Entradas

Luego de su prometedor álbum debut “The Fire Within” de 2016, la banda de Heavy Metal Eternity’s End vuelve al ataque con su segundo lanzamiento de larga duración, titulado “Unyielding”. Este álbum viene con importantes cambios en la formación del grupo, comenzando por la salida del veterano vocalista inglés Ian Parry, dando el paso al brasileño Iuri Sanson (ex-Hibria). A esto se agrega la llegada del archiconocido Mike LePond de Symphony X, además de la incorporación de un segundo guitarrista fijo, el canadiense Phil Tougas. A ellos se suman los miembros fundadores Christian Münzner (guitarra), Jimmy Pitts (teclado) y Hannes Grossmann (batería).

Münzner, líder y compositor principal, explicó en una reciente entrevista que los cambios en la formación tuvieron que ver en parte con la nueva dirección musical del proyecto, queriendo llevar al extremo la técnica y la velocidad, con un enfoque más agresivo que en su disco debut. Además, estos cambios se vieron influidos por los proyectos a futuro de cada músico, ya que Eternity’s End es actualmente una prioridad para Münzner, quien incluso contempla la posibilidad de tocar en vivo con la banda. Por otra parte, tenemos cuatro nacionalidades en un grupo de seis integrantes, por lo que parece difícil reunirlos a todos al mismo tiempo.

Pero entrando de lleno en la música, el disco abre sin mayores preámbulos a toda velocidad con Into Timeless Realms, donde notamos de inmediato la intención de reinventar el sonido de la banda hacia un Heavy Metal más directo y menos rockero que “The Fire Within”. El tema nos noquea como un martillazo en la nuca y permite que los nuevos integrantes se luzcan. El aporte de LePond es claro desde el comienzo, con vertiginosos arreglos de bajo. La voz de Sanson también se ajusta perfecto a este nuevo sonido, alcanzando notas agudas solo audibles para murciélagos. Gran apertura para esta aventura futurista.

Cyclopean Force es la encargada de continuar la acción, y desde el grito inicial “All Right!” sabemos que nos espera una canción gloriosa y llena de energía. El ritmo es un poco más variado, pasando desde medios tiempos hasta explosivos segmentos de velocidad extrema. En la línea vocal predominan más los tonos medios, revelando otras áreas del registro de Iuri, que en este caso se siente más natural y menos forzado. Unyielding, tema que da el nombre a la placa, marca una pisada de freno y un descanso después de tan frenético inicio, permitiéndoles explorar el lado más melódico de su sonido.

Blood Brothers (The Oath), el primer adelanto del álbum, es un temazo de corte clásico con estampa épica y de batalla. Destacan las armonías de guitarra sincronizadas a la perfección de Münzner y Tougas, que parecieran haber tocado juntos toda la vida. El coro es pegadizo y las voces de acompañamiento recuerdan a HammerFall. Por su parte, Dreaming of Cimmerian Shadows es un interesante instrumental en el que profundizan en la parte técnica, con alucinantes solos de guitarra y con el inconmensurable aporte de Jimmy Pitts, quien se lleva los aplausos por su trabajo en los teclados. Son los mejores pasajes del disco.

Horizonless es una canción más calmada e introspectiva, que sirve para darle un poco de equilibrio y un respiro al disco, pero que al final de cuentas pasa rápidamente al olvido. Es uno de los puntos débiles del álbum en mi humilde opinión. Por el contrario, Under Crimson Moonlight es todo lo que esperamos de una obra del género Power Metal: veloz, pomposa y melódica, con un coro destinado a ser gritado con el puño en alto a todo volumen. La atmósfera es más cercana al disco debut de Eternity’s End, recordándonos también por momentos los primeros álbumes de Symphony X.

Si la idea de Münzner era explotar un sonido más agresivo y sin concesiones, Necromantic Worship es la perfecta declaración de principios para esta nueva actitud. La canción es brutal de comienzo a fin y en particular es destacable el trabajo de Hannes Grossmann en la batería, acompañando a la perfección los innumerables cambios de ritmo. Triumphant Ascent es una canción correcta de medio tiempo, aunque se siente por momentos repetitiva y falta de ese elemento sorpresa que hacen de una composición algo memorable. Quizás esta es una de las críticas que se pueden hacer de este trabajo en general, la falta de elementos innovadores.

La cosa mejora substancialmente con Beyond the Gates of Salvation, tema que cierra el disco y con la cual esta historia llega a su fin. Se trata de un bombazo nuevamente lleno de virtuosismo, velocidad y melodía. La estructura es más compleja que en el resto de las canciones, con un interludio de bajo y teclado en la sección central que es un verdadero manjar para los oídos. La edición japonesa del disco incluye The Arsenal como bonus track. Como curiosidad, esta canción fue cantada por Piet Sielck de Iron Savior, quien además coprodujo el disco. Tendremos que esperar un tiempo para escuchar este tema en el resto del mundo.

En resumen, “Unyielding” es un excelente sucesor para “The Fire Within” y marca una evolución hacia un sonido más directo y agresivo, dejando de lado las influencias más rockeras del primer álbum. A pesar de no ofrecer muchas novedades desde el punto compositivo, es una innegable muestra de virtuosismo y ejecución musical. Especialmente la pareja letal de guitarristas compuesta por Christian Münzner y Phil Tougas va a dar mucho que hablar entre los amantes del Power Metal de corte más técnico. Esperamos que las cosas se den para poder disfrutar en vivo la potencia de este interesante proyecto musical, que de a poco va tomando fuerza y forma.

Review: David Araneda

“This Is Vengeance” es el primer adelanto del nuevo trabajo del guitarrista Ross “The Boss” Friedman, ex-MANOWAR, que se lanzará el próximo 20 de Abril y que lleva el nombre de “By Blood Sworn”. El disco, que saldrá via AFM Records, incluye a Mike Lepond de SYMPHONY X y fue producido por Dean Rispler.

El tracklist y el artwork, obra de Stan W. Decker, a continuación:

01. By Blood Sworn
02. Among The Bones
03. This Is Vengeance
04. We Are The Night
05. Faith Of The Fallen
06. Devil’s Day
07. Lilith
08. Play Among The Godz
09. Circle Of Damnation
10. Fistful Of Hate

THEM acaba de firmar con SPV / Steamhammer para lanzar su siguiente disco en Octubre de este año. La banda que incluye a Mike Lepond de SYMPHONY X y al baterista de DEMOLITION HAMMER Angel Cotte, ha titulado a este nuevo trabajo “Manor Of The Se7en Gables”, del cual aún no hay mayor información.

El guitarrista Ross “The Boss” Friedman, ex-MANOWAR, lanzará el próximo 20 de Abril su tercer trabajo titulado “By Blood Sworn” via AFM Records. El disco incluye a Mike Lepond de SYMPHONY X y fue producido por Dean Rispler.

El tracklist y el artwork, obra de Stan W. Decker, a continuación:

01. By Blood Sworn
02. Among The Bones
03. This Is Vengeance
04. We Are The Night
05. Faith Of The Fallen
06. Devil’s Day
07. Lilith
08. Play Among The Godz
09. Circle Of Damnation
10. Fistful Of Hate

En el año 2014, Mike LePond (bajista de Symphony X) decidió empezar su proyecto solista all-star en compañía de su compañero sinfónico Michael Romeo, “Metal” Mike Chlasciak y Allan Tecchio (Watchtower, Seven Witches), con quienes lanzó “Silent Assassins”, que si bien es cierto pudo haber pasado inadvertido para muchos, el disco no estuvo ajeno de muy buenas críticas.

Cuatro años más tarde, el trío LePond-Romeo-Tecchio reclutan algunos vocalistas de apoyo (Andry Lagiou, Noa Gruman, Veronica Freeman, Phyllis Rutter) y guitarristas invitados (Lance Barnewold, Rod Rivera), quienes comandados por el prodigio de las cuatro cuerdas dan vida a la presente entrega llamada “Pawn and Prophecy”.

El disco arranca con Masters of the Hell, un tema entretenidísimo que las tiene todas: comienza con un coro de voces bien powermetalero y melódico, luego sigue con un riff medio crossover que desemboca en estrofas frenéticas, en donde los gritos de Tecchio y la doble pedalera endemoniada del PC de Michael Romeo invitan a moshear con todo lo que se tiene. El coro es la única parte que parece entregar un poco de calma en una canción llena de pasajes frenéticos y que termina de la misma forma que empieza, melódico y poderoso al mismo tiempo. Una soberana patada en la cabeza para inaugurar el presente álbum.

Black Legend se titula el segundo tema del disco y vaya que bien le calza el nombre a la canción porque al igual que el track anterior, es un pedazo de temón. Eso sí, tiene otra onda, esto es Hard Rock, y del bueno. Una mezcla perfecta entre Rock & Roll y Heavy Metal que destila sentimiento y actitud… esto sumado a una ejecución instrumental perfecta guiada por la potente base rítmica que comanda el bajo de Mike LePond, no hace más que consolidar un tema sólido y directo que seguro encuentra su espacio en el espíritu rocanrolero que todo metalero lleva dentro.

Otro giro musical nos presenta el tercer tema de la placa, Antichrist. Una mezcla interesante de sonidos más modernos, pero a su vez muy enraizados en el Heavy Metal de fines de los 90’ es lo que presentan los asesinos silenciosos en este track. Algo de Adrenaline Mob se percibe, algo de Symphony X tambien, pero definitivamente también hay algo de Judas Priest, lo que hace de Antichrist una canción interesante, compacta, maciza y que por sobre todo, que funciona muy bien.

Si la estrella del show es Mike LePond, obviamente la especialidad de la casa es el instrumento de cuatro cuerdas (aunque en el caso de LePond, serian probablemente cinco o seis), y en I Am the Bull, el bajo es sin duda el protagonista principal. La canción se estructura entorno a dicho instrumento, y la performance de Mike es sencillamente notable… es menester recalcar que pese al protagonismo intencionado que tiene el bajo en esta canción, el instrumento está al servicio de la composición, y no al revés. El resultado es una canción algo más reposada que las anteriores pero igual de buena, y que curiosamente no se percibe solamente como un solo de bajo extendido, aun cuando en cierto modo lo es.

Avengers of Eden es otro de los cañonazos que entran al podio de “Pawn and Prophecy”. Aqui la formula es sencilla, no hay mezcla de estilos ni experimentos parecidos. La propuesta es directa y puta que se disfruta. Un trallazo de esos que duran tres minutos nada más, con un riff endemoniado que no te suelta, un ritmo de doble-pedal-estilo-metralleta incesante, un bajo que suena más fuerte que nunca y un coro que entra a la primera y te obliga a levantar el puño y cantar como si no hubiera un mañana. ¡Puta el tema bueno hueón ohhh!

Probablemente suene repetitivo y sea difícil de creer que todos los temas son así de buenos, pero adivinen que, Hordes of Fire es ¡igual de excelente que los anteriores! Con una cadencia un poquito más reposada, esta canción vuelve a adentrarse en esos terrenos en donde el Hard Rock y el Heavy Metal conviven en armonía, donde lo mejor de cada género contribuye a crear un monstruito que crece orgánicamente con cada escucha. A nivel compositivo el tema brilla con luz propia, pues además de la pasión y técnica que se despliega en cada compás, la cantidad y calidad de arreglos que hay en Hordes of Fire es notable.

Con The Mulberry Tree, penúltimo tema del disco, llega otra vuelta de tuerca porque aquí las distorsiones, los gritos y el mosh quedan afuera de la ecuación, y son sonidos acústicos los que protagonizan una canción que se percibe como una mixtura de tres elementos principales: música celta, guitarra española y un relato al más puro estilo Tenacious D. Sí, suena super raro, pero créanme cuando les digo que el híbrido funciona perfecto. Mención aparte a Rod Rivera en los pasajes de guitarra flamenca y a Tecchio, quien interpreta de forma perfecta la historia que nos van contando en The Mulberry Tree.

Finalmente, la guinda de la torta llega con el tema homónimo del disco, basado en la obra de William Shakespeare “Macbeth”. Pawn and Prophecy dura nada más ni nada menos que… ¡Veintiún minutos! Cual Transatlantic o Shadow Gallery, estos tipos ni se arrugan para interpretar un tema de veintiún minutos que es, adivinen qué… ¡glorioso! No es ningún misterio que los temas así de largos casi nunca calientan a nadie, porque son prácticamente inescuchables, pero este tema se deja escuchar con facilidad, es entretenido y se pasea por todos los estilos posibles que tuvieron cabida en temas anteriores… y más. No es una epopeya épica como The Odyssey (Symphony X) o un ejercicio exhaustivo de progresiones y virtuosismo en la onda de Transatlantic… Aquí hay Heavy Metal, Hard rock, Metal progresivo, shreddings, rocanrol, coros angelicales y gritos desgarrados, todo brillantemente ensamblado. Hay pasajes que podrían ser extraídos de la discografía de Elvis Presley, Symphony X, ZZ Top, Racer X, Deep Purple, Savatage, Led Zeppelin, Therion y Jethro Tull, ¡todo junto! Aquí los créditos son para Mike LePond por semejante composición, que podría haber sido separada fácilmente en cuatro canciones distintas por razones de índole comercial, pero el hilo conductor es tan coherente que hace sentido que sea una sola gran obra. Mención aparte a los mini solos de bajo entre cada una de las partes que componen la canción, marca registrada de LePond, que no solo son un despliegue de talento sino que se perciben como un conector apropiado para cada una de las partes del tema. Y que no se me olvide reconocer el trabajo de Tecchio que hace un trabajo excelente cantando y, más que eso, relatando la historia. Tampoco se puede dejar de destacar al siempre robusto Michael Romeo, encargado de dar vida a las extraordinarias líneas de guitarras que presenta esta composición, todos acompañados por las tremendas atmósferas interpretadas por el otro sinfónico invitado, míster Michael Pinnella. El resultado es impresionante, una canción sencillamente extraordinaria.

Al momento de concluir y evaluar este disco, la verdad es que no hay otros calificativos que agregar a las loas ya mencionadas. Mike LePond hizo un trabajo genial en “Pawn and Prophecy”. Una hora de música que te vuela la cabeza sin descanso. Probablemente no es un disco que vaya a cambiar la historia del Metal, porque no inventa nada nuevo, más bien amalgama distintas influencias de manera soberbia, dándole un sello, un toque personal y distintivo. Logra un sonido característico, suena a algo que no hemos escuchado antes, lo cual es encomiable. Por otra parte, tampoco es un disco que vaya a quedar en el olimpo de los mejores discos jamás producidos, pero ciertamente estará dentro de lo más selecto de su carrera y será uno de los grandes lanzamientos de este año.

“Pawn and Prophecy” es un disco honesto, innovador, apasionado y que derrocha talento, gracias a sus composiciones directas pero a la vez llenas de arreglos. Todo coronado por una obra de veintiún minutos que no deja detalles al azar y es reflejo de un trabajo serio, virtuoso y apasionado. Golazo de Mr. LePond y compañía. 666% recomendado.

 

Hernan Borquez

Mike Lepond, bajista de SYMPHONY X, confirmó que ya trabaja en el segundo disco de su proyecto Mike Lepond’s SILENT ASSASSINS el cual llevará el título de “Pawn And Prophecy” via Frontiers Music SRL. Como adelanto, Lepond reveló el primer single del disco llamado “Avengers Of Eden” que puede escucharse aquí mismo

“Es una colección de cuentos épicos contados con el poder del Heavy Metal. Los clásicos riffs del headbanging y las poderosas voces conseguirán que alcen sus cuernos y sus puños al aire. Es un álbum hecho para metaleros, por metaleros” comentó el bajista.

El tracklist y el artwork:

01. Masters Of The Hall
02. Black Legend
03. Antichrist
04. I Am The Bull
05. Avengers Of Eden
06. Hordes Of Fire
07. The Mulberry Tree
08. Pawn And Prophecy

Un despertar hacia la luz. Luego de dos años de gestación, la esperada ópera Metal “Land of Light”, llega a nuestros oídos bajo la grabación y producción de su creador, el guitarrista y compositor noruego Frode Hovd (Memorized Dreams), mezclas a cargo del maestro Roland Grapow (Helloween, Masterplan) y masterizado por Jacob Hansen (Beyond Twilight, Invocator). Un ambicioso proyecto que reúne a numerosos talentos del Power, Prog y Speed Metal. Su resultado es una impresionante evocación del Power Metal de inicios de los ‘90 hasta mediados de los años 2000. A contrario de óperas como Ayreon del holandés Arjen Lucassen o Húsar del compositor nacional Ives Gullé, los vocalistas no representan un personaje en particular sino personajes esporádicos.

El concepto temático del álbum narra una historia épica de un grupo de elegidos en una lucha de la luz contra la oscuridad, ángeles versus seres del infierno. Los contrastes cuentan con su simbología correspondiente, es decir, la luz asociada a la esperanza y la oscuridad a la perdición. Esta narración lírica está apoyada por lo publicado en la página oficial, la cual entrega más detalles de esta lucha. En resumen, en el siglo XIII se descubre en la perdida Babilonia unos manuscritos con contenido gnóstico y topográfico (algo así como los pergaminos del Mar Muerto o el Cilindro de Ciro), cuyo contenido se rumorea que fue escrito por el Creador mismo. De su contenido se extrae la existencia de esta “tierra de luz”, un mundo fuera del acceso e intervención de los humanos. Dicho descubrimiento está bajo la custodia de Roma hasta el tiempo presente y vuelve a las conciencias cuando surge un escenario apocalíptico que necesitará de la intervención de los lightbringers, seres divinos que esperan en la Tierra el llamado a la guerra del Thor del judeo-cristianismo, el arcángel Miguel. La historia, de todos modos, se abstrae lo suficiente para dejar estos antecedentes como un trasfondo, en comparación con, por ejemplo, “Temple of Shadows” de Angra, en donde el camino del héroe configura el propósito de cada canción.

Excitare Ad Lucem es el intro encargado de anteceder el primer escenario donde se ubican los héroes de esta historia. La canción ligada, Another Life abre con una marcha que contrasta con la esperanzadora voz a cargo de uno de los tres estadounidenses en el proyecto, Todd Michael Hall (Reverence, Jack Starr’s Burning Starr), que desde el 2013 es miembro de Riot V (remanente del mítico Riot), Rick Altzi, talentoso vocalista de At Vance que asumió el sublime desafío de reemplazar a Jorn Lande en Masterplan. Como vocalistas de apoyo cuenta con los suecos Kristoffer Göbel (Falconer) y  David Åkesson (Qantice)… ¡Todo un coro! Siguiendo los patrones de la ópera, la marcha de presentación asciende a notas mayores, se mantiene en su punto más alto durante el coro y luego desciende en un interludio dramático con una suerte de monólogo para transmitir las incertidumbres del conflicto por venir (“Find the glorious white light. Search disguised full of glory. Feel the dark in your mind’s sweet hope. Do we dare to believe?”). Sin embargo, yo me quedo con la sección rápida que lidera Todd luego del primer coro que cierra Rick Altzi, ya que, su voz muestra una breve reminiscencia a Rob Halford y es una bajada de tono que al mismo tiempo da pedal al ritmo, que impulsa el resto de la canción y te dice que “no todo es esperanza acá”. Esta canción, además, tiene el agrado de presentar a Uli Kusch detrás de los platos y cueros, cuyo currículum suma los titanes de Alemania, GammaRay y Helloween, y el Masterplan de Roland Grapow.

Guardians of the Light introduce al vocalista Yannis Papadopoulos (Until Rain, Wardrum) que demuestra gran versatilidad, acompañado de la voz de Åkesson, y cantando en dualidad en un coro que nada tiene que envidiarle a los “Metal Opera” de Avantasia. La canción tampoco cede en intensidad durante los versos (“There’s a dark and unspeakable creature roaming the night…”), que sin mucha intervención melódica, se mantienen pesados para cederle el trabajo a las voces, un recurso muy propio de bandas como Nocturnal Rites con Afterlife y Kamelot en The Black Halo. Los pre-coros e interludios se construyen como una rapsodia, intercalando intensidades e incorporando, incluso, una voz gutural que acentúa el aspecto sombrío del pasaje. El guitarrista de Falconer, Jimmy Hedlund se luce en esta partida con un solo moderado, pero con genial calidad de tapping. En esta canción, los encargados de la batería y el bajo son Andreas Nergård (Rudhira) y Filip Andel (Within Silence), respectivamente, y la guitarra rítmica a cargo del compositor Frode Hovd.

El disco cuenta con dos canciones para dar una pausa al tempo acelerado y alzar la llama del encendedor: Sands of Time y Trail of Tears. La primera me pilló por sorpresa al darme cuenta que el vocalista no era Roy Khan (Conception, Kamelot), sino el compatriota de Papadopoulos, Vasilis Georgiou, quien me dejó especulando mentalmente con la posibilidad de que le quite el puesto a Tommy Karevik (actual vocalista de Kamelot). Esta balada cuenta con el aporte mezzosoprano de la también griega Mina Giannopoulou (Karmic Link, The Rain I Bleed). Pero la canción downtempo que se lleva mi predilección es la segunda mencionada (séptimo track): Trail of Tears. Y ya que nos adelantamos en el disco, cabe señalar que ésta canción corresponde a la ordalía de los héroes, en términos más claros, al punto en que flaquea la posibilidad de una victoria, pero no se pierde la esperanza. La capacidad dramática de Mathias Blad (Falconer) le viene como anillo al hobbit, con intensidad y emoción que va in crescendo al contar los lentos segundos. Luego del coro, Mathias continúa (“Rise you mighty eagle, soar across the sky…”) y da un breve interludio a la canción para dar paso al solo de la mano y guitarra de Christer Harøy (Divided Multitude), para luego, junto con la voz acompañante del noruego Marius Danielsen (MD’s Legend of Valley Doom), cerrar la canción. El encargado del bajo es el hermano de Christer y compañero de banda, Rayner Harøy.

Para Lost In The Darkness Below , que narra el inicio de las aventuras a través de la oscuridad, los elegidos para las voces fueron los noruegos Pellek (Per Fredrik Åsly) y Marit Børresen, junto con un pequeño segmento de Roland Grapow con voz de narrador a lo Christopher Lee en Rhapsody of Fire. El primero cuenta con una banda nombrada según su alias, de la que Børresen es también miembro, que posee una cantidad ridícula de covers que también pública en YouTube (plataforma en la cual muchas vistas ha tenido cierta virulenta canción en español que por higiene me niego a nombrar). Su registro es bastante alto, lo que le viene bien a esta canción de Power Metal sin rodeos ni disfraces, es decir, Power a la vena. De todas formas, la voz de Børresen se roba la canción, ya que le da un contraste grave preciso en el verso, además de tomar las riendas en el coro y quedar como voz principal, siendo complementada por Pellek.

Test of Time inicia con un riff melódico en mímesis del coro, un recurso para nada desconocido dentro del Power Metal de la era Kiske de Helloween. La parte lírica describe un espacio metafísico fuera de la dimensión temporal de la Tierra. Este lugar es una especie de limbo en donde los pecadores encuentran redención o condena según la valía de sus actos. Los invitados para vocalizar este tema son Rob Lundgren, quien ha trabajado en diversos proyectos musicales como Powerdrive y The Chronicles Project, junto a Tommy Johansson, vocalista y guitarrista de Golden Resurrection y ReinXeed, que también pasó a formar parte de Sabaton el 2016. El coro no es nada inesperado, pero el verso y pre-coro—cuyo acompañamiento de arpa sintetizada despierta cierta nostalgia—definitivamente quedan sonando en la cabeza, postulando a este tema como uno de los fuertes del disco.

Where Reality Ends nos acerca, desde la ordalía, hacia el clímax de la historia. La “orquesta sintetizada”, a cargo de Paolo Campitelli (Kaledon), tiene una presencia marcada a lo largo de la canción y funciona en complemento con las guitarras. La voz de Papadopoulos regresa—con guturales incluidos—para aportar, en conjunto con el estadounidense Eli Prinsen (The Sacrified), los matices vocales. La batería nuevamente está a cargo del maestro Uli Kusch con sus reconocidos fills que sacan todo el potencial de la caja (snare). From the Ashes también marca su inicio con la guitarra siguiendo la melodía del coro. Su contenido lírico, al igual que las otras canciones, deambula por imágenes ya conocidas y símbolos asociados a la mítica clásica, siendo figura central de esta canción el ave fénix junto a otras representaciones aladas. Esta indica, evidentemente, la resurrección de la esperanza en la redención de los hombres justos. En este tema contamos con la voz de Bernt Fjellestad (Guardians of Time) con Linus “Mr. Gul” Abrahamson (Andromeda, Anton Johansson’s Galahad Suite) en guitarra líder y bajo.

Finalmente, el clímax se resuelve en Answers in a Dream, con el regreso del dúo Michael Hall/Åkesson, pero que lamentablemente queda corta de trascendencia al estar situada entre la novena y la décimoprimera—y final—canción. Es más bien una esperanzadora antesala pronta al desenlace y carece de la tensión propia de un momento crucial que se ha estado esperando a lo largo del álbum. Luego, la canción homónima del disco, Land of Light, reúne a varios de los vocalistas anteriores (punto más alto, como Sign of the Cross de Avantasia) e incluye a Siegfried “The Dragonslayer” Samer (Dragony) y al inconfundible Fabio Lione (Angra, Rhapsody) en las voces. Sin embargo, no es la única eminencia que se enlistó para esta canción, pues también cuenta con el tercer estadounidense, el bajista Mike LePond de Symphony X, cuya habilidad indiscutida no logra sacarse debidamente a relucir por la poca consideración del bajo a lo largo del disco, sin duda un punto en contra para el proyecto. Los sintetizadores están a cargo de Peter Crowley, quien queda a la altura de la canción y se funde bien entre las melodías cambiantes de la composición, incluso dándose el lujo de incluir una gaitas y flautas en un segmento en donde fácilmente se podría haber tentado con vientos más “etéreos”. Similar a “Keeper of the Seven Keys” de Helloween, el tema recorre valles de intensidad y cambios de tempo.

Frode Hovd, un músico que no conocemos del todo, promete bastante potencial al elaborar un hipotético “Metal Opera pt. III” y hacer que se sienta la distancia del nuevo Avantasia en relación de sus dos primeros discos. Proyectos con esta cantidad de músicos no son fáciles de encumbrar, es por eso que a veces se olvidan aspectos—como el sonido del bajo—o se priorizan otros que se estiman más protagónicos. Dentro de las cosas que espero en una posible secuela–además de la parte técnica y cualitativa—mayor madurez en cuanto al desarrollo de la historia a fin de no caer en clichés poco desarrollados. La ausencia de dragones y elfos no da inmunidad para no caer en este error.

 

 

waken eyes

Mike LePond, bajista de SYMPHONY X, lanzó su nuevo proyecto WAKEN EYES, en el cual es acompañado por el baterista Marco Minnemann (STEVEN WILSON, JOE SATRIANI), el vocalista Henrik Båth (DARKWATER) y el guitarrista Tom Frelek. WAKEN EYES lanzará su primer disco “Exodus” el próximo 30 de Octubre via Ulterium Records y ahora liberaron un lyric video de “Back To Life”, primer single del trabajo que se puede ver más abajo.

El tracklist de “Exodus” es:

“Cognition”
“Aberration”
“Deafening Thoughts”
“Back To Life”
“Palisades”
“Cornerstone Away”
“Still Life”
“Arise”
“Across The Horizon”
“Exodus”

waken eyes - exodus

waken eyes

El bajista de SYMPHONY X Mike LePond junto al vocalista de DARKWATER Henrik Båth, al guitarrista / tecladista Tom Frelek y al baterista Marco Minnemann (Steven Wilson, Joe Satriani) acaban de lanzar su nuevo proyecto llamado WAKEN EYES. La banda, que firmó contrato con Ulterium Records, lanzará “Exodus” el próximo 30 de Octubre.

WAKEN EYES define “Exodus” como una mezcla que agradará a fans del metal progresivo, del rock progresivo y del metal melódico. El LP fue mezclado en Fascination Street Studios en Suecia y el diseño del artwork fue obra de Jan Yrlund. Pueden ver un teaser del disco aquí mismo.

El tracklist de “Exodus” es:

“Cognition”
“Aberration”
“Deafening Thoughts”
“Back To Life”
“Palisades”
“Cornerstone Away”
“Still Life”
“Arise”
“Across The Horizon”
“Exodus”

waken eyes - exodus

Mike LePond lleva nada menos que 15 años como bajista de Symphony X, pero su experiencia musical va mucho más allá de eso.  Ha participado en una cantidad no menor de agrupaciones desde los años ochenta y este año 2014 se atrevió a lanzar su propia aventura personal, titulada Mike LePond’s Silent Assassins.  Para hablar de esto y otras cosas, Danae Tapia se contactó con el músico, en exclusiva para su grupo de fans en facebook, y esto es lo que respondió.

d-mike

D: ¿Qué te impulsó a crear un disco solista a estas alturas de tu carrera musical, teniendo en cuenta, que ya llevas más de 10 años tocando en Symphony X?

M: Me di cuenta que la banda sacaba discos cada 4 años, entonces pensé que sería una gran idea hacer un disco solista. Mi primer amor ha sido el classic heavy metal, siempre fue mi sueño hacer música así.
Empecé a componer este disco en la gira Iconoclast, cuando viajamos por USA y Europa. Finalmente cuando la gira termino ya tenía todo escrito; tanto la música como las letras.

D: ¿Cuándo y cómo fue el momento en que te diste cuenta que serías músico?

M: El punto en mi vida que me motivó a ser músico, fue que mi papá me llevó a ver a Kiss cuando tenía 13 años y a esa edad ver un show genera una fuerte impresión, toda la pirotécnica, etc.  Quedé tan motivado que quería ser Genne Simmons, esto sucedió en el Dinasty Tour.

D: Ah y sigues siendo un Kiss Army fan?

M: Bueno, no siempre los escucho, pero cada vez que los veo me siento como ese niño de 13 años.

Mike Lepond's Silent Assassins - 03D: La siguiente pregunta tiene que ver justamente con Gene Simmons, en una entrevista él dijo que “los fans habían matado la industria musical, porque las descargas ilegales, han disminuido las ventas y la escena musical está en crisis excepto por el rap y las bandas emo.  Además porque las bandas de metal se ven como personas comunes y no como estrellas de rock”.

M: Creo que Genne Simmons está en lo cierto, porque hay fans que nunca robarían música, la aman y no lastimarían al artista, pero hay fans que si están dispuestos a robar la música y tomar la música.  E inclusive ya encontré mi disco en algunos sitios ilegales, así que sólo pido que los fans sean leales y compren la música.  Ahora cuando llegó la era grunge, se dejó de ser glamoroso.  Ahora luego de 20 años de eso, no creo que importe tanto, sino que las descargas ilegales hacen más daños. Así que la única manera de hacer dinero como músico, es hacer más giras y vender merchandising.  Entonces cuando la gente se ríe de Gene Simmons porque inventa cada cosa para vender y tenerlo disponible para los fans, no lo culpo si la gente lo quiere comprar hay que hacerlo, quisiera que Genn estuviera equivocado pero está en lo correcto.
 
D: Respecto a la puesta en escena y el look de una banda, recientemente nos visitó en Chile la banda Ghost, teniendo una gran audiencia. Uno podría pensar que la gente está esperando ver cada vez más un “show”, ya pueden conseguir la música gratis.  Pero Ghost se destaca por ser una banda nueva que realmente ha llamado la atención.

M: Si, tienen un concepto de banda y tienen el espíritu de Kiss y Alice Cooper, desearía que más bandas realmente presentaran un show, y no que fuera sólo ver a un grupo con jeans y polera.  El sonido de Ghost es especial, las bandas nuevas deberían ponerle atención y mirarlos más.

D: ¿Las bandas hacen más giras por qué no ya no venden discos?

M: Sí, hay que hacer más giras, de hecho a los músicos casi no se les paga royalty y los sellos están como muriendo.

D: Mirando todo esto en forma global, me pregunto por qué no hay USB en vez de un CD de la banda.  De hecho hay muchos autos que ya no tienen reproductores de CD, entonces me pregunto, ¿quién está ganando acá?

M: Sí, es como una batalla, entre los sitios ilegales y las bandas.  Un USB sería una idea genial, desearía que hubiera una forma que al descargar música pudiera haber un rastreo y que esa gente fuera enjuiciada.

D: Bueno, esto te puede sonar a conspiración, pero en todo esto TIENE que haber alguien que gane, de hecho Metallica perdió el juicio con el primer sitio de descarga.  De modo que la ley en US ampara la descarga.

M: Lamentablemente los sitios de descarga están ganando la batalla.

D:¿Puede que los sellos estén involucrados en los sitios ilegales?

Sí, pero esto los está sacando del negocio, no sé cómo va a evolucionar todo esto, tampoco como nuevas bandas se van a promocionar. Antes los sellos eran los que seleccionaban y promocionaban a las bandas.  Ahora es como que todos están en una pelota, tanto bandas nuevas que son buenas como malas.  Si yo estuviera en una banda nueva no sabría qué hacer.

Mike Lepond's Silent Assassins - 02

D: En resumen entonces tenemos dos eras, la del tiempo de CDS, cassettes y luego las de descargas ilegales, lo que hace que las bandas con más trayectoria hagan mayor cantidad de giras, lo que compensa un poco y premia la trayectoria.
Incluso Mustaine dijo que cuando empezó Myspace se volvió loco viendo tanta competencia, pero luego esto decayó y son las bandas antiguas las que siguen manteniéndose.

M: Sí, si eres una banda nueva es muy difícil y muy aterrador, entonces tienes que hacer todo tu mismo.  Es difícil destacarse y crear algo que te haga destacar como Ghost.  En verdad es un muy mal momento para la música, no tengo muchas respuestas hacia el futuro, para bandas como SX sólo tenemos que mantenernos en gira

D: ¿Que debemos esperar de Silent Assasins?

M: No suena como SX, es un disco tradicional de heavy metal con influencias de música medieval.  Michael Romeo ayudó con teclados, programó baterías e incluso fue ingeniero de sonido, así que su marca está en todo el disco.

D: Así como Iron Maiden tiene a Eddie, SX tiene las máscaras del álbum V, veremos las máscaras nuevamente?

M: Nos encantaría, pero depende del presupuesto que haya en la gira. Las máscaras son un trade mark de SX y las seguirán viendo, es como un ícono de SX.

D: Finalmente algunas palabras para los fans, ya que en el grupo tenemos gente de Canada, por supuesto Latinoamérica.  Todos quieren saber cuándo sale el nuevo CD de SX.

M: Para todos los que han apoyado a SX a través de los años, queremos darle las gracias, ya empezamos a grabar y luego tendrán noticias y eso está andando.  De mi parte saqué mi primer disco solista, está disponible para comprar en línea y espero que les guste.

Bueno, muchas gracias Mike, esta entrevista estará disponible en español e inglés para todos los fans.  Los mejores deseos para Silent Assasins y esperamos ver este proyecto en vivo.