Entradas

GRAVE DIGGER lanzará el 4 de marzo su nuevo EP titulado «Ballad Of Mary». El disco incluirá «Rebellion» en su versión junto a Hansi Kürsch (BLIND GUARDIAN), «The Ballad Of Mary» unplugged junto a DORO y otras canciones por anunciar.

Los alemanes lanzarán un DVD en vivo con su actuación en el Festival Wacken 2010. El nuevo trabajo saldrá a la venta en marzo y llevará como título «The Clans Are Still Marching».

Grave Digger - Ballad Of Mary

Grave Digger - The Clans Are Still Marching

Han pasado 30 largos años desde el nacimiento de esta verdadera institución del Heavy/Power/Speed Metal o como quieran llamarle.  En este caso las etiquetas poco importan y la razón de ello es simple: cuando has logrado un sonido característico -y lo has patentado a lo largo de los años- las etiquetas pasan a segundo plano. Es decir, trascienden del estilo en el cual se les cataloga.

Grave Digger ha logrado esa siempre difícil tarea  y, el año de su trigésimo aniversario, no podía celebrarse sin antes lanzar una nueva entrega en estudio. Volviendo a la modalidad de only one guitar player -luego de las salidas del eximio Manni Schmidt y de Thilo Hermann (de fugaz paso por la banda)- con la llegada del guitarrista Axel “Ironfingers” Ritt, proveniente de la banda Domain.

A decir verdad, la inclusión del nuevo integrante no trae consigo una diferencia tan sustancial en el andamiaje de Grave Digger. A lo que voy es que quién se integre a esta banda será como cambiarle un repuesto a tu auto o a tu PC, en otras palabras, el nuevo elemento cumplirá prácticamente la misma función que sus antecesores de manera casi irrestricta.  Aun así, Ritt se las arregla para mostrar sus habilidades y lucirse con un puñado de solos de antología.

Es un hecho que Chris Boltendahl y compañía -de la misma forma que han construido su carrera- se han encargado en cada disco de dejar en claro que habrá poco espacio para innovación y que las sorpresas no serán muchas. Precisamente esa filosofía de tocar el Heavy Metal más agresivo y anti comercial que se conozca es lo que ha hecho que esta banda sea tan respetada.Como mencioné, el disco que celebra este nuevo aniversario tenía que ser especial y para ello volvieron a echar mano a los tópicos que le dieron tanto éxito en uno de sus discos más recordados y que dio paso a una serie de discos conceptuales: Tunes Of War.

Escocia, las tierras altas, los clanes, la tiranía inglesa son temas en los que se mueven con bastante autoridad. Aunque la diferencia es  que el concepto detrás de The Clans Will Rise Again esta enfocado a Escocia como cultura, sus pueblos y sus costumbres.

La bombástica introducción Days Of Revenge, que mezcla el sonido de las heroicas gaitas con orquestaciones y percusión de proporciones bélicas dan paso a Paid In Blood.  El típico opening track de Grave  Digger, es decir, un verdadero asalto a mano armada. Riffs ochenteros, doble bombo, con Uncle Reaper hablando sobre libertad, orgullo, valentía y hermandad.  Hammer Of The Scots sigue esa línea pero los teclados de H.P. Katzenburg –el hombre de la máscara y la capucha (¿como aguanta los conciertos vestido así?)- le dan un aire de frescura. Excelente solo cortesía de Axel Ritt y un gran coro marca registrada de Chris: “raise your swords high, Hammer of the Scots; we’re like thunder from the sky, Hammer of the Scots; hold your flags high, Hammer of the Scots… we are born to die”.

Highland Farewell es el single del álbum. Ligeramente más melódica que las dos anteriores, donde los sonidos de las gaitas son predominantes y hacen que la canción en parte sea más accesible. También el coro es mucho más melódico pero no por ello menos solemne: “Can’t you hear it, can’t you see, magic islands, haunted hills, where I live and dwell; Wherever I may wander, wherever I rove, my sunset and my dawn, Highland Farewell”. El video, como es una tónica de los germanos, tiene un aire bastante Cine Clase B pero esta mejor logrado que otros que han hecho.

The Clans Will Rise Again es un mid-tempo con influencias notorias de Black Sabbath etapa del Dehumanizer. La letra habla sobre la tiranía inglesa y como los clanes harán frente al opresor con todo el honor y gloria de su pueblo. Independiente de que ya no sean dos guitarristas esta es la prueba clara de que Grave Digger no ha perdido un ápice de su fuerza.

Rebels sigue la línea Heavy/Speed, si bien es una buena canción, baja el rating en relación a los anteriores cortes. Valley Of Tears baja un poco la intensidad, donde quizás el riff les recuerde a Princess Of The Dawn de Accept. Lejos lo mejor de esta canción es la parte del solo donde Ritt se lleva todos los créditos.

Execution sigue con la agresión, esta vez con Chris hablando sobre un condenado a muerte y los momentos previos antes de enfrentarse a su verdugo. Tiene elementos que me suenan a Excalibur, aunque acá los noto menos inspirados.

Whom The Gods Lie Young también suena bastante a Black Sabbath, logrando una atmósfera doomer y nuevamente el coro es de buena factura.  Hasta ahora no he nombrado a la base rítmica, pero ¿hace falta?… honestamente creo que Jens BeckerStefan Arnold funcionan como un reloj.  Su trabajo siempre va a ser importantísimo en el engranaje de Grave Digger, pues ellos son la caballería en esta incansable batalla sonora.

Spider sigue la línea de RebelsExecution, tampoco es una mala canción, pero a estas alturas empieza a cansar escuchar otra más de las mismas características. Con una no hay problema,  con dos se puede dejar pasar, pero una tercera ya es derechamente relleno.

The Piper McLeod es un instrumental introductorio -donde nuevamente las gaitas son las grandes protagonistas- que da paso a Coming Home, corte con arreglos simples pero que recuperan la mística de la primera parte del disco. Nuevamente Chris se luce en el coro y el solo melódico es especial para corearlo en vivo (ahora que esta de moda corear hasta los riffs y los solos en los shows de las bandas).

Cerrando tenemos When The Rains Turn To Blood, una especie de ¿balada? de grandes proporciones épicas. Claramente este tipo de canciones no son el fuerte de Grave Digger, sin embargo, es un buen intento y la incorporación de teclados le adhiere una cuota aun mayor de heroísmo. Una canción así al final de un álbum me parece una buena idea.

Con 10 canciones este disco habría tenido un impacto mayor, pero bien, es Grave Digger. No van a transar y uno sabe que esperarse de ellos.  Pienso que The Clans Will Rise Again es superior a Liberty Or DeathThe Ballads Of A Hangman, pero no nos engañemos, Tunes Of War es un disco irrepetible. Aun así, es una buen intento de secuela (?) que estoy seguro dejará más que conforme a lo acérrimos de esta leyenda teutona.

«The clans will rise again.  Rise, we reign with steel and pain».

Los alemanes GRAVE DIGGER anunciaron el lanzamiento de un próximo DVD en vivo con su actuación en el Festival Wacken 2010. El nuevo trabajo saldrá a la venta el 4 de marzo del 2011 y llevará como título «The Clans Are Still Marching».

La banda ha mostrado un adelanto con la canción «Rebeliion» que cuenta con la participación de VAN CANTO y Hansi Kürsch (BLIND GUARDIAN).

Grave Digger - The Clans Are Still Marching

Adelanto del próximo DVD de los alemanes titulado «The Clans Are Still Marching», registro que saldrá a la venta el 3 de marzo del 2011.

Capital Joke

El pasado 2 de octubre hizo su debut oficial la nueva agrupación alemana CAPITAL JOKE, que incluye en sus filas a Manni Schmidt, ex-guitarrista de GRAVE DIGGER. La banda se describe así misma como «un duro golpe que mezcla metal y blues». Fotos de la presentación se pueden ver aquí

La alineación de CAPITAL JOKE es:

  • Manni Schmidt – Guitarra
  • Barto Chinaski – Voz
  • Jan Le Grow – Bajo
  • Dominik «Dom» Nowitzki – Batería

Puedes conocer más de la banda en su MySpace oficial.

A través de YouTube, la agrupación alemana GRAVE DIGGER lanzó el tema «Hammer Of The Scots», primer adelanto de su futuro disco «The Clans Will Rise Again». El nuevo álbum continúa la saga de «Tunes Of War» y será lanzado el 1ero de octubre.

El tracklist completo es:

01. Days Of Revenge
02. Paid In Blood
03. Hammer Of The Scots
04. Highland Farewell
05. The Clans Will Rise Again
06. Rebels
07. Valley Of Tears
08. Execution
09. Whom The Gods Love Die Young
10. Spider
11. The Piper Mcleod
12. Coming Home
13. When Rain Turns To Blood

Grave Digger - The Clans Will Rise Again

GRAVE DIGGER lanzará el 1 de octubre en Europa su nuevo trabajo titulado «The Clans Will Rise Again», secuela de «Tunes of War», pero que en esta ocasión no se tratará de un álbum conceptual acerca de la historia escocesa, más bien «es un trabajo acerca de Escocia, su misticismo y su gente», según comenta la banda.

El track list del disco, será el siguiente:

01. Days Of Revenge
02. Paid In Blood
03. Hammer Of The Scots
04. Highland Farewell
05. The Clans Will Rise Again
06. Rebels
07. Valley Of Tears
08. Execution
09. Whom The Gods Love Die Young
10. Spider
11. The Piper Mcleod
12. Coming Home
13. When Rain Turns To Blood

Luego de circular la supuesta portada del álbum, la banda ha revelado la versión oficial de ésta:

Grave Digger - The Clans Will Rise Again

Grave Digger

Los alemanes GRAVE DIGGER han escogido «The Clans Will Rise Again», como título para su próximo álbum, el que será lanzado en Europa el 1 de octubre, via Napalm Records.

«The Clans Will Rise Again» es una secuela de «Tunes of War», pero en esta ocasión no se tratará de un álbum conceptual acerca de la historia escocesa, más bien «es un trabajo acerca de Escocia, su misticismo y su gente .»

El track list de este nuevo disco, será el siguiente:

01. Days Of Revenge
02. Paid In Blood
03. Hammer Of The Scots
04. Highland Farewell
05. The Clans Will Rise Again
06. Rebels
07. Valley Of Tears
08. Execution
09. Whom The Gods Love Die Young
10. Spider
11. The Piper Mcleod
12. Coming Home
13. When Rain Turns To Blood

Grave Digger

Recientemente, los alemanes GRAVE DIGGER dejaron el siguiente mensaje en su web:

«La semana pasada fuimos a los Estudios TLS para reunir ideas para el próximo álbum. ¡Santa mierda, que poder! A pesar de que solo tenemos las primeras composiciones, pueden imaginar la dirección de las canciones. Llamémoslas las típicas de GRAVE DIGGER. Otra vez tendrán el paquete completo, pero más picante con un poco más fino. A pesar de todo el estrés del último año (perder 2 guitarristas) finalmente tuvimos la oportunidad de dejar todo atrás y rockear con todo. Axel (Ritt, guitarra) y Jens (Becker, bajo) han puesto unas ideas de riffs asombrosas, las cuales serán martilladas en verdadero acero caliente los próximos 3 meses. En la mitad de Mayo, estaremos en los estudios otra vez, dejaremos a los hermanos Resetti (nunca cambies un equipo ganador) producir nuestro nuevo disco. Todos los fans allá afuera obtendrán lo que quieren, por lo que nos han amado y tiene fe en nosotros».

GRAVE DIGGER anunciaron recientemente la incorporación de Axel Ritt de DOMAIN como guitarrista de la banda. Ritt viene a llenar el espacio dejado por Manni Schmidt quien abandonara el año pasado a la banda.

Axel Ritt

Axel Ritt

Tras la salida de Manni Schmidt, GRAVE DIGGER contará con la presencia de Axel Ritt, actual guitarrista de la banda DOMAIN para los conciertos que quedan este 2009.

La banda liderada por Chris Boltendahl tiene 2 shows agendados en Sudamérica, correspondientes a Brasil. Lo que queda del tour, por ahora, son las siguientes fechas:

Octubre 24 – Maschinenhalle Zweckel – Gladbeck, Alemania
Noviembre 20 – Siara Hall – Fortaleza, Brasil
Noviembre 21 – Carioca Club – Sao Paulo, Brasil
Diciembre 18 – Christmas Metal Meeting – Outback – Bad Arolsen, Alemania
Diciembre 19 – Christmas Metal Meeting – Stadthalle – Langen, Alemania

La banda alemana Grave Digger anunció que el guitarrista Manni Schmidt ha dejado de ser parte de la banda debido a que sus diferencias con el cantante Chris Boltendahl estaban afectando la creatividad y la productividad del grupo. En todo caso su salida fue de común acuerdo entre las partes.

La banda aún no tiene un reemplazante pero aseguran que cumplirán todos sus compromisos agendados.

n-gd-manni

Siempre es motivo de alegría escuchar que las bandas germanas de la vieja escuela sacan nuevos trabajos. Y dentro de ellas, un lugar especial ocupa Grave Digger, quinteto formado hace ¡¡29 años!! en Gladbeck (ciudad de la zona de Westfalia, Alemania), liderado por el inacabable vocalista Chris “Uncle Reaper” Boltendahl, quien hoy es acompañado por el gran ex-Rage Manni Schmidt en guitarras, Jens Becker en bajo, Hans Peter (H.P.) Katzenburg en teclados y Stefan Arnold en batería.

El nuevo trabajo de Grave Digger, “Ballads Of A Hangman”, es su décimotercer largaduración en estudio, y trataría de enmendar el algo irregular y errático ritmo de Grave Digger marcado por sus anteriores discos, “The Last Supper” (2005) y “Liberty Or Death” (2007). Como es clásico en Grave Digger (a excepción del infame Pato Lucas Robocop del “Stronger Than Ever”), cuenta con un increíble arte de tapa, y a priori nos muestra una sorpresa: se trata del primer disco del Cavatumbas con dos guitarras, toda vez que para la creación y grabación de este trabajo se unió a la banda el gran Thilo Hermann, ex guitarrista de los recientemente disueltos piratas de Running Wild. Thilo grabó el disco y a principios de este año decidió abandonar la banda, por eso no lo incluimos en el line-up.

El disco abre con la excelente intro The Gallows Pole, sólo con una guitarra clásica, el sonido del viento, y un tarareo de una triste melodía que sabemos que nos encontraremos en el primer tema. Muy en la onda del Tunes Of War (qué disco, por las barbas de Jebús) con la intro “The Brave”. El primer y sensacional tackle deslizante a la altura de las partes blandas llega con el tema que da el nombre al disco, Ballad Of A Hangman, la balada del colgado, un increíble corte que está a la altura de los más grandes clásicos de la banda. Doble bombo, un riff pesado, un sensacional solo en que se le saca el jugo a las guitarras de dos grandes como Manni y Thilo. Y por cierto, el sello vocal de Uncle Reaper, que canta IGUAL a como cantaba hace veinticinco años. ¿Cuántos pueden decir eso? El “oooh oooh oooh” del coro llegó para quedarse pegado por varios días en la cabeza de quienes escuchen el disco. Temón.

Con el siguiente corte, Hell Of Disillusion, seguramente muchos sentirán un deja-vu y pensarán que este tema lo han escuchado varias veces. Eso es bueno y malo. Para quienes busquen mucha variedad y experimentación, Grave Digger claramente no es una buena opción, pero para quienes busquen que Grave Digger suene a Grave Digger, en este corte encontrarán una sólida respuesta. Guitarras afiladas, mid tempo bien hecho, y un coro sencillo y muy cantable (“Hell, hell, Hell of disillusion!”).

Algo más melódico y mucho más rápido es el siguiente corte, Sorrow Of The Dead, metal en estado puro, sin concesiones de ninguna especie. Qué gusto da cantar los coros de Grave Digger, y gritar “sorrow of the dead!!!”. No es un tema muy recomendable si te estás cuidando la garganta en estos días de frío.

Lo que sigue es uno de los mejores temas de este disco es la excelente Grave Of The Addicted, un corte mid tempo ultra intenso, con un coro bastante melódico y pegajoso (bueno, melódico considerando que se trata de Chris Boltendahl) y un solidísimo y sobrio trabajo de Manni y Thilo con las twin guitars.

El necesario cambio de ambiente llega con la lúgubre Lonely The Innocence Dies, el tema más largo del disco, una balada que realmente suena como si fuese un lamento, y que cuenta con el inestimable aporte en las voces de la guapa y temible Veronica Freeman de Benedictum. Lo increíble de Grave Digger es que un dueto entre dos voces tan dispares suene tan bien. Gran, gran tema, muy intenso.

Quienes hemos escuchado a Grave Digger desde hace años sabemos que después de un tema como el anterior, nos van a pegar una nueva kick in the nuts. No nos equivocamos, el doble bombo de Into The War rememora los mejores momentos de esta banda, esos momentos y esos sonidos que componen su historia, ese riff inicial y el doble bombos que son ínsitos elementos de su ADN. Lo malo de escuchar temas así y disfrutarlos es que a uno lo convierten un poco en fundamentalista, y pensar que si no te gusta el coro “In! Into! Into The War! In! Into! Into The War!” es porque realmente no te gusta el Metal.

Vuelve el mid tempo con The Shadow Of Your Soul, un tema bastante sencillo pero que no logra destacar demasiado. Sí, es un tema muy Grave Digger, pero no alcanza a prender demasiado, sólo aprobando con un “correcto”.

Una extraña especie de guitarra española da inicio a Funeral For a Fallen Angel, un muy buen corte, muy pesado y mid tempo (aunque con un excelente trabajo de batería), y que muestra a una banda con un sonido algo más limpio que lo que acostumbra. Gran trabajo melódico en los coros, que se adaptan a la voz de Boltendahl de muy buena manera.

Ya casi llegando al final, Stormrider (¿¿¿Iced Earth???) continúa en la misma línea, un tema muy sencillo, corto, rapidito, con un coro muy pegajoso y con una letra que resulta ser una declaración de principios (“Heading for the north / Heading for the south / Burning the ground we leave behind / We are the scum of mankind”).

El último tema (oficial) del disco es Pray, un corte con bastante menos “peso específico” que lo que uno pudiese esperar para terminar el disco. Sin ser un mal tema, en lo personal esperaba un final un poco más intenso. Pero de todas formas cumple y cierra de correcta manera un trabajo que, en todo caso, tirando la raya para la suma, es más sólido que su último corte.

Como un “regalito” extra viene la versión de Grave Digger para Jailbreak, uno de los más grandes temas de Thin Lizzy, una de las más influyentes bandas para todas las agrupaciones nacidas en los ’80, especialmente con sus dos guitarras. Una simpática versión, con un Chris Boltendahl un poco menos raspado y más melódico, bastante más pesada y heavy que la original, la que en todo caso prefiero. Seguramente el finado Phil Lynott efectuó una mueca simpática desde el valhalla al escuchar esta versión.

Difícilmente –por no decir imposible– a una persona que haya escuchado a Grave Digger y no le haya gustado, le guste empezando por este trabajo. Pero estas personas, de respetable opinión, deberán asimismo respetar algo fundamental: que Grave Digger es una banda que destila verdad. Es cierto, Uncle Reaper no es Dio ni Bruce Dickinson vocalmente hablando, pero suple sus evidentes carencias vocales con un estilo y una impronta inconfundibles. En tiempos en que todo se copia y en que el mundo se nutre y llena de cosas light, es alentador que aún existan bandas, sonidos y temas heavy. Por eso, Grave Digger tiene ganado un sitial en el Olimpo de las bandas de verdad.

¿Alguien ha leído en la página de Grave Digger lo que dice Chris Boltendahl de su nuevo disco? Acá está si no lo han hecho…

(Rheingold es) Otro álbum conceptual basado en la ópera de Richard Wagner El Anillo del Nibelungo. Es pesado, veloz, épico y True Metal directo como los fans nos conocen. Está lleno de clichés metaleros que todos amamos y usamos desde hace años…

Y qué… A Boltendahl no se le arruga la cara al decir que su música se mantiene, no cambia, que Grave Digger da vuelta en círculos y que con orgullo no altera su sonido. No le interesa avanzar en una línea evolutiva hacia nuevas direcciones. Es que el estilo de Grave Digger es justamente no cambiar de estilo. Hasta ahora los discos más «experimentales» de la banda han sido Heart Of Darkness (1995) con sus canciones de larga duración y The Grave Digger (2001) que rompió el esquema de los anteriores trabajos épicos con letras inspiradas en Edgar Allan Poe. La vida le ha enseñado a Boltendahl, a la mala, que tiene que seguir en lo suyo y lo que sabe hacer… Mejor no hablar sobre Stronger Than Ever (1987) con Grave Digger (o Digger como se llamaron en ese lapsus) tratando de «sonar como Bon Shauvi o Van Halen». Después de aquello el grupo no hizo un disco sino siete años más tarde. En Rheingold vamos a encontrar melodía, potencia, simpleza, los coros grandes, metal al hueso, todo lo que se sabe que no va a faltar en un trabajo de ellos… y más incluso…

Antes que saliera Tunes Of Wacken, la banda había anunciado que el próximo álbum de estudio trataría sobre la Biblia, lo que no significaba quemarlas en los conciertos ni revelar una faceta cristiana evangélica, pero mostrar algunas de las tantas historias que relata el antiguo testamento. La idea no prosperó y volvieron a lanzar un álbum conceptual épico cuando se pensaba que Grave Digger no acudiría nuevamente al tópico tras la salida de Uwe Lulis. Es más, cuando lo épico parece a ratos estar trillado por muchas visiones simplistas, cuando se le acusa de repetitivo, cuando se abren curiosos debates sobre la sexualidad de los que lo hacen y lo siguen if you like epic metal, you’re gay… Cuando justo más se habla despectivamente de «espaditas y dragones», viene Grave Digger y saca dos canciones con los nombres de Sword y Dragon. Toma. También vienen con una portada en la que salen tres guerreros, un dragón, un castillo en una cima cubierta de nubes y sirenas del Rin. ¿Qué más? Otro disco conceptual épico, otra vez los coros a gran escala, otra vez el mismo sonido… ¿Y qué? Otra vez Heavy Metal directo de excepcional calidad. Es cierto que antes de The Grave Digger el público quería un respiro con los cuentos épicos, pero es sobresaliente que venga una banda de esta talla a salvar la credibilidad del género.

El álbum está basado en El Anillo del Nibelungo del alemán Richard Wagner, que rescata el heroismo de las antiguas historias germánicas. El tecladista H.P. Katzenburg agrega algunos pocos fragmentos de la obra original y ahí se acaban las semejanzas en lo musical, porque el disco completo es un seco latigazo de Heavy Metal, nada más que decir. El concepto se carga en el contenido lírico, excelentemente bien logrado, ya que se capta la historia sólo con leer las letras incluyendo las notas entre las canciones. Se relata cómo un enano roba el oro del Rin de las doncellas para hacer un anillo todopoderoso, la creación de Valhalla, cuando un gigante asesina a su hermano y se convierte en un dragón, la muerte de Sigmund en manos de su padre Wotan… cuando Sigfrido forja la espada Notung y atraviesa el corazón del dragón, quedándose con el anillo maldito; el momento en que el enano Hagen toma la vida del héroe y lleva el fin de Valhalla y los dioses…

Después de Excalibur (1999), la leyenda más famosa y recurrente, se vio difícil que Grave Digger pudiera encontrar mejor fuente para crear otro trabajo de este tipo, pero con El Anillo del Nibelungo el grupo remarcó algo que no había sacado a flote con los conceptos épicos históricos de Tunes Of War (1996), Knights Of The Cross (1998) ni tampoco con Excalibur: el dramatismo. Rheingold es el álbum más dramático que ha hecho Grave Digger, en mucha parte gracias a la concepción de la obra y la sensibilidad de Wagner, como también al gran acierto de Boltendahl de haber sabido captarla bien.

Lo mismo. Aunque se dijo que el crossover entre las canciones y la música original es mínima y que el álbum realmente tiene actitud, no podía ser de otra forma que el dramatismo, lo épico, lo grande, empapara la composición. Una de las mismas canciones que ya se nombraron, Sword, marcha fuerte al son de del ritmo metalero épico por excelencia. Los monumentales coros están de vuelta. El de Murderer es sobresaliente, enorme, dramático, doloroso, furioso, desconsolado, el clímax del álbum, como teniendo al infeliz de Hagen de frente y gritándole a merced antes de hacerle pagar por su crimen… Es uno de los momentos más brillantes que ha logrado Grave Digger. Y de estos se escuchan en varias otras pistas del álbum, los desbordantes y melódicos precoros de Rheingold y Valhalla que terminan, una, susurrando el título de la canción, y la otra, gritándola con la fuerza que Boltendahl maneja, como en Giants. Maidens Of War, ¡temazo!, que empieza cual Blessed Are You de Iced Earth, luego de unos versos en los que el mismo Uncle Reaper interpreta no muy dulcemente a la walkiria Brunilda con un fuerte y ronco vozarrón, explota en toda su energía dramática en el brigde y los coros.

El drama en sí acentúa el valor de la historia de Rheingold, por lo que puede ser el álbum más épico hecho por Grave Digger, sí. Pero, ¿no era esto exactamente lo que el ex miembro Uwe Lulis quería seguir haciendo con la banda? ¿Continuar la línea de la trilogía medieval cuando Boltendahl quería parar con eso? Si esa fue la razón del conflicto Lulis-Boltendahl… ¿por qué Grave Digger pasó malos ratos para después hacer un nuevo álbum épico? Incluso, el segundo disco de la nueva banda de Lulis, Rebellion, no habla nada de «espaditas y dragones», sino de ¡cadenas, cueros y motos! ¿Y no era que se había ido porque quería seguir con lo épico? ¿Por qué cresta entonces se fue de Grave Digger? ¡Si están haciendo lo mismo!

Ahí es cuando se deja ver que son las diferencias personales, y no las musicales, las que diluyeron la sociedad metalera. Pero ahora Grave Digger tiene a otro guitarrista de categoría, el mecánico de oficio, Manni Schmidt. El solo de Rheingold muestra que el Manni de los discos Trapped! (1992) y The Missing Link (1993), de la mejor etapa de Rage, ha regresado, como en el riff principal de Valhalla, que también recuerda a Heavy Metal Breakdown. En realidad, cuando se fue de Rage el ’94 se llevó consigo su marca, la misma que asoma ahora en Grave Digger. Ojo, que tanto Schmidt como Katzenburg y el bajista Jens Becker, con Boltendahl por supuesto, participaron en la composición y arreglo de las canciones, lo que no pasaba cuando Lulis estaba con ellos. La participación conjunta se nota también en la producción. Todo instrumento se presenta claramente, impecable, sobre todo el bajo de Jens, que nunca había tenido un sonido tan protagónico.

Con un álbum tan épico como este, ¿cuáles son las diferencias con el Excalibur, el último de la trilogía medieval? Mientras el disco basado en la leyenda del Rey Arturo es la cúspide de la aventura de Grave Digger en el Power Metal, si se puede decir, con la caja acelerada, riff noventeros cortos pegados al ametrallador doble bombo, Rheingold es puro Heavy Metal del más tradicional, con más tendencia al mid tempo, pero sin perder ni una pizca de fuerza, todo lo contrario, muy potente, con más prominencia de la melodía que pueda dibujar la guitarra, etc… sólo basta con escuchar el primer RIGHT! de Boltendahl con el que explota Rheingold para ver que esto está hecho para partirse la cabeza…

Y hasta ahora ninguna palabra de la bombástica y poco ortodoxa vocalización del maestro del grupo… ¿será necesario? La voz de Chris es tan singular que se le reconoce hasta por el olor y es la estampa de la banda, sea para bien o para mal. Por eso es que me chocó tanto al comienzo escuchar Rebellion. Era Grave Digger sin Chris Boltendahl, como una pesadilla para los fanáticos. Pero si alguien tiene la oportunidad de conseguirse Shakespeare’s MacBeth – A Tragedy in Steel (2002), que no lo piense dos veces. De hecho, es el álbum de Grave Digger que nunca fue…

Hay que saber qué esperar de cada banda, y a Grave Digger no le vamos a pedir otra cosa que no sea entregar discos de la calidad que los ha convertido en una de las bandas más importantes del metal alemán, sin que aquello signifique evolucionar. Rheingold es un trabajo sólido, muy sólido, el más dramático que han logrado, con la mejor producción de sonido en su carrera. Quizás hasta es lo más soberbio han creado en cuanto a conceptos, lo que es mucho decir. Es muy reconfortante ver que siguen saliendo álbumes épicos de valor y que uno de estos sea de los mismos que lo introdujeron al metal. Esto no es juego de niños… déjenlos pasar.

1. The Ring
2. Rheingold
3. Valhalla
4. Giants
5. Maidens Of War
6. Sword
7. Dragon
8. Liar
9. Murderer
10. Twilight Of The Gods

Un periodista de la revista Rock Brigade le pregunto hace poco a Chris Boltendahl cuál era el momento que definiría como el mejor en la carrera de la banda, después de más de 20 años de trayectoria, a lo que el líder de Grave Digger contestó: «cuando tocamos en la última versión de Wacken Open Air».

Creámosle. El 2000 y principios del 2001 fueron particularmente difíciles para el grupo. El que había sido la guitarra de Grave Digger desde 1986, Uwe Lulis, rompió relaciones a causa de diferencias musicales que trastocaron el ámbito personal. Tras su desvinculación, Lulis llegó a los tribunales de justicia para reclamar los derechos sobre el nombre de la banda. Incluso, el guitarrista había anunciado en Internet toda una nueva formación, -en la cual se contaba al también ex Grave Digger, el bajista Tomi Göttlich, con el consiguiente despido de todo el resto de la alineación actual, Boltendahl incluido (¿?) «¿Con qué derecho? -se preguntaba el cantante-, ¡si Uwe no participó en ninguno de los tres primeros discos!».

Afortunadamente y después de muchos malos ratos, Boltendahl se quedó con el nombre, contrató los servicios del guitarrista Manni Schmidt (ex Rage), y Grave Digger comenzó de nuevo. Y reitero que debemos creerle a Chris cuando dice que su actuación en W: O: A 2001 es lo mejor que el quinteto ha hecho hasta la fecha, porque fue una verdadera catarsis luego de los oscuros meses que vivieron después del lanzamiento de Excalibur (1999), el último trabajo con Uwe.

«¡Fue una locura!», calificó Uncle Reaper su experiencia en Wacken del año pasado. No es para menos, 30 mil fanáticos se juntaron en el marco del festival de metal más grande de Europa de estos días para ver el espectáculo, de entre otras tantas bandas, de los alemanes Grave Digger. Boltendahl y compañía sabían que era un momento muy especial para el grupo y darían lo mejor de sí para demostrar que habían salido más fuertes que nunca de la tormenta.

Tunes Of Wacken es el primer álbum oficial en vivo de Grave Digger, el único en más de veinte años de vida, pedido a gritos por sus seguidores desde hace mucho tiempo, como bien comprenderán. El peso de la trayectoria hacía indispensable la salida de este trabajo. «¡Por fin!», debieron haber exclamado los fans después del lanzamiento.

Podría haberse pensado que las dificultades recientes mellarían la potencia del live performance de estos teutones, pero ¡¿QUÉ VÁ?! El show es un feroz martilleo de Heavy Metal de principio a fin, que no para ni siquiera en The Ballad Of Mary (Queen Of Scots). La sencillez de los temas a los cuales Grave Digger nos tiene acostumbrados permite que la banda se desenvuelva con soltura en escenario y se entretenga, irradie esa energía al público e interprete lo que hace en el estudio con exactitud, con lo cual logran una alta credibilidad musical en sus actuaciones. El nuevo integrante, Manni Schmidt, se adentra formidablemente en el espíritu «diggeriano», tanto así que pareciera que los temas hubiesen salido de su guitarra siempre. «NO -señala Chris-, nadie se acuerda de Uwe, ni los fanáticos ni nosotros».

El set list del concierto se basa en la llamada Trilogía Épica de Grave Digger, Tunes Of War (1996), Knights Of The Cross (1998) y Excalibur (1999), pero principalmente en el primero de los nombrados, producción considerada por muchos como la mejor del grupo. Cinco de las trece pistas corresponden a ese álbum: la intro, Scotland United, la «maidenesca» The Dark Of The Sun, The Ballad Of Mary -con arreglos de batería- y el punto más alto del show, Rebellion (The Clans Are Marching), la canción más emblemática de Grave Digger.

Junto con los temas de la Trilogía, aparece también The Reaper, del disco con el mismo nombre (1993), el single de Heart Of Darkness (1995), Circle Of Witches y, como broche de oro, la canción que se ha transformado en el himno de la banda y en corte de culto para de los fanáticos del Metal Alemán, Heavy Metal Breakdown, segundo tema del disco debut, por allá en 1984. A gusto personal, me habría encantado escuchar Back To The Roots (Symphony Of Death EP, 1994), Witch Hunter (1985) o más material de los años 80.

Pero, no por feliz coincidencia, Tunes Of Wacken termina con las tonadas mejor ponderadas de Grave Digger. Ellos sabían cuáles eran, las juntaron, las tocaron y no dejaron a ninguna alma viva en la audiencia: Lionheart, Morgane Le Fay, Knights Of The Cross, Rebellion y Heavy Metal Breakdown. Todo un acierto por parte de Boltendahl para lograr que este trabajo se transformase en un gran disco en vivo. Existe una versión DVD/VHS del concierto para quienes quieran presenciarlo también con imágenes.

Tunes Of Wacken es el mejor momento de los veteranos Grave Digger, llevado a un pedazo de plástico plateado con forma circular. La selección de los temas, la energía de la banda en vivo, el marco de Wacken Open Air, la vasta trayectoria y madurez alcanzada por estos cinco músicos, hacen de Tunes Of Wacken un muy buen álbum, de lo mejor que ha hecho un conjunto de Heavy Metal Alemán (entiéndase Sinner, Rage, Running Wild, etc.) en los últimos años en materia de placas en vivo. Hay que hacerle caso a los que saben, y Chris Boltendahl es uno de ellos. La espera valió la pena, ¿o no?

TRACK LIST
1. Intro – (Tunes Of War)
2. Scotland United – (Tunes Of War)
3. The Dark Of The Sun – (Tunes Of War)
4. The Reaper – (The Reaper)
5. The Roundtable (Forever) – (Excalibur)
6. Excalibur – (Excalibur)
7. Circle Of Witches – (Heart Of Darkness)
8. The Ballad Of Mary (Queen Of Scots) – (Tunes Of War)
9. Lionheart – (Knights Of The Cross)
10. Morgane Le Fay – (Excalibur)
11. Knights Of The Cross – (Knights Of The Cross)
12. Rebellion (The Clans Are Marching) – (Tunes Of War)
13. Heavy Metal Breakdown – (Heavy Metal Breakdown)

Chris Boltendahl, Uncle Reaper como se hace llamar, es uno de los hombres más reconocidos dentro de la escena metalera alemana. Cuenta con más de 20 años de carrera como fundador y frontman de Grave Digger, una de las bandas que sentó las bases del Heavy Metal Alemán y es dueño de una potente y singular voz, la que todo seguidor del Heavy y Power Metal debería al menos distinguir.

chris_titulo

Jorge: Antes que nada, ¿cómo estás Chris?

Chris: Estoy muy bien , muchas gracias.

Jorge: Empecemos con los sucesos actuales. Grave Digger lanza en marzo su primer álbum oficial en vivo, Tunes Of Wacken. Cuéntanos acerca de ello.

Chris: Grabamos el álbum durante nuestra participación en el festival alemán Wacken Open Air, en agosto último. Tocamos ante treinta mil personas y puedes sentir todo el poder de nuestros conciertos en este CD/DVD. Fue mezclado por Jörg Umbreit y Vince Sorg en Principal Studios, Alemania.

Jorge: Mucha gente se pregunta, ¿por qué se demoraron tanto en sacar un disco en vivo?

Chris: Bueno, habíamos planeado uno para la gira del Excalibur, pero Uwe (Lulis, ex guitarrista de la banda) las cagó. En estos días, muchas bandas entregan trabajos en vivo después de sacar apenas dos discos de estudio. Creo que una banda debe tener más trayectoria para poder sacar uno en vivo.

Jorge: Hablando acerca de The Grave Digger, último disco de la banda… Manni Schmidt (guitarra), Jens Becker (bajo) y tú escribieron los temas del álbum en sólo siete días (!). ¿Cómo lograron tal momento de inspiración?

Chris: Entre nosotros existe un muy buen “feeling”. Esa es la única razón por lo que eso fue posible.

Jorge: Ahora, ustedes han estado haciendo gira junto con Brainstorm y Tierra Santa. Además, Grave Digger cuenta con nuevo guitarrista, Manni Schmidt ¿Cómo les ha ido? ¿Cómo se siente la banda en el escenario con Manni en las guitarras? ¿Hace falta Lulis?

Chris: Hasta ahora ha sido la gira más exitosa en la historia de Grave Digger, a las otras bandas también les ha ido bien. Con respecto a Manni, él es fantástico. Realmente la pasamos muy bien tocando con él y NO, nadie se acuerda de Uwe, ni los fanáticos ni la banda.Sebast

Jorge: También es esta gira tendrán la oportunidad de tocar por primera vez en lugares como EE.UU. ¿Qué es lo que esperan de este viaje?

Chris: Estamos muy emocionados pero en realidad no esperamos nada en particular. En junio visitaremos también por primera vez Rusia, pero no tenemos idea como irá a ser. Más tarde te contaré cómo nos fue.

Jorge: Siguiendo con el tema, ¿hay alguna posibilidad real de ver en un futuro cercano a Grave Digger tocando en Sudamérica? ¿Qué sabes acerca de Chile?

Chris: Hay posibilidades reales, no te preocupes, pero tenemos que encontrar interesados en llevarnos y en eso estamos ahora, porque es uno de los más grandes deseos de la banda volver a tocar en Sudamérica. Por comentarios de Jens Becker (quien estuvo en Chile en 1999 junto con Roland Grapow) sé que Chile es un hermoso lugar, además de un amigo mío que se mudó de Alemania a Chile que también adora tu país.

Jorge: Ahora, queremos saber por tus propias palabras… ¿Por qué Uwe Lulis, quien estuvo en la banda desde 1986, se fue de Grave Digger?

Chris: Uwe tenía que dejar la banda porque era imposible seguir trabajando él. (Después de Excalibur) empezamos a escribir canciones, pero no había ninguna chispa de creatividad por su parte. Además, por su comportamiento: cada vez jugaba más el papel de líder del grupo. Todo esto me indicaba que la relación debía terminar. La decisión fue difícil pero necesaria

Jorge: ¿Y qué esperas de su nueva banda llamada Rebellion?

Chris: Espero el mismo estilo y sonido de los últimos cuatro discos de Grave Digger con Uwe. Pero, por el otro lado, no me interesa.

Jorge: Pasado el difícil momento, ¿qué podemos esperar de Grave Digger para el futuro? Ya anunciaron que están planeado trabajar en un álbum conceptual acerca de historias de la Biblia. ¿Has pensado en la posibilidad de un regrabar los mejores temas clásicos de Grave Digger y lanzarlos en un LP?

Chris: Bueno, en este momento estamos discutiendo que vamos a hacer en el futuro y muchas ideas han surgido, pero no estamos seguros cuál de todas vamos a tomar. Pero hay una buena chance de que regrabemos algunos temas antiguos más adelante. Sin embargo, no los lanzaríamos en formato de LP, sino más bien como bonus tracks.

Jorge: Chris, tú eres conocido por tu singular forma de cantar, nadie puede imaginarse a Grave Digger sin Chris Boltendahl. ¿Cuáles son tus influencias vocales? ¿Admiras a algún cantante en especial?

Chris: En realidad no tengo ningún ídolo y nunca he tomado clases de canto. Todo viene de mi corazón. Grave Digger es mi vida y Uwe trató de llevarse el nombre de la banda. En fin, ahora puedes ver quién es Grave Digger en verdad.

Jorge: Grave Digger como escuela de Heavy Metal… ¿la ves como influencia para las nuevas bandas alemanas?

Chris: No directamente. En Alemania no han surgido bandas de True Metal como nosotros. Ni siquiera Primal Fear, que tiene su fuerte cuota de modernismo con su imagen de héroes del metal.

Jorge: Chris, desde los ochenta que estás metido en la escena metalera. ¿Qué piensas de bandas más recientes como Rhapsody o Stratovarius? ¿Qué opinas de A Night At The Opera de Blind Guardian por ejemplo? ¿Qué grupos estás escuchando ahora?

Chris: Stratovarius y Rhapsody no son de mi gusto heavy metalero pero hay que reconocer que son muy buenos en lo que hacen, perfectos. Con respecto al nuevo álbum de Blind Guardian, al menos yo esperaba algo diferente, no quiero decir más. ¿Qué escucho ahora?Creed, Ozzy y Grave Digger…

Jorge: UncleReaper, estamos finalizando la entrevista, muchas gracias por tu tiempo. ¿Quieres dejar un mensaje a los fanáticos de Grave Digger de Sudamérica y Chile en especial?

Chris: Amigos, quiero que sepan que realmente queremos ir a destrozar sus desquiciadas cabezas, pero, por favor, entiendan que no depende de nosotros, sino del apoyo que tengamos de ustedes los fanáticos, si no será difícil que se concreten nuestros planes. Así que… ROCK HARD!! Chris.

Grave Digger

Son muchos los ejemplos. Existen bandas que llegan a la cima del éxito en los primeros años de su carrera, sacan espléndidos trabajos y sacuden a todo el mundo sin que nadie se lo explique cómo. Pero al pasar el tiempo, esos mismos jóvenes de antaño se vuelven viejos y su música decae. No vuelven a repetir, por más que lo intenten, el éxito de antes. Son bandas que empiezan a vivir del pasado. Metallica es un muy buen ejemplo.

Grave DiggerEn cambio hay otras que tienen un notable debut y su marca. Pasan los años y siguen manteniendo o, incluso, suben su nivel. Evolucionan sin perder su línea y consiguen mantenerse totalmente vigentes. Es más, pareciera que el presente es siempre su mejor momento. Ejemplos hay varios y GRAVE DIGGER es prueba de ello. Esta veterana y legendaria banda germana ha sacudido las cabezas de sus fanáticos por más de 20 años y se perfila para seguir haciéndolo por muchos más. Esa es la razón por qué Grave Digger es hoy una de las agrupaciones más idolatradas en Alemania y Europa.

Sobre el estilo:
Junto con Running Wild, Sinner y Rage, entre otras, Grave Digger ayudó a establecer lo que hoy se conoce como Heavy Metal Alemán, corriente paralela al rock de los Scorpions y Accept y anterior al estilo inspirado por Helloween. La historia de Grave Digger se puede dividir en dos épocas: el Grave Digger de la década de los ochenta y el Grave Digger de los noventa.

LA ERA DEL HEAVY METAL BREAKDOWN

Los comienzos se remontan a Noviembre de 1980, cuando el joven de 18 años nacido en Gladbeck, Chris Boltendahl –poseedor de una peculiar forma de cantar, cuyo estilo haría único–, decide dar vida a Grave Digger, reclutando a Peter Masson para encargarse de la guitarra, Willi Lackmann en el bajo y Albert Eckardt detrás de los platillos.

En 1983, la banda graba el tema «Violence» para el compilatorio Rock From Hell, en el cual actúa también Running Wild. Gracias a esta canción es que el grupo obtiene su primer contrato con el sello alemán Noise Records. De este modo, Grave Digger lanza al año siguiente Heavy Metal Breakdown, su primer disco que, a pesar de su descuidada producción, se ha convertido en objeto de culto para los fanáticos y no es para menos. Cortes tales como «Headbanging Man» y «Heavy Metal Breakdown» son considerados himnos del metal alemán. En esta época además, Grave Digger gira acompañando a Warlock, Sinner y Running Wild.

Grave Digger

Lackmann abandona la banda, C.F. Franck entra como sustituto y Witch Hunter es lanzado en 1985. Estos dos discos iniciales se caracterizan por ser de una naturaleza más bien directa, sencilla en arreglos pero furiosa en carácter. Sin embargo, esto empieza a cambiar tras el alumbramiento en 1986 de War Games, primer trabajo con Uwe Lulis y el batero Jörg Michael –actualmente en Stratovarius–. Es la primera incursión de Grave Digger en discos conceptuales: todo el segundo lado del LP trata sobre la bomba atómica tirada en Hiroshima. Además, los arreglos se vuelven algo más complejos y experimentan por primera vez con coros a varias voces –estampa característica del Grave Digger de los noventa–. Pero para los fanáticos de ese entonces War Games es calificado como un acercamiento a un sonido más comercial. Mientras, Grave Digger hace gira con la  banda de Hamburgo, Helloween.

Pero el desastre se produce en 1987, cuando la banda cambia de nombre –simplemente a Digger– y sacan el controvertido Stronger Than Ever, de corte comercial. Hasta la carátula da miedo: una versión robotizada del Pato Lucas usando una gorra y enseñando sus músculos. La banda recibe una tonelada de malas críticas y se separa.

Digger desaparece de la escena metalera, pero Chris y Uwe siguen escribiendo canciones y grabando demos, mas ningún sello firma con ellos.

Es lo único que se sabe de la época de silencio. Tras cinco años entregando cintas y cerrándoseles puertas, el dúo decide volver a formar el añorado Grave Digger…

Grave Digger
THE RETURN OF THE REAPER

We’re back, back to the roots… HEAVY METAL RULES!!

Es 1991, Chris y Uwe se reúnen con Jörg Michael y el bajista Thomas Göttlich para resucitar a Grave Digger. Graban el demo Return Of The Reaper y en 1993 firman el anhelado contrato con G.U.N Records, a la vez que Noise saca a la venta una selección de los mejores temas del grupo llamado The Best Of The Eighties. Ese mismo año Grave Digger vuelve con más fuerza que nunca (ahora sí… stronger than ever) con The Reaper. El álbum es elogiado por la crítica alemana. Brutal, rápido y pesado, como en los viejos tiempos… perfecto regreso.

La misma formación, en 1994, entrega el excelente mini LP Symphony Of Death, el cual reúne temas escritos durante el receso y giran por Alemania nada menos que con los reyes de metal, Manowar. Además, es primera vez que aparece en portada de Grave Digger la “mascota” de la banda, The Reaper.

Jörg Michael se va del cuarteto para enfocarse exclusivamente en Running Wild e ingresa Frank Ulrich tomando su lugar. Heart Of Darkness (1995) es el nuevo título de Grave Digger, disco lleno de oscuros pensamientos de muerte y destrucción, pero también de sonidos. Este álbum es un salto evolutivo referente a la música y producción, canciones de mayor duración, más vanguardista en comparación con The Reaper y con una pincelada más fuerte de Power Metal.

Together we stand, steel in our hands,

Fighting forever, forever we stand!!

Grave Digger no se satisface sólo con continuar la línea de sus trabajos anteriores y sigue experimentando. Sin embargo, ninguna fórmula hasta entonces le había dado tanto éxito como la de Tunes Of War, primer disco de lo que se conocería como la “Trilogía Épica” de Grave Digger, en la cual, durante los años siguientes, la banda haría tres placas conceptuales sobre historias, sucesos y leyendas de la Edad Media. El comienzo de esta época coincide con el arribo de Stefan Arnold a la batería y la inclusión de un quinto miembro: el tecladista H.P. Katzenburg.

Grave DiggerEl primero de la serie es Tunes Of War, basado en la guerra de los clanes de Escocia luchando por su libertad e independencia en contra de los ingleses. En la saga se pueden encontrar personajes tales como William Wallace, la Reina Mary y The Bruce, entre otros. Incluso, la música está acompañada por gaitas efectos de sonido imitando marchas y batallas, algo nunca visto hasta ese entonces. Esas mismas gaitas y marchas de rebelión escocesa se hacen sentir en todo el mundo… es la primera vez que Grave Digger realiza una gira mundial, pasando también por Sudamérica.

Con un sonido más épico aún vuelve Grave Digger en 1998, relatando el auge y caída de una de las órdenes más poderosas de la Edad Media: los templarios. El disco tiene por nombre Knights Of The Cross y cuenta con la participación del ex Running Wild Jens Becker en las cuerdas bajas. La música de este álbum es mucho más Power, baterías aceleradas, arreglos de teclado y gloriosos coros, alejado del antiguo Grave Digger, pero, a diferencia de Stronger Than Ever, es muy bien acogido.

La banda no demora y en 1999 lanza Excalibur, álbum sobre de la Leyenda del Rey Arturo y la Mesa Redonda, el trabajo más Power Metal que la banda ha hecho hasta la fecha.

Antes de terminar el siglo, Grave Digger se consolida como institución del Metal Europeo.

The grave is open, the digger smiles

He takes me under, the deadly skies…

Grave Digger se ve con serios problemas el 2000. Chris Boltendahl y Uwe Lulis se juntan una vez más para escribir las canciones del próximo LP. Chris quería tomar un rumbo distinto al que Grave Digger se dirigía, alejarse de los conceptos épicos y volver al sonido Heavy, mientras que Uwe aparecía con bases y riffs muy similares a los trabajos épicos anteriores.

Grave DiggerLas dos mentes creativas del veterano grupo entran en conflicto. Ninguna de las partes cede, por lo que se ve venir una ruptura inminente. El resto de la banda decide quedarse al lado de Boltendahl y Uwe se queda solo. Es lógico pensar que Lulis debía retirarse, pero anuncia en Internet al nuevo Grave Digger con él mismo a la cabeza y con toda una tropa de nuevos integrantes, incluyendo nuevo vocalista (imagínense a Grave Digger con otro cantante por favor). También se dice que hubo problemas judiciales con respecto a quien iba a quedarse con el nombre de la banda.

A final de cuentas, Uwe Lulis recibe la desaprobación de los fanáticos y toma conciencia de que no tenía nada más que hacer. De este modo, después de casi 14 años, el guitarrista abandona Grave Digger.

Pasado el lamentable incidente, Grave Digger sale sorprendentemente fortalecido y se encierra a trabajar para la materialización del próximo álbum. Ese mismo año, tomando el puesto dejado por Lulis, ingresa Manni Schmidt, conocido entre los fanáticos por su desempeño en Rage.

Todo material escrito por Boltendahl y Lulis durante el 2000 es desechado -cerrando así la trilogía épica de Grave Digger- y en sólo siete días Chris, Manni y Jens componen los temas que aparecen en el nuevo The Grave Digger (2001), bajo el sello Nuclear Blast. Como se lo habían propuesto, el álbum, de principio a fin, es un latigazo de Heavy Metal, retornando en cierta medida a las raíces del grupo y recreando un ambiente oscuro y tenebroso basado en la obra del poeta y escritor Egdar Allan Poe. El Grave Digger experimentado de hoy se encuentra con aquel de la misma actitud de los ochenta logrando una mezcla explosiva.

Para el 2002, la banda tiene planeada una gira por Europa y participar en festivales norteamericanos, además de lanzar su primer disco oficial en vivo tentativamente llamado Tunes Of Wacken, actuación grabada precisamente en la versión 2001 del prestigioso festival.

Al hablar de Grave Digger, nos referimos a una de las bandas con más historia y peso del Heavy Metal Alemán, de esa misma, joven y agresiva de los ochenta que sobrevivió a un largo período de silencio, de la misma que estuvo totalmente vigente durante la década de los noventa y que, al empezar el siglo XXI, se ve con más fuerza que nunca. Dos décadas de trabajo, experiencia y aprendizaje no pasan en vano.

Grave Digger

¿Quiénes son Grave Digger?

Chris “Uncle Reaper” Boltendahl – Voz
Manni Schmidt – Guitarra
Stefan Arnold – Batería
Jens Becker – Bajo
Hans Peter  Katzenburg – Teclados

Nobles caballeros y guerreros, ¡preparaos nuevamente para la batalla! ¡Ajustad las armaduras y cabalgad con orgullo vuestros raudos corceles hacia la justa! ¡Levantad las espadas y los estandartes! ¡El acero está de vuestra parte!… Así es, ¡Grave Digger ha vuelto para destruir a todos sus enemigos!… Pero, un momento, ¿qué es esto? ¿Dónde están los dragones, los castillos y las espadas? ¿Es lo que estoy escuchando Grave Digger?  Y las sagas medievales, ¿ya no las hacen? ¿No sólo las letras, también la música cambió? Comencemos de nuevo…

Hijos del mal y criaturas de la noche, ¡prepárense para una velada de sangre! ¡Tomen sus palas y caven hondo en la tierra bajo la luz de la Luna Llena! Así es, ¡Grave Digger ha vuelto para enterrar vivo a todo pestilente ser humano, matar a sus mujeres y vender sus almas!

Al fin, justo a tiempo, esta veterana banda alemana está de regreso con un cambio de imagen. El quinteto colgó sus armaduras para poder entrar a un ambiente más tétrico, tenebroso y oscuro, de muerte y malévolos sepultureros, como nunca antes, de mejor manera que en los viejos tiempos.

No sólo hay una renovación con respecto a las letras, sino también, en menor medida, referente a la música. Si Excalibur, el trabajo anterior, es el trabajo más power que ha producido la banda, el flamante álbum The Grave Digger es el más heavy y agresivo que Boltendahl & Cia. ha hecho desde la época del Symphony Of Death, allá por 1992 (sí, incluso más heavy que Heart Of Darkness).

Después de la era conceptual (una historia en cada placa) y épica de Grave Digger, la cual se ve reflejada en los tres trabajos anteriores –Tunes Of War (1996), Knights Of The Cross (1998) y Excalibur (1999)–, el cambio de actitud llega justo a tiempo porque, hay que decirlo, los seguidores estaban saturados y empezando a aburrirse: ni la música ni las letras habían evolucionado en forma alguna, por lo que The Grave Digger se ha transformado en un trabajo muy bien ponderado, tanto por la crítica como por los metaleros.

Independiente a eso, The Grave Digger marca una nueva era en la carrera de la banda debido a la llegada del ex guitarrista de Rage, Manni Schmidt, músico innegablemente más sofisticado y versátil que, el que desde 1985, había sido pieza fundamental dentro del grupo: Uwe Lulis. Manni se ha adaptado perfectamente a las exigencias de la banda y, tan importante como eso, a las expectativas de los fanáticos. Hay que decirlo también, con un disco como éste, nadie debería echar de menos a Lulis.

Pero no hay que malinterpretar, Grave Digger sigue siendo Grave Digger. De lo que se habla más bien es de una vuelta a las raíces del grupo. El Grave Digger de hoy, maduro, consolidado y con experiencia, no ese que empezó hace ya 21 años, se reencuentra con su propuesta original. ¿Cuál es el resultado? Un disco espectacular.

The Grave Digger no se trata de un disco conceptual, en donde se narre una historia ni mucho menos, a pesar de que todas las canciones tratan del mismo tópico. Todos los temas son buenos. Los que a gusto personal destaco son Son Of Evil, The Grave Digger (temazo), Raven,  King Pest y Funeral Procession. En la balada Silence, se puede apreciar a “Uncle Reaper” (como ahora se hace llamar el frontman de la banda, Chris Boltendahl) como nunca se le había escuchado en el pasado, alcanzando unos tonos muy «dulces». Es verdad, “Uncle Reaper” ha mejorado en su canto. Sin embargo, a la gente que no le gusta su timbre, con este disco no va a cambiar de opinión. Por otro lado, los temas de que tratan las letras de las canciones son más “ad hoc” para su garganta. Con la voz que tiene Boltendahl, es más fácil imaginarse a un destripador que a un noble y justo caballero de la mesa redonda.

¿Se puede decir que The Grave Digger es lo mejor que ha grabado la banda? Es, sin duda un trabajo increíble, pero es difícil sentenciar cual es el mejor de estos germanos. Los tres discos anteriores – más Heart Of Darkness– son también muy buenos, el problema es que Tunes Of War, Knights Of The Cross Y Excalibur parecieran ser el mismo disco y la gente se estaba empezando a aburrir. ¿Y que es lo más emocionante? Que discos de igual o mejor calidad están por venir. ¿Por qué? Sólo consideren que todas las canciones del álbum fueron escritas por Chris, Manni y Jens Becker (tremendo bajista que al fin está jugando un rol más protagónico en la banda) en sólo siete días (¡!), todos unos héroes (sin gloria en Chile aún) del metal. Imagínense si hubieran tenido más tiempo.

Look behind you, he walks beside you…THE REAPER HAS RETURNED!