Entradas

KING DIAMOND reveló finalmente el primer adelanto de «The Institute», su próximo disco de estudio el cual se lanzará el próximo año. La canción titulada «Masquerade Of Madness» había sido presentada en vivo hace unos días, pero ahora ya está la grabación oficial.

Recordemos que hace unos días se produjo el triste deceso de Timi Hansen, bajista de los tiempos clásicos de KING DIAMOND y MERCYFUL FATE, debido a un cáncer que lo aquejaba.

Pueden escuchar «Masquerade Of Madness» a continuación:

 

El bajista danés Timi «Grabber» Hansen, quien fue parte de MERCYFUL FATE y KING DIAMOND, falleció hoy a la edad de 61 años debido a cáncer que lo aquejaba, misma razón por la que anteriormente había declinado ser parte de la reunión de MERCYFUL FATE.

Hansen fue parte de discos clásicos de MERCYFUL FATE como «Melissa» y «Don’t Break The Oath», así como también de KING DIAMOND como «Fatal Portrait» y «Abigail».

El mismo KING DIAMOND comentó sobre el deceso del bajista:

«Me acabo de enterar de que perdí a uno de mis amigos más queridos, que estuvo contra el cáncer durante mucho tiempo de una manera increíblemente valiente. No solo era mi compañero de cuarto en las primeras giras de MERCYFUL FATE, sino que siempre fue mi bajista favorito de todos los tiempos. Tuve la suerte de haber podido visitarlo en su apartamento con otros buenos amigos, y tuvimos una gran tarde que nunca olvidaré. Cuando hablé por última vez con Timi por teléfono el 24 de Octubre, pude entender que las cosas se habían vuelto más difíciles y aun así dijo ‘seguimos luchando’. Me siento tan triste por toda su familia, tienen mi más sincera compasión. Descansa en paz mi querido querido amigo»

Desde PowerMetal.cl enviamos nuestras condolencias a familiares, amigos y todos aquellos que se encuentren afectados con el triste deceso.

Mientras aún esperamos saber más detalles del regreso de MERCYFUL FATE y su próxima gira, Michael Denner, guitarrista tanto de MERCYFUL FATE como de KING DIAMOND, anunció su nuevo proyecto musical DENNER’S INFERNO con el cual lanzará su primer trabajo «In Amber» en Noviembre bajo el sello Mighty Music.

Denner, quien fue parte de discos legendarios como «Melissa» (1983), «Don’t Break The Oath» (1984) de MERCYFUL FATE como también de clásicos de KING DIAMOND como son «Fatal Portrait» (1986) y «Abigail» (1987), se ha unido al vocalista Chandler Mogel (OUTLOUDPUNKY MEADOWSRADIO EXILE), al bajista Flemming Muus (TRICKBACKJOYTOWN) y al  baterista de MERCYFUL FATE Bjarne T Holm para este proyecto.

El tracklist y el artwork:

01. Matriarch
02. Fountain Of Grace
03. Up And On
04. Sometimes
05. Taxman (Mr. Thief)
06. Vens Of The Night
07. Run For Cover
08. Pearls On A String
09. Loser
10. Castrum Doloris

Esta mañana a través de sus canales oficiales, y para sorpresa de todos, fue anunciada esta mañana la reunión de MERCYFUL FATE para el 2020.

La vuelta de los daneses está prevista para realizar una serie de conciertos en el verano Europeo, donde ya está confirmada la fecha en el festival Copenhell (Dinamarca) entre el 17 y 20 de junio.

La formación de MERCYFUL FATE será:

King Diamond – voz
Hank Shermann – guitarra
Mike Wead – guitarra
Bjarne T. Holm – batería
Joey Vera – bajo

Además, se anunció que el setlist estará basado en temas del Mini LP, «Melissa» y «Don’t Break The Oath», además de nuevas canciones que van en ese mismo estilo.

Hank Shermann, guitarrista de MERCYFUL FATE, lanzará el próximo 8 de Febrero «The Bloody Theme», un single como solista. En la canción participan el vocalista Nicklas Sonne (DEFECTO) y el baterista. Bjarne T. Holm (MERCYFUL FATE).

Pueden escuchar un teaser del single a continuación:

king diamond

KING DIAMOND, ex-vocalista de MERCYFUL FATE, fue entrevistado por Vanyaland quienes le preguntaron si sería posible ver a su ex-banda reunida de nuevo a lo que el cantante respondió:

«Por ahora es imposible. Pero, como he dicho desde hace muchos años, no podría decir que no, porque siempre habrá una oportunidad. Por supuesto que existe, ¿sabes? Depende de si todas las estrellas se alinean correctamente y que la gente este lo suficientemente comprometida como para querer que suceda, porque no voy a hacer alguna cosa barata. No voy enterrar ese nombre, nunca. O se ha hace bien, o no se hace»

A comienzos de los ochenta, dos bandas dieron el puntapié inicial en la creación de un nuevo estilo de metal, más oscuro, tenebroso, tétrico e incluso siniestro, de lo que hasta entonces se había escuchado. Si bien Black Sabbath tiene mucho que decir al respecto, tanto musical como líricamente, estas dos nuevas bandas fueron capaces de, prácticamente, escupirle al mundo directamente en su cara sus letras cargadas de satanismo y oscuridad absoluta, lo que les valió a la larga, convertirse en referentes obligados de muchas otras agrupaciones que posteriormente surgirían al alero de este nuevo y muy especial estilo… el Black Metal.

Se trataba de Venom, banda inglesa, que de la mano de dos joyas como Welcome To Hell y especialmente Black Metal (la piedra filosofal del estilo) sacudió al mundo con su rockanrol desenfrenado, muy en la vena de Motörhead, salvo por las letras plagadas de referencias hacia el «cola de flecha»… y por otro lado, desde Dinamarca, surgía la banda que terminaría de darle forma al Black Metal, lírica, escénica y, en parte, musicalmente… Mercyful Fate.

Como bien todos deben saber, Mercyful Fate está más cercano del Heavy Metal de riffs sabbaticos, que del Black Metal actual, sin embargo, su influencia dentro de este último es innegable y reconocida por muchos de los músicos más importantes dentro del estilo. De música oscura, tétrica, teclados perfectamente enlazados a los siniestros riffs y con letras cargadas hasta decir basta hacia el satanismo, ocultismo y desprecio hacia lo cristiano… eso fue y es Mercyful Fate, quienes mezclaron todos esos ingredientes y lograron crear un estruendoso impacto en el mundo metálico.

Formados en 1981 en Copenhagen, Dinamarca, por Kim Bendix Petersen y Rene Krolmark, King Diamond y Hank Shermann, respectivamente, los únicos miembros originales que aún permanecen en la banda… y no por mera casualidad. Estos dos sujetos son los «culpables» directos de los mayores éxitos que la agrupación ha logrado cosechar a través del tiempo. Sin los riffs de Shermann, se trataría de una banda más y sin la voz de King Diamond, Mercyful Fate simplemente no sería nada… es una ecuación simple.

El primer demo fue llamado Nuns Have No Fun y fue éste el que los catapultó a través de un vertiginoso ascenso, desde el mismo anonimato hacia el «cielo» metálico. Luego vino su primer álbum, el increíble Melissa, el que contendría una serie de temas que se convertirían en las puntas de lanza en cada una de sus presentaciones… Evil, Curse of The Pharaohs, Satan’s Fall y Melissa, siguen siendo algunos de sus mejores y más grandes éxitos… sin duda Melissa es un álbum que debe estar de forma obligada dentro de la colección de cualquier metalero… sin exagerar.

Pero el álbum que nos reúne en esta ocasión es el segundo de su discografía y el último con su alineación original (Diamond, Shermann, Denner, Hansen y Ruzz)… se trata de Don’t Break The Oath.

El disco abre con el tema A Dangerous Meeting, un clásico… en general la mayoría de los riffs en este tema son simples, pero muy potentes y efectivos. King se luce a través de toda la gama de voces que es capaz de hacer, en algunos momentos con una voz siniestramente dulce, en otros con una voz normal y limpia y en otros se caracteriza más por su agresividad. La sección rítmica a cargo de Hanseny Ruzz, proveen al tema de un excelente base Heavy… el toque perfecto para un tema brillante.

El segundo en la lista es el tema Nightmare… “Am I Awake or is this just a Dream?”son las primeras palabras que canta King Diamond y justamente se constituyen en la mejor forma para expresar lo que sentí cuando escuche por primera vez este tema, el que abre con la batería de Ruzz (uno de los mejores bateros que ha tenido Mercyful Fate), y el bajo de Hansen, sonando increíblemente sincronizados… ambos logran darle un peso extraordinario al tema, el que en general lleva un ritmo bastante rápido, quiebres inesperados y que además deja ver algunos solos magistralmente ejecutados por parte de Shermanny Denner. El cambio de ritmo en medio del tema es genial, algo progresivo, pero a la vez simple… suena incomprensible, pero así es. El toque progresivo, sin duda, lo da Ruzz quién detrás de sus tambores, se convierte en personaje clave de los extraordinarios ritmos por los cuales se pasean en cada uno de los temas. King Diamond nuevamente se luce con su particular voz, la que lleva casi hasta el tope de su capacidad, sobre todo en medio de la insana cacofonía que se deja oír casi finalizando la canción.

El siguiente corte lleva por nombre Desecration of Souls, y se trata de la segunda versión de un tema que ya había sido grabado con anterioridad, On A Night Of A Full Moon, pero cuya versión original solo vio la luz en 1992 a través del disco Return of The Vampire: The Rare and Unreleased. Básicamente es igual, con algunos cambios al inicio y modificaciones en las letras. Musicalmente se trata de un tema a medio tiempo, sin muchas variaciones a lo largo de este, bastante monótono en realidad, y no muy acorde a lo que el resto del álbum es: una colección de grandes temas. Si lo comparamos con las otras canciones, viene a transformarse en uno de los temas “débiles” del disco, pero ojo, esto no quiere decir que sea malo, al contrario, es un tema con mucho peso, grandes riffs y una sólida base rítmica, solo que al encontrarse formando parte de un disco como Don’t Break The Oath, pierde su brillo entre tanta joya.

Llegamos al cuarto de los nueve temas que componen este álbum. Se trata de Night Of The Unborn, el que parte con el extraordinario trabajo en guitarras de la dupla Shermann-Denner: un solo bastante desordenado y un riff lo suficientemente «afilado» como para decir que se trata de un ¡gran comienzo! Night of The Unborn es un excelente tema, con algunos toques thrash, aunque bastante disimulados, sin embargo, nunca ha sido reconocido en su total plenitud. Por otro lado, la voz de King resulta ser una especie de anticipo de lo que será en su carrera solista: muy alta y muy melódica. La batería de Ruzz, que destaca en todo momento y el bajo de Hansen, le otorgan peso y potencia en justa medida al tema, el que en general resulta ser uno de los más melódicos a lo largo del disco, lo que no significa que no sea pesado, al contrario, en Night Of The Unborn podemos encontrar riffs de corte netamente Heavy Metal y muy directos. Finalizando el tema la rapidez toma su lugar a través de un espectacular pasaje en donde Shermanny Denner se lucen con unos solos muy rápidos y melódicos.

Lo siguiente es la expresión de anticristianismo y adoración a Satán, más explícita que se había dejado oír hasta la fecha en que apareció este disco, 1984.

By the Symbol of the Creator, I swear henceforth to be… A faithful Servant of his most puissant Arch-Angel… The Prince Lucifer, Whom the Creator designated as His Regent and Lord of this World, Amen.

Así parte el juramento de King Diamond, en medio de una tenebrosa y oscura atmósfera creada por los teclados, junto a sonidos de truenos, vientos, campanas y luego el sonido característico de un órgano de iglesia… termina la oración y una risa malévola da el inicio a -opinión personal- uno de los mejores temas de Mercyful Fate y una de las obras maestras de King Diamond (recordemos que música y letras fueron escritas en su totalidad por él)… el nombre de esta joya es… The Oath.

I deny Jesus Christ, the Deceiver… And I abjure the Christian Faith, Holding in contempt all of it´s works.

Si lo anterior no es demasiado explícito, entonces no sé qué pueda serlo. Líricamente, The Oath es toda una declaración de principios o más bien un juramento, en el cual King Diamond manifiesta su intención de convertirse en servidor de su señor Satán. Musicalmente se trata de un corte extraordinario, con un comienzo rápido y muy potente, cambios de ritmo increíbles y muy marcados y una serie de riffs asombrosos salidos directamente desde el mismo infierno, algunos de ellos melódicos cuando deben serlo y poderosos cuando se lo requiere. Si nunca han escuchado este tema (y si los digo muy seriamente) háganse un favor y consíganlo. Les aseguro que no se arrepentirán. Algunos han llegado a catalogar este tema como Dark Prog Metal (¡?)… para mí Mercyful Fate siempre ha sido una banda de Heavy Metal, muy oscuro musical y líricamente, pero Heavy Metal al fin y al cabo.

El sexto tema del disco lleva por título, Gypsy, tal cual el tema de Black Sabbath de 1977. Es un tema a medio tiempo, muy melódico (dentro de lo que Mercyful Fate hace por supuesto), con un riff principal que se mantiene casi a lo largo de todo el tema, lo que hace que se vuelva un poco redundante, sin llegar a aburrir en todo caso. Destaca la participación de Michael Denner en la composición de la música y no porque esta sea extraordinaria ni mucho menos, sino porque siempre Denner (a pesar de ser uno de los miembros que por más tiempo estuvo en la banda junto a Diamond y Shermann), fue el tipo que se situaba en una especie de segundo plano, sin importar lo que significara para el sonido de la banda, algo así como Dave Murray en Iron Maiden, importantísimo para el sonido del grupo, pero siempre opacado en su caso, por la dupla Harris-Dickinson.

El séptimo tema se llama Welcome Princess Of Hell. Si bien la música está compuesta por el gran Hank Shermann, debo decir que este tema es uno de los que menos me gusta de la historia de Mercyful Fate, lo encuentro demasiado directo, le falta ese algo que no sabría explicar, pero algo le falta, pero bueno, solo es una opinión personal. Le sigue To One Far Away, octava pieza, una corta instrumental de 1:33 de duración, muy relajada, con guitarra acústica y teclados de base y un solo muy nostálgico en medio. Más que nada viene a convertirse en la introducción del siguiente tema… del genial siguiente tema.

Come to the Sabbath, Down by the ruined Bridge… Witches and Demons are coming… Just follow the Magic Call… Come come to the Sabbath, Down by the ruined Bridge… Later on the Master will join us… Called from the Heart of Hell

Esas estrofas constituyen la invitación que Mr. Diamond nos hace para unirnos al ritual mágico que significa oír Come To The Sabbath, otra de sus más grandes composiciones, un tema magnífico, un clásico dentro de la discografía de Mercyful Fate y tema obligado en sus presentaciones. A pesar de tener una introducción más bien lenta, pero densa y de contar con un riff muy ganchero, es en esencia un tema bastante rápido, en donde King se luce con una gama de voces extraordinaria. En los 3:40 aparece con su clavicordio y una increíble melodía, la cual es seguida luego por las guitarras y la voz, transformándose en un pasaje extraordinario dentro del tema, el que da paso al denso y algo rockero riff con el que finaliza, en donde para terminar, Diamond «ataca» nuevamente con las siguientes estrofas:

If you say Heaven, I say Castle of Lies… You say forgive him, and I say Revenge… My Sweet Satan, You are The One

Sin duda Don’t Break The Oath, desde el mismo título hasta estas últimas estrofas, es un claro referente para muchas de las grandes bandas que ha dado el Black Metal. Talvez analizarlo líricamente hoy en día resulte ser algo contradictorio, dado que las bandas han cambiado bastante las temáticas de sus temas y ya no son solo «Satan, Satan, Satan», pero si retrocedemos un poco en el tiempo, más exactamente unos 18 años, podremos entender que para la época resultó ser un verdadero shock para muchos de los teenagers de esa era, quienes convirtieron este disco en un álbum de culto y una pieza de colección digna de ser imitada… pero que hasta el momento, no ha sido superada.

(Review escrito el año 2002 para DarkMetal.cl)

Denner-Shermann

Michael Denner y Hank Shermann, guitarristas en la discografía más clásica de la agrupación danesa MERCYFUL FATE, han vuelto a unir fuerzas para formar un nuevo proyecto, llamado simplemente DENNER/SHERMANN.

Hank señaló al respecto: «Recientemente grabamos un video para el 30º aniversario de ‘Dont Break The Oath’ y fue tan inspirador que transformamos la idea para crear DENNER/SHERMANN. «Por otra parte, además de trabajar en nuestras respectivas bandas, SHERMANN TANK y DENNERS TRICKBAG, ahora tenemos la oportunidad de extender la cooperación que comenzamos con MERCYFUL FATE en los primeros ochentas.»

Michael también se refiere a este nuevo proyecto: «Yeah, estamos super excitados de volver a tocar juntos de nuevo, y traer las guitarras gemelas a la acción una vez más.» 

El video del 30º aniversario de «Dont Break The Oath» será lanzado prontamente.  Pueden esperar otros excitantes eventos que serán anunciados durante este año.