Entradas

Todas las bandas tienden a comentar en sus entrevistas que el público chileno es el mejor y frases por el estilo, pero cuando Andrea Ferro nos comentaba hace algunos días algo como eso, sonaba bastante convincente, parecía ser realmente así y definitivamente este domingo 05 de marzo quedó demostrado en el Centro de Eventos Blondie de nuestra capital. Una noche cargada de potencia, dedicación, entrega y, por sobre, el tremendo metal de los italianos de Lacuna Coil.

A las 19:00 horas en punto, horario en que estaba planificado el concierto, aparece el telón digital de la banda en la pantalla gigante del fondo pero finalmente se trató sólo de una partida en falso. Menos de diez minutos después las luces se apagan, comienza a sonar la intro de “Delirium” (2016) y un par de psicópatas escapados del manicomio suben al escenario a sentarse tras la batería y tomar el bajo y la guitarra, desatando la furia italiana sobre la Blondie liderados por el mismo Andrea Ferro y la hermosa Cristina Scabbia, todos con alguna caracterización con maquillaje.

Con el cierre de su última placa arranca la noche, destrozando inmediatamente el escenario con Ultima Ratio, dominando el escenario desde el mismísimo minuto uno, aun a pesar de los problemas de audio que afectaban al micrófono de Scabbia, lo que, aunque no se solucionó durante varios minutos, no afectó en lo más mínimo la entrega de la banda sobre el escenario, teniendo al público a sus pies apenas se escuchó el primer acorde.

Nos devolvimos inmediatamente en el tiempo a uno de los discos más exitosos de la banda, el tremendo “Shallow Life” (2009), con la canción Spellbound, una tremenda dosis de energía en la que lamentablemente se sigue sin poder disfrutar del todo la voz de Cristina, afectando también un poco a las voces limpias de Ferro, lo que se nota aún más ya que los platos de la batería estaban mal ecualizados y hacía que sonaran muy fuerte y agudos, entorpeciendo el sonido de la banda. Por suerte lograron limpiarlo hacia el puente de la canción y se pudo disfrutar casi toda la calidad de la banda, excepto la voz de Cristina que mantenía problemas con el volumen.

En el primer espacio de saludos, el micrófono de Scabbia se nota claramente saturado en los agudos, lo que no permite escuchar del todo bien pero, aun con estos problemitas, no se amilanaron y arrancaron con la tremenda Die & Rise, del “Broken Crown Halo” (2014), donde ya fue posible disfrutar cada una de las individualidades musicales sobre el escenario, especialmente el bajo de Marco Coti Zelati, quien impone su presencia con las cuatro cuerdas, a pesar de algunos pequeños acoples, logrando por fin disfrutar a Cristina y Andrea de manera completa.

Con toda la Blondie vuelta loca saltando y gritando llega el turno para Kill The Light del “Dark Adrenaline” (2012), donde ya definitivamente se pudo disfrutar de la tremenda calidad vocal de Scabbia sin problemas técnicos entremedio, dejando clara la tremenda cercanía de la banda y “sus chilenos” cuando tanto Andrea como Cristina toman celulares de entre el público (sí, ya sentimos que no vale la pena ser majaderos al respecto) y se graban a ellos mientras tocan o cantan y al mismo público, siendo unos tremendos registros esos, los que ojalá alguno de los afortunados comparta, sin importar mucho que la voz limpia de Andrea se perdía en ocasiones.

Diego Cavalotti, el flamante nuevo guitarrista de la banda, cambia su guitarra para cambiar la entonación mientras Cristina aprovecha de conversar un poco con la audiencia, celebrando el hecho de casi no poderse escuchar a ellos mismos por lo fuerte que cantaba la gente, entonces es hora de descargar una buena dosis de violencia con la tremenda Blood, Tears, Dust también de su última placa en promoción, disfrutándose una vez más el fiato entre ambos vocalistas y la presentación teatralizada del setlist, comiéndose entre ambos el escenario, un mordisco cada uno, pudiendo también apreciar como Ryan Folden disfruta tanto del show que se sube a su batería para cantar con el público en el pasaje en vacío en la que todo el público canta con la banda.

En una oscuridad total, Cristina presenta Victims, la tremenda pieza del “Broken…” que hace a todos cantar junto a Andrea, actuando ambos vocalistas la teatralización de las letras de la canción, donde algunos acoples no lograron ensombrecer el tremendo sonido de la banda, aunque hacia el final del tema sí lograron opacar un poco la voz de Andrea. Un solo golpe a la cabeza es la voz de Andrea abriendo la agresiva Ghost In The Mist, la que, a pesar de algunos acoples, se convierte en uno de los momentos más cargados de energía de la noche, incluso con el micrófono de Scabbia nuevamente con algunos problemas de agudeza en los tonos que hace su voz se pierda un poco, lo que se corrigió a pesar de los acoples.

Andrea y Cristina agradecen y felicitan a su fiel fan club chileno, quienes vestían trajes iguales a los de la banda, anuncian que el siguiente tema nunca había sido tocado en vivo por la banda pero decidieron incluirla en el setlist por el pedido de sus fans y tocarla por primera vez. Así arranca My Demons, la que continúa el último disco de la banda, donde el público canta casi más fuerte que ambos vocalistas juntos. Trip The Darkness, de nuevo tiene a todo el mundo saltando con un sonido finalmente correcto, una maravilla de escuchar en vivo hasta que, en el solo, la guitarra se pierde un poco, no dejando disfrutarlo completamente, quedando con un acople al terminar la canción mientras se veían los “nuevos encendedores” cubrir casi toda la pista de la Blondie, donde incluso da la impresión que algunos estaban usando la nueva función de Facebook para transmitir en vivo aprovechando las ventajas de estas nuevas tecnologías accesibles para todos.

No alcanza ni a sonar la intro de Zombies cuando ya el público tiene la Blondie tiritando con toda la gente que salta y grita, ahora, por fin, podemos disfrutar nuevamente a la banda sin ningún problema de sonido y deleitarnos de nuevo en todos los matices y detalles que se encuentran dentro de cada composición de la banda, las que por ellos no se pierden en vivo pero desgraciadamente dependen de aspectos técnicos que no siempre son bien cuidados en Chile, porque, de hecho, el solo de guitarra se pierde un poco por culpa de estos detalles y hacia el final se pueden escuchar varios acoples que molestan un poco pero no lo suficiente.

Tras ponerse un poco más cómodos y frescos, Cristina comenta que estando en el camarín habían conversado sobre una canción que les habían pedido mucho desde Chile y que no estaba en el setlist original, por lo que Marco nunca la había tocado, aprovechando el espacio para presentarlo como el nuevo guitarrista de la banda, así es que como los acordes escapan de la guitarra de Marco y el público se vuelve loco, con todo el mundo cantando en italiano la maravillosa Senzafine casi en formato unplugged se da uno de los momentos más “deliciosos” de la noche, una suerte de improvisación con excelentes resultados.

Tras un brevísimo descanso comienza a sonar la intro que da paso a Swamped, un viaje en el tiempo hasta 2002 y su disco “Comalies”, lo que el público agradece cantando casi sin descansar y sin dejar que la banda se escuche casi, relajándose un poco de manera rápida con la onda arabesca con la que continúa el tema, mostrando a una Cristina totalmente profesional ya que siguió cantando hasta el final aun con los problemas de ecualización que tenía. Tras un breve descanso, Upsidedown suena a continuación no exenta de los problemas de sonidos que estuvieron presentes casi toda la noche, problemas mínimos que quizás muchos ni notaron, pero que estaban allí, lo que no impidió que todo el mundo disfrutara cantando toda la canción, perdiéndose un poco la guitarra nuevamente en el pasaje del solo, contando con algunos acoples, al momento de terminar el solo y hacia el final de la canción.

Cristina agradece nuevamente al público mientras Ferro baja del escenario y Folden aprovecha de subirse nuevamente a su batería para exigir al público un poco más de pasión. Así, sin Andrea en el escenario, es el momento de Cristina para lanzarse a cantar en el estilo de su propia vieja escuela con The Ghost Woman And The Hunter, en una nueva versión, aunque el público no conectara mucho con el tema, Scabbia se muestra totalmente inspirada, entregándole todo a la gente que al parecer no conocía muy bien la canción.

La emoción se apodera un poco de Cristina cuando anuncia que la siguiente canción está dedicada a su padre recientemente fallecido, volviendo Andrea al escenario a la par que arranca Downfall, la que suena potentísima y se interpreta de forma maestra, sin embargo el público pareciera presentar sus respetos al padre de Scabbia toda vez que se mantienen bastante tranquilos, sólo dedicándose casi a cantar junto a ella.

Entonces ambos vocalistas bajan del escenario y mientras los hombres de las cuerdas preparan sus instrumentos, una intro comienza a sonar, producción sube una silla al escenario y un atormentado Andrea Ferro sube a sentarse en ella para que arranque You Love Me ‘Cause I Hate You, con una Cristina que aparece ya cantando en el escenario, rodeando al atormentado tipo en la silla, parece que al pertenecer a la última placa no provoca gran activación en el público, lo que no cambia la relación.

Visitando por primera vez en la noche el tremendo “Karmacode” (2006), Our Truth arranca de golpe y causando tremenda expresión, todos saltando y cantando junto a Cristina quien les pide que lo hagan más fuerte, dando paso a un pequeño solo de batería, el que fue ampliamente disfrutado por el respetable, mostrándose cada vez una relación más directa entre los italianos y nuestro terruño, momento que termina con un fuerte “Viva Chile, mierda!!”. Al terminar Cristina decide realizar los típicos juegos de voces con el público, donde quedan totalmente satisfechos con la entrega y la lealtad de las cerca de 900 personas que se encontraban celebrando junto a ellos en la Blondie.

Entonces llegó la hora que cualquier persona hubiera disfrutado de escucharla, aunque no le gustara el Metal, porque es difícil no disfrutar lo tremendamente transversal que es una canción como Enjoy The Silence, cover de los tremendos Depeche Mode, la que Cristina pide que canten fuerte y claro a lo que el público responde hasta tarareando la intro en sintetizador, todas las voces en la Blondie cantaban, pero no satisfecha, Scabbia pide al público que canta a todo pulmón la tercera y así lo hace la gente, ganándose incluso que Marco los acusara de no dejarlo escuchar el retorno.

Acercándonos lentamente al final de la jornada, Cristina presenta algunos problemas con su retorno in ear para lo que es asistida por Marco, lo que genera la típica silbadera que se da ante una escena que algunos podrían interpretar como sensual (un tipo grande como Marco detrás de Cristina acomodándole algo en la espalda). Así anuncia que la siguiente canción es muy importante para la banda y presenta Nothing Stands In Our Way, en la que después de poco más de hora y media parece que nadie estuviera cansado de cantar, gritar y saltar, tal como su la noche recién comenzara, con un Ryan Folden vuelto loco cantando para sobre su batería acompañando al público, momento en que un globito blanco empieza a pasearse empujado por el público.

Hora del encore, momento en que todo el borde del escenario se cubre de globos blancos, gentileza del fan club de los italianos, entonándose por el público los cánticos de rigor en estos momentos mientras la producción revisa algunas situaciones con el bajo y la guitarra. Finalmente, tras unos cinco minutos, Folden aparece, sin maquillaje esta vez, junto a Zelatti y Cavalotti, para ser acompañados por los vocalistas una vez que la música de Delirium arranca, ahora Cristina tiene puesta una suerte de bata médica con frases escritas a mano, al parecer por la gente del fan club, comentando en los pasajes instrumentales que les encanta, tras recorrer medio mundo, poder encontrarse con toda esta gente tan dedicada a la banda, desgraciadamente, hacia el final de la canción nuevamente su voz se pierde un poco.

Ahora Scabbia comenta que cuando bajaron del escenario, estaban en el camarín arreglándose para irse y escucharon al público pidiendo que el concierto no terminara, por lo que sentía obligada a preguntarles si querían más a lo que el respetable, obviamente, respondió con todas sus ganas que sí todas las veces que se lo preguntaron, entonces los invita a cantar todos juntos Heaven’s A Lie, lo que produjo casi una combustión espontánea en el público, todos vueltos locos, Cristina nuevamente toma un celular y graba algunas escenas de lo que estaba siendo esa noche, el local estaba a punto de venirse abajo con toda la emoción que esas voces liberaban cantando tremenda canción, Scabbia incluso se pone un jockey que le regalan para terminar de cantar el tema.

Nuevamente la frontwoman agradece al público haberles permitido poder tener una noche especial como habían prometido y, especialmente, les agradece por haber ido a visitar su manicomio (recordemos la idea del disco “Delirium”), mientras Diego recibe algunas banderas con algunas cosas escritas, lo que desgraciadamente no entiende muy bien ya que las toma, sin mirarlas, y las deja sobre el amplificador. Y terminamos la noche con la tremendísima The House Of Shame, donde ya no queda cuello o garganta sana, toda la energía y agresividad de la banda se escucha por esos parlantes y se ve en escenario, una explosión de lo que es Lacuna Coil, escuchándose algunos acoples en el bajo que no alcanzan a perjudicar el sonido, por razones obvias el público se mueve menos pero no por eso dejan de cantar, volviéndose locos y entregándose a los pies de la banda hacia el puente instrumental y hacia el final, donde la voz de Scabbia se pierde un poco en su puente vocal pero lo recuperan rápidamente.

Así, una tremenda noche de metal italiano llegaba a su fin, con la banda tomando el lienzo del Fan Club oficial y usándolo para tomarse la foto de rigor con el público, la banda regalando uñetas y cosas varias de las usadas durante la noche, con Marco y Diego abrazando y conversando unos minutos con el público antes de irse al camarín, una noche de indudable complicidad entre la banda y su público, un público que no fue a emborracharse, un público que llegó un día domingo sin ningún problema, todo para disfrutar a la banda a la cual le son leales, una banda que con su tremenda calidad de discos y sobre el escenario lo tiene más que merecido y, tal como comentó Cristina Scabbia en ese momento, ojalá no tengan que pasar tantos años para poder verlos de nuevo por nuestras tierras.

Setlist:

  1. Intro – Ultima Ratio
  2. Spellbound
  3. Die & Rise
  4. Kill The Light
  5. Blood, Tears, Dust
  6. Victims
  7. Ghost In The Mist
  8. My Demons
  9. Trip The Darkness
  10. Zombies
  11. Senzafine
  12. Swamped
  13. Upsidedown
  14. The Ghost Woman And The Hunter
  15. Downfall
  16. You Love Me ’Cause I Hate You
  17. Our Truth
  18. Enjoy The Silence (cover de Depeche Mode)
  19. Nothing Stands In Our Way

Encore:

  1. Delirium
  2. Heaven’s A Lie
  3. The House Of Shame

GALERÍA

 

 

Lacuna Coil: Entrevista con Andrea Ferro (marzo 2017)

Hace unas semanas celebrábamos aquí los veinte años del renacimiento del PowerMetal. Alrededor de esos años también comenzaba la historia de una las bandas italianas más importantes dentro del género, la que a pesar del tiempo y los cambios en su sonido, ha sabido reinventarse y mantenerse fresca, llegando incluso a ganar el premio a la Mejor Banda Internacional de la revista Metal Hammer Alemania, tras haber lanzado el año pasado el tremendo «Delirium».

Una historia bastante estable dentro de un mundo tan tormentoso como el del Metal es lo que ha mantenido a los italianos en muy alta estima y afecto entre nuevos y antiguos fans, especialmente por nuestras tierras. Así lo conversamos con Andrea Ferro, vocalista de Lacuna Coil, en una entrevista sobre su último disco conceptual, la historia del mismo, los últimos cambios de alineación, lo que les significó ganar el premio a la mejor banda, una breve mirada a la sociedad actual y la relación de la banda con nuestro país.

Todo listo y dispuesto para tenerlos en Chile este domingo 5 de Marzo a partir de las 19:00 horas, en el Centro de Eventos Blondie.

Hablemos de su último trabajo, “Delirium”. La banda lo describió alguna vez como un nuevo comienzo para LACUNA COIL. Ahora, a un año de su lanzamiento, ¿cómo percibes el álbum?

Bueno, dijimos que era un nuevo comienzo porque hubieron algunos nuevos elementos en este álbum como que fue la primera vez que Ryan (Folden), el baterista, grabó un disco con nosotros, aunque había estado tocando con nosotros como seis o siete años ya, porque originalmente era nuestro técnico de batería para Cristiano (Mozzati), nuestro baterista anterior, entonces tocó la batería con nosotros para el álbum “Broken Crown Halo”, por ejemplo, pero ésta fue la primera vez que realmente estuvo en el estudio con nosotros. Como fue la primera vez, cuando escribimos las canciones estábamos pensando en su estilo de tocar la batería, el que es distinto al de Cristiano, obviamente, así que pudimos usar una aproximación distinta en cómo Marco (Coti Zelati) compuso la música y la forma que la gente esperó nuestra música.

También porque es el primer disco que ha sido autoproducido, así que Marco estuvo fijándose en producciones antiguas para el disco y fue una gran responsabilidad, pero también fue una tremenda satisfacción, tener control total de las composiciones y la producción y, también fue el primer disco después de cambiar, básicamente, la línea de la banda después de muchos, muchos años. Así que es una especie de nuevo comienzo, una especie de… un poquito de una nueva dirección musical y nueva gente que nos escucha, así que por eso decimos que fue algo nuevo.

¿Aún lo sienten como un nuevo comienzo?

Bueno, ya comenzó (risas), ha pasado casi un año, no es un año aún pero han sido algunos meses ya y, para ser justos, tuvimos muy buenos reviews y recibimos una muy buena respuesta de los fans hasta ahora. Es como si ahora estuviéramos… la gente ahora ahora supiera qué esperar así que ya no es una sorpresa, obviamente, la gente ya tuvo tiempo para escucharlo y entenderlo, así que ahora ya es tiempo que pensemos en el futuro pero no todavía, queremos girar un poco más para este disco y entonces empezar a pensar en qué haremos la próxima vez pero es… realmente estamos empezando ¿sabes? Hay una buena conexión en la banda, los nuevos elementos calzan realmente bien con la alineación, así que estamos vinculándonos más como músicos cuando tocamos juntos así que sí, seguro, esto ya empezó.

Siendo un álbum conceptual centrado en temáticas relacionadas con la locura en relación a cuán loco se ha vuelto el mundo, enfocado desde un punto de vista más serio según entendemos. ¿Nos contarías un poco más sobre el concepto detrás de “Delirium”?

Sí. Básicamente, cuando estábamos buscando una palabra para nombrar la canción “Delirium”, buscábamos una palabra para el coro porque queríamos una melodía con esa única palabra en el coro, y cuando nos encontramos con “delirio”, un montón de ideas empezaron a aparecer, realmente a aflorar, literalmente toda la creatividad empezó a fluir hacia el concepto porque ya teníamos algunas letras, algunas palabras, algunos puntos que queríamos tocar en el disco pero no estábamos seguros cual dirección era la correcta para seguir. Una vez que encontramos la palabra “delirio” nos abrió a una visión para conversar respecto a las dimensiones entre la verdadera enfermedad mental, la locura que estuvimos experimentando en todas nuestras vidas un par de años antes de grabar el álbum. Así que estábamos discutiendo juntos y estábamos llegando a una visión de cómo nos queríamos ver en el escenario, como queríamos que se viera el escenario en sí, cómo queríamos el diseño gráfico para el álbum y ahora podíamos incluir todas las experiencias que habíamos tenido en la temática de las enfermedades mentales. Así que hicimos estas… básicamente, creamos este manicomio imaginario basado en los manicomios reales que estuvimos visitando en el pasado y empezamos a buscar fotos reales de pacientes reales de antiguos manicomios, de principios de siglo, para entender cuál sería la inspiración de la rareza de esta gente y lo que fue realmente fuerte, lo que realmente captó nuestra imaginación fue el hecho de que tenían sus cuerpos en estas posiciones tan extrañas con las que parecían estar flotando en las camas por la tensión de sus cuerpos, de sus nervios, sus músculos, porque la enfermedad mental había tomado control de ellos completamente ¿sabes? Los ojos vacíos, las miradas vacías, así que todas esas cosas fueron realmente fuertes y nos inspiraron a utilizar, por ejemplo, fotos reales, sin usar mucho Photoshop, sin poner efectos raros, sino que se viera algo mayormente realista porque lo fuerte de las imágenes que estábamos viendo fueron la mayor inspiración. Era importante estudiar, hacer algo de investigación cuando decidimos hablar de estos temas, que es un tema bastante delicado.

Viendo cómo se gestó el disco, ¿la idea vino de visitar esos manicomios o visitaron los manicomios porque la idea estaba por ahí?

No. Visitamos los manicomios muchos años antes, mucho antes de que pensáramos siquiera en el álbum y las palabras de “Delirium”, fue algo que pasó antes, así que, después que encontramos la idea de hablar sobre enfermedades mentales retrocedimos y recordamos todo lo que habíamos visto: los corredores, las habitaciones vacías, así que imaginamos el disco como un manicomio y cada canción es una habitación de ese manicomio con diferentes pacientes que tienen distintos casos y cumplen un rol distinto, entonces hicimos un paralelo entre lo que es una enfermedad mental y la persona que la experimenta, algunos teníamos a alguien con ese problema en la familia o conocíamos a alguien que había sido tratado por ese tipo de problemas, así que teníamos estas experiencias para conseguir de primera fuente, no en estos lugares sino los actuales, los hospitales modernos para salud mental y tuvimos un contacto directo con esta gente y entendimos, estando con ellos todos los días, cómo es estar loco, pero cómo también hay una lógica en estar loco. Todos están locos de una manera diferente y cada uno tiene su propia forma de enfrentarlo. Es muy genial entender que no es sólo alguien loco, sino que hay una razón lógica para esa locura para quien la experimenta, así que fue muy fuerte para nosotros llegar a comparar nuestras propias experiencias y el gran tema de la enfermedad mental. No queríamos hacer un libro médico, no es eso, es más nuestra experiencia junto al problema y en su conjunto crea una atmósfera especial.

Claro, esa aproximación es sumamente poderosa pero cambiando de tema. El año pasado invitaron a Diego Cavalotti a unirse a la banda, pasando de ser un invitado para los tour a convertirse en un miembro oficial de Lacuna Coil. ¿Qué contribuye Diego a la banda en comparación a Marco Biazzi?

Bueno, primero que todo, Diego aún no es un miembro oficial de la banda aunque probablemente lo sea pero queremos hacer el ciclo completo del álbum, probarlo en todas las situaciones y ver si funcionamos bien juntos, incluso después de algunos meses o un año pero, hasta ahora, ha estado muy bien así que creo que sí, lo más probable es que sea el próximo guitarrista. Pero simplemente no podemos anunciarlo oficialmente aun porque no queremos decirle a la gente todos los meses que tenemos un guitarrista distinto (risas) y ya que hemos tenido una alineación bien estable por varios años nos gustaría mantenerlo así, al menos, por todo el tiempo que sea posible. Pero estoy seguro que lo será, puedo decir, seguro al 90%, que será el nuevo guitarrista pero, por el momento, es sólo un invitado, digamos, un amigo que está tocando con nosotros y fue como una elección natural para nosotros porque necesitábamos buscar a alguien… o sea, hubo mucha gente que se nos acercó después que Marco dejó la banda, recibimos un montón de propuestas de guitarristas por todo el mundo, famosos, no famosos y todo tipo de personas pero nosotros realmente queríamos alguien que también fuera un amigo, no sólo alguien que pudiera tocar las canciones sino también una persona con la que nos gustara estar porque, en realidad, pasamos un montón de tiempo juntos, en situaciones donde estamos muy pegado al otro a veces, como en el bus de giras, pasamos juntos gran parte del año, por lo que es importante que sea una persona que me guste tener cerca y no sólo alguien que pueda tocar las canciones, tiene que ser ambas así que fue algo así como una selección natural, por lo que pudimos ahorrarnos una audición enorme y fuimos por la persona con la que creímos que podríamos trabajar como persona y como amigo.

El año pasado ganaron el premio a la Mejor Banda Internacional de Metal Hammer Alemania, una de las revistas más importantes e influyentes en el mundo del Metal. ¿Cómo se sienten sobre esto?

Realmente genial, porque llega después de casi veinte años de carrera, así que no somos una banda joven y nueva que aparece y sorprende a todos, por lo que es un premio realmente importante porque significa que, aun veinte años después, todavía podemos lograrlo como banda ¿sabes? Aun podemos decir algo en la comunidad del Metal, en el mundo del Metal y eso es muy importante, incluso más importante que haberlo ganado cuando comenzábamos porque ahora, después de tantos años, la gente dice ‘OK, ya sé quienes son, ya conozco lo que hacen, me gustan’ o ‘no me gustan’ y ‘son una banda vieja’.

Sentimos que cada vez que queremos sacar un álbum queremos que nuestro sonido sea contemporáneo con la música que nos rodea ahora mismo, aun cuando no queremos borrar nuestro pasado, queremos mantener la personalidad de la banda pero también estar conscientes de lo que está pasando alrededor de nosotros. Es importante ser contemporáneos pero no de una manera estúpida, no queremos sonar como algo que no somos sino tocando principalmente la música que nos gusta de estos días combinada con nuestro estilo que ha existido por un tiempo. Así que ha sido muy, muy importante recibirlo después de veinte años de carrera.

¿Fue ese premio una especie de empujón hacia el futuro? Es decir, ¿podemos esperar un nuevo álbum?

Sí, sí, claro que habrá un nuevo disco, ahora no sé cuándo, no estamos pensando en eso todavía en la onda de componer o eso, tenemos algunas ideas pero ya veremos, ahora es demasiado pronto para decir cualquier cosa, probablemente en unos seis meses comencemos a juntar algunas ideas y comencemos a mirar en esa dirección pero estoy totalmente seguro que habrá otro álbum en el camino.

Dejando la música de lado por un minuto y hablando un poco más sobre la sociedad. En Chile, el empoderamiento de la mujer ha tomado fuerza en los últimos años en relación a temas importantes como la igualdad de derechos, derechos maternales, políticas, etc.. Como una banda con una de las vocalistas femeninas más importantes dentro del mundo del Metal, ¿Cuál es tu visión sobre esto?

A ver… creo que todo debería ser más normal, o sea, parece que hoy tenemos que especificar todo mientras que si sólo viviéramos y dejáramos a todo el mundo vivir sería mucho más fácil. Ahora todo el mundo trata de no sonar racista, siempre tratando de sonar políticamente correcto, siempre tratando de tener la razón. A veces no puedes decir que la gente es de un color diferente porque la gente piensa que eres racista y la gente piensa que sólo por decir que es de otra raza le estás diciendo estúpido, pero no le puedes decir a alguien que es estúpido sólo por tener un color distinto, una religión distinta, una orientación sexual distinta así que estamos viviendo en una sociedad muy complicada donde todos se ofenden tan fácilmente, especialmente en las redes sociales donde ya no puedes publicar nada sin recibir inmediatamente cientos de comentarios de gente que cree saber más que tú, gente que cree que estás hablando de ellos. Es complicado, son tiempo muy sensibles, simplemente creo que la gente debiera pensar con su propia cabeza y tratar de ser más abiertos de mente, más sencillos ¿sabes? Sólo respetar a otras personas, no es tan complicado al final si lo piensas, sólo se trata de hacer lo correcto y muy a menudo la gente tiene problemas, muchos problemas para hacer las cosas más básicas, para entender los conceptos más básicos. Es difícil porque no hay mucho que puedas hacer, puedes decirle a la gente cómo debieran ser pero entonces, muy a menudo, se sienten ofendidos y es difícil de manejar.

Yo creo que Cristina (Scabbia) siempre ha dejado en claro que ser una mujer en este mundo no es algo tan especial, sólo es una buena cantante, es buena en lo que hace y toca música con sus amigos, eso es lo que es, no hay nada especial en el hecho que sea mujer, ella es una cantante y nada más, esa es la forma en que la vemos. Obviamente una mujer es un poco diferente de un hombre porque se debe vestir distinto y no tiene barba pero, al final del día, es una cantante en una banda así que no hay nada más… no debiera haber nada raro con eso, sólo es como es y creo que hoy por hoy hay tantas bandas con vocalistas femeninos o mujeres tocando algún instrumento que ya ni siquiera es algo especial, creo que es algo bastante aceptado.

Ya pensando en su próxima visita a nuestro país que será la cuarta vez que nos visiten, ¿qué recuerdos tienes de las visitas anteriores a Chile?

Tenemos algunos recuerdos geniales, especialmente con la gente porque no tuvimos mucho tiempo para visitar el país. Me gustaría quedarme al menos una semana para ver algo más que sólo el lugar del evento, el restorán y el hotel pero tengo que decir que la gente allá es muy, muy leal, al menos a nosotros, a nuestra banda, hay un montón de amor por nosotros, un montón de gente a la que realmente le importa que visitemos el país y hagamos nuestros shows en Chile así que definitivamente es un hermoso lugar, con una cultura hermosa pero me gustaría poder experimentar un poco más del país así que quizás… creo que tendré que ir de vacaciones porque es imposible cuando vas para tocar, tienes como máximo un día libre y sería… pero, definitivamente, es un lugar hermoso, además no es tan lejano culturalmente de nosotros, de Italia, no veo a la gente tan distinta a nosotros, por supuesto que hay diferencias pero, en general, creo que son culturas que se pueden mezclar.

¿Algún momento memorable?

A ver… recuerdo que la última vez que fuimos a tocar nos dieron una torta muy linda con el logo de la banda, una torta de chocolate muy rica y hermosa y recuerdo terminar con los fans afuera del hotel un rato y… hay momentos buenos pero cada vez es tan corto y rápido que desearía poder tener un poquito más de tiempo para pasar también con el Fan Club, que es uno de los más activos en Sudamérica, así que me gustaría poder dedicarle un poco más de tiempo a la gente pero a veces es simplemente imposible porque, por ejemplo, la última vez estuvimos allí por menos de un día o algo así, es de locos.

¿Qué pueden esperar los fans, especialmente los más acérrimos, de este nuevo show de Lacuna Coil en Chile?

Obviamente habrán algunas nuevas canciones del nuevo disco como así también algunas canciones clásicas de Lacuna Coil que todos estarán esperando de nosotros y algunas… quizás algunas sorpresas del material más antiguo pero espero que sea un show muy energético, ojalá que haya mucho canto con el público, saltar un montón juntos. Será, como siempre, una pequeña fiesta para celebrar, porque sólo cada dos o tres años tenemos la posibilidad de ir así que cada vez que vamos es especial porque no vamos muy seguido y sólo vamos a Santiago, realmente no llegamos a ver o conocer gente de otras ciudades, así que de seguro será un show entretenido con un montón de interacción entre la banda y la gente así que habrá un montón de música pero también un montón de diversión.

Muchas gracias por tu tiempo Andrea, ¿quisieras enviarle un mensaje a todos sus fans en Chile y decirles por qué no deberían perderse su próximo show en nuestro país?

Obviamente quiero agradecer a todos los que han ido a vernos antes y a todos los que irán a vernos esta vez, muy pronto de hecho, en unos pocos días y no deberían perdérselo porque, como dije, no podemos ir muy seguido así que nos gustaría verlos, mostrarles las canciones nuevas, tocarlas para ustedes, dejarles disfrutar las del nuevo disco y, a la vez, cantar juntos las canciones antiguas del “Comalies” y el “Karmacode” además de conocer la nueva alineación, conocer a Ryan y Diego para quienes no los han conocido así que… va a ser algo único como siempre así que, por favor, no se lo pierdan y vayan a vernos porque será una gran noche.

Nuevamente, gracias por tu tiempo y bueno, nos vemos el domingo en el Centro de Eventos Blondie.

Muy bien, nos vemos en unos días en Chile. ¡Ciao!

ENTREVISTA: SEBASTIÁN MIRANDA

Las entradas para Lacuna Coil en Chile se venden por sistema Passline, Disquería Sonar, Tienda Indie Records (Eurocentro, Local 0118) y Erotica Girls (Dos Caracoles, Providencia, Tienda 22B).

Preventa 2: 20.000 | Entrada General: 25.000 | Preferencial: 30.000 (ubicación especial a la derecha del escenario)

El próximo 5 de Marzo, LACUNA COIL de Italia se presentará en Blondie como parte del «Delirium Tour», tour promocional de su último trabajo «Delirium», lanzado el año pasado.

Las entradas ya están disponibles en el sistema Passline, Disquería Sonar, Tienda Indie Records (Eurocentro, Local 0118) y Erotica Girls (Dos Caracoles, Providencia, Tienda 22B). Los valores de las entradas son los siguientes:

Preventa 2: 20.000
Entrada General: 25.000
Preferencial: 30.000 (ubicación especial a la derecha del escenario. Solo 50 tickets)