Entradas

«My Sobriety Mind», balada perteneciente al último trabajo de MOB RULES «Beast Reborn», ha sido la canción elegida para el último video de la agrupación. El tema incluye la participación de la vocalista Ulli Perhonen de SNOW WHITE BLOOD.

Pueden ver el video a continuación:

Una vez más nos vamos a Alemania para revisar un disco que viene a enaltecer a la banda Mob Rules, agrupación con una larga trayectoria, que tras su último trabajo “Cannibal Nation” ya nos dejaban claro el salto cualitativo que logró con el paso del tiempo. Con Klaus Dirks a la cabeza, llega a nuestros oídos su nueva placa, “Tales From Beyond”, un título sugerente para ver que historias y sonidos del más allá logran Matthias Mineur y Sven Lüdke en guitarras, Jan Halfbrodt en las teclas, Markus Brinkmann en el bajo y Nikolas Fritz en batería.

“Tales From Beyond” es un álbum compuesto por diez temas, que desde el comienzo nos hace sentir la esencia de las principales influencias del Heavy Metal. Dykemaster’s Tale se titula el primer corte e inevitablemente se nos viene a la cabeza Iron Maiden, el riff introductorio con guitarras limpias, hasta que se hace escuchar Dirks bajo una base de marcha. Se comienza a apreciar un gran trabajo de composición, en el que la simpleza será un elemento que hará resaltar los pasajes más técnicos, rápidos y pesados de este “Tales From Beyond”. Luego de esta gran introducción se da paso a la fuerza melódica con el protagonismo de guitarras a voces, y la fuerza interpretativa de Dirks. Un puente envolvente y  un coro a medio tiempo, ideal para ser llevado a la experiencia en vivo. Dykemaster’s Tale, da la puerta de entrada al disco bajo un formato de larga duración – superior a los ocho minutos -, cuya composición en ningún momento lo hace sentir monótono y menos aburrido, con un gran comienzo, gran calidad de sonido y mejor ejecución de los músicos.

Continúa el turno de Somerled, un inicio con sonidos de gaitas nos avisan de un tema de fuerza galopante, con puentes de guitarras brillantes, y cambios de ritmos que sacan a lucir la mejor cara que se le ha visto a los germanos en su trayectoria. Sin ser un tema de larga duración, nos lleva por  experiencias melódicas, densas y oscuras. Tremendo corte. Luego, con Signs, pasamos de lo clásico y melódico a un trabajo de medio tiempo, más denso y con matices progresivos.

Power Metal puro es On The Edge, desde el primer momento la batería lleva la velocidad como protagonista, haciéndose más intensa en el coro con el doble pedal. Vocalmente el coro es impecable, bello y simple. Un solo imponente que cierra con unos redobles de batería para finalizar el tema, con la intensidad con la que comenzó.

El camino experimental lo abre My Kingdom Come, tema que hace bajar las revoluciones dejadas por On The Edge. Cambios de ritmos marcan el avanzar de este tema, arreglos a destiempo en batería por parte de Fritz, hacen muy atractivo el avanzar el disco. Realmente las sensaciones son diversas.

En la línea de un Heavy más clásico y oscuro se deja caer The Healer. Mob Rules deja claro que uno de sus atributos en cada uno de sus trabajos es el incorporar detalles que se enmarcan en lo progresivo, ya sea en cierres de estrofas como particularmente sucede en The Healer, y más aún en el solo donde se logró el mejor trabajo instrumental entre teclado y guitarra.

Una pieza de alto calibre para los amantes del Power Metal es Dust Of Vengeance, de velocidad feroz, cuenta con un estribillo realmente bello, imponente con mucho magnetismo. Uno de los cortes más completos y que llenará el gusto de todo amante del género melódico. La participación de  Halfbrodt en los teclados es colosal, a lo largo del tema y más aún en el momento del solo instrumental. Qué decir de las guitarras y bajos, perfecta ejecución y acompañamiento. Dust Of Vengeance hace definir a Mob Rules como una “típica” banda de cuna alemana que nos deja la boca abierta, y agradecidos de escucharla.

Una historia contada en tres partes es la forma elegida por Mob Rules para cerrar este tremendo trabajo, reeditando el formato de composición bajo una trilogía al igual que su primer álbum “Savage Land”. De un tono más denso, progresivo y mediana velocidad, las tres partes, Through The Eye Of The Storm, A Mirror Inside y Science Save Me!, dan un cierre redondo a “Tales From Beyond”, con un formato más progresivo, cosa que no nos debe sorprender, ya que Mob Rules se siente muy cómodo en esos terrenos. Completo manejo de sensaciones, una primera parte que se abre en tonos de caos, pasando por la intriga en la segunda parte y resolución de la tercera parte. Según la edición del disco se incluye un bonus track reeditando un hit de trabajos anteriores, aprovechando el gran sonido que poseen actualmente.

Mob Rules con “Tales From Beyond” ratifica la calidad y buen momento en el que regresan tras una larga espera. Con una producción y trabajo de composición admirable, es un disco que reúne lo mejor de un Metal melódico, intenso y bien administrado en sus emociones como también en su virtuosismo.  Gran material que llena y nutre el género.

 

 

Mob Rules

La banda alemana MOB RULES lanzará su octavo disco «Tales From Beyond» el próximo 18 de Marzo via Steamhammer/SPV. MOB RULES trabajo con el ingeniero Markus Teske conocido por su trabajo en VANDEN PLAS y FIREWIND.

Según MOB RULES «‘Tales From Beyond’ impresiona con una mezcla profundamente melódica de metal progresivo y powermetal»

mob rules

 

Hace muchísimos años que no oía nada de estos germanos.  Y no porque hayan estado ausentes, en receso o algo por el estilo.  Sin ir más lejos, lo último que había escuchado de ellos fue el disco Among The Gods (2004) y entre ese y Cannibal Nation, hay dos placas más: Ethnolution A.D. (2006) y Radical Peace (2009).

Lamentablemente, Mob Rules nunca ha logrado reconocimiento a nivel global, causa a la que atribuyo el no haber estado al tanto de sus lanzamientos con la prontitud que me hubiera gustado.  Y si digo lamentablemente, es porque la calidad de su trabajo sobrepasa con creces la media de otras agrupaciones, que han visto florecer sus cuentas gracias a la excelente gestión de sus representantes y casas discográficas, más que a lo que tienen para ofrecer.  No mencionaré ninguna en particular para no herir susceptibilidades ni entrar en polémicas innecesarias.  Estamos acá para hablar de Cannibal Nation, así que vamos a ello.

Musicalmente, Mob Rules siempre ha sido catalogada como una banda de Power Metal Melódico, aunque a mi parecer, tal definición no es del todo acertada o al menos se queda bastante corta, ya que, por ejemplo, si algún fan “die hard” del género llega a ellos, seguro que no logrará conectar con su música, por cuanto prontamente echara de menos algunos elementos característicos, tales como el doble bombo, la rapidez, solos a velocidad warp y cosas por el estilo.  Para que aquellos que no los conocen se hagan una idea, el Edguy de Hellfire Club podría ser un referente relativamente cercano, eso sí, dejando de lado aquellas canciones más pesadas de aquel disco, esas más heavy/power, ya que en el caso de Mob Rules, prima la parte más suave si se quiere, más “radial” por decirlo de alguna forma, aunque claro, estamos muy lejos de algun día llegar a escuchar su música en una radio de las que encontramos en el dial.

Lo cierto es que Cannibal Nation requiere que nos paremos en un punto que nos permita tener al norte el heavy, al sur (un poco más lejos) el power, al este el hard y al oeste el AOR, ya que esas son las latitudes por las que se mueven las nueve canciones que lo conforman, deambulando por caminos que muchas veces los llevaran a más de un punto cardinal a la vez, cruzándose entre sí y yendo de un lugar a otro, pero siempre con total naturalidad, no hay un intento forzado por tratar de sonar de alguna forma en particular.  En efecto, lo que aquí oirán es lo que la banda ha hecho prácticamente durante toda su existencia.

A medida que transcurren los nueve cortes notarán que las influencias de la banda son claras y fácilmente perceptibles, pero en ningún caso vienen a opacar su trabajo, son más bien lineamientos básicos por los que se mueven, guías que toman para crear, trabajar y depurar su música, la que al final de cada canción brilla con luz propia.  Por ejemplo, el comienzo de The Sirens, tiene mucho de Iron Maiden, pero bastan no más de treinta segundos para darse cuenta que en términos generales lo de ellos apunta hacia otra parte, hacia una mucho más melódica y más rockera que heavy.  Lo mismo sucede con Ice & Fire, en donde toman elementos de la actualidad “maideniana” y lo mezclan con algunas influencias celtas mediando la canción, creando una amalgama interesantísima y muy entretenida de oír.

Como les comenté anteriormente, Mob Rules se pasea con facilidad por varios estilos y en Lost, sacan a relucir algunos riffs más duros que los acercan a una veta que está más ligada con el heavy de Black Sabbath era Dio, o a la carrera solista de este último si quieren, por medio de un mid tempo que llega con facilidad y al cual adhieren algunos teclados Hammond, muy sutiles en todo caso, pero que le dan otro atractivo a la canción.  De características similares es Scream For The Sun, aunque durante sus primeros minutos es muy relajado, con guitarras semi-acústicas y un trabajo vocal muy íntimo, luego se transforma en un corte que me lleva a recordar, por medio de algunos riffs, al Sabbath de Tony Martin, incluso la voz de Klaus Dirk me recuerda por momentos a la del calvo ex vocalista de los ingleses.

Los cortes más rápidos de la placa están dados por Tele Box Fool y, el tema homónimo, Cannibal Nation, tercero y octavo en la lista, respectivamente.  El primero con un coro memorable, de esos que cuesta no repetir hasta el cansancio en la mente, querámoslo o no, lo que habla bien del notable trabajo en las líneas vocales, ya que sin ser “música oreja”, se queda dando vueltas con cierta facilidad una vez que lo hemos oído tan solo un par de veces.  Para el caso de Cannibal Nation, el recién ingresado, Jan Christian Halfbrodt, nuevamente hace uso de teclados Hammond, pero siempre de forma muy sutil, escogiendo los momentos en donde incorporarlos con precisión quirúrgica.  Ambas canciones le dan mayor dinamismo a la placa, al menos la cuota necesaria, sobre todo para aquellos que buscan más rapidez en este tipo de álbumes.  Sin embargo, y voy a ser majadero en esto, a pesar que a Mob Rules lo catalogan como Power Metal melódico, lo cierto es que hoy en día están muy lejos de la concepción tradicional del estilo que muchos manejan.  Ténganlo en cuenta.

Cannibal Nation es una placa que realmente da gusto oírla, a la que basta prestarle un poco de atención para descubrir las maravillas que encierra, y que será de fácil escucha para quienes tengan cierta amplitud a la hora de abordar otros estilos musicales, o permitir ciertas licencias dentro de sus géneros favoritos.  Recomendada sobre todo para aquellos que gusten del heavy rock de corte melódico y con cierta influencia AOR.

 

MOB RULES se encuentra dando los últimos toques a «Cannibal Nation», su séptimo disco que saldrá al mercado en los últimos meses del año.

De acuerdo a la banda, el título del CD será también el nombre de una canción que está inspirada en Jean-Bedel Bokassa, dictador de la Republica Centroafricana de los años ’60 que fue acusado de canibalismo, situación que nunca se pudo demostrar.

«Cannibal Nation» será además el primer álbum de los alemanes con Jan Christian Halfbrodt en los teclados, quien entró en reemplazo de Sascha Onnen.

 

MOB RULESLos alemanes MOB RULES ya tienen armado su nuevo trabajo bautizado como «Radical Peace». El álbum debería estar en las disquerías el próximo 13 de Noviembre, según lo anunciado. El tracklist del disco será el siguiente:

01. Children Of The Flames
02. Trial By Fire
03. Warchild
04. Astral Hand

The Oswald File (Ethnolution II: A Matter Of Unnecessary Doubt)

05. Chapter I (Prologue)
06. Chapter II (Desperate Son)
07. Chapter III (11.30 a.m.)
08. Chapter IV (Unnecessary Doubt?)
09. Chapter V (A Dead Man..s Face)
10. Chapter VI (Did You Reach The Sun?)
11. Waiting For The Sun
12. The Glance Of Fame