Entradas

LIQUID TENSION EXPERIMENT es el proyecto que unió a los miembros de DREAM THEATER Jordan Rudess y John Petrucci junto con su ex-compañero Mike Portnoy y el bajista de KING CRIMSON Tony Levin.

Jordan Rudess fue consultado sobre la posibilidad de ver una reunión de la banda  cuyo último trabajo fue lanzado en 1999, a lo que el tecladista contestó:

«Estamos mirando nuestros horarios, estamos organizando un tiempo. Con la pandemia, ha sido un poco difícil coordinar reuniones personales, pero se ve muy bien, amigo mío.»

El vocalista de PRETTY MAIDS Ronnie Atkins y el ex-guitarrista de KISS Bruce Kulick, a quien también hemos escuchado en AVANTASIA, participaron del nuevo cover del proyecto AT THE MOVIES para la canción «We Don’t Need Another Hero (Thunderdome)», canción principal de la película Mad Max 3: Beyond Thunderdome.

AT THE MOVIES es la banda que armó el productor Chris Laney junto a Björn Speed Strid (SOILWORK, THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA) y Allan Sørensen (ROYAL HUNT) más otros amigos invitados para realizar covers de canciones clásicas de películas desde la cuarentena.

Los integrantes han ido modificándose un poco en cada tema pero hasta ahora han incluido a Morten Sandager (PRETTY MAIDS), Pontus Norgren (HAMMERFALL) y Pontus Egberg (KING DIAMOND) entre otros.

Además les dejamos los otros covers que ha lanzado AT THE MOVIES en las últimas semanas:

«Wouldn’t It Be Good» de Pretty In Pink

«(I’ve Had) The Time Of My Life» de Dirty Dancing

Este Viernes 15 de Mayo, a las 14 horas, KING DIAMOND, en conjunto con Knotfest, transmitirá «Songs or The Dead: Live At The Fillmore In Philadelphia» a través de Facebook y Youtube.

«Songs For The Dead: Live At The Fillmore In Philadelphia» fue grabado el 25 de Noviembre de 2015 en el Teatro Fillmore de Filadelfia en el cual, además de los clásicos de la banda, KING DIAMOND tocó el disco “Abigail” en completo.

Les dejamos el clip para «A Mansion In Darkness» de ese show a continuación:

 

AT THE MOVIES es el nombre del proyecto que armó el productor Chris Laney junto a Björn Speed Strid (SOILWORK, THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA) y Allan Sørensen (ROYAL HUNT) más otros amigos invitados para realizar covers de canciones clásicas de películas desde la cuarentena.

Los integrantes han ido modificándose un poco en cada tema pero hasta ahora han incluido a Morten Sandager (PRETTY MAIDS), Pontus Norgren (HAMMERFALL) y Pontus Egberg (KING DIAMOND) entre otros.

Su nueva canción es el cover de «A View To Kill», tema principal de la película «007: A View To Kill» de la saga de James Bond lanzada en 1985. La canción fue escrita por DURAN DURAN.

Pueden escuchar sus otros covers en este link.

El productor Chris Laney armó un proyecto con Björn Speed Strid (SOILWORK, THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA) y Allan Sørensen (ROYAL HUNT) más otros amigos invitados para realizar covers de canciones clásicas de películas desde la cuarentena.

El grupo lleva el nombre de AT THE MOVIES y lanza una canción a la semana. Los integrantes han ido modificándose un poco en cada tema pero hasta ahora han incluido a Morten Sandager (PRETTY MAIDS), Pontus Norgren (HAMMERFALL) y Pontus Egberg (KING DIAMOND) entre otros.

Les dejamos las 3 canciones lanzadas hasta el momento: «St. Elmo’s Fire (Man In Motion)» de «St. Elmo’s Fire«, «No Easy Way Out» de «Rocky IV» y «Maniac» de «Flashdance»

 

Nueva sangre, superbandas, leyendas que se reúnen, otras que no envejecen. El equipo de PowerMetal.cl escogió a los diez discos que más esperamos para este 2020 y aquí puedes ver el porqué de cada uno de ellos.

Helloween (título y fecha por definir)

Como no íbamos a incluir a las calabazas, si la gira de reunión «Pumpkins United» fue uno de los hitos de la década pasada y un sueño impensado para cualquier fanático del Heavy Metal melódico. El nuevo álbum de Helloween está agendado para comienzos del segundo semestre vía Nuclear Blast y contará con la participación de Michael Kiske compartiendo labores con Andi Deris y Kai Hansen en voces principales. Además del trío de guitarras compuesto por el mismo Hansen, Michael Weikath y Sascha Gerstner, la formación estelar de los alemanes se completa con el inigualable bajista Markus Grosskopf y el incansable Dani Löble en batería. Para aumentar las ya altísimas expectativas, la banda ha revelado algunos detalles sobre el proceso de creación de esta nueva placa, que será grabada de forma análoga en los mismos estudios donde las calabazas dieron a luz la mayoría de sus álbumes clásicos de los 90’s, además de utilizar el kit de batería original con el que Ingo Schwichtenberg tocó en los legendarios “Keeper.

David Araneda

 

Sons of Apollo – MMXX

Las expectativas eran altísimas para el disco debut de Sons of Apollo, uno de los “supergrupos” con más renombre y peso específico de toda la escena. Había morbo por lo que semejante alineación de leyendas podría producir… aunque al mismo tiempo, muchos temían que los norteamericanos terminasen siendo otros de esos supergrupos que no logran la sinergia esperada. Sin embargo, para nuestra suerte, los hijos de Apolo la rompieron toda. Entre Portnoy, Sheehan, Bumblefoot Thal, Sherinian y Jeff Scott Soto la dejaron chiquitita con el maravilloso “Psychotic Symphony” el 2017. Y es que además de ser virtuosos del progresivo, todos ellos son igualmente rockeros en esencia si miramos su carrera en bandas como Journey, Mr. Big, The Winery Dogs, Guns and Roses y Alice Cooper por nombrar algunos. El álbum fue dinamita pura y su química en vivo funcionó perfectamente. Con tales precedentes y sin más que agregar, las expectativas para su segundo disco son altísimas… aun cuando no sabemos si puedan superar ese debut tan magistral.

Hernán Bórquez

Demons & Wizards – III

Qué se puede decir de Demons & Wizards que no hayamos dicho antes. O más bien, qué podemos decir de Hansi Kürsch y Jon Schaffer que no hayamos dicho antes… Dos de las mentes maestras más importantes del Power Metal se dieron cita hace ya veinte años para dar vida a un simbionte que gozaba de la elegancia de Blind Guardian con la melancolía desgarradora de Iced Earth. Así, con dos álbumes igualmente portentosos y que, a pesar de no ser un éxito abrumador en ventas, se volvieron material de culto en nuestro género. Y bueno, como quince años no pasan en vano y la música tanto de Blind Guardian como de Iced Earth ha evolucionado desde entonces, hay muchas ganas de ver qué se traen entre manos el mago y el demonio esta vez. Además que Diabolic, el single que nos adelantaron, es un temazo a la altura de lo mejor que ha hecho la banda, así que el hype es máximo sin lugar a dudas.

Hernán Bórquez

Nightwish – Human :II: Nature

La banda finlandesa es sin lugar a dudas una de las más queridas en nuestro país y prueba de esto son las exitosas visitas a la capital chilena con cada una de sus giras. Tras cinco años sin lanzar material original y luego de un tour mundial en el que celebraron sus veinte años, los nórdicos anunciaron recientemente detalles sobre «Human :II: Nature«, que será el sucesor de “Endless Forms Most Beautiful”. Además de ser el segundo álbum con la vocalista Floor Jansen a siete años de su llegada a Nightwish, este será el primer álbum de estudio doble lanzado por la banda en sus más de veinte años de carrera, incluyendo una canción dividida en ocho capítulos y que ocupará todo un disco. El ambicioso proyecto verá la luz en Abril del presente y será presentado en su próxima visita a Chile agendada para Mayo en el Teatro Caupolicán.

David Araneda

Memories Of Old – The Zeramin Game

Los ingleses de Memories Of Old tienen en sus raíces nostalgia de esa increíble década de los ’90 y su recta final , donde bandas como Rhapsody Of Fire y Labÿrinth levantaron bastiones de inspiración para muchas agrupaciones que vendrían en años posteriores, con gloriosos himnos épicos e historias de héroes y sus relatos. Su primer single Land of Xia llama la atención, una sorprendente canción de “antaño”, épica y veloz, llena de melodía y que cuenta con la participación especial de Tommy «ReinXeed» Johansson en las voces, al comando de Billy Jeffs (baterista de Nightmare World), principal compositor de Memories Of Old y en la cual hace de todo, excepto la voz (razón principal de haber invitado a Tommy). Posteriormente publicaron una segunda canción titulada «Zeras Shadows», nuevamente con Tommy en las voces, quizás demostrando una mejor interpretación que en sus otras bandas (Majestica o ReinXeed), con Jeffs sacándole el mayor provecho a su gran voz. Seguramente la dirección e inspiración de la banda nos recordará a Twilight Force e incluso a Gloryhammer, en su álbum debut «The Zeramin Game», que está siendo producido por Allesio Garavello (ex Power Quest, ex Arthemis), y espera lanzarse durante el año 2020, bajo Limb Music (sello de los primeros discos de Adagio, Rhapsody y Luca Turilli).

Herrant

Delain – Apocalypse & Chill

Al comenzar a prestarle atención a Delain es sencillo descubrir, tras disfrutar “Moonbathers”, que son algo totalmente genial, con un trabajo que recuerda al Within Temptation de antaño, pero con montón de elementos propios. Tuvimos la oportunidad de disfrutarlos en vivo como banda de apoyo a Vuur, confirmando que son una tremenda banda. Hasta el momento hemos podido disfrutar dos adelantos de «Apocalypse & Chill», un álbum que ya sólo con el nombre llama la atención, con canciones interesantemente dispares que preparan el camino para un trabajo que parece venir cargado en direcciones opuestas como nos quieren evocar con el mismo nombre. Puede ser uno de los grandes lanzamientos de este año por cuatro razones: lo que han venido haciendo los últimos años siempre in crescendo, los tremendos singles con que lo han promocionado, ese nombre tan contradictorio y su portada tan de «película B».

Seba Miranda

Alestorm – The Curse Of The Crystal Coconut

Siempre es refrescante que una tormenta de cerveza te llegue encima así que, claramente, el nuevo trabajo de los pseudo piratas británicos con un nombre que parece hacer referencia al inmortal Donkey Kong, pero que con estos amantes de las payasadas nunca se sabe si hablan en serio o no, es definitivamente uno de los álbumes más esperados para este año. Si consideramos que su última entrega venía con un disco bonus conteniendo las mismas canciones del disco pero “cantadas” por ladridos de perro, no queda lugar a dudas que el material bonus que podría traer ese disco va a ser igual de hilarante y, si consideramos que sólo el último disco, sin necesidad de ir más atrás, nos regaló grandes himnos filosóficos como Fucked With An Anchor es que no se puede esperar un disco aburrido, sobre todo para los que seguimos el proceso en sus redes sociales, donde ya se sabe que tendrán un invitado especial y que lo están pasando pésimo en los estudios tailandeses… por donde se mire es esperable conocer la maldición del coco de cristal.

Seba Miranda

Orden Ogan – Final Days

Tres años han pasado desde «Gunmen«, el último trabajo de los alemanes  Orden Ogan, quienes de a poco se han ido tomando los escenarios de todos los festivales de Europa y este año, con el anuncio de su próximo LP, ya están agendados para varios de ellos, incluido Wacken Open Air. Este nuevo disco, los nombrados por varias publicaciones como «sucesores de Blind Guardian«, dan un giro temático nuevamente y salen de la fantasía épica otra vez para irse a un ambiente de ciencia ficción futurista, obviamente liderados por Sebastian «Seeb» Levermann, quien no sólo está a cargo de las voces y las guitarras, sino también cada vez esta mas comprometido con la producción, al punto que bandas como Rhapsody of Fire, Brainstorm o Bloodbound le han pedido que trabaje con ellos. Claramente con Orden Ogan podemos estar tranquilos de que escucharemos grandes melodías, coros épicos y Power Metal de calidad. La única duda es de qué forma incluirán lo «sci-fi» en su trabajo, aunque después de ver como incluyeron el Western en su último disco «Gunmen«, cabe pensar que no será algo sólo estético. Como sea, estamos expectantes de lo nuevo de «La Orden del Ogan».

Karim Saba

Running Wild – (título y fecha por definir)

Pioneros en su estilo, los amos y señores del Pirate Metal siempre acaparan miradas cuando anuncian nuevo material. A pesar de que quizás sus últimas producciones de estudio no han logrado el nivel de gloria alcanzado en sus años mozos entre mediados de los ’80 y mediados de los ’90, los alemanes siguen siendo una de esas formaciones que genera fervor y fanatismo de nivel casi religioso entre sus seguidores. Los teutones lanzaron el pasado diciembre un EP de cuatro canciones titulado “Crossing The Blades” (de las cuales dos serían incluidas en el nuevo disco de estudio) que funcionó como adelanto del tipo de composiciones en las que han estado trabajando los últimos años. Aunque a esta altura no esperamos que Running Wild lance “el” álbum de su carrera, las escasas apariciones en vivo de la banda hacen que este nuevo lanzamiento de estudio abra las puertas a más presentaciones para promocionar el disco de larga duración que se espera para fines del primer semestre.

David Araneda

King Diamond – The Institute

Ya sea como solista o al frente de Mercyful Fate, Kim Bendix Petersen, o King Diamond como todos lo conocemos, es definitivamente una de las figuras leyendarias indiscutidas del Heavy Metal. A pesar de que hace diez años atrás estuvimos a punto de perderlo luego de una compleja cirugía cardiaca que incluyó un bypass triple, el Rey Diamante volvió rápidamente a la actividad con su banda solista y lo hemos visto girando con su catálogo clásico durante los últimos años. Pero ya era hora de un nuevo álbum de estudio, vía MetalBlade, tras el ya lejano “Give Me Your Soul … Please” de 2007 y que le valió una nominación a los Grammy por el tema “Never Ending Hill”. Trece años han transcurrido desde la última vez que escuchamos nuevo material de King y junto con la esperada reunión de su banda madre, podemos afirmar que el 2020 se presenta como un año lleno de novedades y sorpresas en extensa carrera de la leyenda danesa radicada en los Estados Unidos.

David Araneda

 

Y ustedes, ¿cuáles son los discos que más esperan para este 2020?

Antes de reunirse con MERCYFUL FATE para girar por distintos festivales de Europa, KING DIAMOND aprovechará el tiempo para lanzar su esperado álbum de estudio luego de 13 años, titulado «The Institute».

La gira promocional por nuestro continente ya es un hecho, y luego de haber confirmado hace unos días su participación en el Heaven & Hell Fest de México a mediados de marzo, hoy se anunció oficialmente la fecha en Sao Paulo, Brasil, para el día 5 del mismo mes.

Este será el regreso de KING DIAMOND a Sudamérica luego encabezar junto a MEGADETH el Santiago Gets Louder en octubre del 2017 en Santiago de Chile.

Revisa este video con los mejores momentos del festival, que cuenta con tremendas imágenes de su debut solista en nuestro país:

De a poco se han ido liberando las transmisiones de los distintos shows que dieron vida al festival Summer Breeze 2019, realizado entre el 14 y 16 de agosto en Alemania.

Esta vez fue el turno de KING DIAMOND, quien con un setlist de 13 canciones repasó gran parte de su carrera solista. En el concierto también está incluida «Masquerade of Madness», canción que vendrá en su nuevo álbum de estudio que será lanzado el próximo año.

Mira aquí el concierto completo de KING DIAMOND en el festival Summer Breeze 2019:

KING DIAMOND reveló finalmente el primer adelanto de «The Institute», su próximo disco de estudio el cual se lanzará el próximo año. La canción titulada «Masquerade Of Madness» había sido presentada en vivo hace unos días, pero ahora ya está la grabación oficial.

Recordemos que hace unos días se produjo el triste deceso de Timi Hansen, bajista de los tiempos clásicos de KING DIAMOND y MERCYFUL FATE, debido a un cáncer que lo aquejaba.

Pueden escuchar «Masquerade Of Madness» a continuación:

 

El bajista danés Timi «Grabber» Hansen, quien fue parte de MERCYFUL FATE y KING DIAMOND, falleció hoy a la edad de 61 años debido a cáncer que lo aquejaba, misma razón por la que anteriormente había declinado ser parte de la reunión de MERCYFUL FATE.

Hansen fue parte de discos clásicos de MERCYFUL FATE como «Melissa» y «Don’t Break The Oath», así como también de KING DIAMOND como «Fatal Portrait» y «Abigail».

El mismo KING DIAMOND comentó sobre el deceso del bajista:

«Me acabo de enterar de que perdí a uno de mis amigos más queridos, que estuvo contra el cáncer durante mucho tiempo de una manera increíblemente valiente. No solo era mi compañero de cuarto en las primeras giras de MERCYFUL FATE, sino que siempre fue mi bajista favorito de todos los tiempos. Tuve la suerte de haber podido visitarlo en su apartamento con otros buenos amigos, y tuvimos una gran tarde que nunca olvidaré. Cuando hablé por última vez con Timi por teléfono el 24 de Octubre, pude entender que las cosas se habían vuelto más difíciles y aun así dijo ‘seguimos luchando’. Me siento tan triste por toda su familia, tienen mi más sincera compasión. Descansa en paz mi querido querido amigo»

Desde PowerMetal.cl enviamos nuestras condolencias a familiares, amigos y todos aquellos que se encuentren afectados con el triste deceso.

WOLF han confirmado que está trabajando en un nuevo LP titulado «Feeding The Machine» el que estará disponible en Marzo del próximo año. Para este trabajo la agrupación sueca ha sumado a Johan Kullberg, ex-baterista de HAMMERFALL, y a Pontus Egberg, bajista de KING DIAMOND.

«Estamos muy emocionados de lanzar nuevas canciones de WOLF con la nueva alineación y tocar en vivo el 2020 y más allá. Si bien Pontus y Johan podrían ser caras nuevas en WOLF, apenas son nuevos en la escena del metal, con muchos años de giras e innumerables discos bajo sus cinturones. Si a los fanáticos de WOLF les gusta la mitad de lo que a Simon y a mí, les encantará» comentó el guitarrista Niklas Stålvind

Mientras aún esperamos saber más detalles del regreso de MERCYFUL FATE y su próxima gira, Michael Denner, guitarrista tanto de MERCYFUL FATE como de KING DIAMOND, anunció su nuevo proyecto musical DENNER’S INFERNO con el cual lanzará su primer trabajo «In Amber» en Noviembre bajo el sello Mighty Music.

Denner, quien fue parte de discos legendarios como «Melissa» (1983), «Don’t Break The Oath» (1984) de MERCYFUL FATE como también de clásicos de KING DIAMOND como son «Fatal Portrait» (1986) y «Abigail» (1987), se ha unido al vocalista Chandler Mogel (OUTLOUDPUNKY MEADOWSRADIO EXILE), al bajista Flemming Muus (TRICKBACKJOYTOWN) y al  baterista de MERCYFUL FATE Bjarne T Holm para este proyecto.

El tracklist y el artwork:

01. Matriarch
02. Fountain Of Grace
03. Up And On
04. Sometimes
05. Taxman (Mr. Thief)
06. Vens Of The Night
07. Run For Cover
08. Pearls On A String
09. Loser
10. Castrum Doloris

El también cantante de MERCYFUL FATE anunció esta mañana que el 2020 no solo tendrá la reunión de la banda que lo lanzó a la fama, sino que también contará con un nuevo disco solista.

«The Institute» se titulará el álbum de KING DIAMOND, y será el primero en estudio luego de 13 años de haber lanzado «Give Me Your Soul… Please» del 2007.

El disco será acompañado por una gira que comenzará en Estados Unidos a fin de año y el primer single será lanzado durante los próximos meses.

 

Esta mañana a través de sus canales oficiales, y para sorpresa de todos, fue anunciada esta mañana la reunión de MERCYFUL FATE para el 2020.

La vuelta de los daneses está prevista para realizar una serie de conciertos en el verano Europeo, donde ya está confirmada la fecha en el festival Copenhell (Dinamarca) entre el 17 y 20 de junio.

La formación de MERCYFUL FATE será:

King Diamond – voz
Hank Shermann – guitarra
Mike Wead – guitarra
Bjarne T. Holm – batería
Joey Vera – bajo

Además, se anunció que el setlist estará basado en temas del Mini LP, «Melissa» y «Don’t Break The Oath», además de nuevas canciones que van en ese mismo estilo.

KING DIAMOND está preparando el lanzamiento de un trabajo en vivo titulado «Songs For The Dead Live» el que contará con los shows realizados en «The Fillmore», en Filadelfia, el 2015 y el «Graspop Metal Meeting» del 2016. En ambos shows, KING DIAMOND tocó el clásico disco «Abigail» en su totalidad así como otros clásicos de su discografía y de MERCIFUL FATE.

Pueden ver el clip para «Sleepless Nights» en «The Fillmore» a continuación:

En una entrevista reciente con el medio canadiense The Metal Voice, el guitarrista Andy La Rocque comentó que ya hay ideas para lo que sería un nuevo álbum de KING DIAMOND, banda que se presentó hace unas semanas en Chile como parte del cartel de Santiago Gets Louder 2017.

«Bueno, tenemos algunas ideas, y comenzaremos a sentarnos seriamente y trabajar en nuevos riffs y comenzar a escribir canciones lo más pronto posible, diría comenzando en próximo años ya escribiendo canciones y esas cosas. Eso es lo único que puedo decir. Y habrá un nuevo álbum, por supuesto. Pasa que desde el 2012, hemos estado muy ocupados haciendo los shows en vivo, que han sido realmente importantes para nosotros. Antes del 2012 realmente no participamos en ningún festival en absoluto, quiero decir, tal vez uno o dos en toda nuestra carrera, así que eso fue algo nuevo para nosotros hacer festivales. Y hemos estado muy ocupados haciendo eso. Planeando eso y practicando, ensayando para todos esos shows que hicimos en los últimos cinco, seis años. Esto ha tomado mucho tiempo, por supuesto, así que realmente no hemos tenido tiempo para sentarnos y hacer un buen álbum. Además, hemos estado haciendo otras cosas como remasterizaciones y ahora el DVD y todo eso. Por lo tanto, en cuanto las cosas se relajen un poco, comenzaremos a escribir un nuevo álbum» comentó La Rocque.

Fácilmente podríamos decir que ayer domingo asistimos nuevamente al extinto «The Metal Fest». Siete bandas y dos escenarios, más un gran despliegue de stands de merchandising, patios de comida, exposiciones y miles, miles de fanáticos que se dieron cita en el Movistar Arena, prometían una jornada de ensueño durante la segunda versión del festival Santiago Gets Louder. Y así no más fue, puesto que asistir a este tipo de eventos es toda una experiencia en sí. Lo pudimos comprobar en primera instancia mientras Tirano y Vimic abrían los fuegos en el Talavera y Domo Stage, respectivamente, ya que realizamos las típicas vueltas de reconocimiento, tanteando terreno y comprobando el ánimo de los cerca de 1.500 asistentes que se encontraban en el recinto durante las primeras horas del festival.

El primer punto a destacar -y por qué no decirlo, digno de aplaudir- fue la puntualidad y la rigurosidad para cumplir los horarios establecidos previamente por la producción. Decimos esto porque la logística y la organización de este tipo de shows prácticamente va determinando la disposición y el comportamiento del público. Vale decir, si desde un principio se da cuenta de que todo está en su lugar, básicamente la sensación de que estás en buenas manos te ayuda a disfrutar de mejor forma a cada una de las bandas. Bien ahí.

Entonces, entrando de lleno al show, a las 16:00 hrs. en punto Walter Giardino Temple logró llenar de gente todo el espacio dispuesto para su presentación en el Talavera Stage.

WALTER GIARDINO – TEMPLE

¡Madre mía como canta Ronnie Romero! La verdad es que no hay otra forma de comenzar este análisis. En serio, ¿notaron toda la calidad y el desplante de nuestro compatriota? Sin restar mérito al resto de la banda y mucho menos al maestro Walter Giardino, la verdad es que el vocalista de alguna forma se las ingenió para salir adelante pese a todos los problemas de sonido a los que se enfrentó. Si bien hay un sinfín de videos de gran resolución en la red respecto a su participación con Ritchie Blackmore, lo cierto es que poder apreciarlo más de cerca y tener la posibilidad de conectarse con cada una de sus interpretaciones es sencillamente indescriptible. Lo decimos de nuevo, sí, hubo muchos, muchos problemas de sonido durante toda la presentación. Por momentos se mostró bastante incómodo y molesto al mirar a su técnico de sonido, pero lo cierto que esto no lo detuvo para despacharse unos tonos más que envidiables.

Las clásicas Corte Porteño y Sobre la Raya fueron las encargadas de dar el puntapié inicial. La verdad es que la primera costó distinguirla en sus primeros acordes, principalmente por los problemas en el micrófono ya mencionados, y también por el altísimo volumen de la guitarra. Aún así, el «Ella vive esperando oculta en la oscuridad/ es un alma porteña y ronda por la ciudad…» a estas alturas es inconfundible. Punto para Ronnie además, puesto que los que estuvieron atentos notaron que jugó un poco con la letra al decir «es un alma chilena«. En tanto, la segunda fue acompañada por un enérgico headbanging gracias a la gran base rítmica de Pablo Motyczak en el bajo y Fernando Scarcella en la batería. Para qué mencionar el teclado de Javier Retamozo o los solos de Walter. Sencillamente notables.

El primer cover llegaría con la mítica Man on the Silver Mountain. Desde luego que tuvo un gran recibimiento al ser conocida por todos, y si bien las contrariedades persistieron en gran medida, el cantante sobresalió con una interpretación perfecta. Mismo asunto para Cacería, que tras las correspondientes palabras de agradecimiento, todo se tornó en una aplanadora gracias al doble bombo y a la potente pegada de Scarcella. Entonces, para jugar con la intensidad y con las distintas emociones, un interesante contraste se vivió cuando comenzaron a interpretar la rockera Héroes de la Eternidad, ya que versos como «Sólo quiero que hoy escuches mi canción/ se lo pido a tu cansado corazón…» trajeron la calma y el toque setentero tan influyente en la carrera del guitarrista trasandino.

Acercándonos ya al final, no deja de llamar la atención el gran legado de Dio en nuestro día a día. En serio, a todos se nos dibujó una sonrisa cuando comenzó a sonar ese clásico incombustible llamado Neon Knights. Y no es para menos, ya que debe ser uno de los mejores opening tracks de cualquier disco de Heavy Metal alguna vez publicado. Por lo demás, hay que resaltar que fue una versión bastante respetuosa y enérgica. Solo quedaba cantar el «Again and again» con todas nuestras fuerzas. Por último, la encargada de cerrar no podía ser otra que Alquimia. Desde luego que ganó bastante en relación a la versión en estudio, ya que la potencia desplegada en vivo hizo que cada uno destacara a su debido tiempo. Así, con el estribillo «Aprendiz mi hermandad/ signos de lo universal/ Aprendiz fuego y sal/ ángeles y diablos ven que llegará» se puso término a un poco más de media hora de show.

Como mencionamos al inicio de este review, Ronnie Romero demostró que tiene méritos de sobra para llevar la batuta de cualquier banda a nivel mundial. Con muchos aspectos en contra logró sacar adelante la tarea en base a su técnica y a su confianza sobre el plató. Por otra parte, los instrumentistas derrocharon clase de principio a fin y conformaron una base sólida para apoyar a Walter Giardino. obre este último, si bien podríamos nuevamente destacar la calidad de sus solos y toda su experiencia, a estas alturas parece ser totalmente innecesario, realmente un maestro. Contra vientos y marea, gran, gran concierto.

Setlist Walter Giardino Temple:

  1. Corte Porteño
  2. Sobre la raya
  3. Man on the Silver Mountain (cover de Rainbow)
  4. Cacería
  5. Héroes de la Eternidad
  6. Neon Knights (cover de Black Sabbath)
  7. Alquimia

RATA BLANCA

Difícil situación la de los trasandinos. No es fácil tener que llorar la despedida de uno de los miembros más antiguos y más queridos de la banda y al poco tiempo estar en la carretera de nuevo. Emocionalmente la pérdida es incalculable y todo aquél que haya visto a Rata en vivo y en directo conoce la importancia y el significado de Guillermo Sánchez sobre el escenario. Para nosotros los fanáticos, la verdad es que la única opción era seguir demostrando esa devoción a prueba de balas hacia Walter Giardino y compañía. Y vaya que no defraudamos, puesto que el escenario central se encontraba con una gran cantidad de metaleros agolpados en los lugares más próximos al escenario para apreciar el acotado -pero no menos potente- show de uno de los platos fuertes de la jornada.

Y no hay descanso alguno para la mayoría de los integrantes, puesto que tan solo habían treinta minutos de diferencia entre una presentación y otra. En base a esto, no puedo dejar de imaginarme a Walter, Pablo y Fernando corriendo por las dependencias del Movistar Arena para llegar al Domo Stage. Situación más que curiosa y aguerrida a la vez. Directo al hueso entonces. Con anterioridad ya vaticinábamos que el setlist sería bastante parecido al de la última visita a nuestro país. Así lo confirmamos al escuchar en primer lugar las entretenidas Los Chicos Quieren Rock y un clásico como Sólo para Amarte, al igual que como sucedió hace un par de años.

La primera y única revisión a «La llave de la Puerta Secreta» (2005) llegaría con la notable La Otra Cara de la Moneda, que además de ser considerado un clásico en este punto de la historia, dio cuenta del excelente sonido con el que nos deleitaban. Gran trabajo de Adrián Barilari por cierto, que demostró un gran nivel en cada una de las canciones. Prueba de ello fueron las primeras líneas de Rock and Roll Hotel. Deslumbrante manera de cantar el «Cuarto de hotel ya no hay forma que pueda dormir/ Cuando pienso que vivo tan lejos de ella digo, porque estoy aquí…«. Y en el estribillo fue algo parecido. Eso sí, contó con la colaboración del bajista Pablo Motyczak (también bajista de Temple) apoyando en el fraseo inicial.

De esta forma, de aquí en adelante todo fue clásico tras clásico. Partiendo por El Círculo de Fuego y la Canción del Guerrero. Pero la que se robó todos los aplausos fue Agord, La Bruja. Acierto total al incluirla en el setlist, y así lo entendimos todos, puesto que el outro con el «Es importante que no pierdas la razón/ debes prestar mucha atención/ Solo a tu corazón…» sonó y fue recibido como un verdadero cañón. Por último, al igual que en otras ocasiones, Guerrero del Arco Iris -con la tremenda ejecución de Danilo Moschen en los teclados- nos daba indicio de que prontamente se vendría el grand finale.

Las escogidas para poner el broche de otro fueron nada más y nada menos que Mujer Amante y La Leyenda del Hada y el Mago. Lo cierto es que cualquier cosa que quisiéramos agregar para describir este nivel de clásicos ya está dicho con antelación. De esta manera, después de un poco más de una hora de duración, los trasandinos comienzan a despedirse bajo una ovación cerrada. A modo de conclusión, voy a ser sincero al admitir que creo que varios esperábamos algún gesto o alguna palabra más explícita para Guillermo Sánchez. Como fanático hubiera sido bastante emotivo presenciar un pequeño homenaje hacia el difunto bajista, pero a la vez entendemos que puede ser una forma de dar a entender que la carrera de Rata continúa y que se sobrepondrán a cualquier adversidad. En fin, sólida presentación.

Setlist de Rata Blanca:

  1. Los chicos quieren Rock
  2. Sólo para Amarte
  3. La otra cara de la moneda
  4. Rock and Roll Hotel
  5. El Círculo de Fuego
  6. La canción del Guerrero
  7. Agord, La Bruja
  8. Guerrero del Arco Iris
  9. Mujer Amante
  10. La Leyenda del Hada y el Mago

KING DIAMOND

Sí, King Diamond debió cerrar el festival. Y a estas alturas eso es lo de menos. Vamos a lo realmente importante, ¡cuántos años esperando su regreso a nuestro país por la cresta! ¡Cuántos años esperando poder escuchar tal nivel de clásicos en estas tierras! ¡Cuántos falsos rumores que jugaron con los sentimientos de miles de fanáticos! Pero basta. Suficiente. Sí. Sucedió. Kim Bendix Petersen arrasó con todo a su paso. Deuda histórica, señoras y señores. ¡Pedazo de concierto que se mandó! No podemos dejar de lado la euforia y la adrenalina que nos embarga. No si presenciamos la interpretación de ese discazo llamado «Abigail» en su totalidad. No si el opening track fue la notable Welcome Home. No si cada uno de los participantes dejó la vida durante la hora y cuarto de show. No si esta performance será recordada como una de las más notables y emotivas que se tenga memoria. Varios necesitábamos sacarnos ese peso de encima. Bien, vamos a los detalles.

Desde ya el telón que cubría todo el escenario era lo suficientemente imponente para vaticinar lo que se vendría, mientras retornaba al reducto principal parte del público que fue hacia el otro escenario a ver la performance de los brasileños de Ego Kill Talent. Las clásicas The Wizard (Uriah Heep) y Out from the Asylum sólo fueron aumentando la tensión hasta que la mencionada Welcome Home abriera los fuegos y pusiera fin a años de sufrimiento e impaciencia. Desde luego que la aparición de la abuela en silla de ruedas no se hizo esperar y rápidamente comenzó una performance como nunca antes se ha visto. Tanto así que durante el «Let me help you out of the chair, Grandma/ Let me touch you, let me feel!» literalmente se iba recreando la letra casi palabra por palabra. A propósito, la voz de King Diamond se ha mantenido prácticamente intacta. Para los más escépticos, busquen su interpretación durante Sleepless Nights y verán cómo se iba adecuando sin problema alguno.

Momento de que el frontman se dirigiera a nosotros para también aprovechar de presentar a cada uno de los integrantes de la banda. Lo particular es que presentó a Pontus Egberg como Pontus Norgren (el cual de igual forma se encontraba dentro del recinto, ya que es uno de los ingenieros en sonido de la gira que nos convoca) y para cuando notó su error un par de canciones después fue personalmente a disculparse con el bajista. Un crack. Y bueno, hora de otro clásico. Y vaya clásico. Acorde a la fecha además. Halloween multiplicó los saltos y los headbangings durante toda la intro. Así, la única revisión a «Fatal Portrait» (1986) quizás mostró la mejor forma de la banda musicalmente hablando. Decimos esto porque fue tocada con una soltura y una energía que traspasaba hacia todo el recinto. Pedazos de solo que se despachan Mike y Andy por lo demás.

En este punto debemos hacer una pequeña pausa y comentar una situación curiosa y plausible a la vez. Vamos por parte, una vez finalizado el track anterior, Mr. Diamond comienza a mirar a su alrededor cada parte de la tremenda escenografía que había a sus espaldas. De manera transparente nos da a entender que el show no debía ser de esa forma, básicamente porque las luces no estaban funcionando como era debido. Y claro, toda la iluminación que estaba dispuesta alrededor de las cruces invertidas, bajo las gárgolas y alrededor de las escaleras se encontraban apagadas. La atmósfera hasta ese momento era bastante oscura principalmente por este hecho. Entonces él nos propone una especie de trato: tomarse el tiempo que sea necesario para arreglar el problema y luego poder tocar toda la noche de ser necesario, además de afirmar que nos iba a dar el espectáculo por el cual habíamos pagado, sí o sí. Ovación cerrada. Tras un par de minutos con el escenario vacío, desde la mesa de luces dan el visto bueno para continuar el concierto, a lo que el vocalista responde casi con rabia «Show me that it works!«. Y sí, efectivamente el cambio fue evidente durante Eyes of the Witch. Un crack con todas sus letras.

Hora de recordar a Mercyful Fate  y qué mejor que hacerlo con dos temazos como Melissa y Come to the Sabbath. Con la primera, la sección de cuerdas se llevó todos los aplausos ya que lograron recrear la atmósfera de manera perfecta mientras el frontman cantaba «Melissa, you were mine/ Melissa, you were the light«. Por supuesto que los más entusiastas se animaron a tratar de llegar a los tonos del vocalista. En tanto, algunos simplemente observábamos casi en éxtasis como se comía el escenario con nada más que su presencia y cómo la actriz que daba forma al personaje principal hacía su performance sobre el balcón recreado en la escenografía. En cambio, la segunda fue interpretada como era de esperarse. Derechamente el Movistar se convirtió en una sola voz al cantar el «Come come to the sabbath/ Down by the ruined bridge/ Witches and demons are coming/ Just follow the magic call!» y los cambios de tiempo perfectamente marcados por Matt Thompson sellaron una ejecución perfecta. Obviamente que las armonías y los solos de Andy y Mike también se llevaron todas las miradas. Pequeña pausa con Them sonando de fondo y se venía lo mejor.

Ahora sí, tras un breve descanso rápidamente comenzó a sonar Funeral por los altoparlantes. Es aquí cuando parte de la cancha comenzó a abrirse para generar un mosh de grandes proporciones. Dicho sea de paso, notable el cambio de los telones de fondo. Pasamos de tener una imagen central de Jesús rodeado de varios demonios, al frontis de una catedral gótica en cosa de segundos. Y eso no es todo, puesto que la teatralidad fue llevada al límite cuando desde un ataúd King saca a Abigail y pronuncia «That must be it«. Sí, la historia de «Abigail» iba a ser recreada hasta en el más mínimo detalle. Musicalmente en tanto, bastó esa pequeña frase para que Arrival desatara el caos y todos comenzáramos a alucinar con lo que estábamos presenciando. Bastaba ver la cara de los que se encontraban a tu alrededor para entender la importancia de este show. Hasta alguna lágrima vi caer por ahí. Por lo demás, ¡qué temazo por la cresta!, es increíble cómo se va narrando la historia y como va tomando forma a medida que la letra comienza a avanzar. Interpretada a la perfección.

Y la situación solo fue en alza. El doble bombo y el ride de Matt durante A Mansion in Darkness aplastó todo a su paso, siempre seguido muy de cerca por Pontus Egberg. En cuanto al cantante, cuánta energía al entonar «Riding up the alley in the rain/ No lights to show the way…» mientras que al mismo tiempo interactuaba con Miriam Natias. Sí, literalmente las hace todas. Conoce su lugar a la perfección y hasta le da tiempo para incitarnos a nosotros a cantar «The shadows at the gate, they seemed to be alive/ Yeah, the shadows at the gate/ Alive!«. Imposible seguirle el paso. Más aún durante The Family Ghost donde se manda unos fraseos realmente envidiables.

Y cuando decimos que ningún detalle es dejado al azar realmente hablamos en serio. Prueba de ello es que antes de que comenzara a sonar The 7th Day of July 1777, los tramoyas que llevaron las guitarras acústicas a cada costado del escenario iban vestidos como monjes con la cara cubierta y muy metidos en su papel. Vale decir, ningún movimiento brusco o alguna salida de libreto. No. Todo pensado a la perfección. En cuanto al tema en sí, ¿qué más se puede decir? ¡Simplemente sublime! Es cierto que podríamos centrarnos netamente en la ejecución de este, pero estaríamos siendo injustos con la tremenda performance que ocurrió sobre las escaleras. Como la historia lo indica, la esposa del conde es dejada caer desde lo alto y es así como pierde el bebé que llevaba en su interior. ¡Excelente juego de luces! No había otro lugar donde mirar, toda la atención estaba puesta sobre el momento de tensión.

Al tener una letra más bien breve, Omens fácilmente fue una de las más coreadas de la noche. Tan solo bastaba escuchar el «Deadly! omens!» para comprobar esto último. Buenísimas las transiciones del teclado con los posteriores solos de guitarras. Cada matiz sonaba tanto o mejor que su versión en estudio, gracias a un nivel de sonido descollante. Obviamente que a su vez los aspectos visuales continuaron, esta vez lanzando pétalos de rosa para luego seguir con las apariciones de Miriam. Por el contrario, The Possession fue tocada directa y al hueso. Tras esa intro de batería, los «Eh! eh! eh!» no se hicieron esperar y como mencionamos anteriormente, esta fue quizás la canción más potente y «cruda» en su sonido. La verdad es que describir la posesión por el espíritu de Abigail no podía ser de otra forma.

Acercándonos al final del álbum, el riff inicial de Abigail retumbó en todo el Movistar Arena. Cómo sonó el «Miriam can you hear me!«, madre mía. La verdad es a que esta alturas no debería sorprendernos ya que básicamente lo que escuchamos durante la homónima y el ending track Black Horsemen fue una especie de resumen de todo el show en cuanto a las actuaciones, el sonido y la ejecución de cada instrumentista. Final épico cuando los monjes se llevan a Miriam tras su muerte mientras escuchamos «That’s the end of another lullaby/ Time has come for me to say goodnight«. Y así no más fue. Siendo las 20:40 hrs. toda la banda comienza a despedirse entre una ovación cada vez más estridente. El show se hizo cortísimo y no es de extrañarse. Rotundamente afirmamos que fue una de las mejores presentaciones de Heavy Metal que ha pisado nuestro país en todo aspecto a considerar. Sonido, puesta en escena, nivel de interpretación, juegos de luces y el recibimiento del público. Ténganlo presente, la tarde del domingo hicimos historia. ¡Aguante King Diamond!

Setlist de King Diamond:

  1. Welcome Home
  2. Sleepless Nights
  3. Halloween
  4. Eyes of the Witch
  5. Melissa (de Mercyful Fate)
  6. Come to the Sabbath (de Mercyful Fate)
  7. Funeral
  8. Arrival
  9. A Mansion in Darkness
  10. The Family Ghost
  11. The 7th Day of July 1777
  12. Omens
  13. The Possesion
  14. Abigail
  15. Black Horsemen

MEGADETH

Para el redactor, escribir un live review sobre Megadeth resulta bastante complejo y a veces frustrante. Principalmente porque es una banda que nos visita con bastante, bastante regularidad. Prácticamente un show por año. Entonces, ¿cómo evitar ser redundante al analizar un espectáculo que has visto en varias ocasiones?. Por favor, no me malentiendan, bajo ningún motivo estamos estableciendo una queja o un reclamo por la cantidad de veces que Dave Mustaine pisa nuestro país. Es más, personalmente esta es una de mis bandas favoritas de toda la vida y siempre será un agrado escuchar los clásicos de siempre. La cuestión entonces va por otro lado. Volviendo unas líneas atrás, como fanático acérrimo uno ya va con una idea preconcebida sobre lo que presenciaremos durante una hora y media. El setlist es más o menos predecible y hemos llegado a un punto en el que cada canción se ha convertido casi en una coreografía de miles de participantes. Cada uno sabe cuando gritar, cuando saltar y cuando realizar un mosh de proporciones épicas. La complicidad está a la vista y no hay mucho en lo que innovar.

Entonces, ¿qué sucedió cuando comenzó a sonar Hangar 18? Exacto, lo que todos se están imaginando en este preciso instante. Cada uno coreando los riffs, cantando ambas estrofas y esperando la sección de solos para dejar la vida gritando «Megadeth!…Megadeth!…Megadeth!«. Catalogarlo como todo un ritual pareciera ser poco. Y durante Wake Up Dead la situación no fue distinta. Comenzaron a aparecer pits cada vez más numerosos y la cancha ya era un total descontrol. Tanto así que en el sector derecho se encendió una bengala que lo único que hizo fue desatar un caos para enmarcar. Y esto no dejó indiferente a nadie, ya que un par de guardias saltaron la reja divisoria y literalmente ingresaron al medio del mosh para poner todo en orden. Bueno, eso intentaron, porque la verdad es que no había forma de calmar los ánimos, puesto lo siguiente sería In My Darkest Hour, que siempre trae consigo esa catarsis colectiva y esa interpretación tan propia de su lírica. Mi parte favorita por lejos es cuando la cancha se abre súbitamente mientras el colorado gesticula cantando «I walk, I walk alone into the promised land/ There’s a better place for me but it’s far, far away«. Lo que sigue es tierra conocida. ¡Demoledor!

Uno de los tantos clímax se vivió durante la dupla conformada por The Threat is Real y Skin o’ My Teeth. Más detalladamente, durante la primera por fin pudimos tomar un pequeño respiro y de verdad poder apreciar en alguna medida el desplante que había sobre el escenario. Dave Mustaine ya nos tiene acostumbrados a los aspectos visuales -tanto en las pantallas como en los juegos de luces- para darle más sentido a cada canción. Entonces, el clímax mencionado se vivió entre la transición hacia la segunda canción. ¿Se imaginan el por qué? Exacto, ¡apareció otra bengala! Ojo, bajo ningún motivo estamos incitando a este tipo de comportamiento, pero seamos francos al decir que estos detalles son los que van dando cuenta del éxtasis de los presentes. Dicho sea de paso, gran decisión de incluir Skin en el setlist, pedazo de tema.

Momento de que David Ellefson y Dirk Verbeuren queden solos en escena y comiencen a interpretar ese interludio llamado Dawn Patrol. Señal inequívoca de que nuevamente se formaría un campo de batalla apenas comenzara a sonar la parte rápida de Poison Was the Cure. ¿Alguien pudo mantener su posición sin que lo empujaran? Yo lo único que recuerdo es que se formaron dos mosh simultáneos uno al lado del otro. Dicho de otra forma, podías pasarte de un pit a otro dibujando una especie de número ocho con tu desplazamiento. ¡Para enmarcar!

Bastó tan solo un golpe en la batería para que todos nos diéramos cuenta de que se venía Trust. Durante la intro poco a poco se van calentando motores y es sabido que hay que cantar la letra de principio a fin. Y no es casualidad, ya que fácilmente fue la más coreada de toda la noche. Además, el coro en español del final ayuda en demasía para dar lo mejor de cada uno de nosotros. Pero ojo, esto no fue nada con lo que se vendría a continuación con la sublime Take No Prisoners. Uff, cuesta encontrar las palabras para describir lo que se vivió durante la rescatada de «Rust in Peace» (1990). Aparte del mosh gigantesco, debo decir que me sorprendió la gran cantidad que se sabe cada estrofa de principio a fin. Sí, es un clásico con todas sus letras, pero al no ser tan recurrente en el tracklist de las presentaciones en vivo, fácilmente muchos podrían «dejarla de lado». Pero no. Todos cantando el «Got one chance -Infiltrate them-/ Get it right -Terminate them-…«. Para qué mencionar el «Take no prisoners, take no shit!«. Doy fe de que observé a muchos gritar esa parte como si no hubiera mañana. ¡Otro de los clímax!

Sweating Bullets siguió con la senda construida por todas sus predecesoras. La particularidad de este track es que cualquier recinto se convierte en un karaoke instantáneamente y todos ayudamos a que así sea. A modo personal, nunca ha sido de mis predilectas, pero sí le doy el crédito de tener una reacción única dentro de la fanaticada. Situación que no cambia mucho con A Tout Le Monde, la cual fue introducida por Kiko Loureiro y que a todos nos pone un poco más emotivos. Como siempre, el singalong del final fue acompañado por las palmas de cada uno de los presentes generando una postal para el recuerdo.

Al igual que el año pasado, Dystopia tuvo un recibimiento correcto pero bastante lejano del promedio del setlist. A pesar de esto, las melodías y el coro fueron seguidas muy de cerca por todos. Con esto, resulta una labor un tanto ingrata hablar de este tema considerando que vendría otro de los puntos altos de la noche. Señoras y señores, ¡de pie para recibir a Mechanix! Gran, gran sorpresa para nuestro país, más aún considerando que en su anterior visita la escogida del «Killing» fue Rattlehead. O sea, Mustaine y compañía demostraron estar conscientes y comprometidos con realizar los cambios precisos entre un show y otro. Pero volviendo a la canción en sí, que hermoso poder cantar el «Whoever thought you’d be better at turning a screw than me, I do it for my life…» en vivo y en directo una vez más. Clásico incombustible y en la cancha seguía el caos.

Para finalizar la primera parte de la presentación, Symphony of Destruction y Peace Sells agotaron prácticamente todas nuestras energías tras una jornada maratónica en el Movistar Arena. Así, los «Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth» y los «If there’s a new way/ I’ll be the first in line/ But it better work this time» resultaron ensordecedores. Por último, Holy Wars…The Punishment Due -con la tercera y última bengala de la noche- fue el epílogo definitivo para un festival que resultó a la perfección. Como mencionamos al comienzo de este análisis, cuesta un mundo innovar cuando se habla de Megadeth y de Dave Mustaine. Sólo queda destacar el gran desempeño de cada uno de sus integrantes. Kiko y Dirk ya son totalmente de la casa.

Setlist de Megadeth:

  1. Hangar 18
  2. Wake Up Dead
  3. In my Darkest Hour
  4. The Threat is Real
  5. Skin o’ My Teeth
  6. Dawn Patrol
  7. Poison Was the Cure
  8. Trust
  9. Take No Prisoners
  10. Sweating Bullets
  11. A Tout le Monde
  12. Dystopia
  13. Mechanix
  14. Symphony of Destruction
  15. Peace Sells

Encore

  1. Holy Wars… The Punishment Due

“Paranormal Activities” y “Zombie Invasion”, marcan el tono de la segunda versión de SANTIAGO GETS LOUDER, el encuentro de Rock y Metal más intenso del año que nace desde las profundidades de nuestro país: EL DOMO.

Con referencias, como el mítico “Rust in Peace” de MEGADETH, que en septiembre celebró más de 25 años, con un giro que busca incorporar figuras clásicas del cine b, evocando un estilo renovado de demencia paranormal, post humanidad y apocalipsis zombie, escenarios y características que se han relacionado estrechamente a través de la historia con el Rock Metal.

La realización audiovisual estuvo a cargo de Potrero Lounge, quienes apostaron por la creación de un microfilm de dos capítulos, que le otorgaran una identidad icónica a una locación que ha albergado diversos exponentes musicales, buscando vincular al público con la esencia de las grandes bandas de Rock.

SGL 2017 – El Domo [Chapter 1 – Paranormal Activities]

SGL 2017 – El Domo [Chapter 2 – Zombie Invasion]

¡Todo listo para hoy en el Movistar Arena! En un mismo día tendremos a KING DIAMOND, MEGADETH, RATA BLANCA, TEMPLE (con RONNIE ROMERO), VIMIC, EGO KILL TALENT y TIRANO. La producción del show informó que quedan las últimas entradas, esto sumado a que las localidades de Tribuna y Platea Alta se encuentran agotadas.

La única manera de entrar al festival es con tu ticket de SGL 2017. Una vez que pases el primer control, debes dirigirte al acceso correspondiente a tu tipo de ticket. (Cancha, Platea Alta, Platea Baja o Tribuna). En ese segundo control te entregarán tu pulsera. Con la pulsera podrás moverte libremente entre El Domo Stage (Interior) y el Talavera Stage (Exterior).

Las puertas del Movistar Arena abrirán a las 13:00 hrs. El ingreso peatonal es por Av. Matta (Metro Parque O´Higgins) y Av. Tupper.

Los estacionamientos estarán disponibles para el publico desde las 11:00 hrs., en el área conocida como La Elipse. Los accesos son por Av Tupper y Av Viel; y el valor por el ingreso es de $5.000 (Pago en efectivo).- por toda la jornada del evento, además contamos con personal de guardias de seguridad y acomodadores. La capacidad de autos es limitada (Aproximadamente 1.500 capacidades), por lo que recomendamos llegar con tiempo antes del inicio del show, para que accedan sin inconvenientes.

Los horarios y accesos son:

 

 

Todo listo para el tremendo SANTIAGO GETS LOUDER este domingo en el Movistar Arena, donde en un mismo día tendremos a KING DIAMOND, MEGADETH, RATA BLANCA, TEMPLE (con RONNIE ROMERO), VIMIC, EGO KILL TALENT y TIRANO. La producción del show informó que quedan las últimas 400 entradas, esto sumado a que las localidades de Tribuna y Platea Alta se encuentran agotadas.

La única manera de entrar al festival es con tu ticket de SGL 2017. Una vez que pases el primer control, debes dirigirte al acceso correspondiente a tu tipo de ticket. (Cancha, Platea Alta, Platea Baja o Tribuna). En ese segundo control te entregarán tu pulsera. Con la pulsera podrás moverte libremente entre El Domo Stage (Interior) y el Talavera Stage (Exterior).

Las puertas del Movistar Arena abrirán a las 13:00 hrs. El ingreso peatonal es por Av. Matta (Metro Parque O´Higgins) y Av. Tupper.

Los estacionamientos estarán disponibles para el publico desde las 11:00 hrs., en el área conocida como La Elipse. Los accesos son por Av Tupper y Av Viel; y el valor por el ingreso es de $5.000 (Pago en efectivo).- por toda la jornada del evento, además contamos con personal de guardias de seguridad y acomodadores. La capacidad de autos es limitada (Aproximadamente 1.500 capacidades), por lo que recomendamos llegar con tiempo antes del inicio del show, para que accedan sin inconvenientes.

Los horarios y accesos son:

 

 

Tal como vimos el año pasado en nuestro país con Joe Lynn Turner, Walter Giardino vuelve a la carga por un cantante de RAINBOW para incorporar a TEMPLE, banda que formará parte del Santiago Gets Louder el próximo domingo 29 de octubre.

Ronnie Romero, actual cantante de la banda de Ritchie Blackmore, será el encargado de la voz tanto en español como en inglés, ya que el repertorio se estará basando en los clásicos de TEMPLE, además otros hits de RAINBOW. Recordemos que el show del 2016 contempló también canciones de DEEP PURPLE, y el mismo Romero comentó que probablemente sea QUEEN la banda que también será tributada en el Movistar Arena.

Estos son los horarios y escenarios:

Las entradas para el Santiago Gets Louder se encuentran disponibles en Puntoticket.com y sus puntos de venta habilitados en tiendas Ripley y Cinemark de todo el país.

Los valores son los siguientes:

Tribuna: AGOTADA
Platea Alta – preventa 1: AGOTADA
Platea Alta – preventa 2: AGOTADA
Platea Alta – precio final: $35.900
Cancha – preventa 1: AGOTADA
Cancha – preventa 2: $AGOTADA
Cancha – precio final: $50.400
Platea Baja – preventa 1: AGOTADA
Platea Baja – preventa 2: $60.500
Platea Baja – precio final: $67.200