Entradas

Pedazo de show que se nos venía. Sí, así de categórico. Era imposible no generarse tales expectativas. Nightwish volvía por quinta vez a Chile presentando lo mejor de todos sus años de carrera. Cuántos clásicos por escuchar y cantar en vivo. Cuántos recuerdos. Cuántas emociones en una sola noche. Había que estar presente, no había excusa alguna. Y ojo, que el retorno de los fineses es mucho más importante de lo que parece. Sí, como mencionamos anteriormente, lo primero y principal era vivir una jornada llena de nostalgia y llena de temazos que nos han acompañado por años, pero no hay que dejar de lado que los liderados por Tuomas Holopainen son una de las pocas bandas del género que logran convocar tal cantidad de fanáticos. Considerando además que hemos vivido un año 2018 falto de grandes nombres y con una notoria baja en la cantidad de conciertos, asistir en esta oportunidad a tal acontecimiento parecía casi una obligación. Y así lo entendimos todos, puesto que el Teatro Caupolicán estaba lleno hasta las banderas. ¡Espectacular! Pero calma, ya llegaremos a eso, miren que antes Delain tenía mucho para ofrecernos, como lo veremos a continuación.

DELAIN

Para mala suerte nuestra, dado que el show de apertura se adelantó unos cuantos minutos según la hora pactada inicialmente, recién pudimos presenciar la performance de los neerlandeses a partir del tercer track. Tras los respectivos saludos y agradecimientos de la frontwoman Charlotte Wessels, rápidamente arremeten con la intensa The Glory and the Scum, rescatada del correcto “Moonbathers” (2016). Lo primero a destacar una vez que nos íbamos poniendo a punto con el ambiente reinante, desde luego que es la gran cantidad de gente que a esa hora se encontraba dentro del recinto. El Caupolicán estaba prácticamente lleno, señal inequívoca de que la jornada en sí sería una total fiesta. Y bueno, arriba del escenario la situación no era nada más que potencia y desplante. Merel Bechtold y Timo Somers cumplen su función a la perfección y acompañan de gran manera a Charlotte en todo sentido. Coros muy bien logrados y una ovación cerrada.

A modo de contraste, lo siguiente sería The Hurricane, que a su vez trajo consigo una atmósfera más tenue y llena de calma. Todo acompañado con un muy buen juego de luces que ayudaban a transmitir de mejor manera la emoción predominante en el tema. Así, la vocalista se lució al cantar el “And we’ll never back down/ We’ll let it storm and rain/ We’ll be the hurricane/ We’ll be the hurricane“, logrando cautivar a cada uno de los presentes con sus frases.

Si me lo preguntan a mí, el clímax no podía ser otro que Sing to Me. ¡No había forma de desperdiciar esta oportunidad! Señoras y señores, Marco Hietala hacía su aparición estelar para cantar sus líneas y gritar el coro a más no poder. Pedazo de recibimiento que se llevó de parte de todos nosotros. ¡Más que merecido! Temazo por donde se le mire además, es fácil dejarse llevar por los aplausos y los gritos hacia el invitado, pero a no olvidar que estábamos escuchando una de las más grandes composiciones de Delain. La único que quedaba era gritar “Sing to me!” con el puño en alto como si no hubiera mañana. ¡Glorioso!

Siguiendo con la potencia demostrada, Fire With Fire y Mother Machine solamente llegaron a confirmar el buen sonido, la pulcritud y la compenetración de la banda. Para la primera, imposible no acompañar la melodía del “‘Cause you will always be much too strong for someone else…“, que fue interpretada a la perfección por Charlotte Wessels. Por otro lado está la base rítmica, donde Otto y Joey derechamente se lucen. Basta recordar la tremenda intro que se despacharon para la rescatada de “We Are The Others” (2012). El resto es tierra conocida. Armonías, perfecta ambientación del teclado y nosotros siguiendo muy de cerca todo lo que ocurría sobre el plató.

Nuevamente la cantante nos dedica palabras de agradecimiento, no sin antes asegurar que volverán a visitarnos el próximo año. Luego, nos invita a cantar, saltar y gritar si es que podemos. Y sus deseos son órdenes, puesto que Don’t Let Go logró que toda la cancha se convirtiera en un caos tras las primeras notas de Martijn Westerholt. Finalmente, y tras los “Olé, olé, olé, olé/ Delain, Delain“, con We are the Others agotaron los últimos cartuchos antes de despedirse. No quedaba nada más que cantar el “We are the others/ We are the cast-outs/ We are the outsiders/ But you can’t hide us” y terminar de apreciar cada una de las partes instrumentales que fueron ejecutadas al milímetro.

Tras unos cuarenta minutos de show, Delain puso fin a su actuación en el recinto de San Diego con el respetable aplaudiéndolos a más no poder, dando cuenta de que fue mucho más que un número de apertura y que tienen una buena cantidad de seguidores en esta parte del mundo. Viéndolo como un asistente más, muchas veces la emoción del momento y la ansiedad de que llegue el número principal termina por jugarle una mala pasada a las bandas teloneras. Por suerte la noche del martes no fue el caso, ya que los neerlandeses mostraron lo mejor de su repertorio y no mostraron falencia alguna dentro de su performance. Directo al hueso, como tiene que ser. ¡Esperamos su regreso!

Setlist de Delain:

  1. Hands of Gold
  2. Suckerpunch
  3. The Glory and the Scum
  4. The Hurricane
  5. Sing to Me (con Marco Hietala)
  6. Fire With Fire
  7. Mother Machine
  8. Don’t let go
  9. We are the Others

NIGHTWISH

Ya con el teatro lleno, era cosa de minutos que todo se viniera abajo. Entonces, una vez que se apagaron las luces ambientales, todo se transformó en algarabía y descontrol. Mientras todo esto ocurría, se prendió la gran pantalla central tras la batería y una voz en off rápidamente nos dio la bienvenida, además de sugerirnos que dejáramos los celulares de lado durante las siguientes dos horas. Así, con el título “Nightwish: Decades” de pronto apareció un cronómetro señalando un minuto exacto. Al comenzar la cuenta regresiva, claramente la expectación iba aumentando con cada segundo. Es cuando aparece en escena Troy Donockley y una vez transcurrido el tiempo señalado, comienza a interpretar sutilmente parte de Swanheart con todo su repertorio de instrumentos. Por otro lado, el resto de los músicos iban tomando posición y se preparaban para dar el primer hachazo.

La escogida para abrir los fuegos sería nada más y nada menos que…¡Dark Chest of Wonders! ¡Contra todo pronóstico! ¡Qué pedazo de tema por la cresta! Más aún si durante toda la gira venían abriendo con End of All Hope. ¡A todos nos tomó por sorpresa! Y a modo personal, este cambio me vino como anillo al dedo, puesto que Dark Chest es por lejos mi canción favorita de los fineses. Todos compartimos la misma emoción al parecer, puesto que con un par de acordes ya estábamos rendidos a los pies de Floor y compañía. Poco y nada importó que el micrófono se perdiera durante la primera estrofa, ya que la reacción fue tan ensordecedora que no era momento de entrar en detalles. Lo único que quedaba era gritar el “Fly to a dream/ Far across the sea/ All the burdens gone/ Open the chest once more!/ Dark chest of wonders/ Seen through the eyes/ Of the one with pure heart/ Once so long ago” a más no poder. Dicho y hecho. Coro para enmarcar madre mía. Y la cosa no fue muy distinta con Wish I Had an Angel, donde cada uno de los presentes entonó la letra de principio a fin. Desde mi posición lo único que veía era un mar de gente tratando de demostrar quién cantaba más fuerte que el otro. ¡Cuánta pasión en una composición! Punto aparte es la participación de Marco, que como ya es costumbre, junto a la frontwoman se roban la película cada vez que pueden. En serio, el asunto no pudo haber empezado de mejor manera. ¡Apoteósico!

Debo admitir que me sorprendió la reacción hacia 10th Man Down. Si bien los ánimos no decayeron de forma estrepitosa, la verdad es que me esperaba un mejor recibimiento. Quiero decir, para mí es un clásico indiscutible y sin dudas una gran creación, pero digamos que quizás no todos lo entienden en el mismo sentido. Ahora, obviamente la mayoría cantó el “Cut me free, bleed with me, oh no/ One by one, we will fall, down down/ Pull the plug, end the pain, run’n fight for life/ Hold on tight, this ain´t my fight” como era debido. Eso sí, con Come Cover Me el asunto fue totalmente distinto. En primer lugar, cuando Troy se suma como segunda guitarra el panorama cambia considerablemente. Emppu se ve fortalecido y el track agarra una potencia notable. Es entonces cuando todos nos disponemos a corear la melodía inicial como si nuestra vida dependiese de ello. Y bueno, no vamos a descubrir ahora todo lo que transmite Floor Jansen con su interpretación. Imposible no acompañarla durante el “Come cover me with you/ For the thrill/ Till you will take me in“.

Tras el saludo de rigor al respetable, la cantante nos presenta Gethsemane, clásico extraído de “Oceanborn” (1998). Ya dejando de lado un poco el éxtasis inicial, es justo y necesario hacer hincapié en las excelentes gráficas que eran proyectadas de fondo. Para este corte las imágenes nos llevaban a través de un bosque espeso y confuso mientras que la parte instrumental arrasaba todo a tu paso. La atmósfera era inigualable y desde luego que la canción habla por sí sola. Veinte años y sigue vigente. Por el contrario, si hablamos de material más reciente, la primera revisión a “Endless Forms Most Beautiful” (2015) llegaría con la bella Élan. Con el tiempo se ha convertido en una de mis favoritas de dicho álbum y el plus que tiene en vivo la hace brillar aún más. Solo basta recordar las líneas de Floor y cómo nos incitaba a gritar el “Come!” antes del fraseo del coro.

Lo siguiente sería un corte de Power Metal hecho y derecho. A la vena y sin preámbulos. Hablamos desde luego de la omnipotente Sacrament of Wilderness. En serio, ¿se fijaron en la pegada de Kai Hahto? ¡El doble bombo a mil! Temón de proporciones épicas. Aún tengo en mente la imagen de Tuomas dejándolo todo durante el “I want to hunt with the tameless heart/ I want to learn the wisdom of mountains afar/ We will honor the angel in the snow/ We will make the streams for our children flow“. Para qué mencionar el trabajo de la cantante. De otro planeta. Y que no se me olviden todas las imágenes de lobos que habían de fondo. Todo pensado al detalle. Si me apuran un poquito, me la juego al decir que este fue uno de los clímax absolutos de toda la noche. ¡Para enmarcar!

La capacidad de transportarnos por distintas emociones quedó demostrado con la interpretación de Deep Silent Complete, segunda revisión a “Wishmaster” (2000) y primera vez tocada en Chile. Quiero decir, más allá de su predecesora en el setlist, la canción en sí está llena de contrastes. Sutiles, pero vaya que se notan. La calma durante las estrofas para luego subir al estribillo y las posteriores notas extensas que prácticamente son imposibles de cantar para un simple mortal, terminan por dar forma a este corte tan especial. Insisto, sonará redundante y hasta hostigoso, pero Floor Jansen simplemente está a un nivel superlativo. Pocas veces se ha visto tal soltura y seguridad sobre el escenario. Y bueno, siguiendo el orden natural de las cosas, Dead Boy’s Poem solo llegó a confirmar lo que hemos dicho con anterioridad. Contrastes y emociones. Esa es la clave. Y vaya que los fineses lo hacen a la perfección, puesto que fue ejecutada al milímetro en cada uno de sus pasajes. ¡Qué discazo es el Wishmaster!

Tras los “Olé Olé“, y entrando ya a la segunda mitad del concierto, llegaría la instrumental Elvenjig, que contaría con secciones acústicas y más folklóricas tan propios de la cultura finesa, siempre liderados por Troy con sus instrumentos de viento. Todo esto acompañado por supuesto con un bello atardecer proyectado sobre la gran pantalla. Y bueno, la situación cambiaría radicalmente, puesto que con Elvenpath pasamos sin transición alguna a un hielo vasto e inclemente. Lo otro ya es terreno conocido. No queda nada más que cantar el “The way to the lands/ Where as a hero I stand/ The path where Beauty meet the Beast/ Elvenpath!“. Y claro, lo decimos como algo normal, pero recordemos que al igual que Gethsemane, la última vez que fue interpretada en nuestro país fue hace dieciocho años atrás (precisamente para la primera visita de Nightwish a Chile). Toda una generación que nunca la ha escuchado en vivo. ¿Se entiende entonces el por qué todos cantaron con el alma?

No cabe duda que dos de los mejores cortes que nos dejó la era de Anette Olzon son I Want My Tears Back y Amaranth. Para la primera, no cabe duda que el estribillo aún debe estar retumbando en el Caupolicán. Y cómo no, si es de esos que te los aprendes de inmediato y son efectivos a más no poder. Pero por lejos, mi parte favorita es la instrumental. Toda la armonía que hacen Tuomas, Emppu y Troy es simplemente notable. Contagiosa además, ya que el baile de Floor motivó a más de alguno para dejarse llevar por la melodía y así comenzar a danzar y saltar en medio de la cancha. Para la segunda, bastaron dos notas del teclado para que fuera recibida de gran forma. De ninguna manera se acerca a los puntos altos de la noche, pero cumplió su función a cabalidad.

Troy Donockley nos saluda desde su posición y adelanta que la siguiente pieza es del año 1997. Otra de las sorpresas sin lugar a dudas, ¡The Carpenter sonando por primera vez en estas tierras! La cara de felicidad de algunos no dejaba de llamar la atención. Como era de esperarse, el multinstrumentista fue quién cantó las primeras estrofas aguardando la incorporación de la vocalista al “The carpenter carved his anchor/ on the dying souls of mankind/ On the tomb of this unknown soldier/ lay the tools of the one who fro us had died“. Y ahí es cuando todo toma una intensidad y una garra casi indescriptible. Siempre manteniendo la calma claro, ya que hablamos de una composición llena de clase y prestancia. Así, el panorama es totalmente distinto con The Kinslayer, donde gritar el “For whom the gun tolls/ For whom the prey weeps/ Bow before a war/ Call it religion” palabra por palabra a estas alturas parece toda una catarsis colectiva. Excelente el juego de luces durante el “duelo” de voces en la parte media, sin dejar de lado el constante apoyo visual del que ya hemos hablado. ¡La última revisión a Wishmaster nos dejó sin aliento!

Marco presenta Devil & The Deep Dark Ocean (otra debutante en el setlist) con la cual bastaron dos notas tocadas por Emppu para que los fineses soltaran toda la artillería durante la intro. ¡Vaya dueto entre Hietala y Jansen! Recordemos que ninguno de los dos está presente en la pista original, pero su compromiso e interpretación es tal que sinceramente no creo que ninguno de los presentes haya reparado en este detalle. ¿Qué se puede agregar a un hachazo de tal calibre? Quizás hacer hincapié a todo el vértigo implantado en la sección media. Nuevamente Kai Hahto nos dio una clase magistral de Power Metal hecho y derecho, mientras de fondo éramos llevados a través de un fuego abrasador.

Obviamente durante Nemo nos enfrentamos a un karaoke que no tuvo precedentes. Es una de esas canciones que Nightwish sabe hacer a la perfección y con las que apuesta a ganador en todas sus líneas. Imposible no corear “Oh, how I wish for soothing rain/ All I wish is to dream again/ My loving heart lost in the dark/ For hope, I’d give my everything“. Si bien es cierto que el fraseo de Tarja es inigualable -y más allá de los gustos personales- , nadie puede decir que Floor no se luce con sus propias armas. La calidad aquí no se discute. ¡Clasicazo con todas sus letras!

¡Qué pedazo de tema es Slaying the Dreamer, loco! Sólido en todos los frentes y a muchos se nos olvida que tiene más de quince años de antigüedad. Cómo ha envejecido madre mía. En lo personal, canté el “Put a stake through my heart!/ And drag me into sunlight/ So awake for your greed/ As you’re slaying the dreamer” a más no poder, siempre esperando el clímax que a todos nos tenía impacientes. Hablamos por supuesto del quiebre en la parte media-final donde el headbanging y las líneas de Marco arrasan todo a su paso. ¿Y qué me dicen de la batería? ¡Había todo un huracán de fondo! Gran, gran momento. Pequeña pausa y nos preparábamos para el epílogo.

Para The Greatest Show On Earth fácilmente podríamos hacer un review aparte. Lo veremos a grandes rasgos para no extendernos innecesariamente. Desde luego que vale mencionar que, al igual que en su anterior visita, solo fueron tocados los tres primeros capítulos. Así, con una noche estrellada, Tuomas y Troy se encargaron de la orquestación y de recrear las atmósferas de Four Point Six a la perfección. Mientras el narrador pronunciaba sus líneas, el resto de la banda tomó posición para dar paso a Life. El cambio en las imágenes fue drástico, ya que pasamos a sumergirnos de lleno en el océano, junto a tortugas, peces y otras formas marinas existentes. Musicalmente desde luego que fue un deleite. Melodías por doquier y una performance delirante durante el “Aeons pass/ Writing the tale of us all/ A day-to-day new opening/ For the greatest show on earth“. Pequeña pausa para entrar de lleno a The Toolmaker y Floor aprovechaba para darnos las gracias una vez más. De pronto nos situamos en medio del conflicto con las frases del bajista con las cuales el panorama nuevamente cambió súbitamente. Las imágenes acuáticas desaparecieron y ahora lo que nos rodeaba eran llamas inmisericordes a través de un bosque denso y lúgubre. Finalmente, me quedé sin palabras al escuchar la intensidad del “Man, he took his time in the sun/ Had a dream to understand/ A single grain of sand…” para luego agotar las últimas fuerzas durante el “We were here!“, mientras apreciábamos las últimas fotografías y videos de distintas razas humanas, cada una mostrando su cultura y costumbres. Cualquier comentario que quieran hacer al respecto es bienvenido. Una pieza de tal complejidad y tan rica en detalles, resiste cualquier análisis y apreciación que sus fanáticos deseen. ¡Hablamos de proporciones épicas!

Por último, Ghost Love Score logró poner el broche de oro a una velada que nos dejó sin aliento. Dos horas exactas y los fineses cumplieron a cabalidad el motivo de este tour. Obviamente cada uno de nosotros tiene sus canciones predilectas y la elección del setlist será una eterna discusión. Pero seamos justos, siendo capaz de dejar de lado los gustos personales, Nightwish dio una cátedra de principio a fin. Todos los integrantes dieron lo mejor de sí y musicalmente hablando tuvimos un show como pocas veces hemos visto. La fanaticada así lo entendió, ya que la entrega y el compromiso de cada una de las partes fue más que plausible. La banda ha pasado por altos y bajos, por distintas formaciones y de forma más sensible aún, por tres cantantes distintas. No podemos olvidar que hace unos cuantos años atrás, los liderados por Tuomas Holopainen no visitaron nuestro país puesto que la expectativa de asistentes hacía inviable la realización del concierto. Supieron reinventarse y ayer no cabía un alfiler en el Caupolicán. Así de simple. Como mencionamos anteriormente, asistir a esta jornada era casi una obligación. No había forma de que nos defraudaran. ¡Sublime!

Setlist de Nightwish:

  1. Intro – Swanheart
  2. Dark Chest of Wonders
  3. Wish I Had an Angel
  4. 10th Man Down
  5. Come Cover Me
  6. Gethsemane
  7. Élan
  8. Sacrament of Wilderness
  9. Deep Silent Complete
  10. Dead Boy’s Poem
  11. Elvenjig
  12. Elvenpath
  13. I Want My Tears Back
  14. Amaranth
  15. The Carpenter
  16. The Kinslayer
  17. Devil & The Deep Dark Ocean
  18. Nemo
  19. Slaying the Dreamer
  20. The Greatest Show on Earth
  21. Ghost Love Score

Review: Gino Olivares
Fotos: Guille Salazar

Ante un Teatro Caupolicán repleto, Nightwish volvió por 5ta vez a Chile para presentar su “Decades World Tour”, acompañados de Delain.

Fotos: Guille Salazar

 

Con el Tom Brasil repleto comenzó en Sao Paulo el tramo sudamericano del “Decades World Tour”, la gira de grandes éxitos que trae a NIGHTWISH de regreso a Chile junto a DELAIN. Los finlandeses tocarán este domingo en Buenos Aires, donde grabarán el show para un posterior DVD junto con Colombia, para luego aterrizar en nuestro país.

The FanLab, la productora a cargo del show comunicó los horarios de este martes en el Teatro Caupolicán:

16:00hrs – Apertura boleterías
18:00hrs – Apertura de puertas
20:00hrs – Delain
21:00hrs – Nightwish

Recordemos que para el concierto ya se agotaron los sectores de Palco y Cancha, quedando sólo el sector Platea disponible. Las entradas se venden por Ticketek.cl, Centro Ticketek (Antonio Bellet 230, Providencia), tiendas Hites y otros puntos de venta que puedes revisar aquí. Sin recargo y solo con pago en efectivo en The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

Los valores de las entradas para ver a NIGHTWISH en Chile son:

Platea: $35.000 | Día del show:$39.000
Cancha:
 AGOTADA
Palcos: AGOTADOS

Este 2018, Nightwish se encuentra en plena forma, alejado hace un buen tiempo de cualquier tipo de dificultad y en medio de la celebración de dos décadas de carrera, que desembocan en el Decades World Tour, con el que llegan a Chile para presentar un repetorio lleno de clásicos en su repaso por todos sus discos, con joyas que son añoradas por sus fanáticos de años.

Marco Hietala, bajista y frontman de Nightwish, contestó algunas preguntas a PowerMetal.cl para hablar de la actualidad y la banda, y anticipar esta visita del 2 de octubre a Chile junto con Delain.

por Jorge Ciudad

Nightiwish con Chile y Sudamérica tiene una relación que viene del 2000 cuando debutó acá en promoción de “Wishmaster”. ¿Cuán especial es para ustedes traer este Decades World Tour, tocando canciones de discos más antiguos que son muy queridos por los fanáticos?

Se siente un poco raro, y cuando me pongo a pensar en ello, me doy cuenta de que ya he estado en la banda por… ¿cuántos años?, ¿17?. Como que de pronto me doy cuenta de todo el tiempo que ha pasado, y ha sido harto. Ha transcurrido un año desde que giramos en promoción de un álbum (“Endless Forms Most Beautiful”), teníamos tiempo disponible y vimos que sería entretenido hacer un espectáculo de este tipo, llevándolo a todas las partes del mundo, tanto como nos fuera posible. Nosotros podemos tocar versiones bastante similares e incluso iguales a la de todos los discos, de varias de las canciones y… claro, también había una “demanda” social. Había muchas personas que echaban de menos los temas más antiguos, por lo que ésta era una muy buena oportunidad para interpretarlos, si por lo general… claro, cuando tienes un nuevo lanzamiento tienes que tocar un buen puñado de pistas nuevas. Ahora no tenemos esa presión sobre nuestras espaldas.

¿Y cómo ha sido la reacción del público en Europa con los setlists de esta gira, entendiendo que han seleccionado cortes que hace muchísimo tiempo no tocaban, o bien nunca habían tocado en vivo? ¿Cuán distinta es la atmósfera a un show en el que promocionan un nuevo trabajo por ejemplo?

Bueno, la verdad es que no se ha notado mucho eso porque… bueno, siempre hemos tenido la oportunidad y el lujo de hacer shows ante personas que se identifican bastante con la música y con la banda. Entonces, cada vez que damos un concierto, la vibra es realmente buena, hasta brillante diría yo. Pero claro, por supuesto que hay viejas favoritas que mucha gente ha esperado por presenciar en vivo, así que cuando pones algo como Gethsemane o The Carpenter, que es bien antigua… cuando lanzas canciones como esas, de verdad ves como una luz que sale del rostro de la gente y dicen ‘¡oh!, ¡mira este tema!’. Es realmente genial aunque… claro, como te dije, la banda ha sido reconocida por entregar un buen espectáculo en vivo casi de forma constante, así que aquello no cambia tanto en realidad. Por supuesto, ahora que tenemos la oportunidad de traer la producción completa al tramo sudamericano y tocar en lugares más grandes con todos los requerimientos para desplegar el show, será más impresionante en lo visual, lo que será muy bueno también, ya que no lo hemos podido hacer antes.

Hay varios clásicos que están presentando ahora, y algunos como ‘Come Cover Me’, ‘Gethsemane’ o ‘Sacrament of Wilderness’ sin duda que significan mucho para varios fanáticos. ¿Cuán cuidadoso hay que ser como banda, cuánta responsabilidad hay que tener como músico, cuando interpretas estas canciones que son tan queridas por la gente y que no solo le pertenecen ya al compositor, sino también a los seguidores?

Bueno, con las canciones más antiguas debes tener en cuenta de que hay ciertas melodías y ciertas cosas que son esenciales, por lo que debes mantenerlas. Sin embargo, para el grupo mismo, para que sigan siendo interesante las cosas, también tienes que arreglarlas un poco de nuevo. Hemos hecho algo al respecto, en especial con las líneas vocales ahora que tenemos Floor, como también a mí haciendo las segundas voces, por lo que hacemos por ejemplo partes en armonía y que logramos hacer muy bien, como por ejemplo con ‘Come Cover Me’. Y bueno ensayarlas y redescubrirlas ha sido un viaje hacia el pasado, si incluso hubo canciones que jamás había tocado yo inclusive, dado que llegué a la banda a fines del 2001. Te hablo por ejemplo de ‘Devil & The Deep Dark Ocean’, que es una pieza muy compleja de interpretar, una con la que tuve que partir desde cero, si nunca la había tocado antes. Además, ahí tengo que reemplazar al señor Tapio Wilska en sus voces, con mi propio timbre, ya que no poseo ese tono bajo y profundo. Ahí tengo que hacer mi propia versión de la interpretación. Para mí entonces hubo muchas más cosas que escudriñar. Y bueno, por lo que vi de los demás integrantes del grupo en los ensayos, parecían estar gratamente sorprendidos (risas). Así va la cosa.

Digamos que desde la llegada de Floor Jansen, hay varias cosas que han mejorado en el seno de Nightwish. ¿Cuán importante han sido el performance y el input de ella en la decisión de tomar clásicos de la banda y ponerlas en una gira de este tipo? Más directamente: ¿habría sido posible este tour sin Floor?

Para serte honesto, no estoy del todo seguro de la respuesta. Eso es lo que pasa con la música. Por supuesto, podemos verlo de otra forma y decir que nos fue muy fácil y cómodo ir con esas canciones y empezar a arreglarlas sabiendo que contábamos con Floor, quien era absolutamente capaz de cantarlas, y eso claro que te da seguridad como banda. Y lo bueno de todo esto es que estamos teniendo una química personal muy buena dentro del conjunto, ahora que… todos parecieran que están satisfechos con la música, con el éxito de Nightwish y los planes que tenemos contemplados de aquí en adelante. Es muy simple trabajar en este momento. Las buenas vibras y el buen ánimo es constante, así que… qué más puedo agregar, sencillamente es muy bueno… y claro que Floor es una dama con una voluntad, una constitución y una voz muy fuertes, y ha viajado con varones en bandas como… uf, desde que tenía menos de 20 años, por lo que enseña un montón de fortaleza y aptitud para este tipo de trabajo, lo que hace que sea muy buena. Qué puedo decir, para mí, en lo personal, creo que esta ha sido la alineación más “cómoda”, y quizás también para los demás. Como somos vocalistas los dos, compartimos un terreno en común, revisando las armonías vocales y todo eso, y lo más brillante es que cuando hacemos cosas juntos, hay un poderío bastante grande en las voces cuando empezamos a hacer armonías y sonidos juntos. Sí, logramos hacer un muy buen match con las voces y también con el carácter.

Ahora, ¿cómo es la experiencia de interpretar canciones de discos como “Angels Fall First” y “Oceanborn”, que si bien eran ambiciosas en su momento, son más directas y simples en comparación a trabajos como “Dark Passion Play”, “Imaginaerum” o “Endless Forms Most Beautiful”?

No es problema. La verdad es que no es problema en lo absoluto. O sea, nosotros sí tenemos un lado más hardrockero también, y a veces puedes escucharlo con claridad en la música que componemos. Pero, igual sucede que nos gusta el rock bien punzante, un montón de bandas metaleras y todo eso, así que el material más sencillo de los primeros días sigue siendo interesante para nosotros, y se siente bien tocar algo con un punch más directo, dejarse llevar y que las personas se pongan a rockear. A mí al menos me gusta mucho aquello.

Una vez que terminen esta gira mundial, es sabido que se dedicarán a la producción de un nuevo lanzamiento. ¿Qué influencia crees que el estilo de las canciones más clásicas de Nightwish, las que escogieron para el repertorio del Decades World Tour, y este repaso de la historia de la banda, tendrá en el sonido y performance del próximo disco?

Bueno… si tendrá influencias o no, eso estará por verse. O sea, Tuomas (Holopainen) ya tiene un montón de canciones en bruto hechas, y puede que le envíe yo un par de riff y demos también. Ahora, lo más importante a decir de todo esto, es que esta gira de temas clásicos, de alguna manera nos podría servir para enderezar algunos bordes que, de otra forma, terminarían siendo más complicados. En esta oportunidad, por supuesto, el rock más directo es algo que podemos disfrutar, así que es posible que aquello se muestre un poco más en el próximo disco, en el proceso de arreglos. En todo caso, realmente no puedo decirlo ahora, porque tendremos nuestro tradicional campamento de verano, con ensayos, arreglos, y luego grabando, para el año que viene, en nuestro verano… y cuando partamos con eso y tengamos algunos demos, entonces ahí quizás sepa un poco mejor. En este momento, tendré que decir que… estoy un poco afuera de todo el marco, que solo sé por el calendario de actividades que el trabajo en serio se comenzará el verano que viene, en julio, pero antes de eso ya estaremos más familiarizados con los demos y el resto del material.

Y sobre personas fundamentales en la historia de Nightwish como Tarja Turunen, ella habló en una entrevista más o menos reciente sobre el reencuentro que tuvieron cuando actuaron en este Heavy Metal Christmas Tour de diciembre pasado. Ella dijo que había sido bueno para ustedes, que “el tiempo cura”. ¿Cómo fue para ti Marco ese episodio y cuán en paz te sientes ahora, luego de todos los años transcurridos desde lo que sucedió el 2005?

Te digo, fue tremendo volver a compartir un escenario con ella. Fue muy bonito encontrarme con ella, fue muy bonito tener un tiempo para conversar con ella acerca de lo que vivimos. No pretendo escarbar en detalles, pero fue grandioso, porque no importa lo que la gente, lo que los medios, los diarios y todos los demás hayan dicho sobre la separación, para mí lo más triste y tal vez lo más importante que perdimos fue la amistad. Conversar de todo eso con Tarja y notar que todavía compartíamos un respeto personal, y que había un entendimiento y todo eso, realmente fue tremendo. Hubo algunos abrazos y lágrimas, y fue enorme.

Es muy bueno escucharlo Marco. Y para cerrar, quisiera preguntarte sobre tus recuerdos de las últimas veces que has venido a Chile, de la diferencia de sensaciones que había cuando llegaron el 2008 en esa gira tan rara donde tuvieron tantos problemas en Brasil, y cuán distinta fue la experiencia de cuando tocaron en el mismo Teatro Caupolicán, en octubre de 2015, con Floor y con el lugar casi lleno…

2008… ese sí que fue un tour súper complicado, y sí recuerdo que estábamos muy cansados, aunque no mucho sobre el tamaño del lugar y todo eso… ahora (piensa), las veces que he estado en Santiago siempre ha sido bastante agradable, el de ese año fue un buen concierto, pero simplemente no puedo contarte mucho de la vibra dentro del grupo y del show del 2008, porque también estaba atravesando por muchísimas dificultades en ese tiempo, por lo que debía estar pendiente de otras cosas aparte. Y bueno, los tiempos difíciles… me imagino que los tiempos difíciles tuvieron su conclusión como hace un par de años, cuando obtuve mi divorcio. Los problemas habían comenzado hace años… así que claro, no tengo en realidad un buen… no puedo hacer una buena comparación desde el punto de vista de la banda, solo puedo decir que en 2008 la estaba pasando muy mal, por mi parte. Pero en esta ocasión, ¡pareciera que todo está mucho mejor (risas)!, serán todos bienvenidos al concierto y siempre me ha encantado tocar allá, como en todos los demás países de Sudamérica. Hay grandes personas acá. Así que vayan al show y… ¡pasémoslo bien!

Floor Jansen, vocalista de NIGHTWISH, fue entrevistada por FortaRock y habló del setlist actual de la banda para los shows de promoción de “Decades” con que celebran los 20 años de carrera:

“Fue bastante interesante armar esta gira en particular porque estamos celebrando nuestro aniversario de 20 años haciendo una compilación de todo nuestro trabajo, y por eso para el set en vivo tiene que ser la misma elección. Es realmente muy difícil, porque hay tantos álbumes y tantas canciones, pero queremos dar una visión general de todo, desde el primero hasta el último álbum. Nunca puedes complacer a todos, es imposible”

No hay que olvidar que NIGHTWISH se encuentra en plena promoción de “Decades”, el álbum de grandes éxitos que celebra sus más de 20 años de carrera, y que regresa a Chile el 2 de Octubre al Teatro Caupolicán, mismo recinto testigo de su última visita hace 3 años.

Los finlandeses no vendrá solos, ya que DELAIN será la banda invitada en el tramo sudamericano de la gira que contempla paradas en Brasil, Argentina y Colombia. Recordemos que los encabezados por Charlotte Wessels y Martijn Westerholtse presentaron en Chile a fines de noviembre en el Club Subterráneo.

Las entradas están a la venta por Ticketek.cl, Centro Ticketek (Antonio Bellet 230, Providencia), tiendas Hites y otros puntos de venta que puedes revisar aquí. Sin recargo y solo con pago en efectivo en The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

Los valores de las entradas para ver a NIGHTWISH en Chile son:

Cancha: $35.000 | Día del show: $39.000
Platea: $35.000 | Día del show: $39.000
Palcos: $50.000 (AGOTADOS)

En entrevista con Metal Wani, la mente maestra de NIGHTWISH Tuomas Holopainen confesó que tiene bastante avanzada la composición del nuevo trabajo de la banda:

“Bueno, todavía está en el proceso de composición. Tengo aproximadamente, no sé, el 70 u 80 por ciento del material escrito. Pero nadie más ha escuchado ni una sola nota. No tienen idea sobre los títulos de las canciones ni los temas ni nada, por lo que todavía está en la etapa inicial. Pero se ve muy bien y estoy muy entusiasmado con lo que ha surgido hasta ahora. La idea es que el próximo año, en Junio de 2019, vayamos a la sala de ensayo una vez más y comencemos a trabajar en el álbum, lo grabemos y, si todo sale según lo programado, estamos viendo un lanzamiento el 2020, seguido de una gira mundial, por supuesto”

No hay que olvidar que NIGHTWISH se encuentra en plena promoción de “Decades”, el álbum de grandes éxitos que celebra sus más de 20 años de carrera, y que regresa a Chile el 2 de Octubre al Teatro Caupolicán, mismo recinto testigo de su última visita hace 3 años.

Los finlandeses no vendrá solos, ya que DELAIN será la banda invitada en el tramo sudamericano de la gira que contempla paradas en Brasil, Argentina y Colombia. Recordemos que los encabezados por Charlotte Wessels y Martijn Westerholtse presentaron en Chile a fines de noviembre en el Club Subterráneo.

Las entradas estarán a la venta a partir del viernes 6 de abril en Ticketek.cl, Centro Ticketek (Antonio Bellet 230, Providencia), tiendas Hites y otros puntos de venta que puedes revisar aquí. Sin recargo y solo con pago en efectivo en The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

Los valores de las entradas para ver a NIGHTWISH en Chile son:

Cancha: $35.000 | Día del show: $39.000
Platea: $35.000 | Día del show: $39.000
Palcos: $50.000 (AGOTADOS)

NIGHTWISH se encuentra en plena promoción de “Decades”, el álbum de grandes éxitos que celebra sus más de 20 años de carrera, y acaba de confirmar su esperado regreso a Chile para el 2 de octubre en el Teatro Caupolicán, mismo recinto testigo de su última visita hace 3 años.

Los finlandeses no vendrá solos, ya que DELAIN será la banda invitada en el tramo sudamericano de la gira que contempla paradas en Brasil, Argentina y Colombia. Recordemos que los encabezados por Charlotte Wessels y Martijn Westerholtse presentaron en Chile a fines de noviembre en el Club Subterráneo.

La producción ha confirmado que los palcos (incluidos los con Meet & Greet) se encuentran completamente agotados. Las entradas disponibles actualmente son para los sectores Platea y Cancha, ambas a un valor de $35.000.

NIGHTWISH se encuentra en plena promoción de “Decades”, el álbum de grandes éxitos que celebra sus más de 20 años de carrera, y acaba de confirmar su esperado regreso a Chile para el 2 de octubre en el Teatro Caupolicán, mismo recinto testigo de su última visita hace 3 años.

Los finlandeses no vendrá solos, ya que DELAIN será la banda invitada en el tramo sudamericano de la gira que contempla paradas en Brasil, Argentina y Colombia. Recordemos que los encabezados por Charlotte Wessels y Martijn Westerholtse presentaron en Chile a fines de noviembre en el Club Subterráneo.

Las entradas estarán a la venta a partir del viernes 6 de abril en Ticketek.cl, Centro Ticketek (Antonio Bellet 230, Providencia), tiendas Hites y otros puntos de venta que puedes revisar aquí. Sin recargo y solo con pago en efectivo en The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

Los valores de las entradas para ver a NIGHTWISH en Chile son:

Cancha: $35.000 | Día del show: $39.000
Platea: $35.000 | Día del show: $39.000
Palcos: $50.000

¡Atentos! que la banda ha dispuesto a la venta un Meet & Greet con asiento en Palco (sólo 50 cupos) a $120.000 en Ticketek.cl

nightwish15cl-12

Este 04 de octubre de 2015 se presentó Nightwish en nuestro país, quienes nos visitaron por última vez por estas lejanas tierras en unos largos siete años y han pasado acontecimientos relevantes en su historia. En un Caupolicán repleto, con tranquilamente 4.000 espectadores, había mucha expectación por ver en vivo a Floor Jansen como la nueva consagrada vocalista de esta gran agrupación, quienes nos ofrecerían un setlist que recorría parte de su carrera y de su presente producción. La fila para entrar a cancha era larguísima y las de platea no eran menores. Los acompañantes a esta gran cita fueron los nacionales Caterina Nix y Polímetro, quienes presentaron material de su último trabajo y algo más.

CATERINA NIX

nightwish15cl-26A las 19:22 horas se apagan las luces para dar comienzo al Show de Caterina Nix, quien abre el espectáculo con I’m Alive, corte que también da inicio a “Chaos Magic”, obra compuesta por Timo Tolkki. El sonido era convincente, Caterina cautivó a la mayoría de los presentes por su gran despliegue vocal y por su notable presencia, volviendo locos a la mayoría del público masculino. Mientras seguía entrando gente a cancha, proseguía The Point Of No Return, canción a medio tiempoen la cual el respetable es invitado a participar y responde de buena manera, finalizando con un gran solo de teclado que no es parte estructural de la canción.

La siguiente en sonar fue One Drop Of Blood, donde destacó la buena voz de Caterina, llegando a los tonos altos que aparecen plasmados en su disco de manera muy inspirada. En este punto usa una pausa y agradece al público, quien respetuosamente escuchaba parte su trabajo, y a continuación, presenta You Will Breath Again, canción compuesta por ella y que podría aparecer eventualmente en un próximo disco. Está muy en la línea de las composiciones presentes en Chaos Magic. Aprovecha de presentar a la banda, quienes fueron sus fieles acompañantes y ejecutaron a la perfección las canciones compuestas por Tolkki.

Un poco más lenta, pero no menos intensa fue Seraphim, con su coro bastante pegadizo y tonos muy altos, donde Caterina se desempeñó perfectamente en la densa atmósfera creada por los teclados. La elegida para el cierre de esta presentación fue A Little Too Late, la primera canción en ver a luz de este proyecto. De esta manera y a las 19:54 horas, Caterina Nix cerraba su presentación en poco más de treinta minutos, mostrando parte de su trabajo. No queda más que decir que estuvo a la altura de esta gran velada. Hubo un par de desacoples menores que no empañaron para nada su puesta en escena.

Setlist Caterina Nix

01. I’m Alive
02. The Point Of No Return
03. One Drop Of Blood
04. You Will Breath Again
05. Seraphim
06. A Little Too Late

POLÍMETRO

Se prepara rápidamente el escenario para Polímetro, quienes aprovechan de probar sonido velozmente y a las 20:02 empieza a sonar de fondo Imágenes Del Tiempo, introducción que abre su último trabajo, “El Laberinto de los Sueños”. Al terminar la introducción, arrancan con Despertar, que sonó rotunda, demostrando arriba del escenario una envidiable química grupal, la incombustible voz de Ricardo Susarte se escuchó de maravillas y la maquinaria rítmica de los hermanos Esquivel estuvo muy sincronizada. A continuación Inferno, canción muy progresiva, ejecutada a la perfección y con un público muy participativo, demostrando una excelente ejemplar de tecnicismo.

nightwish15cl-20

Pasa el tiempo y las complejas melodías creadas por los nacionales suenan cada vez mejor. Los teclados de Mauricio Eyzaguirre son imprescindibles, pasando a ser protagonista en muchos momentos y la sólida línea de bajo de Sebastián Poblete daban una sorprendente contundencia.En una pausa, aprovechan de agradecer al respetable que los recibía y siguen con el clásico Laberintos, muy coreada por el presente. Carlos Esquivel no ha hecho más que seguir mejorando su técnica en la guitarra, al igual que su hermano Patricio tras las baquetas. El otro clásico en seguir es Fábulas, volviendo a sus raíces más progresivas.

El sonido propuesto por Polímetro fue un punto muy a favor, todo muy bien ecualizado, sin fallas técnicas y categórico. Volviendo a su último trabajo, Trance produjo nuevamente la participación del público, con sus ritmos prominentes y exquisita base rítmica. Para finalizar, el clásico Luz y Sombra, con sus característicos teclados de base. A las 20:35 finaliza un show redondo de Polímetro, sin puntos bajos y en poco más de media hora demostraron por qué es un nombre vigente en la escena nacional.

Setlist de Polimetro

01. Imágenes del Tiempo – Despertar
02. Inferno
03. Laberintos
04. Fabulas
05. Trance
06. Luz y Sombra

NIGHTWISH

nightwish15cl-14Como dijimos en un comienzo, a estas alturas el Caupolicán estaba repleto y la espera del evento principal de la noche no se hizo esperar mucho. A las 21:01 se apagaban las luces del teatro, creando una gran expectación y euforia del presente. Empieza a sonar la intro Roll Tide de Hans Zimmer, unida a la narración introductoria de Shudder Before The Beautiful, corte de apertura de su nueva placa, y de a poco comienzan a mostrarse en el escenario Tuomas Holopainen y compañía, dejando para el último a la holandesa Floor Jansen, ovacionada por la audiencia. Sin necesidad de empezar a tocar, ya tenían al público en el bolsillo. El sonido fue espectacular e irrebatible, cada elemento sonó a la perfección y Floor demostraba el motivo por el cual había sido elegida para ese puesto.

Sin descanso sigue Your Is An Empty Hope, también de su última placa, con esos rítmicos característicos de Emppu Vuorinen y la notoria voz de Marco Hietala, que le da fuerza a la composición por los pasajes en los que es partícipe. Floor vuelve a mostrar su versatilidad y lo entregada que es en escena, haciendo un “headbanging” aplaudido por la audiencia. De los tiempos de “Century Child”,  interpretan esa emocionante pieza llamada Ever Dream, con una introducción a capella por parte del presente y cantada a todo pulmón gracias a la invitación de Floor, quien la interpreta en tonos similares de su cantante original para gracia del público y con los inconfundibles “dream of me” de Marco.

Del emblemático “Wishmaster”, la elegida a continuación fue She is My Sin, donde Emppu vuelve a ser protagonista por sus afilados riffs en esta canción. Otro corte interpretado a la perfección por Floor, que si bien no llega a esos tonos que hacía Tarja, le implanta de igual manera su sello a la canción.

Sale a escenae l multi-instrumentista británico Troy Donockley y comienza a interactuar con el público, indicando que habían estado en Argentina y que “no eran tan locos como nosotros”. Y así empieza a sonar My Walden. En este punto Troy es pieza fundamental de las siguientes composiciones, que son llevadas por un aire más celta gracias a su gaita irlandesa y su Bouzouki, liderando gran parte de la interpretación, aclamadísima por un público enormemente entregado tanto en los temas clásicos como en los de su nueva placa, cuestión llamativa durante toda la velada. Luego, Marco introduce al público y lo invita a cantar con él. El siguiente momento fue lleno de emoción  gracias a su gran interpretación en The Islander. Troy lo acompaña con el Bouzouki y su flauta (low whistle), con una audiencia cantando muy inspirada.

nightwish15cl-02

Para continuar con esos aires celtas, comienza a sonar Élan, single elegido de Endless Forms Most Beautiful, donde se puede apreciar a Floor más cómoda en la interpretación. También de su última placa, la poderosa Weak Fantasy nos sigue mostrando la calidad de composiciones que completan su última obra, una canción compleja y llena de ritmos, con una Floor muy versátil vocalmente y con espacio para que Marco despliegue su “ira” vocal. Los arreglos orquestales de Tuomas son impresionantes, siendo omnipresente en cada pieza de esta canción.

De “Dark Passion Play” nos traen esa gran obra que es 7 Days to the Wolves, donde Floor vuelve a asimilar el tono de sus antecesoras y en el caso de Anette Olzon, con el fin de mantener el ambiente original de la canción. La fuerza de esta composición es solo descriptible al escucharla en vivo, sus pasajes finales son sorprendentes y la banda estuvo precisa en cada momento. Marco interpretaba a viva voz sus partes y Floor haciendo nuevamente “headbanging” para delirio del respetable. Esta demás decir que la holandesa fue la gran protagonista de la noche.

El gran clásico ovacionado por todos fue Wishmaster, composición en la que vimos a Floor bastante cómoda usando su tono natural y soprano. Delirio total de la audiencia, que cantaba a todo pulmón “Master! / Apprentice! / Heartborne, 7th Seeker / Warrior! / Disciple! /In me the Wishmaster!”. Totalmente explosiva. I Want My Tears Back vuelve a esos sonidos celtas con gran participación de Troy y Marco. Otra gran elección del “Imaginaerum” y fuertemente coreada en su estrofa “I want my tears back!/ I want my tears back now!

nightwish15cl-01

Del gran Once, la elegida para este seltist fue Nemo (en otras localidades tocaron Dark Chest of Wonders), pausando un poco el ritmo vertiginoso que llevaba la velada, perfecto para dar continuación a uno de los grandes clásicos de la noche, Stargazers del Oceanborn”, coreada hasta en la línea de la guitarra de Emppu con los típicos ”uoooh uoooooho!”, generando un momento muy Power y vibrante. Por un momento, la interpretación lírica de Floor recordó a Tarja y no pudimos más que pensar en la gran calidad vocal de ambas intérpretes. La calma volvía con Sleeping Sun, que aún no bajaba la euforia del público ante esta gran interpretación. Siendo una canción más pausada,  los fanáticos seguían cantando a no más dar.

Ya en recta final, comenzó a sonar la extensa The Greatest Show On Earth, aunque en una versión “editada”, comenzando desde la narración de la Parte II, Life, y culminando con la Parte III, The Toolmaker. Sin dudas otro de los puntos altos de esta velada y llevada por las sinfonías de Tuomas. La base rítmica de Kai Hahto fue contundente, llena de cambios de ritmos y muchos tecnicismos musicales. Y sin dar respiro, siguió otra pieza fundamental del Once,la muy coreada Ghost Love Score. Independiente que cada intérprete de Nightwish marcó un registro importante en la banda, la interpretación de Floor aquí es solemne.

Finalmente, y tras algunas palabras de Marco Hietala que anuncia que este será el último “latigazo en nuestros traseros” de la jornada, los finlandeses culminaron su presentación con otra pieza pomposa de “Imaginaerum”, la poderosa Last Ride Of The Day. Gran interpretación grupal de Nightwish, muy inspirada y con mucha fuerza. Mientras se despedían, tras aproximadamente una hora y cincuenta minutos de show, sonaba de fondo The Understanding, la Parte IV de The Greatest Show on Earth, con un público no acostumbrado a un show sin encore, pidiendo a todo aliento otra canción, que lamentablemente no llegaría.

nightwish15cl-17

Así finaliza la cuarta visita de Nightwish en Chile, tras sus shows en el 2000, 2002 y 2008, con un Teatro Caupolicán absolutamente lleno y habiendo dejado satisfecha a la enorme mayoría de los asistentes, que vivieron con emoción y entrega total el retorno de Holopainen y compañía, además de contar con unas bandas soporte que supieron estar a la altura de tamaña cita. Nightwish sin dudas está viviendo una nueva etapa de su vida, y esperamos que sea duradera.

Setlist de Nightwish:

1. Shudder Before the Beautiful
2. Yours Is an Empty Hope
3. Ever Dream
4. She Is My Sin
5. My Walden
6. The Islander
7. Élan
8. Weak Fantasy
9. 7 Days to the Wolves
10. Wishmaster
11. I Want My Tears Back
12. Nemo
13. Stargazers
14. Sleeping Sun
15. The Greatest Show on Earth (Parte II: Life; Parte III: The Toolmaker)
16. Ghost Love Score
17, Last Ride of the Day
Outro
The Greatest Show on Earth (Parte IV: The Understanding)

 

 

Nightwish

Los ganadores del concurso de CDs de NIGHTWISH son:

Ximena Fuentes – Disco Endless Forms Most Beautiful
Claudio Rojas – Single Élan
Francisco Cornejo  – Single Élan

Las últimas entradas para el concierto de este domingo 4 en el Teatro Caupolicán se venden en por sistema Ticketek, www.ticketek.cl, callcenter 2690 2000, Cines Hoyts, Tiendas Falabella y The Knife.

Primeros 500: AGOTADA
Entrada General: $27.000
Día del Concierto: $30.000

 Los finlandeses, que llegan en promoción de “Endless Forms Most Beautiful“, tendrán en su formación a Kai Hahto en batería, quien está reemplazando a Jukka Nevalainen mientras se recupera de su insomnio crónico, además del multi-instrumentista Troy Donockley, miembro oficial de la banda. El concierto lo abrirán POLIMETRO y CATERINA NIX.

Estas son las recomendaciones del concierto:

Nightwish

Nightwish en Chile | 4 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

Nightwish

NIGHTWISH lanzará una muy limitada edición de su último trabajo “Endless Forms Most Beautiful”, el próximo 30 de Octubre via Nuclear Blast. La versión trae como extra un DVD que contiene 21 episodios de “making of”, dos canciones en vivo (“Yours Is An Empty Hope” y “Stargazers”) y cinco clips de video con análisis de las canciones “Planet Hell”, “Last Of The Wilds”, “Storytime”, “Arabesque” “Last Ride Of The Day”. Además, vendrá un archivo de más de 400 fotos tomadas durante el tour promocional de “Endless Forms Most Beautiful”.

No olvidar que NIGHTWISH se presentará en Chile el próximo 4 de Octubre en el Teatro Caupolicán. En la ocasión contaran con Kai Hahto en batería, quien está reemplazando a Jukka Nevalainen mientras se recupera de su insomnio crónico, además del multi-instrumentista Troy Donockley, quien ahora es miembro oficial de la banda.

Los precios son: Entrada General: $27.000 & Día del Concierto: $30.000. Entradas a la venta por sistema Ticketek, www.ticketek.cl, callcenter 2690 2000, Cines Hoyts y Tiendas Falabella.

El tracklist completo de “Endless Forms Most Beautiful – tour edition”:

CD

01. Shudder Before The Beautiful
02. Weak Fantasy
03. Élan
04. Yours Is An Empty Hope
05. Our Decades In the Sun
06. My Walden
07. Endless Forms Most Beautiful
08. Edema Ruh
09. Alpenglow
10. The Eyes Of Sharbat Gula
11. The Greatest Show On Earth

DVD

01. Yours Is An Empty Hope (live)*
02. Stargazers (live)*
03. Planet Hell (special clip)
04. Last Of The Wilds (special clip)
05. Storytime (special clip)
06. Arabesque (special clip)
07. Last Ride Of The Day (special clip)
08. Making-of
– The Cabin
– By The Lake
– Inside His Head
– Summer Camp
– More Campers
– New Hometown
– Almost There
– London
– Mixing And Mastering
– Ready!
– Release Of The First Single
– The Theme Of The Album
– The Recordings For Floor & Kai
– Thoughts And Feelings
– The Release
– The Artwork
– The Tour Rehearsals
– The Tour Starts
– The Second Single
– The Upcoming Shows
– Troy
09. Élan (official video)
10. Endless Forms Most Beautiful (official video)
11. Photo Gallery

nightwish endless tour edition

Nightwish en Chile | 4 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

 

Nightwish

¿Ya tienes tu entrada para el concierto de NIGHTWISH en Chile? Entonces no tendrás problema para participar por uno de los singles “Élan” y su último disco “Endless Forms Most Beautiful” que regalaremos en PowerMetal.cl.

Para participar por uno de estos CDs, escribe un mail a concurso@powermetal.cl con el asunto “Nightwish”, indicándonos tu Nombre completo, RUT y número de entrada (se encuentra al reverso del ticket, en color rosado).

Si aún no tienes tu entrada, todavía estás a tiempo de comprarla en los puntos de venta habilitados: Sistema Ticketek, www.ticketek.cl, callcenter 2690 2000, Cines Hoyts, Tiendas Falabella y The Knife.

Primeros 500: AGOTADA
Entrada General: $27.000
Día del Concierto: $30.000

Los finlandeses vuelven al Teatro Caupolicán el 4 de octubre, donde tocarán junto a POLIMETRO y CATERINA NIX.

Nightwish en Chile | 4 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

 

Caterina Nix

La cantante nacional, que acaba de lanzar el disco CHAOS MOTION junto a Timo Tolkki se sumará a POLIMETRO para abrir el concierto de NIGHTWISH en el Teatro Caupolicán.

Los finlandeses, que llegan en promoción de “Endless Forms Most Beautiful“, tendrán en su formación a Kai Hahto en batería, quien está reemplazando a Jukka Nevalainen mientras se recupera de su insomnio crónico, además del multi-instrumentista Troy Donockley, miembro oficial de la banda.

El concierto se realizará el 4 de octubre en el Teatro Caupolicán y los precios son:

Primeros 500: AGOTADA
Entrada General: $27.000
Día del Concierto: $30.000

Entradas a la venta por sistema Ticketek, www.ticketek.cl, callcenter 2690 2000, Cines Hoyts y Tiendas Falabella.

Escucha más de CATERINA NIX aquí:

Nightwish en Chile | 4 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

Polimetro

Los santiaguinos, que se encuentran en promoción de su último disco“El Laberinto de los Sueños”, fueron los elegidos para abrir el concierto que NIGHTWISH dará el 4 de octubre en el Teatro Caupolicán.

Los finlandeses llegan en promoción de “Endless Forms Most Beautiful” tendrán en su formación a Kai Hahto en batería, quien está reemplazando a Jukka Nevalainen mientras se recupera de su insomnio crónico, además del multi-instrumentista Troy Donockley, miembro oficial de la banda.

Los precios son:

Primeros 500: AGOTADA
Entrada General: $27.000
Día del Concierto: $30.000

Entradas a la venta por sistema Ticketek, www.ticketek.cl, callcenter 2690 2000, Cines Hoyts y Tiendas Falabella.

Nightwish en Chile | 04 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

Uno de los conciertos más esperados tendrá lugar el 4 de octubre en el Teatro Caupolicán. Será la cuarta vez de NIGHTWISH en Santiago y la primera junto a Floor Jansen.

Los finlandeses llegan en promoción de “Endless Forms Most Beautiful” tendrán en su formación a Kai Hahto en batería, quien está reemplazando a Jukka Nevalainen mientras se recupera de su insomnio crónico, además del multi-instrumentista Troy Donockley, miembro oficial de la banda.

Las entradas estarán a la venta a partir del 30 de abril con los siguientes precios:

Primeros 500: $25.000 (Comprando en efectivo en tienda  The Knife + $5 mil, lleva su nuevo disco “Endless Forms Most Beautiful”. Promoción válida hasta agotar stock)
Entrada General: $27.000
Día del Concierto: $30.000

Entradas a la venta por sistema Ticketek, www.ticketek.cl, callcenter 2690 2000, Cines Hoyts y Tiendas Falabella.

Nightwish en Chile | 4 de octubre 2015

“Imaginaerum recrea una fantasía musical al estilo de David Lynch, Neil Gaiman y Cirque du Soleil”, dice el anuncio del world premiere de la película basada en el último disco de NIGHTWISH, fijado para el diez de noviembre en el Hartwall Arena de Helsinki.

“Es una mezcla innovadora entre narración y música, un cuento extraordinario del poder de la imaginación y lo que en definitiva es lo más importante en la vida”, señala la producción de este proyecto filmado y post-producido en Canadá y en el cual actuaron todos los integrantes de NIGHTWISH, bajo la dirección de Stobe Harju.

“Quiero desde ya agradecer desde el fondo de mi corazón”, escribe Tuomas Holopainen. “Juntos hemos logrado crear algo innovador, extraño e inmortal”.

Las novedades están en que NIGHTWISH actuará en vivo esa misma noche antes de la premiere, en lo que será el último concierto en Finlandia antes de embarcarse en su gira latinoamericana. Además, se reveló que el día anterior al estreno, el nueve de noviembre, se lanza la banda sonora de la película, “Imaginaerum by Nightwish – The Score”, el que contiene “13 grandiosas reinterpretaciones de los tracks de “Imaginaerum” por Petri Alanko.

El filme estará en cartelera de cines europeos a partir del 23 de noviembre, sin embargo no hay noticias al respecto de un estreno en Chile, como tampoco de alguna visita de NIGHTWISH al país.

Mientras que en Chile la posibilidad de ver a NIGHTWISH en promoción de “Imaginaerum” parece imposible, en Argentina la llegada de Tuomas Holopainen y compañía es todo un éxito. Tanto así, que acaba de confirmarse una segunda presentación de los finlandeses en Buenos Aires para el 15 de diciembre, que se añade la fecha original pactada para el día anterior en el Teatro Flores.

Hasta el momento, no hay productor que quiera o pueda traer a NIGHTWISH a Chile por lo caro del show  -lo mismo que no permitiera verlos el 2005 con Tarja Turunen– y la falta de recintos adecuados en Santiago para realizar el evento.

Lo último que se supo lo informó la comunidad de fanáticos Nightwish Chile, cuyos encargados lograron hablar con el management de la banda, recibiendo la siguiente respuesta: “La semana pasada un posible nuevo promotor se contactó conmigo para el espectáculo. Sin embargo, a principios de esta semana me informó que no haría el show, así que siento tener que decir que todavía no tienen una fecha en Chile”.

Nightwish

El 17 de agosto, el mismo día del cumpleaños de la ex cantante Tarja Turunen, saldrá la película de NIGHTWISH, con toda su música basada en el disco del mismo nombre, lanzado a fines del 2011 en Europa y enero del 2012 en el continente americano.

Stobe Harju, con la supervisión de Tuomas Holopainen, dirigió la producción cuyo guión trata de “un anciano en su lecho de muerte que en su sueño como niño rehusa a envejecer y lucha contra la edad en su imaginación”. El presupuesto del rodaje es de 3.7 millones de dólares y se hizo en Canadá, con actores de dicho país y la participación de todos los integrantes de NIGHTWISH.

Además, y si bien el conjunto no ha hecho ningún anuncio oficial al respecto, ya se están vendiendo entradas para un concierto de NIGHTWISH en Argentina, fijado para el 14 de diciembre en el Teatro Flores. Hasta el momento, no han habido noticias acerca de una posible visita al país.

Recordemos que NIGHTWISH se saltó Chile durante la gira del “Once”, cuando llegaron a Sudamérica el 2005 antes del despido de Tarja, y el 2008 estuvo a punto de no realizarse el show en el Caupolicán, ya que no habían productores locales interesados en hacerlo. Al final, fue la misma agencia brasileña encargada del tour quien vino e costeó el evento, luego que fracasara en darle el concierto a un promotor de su confianza.

THE POET, ANETTE, THE PENDULUM & CHILE

nightwish08_02

Cuando a mediados de Julio del 2002 esta destacada agrupación finlandesa cerró su show en Santiago, jamás imaginamos los fans chilenos tener que esperar largos seis años para disfrutar nuevamente de la calidad de las composiciones de Tuomas Holopainen en vivo, aunque claro está, todos sabemos que como dice el refrán, “mucha agua ha pasado debajo del puente” desde aquella época y por algo la espera fue tan extensa. En efecto, no son solamente los años los que separan a esa banda “versión 2002” de la que se presentó el pasado 23 de Noviembre en Santiago, no no, hay muchos otros aspectos a comentar: primeramente, la banda 2008 es una cuasi megabanda para la escena mundial, sin duda entre las más importantes de Europa y récord de ventas en muchas partes del mundo, además que sus videos en Youtube son de los más vistos de la escena metalera, tienen no cientos de miles, sino millones de vistas (algo muy destacable) y parece esto no detenerse.

nightwish08_01Pasando a otro ámbito, cómo no mencionar además que el 2002 vimos en Santiago a un Marco Hietala recién integrado que, aunque dio muestra notable de experticia en voces y en las cuatro cuerdas del bajo, no es comparable al mismo sólido e importante integrante que se ve en esta “versión 2008”, como 2º frontman “on stage”; por otra parte hay un claro giro consolidado de la banda en cuanto a orientación de estilo-composición (aspecto confirmado por el mismo Holopainen en diversas entrevistas “Nightwish abandonó las líneas vocales líricas desde el álbum Century Child. Mucha gente reclama ahora que el estilo operático se fue con la llegada de Anette a la banda, yo creo que eso ya ocurrió como 5 años atrás”), por ende aunque Century Child, Once y Dark Passion Play son del ciclo de los álbums “no operáticos” de estos nórdicos, en el año 2002 los fans y el público en general aún esperaban un show mucho más “ópera metal” debido al estilo de la primera y recordada vocalista, Tarja Turunen, quien inició toda una corriente al vocalizar permanentemente de forma lírica las letras heavy/powermetal. Bueno, finalmente, cómo no mencionarlo(!), (quizás muchos de ustedes esperaban que esto estuviera como hecho número 1, pero creemos que no es bueno “sobre dramatizarlo”…), sí, el 2002 estaba Turunen en las voces, y el 2008 ya no, y al igual que Dickinson-Bayley, Matos-Falaschi, Halford-Owens y Kiske-Deris entre muchos otros ejemplos, siempre es difícil vivir “a la sombra” de un grande, no defraudar a los fans y ganarse su confianza…. es lo que vive Nightwish en esta gira, uno de los grandes desafíos, ver cómo su nueva integrante Anette Olzon lidera las voces de la banda en reemplazo de la recordada, amada y talentosa Tarja Turunen…

BYE BYE TARJA, HI HI ANETTE…

nightwish08_18

Sin teloneros y ante un público que lleva marcada la palabra lealtad como tatuaje sobre y bajo la piel, a las 19:07 se apagan las luces y se comienza a escuchar la intro que dará comienzo al más que esperado show…eran alrededor de 2.000 almas metaleras que querían mostrarle toda su admiración a Holopainen, y su cariño a Anette Olzon, y ya estaba(!), listo(!) solamente un par de segundos después aparece el sólido batero Jukka para tomar lugar en su batería Tama, seguido por Tuomas (con impecable sombrero de copa) y Marco Hietala, quienes, a decir verdad, no podrían haber entrado caminando más lento para llegar a sus lugares (fue casi extraña tanta lentitud) finalmente el “en general” más enérgico Emppu toma las 6 cuerdas sin tampoco aportar mucho a la emoción, y de esta forma comenzaban ya los motivos del primer tema, pero hay que decirlo, con algo de frialdad…(sí claro, el griterío de las fans fue enorme al ver a Holopainen), pero no sé si fue la falta de un grupo telonero, o la banda estaba muy agotada luego de esta tan extensa gira, pero en todo este inolvidable año 2008 no vi un comienzo menos enérgico que éste… en fin, luego de comenzar con las partituras animadas de “Bye Bye Beautiful” al fin vimos a la esperada Anette que entra también caminando muy lentamente “como sin querer incomodar a nadie” y cantando “muy demasiado concentrada” como para regalar sonrisas y movimiento…fue algo extraño, la música de Nightwish es espectacular y el sonido de esa tarde en ese primer track era simplemente IMPECABLE, no hay otra palabra, pero el show era frío…y ahí estaban los protagonistas, el poeta (Holopainen), Annete, Chile y el péndulo de la emoción que estaba en coordenadas frías e incluso algo displicentes.

nightwish08_11

Sin tiempo para respirar a continuación se escucha otro buen tema del potente Dark Passion Play, esta vez era el turno de “Whoever Brings the Night”, nuevamente con un sonido impecable, una vocalización excelente de Anette, casi igual a estudio, muy bien logrado por la banda también, pero algo seguía nuevamente faltando… aún el péndulo no se hacía girar hacia la potencia… no podemos decir que era hasta ese momento un show “vibrante”, sin embargo, las cosas de a poco iban a cambiar.

nightwish08_31Al terminar el tema al fin escuchamos a Anette dirigiéndose especialmente al público, queríamos que emocionara más el ambiente con un grito o un saludo vibrante, pero no fue así, sino todo lo contrario, y no lo digo como crítica, sino como grata sorpresa, ya que luego de un amable “hello Chile” y de informarnos que venía “The Siren” (del álbum “Once”) era ahora fácil darse cuenta que Anette es diferente a mucho de lo que hemos visto, es súper femenina, suave, tierna, sensible, por ello molesta mucho ver a quienes la critican decir que es “pop”, que vive en la sombra de Tarja, o que en vivo no rinde… eso es porque simplemente tienen sus mentes bloqueadas por el prejuicio… ahora se entiende bien lo que podría haber acontecido en el show de Belo Horizonte en Brasil y sus consecuencias (en ese show Nightwish tuvo que parar antes de la mitad porque Anette tuvo un quiebre emocional, incluso lloró)… eso había pasado un par de días antes de llegar a Chile y como causa complementaria (además de la explicación oficial que se le había ido la voz por demasiado humo en el escenario) se hablaba mucho que habían diversos “fans” que la insultaban de muy mala forma tanto en vivo como por otros medios y eso la tenía muy afectada… en fin, si uno analiza lo visto, efectivamente a diferencia de los videos que se pueden ver en Youtube, en especial el “Lowlands 2008” donde se ve muy alegre, motivada y con mucha más energía, acá en Santiago se notaba casi apagada ¿qué pasaba?, como que se estaba cuidando mucho de no sobreactuar y solamente de cantar bien. Uno nunca sabe, quizás por cuáles otras cosas desagradables habrá tenido que pasar, y bueno, hay que entender que ella tiene todo el derecho a ser sensible y por lo demás, es mujer, y como mensaje a los hombres al menos, por el solo hecho que es mujer hay que respetarla, y punto… hay muchas cosas que podrán “cambiar”, pero algo que nunca debería morir es la caballerosidad, y sobre todo hacia una de las nuestras, a una vocalista de una banda de metal… qué bueno que en Chile la hayamos tratado muy bien.

nightwish08_05Volviendo al show, al finalizar el tema, es Marco quien dirige unas palabras simpáticas y nos recuerda que ha pasado mucho tiempo que Nightwish no estaba en Chile, todo esto para luego regalarnos luego una muy buena ejecución de “Dead to the World”, la que estuvo cargada de una serie de símbolos que comenzaron a encender más el show: se mostró a un Emppu algo más energético, tocando los solos apoyado en el parlante de retorno y jugando más con su lado del público, Marco y Tuomas en actitudes más lúdicas y Anette tomando con respeto una bandera chilena arrojada al escenario, lo que naturalmente motivó aplausos y soltó más a la vocalista: este público la amaba, era cosa que se dejara querer solamente.

Lo que vino a continuación fue la esperada “antena” del Dark Passion Play, la excelente “Amaranth”, que fue ejecutada por todos excelente, impecable, además, cómo no mencionar que Anette tuvo que competir con 2.000 vocalistas que la disfrutaron entera y se la cantaron toda(!).

A continuación luego de un breve intermedio, escuchamos al “vocalista Marco Hietala” interpretar la muy nórdica melodía de “The Islander”, y aunque la ejecución fue muy buena, quizás no era el momento de un tema lento, sin embargo las palmas del público hacia el final de a poco encendían el ambiente, tanto así que al finalizar la música, se comenzaba a sentir un muy claro (y latino), OLE OLE OLE OLE, NIGHTWISH, NIGHTWISH!!!

Y listo, la espera de más de un año para escuchar en vivo a una de las obras maestras de Holopainen llegaba a su fin, “The Poet and the Pendulum” se hacía presente en toda su dimensión; luces tenues que destacaban aún más el espectacular telón de fondo con los motivos “marinos” del gran álbum Dark Passion Play, teclado inicial, bajo, batería + guitarra y ya teníamos a Anette cantando las primeras melodías del primer tema de la era “post Turunen”; increíble como la letra fue entonada por todos los presentes y pese a la extensión de la canción, el tiempo tanto de él como del show completo se pasaba volando… Anette podría haberse destacado más si hubiera cantado alto las partes que le correspondían al personaje del “niño” hacia el quiebre de la primera parte rápida del track, pero fue una impecable ejecución, y ya la banda se estaba soltando más, quizás sacándose ya la presión sentida en Brasil y comenzando a disfrutar a esta ultra incondicional audiencia chilena; muestra de ello es que Emppu hacia el final tiró su uñeta al público y terminó tocando con los dedos, cual guitarra clásica(!), fue un momento destacable.

nightwish08_16

A estas alturas del show, definitivamente “el péndulo” de la emoción estaba en pleno movimiento hacia la pasión, porque la hermosa canción del Wishmaster llamada “Come Cover Me”, no les salió bien, les salió perfecto, con una vocalización notable de Anette que al darle un toque tan especial al tema, lo podría hacer de ella sin problemas, fue notable, por primera vez se ve a la vocalista jugar con confianza por el público, y lograr la conexión que le faltaba, no con la gente ni con la banda, ya que estaba haciendo bien el trabajo, sino que la conexión con ella misma, ahora sí, de acá en adelante fue un gran concierto…

La explosión siguó ahora con la “pesada” “Dark Chest of Wonders”, la que fue júbilo total y estruendo, el comienzo de Emppu y Marco fue realmente contagioso en energía, así los queríamos ver desde el comienzo(!).

Luego de tan “potente” instante, Anette nos contaba que llegaba el momento de pensar en quien uno ama, y bueno, hubiera sido genial que se diera paso a “For The Heart I Once Had” pero no, fue otro turno completo para Marco, quien interpretó el tema que se hizo famoso por Youtube “While Your Lips Are Still Red”, en fin, ¿porqué no eligieron otro?, el momento requería otro perfil de música…bien ejecutado, pero mal elegido…

nightwish08_28

La seguidilla de los últimos tres temas fue sin duda lo mejor del show en cuanto a emotividad y energía, el excelente track “Sahara” contó con una banda 100% afiatada que deleitó con una interpretación mejor incluso que la versión en estudio; momentos importantes fueron cuando una ya relajada y confiada Anette nos dice “hey Santiago, I need your help” para jugar con algunas líneas vocales sencillas y hacer subir la emoción hasta decir basta: banda y público quedaron a mil, a mil.

A continuación, antes del Encore el emblemático “Wishmaster” fue el encargado de regalar un derroche de potencia y estruendoso júbilo; en esta nueva versión destaca una mayor participación de Marco Hietala y una intro más lúdica. Nota aparte merece el comentario de la interpretación cuando la vocalista toma una bandera chilena lanzada desde el público y se sube al altillo de la batería para hacerla flamear con fuerza…ojalá hubiera tenido esa confianza todo el show, pero bueno, lo muy rescatable de esto es que se dio cuenta que en Chile tiene un público incondicional para ella(!)

nightwish08_34

ENCORE

Antes de la despedida muchas cosas pasaron, luego de la pausa y al entrar nuevamente la banda viene un saludo/reconocimiento al hombre del sonido de Nightwish, también una reverencia y saludo especial de Tuomas a todos los finlandeses que se juntaron en el palco central del teatro, por otra parte uñetas de Emppu volaban como regalo al público y Marco Hietala pedía especialmente al público un: “griten”. Respecto a Anette, se mostró muy emocionada al recibir una bandera chilena con el nombre de ella (felicitaciones a las autoras/es de tan lindo gesto), broche perfecto para dejarle claro que no tenía que entrar tan cuidadosa al escenario, acá en Santiago los fans la iban a aprobar sea como sea(!), y la verdad sea dicha, después de lo mal que lo pasó en brazil, se lo merecía, gracias a su talento hay un nuevo Nightwish que tiene mucho más que dar para el futuro.

nightwish08_36Así como criticamos en algo la ubicación de los temas lentos en el setlist, aplaudimos que se haya decidido terminar con la ultra potente “Whish I Had an Angel”, fue un momento brillante para un muy buen show, el que, cual péndulo, partió algo en la coordenada fría de la música para terminar en la pasión y energía que se espera de un show metalero… vimos en Santiago el título exacto que le dimos al live review: al poeta Holopainen, la nueva vocalista Anette, el péndulo mencionado, y los gloriosos fans chilenos que se merecen nota aparte por su entusiasmo.

Para terminar y a modo de conclusión, podemos decir que se vio a un Tuomas con su talento de tecladista de siempre, pero más la estampa de compositor que hace que no sea necesario que hable al público, además vimos varios headbanging que regaló, y aunque pecó un poco de distancia/frialdad en los primeros temas, al igual que Emppu y Marco, como ellos fue integrándose a la energía del ambiente mientras pasaban los minutos. Por otra parte hay que destacar la regularidad en todo aspecto del potente Jukka, quien siempre se vio afiatado y con mucha pasión por su instrumento, blandiendo y golpeando sus baquetas. Finalmente, y sin duda lo más importante del show, es que apreciamos a una rubia (y de look más vikingo) Anette Olzon que cumplió con creces su labor, de forma sólida y profesional durante todo el show, solamente le faltó para tener un 10/10 haber entrado con más confianza para haberse soltado más en los tonos altos (algunos los eludió) y además mejorar su desplazamiento escénico, pero ciertamente su actuación fue un tapaboca para muchos de los escépticos, encantando además con su feeling delicado y simpatía, fue la última que salió del escenario, pero la primera para todos los fans que querían verla y darle su cariño..…los fans, los fans, qué sería de las bandas sin ellos, y bueno, Nightwish puede decir con conocimiento de causa que sus incondicionales fans chilenos deben ser de los mejores del mundo, después de esa noche, ¡qué duda cabe!

nightwish08_39

Setlist:

01.- Bye Bye Beautiful
02.- Whoever Brings The Night
03.- The Siren
04.- Dead To The World
05.- Amaranth
06.- The Islander
07.- The Poet And The Pendulum
08.- Come Cover Me
09.- Dark Chest Of Wonders
10.- While Your Lips Still Red
11.- Sahara
12.- Wishmaster
13.- Wish I Had An Angel