Entradas

Joseph Michael, vocalista de WITHERFALL, ha estado armando demos de canciones con los integrantes de SANCTUARY, banda que el año pasado perdió a su miembro fundador Warrel Dane, también conocido por su trabajo con NEVERMORE.

«He estado viajando a Seattle varias veces al mes para trabajar con Lenny, Dave y George. Acabamos de hacer una sesión de fotos. Tan pronto como termine de escribir, tengo que hacer demos de algunas canciones» comentó Michael

 

 

El día de hoy, a la edad de 52 años, falleció el ex-guitarrista de NEVERMORE y FORBIDDEN Tim Calvert debido a la «esclerosis lateral amiotrófica» que lo aquejaba. La noticia fue entregada por su hermana Vicky Calvert-Hawkins.

Tim Calvert fue conocido por su trabajo en los discos de FORBIDDEN «Twisted Into Form»«Distortion» y «Green» junto con el álbum de NEVERMORE «Dreaming Neon Black».

Desde PowerMetal.cl enviamos nuestras condolencias a familia y amigos de Tim Calvert así como a todos los que se hayan sentido afectados con el triste deceso.

 

Warrel Dane, vocalista de SANCTUARY y NEVERMORE, falleció el día de hoy en Sao Paulo (Brasil) producto de un infarto a la edad de 48 años.

Johnny Moraes, guitarrista de la banda solista de Dane, relató el suceso: «Murió en la noche. Tuvo un ataque al corazón. Estaba en el apartamento donde se quedó durante la grabación del álbum cuando sucedió. Le di masajes cardíacos y llamamos al Servicio Móvil de Atención de Emergencia (SAMU), que llegó muy rápido, pero cuando llegaron, ya estaba muerto».

Desde PowerMetal.cl enviamos nuestras condolencias a familia, amigos y todos quienes se sientan afectados con el deceso de Warrel Dane.

sanctuary

SANCTUARY, clásica banda del también vocalista de NEVERMORE Warrel Dane, reveló el video clip de «Existence Fading», tema perteneciente al disco del 2014 «The Year The Sun Died», álbum que marcó el regreso de la banda después de más de 20 años de silencio discográfico. El video clip se puede ver a continuación:

Sanctuary - The Year The Sun Died

La organización del SCHECTER GUITARFEST 2013, dio a conocer al ganador de este Festival, que por sexto año consecutivo fue en busca del mejor guitarrista de Chile.

En una extenuante jornada, el jurado evaluó a los 6 finalistas del certamen y entregó su calificación final, dando como ganador a VICTOR SANTIAGO, guitarrista proveniente de Viña del Mar.

Los premios que VICTOR recibirá como ganador del SCHECTER GUITARFEST 2013 son los siguientes:

– Trofeo del Festival
– 1 Guitarra SCHECTER
– 1 Pedal de Efectos BOGNER
– 1 Audífonos MOTÖRHEADPHONES, Modelo MOTÖRIZER
– 1 Año de Inglés en el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura.

A diferencia de años anteriores, este 2013 el ganador fue escogido durante un proceso previo a la realización del evento, permitiendo a VICTOR SANTIAGO transformarse en artista invitado y teniendo como misión abrir el show del sábado 14 de septiembre, donde se presentarán también HUGO HERMOSILLA BAND, BREAKDOWN y el Invitado internacional JEFF LOOMIS.

Recordemos que el ex guitarrista de NEVERMORE visitará por primera vez nuestro país y lo hará exclusivamente para presentarse en el SCHECTER GUITARFEST este sábado 14 de septiembre a partir de las 19:00 hrs. en el Teatro Municipal de Valparaiso.

Las entradas VIP con Meet & Greet se encuentran totalmente agotadas, pero aún quedan disponibles los tickets generales con un valor de $10.000. Éstas se venden por sistema Feriaticket.cl y tiendas FeriaMix.

Los boletos sin cargo por servicio se venden en los siguientes puntos:

V REGIÓN:

Prosound: Uno Norte Nº 431, Viña del Mar, Chile – Fonos: (5632) 2688018 y (5632) 2693371
Rockaxis Music Bar Valparaíso: Calle Pudeto S/N, entre Avenida Brasil y Calle Blanco, Valparaíso.

SANTIAGO:

Cannabis: Av. Providencia N°2138, Local 38, Portal Lyon. Fono: (562) 23355741

 

 El ex guitarrista de NEVERMORE ofrecerá una clínica el día antes de su show en el SCHECTER GUITARFEST de Valparaíso.

El evento del viernes 13 de septiembre se realizará en el Rockaxis Music Bar Valparaiso a partir de las 20:00hrs.  Para estar dentro de estos 50 exclusivos cupos, debes seguir los siguientes pasos:

1.- Compra tu Entrada para asistir al SCHECTER GUITARFEST 2013.

2.- Escanea tu entrada y envíala con tus datos personales (Nombre completo, RUT, Dirección y Teléfono) a concurso@guitarfest.cl

3.- Ya estás participando por una invitación para asistir a esta exclusiva Clínica de Guitarra Schecter con JEFF LOOMIS.

  • Duración Concurso: Domingo 28 de Julio al Domingo 18 de Agosto 2013.
  • Resultados Concurso: Lunes 19 de Agosto 2013.
  • Son sólo 50 invitaciones disponibles y no habrá venta de tickets para esta actividad.

Los organizadores del Guitarfest informaron que a partir de esta fecha el certamen pasará a denominarse “SCHECTER GUITARFEST 2013”, gracias a un contrato de exclusividad firmado con la prestigiosa y mundialmente afamada marca de guitarras “Schecter Guitar Research”.

Las Bases del Festival ya están disponibles en este link y a partir de hoy los guitarristas podrán enviar sus temas en competencia, a través de un video casero subido a YouTube.

Este año el evento se realizará el sábado 14 de septiembrea partir de las 19:00 hrs. en el Teatro Municipal de Valparaíso y contará con la visita del ex NEVERMORE JEFF LOOMIS. Aún no hay novedades respecto de las bandas nacionales que engalanarán esta batalla de las 6 cuerdas.

Las entradas VIP con Meet & Greet se encuentran totalmente agotadas, pero aún quedan disponibles los tickets generales con un valor de $10.000. Éstas se venden por sistema Feriaticket.cl y tiendas FeriaMix.

Los boletos sin cargo por servicio se venden en los siguientes puntos:

V REGIÓN:

Prosound: Uno Norte Nº 431, Viña del Mar, Chile – Fonos: (5632) 2688018 y (5632) 2693371
Rockaxis Music Bar Valparaíso: Calle Pudeto S/N, entre Avenida Brasil y Calle Blanco, Valparaíso.

SANTIAGO:

Cannabis: Av. Providencia N°2138, Local 38, Portal Lyon. Fono: (562) 23355741

 

Los organizadores del Guitarfest informaron que a partir de esta fecha el certamen pasará a denominarse “SCHECTER GUITARFEST 2013”, gracias a un contrato de exclusividad firmado con la prestigiosa y mundialmente afamada marca de guitarras “Schecter Guitar Research”.

Las Bases del Festival ya están disponibles en este link y a partir de hoy los guitarristas podrán enviar sus temas en competencia, a través de un video casero subido a YouTube.

Este año el evento se realizará el sábado 14 de septiembrea partir de las 19:00 hrs. en el Teatro Municipal de Valparaíso y contará con la visita del ex NEVERMORE JEFF LOOMIS. Aún no hay novedades respecto de las bandas nacionales que engalanarán esta batalla de las 6 cuerdas.

Las entradas VIP con Meet & Greet se encuentran totalmente agotadas, pero aún quedan disponibles los tickets generales con un valor de $10.000. Éstas se venden por sistema Feriaticket.cl y tiendas FeriaMix.

Los boletos sin cargo por servicio se venden en los siguientes puntos:

V REGIÓN:

Prosound: Uno Norte Nº 431, Viña del Mar, Chile – Fonos: (5632) 2688018 y (5632) 2693371
Rockaxis Music Bar Valparaíso: Calle Pudeto S/N, entre Avenida Brasil y Calle Blanco, Valparaíso.

SANTIAGO:

Cannabis: Av. Providencia N°2138, Local 38, Portal Lyon. Fono: (562) 23355741

 

 

El prestigioso festival, que anteriormente ha tenido a estrellas de las 6 cuerdas como Kiko Loureiro, Doug Aldrich y Richie Kotzen, traerá este año al ex guitarrista de NEVERMORE Jeff Loomis.

El evento se realizará el sábado 14 de septiembre a las 19:00hrs. en el Teatro Municipal de Valparaíso. Las entradas estarán a la venta a partir de este viernes 12 de julio por sistema Ticketek.

Los precios son:

  • Entrada general: $10.000
  • VIP con Meet & Greet: $20.000 (sólo 30 unidades disponibles)

 

 

El insigne vocalista de ICED EARTH, Matt Barlow, ha estado entregando constantes actualizaciones por su Facebook acerca del grupo que formó con Freddie Vidales (ex ICED EARTH, guitarras) y Van Williams (ex NEVERMORE), y el martes en la mañana lanzó la página oficial de esta banda, revelando que su nombre es ASHES OF ARES.

El proyecto está grabando material que ha escrito durante este último tiempo y abajo se puede ver un teaser con algunos segundos de música.

Matt Barlow

El vocalista Matt Barlow junto a su ex compañero de ICED EARTH, Freddie Vidales (guitarra y bajo), se unen con ex baterista de NEVERMORE Van Williams para formar un proyecto el cual no tiene nombre y tampoco contrato discográfico, pero sí ya material escrito para comenzar su senda.

«Bien, a pesar de que recién estamos en las primeras etapas del proyecto, nos sentimos emocionados por lo que hemos oído hasta el momento», comenta Barlow. «Esperamos que nos tengan paciencia a medida que continuamos con el proceso creativo y buscamos un sello que nos ayude a  mostrarles esta música de la mejor manera. Gracias por el apoyo, hay más por venir».

El cantante además subió a YouTube un pequeño teaser de lo que se vendrá con este grupo. «Muchas gracias a todos por el apoyo y los amables comentarios», escribe en su Facebook. «Por favor, siéntanse libres de compartirlo con todos. Recuerden, COMPARTIR con amigos y SPAM a tus enemigos».

Luego decidiera retirarse definitivamente de ICED EARTH con el objetivo de priorizar sus compromisos familiares y laborales como oficial de policía en Delaware, Barlow anunció a fines de mayo que ARTIZAN le había pedido cantar en el tema título de su próximo álbum, «Ancestral Energy». En ese momento señaló que sólo se trataba de una aparición especial como invitado y que pronto tendría noticias de su propio proyecto, que ahora está empezando a tomar forma ante la luz pública.

Jeff Loomis

El sitio guitarworld.com publicó uno de los 10 tracks de “Plains Of Oblivion”, el segundo álbum solista del ex guitarrista de NEVERMORE.

La canción “Chosen Time” se puede escuchar a continuación:

“Plains Of Oblivion” se lanza esta semana y es el primer disco que saca Jeff Loomis luego de su salida de NEVERMORE. La placa cuenta con invitados a los ex MEGADETH Marty Friedman y Chris Poland, además de Tony MacAlpine y Attila Voros, último guitarrista con quien compartió roles en el line up en vivo de NEVERMORE.

El tracklist de “Plains Of Oblivion” es:

01. Mercurial (con Marty Friedman)
02. The Ultimatum (con Tony MacAlpine)
03. Escape Velocity
04. Tragedy And Armony (con Christine Rhoades)
05. Requiem For The Living (con Attila Voros)
06. Continuum Drift (con Chris Poland)
07. Surrender (con Ihsahn)
08. Chosen Time (con Christine Rhoades)
09. Rapture
10. Sibylline Origin

A diferencia de “Zero Order Phase” que era ciento por ciento instrumental, “Plains Of Oblivion” contará con temas cantados. Una de las voces invitadas es la de Christine Rhoades, y la otra nada menos que la de Ihsahn, el legendario frontman de EMPEROR.

Jeff Loomis

Jeff Loomis

Luego de meses de trabajo en este proyecto, el guitarrista Jeff Loomis ahora revela el título, portada y tracklist de su nueva placa. “Plains Of Oblivion” es el nombre y se trata de su segundo CD solista, después del lanzamiento el 2008 de «Zero Order Phase». Este sin embargo tiene una particularidad: es el primer trabajo de Loomis tras su salida de NEVERMORE, banda que fundó el ’92 con los SANCTUARY Warrel Dane y Jim Sheppard.

A diferencia de «Zero Order Phase» que era ciento por ciento instrumental, “Plains Of Oblivion” contará con temas cantados. Una de las voces invitadas es la de Christine Rhoades, y la otra nada menos que la de Ihsahn, el legendario frontman de EMPEROR.

«Quedé tanto sorprendido como honrado cuando Jeff me pidió cantar en una de las canciones de su próximo álbum», dice el noruego. «Me pasó un track tremendo así que me resultó fácil inspirarme para las ideas vocales y de letras. Jeff es un músico asombroso y tengo muchas ganas de escuchar el disco final. Además, en el espíritu colaborador, logré que él pusiera un solo en mi propio nuevo álbum».

“Plains Of Oblivion” también tiene invitados a los ex MEGADETH Marty Friedman y Chris Poland, Tony MacAlpine y Attila Voros, último guitarrista con quien compartió roles en el line up en vivo de NEVERMORE.

El tracklist de “Plains Of Oblivion”:

01 Mercurial (feat. Marty Friedman)
02 The Ultimatum (feat. Tony MacAlpine)
03 Escape Velocity
04 Tragedy And Harmony (feat. Christine Rhoades)
05 Requiem For The Living (feat. Attila Voros)
06 Continuum Drift (feat. Chris Poland)
07 Surrender (feat. Ihsahn)
08 Chosen Time (feat. Christine Rhoades)
09 Rapture
10 Sibylline Origin

En otras noticias, Jeff Loomis donó su 7-string Schecter Signature a Jason Becker. Esa fue la guitarra que ocupó para la grabación del último material de NEVERMORE, «The Obsidian Conspiracy» (2010). El actual MEGADETH y también ex NEVERMORE Chris Broderick hizo lo mismo en beneficio de Becker.

nevermore

Justo cuando Warrel Dane anuncia quién será el segundo guitarrista en la reunida formación de SANCTUARY, banda de culto de Seattle que sacara «Refuge Denied» (1987) e «Into The Mirror Black» (1990), antes de disolverse el ’92 y propiciar el comienzo de NEVERMORE, su ex compañero y guitarrista Jeff Loomis aparece en un video donde revela que el 23 de agosto comenzará a grabar un segundo disco solista, sucesor de «Zero Order Phase» (2008).

SANCTUARY informó que Shannon Sharp ocupará el lugar de Sean Blosl y Jeff Loomis. El nuevo integrante hará su debut a mediados de septiembre en el ProgPower USA XII de Atlanta, Georgia. El conjunto se reunió sólo semanas después del lanzamiento del último disco de NEVERMORE con Loomis, «The Obsidian Conspiracy» (2010), con las intenciones de empezar a escribir un tercer álbum, tras más de 20 años de la edición de «Into The Mirror Black».

«Estamos en el proceso creativo», señala Dane. «Creo que el registro se llamará «The Year The Sun Died» (…) Dios, ¡esa canción es realmente buena! No sonará como en los viejos tiempos… es 2011, aunque igual será bueno encuentro yo, y habrán gritos agudos. Me estoy asegurando de eso. Los gritos agudos en NEVERMORE nunca fueron requeridos, y con SANCTUARY por supuesto que lo son».

Sobre la salida de «mutuo acuerdo» de Jeff Loomis y el batero Van Williams de NEVERMORE en abril pasado, el cantante indicó: «Quedé extremadamente sorprendido (con la partida) y muy, muy enrabiado. Un puente está quemado, con el otro aún… es como enfrentar un divorcio bien doloroso. Si deseas reparar la situación, puedes, pero hay una que no quiero. Los echo de menos. Creo que tomaron una mala decisión. Me ire a lo Emo si sigo hablando al respecto».

Al final, Warrel Dane calificó a NEVERMORE como «la banda más grandiosas que haya sido arruinada por el alcohol». Y si bien asegura que el grupo no ha muerto, da a entender que su prioridad hoy en día de SANCTUARYJeff Loomis por su parte, principal compositor musical desde los inicios de NEVERMORE, no ha comentado nada en público acerca de este quiebre.

nevermore

Tras la reunión de Warrel Dane con SANCTUARY justo cuando NEVERMORE sacaba su «The Obsidian Conspiracy» el 2010, y la cancelación de toda la gira norteamericana junto con SYMPHONY X, POWERGLOVEBLACKGUARD, se informó que Jeff Loomis y el batero Van Williams dejaron la formación.

«En una acuerdo mutuo, hemos decidido dejar NEVERMORE«, escribieron en un blog. «Llegó el momento de buscar nuestro propio camino fuera del grupo. Debido a los problemas internos y dificultades que todavía persisten dentro de la banda, sentimos que es tiempo de movernos. Queremos agradecer a los fans de todo el mundo por estos años de amor, apoyo y entusiasmo. No fue una decision fácil pero era necesaria, puede que nos encontremos de nuevo, en algún momento del tiempo».

Jeff Loomis era el principal motor creativo-musical de NEVERMORE, fundado por él y Warrel Dane en 1994 luego del conflicto que llevó a la separación de SANCTUARY.

El guitarrista concedió  el año pasado una entrevista a una revista chilena, en la que explicaba lo siguiente: «Me parece que si no me tuvieras a mí en NEVERMORE, no sería NEVERMORE, y si no tuvieras a Warrel en NEVERMORE, tampoco sería NEVERMORE, porque buena parte de lo que escuchas viene de mí y de él, de los que escribimos la mayoría de la música, ¿no? Somos piezas fundamentales que deben estar sí o sí para obtener ese sonido (…) No seríamos capaces de sobrevivir el uno sin el otro (…) nos necesitamos para crear el sonido de NEVERMORE”.

Jeff Loomis, guitarrista de NEVERMORE, acompañará a su compañero Warrel Dane en la reunión de SACNTUARY.

Dane comentó que Loomis perteneció a la última versión de la banda antes de que esta se disolviera y, dado que el guitarrista Sean Blosl no quizo participar, decidió extenderle la invitación a su compañero.

Jeff Loomis

Sanctuary

El vocalista de los estadounidenses NEVERMORE, Warrel Dane, anunció que se reunirá con miembros de su anterior banda, SANCTUARY, actualmente considerada «de culto», y con la que alcanzó a editar 2 discos, el último «Into the Mirror Black», lanzado el año 90.

Sanctuary

Sanctuary

nevermore_titulo

No sólo del grunge vivió Seattle. Este movimiento se transformó en un fenómeno mediático tan fuerte en los primeros años de los noventa que faltó muy poco para que toda memoria del pasado musical de esa ciudad de Estados Unidos fuera enterrada. Por este nuevo clima, los thrashers de Metal Church tuvieron que colgar las guitarras después de su Hanging In The Balance, en 1993. De repente, metal isn’t cool anymore. Recién el ’98 volvieron a unirse.

En el rock progresivo, el llamado a revolución de Queensrÿche con Operation Mindcrime, desde Seattle, los lanzó al estrellato, pero no bastó para frenar el ataque de Nirvana y compañía tres años después. En el apogeo de grunge, todo intento para triunfar masivamente, necesariamente tenía que corromperse y dejarse mandar… ¿podía el metal hacerle frente?

NevermoreSeattle también fue la cuna de Nevermore, liderada por el cantante Warrel Dane, el menor de una numerosa familia, que sus padres casi decidieron abortar porque los doctores les habían dicho que iba a ser retardado, y Jeff Loomis, de Milwakee, banda surgida de las cenizas de Sanctuary, el antiguo legendario grupo del vocal, que la oleada del grunge se encargó de desintegrar… Pero, quién iría a decirlo, los sobrevivientes del naufragio, con un metal multifacético, en constante movimiento y evolución, brutal, melódico, intrincado, profundo, introspectivo de temática que explora las emociones más oscuras del hombre, refinadamente oscuro, inconformista y agresivo, pudieron continuar la senda cortada y poder hacer música hasta ahora, diez años después, cuando todo lo que le amenazó había caído por su propio peso. Los álbumes The Politics Of Ecstasy, Dreaming Neon Black y Dead Heart, In A Dead World son la evidencia de aquello.

«Realmente vivimos entre toda la escena grunge aquí en Seattle, ¡desde el ’91 viejo! -dijo alguna vez Loomis-. Pero nunca seguimos el camino de otros, siempre hemos sido fieles a nosotros mismos. Siempre hemos seguido el camino del metal en el que creemos».

LOS APADRINADOS DE MUSTAINE

Nevermore es un grupo que surgió de un quiebre y de improvisto… Al menos con este nombre, no debieron existir. Es la continuación de las carreras de Warrel Dane y el bajista Jim Sheppard, que en 1985 formaron la banda Sanctuary con los guitarristas Lenny Rutledge y Sean Blosl, y Dave Budbill en la batería. El quinteto estaría fuertemente influenciado por el thrash del área de San Francisco, tan pujante en esos días, el disco homónimo de sus paisanos Metal Church, y el Heavy Metal de Judas Priest.

En ese año y el siguiente trabajaron sin lucimiento, grabando demos y tocando en pequeños clubes de Seattle. Nada más que decir hasta que se cruzaron con nada menos que el ex Metallica y en ese momento líder de Megadeth, Dave Mustaine. La leyenda cuenta que Sanctuary conoció a Mustaine en backstage luego de un concierto antes que saliera So Far, So Good… So What, y le entregaron una cinta con sus canciones. La versión oficial es que a través de un compilado de bajo presupuesto, del Northwest Metal Fest, en el que habían dos demos del grupo, atrajo la atención de Mustaine.

NevermoreSea como haya sido, lo cierto es que el hacha de Megadeth se interesó de sobremanera y se contactó con Sanctuary. Para la sorpresa y euforia de la banda, el llamado no fue para darles las felicitaciones, sino mucho más, ofrecerse como productor para una primera grabación seria. Mustaine se apuntaría como padrino de la carrera de Sanctuary. Warrel y los suyos tenían listos los temas, pero no habían pensado en una posibilidad tan concreta, ni menos conseguir acuerdo con alguna casa discográfica. Productor había, pero no presupuesto. Pero la seguridad con que hizo Mustaine su apuesta con Sanctuary, además del potencial del grupo, se basaba también en su propia imagen como uno de los mentores del metal californiano…

Alrededor de la producción del tercer larga duración de Megadeth, Mustaine las hizo de manager y, al parecer, con sólo mostrar su cara y las recomendaciones, Sanctuary consiguió un contrato con el sello Epic Records, parte de CBS, la industria fonográfica más antigua, importante y prestigiosa de Estados Unidos.

Superando el más increíble sueño, Dave Mustaine y el co-productor de So Far, So Good… So What, Paul Lani, viajaron a los Steve Lawson Studios de Seattle para juntarse con Sanctuary y grabar el disco. Así, el debut Refuge Denied salió en 1988, un disco sorprendente, hoy de culto, entre el Thrash y el Heavy que destapa todo el talento de Warrel Dane en la voces, similar al estilo de Rob Halford y, a ratos, Kind Diamond, con gran manejo de la voces altas y graves. Aunque algunas revistas de la época criticaron el trabajo de Warrel por no ajustarse a los estándares de los grupos Thrash y Speed, su performance representó allí un respiro de aire fresco a lo acostumbrado.

De los nueve temas que se encuentran en el elepé, escritos principalmente por Dane y Rutledge, resaltan la apertura Battle Angels, la europea Die For My Sins (hecha cover por Labÿrinth al final de los noventa), Sanctuary y una versión del himno hippie White Rabbit, de Jefferson Airplane, en la que Mustaine colabora con un solo de guitarra y las voces de fondo.

Nevermore

Con el empuje de Epic y Mustaine, Refuge Denied se transformó en la revelación metalera del noroeste del país. La banda no tardó en revolverse en giras con grandes conjuntos como Megadeth, por supuesto, Death Angel, Testament, y Forbidden, esta última, donde estaba el guitarrista Tim Calvert (no será la última vez que el guitarrista aparezca en la historia), quien se convirtió en fanático y gran amigo de los miembros de Sanctuary. Después diría que «uno de mis (discos) favoritos de todos los tiempos es el primero de Sanctuary«.

En 1988 también, Mustaine despidió de Megadeth al guitarrista Jeff Young, por lo que tuvieron que empezar a audicionar a postulantes. Varios fueron en busca de la vacante antes de dar con Marty Friedman, entre ellos, un adolescente de 16 años de Milwaukee, Wisconsin, llamado Jeff Loomis, el otro gran protagonista de esta historia. Un día, Jeff recibió un llamado desde Los Angeles de un amigo suyo, quien conocía a Dave Mustaine. Le dijo de la partida de Young que le podía conseguir una audición, pero que tendría que viajar a California.

Nevermore«Nunca en mi vida había volado en avión -recuerda Loomis-, tenía el pelo corto. Era un buen guitarrista pero no estaba listo para la banda. Entonces fui a la sala de ensayo cuando Mustaine todavía usaba heroína, drogas y todo eso. Parecía loco cuando lo vi. Me había aprendido sólo tres canciones: Wake Up Dead, The Conjuring y In My Darkest Hour. Cuando las tocamos él no cantó ninguna, me perdía y todo lo que hacía el era mirarme como loco. Después se me acercó y me dijo: ‘Jeff, quiero que sepas que eres demasiado joven para estar en esta banda pero algún día serás un gran guitarrista’. Esas fueron sus palabras, inspiradoras. ¡Ensayé con Megadeth! Fue increíble».

También, Jeff tenía sus palabras para el disco de Sanctuary, que «Refuge Denied es tremendo porque salió justo cuando el metal la llevaba en ese tiempo, 1987-1988, grandes años para el metal».

INTO THE MIRROR BLACK Y LA LLEGADA DEL NIÑO PRODIGIO

Para Sanctuary llegaba el tiempo de su segundo disco. Esta vez no contarían con Mustaine… La razón, Loomis parece explicarlo sin haber estado ahí. «Él estaba en las drogas cuando produjo el álbum de Sanctuary, y después no parece que no quiso saber nada de esos días. Creo que está avergonzado porque estaba muy mal y no recuerda nada». En este tiempo, Dave Mustaine atravesaba por los momentos más difíciles de su problema con la adicción a las drogas y el alcohol. «He escuchado que en la grabación del disco estaba borracho todo el tiempo», señala Calvert. Sin embargo, Warrel guarda los mejores recuerdos: «No tengo nada más que respeto y admiración por el Sr. Mustaine, porque es probable que no estuviera hablando ahora si es que él no hubiera descubierto a Sanctuary«.

Sin cambios en la alineación, Into The Mirror Black salió en 1990, por Howard Benson y grabado en Van Huys, California. Se trata de un álbum que supera en términos de composición al anterior, más técnico, furioso, oscuro y con un envidiable balance entre agresión y melodía en todo ámbito, aunque más sobreproducido y menos fresco. Future Tense, Taste Revenge, Long Since Dark, One More Murder son los temas mejor logrados. En este disco es donde Warrel empieza a desarrollar su estilo de escribir letras: «(En Refuge Denied) era todo fantasía. En el segundo traté de alejarme de eso y me he corrido de los temas fantasiosos desde entonces». Como lo fue Refuge Denied, el segundo es un disco brillante pero con mayor éxito de ventas. Con Into The Mirror Black alcanzarían el máximo de ventas en Estados Unidos, consolidándose con sólo dos álbumes como uno de los números fuertes de metal en la zona. Europa recibió el disco con aplausos, y esas mismas manos le dieron la bienvenida a Sanctuary en su primera y exitosa gira al Viejo Continente.

NevermoreA su vez, Epic hizo un EP promocional en vivo de Sanctuary, llamado Into The Mirror Live / Black Reflections, con los temas Future Tense (versión estudio), Long Since Dark, Battle Angels, One More Murder, White Rabbit y Taste Revenge, extraídos de un show realizado en Reseda’s Country Club, el 12 de mayo del ’90. Obviamente, fue hecho bootleg luego por Reborn Classics.

Hasta hoy, ha sido el mejor momento en Estados Unidos de la carrera de Warrel Dane.El primer percance en Sanctuary fue la partida del guitarrista Sean Blosl en 1991. Quién más que Jeff Loomis, el mismo muchacho de 16 años que había ensayado con Megadeth, se las jugaría para darse a conocer. «Estaba tocando en una banda Death Metal en Wisconsin y me había aburrido del estilo vocal. Quería unirme a un grupo que tuviera un cantante de verdad y escuché de un amigo (¿no habrá sido el mismo que le consiguió la audición con Megadeth?) que Sanctuary buscaba un nuevo guitarrista».

Jeff, ahora de 19 años, seguidor de Jason Becker, Metallica, Queensrÿrche y Sanctuary, por supuesto, grabó un demo y lo envió al manager del grupo. La cinta llegó a manos de Warrel y Lenny y cuando lo escucharon quedaron alucinados con la técnica del joven guitarrista. Lo llamaron para audicionar y sin más, quedó en la banda. «Tuve el privilegio de venir a Seattle y unirme a Sanctuary -dice Jeff-. De 150 guitarristas, la banda me eligió».

Antes de empezar de lleno con el trabajo de la tercera placa, Sanctuary, con Jeff Loomis, haría sólo una presentación, la que en ese tiempo nuevo integrante, recuerda con orgullo… Llegó el momento de empezar a componer, con Loomis incluido… Todo iba muy fuerte hasta que el grunge apareció…

NUNCA MÁS CON SANCTUARY

Nirvana, Alice In Chains, Pearl Jam… el grunge pasó a ser un movimiento local a uno de los grandes fenómenos de la música de los noventa. Mientras el trío de Kurt Cobain y sus clones se tomaban los estadios y gimnasios, el resto de las bandas, metaleras, era relegado de vuelta a los clubes.

Esta explosión hizo estragos en la médula de Sanctuary, no por frustración hacia el grunge, muy por el contrario, sino por el fervor que esta música despertó en algunos de sus integrantes que pensaron tal vez estaban haciendo la música equivocada. Recuerda Jeff: «Estuve como cuatro meses en la banda. Nos preparábamos para escribir, pero las canciones de Lenny sonaban realmente grungy». Según Warrel, el otro líder de Sanctuary, había una cierta corazonada de un par de miembros del grupo, Lenny y el batero Dave Budbill, que empujar hacia el grunge sería lo comercialmente más viable y próspero para la banda: «En otras palabras, un par del conjunto decidió venderse». Él, Jeff y Jim no iban abandonar el estilo. «El sello -Jim- nos prometió mucha plata si es que nos virábamos al grunge y la mitad de la banda pensaba ‘no podemos ser músicos pobres toda la vida'». Warrel: «Ellos (Epic) quería traer a diferentes compositores y nos decían que el sonido de Seattle era muy popular».

Nevermore

Hubo un tremendo conflicto en la banda sobre si cambiaban de dirección o seguían en lo suyo. «Se pegaron mangazos y se arrancaron pelos de sus cabezas (Loomis)». «Tuvimos una gran pelea -dice Warrel-, me quebré la muñeca por aforrarle en la cara a mi guitarrista (Lenny). Me había dicho ‘Fuck you! YO SOY Sanctuary, yo tomo las decisiones’ y de ahí ¡PAF!»

Warrel también señala que «éramos buenos amigos de Alice In Chains, volvimos de los tours y ellos eran estrellas de rock». Eso tuvo un gran impacto mental en algunos de los de la banda, que pensaron «también queremos ser rock stars. Mi aspiración nunca fue esa (…) no quería convertirme en un drogadicto y cagarme la vida (…) sólo quería tocar música y expresar mis sentimientos en las letras».

NevermoreLas diferencias y las peleas fueron irreconciliables, por lo que en 1991 Sanctuary se separó. En un principio, todo fue incertidumbre para Jeff. «No sabíamos qué iba a pasar. Me dije «mierda, tengo que devolverme a mi ciudad y no estar nunca más en una banda». Afortunadamente, Loomis no se decidió así… Lo que sí pasó fue que él, Warrel y Jim, los sobrevivientes de Sanctuary a las tentaciones del grunge, decidieron seguir juntos en el metal, a pesar de la época, partir de nuevo y formar una nueva banda. «Decidimos -explica Jeff- seguir lo que nuestros corazones decían que era lo correcto: el metal».

Muy poco tiempo después, Nevermore surgió…

DE VUELTA A LOS CLUBES

Sin contrato ni apoyo del público, los primeros años de Nevermore fueron muy oscuros. ¿Cómo era vivir en Seattle durante los días del grunge? «Era desesperante -relata Sheppard-, ¡casi imposible! Puedo ver por qué tantas bandas metaleras simplemente se rindieron. Pasamos de presentarnos en teatros que soportaban a mil 400 en el apogeo del metal y cuando llegó el grunge que lo destruyó todo, nos devolvimos a los clubs de 300-400 personas».

Trataron de convencer al guitarrista Tim Calvert, amigo de Warrel y Jim, para entrar a lo que en ese momento era un proyecto, pero prefirió seguir exclusivamente en Forbidden. La primera batería de Nevermore fue Mark Arrington.

El cuarteto estaba listo. Como pasó con Sanctuary, empezaron en los clubes de la ciudad, donde nunca Warrel ni Jim debieron haber vuelto, pero manteniéndose fuerte a sus principios. Esta actitud, firme pero silenciada por el grunge, pronto traería sus recompensas. Cuando Nevermore tocaba en esos lugares de Seattle, Arrington había conocido, a través de un amigo, al afamado productor Neil Kernon, responsable del Rage Of Order de Queensryche, de Dokken y que había sido el ingeniero del Unleashed In The East de Judas Priest. Kernon se trasladaba Washington en busca de bandas con las cuales trabajar. «Probablemente se vino para producir a todos los grupos grunge nuevos», pensaba Warrel, pero para su sorpresa, se estaba enfocando en bandas de metal.

Nevermore

Un buen día, Kernon fue a ver uno de los shows de Nevermore, y en el mismo club, después de finalizado el show, Neil se acercó a la banda. Les dijo que le había gustado mucho sus canciones y que quería trabajar con ellos. El grupo no podía creer que el mismo que había hecho el Rage Of Order les estuviera ofreciendo grabar, ante lo que aceptaron perplejos. Como Sanctuary tuvo a Dave Mustaine, Nevermore encontró su mecenas en Neil Kernon, quien de su propio bolsillo y temeridad, produciría a la banda.

En 1994 empezaron a grabar un demo profesional de 24 pistas en Robert Lang Studios. Fue hecho por fuerza mayor en dos sesiones, ya que a la mitad del proceso tuvieron que ponerse en búsqueda de un nuevo baterista porque Mark Arrington se había ido. Pero no tardaron en encontrar a Van Williams, de Nueva York, estaba viviendo en Seattle y conocía a Sanctuary un año antes de llegar: «Había ido a un club y escuché que Sanctuary era ahora Nevermore, así que fuimos a verlos. Eran buenos, realmente buenos».

Nevermore

Nevermore tenía la esperanza, y Kernon el convencimiento, de que con una maqueta profesional, con un sonido digno de ser calificado como álbum, podrían conseguir un contrato. En su país, marcado en el metal por el Death, prácticamente se les ignoró, pero en Europa tuvieron mejor suerte. En Century Media, uno de los grandes sellos independientes de metal, se escuchó el demo y vieron en Nevermore una potencial fuente de ingresos: eran ex miembros de los legendarios Sanctuary y para la compañía la calidad de la grabación era tan buena que podía ser lanzado como álbum, no tendrían que costear un presupuesto para producir un disco. La primera intención de Nevermore era regrabar las canciones y agregar más, pero así, el acuerdo se formó sin más. «Fuimos afortunados en llegar a un sello que no nos dijera qué hacer. Nos dieron esa libertad», Warrel.

El disco, que por su calidad paso de ser demo a LP, lo llamaron Nevermore y lo lanzaron en 1995. Constaba de ocho temas. En comparación con los de Sanctuary, la música es de bajas revoluciones, menos aceleradas, con varios pasajes acústicos, pero más pesadas. Acá Warrel empieza a desligarse de los rangos altos que caracterizaron a Sanctuary para caminar hacia un espectro apto para cantar letras más introspectivas, pulcras y grises, según él veía la realidad. El himno What Tomorrow Knows, canción de la que Century Media costeó un video clip, dice: Mistakes, you wear like your skin, you wish you’d never been born / Stand up, you can’t escape your past, but fools will try just to forget. Aparecen los temas de las drogas y política, que empezarían a ser frecuentes en Nevemore. Godmoney, el nombre lo dice todo, critica abiertamente las instituciones religiosas norteamericanas. Send your money to Jesus Christ, mail order your eternal life (…) Even God needs money.

Nevermore

Timothy Leary trata de un profesor académico que en los sesenta llevó a su clase completa a la India para estudiar el «Tao te Ching», un texto de filosofía china milenaria. Se dice que los hizo tomar LSD a todos, sacaron el manuscrito original y los tradujeron al inglés bajo los efectos de la droga. «Y tengo el libro -señala con orgullo Warrel-, se llama ‘Plegarias psicodélicas después del Tao te Ching’. Es muy difícil de encontrar, me costó como US$ 150. Los seguidores de Timothy Leary lo ven como un gran visionario y revolucionario, estaba loco obviamente, pero cuando lo lees es hermoso». Otros cortes del debut que resaltan son la power-ballad Sanity Assassin, Garden Of Gray y Sea Of Possibilities.

Si bien Nevermore se quedó con las ganas de regrabar las canciones, las satisfacciones llegaron en la gira. El grupo se presentó en Alemania y Austria con los germanos de Blind Guardian como plato fuerte, en la que los «neo Sanctuary» tuvieron una fuerte recepción tocando temas del LP y de la banda extinta. Para hacer el live performance más poderoso, Nevemore enroló al guitarrista Pat O’Brien, ex Monstrosity y fanático de Cannibal Corpse.

Esta gira europea no estaría ni cerca de ser lo más destacable del año. Mientras estaban con Blind Guardian, se acuerda Loomis, recibieron un llamado de su managment. Le había dicho que Chuck Schuldiner, el genio de Death, dio con el disco de Nevermore, le había gustado mucho y quería invitarlos para hacer un tour en Estados Unidos. «Quedamos sorprendidos porque somos totalmente diferentes al estilo de Death y pensamos que debía ser sólo un rumor». Pero al ser confirmado, aceptaron al acto. «Uno de los mejores tours que hemos hecho es este porque fue como si Chuck Schuldiner nos diera el real comienzo al pedirnos que tocáramos con él. Gene Hoglan estaba igual. Fue increíble carretear con estos músicos».

NevermoreEl año terminaría con una actuación en el stage principal del Dynamo Open Air ante 100 mil personas. Apenas terminó la actividad de giras y llegó el ’96, Nevermore sacó el EP In Memory, título dedicado en cierta manera a Sanctuary, según Dane: «Éramos una banda la raja, pero nos separamos justo cuando las cosas empezaban a suceder». Lo hicieron porque faltaba mucho para terminar la composición temas para el siguiente larga duración y ya había pasado su tiempo de la firma del contrato y no se había grabado nada aún.

El EP contiene temas que no pudieron salir en el primer disco por el limitado presupuesto, como In Memory, Matricide y Optimistic or Pessimist. Sobre este tema, Warrel comenta. «Soy el eterno pesimista y optimista. El lado pesimista es el que sale en la música, Es el lado más fuerte de mi personalidad». También tiene medley de dos canciones de Bahaus, Silent Hedges y Double Dare. Por último, se incluyo The Sorrowed Man, canción que había sido escrita para Sanctuary por Jeff y Warrel, para el tercer álbum que nunca fue.

«Gente que conocí mientras girábamos me decía que no estaba totalmente satisfecha con el primer álbum -sentencia Warrel-. Y estaba de acuerdo, tuvimos algunos problemas en juntar bien las cosas siendo una nueva banda. Pienso que ahora vamos por el buen camino (…) Seguimos buscándonos, y con el segundo álbum de Nevermore progresaremos en esa dirección».

NEVERMORE TAMBIÉN PUEDE HACER POLÍTICA

Así llegó la primera oportunidad en que podrían ocupar para Nevermore el presupuesto necesario para hacer un álbum completo. El ahora quinteto, con Pat O’Brien, se trasladó a Texas para trabajar en el álbum que, en palabras de Warrel, sería demoledor y lo más pesado, como el statement de Nevemore.

Así fue, Nevermore se encontró a sí mismo en The Politics Of Ecstasy, un trabajo potentísimo, con mucho carácter, agresivo, furioso desde su comienzo con The Seven Tongues Of God, progresivo en cuanto a la complejidad de las canciones pero igualmente directo. El trabajo de Jeff Loomis es más que descollante y tiene la mejor vocalización que haya hecho Warrel hasta esa fecha, en el que dio por fin con su estilo. De este disco se extraen The Seven Tongues Of God, Next In Line, Lost, The Tiananmen Man y 42147.

Nevermore

The Politics Of Ecstasy fue el gran salto de Nevermore. «Es nuestra declaración artística -dice Warrel-, nos ganamos el respeto de otros músicos gracias a este álbum y de ahí que no tenemos que probar nada». Además de mostrar lo buenos músicos y compositores que eran, Dane quiso desahogar su rabia, inconformismo, pensamientos y sentimientos como nunca lo había hecho, de una manera inteligente y a veces desafiante y provocadora. El tema título es una crítica descuerada a la clase política y al sistema, en la portada se ve a un niño llorando con una marca en la frente que dice Controlled. Lo mismo en Next In Line. The Seven Tongues Of God, sobre Dios y la ciencia. The Tiananmen Man trata, como dice el nombre, sobre la matanza de la plaza de Tiananmen, en Pekín, China, 1989. Cientos de manifestantes estudiantiles murieron cuando el gobierno ordenó aplastar las protestas. Palabras como Manipulate the Media y Like a hostage the goverment holds your drug, arrancan rechazo de cómo se manejó totalitariamente la situación.

Sobre hacer este tipo de letras, Warrel dice: «Es más fácil decir algo cuando no estas viendo a las personas. Poner las palabras en una hoja es mucho más fácil porque eres completamente honesto. Cuando lo miras a los ojos, no eres capaz de decir la verdad». El tema de las drogas es otra vez tratado en 42147. Además, todo el lay out del disco tiene un aire psicodélico de los sesenta e imaginería New Age. Warrel explica su inclinación por el tema: «Mis hermanos estuvieron justo al medio de todo ese movimiento cuando sucedió lo de la revolución de las drogas en los sesenta y yo lo viví a través de sus historias cuando crecí, y toda esa época me fascinaba bastante. En la secundaria, para «ser como los demás» experimenté harto con drogas».

NevermoreNevermore el ’97 tocó junto con Iced Earth en Europa. Pero antes de que terminaran estas actividades, Pat O’Brien, quien aparentemente nunca se adecuó al estilo de Nevermore, hizo sus maletas y se fue a Cannibal Corpse. «Siempre escuchaba a Cannibal Corpse y les decía a todos que era su banda favorita. No podemos estar más felices por él porque no muchos se van a tocar a su grupo predilecto (Warrel)». Para terminar las actuaciones, contrataron al guitarrista Curran Murphy. Ese mismo año, Forbidden, donde estaba Tim Calvert, se separó y, para no quedar cesante, llamó a Warrel para ver si era posible aún entrar la banda. Las puertas todavía estaban abiertas para él así que le pidieron que se fuera a Seattle y se les uniera.

Ya era 1997 y el grunge había retrocedido para ser un recuerdo. Jim: «Se autodestruyeron. El grunge empezó porque los músicos en Seattle eran pobres y no podían comprar equipos, por eso el sonido. Y cuando tuvieron mucho éxito, se volvieron Pop. Nosotros todavía no somos reconocidos por la prensa en Seattle pero hemos estado en al escena antes que el grunge… ahora también estamos y aún nos ignoran».

DREAMING NEON BLACK, LA AUTOBIOGRAFÍA DE WARREL

«Sometimes bitterness is all you can hold on to,
and within the bitterness I realized my weakness»

El cambio de guitarrista y una estrategia por parte de Century Media para no hacer al mismo tiempo tantos lanzamientos, retrasarían el tercer LP de Nevemore. Con Politics, el mejor disco de sus carreras, Nevermore empezaba a arrancarse la etiqueta de ex Sanctuary. Ahora estaban capacitados de hacer un álbum especial, muy especial: desde los más profundos rincones de la subconsciencia de Warrel Dane. Por esta vez al menos, se alejaría de los temas políticos, religiosos y sociales y entraría de lleno en las desesperadas emociones humanas…

«Vivo en Seattle, allí es muy oscuro, es para deprimirse, tenemos una alta taza de suicidio. Hay que mandar patrullas al puente Aurora en Navidad porque la gente se lanza (…) La base de la existencia humana desde su comienzo ha sido el sufrimiento. Escribir acerca del lado oscuro de la vida siempre me ha intrigado más que cualquier cosa feliz (…) El metal no puede ser feliz».

Nevermore

A Warrel se le ha preguntado si sus letras son así porque es adicto a las drogas, lo que se encarga de negar. Dice que quizás vino tinto, pero que le es difícil explicar de qué se tratan algunas canciones porque «cuando las escribo, algunas veces hay otra fuerza trabajando, como si se hicieran solas».

Para el próximo álbum, Warrel ocuparía una trágica experiencia personal como fuente de inspiración. La inexplicable desaparición de una novia que tuvo cuando estaba en Sanctuary, que se había unido a un grupo religioso y que su cuerpo nunca fue encontrado. Pasó que Warrel empezó a tener sueños en los que ella se mostraba, de la nada, justo cuando comenzaron a escribir el disco. La veía ahogándose, apareciéndose en su pieza, llamándole. Van Williams recuerda: «Ha hablado de esto por un tiempo, contando historias de cómo en verdad podía sentir o verla cuando estaba durmiendo, antes de escribir las letras, incluso antes del Politics me contaba sobre esta mujer». El hecho es que Warrel aprovechó estos dolorosos recuerdos y pesadillas para crear las líricas de un álbum conceptual.

Con Neil Kernon otra vez y en el mismo estudio de The Politics Of Ecstasy, Nevermore se enfrentó a un desafío: mejorar lo conseguido en el anterior y, para Warrel, revivir la experiencia y traspasarla a la música. Este álbum se llamaría Dreaming Neon Black. «Cuando estábamos en el estudio -recuerda Sheppard- (Warrel) rompió en llanto cuando cantaba el tema título», lo que refleja lo difícil que fue para él llevar esta «terapia».

Nevermore

Dane logró enfrentar el reto con éxito… y también la banda. Dreaming Neon Black es una obra maestra, con una energía emocional invaluable, llena de melancolía, dolor, cuestionamientos y rabia. Todo el álbum es la historia de alguien que lentamente enloquece después de perder a la mujer que siempre amó, sin saber qué fue de ella, sin saber cuál fue su destino. Es una montaña rusa mental y emocional que la música no logra menos que hacerla más fuerte. Al lado de Politics, las canciones son algo más simples y modernas, enfocadas en las americanizadas melodías de las voces, riffs contundentes con apariciones de leads sucios, variado, con muchos momentos de intensidad y de calma, gracias a los pasajes acústicos que logran ahondar más en la matriz de la historia. En Forever, con sólo la guitarra de Loomis… recita Dane: I know you’re dreaming, I know you’re at peace. I’ll meet you in the dreamtime. Whenever you call me I’ll go under, I’ll swim through you… siendo uno de los momentos más fuertes del disco entero.

Y Tim Calvert, que como miembro full-time de Nevermore, aportó con cuatro temas: Beyond Within, Deconstrution, All Play Dead y Cenotaph, sobretodo la primera con un estilo muy Forbidden. El resto son créditos de Loomis, con ayuda de Sheppard, como en Death Of Passion, Dreaming Neon Black, The Fault Of The Flesh, y Poison Godmachine, por nombrar las mejores. Loomis: «Básicamente tratamos de ser más una banda enfocada en las canciones (…) Dreaming Neon Black es un álbum mucho más estructurado, tratamos de simplificarlo un poco».

Dreaming Neon Black fue un éxito para Nevermore. Salió el 26 de enero de 1999, doblaron las ventas de The Politics Of Ecstasy y antes de aventurarse en un nuevo álbum, el total superaba las 100 mil copias. La banda hizo cuatro giras en Estados Unidos con Mercyful Fate, Iced Earth y Arch Enemy, visitaron Europa y hasta pararon en Australia, en las que todavía interpretaban clásicos de Sanctuary como Future Tense y Battle Angels.

Warrel sacaba cuantas alegres: «Estamos otra vez en el momento del quiebre. Cuando salió Into The Mirror Black, recuerdo que sentía que íbamos a algún lugar, que algo iba a pasar, era todo muy intenso, y ahora pienso que estamos definitivamente en el lugar donde Sanctuary estaba antes de separarse». Nevermore explicaba que el progreso lo fue gracias a la composición más prudente, según ellos, y al aura de la historia.

Nevermore«Creo que el disco tocó a mucha gente -piensa el autor de las letras- (…) Hablé con alguien hoy que me dijo que el álbum lo había deprimido horriblemente. Yo me decía: ¡Bien! Significa que hicimos nuestro trabajo. Cuando comencé a hacer la historia sabía que iba a afectar emocionalmente a las personas porque hay mucha pasión en las canciones».

Para el resto de la banda, el que Dane haya decidido escribir sobre este episodio de su vida, le sirvió para desahogarse. «Él todavía se acordará de ella pero no le será tan difícil -decía Jim-, nunca se olvidará de ella, era muy especial. Esperemos que pare de despertarse en las noches, saltando de su cama y gritando ‘¡Está en mi pieza! ¡Está en mi pieza!’ «. Warrel lo ratifica: «En el tour conocí a harta gente que me decía que había pasado por esto también, lo que hizo darme cuenta que no soy el único y eso me hizo sentir mucho mejor».

El resto del año para Nevermore terminó en proyectos fallidos. El primero sobre grabar un álbum de covers con temas de Metal Church, Savatage, Queensrÿche entre otros… para Warrel, hacer una novela sobre la historia que dio vida al concepto del Dreaming Neon Black. Además, por falta de tiempo, tuvo que rechazar la oferta de Chuck Schuldiner para integrarse a su proyecto llamado Control Denied, que en el ’99 lanzó, con Tim Aymar como vocalista, el álbum The Fragile Art Of Existence.

Pero ya vendría la revancha….

UN GRAN ÁLBUM EN UN MUNDO MUERTO

Con The Politics Of Ecstasy y Dreaming Neon Black, Nevermore se había levantado muy arriba sobre el fantasma de Sanctuary, pero sin conformarse, Loomis y Dane siguieron tomando riesgos. Para el próximo disco haría una serie de innovaciones. La primera, fue la decisión de no trabajar con Neil Kernon esta vez, el productor que descubrió a la banda y que había hecho todos sus álbumes. Le pedirían a Andy Sneap que grabara el disco, conocido por haber producido a Machine Head, Stuck Mojo, Earth Crisis, Testament, etc.

NevermoreSegundo, que Jeff Loomis empezaría a ocupar y componer con guitarra de siete cuerdas, a quien le entró la curiosidad gracias a que la persona que le confecciona los instrumentos le había dicho que iba a hacer una de éstas. Con la séptima cuerda «puedes hacer mucho con los acordes -asegura Jeff-, abre toda una nueva categoría. De inmediato, Loomis empezó a escribir temas para la séptima. En ese justo instante, Tim Calvert, pieza importante en Dreaming Neon Black, decidió abandonar Nevermore y la música ya que había contraído matrimonio. No buscarían a otro guitarrista, volverían a ser un cuarteto y toda la responsabilidad de crear las canciones recaería en Jeff, aunque contratarían a una segunda para las giras.

De esto salió al año siguiente, el 2000, álbum Dead Heart, In A Dead World, grabado en sólo un mes, julio, por tercera vez en Village Productions, Tornillo, Texas.

Al principio, por la referencia de Andy Sneap y la inclusión de las guitarras de siete cuerdas, se desató cierta incertidumbre al pensar que tendría elementos nu metal, pero al lanzarse, Nevermore le tapó la boca a todos con otro disco sumamente agresivo y profundo, a su manera. Gracias a Sneap la banda logró el mejor sonido de su carrera, pasado, presente y futuro, con todos los instrumentos muy claros y con gran protagonismo y fuerza de las guitarras y la batería de Van Williams. Es tan bueno que hasta el mismo Kernon dijo que la decisión fue correcta.

Si Dreaming Neon Black había sido el disco de Warrel Dane, Dead Heart, In A Dead World es el de Jeff Loomis. Los premios del álbum se los llevan las guitarras, lo que hacen que se esté de frente con un disco muy poderoso, directo. No es la emoción lírica sino la agresividad de Loomis lo más fuerte del álbum. El cover de Simon & Garfunkel, The Sound Of Silence, totalmente reversionado, «era tiempo de destruir al clásico (Warrel riendo)», junto con Narcosynthesis y Engines Of Hate, muestra un tipo de contundencia que no habían hecho antes, no por la técnica del Politics o la fuerza del Dreaming Neon Black, más bien por la nueva producción y la guitarra. «Está todo como lo queríamos -dice Warrel-, no le cambiaría ninguna cosa».

Nevermore

Dead Heart no es conceptual, pero nuevamente Warrel hace gala de su talento como letrista. Evolution 169 habla sobre la teoría matemática del caos, We Desintegrate, la filosofía tibetana de la «muerte del ego» y el renacimiento espiritual. Una gran tragedia humana en China por el rompimiento de un dique que mató a 300 mil personas en la inundación y la creación luego de la obra de ingeniería más grande desde la Gran Muralla, para crear un lago artificial, inspiraron a Warrel para escribir The River Dragon Has Come, hablando de las consecuencias de la tecnología. Dead Heart, In A Dead World, la canción, para Warrel simboliza sepultar los recuerdos de la historia del álbum antecesor. «Es deprimente, expresa que no importa cuán frío o vacío te sientas, todavía hay una pequeña esperanza ahí… Es un mensaje muy positivo». De este tema se extrajo la idea para hacer la portada y el diseño del disco, cortesía del mismo autor de Dreaming Neon Black, Travis Smith quien le dio a Dead Heart la mejor carátula que Nevermore ha tenido.

Pero tampoco se olvido de hablar de política y religión, no. Inside Four Walls es de un amigo de Warrel que fue condenado a diez años de cárcel, según él, de forma injusta. «Lo detuvieron por posesión de drogas… no era traficante pero fue tratado como uno (…) cuando hay personas que han cometido crímenes violentos, que son mucho más peligrosos para la sociedad y están mucho menos tiempo en prisión. Mientras Believe In Nothing, single del álbum, que fue promocionada con un video, es una canción lentas que refleja el escepticismo de Dane.

Las ventas fueron las mejores, el disco fue considerado por revistas europeas como uno de los mejores del año, estando en todos los top ten. Les sirvió para hacer tour a finales del 2000 y todo el 2001, con Curran Murphy otra vez, ahora Annihilator, como segundo guitarrista, con bandas de la talla de los recién nombrados, Arch Enemy, In Flames, Susperia, Lacuna Coil, después con Opeth, Soilwork y Angel Dust. Tocaron en lugares como Rumania en Europa del Este, donde Nevermore se sintieron como estrellas, según Jeff. Fueron estelares en Wacken Open Air 2001 y pisaron por primera vez Sudamérica, donde actuaron en Brasil con los locales de Krisiun. A Chile, Krisiun vendría sin Nevermore.

Nevermore

Dead Heart es el gran álbum de Nevermore, el que ha causado hasta ahora más impacto, que los llevó a la elite de la escena del metal. El próximo tenía que venirse con todo.

BRUTAL Y DURA REALIDAD

El quinto álbum de Nevermore, que pretendían llamar Psychotic Intellectual Narcotic, tendría que llenar las expectativas creadas por Dead Heart In A Dead World. ¿Cuánta presión sintieron? Loomis dice que ninguna «porque si dejas que la presión te afecte va a incidir en las composiciones, así que ni siquiera pensamos en eso».

Lamentablemente, los problemas se sucedieron uno a uno. La banda, con ansias de volver a trabajar con Andy Sneap, vieron como el Dead Heart le había dado fama y transformado al productor en una persona muy ocupada grabando otras bandas como Arch Enemy. El tiempo corría y no se veía que pudieran repetir con él. Además, sería el último disco que por contrato iban que sacar con Century Media, quienes les facilitaron un presupuesto mezquino comparado a lo anteriores, según Nevermore acusa. Por ello, no pudieron volar hasta Texas, al estudio de los LPs anteriores y tuvieron que buscar a alguno que viviera en Seattle. Así dieron con Kelly Gray, productor de bandas rock, entre ellas Queensryche, donde había reemplazado por un lapso a DeGarmo en las guitarras, pero nunca había trabajado con una banda metalera. De hecho, había producido a Candlebox y vendido siete millones de copias con ellos.

Nevermore

Nevermore estuvo grabando tres meses, «demasiado tiempo» para Loomis, en el estudio que Gray tenía en su casa, trasladándose continuamente a la de Jeff para terminar las voces y los solos, y fue mezclado luego en London Brigde Studios (Soundgarden, Alice In Chains). Y la composición duró entre seis meses y un año. «Fue un parto en Seattle -comenta Jeff-. Estábamos acostumbrados a grabar en Texas en sólo un mes y esto se alargó mucho».

Pero, cuál es el resultado… Enemies Of Reality, finalmente llamado, lanzado el 29 de julio de 2003, y dedicado a la memoria de Chuck Schuldiner, es un disco crudo, brutal, de sonido áspero y poco convencional para una banda metalera, por la producción improvisada. Corto, de nueve pistas que convencen en su composición en un ciento por ciento, que rescata los días de furia de The Politics Of Ecstasy en la música y en la temática.

Nevermore«Enemies Of Reality -entretanto Warrel- es una colección de himnos sinfónicos oscuros de odio y lamento». Es un disco anti realidad, anti todo en cuanto a las letras de Dane, otra vez furioso, otra vez provocador, pero a la vez, gris y ambiguo en su mensaje. «Quiero que las personas saquen distintas conclusiones de esto, y no quiero ser muy obvio ni superficial (…) Estoy muy contento con el álbum y espero que la gente lo entienda».

Lamentablemente la controversia generada hizo más ruido que la música. Century Media quería extender el contrato mientras todavía estaba vigente, mientras que el grupo quería esperar a que terminara para empezar a buscar un mejor acuerdo, y como Nevermore no cedió, según la banda le cortaron el presupuesto. Jeff Loomis, dijo poco tiempo antes de lanzarlo que el productor había hecho «un buen trabajo considerando la plata que se puso». Sobre esto, en septiembre de 2003 Warrel dio una entrevista a Electric Basement, oportunidad que aprovechó para sincerarse y dar su versión:

«El sello cortó nuestro presupuesto a la mierda porque no íbamos a volver a firmar contrato con ellos hasta que el disco estuviese listo. A estas alturas puedo ser honesto, no he hablado de esto mucho a la prensa. No voy a hablar mal de ellos, pero nos han estado presionando mucho en los últimos dos años para que hiciésemos un nuevo contrato, por el éxito de Dead Heart… Les dijimos desde el primer puto día que no, que íbamos a esperar que terminara nuestro contrato y ver cómo le iría al último disco. La única razón de por qué un sello tomaría este curso de acción es porque se dan cuenta que la banda aumenta su popularidad con cada trabajo. Así que si ellos pueden hacerte refirmar antes que se termine tu contrato, pueden cagarte un poco más. Este álbum parece que puede ser más grande que Dead Heart…, así que hicimos lo correcto… y sería agradable porder vivir de la música.

«Hay un montón de cabros que tocan en bandas metaleras y no se dan cuenta de lo que es el negocio, puede destruir totalmente tu fe en la música. En un punto te tranformas en un producto y eso asusta. Lo haces porque amas la música, no porque quieres ser un hombre de negocios, pero a la larga necesitas serlo. Es una dura lección que se aprende, pero así trabaja la industria musical. Esta diseñada para poner dinero en los bolsillos de los sellos y cagarse a los artistas».

En el segundo semestre de 2003, Nevermore fue a Europa para tocar junto con Arch Enemy, gira la que estos últimos debieron abandonar debido a que el bus en que viajaban, según palabras del guitarrista Michael Amott, «estaba infectado con bichos chupasangre que hicieron enfermar a miembros de la banda y del crew, sin mencionar el cansancio por falta de sueño». Luego, en noviembre se unieron con Dimmu Borgir, Children of Bodom e Hypocrisy para un tour por Norteamérica. En esta ocasión, una de las hachas de Testament, Steve Smyth, se ocuparía de la otra guitarra de Nevermore. Y mientras giraban, el video clip de Enemies of Reality rotaba en Headbanger’s Ball de MTV 2.

MEJORES TIEMPOS

Nevermore2004 llegó con novedades para Nevermore. A pesar de todo el publicitado conflicto entre la banda y Century Media, Warrel Dane hizo un sorpresivo anuncio en la página oficial: «Los miembros de Nevermore anuncian que después de largas «negaciones» (habrá querido decir «negociaciones») hemos refirmado con Century Media Records. Ambos lados trabajaron duramente para reparar problemas del pasado y al final, entre todas la ofertas, consideramos que esta era la mejor para nuestro futuro».

Para celebrar la reconciliación, el sello financió la filmación de un segundo video clip para Enemies of RealityI, Voyager, que dicho sea trajo consigo otra noticia grande: Nevermore volvía a ser quinteto. Steve Smyth aparecía en el video, el mismo con quien habían girado por estados Unidos y Canadá. Acababa de abandonar Testament, banda a la que se había unido en 1999, y Loomis le pidió que se integrara a Nevermore. Jeff dijo que «después de un tiempo girando se hizo obvio que él era el eslabón perdido en nuestra hermandad disfuncional».

Smyth comenzó su carrera en 1988 con la agrupación Ariah y en 1995 hasta 1999 estuvo en Vicious Rumors, participando en los discos Something Burning y Cyberchrist. También en 1999 formó con el guitarrista fundador de Testament, Eric Peterson, y Steve Digiorgio, el proyecto llamado Dragonlord y en 2001 editaron su debut, Rapture, proyecto en el que está involuvrado hasta hoy. Sobre su llegada a Nevermore, Steve señaló: «Estoy feliz de tomar el desafío de tocar con estos muchachos. Siempre he amado la música y nos llevamos bien como músicos y como amigos. Espero con ansias contribuir en el nivel creativo y todo hasta ahora ha sido muy positivo».

Nevermore aparecerá como número fuerte de cartel en próximos festivales de verano como Wacken Open Air y en el otoño del hemisferio norte pretenden empezar a grabar un nuevo álbum del cual ya existe material escrito. Así cumplen la promesa de sacar lo más rápido posible otro trabajo luego de los inconvenientes que ocurrieron con Enemies of Reality.

Cada álbum de Nevermore, cada álbum distinto, con su personalidad, pero siempre honesto y que se ha sabido sostener. «El truco es -Jeff- es no pensar y en cualquier momento que venga una buena idea, grabarlo de alguna manera y puede ser que al final de todo el proceso termines con una buena canción y eventualmente con otro buen álbum. Algunas veces tengo esa sensación en el estómago de que no seré capaz de hacer nada más alto, pero trato de no pensar en eso más que hacerlo lo mejor que pueda».

Nevermore

MAKE YOUR OWN RELIGION – Warrel Dane.

Nevermore 2004

Warrel Dane: voces
Jeff Loomis: guitarra
Steve Smyth: guitarra
Jim Sheppard: bajo
Van Williams: batería

Nota: El texto anterior es una biografía no autorizada de Sanctuary y Nevermore cuya fuente se basa en entrevistas que la banda ha realizado a medios especializados en Internet y otros datos extraídos de sitios web dedicados al grupo. Como no es una biografía directamente relatada por los integrantes y está escrita con el propósito de entregar una ordenada sucesión de los hechos de interés, algunas referencias de carácter no confirmadas pueden ser equívocas.

Esta biografía ya fue publicada en DarkMetal.cl en septiembre 2003, pero debido al estilo transversal de esta y de Sanctuary, se permitía perfectamente incluirla en PowerMetal.cl para darla a conocer a un público distinto.

El 2003 llega a su fin y, a la hora de recuentos, no se puede dejar de revisar el trabajo más extraño del año, uno de los más destacables y decepcionantes a la vez… Enemies of Reality, el último de Nevermore. Es un disco polémico, y no por las letras, como hubiese querido seguramente Warrel Dane, sino por el sonido. La música y composición nuevamente es brillante, pero esto apenas se puede distinguir porque la producción de Enemies of Reality es lamentable, al menos para una banda como Nevermore que es un grupo que basa su prestigio en la calidad de su sonido.

Es conflictivo no tanto por el mal sonido en sí, sino por cómo se llegó a fraguar. Se descarta de inmediato que haya sido a propósito como Metallica, o un error de la banda. No es bueno interpretar nada, pero Enemies of Reality era el último disco que Nevermore sacaría por contrato con Century Media y el sello le recortó el presupuesto para hacer el álbum. Ese es el hecho. Lo que siguió fue que Nevermore no pudo viajar a Texas donde están los estudios donde habían grabado los tres discos anteriores y que se había transformado en la casa de este grupo, tampoco pudieron trabajar con el productor Andy Sneap, quien había hecho un trabajo imposible de superar con Dead Heart, in a Dead World. No tuvieron otra opción que buscar algún otro productor de la ciudad-base de Nevermore, Seattle, que estuviera disponible y dieron con Kelly Gray, conocido por haber trabajado con Queensrÿche y Candlebox, pero que nunca había tenido contacto con una banda de metal.

Enemies of Reality lo grabaron en la casa de Gray y pedazos en la del guitarrista Jeff Loomis, quien dijo poco tiempo antes de lanzarlo, que el productor había hecho “un buen trabajo considerando la plata que se puso”. La culpa no es de Gray entonces, pero veamos qué fue lo que dio este forzado e improvisado experimento de estudio: un sonido poco claro, con una batería muy apagada, con una mezcla nebulosa entre las guitarras y el bajo… y por si fuera poco, puesta en segundo plano donde todo gira en torno a las voces, que es lo que está más arriba y opaca al resto… justamente la oposición de lo que era Dead Heart, in a Dead World, con toda la potencia de la batería encima y la fuerza de las guitarras, cada instrumento separado y distinguible uno del otro. Si se comparan estos dos últimos discos de Nevermore, uno es la antítesis del otro. Mientras Dead Heart es el ejemplo perfecto de cómo tiene que sonar el metal, el Enemies es, por decirlo de una manera políticamente correcta, de cómo tiene que hacerlo un disco de rock o mainstream… o sea, para Nevermore, totalmente fuera de lugar… una configuración que no los deja mostrar lo que mejor saben hacer, los “castiga”.

En Dead Heart predomina las guitarras, pero en Enemies, las voces. Qué más se podía hacer si Kelly Gray no comprende cómo suena una banda metalera. Obviamente iba a hacer el trabajo de la forma que él sabía. El sonido existe, pero no es apta para una banda metalera, menos para Nevermore que desde The Politics of Ecstasy había hecho álbumes de sobresaliente factura. Gray se metió a un campo que no conocía y los resultados están a la vista.

Pueden parecer explicaciones frías pero es muy frustrante escuchar estas canciones y pensar el tremendo disco que pudo haber sido si es que hubiesen tenido la libertad de hacerlo como querían –y debían–, porque sin pasar a vertientes death o más extremas, Enemies of Reality es un álbum que muestra lo más brutal que se puede hacer en el Heavy Metal. Nevermore había avisado que sería más agresivo que todo lo que habían escrito antes y cumplieron. Es muy crudo, otra vez furioso, molesto y contestatario como en los tiempos de The Politics of Ecstasy, caótico en música y letras –como en sonido–, muy pesado. Al cuadro ayudan las letras creadas por Warrel Dane, el que no creo está vez un disco conceptual, pero con un hilo difuso que une cada una de las nueve canciones, pero bajo un espectro gris y ambiguo que cada uno interpreta como considere. Open wide and eat the worms of the enemy hace metáfora de la (atrofiante) influencia de los medios de comunicación en el día a día, como ilustrando “la basura que nos hacen tragar”. O esta frase que se repite en los dos últimos temas, there is no stronger drug than reality, muestra cómo este dibujo de la realidad arruina al hombre, lo entumece.

Y este cuestionamiento y lamento de verdades ocultas y de cómo son manejadas las masas marca todo el álbum, un disco que no es antisistema o antigobierno, sino antitodo, antirealidad, de inconformismo y odio canalizado en las líricas que sólo podían salir de la mente de Warrel Dane, con música que sólo podía salir de Jeff Loomis, de vuelta a la concepción agresiva de The Politics, pero sin haberse saltado lo aprendido en Dreaming Neon Black y Dead Heart, in a Dead World. Lo digo por lo más directo de las composiciones, que no son tan técnicas que las del Politics, y porque Jeff sigue utilizando, en ocasiones, la séptima cuerda con la que empezó a experimentar en el álbum anterior, que la ocupa de manera muy inteligente y con ello le da a los temas más que una cuota adicional de brutalidad.

Un comienzo de batería que recuerda a la partida de 42147, pero luego con un riff de cuerdas más bajas, abre el tema Enemies of Reality en primer lugar para que el álbum parta de manera contundente. Y si a alguien le quedaron dudas, Ambivalent continúa como el corte más pesado de la placa, con arrolladoras figuras rítmicas de la guitarra que dejan en claro cuál es el background musical de Jeff Loomis, el Death Metal. Canciones de esta misma entrega de potencia son también I, Voyager y Create the Infinite. La balada del disco, si se puede llamar así en estos casos, pasaría a ser Tomorrow Turned into Yesterday, la favorita de Warrel, según lo ha dicho en entrevistas, pero que a mi parecer no alcanza el nivel de otras lentas de Nevermore como The Lotus Eaters, Forever, The Heart Collector o Believe In Nothing. A excepción de su coro oreja, creo que lo demás se sitúa en las sombras de las nombradas. Who Decides empieza muy fuerte para continuar con pasajes más calmos, de melodía arrastrada, que al final vuelve a tomar agresividad, por sorpresa. Una canción que hay que prestarle mucha atención.

Para lo último quedan las dos canciones que cierran el álbum, que parecieran ser un tema en dos episodios, sólo que en ninguna parte dice que sea así. Lo que pasa es que en ambas, Noumenon y Seed Awakening, se repiten letras y líneas vocales. Mientras la primera es una lenta con mínima presencia de percusiones, la segunda retoma la actitud de Enemies of Reality o Ambivalent y se encarga de cerrar el álbum de la misma manera en que se abrió, con mucho poder.

No es nada nuevo decir que el trabajo de Travis Smith en la carátula y booklet es otra vez increíble… tampoco vamos a inventar la pólvora el decir que Jeff Loomis es un guitarrista brillante y que de nuevo repite elogios en Enemies of Reality. Ahora, sobre el desempeño de Warrel Dane, sigue impecable con las letras y líneas melódicas, pero creo, es apreciación mía, que Warrel ha reducido su registro vocal, haciendo que suene algo más monótono y americanizado. Me refiero a los tonos más altos. Seguramente para Dane eso era lo que necesitaban las canciones más recientes, pero aún considero que sus mejores voces están en Dreaming Neon Black. Esto no es ningún punto a favor o en contra, sino un juicio mío, porque tampoco se trata que vuelva a los días de Sanctuary.

Si por la música a Enemies of Reality hay muy poco que rebatirle, esa es la verdad. Pero el sonido del álbum es indigno para Nevermore y eso afecta, aunque no lo queramos. Cuando logro escuchar más de una vez este disco y puedo al fin acostumbrarme a su calidad de producción, pensando que me estaba preocupando por estupideces, vuelvo a oír cualquiera de los demás trabajos de Nevermore y otra vez me pregunto que habría sucedido si Enemies of Reality hubiera tenido un sonido como el Dead Heart. Dentro de todas las expectativas que planteó a futuro dicho discazo, una de ellas era justamente la de igualar al menos lo hecho por el productor Andy Sneap. Incluso se daba por hecho que el próximo de Nevermore iba a contar otra vez con una gran producción… si era característica y parte del prestigio del grupo. Ahí está la gran caída.

No se trata de derramar lágrimas por el sonido porque sí. Va en que el resultado final de Enemies of Reality no es ni la cuarta parte de lo que Nevermore quería realmente mostrar. Pudo ser con toda propiedad mucho, pero muchísimo más y sin haber ampliado el esfuerzo por parte del cuarteto. La banda no cumplió sus propósitos ni llenó las expectativas de su público. Por tal motivo es que por primera vez se puede discutir si Nevermore se ha superado con respecto al LP anterior, y nada de esto por la música, lo que es muy lamentable. En otras palabras: se los cagaron. Puede hablarse de Enemies of Reality como uno de los mejores lanzamientos del año si sólo se considera la intención de las canciones, ya que por el resultado, es un balde de agua fría. Por lo menos Warrel ya tiene una nueva fuente de inspiración para demostrar su inconformismo con las letras en el disco que venga.

Tracklist:

1. Enemies of Reality
2. Ambivalent
3. Never Purify
4. Tomorrow Turned Into Yesterday
5. I, Voyager
6. Create the Infinite
7. Who Decides
8. Noumenon
9. Seed Awakening