Entradas

En pleno proceso de grabación de su segundo álbum de estudio con Floor Jansen en la voz, NIGHTWISH sorprendió con el anuncio de una serie de conciertos que los traerá a Sudamérica durante el primer semestre del 2020.

Los finlandeses tocarán en Chile el 5 de mayo en el Teatro Caupolicán, mismo recinto que reventaron el año pasado celebrando sus más de 20 años de carrera, inmortalizado en el disco «Decades». Esta vez, la banda conformada por Tuomas Holopainen, Floor Jansen, Marco Hietala, Emppu Vuorinen, Kai HahtoTroy Donockley presentarán parte de su próximo álbum y clásicos que lo han catapultado como uno de los shows metaleros más exitosos del mundo.

El encargado de abrir el show será el mismísimo MARKO HIETALA, quien presentará su trabajo en solitario titulado «Mustan Sydämen Rovio«, álbum lanzado en mayo de este año.

A continuación puedes ver el single «Isäni Ääni«:

La venta de entradas para ver a NIGHTWISH en Chile comienza el lunes 19 al mediodía en Puntoticket.com y centros habilitados en el Teatro Oriente (Pedro de Valdivia #99, Providencia), PuntoTicket Store (Padre Mariano #236 local 102, Providencia y en Mall Parque Arauco Piso 2, Local 649, Las Condes), tiendas Hites y Cinemark que puedes revisar aquí.

Valores:

Cancha: $35.000
Platea: $35.000
Palco: $70.000 (incluye una polera oficial a elección el día del show en el stand de merchandising)

Stock limitado de entradas para Cancha y Platea, sin cargo por servicio y sólo pagando en efectivo, en tienda The Knife, Eurocentro  y Rock Music de Portal Lyon.

El trabajo solista del bajista/vocalista de NIGHTWISH Marco Hietala. Será publicado el 24 de mayo a través de Savonian Rooster y para ello, se ha compartido el video clip para la canción «Isäni Ääni«, tomada de su álbum en solitario «Mustan Sydämen Rovio«.

El tracklist y carátula de «Mustan Sydämen Rovio» :

01. Kiviä (05:14)
02. Isäni Ääni (04:37)
03. Tähti, Hiekka Ja Varjo (05:01)
04. Kuolleiden Jumalten Poika (04:42)
05. Laulu Sinulle (07:09)
06. Minä Olen Tie (05:05)
07. Juoksen Rautateitä (03:50)
08. Vapauden Kuolinmarssi (05:02)
09. Unelmoin Öisin (05:38)
10. Totuus Vapauttaa (05:43)

El bajista y cantante de NIGHTWISH, Marco Hietala, lanzará su primer álbum en solitario llamado “Mustan Sydämen Rovio” el cual tendrá un total de diez canciones en su idioma natal y será lanzado el 24 de Mayo vía Savonian Rooster. Podemos escuchar un teaser a continuación:

El Tracklist y carátula es el siguiente:

01. Kiviä (05:14)
02. Isäni Ääni (04:37)
03. Tähti, Hiekka Ja Varjo (05:01)
04. Kuolleiden Jumalten Poika (04:42)
05. Laulu Sinulle (07:09)
06. Minä Olen Tie (05:05)
07. Juoksen Rautateitä (03:50)
08. Vapauden Kuolinmarssi (05:02)
09. Unelmoin Öisin (05:38)
10. Totuus Vapauttaa (05:43)

Este 2018, Nightwish se encuentra en plena forma, alejado hace un buen tiempo de cualquier tipo de dificultad y en medio de la celebración de dos décadas de carrera, que desembocan en el Decades World Tour, con el que llegan a Chile para presentar un repetorio lleno de clásicos en su repaso por todos sus discos, con joyas que son añoradas por sus fanáticos de años.

Marco Hietala, bajista y frontman de Nightwish, contestó algunas preguntas a PowerMetal.cl para hablar de la actualidad y la banda, y anticipar esta visita del 2 de octubre a Chile junto con Delain.

por Jorge Ciudad

Nightiwish con Chile y Sudamérica tiene una relación que viene del 2000 cuando debutó acá en promoción de “Wishmaster”. ¿Cuán especial es para ustedes traer este Decades World Tour, tocando canciones de discos más antiguos que son muy queridos por los fanáticos?

Se siente un poco raro, y cuando me pongo a pensar en ello, me doy cuenta de que ya he estado en la banda por… ¿cuántos años?, ¿17?. Como que de pronto me doy cuenta de todo el tiempo que ha pasado, y ha sido harto. Ha transcurrido un año desde que giramos en promoción de un álbum («Endless Forms Most Beautiful»), teníamos tiempo disponible y vimos que sería entretenido hacer un espectáculo de este tipo, llevándolo a todas las partes del mundo, tanto como nos fuera posible. Nosotros podemos tocar versiones bastante similares e incluso iguales a la de todos los discos, de varias de las canciones y… claro, también había una “demanda” social. Había muchas personas que echaban de menos los temas más antiguos, por lo que ésta era una muy buena oportunidad para interpretarlos, si por lo general… claro, cuando tienes un nuevo lanzamiento tienes que tocar un buen puñado de pistas nuevas. Ahora no tenemos esa presión sobre nuestras espaldas.

¿Y cómo ha sido la reacción del público en Europa con los setlists de esta gira, entendiendo que han seleccionado cortes que hace muchísimo tiempo no tocaban, o bien nunca habían tocado en vivo? ¿Cuán distinta es la atmósfera a un show en el que promocionan un nuevo trabajo por ejemplo?

Bueno, la verdad es que no se ha notado mucho eso porque… bueno, siempre hemos tenido la oportunidad y el lujo de hacer shows ante personas que se identifican bastante con la música y con la banda. Entonces, cada vez que damos un concierto, la vibra es realmente buena, hasta brillante diría yo. Pero claro, por supuesto que hay viejas favoritas que mucha gente ha esperado por presenciar en vivo, así que cuando pones algo como Gethsemane o The Carpenter, que es bien antigua… cuando lanzas canciones como esas, de verdad ves como una luz que sale del rostro de la gente y dicen ‘¡oh!, ¡mira este tema!’. Es realmente genial aunque… claro, como te dije, la banda ha sido reconocida por entregar un buen espectáculo en vivo casi de forma constante, así que aquello no cambia tanto en realidad. Por supuesto, ahora que tenemos la oportunidad de traer la producción completa al tramo sudamericano y tocar en lugares más grandes con todos los requerimientos para desplegar el show, será más impresionante en lo visual, lo que será muy bueno también, ya que no lo hemos podido hacer antes.

Hay varios clásicos que están presentando ahora, y algunos como ‘Come Cover Me’, ‘Gethsemane’ o ‘Sacrament of Wilderness’ sin duda que significan mucho para varios fanáticos. ¿Cuán cuidadoso hay que ser como banda, cuánta responsabilidad hay que tener como músico, cuando interpretas estas canciones que son tan queridas por la gente y que no solo le pertenecen ya al compositor, sino también a los seguidores?

Bueno, con las canciones más antiguas debes tener en cuenta de que hay ciertas melodías y ciertas cosas que son esenciales, por lo que debes mantenerlas. Sin embargo, para el grupo mismo, para que sigan siendo interesante las cosas, también tienes que arreglarlas un poco de nuevo. Hemos hecho algo al respecto, en especial con las líneas vocales ahora que tenemos Floor, como también a mí haciendo las segundas voces, por lo que hacemos por ejemplo partes en armonía y que logramos hacer muy bien, como por ejemplo con ‘Come Cover Me’. Y bueno ensayarlas y redescubrirlas ha sido un viaje hacia el pasado, si incluso hubo canciones que jamás había tocado yo inclusive, dado que llegué a la banda a fines del 2001. Te hablo por ejemplo de ‘Devil & The Deep Dark Ocean’, que es una pieza muy compleja de interpretar, una con la que tuve que partir desde cero, si nunca la había tocado antes. Además, ahí tengo que reemplazar al señor Tapio Wilska en sus voces, con mi propio timbre, ya que no poseo ese tono bajo y profundo. Ahí tengo que hacer mi propia versión de la interpretación. Para mí entonces hubo muchas más cosas que escudriñar. Y bueno, por lo que vi de los demás integrantes del grupo en los ensayos, parecían estar gratamente sorprendidos (risas). Así va la cosa.

Digamos que desde la llegada de Floor Jansen, hay varias cosas que han mejorado en el seno de Nightwish. ¿Cuán importante han sido el performance y el input de ella en la decisión de tomar clásicos de la banda y ponerlas en una gira de este tipo? Más directamente: ¿habría sido posible este tour sin Floor?

Para serte honesto, no estoy del todo seguro de la respuesta. Eso es lo que pasa con la música. Por supuesto, podemos verlo de otra forma y decir que nos fue muy fácil y cómodo ir con esas canciones y empezar a arreglarlas sabiendo que contábamos con Floor, quien era absolutamente capaz de cantarlas, y eso claro que te da seguridad como banda. Y lo bueno de todo esto es que estamos teniendo una química personal muy buena dentro del conjunto, ahora que… todos parecieran que están satisfechos con la música, con el éxito de Nightwish y los planes que tenemos contemplados de aquí en adelante. Es muy simple trabajar en este momento. Las buenas vibras y el buen ánimo es constante, así que… qué más puedo agregar, sencillamente es muy bueno… y claro que Floor es una dama con una voluntad, una constitución y una voz muy fuertes, y ha viajado con varones en bandas como… uf, desde que tenía menos de 20 años, por lo que enseña un montón de fortaleza y aptitud para este tipo de trabajo, lo que hace que sea muy buena. Qué puedo decir, para mí, en lo personal, creo que esta ha sido la alineación más «cómoda», y quizás también para los demás. Como somos vocalistas los dos, compartimos un terreno en común, revisando las armonías vocales y todo eso, y lo más brillante es que cuando hacemos cosas juntos, hay un poderío bastante grande en las voces cuando empezamos a hacer armonías y sonidos juntos. Sí, logramos hacer un muy buen match con las voces y también con el carácter.

Ahora, ¿cómo es la experiencia de interpretar canciones de discos como “Angels Fall First” y “Oceanborn”, que si bien eran ambiciosas en su momento, son más directas y simples en comparación a trabajos como “Dark Passion Play”, “Imaginaerum” o “Endless Forms Most Beautiful”?

No es problema. La verdad es que no es problema en lo absoluto. O sea, nosotros sí tenemos un lado más hardrockero también, y a veces puedes escucharlo con claridad en la música que componemos. Pero, igual sucede que nos gusta el rock bien punzante, un montón de bandas metaleras y todo eso, así que el material más sencillo de los primeros días sigue siendo interesante para nosotros, y se siente bien tocar algo con un punch más directo, dejarse llevar y que las personas se pongan a rockear. A mí al menos me gusta mucho aquello.

Una vez que terminen esta gira mundial, es sabido que se dedicarán a la producción de un nuevo lanzamiento. ¿Qué influencia crees que el estilo de las canciones más clásicas de Nightwish, las que escogieron para el repertorio del Decades World Tour, y este repaso de la historia de la banda, tendrá en el sonido y performance del próximo disco?

Bueno… si tendrá influencias o no, eso estará por verse. O sea, Tuomas (Holopainen) ya tiene un montón de canciones en bruto hechas, y puede que le envíe yo un par de riff y demos también. Ahora, lo más importante a decir de todo esto, es que esta gira de temas clásicos, de alguna manera nos podría servir para enderezar algunos bordes que, de otra forma, terminarían siendo más complicados. En esta oportunidad, por supuesto, el rock más directo es algo que podemos disfrutar, así que es posible que aquello se muestre un poco más en el próximo disco, en el proceso de arreglos. En todo caso, realmente no puedo decirlo ahora, porque tendremos nuestro tradicional campamento de verano, con ensayos, arreglos, y luego grabando, para el año que viene, en nuestro verano… y cuando partamos con eso y tengamos algunos demos, entonces ahí quizás sepa un poco mejor. En este momento, tendré que decir que… estoy un poco afuera de todo el marco, que solo sé por el calendario de actividades que el trabajo en serio se comenzará el verano que viene, en julio, pero antes de eso ya estaremos más familiarizados con los demos y el resto del material.

Y sobre personas fundamentales en la historia de Nightwish como Tarja Turunen, ella habló en una entrevista más o menos reciente sobre el reencuentro que tuvieron cuando actuaron en este Heavy Metal Christmas Tour de diciembre pasado. Ella dijo que había sido bueno para ustedes, que “el tiempo cura”. ¿Cómo fue para ti Marco ese episodio y cuán en paz te sientes ahora, luego de todos los años transcurridos desde lo que sucedió el 2005?

Te digo, fue tremendo volver a compartir un escenario con ella. Fue muy bonito encontrarme con ella, fue muy bonito tener un tiempo para conversar con ella acerca de lo que vivimos. No pretendo escarbar en detalles, pero fue grandioso, porque no importa lo que la gente, lo que los medios, los diarios y todos los demás hayan dicho sobre la separación, para mí lo más triste y tal vez lo más importante que perdimos fue la amistad. Conversar de todo eso con Tarja y notar que todavía compartíamos un respeto personal, y que había un entendimiento y todo eso, realmente fue tremendo. Hubo algunos abrazos y lágrimas, y fue enorme.

Es muy bueno escucharlo Marco. Y para cerrar, quisiera preguntarte sobre tus recuerdos de las últimas veces que has venido a Chile, de la diferencia de sensaciones que había cuando llegaron el 2008 en esa gira tan rara donde tuvieron tantos problemas en Brasil, y cuán distinta fue la experiencia de cuando tocaron en el mismo Teatro Caupolicán, en octubre de 2015, con Floor y con el lugar casi lleno…

2008… ese sí que fue un tour súper complicado, y sí recuerdo que estábamos muy cansados, aunque no mucho sobre el tamaño del lugar y todo eso… ahora (piensa), las veces que he estado en Santiago siempre ha sido bastante agradable, el de ese año fue un buen concierto, pero simplemente no puedo contarte mucho de la vibra dentro del grupo y del show del 2008, porque también estaba atravesando por muchísimas dificultades en ese tiempo, por lo que debía estar pendiente de otras cosas aparte. Y bueno, los tiempos difíciles… me imagino que los tiempos difíciles tuvieron su conclusión como hace un par de años, cuando obtuve mi divorcio. Los problemas habían comenzado hace años… así que claro, no tengo en realidad un buen… no puedo hacer una buena comparación desde el punto de vista de la banda, solo puedo decir que en 2008 la estaba pasando muy mal, por mi parte. Pero en esta ocasión, ¡pareciera que todo está mucho mejor (risas)!, serán todos bienvenidos al concierto y siempre me ha encantado tocar allá, como en todos los demás países de Sudamérica. Hay grandes personas acá. Así que vayan al show y… ¡pasémoslo bien!

La ex-vocalista de AMBERIAN DAWN Heidi Parviainen sigue trabajando en su actual proyecto DARK SARAH y el 21 de Septiembre lanzará un nuevo LP titulado «The Golden Moth» via Inner Wound Recordings. El disco contará con la participación de Zuberoa Aznarez (DIABULUS IN MUSICA) y Marco Hietala (NIGHTWISH)

Pueden ver el video para «Trespasser» a continuación:

El tracklist y el artwork a continuación:

01. Desert Rose
02. Trespasser
03. Wheel
04. My Beautiful Enemy
05. I Once Had Wings
06. Pirates
07. Sky Sailing
08. Wish
09. Gods Speak
10. Promise
11. Golden Moth
12. The Gate Of Time

Marco Hietala de NIGHTWISH junto a Netta Skog, quien dejó ENSIFERUM en Diciembre del año pasado, son parte de DARK SARAH, proyecto que se completa con JP Leppäluoto de CHARONZuberoa Aznárez de DIABULUS IN MUSICA y a Heidi Parvianen. Esta banda va por su tercer disco que recibe el nombre de «The Golden Moth» el cual saldrá el mercado en Mayo.

Pueden escuchar su primer adelanto titulado «Trespasser» a continuación:

 

A estas alturas del partido, no caben demasiadas dudas que Avantasia se ha convertido en la principal obra de Tobias Sammet. Es cierto, al geniecillo de Fulda lo conocimos a mediados/fines de los ’90 con Edguy, una banda que en aquellos entonces cultivaba un Power Metal absolutamente bombástico y épico, sin dejar de ser entretenido; pero paulatinamente, la inmensidad que ha ido adquiriendo su “proyecto paralelo”, con invitados de primerísimo nivel del mundo del Rock y del Metal, con su importantísimo rol en la recuperación de Michael Kiske para este lado del camino, y con grandes discos y canciones –algunas de ellas memorables–, hacen que la balanza de la importancia sin dudas se cargue para el lado de la Rock Opera.

En ese sentido, Sammet frecuentemente juega al misterio y con la expectativa de que, por la naturaleza eminentemente multipersonal de Avantasia, cada trabajo puede ser el último, aunque, siendo justos, en los últimos tiempos esa tendencia ha disminuido, al punto de que algo que en su momento pareció una quimera, como ver este espectáculo representado en vivo, se volviese una realidad, visitando incluso Sudamérica en más de una oportunidad. Es decir, la idea inicial está bastante consolidada y, por suerte, a menos que a Tobias “le den los monos” o le pase algo, debiese tener una larga vida.

Y pese a que esa tendencia haya disminuido, no deja de ser llamativa cada oportunidad en que Avantasia nos entrega un nuevo material. Sammet no sólo es un “capo” en cuanto a composición musical, voz y carisma, sino que es derechamente experto en el “goteo” de la información para generar expectativa. Así, vimos como en redes sociales y en su sitio web Tobi fue comunicando paulatinamente no sólo el lanzamiento de una nueva placa, sino que uno por uno los nombres que la compondrían. Algunas figuras de siempre, como por supuesto Sascha Paeth y Michael Kiske, otros que retornan como Jorn Lande o Sharon den Adel, y otras estrellas del rock de nivel mundial como Robert Mason (Warrant), Dee Snider (Twisted Sister) o Geoff Tate (Operation: Mindcrime, ex Queensrÿche), además de otros nombres llamativos como Marco Hietala (Nightwish) y el menos conocido Herbie Langhans (ex Seventh Avenue), entre otros.

Como es costumbre, Tobias nos entregó un single como adelanto previo al lanzamiento del disco, y resulta ser el primer tema de este trabajo: Mystery of a Blood Red Rose, un corte midtempo bien radial, extremadamente ganchero y teatral, muy entretenido y que supera con creces a otros singles de la banda (como Lost in Space o Dying For An Angel) en esos aspectos. Parte con un piano algo melancólico pero con energía, Tobias se pone su sombrero y bastón, y el tema va adquiriendo colores y mejorando su estado anímico. Hay que decir que el trabajo en los coros de fondo es realmente notable, y ayudan a darle una textura a la canción que probablemente no tendría sin estos elementos. Como anécdota, el propio Sammet comentó que compuso este tema pensando en una colaboración de Michael Lee Aday, más conocido como Meat Loaf, y más allá de que la colaboración no se pudo dar, la influencia del norteamericano es notoria. Muy buena forma de calentar motores con lo nuevo de Avantasia.

Pero claro, en el primer tema del disco canta sólo Tobias, lo que si bien no es moco de pavo, la gran gracia de Avantasia es ser una Ópera Rock que, por supuesto, cuenta con varias de las más granadas voces que uno puede encontrar en el mundo del Hard Rock y del Heavy Metal de hoy. Y ello llega con uno de los mejores temas del disco, y que probablemente uno de los pocos pasajes “desafiantes” del disco: Let The Storm Descend Upon You, que con sus más de doce minutos de duración es el tema más extenso de Avantasia desde Seven Angels del “Metal Opera Pt. 2”. Este corte marca el retorno de Jorn Lande, una nueva aparición de Ronnie Atkins (Pretty Maids) y el debut de Robert Mason, cantante de Warrant. Y bueno, es una composición realmente notable, con una introducción de piano y rítmica excelentemente conceptuadas, con orquestaciones que, pese a darle un aire bombástico, no suenan pretenciosas, porque tampoco se abusa de ellas. El coro, a cargo fundamentalmente de Jorn Lande, es realmente majestuoso y emocionante, con su “Shine your light into the darkness, and let the storm descend upon you”, que sin dudas es uno de los momentos más destacados no sólo del disco, sino que de los últimos trabajos de Avantasia. También destaca por sí solo Robert Mason, especialmente en los pasajes más lentos de mediados del tema, intercambiando roles con Tobias y Ronnie Atkins de forma sensacional. Fantástica canción, la más operática del todo el disco, con doce minutos que realmente se pasan volando, aunque –si hay que quejarse de algo– el final pudo haber sido algo más redondo. Ojalá la defiendan en vivo.

Un piano nos genera un ambiente fantasmagórico y da pie a la participación del gran David DanielDee” Snider, un héroe del Hard Rock de la vieja escuela, y que es el principal intérprete de The Haunting, tema que es inevitable de emparentar con canciones como Death Is Just a Feeling del “Angel of Babylon” -cantada por Jon Oliva (Savatage)-, o con la increíble The Toy Master del “Scarecrow” -cantada por Alice Cooper-, en el sentido de ser canciones con las que comparte esa aura tenebrosa y algo malévola. Tiene un gran inicio, creciendo en intensidad hasta llegar a un coro estupendamente logrado, pero quizás le sobre un poquito de luz y le falte algo de tenebrosidad y desarrollo. Pese a ser un muy buen tema y a que la interpretación de Snider es atractiva, quizás le falte un poco para estar a la par de sus temas congéneres, además que el final suena algo abrupto.

Otro momento destacado de la placa llega con la participación de una voz legendaria y referencial como la de Geoff Tate en Seduction Of Decay, un corte de siete minutos que está a la altura de la enorme trayectoria del cantante estadounidense. Un tema algo más denso que lo que acostumbramos a escuchar en Avantasia, por momentos bastante hipnótico, con progresiones interesantes y sobre todo con un muy destacable trabajo de Tate, mostrando parte de su muy conocida versatilidad, con altos como en sus mejores tiempos –en el precoro realmente se luce– y con bajos de no menor calificación. A destacar también las líneas de bajo de este corte, que sin dudas son de las más destacadas de toda la placa. Aunque hay que darle más de una vuelta para sacarle bien el jugo, es uno de los puntos altos de este trabajo.

Un regalito para quienes añoran la época de los Metal Opera llega con Ghostlights, donde nuevamente Michael Kiske desparrama encima de la mesa sus credenciales que lo acreditan como el Papá de los Helados en cuanto se refiere a cantar Power Metal. Una interpretación que sigue estremeciendo y emocionando, especialmente a quienes hemos criado y educado nuestros oídos escuchando este tipo de música, con esa especie de “aura celestial” que imprime el calvo de Hamburgo a este tipo de canciones, particularmente con sus agudos. Definitivamente el tema más reglamentariamente Power de todo el disco: guitarras afiladas, velocidad, excelentes solos y armonías, voces y coros gloriosos, y además de Kiske, tiene participación Jorn Lande, y por si fuera poco, Oliver Hartmann está a cargo de las guitarras. Ah, por cierto, Sammet está en gran nivel (sus “they call me home, they call me home” son excelentes). Por momentos, dan ganas de decir que dejen el disco hasta ahí y les pasen la copa de inmediato, cátedra de Power Metal.

El disco hace un quiebre más que interesante con Draconian Love, un corte con un estilo rockero-seductor-erótico-festivo-oscuro tan propio de tipos como Ville Valo o Fernando Ribeiro, y que presenta masivamente la voz de Herbie Langhans, todo un hallazgo para quienes no lo conocíamos. Unos tonos graves bastante góticos que se contrapesan muy bien con la voz más aguda de Sammet, especialmente con un coro que amenaza con quedarse pegado durante mucho tiempo, en particular los “hey hey hey”. Uno de los riesgos que corre Tobias, superando esta valla con suficiencia. Un nuevo acierto.

Master Of The Pendulum sin dudas debe haber sido compuesto por Tobias pensando en la voz de Marco Hietala. Comienza con Tobias intentando llevarnos a un terreno enigmático, pero pasados unos segundos el tema toma energía y vuelo con un alarido sensacional, y con un brillante trabajo de Sascha en las guitarras. Ahí ya aparece el bajista/vocalista de Nightwish, quien luce buena parte de su repertorio vocal, con esos agudos raspados y esa cosa medio “enojada pero no tanto” que proyecta en su prestación vocal. Particularmente notables son los “tick tock, tick tock” del maestro del péndulo que personifica el hombre de la doble barba. Sin dudas uno de los temas más Power de toda la placa, disfrutable en grado sumo, especialmente quienes gustamos de la banda de Tuomas Holopainen.

En todos los discos de Avantasia hay participación femenina y por cierto “Ghostlights” no es la excepción. Y dicho rol es ocupado en esta oportunidad por la holandesa Sharon den Adel, quien nuevamente fue reclutada por Tobias tras su participación en los históricos Metal Opera de principios de siglo. De esta forma, Isle Of Evermore es una balada cargada de suavidad, sin ser demasiado melosa, donde la voz de Sharon termina por atrapar al oyente cual sirena con su particular sensibilidad, y el dueto con Sammet funciona de muy buena forma. De todas maneras, uno tiende a preferir otro esquema en este tipo de temas más reposados, como por ejemplo esa catedrática balada que es What’s Left Of Me, con esa inolvidable interpretación de Eric Martin. Igualmente aprueba y cumple bien su función, aunque quizás se podría haber aprovechado más y mejor a Sharon.

Babylon Vampires recuerda a otro clásico de la banda como Promised Land, en ese plan de “midtempo acelerado” y con un Robert Mason que vuelve a las voces, en muy alto nivel, sin temor a los agudos y ayudando a crear uno de los mejores estribillos del disco (el “Babylon is burning / and you’re glowing like a fiery star / and no one can tell if we’re been for real” es realmente muy bueno). El trabajo en las guitarras es de lo más destacado del disco en esta faceta, y se lo reparten Oliver, Sascha y otro que retorna, el gran Bruce Kulick. Un corte cargado de energía y buena vibra, de aquellos que en vivo funcionan perfecto.

Lo siguiente, Luciferproduce sensaciones algo encontradas. Comienza con un piano acompañado por un Jorn Lande que realmente conmueve, de hecho quizás en este tema muestre su mejor performance de todo el disco –junto con lo que hace en Let The Storm Descend Upon You, por cierto, y es acompañado de muy buena forma por Tobias, con una armonía vocal sensacional. Luego toma ritmo con las guitarras en un nivel superlativo –fantástico lo de Bruce Kulick–, y cuando vuelve a la armonía vocal en el coro y uno piensa que el tema tomará aun más vuelo, el tema acaba. La idea es extraordinaria pero queda la impresión que le faltó algo de desarrollo, deja una pequeña sensación de incompletitud que impide que termine de cuajar.

Ya acercándonos al final del disco, un entretenido corte como Unchain The Light vuelve a traernos a Michael Kiske, esta vez junto a Ronnie Atkins y por cierto a Tobias. Nuevamente el trabajo de las voces es impecable, en un tema a midtempo donde la responsabilidad del coro recae por cierto en Kiske y sus agudos incomparables, aunque quizás la parte más destacada del tema sea la vocalización de Michi previa al solo de guitarra, muy sencilla pero emotiva y con la calidad acostumbrada del cantante de Unisonic.

Y para culminar el disco, otro gran tema y que sin dudas debiese andar muy bien en vivo. Es cierto que en A Restless Heart And Obsidian Skies existe una reminiscencia demasiado evidente a ese gran tema que es The Story Ain’t Over, más aun al ser cantada por el viejo y querido Bob Catley, con esa sencilla emotividad que proyecta en su voz el venerable cantante de Magnum. De hecho escuchar los dos temas juntos deja la sensación de ser parte de una especie de mini saga. Pero una de las gracias de Sammet es que la similitud de ciertos temas no es algo que termine molestando, o al menos que esa incomodidad no sea ni de cerca la sensación primaria al momento de enfrentar una composición suya. Una muy buena canción, emocionante, que no es derechamente una balada aunque tiene varios elementos de ella, con un estribillo realmente bonito con más vuelo y energía que el resto del tema, y que muestra a un Catley catedrático. Para destacar, nuevamente, el gran trabajo de Bruce Kulick en las guitarras. Gran final para un excelente trabajo, más allá de su bonus track Wake Up To The Moon, que pese a contar con unos notables Kiske y Lande acompañando a Tobias, sin ser un mal tema, probablemente no alcance el vuelo de los temas anteriores y por ahí se puede justificar su exclusión de la nómina final.

Quizás una «contra» que tenga “Ghostlights” es que es un disco que corre pocos riesgos, impone pocos desafíos al oyente, y que muestra un asentamiento en una zona de confort que iniciaron “Angel of Babylon” y “The Wicked Symphony”, continuó “The Mystery of Time” y consolida este nuevo trabajo. En definitiva, no se trata de un trabajo particularmente novedoso. Pero más allá de esto, sin ninguna duda el nivel de regencia que ejerce Sammet sobre este territorio cómodo es enorme, siendo capaz de pasearse sin ningún complejo por diversas áreas, que no por haber sido ya recorridas dejan de ser dignas de caminarse. Ir a la playa un día de sol puede generar cosas distintas a ir a la misma playa un día de lluvia, y así lo entiende Sammet, cuyo nivel compositivo parece inalterable, su talento y carisma atrae a connotados músicos y sobre todo al público, que con justicia lo califica como uno de los más grandes compositores de los últimos años. Ya en Enero tenemos un postulante a los discos top de un 2016 que se avecina abundante en buen material. Las luces de los fantasmas sí que brillan.

marco hietala

El cantante y bajista de NIGHTWISH Marco Hietala es el nuevo confirmado para ser parte del nuevo capítulo de la opera metal AVANTASIA. El mismo Tobias Sammet lo reveló a través del Facebook del proyecto de la siguiente manera:

«¿Que tenemos Geoff Tate, Dee Snider, Michael Kiske, Robert Mason, Jorn Lande, Bob Catley, Ronnie Atkins, Olli Hartmann y yo en común con Marco Hietala de NIGHTWISH? Todos somos  guapos, divertidos y increíblemente talentosos. Y estaremos en el nuevo disco de AVANTASIA ‘Ghostlights’ en enero 2016?»

«Acerca de Marco: Era Agosto de 1997 y estábamos en Helsinki para mezclar el álbum ‘Vain Glory Opera’ de EDGUY cuando alguien puso la banda TAROT. Esa gran banda parecía ser una especie de leyenda en Finlandia (en Alemania TAROT no eran muy conocidos en ese momento). Unos años más tarde, un grupo llamado NIGHTWISH habían aparecido en el mapa y estaban a punto de revolver el mundo del metal europeo. EDGUY tocó en un festival en Inglaterra con SAXON y entre otros estaba NIGHTWISH. Recuerdo que tenían un gran vocalista femenina y lo mucho que me encantó la interpretación de ‘Crazy Train’ de OZZY que hicieron, si mal no recuerdo, la que fue cantada por su bajista. Ya sabes, un montón de bajistas son bajistas porque quieren demasiado estar en una banda, y es mucho el daño que puedes hacer al sonido de un grupo con un bajo. A veces, sólo están en la banda porque hablan lo suficiente como para organizar las cosas o porque tienen un trabajo que permite financiar las primeras grabaciones de demo, ropa bonita o gafas de sol, pero al final del día, la mayoría de ellos no son tomados en serio porque … bueno, porque son bajistas. Ellos siempre son sospechosos. ‘No necesito un bajista porque yo toco el bajo (no tan bien como Marco, pero soy la solución más barata para mi propio proyecto, ¡ja!)’. Pero Marco es más que un bajista, es un músico de verdad. No tengo ni idea de porque tarde tanto tiempo en preguntarle a Marco Hietala (ese bajista vocalista con dos barbas) si podía imaginarse cantando en un papel en un álbum de AVANTASIA. Y ahora está pasando. ¡Y el resultado va a patear traseros! ¡Lo amarán! Estamos armando un registro de metal  realmente épico»

tobi marco

A fines de este 2013 saldrá «The Theory Of Everything», la entrega doble del proyecto de Arjen Lucassen, AYREON.

El músico ha dado a conocer los primeros nombres que participarán de este álbum, entre ellos: Jordan Rudess (DREAM THEATER), Rick Wackman (YES), Keith Emerson (EMERSON, LAKE & PALMER), Marco Hietala (NIGHTWISH), Cristina Scabbia (LACUNA COIL), Michael Mills (TOEHIDER) y JB (GRAND MAGUS), entre otros.

Arjen comenta: «Va a ser un álbum doble, así que hay mucho que escribir. Va a ser extraordinariamente difícil, porque sus letras dejan atrás el viejo universo AYREON y crean uno nuevo desde cero. Estoy muy entusiasmado con el line-up y cómo ha progresado todo hasta ahora. Trata sobre todo de las relaciones humanas y los costos emocionales asociados con pisar la delgada línea entre la genialidad y la locura».