Entradas

Toda la potencia y el Folk Metal de FOLKHEIM vuelve al ataque con su nuevo single «Kiepja«, trabajo recientemente liberado en plataformas digitales que mantiene todo el sonido al que ya nos tienen acostumbrados. El trabajo se enmarca en lo que es un nuevo aire para los originarios de Antofagasta y radicados en Santiago sin que anuncien aun fecha para un próximo larga duración.

Disfruta de lo nuevo de FOLKHEIM a continuación:

Nación Under y Bastión Sur Prod. se unen para dar vida a un evento en formato único para el público folker y metalero nacional: «Warria Folk Fest». Este Festival Folk, cuya fecha es el Sábado 7 de Abril a partir de las 13 hrs, se llevará a cabo en la Casa de la Cultura de La Pintana y contará con seis grandes exponentes del estilo provenientes de distintos lugares de nuestro país : GRIMTOTEM, ERMITA, BRISELAS, ULKAN NEWEN, AUSTRAL y FOLKHEIM. Además contará con la presencia de algunas agrupaciones de música folk y celta.

Este evento no sólo tendrá con música, además incluirá stands temáticos referentes a lo medieval y fantástico, grupos de danza celta, distintos juegos medievales, artesanías y exhibición de combates en vivo que darán el toque final y la atmósfera necesaria a este tremendo evento.

Las entradas ya están a la venta en Tienda Electroacustic (San Diego #151 – Local 5) y en Glück Restobar (Irarrazabal #689) y el valor es de $5.000 en preventa y $7.000 el día del evento.

El 9 de diciembre es la segunda parte de PAGANFEST CHILE 4, junto a los británicos de ALESTORM, banda que no pudo presentarse en nuestro país el año 2013 por problemas climáticos que los dejaron en Argentina. Ahora llegan por su revancha, y con nuevo disco titulado “No Grave But The Sea”, lanzado este año. Para esta fecha las bandas soporte serán los nacionales FOLKHEIM, ULKAN NEWEN y KINGTHOOD.

La fecha programada originalmente en el Nuevo Club Rock & Guitarras, será trasladado al Centro Cultural de lo Prado (Ex Mundo Mágico), ya que el recinto original aún no cuenta con los permisos correspondientes para realizar eventos. El cambio facilitará la venta de alimentos y bebestibles para hacer más agradable el festival, además de incluir stand de ventas de merchandising.

También se modificará los horarios de cada show, para que una vez terminado el evento, el público pueda hacer uso del Metro Estación Pajaritos. Estos nuevos horarios serán informados los próximos días.

Las entradas se encuentran a la venta a través de Passline.cl y sin recargo en tiendas The Knife y RockMusic.Los tickets anteriormente adquiridos son totalmente válidos para el nuevo recinto.

Los valores son los siguientes:

Preventa: $20.000
Día del show: $25.000

Hace casi 10 años se lanzó «Captain’s Morgan Revenge», disco que marcó el debut de ALESTORM y por lo mismo, los «piratas» decidieron reeditarlo con una nueva mezcla. Para ir conociendo como va a sonar esta nueva versión del trabajo se liberó la canción que da nombre al disco y la pueden escuchar a continuación:

ALESTORM es parte de a edición 2017 del PAGANFEST que incluye también a ENSIFERUM que se presentan hoy en Santiago, mientras que los «piratas» agendaron el 9 de Diciembre acompañados de FOLKHEIM, ULKAN NEWEN y NIGHTHOOD. El evento será en el Nuevo Club Rock & Guitarras, ubicado en Av. Vicuña Mackenna #1220, comuna de Ñuñoa y las entradas se venden por sistema Passline y en tienda The Knife.

Los valores son:

Preventa: $20.000
Día del Evento: $25.000
Abono por los dos días: $30.000 (hasta agotar stock)

 

Korpiklaani en Chile

Korpiklaani es una de esas bandas con las que uno apuesta a ganador. Es más que sabido que existen dos factores que siempre estarán presentes durante sus conciertos: los fineses lo dejarán todo sobre el escenario y el público tendrá su show aparte en la cancha. Sumando los dos términos, lo único que obtenemos como resultado es una fiesta total del Folk Metal.

El motivo de su visita a nuestro país esta vez, viene de la mano de su último largaduración, «Noita» (2015), que muy personalmente, me parece algo inconsistente. Pero más allá de esto, no deja de ser cierto que los nórdicos se las siguen arreglando para destacar dentro de la escena mundial, conquistando con sus melodías y estribillos tan reconocibles.

Ahora bien, por otro lado, considerando que su último show fue apenas en junio del año pasado, tenía mis dudas sobre la cantidad de gente que asistiría a presenciar la presentación de Korpiklaani. Es por esto que una vez que hicimos ingreso a la discoteque Blondie, rápidamente noté que la jornada sería algo «petrolera». No más de ciento cincuenta personas aguardaban el inicio del show por parte de los compatriotas de Folkheim, quienes venían a demostrar todo el poderío de su Black Metal étnico.

FOLKHEIM

Con el reloj acercándose a las 20.00 horas, sobre la pantalla se proyecta la carátula de ese excelente trabajo que es «Mapu Ñi Tiam«, del año 2012. Así, con la intro Konú de fondo, van tomando posición los integrantes de la agrupación antofagastina. Rápidamente arremeten con Illkun, donde todos los instrumentos sonaron realmente potentes, incluso tapando por algunos momentos la voz de Alexis. Aun así, el público los apoyó desde el primer minuto, con un headbanging generalizado en la parte media de la canción.

Korpiklaani en Chile

Desde mi posición sentí que el sonido logró definirse un poco más cuando comenzó Kiepja, un estreno exclusivo para todos los presentes que miraban con detención el gran dominio escénico de la banda en su totalidad. Fueron notables los cambios de tiempo durante la parte instrumental, coronada con un excelente solo de guitarra.

Con Hijos del Salitre, seguimos apreciando lo bien que se desenvuelven sobre el escenario. Sabemos que su propuesta es de una postura más bien sobria, pero de alguna forma lograron llamar la atención de toda la audiencia, que hacia el final los aplaudió muy merecidamente. Finalmente, y tras un baile típico pascuense, Vaai Honga Kaina puso término a una presentación de un poco más de treinta minutos, donde Folkheim demostró toda la experiencia adquirida con los años. Si bien el sonido por momentos estuvo a un volumen un poco exagerado, la calidad musical de los nortinos se sobrepuso a cualquier problema que pudiera presentarse. Jornada más que positiva para los compatriotas.

Setlist de Folkheim:

1. Konú (Intro)
2. Illkun
3. Kiepja (estreno)
4. Hijos del Salitre
5. Vaai Honga Kaina

Korpiklaani en Chile

KORPIKLAANI

Con un aforo considerablemente mayor (unas quinientas personas aproximadamente), el ambiente poco a poco se iba tornando más propicio para el show de los fineses. La barra ubicada al final de la cancha funcionaba constantemente, lo cual no hacía otra cosa que impacientar cada vez más a los fans que iban tomando mejor posición de cara al inicio del concierto. Tras las infaltables bromas a los técnicos que chequean los últimos detalles sobre el escenario, pasadas las 21.00 horas se apagan las luces definitivamente, multiplicándose los gritos y aplausos de todos los presentes.

Al escucharse los primeros «Hey! Hey! Hey!» que dan comienzo a Viinamäen Mies, de inmediato quedó demostrado porqué Korpiklaani es una de las bandas nórdicas que goza de mejor salud en nuestro país. Un sonido muy bien ecualizado, Jonne cantando en un gran nivel y las partes de violín y acordeón muy bien logradas, dieron un prometedor puntapié inicial. Sin mayor respiro, sólo un temazo como Journey Man podía desatar el primer mosh de la noche, donde literalmente voló cerveza sobre la cabeza de los más exaltados que no paraban de girar al centro de la cancha.

IMG_3258-6La intro de batería marca el tiempo para que entren los demás instrumentos y empieza a sonar uno de los mejores tracks de «Noita«. Pilli On Pajusta Tehty fue tomando forma gracias a la impecable interpretación vocal del frontman, que culmina en ese gran estribillo en el cual -fallidamente- muchos tratamos de cantar en finés.

La primera revisión a «Korven Kuningas» llegaría con Kantaiso, sin dudas una de las más entretenidas del álbum del 2008. Es destacable que Matson no pierde en ningún segundo la precisión de su pegada, la cual sabemos le da el toque esencial a los temas más rápidos de Korpiklaani. Súmenle un punto a Jonne, el cual recibió amablemente una bandera chilena, llevándose la ovación de un público totalmente entregado.

Todos los puños en alto para acompañar el inicio de Lempo, la cual adquirió la atmósfera necesaria gracias al bosque proyectado en la pantalla digital, más el humo que no dejaba de salir desde los costados del escenario. El matiz entre la pausa de las estrofas y la explosión en el coro fue muy bien logrado gracias a una banda perfectamente cohesionada.

Mi tema favorito de «Noita» sin duda es Sahti, y vaya que me alegró el hecho de que la hayan incluido en el setlist. Tras la pausa del track anterior, acá vuelve el caos entre el público, donde todos exclamamos con gran fuerza el «Sahti!…Kalja!» que marcan el fraseo del estribillo. A lo lejos ya se podían visualizar las primeras rondas y bailes típicos a los que incita la música de los nórdicos. Pero esto fue solo una especie de calentamiento previo para que Kirki arrasara todo a su paso. Una canción que no necesita mayor descripción, ya que la banda se mostró muy sólida en todas sus líneas con un tema que es velocidad pura.

Lo siguiente sería un triplete proveniente de «Manala«(2012), Ruumiinmultaa, Petoeläimen Kuola y Sumussa Hämärän Aamun, sin ser malos temas, la verdad es que llegaron a bajar las revoluciones tras esos hachazos que sonaron en la primera parte del show. Los ánimos se fueron recuperando nuevamente con la entretenida Vaarinpolkka, donde Tuomas y Sami tienen su show aparte. Aprovechan de interactuar con el público, bailan y llevan toda la melodía de esta pieza instrumental.

Korpiklaani en Chile

Jonne vuelve a escena para cuando comienza Viima, la cual fue recibida como el temazo que es. Es increíble la fuerza que van tomando cada una de las canciones a medida que se van acercando al coro, donde nuevamente el vocalista realmente «se las mandó». Metsämies llega a confirmar lo que señalé anteriormente, ya que saben perfectamente como ir in crescendo para que toda la audiencia vaya a su ritmo a medida que avanza la composición. Nuevamente el acordeón y el violín destacan sobremanera con sus intervenciones muy bien ejecutadas.

La primera revisión a «Karkelo» (2009) vendría con Kultanainen, la cual sonó casi idéntica a su versión en estudio. Si bien la mayoría no se sabe las letras y mucho menos de lo que hablan las canciones en general, de alguna forma los fans se las arreglan para ser protagonistas coreando todas las partes en las que se ausenta la voz. Luego, volviendo al material más reciente, Minä Näin Vedessä Neidon y Ämmänhauta traen nuevamente la calma a la Blondie, momentos en los que Cane y Jarkko aprovechan de gesticular y de dar una interpretación más profunda a su performance.

Jonne nos pregunta si estamos felices y ante la obvia respuesta, presenta Kylästä Keväinen Kehto la cual derechamente cumplió la función de «bandejearle» a ese clásico incombustible que es Vodka. Está de más mencionar el éxtasis que se vivió dentro de todo el recinto, donde todos agitaban el puño en alto gritando simplemente «Vodka!» ,una y otra vez. Esta es una infaltable en el setlist de Korpiklaani. Sabemos que la tocarán, pero mientras antes suceda, mucho mejor. Sin duda uno de los mejores momentos de la noche.

Korpiklaani en Chile

El inconfundible «Iske, Iske, Iske» de Rauta dio paso a que se formara una ronda de gran tamaño al centro de la cancha. Sinceramente me sorprendió el gran recibimiento hacia un track prácticamente nuevo dentro de la discografía de los fineses. Con las energías aún a tope llegaría otro clásico de aquellos: Wooden Pints. El coro que exclama «The rise their wooden pints and the yoik and sing / And they fight and dance ‘till the morning» fue tomado muy a pecho por cada uno de los que nos encontrábamos presenciando otro de los grandes momentos dentro de la jornada.

Inmisericordemente y como si el vodka no fuera suficiente, Tequila continuó con una fiesta ya desatada. Y es que no hubo nadie que no gritara a todo pulmón «Chile el viva!«. Como no, si en primera instancia es un verdadero privilegio que incluyan a tu país en la letra de un excelente tema y más aún el hecho de poder hacerlo estando la banda frente a ti.

Así, tras una breve pausa, la elegante Pellonpekko trajo de vuelta los bailes y saltos que se multiplicaron aún más cuando comenzó Juodaan Viinaa. Es imposible no corear la intro que transmite felicidad en su estado más puro. Cane se robó todas las miradas cuando se encargó de cantar la segunda estrofa, mientras Jonne Järvelä aprovechaba para saludar y animar a los que se encontraban más próximos al escenario.

Korpiklaani en Chile

La cuota de nostalgia llegó con una ovación cerrada cuando la imagen del recién fallecido «Philthy Animal« Taylor apareció en la pantalla digital. Iron Fist fue interpretada con toda la garra y potencia que necesita un tema de Motörhead, culminada perfectamente con un impecable solo de violín cortesía de Tuomas Rounakari. Finalmente, Happy Little Boozer puso el broche de oro frente a unos fanáticos que agotaron todas sus fuerzas para dar un final acorde a la situación. Si bien por momentos sonó un poco dispersa, poco y nada importaba a esas alturas.

Una vez terminado, se despiden luego de un show de casi dos horas de duración, donde a mi parecer supieron balancear muy bien los temas más calmados y lentos, con los caballos de batalla que no pueden faltar en ninguna ocasión. Es cierto que a todos nos gustaría que todo el setlist estuviera compuesto por canciones donde Korpiklaani muestra su mejor faceta, pero un concierto necesita contrastes, matices y momentos que resalten por sobre otros. Y este punto, vaya que lo supieron ejecutar a la perfección. Como dijimos al inicio de este review, con los fineses uno se va a la segura y una vez más lo demostraron con creces. Público feliz, banda feliz. ¡Grande Korpiklaani!

Setlist de Korpiklaani:

01. Viinamäen Mies
02. Journey Man
03. Pilli On Pajusta Tehty
04. Kantaiso
05. Lempo
06. Sahti
07. Kirki
08. Ruumiinmultaa
09. Petoeläimen kuola
10. Sumussa Hämärän Aamun
11. Vaarinpolkka
12. Viima
13. Metsämies
14. Kultanainen
15. Minä Näin Vedessä Neidon
16. Ämmänhauta
17. Kylästä Keväinen Kehto
18. Vodka
19. Rauta
20. Wooden Pints
21. Tequila
Encore
22. Pellonpekko
23. Juodaan Viinaa (cover de Hector)
24. Iron Fist (cover de Motörhead)
25. Happy Little Boozer

 

korpiklaani

Los finlandeses KORPIKLAANI, quienes se presentarán el próximo 10 de Diciembre en Blondie junto a la agrupación chilena FOLKHEIM, grabaron un video en español saludando a los fans e invitándolos al show. El video puede ser visto aquí mismo.

Las entradas para KORPIKLAANI + FOLKHEIM ya están a la venta y pueden ser adquiridas a través sistema Ticketek, Cines Hoyts y Tiendas Falabella con cargo por servicio, mientras que en tienda The Knife es posible comprar sin recargo. Los precios son los siguientes:

Preventa 1: $15.000.- Sólo 200 tickets
Preventa 2: $19.000.- Sólo 200 tickets
Preventa 3: $22.000.-
Día del Show: $25.000.-

 

Korpiklaani en Chile | 10 de diciembre 2015 | Blondie

Folkheim

El próximo 10 de Diciembre, en Blondie, se estará presentando una de la más importantes bandas del folk metal finlandés como lo es KORPIKLAANI. Al evento ahora se ha sumado la banda chilena FOLKHEIM, quienes desarrollan black/folk metal y que estarán promocionando la reedición de su primer EP «Touched by Thy Undisturbed Essence».

Las entradas para KORPIKLAANI en Chile ya están a la venta a través del sistema Ticketek, Cines Hoyts y Tiendas Falabella con cargo por servicio, mientras que en tienda The Knife es posible comprar sin recargo. Los precios son los siguientes:

Preventa 1: $15.000.- Sólo 200 tickets
Preventa 2: $19.000.- Sólo 200 tickets
Preventa 3: $22.000.-
Día del Show: $25.000.-

korpiklaani en chile

 

El concurso realizado el sábado 5 de abril, dio como ganadoras a las bandas IDOL y FOLKHEIM, las cuales pasan a acompañar a las seis confirmadas anteriormente para el escenario local de la versión 2014 de The Metal FestEl cartel nacional queda entonces conformado por VASTATOR, ALL TOMORROWS, CERBERUS, INFERIS, BOA, RANCHO, IDOL y FOLKHEIM.

Recuerda que el cartel internacional esta conformado por MEGADETH, DARK ANGEL, AT THE GATES, VOIVOD y HYPOCRISY, transformando a esta, en una de las versiones más brutales del festival.

 

ENTRADAS
Preventa Metal $30.000

Preventa Fest $33.000.
Día del show: $35.000.

*Valores no incluyen cargo por servicio.

A la venta por Sistema PuntoTicket, www.puntoticket.cl, Callcenter 600 462 6000, Tiendas Ripley y Cinemark.

Puntos de venta sin cargo en Disquería Rockaxis de Portal Lyon (Avenida Providencia 2198,  local 18), de lunes a viernes de  11 a 20 hrs., sábados de 11 a 17 hrs. con todo sistema de pago  Y en Disquería The Knife (Eurocentro), sólo en efectivo.

URL: http://bit.ly/18bT8l2

 Más información en nuestras redes sociales:
Facebook: http://www.facebook.com/TheMetalFest
Twitter @themetalfest

De pronto los festivales locales con presencia de bandas internacionales empiezan a abundar. Claro, siempre los ha habido, pero ahora pareciera que se dan de forma más regular. Hace mes y medio nada más alucinábamos con The Metal Fest; pronto tendremos el Chargola Fucking Fest; hace una semana tuvimos el Evil Confrontation Festival; y el pasado jueves finalmente vivimos la primera versión del Folk Pagan Fest. Ahora bien, el Folk Metal con motivos paganos tiene una fortísima presencia en nuestro país, incluso con un potente fluir de bandas en la capital y también en regiones. Prueba de esto es la calidad de las bandas nacionales que dijeron “presente” en el festival, así como el apoyo que siempre reciben y que recibieron esa noche en particular por parte de la gente. Del mismo modo, el fervor que genera la banda cabeza de cartel, Ensiferum, demuestra que el estilo tiene un saludable desarrollo en nuestro país. Es decir, a pesar de ser arriesgada, la idea de hacer un festival con un estilo tan acotado, resultó no estar equivocada. Y dejando todo eso parte, entre más festivales, ¡mejor!

Pero ¿por qué este fervor? Difícil de explicar. Parte importante de los motifs que mueven este sub-género son tan lejanos para nuestra cultura, que sólo viven en los textos e imágenes que desde este lado del mundo podemos ver. Pero por otro lado, no deja de ser cierto que, más allá del ámbito teológico, hay otros elementos temáticos en el estilo que son más bien universales. El valor combativo de los pueblos libres, por ejemplo, es un elemento que se podría hallar tanto en un tema de Ensiferum, como en uno de Folkheim. Es decir, contrario a lo que alguien pudiese pensar, el Folk Metal tiene un germen de desarrollo en todas las culturas, puesto que ni el folklore ni el paganismo son exclusivos de alguna cultura determinada. Esto explica quizás que el estilo pegue tan fuerte en Chile. Pero claro, algo ha de tener que ver la incuestionable calidad y el sentimiento que despiertan en los oyentes la música de bandas insignes como los propios Ensiferum y otras tantas. Y en fin, todo esto se vería validado en la primera versión del Folk Pagan Fest. ¡Veamos qué tal estuvo!

RUNEPATH

Los encargados de abrir los fuegos fueron los nacionales Runepath, quienes puntualmente a las 19:00 hrs. se tomaron el escenario del recinto ubicado en calle Blanco Encalada. Pese a lo temprano del horario de comienzo del show, y en pleno día laboral, destacó el buen marco de público que a ésa hora ya se encontraba en el lugar. Interesante resultaba el ver a la gente apoyando a las bandas nacionales desde temprano, ocupando algo más de la mitad de la capacidad del lugar. Cabe destacar que la banda tuvo una muy buena acogida entre los presentes, quienes recibieron y disfrutaron de gran forma cada uno de los temas, destacando en gran parte el buen sonido que tuvieron, pese a un desperfecto que algún momento hubo con una de las guitarras, situación que no logró empeñar la presentación.

Se trató de un repertorio que recogió parte de su breve discografía (recordemos que la banda se forma recién en 2007), principalmente de su segundo demo llamado Ravenheart, con temas como Ancestral Mist of War y Ngenechen, a los que sumaron un más que interesante material de lo que será su debut discográfico (y que hasta donde sé estaría saliendo a mediados de este año), con temas de la talla de Palorlkiaw Rangi Pun y Moonrage, que es por cierto el título que llevará el mencionado álbum. Sólida e interesante presentación de estos muchachos, que seguramente abrió la curiosidad de más de alguien respecto a su propuesta. ¡Bien por ellos!

Setlist Runepath:

01. Intro
02. Ancestral Mist of War
03. Under the Southern Sign / Runesith
04. Metamorph
05. Moonrage
06. Ngenechen
07. Palorlkiaw Rangi Pun

PAGHANIA

Quienes continuaron con la fiesta fueron los talquinos Paghania, que con siete cortes, y pese a los evidentes problemas de sonido, se encargaron de dejar prendidos a los asistentes para lo que se venía posteriormente como plato fuerte. Se hace necesario destacar que entre el público habían varios seguidores de la banda, quienes puño en alto corearon al unísono temas como Resistiendo La Invasión o Fiesta Vikinga. De hecho, más de alguno se atrevió a un pase de baile con este último tema. En líneas generales fue una muy buena la presentación de los oriundos del Maule, quienes sacaron adelante un show con bastantes deficiencias de sonido (desconozco si había problemas en los retornos o no) pero que no a alcanzar a arruinar la fiesta que vinieron a brindar a la capital, pues el público supo premiarles con un sonoro reconocimiento.

Setlist Paghania:

01. Intro
02. Fiesta Vikinga
03. Santuario del Puma
04. Resistiendo la Invasión
05. Selknam
06. Recuerdos de Guerra
07. Bosque de Alerce
08. La Cosecha

FOLKHEIM

Pasadas las 20:00 hrs., el sexteto formado en Antofagasta comenzaba su presentación con la majestuosa Illkun, perteneciente a su producción de 2012 titulada Mapu Ñi Tiam. El sonido fue de menos a más (como ocurrió en gran parte de la noche), pero lamentablemente no logró llegar a un nivel óptimo (algo que se hace necesario para el sonido que intenta la banda). Sin embargo, a pesar de esto y de algunos acoples, los nacionales supieron sacar la tarea adelante y –literalmente– trutruca en mano, se encargaron de difundir su mensaje de reivindicación de los pueblos originarios, ganándose así el aprecio de quienes no hayan conocido hasta allí su notable propuesta.

1781 y Vaai Honga Kaina fueron los cortes que sonaron a continuación, éste último, mezclando de gran manera las guitarras con los sonidos y percusiones características de la Polinesia. La elegida para cerrar fue su ya emblemática Hijos del Salitre, corte incluido en el EP del 2006, Pachakuti. Gran espectáculo el de los muchachos de Folkheim. Tuvimos la oportunidad de verlos abrir para Fintroll hace un par de temporadas y ya entonces nos dejaron con ganas de más. Lo mismo ocurre ahora, esperamos poder verles nuevamente, pues son una banda que merece estar más presente en el escenario nacional.

Setlist Folkheim:

01. Konú
02. Illkun
03. 1781
04. Vaai Honga Kaina
05. Hijos del Salitre

ENSIFERUM

Luego de las presentaciones de los nacionales Runepath, Paghania y Folkheim, y con unos minutos de retraso, comienza a sonar Symbols, la intro de la más reciente placa de los oriundos de Finlandia: Unsung Heroes. Uno a uno, Janne, Markus, Petri y Sami fueron ocupando sus posiciones para dar inicio a lo que sería su debut en tierras nacionales. Como era de esperar, arrancan con In My Sword I Trust, primer single del mencionado disco, y la ovación del público fue inmediata. El sonido era perfecto y el pegajoso coro que se escuchaba, era cantado a todo pulmón por cada uno de los asistentes. Casi sin pausa, comienza a sonar el segundo corte de la noche, la tremenda Guardians Of Fate, perteneciente a la placa debut lanzada en el año 2000, donde además, quedó de manifiesto el excelente trabajo vocal de la banda, con Petri cantando las secciones guturales y la dupla de Markus y Sami acompañando con las secciones vocales melódicas, gran trabajo de dicho trío.

Luego del saludo de rigor y la clásica perorata de lo contentos que se sentían por estar en nuestro país, fue el turno de From Afar, extraordinaria composición que con su potente inicio hizo que se formaran los primeros moshpit de la noche. Acá destacó –aparte de las secciones vocales, como en toda la presentación– la tremenda ejecución de Janne Parviainen tras la batería, que con la precisión de un reloj suizo, interpretó a la perfección cada uno de los cortes del set. Burning Leaves trajo nuevamente la calma, quizás uno de los cortes inesperados de la noche y que personalmente no hubiera incluido en el setlist. Además fue una suerte de ser un punto de inflexión en la noche, pues la guitarra de Petri comenzó a sonar muy bajo, situación que se mantendría por el resto de la presentación.

El show continuó con cuatro tremendos cortes: One More Magic Potion del Victory Songs, que incluyó una lúdica intro de bajo; la sublime Into Battle, del disco debut; la prendida Stone Cold Metal, que contagió a Sami, pues terminó ejecutando una sección de su bajo en la barricada ubicada entre el escenario y el público. Dicho sea de paso: el bajista es todo un personaje y es el que más interactúa con el público, a quienes motiva a cantar, los saluda, les hace señas y se dedica a pasarlo bien sobre el escenario; y por último la rápida Retribution Shall Be Mine, en donde Petri señaló que quería ver al público haciendo moshpits, y que ciertamente respondió a cabalidad con lo pedido por el blondo vocalista.

El show rondaba la mitad del setlist que la banda tenía preparado y comenzaba a sonar la majestuosa Token Of Time, que fue coreada por la totalidad de público. Dicha escena me hizo recordar las conversaciones que teníamos con un amigo por allá por el año 2002, época en la cual descubrimos a la banda y en que pensábamos que era imposible que vinieran, que su propuesta no sería conocida y no habría público suficiente como para pensar en traerlos. ¡Enorme error! Ese pensamiento contrastaba de forma casi absoluta con la convocatoria que prácticamente llenó la pista del Club Kmasú Premiere y con lo bien que la audiencia conocía los temas. Esto, amigos, era impensable hace diez años.

Dejando la nostalgia de lado, la siguiente en sonar fue la potente Ahti, que fue coreada por cada uno de los asistentes, puño en alto, e interpretada pese a que un fanático la había pedido a viva voz y a que Petri había contestado con un frío y demoledor: “maybe next time!”. La solemnidad volvió con el inicio del siguiente corte, pues se trataba Victory Song. Un corte que personalmente no me esperaba y que en sus prácticamente diez minutos demostró la potencia y técnica que la banda tiene en vivo. Posterior a esto algo de interacción correspondiente con el público para agradecer la asistencia y para pedir que todos fueran una voz en el siguiente tema. En esto Petri pidió que siguieran el corte con el característico “ta tarara ta tararaaaa”. Era nada más y nada menos que Iron la que comenzaba a sonar y el lugar prácticamente se vino abajo, con un público totalmente entregado que siguió con los mosh y fue el complemento perfecto, coreando el “ta tarara TA TARARAAAAA”. Con esto la banda en pleno agradecía y se retiraba a vestuarios. Pero todos sabían que aún quedaba algo más.

Con un ambiente totalmente prendido y ante la ovación del respetable, el cuarteto (recordemos que la banda se presentó como cuarteto, ocupando las bases de teclados grabadas, debido a que la tecladista Emmi Silvennoinen no pudo asistir a la gira Sudamericana por problemas personales) regresaba a escena luego del encore para despacharse una tripleta final de antología, comenzando con la potente Twilight Tavern, la solemne Lai Lai Hei, la cual ya había sido pedida por parte del público y en donde vi a varios “practicando” su finlandés intentando cantar el clásico… Hän katsoi maan reunalta tähteä putoava…”; y cerrando con broche de oro con Battle Song, un ya mítico himno que permitió a los asistentes “echar el resto” y no guardarse absolutamente nada.

A modo de comentario general podemos decir que fue gran presentación de las agrupaciones nacionales, con algunos problemas de sonido pero que no opacaron su buen desempeño. Por otro lado, Ensiferum hizo gala de su excelente repertorio y logró hacer un perfecto recorrido por sus cinco discos en estudio, con una muy buena selección que, claro, seguramente dejó a más de alguien pidiendo una más, pero que cumplió con entregar un show intenso y de altísima calidad. Gran debut de los finlandeses en nuestro país, y esperemos que la velada se pueda repetir, quizás dentro del contexto de un Metal Fest, ¿por qué no?

Setlist Ensiferum:

01. Symbols
02. In My Sword I Trust
03. Guardians of Fate
04. From Afar
05. Burning Leaves
06. One More Magic Potion
07. Into Battle
08. Stone Cold Metal
09. Retribution Shall Be Mine
10. Token of Time
11. Ahti
12. Victory song
13. Iron
14. Twilight Tavern
15. Lai Lai Hei
16. Battle Song

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

Ensiferum se presentó por primera vez en Chile junto a Folkheim, Paghania y Runepath en el Folk Pagan Fest.

Fotos: Roberto Llanos

 

Este jueves 30 de mayo es el «Folk Pagan Fest», evento que tendrá por primera vez en Chile a ENSIFERUM junto a FOLKHEIM, PAGHANIA y RUNEPATH, en Kmasu Premier (ex Cadillac) ubicado en Blanco Encalada 2850.

Los horarios son:

17:30: Puertas
19:00 – 19:30: RUNEPATH
19:40 – 20:10: PAGHANIA
20:20 – 20:50: FOLKHEIM
21:15 – ENSIFERUM

La venta de entradas se está realizando por sistema Ticketek (Falabella, Cine Hoyts, Kmuszzic) y sin recargo en The Knife, Rock Music y Mucky Rock (Eurocentro), Rock Music (Portal Lyon) Mucky Rock (Maipú). Los tickets adquiridos con el lugar «Blondie» impreso serán válidos para el nuevo recinto sin ninguna complicación.

Los precios son:

Primeras 300: $20.000
Preventa: $23.000
Día del evento: $25.000

ENSIFERUM llega promosionando su último álbum “Unsung Heroes”. Los finlandeses serán acompañados por FOLKHEIM, quienes desde el 2003 ejecutando un Folk Metal con influencias andinas y, por sobre todo, europeas.

Violín, quena, charango y flauta sumado al poder de guitarras, bajo y batería dan vida a PAGHANIA. Originarios de Talca sus letras se basan en cuentos, paisajes chilenos, la vida en el campo y también historias de Tolkien y leyendas vikingas.

La tercera banda chilena que subirá al escenario es RUNEPATH. Con dos discos a su haber basan su estilo musical en combinar elementos del Black y Folk Metal escandinavo y andino. Las letras hablan de paganismo, naturaleza, leyendas mapuches y algo de temática escandinava.

 

El evento «Folk Pagan Fest», que tendrá a ENSIFERUM junto a FOLKHEIMPAGHANIA y RUNEPATH, se trasladará desde Blondie a Kmasu Premier (ex Cadillac) ubicado en Blanco Encalada 2850.

Los tickets adquiridos hasta el momento serán válidos para el nuevo recinto sin ninguna complicación. La venta de entradas se está realizando por sistema Ticketek (Falabella, Cine Hoyts, Kmuszzic) y sin recargo en The Knife, Rock Music y Mucky Rock (Eurocentro), Rock Music (Portal Lyon) Mucky Rock (Maipú)

Los precios son:

Primeras 300: $20.000
Preventa: $23.000
Día del evento: $25.000

ENSIFERUM estará por primera vez en Chile y llegarán en promoción de su último álbum “Unsung Heroes”. Los finlandeses serán acompañados por FOLKHEIM, quienes desde el 2003 ejecutando un Folk Metal con influencias andinas y, por sobre todo, europeas.

Violín, quena, charango y flauta sumado al poder de guitarras, bajo y batería dan vida a PAGHANIA. Originarios de Talca sus letras se basan en cuentos, paisajes chilenos, la vida en el campo y también historias de Tolkien y leyendas vikingas.

La tercera banda chilena que subirá al escenario es RUNEPATH. Con dos discos a su haber basan su estilo musical en combinar elementos del Black y Folk Metal escandinavo y andino. Las letras hablan de paganismo, naturaleza, leyendas mapuches y algo de temática escandinava.

 

EL 30 de mayo en Kmasu Premier (ex Cadillac) se realizará finalmente el Folk Pagan Fest con ENSIFERUM por primera vez en Chile, quienes llegarán en promoción de su último álbum “Unsung Heroes”.

Para que sea una fiesta completa, Chargola Producciones ha invitado a tres grandes agrupaciones chilenas. FOLKHEIM es una de ellas y viene desde 2003 ejecutando un Folk Metal con influencias andinas y, por sobre todo, europeas.

Violín, quena, charango y flauta sumado al poder de guitarras, bajo y batería dan vida a PAGHANIA. Originarios de Talca sus letras se basan en cuentos, paisajes chilenos, la vida en el campo y también historias de Tolkien y leyendas vikingas.

La tercera banda chilena que subirá al escenario es RUNEPATH. Con dos discos a su haber basan su estilo musical en combinar elementos del Black y Folk Metal escandinavo y andino. Las letras hablan de paganismo, naturaleza, leyendas mapuches y algo de temática escandinava.

La venta de entradas parte este viernes 22 de febrero y se podrán adquirir mediante el sistema Ticketek (Falabella, Cine Hoyts, Kmuszzic) y sin recargo en The Knife, Rock Music y Mucky Rock (Eurocentro), Rock Music (Portal Lyon) Mucky Rock (Maipú)

Los precios son:

Primeras 300: $20.000
Preventa: $23.000
Día del evento: $25.000

Finntroll

Un verdadero festival de trolls fue lo que tuvo lugar la noche del jueves en el Centro de Eventos Industria Cultural, todo a razón del debut en Chile de una de las bandas más importantes (para algunos, la más importante) del Folk Metal. En Europa dicho movimiento lleva haciendo ruido desde hace bastantes años, con al menos una década de exitosos lanzamientos de bandas que a su vez aglutinan más y más fanáticos. Yo me aventuro a decir que con grupos como Eluveitie, Ensiferum, Korpiklaani, Turisas, Moonsorrow, Vintersorg, y varios otros, esta oleada se ha vuelto tan fuerte como lo fue el Power Metal durante los noventa. Claro, cada uno tiene su matiz y su propio sello, pero hay algo común que les une: el intento por rescatar sus tradiciones y su cultura. Y dentro de ese grupo, los finlandeses de Finntroll están entre los más aventajados. Mi gran pregunta es: ¿cómo una banda finlandesa que canta en sueco sobre temáticas folklóricas y trolls puede tener algún grado de convocatoria en un país tan lejano como Chile? ¡Qué escenario más rebuscado! ¡Pero así nomás es! Algo tiene este estilo que encanta a miles alrededor del mundo. Y en Chile el movimiento no es ajeno, prueba de eso fue la actuación de los nortinos Folkheim. ¡Pasemos ahora a revisar las actuaciones de estas geniales bandas!

FinntrollEl show de Folkheim inició exactamente a las 20:30 hrs., con algún grado de retraso, pero eso pareció no importarles a los asistentes, que hacia ese momento deben haber sido unos 350. Desde el comienzo mismo, incluso antes de empezar a tocar, la banda ya era ovacionada por la mayoría de los presentes. Lo cierto es que Folkheim lleva más de una década intentando abrirse paso en la escena nacional, y a pesar de que aquello es siempre complejísimo, tienen un buen puñado de incondicionales fanáticos. La verdad sea dicha y he de reconocer que yo les conocía poquísimo, por lo que me sorprendió mucho ver que los miembros de la audiencia se sabían las canciones, conocían a los miembros y todo el asunto. Fue muy, muy grato ver que no sólo se respetaba al telonero (ya he mencionado en otros reviews cuánto me molesta cuando pasa lo contrario gracias a los idiotas de siempre), sino que éstos eran ovacionados, ¡cuales invitados estelares!

Por otra parte, la propuesta de Folkheim me resultó realmente cautivante. Lo de ellos es propiamente un Black Metal con elementos folklóricos, algo que te vuela la cabeza en instantes. Por ejemplo, el uso de una trutruca de espiral en algunas de sus canciones es realmente notable. Son esos milenarios elementos, esos detalles con sabor a Chile los que hacen la propuesta de Folkheim atractiva. Además, el sonido que exhibieron fue buenísimo. Es cierto que la potencia de los equipos hacía literalmente temblar el recinto (de verdad, uno podía sentir como sus tripas temblaban como jalea), pero en todo momento se escuchó nítido, clarito, sólo la batería sonaba como en sala de ensayo por momentos. El sonido de esta banda depende mucho de los teclados, y yo nunca había escuchado en vivo unos teclados que sonaran tan prístinos y protagónicos. Fue así como la banda que se define como nortina (a pesar de contar con miembros de diversas partes del territorio) inició con Tchánima Lickanantay, la imponente intro de su trabajo Pachakuti, y tocó luego algunas de sus mejores canciones, como Hijos del Salitre, 1781, Ego Conquiro y la tremenda Epilogo, entre otras.

FinntrollPasada media hora desde el final del show de los chilenos, o sea, a eso de las 21:30, saltaron al pequeño escenario los finlandeses de Finntroll para deleitar a los 500 fanáticos que se apersonaron en el recinto, sobre el que convendría decir un par de cosas antes de iniciar el comentario a la presentación de los cabeceras. Cuando digo “pequeño escenario” hablo en serio. ¿Recuerdan ese slogan que alguna vez tuvo el servicio de tren subterráneo de Santiago? La postal que entregaban los seis integrantes de Finntroll y sus equipos sobre el escenario hubiese sido ideal para dar el ejemplo de “comparte tu metro cuadrado”. Y con Folkheim no fue distinto, ellos sí que estaban apretados tocando. No fue de extrañar entonces que la movilidad de los integrantes fuera cercana a cero. Hombre, ¡si se movían le pegaban al de al lado o se caían de la tarima! Ese solo hecho ya es un factor muy negativo, pero quedan otros por mencionar. Por ejemplo: ¡la visibilidad! Si llegaste después de las 20 horas perdiste, no verías bien y punto, a menos que contaras con visión de rayos X. Es que había dos pilares enormes, de un metro de ancho, ubicados justo en el centro del recinto, y la verdad es que no dejaban ver un carajo. El año pasado fui a ver Korpiklaani allí, y esa vez el concierto se hizo en otra parte del recinto, una más amplia, sin obstáculos visuales. Ahora se hizo en lo que es la discoteca del lugar. De no ser por los pilares esos, habría estado bien, pero no. Otra cosa fue el calor. Era muy pequeño y con mala ventilación. Uno que lo “veía” tranquilo desde atrás estaba a salvo, ¿pero la gente de adelante y los músicos? Si el concierto fue ahí, fue porque no había otras opciones, me imagino. En fin, hay lugares que no son para este tipo de eventos; y ojalá eso se tenga en cuenta en el futuro.

Bueno, como iba diciendo: eran las 21:30 hrs. y el retraso ya tenía impaciente a muchos, y justo cuando los primeros silbidos se dejaban caer, comienzan a saltar a escena los trolls. El primero en hacerlo fue el baterista, para quien este era apenas su tercer show con la banda, pues se encuentra reemplazando a Beast Dominator, quien al parecer por motivos laborales no pudo embarcarse en esta gira por Sudamérica. Luego, casi simultáneamente, fueron tomando posición el resto de los muchachos: Tundra en el bajo, Virta en teclados, y Skrymer y Routa en guitarras. Ante la ausencia esperada de Trollhorn, el último en salir fue Vreth, el vocalista que canta las letras escritas por el fundador Katla, y los seis integrantes se las arreglaron para montar un show soberbio, con muchísimas (¡18!) buenas canciones y una gran respuesta de los fanáticos.

Finntroll

Como era de esperarse, arrancaron todo con Blodmarsch, la intro de su más reciente producción, álbum que por cierto venían a promocionar: Nifelvind. Ya con esa épica y triunfal intro el ambiente era de locura total, por lo que cuando comenzaron a interpretar Solsagan (con alguna pequeña descoordinación en el inicio, hay que decirlo), uno de los más potentes cortes de la última placa, el pequeño recinto era un hervidero, ¡casi un campo de batalla! Lo que siempre me ha llamado la atención de este tipo de conciertos es cómo diablos hacen los fans para aprenderse esas letras. No lo sé, ¡pero las conocían! Y no hablo de sólo el estribillo o gritar “¡Solsagan!”, no, hablo de saberse las letras completas. Claro, no eran todos, pero eran muchos. La tónica se mantuvo con la algo más festiva Slaget Vid Blodsälv, donde el trabajo de Virta fue notable en cuanto a la reproducción de aquellos sonidos folk que distinguen a la banda. En seguida (literalmente, sin pausa) vino Fiskarens Fiende, donde ya quedaba clarísimo que lo visto con la banda soporte en cuanto a calidad del sonido se repetiría con Finntroll. ¡Tres temas seguidos devastadores!

Luego de ese tremendo combo vinieron recién las primeras palabras de Vreth, para presentarse como banda, agradecer al público y dar cuenta de los sorprendidos y felices que estaban con la recepción. Sobre el escenario había un infierno, lo mismo bajo él, pero daba lo mismo: ¡era momento de seguir con esa tabernezca fiesta! Casi sin pausa entre una y otra, siguieron canciones como la tribal Den Frusna Munnen, la aplastante -y de engañosa intro- Ett Norrskensdåd, la épica Nedgång, y –para sorpresa y dicha de muchos- Korpens Saga, con lo que se notaba que al menos esa primera parte del show estaría muy marcada por la promoción a su disco 2010, además de algunos de los temas más destacados del Ur Jordens Djup, hecho que se agradece, puesto que son trabajos buenísimos. En alguna medida esta etapa con Vreth es más oscura que la de los álbumes inmediatamente predecesores con Tapio Wilska, pero mantiene esos elementos folk que definen a Finntroll.

Finntroll

En el caso de los temas de Nifelvind, podrá tratarse de material nuevo, pero la aceptación del público fue como si se tratara de los más grande clásicos de la banda. Nota aparte: a nuestro lado estaban las invitadas de lujo de la fiesta: dos señoras de la Embajada de Finlandia en Chile, ¡y se veía que disfrutaban el concierto! Y es que en los países nórdicos el metal es parte de la cultura popular. Fue muy entretenido ver como con mucha compostura llevaban el ritmo con su cabeza. Un muy protocolar headbanging.

Acto seguido, cuando los 500 fans dejaban de gritar después de varios segundos entonando el clásico “Olé, olé, olé, Finntroll, Fintroll” vinieron temas como Nattfödd, del aclamado disco homónimo, y que dicho sea de paso se apropió de una de las ovaciones más poderosas y estruendosas de la noche; fue impresionante ver cómo la audiencia en pleno apoyaba a Vreth con los infernales gritos que presenta la canción al iniciar el tercer tercio de la misma. Era como escuchar los furibundos cánticos de una tropa de demonios marchando al choque. Con temas como la clásica Midnattens Widunder (del primer disco), Eliytres y Skogens Hämnd, la cosa no fue muy distinta, aunque con un pequeño matiz quizás. Como son temas con una atmósfera más festiva, por decirlo de algún modo, se produjo algo muy entretenido en el lugar. Al margen de algunos pocos entusiastas que incluso bailaron (nada muy elaborado, solo el clásico lazo codo-codo mientras se gira con reiterados cambios de dirección), la fiesta era total, con mucho mosh y tipos saltando aquí y allá como desquiciados. Y todos entonando las melodías de las guitarras como si estuvieran en una verdadera taberna. Con Eliytres por ejemplo, ¡el desmadre fue total! Tundra, Skrymer, Vreth y los demás no podían creer lo prendido que estaban los Chil-trolls.

FinntrollLuego de aquello vino otro envión de furor con temas de la talla de Under Bergets Rot, y la monumental Trollhameren¸ momento tras el cual la locura absoluta imperaba en ese cuchitril. Este debe ser probablemente el tema más conocido de la banda, fue uno de los pocos sencillos de Nattfödd, disco con el cual la banda comenzó a afianzar su reconocimiento mundial (y está demás decir que el tema de turno fue fundamental en ello). Sin ir más lejos, para mí es el mejor tema del mencionado disco. Cuando Vreth anunció que sería lo próximo que tocarían el griterío fue ensordecedor. Y cuando comenzaron efectivamente a tocarla las escenas de mosh y gente golpeada se multiplicaron en cosa de segundos. ¡Tremendo! Posterior a eso vino la poderosa (aunque más baja en revoluciones) Grottans Barn, que fue anunciada como la última de la noche. Una vez finalizada esta canción la banda se retiró por unos instantes, pero rápidamente volvieron a escena para complacer al delirante público. Luego Vreth anuncia que la siguiente sí sería la última canción, y en medio de los “¡Nooo!” del público arranca la monumental Maktens Spira, de su disco anterior, con la que casi no quedó asistente con cabeza. Gran responsable de aquello fue Vreth, que se encargó de pedir encarecidamente un gran mosh pit allí en la parte central. ¡Qué brutal! De milagro nadie terminó herido.

Luego Finntroll se despide, muy, muy feliz y agradecida, con el público aplaudiendo a rabiar. Y luego de un par de minutos, cuando algunos pocos ya se retiraban y otros gritaban de corazón “¡no nos vamos ni cagando!” vuelven en pleno, para desatar el delirio absoluto de esos fieles fanáticos. Algunas palabras de sincera gratitud y felicidad de la banda para continuar la última canción, ¡Dråp! Increíble resultaba ver cómo hasta la risa trollesca (¿?) era imitada por los centenares de fans. Nuevamente el descontrol se apoderaba del sucucho durante las partes más rápidas de la canción. Cuando terminó seguramente todos creímos que se había acabado todo, pero de pronto, y sin mayor advertencia, comienza a sonar la enorme Jaktens Tid, de aquél fundamental segundo disco de Finntroll, y que lleva el nombre de esta canción. ¡Un joyita! Eso explica la locura que se tomó el Industria Cultural en esos últimos minutos de concierto. Junto con Trollhammeren, este debe haber sido el momento más alto de toda la noche. Creo que este espectáculo no podría haber tenido un final más memorable.

Así fue el primer concierto de Finntroll en Sudamérica, con una banda y un público pletóricos y extasiados de tanta felicidad. Las condiciones pueden haber sido un tanto irregulares: un baterista reemplazado, un recinto que dejaba mucho que desear, etc., pero estoy seguro que tanto grupo como audiencia quedaron fascinados. Fueron canciones que seguramente firmaron el pronto regreso del Rey Troll a Chile. ¡Ahí estaremos!

Finntroll

Setlist Finntroll:

  1. Blodmarsch (intro)
  2. Solsagan
  3. Slaget Vid Blodsälv
  4. Fiskarens Fiende
  5. Den Frusna Munnen
  6. Ett Norrskensdåd
  7. Nedgång
  8. Korpens saga
  9. Nattfödd
  10. Midnattens Widunder
  11. Eliytres
  12. Skogens Hämnd
  13. Under Bergets Rot
  14. Trollhameren
  15. Grottans Barn
  16. Maktens Spira
  17. Dråp
  18. Jaktens Tid