarnos que a Vision Divine le queda mucho aun por entregar y por sorprender. La inclusión de Michelle Luppi en las voces en reemplazo de Fabio Lione, es sin lugar a dudas todo un acierto y le da un sonido renovado y concreto a este Vision Divine versión 2004.

El disco abre con una extraña intro llamada Stream of Uncoinsciousness, que viene siendo el primero de los catorce «chapters» que contiene el disco y que sirve de bienvenida para lo que viene a continuación: Secret of Life una canción potente, con un muy buen riff de guitarra y un coro increiblemente pegajoso, como suele ocurrir por lo demas con los «opening tracks» de esta clase de discos, por lo menos al escuchar por primera vez Secret of Life uno no puede dejar de escuchar el resto del disco y asi descubir que será lo que viene después.

A continuación aparece Colours of my World que tiene un inicio a medio tiempo, que luego acelera para dejarnos otra vez con un tema que sigue la tónica de todas las canciones del disco, un metal con un toque bastante clásico y que es increiblemente melódico. Es el tema mas largo del disco y con sus cerca de siete minutos y medio nos muestra que en general este disco es bastante distinto a sus dos antecesores ya que viene cargadísimo con ese ya mencionado sonido «clásico» y que a veces bordea el AOR. Muy buen tema.

El cuarto capítulo del disco se llama In the Light y es una canción instrumental de cerca de minuto y medio, que desde mi punto de vista no es muy afortunada. A decir verdad más que una canción propiamente tal es mas una especie de mini-introducción para The Fallen Father, la quinta canción del disco y que pese a que es bastante mas cadenciosa que los otros temas, mantiene una potente dosis de melodia pura. Lo que prosigue entonces es uno de los temas más logrados del disco, La Vita Fugge, que comienza con cerca de 40 segundos de un diálogo en italiano, y que desencadena en un riff potentísimo, muy veloz y en toda la vena del clásico powermetal de la escuela italiana, en este track Vision Divine vuelve más al sonido típico de Vision Divine y Send me an Angel, y de paso nos muestra toda la potencia del nuevo vocalista Michelle Luppi, el tipo definitivamente sabe lo que hace y nos lo deja más que claro en los últimos minutos de esta misma canción con un grito sencillamente impresionante.

Visions of the Same y Through the Eyes of God, son los siguientes dos tracks, y aquel mencionado sonido «antiguo» y AOR del disco aparece nuevamente con mas fuerza que nunca especialmente en el primero. Desde mi punto de vista este nuevo sonido de Vision Divine me parece buenísimo, y altamente recomendable, de hecho la experiencia con sus antecesores no habia sido buena, hablando claro desde una vision muy particular, encontré que Vision Divine es un disco bastante discreto, y que Send Me an Angel, mejora bastante pero sin terminar de convencer del todo, sin embargo este Stream Of Consciousness me parece sencillamente notable y por lejos el mejor de los tres discos, sin duda.

El disco continua entonces con Shades, la que es una canción con un sonido muy «italiano», particularmente en la introducción que es de esas en que el teclado guía la melodía por sobre la guitarra a gran velocidad, un tema regular pero que no empaña en lo absoluto el trabajo global y certero del disco como totalidad.

We Are, We Are Not es tal vez el tema mas bajo del disco, tiene un sonido similar a las otras canciones, con un riff de guitarra marcadísimo pero sin peso y algo monótono. Ademas tiene la evidente desventaja de estar despues de verdaderos temazos por lo que comparada en ese contexto es bastante menos lograda que las demas. Posterior a esta última canción, el disco trae una nueva cortina instrumental que curiosamente es de dos tracks seguidos, Fool’s Garden y The Fall of Reason.

El disco vuelve a levantar con Out of the Maze, un temazo de principio a fin, solidísimo, muy potente y con un coro increiblemente pegajoso, más una guitarra acertadísima y para finalizar con estos catorce capítulos la balada Identities, que pasa sin pena ni gloria por el disco pero que sirve al menos para despedir esta entrega de cerca de 60 minutos de un muy buen metal.

En definitiva y como conclusión general podemos decir que estamos ante un disco buenísimo, mas que nada sorprendente, con un sonido maduro y acabado, y que como mencionabamos anteriormente tuvo en la inclusión de Michelle Luppi un aporte absoluto al sonido de la banda. Stream Of Consciousness es una de las mejores entregas de lo que va del año seguro, ademas de ser un imperdible para aquellos fanaticos del powermetal. Bien por Vision Divine.

Hemos tenido la fortuna de poder conversar con un gran personaje, hoy por hoy, en la escena Power Metalera europea. En un momento crucial de su carrera, el ex-guitarrista y fundador de Labÿrinth, actualmente dedicado 100% a Vision Divine, Olaf Thörsen, nos cuenta en exclusiva acerca de su salida de Labÿrinth, sus proyectos, intereses y perspectivas acerca su futuro próximo.

Olaf Thorsen

Bueno, Olaf, primero que todo, es un gusto poder conversar contigo. Y no podemos iniciar una conversación sin preguntarte acerca de tu salida de Labÿrinth. ¿A qué se debió? ¿Diferencias musicales, personales? ¿Porqué señalaste que «eran 5 contra 1, y a pesar de ser un miembro fundador, decidí irme»?

Hola a todos. Quiero pedir disculpas por haber dejado la banda que fundé hace casi once años, pero realmente ya no habían razones para que me quedara. Yo estaba cinco contra uno en contra en cada decisión que discutíamos y no existían posibilidades de arreglar las cosas en el futuro.

Estábamos hablando acerca del próximo álbum de Labÿrinth y mis ideas eran totalmente distintas a las del resto. Teníamos simplemente diferentes opiniones, pero en un grupo eso es crítico. Estaba acostumbrado a trabajar para mi banda, traer ideas y después seguir. Esta vez fue distinta, y cuando noté que mis ideas no estaban OK para el resto del conjunto, lentamente me empecé a sentir incómodo. Por supuesto que hay muchas otras razones que a través de los años me llevó a tomar esta decisión, pero no quiero decirlas en público.

En relación con lo anterior, has señalado que te dedicarás 100% a Vision Divine, banda integrada además por Andrew McPauls y Mat Stancioiu, miembros de Labyrinth. ¿Crees que habrá algún tipo de resquemor con ellos, y que eso se trasunte en la parte compositiva?

Sí, habrán problemas. No personales pero Vision Divine y Labÿrinth son ahora dos bandas diferentes, con distintas vidas y objetivos. Nadie puede asegurar que en el futuro vayamos a cruzar y para evitar eso lamento decirte que tendremos que cambiar de batero y tecladista. Mat decidió enfocarse en Labÿrinth, mientras que Andrew me pidió continuar hasta al menos la gira sudamericana, y ahí se tomará una decisión.

Siento mucho esto, pero es la única buena opción que tengo para hacer de Vision Divine una real banda. Mat es más un amigo que un baterista, pero aún cuando es duro, las personas tienen que elegir. En todo caso, no se preocupen por los shows, eso ya lo arreglamos por lo que nadie sufrirá de esta partida artísticamente hablando.

¿Alcanzaste a participar en la composición de algunos de los temas de Labÿrinth antes de tu salida?

Sí, las compuse. Honestamente no tengo idea qué irán a hacer con este material. No me preocupa en este momento.

Con tu salida de Labÿrinth, ¿te dedicarás sólo a Vision Divine, o planeas algunos proyectos paralelos?

No, eso es todo. Ahora que dejé Labÿrinth hay sellos que me están ofreciendo contratos para hacer un álbum solista, pero me estoy enfocando en el nuevo de Vision Divine. Quizás más tarde pensaré en otra cosa, pero no por ahora, de seguro.

¿Crees que, a la larga, la decisión de dejar Labÿrinth para enfocarte en Vision Divine fue, más bien, forzada por las circunstancias? ¿O fue una decisión muy meditada?

Me tardé dos años en tomar esta decisión. Las cosas no estaban bien dentro de la banda desde hace mucho tiempo, pero quería al grupo tanto que siempre trataba de arreglar las cosas y después seguir. La última decisión fue tal vez emocional, pero estaba seguro de lo que estaba haciendo. Opté por ser sincero conmigo mismo como siempre he tratado de serlo.

Pasando a otro tema, nos gustaría saber tu opinión acerca de «Send Me An Angel»… ¿qué opinión te merece? ¿quedaste conforme con el disco? ¿cómo han estado los resultados en cuanto a la aceptación de los fans?

«Send Me An Angel» es un buen álbum, diferente a Vision Divine o Labÿrinth, pero refleja perfectamente mi estado emocional en esos difíciles momentos. Estoy totalmente satisfecho con el disco, a pesar de la retórica frase de que POR SUPUESTO siempre puedes hacerlo mejor. La gente lo tomó bien al final, incluso si admito que al principio, la respuesta fue algunas veces de «sorpresa».

Quizás estaban esperando de nosotros el mismo y típico Power Metal italiano, pero no me importaba. Siempre demuestro primero que con cada trabajo puedo hacer algo nuevo, aun en el mismo tipo de música y el resultado final fue bueno. Vision Divine ahora está más libre de ir musicalmente dondequiera nosotros queramos y pienso que estamos menos encadenados al «doble bombo y veloz» sonido que ahora tantas bandas italianas están tocando.

¿Cómo podrías definir el sonido de Vision Divine? ¿Qué podemos esperar para el futuro con VD? ¿Crees que es un proyecto con la solidez que acarrea Labÿrinth con sus años de carrera?

Esa es una pregunta imposible de responder. Lo que hace una banda a través de los años es también una cuestión de suerte y del álbum justo en el momento preciso. Pienso que Vision Divine es al menos tan bueno como Labÿrinth, hasta diría que con más experiencia ahora y menos presión de los sellos.

La gente obviamente considera a Labÿrinth como el grupo que comenzó con el metal italiano, mientras que entiendo que Vision Divine es un nuevo nombre, pero que crece y muy rápido. Nadie puede predecir si es que vamos a ser más grandes que Labÿrinth, pero de seguro que haremos nuestro mayor esfuerzo para hacer las cosas lo mejor posible. El tiempo dirá si lo hicimos bien o no.

Hemos escuchado críticas a «Send Me An Angel», en el sentido de que «es muy parecido a Labyrinth»… ¿qué opinión te merece ello?

Ah ah. Que extraño… Este disco tuvo reviews diferentes dependiendo de la revista o del país. Similar a Labÿrinth… no lo creo. «Send Me An Angel» es el trabajo más oscuro que he escrito, mientras que en general las canciones de Labÿrinth son más «solares», más abiertas. Soy la misma persona por supuesto, guitarrista y compositor, por lo que no me es difícil reconocerme…

¿Cómo evalúas el progreso y evolución que la escena italiana ha tenido de un tiempo a esta parte? ¿Crees que existe una especie de «sobrepoblación» de bandas italianas?

Estaría de acuerdo con la última parte de la pregunta. Estamos sobresaturados y para serte honesto no veo nada nuevo moviéndose. En estos momentos todos tocan Power Metal y no creo que las cosas vayan a cambiar muy pronto. Tenemos algunas bandas que hacen otros estilos, claro, pero todos los recién llegados, mejor dicho la mayoría, pareciera que quisiesen seguir este movimiento y hay una gran falta de ideas y originalidad.

¿Cuál es tu relación con otras bandas italianas como Rhapsody, Secret Sphere, Projecto o Skylark?

Me llevo bien con todos. Tengo una vida muy privada, por lo que cuando no estoy tocando no me encuentro fácilmente con las bandas. En un tour o un festival no tengo razones para odiar a nadie. J

También he cooperado con otras bandas, pero eso fue en el pasado distante y en los últimos años no he hecho nada más que no fuese con mis bandas. Las razones fueron por la falta de tiempo y por el hecho que no quería mezclar mi nombre con tantos grupos

¿Cuales son tus inspiraciones e influencias al momento de componer música?

Simplemente toco la música que siento en mi mente. No sería fácil de señalarte mis inspiraciones, ¡realmente!.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos de la época en que eras sólo un fan, como muchos de nosotros, del heavy metal? ¿Algún recital que te haya marcado?

Seguramente «Clash Of The Titans» en Florencia, 1991, con Slayer, Testament, Megadeth y Suicidal Tendences. Un increíble festival que todavía recuerdo como si fuera ayer.

¿Quién te incentivó a tocar guitarra, y a dedicar tu vida a la música? ¿Soñabas con alguna guitarra en especial?

Simplemente comencé a tocar en un garage, porque en mi ciudad no existen otros lugares como para hacerlo, además de algunos pub-discotheques.

Luego, con dos amigos míos empezamos a tocar por nuestra cuenta. No tenía ningún tipo de planes en particular, sólo quería divertirme y luego, con el paso de los años, las cosas se dieron solas hasta que llegó el momento en el que sentí que podría hacerlo, y decidí intentar ser músico. Nunca tuve problemas con mi familia al respecto y puedo decir que mi madre estuvo feliz. Ella es artista también, actriz de teatro, así que comprendió qué significaba amar el arte, a pesar de que el mío sea diferente al que a ella le apasiona.

Todos, en la vida, tenemos momentos malos, depresivos, en los que nos cuestionamos muchas cosas. ¿Has pasado por momentos así en tu vida como músico de elite?

He tenido muchos malos momentos en mi carrera. Veníamos de un país «nuevo» en lo que a heavy metal se refiere como lo es Italia, así que cuando entramos a la «industria» no teníamos ningún tipo de experiencia, y nadie que nos pudiese aconsejar o guiar. Cometimos muchos errores, confiamos en personas equivocadas y vimos cómo gran parte de nuestro esfuerzo se desvanecía debido a personas deshonestas. Pero bueno, así es la vida. Los errores existen para hacerte más fuerte, creo, y no pienso estar toda mi vida lamentándome por ellos. Aprendí mucho de lo que hice mal, y seguramente estoy mejor preparado para que me hagan tonto de nuevo.

¿Cuáles son tus recuerdos de tu visita a Chile, en Noviembre del 2000? Fue un recital muy emocionante para nosotros, especialmente cuando Tower Torriccini fue a la galería a cantar con nosotros las canciones de Labyrinth!

Chile es el país que más amamos, y no estoy bromeando. Todavía tenemos a Chile en nuestros corazones por razones muy diversas, y esperamos tener la oportunidad de volver allá tan pronto como sea posible. Acerca de Andrea y los otros músicos de la banda, son realmente como los viste: gente sencilla que toca música por pasión, no como un trabajo.

¿Qué mensaje podrías dejarle a los muchos jóvenes que desean dedicarse a la música, pero que muchas veces se lo cuestionan debido a presiones familiares?

Pienso que la gente joven, especialmente, no debería comenzar a tocar pensando en convertirlo en su trabajo. Lo mejor que podrían hacer entonces es estudiar duro, y probablemente deban enfrentar que el Heavy Metal no es lo mejor para tocar, si lo ves como una «carrera».

Lo primero es tocar esta música para divertirse. No sentirse nunca satisfecho contigo mismo, siempre buscar crecer y mejorar, como músico y como persona. Si haces eso todo el tiempo, y si además tienes algo especial en tus manos o en tu mente, quizás entonces puedas alcanzar tu sueño, pero te repito: tómalo como un sueño, y nunca te deprimas si no lo logras. La música es diversión y pasión, no un asunto de lograr una cierta cantidad de copias vendidas.

Bueno, Olaf, ha sido un gusto para nosotros poder entrevistarte. Siéntete libre para saludar a todos los fans chilenos, que te estiman y respetan mucho, como un gran aporte al Power Metal de los últimos años…

¿Qué más puedo decir? «Yo te quiero mucho Chile», espero volver pronto a este hermoso país, listo para un nuevo gran show con Vision Divine.

Me gustaría sólo decir esto: tomen la música como una instancia para divertirse, y compartir diferentes experiencias. Que nunca la música llegue a ser una razón para odiar o dividir a las personas.

labyrinth

Hola Rob … antes que todo, es un agrado poder entrevistarte para www.powermetal.cl. Cuéntanos, ¿cómo fue tu llegada a Labÿrinth?

Roberto: Bueno, yo me uní a la banda en Marzo de 1997. Ellos estaban buscando un nuevo vocalista, hice una pequeña audición y después de una semana ellos me dijeron «hey, eres el nuevo vocalista».

¿Cuáles son tus influencias musicales? ¿Y tus bandas favoritas?

Roberto: Yo vivo para la música, y eso quiere decir TODA la música. Mis influencias son muchas, desde Stevie Wonder, Gino Vannelli (un cantante fusión ítalo-canadiense) y Plácido Domingo hasta Glenn Hughes, David Coverdale, Rob Halford, Eric Martin, Freddie Mercury (el más grande!!) e Ian Gillan.
En cuanto a las bandas … Queensrÿche, Rush, The Beatles, Iron Maiden, Deep Purple, Uriah Heep, Led Zeppelin, Royal Hunt, Fates Warning, Mr. Big (con Gilbert), Queen … como pueden ver, prefiero el pasado!

¿En qué está Labÿrinth hoy? Acá recientemente hubo rumores de problemas al interior de la banda …

Roberto: Mentira!! Todavía estamos VIVOS!! Grabaremos un álbum en vivo en Enero y estamos trabajando para sacar un nuevo álbum, que será lanzado aproximadamente entre Junio y Septiembre del 2002.

¿Algún integrante de Labÿrinth tiene algún proyecto paralelo?

Roberto: Como saben, Olaf está con Vision Divine (el nuevo álbum es increíble!!!!). Andrew McPauls está componiendo su primer álbum como solista. Anders Rain y yo estamos grabando un trabajo divertido y más bien en un estilo «norteamericano», pero no sabemos si vamos a lanzarlo o no … sólo es por diversión. Desde 1996 yo canto y toco el bajo en un histórico grupo pop progresivo italiano llamado New Trolls. Estudio canto lírico y hago clases de canto (rock y soul).

¿Cuál es la razón por la cual los integrantes de Labÿrinth usan seudónimos en vez de sus nombres reales?

Roberto: En 1995, los italianos preferían escuchar bandas extranjeras, así que Labÿrinth tuvo que usar seudónimos como una especie de «disfraz» … y funcionó perfectamente!! Todos decían … «buena banda!!, deben ser alemanes o suecos». Pero poco tiempo después ellos estarían orgullosos de descubrir que esa banda era italiana!!
Hoy en día, los músicos italianos pueden usar sus verdaderos nombres, y todo eso debido a nosotros!! En el próximo álbum voy a usar mi verdadero nombre, Roberto Tiranti!!

Labÿrinth es una banda que disfruta arriba del escenario, y eso se nota mucho en la calidad de la ejecución musical que hacen en vivo. ¿Cómo logran ese feeling en el escenario?

Roberto: Nosotros vivimos para la música. Amamos la música y cada vez que tocamos queremos entregar las emociones que llevamos dentro. Queremos ver a la gente feliz y capturada por nuestras canciones. Esa es nuestra razón de vivir!!

A qué crees que se debe el «boom» de bandas italianas que se ha dado especialmente en los últimos 5 años? ¿Cómo evalúas la escena powermetalera en Italia?

Roberto: Algunas cosas suceden sin tener una razón verdadera, sólo ocurren. Pero en una pequeña parte puedo decirte que es debido a nosotros y a Rhapsody. Después de nosotros, muchas bandas comenzaron a buscar un acercamiento más profesional a la música, y como sabes, en Italia hay muchos buenos músicos!
En cuanto a la escena, está llena de buenas bandas, pero algunas veces existe mucha envidia y nula cooperación!

Relacionado con la pregunta anterior … ¿qué crees que hay que hacer para fortalecer la escena sudamericana?

Roberto: … Realmente no lo sé … lo único que puedo decir es … KEEP ON ROCKIN’!!!!!!!

Volviendo a tu gran banda … cuáles son tus recuerdos del recital que dio Labÿrinth junto a Vision Divine en Chile hace un año atrás?

Roberto: Bueno, lo primero es la bandera que algunos fans nos regalaron con los nombres de ambas bandas … fue algo demasiado especial para nosotros!! Y bueno, el público estuvo increíble, todos cantando conmigo … jamás lo olvidaré!!!!!

¿Cuál es el tema de Labÿrinth que más te gusta cantar? ¿Porqué?

Roberto: «Kathryn», «Moonlight», y «State Of Grace», esta última porque fue la primera canción que canté con Labÿrinth.

¿Eres amigo de Skylark? ¿Cómo evalúas tu participación en el último trabajo de esta banda?

Roberto: Fue fantástico! Skylark son muy buenos tipos y buenos amigos, y pienso que en el futuro llegarán a ser una banda importante, y no sólo en Italia!!

Bueno, Rob, para terminar, saluda a los fans de Labÿrinth en Chile y Latinoamérica que leen esta entrevista en www.powermetal.cl …

Roberto: Espero tocar pronto nuevamente en el maravilloso Chile, donde encontré no sólo fans, sino además verdaderos amigos!!! KEEP ON’ ROCKIN’!!