Entradas

bg11cl-06

La banda nacional INQUISICION será la encargada de abrir la jornada del 20 de septiembre en el Movistar Arena, tras haber ganado el concurso para la elección de la banda soporte del Epitaph Tour en Chile, día en que se presentan, además de JUDAS PRIEST, la agrupación liderada por David Coverdale, WHITESNAKE

INQUISICION se alzó como ganador con un 43% sobre un total de más de 40.000 votos.  El resultado definitivo fue el siguiente:

  • INQUISICION: 43 %
  • RATZINGER: 36 %
  • DRAHKER: 21 %

El horario para el martes 20 es el siguiente:

18:00 Apertura de Puertas
18:40 Inquisicion
19:40 Whitesnake
21:30 Judas Priest

Las entradas para el concierto de JUDAS PRIEST junto a WHITESNAKE están a la venta por Sistema Ticketmaster, 690 2000, tiendas Falabella, Cine Hoyts y The Knife (Eurocentro). 10% de descuento para clientes Entel.

Los precios son:

Platea Alta: $22.000
Cancha: $27.000
Platea Baja: $35.000

Afiche: Judas Priest en Chile

Con un público realmente enfervorizado, Delta dio el puntapié inicial a su “Summer Tour 2011”, gira de promoción de su última y excelente placa, Deny Humanity, en una Sala Master prácticamente colmada de fans de la banda.  El ambiente era grato, acá no estaban teloneando a nadie, eran las estrellas y ellos lo sabían, pero lejos de mostrarse como tales, Delta es una agrupación extremadamente entretenida de ver en vivo, muy cercanos y participativos con su público y eso se agradece.

Inquisicion

Pero la noche también incluía a unos invitados muy especiales, los, a estas alturas, ya legendarios Inquisicion, una de las primeras bandas nacionales en atreverse a hacer Heavy Metal en tiempos en que en nuestro país todo era Thrash y Death.  Ellos fueron los encargados de dar el vamos a eso de las 20:15 horas y de la mano de una formación de lujo, la que incluía por supuesto a Manolo Schafler en guitarra, Cristian Maturana en bajo, Carlos Hernández en batería y a Paulo Domic en voz.

El setlist presentado por Inquisicion estuvo compuesto por prácticamente la totalidad de su placa Opus Dei, el notable último trabajo a la fecha de la banda, dejando fuera sólo los interludios y el instrumental Solar Messiah. Es así como en algo más de 45 minutos descargaron los temas Opus Dei (en su versión en español), Believe, Kill The Priest, Transmutations, Electroquinesis, Miedo, Sin Dinero (brillante tributo a Tumulto, que también se incluye en la placa), Metal Legions, Inside Out, Flames Burnin’ High, Feast y para el encore, Up The Metal Hammer!, proveniente de Metal Genocide. El oficio y los años de experiencia se notan, se plantaron sobre el escenario y con la notable performance de cada uno de sus componentes, se Inquisicionecharon al bolsillo a una audiencia que mayormente estaba ahí para ver a Delta, pero que disfrutaron por igual de uno de los estandartes del Heavy Metal nacional, demostrando un respeto único y que ojalá volvamos a ver en cada una de las oportunidades en que nuestras agrupaciones abran espectáculos para números internacionales, ya que es en esos momentos donde aún se nota lo atrasados que estamos de tener espectáculos masivos de alto calibre y con numerosas bandas.

Setlist Inquisicion:

01. Opus Dei
02. Believe
03. Kill the Priest
04. Transmutations
05. Electroquinesis
06. Miedo
07. Sin Dinero (Cover Tumulto)
08. Metal Legions
09. Inside Out
10. Flames Burning High (Guitar Solo)
11. Feast
encore
12. Up The Metal Hammer!

Pasadas las 21:00 horas hace su ingreso Delta y ya con eso el público se entregó de inmediato, era realmente impresionante, todavía no tocaban una nota y la audiencia ya estaba éxtasis, el público de Delta los sigue, admira y goza con cada uno de sus temas, se saben a la perfección cada nota y estrofa y participan junto a la banda de manera que logran una comunión que ya se quisieran otras agrupaciones.

Delta

Partieron la velada con Desire Within de su último trabajo, un excelente corte para abrir la noche y que como era de esperarse el público lo recibió con un exacerbado entusiasmo; a diferencia de Inquisicion, Delta no centró su repertorio solo en su última placa y se paseó por éxitos de todos sus trabajos, por lo que tuvimos la oportunidad de oír canciones como Crashbreaker, Blind, la estupenda y emotiva Lone Wolf, Face2Face y Let’s Reach The Sky de Crashbreaker, Black & Cold del álbum del mismo nombre, el ya clásico Burning Soul del no menos clásico Apollyon Is Free y el brillante corte Doors Keep Spinning de Deny Humanity.

Delta

La performance de la banda en vivo es algo que ya tienen totalmente afianzado, se paran en el escenario y se presentan de forma muy cómoda frente a su audiencia, Felipe es un excelente frontman, juega con su público de manera constante y los insta a participar del show en todo momento, Benjamín es un músico innato y el dominio que tiene sobre su guitarra es envidiable, Marco con su bajo le da un extraordinario peso a la banda, al igual que Andrés tras los tarros, conformando una sólida base rítmica y qué decir de Nicolás, brillante en todo momento.  Definitivamente Delta está para cosas grandes, ojala que así sea y en el menor plazo posible.

Inquisicion - Delta

Para el cierre, una sorpresa que tenían programada.  Luego de dar término a su presentación con Doors Keep Spinning, la banda se retira y tras algunos momentos cuando todos pensaban que volverían para tocar una última canción, vuelven Manolo, Paulo y Cristian de Inquisicion, y Andrés, Benjamín, Nicolás y Felipe de Delta, más un invitado que fue presentado como el «Bruce Dickinson chileno» (desconozco su nombre) y todos juntos interpretaron Highway Star de Deep Purple, en una excelente versión que sirvió como broche de oro para una velada entretenidísima.  Fue un placer poder haber presenciado la magia que irradian ambas bandas en vivo, ojala lo repitan en otra oportunidad, quizás con más grupos invitados, quizás en otro lugar más amplio, lo importante es que con agrupaciones de esta calidad, tenemos metal para rato y del mejor.

Delta - Inquisicion

Setlist Delta:

1. Desire Within
2. Crashbreaker
3. Blind
4. Black & Cold
5. Lone Wolf
6. Face 2 Face
7. Let’s Reach The Sky
8. Burning Soul
9. Doors Keep Spinning
encore
10. Highway Star -junto a Inquisicion- (Cover Deep Purple)

Inquisicion, banda insigne del Heavy Metal nacional, lanzó este 2010 su cuarto álbum de estudio, luego de estar seis años no paralizados, pero al menos sin grabar nada.  Una real lástima si consideramos la calidad que siempre nos ha entregado su guitarrista y principal compositor, Manolo Schäfler, pero razones habrán y eso se lo dejamos a él y sus colegas en la agrupación.

Recordemos que Inquisicion es una de las pocas bandas que se atrevió a hacer Heavy Metal y que lograron tener éxito en nuestro país, en tiempos en que la escena estaba dominada por agrupaciones de metal extremo, entiéndase death y luego black metal y desde esos años -1995, fecha en que lanzaron su ya legendario demo- que vienen siempre dando que hablar cada vez que aparece un nuevo trabajo de ellos.  Actualmente la banda está conformada por Paulo Domic en voz, Thom Frost en bajo, Carlos Hernández en batería y por supuesto, por Schäfler en guitarra, quien además se encarga de la producción del disco, el que para esta ocasión lleva por nombre Opus Dei.

La placa está compuesta por quince cortes, cuatro de los cuales son cortos interludios que sirven de introducción para el siguiente tema, así que en realidad lo que tenemos son once nuevas canciones propiamente tal, más un tema escondido.

Opus Dei abre los fuegos en contra de católicos y protestantes (como lo profesa el inlay del disco) con el tema título, un corte rápido, muy heavy metal, con un coro de líneas muy melódicas y un aire al Rainbow de la era Joe Lynn Turner.  Que agradable escuchar el primer tema del disco 2010 de Inquisición y darse cuenta que el espíritu inicial se mantiene intacto: heavy metal, nada más que eso, directo, al grano, bien ejecutado, tradicional y ochentero, si se quiere llamarlo así.  Para que quede claro, no hablamos de un sonido y una forma de componer “cuidadamente ochentera”, no es que la banda ahora busque sonar de esta forma para emular glorias pasadas, el sonido de Inquisicion siempre ha sido el mismo y eso se debe principalmente a la visión y forma de componer y entender el heavy metal que tiene Schäfler.

El disco continúa con Flames Burnin’ High, que no es otra cosa que Schäfler y su guitarra jugando un poco antes de descargar Feast, un tema mid tempo, bastante duro, en donde destacan el excelente trabajo de Frost en el bajo junto a Hernández en la batería, conformando un rígida pared sónica en donde descansa el potente riff de Manolo, quien, por otro lado, ejecuta uno de los solos más inspirados del disco.  Además, para esta ocasión decidieron apoyar los coros con algunas voces femeninas en el fondo, lo que da por cierto, un excelente resultado.

Creo que todos quienes conocen a Inquisicion, saben que una de las grandes influencias de la banda (o de Manolo en particular) es Mercyful Fate, y Believe, es la prueba más clara en el disco, ya que tanto el riff al inicio, como las rítmicas durante los solos recuerdan de inmediato los primeros años de la dupla Shermann-Denner, lo que para quienes gustamos de la marca de los daneses, es claramente sinónimo de un excelente corte.  El quinto track lleva por nombre Kill The Priest, un tema más lento que sus antecesores y que recuerda un tanto al Sabbath de Dio, por lo riffs marcados y densos, así como también, pero solo por algunos segundos, al Rainbow de Dio, léase “Gates of Babylon”, o al mismo Dio en su carrera solista con el tema “Egypt”, debido a la inclusión de unas melodías algo arábigas antes del coro.

El disco continúa con Metal Legions, un tema bastante rápido y melódico, en donde Manolo saca a relucir otra de sus influencias más notorias: Malmsteen.  El corte tiene una notable particularidad: las letras, salvo el coro, están íntegramente compuestas por títulos de álbumes clásicos o que de alguna u otra forma influenciaron a los integrantes de la banda.  “Sin Afer Sin, Killers Marching Out, Masters of Reality.  Bark At The Moon, Creatures of The Night, Burn High and Dry, Holy Diver.” Son letras que ciertamente permiten entender aún con mayor claridad y certeza el norte de la banda.  Holy Mission es otro interludio a cargo de Schäfler y su guitarra, el que esta vez sirve de introducción para el primer tema en español del disco, Sin Dinero, original de Tumulto (y que pueden encontrar en el disco Oliver Thrash) en una versión muy apegada a la original y que sin duda hace honores al legado dejado por el desaparecido Poncho Vergara.  Me parece notable que una banda como Inquisicion haya decidido incluir un tema de una de las grandes agrupaciones que ha dado la escena rock nacional, un tributo para Tumulto y un regalo para las nuevas generaciones.

Flying The Bumble V es una versión metálica de The Flight of the Bumblebee de Nikolai Rimsky-Korsakov, si no les quedó claro el juego de palabras en el título, tarea para la casa.  El corto instrumental en todo caso sirve de introducción para Electroquinesis, segundo tema en español del disco y que es un up-tempo heavy que me recordó por momentos a Resurrection de Halford o los mismos Priest si se quiere.  Durante los coros es posible percibir, aunque de forma muy tenue, unos teclados Hammond que le dan un leve toque púrpura a dichas partes.  K.K.K. es otro corto interludio que en esta ocasión sirve de introducción para el tema Miedo, un corte rápido que comienza con un riff a lo Mercyful Fate, más específicamente similar al riff de The Oath, un verdadero placer para quienes gustan del heavy metal de aquellos ya lejanos ochentas.

Transmutations, decimotercero en la lista, comienza como un medio tiempo, rockero y pesado, pero también melódico y de gran factura, que a eso de los 2 minutos de duración “transmuta” a un corte de speed metal con un magnífico cambio de ritmo a cargo Schäfler y la voz de Domic que se vuelve notoriamente más agresiva, todo esto hace que el tema se haga corto y nos deje con la adrenalina a tope.  Por cierto, el trabajo de Paulo Domic es notable a lo largo de todo el disco.  Creo sinceramente (y a pesar que me encanta lo que hicieron junto a Freddy Alexis), que Inquisicion ha encontrado en Domic al vocalista perfecto para la banda, ya que me parece que junto a él tienen una gama más amplia de posibles caminos a seguir en el terreno compositivo, además que en esta segunda entrega juntos, se percibe muchísimo más acoplado y cómodo con su labor.

El disco continúa con Inside Out, una canción a medio tiempo que nuevamente trae consigo varios ritmos y riffs con influencia de los daneses ya nombrados anteriormente, sin embargo, casi al término de esta la guitarra de Manolo adquiere un extraño aire Hendrix que no es de mi total agrado y no porque no me guste la música del excelso guitarrista, sino porque me suenan algo fuera de contexto, algo funky de hecho.  Para cerrar, Solar Messiah, otro instrumental a cargo de Schäfler en solitario con su guitarra.

El tema escondido del que les hablé al comienzo, no es otro más que Opus Dei en su versión en español, cuyas letras conservan la idea de su versión en inglés, pero con algunas pequeñas variaciones, que me imagino se deben a las limitaciones propias de las extensas palabras que encontramos en nuestro idioma.

Para quienes conozcan los trabajos anteriores de Inquisicion y claro, gusten de ellos, Opus Dei seguramente pasará a formar parte de la discografía esencial de la banda.  Es un disco variado, entretenido y muy bien ejecutado, cuya propuesta no es otra más que la de entregar buen heavy metal, de corte tradicional, de ese de antaño, y no porque actualmente esté de moda sonar retro, ya lo dijimos, Inquisicion partió con esta propuesta hace ya más de quince años y desde entonces que se han mantenido fieles a ella.  Heavy Metal en su forma más natural y primigenia.  Para adquirirlo contacten directamente con la banda o el sello (EFTG), no se arrepentirán.

Debieron pasar bastantes meses para que finalmente se realizara el concierto de los multinacionales Dragonforce, anteriormente cancelado por la “porcinosis” (como se conoció en algunos lugares a la psicosis colectiva de miedo a la fiebre porcina).

dforce09_04

Dragonforce es una banda que vengo siguiendo desde el 2000, cuando lanzaron su demo con el nombre “Dragonheart”, pero que por motivos legales debieron cambiar. A medida que lanzan discos cada vez tengo menos claro si me gustan o no, ya que, por un lado, sacan “temazos”, pero por otro lado lanzan discos algo repetitivos. Por eso mismo es que camino al concierto sentía cierto temor, sumado al hecho que, al igual que muchos, había visto el ya “clásico” video de su presentación en el Graspop Metal Meeting del año 2006, en el cual, gracias a la suma del alcohol con muy mal técnico de sonido brindaron un espectáculo para el olvido, que los ha seguido atormentando y gracias al cual se ganaron entre algunos fans el título de “Studioforce”.

dforce09_05Unas 800 personas llegaron a presenciar el show de la banda radicada en Inglaterra. Pero antes de que apareciera el plato principal, tuvimos una entrada de lujo con la presencia de los ya experimentados nacionales de Inquisición. Iniciaron su show levemente pasadas las 20:00hrs. e ingresaron, como más de una vez lo han hecho, vestido con sotanas a la usanza de los monjes benedictinos, comenzando su ataque de puro heavy metal con “Dragonslayer” de su disco “Black Leather From Hell”. Sólo bastó ver el inicio del show para ver una banda que, gracias a sus ya bastantes años de rodaje, tienen suficiente fiato para pararse frente a un público bastante dispar (creo que nunca había visto un promedio de edad tan bajo en su show metalero) y ganarse enseguida el cariño de todos los presentes.

Terminado el primer tema, rápidamente se cambiaron de ropajes para vestirse más “metaleros” e iniciar el segundo ataque con “Up the Metal Hammer!” donde de nuevo los riffs de Manolo Schafler, quien con su habilidad no tiene nada que envidiarle a los grandes del metal y junto a las voces de Paolo Domic lograron de nuevo tener al público gozando y coreando a todo pulmón. Luego la banda dirigiría algunas palabras agradeciendo a la masa asistente para luego continuar con otro temazo: “Opus Dei”, tras el cual vendría un momento alucinante, Schafler inicio un sólo de guitarra que dejó a todos los asistentes (incluidos aquellos que iban a ver los solos de la dupla Li/Totman de Dragonforce) asombrados con la habilidad de este coterráneo. No hubo un minuto de descanso y se inicio “Mayday’s Eve” que continuó casi unida a “Mensaje Oculto” con lo que el público siguió calentando motores para el plato fuerte de la noche (aunque muchos ya se habían dado por pagados después de tan brillante presentación de Inquisición).

dforce09_10

Antes de iniciar ya el asalto final, nuevamente la banda se dirigió al público y de paso aprovechó de prender todavía más a la asistencia con un clásico recurso: el “ceacheí”, al cual el público respondió como corresponde. Nuevamente la música se inició y la banda tocó “Innocent Sinner” tras el cual, previó un juego de voces con la asistencia, se inicio el último tema de Inquisición: la ya clásica “Arde el Volcán” con la que cerraron un show lleno de altos y sin puntos bajos. Claramente el llevar casi veinte años de trayectoria, a pesar de todos los cambios en la formación, ha logrado que Inquisición ya tenga el dominio del escenario para pararse frente a cualquier público y unirlo a sus filas. Bien por ellos y felicitaciones.

Tras esto vendría un descanso, durante el cual las chicas de una marca de Ron hicieron su clásica aparición regalando poleras y gorros y encantando al público. Y a las 21:20 de la noche se apagaron las luces y se supo que se venía Dragonforce, quienes tenían la difícil tarea de superar la previa, convencer a aquellos que creen que sólo son una banda de estudio y, de paso, entretener a quienes sólo los conocen por ser la banda de la canción más difícil del juego “Guitar Hero”.

dforce09_13

“Heroes Of Our Time”, primer single de su último disco “Ultra Beatdown”, fue el tema escogido por el sudafricano ZP Theart y compañia para iniciar el show. De entrada quedó claro que es lo que venían a mostrar este grupo de músicos: habilidad musical y mucho, pero mucho show sobre el escenario. Desde los constantes juegos entre los guitarristas Herman Li y Sam Totman hasta la “indescriptible” forma de vestir del ucraniano Vadim Pruzhanov, tecladista de la banda. Se notó claramente que el público conocía lo que venían a presentar, porque desde el primer acorde en adelante (hasta el final del concierto) cantó cada estrofa de los temas.

dforce09_16“Operation Ground and Pound” fue el tema con que continuó el show. Desde aquí en adelante se vieron ciertos problemas en el audio del micrófono, que varias veces estuvo muy bajo, por lo cual la voz de ZP fue tapada por el resto de la banda. Aun así el vocalista logró salir adelante gracias a su desplante y manejo con el público, algo común en general con toda la banda.

Después de los primeros 2 temas, hubo una pequeña pausa, donde ZP aprovechó de saludar al público y agradecer su presencia en el concierto, para luego iniciar los acordes de “Reasons to Live”, otro tema de su último album y que se notó que tiene bastante llegada con los fans, quienes no paraban de disfrutar todo el show que mostraban sobre el escenario, sobre todo con el mini disfraz de pirata que hizo ZP Theart con una bandana lanzada desde el público. Con “Fury of the Storm” la banda hizo un pequeño viaje al pasado, a su disco “Sonic Firestorm”, y otra vez fue momento de mostrar la habilidad de la dupla formada por ambos guitarristas, quienes eran secundados del habilidoso Frederic Leclercq en el bajo, que dejaba claro que no sólo toca rápido su arma, sino que la maneja magistralmente.

dforce09_34

Después de tanta velocidad, vendría una pausa con un “clásico” de la banda, de sus primeros tiempos (incluso de su demo), venía “Starfire”, con el que se encendieron muchos encendedores (y los más chicos tuvieron que encender sus celulares) y todos aquellos que conocíamos este gran tema disfrutamos de este gran momento.

dforce09_30Pero Dragonforce es una banda concoida por la rapidez y técnica con que se desempeñan todos sus integrantes. Desde los más conocidos guitarristas, Herman Li con toda su habilidad que lo ha llevado a ganar premios y Sam Totman con su habilidad y particular estilo que entretiene a los asistentes, pasando por el ex-HEAVENLY Frederic Leclercq en el bajo, los solos del teclado de Vadim Pruzhanov, y la velocidad extrema de Dave Mackintosh en la batería, poniendo sus conocimientos de Black Metal (fue parte de los “épicos” Bal-Sagoth) al servicio de Dragonforce. Por eso continuaron con “Revolution Deathsquad”, donde el vocalista gracias a unos guantes regalados por los fans le hizo un tributo al difunto Michael Jackson y realizó un intento de “moonwalking”, y luego con “Soldiers of the Wasteland”, dos temas que se caracterizan por ser un poco más técnicos sin perder la rapidez que caracteriza al grupo.

“The Last Journey Home” fue el tercer y último tema que tocarían de “Ultra Beatdown” y que sería la previa perfecta para el tema con que cerrarían la primera parte del show: un viaje a sus inicios con “Valley of the Damned”, tema que los lanzó a la fama en un principio y que han logrado hacer fija de su show, sumado a un momento único en el concierto: se juntaron las dos guitarras, el bajo y el teclado formando un cuadrado donde cada uno tocó las notas del músico de al lado durante unos segundos. IMPRESIONANTE. Se notó que esta canción estaba dedicado a los que conocen a la banda desde un principio, antes de lograr el reconocimiento mundial, ya que los más niños no disfrutaron como el resto de la asistencia. Con este gran clásico, la banda se fue a beber un poco de “agua” para en unos minutos volver al escenario.

dforce09_28

ZP Theart aprovechó de presentar a los integrantes de Dragonfirce para luego seguir el show con el single principal del “Sonic Firestorm”: “My Spirit Will Go On”, donde nuevamente se notó la increíble habilidad de ambos guitarristas de no opacarse. Es este uno de los puntos más interesantes de la banda, tener dos guitarras líder que logran sumar juntos y que se coordinan tan bien para mejorar el show. Están todo el tiempo haciéndose bromas entre ellos: sobre habilidad, sobre sus orígenes y sobre “tamaños”, y a la vez tocar a la perfección logrando borrar la idea de que son sólo de estudio.

Dragonforce decidió terminar con el tema que todos esperaban: “Through the Fire and the Flames”. Esta canción que los lanzó a la fama mundialmente gracias a ser el track más difícil del juego “Guitar Hero”, y que sólo unos cuantos pueden decir que han logrado terminarla en nivel experto. La velocidad y técnica de todos los instrumentos, sumado a la característica voz de ZP Theart, enloquecieron a la fanaticada, donde no había 1 que no coreara el tema por completo. Un gran momento para finalizar un excelente show.

dforce09_39

Dragonforce venía con 2 metas: encantar a aquellos que no creían que sus habilidades eran reales y hacer disfrutar a los que los tienen como “héroes de la guitarra”. Cumplieron a cabalidad con ambos cometidos, en especial porque demostraron que más que una banda de metal son un grupo de amigos que les gusta lo que hacen. Queda claro que se toman el show con humor más que seriedad, y realmente se agradece, porque con ello lograron hacer de un show de metal, un verdadero espectáculo.

Setlist:

01 – Heroes Of Our Time
02 – Operation Ground and Pound
03 – Reasons to Live
04 – Fury of the Storm
05 – Starfire
06 – Revolution Deathsquad
07 – Soldiers of the Wasteland
08 – The Last Journey Home
09 – Valley of the Damned
encore
10 – My Spirit Will Go On
11 – Through the Fire and Flames

REVISA LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

La banda se presentó por primera vez en nuestro país junto a los nacionales Inquisición.

Fotos: Guille

Hoy en el Teatro Caupolicán se presentará por primera vez en chile la banda DRAGONFORCE. La cita es a las 20:00hrs. y los encargados de abrir será la leyenda del metal nacional INQUISICIÓN.

Las entradas se encuentran a la venta por sistema Ticketmaster y recargo en tiendas Rock Music, The Knife, Mucky Rock (Eurocentro), Voz Propia (Portal Lyon) y boleterías del Teatro Caupolicán con un valor de $15.000 (general) y $25.000 (palco VIP, primeras 100 con meet & greet, sólo en Mucky Rock, Eurocentro).

Sigue los detalles del show por nuestro Twitter.

Afiche Dragonforce

Siempre será un agrado escuchar al gran Ripper, y si es en vivo, ¡doble agrado! No importaba la cercanía de la pasada presentación de Hail! (apenas ocho meses, como recordarán), ni un potencial segundo capítulo de aquél “infierno en el Rock y Guitarras”, ni tampoco el hecho de que Play my Game estuviese aún demasiado fresco, los que saben lo que canta Tim Owens en vivo no se iban a perder este evento por nada. Es cierto: siempre se puede ver un DVD como el Live in London de Judas Priest, donde se puede apreciar como canta el sujeto en cuestión, pero verlo en vivo es otra cosa, toda una experiencia. ¡Mal por quienes se lo perdieron! A continuación resumimos qué tal estuvo la velada.

ripper_07

El Metal comenzó a eso de las 20:35, un poquito más quizás, con la presentación de los nacionales Sangre de Acero. No había tenido oportunidad de oír material de ellos anteriormente, ni mucho menos de verles en vivo, pero déjenme decirles algo: fue una gratísima sorpresa. Tocaron alrededor de diez canciones, todas perfectamente ejecutadas y muy entretenidas, algo de lo que no todas las bandas pueden jactarse hoy en día.

ripper_06Para quienes no conozcan su propuesta serviría decir que es un Heavy Metal bien directo, sin muchos adornos y cosas innecesarias: directo al hueso, como diría un chileno bien nacido. Temas como Hasta el final y Dolor interno fueron la fórmula correcta para empezar a calentar las cosas. Por cierto, un detalle: su vocalista es mujer. Se suele decir (y es algo que yo también sostengo) que muchas veces las suaves voces femeninas no pegan muy bien con el poderoso sonido del Metal (por eso siempre complementan con voces masculinas guturales), pero qué manera de pulverizar lo lógica la de esta chica. Karina Contreras es su nombre, y cuanta con una voz muy, muy potente que colmó todo el recinto. Y no sólo potente, sino que también demostraba un técnica impecable en su uso. Durante los primeros temas no tuvieron el mejor sonido, pero se fue componiendo a medida que estos se sucedían y terminaron sonando bastante bien, lo que permitió apreciar la calidad de los músicos y la voz de Karina (quien por cierto lucía muy guapa).

Al finalizar su presentación, a eso de las 21:15, había en el pequeño recinto unas cien o ciento cincuenta personas, que aplaudieron con entusiasmo los cuarenta minutos de sólida presentación de Sangre de Acero.

Apenas diez minutos después hizo su aparición Inquisición, a saber, una de las bandas consideradas como legendarias en el Metal nacional. Vistiendo su indumentaria a la usanza de los monjes de aquella oscura época (aunque Felipe parecía más bien un duende, o algo así, ja ja) volaron algunas cabezas cercanas al escenario con la poderosa Arde el volcán, uno de sus temas más clásicos y reconocidos. La voz de Paulo impecable, como siempre, pues es dueño de una gran técnica. Lo mismo que el trabajo del Sr. Leyton en el bajo, muy limpio y sólido; sobre lo hecho por Charlie y Manolo haremos un comentario un poco más adelante, ya verán por qué.

ripper_13

Tocaron sus temas más clásicos como Innocent sinner, Mayday’s eve, Up the Metal Hammer, Dragonslayer y Opus Dei, temas que son éxito seguro en cualquier escenario en el que se planten. Ya hacia el final de su presentación el número de asistentes era más que aceptable, unos 200 quizás, y la mayoría coreaba gran parte de las canciones. El sonido a esa altura ya era el óptimo, por lo que la banda sonó realmente bien.

Inquisición es ya una banda consagrada a nivel nacional, una que ya tiene un buen número de fans y que no va tanto a darse a conocer, sino que simplemente a hacer su show. No hay mucho más que agregar: gran banda, gran sonido, gran presentación. Al rededor de cuarenta minutos notables para los nacionales.

ripper_11

Por fin el tan esperado momento: ¡Tim “Ripper” Owens en vivo! En ese momento el recinto estaba casi lleno. Unas trescientas  personas se agolpaban en las cercanías del escenario para poder estar lo más cerca posible del Ripper. Ya con lo de Inquisición el ánimo estaba bien en alto, así que Ripper sólo tenía que salir a hacer lo suyo. Y todo comenzó casi sin previo aviso con los acordes de Electric Eye, uno de los grandes temones de Judas Priest. Fue interesante notar como desde el comienzo, cuando Ripper ni siquiera había comenzado a cantar, el descontrol era total. Entre aplausos y gritos finalizó el primer gran hit que regaló Owens. Apenas segundos más tardes Tim preguntaba “What’s my name?!” A lo que el público responde a coro “Ripper!” Y bueno, The Ripper fue lo que se ganaron de vuelta. Un brevísimo alto para volver con Burn in Hell, otro gran clásico de Judas, y que manera de cantar.

ripper_32Algo de agua para que la garganta no se le incendiara y de inmediato Ripper pasó a promocionar su disco en solitario. Es así como presentó Believe, uno de los mejores cortes de Play my Game. Los pocos que nos sabíamos el estribillo la cantamos como corresponde. Owens es un tipo inteligente, que siempre sabe como se viene la mano. Los años de circo con Judas Priest, Iced Earth y tantas otras, le dan a Owens conocimiento de como funciona el negocio. Digo todo esto porque a sabiendas de que su disco es nuevo y no mucha gente lo conoce realmente bien, se limita a cantar tres canciones de él y nada más. Como pensando “Ok, no es mi intención venir a dar la lata, así que mejor hago volar el lugar con clásicos que esta gente conozca”. De igual manera, sabe que no llenaría un teatro de cinco mil personas, por lo tanto opta por recintos pequeños que sabe se llenarán.

Lo que siguió fue uno de los mejores momentos de la noche. Probablemente la que es la más grande canción de Judas Priest se hizo presente: Painkiller. Y ahora es momento de hacer una mención para los músicos que acompañaron a Ripper. Cuando dijimos que los músicos de Inquisición se lucieron durante su presentación, dejamos para después lo hecho por su baterista, Charlie Hernández, y su líder y guitarrista, Manolo Schafler, porque ellos se repitieron el plato, siendo nada más y nada menos que los elegidos por Ripper para acompañarlo en su presentación en Chile. Los otros dos afortunados fueron Iván Montoya, guitarra de Kontra, y Cristian Maturana, bajista de Killterry. Pero ojo: más que suerte fue un reconocimiento a su talento. Por decir algo: yo sabía que Schafler toca muy bien la guitarra, pero verle tocar todos esas grandes canciones a la perfección me dejó simplemente asombrado, y lo mismo con el resto de los músicos. Es así como Painkiller salió tan bien ejecutada que los mismos Priest hubieran quedado boquiabiertos. Ni hablar del caudal vocal de Ripper y la forma en que el público coreó el tema, de locos. Qué grandes todos.

ripper_25

¿Qué más se podía venir? Con lo anterior uno ya se daba por pagado, pero quedaba mucho más. Y Tim no se iba a andar con pequeñeces, claro que no, así que invocó unos de los clásicos más grandes de todo el Rock, ni más menos que Highway Star de “uno tales” Deep Purple. Para hacerlas de Jon Lord estaba el notable Nicolás Quinteros (Delta), que no destiñó e interpretó muy bien las partes de teclado (aunque al principio no se escuchaba muy bien, pero mejoró rápidamente). No estaría de más repetir: ¡qué gran nivel el de estos músicos chilenos! Gran momento.

ripper_16Luego algo de Beyond Fear, la banda de Ripper. And… You will die debe ser, según yo al menos, uno de los temas más conocidos de aquél proyecto, así que su inclusión era esperable. Sonó muy poderosa y el público la agradeció con aplausos. Luego de otra pequeña pausa para tomar algo de cerveza, hizo mención de Yngwie Malmsteen, todo para presentar una de las mejores canciones compuestas por aquél enorme artista: Rising Force. Fue notable. El público, un poco para mi sorpresa, cantó de principio a fin el tema.

Otro guiño a su último disco, el cual por cierto se estaba vendiendo a la salida del local por una módica suma (otra muestra de que Ripper es muy inteligente y atinado). Se trató del tema que abre el álbum, Starting Over, que tiene uno de los coros más gancheros del mismo. No fueron pocos los que corearon al menos la parte de “My life won’t be the same…” y Ripper se mostró muy contento al saber que su disco sí se escucha y gusta. Gran canción por cierto, y en vivo sonó increíble.

Lo siguiente fue un combo de temas que demuestra algo interesante de Owens. El tipo no se va por lo obvio, si no que se las arregla para sorprender, en la medida de lo posible. Green Manalishi es un gran tema de los Priest, claro que sí, pero no es uno de sus himnos tipo Metal Gods o Painkiller. Aún así, Ripper lo escoge como parte del setlist seguro de que al público le encantará, ¡y no se equivoca! Una grata sorpresa que la gente agradeció, igual que con el siguiente tema. Si vas a tocar un tema de Iron Maiden, probablemente te inclines por los clásicos más grande como Run to the Hills o The Number of the Beast, pero no si eres Ripper. Ripper prefiere dar un golpe a la cátedra y regalar Flight of Icarus, uno de los temas favoritos de los fanáticos, pero que no se esperaba, y por eso fue tan bien recibido.

De vuelta a Play my Game con el tema It is Me. Cuando comenzaron los acordes pensé: qué genial hubiera sido poder ver a Carlitos Cavazo o a Rudy Sarzo (dicho sea de paso, si aún no han mirado la lista de nombres que participó en la grabación de Play my Game, les aconsejo lo hagan) acompañando a Tim, pero luego reflexioné y dije: no, si los que están sobre el escenario son igual de capaces. Nuevamente sorprendido por lo que tocan esos músicos, unos ‘mostros’.

ripper_33

Luego se vino una impresionante sucesión de clásicos: primero Grinder, uno de esos infaltables si hablamos de Judas Priest. Casi se le vuela al techo al Rock & Guitarras cuando esos tres centenares de personas gritaron “grindeeer”. Pausita para refrescarse y aprovechar de introducir el siguiente tema. Con una cerveza en mano Ripper señaló que a él le encanta la cerveza helada, pero que otros prefieren el Gin helado. Debo confesar que pensé “me está…”, pero efectivamente: se trataba de Cold Gin, de los inmortales KISS. ¡Qué gran momento!

ripper_26Se acercaba el final, y lo reservado para ese momento no podía ser sino enorme. Black Sabbath se hacía presente con Symptom of the Universe, que fue cantada por casi todos los asistentes. La interpretación de Ripper fue genial en esta canción, bueno, como durante toda la noche para ser justos. Al finalizar una despedida que el publicó intuyó no podía significar el final; tenía que haber algo más. Luego de un breve abandono del escenario se vino el verdadero cierre, que no podía ser con temas de una banda que no fuera Judas Priest. Pero la pregunta era ¿qué temas? “Is there any law-breaker here?” preguntó Ripper con un tono alto que rivalizó con el “Yeaaah” que encontró como respuesta del respetable. Acto seguido inició Breaking the Law, clásico de clásicos. Ya se imaginarán como cada uno de los que asistieron esa noche cantó esa canción. Verdaderos enajenados.

Creo que cualquiera de los temas antes interpretados hubiese constituido un digno final de concierto, pero la elegida no fue otra más que Living After Midnight, probablemente uno de los temas más fiesteros de Judas Priest, digno del momento que se vivía, porque todo a esa altura de la noche era puro jolgorio. Una cerveza en una mano, dedo meñique e índice en alto con la otra y “Living after midnigh, rocking to the dawn” en la garganta, nada mejor para finalizar un gran concierto.

Fue una noche redonda para el gran Tim “Ripper” Owens. Junto a músicos de nivel mundial interpretó grandes clásicos de bandas legendarias, además de algunas canciones de su autoría. La gente quedó muy, muy satisfecha. Pues no sólo pudieron apreciar al dueño de una de las voces más poderosas del Metal, sino que también a un tipo muy afable y simpático sobre el escenario, que interactuó (¡si hasta firmó un autógrafo cuando cantaba Green Manalishi!) con el público; y este le mostró su aprecio. Un gran concierto, para los fans que estuvieron allí, y para Ripper.

ripper_20

Setlist

01 – Electric Eye
02 – The Ripper
03 – Burn in Hell
04 – Believe
05 – Painkiller
06 – Highway Star
07 – And… you will die
08 – Rising Force
09 – Starting Over
10 – Green Manalishi
11 – Flight of Icarus
12 – It is me
13 – Grinder
14 – Cold Gin
15 – Symptom of the Universe

Encore

16 – Breaking the Law
17 – Living After Midnight

REVISA LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

El ex vocalista de Judas Priest y Iced Earth se presentó en nuestro país en el Club Rock & Guitarras para promocionar su último disco en solitario titulado Play My Game. Tim Ripper Owens estuvo junto a los nacionales Sangre de Acero e Inquisición.

Fotos: Guille

Tras su paso con Hail! en Enero pasado de este año, vuelve a nuestro país el cantante Tim Ripper Owens para presentar su último disco Play My Game.

El concierto comienza a las 20:00hrs. con los nacionales Sangre de Acero y los legendarios Inquisición. Las entradas tienen un valor de $15.000 y $20.000 con meet & greet.

Sigue en vivo los detalles del concierto través de nuestro Twitter.

n_ripperafiche

leyendas04Ante una pequeña pero leal fanaticada se llevó a cabo esta pequeña cumbre del metal nacional, con cerca de 6 horas de buen Heavy Metal que dejaron a todos los asistentes muy satisfechos. A eso de las 17:30 llegábamos a observar un escaso número de fans que aguardaban a las afueras del Teatro Teletón para ver a las Leyendas.

Apenas un rato después, 18:15 para ser exactos, los chicos de La Máquina salieron al escenario para empezar a calentar las cosas. A esa hora el número de asistentes era bastante bajo, pues alrededor de unas 100 personas se agolpaban en las cercanías del escenario para apreciar al trío capitalino, que probablemente les sorprendió tanto como a mí. Nunca había tenido oportunidad de ver o escuchar a estos chicos, y por lo mismo fue una muy grata sorpresa verlos en acción. Temas como el instrumental con el que abrieron, “Pequeño ser” o “Rock del alma” demostraron que tienen las cosas muy claras, además de buenas ideas y mucho talento. Cabe mencionar también lo bien que sonaron durante los 25 minutos que estuvieron en el escenario: claros y poderosos. ¡Una pena por quienes se los perdieron! Muy buen apronte para lo que vendría. Sin duda habrá que mantener un ojo puesto sobre la gente de La Máquina.

leyendas08Tras un breve receso, algo que junto al buen sonido fue una constante durante todo el festival y que por cierto se gradece, apareció Alto Voltaje. Eran las 18:50 y el número de asistentes crecía un poco. Para esa hora unos 200 fans empezaron a vibrar con las canciones del quinteto santiaguino. Fue un intenso show, en el cual la banda se entregó por completo a los asistentes, y éstos los premiaron con entusiasmo al cantar y corear sus temas. Tocaron algunos de sus temas más clásicos como “Rock y burdel”, «Adiós a la fábrica» y una muy buena versión del clásico “Rocker” de los míticos Ángeles del Infierno, pero el punto álgido fue probablemente cuando interpretaron “Historia” que fue entonado de principio a fin por el respetable. Como ya mencionábamos, el sonido fue estupendo, lo que ayudó a montar un show sólido sin puntos bajos. Tras media hora Alto Voltaje abandonó el escenario cubierto de aplausos.

leyendas12Luego fue el turno del True Heavy Metal de Battlerage. Battlerage es una de las bandas más afianzadas dentro de la escena nacional, y eso quedó demostrado ayer en el Leyendas del Rock. Apenas 10 minutos después de que Alto Voltaje hizo abandono del escenario, la banda ya era ovacionada, lo que es sin duda muestra de que hoy por hoy son uno de los más grandes del país. Pare ser exactos, ingresó todo el line-up (incluyendo el bajista de Witchblade, que estaba reemplazando a Tomás) excepto su vocalista. Me detengo en este detalle para resaltar el hecho de que cuando Fox-Lin apareció en escena se echó al bolsillo por completo a toda la audiencia. Quedaba claro que de ahí en más sería un show redondo para ellos, y así fue. Ejecutaron sus mejores canciones y el público se los agradeció cantando cada una de ellas, en especial “Metal slaughter” y «Grind Their Bones». Fox-Lin es un frontman de nivel mundial, no sólo canta como los mejores, si no que su despliegue de histrionismo es también sorprendente. Se dio tiempo para bromear agradeciendo a la producción y a Mario, haciendo reír a todo el público. En fin, un cometido notable para la gente de Battlerage, su actuación fue sin duda uno de los grandes momentos de la noche. Los 30 minutos de protagonismo se hicieron pocos.

leyendas16

A eso de las 20:10 se escucha como intro el clásico «I wanna be somebody» de WASP, lo que da paso al ingreso de Inquisición, vistiendo su indumentaria de monjes inquisidores, que si bien es algo novedoso y demuestra preocupación por una buena producción, no contribuyó mayormente al espectáculo, aunque tampoco es que lo entorpezca. Cuando decíamos que el sonido estuvo perfecto casi toda la noche hacíamos alusión a lo ocurrido con Inquisición. No sonaron mal, para nada, pero si sonaron más débiles que el resto de sus colegas, en especial Paulo, quien se encargó se hacerlo notar a la mesa de control luego de que los fans se lo hicieran saber a él. El sonido mejoró y montaron un buen show, que sus fans disfrutaron con temas como «Dragonslayer», «Opus Dei», «Up the metal hammer» y «The axis of the mist», entre otros.

leyendas21A las 21:20 en punto Don Pera y compañía entraron y se tomaron el escenario ante lo que a esa hora deben haber sido unas 300 personas. Dorso es sin duda una banda legendaria en el Metal nacional. 25 años y un sinnúmero de grandes canciones los convierten en un éxito seguro en cualquier recinto en el que se presenten, y anoche no fue distinto. Si anteriormente la gente estaba bastante entusiasmada con las otras bandas, con Dorso sencillamente terminaron de prender y ahora sí parecía un “Leyendas del Rock”. Regalaron éxito tras éxito, como “Búsqueda y alquimia” y “El espanto surge desde le tumba”, por lo que el público disfrutó al 100% toda su presentación. Pera también se dio el tiempo para bromear con el público y escuchar sus peticiones (fue así como interpretaron “Lesbiánica”). Una gran presentación sin duda.

Para cerrar, la banda emblema de este festival, Panzer se preparaba para salir al escenario mientras sonaba «O fortuna» de Carl Orff. «Fuera de Control» abría un presentación que tiene que haber sido la más potente en cuanto a sonido de esta noche. Si bien no era la misma cantidad de gente se encontraba hace unas horas, la banda de Juan Álvarez demostró tener su fanaticada con temas que no ven cómo pasan los años como «Pequeño niño», «Sueños metálicos», incluso la interpretación de «Caballero Negro» de FeedBack, (banda que de seguro estaría en una próxima edición del festival) hasta los más reciente de su último disco «Generación Del Alkithran». El clásico saludo a «la familia metalera que no transa» estuvo presente junto a agradecimientos a quienes hicieron posible este concierto. Panzer tiene un carrete en los escenarios que no dan paso a juzgar la interpretación siempre correcta de cada uno de sus integrantes, y que luego de 1 hora de show, con «Rock & Roll adiction» cerraba un festival que mereció mucho más en cuanto a público.

leyendas24

Las condiciones estaban dadas por completo, sobre todo algo tan criticado como el sonido o los recintos donde acostumbran a tocar las bandas. En síntesis fue un gran festival, que lamentablemente no tuvo la respuesta esperada por parte del público, al menos en término de números, porque en cuanto a entusiasmo y garra sí que lo hizo. Habrán sido alrededor de 300 fans los que se congregaron en la fría tarde-noche del sábado, pero seguro que se fueron conformes y felices tras haber visto en vivo a 6 grandes bandas del metal chileno. Esperemos que estas iniciativas sigan sucediéndose en el tiempo, pues tanto las bandas como el público chileno se lo merecen.

Inquisicion

Septiembre se caracteriza por ser nuestro mes, el mes de Chile, y Powermetal.cl, no desea estar ajeno a ello, por lo cual hemos decidido dedicar este espacio, la banda del mes, a una agrupación chilena. Y hemos querido dedicarla a una agrupación legendaria, que marcó un hito importante en la historia del metal en nuestro país, al hacer heavy metal en un momento donde las poleras negras y las melenas propias del thrash y el death metal marcaban pauta en el metal nacional. Nos referimos a Inquisición.

La historia nos hace remontarnos a 1993, donde la escena nacional era eminentemente dominada, como se dijo anteriormente, por el thrash y el death metal; bandas como Pentagram (luego Criminal), Dorso, Atomic Aggressor, Death Yell y Torturer eran las más importantes dentro de la incipiente escena nacional, la que no tenía un exponente de calidad dentro del heavy metal; sólo Panzer y su heavy rock en español lograba destacar dentro del oscuro mundo chileno, y principalmente santiaguino.

Inquisicion

Es en ese instante donde Manolo Schaffler, guitarrista del grupo Torturer, decide formar un grupo paralelo a los ya nombrados, para explorar una veta más heavy metal, algo que sólo Panzer y alguna que otra banda habían explorado. Para ello contó con la colaboración del baterista Carlos Hernández. Es en Junio de 1993 cuando este proyecto comienza a tomar forma. Pero no es sino hasta fines de ese año cuando se comienza a concretar la tarea. Hasta ese entonces, Santa Inquisición, había estado buscando un vocalista y había estado presentándose en tocatas con un esporádico bajista. Hasta que dio con Freddy Alexis, ex vocalista de Panzer, quien se quedó definitivamente con el puesto de frontman.
En este entonces Manolo, líder del grupo, presagiaba que podía ser no sólo un proyecto sino que una importante realidad, por lo que decide dejar su banda Torturer y concentrarse exclusivamente en este camino junto a otros músicos y explorando nuevos horizontes.

Ya en 1994, la banda toma forma pasándose a llamar simplemente Inquisición; la razón principal de este cambio obedeció al deseo de no ser confundido con una banda cristiana, ya que el sentido de la banda, la filosofía de ella, giraba en una dirección absolutamente contraria, ocultista, llena de imaginería oscura.

Inquisicion

Inmediatamente captaron la atención de los fanáticos locales… ¿una banda heavy metal?, ¿qué cante en inglés?, ¿y el vocalista no ladra?, eran las interrogantes que poco a poco fue develando esta incipiente agrupación que como dije dio que hablar desde el primer momento por las razones expuestas.

Sí, era una banda de heavy metal, camino poco explorado hasta ese entonces, donde sólo Panzer y Panzer era lo representativo del heavy metal nacional. Pero había una característica que la hacía diferente a la banda de Juan Álvarez; las letras eran absolutamente en inglés, además tenía un sonido muy bueno para la época y una puesta en escena que hacían de cada show de Inquisición un espectáculo notable, tanto para los fans del heavy metal, (que vieron a esta agrupación como una respuesta a sus plegarias de que en Chile existiera una banda del estilo), como para los fans de las vertientes más oscuras del metal, quienes veían en Inquisición una gran dosis de ocultismo.

InquisicionA fines de 1994 y comienzos de 1995, Manolo y Cia. finalizan un proceso de composición y entran a grabar un demo tape de 4 temas, con un sonido de una calidad desconocida en estos lares, que rápidamente se agotó y que en estos momentos es una pieza de culto y de colección para todo metalero que admire la escena nacional. Dentro de ese demo se encuentra la excelente Mayday ‘s Eve, uno de los clásicos de la banda que aún es ejecutada en vivo.

Es esos momentos estos muchachos comienzan un proceso de promoción de su demo, incluso grabando un video clip de Mayday’s Eve, con ayuda del extinto canal 2 (no el de ahora, obviamente), lo que le permitió masificar, (en la medida de lo posible) su música y tomar al metal no como un hobby sino como algo más profesional. No por nada Manolo, líder y creador de la banda, había estudiado música en la Universidad de Chile, dándole esto un toque de profesionalismo para abrirse camino en el dificil mundo del arte chileno, con puertas tan cerradas para ciertas expresiones artísticas como el rock, y por supuesto el metal. Sin embargo el esfuerzo de la banda sería recompensado con la aprobación de los fans que cada día y a cada tocata iban multiplicándose transformando en poco tiempo a Inquisición en una de las bandas más respetadas de la escena local.

Sin embargo, todavía el puesto de bajista estaba vacante, siendo llenado con el que hasta ese entonces era bajista de una banda progresiva llamada Psiquis, Cristián Maturana, por lo que ya Inquisición era una banda con miembros estables, dedicados 100% y con un proceso de composición de temas que iba viento en popa y que pronto vería la luz.

InquisicionLA VENGANZA DEL ACERO

Como dijimos, la banda en directo era un espectáculo, tenía el reconocimiento de sus pares, tanto así que en el programa Rock and Roll Adiction, Juan Álvarez les entrega el premio como la banda de metal del año. Sin embargo los fans querían ver los temas de Inquisición plasmados en un disco, y eso llega a fines del 1996, cuando la banda ingresa a los Estudios HYT para grabar su ya clásico, Steel Vengeance. DEIFIER Records, sello independiente fue quien lanzó el disco a la calle, en Febrero de 1997, sin embargo el poco apoyo de la casa discográfica, más los malos manejos económicos hicieron que la banda desistiera de ellos.

En ese disco encontramos grandes canciones como Innocent Sinner, tema que es imposible dejar de tocar y que se transformó en un clásico en poco tiempo. Así como Sed Diabolus,y Fate was Sealed. Sin embargo el disco tiene un pero. Hay una canción, Message in Black, que tiene una similitud tremenda a Start Running de Gamma Ray, lo que trajo los primeros problemas entre la banda ya que se percataron del parecido una vez salido el disco a la calle.

El disco fue un éxito rotundo, el cassette (en esos tiempos no se masificaba el cd) fue objeto de culto de los fanáticos, y su música trascendió las fronteras de nuestro país editándose en Argentina, a través del sello Dreamland.

El público metalero quedó rendido ante este disco, que nos muestra a una banda que no sólo hace heavy metal, sino que muy buen heavy metal. Con composiciones simples, pero a la vez con momentos de virtuosismo por parte de un Manolo, que debe ser uno de los mejores exponentes en las seis cuerdas que nos ha dado este país. Con una gran performance de Freddy, quien alcanza en ciertos temas tonos agudos extraordinarios (aunque, personalmente prefiero su performance en el demo, ya que es menos forzada). Y una actitud oscura, muy cercana a lo que hace King Diamond y Mercyful Fate….además se nota una gran influencia en los ritmos, melodías y voces a lo que hacía Riot a mediados de los 80.

InquisicionPara la promoción del disco grabaron un video del clásico Innocent Sinner.

En 1998, uno de los sellos independientes más importantes del medio nacional, Toxic Records, se la juega por Inquisicion lanzando un cd recopilatorio, In Nomini, que más bien es el Steel Vengeance, sin la polémica Message in Black, más su primer demo tape remasterizado. El cual además de ser lanzado en Chile salió de las fronteras de nuestro país siendo editado en Europa por Repulse Records

CUERO NEGRO DESDE EL INFIERNO

Sin embargo, la banda seguía con su proceso de composición, nuevos temas iban siendo creados, por lo que un segundo larga duración era cuestión de tiempo. Octubre de ese año sería el momento en que Inquisición nos sorprendería con un nuevo álbum, Black Leather From Hell, que inmediatamente contó con la aprobación de la prensa especializada y sobretodo de los fans que colmaban cada recinto donde la banda se presentaba. Así es, Inquisición es una banda que además cuenta con un gran apoyo en regiones; cada salida fuera de Santiago es un acontecimiento para estos cuatro muchachos, puesto que los shows se repletan y son tomados como grandes eventos.

Este disco es más maduro, con un Manolo que se luce, como siempre y con un Freddy que ya, sin llegar a los inalcanzables tonos de su primera placa se desenvuelve con calidad, lo mismo con el talentoso Cristian y sobretodo con Carlos Hernández, en mi opinión uno de las mejores baquetas de Chile, puesto que sin poseer una batería monstruosa, es un reloj, con un sentido de los tiempos impresionante.

Inquisicion

En esta placa destacan temas como la gran Dragonslayer, Army of Darkness, The Axis of the Mist y la espectacular Extermination, con uno de los riffs más acelerados y poderosos de la banda. Dos anécdotas de este disco, la primera y más obvia, fue el lanzamiento de un tema en español Mensaje Oculto, que es la esencia de lo que era Message in Black, que prescinde de todos los sonidos que alguna vez la hicieron parecerse al tema de Gamma Ray. Y la segunda, que Extermination, no estaba contemplada en los planes del grupo, fue la última en componerse para llenar un vacío, y así, casi a la rápida, se transformó en uno de los más importantes temas de este cuarteto. Una de las cosas importantes de este disco es que fue lanzado de forma completamente independiente.

En este momento se produce un hito en la carrera de Inquisición, extrañamente nunca se le había visto tocar junto a bandas internacionales, lo que logran en 1999, cuando tocan junto a los legendarios daneses de Mercyful Fate, con Mr. King Diamond a la cabeza, en un Teattro Providencia repleto, con un concierto histórico, tanto para Chile como para la banda que comparte escenario con una de sus principales influencias.

Luego de eso realizan diferentes recitales tanto en Santiago como en regiones que darán vida a un trabajo próximo en vivo.

Inquisicion

EL QUIEBRE DEFINITIVO Y UNA NUEVA ERA

Las cosas no andaban bien en Inquisición, roces entre Manolo y Freddy y las ganas de Freddy de hacer un proyecto y un grupo aparte hacen que éste se aleje definitivamente de la banda, lo que hizo que Inquisición, a fines del 2001 quedara sin vocalista.

Entre tanto Inquisición debía cumplir compromisos pactados, tuvo vocalistas ocasionales (incluso Cristian Maturana llegó a tomar el micrófono alguna vez), y no daban con el vocalista que llenara el vacío que dejó Freddy y que además calzara con lo que deseaba Inquisición en ese entonces: un cantante no con la voz tan limpia como Freddy, sino que algo más desgarrador, de la escuela de Ronnie James Dio.

Pero, como suele decirse la vida da muchas vueltas. Freddy formó la banda Witchblade, y es de esa alineación desde donde Inquisición encontraría la respuesta.

InquisicionLuego de audiciones que no convencieron a la banda (incluso circuló el rumor que Freddy volvería al grupo), el bajista de Witchblade, banda de Freddy, Paulo Domic, ensaya con la banda en la voz, quedando impresionados con su calidad vocal, y descubriendo que eso era lo que necesitaban. Le ofrecen el puesto de cantante, y luego de meditarlo deja el bajo en Witchblade y se enrola en Inquisición, siendo su frontman hasta el día de hoy.

Pero como señalábamos hace un poco, Inquisición había grabado unas tomas de algunos recitales tanto en regiones como en Santiago, por lo que deciden lanzar un disco en vivo, sin Freddy en la actual alineación, pero con él en el disco. El disco tiene un nombre sugerente para el momento que pasaba la banda Live Posthumous, con ocho cortes ejecutados en forma excepcional.

¿Y qué viene para la banda?. Están preparando su nuevo LP «Metal Genocide» el cuál tendrá 10 nuevos temas de lo mejor que ha hecho la banda, entre ellos «Freedom Man» el cuál aparecerá en el CD gratuito de promoción de cerveza ESCUDO.

En suma Inquisición, es una de las bandas que ha marcado historia en el metal nacional. Primero por su innovación al atreverse a hacer heavy metal en un momento donde nadie daba un peso por el estilo y segundo, porque siguen manteniendo esa frescura y calidad en sus presentaciones en vivo, por que a pesar de que el medio se ha llenado de bandas de heavy metal, algunas de excelente calidad, ellos han seguido su senda, no han transado en sus valores y seguramente nos van a deleitar con un trabajo fuerte, demoledor y con la esencia de una banda legendaria, respetada y que, aunque pasen los años no van a perder vigencia. Porque bandas puede haber muchas, pero leyendas y pioneros son muy pocos, e Inquisición es uno de ellos.

Sin lugar a dudas, Inquisicion es una de las grandes bandas clásicas nacionales en lo que a heavy metal se refiere; formados a principios de los noventa, esta agrupación liderada por Manolo Schaffler en las guitarras, comienza a dar que hablar introduciendo en Chile un concepto que no existía en la escena de la época, dominada por las bandas thrash y death metal: heavy metal con ideas especiales y letras en inglés, vocalizadas en aquel entonces por Freddie Alexis, el cual dejó la banda para formar parte de Witchblade. El vacío no pudo ser llenado de mejor forma, Paulo Domic, ex bajista de Witchblade, sorprendió a la escena con una voz potente y desgarradora, que le da otro brío a esta ya legendaria banda, que con dos discos a su haber, Steel Vengeance, y Black Leather From Hell, más un recopilatorio, que incluyó su primer demo, In Nomini, nos presenta su nuevo disco, una placa en vivo, Live Postumous, con el cual cierran una etapa y se abocan de lleno a lo que será su nuevo disco.

inquisicion

Jaime: Es de público conocimiento que Inquisición es una banda pionera en lo que a heavy metal chileno se refiere, cuéntennos un poco acerca de su historia, orígenes e influencias. Sobretodo, por que hay una nueva generación de heavys, que desean saber más de la banda.

Manolo: Partimos en 1992 cuando lo único que existía en Chile era el Death-Metal que flameaba con toda su majestad aplastando cualquier intento de cambio. En realidad la gente en ese entonces no le interesaba nada más. En esa época yo me sentí limitado musicalmente en Torturer y quise probar algo que fuera en la linea de la música que escuchaba cuando tenía 10 años, en 1984: Maiden, Priest, Accept, Mercyful Fate, Ozzy y otros de ese estilo. Cuando conocímos a Carlos Hernandez (batería), nos dimos cuenta que él buscaba lo mismo y encajamos inmediatamente. Luego de algunos cambios dimos con Freddie en 1994 y luego con Cristian en 1995 año en que ya habíamos grabado nuestro gran DEMO debut. Luego empezaron a surgir otras bandas Heavy y en adelante Uds conocen la historia.

Jaime: Cómo fueron las primeras épocas de Inquisición, tomando en cuenta que casi no había bandas heavys, y que el círculo era más bien Thrash – Death metal

Manolo: Tocabamos con grupos Death, Black, Harcore-Punk incluso con Lucybell, Joe Vasconcelo. Con quien se pudiera tocar y mostrar nuestra música. Tuvimos una gran acogida ya que sentí que la gente necesitaba algo distinto, un respiro.

Jaime: Últimamente se han tenido noticias más concretas de Inquisicion, sin embargo hubo un tiempo en que estuvieron alejados de la contingencia, qué paso en ese momento?

Manolo: Estábamos en busca de un cantante definitivo y trabajando en nuestro material. Además no se hicieron recitales en un buen tiempo. Hablemos de con-cier-tos, no ensayos con gente en la «Trifulca» o la «Zoom chica».

Jaime: Pero no crees tú que esos «ensayos con gente», son la única manera de que bandas que no tienen los medios para realizar eventos mayores, puedan darse a conocer?

Manolo: Si, pero tú me preguntaste por Inquisicion. Ahora, si quieres que te conteste lo otro, pienso que esos locales lo único que hacen es hundir más el asqueroso movimiento metalero que existe hoy en día, donde los administradores de este tipo de locales le hacen el «FAVOR» a los músicos de mostrar su trabajo a cambio de un trato económico indigno. A parte los músicos son re-flojos, les gusta fácil y por eso que esos locales tienen éxito y la escena está tan como el pico.

Jaime: Cómo ha sido el acoplamiento de la banda con Paulo Domic, nuevo vocalista de Inquisicion?

Manolo: La raja, él es un gran músico y un excelente cantante. Espero que sea un gran aporte a futuro además.

Jaime: Sabemos que en la composición tú tienes un rol preponderante, sin embargo en las letras era Freddie quien tenía mayor trabajo, cómo han suplido ese vacío lírico, variarán las letras ahora?

Manolo: Mira las primeras letras de Inquisicion (Demo, SteelVengeance, Innomini..) fueron compuestas por Lady Evil a pedido. Yo le comentaba temas, conversàbamos mucho y luego ella imprimía en las letras. Con Freddie de a poco comencé a hacer lo mismo, pero lo claro es que el concepto de letras, el «concepto» siempre fue definido por mí aunque no fuera el autor directamente. En «Black leather…» Freddie tuvo mayor libertad de creación lírica pero siempre en la atmósfera que le banda ya tenía impuesta. De todas formas las letras no variarán, las temáticas seguirán siendo las mismas. Aunque tengo que decir que en Inquisicion lo más importante es la música …solo necesitamos letras para usar el instrumento musical «voz». Nuestro mensaje está implícito en la música.

Jaime: Cuál es el «mensaje» que entrega Inquisicion, de que hablas cuando te refieres al «concepto»

Manolo: En las letras de Inquisicion no hay ningún mensaje, es solo estética. El concepto consiste justamente en ello. La temática oscurantista, historias, cuentos, no necesariamente llevan implícito un mensaje. Para nosotros la música es un fin en si mismo, no la usamos como un medio para transmitir mensajes en las letras.

Jaime: Cuando ustedes partieron, la escena heavymetal era reducida, por no decir nula, sin embargo en estos momentos esta llena de nuevas bandas heavy power metal, cómo reacciona Inquisicion ante este fenómeno, qué opina de las nuevas bandas?

Manolo: Todos tocan muy bien, son excelentes músicos. Sin embargo nuestro estilo difiere considerablemente del «Heavy» actual.

Jaime: Cuál sería entonces el sello distintivo de Inquisicion, respecto a la nueva hornada de músicos y bandas.

Manolo: Nosotros mantenemos una actitud mas agresiva en la música, no todo el tiempo, pero creo que eso nos diferencia enormemente. Las nuevas bandas tienen una propuesta a nuestro parecer alegre, positiva, light, llámale como quieras.

Jaime: Hay algo que siempre me ha llamado la atención. A pesar de ser ya una banda «legendaria» dentro del metal chileno, pocas veces se les ha visto acompañando a bandas internacionales, salvo Mercyful Fate, hace ya mucho tiempo. Cuál creen ustedes que es el motivo de esto

Manolo: La gente que produce los eventos internacionales no nos da su apoyo.

Jaime: ¿ En qué sentido?

Manolo: En todo sentido. No nos invitan a sus eventos, generan rencillas y pelambres que nos involucran y desfavorecen, y con eso tienes mas que suficiente. Puede que también tenga que ver el hecho que cuando ellos trataron de entrar a la escena nosotros ya la liderábamos desde hace rato.

Jaime: ¿Cómo nació la idea de editar un disco en vivo?, lo pregunto, por que salió después de la ida de Freddie, sin embargo es un disco con Freddie en las voces. Están conformes con el resultado?

Manolo: Si, mucho. Creo que es el disco con mejor sonido de toda nuestra carrera (y no porque yo lo haya mezclado y masterizado). Tuvimos un pequeño reencuentro que quisimos plasmar para finalizar bien una etapa de nuestra historia.

Jaime: Sabemos que uno de sus fuertes son las presentaciones en regiones. Cómo ha sido el recibimiento de los fans fuera de Santiago, cómo perciben ustedes la escena en regiones?

Manolo: Amamos ir a provincia. Simpre nos reciben muy bién y nos dan su apoyo. Es emocionante viajar lejos y ver que hay gente que corea las canciones y se identifica con nuestra música.

Jaime: ¿Cuáles son los planes más próximos de Inquisición en materia de Nuevos trabajos, recitales, etc?

Manolo: Recitales en fucking Santiago y nuestro próximo disco que estamos ya terminando de componer.

Jaime: Cómo se viene el nuevo material de Inquisicion, seguirán manteniendo la línea actual o habrá variaciones

Manolo:
Estamos terminando la pre-producción de nuestro nuevo disco en estudio que traerá 10 new tracks en la misma línea, puede que con canciones mas cortas y menos progresivas.

Jaime: Agradecemos la entrevista. Manden un saludo a todos los metaleros que diariamente acceden al sitio.

Manolo: Un saludo muy especial a la gente que visita Powermetal, esperamos verlos pronto.