Entradas

Solo 4 días quedan para tener de regreso en Chile a Leo “La Bestia” Jimenez, quien regresa a Chile con su proyecto más personal STRAVAGANZZA. La banda se presentará el próximo Viernes 30 de Noviembre en el Nuevo Club Rock y Guitarras. Los nacionales MUTACIÓN serán los encargados de la apertura del evento.
Las entradas están disponibles en la página oficial de El Juglar. De manera física en Traffic Music Eurocentro (Ahumada 85, local 0104, primer subterráneo, Galería Eurocentro) y en Viña del Mar en Riffs RockMetalShop (Paseo Cousiño Local 143). Ojo que las primeras 300 entradas participan en el sorteo de 2 pases Backstage y un encuentro exclusivo con la agrupación

Entrada General: $23.000

PowerMetal.cl regala 3 entradas. Solo debes compartir esta publicación en Facebook de manera pública y darle Me Gusta y estarás participando. Los ganadores se anunciaran el día Jueves de esta semana durante la tarde.

El próximo Viernes 30 de Noviembre la banda española STRAVAGANZZA, liderada por el vocalista Leo Jimenez, se presentará en Chile y la producción a confirmado que se cambio el recinto al Club Rock y Guitarras ubicado en Vicuña Mackenna 1220, Metro Irarrázaval, Linea 5.

La venta de entradas está disponible tanto ONLINE, como en Traffic Music Eurocentro (Eurocentro, Ahumada 85, Local 0104), Larga Vida al Vinilo (Providencia 1998, local 4) y en Viña del Mar en Riffs Rockmetalshop (Paseo Cousiño, local 143).

Entrada General: $23.000
Día del Show : $27.000

IMPORTANTE : Algunas personas adquirieron entrada Palco, ya que el nuevo recinto no dispone de palco, ellos podrán tener ingreso preferente para acceso a primera fila, cualquier duda pueden escribirnos a eljuglarchile@gmail.com

 

El viernes 30 de noviembre tendremos el regreso de Leo Jiménez en nuestro país, pero en esta oportunidad, por vez primera con su banda STRAVAGANZZA, la que además conforman Carlos Expósito, Patricio Babasasa y Pepe Herrero.

El show está programado para las 20:00hrs en Blondie y contará con los nacionales MUTACIÓN como acto de apertura. “Volvemos con energías renovadas y MÁS FUERTES que nunca, con la firme intención de superar las expectativas que tenéis puestas en nosotros, de superarnos y de llegar mucho más lejos de lo que nunca antes llegamos”, comentan los españoles.

Las entradas se venden online aquí o al mail eljuglarchile@gmail.com. Físicamente en Traffic Music (Eurocentro, local 0104), Larga Vida al Vinilo (Providencia 1998, local 4) y en Viña del Mar en Riffs RockMetal Shop (Paseo Cousiño, local 143).

Las primeras 300 entradas participan en el sorteo de 2 pases Backstage y un encuentro exclusivo con la banda.

Preventa : $23.000
Entrada General: $25.000
Día del Show : $27.000
Palco Lateral: $30.000 (solo 50 cupos)

En un año con una gran cantidad de visitas de la armada española del Metal es el turno de anunciar que comenzó la venta de entradas para el show que dará STRAVAGANZZA, banda que es liderada por el cantante Leo Jímenez. El evento se realizará el Viernes 30 de Noviembre en Blondie. La venta de entradas ya se encuentra disponible tanto ONLINE, como en Traffic Music Eurocentro (Eurocentro, Ahumada 85, Local 0104) y Larga Vida al Vinilo (Providencia 1998, local 4)

Las primeras 300 entradas participan en el sorteo de 2 pases Backstage y un encuentro exclusivo con la banda.

Preventa : $23.000
Entrada General: $25.000
Día del Show : $27.000
Palco Lateral: $30.000 (solo 50 cupos)

Hace algunos días recordamos un nuevo año desde que el gran Ronnie James Dio dejó este mundo tras luchar contra el cáncer, fue por esta razón y en un merecido homenaje, LEO JIMENEZ liberó un video para su tributo al pequeño gigante con un cover a “Neon Nights“, canción original de BLACK SABBATH con el italoamericano como vocalista, tema que está incluido como bonustrack en su último trabajo, “La Factoría del Contraste“.

Disfruta del homenaje a Dio a continuación:

Los que hemos tenido la oportunidad de ver a Leo Jiménez en vivo con anterioridad y a su vez hemos seguido su carrera con el pasar de los años, sabemos perfectamente de lo que es capaz de hacer sobre un escenario. Su lugar entre los grandes cantantes españoles de toda la historia está asegurado hace un buen tiempo y por el momento no parece que eso vaya a cambiar de forma alguna.

Si bien la visita originalmente estaba agendada para noviembre del año pasado, diversos problemas obligaron a postergar la fecha para marzo del presente, aumentando la expectación y la impaciencia de los más acérrimos. Así, la tercera visita del cantante a nuestro país se concretaría bajo la gira denominada “América Contrastour”, centrada en su último larga duración “La Factoría del Contraste” (2016). Veamos qué tal estuvo la jornada.

STEELRAGE

Comandados por el cantante Jaime Contreras, SteelRage tenía la misión de abrir los fuegos y de comenzar a animar a los asistentes en un día particularmente frío. Difícil misión puesto que en media hora debían condensar parte de sus éxitos y así dar un show lo suficientemente cohesionado para los fanáticos que ya se agolpaban en la Discoteque Blondie.

Siendo las 18:55 horas., lamentablemente la realización de un numeroso Meet and Greet con Leo junto al resto de la banda en la planta baja del recinto, impidió que pudiéramos ingresar a la cancha y presenciar los primeros minutos de Long Way To Hell. Aún así, desde ya se podía ver la energía que transmitían cada uno de los integrantes hacia el centenar de personas que estaban presenciando el show. Siguiendo con el orden de “All In” (2015), No More Excuses y My Dark Passenger hicieron participar el público con los típicos “eh! eh! eh!” durante las partes instrumentales. Punto aparte es el desplante escénico de la dupla de guitarristas conformada por Patricio Solar y Hugo Sánchez, quienes se despacharon unos solos de gran calidad con total soltura.

Aludiendo a que el número principal cantaba en idioma español, Jaime señala que ellos no pueden ser menos y presentan la llamativa Sangre y Libertad, estrenada hacia finales del año 2016 con un videoclip grabado al interior de la ex cárcel de Buin. Interpretada de gran forma, salvo por pequeños acoples que se hicieron presentes un par de veces. De todas formas el estribillo contó con la fuerza y la intensidad necesaria. Mención aparte para el baterista Rodrigo Villena y para el bajista Raimundo Correa, quienes estuvieron a cargo de poner la calma durante cada verso.

Finalmente, la dupla conformada por The Last Card y Kill or Die puso término a una destacable actuación de los compatriotas, donde el único punto bajo estuvo presente en el altísimo volumen de la amplificación y en algunos acoples durante las partes instrumentales. De todas formas, el oficio de una banda que lleva años en el ruedo, el carisma de su frontman y la constante participación de los más entusiastas hizo que SteelRage sacara la tarea adelante. Felicitaciones a los afortunados que recibieron un CD de regalo de parte de la agrupación.

 Setlist Steelrage

  1. Eternal Sorrow (Intro)
  2. Long Way to Hell
  3. No More Excuses
  4. My Dark Passenger
  5. Sangre y Libertad
  6. Last Card
  7. Kill or Die

EXXOCET

A las 19:50 horas sale a escena Exxocet, quienes traerían un setlist cargado con canciones de su último álbum “Rock and Roll Under Attack” (2015). Súbitamente y tras un gran grito agudo, arremeten con dos piezas extraídas del LP mencionado: Heavy Metal Angels y Speed of the Wind. En cuestión de minutos se nota la cohesión entre toda la sección de cuerdas, puesto que se mantienen constantemente haciendo juegos y coreografías que resultan bastante llamativas y efectivas. Por cierto, bastante más bajo el volumen en comparación a sus predecesores, lo cual pudimos comprobarlo de mejor manera durante Alive (un temón con todas sus letras por lo demás). Si bien al micrófono de Chriss Lion le faltó definición durante varios minutos, sus agudos y gesticulaciones bastaron para sobreponerse al percance.

Es cierto que la participación del público disminuyó un tanto a lo largo del show, pero eso no quitó que Estrella Fugaz fuese seguida con detención por los presentes que en su mayoría presenciaba por primera vez un show de los coterráneos. Por su parte, When The Roses Die trajo la emotividad y esa nostalgia ochentera excelentemente plasmada en la bella melodía de esta pieza. Súmenle un punto al bajista Danny Crow que se muestra bastante activo y entusiasta a lo largo del escenario.

Generando una progresión plausible a todas luces, el clímax del show vendría de la mano de la notable Battleline, un cañonazo que desborda acero por los poros donde Tom Azzter hace de las suyas en los tarros. Pero acá todos colaboran, ya que los guitarristas Richie Love y Lukky Sparxx ayudan al fraseo de un estribillo que funcionó a la perfección. Este último ayuda a introducir Rock and Roll afirmando que es primera vez que lo tocarían en vivo. Uno de los momentos para enmarcar sin duda es la armonía de la parte instrumental que se robó todas las miradas al centro del escenario.

Para culminar, la entretenida Party Tonite puso fin a un poco más de media hora de esta propuesta ochentera con toques modernos que no deja nada al azar. Están los apodos, la vestimenta y sobre todo la actitud consistente y consecuente. ¡Bien por Exxocet!

Setlist Exxocet

  1. Heavy Metal Angels
  2. Speed of the Wind
  3. Alive
  4. Estrella Fugaz
  5. When The Roses Die
  6. Battleline
  7. Rock & Roll
  8. Party Tonite

LEO JIMÉNEZ

Con un pequeño retraso según los horarios establecidos, a las 20:50 horas sale a escena “La Bestia” junto al resto de la banda para tomar posición en el escenario que ya tenía proyectado en su pantalla el lema “Fuerza y Honor”. Por supuesto que los gritos de “Leo, Leo, Leo” no se hicieron esperar y fueron cada vez más estridentes. El frontman toma el micrófono y exclama: “Santiago de Chile, ¿cómo están hermanos?”. Ante la obvia respuesta, nos promete dos horas de buen Heavy Metal y presenta Desde Niño. La reacción fue instantánea y en cosa de segundos los alrededor de cuatrocientos asistentes estaban entonando cada palabra de este temazo junto al cantante. Está demás mencionar lo bien que fue recibido el coro y lo enérgica que se mostró toda la agrupación. Quizás el único punto bajo que empañó una ejecución impecable, fue el desperfecto en la guitarra de Adri que impidió escuchar con claridad el solo de la parte media de la canción.

Esta contrariedad atrasaría a su vez el inicio de Condenado, ya que pasarían un par de minutos antes de que los técnicos pudieran arreglar dicho problema. Mientras tanto, Leo supo aprovechar la situación y comenzó a tocar un extracto de Walk de Pantera para no enfriar los ánimos y así prender aún más a la audiencia. Centrándonos en el track extraído de “Títere con Cabeza” (2009), nunca deja de llamar la atención la potencia que imprime el español en cada una de sus frases. Basta recordar cuando se desgarraba cantando “Y el dolor me hizo soñar / apretar dientes y llorar / Y el dolor me hizo sentir / me entraron ganas de seguir” para entender este punto.

Tras la presentación de cada uno de los músicos (siendo Carlos Espósito y Rufo Cantero los más ovacionados), vendría la interesante Misantropía, segunda revisión a “Animal Solitario” (2013). Les mentiría si les dijera que es una de mis favoritas dentro del catálogo de la banda, pero hay que reconocer que escucharla en vivo tiene un plus que la hace brillar como pocas. Esto último, probablemente por los cambios de tiempo en la batería que marcan el coro y los agudos sobrehumanos del frontman. A su vez nosotros no nos quedamos atrás y nos encargamos de aportar un enérgico headbanging en las partes más cañeras. Por otro lado, muy personalmente esperaba que el show comenzara de distinta forma a la presentación del año 2013, pero viendo la calidad y la entrega de cada uno de los integrantes, la verdad es que poco importó.

Volviendo al “Títere con Cabeza“, sin duda una de las más coreadas de la noche fue Volar. Y cómo no iba a ser recibida de tal forma, si a estas alturas es un clásico con todas sus letras. Con este status, sumándole una ejecución excelsa de principio a fin y la performance de Leo que derechamente te deja sin palabras, el resultado no es otro que la euforia ensordecedora de cada uno de los presentes.

Tras las típicas frases provocadoras del tipo “El público de Perú lo hará mejor mañana“, “La Bestia” se tomó un par de segundos para pedir un aplauso más que sincero en apoyo a los damnificados por las intensas lluvias e inundaciones que azotan el país vecino. Bajo esta temática social, presenta el primer track de “La Factoría del Contraste” (2016), Hambre. Al igual que Misantropía, esta pieza toma matices distintos al escucharla en vivo y en directo, principalmente por lo arrolladora que suenan las guitarras y la base rítmica durante el “Puede usted dormir, no tiene usted conciencia / Esta es su misión, es el hambre que se acerca”. Y si esto fue aplastante, faltan palabras para describir lo ocurrido en Con Razón o Sin Razón. Ya lo recalcábamos hace un par de días: el estribillo funcionaría a la perfección en vivo. Dicho y hecho entonces, puesto que el caos en la cancha no se hizo esperar. ¡Temón!

Mencionando nuevamente las tragedias a causa del clima y tomando a Perú como referencia, el cantante hace una pequeña reflexión sobre la función de los voluntarios en dichas emergencias. Señal inequívoca de que lo siguiente sería Vuela Alto. Es sabido que la Blondie se convierte en un karaoke con esta canción, pero no puedo dejar de mencionar la maestría implantada en los susurros de Leo que por momentos pasan a segundo plano gracias al cántico de la audiencia. Y haciéndole honor al nombre del último disco, vaya contraste que se generó una vez que comienzan con Soy Libertad. El español deja su guitarra de lado y nos asevera que “anteriormente sólo estaban calentando“, dando así el inicio al mencionado opening track de “La Factoría“. Me generaba particular curiosidad como llevarían a cabo este tema, puesto que los matices que presenta de por sí no son para nada sencillos y más aún considerando el directo. Pero el conjunto se encuentra en el mejor nivel instrumental desde su formación y vaya que lo demostraron con creces. ¡La interpretaron como si nada! Es posible que el “Libre, yo siempre libre / Aunque me arranques la piel…” aún resuene en el recinto. Y para qué mencionar los guturales y el breakdown comandado por Carlos y Edu Fernández. Otro de los clímax de la noche, sin dudas.

Las palabras de agradecimiento y de cortesía por ser “uno de los mejores públicos para tocar” no se hicieron esperar. Así, con el vocalista mucho más cómodo y demostrando un mayor desplante escénico, llegamos a otro temazo rescatado del “Títeres“: Bebe de Él. ¡Como sonaban esas guitarras dios mío! La verdad es que entrar en detalles sería ser redundante, básicamente porque los más acérrimos saben que deben reaccionar y comportarse de acuerdo a la importancia de lo que están escuchando. Mismo asunto con Caminos de Agua, otra de las infaltables en el catálogo del oriundo de Fuenlabrada.

Mi favorita del último LP sin pensarlo es Caballo Viejo. Ya habíamos mencionado con anterioridad lo bien que va fluyendo esta composición sin caer en la sobrecarga de recursos. Y precisamente eso es lo que la hizo brillar la noche del viernes: fue ejecutada con calma, solemnidad y sutileza. En este punto la banda sencillamente hizo un trabajo perfecto, ya que permitieron que las estrofas fueran tomando forma lentamente hasta llegar al coro sin llegar a la euforia y al descontrol. Nosotros en tanto de alguna forma entendimos esto último y supimos comportarnos acorde a la situación. Decimos esto porque es sabido que en algún punto del setlist los ánimos estallarán y volverá el descontrol total en la cancha.

Las últimas escogidas de “Animal Solitario” serían las potentes No Hay Más Canciones Para Ti y Tu Destino. Por supuesto ambas fueron ejecutadas a la perfección. Eso sí, y al igual que en su anterior visita, la primera sería conectada de gran forma con un solo de batería donde Carlos mostró una pequeña parte de su arsenal. Personalmente, esta vez lo noté un poco más “recatado” en comparación al año 2013. De igual manera el público conectó con la interpretación y se hizo partícipe en los momentos precisos. En tanto, la segunda fue realmente arrolladora, dejando una hermosa postal con un headbanging generalizado en respuesta a la agresividad de la agrupación. De esta forma, la banda comienza a despedirse a las 22:17 hrs. poniendo fin a la primera parte del show.

Los “Olé, Olé, Olé, Leo, Leo” no tardaron en llegar y tras un par de minutos todos los integrantes vuelven a escena para arremeter con las últimas canciones que iban quedando. Minutos atrás, Leo nos había prometido que “si seguíamos igual de prendidos” tocarían uno o dos temas de Saratoga. Demostrando que es un hombre de palabra, lo siguiente sería una sorpresa mayúscula para los seguidores más antiguos. Durante su speech nos cuenta que el siguiente track se lo compuso hace algunos años a su difunto abuelo. Y en ese momento la reacción de cada uno de nosotros lo dijo todo. Sí señoras y señores, ¡Parte de Mi sonaría por primera vez en nuestro país! Sin exagerar, no había absolutamente nadie que no cantara “Y su luz se apagó como la llama / del candil que hace tanto tiempo ardió / Y su voz susurraba y susurraba / liberadme de todo el dolor”. Lo demás queda para el recuerdo personal de cada uno. ¡Qué discazo es “Agotarás“!

Entendiendo que cada vez estábamos más cerca del final, la petición de hacer un wall of death en el centro de la cancha al inicio de Vientos de Guerra y de Resurrección fue acogida sin ninguna oposición. Y cómo no hacerlo, si los españoles nos habían brindado un show superlativo en todos los aspectos. Más que justificado el caos y el mosh pit que se formó para acompañar a dichos clásicos que no necesitan presentación y de los que prácticamente se ha dicho todo.

Mirando la hora y sacando cuentas del setlist mentales, tal como lo mencionó Leo, no podían irse sin tocar un tema de Stravaganzza. ¿El escogido? Obviamente Hijo de la Luna. Fácilmente se puede hacer una especie de resumen del estilo del cantante con este cover. Básicamente porque permite apreciar en primera persona el matiz que generan sus susurros que contienen una técnica envidiable, pasando luego a una agresividad que pareciera arrollar todo a su paso. Por nuestra parte, intentamos seguirle el paso de la forma que fuera posible. Así, a las 22:43 hrs. los españoles ponen fin a su actuación despidiéndose con un “Hasta siempre Chile“.

La gran cantidad de veces que se escucharon los gritos “Olé Olé Olé” y “Leo Leo Leo“, el karaoke estridente en el que se convirtió la Blondie y la presencia de extranjeros en la audiencia que sólo viajaron por ver a Leo Jiménez en nuestro país, da cuenta de la fidelidad a prueba de balas existente hacia este prodigio de la voz. Queremos dejar en claro a su vez, que sin los musicazos que tiene tras de sí, difícilmente podríamos presenciar un show de esta calidad que por momentos rozó la perfección. Digámoslo aquí y ahora, que tanto o más que el cantante, Rufo, Adri, Edu y Carlos lo dejaron todo en una presentación inolvidable.

Por otro lado, una crítica más que aceptable, es que quizás el setlist escogido corrió pocos riesgos en sí. Fórmula probada y que por ahora pareciera ser infalible. Pero seamos justos en decir que la cara de felicidad de principio a fin de todos los que estábamos presentes no permite dobles lecturas. Por mi parte “La Bestia” sigue siendo el mejor cantante de toda Hispanoamérica.

Setlist Leo Jiménez

  1. Desde Niño
  2. Condenado
  3. Misantropía
  4. Volar
  5. Hambre
  6. Con Razón o Sin Razón
  7. Vuela Alto
  8. Soy Libertad
  9. Bebe de Él
  10. Caminos de Agua
  11. Caballo Viejo
  12. No Hay Más Canciones Para Ti
  13. Solo de Batería
  14. Tu Destino

Encore

  1. Parte de Mi
  2. Vientos de Guerra
  3. Resurrección
  4. Hijo de la Luna

GALERÍA

 

 

“La Bestia” regresa a Chile este viernes para el “Contrastour 2017” en un show que se realizará en Blondie junto a los chilenos EXXOCET y STEELRAGE.

Para calentar motores, en PowerMetal.cl elegimos los 5 imperdibles de LEO JIMÉNEZ para el concierto de este 24 de marzo:

1. Soy Libertad

Opening track del disco que lo trae de regreso a nuestras tierras. “La Factoría del Contraste” es arrollador desde el primer segundo gracias a esta declaración de principios que simplemente exclama “Libre, yo siempre libre/ Aunque me arranques la piel/ Aunque me prives de ver con claridad/ Soy libertad”. Y qué duda cabe de que el frontman nos transmitirá el espíritu de esta canción palabra por palabra. Especial atención a los guturales del final, derechamente imperdibles.

2. Desde Niño

Si en su anterior visita el cántico de la audiencia fue ensordecedor, imaginen como será recibida esta vez si ya es considerada un clásico de aquellos. El hecho de rescatar los sueños de niñez y de asociarlos al primer encuentro con el Heavy Metal, hace que de alguna forma a todos nos produzca algo de nostalgia. Cómo no emocionarse si “La Bestia” nos hace participes de su carrera al cantar “Y ahora eres tú con tu calor/ que me trasmite su pasión/ Te veo gritar, te oigo cantar/ siento que entré en tu corazón”. ¡Temazo!

3. Con Razón o Sin Razón

Si bien el primer single de “La Factoría” puede ser considerado bastante repetitivo, no deja de ser cierto que es el estribillo funcionará a la perfección en vivo y en directo. Pegadiza y cañera por donde se le mire, solo queda disfrutarla.

4. Caballo Viejo

Sencillamente una de las mejores composiciones de Leo en su carrera solista. El coro inspiradísimo -donde la regla de “menos es más” se cumple a cabalidad- fluye de gran manera gracias a la performance de Carlos Expósito y Antonio Pino. Es un imperdible puesto que la cuota de emotividad y romanticismo vendrá de la mano de frases tan sinceras como “Recuperaré el aliento si me amas/ Tiempo que se viste eterno en tu mirada…”. No se asusten si a muchos les entra una basurita en el ojo.

5. Caminos de Agua

No podíamos dejar fuera parte de su discografía con 037. Es sabido que el desplante escénico del cantante una vez que se despoja de su guitarra desborda energía y actitud por los poros. El headbanging no se hará esperar y esas notas extensas del estribillo nos recordarán el por qué es uno de los mejores cantantes de Hispanoamérica.

Bonus Track: Resurrección

Un clásico incombustible de Saratoga. Cualquier seguidor de los españoles sabe que en cosa de segundos se desatará el caos y el descontrol al centro de la cancha. El doble bombo aplastará todo a su paso y Leo dejará la vida en cada estrofa. Quedan cordialmente invitados a ingresar al mosh pit.

Recuerda que las entradas para LEO JIMÉNEZ en Chile tienen un valor de $20.000 y puedes encontrarla en estos puntos de venta:

-Disquería “Su Música”, Paseo Ahumada 70
-Zalagarda Portar Lyon, Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198.
-Riffs RockMetalShop de Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137, detrás de Falabella.

Además hay venta a través de Internet con envió por Chilexpress. Debes solicitar tu entrada a contacto@rockshowschile.com y el pago es vía transferencia electrónica, o deposito en Banco Estado, ServiEstado o Caja Vecina

 

 

Leo Jiménez, quien se presenta el próximo Viernes 24 de Marzo en nuestro país como parte del “Contrastour 2017”, acaba de lanzar el videoclip para su último single titulado “Soy Libre”. Puedes ver el video a continuación:

Leo Jiménez dará su show en el Centro de Eventos Blondie. Los invitados para esta noche serán los nacionales STEELRAGE y EXXOCET. Hay solo 800 tickets a la venta y su valor es de $20.000 Los puntos de venta són los siguientes:

-Disquería “Su Música”, Paseo Ahumada 70
-Zalagarda Portar Lyon, Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198.
-Riffs RockMetalShop de Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137, detrás de Falabella.

Además hay venta a través de Internet con envió por Chilexpress. Debes solicitar tu entrada a contacto@rockshowschile.com y el pago es vía transferencia electrónica, o deposito en Banco Estado, ServiEstado o Caja Vecina

Leo Jimenez

A través de su Facebook Oficial, LEO JIMÉNEZ anunció que su show del 25 de Noviembre, se ha cambiado al 24 de Marzo por problemas de agenda. Como compensación el vocalista español anunció que quienes conserven su entrada tendrán acceso un Meet & Greet:

“Informamos a todos nuestros seguidores que por restructuración de la gira americana de LEO JIMÉNEZ (‘América Contrastour’), esta tendrá que ser aplazada debido a la incorporación de nuevos países al tour, lo que nos ha obligado a tener que reagendar las fechas ya previstas. La primera fecha confirmada para dicho cambio es la de Chile, la cual se  realizará el Viernes 24 de Marzo en ‘Centro de Eventos Blondie’. Dicho cambio es totalmente ajeno a la productora de Chile. A todas aquellas personas que ya adquirieron su entrada anticipadamente para el concierto de Santiago de Chile, se les anima a conservarla para la nueva fecha, ya que todos aquellos que ya tienen su ticket; En compensación disfrutarán de un Meet & Greet con la banda y además recibirán un obsequio conmemorativo. Todo el equipo de LEO JIMÉNEZ y el staff de Rockshows Chile lamentamos lo ocurrido. Ambos hemos trabajado duro para que esto resulte, y no duden que este concierto se llevará a cabo en la nueva fecha programada.”

Leo Jimenez

El cantante español LEO JIMÉNEZ volverá a Chile el próximo 25 de Noviembre para presentarse en el Centro de Eventos Blondie con motivo del “América Contrastour 2016”, gira con la que promociona su último álbum “La Factoría Del Contraste”.

Los invitados serán, desde España, JOSE RUBIO (ex WARCRY y actual guitarrista de NOVA ERA y JOSE ANDREA & UROBOROS), quien viene a presentar su nuevo trabajo solista, además de los nacionales STEELRAGE y EXXOCET.

Son sólo 800 entradas a la venta y las primeras 200 tienen un valor de $17.000, las que luego pasarán a tener un valor general de $20.000. Los puntos de venta son: Traffic Music EuroCentro (Ahumada 85, Loc. 0104) 1er Subterráneo, Disquería Su Música (Paseo Ahumada 70), Zalagarda (Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198), Riffs RockMetalShop de (Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137). También hay venta a través de Internet solicitando la entrada a contacto@rockshowschile.com.

Leo Jiménez en Chile | 25 de noviembre 2016 | Blondie

 

A estas alturas Leo Jiménez no necesita presentación alguna. Remitiéndonos a su carrera solista (considerando por supuesto a 037), “La Bestia” ha logrado posicionarse en la escena con su propuesta cruda y sincera donde simplemente se dedica a hacer Heavy Metal a la vieja usanza. Un nuevo desafío entonces es “La Factoría del Contraste“, donde sin lugar a dudas debe demostrar que la fórmula no se ha agotado y que todavía tiene mucho por entregar junto a una agrupación que parece cada vez más compenetrada. Eso sí, esta vez hay un aspecto que no se puede pasar por alto: El mismo cantante afirmaba en una entrevista que este LP sería el más personal y el más “parecido a él” en comparación a cualquier trabajo que haya publicado con anterioridad.

Es de conocimiento público el gusto que tiene Leo por hacer que sus discos suenen y luzcan lo más real posible (para muestra un botón; grabó “20 Años tras el Apocalipsis” con problemas notorios en la voz debido a una enfermedad y no se realizó ningún tipo de arreglo en la post-producción), lo que se condice absolutamente con la portada de este álbum. Literalmente es una factoría que se pondrá a tono para dar forma a los distintos tracks de esta placa.

Partimos con Soy Libertad, donde rápidamente nos damos cuenta de que el madrileño se despojó de cualquier tapujo a la hora de componer. La canción en sí es arrolladora, con una banda sonando como un verdadero cañón. Imposible no recordar a Stravaganzza o a Fear Factory por algunos momentos. Las guitarras suenan más agresivas que nunca, seguidas muy de cerca por la pegada de Carlos Expósito, quien además realiza un muy buen trabajo con los pies. Aunque parezca algo obvio decirlo, Leo entra cantando de excelente forma, con esa voz más desgarrada que ha cultivado hace ya algunos años. Una gran sorpresa es el coro “Libre, yo siempre libre / Aunque me arranques la piel / Aunque me prives de ver con claridad / Soy libertad”, ya que es acompañado por un breakdown propio del Metalcore que resulta bastante curioso. Es cierto que en un comienzo el asunto parece algo confuso y disperso, pero con el pasar del tiempo la idea logra decantar y cumple con creces lo que uno espera de un opening track.

Hambre explora esa faceta más crítica y humanitaria con la que ya nos habíamos topado en “Animal Solitario” (2013). La intro no dura más de treinta segundos, pero es realmente notable. Un gran riff apoyado por el bajo y la batería que suenan muy “orgánicos” (término acuñado por el mismísimo Leo Jiménez) dan paso a que Antonio Pino haga un pequeño solo antes escuchar las primeras estrofas. La canción se transforma un mid-tempo muy bien llevado, donde lamentablemente la letra deja bastante que desear. Que no se mal entienda, el mensaje es fuerte y claro, pero paradójicamente pareciera los mejores momentos son las secciones instrumentales. Destacable es el cambio de tiempo en el estribillo ya que suena al hueso y muy auténtico. Aún así, derechamente es uno de los puntos bajos del disco.

Debo admitir que cuando se dio a conocer Con Razón o sin Razón no me gustó para nada. Pero justamente eso es lo interesante de los singles, en un comienzo pueden parecer infumables y luego al aumentar el número de escuchas se transforman en grandes canciones (entiéndase Lost in Space de Avantasia). Cañera, al hueso y por sobre todo, muy, muy pegadiza. Lo demás sería redundar. Qué duda cabe de que funcionará a la perfección una vez que sea interpretada en vivo.

Lo que sigue es D.E.P., donde Mero Mero de Cuernos de Chivo se luce con esos tonos más densos y sombríos. El tema es un homenaje a Dimebag Darrell, el cual rescata elementos del Metal más “moderno”. Una pieza experimental con la que las libertades fueron absolutas.

Caballo Viejo la habíamos escuchado anteriormente en “20 Años tras el Apocalipsis” en un formato totalmente acústico. Esta vez se nos presenta en una “Electric Version”, donde los nuevos elementos la convierten en un temazo de aquellos. Sigue siendo una balada con todas sus letras, pero esta vez la canción fluye de mejor forma en comparación  a la original, principalmente gracias a la batería de Expósito. Notables también son las distintas intervenciones de Antonio Pino con su guitarra, las cuales son coronadas con un gran solo que da frescura y vitalidad a la parte media-final antes de que Leo cante el verso “Recuperaré el aliento si me amas / Tiempo que se viste eterno en tu mirada / Hoy te escribo aquí estos versos y palabra s/ Y espero poder cantártelo a la cara…” de una forma muy sentida y conmovedora. Muy buena composición, de lo mejor del álbum.

¿Leo Jiménez haciendo un cover a Shakira? Sí, que no les parezca raro, el madrileño ya nos había sorprendido con versiones de cantantes que son totalmente ajenos al género. Sin ir más lejos, lo hizo en su anterior placa con Que Tendrás de su compatriota David Bisbal y lo hace ahora en “La Factoría” con Ojos Así. El resultado es sencillamente espectacular. Los primeros segundos de ambientación árabe son lúgubres y sombríos. El panorama se mantiene con las primeras estrofas, pero el coro explota de manera formidable donde el headbanging no se hace esperar. El apodo de “La Bestia” lo tiene muy bien ganado, ya que no presenta ningún problema para versionar una voz femenina y salir ganando como lo hace acá. Para los incrédulos, les recomiendo a ojos cerrados que busquen el video de Días de Verano de Amaral y escuchen lo que canta este tipo. Finalmente, súmenle un punto a Edu Fernández quien hace un excelente labor con el bajo durante todo el track.

Volvemos a los pasajes más agresivos y potentes del disco con El Dilema, un corte que instrumentalmente es un hachazo de principio a fin donde nuevamente nos topamos con grandes influencias del Metalcore. En este punto creo que la colaboración de Tony Mero (el cual es un excelente growler) con el correr del tiempo se hace cada vez más tediosa y exagerada. Si bien la situación se presta para que escuchemos este tipo de guturales, queda la sensación de que el tema suena un tanto sobrecargado.

Por el contrario, el dueto compuesto por Un Día Más y Quién le Pregunta a Él representa otro de los mejores momentos de “La Factoría del Contraste“. Ambos son un mid-tempo, donde el primero es bastante melódico con características asociables a una power ballad. El cambio de guitarras acústicas a eléctricas funciona a la perfección a medida que Leo canta con tonos más pausados pero no carentes de la potencia que lo caracteriza. Posee también excelentes arreglos de la mano de Antonio Pino que permiten alcanzar el clímax con ese estribillo muy bien logrado. Con el segundo volvemos a escuchar esas letras ácidas y punzantes. Sumo cuidado con el mensaje, el cual es una crítica abierta al maltrato animal -particularmente contra la corrida de toros- donde versos como “Siglos maltratando una mirada / Que no para de pedir / Que prefiere no nacer para sufrir / Locos torturando con espadas / Masacrando a un animal / ¿Dónde queda el arte cuando hay que matar?” son realmente filosos. Musicalmente la agrupación suena sólida en todas sus líneas, logrando una cohesión formidable entre estas dos canciones.

Que me digas Ven es otra balada que se escapa absolutamente de lo que ya hemos escuchado. Presenta un interesante dúo entre Merche (popular cantante de pop española) y Leo, donde la melancolía y el desamor no se hacen esperar. Está demás decir lo bien que cantan ambos cada una de las estrofas. Y es que es tanto el protagonismo de las voces, que instrumentalmente queda al debe y por momentos se vuelve algo monótona y repetitiva. El coro si bien está lleno de fuerza,  parece un poco sobresaturado y termina por aburrir a la segunda escucha.

Acercándonos al final, Keroseno es otro hachazo con tintes de Thrash Metal con los que la banda se siente muy cómoda. Sumando la aplastante base rítmica, cortesía de Carlos Expósito y Edu Fernández, con los riffs más “callejeros” de las guitarras, el resultado es un entretenido tema que da paso a que el madrileño vuelva a unos tonos más altos y grandilocuentes. Por la forma de cantar, a muchos se les vendrá a la mente ese cañonazo llamado Volver del álbum “Los Fuertes Sobreviven” (2011). No es lo más destacado del disco, pero es un gran golpe enérgico tras escuchar a su predecesora. Por último, y para sorpresa de varios, el ending track Ascención es una pieza instrumental donde reina la calma en una atmósfera reconfortante. La melodía y el sonido impuesto por las guitarras está lleno de clase y de sofisticación. Si me lo preguntan a mí, un broche de oro para esta nueva placa.

El disco cuenta también con cuatro bonus tracks. Tres covers, Neon Knights de Black Sabbath, Getsemaní del musical Jesucristo Superstar y Tierra de Nadie de Barón Rojo (estos dos últimos resultan ser los mejores), más el demo de la canción Es Por Ti. De esta forma se pone fin a más de una hora de música en la que Leo Jiménez alcanza una madurez y un sonido que continúa de excelente forma el camino pavimentado en “Animal Solitario“. La propuesta acá es arriesgada, puesto que desde un comienzo las ideas fluyen dejando de lado cualquier atadura o estigma que pueda influir en las composiciones, pero no deja de ser cierto que estamos frente uno de los mejores discos de toda su etapa solista. De igual manera, los músicos que lo acompañan le dan sentido a la idea que se quiso implantar ya que les supo sacar el jugo a cada uno de ellos, logrando así momentos notables que están hechos para enmarcarlos.

Al final del día, “La Bestia” no se guardó nada y sigue aumentando su leyenda.

 

Leo Jimenez

El cantante español LEO JIMÉNEZ volverá a Chile el próximo 25 de Noviembre para presentarse en el Centro de Eventos Blondie con motivo del “América Contrastour 2016”, gira con la que promociona su último álbum “La Factoría Del Contraste”.

La venta de entradas se inicia el próximo Lunes 2 de Mayo con una preventa especial a un precio de $17.000 (los 200 primeros Tickets), y luego el precio de la entrada general pasará a tener un valor de $20.000. Atentos que son solo 800 tickets a la venta.

Los puntos de venta serán los siguientes: Traffic Music EuroCentro (Ahumada 85, Loc. 0104) 1er Subterráneo, Disquería Su Música (Paseo Ahumada 70), Zalagarda (Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198), Riffs RockMetalShop de (Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137). También hay venta a través de Internet solicitando la entrada a contacto@rockshowschile.com.

AFICHE-LEO-JIMENEZ-CHILE-web

 

Leo Jimenez

“La Factoría Del Contraste” es el título que lleva el próximo LP del español Leo Jiménez el que saldrá al mercado a partir del 1 de Abril. El ex-vocalista de SARATOGA ahora lanzó el video clip del primer single del nuevo disco el cual se puede ver a continuación:

Leo Jimenez

leo jimenez

El español Leo Jiménez, conocido por haber sido el vocalista de SARATOGA hasta el año 2006, acaba de lanzar un lyric video de “End Of The Road” perteneciente a su trabajo “20 Años Tras El Apocalipsis”, el cual puede ser visto aquí mismo.

Actualmente Leo Jiménez se encuentra preparando un show a realizar el próximo 26 de Septiembre en Madrid, el cual será el único show que realice con motivo de “20 Años Tras El Apocalipsis”, la celebración de sus 20 años de carrera.

Uno no termina de entender por qué a Leo Jiménez le apodan “La Bestia” hasta que lo escucha en vivo. Mamita querida, ¡lo que canta el tipo! Verdaderamente impresionante. Claro, uno lo viene escuchando desde hace tiempo con Saratoga, Stravaganzza y como solista, y desde siempre se le ha tenido como un cantante de altísimo nivel, pero escuchar su poderío en vivo y en directo es otra cosa, una que muy pocas veces había podido atestiguar. Es un genio, un prodigio de la voz.

La vez anterior que vino a nuestro país, el 31 de enero del año pasado, no pude verlo. La verdad, y siendo quizás demasiado honesto, no tenía tanto interés en verle (y dinero tampoco). Sin embargo, sólo escuché comentarios positivos sobre aquella presentación y quedé con la idea de que me había perdido de algo grande. La misma reseña que hicimos aquí en PowerMetal.cl no dejaba de llamar la atención por todo lo que describía. “Si viene de nuevo, ahí no me lo pierdo”, pensé entonces. Dicho y hecho. Año y medio después vuelve a presentar su último trabajo y yo sabía que tenía que verlo. Tenía que vivir en primera persona eso que tanto había maravillado a otros. Ahora bien, quienes llenaban de loas al hispano no podrían haber estado más en lo correcto. Cualquier adjetivo positivo hacia él es insuficiente. ¿Qué les puedo decir? ¿“Genio”? ¿“Prodigio”? Y aun así quien no lo haya escuchado no tendría ni la más mínima idea de lo que hablo. Hay que vivirlo para dimensionarlo.

Con expectativas muy altas llegamos entonces a la discoteque Blondie. A eso de las 20:50 el público presente alcanzaba a ocupar la mitad del recinto, por lo que calculo que eran unas 500 personas aproximadamente. Poco para un artista de su nivel, pero hay que considerar que recién comienza a abrirse paso en la escena como solista, y que la seguidilla de conciertos por estos días ha sido considerable. Sin ir más lejos: la noche anterior se presentaba Avantasia. Pese a todo, esos 500 y tantos fanáticos gritaron todo el concierto como enajenados e hicieron sentir su cariño al melenudo cantante. Mucha presencia femenina también. Chicas que no sólo iban por la música sino que también por la figura misma del vocalista, cuya buena facha significa un punto a favor para ellas (así lo hacían sentir con sus gritos). Había un ambiente genial, desde mucho antes del show ya se veía a la gente muy prendida, cantando y haciendo bromas con los técnicos, particularmente con uno a quien la fanaticada identificó como Jesús.

Con algún retraso, y tras varios amagues que ponían y más y más impaciente a la gente, a las 21:20 al fin llega la oscuridad y comienza a sonar la intro de Animal Solitario (2013), la llamativa Declaración De Intenciones. “Chiquitito pero cumplidor”, reza el milenario adagio, y eso pensé respecto de la fanaticada que fue a apoyar a Leo. Esto porque, como dije, no eran más de 500, ¡pero cómo gritaban! Sonaban como si fueran una legión de miles. Es lo bueno que tienen estas audiencias pequeñas: puedes estar seguro de que son los que tienen que estar, son los más selectos fanáticos del artista. Ahora, el éxtasis de todos ellos se hizo más evidente cuando comenzó a sonar la rockera Desde Niño (pista de apertura de Animal Solitario). Inolvidable la cara de Leo al mirar sus colegas músicos cuando escuchó cantar a los asistentes, como buscando una explicación. Y es que debo insistir en lo estridente que sonaba, ¡de verdad tremendo! Él comienza a contagiarse de esa energía y empieza a mostrar lo mejor de sí: no sólo una voz espectacular, sino que también una fuerza titánica en cada movimiento y gesto que realizaba. Parecía estar comandando un ataque en nombre del Rock o algo así. ¿Lo negativo? Sonido deficiente sobre el comienzo, poco definido, con la guitarra de Leo sonando algo saturada incluso, y con el bombo de Carlos Expósito oyéndose con dificultad. Aun así el arranque fue tremendo, con la gente vuelta absolutamente loca.

Más tarde, y al grito de “¡buenas noches, Chile!”, comienza Condenado, de su anterior etapa solista, por decirlo de algún modo. Claro, porque pertenece a 037 LEO, banda cuyo status aun no logro entender bien, pero para el caso de igual: es un tema compuesto por Leo y la gente quería escucharlo. Aquí ya se veía el increíble manejo del hombre en relación al público. Al inicio de la parte instrumental extendió su brazo izquierdo, con la palma hacia abajo, lo mueve de arriba y abajo y pone a todo, ¡pero a todo el mundo a saltar! Todo esto mientras movía su melena de lado a lado, infundiendo más fuerza en quienes lo observaban. Tras una muy pequeña pausa presenta Misantropía, otro de los buenos cortes de su última placa, que combina Hard Rock y Heavy Metal, y encontró una excelente respuesta de los presentes. Para este corte Leo de deshizo de su guitarra para tener más libertad de acción.

Un sonoro  “Ehhh… ¡Juáh!” comienza Bebe De Él, donde Leo tuvo ocasión de demostrar lo mejor de su repertorio técnico. ¡Qué voz! Esas partes más raspadas sonaban como verdaderos rugidos. De pronto su seudónimo “Leo” hacía todo el sentido del mundo. Se encontraba aun sin su guitarra, jugada que le permitía interactuar más con el público. Se mantenía haciendo gestos, como el del movimiento de su brazo para pedir saltos, o alzando el puño, todo para mantener los ánimos arriba. Luego vino Caminos De Agua, puro Heavy Metal que puso a varios a mover las chascas. De nuevo vimos una interpretación de mucha pulcritud. ¿Y los agudos? Perfectamente ejecutados, ni una sola falla. Portentoso. Luego Corazón Salvaje despertó el fervor de las chicas presentes, y su melodioso coro no dejó a nadie sin cantar. Cabe mencionar que ahora que dejó de lado su guitarra, el sonido general de la banda se volvió más claro, la contundencia que se perdía por la ausencia de la guitarra, se compensaba con el accionar del gran Edu Fernández y su bajo.

Al presentar el siguiente tema explica que para la gira pasada no pudieron tocarlo, porque no cantaban con Tanke Ruiz. “Bueno, ahora tampoco lo tenemos a él, pero la vamos a hacer igual”, sentenció, generando muchas risas y agradecimiento en el público, porque claro, baladas como El Tiempo Curará están siempre entre las favoritas de la gente. Abrumadora la forma en que la audiencia se entrega a las bondades de la canción y la entona a todo pulmón. Y sobre el final Leo se despacha un grito agudo antológico, de esos que te remece hasta la médula. Notable. Posterior a eso vendría uno de los mejores momentos de toda la noche: un tremendo cover de Manowar, siendo la canción elegida nada más y nada menos que Metal Warriors. Jiménez preguntaba si nos gustaba el Heavy y por supuesto todos respondimos que “si”, pero jamás imaginamos que algo así vendría. ¡Soberbia versión! Leo imposta la voz y se acerca al sonido de Eric Adams. Por otro lado, el sonido que logró la banda no fue muy distinto al de los mismísimos Manowar. ¡Alucinante! Y tratándose de un himno del Heavy Metal, no hubo nadie que se restara de cantarlo. Muy bien pensado por parte de Juan Daniel.

Al finalizar aquello se da el tiempo para agradecer a todos quienes hacen posible sus conciertos: técnicos, producción y fanáticos, lanzando una enorme frase: “con su entrada hacen posible que el Heavy Metal sobreviva una noche más”. Grande. Más allá de todas las palabras de buena crianza, se nota que Leo es un tipo humilde que entiende dónde está parado y adónde va. Se le vio en todo momento feliz y agradecido, pero más importante: esforzándose al máximo en todo momento. Volviendo a la música, era hora de continuar con En Tu Habitación, pesadísimo pasaje de Los Fuertes Sobreviven. Acá hace su regreso la guitarra de Leo y el sonido de la banda cambia al instante, aunque bastante mejor respecto de los actos iniciales. Finaliza eso y vuelve a agradecer, haciendo mención al hecho de que el público canta todas sus canciones y no sólo las más conocidas, dando a entender que ese público sí es de verdad. Luego señala que al componer el corte que venía a continuación intentaron a hacer algo estilo Stravaganzza, y el resultado fue No Hay Más Canciones Para Ti, extraordinario corte en el que el Señor Jiménez muestra su faceta más brutal, incorporando matices guturales que volaron varias cabezas, incluyendo la mía. A riego de sonar reiterativo: ¡qué maestro! No es sólo lograr ejecutar todas esas técnicas, sino el poder hacer con tanta facilidad y fluidez. Un monstruo. Tras eso la banda se retira dejando en el escenario solo a Carlitos, quien se atreve con un solo de batería muy bueno, en el que hasta la intro de Painkiller de Judas Priest metió. Aclamación cerrada para él al terminar.

Vuelven todos para interpretar uno de los mayores aciertos de Jiménez en toda su carrera, la hermosa y tremenda Vuela Alto, una canción dedicada a María José Such Rigla, amiga de él, y que,  al parecer, habría pedido la vida en un accidente automovilístico mientras realizaba trabajos sociales como voluntaria. De hecho, el mismo Leo se encarga de dedicarla a todas las personas que dedican su vida a ayudar a otros. Bonito gesto, que al son de tan linda canción generó un clima muy intimista y melancólico. Comienza cantando muy bajito, casi como susurrando, cediendo el protagonismo al público y su emotivo cantar. De verdad un hermoso momento de complicidad entre fanáticos y artista. Al finalizar la gente espontáneamente entona “Leooo, Leooo”. Él, con su humildad habitual responde con “Chileee, Chileee”. Acto seguido, y sin mayor aviso, lanza Impotencia, uno de las grandes canciones de Stravanganzza, excelentemente recepcionado por el respetable. Avanzamos y el hombre se seguía luciendo, esta vez de la mano de Huye, corte muy entretenido y que es vocalmente muy exigente, pero él como si nada lo saca adelante y maravilla a los incrédulos asistentes. Se anima a pedir un mosh pit incluso, pero el público no estaba en plan de rudeza y sólo se limita a saltar. Sobre el final un amague de Master Of Puppets, pero sólo eso, ¡demonios! Si hacían el mosh quizás la tocaban. Una risa burlona y traviesa de él y la banda daban paso a Volar, en cuyo final la recontra descoció. Increíbles los agudos que es capaz de producir, no me canso de decirlo. Mención para el genial solo perpetrado por Antonio Pino, el crack en la guitarra.

Termina de esa forma la primera parte del show y los muchachos dejan el escenario. Leo se retira poniendo cara de “lo siento, es lo que hay”, encogiéndose de hombres y señalando su reloj. Alcanzó a estar tras bambalinas como dos minutos. Rápidamente vuelven los demás y Leo señala que “Junto con Bogotá, este es el mejor jodido público de la gira”. Honesto el hombre, otros se saltarían la primera parte del enunciado. Iniciaría entonces un pequeño mega combo de covers: el primero, la gigantesca Sad But True, de Metallica. ¡Casi les sale mejor que a los propios Metallica! Sí, quizás exagero, pero sonó muy, muy bien. Y lo realizado por el vocalista es difícil de describir. Nuevamente impostó la voz y, si bien no sonaba como Hetfield, lograba un efecto increíble. La otra parte del combo fue Hijo De La Luna, de Mecano (que realiza con Stravaganzza). ¡Monumental! Perfección absoluta. Leo puede cantar con la suavidad y delicadeza de una mujer y con la brutalidad de un demonio.  Todo en cosa de segundos. Reitero: un prodigio en el uso de la voz. Por cierto, este punto se sumó Rufo Cantero, quien se está preparando para asumir como su futuro guitarrista (asumo que Antonio emprenderá otros proyectos).

Nos acercábamos al final, pero el tipo seguía con sus fuerzas a tope. “¿Quieren más?” pregunta tres veces, con una respuesta positiva cada vez más estruendosa. Y comienza a entonar Tu Destino, sacudiendo la melena de forma circular, contagiando su energía. Antes de iniciar el siguiente número, separa al público en dos y pide que apenas empiece la canción, se desate una “batalla campal”. Claro, porque se trataba de Resurrección, un temón de Saratoga. Y sus deseos se hicieron realidad: pues el mosh pit que no tuvo durante Impotencia, lo tuvo ahora. Se acercaba el final del concierto y la elegida para rematar fue Volver. Impresionante despliegue de fuerza y poder por parte de sus acompañantes, así como por parte del público, que a sabiendas de que era lo último, se dedicó a cantar con todo, como si no quisieran decepcionar a la banda. Y cumplieron a cabalidad. Un enorme grito, de esos que quedan resonando por siempre en el recinto, fue lo último que se escuchó por parte del fuenlabreño.

Increíble concierto. Si para uno que no está tan familiarizado con la obra solista de Leo Jiménez fue un tremendo show, no imagino lo que debe haber sido para los más incondicionales. Sin temor alguno a exagerar, creo que desde el punto de vista vocal, debe estar entre los tres mejores espectáculos que haya visto. Pero no es sólo la voz de Leo lo que sorprende. También hay que considerar la garra que mete, la fuerza, ¡los huevos! Cada cosa que hace proyecta toda su intención de entregar lo mejor de sí. La gente lo reconoce y le premia rindiéndose por completo, y esto a su vez nutre de vuelta al cantante, haciendo que su show crezca con cada canción. Grandioso despliegue. Nada más que agregar. Ojalá más gente lo vaya a ver la próxima vez que visite Chile, ¡que esperemos sea pronto!

Setlist:

01. Declaración De Intenciones (intro)
02. Desde Niño
03. Condenado (canción de 037)
04. Misantropía
05. Bebe De Él
06. Caminos De Agua (canción de 037)
07. Corazón Salvaje
08. El Tiempo Curará (canción de 037)
09. Metal Warriors (cover de Manowar)
10. En Tu Habitación (canción de 037)
11. No Hay Más Canciones Para Ti
12. Solo de batería
13. Vuela Alto
14. Impotencia (canción de Stravaganzza)
15. Huye (canción de 037)
16. Volar (canción de 037)
Encore:
17. Sad But True (cover de Metallica )
18. Hijo de la Luna (cover de Mecano)
19. Tu Destino
20. Resurrección (canción de Saratoga)
21. Volver

 

Todo un éxito de ventas ha sido el próximo show de LEO JIMÉNEZ en Chile. Tanto es así, que las entradas con derecho a Meet & Greet se agotaron en pocos días.

LEO JIMÉNEZ se encuentra en Sudamérica y el próximo 28 de junio llega a Chile para deleitarnos con su último disco titulado “Animal Solitario”. La presentación se realizará el día viernes 28 de junio en el club Blondie a las 21 hrs.

Las entradas que aun están a la venta mediante el sistema Ticketek y sin recargo en Disquerías The Knife, RockMusic (Eurocentro) y Kmuzzik, son las siguientes:

  • Primeras 300: $ 15.000
  • Preventa: $ 18.000
  • Mismo día: $ 20.000

 

El ex SARATOGA y 037 vuelve a Chile para mostrar su último disco llamado “Animal Solitario”.  La presentación  se realizará el día viernes 28 de junio en el club Blondie desde las 21 hrs.

Conocido entre sus seguidores como “La Bestia”, en este disco nos muestra un nivel técnico y de producción impecable. Temas como Desde Niño, Vuela Alto y Tu Destino muestran la potencia en la voz de LEO y el buen trabajo que hay tras las guitarras del tremendo Antonio Pino. Además están en la banda actual Edu Fernández en el bajo y Carlos Expósito en la batería.

Las entradas ya están a la venta mediante el sistema Ticketek y sin recargo en disquerías The Knife, RockMusic (Eurocentro) y Kmuzzik.

Valores:

  • Primeras 300: $ 15.000
  • Preventa: $ 18.000
  • Mismo día: $ 20.000
  • Entrada ­­­+ meet and greet: $25.000
  • Entrada + meet and greet + polera: $ 35.000

 

Andy Martínez

037 ya cuenta con vocalista: Andy Martínez será quien tomará el puesto que Leo Jiménez dejara hace unos días.

La banda cuenta que el cantante de 22 años “ya es considerado por parte del público y medios especializados como uno de los nuevos valores dentro de la escena”. El bajista Sergio Martinez (MÄGO DE OZ, BÜRDEL KING) tampoco seguirá en 037 y la banda ya busca reemplazante.

leo12cl-13

En tanto, LEO JIMÉNEZ escribió el siguiente comunicado:

“Hola a tod@s amig@s.

En primer lugar; agradecer el fortísimo apoyo que estoy recibiendo por parte de tanta gente que me quiere. Afortunadamente sois muchos mas los que creéis en mi, que los detractores.

Desde la primera vez que me subí a un escenario hace ya más de 17 años siempre he mantenido la postura de ser fiel a mis sentimientos y a no entrar en polémicas de sensacionalismo barato. No soy partidario de montar una ‘Telenovela’ o un ‘Sálvame Deluxe’ para atraer la atención de la gente. Nunca lo he necesitado. Siempre me he defendido con lo mejor que se hacer; música, cantar y tocar encima de un escenario. Esa es mi única manera de ganar las batallas, y no necesito nada mas: música y sinceridad. Con esto quiero decir que no voy a entrar al trapo sobre todas las barbaridades que se están especulando sobre mi. Todo el mundo va a la ‘noticia fácil’, como moscas… a lo que aparentemente podría estar pasando. Pero luego el tiempo termina dando siempre la razón al que la tiene; porque como decía un grande: ‘la verdad esta ahí fuera’, y eso es irrevocable. Así que no voy a hablar mal de nadie. Lejos de eso le deseo lo mejor a todo aquel que ya no esta a mi lado.

Los que me conocen saben que lo digo de corazón.

Pero si haré una leve matización: No es cierto en absoluto que yo haya ‘abandonado’ a nadie. Eso es totalmente falso a la par que absurdo. No puedo abandonar algo que yo mismo he parido y que yo mismo inicié como mi propia carrera en solitario. Imaginaos que OZZY abandona su banda llamada ‘OZZY’… eso no tiene ningún sentido. Se está entendiendo una historia errónea que me deja en una posición muy injusta, y se esta insinuando que dejo algo mío para irme a otra banda.

Jamás abandonaría algo mío que amo y por lo que he luchado tantísimo, para irme a otro sitio. Ni por todo el dinero del mundo! y repito; los que me conocen saben que no miento.

Además en el comunicado lo expreso bien claro; ‘vuelvo a mi idea inicial de mi proyecto en solitario’. Y es muy sencillo de entender. Tan simple como que hay un malestar y una desconfianza mutua entre dos compañeros que ha llegado a tal magnitud que ya no pueden seguir tocando juntos. Que han aguantado esta ultima época respetándose, pero ya no se puede fingir mas. Ambas partes se mantenían unidas aparentando que todo iba bien, pero al final la cuerda se tensa demasiado y un triste día; se rompe. No lo parecía; pero así era.

Y no solo eso, si no que además en dicho comunicado queda de manifiesto que no me opongo en absoluto a que la otra parte continúe y tome parte de lo que se ha trabajado. Es lo justo. Y es bien distinto del mensaje que se esta entendiendo por parte de algunas personas.

Espero que ahora quede totalmente claro. Este tipo de cosas siempre promueven el ‘cotilleo’ y le hacen poco bien a la música. Al menos esa es mi humilde opinión.

Gracias por vuestro tiempo y nuevamente gracias por todos aquellos que ‘siempre estáis ahí’.

Leo Jimenez”.

leo12cl-19

En una de las más extrañas movidas , el ex vocalista de SARATOGA y STRAVAGANZZA, decide abandonar su propia banda, 037/LEO. En un comunicado de su “antiguo grupo de apoyo”, se puede leer:

Leo Jiménez retoma la idea original de su proyecto en solitario y a partir de ahora defenderá las tareas de su carrera artística bajo su propio nombre “LEO JIMENEZ”. El grupo 037 continua y en breve comunicará cuál es el nuevo cantante que ha elegido para seguir cosechando éxitos como banda. Este jueves podréis ver la noticia del nuevo cantante de 037 en mariskalrock y rafabasa”.

037/LEO vino a Chile en enero y tocó en el Teatro Caupolicán, saldando la deuda ante centenares de fanáticos de su voz y carrera en el medio español.