Entradas

Esta cuarta versión del festival Santiago Gets Louder estuvo marcada por diversos aspectos que hicieron de esta jornada un día inolvidable para los fanáticos del Metal. La locación elegida para realizar uno de los eventos más esperados del año fue el estadio Bicentenario de La Florida, el cual se veía totalmente imponente por la marea de poleras negras que agotaron todas las entradas.

Recordando que el line up oficial estaba encabezado por Megadeth, banda que debió cancelar sus fechas por el indeseable cáncer diagnosticado a su líder Dave Mustaine, era necesario buscar un reemplazo para el cupo disponible dentro de la cartelera. Dicho “reemplazo” (con unas comillas enormes, por favor), fue nada más y nada menos que los reyes absolutos del Thrash alemán. Hablamos por supuesto de Kreator, quienes además nos brindaron un show descollante un día antes del festival que nos convoca.

Siendo esta la primera vez que SGL cuenta con agrupaciones netamente representantes de una sola vertiente dentro del Heavy Metal, se produjo un fenómeno más que plausible una vez que los adeptos al Metal extremo visualizaran una jornada dedicada a la vieja escuela y la rapidez. Sin embargo, esto no fue lo único que determinó el éxito del festival, ya que los legendarios Slayer venían en el marco de su tour de despedida, coronando la velada con un público enardecido celebrando este último show.

PENTAGRAM

Si había una banda que podía abrir esta cuarta versión del Santiago Gets Louder era, sin duda, Pentagram. Siendo pioneros del Metal extremo y uno de los mayores representantes del estilo en Chile, la agrupación comandada por Anton Reisenegger, comenzó su presentación puntual a las 15:00 hrs. frente a una fanaticada de tres mil personas que esperaba ansiosa el inicio de la jornada. Así, con hachazos como Fatal Prediction, Horror Vacui y Profaner, se comenzaron a vislumbrar los primeros circle pits entre los más entusiastas.

Siguiendo con la vieja escuela, Evil Incarnate y Temple of Perdition mostraron a una banda que instrumentalmente suena como un cañón y que puede pasearse por todo su repertorio como si nada. Juan Pablo Uribe, Francisco Cueto y Juan Pablo Donoso literalmente tenían un huracán de fondo. Por otra parte, también hay momentos para recordar a los que ya no están en este mundo. Así, el frontman dedica Temple of Perdition a AlfredoBeyPeña y a Jeff Hanneman, logrando que los aplausos bajen espontáneamente.

Si hay un tema que ha logrado destacar dentro de «The Malefice» (2012), ese es sin dudas La Fiura, el cual fue recibido con el mismo entusiasmo que sus predecesores. Y bueno, obviamente clásicos como Spell of the Pentagram terminan por evidenciar los años de la banda en el ruedo. Finalmente, Demented y Demoniac Possession multiplicaron los mosh entre una audiencia que paulatinamente iba creciendo con el pasar de los minutos. No importó el calor ni la deshidratación. Había que apoyar a Pentagram de cualquier forma. ¡Excelente comienzo!

Setlist de Pentagram en Chile 2019:

  1. Fatal Pretictions
  2. The Malefice
  3. Horror Vacui
  4. Profaner
  5. Evil Incarnate
  6. Temple of Prediction
  7. La Fiura
  8. Spell of the Pentagram
  9. Demented
  10. Demoniac Possession

KREATOR

Tal como lo mencionamos al referirnos a su show en solitario del día anterior en la Cúpula Multiespacio, los germanos cumplieron todas las expectativas. Fueron el número perfecto para calentar los motores de cara al festival y prácticamente nadie se vio sorprendido con toda la potencia que desplegaron durante la tarde del domingo. Es cierto que se eliminó el factor sorpresa respecto al setlist que ejecutarían, pero aún así no había duda alguna de que lo dejaríamos todo desde la primera nota.

Siguiendo con el cronograma previsto, apenas comenzó a sonar The Patriarch por los altoparlantes, toda la gente comenzó a agolparse rápidamente en los lugares más próximos al escenario. Tal era la cantidad de poleras negras, que fácilmente a esa hora habían unas diez mil almas en el Bicentenario. Entonces, siguiendo el orden natural de las cosas, Violent Revolution y Extreme Aggression desataron la locura a lo largo y ancho de toda la cancha. Mosh pits por todos lados y un sonido descollante que nos daba cuenta de la intensidad de los teutones. Mismo asunto con Phobia y Terrible Certainty, que motivaron cánticos y headbanging por doquier.

Cabe mencionar que esta vez la puesta en escena incluyó otros elementos que aportaron lo suyo. Por ejemplo, durante la interpretación de Satan Is Real, hubo máquinas de fuego que hacían el coro aún más creíble. Por otro lado, el hecho de ser un tema mucho más lento que sus predecesores, permite apreciar de mejor forma la performance de los músicos. Vimos a un Frédéric Leclerq mucho más enérgico y participativo motivando a los presentes con el puño en alto. Por su parte, Sami y Ventor son dos estandartes que hacen su trabajo a la perfección.

Momento de que aparezca el confeti con Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite), y al igual que en la noche del sábado, el “Hordes of chaos/ Hordes of chaos/ Everyone against everyone – chaos!” fue tomado en serio por varios de los presentes. ¡Había que sobrevivir de cualquier forma! Por suerte durante Hail to the Hordes pudimos descansar un par de minutos antes la brutalidad que se venía, porque una vez finalizado el track mencionado, Mille Petrozza pidió que cada sector de la cancha se dividiera en dos para realizar el mítico Wall of death. Así, tocando la intro de Awakening of the Gods, presenciamos el descontrol que alcanzó su clímax durante Enemy of God. Que quede para el recuerdo: se formaron catorce circle pits. Sí, catorce. ¡Impresionante!

Con total seguridad podemos asegurar que Phantom Antichrist ya es todo un clásico. Esto quedó en evidencia una vez que Mars Mantra comenzó a sonar de fondo. Pedazo de tema que se nos venía. Y al igual que ayer, el A phantom scouring across the land/ Leaving trails of blood and sand/ End this torture and misery/ For souls awake enough to see/ Far beyond the lies/ Phantom antichrist!” retumbó en cada rincón del estadio. Por cierto, nuevamente apareció el confeti para adornar todo.

Como era de esperarse, la dupla conformada por Betrayer y Pleasure to Kill puso el broche de oro para una presentación llena de violencia. Kreator demostró por qué son uno de los puntales del género a nivel mundial y por qué son tan aclamados en nuestro país. Verlos tocar frente a una gran audiencia -al más puro estilo de un festival europeo- era lo último que les quedaba por hacer y la tarde del domingo la deuda fue saldada con creces. Si bien es cierto que tuvieron que acortar su repertorio, esto no fue impedimento para arrasar con todo a su paso. ¡Impresionante!

Setlist de Kreator en Chile 2019:

  1. Violent Revolution
  2. Extreme Agressions
  3. Phobia
  4. Terrible Certainty
  5. Satan Is Real
  6. Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite)
  7. Hail to the Ordes
  8. Awakening of the Gods (Intro) / Enemy of God
  9. Phantom Antichrist
  10. Betrayer
  11. Pleasure to Kill

ANTHRAX

Llegó el turno de Anthrax frente a un público expectante que ya repletaba el estadio de principio a fin. La banda liderada por Joey Belladonna y Scott Ian, estaba lista y dispuesta a dar un espectáculo que, a diferencia de su participación en el tour con Iron Maiden en 2016, se encontraba frente a una multitudinaria audiencia devota a ellos. De esta forma se confirma una vez más que son la banda de Thrash más querida en nuestro país desde su esperado regreso en el año 2010. Y la verdad es que este fenómeno es fácil de explicar. Son una agrupación enérgica, carismática y cuentan con una batería de himnos que son indispensables en el soundtrack del día a día.

Es sabido que The Number of the Beast es el principal indicio de que los músicos están próximos a aparecer sobre el plató. Y vaya comienzo, ya que al igual que en su presentación en el reciente Rock In Rio, la ejecución de los primeros minutos de Cowboys From Hell hizo que todos saltaran de manera frenética de cara al show como tal. De aquí en adelante entramos en terreno conocido. Caught in a Mosh y Got the Time desataron la locura a la que ya estamos acostumbrados, donde Frank Bello y Jonathan Donais logran cubrir todos los rincones contagiando a cualquiera. Desde luego que el panorama no cambia en absoluto con Madhouse, otro de los incombustibles de los neoyorkinos.

Se produce la primera pausa para tomar aire y esperar a que Be All, End All continuara con la senda avasalladora en la que estábamos inmersos a esa hora. Así, con cortes como I Am The Law y los respectivos gritos de “Respect the badge – he earned it with his blood/ Fear the gun – your sentence may be death because/ I am the law…”, ya dimensionábamos las proporciones alcanzas en esta jornada. Y Scott Ian nos lo hizo saber, ya que antes de interpretar Efilnikufesin (N.F.L.) afirmó que Chile era el mismísimo infierno.

A pesar de que Now it’s Dark fue tocada por primera vez en nuestro país, es innegable que los ánimos bajaron considerablemente durante estos pasajes. In the End tampoco ayudó mucho, siendo ambas afectadas por el notorio cansancio que todo fuimos acumulando desde horas de la mañana.

Scott ayudó a salir del paso realizando “a very stupid question”. Y claro está, ya que ante la pregunta de “Do you fucking love Thrash Metal?” evidentemente las energías se repusieron de forma inmediata. Llegó el momento de A.I.R. y por tanto es necesario cantar el “Welcome to your nightmare/ You just can’t walk away…” como ya lo hemos hecho en innumerables ocasiones. Joey Belladonna, luego de homenajear al gran Ronnie James Dio, maneja el público a su pinta y es capaz de bajar a la cancha para cantar Antisocial desde ese lugar. Así es, el frontman descendió a la barricada y saludó a los más próximos a la reja mientras entonaba cada una de las frases del track mencionado.

Para finalizar, Indians nuevamente desató un mosh de proporciones épicas con el War dance. Eso sí, primero tuvimos que contar con la aprobación de Charlie Benante, logrando así una postal para enmarcar y recordar en los años venideros. Por tanto, nos hacemos responsables al afirmar de forma tajante que Anthrax es probablemente la mayor catarsis que se vive en nuestro país. Saben perfectamente que en Chile juegan de local y se les nota en el gran desplante que nos entregan con cada visita. A estas alturas es un ritual imperdible donde todos los participantes cumplen su función a cabalidad. Eso, señoras y señores, es digno de admiración.

Setlist de Anthrax en Chile 2019:

  1. Cowboys From Hell (Intro) / Caught In A Mosh
  2. Got the Time
  3. Madhouse
  4. Be All, End All
  5. I am the Law
  6. Efilnikufesin (N.F.L.)
  7. Now it’s Dark
  8. In the End
  9. A.I.R.
  10. Antisocial
  11. Indians

SLAYER

No cabía un alma más en la cancha del Bicentenario al momento de que Slayer se subió al escenario. Y no podía ser de otra forma, ya que se trataba del penúltimo show de la banda en nuestro país dentro de su gira de despedida. Por la misma razón, se veía venir el extenso setlist que el grupo interpretó durante casi dos horas, teniendo como siempre al chileno Tom Araya a la cabeza. Es preciso mencionar que la presentación estuvo marcada por el magnífico desplante técnico de la banda, que se hace notar incluso después de la muerte de su guitarrista y columna vertebral, Jeff Hanneman. Porque sí, es cierto que el conjunto nunca pudo reponerse de esta pérdida, pero al final del día hay algo que nadie puede negar: con Gary Holt entre sus filas, la banda en vivo es una máquina que es capaz de partirle la cabeza a cualquiera.

Esto último quedó demostrado apenas finalizó Delusions of Saviour, ya que con Repentless y Evil Has No Boundaries el asunto prácticamente se salió de control. ¡Cuánta potencia madre mía! Si a esto le seguimos sumando otros cortes del calibre de World Painted Blood y de Postmortem, la reacción de cada uno de nosotros cuesta describirla. La velada estaba poniendo a prueba nuestra resistencia y nuestra fidelidad con cada hachazo. Y bueno, siempre están los elementos que no pueden faltar. Por ejemplo, ya podíamos observar grandes bengalas al medio de la cancha. ¡Un infierno!

Paul Bostaph es un crack. Así de simple. Hate Worldwide permite apreciar todo su desplante y seguridad de cada una de sus pegadas. Logra adueñarse del escenario, aún cuando su posición es bastante alejada del epicentro mismo. Y si de adueñarse se trata, una vez que Tom queda solo frente a la multitud es imposible no vitorearlo. Tras los cánticos de “Chileno, chileno”, aprovecha la algarabía para presentar War Ensemble, otra de las más brutales de la noche.

A todos nos tomó por sorpresa la inclusión de Gemini, que fue recibida de manera bastante tibia si consideramos el éxtasis inicial. Pero qué más da, si Disciple como siempre fue un verdarero cañón. ¡Hay que gritar el “God hate us all” como si de eso dependiese nuestra vida! Qué temazo, loco. Y ojo, a pesar de que Gary Holt y Kerry King no interactúan mucho entre sí, lo cierto es que ambos conforman un dueto al que le sobra experiencia.

Lo masacre continuó con la dupla conformada por Mandatory Suicide y Chemical Warfare, que marcaron el fin de la primera mitad del repertorio. Llegaría entonces el momento de bajar los ánimos para afrontar la segunda parte del show. Las escogidas fueron Payback y Temptation, que si bien no son de las más solicitadas por la fanaticada, siguen permitiendo demostrar el alto nivel de ejecución en el que ya hemos hecho hincapié anteriormente. Ya con Born of Fire se logró retomar la potencia, pero el asunto mejoró considerablemente con Seasons in the Abyss, siempre procurando cantar el “Close your eyes/ Look deep in your soul/ Step outside yourself/ and let your mind go/ Frozen eyes stare deep in your mind as you die”.

Lo siguiente sería clásico tras clásico. Partimos con Hell Awaits y South of Heaven, que nuevamente trajeron de vuelta las bengalas y los mosh a lo largo y ancho del recinto. Obviamente el climax absoluto se alcanza con el “Chaos rampant in an age of distrust/ Confrontations impulsive Sabbath/ On and on south of heaven!”, donde el frontman se la jugó toda de principio a fin. Casi sin transición alguna, todo a nuestro alrededor se encontraba con una atmósfera roja bastante lúgubre y densa. Los golpes de Paul y los agudos de Kerry King y Gary Holt solo podían indicar una cosa. ¡Raining Blood! Cuánta violencia desatada en un solo track. Y eso no era todo, ya que como todos sabemos, en cosa de segundos estaremos en medio de Black Magic de forma casi imperceptible. ¡Épico!

Entendiendo que el final estaba cada vez más cerca, durante Dead Skin Mask solo quedaba cantar el “Dance with the dead in my dreams/ Listen to their hallowed screams/ The dead have taken my soul/ Temptation’s lost all control” como correspondía. Finalmente, la sempiterna Angel of Death puso fin a la primera fecha de Slayer en Chile. Para despedirse, aparecieron las últimas bengalas y se gastaron las últimas energías que quedaban tras una jornada maratónica de horas de Thrash Metal.

Imposible no mencionar los cánticos finales dedicados a la banda y más puntualmente hacia Tom Araya. Con bandera en mano y tras un “Viva Chile mierda”, se podía notar su emoción y su gratitud hacia cada uno de los presentes. Porque claro, es imposible no mencionar esto último. Al tratarse de un show de despedida, quizás se espera un poco más de emotividad y un poco más de cercanía con el público. Es sabido que Slayer es una banda más bien fría en escena. La interacción es casi nula y ellos simplemente cumplen con su labor. Una canción tras otra. Por esto mismo, el hecho de que nuestro compatriota se haya notado profundamente conmovido con la postal que se formó en el epílogo, es aún más valorable para él como persona y para nosotros como fanaticada. Nuevamente demostramos un comportamiento ejemplar y seguimos siendo uno de los países más metaleros del mundo. ¡Hasta siempre Slayer!

Setlist de Slayer en Chile 2019:

  1. Repentless
  2. Evil Has No Boundaries
  3. World Painted Blood
  4. Postmortem
  5. Hate Worldwide
  6. War Ensemble
  7. Gemini
  8. Disciple
  9. Mandatory Suicide
  10. Chemical Warfare
  11. Payback
  12. Temptation
  13. Born of Fire
  14. Seasons in the Abyss
  15. Hell Awaits
  16. South of Heaven
  17. Raining Blood
  18. Black Magic
  19. Dead Skin Mask
  20. Angel Of Death 

Review: Gino Olivares
Fotos: Guille Salazar

Después de los dos increíbles shows en Santiago Gets Louder con que KREATOR estrenó su nueva formación la cual incluye al bajista Frédéric Leclercq de SINSAENUM y ex-DRAGONFORCE, su líder Mille Petrozza se despidió a través de redes sociales y reveló que a su llegada a Alemania se dedicarán a componer nuevo material:

«Una vez más: ¡Muchas gracias Santiago! Ahora de regreso a Alemania a trabajar en nueva música»

¡Llegó el día! Santiago Gets Louder dará inicio a un mes de octubre cargado de conciertos, siendo este mismo festival uno de los shows de mayor convocatoria en nuestro país. ¡Las entradas se encuentran agotadas!

SLAYER, ANTHRAX, KREATOR y PENTAGRAM tocarán juntos este domingo en el Estadio Bicentenario de La Florida, y la producción del show entregó los horarios y una serie de medidas de seguridad.

La programación es:

Boletería: 12:30 a 22.00 horas.
Apertura Puertas: 13.00 horas
Pentagram: 15:00 hrs
Kreator: 16.45 hrs.
Anthrax: 18.45 hrs.
Slayer: 21.00 hrs.

ACCESOS

  • No hay estacionamientos.
  • El acceso de todos los sectores es por Avenida Enrique Olivares. La salida será también por esa calle.
  • Habrá cierre perimetral en Avenida Enrique Olivares desde las 5 am. Prohibido ingreso vehicular de público, solo residentes.
  • Cortes en calles perpendiculares a Rojas Magallanes y Enrique Olivares, éstas son: Costa Rica, Panamá, Venezuela, Ecuador y Uruguay.

ENTREGA DE PULSERAS

Sólo puede ingresar al Estadio con su ticket. Ya al interior y en el acceso a cada sector correspondiente al ticket, se entregará una pulsera correspondiente a su ubicación indicado en el ticket.

ELEMENTOS PERMITIDOS

  • Contenedores de agua vacíos (máximo 500cc)
  • Mochilas pequeñas (máximo 15 litros)

ELEMENTOS PROHIBIDOS

  • Bengalas y antorchas
  • Botellas o contenedores de vidrio
  • Bebidas alcohólicas y sustancias ilícitas de cualquier tipo

Revisa la lista completa en el sitio oficial santiagogetslouder.cl

Como ya es costumbre, cada vez que se acerca un festival de grandes proporciones a nuestro país, los llamados «sideshows» son los encargados de realizar la previa a la gran jornada que se aproxima. Teniendo siempre en el horizonte la despedida de Slayer como plato principal de este fin de semana, lo cierto es que el anuncio del show en solitario de Kreator un día antes de la realización del Santiago Gets Louder a todas luces parecía el panorama ideal para un día sábado en la noche. Y es que el asunto no resiste mayor análisis. La Cúpula Multiespacio es un muy buen recinto para este tipo de conciertos y los germanos son letales cada vez que pisan tierras chilenas.

Eso sí, cabe destacar que en esta ocasión habían dos grandes aspectos que es necesario mencionar a tiempo. Primero, se tenía cierta expectativa respecto a las canciones que interpretarían los teutones, ya que el mismo Mille Petrozza señaló que se vendría un «setlist asesino» con más clásicos que de costumbre. Luego, veríamos el debut de Frédéric Leclercq como bajista de la banda, siendo esta una labor no menor dentro del sonido aplastante que los caracteriza.

Entonces, ya con cerca de mil fanáticos que aguardaban el puntapié inicial, solo bastaba esperar y dejarlo todo en la cancha desde el primer minuto. Y vaya que fue así, puesto que apenas comenzó a sonar The Patriarch se vislumbraba que de aquí en adelante la masacre no se tomaría pausa alguna. Es así como Violent Revolution desató el primer mosh en el centro de la Cúpula, siempre acompañado del enérgico «My only hope, my only solution Is a violent revolution!/ Violent revolution/ Violent revolution/ Reason for the people to destroy«. ¡Pedazo de tema para abrir el show!. Pero lo cierto es que lo anterior no tiene comparación con el caos que se generó con Extreme Aggressions, en la cual el frontman se desgarra la voz gritando «Extreme aggressions/ Seeing you suffer brings pleasure to me/ Extreme aggressions/ My aggressions became too extreme to be kept under control«.

Tras los hachazos iniciales, rápidamente llegaría una de las más entretenidas de presenciar en cualquier show de Kreator. Porque si hablamos de cantar con el puño en alto, Phobia se lleva todos los premios. El «Is there something after you/ Something after you/ Is there something after you/ Will it get you» aún debe estar retumbando en el recinto. Si a eso le sumamos la tremenda puesta en escena de la sección de cuerdas, los juegos de luces frenéticos y las máquinas de humo que sólo permitían ver a los músicos como siluetas sobre el plató, se termina por conformar uno de los puntos altos de toda la noche. Luego -como fue la tónica durante toda la jornada-, sin ningún preámbulo arremetieron con Terrible Certainty, desatando nuevamente un mosh descomunal.

La primera revisión al último álbum de los germanos (Gods of Violence, 2017) vendría con la dupla conformada por Satan Is Real y el track homónimo. La primera si bien calmó un poco los ánimos de la primera tanda, bajo ningún punto de vista le quitó intensidad a lo que presenciábamos. Dicha calma permitió apreciar la gran performance de la banda con un poco más de detención, además de enfocarnos puntualmente en Frédéric, quién lució sobrio y confiado en su posición. Para la segunda, evidentemente el caos retornó de la mano del «We shall kill!» y del «As the gods of violence/ Gods of violence/ Gods of violence come alive«.

Llegaría el primer saludo de Mille Petrozza hacia los presentes, donde además de darle la bienvenida al nuevo integrante, aprovechó de recordarnos que Chile es la segunda casa de Kreator y que nosotros conformamos sus «Hordes of Chaos«. No hacía falta decir más, puesto que el «Everyone against everyone» de la misma Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite) tomó más significado que nunca, acompañado cintas de confeti que cayeron desde el cielo una vez iniciado el tema. En cuanto a la ejecución, pedazo de solos que se despachan Sami y Mille, siempre teniendo una muralla impenetrable en base a la pegada de Ventor.

Tras una correcta interpretación de Hail to the Hordes, y luego de que el líder incitara a toda la cancha a realizar un clásico wall of death, era tiempo de dejarlo todo durante la incombustible Enemy of God. Cabe mencionar que en el setlist original estaba incluida Awakening of the Gods, la cual finalmente no fue tocada. Pero bueno, volviendo al clásico mencionado, lo cierto es que a estas alturas poco y nada se puede aportar a la descripción de una canción de tales características. Hablamos de esas que trascienden a la etiqueta del Thrash y que sencillamente se convierten en piezas indispensables para el Heavy Metal como género global. Como siempre, es un gusto poder apreciarla en vivo una vez más y la satisfacción es aún mayor al ver que todos tenemos la misma reacción. El «Enemy of God/ Purity and innocence is killed/ Enemy of God/ Peace has died the day when life stood still» dio cuenta de aquello. ¡Momentazo!

Nuevamente Mille se dirige a nosotros, para preguntar si queremos más canciones «old school«, ante la obvia respuesta afirmativa de parte de todos, con Endless Pain evidentemente hablamos de un corte de la vieja escuela con todas sus letras. ¡Qué manera de gritar el «Feel the endless pain/ Locked in metal chain» madre mía! Kreator demostraba todos los años de carretera con ejecuciones sublimes y un sonido aplastante que no dejaba respirar. Y ojo que la situación no fue muy distinta con People of the Lie, puesto que no nos quedamos atrás durante el «Got a masterplan/ Genocide/ Can’t understand/ People of the lie!«.

Lo siguiente sería la descollante Phantom Antichrist, que fue precedida por la intro Mars Mantra con Sami Yli-Sirniö tocando las últimas notas antes de pasar al track mismo.  Ya con el papel de confeti de vuelta entre medio del mosh, acá sencillamente la base rítmica fue sublime. El doble bombo y el bajo literalmente hicieron retumbar todo. Si bien puede que el sonido haya estado con el volumen un poco más alto que de costumbre, esto no fue impedimento para lograr apreciar el huracán que teníamos de fondo. Temazo por donde se le mire. Es resto es solo cantar el «A phantom scouring across the land/ Leaving trails of blood and sand/ End this torture and misery/ For souls awake enough to see/ Far beyond the lies/ Phantom antichrist!«.  Y la última revisión al material «nuevo», vendría con la discreta Fallen Brothers, que cuenta con la cuota de nostalgia al recordar a grandes músicos que nos han dejado con el pasar de los años. Lamentablemente durante el inicio de la canción el backline y la amplificación dejaron de funcionar durante un par de minutos, provocando que la banda tuviera que abandonar el escenario mientras todo se arreglaba. Para nuestra suerte el asunto no pasó a mayores y pudimos seguir disfrutando del show rápidamente.

Acercándonos ya al final, el frontman aparece en escena con la clásica bandera de Kreator entre sus manos. Señal inequívoca de que debíamos gritar el «Time to rise your flag of hate/ Destroy the world is our only aim…» como si no hubiera mañana. Dicho y hecho entonces. Todos sabemos que Flag of Hate es uno de los himnos de los teutones y no hay que perder chance para hacérselo saber al mundo. Posteriormente Mille nos agradece por nuestra presencia y se encarga de recordarnos que esto solo es la previa de hoy. Después nos advierte que antes de terminar es preciso volver a la vieja escuela y rápidamente lanzan toda la artillería con Betrayer y Pleasure to Kill. Eso sí, no podíamos irnos sin un último wall of death y sin un último mosh al centro de la cancha. Así, a las 22:30 hrs. en punto, los alemanes comienzan a abandonar el escenario tras una hora y media de hachazo tras hachazo.

Como mencionamos al inicio de este review, un show en solitario de Kreator cumplía con todas las características de ser una previa perfecta para el Santiago Gets Louder. La banda está ultra probada en Chile y así se los hicimos saber desde la primera canción. Por otra parte, entendiendo desde luego que la atención está focalizada en el festival como tal, los que asistimos al show en la Cúpula debemos sentirnos más que afortunados de haber podido presenciar a los germanos en solitario. El concierto en todas sus filas fue aplastante y escuchar el setlist con los clásicos de siempre fue un deleite. Y aún falta lo mejor. ¡Nos vemos hoy!

Setlist Kreator

  1. Violent Revolution
  2. Extreme Agression
  3. Phobia
  4. Terrible Certainty
  5. Satan Is Real
  6. Gods of Violence
  7. Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite)
  8. Hail to the Hordes
  9. Enemy of God
  10. Endless Pain
  11. People of the Lie
  12. Phantom Antichrist
  13. Fallen Brother
  14. Flag of Hate
  15. Betrayer
  16. Pleasure To Kill

Review: Gino Olivares
Fotos: Daniel Sáez

Este domingo viene el Santiago Gets Louder, festival que reunirá a SLAYER, ANTHRAX, KREATOR y PENTAGRAM en el Estadio Bicentenario de La Florida. Para el show queda menos de 100 entradas de Cancha, las que se venden por ticketplus.cl.

Los afortunados del concurso organizado por PowerMetal.cl por una invitación al festival son:

  • Macarena Ibarra
  • Christian Lara

¡Felicidades! Ambos fueron contactados por email.

SLAYER se despedirá de Chile en Viña del Mar, donde tocará junto a ANTHRAX dos días después del festival Santiago Gets Louder en el Sporting Club.

Las entradas se venden por sistema Puntoticket y los valores son:

$40.300 – Entrada General
$33.300 – Descuento Banco de Chile
$33.300 – Descuento con entrada SGL 2019

«La banda está sonando mejor que nunca!». Así de directo fue el mensaje del líder de KREATOR Mille Petrozza, quien a través de su cuenta de Instagram avisó que ya viene en camino a nuestro país, donde tocarán por partida doble este fin de semana.

Para partir, una caldera es la que se espera para este sábado, donde los alemanes partirán el fin de semana más Thrash de la historia en Chile tocando en la Cúpula Multiespacio del Parque O’Higgins, ocasión que además marcará el debut del ex bajista de DRAGONFORCE Frédéric Leclercq en sus filas.

Las entradas para ver a KREATOR este 5 de octubre se venden por sistema Puntoticket y puntos de venta físicos en tiendas Hites y Cinemark habilitados de todo Chile.

Los valores son:

Preventa 1: $28.800 | Dscto. Banco de Chile: $23.800
General: $34.500 | Dscto. Banco de Chile: $28.500

«Hemos preparado un especial setlist ‘old school’ para los shows con SLAYER, ANTHRAX y PENTAGRAM«, fue lo que también anuncio Petrozza para este domingo, donde los teutones serán participarán del Santiago Gets Louder en el Estadio Bicentenario de La Florida.

Los horarios para este 6 de octubre son:

Boletería: 12:30 a 22:00 horas.
Puertas: 13:00 horas
Pentagram: 15:00 hrs
Kreator: 16:45 hrs.
Anthrax: 18:45 hrs.
Slayer: 21:00 hrs.

Para el festival quedan menos de 100 entradas, las que se venden por el sitio ticketplus.cl.

Ninguna persona que haya escuchado al menos diez canciones de Metal en su vida debería no saber quiénes son Anthrax, Kreator y Slayer. Nosotros –los que escuchamos esta música desde chicos y nos sigue proporcionando energía vital que a veces no tiene otras fuentes– no sólo sabemos quiénes son, no sólo conocemos varias de sus canciones, y no sólo probablemente los hayamos visto en sus visitas anteriores a Chile, sino que son leyendas vivientes que vienen masacrando tímpanos desde antes que varios de nosotros incluso naciéramos.

Si los viste, lo sabes. Y si no, te lo contamos. Hay pocas bandas más entretenidas y energéticas en vivo que Anthrax. El despliegue escénico del pelado Ian y de Frank Bello, unido a los alaridos inconfundibles de Joey Belladonna, la continua invitación a dejar la vida en la cancha y finalmente a bailar la danza de la guerra. Por sí solos ya valen la convocatoria.

Es cierto que venía Megadeth y tuvo que bajarse por el maldito y bastardo cangrejo que se metió con nuestro querido colorado Mustaine. Pero poner en su lugar a una agrupación como Kreator hace que la calidad del espectáculo no decaiga ni un milímetro. La agresividad desplegada con una brillantez técnica única en el género, con un ícono de todos los tiempos como Mille Petrozza y el genio finlandés Sami Yli- Sirniö en las seis cuerdas, nos llevan a levantar la bandera hasta el final y haciéndonos pasar el tiempo volando.

Pero es la despedida de Slayer. Suena increíble, más aun cuando varias bandas han anunciado despedidas y terminan retractándose, lo cual aumenta el negacionismo reinante. Pero sí, es la última vez en que vamos a ver a Tom Araya y Kerry King en Chile. Desde ese lejano 1995 donde destruyeron todo a su paso en la Estación Mapocho, Slayer nos ha regalado grandísimos momentos, en contextos de festivales o en solitario. La partida de Jeff Hanneman nos golpeó a todos, y probablemente también a sus compañeros de ruta. Pero antes de terminarla, tienen que venir a uno de sus orígenes, la tierra natal de uno de los chilenos más importantes de la historia de la música.

Sabemos que en Chile tiembla mucho, pero este domingo 6 de octubre, el epicentro tiene que estar en La Florida. Perderse el ver a estos tres íconos juntos, en la despedida de una de las más grandes glorias de la historia del Heavy Metal, puede llevar a un arrepentimiento doloroso y perpetuo, y quién mejor que Pentagram para contarles que aquí es así.

por Darío Sanhueza de la Cruz

Sólo queda una semana para el Santiago Gets Louder, oportunidad en la que ANTHRAX volverá a encender la capital para acompañar a SLAYER en su despedida de nuestro país junto a KREATOR y PENTAGRAM.

La banda que conforman Scott Ian, Joey Belladonna, Frank Bello, Charlie Benante y Jonathan Donais ya palpitan el viaje que los traerá a Chile en el marco del festival que se realizará en el Estadio Bicentenario de La Florida, y también con participación especial en el Rock in Rio de Brasil. Así lo hicieron ver con un post en sus redes sociales donde anticipan que «queda una semana para ir donde se hacen los mosh pits más grandes de la Tierra».

¡Apúrate! porque quedan poquísimas entradas para el Santiago Gets Louder, evento que congregará a 26 mil personas en el Estadio Bicentenario de La Florida. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Además, ANTHRAX acompañará a SLAYER en Viña del Mar dos días después del festival Santiago Gets Louder, en el Sporting Club.

Las entradas se venden por sistema Puntoticket y los valores son:

$40.300 – Entrada General
$33.300 – Descuento Banco de Chile
$33.300 – Descuento con entrada SGL 2019

Hace unos días confirmamos que el ex-bajista de DRAGONFORCE Frédéric Leclercq es el nuevo miembro de KREATOR en reemplazo Christian Giesler, conocido también como Speesy, y que además debutará con ellos en su próximo show en Chile el próximo 5 de Octubre en Cúpula Multiespacio. Ahora, ante la duda de los fans de la leyenda alemana del Thrash de que él tuviera las habilidades para ser parte de KREATOR, Leclercq decidió subir un video para mostrar que se la puede junto a su nuevo bajo ESP Viper:

«En primer lugar, nos gustaría agradecerle a Speesy por su tiempo en KREATOR durante los últimos 25 años. ¡Hemos logrado mucho y sinceramente le deseo lo mejor en su futuro! Un nuevo capítulo para KREATOR se inicia. Bienvenido Frédéric Leclercq.Fred trae un nuevo enfoque y hambre a KREATOR y estamos extremadamente emocionados de tenerlo como parte de la familia KREATOR, no solo es un músico excepcional sino un gran ser humano que tomó la decisión de que se uniera a la banda muy fácilmente. ¡Comenzamos en Chile y continuamos!» comentó Mille Petrozza

El mismo Frédéric comentó su llegada a KREATOR«Es un honor y un gran paso adelante en mi viaje musical. He sido amigo de Mille Petrozza durante más de 15 años y fanático de KREATOR de toda la vida. Tengo que pellizcarme todos los días para creer que de verdad ahora soy parte de una de las mejores y más influyentes bandas del género. Espero con ansias las muchas aventuras por venir y conocer bien a las legendarias hordas KREATOR«

Sobre el show que dará en solitario KREATOR en Chile las entradas ya están disponibles por sistema Puntoticket y los valores son los siguientes

Preventa 1: $28.800 | Dscto. Banco de Chile: $23.800
General: $34.500 | Dscto. Banco de Chile: $28.500

No olviden que además KREATOR será parte de Santiago Gets Louder, junto a SLAYER, ANTHRAX y PENTAGRAM. El evento congregará a 26 mil personas el próximo 6 de Octubre en el Estadio Bicentenario y sólo quedan disponibles 800 tickets en Cancha. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Este 6 de Octubre SLAYER se presentará como cabeza de cartel de Santiago Gets Louder 2019 junto a ANTHRAX, KREATOR y PENTAGRAM. Este show será su última presentación en Santiago ya que está es la gira de despedida de la leyenda del Thrash mundial. Luego demás SLAYER junto a ANTHRAX se presentarán en un show en Viña del Mar para el 8 de Octubre, dos días después del festival Santiago Gets Louder, el que marcará su último show en Chile.

Para ir preparando estos show los dejamos con el video en vivo oficial para «Repentless» grabado en California el que muestra el inicio de su show:

El evento congregará a 26 mil personas el próximo 6 de Octubre en el Estadio Bicentenario y quedan disponibles poquísimas entradas para sector Cancha. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Además SLAYER junto a ANTHRAX agendaron un show en Valparaíso para el martes 8 de Octubre, dos días después del festival Santiago Gets Louder, que las mismas bandas estarán encabezando en la capital. El lugar: el Valparaíso Sporting Club.

Las entradas se venderán por sistema Puntoticket y la preventa exclusiva para clientes Banco de Chile comienza este miércoles 7 de agosto a las 11am con un 20% de descuento pagando con tarjetas del Chile en 3, 9 ó 12 cuotas sin interés (máximo 6 entradas por cliente). La venta general parte el viernes 9 de agosto a las 11am por el mismo sistema de venta.

Desde el viernes 9 de agosto habrá también un 20% de descuento para fans con entrada al SGL 2019 hasta agotar stock de 3000 tickets (máximo 2 entradas por persona). El descuento aplica sólo para compras online en Puntoticket.com

Los valores, con cargo por servicio incluido, son:

$40.300 – Entrada General
$33.300 – Descuento Banco de Chile
$33.300 – Descuento con entrada SGL 2019

A través de sus redes sociales KREATOR anunció que el ex-bajista de DRAGONFORCE Frédéric Leclercq  se suma a la banda en reemplazo de Christian Giesler, conocido también como Speesy. Esta nueva formación de la leyenda alemana del Thrash Metal debutará en Chile el próximo 5 de Octubre en Cúpula Multiespacio, show que dará inicio a SGL 2019.

«En primer lugar, nos gustaría agradecerle a Speesy por su tiempo en KREATOR durante los últimos 25 años. ¡Hemos logrado mucho y sinceramente le deseo lo mejor en su futuro! Un nuevo capítulo para KREATOR se inicia. Bienvenido Frédéric Leclercq. Fred trae un nuevo enfoque y hambre a KREATOR y estamos extremadamente emocionados de tenerlo como parte de la familia KREATOR, no solo es un músico excepcional sino un gran ser humano que tomó la decisión de que se uniera a la banda muy fácilmente. ¡Comenzamos en Chile y continuamos!»

El mismo Frédéric comentó su llegada a KREATOR: «Es un honor y un gran paso adelante en mi viaje musical. He sido amigo de Mille Petrozza durante más de 15 años y fanático de KREATOR de toda la vida. Tengo que pellizcarme todos los días para creer que de verdad ahora soy parte de una de las mejores y más influyentes bandas del género. Espero con ansias las muchas aventuras por venir y conocer bien a las legendarias hordas KREATOR«

Sobre el show que dará en solitario KREATOR en Chile las entradas ya están disponibles por sistema Ticketplus y los valores son los siguientes

Preventa 1: $28.800 | Dscto. Banco de Chile: $23.800
General: $34.500 | Dscto. Banco de Chile: $28.500

No olviden que además KREATOR será parte de Santiago Gets Louder, junto a SLAYER, ANTHRAX y PENTAGRAM. El evento congregará a 26 mil personas el próximo 6 de Octubre en el Estadio Bicentenario y sólo quedan disponibles 800 tickets en Cancha. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Después de mucha especulación que los dos trailers lanzados a principios de este invierno provocaron, SLAYER junto con Nuclear Blast Records y Prime Zero Productions, anunciaron la película «SLAYER: The Repentless Killogy» y el LP/CD, «The Repentless Killogy – Live At The Forum in Inglewood»

El 8 de Noviembre de 2019 será presentado el cortometraje narrativo junto con la presentación completa de SLAYER de su concierto del pasado 5 de Agosto de 2017 en el The Forum de Los Ángeles, y que estará disponible digitalmente en Blu-ray, en donde la banda sonora de ese concierto se lanzará como dos discos de vinilo y dos paquetes de CD. La película fue escrita y dirigida por BJ McDonnell, quien concibió y dirigió tres videos musicales: «You Against You», «Repentless» y «Pride in Prejudice», correspondiente a su última placa “Repentless” (2015).

McDonnell señala: “Cuando nos propusimos hacer estos tres videos iniciales, teníamos la intención de continuar las próximas aventuras de SLAYER y Wyatt en el siguiente álbum. Pero SLAYER anunció que ‘Repentless’ era el álbum final y la gira, así que esta historia, los videos y, finalmente, un concierto completo en vivo al final es un resumen perfecto de la gira final ‘Repentless’. Este es el final de SLAYER. Este es el final de los monstruos”

«The Repentless Killogy» está protagonizada por muchos de los actores que aparecieron en la serie de video original: Jason Trost como Wyatt, Danny Trejo, Richard Speight Jr., Derek Mears, Jessica Pimentel, Tyler Mane, Bill Mosley, Caroline Williams y Sean Whalen.

Con respecto a concierto, este fue dirigido por Wayne Isham, quien a estado a cargo de los videos de grandes artistas de la historia, entre ellos METALLICA.

Los pedidos se pueden realizar a través de la siguiente dirección

No olviden que SLAYER visitará Chile como parte de Santiago Gets Louder, junto a ANTHRAX; KREATOR y PENTAGRAM. El evento congregará a 26 mil personas el próximo 6 de Octubre en el Estadio Bicentenario y sólo quedan disponibles 800 tickets en Cancha. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Además SLAYER junto a ANTHRAX agendaron un show en Valparaíso para el martes 8 de Octubre, dos días después del festival Santiago Gets Louder, que las mismas bandas estarán encabezando en la capital. El lugar: el Valparaíso Sporting Club.

Las entradas se venderán por sistema Puntoticket y la preventa exclusiva para clientes Banco de Chile comienza este miércoles 7 de agosto a las 11am con un 20% de descuento pagando con tarjetas del Chile en 3, 9 ó 12 cuotas sin interés (máximo 6 entradas por cliente). La venta general parte el viernes 9 de agosto a las 11am por el mismo sistema de venta.

Desde el viernes 9 de agosto habrá también un 20% de descuento para fans con entrada al SGL 2019 hasta agotar stock de 3000 tickets (máximo 2 entradas por persona). El descuento aplica sólo para compras online en Puntoticket.com

Los valores, con cargo por servicio incluido, son:

$40.300 – Entrada General
$33.300 – Descuento Banco de Chile
$33.300 – Descuento con entrada SGL 2019

¡Bomba! KREATOR será la banda encargada de comenzar la nueva edición de Santiago Gets Louder, con un show en solitario el sábado 5 de octubre en Cúpula Multiespacio.

Aprovechando su incorporación al festival que tendrá el domingo 6 de octubre a SLAYER, ANTHRAX y PENTAGRAM, los alemanes encenderán los fuegos para la edición más brutal del SGL con un show íntimo como previa a la jornada que llenará el Estadio Bicentenario de La Florida.

La preventa exclusiva para clientes Banco de Chile con un 20% de descuento comienza este martes 30 de julio a las 11am por sistema Puntoticket y puntos de venta físicos en tiendas Hites y Cinemark habilitados de todo Chile (máximo 6 entradas por cliente, hasta agotar stock de 400 tickets). La venta general parte el jueves 1 de agosto a las 11am por los mismos puntos de venta.

Los valores para ver a KREATOR en Chile son:

Preventa 1: $28.800 | Dscto. Banco de Chile: $23.800
General: $34.500 | Dscto. Banco de Chile: $28.500

Empezamos a calentar motores para Santiago Gets Louder 2019 donde podremos asistir a la despedida de SLAYER. Además podremos disfrutar de ANTHRAX, KREATOR (que reemplaza a MEGADETH debido a la enfermedad que aqueja a Dave Mustaine) y PENTAGRAM.

Por lo mismo, les traemos el video del show completo realizado por ANTHRAX en el reciente Hellfest a continuación:

Santiago Gets Louder congregará a 26 mil personas el próximo 6 de octubre en el Estadio Bicentenario y sólo quedan disponibles 800 tickets en Cancha. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Esta mañana se cerró el cartel del Santiago Gets Louder, que contará en su cuarta edición con SLAYER, ANTHRAX, PENTAGRAM y la reciente incorporación de KREATOR, quienes pasarán a tomar el puesto dejado por MEGADETH tras los problemas de salud de Dave Mustaine.

Mille Petrozza no oculta su amor por Chile y en su cuenta de Instagram agradeció la invitación para tocar junto a SLAYER en nuestro país. Esto comentó el líder de KREATOR: 

«No pude negarme a la invitación para tocar en el último concierto de SLAYER en uno de mis países favoritos, Chile. ¡Entusiasmado por volver a ver a Gary Holt también! Los fans de Chile son dementes, así que creo que prepararemos un setlist asesino con unos cuántos clásicos más para esta ocasión. El 6 de octubre arderá Santiago!!

Santiago Gets Louder congregará a 26 mil personas el próximo 6 de octubre en el Estadio Bicentenario y sólo quedan disponibles 800 tickets en Cancha. Estas últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Luego de unas semanas de incertidumbre, y donde los fans lanzaron a sus favoritos para ocupar el puesto dejado por MEGADETH, hoy podemos confirmar que será nadie menos que KREATOR el que llegue el 6 de octubre al Estadio Bicentenario de La Florida para el Santiago Gets Louder, festival para el que solo quedan 800 entradas disponibles.

Los alemanes son considerados como la banda europea de Thrash Metal más influyente y exitosa de la historia, acumulando ventas de varios millones de álbumes a lo largo de los años. Han influenciado y estimulado el crecimiento de la escena más extrema gracias a trabajos como “Pleasure To Kill”, “Extreme Aggression” o “Phantom Antichrist”. Su último trabajo «Gods Of Violence» de 2017, se ubicó entre los veinte primeros en diez países, incluido un puesto número 1 en Alemania.

El principal nombre en esta pasada es SLAYER, dueños de casa gracias a su líder Tom Araya, nacido en Viña del Mar y uno de los personajes del Rock más querido en Chile. Esta visita es parte de la gira de despedida del conjunto, que en 2018 anunció que recorrerían el mundo por una última vez.

Una de las bandas que acompañará los últimos shows de SLAYER en EEUU es ANTHRAX. Pero Chile no será la excepción . El conjunto nunca ha quedado corto en reconocer su amor por los fans chilenos y en 2014 lanzaron el disco «Chile On Hell», grabado en el Teatro Caupolicán el año anterior.

En la agenda de Ian, Benante, Bello, Belladona y Donais está comenzar a trabajar en el sucesor de “For All Kings” de 2016, disco responsable de su última visita al país en 2017.

Y cerrando el cartel de SGL ‘19 estará PENTAGRAM, leyenda del Metal mundial, nacidos en Chile y que tras años de un verdadero culto global, publicaron su primer y hasta ahora único disco el 2013 (“The Malefice”).

Este no será el debut de Anton Reisenegger en Santiago Gets Louder, pues en 2018 ya marcó presencia con CRIMINAL.

En su cuarta edición, Santiago Gets Louder congregará a 26 mil personas el próximo 6 de octubre en el Estadio Bicentenario y sólo quedan disponibles 800 tickets en Cancha.

Las últimas entradas se venden por sistema ticketplus.cl y así está el panorama de localidades:

Galería Sur: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 1: AGOTADA
Cancha Monster Energy Preventa 2: AGOTADA
Cancha Monster Energy Normal: $67.900
Andres Sur: AGOTADA
Andes Norte: AGOTADA
Pacífico Sur: AGOTADA
Pacífico Centro: AGOTADA
Silla De Ruedas + Acompañante: AGOTADA

Helloween ofreció su concierto más grande e importante en nuestro país, donde ratificó su popularidad ante 12 mil personas que llegaron al Movistar Arena. Fueron 2 horas 30 de concierto en el que se repasó la gran carrera de la calabaza, que ahora vuelve a unir a Kai Hansen y Michael Kiske.

Fotos: Guille Salazar

 

El show más grande de Helloween en Chile tuvo como grandísimos invitados a Kreator y Arch Enemy para prender el tremendo ambiente que se generó ante 12 mil personas en el Movistar Arena.

Fotos: Guille Salazar

Sorpresa total. Imposible de pronosticar con cierta racionalidad, luego de los dos shows del 2017 a tablero vuelto en el Caupolicán. ¡Helloween en el Movistar Arena! Al ver cómo se agotaron las entradas para el primer show del 2017 –que originalmente era el único–, la producción logró asegurar un segundo show –para dos días antes–, pero no sólo quedó mucha gente afuera de poder ver la reunión más soñada de la historia del Power Metal, sino que incluso muchos de los que sí pudimos ir quedamos con la sensación y el anhelo de ver a Helloween en un escenario más grande, y específicamente en el Movistar Arena, una quimera hace algunos años para cualquier grupo de nuestro nicho que no fuese en el contexto de algún festival masivo y de ninguna manera como su número principal.

Por ello, el anuncio de Helloween en el Arena no sólo tuvo mucho de justicia para la gente que no pudo asistir, y que ahora nos fuéramos a una casa más grande para que cupiéramos todos, sino que mucho de justicia para la banda, que se merecía un escenario chileno de esta índole. La sensación para muchos de nosotros es similar a cuando Iron Maiden por fin pudo tocar en el Estadio Nacional.

Pero si además le agregábamos a esta “Helloween Night” de Halloween, la presencia de dos bandas en estupendo momento de forma como Arch Enemy y Kreator, la expectativa por este espectáculo se acrecentaría aun más.

ARCH ENEMY

La tarea de Arch Enemy no era fácil. Es cierto que desde hace años están consolidados dentro de la escena y a esta altura no deben demostrarle nada a nadie, pero abrir los fuegos en un recinto de tal magnitud y para un público que no era el suyo, a todas luces parecía todo un desafío para los liderados por Michael Amott. Es por esto que nos hubiese gustado ver a mucha más gente dentro del recinto para el puntapié inicial. Cerca de cuatro mil personas se agolpaban para presenciar el primer acto de la noche, que partiría tras escuchar Ace of Spades en tu totalidad por los altoparlantes.

Con la instrumental Set Flame to the Night de fondo, cada uno de los integrantes fue tomando posición para dar el primer hachazo. La escogida sería The World is Yours, que desde el primer segundo demostró toda la potencia y el desplante de Alissa White-Gluz sobre el escenario. Si bien el sonido en un comienzo no fue el óptimo –al menos desde la cancha–, esto no fue impedimento alguno para lograr apreciar todas las melodías y las intervenciones de Jeff Loomis y Michael Amott en las cuerdas. Así, el asunto mejoró notablemente con la clásica RavenousWages of Sin«, 2001), donde el quiebre instrumental de la parte media-final se escuchó con una pulcritud digna de destacar.

Con el respetable cada vez más compenetrado en el show, la frontwoman se da un segundo para saludarnos y así introducir el siguiente corte. Y es que el «This is fucking war!» es la señal inequívoca para War Eternal, una de las más destacadas dentro del disco homónimo del año 2014. Es por esto que el «Try to tell you what to do/ They love to have control of you…» había que cantarlo con todo. Gran, gran interpretación de la cantante. Sabemos lo difícil que es recrear los guturales luego de años en el ruedo, pero acá se la jugó con todo y la verdad es que sorprendió gratamente. Finalmente, súmenle un punto a Sharlee D’Angelo y Daniel Erlandsson, que se despacharon una base rítmica a prueba de balas.

Para My Apocalypse ya los ánimos estaban definitivamente encendidos, los saltos y el sing along se hicieron presentes durante algunos pasajes del track. Acá quizás vimos la mejor ejecución de la sección de cuerdas, quienes se mostraron sobrios de principio a fin. Como mencionamos anteriormente, Arch Enemy no estaba jugando de local bajo ningún punto de vista, pero con este tipo de interpretaciones lograron convencer a los más incrédulos.  Qué decir de The Race, que fácilmente podemos considerarla como el clímax de toda la presentación. ¡Mosh de grandes proporciones! Imposible abstenerse la verdad, ante tal hachazo no queda otra. La pegada de Daniel es descomunal y la reacción en la cancha no se hizo esperar. ¡Temazo!

Volviendo a “War Eternal” (2014), llegaría You Will Know My Name, que en cierta medida calmó los ánimos pero que de ninguna forma bajó la intensidad sobre el plató. Las armonías de las guitarras fueron derechamente perfectas y el «Do you see me now?/ Do you fear me now?/ You will know my name» aún debe estar retumbando en el Movistar Arena. Algo similar ocurriría con la debutante The Eagle Flies Alone (“Will to Power”, 2018), que mostró a la vocalista en todo su esplendor durante el coro «I, I go my own way/ I swim against the stream/ Forever I will fight the powers that be«.

Otra rescatada de “Will to Power” sería la interesante First Day in Hell, que por momentos es mucho más densa y lúgubre en su ambientación. Todo esto acompañado por un excelente juego de luces que ayudan a entender la emoción predominante. No así con As the Pages Burn, que tras la instrumental Saturnine trajo de vuelta el caos y los mosh al centro de la cancha. Gran ejecución instrumental. El vértigo y la rapidez fueron recreados al milímetro y lo cierto es que había un huracán de fondo.

Para finalizar, dos clásicos incombustibles pondrían el broche de oro al primer número de la jornada. We Will Rise y Nemesis mostraron las últimas armas en un show acotado pero no por ello menos potente. Obviamente el «We will rise/ Rise above» y el «One for all/ All for one/ We are one/ Nemesis» se escucharon con una fuerza que no dejó a nadie indiferente. Así, tras una hora sobre el escenario, Arch Enemy comenzó a despedirse de una audiencia que en un principio parecía algo incrédula, pero que poco a poco fue sorprendiéndose con la solidez de la banda. Teniendo un setlist cargado hacia las canciones menos longevas –y por tanto menos reconocidas–, no es fácil ganarse la atención de todos los presentes. La clave entonces está en la interpretación de cada uno de los integrantes. La calidad acá no se discute y quedó claro desde el primer acorde. ¡Excelente comienzo!

Setlist de Arch Enemy:

  1. The World is Yours
  2. Ravenous
  3. War Eternal
  4. My Apocalypse
  5. The Race
  6. You Will Know My Name
  7. The Eagle Flies Alone
  8. First Day In Hell
  9. Saturnine
  10. As the Pages Burn
  11. We Will Rise
  12. Nemesis

KREATOR

La presentación de Kreator era una de las más esperadas y que más expectativas generó durante los días previos. De alguna forma intrigaba verlos nuevamente en el Movistar Arena y más aún verlos abriendo para Helloween. Los germanos se entienden entre sí y Mille Petrozza sabía perfectamente lo que tenía que hacer junto a sus discípulos. No vamos a descubrir ahora la función vital y medular que ha cumplido Kreator dentro del Heavy Metal a nivel mundial, y considerados como una pieza fundamental del Thrash alemán, no quedaba otra cosa que presenciar una hecatombe como las que ya nos tienen acostumbrados. Porque digámoslo desde ya, todos los asistentes lo entendieron de la misma manera: la oportunidad de ver en la misma noche a bandas que difieren en su estilo era algo que no se podía dejar pasar.

Ya ubicados en la parte más delantera de la cancha, con Mars Mantra de fondo los músicos comenzaron a ubicarse en sus lugares respectivos. Así, siguiendo el orden natural de las cosas, Phantom Antichrist trajo consigo lo que nunca puede faltar en un show de este tipo. Exacto. ¡Mosh instantáneo! Qué manera de cantar el «A phantom scouring across the land/ Leaving trails of blood and sand/ End this torture and misery/ For souls awake enough to see/ Far beyond the lies«, que como bien sabemos solo es el preámbulo para luego gritar el «Phantom Antichrist!» como si no hubiera mañana. Ahora bien, es cierto que este éxtasis no se replicó de igual forma durante Hail to the Hordes, probablemente por la poca definición en las guitarras (principalmente en la de Mille), pero bastaron un par de minutos para que la masacre continuara, como veremos a continuación.

Tras un pequeño guiño a Army of Storms, el frontman se encargó de incitarnos una y otra vez a que formáramos un pit gigantesco. Y bueno, una vez que comenzó a sonar Enemy of God sus deseos fueron órdenes. ¡Qué temazo por la cresta! Hablamos fácilmente de una de esas canciones que definen a una banda y marcan un antes y un después en su carrera. Por eso mismo se entiende la reacción que tuvimos todos, pese a algunos problemas de sonido que se acentuaron en este track, particularmente en la batería de Jürgen “Ventor” Reil. Fueron los mismos asistentes quienes posterior al show lo hicieron notar y lo comentaron en más de una ocasión. Pero como dije anteriormente, la euforia era tal que muchas veces estos aspectos pasan a segundo plano. Había que disfrutar la instancia y dejarlo todo en medio del caos.

La tercera revisión a «Gods of Violence» (2017) llegaría con la intensa Satan Is Real que a su vez traería consigo la pirotecnia durante el estribillo. Pequeñas llamaradas aparecieron en la orilla del escenario durante el «Satan is real/ Satan is real/ Horror for tyranny/ Human catastrophe…«, lo cual desde luego que le da un aspecto visual más que interesante a la presentación de los germanos. No es la mejor del álbum, pero desde luego que cumplió su función, pese a algunos problemas en el retorno de Petrozza que lo hicieron notar algo incómodo.

Es cierto que Civilization Collapse en términos generales siguió con la senda de sus predecesoras, pero lo ocurrido con Flag of Hate no tiene comparación alguna. Mille apareció en escena con una gran bandera que tenía el logo de la banda en su centro y rápidamente nos dice que «It’s time to rise the flag of hate!«. Lo que se venía madre mía. Para graficarlo de mejor forma, básicamente el mosh que se ubicada en la parte izquierda de la cancha, se juntó con el que estaba en la parte derecha. O sea, el diámetro del epicentro era prácticamente todo el ancho del Movistar Arena. ¡Había que sobrevivir de alguna forma! Simplemente épico. Un clásico de estas proporciones no falla nunca. Esta vez no fue la excepción. ¡Para enmarcar!

Hora de otro clásico entonces. «Is there something after you?/ Something after you» cantamos todos al unísono. ¡Phobia señoras y señores! Y eso solo era el comienzo, puesto que pronto viene el «Paranoia/ Coming from within/ Taking over/ Symptoms of an everlasting/ Phobia!» y ahí sí que hay que gritar a más no poder. Dicho y hecho, ya que el coro fue simplemente glorioso. Y bueno, a modo de contraste, Fallen Brother logró calmar los ánimos de cara a la parte final. No podemos dejar de mencionar la sentida dedicatoria del frontman antes de comenzar a interpretarla. Recordó a puntales del Heavy como Vinnie Paul, Lemmy Kilmister y Philthy Animal Taylor. Ovación cerrada y nos preparábamos para la recta final.

Tras este respiro, las cosas volvieron a descontrolarse con Hordes of Chaos (A Necrologue For The Elite). La verdad es que todos nos tomamos el coro lo más literal posible: «Everyone against everyone!» Descontrol total nuevamente. O ingresabas voluntariamente al pit o simplemente eras arrastrado por la masa. Por su parte, Ventor y Christian Giesler son descollantes y el filo de la guitarra del finlandés Sami Yli-Sirniö acompañó cada uno de los versos con una potencia envidiable.

Tras una pequeña pausa, los primeros acordes de The Patriarch solamente vaticinaron lo que se vendría. Puede sonar redundante, pero el caos y el descontrol colectivo se desataría en cosa de segundos una vez que Violent Revolution se dejara caer como el clásico que es. A esta altura resulta terapéutico cantar el «Is a violent revolution/ Violent revolution/ Violent revolution/ Reason for the people to destroy!«. Lo mismo pasa con Pleasure to Kill, que consigo trae la vieja escuela con todas sus letras. ¡Brutal! Toda la cancha girando en éxtasis al comprender que había que gastar las últimas energías. Así, tras un poco más de una hora de show, los germanos comenzaron a despedirse frente a un recinto que ya se encontraba prácticamente lleno.

Muchas cosas vienen a la mente para la conclusión final. En primer lugar, Kreator cumplió las expectativas que se habían generado. De ninguna forma ha sido su mejor presentación en nuestro país –especialmente por esos problemas de sonido a los que hemos hecho referencia–, pero entendiendo el contexto y el poco tiempo para desarrollar un show más íntegro, el público quedó bastante conforme con lo que mostraron. Por otra parte, a nivel general obviamente la discusión sobre el setlist escogido siempre se hará presente. Es imposible que todos se vayan conformes, pasa aquí y en cualquier concierto. Pero a juzgar por la reacción que hubo entre los metaleros, la situación se entiende como lo que es: simplemente gustos personales. Lo que lamentablemente no podemos dejar de lado fue la poca definición del sonido, como decíamos. Nunca se llegó el nivel óptimo y muchos lo hicieron notar. Ahora, que no se malinterprete, esto de ninguna forma logra opacar lo hecho por los alemanes. Supieron conectar de inmediato y el caos habla por sí solo. Y ojo que se veía Helloween. ¡Esto recién comenzaba!

Setlist de Kreator

  1. Mars Mantra / Phantom Antichrist
  2. Hail to the Hordes
  3. Army of Storms (fragmento)
  4. Enemy of God
  5. Satan Is Real
  6. Civilization Collapse
  7. Flag of Hate
  8. Phobia
  9. Fallen Brother
  10. Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite)

Encore

  1. The Patriarch / Violent Revolution
  2. Pleasure to Kill

HELLOWEEN

Terminado el contundente –aunque un poco accidentado en cuanto al sonido– show de Kreator, vendría el “plato fuerte” de la noche. Y definitivamente no sería cualquier cosa. Mientras se desarmaba el backline de los íconos del thrash germano, cae un gran telón negro de Helloween – Pumpkins United, como para resguardar la sorpresa de la escena que preparaba la calabaza, que en el fondo todos –o la gran mayoría– sabíamos o vimos en buena parte en los shows del 2017, pero esa preparación es parte de la magia y de la ilusión de un show, donde gente de distinta edad, condición y origen es parte de una misma fanaticada y que responde de manera unívoca.

Y con apenas un par de minutos de tardanza respecto a la hora anunciada, las 22:40, comienza a sonar esa curiosa intro de los actuales shows de Helloween, Let Me Entertain You de Robbie Williams. El delirio cuando se apagaron finalmente las luces y comenzaron los sones envasados de Halloween fue inolvidable, ver a doce mil personas convertidas en un solo gran monstruo –pero uno de verdad, sí–, bramando, coreando y saltando en la cancha y en las plateas cuando cae el telón y aparece la banda, sin dudas es inolvidable. Ver a tanta gente en un show de Power Metal con su estandarte máximo provocó una vibración extra a la emoción normal de estar viviendo un show de Helloween, y más aun con Michael Kiske y Kai Hansen. En la acción misma, fue realmente formidable cómo los músicos aprovecharon esa mayor cercanía con el público que provocaba la pasarela de la mitad del escenario, y también ver a un Kiske menos cansado que en los shows del 2017, donde pese a darlo todo, sí se notó cierto agotamiento, además que en esa oportunidad había estado unos días enfermo. El solo a dos guitarras de Halloween debe estar dentro de los cinco mejores solos de todos los tiempos, y tocado por Kai y Michael Weikath en la pasarela adquirió un brillo estético inolvidable. Un inicio que de por sí nos masacró.

Luego de otro clásico como Dr. Stein –también cantadísimo, por supuesto–, se quedan en escena Andi Deris con Michael Kiske. Y ojalá también les suceda a ustedes que leen estas líneas, pero pucha que es bacán que se lleven tan bien. No es anormal que los músicos –y los cantantes especialmente– tengan un ego que haga incompatible este tipo de situaciones –¿se imaginan a Dio cantando con Ozzy?–, y como decíamos en el review de los shows del año pasado, Andi es como el padrastro que no sólo incluye al padre biológico en la familia por el bien de los niños, sino que lo invita a los asados, le va a buscar cervezas y se las arregla para seguir siendo una referencia en esa familia.

El hecho de que la llegada de Kiske haya fortalecido a Deris habla muy bien de la calidad humana, inteligencia y carisma de Andi, que recordando ese show del 2011 con Stratovarius, donde la rompió diciendo que en Chile no estábamos “de puta madre” sino que “la raja”, comenzó a hablar en ese más que correcto español aprendido en las Islas Canarias. Y luego de una conversación entre ambos, donde Andi le traducía a Kiske mientras eran ovacionados por el público, presentaron la primera cápsula con los simpáticos monos animados Seth and Doc, que en todo caso, hay que agradecer que disminuyeron un poco sus apariciones, pero también hay que entender que ese par de minutitos le sirve a la banda para descansar un poco. Y qué mejor que hayan vuelto con I’m Alive, sin ninguna concesión, con Sascha Gerstner, Kai y Weiki en la pasarela con sus guitarras en armonía. ¡Fabuloso!

Vuelve Andi a escena y nos dice que debe hacernos una pregunta, si somos Metal. Are You Metal? sin dudas tiene mucho de cliché, pero bienvenidos los clichés si son así de buenos y poderosos. Un tema diseñadísimo para funcionar en vivo y para empotrar por ahí un sing along como lo hizo Andi, que nos hizo vociferar el “are you Metal” –Metal se escribe con mayúsculas– como el casero de las paltas de la feria. La verdad, creo en ese momento también dedicamos algunos momentos a observar al público, y ver ese océano de gente viendo a Helloween en un escenario tan importante como el Movistar Arena daba un orgullo sincero, genuino, como pensando “nosotros somos parte de esto”, los que muchas veces vimos a la calabaza en locales mucho más pequeños. Ver a una banda tan querida en otro status, pero manteniendo su esencia, es fascinante.

Deris es un frontman lleno de carisma y en temas como Perfect Gentleman es donde más lustre le saca. Con un sombrero, bastón y lentes, Andi se luce en el escenario con sus movimientos, su simpatía y también con su voz, que no tendrá ese virtuosismo celestial de Kiske, pero es inconfundible y a muchos nos gusta montones. Además, esa interacción con un Kiske que aparece para colaborar en la parte interactiva del tema es notable, uno no se cansa de destacar y de disfrutar el fiato que hay entre ambos.

Andi presenta a “uno de los chicos que empezó con todo esto en 1984… please welcome Kai Hansen”. Y ya sabíamos lo que vendría luego de un video de presentación con el “happy happy Helloween” y con Kai saliendo a escena con una gorra de capitán: el glorioso medley del “Walls Of Jericho”, comenzando con Starlight, luego respondiendo afirmativamente a la pregunta de Hansen si estábamos listos para Ride The Sky, la increíble Judas –un tema que ha envejecido fabulosamente– con Kai y Weiki yendo a tocar el solo a la pasarela, y culminando con la hímnica Heavy Metal (Is The Law). Un medley realmente voraz, que cumple esa maravillosa doble sensación de dejarnos satisfechos con quedar esperando más.

Es sabido que Kiske quizás no tenga el nivel de carisma o manejo escénico de Deris, es algo más retraído y menos extrovertido –no es una crítica, es un tema de personalidad probablemente–, y por lo mismo da gusto cuando de repente muestra cositas como la que pasarían a continuación, cuando pidió que todos los que tuviéramos smartphones activáramos la linterna, porque ahora venía una balada. La verdad es que pareció un estadio de fútbol lleno cuando sale el equipo a la cancha, un mar de luciérnagas adornó la formidable ejecución de A Tale That Wasn’t Right, un espectáculo inolvidable por el entorno que generó Kiske, sino que además, por supuesto, por la inagotable, majestuosa y estremecedora voz del calvo intérprete, que además contó con el apoyo de Deris en parte de la canción. De los momentos más destacados de la jornada.

Poco tiempo después de conocer una de las mejores noticias en la historia del Power Metal, como fue el anuncio de la reunión de Helloween con Kiske y Hansen, nos hicieron un regalo complementario, que no esperábamos: un tema inédito, llamado Pumpkins United, que en el fondo honra a esta reunión y que en su momento nos emocionó, escuchar en un mismo tema a los tres vocalistas de la banda fue sencillamente notable. Y varios pensábamos que la iban a tocar en vivo en los shows del 2017, lo cual no ocurrió, pero llegó el momento de saldar esa pequeñísima deuda. Con una distribución de voces un poco distinta, y si bien evidentemente no provocó el delirio de los clásicos, fue un buen momento y el tema fue defendido en vivo de buena manera.

Varios lo hemos visto tres veces, pero parece saludable pensar que en cada concierto hay mucha gente que va por primera vez a ver a una banda. Ser empático en ese aspecto no es tan difícil, más aun considerando el montón de gente que se quedó fuera de ver a Helloween el 2017 pese a hacer dos shows, por la inusitada demanda que provocó dos llenos hasta las banderas en el Caupolicán. Y por lo mismo, ojalá que quienes hayan ido por primera vez a ver a este Helloween hayan disfrutado del homenaje in memoriam al gran Ingo Schwichtenberg, malogrado baterista original de la banda, quien nos dejó hace bastantes años y preso de problemas mentales que uno no le desea a nadie. Además, el formato “duelo” con Dani Löble, anunciado por la voz del anunciador Michael Buffer con su “let’s get ready to rumble!” le proporciona un tinte más lúdico, pero sin dejar de ser emotivo y de recordar a nuestro “fallen brother”, como diría el genio Mille Petrozza. Una manera linda, sofisticada, no edulcorada ni abusadora del sentimentalismo, brillante.

Antes del 2017 jamás habría imaginado que escucharía en vivo al menos un fragmento de Livin’ Ain’t No Crime, que en el fondo en este show sirve como introducción para un gran clásico como A Little Time, probablemente uno de los temas donde Kiske se sienta más a sus anchas. Incluso se puso a bromear agachado frente a una de las cámaras del concierto –otro gran plus de ver un show en este recinto, la increíble calidad de las pantallas gigantes–, tomando una bandera chilena. El “final falso” que le hacen a este tema también está muy bien logrado.

Luego de una nueva aparición de Seth y Doc en la pantalla –que como decíamos, seguramente permite un pequeño descanso de los músicos y, por qué no, una breve concurrencia a “las casitas”–, sin ningún anticipo la banda vuelve con uno de sus temas más gloriosos, y que nos lleva a no quedarnos pegados con las cosas malas porque el tiempo pasa, que la vida es muy corta para llorarla y suficientemente extensa como para intentar salir adelante. Ese mensaje que hace treinta años Helloween nos daba con la portentosa March Of Time sigue teniendo vigencia, y más allá del mensaje, es una canción que resume mucho de la gloria que trasunta esta banda. Y con Kiske en las voces, inolvidable.

Andi sale a escena con su carisma y nos cuenta que le encanta decir “la raja” porque a la gente en las Islas Canarias le gusta mucho. Y comienza a contarnos una pequeña historia, que ahora tocarían la que fue “mi primera canción que he tocado con este grupo en 1994”, que pertenece a un disco de 1994, “Master Of The Rings”. ¡Temazo Sole Survivor! Es un tema además importantísimo y simbólico, porque reencauzó el camino de Helloween que parecía algo descarrilado luego de “Chameleon”, así que se le tiene mucho cariño a Soul “Sopaipa”.

¿Cómo estamos ahora?”, nos pregunta Deris, y nos anuncia que ahora viene una canción que en español se llama “Fuerza”. Un himno de la era Deris, la monumental Power, por supuesto coreadísima por todo el público. Y aquí se dieron un par de particularidades. Primero, le lanzaron a Andi una hermosa bandera de Venezuela, y se escucharon un par de pifias aisladas. ¿En serio? ¿En serio vamos a pifiar una bandera de un país hermano en un concierto de Rock? Seguramente los mismos que pifiaron van a cantar abrazados Blood Brothers cuando la toque Iron Maiden. Una tontería. Pero en algo más agradable y simpático, le lanzaron a Deris ¡un sostén!, pensando que quizás se trataba de Steel Panther, y además una bandera de Colo Colo, que Deris tomó, se la puso en las piernas y luego la besó. Un momento simpático y una pequeña alegría para los hinchas del equipo más popular de Chile en un momento donde, lamentablemente, no ganan desde que Kiske tenía pelo.

Y ya acercándonos al final del show, Deris nos cuenta que la próxima canción es la primera que escuchó de Helloween, compuesta por Michael Weikath, otra bestialidad gloriosa como How Many Tears, uno de los temas favoritos de muchos fanáticos que nos enamoramos de esta banda hace un par de décadas, escuchando el “Walls Of Jericho” pero sobre todo el “Live in the U.K.”, donde escuchamos a Kiske dándole un brillo vocal fenomenal a una canción con una materia prima buenísima. Un final maravilloso para la parte gruesa del show.

Luego de un receso de un par de minutos, llegaría el que sin dudas debe ser el tema favorito de buena parte de los fanáticos de Helloween, a tal punto que cuando uno pregunta por un disco que no ha escuchado, para que le recomienden a qué tema ponerle atención, uno pregunta “cuál es la Eagle Fly Free del disco”. Difícilmente alguien pueda alcanzar el nivel de brillantez compositiva y de ejecución que se logró en 1988 con este tema, la música se podría haber acabado ahí en el mundo y la verdad es que tan, tan, tan terrible no habría sido. Las palabras sobran un poco, sólo queda destacar el hermoso trabajo añadido que le dan las imágenes de fondo, que sirven para abrillantar la Copa Mundial de la Gloria que ganó Helloween en esos años con esta canción y que se la llevó para la casa porque nadie más juega.

La última aparición de Seth y Doc, jugando con un sombrero de mago sacando adminículos relacionados a discos y temas de la banda, dio paso a otro momento hermoso con Sascha Gerstner iniciando solo con su guitarra la colosal Keeper Of The Seven Keys, y luego con Kiske dándolo todo y de mejor forma que el 2017, donde como dijimos anteriormente, se notó que venía un poco agotado y saliendo hace no demasiado tiempo de un resfrío que lo tuvo algo a mal traer. Ahora se notó con más energía y llegando más holgadamente a esos sonidos que sólo puede alcanzar él. Y parte de la genialidad de esta banda tiene relación con su capacidad de reinvención, a tal punto que tomaron una gran canción como esta y le proporcionaron un contexto de despedida casi teatral, donde uno por uno los músicos se despiden del público, al final sólo con Sascha y Markus Grosskopf, y por último únicamente con Sascha cerrando casi con las luces apagadas.

Pero por supuesto quedaba el último momento de la fiesta. Kai Hansen sale a escena y comienza a hacer los jueguitos que sabemos dónde nos van a llevar, hasta que en un momento la pantalla atrás comienza a emitir un zumbido, y Kai se aproxima a la batería, toma un matamoscas rosado (¡!) y aniquila a ese virtual bicharraco. Y llega el final, con el jugueteo que nos lleva a Future World, otro tema que hemos escuchado muchas veces, pero con el plus de los videos y por supuesto con Kiske toma otro color, y por supuesto con I Want Out y el show de los globos naranjas con calabazas, más el confeti, la separación del público entre los deristas y kiskistas para cantar el coro pero luego unirnos para bramarlo todos con el hilito de voz que nos quedaba. Es difícil tener dudas que muchos de nosotros dejamos toda la energía que nos quedaba, para cerrar una jornada extensa, intensa y gloriosa, con Helloween despidiéndose de nosotros a eso de las 01:20 horas de la madrugada del 01 de Noviembre de 2018.

Ninguna persona habría podido evitar ser tratada de patológicamente optimista si hace algunos años decía que Kiske volvería a Helloween, que además lo haría junto a Kai Hansen, que vendrían a Chile y que tocarían una vez. Imagínense el diagnóstico si esa persona decía que tocarían dos veces. Pero si le sumamos que Helloween tocaría una tercera vez con Kiske y Hansen, y además la última de todas sería en el Movistar Arena acompañado por Arch Enemy y Kreator, es algo que va más allá de la capacidad de soñar y eso es mucho decir. Lo mejor de haberlo vivido es que todas las alegrías son dobles, porque van más allá del disfrute personal –que por cierto, es preponderante–: también tiene que ver con que, por fin, Helloween estaba tocando en el escenario chileno que se merecía, con el marco de público que merecía –ver un show de Power Metal con 12.000 personas es demencial, ojalá no irrepetible–, y donde por suerte, al menos por espacio, nadie pudo quedarse afuera de esta fiesta. ¡Que vengan veinte veces más!

Setlist de Helloween:

  1. Halloween
  2. Dr. Stein
  3. I’m Alive
  4. Are You Metal?
  5. Perfect Gentleman
  6. Medley: Starlight / Ride the Sky / Judas / Heavy Metal (Is the Law)
  7. A Tale That Wasn’t Right
  8. Pumpkins United
  9. Solo de batería – Tributo a Ingo Schwichtenberg
  10. Livin’ Ain’t No Crime / A Little Time
  11. March of Time
  12. Sole Survivor
  13. Power
  14. How Many Tears

Encore

  1. Invitation / Eagle Fly Free
  2. Keeper of the Seven Keys

Encore

  1. Future World
  2. I Want Out

 

Live Review Helloween: Darío Sanhueza
Kreator & Arch Enemy:
Gino Olivares
Fotos: Guille Salazar

Es el show más grande que ha encabezado una banda de PowerMetal en Chile. En términos de fenómeno, nos recuerda aquel 2008 cuando Iron Maiden agotó sus entradas para la Pista Atlética, sin poder tocar en un lugar más grande, lo que los hizo volver el año siguiente para hacer un Club Hípico y consagrar su amor con Chile.

Son muchos los atractivos que hacen de esta visita tremendamente especial. Helloween en Halloween y en el Movistar Arena. Y no bastando con ello, serán Kreator y Arch Enemy los encargados de encender los fuegos del recinto ubicado en el Parque O’Higgins. ¿Algo más? Sí, los alemanes registrarán su show para incluir en un futuro DVD que ya se encuentran preparando con imágenes grabadas en otros selectos shows.

Somos privilegiados, y es el mismísimo Kai Hansen el que toma la palabra para recordar lo vivido el 2017 y el futuro de las calabazas reunidas en conversación con PowerMetal.cl

«Finalmente estamos recibiendo lo que merecemos»

«Estoy impresionado y muy agradecido de ello, es como ‘WOW!’ ¿sabes? Es realmente difícil de dimensionar y finalmente es como ‘OK, somos bienvenidos'», es lo que comenta Kai Hansen sobre pasar de tocar en un recinto para 4.500 personas a uno donde se esperan 15.000.

El medley de Walls of Jericho que cantaste el año pasado en Santiago fue unos de los momentos más intensos que se ha vivido en un concierto realizado en nuestro país, ¡te lo digo en serio! ¿Cómo vives tú ese momento en que te paras frente al público y qué le puedes decir a aquellos que incluso piden incorporar más canciones del álbum a ese medley?

(Risas) «Realmente disfruté ese momento, hay mucha adrenalina y ¡WOW! eso me pone más contento que la cresta y ver a la gente feliz saltando en frente de ti es genial. No me molestaría tocar más canciones la verdad, pero hay tanto que tocar y la verdad estoy contento con mi pequeño lugar en el tour».

Sobre este mismo incremento de fans en sus recitales y el hecho de tener que tocar en recintos más grandes, ¿podemos decir que por fin se está haciendo justicia con Helloween como la banda grande e influyente que ha sido en todos estos años?

«Si quieres verlo de esa manera, sí, tienes razón. Podemos decir que finalmente estamos recibiendo lo que merecemos, y lo entendemos así. Esto toma tiempo, siempre lo he entendido de esa manera y entendemos que esto es Helloween y es de verdad, y eso es lo que hace grande a la banda».

«Michael Kiske está donde pertenece»

Si hay una petición ha existido por muchos años hacia Helloween, esa es la reunión con Michael Kiske. A pesar de haberlo visto en varios shows tanto con Avantasia como con Unisonic, el emblemático cantante de los Keepers se ha visto empoderado en su rol de vocalista principal en esta reunión y así lo comparte su amigo y compañero de otros proyectos, Kai Hansen: «¡Lo has visto! (risas) él está donde pertenece. La verdad no se ve mucha diferencia con sus primeros años, sigue siendo el mismo Michael Kiske».

Ahora que se están cumpliendo 30 años de los Keeper, una de las razones del éxito de esos discos fue que no se había escuchado nada igual en esos años. Ahora que muchos dicen que “todo está hecho”, ¿cuánta razón hay en ese dicho tomando en cuenta lo que puede ofrecer Helloween para su próximo disco de estudio?

«Bueno, no se puede reinventar la rueda, ¿sabes? Creo que el punto principal es que, cuando tienes grandes canciones con una gran interpretación puedes transferirlas a un disco. No tenemos un número de canciones y creemos que pensar en un número no es el camino, sino que vamos paso a paso viendo cómo avanzamos y seguimos lo que nos indica el corazón. Seguramente el disco nuevo tendrá componentes muy clásicos, y eso es una parte del éxito de los Keeper».

Sobre este mismo próximo álbum, Kai, Helloween viene trabajando desde hace varios discos con Charlie Bauerfeind como productor, sin embargo, Gamma Ray y Unisonic tienen distintos productores. ¿Cómo llegan a un consenso del sonido que quieren lograr en este próximo álbum y quién será finalmente el que estará a cargo de ello?

«¡Wow! Bueno, Charlie estará a cargo, ya que hemos trabajado juntos mucho tiempo y él es un buen ingeniero. Estamos pensando en incorporar a otra persona dedicada al rol de productor, pero aún son ideas preliminares y no hay nada dicho».

Cuando dicen que Helloween son los creadores del PowerMetal y que Kai Hansen es el padre del PowerMetal, ¿qué tanta presión están sintiendo ad portas de presentar nuevas canciones en un disco de estudio?

«Trato de ignorarlo, porque no puedo hacer lo que no siento así que no importa. No quiero ponerme en la situación de querer agradarle a la gente así que tengo que hacer esto, esto y esto. Estoy feliz con lo que hago, pero no lo considero una base».

Recordemos que el triplete que se encargará de la composición de este nuevo álbum serán Andi Deris, Michael Weikath y Kai Hansen. Mientras la Calabaza trabaja en su próximo álbum de estudio, será lanzado el DVD que incluye imágenes de la gira que también serán grabadas este miércoles en el Movistar Arena.

«Claro que extraño a Gamma Ray, es mi bebé»

En este momento Helloween tiene varios líderes dentro del grupo, sin embargo has comentado que no te costó volver a la banda y tomar el lugar que te corresponde. ¿Cómo fue componer junto a Andi Deris por primera vez en la canción Pumpkins United y cómo llevan la convivencia entre 7 integrantes con personalidades tan distintas?

«Hasta ahora vamos bastante bien, si hay opiniones diferentes tenemos la libertad de sentarnos y hablar sobre ello sin malos sentimientos o algo parecido, y ha funcionado bastante bien. Componer con Andi ha sido genial ya que es un gran compositor y eso todos lo saben, así que es un placer trabajar con él en este aspecto y poder acercarnos un poco».

Para felicidad nuestra, esta bola de nieve en la que se ha transformado la reunión de Helloween seguirá por unos años más. Todos en la banda han coincidido que no esperaban que fuera para tanto, pero para ti ¿cuánto ha debido cambiar los planes que pudiste haber tenido con tus compañeros en Gamma Ray?

«Bueno… (se toma una pausa) la verdad es que tuve que tomar una decisión con el corazón. Por mucho que esté disfrutando esto con Helloween, el gran éxito y estar de vuelta con los muchachos, claro que extraño a Gamma Ray y girar con ellos. No fue fácil dejar en pausa a Gamma Ray por un buen tiempo e incluso entrar a grabar un álbum con Helloween y no con Gamma Ray en el futuro cercano. No fue fácil porque es mi proyecto de muchos años, es mi bebé, pero simplemente tuve que tomar una decisión, ya que ESTE es el momento de Helloween».

Bueno Kai, muchas gracias por tu tiempo con PowerMetal.cl. Por favor invita a los fans a pasar la noche de Halloween con Helloween en Chile!

«Por supuesto: ¡Chile!, Como habrán escuchado, Helloween va a estar en Halloween y espero verlos en el show y celebrar todos juntos. ¡Diviértanse!»

Entrevista: Guille Salazar