Entradas

Los conciertos tienen algo súper especial. Es el encuentro entre el artista y su público. Es la forma que tienen los fans de ver a sus bandas en directo y éstas de retribuir el cariño de la gente dejando todo en el escenario, poniendo el alma en esto tan bello que es la música. Y en el metal esto se acrecienta, puesto que el sentimiento por este estilo es casi religioso, especialmente en estas latitudes del mundo. Todo ello lleva a que la comunión artista – público se acreciente cada día más.

radaghast_4

La razón de este preámbulo es el fenómeno que produce Nightwish en nuestro país, y más aún, el fenómeno de Tarja Turunen. Es una de las artistas más queridas dentro de nuestra escena, lo que se demostró el pasado mes en la Noche Escandinava, junto a sus amigas y compañeras sopranos Marjut e Yngwild y la pianista Izumi, donde fanáticos de Nightwish repletaron el Teatro Tobalaba, con el único anhelo de ver a Tarja, en su otra y más grande pasión: la música docta. Además el cariño que ha profesado, no sólo Tarja, sino que el resto del grupo, al calor de la gente en Sudamérica, en contraste con la a veces frialdad europea, hacía presagiar que este concierto sería memorable, no sólo para los fanáticos de esta banda finlandesa, sino que para la banda misma.

Es que el fenómeno Nightwish, elaborado sobre la base de talento, composiciones maravillosas, y la angelical voz de Tarja, han traspasado las barreras de nuestro conocido y querido Power Metal, rozando estilos más oscuros y góticos. Por eso no extrañó la presencia de fanáticos del dark metal, entre la multitud que repletó el recinto de calle Manuel Montt.

Y la velada se inició puntualmente con los nacionales de Radaghast, quienes, pese al desconocimiento de la gente sobre quién sería la banda soporte, y a lo poco familiar que resulta una banda emergente en un concierto de estas magnitudes, logró sorprender al público que repletaba el recinto con un Power Metal de la vieja escuela, influenciado por los alemanes de Helloween, con un gran trabajo como conjunto, melodías afiatadas, muy buen sonido, y temas rápidos y poderosos, como The Magic Light Of nightwish2_conferencia4Power o la poderosísima Son Of The Silence, además de ejecutar de muy buena forma un himno del Heavy Metal, Hail And Kill, de los reyes del Metal, Manowar. En suma un gran show, al que quizás le faltó una introducción apropiada y un poco de trabajo en escena, debido quizás a la ansiedad de participar por primera vez en un evento de esta magnitud, pero sin dudas gratamente sorpresivo, que encendió los fuegos y mostró que en Chile existen grandes bandas emergentes. Y Radaghast es una de ellas. Es de esperar que sigan por la buena senda, que los humos estén donde corresponden, porque poseen un gran potencial. Gran debut.

Setlist de Radaghast:

– God Of Thunder
– Son Of The Silence
– Fly To Live
– Hail And Kill (Cover de Manowar)
– The Magic Light Of Power – Freedom For All

Tras una espera corta, luego de la salida de Radaghast, las luces se apagan, lo esperado estaba a punto de comenzar, y un sinfónico intro inunda cada rincón del Providencia, al tiempo que los primeros acordes de Bless The Child, de mano de Jukka, nos indicaban que esto había empezado…, entra el resto de la banda en su conjunto, y es imposible poder despegar los ojos de Tarja, vestida con un ceñido y gatubélico traje negro -que sacó aplausos por sí solo y motivó chilenismos varios, incluyendo el fantástico “mijita rica”, que enrojeció el blanco rostro de porcelana del ángel de Finlandia-. Comenzaba una noche mágica, en la que su belleza y talento, venidos de esa celestial voz, nos hacían presagiar que algo inolvidable vendría. A pesar de que su voz sonó algo baja en un inicio, esto duró un tiempo breve, y pudimos comenzar a disfrutar de ese perfecto caudal vocal que nos entregaba segundo a segundo. Impresionante el momento al final del tema que abre su último trabajo, Century Child, donde Tarja queda sola cantando con las luces puestas sobre ella, lo que arrancó los espontáneos aplausos de un público que ya, antes de comenzar el concierto, estaba absolutamente entregado.

nightwish2_05

End of All Hope, con ese inicio similar a Wishmaster, prosiguió con la descarga. Un tema con un poderosísimo sonido, apoyado por la fuerza y la fantástica técnica de Jukka Nevalainen en la batería, que se lució durante todo el concierto. La velada continuó con un guiño a su anterior disco, el gran Wishmaster, con la preciosa Come Cover Me, donde nuevamente la dulzura total de Tarja deslumbró. Es una redundancia, pero uno no puede dejar de admirar semejante voz… y semejante belleza. The Kinslayer, uno de los mejores temas de Wishmaster, fue la siguiente en la lista, hizo que el público cantara y disfrutara de forma extásica, con mucha fuerza, y marcó el comienzo de una mayor notoriedad por parte de Marco Hietala en el bajo y en las voces, ya que aporta experiencia a la banda, además de su gran carisma, a través del cual muchas veces se robó la película (demostrando además a algunos músicos que es posible tocar bien y fumar arriba del escenario). Todo ello da un notable plus a la banda y un gran complemento a la dulce y potente voz de Tarja.

Esta influencia de Marco se hizo patente en uno de los mejores temas de la noche, la fantástica Dead To The World, donde el dueto dorado finlandés, conformado por las voces de Marco y Tarja, hizo gala de una combinación notable, perfecta y sin baches, notándose sobremanera las horas de ensayo y duro trabajo para lograr tal química. El concierto prosiguió con el single de su nuevo trabajo, la hermosísima y emocionante Ever Dream, ejecutada de forma preciosa y precisa, con notables intervenciones en los coros por parte de Hietala. En aquel momento se produjo un inconveniente técnico, provocado por la efervescencia del público, que hizo que las rejas que separaban al público del escenario comenzaran a ceder e incluso que una de éstas se rompiera, lo cual provocó una pequeña suspensión del concierto debido a que se temía por la integridad de las personas cercanas a la barrera; este tiempo fue utilizado sabiamente por algunos fans para salir un poco del teatro y respirar un poco de “smog puro”.

nightwish2_01

De vuelta al infierno en que se había transformado el Teatro Providencia, la banda volvió con Tenth Man Down, de su EP Over The Hills and Far Away, tema con el cual el público disfrutó bastante. Y luego vendría una gran sorpresa , pues la diva del Power Metal mundial se retiró por unos momentos del escenario, para dar paso a un cover, Crazy Train, de Ozzy Osbourne, tema que, a pesar de ser ejecutado de forma bastante original y muy bien cantada por Marco, contó con una participación algo tibia de la mayoría del público, debido al vacío que se sintió con la ausencia de Tarja en el escenario.

Con el retorno de Tarja, vino el único tema del increíble Oceanborn ejecutado en esta velada,nightwish2_04 la superlativa Sacrament Of Wilderness. Fantásticos cambios de ritmo y la inigualable voz de la diva sacaron brillo a este ya clásico tema, que fue ejecutado un par de tonos más abajo que la versión original. Posteriormente vino quizás el tema más pesado de Nightwish (de hecho así fue presentado por Marco), Slaying The Dreamer, ejecutado de forma magistral y sin ningún tipo de baches, en lo que fue la tónica de la noche. Un riff afilado por parte del sobrio y muy correcto Emppu, y voces “childrenofbodomianas” por parte de Marco, más la dulzura de Tarja (especialmente en el final) potenciaron aun más la descarga energética de este tema.

Con la extensa Beauty Of The Beast, que contó con momentos muy emotivos, y en el cual apreciamos a Tuomas Holopainen -quien, hay que reconocerlo, se llevó gran parte de las preferencias de la fanaticada femenina que asistió en masa al concierto- absolutamente absorto y comprometido en su música, como toda la noche, comenzaba a cerrarse la primera parte del show, la que culminó con la muy energética Over The Hills And Far Away, de su EP homónimo, disfrutado a rabiar por las 1.500 personas que agotaron las entradas para el concierto. Quizás Nightwish quiso dedicar esta canción al público local, asociando el tópico de la canción con el cruce de la Cordillera de los Andes y la llegada a nuestros valles. Bueno, eso es algo que sólo Nightwish nos podrá responder.

Pero el público quería más. De hecho, Nightwish no podía irse de Chile sin regalarnos ese tema, que le da el nombre al anterior trabajo de este quinteto, que tanto pedía el público. Pero para eso habría que esperar.

Con Sleeping Sun, tema con el cual la banda volvió al escenario, el público se dejó llevar por esa tibieza hipnotizante que genera el sonido de Nightwish, una especie de brisa de aire tibio en medio del desierto blanco, todo ello sumado a la hermosa vestimenta con la que Tarja salió a escena. Finalmente el turno de recordar a su primer trabajo, Angels Fall First, llegó con la emotiva Beauty And The Beast, en el cual nuevamente el dueto compuesto por Tarja (The Beauty) y Marco (The Beast) funcionó de forma notable, lo que se hizo notar especialmente en el dialogo que abre la parte vocal del tema, sin lugar a dudas excelente.

nightwish2_06

Y el momento tan esperado por la fiel fanaticada chilena llegó. El cierre del show no podía ser otro. La maravillosa Wishmaster, cuyo coro cantado por todo el público se debe haber sentido hasta en Argentina, fue un regalo para un público absolutamente extasiado y agradecido, con la entrega de este afiatadísimo quinteto nórdico, que recibió una cálida ovación antes de retirarse del escenario.

Sin dudas, estas dos horas (y algo más) de adrenalina y emoción quedará grabado a fuego en nuestras memorias, oídos y corazones durante mucho tiempo. Una banda chilena emergente nos hizo vibrar, y un quinteto finlandés consagrado nos llenó el alma y los oídos y nos transportó a otro mundo. Y por último, hay que señalar algo muy especial. Cuando las bandas tocan en el escenario del Providencia, no quieren irse, y realmente les duele tener que dejar a ese maravilloso grupo de fieles seguidores, quienes entregan su alma y se rompen las gargantas al ritmo de las guitarras afiladas y melódicas. Es de esperar que esa aura que el público chileno posee, no se muera nunca. Y con bandas como Nightwish, la mística está asegurada.

nightwish2_02

Setlist de Nightwish:

– Intro
– Bless the Child
– End Of All Hope
– Come Cover Me
– Kinslayer
– Dead To The World
– Ever Dream
– Tenth Man Down
– Crazy Train (Cover de Ozzy Osbourne)
– Sacrament of Wilderness
– Slaying The Dreamer
– Beauty Of The Beast
– Over the Hills And Far Away
Encore
– Sleeping Sun
– Beauty And The Beast
– Wishmaster

A estas Alturas, Nightwish no necesita mayor presentación, con sólo 5 años de vida, esta banda finlandesa es en Europa algo mucho más importante que lo que pudiéramos imaginar…con un álbum (Century Child) que se convirtió en disco de oro sólo en 2 horas (sí, leyeron bien), no hay palabras que resuman bien, el tremendo legado que ya han dejado en el metal sinfónico-operático. En esta ocasión, PowerMetal.cl conversó con el mentor de la banda, Tuomas Holopainen, quien en una entrevista muy especial, habla sobre lo que sido la banda y el metal para él.

Nightwish

Tuomas, comencemos con el lejano pasado: cuando eras un niño pensaste alguna vez que te convertirías en un famoso músico metalero a nivel mundial?. ¿Te has detenido recientemente a pensar en tus primeros años como músico y lo has contrastado con la increíble realidad actual? Es sorprendente no?

Bueno, SÍ! Quiero decir, esto nunca fue mi “último sueño”, comenzó como un hobby y luego pasó a algo más serio. Nunca me puse al frente de un espejo a practicar gestos de “Estrella de Rock”, haha! Todo fue creciendo poco a poco. Esto además, es un hecho que ha permitido hacer mi música más honesta. Cuando era un niño soñaba con convertirme en un biólogo marino, y ese sueño aún existe, pero ahora el tiempo es para Nightwish, lo más importante en mi vida.

¿Cuál es tu fuente de inspiración cuando compones? Has experimentado algún cambio en este sentido respecto a los primeros años?

La más grande inspiración proviene de mi propia vida, cosas personales y deseos. Así ha sido siempre. Las canciones tratan de cosas importantes para mí, temas de los cuales estoy cerca. No me puedo imaginar componiendo una canción acerca de algo que no esté relacionado conmigo a nivel personal. La principal fuente de inspiración viene de la música de películas, del cine, especialmente para el actual álbum “Century Child” album. Considero que los nuevos temas estarán muy cerca de compositores como Hans Zimmer o Trevor Jones!

Nómbrame a tus músicos clásicos favoritos…

No soy un gran fanático de la música clásica, como te mencioné, prefiero los compositores de música de cine como Hans Zimmer, Danny Elfman, James Horner and Trevor Jones.
Bueno, volvamos al metal…..cuáles son tus bandas favoritas y porqué?
Me gusta toda la escena metalera finlandesa! Bandas como Sonata Arctica, Children Of Bodom, EToS, Amorphis, Entwine, etc. La mayoría de las bandas locales han desarrollado un estilo único y puedes notar un cierto “toque melódico finlandés en cada una de ellas sin importar el estilo de metal que hagan.
Otras bandas que me gustan mucho son My Dying Bride, Rhapsody, Tiamat, Pantera, Paradise Lost, Rammstein, The Kovenant y After Foever, solo por mencionar algunas.

¿Qué significa la música para ti? Y el heavy metal?

Es un estilo de vida, tanto así que es algo de todos los días. Lo más importante, es que puedo tratar con mis emociones y mi vida a través de las canciones que compongo. El metal encaja perfectamente en este propósito, por lo menos hasta el momento.

La mayoría de las personas ha tenido en su vida un “maestro” que incentiva a seguir una ruta, un destino, en tu caso un ruta metalera! ¿Tuviste este maestro en tu carrera, fue un músico, un escritor, quizá un amigo?

Toqué en dos bandas antes de empezar con Nightwish así que supongo que esas dos bandas lo hicieron por mí. El genio y maestro de aquellas bandas, Teemu Kautonen fue quizá la persona que me dio el coraje en aquel entonces. Aprendí mucho de él, acerca de componer temas y letras. Yo le debo mucho, como toda la banda.

¿Quién es tu tecladista favorito y porqué?

Siempre he admirado a Vangelis, el mago griego del sintetizador. Su trabajo es fuera de este mundo!! Al japonés Kitaro lo sitúo en la misma categoría.

¿Has pensado alguna vez en hacer un proyecto solista?

Ha estado en mi mente por mucho tiempo. Me encantaría ser capaz de hacer algo en la onda de Vangelis/Enigma/Era. Actualmente, estoy tocando en un proyecto llamado “For My Pain”; no compongo para esta banda, no es un proyecto solista, pero es como una “banda terapia”.

Ok, Tuomas hablemos ahora de Nightwish….hay dos preguntas que me gustarías hacerte sobre los primeros años: Cuando comenzaste a componer en el año 96, ¿tenías en mente para Nightwish el mismo estilo?, ¿o pensabas algo diferente para la banda, algo más atmosférico por ejemplo? ¿Qué recuerdos tienes del primer concierto de la banda? (Kitee, 31 de Diciembre de 1997)?

En los comienzos la idea era hacer música acústica, nada con el metal. Después del primer demo el estilo cambió al metal y así ha sucedido hasta ahora.
Lo más que recuerdo del primer show es que estaba asustado como el infierno!!! Tocamos un cover de Stratovarius, “Forever”…bueno, tiene que haber un comienzo para todo no?!

¿Cómo es la “química” entre los miembros de la banda? ¿Hay alguien más divertido (o divertida!), un “irresponsable”, “carismático”?

La química es muy Buena, pero definitivamente son caracteres muy distintos. Emppu es el más divertido, Jukka es muy preocupado de toda la banda, Marco es el simpatico y el de pelo más largo(!), Tarja es la carismática. Supongo que yo soy el creador silencioso, el Beethoven loco en los escenarios:)

Bueno, ¿qué nos puedes del futuro cercano?

Luego del lanzamiento de “Century Child” entramos en un tour mundial, y sí! Pronto veremos a nuestros fans en Santiago, no puedo esperar más!!!!!!!

Tuomas, muchas gracias por tu tiempo! Podrías dar un saludo a tus fans chilenos que muy pronto te verán junto a Nightwish?

Lo mismo de siempre, nos vemos en el show y vivamos aquel maravilloso momento!! Yo amo a Chile y al continente entero. Mis mejores deseos, nighttime whispers….
Tuomas

nightwish_titulo

El nacimiento de Nightwish se remonta a Julio de 1996, tiempo en el cual Tuomas Holopainen había creado tres canciones, y se había decidido a formar una banda en la cual poder plasmarlas. Éstas fueron grabadas entre Octubre y Diciembre de 1996, con la ayuda de Emppu Vuorinen, gran amigo de Tuomas, en la guitarra acústica y de Tarja Turunen, en ese tiempo estudiante de la Academia Sibelius, en las voces. Esto produjo el gran deseado resultado : la voz de Tarja compenetraba perfectamente la música.
Luego de un tiempo, el primer demo fue grabado entre Diciembre ‘96 y Enero ‘97 en el estudio Kitee Huvikeskus por Tero Kinnunen. Sin embargo este no fue comercializado a gran escala y solo fue enviado a algunos sellos discográficos y revistas del medio. Todos quienes recibieron la cinta la encontraron buena, pero al mismo tiempo pensaban que ese tipo de música era muy limitada y que no tenia variedad. Pese a esto el demo llamó la atención de Spinefarm, aunque aún no se formalizaría nada concreto.

En mayo de 1997 nuevamente entran al mismo estudio y graban 7 nuevas canciones. La formación de la banda hasta este entonces era prácticamente la misma a la original, a no ser por la inclusión de Jukka Nevalainen quien tomaría el mando de la batería y percusión. Esta adquisición se debió a que se buscaban un sonido más metalero, ya que además cambiaron la guitarra acústica de Emppu, quien además ejecutaría el bajo, por una eléctrica. Tuomas a su vez tendría a su cargo el teclado y las voces de fondo. Tarja seguiría siendo la vocalista principal.

NightwishLuego de realizadas las nuevas grabaciones dos proposiciones de contrato recayeron sobre la banda, pero la aceptada fue la de Spinefarm, con quienes firmaron un contrato que estipulaba la realización de dos discos. Inmediatamente formalizada la unión entre las dos partes, Nightwish entra a estudio a grabar cuatro nuevas canciones.

El primer Single bajo el sello de Spinefarm fue “The Carpenter”, el cual ocupó el puesto número 8 en los charts finlandeses. No mucho tiempo después sale al mercado lo que sería el disco debut de Nightwish, Angels Fall First, con fecha de estreno para Finlandia en octubre de 1997 y para el resto de Europa en marzo de 1998. Sin embargo el disco no ocupa una ubicación tan privilegiada como el single, estando relegado sólo al puesto 38 en los charts finlandeses.

Angels Fall First tiene una duración aproximada de 52 minutos con un total de 9 temas, tras los cuales la banda da a conocer el estilo que los identificaría hasta el día de hoy, con una hermosa y potente voz de Tarja (la que, sin duda alguna, es el sello de la banda), Tuomas creando ambientes góticos/fantásticos y llenos de magia con su teclado Körg ; Emppu maravillándonos con un estilo que mantiene hasta el día de hoy con esos solos tan claros y melancólicos, según el tipo de canción, y Jukka, un gran batero que improvisa mucho y no se mantiene en una sola línea. Sin lugar a dudas un buen disco debut que mostraría el comienzo de una gran carrera musical para estos chicos(a) finlandeses.

Tras esto, Nightwish da lo que sería su primer concierto una tarde de invierno, el 31 de diciembre de 1997 en Kitee. Luego de este la banda sólo ejecutaría 7 presentaciones mas, debido a que Jukka y Emppu se encontraban en el Ejército y Tarja estaba demasiada ocupada con sus estudios de canto. Pese a eso el contrato con Spinefarm se extiende de 2 a 3 discos.

Tras el éxito de Angels Fall First, durante Abril y Mayo del ‘98 Nightwish realiza lo que sería su primer video clip, el de “The Carpenter”.

Nightwish

Luego, a mediados de ese año se integra a la banda Sami Vänskä, quien se haría cargo de las 5 cuerdas quitándole un peso de encima a Emppu. Esto permitió que la banda entrara, de forma casi inmediata, nuevamente a los estudios, a grabar lo que serían los temas de su próximo álbum. Estas finalizaron en Octubre, y ya el 13 de Noviembre se presentarían nuevamente en Kitee, concierto del cual se extraerían imágenes para el video de “Sacrament of Wilderness”, una nueva canción de la cual tomaría forma un nuevo single, del mismo nombre, el cual vería la luz el 26 del mismo mes y que definitivamente mostraría a Nightwish no como una banda más, sino como una de las más grandes de Finlandia, ya que éste ocuparía el puesto número 1 por algunas semanas en los charts fineses. También saldría a la venta un segundo single, “Walking in the Air”, el cual también ocuparía puestos privilegiados en los rankings.

Finalmente el segundo álbum llamado Oceanborn apareció en los locales de venta el 7 de Diciembre. Éste, gracias al camino ya pavimentado que le había dejado “Sacrament of Wilderness” se mostró inmediatamente como uno de los favoritos de la escena metalera de ese país ya que, para sorpresa de muchos, se mantuvo en el lugar número 5 de los rankings por cerca de 30 SEMANAS!!. Días después la banda se encontraba dando conciertos por toda Finlandia, siendo recibidos con ovaciones y dejando en claro que ya contaban con una enorme cantidad de fieles fans. Esta gira se extendió por cerca de tres meses. En el otoño del ‘99 Oceanborn fue estrenado fuera de Finlandia.

Luego de esto la banda nuevamente retoma el gusto de las presentaciones en vivo y se embarcan en una gira por el país de alrededor de dos meses y medio, participando en cuanto festival se les cruzaba por delante. Nightwish tenía un sonido fresco, revolucionario, capaz de cautivar a cualquiera. Al mismo tirmpo un nuevo single era preparado, su nombre, “Sleeping Sun”. Este fue lanzado en Alemania en Agosto, e incluía las canciones “Walking in the Air”, “Swanheart” y “Angels Fall First”. El mismo mes Oceanborn y “Sacrament of Wilderness” y se mostraban en camino de obtener disco de oro.

Nightwish

A estas alturas la fama y reconocimiento obtenido por Nightwish eran totalmente crecientes, cosa que se confirma con el tour europeo junto a la banda alemana Rage, el cual contempló 26 conciertos por el viejo continente. Y, en lo que constituye otro logro de la banda, “Sleeping Sun” vendía 15.000 copias en Alemania en un mes.

A comienzos del 2000 Nightwish abre nuevamente las puertas del estudio para entrar de lleno a lo que sería su tercer álbum, creando ansias y nerviosismo entre sus seguidores que esperaban un disco realmente bueno, tal como lo son sus dos primeros LP. Mientras las grabaciones se llevaban a cabo, se vive una brevísima y deseada “tregua”, ya que la banda toma parte en la calificación para el concurso de la canción de Eurovisión con la canción “Sleepwalker”. Lamentablemente, pese a que la canción se encontraba como clara favorita a ganar el trofeo máximo entre el público, los jueces la relegaron al segundo lugar.

La tercera placa de Nightwish llegó a nosotros con el nombre de Wishmaster, en el mes de Mayo del 2000. Realmente hay que decir que estaba frente a nosotros el mejor trabajo de la banda, el cual satisfizo con honores máximos el selectivo y temido paladar metalero. Rápidamente se ubicó en el puesto número 1 del chart fines por tres semanas, número 21 en el alemán y 66 en el francés, lo que marcaba el comienzo de una nueva gira, esta vez mundial, el “Wishmaster Tour 2000”. Esta comenzó en su ciudad natal de Kitee, y para gracia de todos, al término de la primera presentación obtenían Disco de Oro Oceanborn y los singles “Sacrament of Wilderness”, “Sleeping Sun” y “Walking in the Air”. Y, para qué menos, tres semanas después de su lanzamiento, Wishmaster también se coronaba con Disco de Oro, y era elegido como Disco del Mes en la revista germana Hard Rock.

Nightwish

Y llegó el momento en el cual comenzaba la gira más atrevida de la banda: fechas por Europa y Sudamérica completaban la ya apretada agenda. En Julio se presentaron en nuestro continente, en Brasil, Chile, Argentina, Panamá y México, quedando completamente enamorados de nuestra hermosa y majestuosa Cordillera de los Andes, y en especial del público sudamericano. En Chile, sin ir más lejos, efectuaron una presentación soberbia, mostrando una inusitada frescura y complementación como banda, reforzando la imagen de “frontwoman” de Tarja, quien en aquella fría noche del 18 de Julio del 2000 deleitó nuestros oídos con su maravillosa voz, así como nos impactó con su femineidad y su excelente dominio escénico. De vuelta en Europa participaron con muy buenos resultados en el Wacken Open Air y el Biebop Metal Fest, así como las presentaciones junto a Sinergy y Eternal Tears of Sorrow en el Tour Europeo. A finales de año tuvieron dos presentaciones en Canadá, específicamente en Montreal.

Finalizado el tour, aún exhaustos por todo el despliegue que éste significó y la energía que debieron gastar para hacer cada una de sus presentaciones, una maravillosa experiencia para el público, comenzaban un nuevo proyecto. Esta vez era algo diferente a los demás, ya que no era un CD de estudio, sino un DVD-VHS que contenía una presentación con data 29 de Diciembre del 2000 en el club Pakkahuone, en Tampere. La fecha de lanzamiento en Finlandia fue en Abril del 2001, y para el resto del mundo en el verano del mismo año. También del mismo concierto, se produjo un CD con la totalidad del mismo, exclusivo para Finlandia. Cabe destacar que al término del concierto los miembros de Nightwish reciben los Discos de Platino que obtuvo Wishmaster, así como los de Oro por parte de “Deep Silent Complete”. Los DVD-VHS y CDS fueron distribuidos bajo el nombre de From Wishes To Eternity.

Por otro lado, estaban preparando lo que sería su primer MCD, al cual llamarían Over The Hills And Far Away debido al tema de Gary Moore al cual le hacen cover. También incluye la versión rehecha de “Astral Romance”, y dos nuevas canciones, “Away” y “Tenth Man Down”. La versión alemana del MCD (producida por Drakkar) incluye también 6 canciones en vivo extras, las cuales pertenecen al CD From Wishes To Eternity.

Así transcurre el tiempo…..y para la alegría de todos los fans, el contrato con spinefarm Records se extendió a un CD más, el que fue llamado Century Child ; este álbum trae 11 tracks y un cover. Tuomas afirma que se usarán instrumentos de cuerda reales y que si todo va bien, el álbum debería estar a la venta entre fines de mayo y principios de junio del presente año 2002.

Nightwish

Antes de terminar la reseña sobre la banda, es imposible dejar de mencionar el gran concierto que brindó Tarja Turunen en Santiago de Chile el 29 de Mayo, junto a las sopranos Invild Storhang, Marjut Paavilainen, y la pianista Izumi Kawakatsu…fue una noche mágica que de seguro quedará en la memoria de quienes asistieron. Tarja nos brindó todo su gran potencial como cantante lírica, a través de la interpretación de temas selectos de lied y folk escandinavo, que tanto le agrada hacer. Y por si eso fuera poco, Nightwish nuevamente pisará tierras sudamericanas para caer en Santiago en Julio próximo, en la presentación de su gran nuevo álbum Century Child.

En tan pocos años, es increíble lo que ha logrado esta talentosa y elegante banda de metal…..esperemos que la presencia mágica de Tarja, las composiciones de Tuomas, la fuerza de Jukka, la creatividad de Emppu y el nuevo aporte que pueda dar Marco en vivo, nos acompañen por mucho tiempo más….la escena del power metal sinfónico y melódico no sería lo mismo sin ellos!