Entradas

leyendas04Ante una pequeña pero leal fanaticada se llevó a cabo esta pequeña cumbre del metal nacional, con cerca de 6 horas de buen Heavy Metal que dejaron a todos los asistentes muy satisfechos. A eso de las 17:30 llegábamos a observar un escaso número de fans que aguardaban a las afueras del Teatro Teletón para ver a las Leyendas.

Apenas un rato después, 18:15 para ser exactos, los chicos de La Máquina salieron al escenario para empezar a calentar las cosas. A esa hora el número de asistentes era bastante bajo, pues alrededor de unas 100 personas se agolpaban en las cercanías del escenario para apreciar al trío capitalino, que probablemente les sorprendió tanto como a mí. Nunca había tenido oportunidad de ver o escuchar a estos chicos, y por lo mismo fue una muy grata sorpresa verlos en acción. Temas como el instrumental con el que abrieron, “Pequeño ser” o “Rock del alma” demostraron que tienen las cosas muy claras, además de buenas ideas y mucho talento. Cabe mencionar también lo bien que sonaron durante los 25 minutos que estuvieron en el escenario: claros y poderosos. ¡Una pena por quienes se los perdieron! Muy buen apronte para lo que vendría. Sin duda habrá que mantener un ojo puesto sobre la gente de La Máquina.

leyendas08Tras un breve receso, algo que junto al buen sonido fue una constante durante todo el festival y que por cierto se gradece, apareció Alto Voltaje. Eran las 18:50 y el número de asistentes crecía un poco. Para esa hora unos 200 fans empezaron a vibrar con las canciones del quinteto santiaguino. Fue un intenso show, en el cual la banda se entregó por completo a los asistentes, y éstos los premiaron con entusiasmo al cantar y corear sus temas. Tocaron algunos de sus temas más clásicos como “Rock y burdel”, «Adiós a la fábrica» y una muy buena versión del clásico “Rocker” de los míticos Ángeles del Infierno, pero el punto álgido fue probablemente cuando interpretaron “Historia” que fue entonado de principio a fin por el respetable. Como ya mencionábamos, el sonido fue estupendo, lo que ayudó a montar un show sólido sin puntos bajos. Tras media hora Alto Voltaje abandonó el escenario cubierto de aplausos.

leyendas12Luego fue el turno del True Heavy Metal de Battlerage. Battlerage es una de las bandas más afianzadas dentro de la escena nacional, y eso quedó demostrado ayer en el Leyendas del Rock. Apenas 10 minutos después de que Alto Voltaje hizo abandono del escenario, la banda ya era ovacionada, lo que es sin duda muestra de que hoy por hoy son uno de los más grandes del país. Pare ser exactos, ingresó todo el line-up (incluyendo el bajista de Witchblade, que estaba reemplazando a Tomás) excepto su vocalista. Me detengo en este detalle para resaltar el hecho de que cuando Fox-Lin apareció en escena se echó al bolsillo por completo a toda la audiencia. Quedaba claro que de ahí en más sería un show redondo para ellos, y así fue. Ejecutaron sus mejores canciones y el público se los agradeció cantando cada una de ellas, en especial “Metal slaughter” y «Grind Their Bones». Fox-Lin es un frontman de nivel mundial, no sólo canta como los mejores, si no que su despliegue de histrionismo es también sorprendente. Se dio tiempo para bromear agradeciendo a la producción y a Mario, haciendo reír a todo el público. En fin, un cometido notable para la gente de Battlerage, su actuación fue sin duda uno de los grandes momentos de la noche. Los 30 minutos de protagonismo se hicieron pocos.

leyendas16

A eso de las 20:10 se escucha como intro el clásico «I wanna be somebody» de WASP, lo que da paso al ingreso de Inquisición, vistiendo su indumentaria de monjes inquisidores, que si bien es algo novedoso y demuestra preocupación por una buena producción, no contribuyó mayormente al espectáculo, aunque tampoco es que lo entorpezca. Cuando decíamos que el sonido estuvo perfecto casi toda la noche hacíamos alusión a lo ocurrido con Inquisición. No sonaron mal, para nada, pero si sonaron más débiles que el resto de sus colegas, en especial Paulo, quien se encargó se hacerlo notar a la mesa de control luego de que los fans se lo hicieran saber a él. El sonido mejoró y montaron un buen show, que sus fans disfrutaron con temas como «Dragonslayer», «Opus Dei», «Up the metal hammer» y «The axis of the mist», entre otros.

leyendas21A las 21:20 en punto Don Pera y compañía entraron y se tomaron el escenario ante lo que a esa hora deben haber sido unas 300 personas. Dorso es sin duda una banda legendaria en el Metal nacional. 25 años y un sinnúmero de grandes canciones los convierten en un éxito seguro en cualquier recinto en el que se presenten, y anoche no fue distinto. Si anteriormente la gente estaba bastante entusiasmada con las otras bandas, con Dorso sencillamente terminaron de prender y ahora sí parecía un “Leyendas del Rock”. Regalaron éxito tras éxito, como “Búsqueda y alquimia” y “El espanto surge desde le tumba”, por lo que el público disfrutó al 100% toda su presentación. Pera también se dio el tiempo para bromear con el público y escuchar sus peticiones (fue así como interpretaron “Lesbiánica”). Una gran presentación sin duda.

Para cerrar, la banda emblema de este festival, Panzer se preparaba para salir al escenario mientras sonaba «O fortuna» de Carl Orff. «Fuera de Control» abría un presentación que tiene que haber sido la más potente en cuanto a sonido de esta noche. Si bien no era la misma cantidad de gente se encontraba hace unas horas, la banda de Juan Álvarez demostró tener su fanaticada con temas que no ven cómo pasan los años como «Pequeño niño», «Sueños metálicos», incluso la interpretación de «Caballero Negro» de FeedBack, (banda que de seguro estaría en una próxima edición del festival) hasta los más reciente de su último disco «Generación Del Alkithran». El clásico saludo a «la familia metalera que no transa» estuvo presente junto a agradecimientos a quienes hicieron posible este concierto. Panzer tiene un carrete en los escenarios que no dan paso a juzgar la interpretación siempre correcta de cada uno de sus integrantes, y que luego de 1 hora de show, con «Rock & Roll adiction» cerraba un festival que mereció mucho más en cuanto a público.

leyendas24

Las condiciones estaban dadas por completo, sobre todo algo tan criticado como el sonido o los recintos donde acostumbran a tocar las bandas. En síntesis fue un gran festival, que lamentablemente no tuvo la respuesta esperada por parte del público, al menos en término de números, porque en cuanto a entusiasmo y garra sí que lo hizo. Habrán sido alrededor de 300 fans los que se congregaron en la fría tarde-noche del sábado, pero seguro que se fueron conformes y felices tras haber visto en vivo a 6 grandes bandas del metal chileno. Esperemos que estas iniciativas sigan sucediéndose en el tiempo, pues tanto las bandas como el público chileno se lo merecen.