Entradas

SIX MAGICS ofrecerá este jueves 14 de junio su único show del 2018 en La Batuta, ocasión en la que también participará su guitarrista ERICK AVILA con su proyecto solista.

A través de distintos videos en sus redes sociales, la banda ha mostrado ensayos tanto con su actual formación, como otros en los que anuncian canciones de su demo «Trilogía de un Guerrero» (1996) con integrantes históricos.

El show está programado para las 21:00hrs. y las entradas se venden por Ticket Hoy (más cargo por servicio) y sin recargo enviando un correo a sixmagics@hotmail.com con el asunto «Entradas Batuta».

Los valores son:

Preventa 1: $5.000 (AGOTADA)
Preventa 2: $7.000
Puerta: $8.000

El metal chileno se ha ido nutriendo de tremendos exponentes que cada vez nos regalan más y mejores productos discográficos, algunos con sus bandas y otros en formato solista, ese es el caso del guitarrista Erick Ávila, quien se hiciera conocido tocando con los ya reconocidos SIX MAGICS. Anteriormente, Ávila había lanzado un debut solista donde mantenía un sonido totalmente ligado al Power Metal, sin embargo, el año pasado decidió adentrarse más en la experimentación y la fusión entre lo progresivo y los sonidos de nuestra tierra. Precisamente ese es el trabajo que revisaremos a continuación.

Origen” es el nombre de la placa que lanzara el año pasado Erick Ávila, un trabajo que consta de trece temas bastante variados entre ellos donde no paseamos sólo por sentimientos evocados sino, espectacularmente, por zonas geográficas muy marcadas, logrando una fusión sonora exquisita que no cualquiera logra crear. Todo esto arranca con el tema que da nombre al disco, Origen, el que comienza con una ambientación bastante futurista donde los teclados son los principales protagonistas para dar paso a todo el metal que el guitarrista ya nos tiene acostumbrados. Una potencia tremenda se toma el track para permitir que la virtuosidad de Ávila baile sobre esa base rítmica cambiante, una pieza que abre las puertas a un viaje impresionante por paisajes sumamente distintos entre sí, recordando todo el tiempo que esto es Power Metal, subiendo y bajando las revoluciones, una entrega de calidad desbordante.

Pero como ya dijimos, el viaje que Ávila nos propone no es sólo a través de sentimientos sino también de lugares y así nos llega … Y Fuimos Cueca, donde la guitarra se tranquiliza un poco para presentarnos una tonada exquisita del centro de nuestro país en versión Metal, una fusión que algunos habían intentado antes pero sólo en pasajes cortos o en versiones menos pesadas, siendo una innovación interesante, la que, luego de un pasaje que nos lleva nuevamente un poco al espacio, nos regresa a la tierra acercándonos a una especie de cueca metalera, presentando una mixtura muy bien lograda donde ninguno de los sonidos opaca al otro.

Seguimos el viaje y ahora la batería nos trae un ritmo típico de nuestro norte y la guitarra de Erick nos da la bienvenida a Descarga Andina, donde nos presenta una especie de huayno metalero, con algunas pausas de tranquilidad. Acá nos encontramos además ya con un piano más latino, más caribeño quizás, acompañando los sonidos andinos y reforzando la fusión de estilos y ritmos, una delicada obra de arte que se forma desde ámbitos tan distintos que se configuran en un tremendo acierto compositivo.

Un ritmo más detenido nos lleva al otro extremo de nuestro país y la guitarra emulando una trutruca nos da la bienvenida a La Batalla de Tucapel, canción que presenta un sonido mucho más pesado, trayéndonos no sólo a visitar un pedazo de tierra chilena sino también un momento de nuestra historia, incorporando algunos sonidos que se acercan a los himnos y marchas de guerra, usando todos los elementos musicales posibles que nos dejen claro qué es lo que nos quiere transmitir. Uno de los puntos más altos de esta placa, sin dudas.

Texturas nos saca bruscamente de ese escenario y nos lleva a la vena más progresiva del disco, donde podemos disfrutar, tras la introducción, un ritmo de bossa nova exquisito que nos relaja todo lo que puede haber tensionado el tema anterior, recibiendo el impacto del Metal de la guitarra de Ávila de manera suave y refrescante, con una base rítmica activa, una batería que juega incansablemente y un puente tremendo que nos regala unos segundos de relajo total para empezar nuevamente a levantarnos a través de los riffs inspiradísimos que nos dejan esperando más hacia el final.

Un riff que nos recuerda al ANGRA de los 2000 nos abre la puerta para Festejo, un tema rápido pero liviano, cómodo para disfrutarlo en cualquier momento donde fácilmente se siente la onda celebrativa que quiere transmitir, disfrutándose un tremendo groove que nos acerca un poco a la cumbia quizás, pero sólo un poco, manteniendo el sentido progresivo de la pieza en todo momento.

Nuevamente levantándonos un poco fuera de la Tierra arranca Infinito, pieza donde el bajo se hace más protagonista en los primeros segundos, con guitarras que suenan más espaciales, recordando incluso algunas películas o series de ciencia ficción. Aunque nos saca fuertemente del contexto en el que nos traía el disco, es una tremenda pieza que nos lleva a disfrutar otra arista de la calidad compositiva de Ávila, manteniendo un ritmo tranquilo durante los cuatro minutos y medio que dura, llevándonos en un viaje sideral como para que observemos desde fuera todo ese mundo que nos quiere mostrar el disco.

Lamento arranca en una línea más pesada aunque sin gran potencia sino, más bien, manteniendo el ritmo anterior para dejarnos caer en una suerte de tango metalero, lo que nos regala uno de los pasajes más evocativos de la placa, acaso en las callecitas de Buenos Aires disfrutando su ambiente taciturno y bohemio. Una pieza delicada, sin arranques de locura ni potencia, sólo una composición correctísima que nos permite disfrutar sin necesidad de explotar más de lo necesario la vena metalera. Podríamos decir que tiene “ese qué sé yo”.

Luego nos vamos a un riff rasgueado donde nuevamente el bajo se hace protagonista para cabalgar en las Llanuras que nos llevan un poco al folcklore españolizado de los países más nortinos en Sudamérica. La guitarra de Ávila se luce con toques tipo flamenco y un regreso a la potencia del Power Metal, dejándonos imaginar quizás una pareja de bailaores mientras nos paseamos alrededor de la pista. Hacia el final los cortes rítmicos abruptos le entregan una agresividad exquisita que no alcanza a ser brusca, algo difícil de definir pero que le entrega otro plus más a esta pieza.

Con Ayün, la velocidad nuevamente baja llevándonos a un escenario más nostálgico, más sentimental y es que por algo lleva el nombre que decidió ponerle a este track. No es difícil imaginar una escena romántica entre los protagonistas que se nos ocurran al escuchar estas melodías. Me atrevo a decir que es uno de los puntos más altos en esta placa donde Ávila logra condensar y transmitir todo el sentimiento que encierra el concepto ayün, palabra que en mapudungun engloba todo lo relacionado con el amor.

Memorias nos pareciera trasladar al puerto de Valparaíso para disfrutar uno de sus tan tradicionales vals, mantenemos el ritmo suave y disfrutamos de las imágenes que la música nos puede evocar. Es inevitable empezar a sentir un poco de sed en un minuto a lo largo de este track, quizás un vino navegado, hasta que hacia el tercer tercio de la canción nos recuerda que esto es Power Metal y, sin cambiar demasiado el ritmo, nos levanta el ánimo para terminar por lo alto. Me atrevo a decir que quizás sea uno de los puntos más bajos de este trabajo, no obstante, sigue siendo una tremenda pieza y, sobre todo, muy pero muy bien lograda.

Me cuesta trabajo recordar a qué ritmo nos acerca Indómito, se acerca bastante a los ritmos que flotaban en nuestro país a principios de la década de los ’70 y, mezclando esa idea y el nombre, es precisamente hacia donde creo que apunta este tema, a un pueblo indómito que ha sufrido por culpa de sus compatriotas a veces y muchas más veces por culpa de la naturaleza pero que siempre se ha puesto en pie, se ha defendido, ha luchado y lo sigue haciendo. Acaso un llamado a despertar a medida que la velocidad va aumentando, aumentando y ganando potencia y agresividad hasta terminar abruptamente, quizás queriendo decir que la historia no ha terminado.

Así es como llegamos a Elian, tema que cierra este trabajo en la línea más relajada del mismo, dejando notar inspiraciones de Joe Satriani y Steve Vai, una tremenda pieza que gana algo de potencia y peso hacia el primer minuto pero que no deja de evocar esta sensación paternal, este sentimiento de observar y cuidar a alguien más. La veta progresiva acá se luce, es simplemente una maravilla de tema que no puede dejar absolutamente a nadie indiferente, nos lleva por un laberinto de emociones positivas y cálidas que se convierte en un cierre tremendo para un disco en que se nos lleva, como dije al comenzar, por un viaje emocional y geográfico.

Erick Ávila simplemente nos demuestra en este trabajo que su calidad compositiva y ejecutora están a un nivel altísimo. Una obra que tiene, además, la dificultad de ser exclusivamente instrumental, un detalle que siempre he considerado de mayor mérito puesto que no tienes líneas vocales en las que simplificar la música, hablamos de trece tracks de solamente música con altos y bajos, quiebres rítmicos y cambios varios que se sostienen por sí mismos sin una interpretación vocal de por miedo, lo que considero hace este tipo de trabajos aún más valorables.

Siempre es un orgullo poder revisar material chileno de tan alta gama, claro, por la fusión de sonidos con la que Ávila se quiso arriesgar es un poco difícil de digerir por completo a las primeras escuchas pero, desde el primer momento, se disfruta, especialmente el viaje que nos lleva a dar sólo con sonidos “metalerizados” de ritmos tan propios de nuestra tierra sudamericana, algo que hasta el momento nadie se había arriesgado a hacer y que nuestro compatriota logró con creces.

 

 

El guitarrista, productor musical y líder de la banda nacional SIX MAGICS, después de una seguidilla de conciertos en el primer semestre de este año en donde se destaca su participación junto a PAUL GILBERT y en el Festival “The Metal Fest”, presenta una adaptación del conocido Tango de Gardel: “Por una cabeza”, en un video full HD a 8 cámaras grabado en Chile después de su gira por Alemania el 2013.


A partir del mes de Septiembre, habrá nuevas presentaciones y nuevo material audiovisual disponible para la venta, toda la información se dará a conocer a través de su Fanpage: www.facebook.com/erickavilaguitar

 

 

Para el próximo 1 de mayo está agendada una nueva edición de Guitars in Action en Chile, donde tres virtuosos del mentado instrumento dirán presente.

En esta ocasión, el evento se tomará el escenario de La Batuta y los artistas confirmados son Ignacio TorresErick Ávila y Gabriel Hidalgo.  Cada uno mostrará lo mejor de su repertorio, además de ofrecer algo de sus artistas favoritos.

Las entradas para la cita tienen un precio general de $3.500 y para los asistentes se sorteará un pedal T-Rex. La Batuta está ubicada en Jorge Washington 52, comuna de Ñuñoa.

 

Erick Avila presenta su disco solista Oblivion y su nueva propuesta folclórica en Valparaíso.

 

ENTRADA GENERAL: $3000.-
Promociones SOLO en pre venta:
Disco + Entrada = $7000.- / Polera + Entrada = $8.000.-
Pre Venta: v.salucci.zamora@gmail.com – rdgo.aranda@gmail.com

Luego de su exitosa gira por Alemania, el destacado guitarrista Erick Ávila, integrante de SIX MAGICS, presentará en la Sala SCD de Bellavista el próximo 29 de Marzo, su primer disco instrumental «Oblivion», e incluirá en su show una adaptación de repertorio emblemático del folclore latinoamericano.  Durante el show se presentará como invitado especial Eduardo Meza Villanueva, nuevo rostro del Stand Up Comedy Nacional.

Las entradas para el evento se encuentran absolutamente agotadas.

Sábado 29 de Marzo Sala SCD Bellavista 21.00 hrs.

La organización del Festival de Guitarras “GUITARFEST CHILE”, acaba de anunciar la apertura de las inscripciones para participar en este certamen que por séptimo año irá en busca del Mejor Guitarrista de Chile.

Para participar, los guitarristas interesados deben seguir las instrucciones contenidas en las Bases Oficiales de la competencia, que ya se encuentran publicadas en el siguiente link del sitio web del evento: http://www.guitarfest.cl/bases-competencia/

Recordamos a los fans de las seis cuerdas que este año el Festival contará con la visita de un invitado de lujo, se trata del gran PAUL GILBERT (RACER X, MR. BIG), quien además compartirá escenario con los nacionales CLAUDIO CORDERO y ERICK ÁVILA.

La venta de entradas del “GUITARFEST 2014 – PAUL GILBERT EN CHILE” ya se encuentra disponible, a través del sistema Puntoticket en todas las tiendas Ripley y Cinemark de todo Chile, y también vía online en el sitio web www.puntoticket.com.

“GUITARFEST 2014 – PAUL GILBERT EN CHILE”

Recinto: Teatro Municipal de Valparaíso
Dirección: Av. Uruguay Nº 410, Valparaíso
Fecha Evento: Sábado 12 de Abril 2014 – 19:00 hrs.
Artistas Invitados: PAUL GILBERT, CLAUDIO CORDERO y ERICK ÁVILA
Venta de Entradas: Sistema PUNTO TICKET de Tiendas RIPLEY y CINEMARK en todo Chile.

VALORES ENTRADAS:

Entrada General: $13.000.-
Vip C/Meet & Greet: $30.000.-  (AGOTADAS)
(Ubicación Privilegiada + Autógrafos y Fotografías con Paul Gilbert)

 

 

El líder de SIX MAGICS, Erick Ávila, adaptó una versión del clásico de LOS JAIVAS «Mira Niñita». La canción fue enviada al Festival del Huaso de Olmué 2014, y aunque no quedó seleccionada, se dio a conocer al público en el video que puedes ver abajo.

Además del guitarrista, participaron Elízabeth Vásquez e Ives Gullé en las voces, Pablo Stagnaro, Rodrigo Aranda y Vicente Salucci.

Escucha el cover aquí:

Este jueves 8 de agosto regresa ANGRA a Chile para celebrar sus 20 años de carrera. El concierto tendrá como agregado especial la participación de Fabio Lione (RHAPSODY OF FIRE, LABYRINTH) como vocalista de los brasileños.

Junto a ellos estarán tocando también los nacionales SIX MAGICS, quienes contarán en esta oportunidad con su ex guitarrista Gabriel Hidalgo, quien reemplazará a Erick Ávila, mientras se encuentra en Alemania promocionando su disco solista «Oblivion». En una primera instancia Erick volvería a Chile para estar presente en este concierto, pero sus compromisos musicales se han intensificado más de lo previsto.

La otra banda encargada de abrir el show son los argentinos ARIADNA PROJECT, los que luego de seis años de silencio vuelven a la escena con nueva formación y grabación de próximo disco en carpeta.

Las entradas para ANGRA + FABIO LIONE en Chile están a la venta por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts, locales RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), Kmuzzik y boleterías del Teatro Caupolicán con un valor de $15.000 (general).

Kiko Loureiro conversó con PowerMetal.cl y nos contó sobre el show que se viene este jueves junto a Fabio Lione en el Teatro Caupolicán:

De todos los conciertos que ha hecho Angra en Chile, sí, vamos a tocar canciones de toda la carrera. La banda está sonando muy bien junta, con Fabio también, pero la parte instrumental de la banda está sonando muy bien, todos están muy, como puedo decir, muy preparados, ¿no?, entrenados, ensayados, estamos con muchas ganas de hacer este tour, esta gira en Latinoamérica… que el público pueda estar muy contento. Principalmente el setlist trae todas las canciones conocidas y éxitos de Angra, de todos los años, con un buen escenario también, ¿no? Todo eso…

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2013/07/kiko7.mp3]

Lee y escucha la entrevista completa entrando a este link

El guitarrista, productor musical y líder de SIX MAGICS, Erick Avila, acaba de lanzar su primer disco solista titulado «Obvlivion».

Luego de varios años en los que el compositor tuvo este proyecto un tanto postergado debido a los compromisos con su banda principal, finalmente la producción instrumental está disponible en formato digital a través de iTunes. El disco contiene 8 temas y cuenta con la participación de sus compañeros de banda Pablo Stagnaro (batería) y Mauricio Nader (bajo).

Erick Avila comenta: «El título de este disco, que significa ‘olvido’, nació de la necesidad de atesorar momentos y lugares significativos en mi vida. Es la lucha en contra de ese olvido que en la vida moderna es tan recurrente, pasar por lugares, vivir momentos y conocer personas que luego difícilmente recordamos. En este caso cada tema tiene el nombre de algún lugar geográfico que me ha marcado profundamente por las experiencias vividas allí.

En ‘Oblivion’ pretendo mantener vivos esos recuerdos a través de la música. Hay dos temas que salen un poco del concepto de lugares: ‘Algren’, en alusión a la película ‘The Last Samurai’ y también ‘Latin Groove’ que tiene un claro homenaje al gran compositor de Latin Jazz, Michelle Camilo.

Este es un disco en que se pueden encontrar diferentes matices musicales. Hay temas atmósféricos, lentos muy melódicos y emotivos, como también otros más pesados con guitarras más virtuosas».

En Chile, el disco también puede ser adquirido a través de un Pendrive de 8GB que contiene 5 videos de «Oblivion», tablaturas y 8 videos inéditos de SIX MAGICS.

Por todo lo hablado desde fines del 2011 y todo lo que se ha publicado en los medios, ya es de seguro conocimiento el carácter de Falling Angels, el cuarto disco de Six Magics, que enseña virtuosismo y fuerza pero también lo asimilado en Behind The Sorrow en cuanto a producción. Por eso la oportunidad de entrevistar a su guitarrista y líder abría muchas otras aristas y así nos enteramos que Erick Ávila se ha vuelto a encantar con el metal, que su ilusión está de regreso y sus sueños de triunfo se ven más próximos.

Haciendo preguntas calibradas, también levantamos el velo y divisamos más allá del aspecto musical de Falling Angels, descubriendo el lado emotivo, desgarrador y nostálgico de sus letras, sus dedicatorias, su reflejo de vivencias inolvidables en Alemania y de terribles lecciones en Chile, cuando la cantante Elizabeth Vásquez debió superar de nuevo un cáncer, esta vez al colon. Lo de ahora es más que entregar los verdaderos detalles del álbum. Es poner la mano en el corazón de Falling Angels y sentir sus latidos, experimentar sus sentimientos, alegrías, recuerdos y tristezas, comprender su origen sincero y extenso bajo la mirada de Erick Ávila.

Six Magics también actuará con Epica este 26 de septiembre en el Caupolicán y algo de aquello también nos adelantó, en la entrevista más amplia que hayamos hecho en PowerMetal.cl… 

OPORTUNIDADES: CON LA MIRA EN FESTIVALES

Erick, son los primeros días tras la salida en Europa de Falling Angels, el cuarto de Six Magics, por lo que me imagino que han visto la respuesta no sólo de quienes han podido y querido escucharlo, sino también de los medios a los cuales se les entregó el promocional. ¿Cómo mides o describes la reacción que ha generado este trabajo?

Mira, igual hay una notoria diferencia con el anterior, se nota que hay una mayor inyección de contactos y más ganas de promocionarlo. En la cola del Behind The Sorrow (2010), al final apenas pudimos entrar a Nuclear Blast para venderlo ahí. Ahora, en la partida, en la semana del lanzamiento como al tercer día había una página especial de ese sello, con el CD, con las poleras, incluso promocionando el Behind The Sorrow, el álbum y las poleras. También nos llegó un review de la Rock Hard de Alemania, una de las revistas más grandes de metal allá, con un review espectacular, súper bueno. Quedamos muy contentos, no esperábamos tan buena puntación ni tan buenos comentarios de Frank, quien lo escribió. Todo fue en la primera semana, mientras que con el anterior tomó meses para llegar a la Rock Hard o a Nuclear Blast, así que creo que nos encontramos sobre una buena plataforma para salir adelante con Falling Angels. Hemos comenzado súper bien, con mucha confianza y eso es lo que puedo decirte de los medios grandes, ya que por los seguidores… afortunadamente en nuestra gira hicimos buenos contactos que nos han mantenido al tanto de cómo han recibido el disco los fans alemanes de Six Magics, ¡y les ha encantado! Han estado súper contentos enviándonos mails todos los días y agradeciéndonos porque les hicimos un homenaje a estos amigos que tenemos allá, así que por parte de los medios grandes y los fans, la cosa va mucho más avanzada que antes. Nos sentimos súper contentos por eso.

Y con tales resultados, ¿qué expectativas reales se pueden tener tanto afuera como en Chile?

Mucho mayores, partiendo que por primera vez trabajamos con un sello acá que está súper metido con todos los medios, que se está haciendo cargo incluso de la distribución y tiene grandes plataformas para vender el material en todo el país sin los atados de antes, siendo que nosotros en el pasado lo hacíamos prácticamente a pulso acá en Chile. El asunto aquí está mucho más seguro con el nuevo sello que tenemos. Y por lo de Europa, me parece que con la entrada de este disco, por cómo partimos, hay muchas posibilidades efectivas de que el 2013 salga por ahí otra gira para promocionarlo, por lo que obviamente aumentaría las ventas, la venta de merch que es súper potente cuando uno toca en festivales. Esa es la idea, apuntar a festivales grandes ojalá el próximo año y estamos trabajando a full para ello, viendo además cómo nos metemos en el medio para difundir bien el lanzamiento, puesto que igual nos encontramos partiendo. Queremos proyectarlo para el 2013 y necesitamos harta promoción, por lo que estamos viendo algunas cuestiones que nos ofrece ahora la misma gente que nos apoya desde allá y tiene contactos importantes para dar a conocer el álbum. La idea es el día de mañana repetir otro tour pero más grande y con festivales ojalá. Ahí las ventas subirían mucho.

Hablabas que la red de contactos armada con Behind The Sorrow ha servido de catapulta para este trabajo. Sin embargo, ese disco en Chile recibió críticas encontradas. Hubo quienes se volvieron seguidores de Six Magics gracias a Animal/Behind The Sorrow y la voz de Elizabeth, aunque por otro lado provocó un quiebre con los  antiguos fanáticos del Dead Kings Of The Unholy Valley (2001) o The Secrets Of An Island (2003). Ahora que tienen un material más balanceado, con partes virtuosas y más secciones sinfónicas, ¿qué respuestas has visto de aquellos que se desencantaron con el grupo en su momento?

Mira, yo… sí, fue así y mira, ganamos mucha gente que antes no le gustaba mucho la banda. Creo que lo más importante que logramos con Behind The Sorrow fue el aprendizaje de poner todos tus conocimientos de una manera simple en una canción. Eso lo adquirimos netamente por David Prater. Y lo otro súper positivo es que el cambio del Checho (Domínguez) a la Eli llamó mucho la atención de los medios extranjeros por el asunto que ella, al no ser soprano, entregaba un poco de aire, un poco de cambio de atmósfera que no se daba en conjuntos metaleros con mujeres. Así fue cómo apareció la Rock Hard, así fue cómo apareció el interés de Nuclear Blast. También hubo un interés súper fuerte de AFM Records por sacar este disco, sello con el que estamos en conversaciones y ojalá podamos trabajar con ellos, pero toda esta gente metida en el medio se acercó justamente por la voz de la Eli, que le parece súper especial dentro del estilo. Esas dos cositas sirvieron mucho para entrar fuerte en el mercado extranjero, y a nosotros como un aprendizaje para saber cómo hacerlo de forma profesional. Por ejemplo, yo estuve a cargo de la producción del Dead Kings y el The Secrets, y tenía tanto conocimiento en esos momentos -justo estudiaba en la Escuela Moderna- que lo único que hacía era meter todo a la fuerza en un tema sin saber cómo iría a sonar después, que habrían choques de frecuencia y todo eso lo aprendí con David Prater. No tenía cómo saberlo hasta que llegó este compadre (risas) de Norteamérica diciéndome ‘mira, aquí tienes que hacer de esta manera las canciones’, por lo que personalmente fue fundamental para conseguir un equilibrio entre lo virtuoso y la buena producción musical en el sentido de sonido, que se entienda y llegue a cualquier persona sin tanta información. Esos dos elementos fueron esenciales en el proceso de Behind The Sorrow. Me gusta muchísimo ese esfuerzo, es como un relajo sí y está súper claro porque todos tocamos bastante calmados, aunque tiene unas atmósferas que nunca habíamos logrado. De hecho eso se ve bien plasmado en el nuevo y son cuestiones que aprendimos y las fusionamos con el virtuosismo de antes, sólo que bien producido.

EN BEHIND THE SORROW “TUVE QUE AGACHAR EL MOÑO DE FORMA HUMILDE”

Lo interesante de Falling Angels es que pese a mantener la esencia de Behind The Sorrow, enseña más de todo. Un ejemplo muy claro son las partes sinfónicas. Al menos la mitad de los temas cuenta con un clímax de cuerdas o coros, elementos que en cierto modo algunos los habían echado de menos. ¿Cómo te sentiste al encontrarte de nuevo con esa cantidad de secciones?

Fue un desafío, en el fondo uno nunca sabe si está preparado (risas). Sólo cuándo ya estás con el disco afuera y ves las opiniones sabes si realmente lo estuviste, entonces siempre fue un reto decir ‘miren, tenemos que poner más elementos, tenemos que mostrar más lo que hacemos musicalmente todos los días’, ya que todos son profes y el batero toca fusión, así que ‘tratemos de mostrar lo que hacemos pero de un modo simple y bien producido en el sentido musical’. Fue un muy buen desafío y para mí fue un manjar, sobretodo el asunto de incursionar con instrumentos reales. He participado en orquesta cuatro años estudiando chelo, con amigos súper capos, y siempre he comprendido el timbre del oboe, del clarinete, de las tubas, del fagot, los ensambles de cuerda, el cómo armonizar, cómo hacer movimientos contrarios, movimientos oblicuos. Si bien el tema armónico siempre lo manejé auditivamente, nunca fui el director de la orquesta, y en este material tuve que hacerlas de director con toda esa experiencia. Fue un gran desafío, nunca lo había hecho con instrumentos reales, si por lo general siempre lo trabajábamos con VST (Virtual Studio Technology) y ahora tuve que meterme ahí a ver exactamente cómo podía ser y, por fortuna, hemos salido con buenos comentarios en los reviews, así que creo que la prueba fue exitosa y nos sentimos súper contentos con los resultados. En su momento sentía dudas ante el desafío que debía enfrentar, pero contento y emocionado también con lo que más gusta y me encanta que es la orquesta.

¿Y cuánto entonces echaste de menos “la orquesta” en Behind The Sorrow? Allí sólo hay dos pistas con clímax sinfónicos, Animal y All My Dreams, mientras que en Falling Angels aparecen en Rolled, Do You Remember?, Sick & Tired, Icy Lips, How To Live… en Why incluso mezclas cueca y ensambles…

De hecho hay algo súper importante, que en el Behind The Sorrow no se trabajó con coros sinfónicos y ahora volví a meterlos, un recurso que ocupé bastante en The Secrets Of An Island. Mira, yo igual lo eché de menos en el tercer disco, bastante, aunque era parte del desafío. Cuando decidimos trabajar con David Prater nos pusimos a su disposición y esa parada de ser súper receptivos con él nos sirvió para aprender a ordenar de mejor manera los elementos en Falling Angels. Al principio me costó eso sí en Behind The Sorrow, sobretodo que siempre he estado involucrado en la composición. Tuve que retraerme y ahí sale el asunto de la humildad y el ego. Cuando dijimos ‘ya, vamos a contratar a un productor que nos guié’ los egos no pueden existir (risas), si no todo se va a la pailas y terminas agarrándote con el productor (risas), ¡y el resultado será horrible! Pusimos a prueba ese aspecto de la banda, lo que a la larga se tradujo en un gran aprendizaje. Sí, lo eché de menos, no te lo niego, pero salieron cosas muy positivas al ser capaz de ceder esa parte, mis ganas de poner arreglos orquestales y coros. David me comentó ‘mira, en dos temitas hazlo bien y todo, aunque el resto tratemos de hacerlo de acuerdo a esta nueva propuesta’. Tuve que agachar el moño de forma humilde y darle nomás (risas), y lo agradezco como te digo Jorge porque fue un gran aprendizaje musical para mí. Nunca había visto la música de ese modo.

Considerando esta curva de aprendizaje y los contactos que hicieron durante sus dos visitas a Alemania el 2010, en las que hasta conocieron a productores como Charlie Bauerfeind (Helloween, Blind Guardian, Rage, Hammerfall), ¿qué los llevó a decidir que tú fueras el productor de Falling Angels y Javier Bassino hiciera la mezcla?

Bueno, mira, el sello vio la opción de trabajar de nuevo con David Prater pero no hubo acuerdo entre ellos… cosas netamente de negocios de las que nunca estuvimos muy al tanto, si Coroner ahí pone todo lo que es la producción. Después quedamos como a la deriva con la opción de trabajar con Charlie además, que estaba con el asunto de Blind Guardian en el momento y nosotros estábamos dependiendo mucho de su tiempo. Le mandamos unas maquetas, le gustaron harto pero nos contestaba tarde, mal y nunca. Nosotros no queríamos seguir atrasándonos, habían canciones escritas y hablando con el sello… yo ya había compuesto un tema en nuestra gira cuando fuimos donde nuestros amigos alemanes… a modo de agradecimiento… de hecho fue el que salió por la PowerMetal.cl, Dreamer (B:O:M), lo hice para agradecerles por lo espectacular que habían sido con nosotros, nos trataron como reyes… y ese track ya estaba listo al igual que Falling Angels, el que da el título, entonces había mucho avanzado sin ninguna respuesta rápida de los productores, por lo que decidimos mandar al sello las maquetas. Las escuchó, le gustó harto, preguntó ‘oye, ¿quién produjo esto?’ y le dijimos ‘bueno, Erick ha estado haciendo todo así que si te parece podemos incursionar con él para el nuevo disco’. Respondió ‘ya, perfecto, háganme llegar unas cinco pistas más y decidimos’. Y así fue, estuve el verano terminando cinco pistas más (risas) para enviarle los demos, los aprobó y empezamos al tiro para no atrasarnos y poder editar el CD este año, sino hubiese salido para el próximo y tú entiendes que no se puede estar tanto tiempo sin material. Por eso la decisión final y le gustó mucho al sello así que súper contento. Y el grupo también, estaba súper contento con los resultados.

SINCERIDAD POR EL METAL: ERICK REENCANTADO EN ALEMANIA

Ahora que te adentraste en las canciones Erick quiero preguntarte por Dreamer, de estilo bien alemán en su composición. Por lo que comentaste un par de veces antes, se comprende entonces el vínculo entre las letras -la dedicatoria a la comunidad Brotherhood Of Metal (B:O:M) de ese país- y el toque tan heavymetalero, powermetalero y acelerado, con harto doble bombo, armonías, coros explosivos, etc., como a ellos les gusta escuchar metal. ¿Qué pasaba por tu mente cuando la escribías?

En realidad la historia es bien bonita aunque un poco larga (risas). A ver, la comunidad Brotherhood of Metal organizó un concierto  en su ciudad, en Binsfeld, y resulta que fueron más de 300 personas a un local por el cual con el manager de la gira no teníamos ninguna expectativa previa (risas), ya que eran unos fans y pensábamos poco menos que íbamos a tocar en la casa de uno de los compadres del B:O:M. Íbamos con esas expectativas con el manager y, de hecho, cuando nos mandaron la fecha del tour dudamos en agregarla, no sabíamos qué tan bien resultaría. Pero la agregamos y todo porque igual era importante que unos fans alemanes te produjeran un show. Lo hicimos como te digo con bajas expectativas y cuando llegamos empezamos a ver afiches gigantes de Six Magics en las calles. De repente habían autos pasando con los afiches puestos y promoción, promoción y promoción. Llegamos a un local maravilloso donde nos tenían un banquete de bienvenida y, al final, fue una de las presentaciones más bonitas de la gira por lo emotivo y demostrativo de cariño por parte de ellos hacia nosotros. Imagínate, hablamos de un lugar que cuando tocamos estaba lleno, con toda la gente después pidiéndonos autógrafos, comprando merch como locos, algo inesperado. No hallaba cómo agradecerles por todo lo que habían hecho cuando nos dicen ‘oye, estamos tan agradecidos que les vamos a armar una fiesta mañana en la casa de uno de los integrantes de B:O:M, ¡así que están todos invitados!’. Seguían llegando los regalos y nosotros sin más qué hacer (risas). O sea, yo de verdad me sentía demasiado avergonzado, ‘¿¡pero cómo tanta buena onda!?’, y ellos mismos nos contestaban ‘no, es que la música de ustedes…’. Y hay una cosa que me gatilló, una que causó que hiciera el tema… yo igual estaba desencantado, muy desencantado con el ambiente… mira, hay mucho metalero en Chile que de repente cree que esta cuestión es una chacota, que ‘después, cuando tenga 20 años escucharé jazz y me olvido del metal’, y lamentablemente si vives en un país así, también te pones prejuicioso y yo me reencanté con el metal en ese viaje justamente por estas personas, ya que habían tipos de 60, 40 años con toda su familia, hijos, tíos y todos metaleros a morir, y de verdad. Esa sinceridad entonces por el metal a mí me llegó en lo más profundo y estaba tan agradecido después de todo lo que hicieron y la fiesta que nos prepararon que, finalmente… de hecho nos quedamos a dormir donde el compadre, ¡como cien locos dentro de una casa dándonos carne, cerveza, un banquete! Tras eso nos devolvimos al hotel con un sueño cumplido y todo lo vivido en ese momento que despertó de nuevo el metal en mi corazón, se tradujo en esa canción. Me quedé en el hotel ese día, me desperté temprano y con el laptop de mi compadre Mauro (Nader) comencé a hacer maquetas, a trabajar, ¿y sabes qué?, como en dos horas ya tenía más o menos la composición lista. Fue una cosa súper espontánea y rica, realmente como con todo lo que había vivido, esas emociones reflejadas en un tema que fluyó. Los cabros más tarde se levantaron, se los mostré y les encantó, así que decidimos regalarles ese corte el mismo fin de semana antes de partir a Bélgica y los tipos súper agradecidos. Dreamer tiene un significado muy especial para la banda, para el disco y para los B:O:M. De verdad considero que nos representa en lo que somos metaleramente hablando, y a los que DE VERDAD son metaleros (risas).

Señalaste Binsfeld, la ciudad donde te encontraste con estas personas y cuyo nombre titula al instrumental de Falling Angels. Tengo entendido que lo habías escrito para un trabajo solista, no obstante aparece acá y eso me provoca un par de dudas. ¿Por qué Binsfeld como Six Magics en vez de solista y qué ocurre con tu proyecto instrumental?

Mira, ¿la verdad? Yo mi disco solista ya lo tengo grabado… a ver, como siempre he estado a la cabeza de Six Magics en el sentido de ver con quién lanzamos el álbum, los videos, la música  y todo lo que envuelve a un conjunto, lo cierto es que no he tenido el tiempo que merece el proyecto y no he podido dedicarme en un ciento por ciento. Creo que si me pongo a ver mi proyecto solista ahora descuidaré Six Magics y siempre mi prioridad ha sido lo último. ¿Qué pasó y por qué está en el CD? En paralelo trataba de buscar apoyo de un sello para sacar bien el material solista y no terminar editándolo independiente. Esa era la idea al principio ya que con el respaldo de una compañía es mucho más profesional, por lo que intenté con todos los contactos y bueno, sinceramente, el asunto como “instrumental” en ese contexto no era lo que más les llamaba la atención, así que no había interés de algún sello por sacar un registro instrumental. Pero mientras le mandaba las canciones a la gente, entre esa a Ettore de Coroner, resulta que escuchó Binsfeld y dijo ‘oye Erick, ¿no lo podemos poner en el tracklist?’, y le respondí ‘mira, en realidad la producción la estás sacando tú y si crees que es lo mejor, ¡es tu decisión!, contigo tenemos la media vitrina’. La cosa es que se entusiasmó, lo agregó y nos pareció bien. Lo conversé con el grupo y lo positivo de todo es que pese a que el sonido no es del de Javier, lo mezcló Pablo Stipicic, el estándar y la calidad son súper buenos. Lo otro es que los mismos músicos de Six Magics me acompañan en el proyecto por lo tanto pensamos que aportaba un descanso a la Eli para más tarde volver con How To Live. Fue idea del sello y en común acuerdo decidimos hacerlo. Volviendo a lo de mi proyecto solista, espero el día de mañana hacer algo, sin embargo Jorge hoy en día lo veo súper complejo por la dedicación que tienes que darle. Por el momento me encuentro ciento por ciento enfocado en Six Magics y con todo lo que nos está saliendo no quiero descuidar ningún ámbito para no perder las oportunidades que puedan aparecer, las oportunidades que hemos buscado por tantos años. Sería un poco irresponsable de mi parte desviarme con mi proyecto solista, aunque ahí está y espero sacarlo el día de mañana (risas), porque hartos me preguntan lo mismo. Ahora, por el terreno que estuve tanteando finalmente pienso que tendré que hacerlo independiente, es súper complicado el estilo instrumental dentro del medio. A los sellos les interesa más que haya alguien cantando entonces me parece que será algo bonito y personal para cumplir con toda la gente que me ha preguntado por el proyecto.

EXPLOTÁNDOSE LA CABEZA: “DEJO DE COMER, DE DORMIR, DE VIVIR POR LA MÚSICA”

Erick, estamos cumpliendo media hora de entrevista, que es lo que duran por lo general pero con Six Magics siempre será imposible restringirse a eso así que seguiré haciendo preguntas (risas), principalmente debido a que quedan varias aristas que me interesan muchísimo (risas).

(Risas).

Primero, a diferencia Behind The Sorrow donde tuviste a Gabriel Hidalgo escribiendo contigo, ahora en Falling Angels te encargas del 95 por ciento de la composición tu solo. Todos los cortes son de autoría tuya a excepción de Rolled, que lo hiciste con el nuevo guitarrista, Pablo Proharam…

Siempre ha sido complicado tomar la batuta porque nunca me ha gustado ser el cabrón de la banda (risas), aunque los mismos cabros como que me lo pidieron. Pese a que querían participar, al final yo era más rápido que ellos. Te soy súper sincero: la música es lo que más me apasiona en este mundo y de repente yo dejo de comer, de dormir, de vivir por la música. Mis compañeros tienen sus vidas y me dicen ‘no, yo no soy tan loco como tú, sigo mi vida normal, si TÚ quieres explotarte la cabeza, ¡explótatela solo (risas)!’. ¿Qué fue lo que pasó?, que cuando yo tenía cinco temas compuestos, los muchachos tenían medio tema compuesto entonces ellos mismos me dijeron ‘Erick, dale tú nomás y si necesitas ayuda, nosotros vamos hasta allá y hagámoslo así, saquémoslo rápido’. Al final terminé armando las canciones y después me juntaba obviamente con cada uno para ver sus partes, ya que como son los especialistas yo siempre les propongo. La batería se la escribo a Pablo (Stagnaro) y le digo ‘mira, este es el pattern y todo pero hay ciertas partes que me gustaría que viéramos juntos’. Así, se venía para mi casa, revisábamos las maquetas, veíamos los arreglos, al igual que con el Mauro y al igual que con el Finfan. Fue algo que se dio y sólo así me sentí cómodo para avanzar, ya que siempre ofrecí la alternativa de trabajar a la par. Y terminó de esa manera aprobada por todos, funcionó bien y me sentí cómodo. Y sobre Finfan entrando en la composición de Rolled, para mí fue un agrado y una sorpresa… no sé si sorpresa puesto que una de las cosas por las que pensé que el podía ser una muy buena opción para reemplazar a Gabriel que es, uf, un medio músico y súper complicado de sustituir… a ver, Finfan no poseía la técnica de Hidalgo y pese a que tuvo que adquirirla a patadas sacando Caleuche, Trauco y todos los demás (risas), al momento de entrar no era tan dotado como nuestro enorme Gabriel. En todo caso, elegí a Finfan justamente porque siempre vi en él una capacidad musical rítmica fuera de lo común, una capacidad de armar canciones, de dar ideas. Como escucha harta música y dentro del metal Opeth, Meshuggah, o de repente hasta Alice In Chains, él es muy variado y rockero y eso se traduce en un excelente gusto para dar ideas. Finfan ya tenía la composición preparada, me la mostró, los riffs eran demoledores y él mismo había hecho la melodía de las voces. De ahí le arreglé algunos detalles para que quedara más comercial, o sea, lo que aprendí con Prater, y funcionamos espectacular. Me reuní una noche con Finfan para arreglar el corte y luego le dije ‘déjame a mí que quiero colocarle una parte sinfónica al medio para que tenga una unidad con todo lo que estamos haciendo’. Me pasó los riffs, me pasó las baterías, me pasó las melodías… el verso es de él, los riffs principales todos de él y yo fui haciendo el arreglo de las armonías, ajustando las melodías para que quedara más comercial. La sección orquestal de Rolled, ese desarrollo lo trabajé inspirado por lo que Finfan me había traído, entonces fue un agrado. Estuvimos una noche armando todo y la parte sinfónica quedó como para después, ahí yo solo con todos los instrumentos y arreglos. Para la próxima deberá estar más presente en la composición, ¡necesito canciones así (risas)!, por lo que se vienen grandes cosas a futuro con mi compadre.

Hablemos ahora de una de las grandes sorpresas de Falling Angels, Start Another War, un número no sólo bien thrashero en la onda Anthrax, sino que además lo cantas tú, con letras escritas por ti. ¿Cuán especial fue para ti y cuánto pudor puede sentir un guitarrista como tú al cantar así en el estudio, haciéndose responsable de las voces principales?

Debo ser sincero: ¡NUNCA QUISE GRABARLO YO (risas)! Siempre tuve la idea de buscar un invitado para este track y yo había grabado las vocales justamente con esa intención. A través de Ettore teníamos hartos músicos de su sello que podían verse interesados en colaborar, ¡incluso conoce al de Soilwork y habría sido un manjar trabajar con él (risas). Súper difícil (risas), pero si nos hubiese dado la opción, la voz que estaría ahí sería la suya y no la mía (risas), aunque me dijo ‘mira, déjame hablar y todo’. Mientras pasaba el tiempo entonces yo igual grabé las maquetas y se las mostré a la banda. ‘Chiquillos, esta es la canción. Obviamente que mi voz… olvídenla, es una referencia’, y cuando la Eli y el Finfan la escucharon me dijeron ‘oye, pero Erick, ¡canta tú!, ¡está la raja!’, y yo no me creía el cuento hasta que todos empezaron ‘hueón, dale tú nomás, si suena bacán y será un plus que salgas cantando’, ¡y terminaron convenciéndome! Ahora, ¿qué fue lo positivo de todo esto? Yo siempre, siempre, siempre, desde que partí con esta locura de la música, que he sido fanático de todo el Thrash. Me encanta Kreator, me encanta Megadeth, me encanta Metallica, Overkill, siempre me apasionó ese estilo. Por lo tanto, después me creí el cuento y una vez que el grupo me dio la plataforma como para darle, volví a escuchar las bandas que escuchaba de chico y fue súper emotivo, pues quería plasmar esa energía que me cautivaba cuando era pequeño y creo que me sentí súper cómodo por lo mismo, ya que en el fondo fue como un sueño cumplido y la música que más me gusta es el Thrash. Para mí es lo más potente que existe en el estilo metalero y me manejo muy bien con esos riffs, ¡si me sabía el Rust In Peace de memoria (risas)! Fue como situarme en mi lenguaje y salirnos un poco de lo que es Six Magics, que siempre ha sido más Power Metal, más Heavy, para incursionar en un estilo que siento que siempre ha sido mío y que nunca lo había plasmado, dado que la propuesta es más sinfónica, más progresiva, y fue la oportunidad. Me sentí demasiado cómodo y no me avergüenzo de los resultados para nada (risas), así que todo bien con eso.

UN REGALO A ELIZABETH EN SU MOMENTO MÁS DIFÍCIL: “NO SOY MÉDICO SINO MÚSICO Y ESPERO AYUDAR EN ALGO”

Otras letras tuyas son las de Sick & Tired que son, cómo decirlo, bastante positivas dentro de todo lo sombrío que ocurre, mostrando el conmovedor conflicto de una persona que se empecina a no perder la vida por culpa de lo que sufre en ese momento. “This is for the ones who lose all hope: I’m still alive in this World / I’m living my life, my plan is not to die from this”, y por favor, déjame preguntarte cuál es la relación entre estas letras y lo que vivieron con el cáncer de la Eli, que lo enfrentó, lo sobrevivió y lo superó… 

Hm (silencio). Mira en realidad es como bien fuerte porque justamente… voy a ser bien claro sobretodo contigo Jorge que ya tenemos experiencia en entrevistas (risas), me gusta cómo las tratas así que voy a ser súper transparente. Mira, como dices tú el año pasado fue muy difícil. Justo cuando empezamos a hacer este disco, las letras, la producción, la grabación y todo, fue súper complicado por lo de la Eli, que entra en una nueva enfermedad que ya había tenido antes (risas). Incluso terminó con quimioterapia y tuvo que registrar las voces mientras se sometía al tratamiento, entonces fue súper fuerte lo vivido. En específico, la inspiración que tuve para Sick & Tired como para arriesgarme a escribir otra letra, puesto que siempre la Eli ha estado a cargo de eso por manejar el inglés al revés y al derecho… yo lo hablo aunque champurreado, siempre con la asesoría de la gente metida en el grupo, viendo y revisando todo lo relacionado con el idioma… la cosa es que igual me atreví ya que estábamos en (silencio), estábamos en la etapa cuando la Eli recién había salido de la operación y en mi impotencia de no poder hacer nada, de ver a los médicos hablando por acá y por allá cosas que uno ni entiende y se desespera, sin saber si está bien o está mal, lo único que atiné a hacer esa noche fue componer ese tema, escribir la letra y dársela como regalo para subirle el ánimo en la mañana, si ella estaba súper mal en el momento, saliendo recién de la operación. Fue muy desgarrador, una situación bien jodida y la canción habla de eso, de seguir adelante, que esta nueva enfermedad no nos va a robar la vida y más que nada va enfocado netamente a eso, ‘no soy médico sino músico y espero ayudar en algo en esto’, y eso fue lo que hice. Al otro día le tenía la maqueta lista y fui al hospital a entregársela, ‘oye Eli, para que tengas ánimo y salgas adelante’. Así que fue muy emotivo y cada vez que… y bueno, el hecho de escuchar el tema grabado por ella, ya que la maqueta la canté yo… cuando oigo a la Eli después de toda la pesadilla que vivimos, para mí esa es la vida y da lo mismo todo el resto. Eso es lo que importa de este disco, ese tipo de situaciones son las que dejan contento y conforme, así que eso fue (risas), ese fue el origen de Sick & Tired.  Fue la desesperación de no poder hacer nada y tratar de hacer algo con lo que hago (risas). No estudié medicina, sino música y durante harto tiempo. ¡Algo debía hacer (risas)!

Y de la misma manera que le haces regalos a tus amigos de Alemania con Dreamer y a tu pareja con Sick & Tired en un instante tan duro, también le haces un regalo tremendo a tu hermano Brian con Do You Remember? En reviews se comenta que es el track con mayor potencial para ser un hit y algunos fanáticos exclaman que ojalá Helloween pudiera hacer hoy en día baladas como esa. Sin embargo, me parece que el verdadero valor de Do You Remember? es su dedicatoria… y lo más increíble es que la Eli y no tú fue quien escribió sus letras…

Bueno, igual es súper choro resaltar todo esto de Falling Angels, aparte de la musicalidad que tiene. Encuentro súper importante el álbum por el contenido de las letras que nos representan mucho y no sólo a nosotros, dado que son situaciones que mucha gente ha debido enfrentar y vivir. Lo mismo de la Eli, ¿cuántos no han estado enfermos y han salido adelante? Son cosas que nos reflejan e identifican bastante. En el caso particular de Do You Remember?, siempre quise regalarle algo a mi hermano porque nunca ha dejado de estar en Six Magics, con el Dead Kings, con el The Secrets a cargo de toda la gráfica, de toda la escenografía, de todas esas actuaciones que veías en el Teatro Providencia. Mi hermano era el responsable, el director. De chicos teníamos un grupo y él tocaba la batería, sacábamos Metallica, Megadeth y Iron Maiden, que le fascinaba. Aparte de ser gemelos estamos muy unidos por la música y el metal, entonces siempre quise entregarle un regalo y Do You Remember? fue la oportunidad de hacerlo. Le señalé a la Eli lo que quería en las letras más o menos y como nos conoce perfecto a los dos, hizo unas líricas desgarradoras. Las escucho y realmente me emociono, representa nuestra infancia. Con Brian soñábamos esto que de alguna forma vivimos ahora con Six Magics y qué mejor que una canción dentro de todo este sueño que sea suya. Habla de eso en el fondo, de la infancia, de cuando uno es chico, está tan tranquilo y no quiere crecer, sino seguir en lo mismo. De hecho, entremedio, hay un pasaje súper corto ahí de la Guerrade las Galaxias, la película que nos ponían a cada rato cuando teníamos siete, ocho años (risas), sentados ahí en el dormitorio de nuestros viejos viendo la Guerrade las Galaxias para que no dejáramos la embarrada (risas), ¡si como buenos hermanos gemelos siempre teníamos la cagada (risas)! Nos sentaban ahí tranquilos para ver la Guerra de las Galaxias y ese tema para nosotros es, uf, ¡muy emotivo! Habla de la niñez, de no querer crecer, de quedarse siempre tranquilo y no vivir una vida de adultos que al final termina en puras complicaciones. Cuando uno es chico lo único que hace es reír,  jugar y pasarlo bien. El contenido para mí es súper fuerte y representa a cabalidad lo que uno puede sentir en relación a tener un hermano pequeño, no sólo gemelo sino cualquiera. Cualquiera que tenga un hermano le llegará esta letra. Me lo han dicho ya así que se cumplió el objetivo parece (risas).

Y hablando de Another Name, que muy rápido se ha transformado en una de las canciones más queridas por los actuales fanáticos de Six Magics, siendo que su estreno fue recién en noviembre para el recital de la Cúpula, causando inmediatas reacciones. Es el opening track de Falling Angels, tiene un video y la gente debe conocerlo muy bien, así que lo que quiero preguntarte guarda relación de nuevo con las letras, porque parece que acá hay una historia de una persona que es buscada o perseguida… 

A ver (risas), bueno ahí la mejor para responder vendría siendo la Eli, ella hizo la letra, aunque siempre estuve a su lado y lo que más o menos puedo contarte y representar de ella… lo que quiso resaltar fue lo que sufrimos en nuestra historia con el golpe de estado y justamente es súper crudo, súper agresivo por la impotencia que genera. El mismo Another Name es de los tipos que en la práctica deben cambiar todo para que no lo encuentren y lo maten, por eso el coro dice ‘tomaré otro nombre’, enfocado de manera precisa en aquello, con relatos muy potentes que también tienen que ver con nuestras vidas, de estar en la calle, que le disparan al padre por la espalda. Todo eso es bastante desgarrador y muy ad-hoc con la música en sí, que es súper agresiva y de repente hasta deathmetalera. Hay muchas influencias de Death en esa canción por lo mismo, pura violencia y power que se enfocan en el mensaje.

SIX MAGICS CON EPICA EN SEPTIEMBRE: «QUE LAS COSAS SIGAN CRECIENDO COMO HASTA AHORA EN TODO SENTIDO, MEDIOS, BANDAS Y PÚBLICO»

Sobre las próximas apariciones de Six Magics en vivo, acaban de anunciarlos como banda invitada para el show de Epica, el próximo 26 de septiembre. ¿Qué los motiva de volver a actuar en el Caupolicán como acto de apertura? ¿Qué los motiva de tocar frente al público de los holandeses?

Bueno, mira, nosotros hace unos años atrás tuvimos la opción de presentarnos ante una audiencia similar, ante la de Tarja, y realmente fue una experiencia súper bonita. Allí conocimos mucha gente. De hecho, personas importantes del fan club aparecieron gracias a ese concierto y ahora se han transformado en grandes amigos del grupo, entonces vamos con muchas ganas porque como es más o menos parecido el público, que escucha una cantante femenina en un conjunto de metal, tenemos grandes expectativas que puedan aparecer nuevos seguidores de Six Magics que se sumen a lo que ya se ha estado haciendo con el fan club de hoy en día. Nos sentimos súper motivados y siempre será muy emocionante tocar con harta gente en un lugar como el Caupolicán, que cuenta con la infraestructura para realizar buenos espectáculos.

(Risas) creo que hemos terminado la entrevista Erick, aunque siempre faltará tiempo y espacio para hacerte todas las preguntas que me gustaría hacer, ¡y a ti responder (risas)! Para finalizar, todos quienes quieran escuchar Falling Angels saben que lo pueden encontrar en varios lugares y que ya no hay excusas para no comprarlo (risas). ¿Cómo presentarías el álbum a los que están pensando en darle una oportunidad?

(Risas) bueno, Falling Angels para nosotros, aparte de lo musical que ha sido un logro pues se mezcló la producción que aprendimos con Prater con el virtuosismo que teníamos antes y la gente extrañaba, tiene un contenido súper potente en las letras. Es más, yo creo que pronto a través del fan club trataremos traducirlas para que las personas se sientan más comprometidas con los mensajes que son muy, muy importantes. Y bueno, ojalá que se apoyara a todas las bandas chilenas -nos incluimos nosotros ahí- comprando el CD y yendo a los conciertos. Esto recién parte. Además de lo de Epica, hay posibles fechas de un lanzamiento para octubre en vivo así que atentos, y como decías tú, ¡ahora no hay excusas para no comprarlo! Se encuentra en Bigstore para todo Chile y también en las tiendas The Knife y RockMusic, por lo que los invito a escuchar este álbum producido el 2012 y que estuvimos todo el año pasado e incluso en la misma gira del 2010 escribiéndolo. Espero entonces que les guste y agradecer también a todos los que ya lo han comprado, nos han enviado mensajes y les ha encantado, lo que nos tiene súper contentos. Agradecer a esta gente que siempre nos ha apoyado y que va a nuestras presentaciones… a nuestros fans que ya son nuestros amigos del alma, pues gracias a ellos seguimos adelante. Un abrazo grande y también a ti Jorge, a la PowerMetal.cl por todo el espacio que siempre entregan a los grupos, y que las cosas sigan creciendo como hasta ahora en todo sentido, medios, bandas y público. Un gran abrazo a todos.

¿Metal, instrumentos chilenos… y cueca? Sí, lo que era un mito del folklore metalero nacional, cuando varios jugaban a imaginarse una canción de Heavy Metal «zapateado», medio en broma, medio en serio, pues bueno, Six Magics lo trajo a la realidad. Gran responsabilidad, porque de alguna manera se definía un sonido, y más allá del escepticismo con que se hablaba acerca del resultado de esta fusión, la banda se lo tomó completamente en serio y realizó uno de proyectos más ambiciosos y exitosos, en resultado, que haya salido de una banda del estilo en Chile.

Six Magics

Es que Six Magics no son unos iniciados, acá no. The Secrets Of An Island se llama su segundo álbum, basado en un concepto sobre la mitología de Chiloé, tanto con elementos de la música folklórica chilena como arreglos corales y, en menor medida, sinfónicos. PowerMetal.cl se reunió con Six Magics para hablar de cómo se gestó esta empresa, su música, la mitología que inspiró las letras, una conversación en la que presentaron como primicia su disco, y que incluyó jams del cantante Cristóbal Flores, que reemplazará a Sergio Domínguez hasta que vuelva de Estados Unidos, la narración de las aventuras del guitarrista Erick Ávila en Chiloé y mucho más, como el lanzamiento y el futuro que se les aproxima. Los nuevos Six Magics…

LOS SECRETOS…

The Secrets Of An Island, segundo LP de Six Magics y tercera experiencia en estudio, contando Trilogía de un Guerrero, fue grabado en Pig Power Studios donde trabajaron cada fin de semana a partir de marzo, con la producción de Raphael França, el mismo encargado de las consolas en Dead Kings Of The Unholy Valley. Son 17 tracks entre canciones, instrumentales, interludios y narraciones. Según el guitarrista y líder de Six Magics, Erick Ávila, el álbum es un espejo de lo que deseaban lograr. «Cuando nos propusimos hacer este disco queríamos entregar una propuesta nueva, tratar de cambiar un poco el esquema del Heavy Metal. No encasillarnos tanto en lo que es Heavy Metal sinfónico, estar haciendo lo mismo, lo que están haciendo todos. Tratamos de hacer un aporte, ocupando nuestras raíces que se ven en el concepto que trabajamos que son de la mitología chilota y también experimentando con timbres andinos, métrica, los seis octavos de la cueca, acentuándola bien, no sólo la métrica».

Six MagicsGabriel Hidaldo (guitarra): «El acento va en una inquietud personal de tú crear algo de lo que te sientas satisfecho, sentir que ya no estás tocando lo mismo de siempre. Ese es el logro al menos que veo yo con el disco. Los temas entre sí son diferentes, cada uno tiene su identidad. Hay un logro personal en eso que después, obviamente, se transmite al público».

Mauricio Nader (bajo): «Yo me acuerdo que todo esto partió a principios del año pasado, eran dos proyectos paralelos los que se estaban formando y que al final se optó por este (la mitología chilota). Era lo que nos llenaba más en el momento. La otra era de leyendas chilenas, pero después nos enfocamos en lo de la isla de Chiloé».

Incluso antes de que saliera Dead Kings Of The Unholy Valley, Erick conversó con la página y había adelantado que el segundo álbum explicaría la verdadera concepción el nombre Six Magics, «porque el nombre es muy chanta el origen, queríamos inventar algo». Pero la prioridad que le dieron al tema de los cuentos chilenos hizo olvidar la promesa. «Teníamos el compromiso de ‘explicar’ la palabra Six Magics a través del disco que nunca fue. Six Magics se caracteriza porque siempre le han robado las ideas, siempre (risas). Entonces hagamos la cosa rápido, ‘si no hacemos lo de los mitos chilotes, va a salir otro de los mitos chilotes. Hagámoslo al tiro, no importa, filo, desechemos la otra y démosle al tiro’. Y por eso fue que no abordamos ese tema».

Mauro: «Pero conversando y cómo se va a ver en los próximos discos, esperamos (risas), una constante es: Six Magics (el nombre) siempre como que algo va a pasar con el número seis».

Erick:
«Eso es verdad, como que en el nuevo disco, sin querer, hubo coincidencias con lo de los logos que justo son seis y mi hermano dijo ‘hey tenemos seis personajes, aprovechémoslos’. Y cada uno con su polera y todo eso. En el Dead Kings igual habían seis temas que abordaban la introducción al mundo fantástico que estábamos creando para después llegar a la trilogía del final. Estamos hablando de meras coincidencias pero vamos a tener que seguir haciéndolas, para que agarre sentido».

La primera impresión que da al escuchar el disco es que Six Magics pasó a otro nivel. Ahora es una banda de estudio muy pulida, que aprovecha ese tiempo para incluir más de lo que se da en vivo, que utiliza muchos recursos. El álbum tiene los coros, juegos de voces, por un lado y por otro, las quenas, cuantos otros instrumentos, dramatizaciones, cosas que en vivo no se hacen, cuando en Chile en general los discos son reflejos de lo que se hace en las tocatas… «Hay como dos caminos -dice Mauro-. O grabas un disco para después tocarlo, o todo lo que tocas (en show) lo grabas en un disco».

Six MagicsErick: «Uno en vivo trata de montar un show, y en estudio tratas de tocar para el estudio. Cada uno tiene su no sé qué. El no sé qué del estudio no se lo vas a poder dar al en vivo aunque quieras. La potencia que nosotros entregamos en vivo, la energía que nosotros le entregamos al público, no la vas a representar en un disco, es imposible. Y lo mismo, esa ‘magia’ que tú dices, que sale una voz por acá, otra por allá, ese detalle, así sutil, eso no se va a escuchar en vivo tampoco. Entonces son propuestas totalmente distintas, las dos son de alto nivel y eso es lo que nosotros nos proponemos, representar lo mejor en vivo, y lo mejor en el estudio».

– Al empezar a grabar tenían una idea concreta de qué era lo que querían lograr, de cómo sonaría. Ahora el resultado final, ¿refleja lo que querían llegar a hacer?

Erick: «¡Con creces!»

Mauro: «De hecho, era impresionante ver cómo el sonidista (França) tenía todo un plan. O sea, nunca hubo sesión de grabación en que haya habido alguna discusión que ‘no, esto se hace así o así’. Por lo mismo la cuestión estaba clara desde un comienzo».

Gabriel: «La producción del disco fue muy planificada. Estamos hablando que la grabación fue desde febrero, marzo. En lo que es la composición de los temas, desde noviembre, septiembre incluso. Cuando estábamos de cabeza planificando el disco, en diciembre enero ya estaba todo en un ochenta por ciento discutido. Eso a la hora de grabar facilita las cosas».

– En esta nueva ida de Six Magics al estudio, ¿qué aprendieron de nuevo en lo técnico?

Mauro: «A mí me enseñó a aprender a escuchar música, no desde el punto de vista musical, sino del sonido, de la mezcla. Porque la parte musical, claro… los acordes, uno los saca en guitarra, en bajo, pero yo no tenía idea por ejemplo qué protagonismo debían tener las guitarras por sobre la voz, ese tipo de cosas».

Erick: «Tú crees que has aprendido, pero cuando llegas de nuevo al momento te das cuenta que no fue lo suficiente. Tengo super claro que el Rafa en el Dead Kings no pudo mezclar las dos guitarras haciendo contrapunto en tal registro. Dije ‘no lo voy a hacer’, pero me mandé otro condoro con los coros, e hice contrapunto en unas partes donde no se iban a entender los coros, entonces me pasó lo mismo. Te das cuenta que nunca vas a terminar de aprender. Quizás para el otro disco que grabemos va a pasar alguna cosa similar. Por ese lado es bueno porque te dan ganas de seguir haciéndolo mejor, porque sería super charcha que quedaras conforme y dijeras ‘¡ah, listo! Bacán’. Pero son detalles porque como te decía quedamos super satisfechos con el resultado, y lo supera con creces».

Six MagicsPara poder recrear ciertos ambientes logrados en el LP, Six Magics trabajará con secuencias para los instrumentos de los músicos invitados y «se van a usar -continúa Ávila- los mismos recursos que ocupan las bandas que están a un nivel profesional, como la difícil tarea de que el batero (Pablo Stagnaro) se haga cargo de no perderse con el pulso, que es una cuestión monstruosa. Por suerte a mí no me toca andar con los audífonos enchufados y que cago a todos los músicos si me equivoco (risas)». ¿No es estresante? Pablo responde: «No, no más tienes que estar preocupado de que no se te caigan los platillos (risas)».

Gabriel: «Si te fijas, Nightwish, Rhapsody, Joe Satriani cuando vino la primera vez, todos usan metrónomo. Es una herramienta más en esta época que te exigen más».

Erick: «Hay músicos que dicen que no, que cómo (puede ser) con samples. Es lo mismo que pasa con los viejitos del conservatorio. Mi profe de cello dice ‘¡no pero cómo le vas a poner un teclado!’. Es como lo mismo que pasa, tienes que ir a la vanguardia, aprovechar la tecnología».

– ¿La tecnología es causa de que se pueda hacer este tipo de música?

Mauro: «Ayuda, sí. Ayuda caleta. Sin desmerecer el esfuerzo del sonidista».

HISTORIAS DE CHILOÉ Y DE LA VIDA

El proceso de composición del Dead Kings Of The Unholy Valley fue largo ya que algunas canciones tenían varios años de vida cuando empezó a grabarse, que las fueron arreglando para que sonaran uniformes en el disco. ¿Cómo fue esta vez la composición de The Secrets? «La cosa se fue dando durante el año pasado -Erick-. Tal como dices que habían temas en el Dead Kings que estaban hechos, hay otro en el nuevo que estaba hace mucho, como de diciembre del 2001. Lo mismo pasa con secciones de distintos temas. Esa misma con que abre el disco, yo con el Pablo teníamos 15-16 años, cuando éramos pendejos, en mi casa nos pusimos a hacer el principio de eso. Los otros fueron parte del año, como Trauco. El tema de Gabriel, El Basilisco (The Basilisk), lo propuso para el disco, fue hecho para el disco, para cumplir con una historia dentro del concepto».

Mauro: «En donde se trabajó en algo interesante, fue en que se hacía la música en función de lo que iba a pasar en la historia, sin hacer las letras…

Erick: …pero en la emoción. ‘Aquí necesitamos que el gallo esté arrancando de la casa. Ya Gabriel, hazte un tema estresante’ y ahí se hizo cargo. Otra canción que ya estaba hecha, que también era media tensa, buscamos qué cuento así teníamos: el del Trauco. Cada una cumplía con emociones específicas».

– En cada canción vi que habían diferentes vocales. Esta la del Checho, las femeninas, los coros, hay una voz death en Chaos and Fury…

Gabriel: «Esa la hizo el Checho también (risas)».

– La cosa es que se nota que en las canciones hay personajes dramatizados. ¿Cada tema es una historia entonces?

Six MagicsErick: «Sí. Conceptualmente hablando, lo ideal sería que cuando lo escucharas, te preguntaras qué tiene que ver un tema con otro, y con el tema final que sea ‘¡ah! Se me aclaró toda la historia’. Pero te das cuenta que igual tienes que explicar el concepto. Entonces esa magia nos dimos cuenta que no la puedes hacer en un disco. En una película, la raja».

(Comentario de fondo: «¡Ahora se viene la película!» Risas).

«Es un concepto -sigue Erick- que si te metes dentro de la historia, son historias por separado explicando las leyendas, de una manera oscura. Son frases super densas, de episodios que le pasan a ciertas personas que tú no sabes quiénes son hasta el final del disco donde el tema largo te explica y une todos los cabos y cachái que es una familia… hasta ahí no más llego (risas)».

Por estas letras, que son historias ajenas a las emociones personales de los integrantes de Six Magics, ¿cómo por medio de ellas pueden identificarse o reflejar las inquietudes, pensamientos y experiencias de cada uno, hacerlas más personales? Erick sale al paso. «Igual por muy ajenas que sean, son cosas relacionadas con la vida. La pérdida de un hijo (Brutal Sacrilege), esa es una emoción no tan ajena a ciertos amigos que uno tiene, y no en el sentido de que se murió, sino que pérdida en que el cabro se fue en la mala con el viejo y se fue de la casa. Son cosas que igual te llegan de una u otra manera. No son tan ajenas a la realidad y son sentimientos super amplios. El temor, todos algunas vez tienen miedo en su vida».

«Aunque las historias parezcan superficiales, de un cuento -señala Cristóbal Flores, el vocalista que estará en lugar de Domínguez para el lanzamiento, ya que está en tratamiento médico fuera del país-, igual me ha pasado que he repasado las letras, la última parte como balada que hay, y se me imaginan cuestiones más como el flagelo de la droga, la soledad, cosas reales. Puedes encontrar varias cosas inmersas en las canciones».

The tragedy of those days comes to my mind
I should be dead but the old omen
Damned me to this eternal life
For my disgrace, I will fly over the sea… forever
(The Secrets Of And Island)

Gabriel: «Lo que se cuenta igual son cosas cotidianas. La leyenda, al fin y al cabo, es una narración de carácter universal y por lo mismo te puedes identificar de alguno u otro modo. La creación de Chiloé corresponde al mito universal del diluvio, que tú lo encuentras en distintas culturas. Creo que de esa manera puedes encontrar sentimientos que están en cada historia».

– Creo que todos estarían de acuerdo que con el segundo disco, superan en mucho lo que hicieron con el Dead Kings. ¿Qué responsabilidad tiene en esto la inclusión de los nuevos integrantes, Gabriel y Mauricio?

Erick: «El Chino y el Fito (ex guitarra y bajo) me caían super bien, pero solamente eso. Para mí el hecho de trabajar con gente que con la que te llevas más y que sientes como más cercana, te da la tranquilidad componer y trabajar como grupo de una forma amena, y como amigos».

Six MagicsSix Magics

Gabriel, Pickblade, conocido también por su paso en Witchblade, habla de la diferencia de su aporte en ambos grupos: «Todo va de acuerdo al entorno. La manera que tiene Erick de relacionarse con el resto de los integrantes es más amena, más directo, sin ningún tipo de segundas intenciones. En Six Magics se siente más la libertad de proponer cosas, puedes tener tus roces, tus encuentros por cosa de personalidad y objetivos, pero fue, es y será agradable trabajar con Six Magics porque tiene un nivel profesional y eso a la larga satisface. Yo entré a principios del 2002, en febrero, y ahí hubo que prepararse para el lanzamiento, tocar en vivo y afirmarse como banda. Ya habían composiciones y llegué un poco tarde al proceso, pero conversando con Erick, le conté mis inquietudes musicales de lo que es aportar en ese sentido a la banda. Nos juntamos, armamos un tema y me encargaron que hiciera una canción completa para el disco, The Basilisk».

Erick: «En este disco hay temas como el primero (Chaos and Fury) que están hechos por Mauro, Gabriel y yo. El último, el tema título, está hecho por Six Magics. Fue increíble hacer secciones primero con Gabriel, después se juntaba él con Mauro. Y lo más bacán fue cuando estuvimos con el Pablo trabajando casi dos días enteros, que no lo hacíamos hace mucho tiempo, de chicos. Fue como revivir todo eso y el resultado fue increíble. Hay un tema (Brutal Sacrilege) que hice con Seba (Carrasco, tecladista). Su aporte fue el comienzo, ahí se empieza a desarrollar, y basándome en eso me inspiré para hacer el resto. Tuvimos una conversación previa de qué quería hacer, pero fue como ‘filo, no va a resultar’, se fue y me dejó esa cuestión. Después analizándola la encontré bacán porque hizo un trabajo increíble. Si (Seba) no hubiera hecho eso, yo no habría escrito lo que venía después, te daba la sensación de tristeza, de angustia».

– Lo que me llama la atención del Seba es que no es él típico tecladista que hace solos…

Erick: «¡No es tecladista! (risas) Es pianista. Para mí el Seba es, junto con Pablo, el mejor músico del grupo y su aporte en el disco es más como pianista. Lo respeto, pero para mi grupo… o sea… nuestro grupo…»

Gabriel: «¡Qué cabrón!»

(Risa generalizada)

Gabriel: «Ahí está. ¡He ahí las segundas intenciones!»

– Esto se edita, ¡va! (risas).

Erick: «¡Chantaje! (más risas. Minutos después). Se me fue la idea, ¿qué estaba diciendo?»

Gabriel: «¡Que era TU grupo! (risas)».

Mauro: «Que el Seba era pianista y eso…»

Six MagicsErick: «…A mí, en lo personal, como que ya me satura el (imita una aceleradísima escala con la voz) de los teclados, y de las guitarras también, para qué estamos con cosas, y al Gabriel también se lo hice sentir. El Seba esta exclusivamente ocupado en el grupo como pianista porque él ES pianista. Igual es muy complicado, sobre todo en la mezcla, hacer escuchar un piano, un coro, una guitarra distinta a la otra, y un bajo que está haciendo otras figuras… Y todo eso es complicado hacer que se escuche el piano a cabalidad. Porque yo te digo, lo que hizo el Seba en este disco, es una obra a parte. Perfectamente podríamos sacar el disco ‘Six Magics: Sonata para Piano’. La ejecución de Sebastián, como pianista, es como única en el estilo. No he escuchado pianistas de esa onda».

Mauro: «Quiero detenerme en que todos los temas de este disco, el 99 por ciento, las guitarras son instrumentos distintos. Lo que hace él, no es lo que hace Gabriel al mismo tiempo».

Otro factor que influyó en que The Secrets of An Island sea un gran paso adelante en la carrera del sexteto es el hecho de que algunos de los integrantes hayan entrado a estudiar en la Escuela Moderna, donde se estudia música popular, teoría e interpretación de instrumentos. «Es increíble lo que puedes avanzar en un año -comenta Erick-. Congelé este año para ocuparme de Six Magics, pero voy a continuar». De hecho, fue ahí donde Erick conoció a Mauricio, donde estaba en una carrera de arreglos musicales, aunque siempre privilegiaba los estudios de bajo eléctrico fuera de la institución. «Lo que aprendí yo en la Escuela -continúa Erick- fue el uso de diversos acordes de guitarra, teoría para la guitarra. Los enlaces corales los había aprendido antes, pero me dieron algunas otras técnicas para hacer armonías clásicas. En asuntos rítmicos también».

EN BUSCA DEL CALEUCHE

Además del progreso en la música, el otro aspecto fuerte y llamativo del segundo LP de Six Magics son las letras y la imagen del grupo inspiradas en la mitología chilota. La creación de la isla, el Caleuche, el Trauco, la Pincoya, el Invunche y más de estos personajes y hechos tienen su espacio en este trabajo que, como pasó con The Kingdom of Sun de Mythology, sus líricas y concepto son lo que más expectativas atrae. Gabriel: «Cuando salió la idea de los cuentos folklóricos, las leyendas de Chile, nos dedicamos a recopilar. En ese momento yo estudiaba Historia, me metí en la biblioteca a buscar mitos mapuches, aymaras. Geográficamente había un montón de historias». De todas estas fuentes, ¿por qué optaron por trabajar con la mitología chilota? «En torno a Chiloé -responde Hidalgo-, hay un cuento todo armado. Teníamos hartas leyendas mapuches pero hacía falta coherencia interna, eran historias sueltas sin enlace cronológico ni de significado. Eso era lo que llevaba Chiloé».

Como cuenta Erick, pasó por hartos procesos el cómo llegar a enlazar un concepto a través de una mitología, que fuera interesante y serio. En un principio, su idea era hacer un álbum conceptual completamente basado en el Caleuche, pero cuando viajó a Chiloé para estudiar el tema, cambió de parecer. «Déjame contar lo que pasó que fue bien divertido (…) Me fui a Chiloé a estudiar el Caleuche, hablar con la gente, a ‘invocarlo’, porque leí hartos libros que salía ‘pon una vela al medio, con una hojita de no sé qué alrededor’, y yo el ridículo la hice. Y en la noche, cagado de susto, en la playa que era gigante, de kilómetros, iba con dos pelagatos a que pasara lo que pasara, aunque subiera la marea y nos ahogáramos los tres idiotas, íbamos a esperar que se apareciera el Caleuche… y te contaré que pasó algo (risas). ¡Se apareció el Trauco! (más risas). Estaba tan sugestionado y tenía tantas ganas que pasara algo para no haber ido a perder el tiempo, que con mi amigo empezamos a invocar y yo escuché unas cadenas. Estaba entero sugestionado, así que pensé que era cuestión mía, pero de repente el que estaba al lado se acercó y me dijo ‘oye Erick, ¿cachái como que hubo una persona que estaba andando?’ ¿¡Adónde huevón!? ‘!Para allá!’ ¡Y yo estaba mirando para allá porque de ahí venía el sonido de las cadenas!

«La idea era hacer el Caleuche, la historia, y yo me puse a hablar con los lugareños. Antes que anocheciera, en esa playa que era gigante, increíble, kilómetros de arena, no había nadie y de pronto llega un lugareño en caballo. Partí corriendo para preguntarle ‘oye ¿y tú crees en el Caleuche o no?’, ‘puaaaajajaja’ y se cagó de la risa (risas). Me dio harta vergüenza porque era lugareño… Ahí ya estaba pensado quizá que no era buena idea hablar del Caleuche. Y ahí él mismo me dijo: ‘tai puro leseando, aquí tení que cachar la historia… ¿No has visto esa cueva? Dicen que ahí esta el Invunche’, y el viejo así serio hablando. En Castro me dijeron que cómo le iba a preguntar sobre el Caleuche a un viejo, que era historia para niños, pero que el Trauco sí existía (risas), ‘yo encontré caca del Trauco’ así convencido. Y yo pensé, El Trauco, el Invunche, por aquí se puede ir la historia. Tomé un vuelco con mi ida a Chiloé».

No solamente en las letras está impresa la mitología chilota en The Secrets Of An Island. Toda la nueva imaginería de Six Magics gira en torno a estas historias, partiendo desde la portada y todo el diseño del booklet, hecho por el hermano de Erick y baterista de Ethernia, Brian Ávila. Erick: «Mi hermano estudió este programa el año pasado, Maya 3D, y estuvo encerrado en la pieza noches enteras sin dormir para entenderlo. Estudia diseño, pero aquí este programa no se enseña, y el profesor no lo conocía. Tuvo que aprender con uno que venía de Estados Unidos que hizo la animación de Kapo. Estuvo todo enero y febrero estudiándolo para trabajar hasta que salió el disco. Está increíble».

Six Magics

Six Magics, con un disco que tiene un muy buen sonido y mismo nivel de gráficos y apariencia, se transforma ahora en una banda muy bien «envasada» en disco compacto, con una producción global cuidada y profesional, presentable en cualquier lugar. La mejor forma, incluso, de conocer a la banda no es en las tocatas sino por el disco. Eso dará muchas ventajas a la hora de promover al grupo en lugares donde Six Magics aún no puede ir a tocar, como Europa, donde se concentra el fuerte del metal melódico. Cabe preguntarse si el disco esta más bien destinado para Chile o el extranjero. Mauro comenta: «El disco es para Chile y afuera. Obviamente porque es chileno, con instrumentos chilenos, música chilena, y afuera para exportar lo que se hace en Chile. No es que se haya pensado el disco para un mercado exterior o interior, sino para que sea bueno en todos lados». Gabriel: «Vivimos recibiendo la influencia de la mitología nórdica, europea en general y lógicamente tú no puedes devolverle ese mito musicalmente, ya se lo conocen. En cambio, la gente en Europa o Estados Unidos van a estar interesados en culturas foráneas. Si tú les muestras un producto que sí tiene esas características, tendría un potencial mercado». Mauro: «Y no deja de ser menos acá en Chile, porque justamente se habla de algo chileno, se rescata».

– Ahí creo que se farrearon una buena oportunidad de hacer el disco más sugerente al no haberle puesto como nombre simplemente Chiloé…

Erick: «Se nos pasó por la cabeza. Elegir un nombre para el disco e irlo preparando durante meses y meses de anticipación, es un trabajo super extenuante. De hecho estuvimos dos semanas pensando, viendo alternativas. ¿Qué pasó con la palabra Chiloé? La Ely (manager de Six Magics) estuvo hablando con su profe de inglés y le dijo que afuera sería muy complicado que pudiesen pronunciar la palabra ‘chiloé’, irían a decir ‘cháiloe’. Y si lo llamábamos así, podría ser un factor para que la gente se alejara como diciendo ‘este idioma no lo entiendo’. Podría ser todo lo contrario y la idea es que sea un trabajo universal».

Mauro: «Escogimos ese título (The Secrets of an Island), porque en la historia lo que se cuenta son los secretos ocultos de la isla, verás en la historia».

Erick: «Engloba mucho esa frase. Cuando uno se empapa con el concepto del disco, le encuentras mucho más sentido al título, porque está lleno de secretos en cuanto al concepto y también hay cosas ocultas. Si tú vez la carátula, por ahí está el Basilisco escondido. Hay hartos detalles que engloban ese concepto».

Gabriel: «Y a medida que escuches el disco, te vas a dar cuenta que es todo un proceso de descubrimiento».

– Acá estarían distribuyendo el disco de forma independiente. Sinceramente, ¿era la intención hacerlo así con un segundo álbum?

Erick: «Estaba la opción de sacarlo por un sello. Si nosotros le decíamos a Underground Symphony que íbamos a sacar un disco, nos daban la plata, sin ningún problema, pero así tienes menos libertad, menos control en lo que estás haciendo. Con un disco independiente, lo grabas y nadie te va a estar diciendo que ‘hey, lo necesito para dos meses más’. Y si nos hubieran dicho eso, el disco hubiese quedado a la rápida. El Rafa no tenía toda la disposición del año para estar trabajando con nosotros. Si nos exigían tenerlo en dos semanas, iba a estar ahí no más».

– A la larga fue independiente…

Erick: «Pero no tanto, porque a través de platas del disco anterior que nos ha mandado el sello italiano (Underground Symphony distribuyó una edición de lujo del Dead Kings en todo el mundo), ha sido una parte destinada a este álbum. En el fondo ha salido nada, se financió indirectamente».

– Entonces no les fue mal con las ventas del Dead Kings en Europa… ¿Cómo estuvo eso?

Mauro: «Nos ha salvado caleta (risas)».

Erick: «Lo que nosotros firmamos en el contrato con Maurizio (Chiarello, dueño de Underground Symphony), todo lo ha cumplido al pie de la letra, tuvimos suerte al encontrar una persona así que ha trabajado super derecho. Todos los plazos los ha cumplido, la plata que nos dijo que nos iba a mandar, la mandó. Todo ha funcionado a las mil maravillas. Todo bien con el Dead Kings».

DE VUELTA A LOS ESCENARIOS

La última presentación de Six Magics fue el 28 de marzo en Quinta Normal. Ofertas para tocar no faltaron, pero en el tiempo que duraron las grabaciones, la banda prefirió no cortar las sesiones. Ochos meses después vuelven a las pistas y el primero de noviembre hacen el show de lanzamiento de The Secrets Of An Island. Nuevas canciones, presentaciones 3D, y varias otras sorpresas prometen de esto ser un concierto de lujo. Mythology, nuevamente, será la banda invitada. «Da tranquilidad tocar con una banda así porque sabes que hacen un show la raja (Erick)».

Six MagicsPero, fuera de que tocarán The Secrets en vivo, el hecho más notable será la inclusión de Cristóbal Flores sustituyendo a Sergio por razones de fuerza mayor, fanático de los Beatles, Led Zeppelin, Soungarden, Dream Theater, Symphony X, Ayreon y Ronnie James Dio. Su llegada a Six Magics fue «por accidente». Antes estuvo en una banda llamada Oniria, que por causas personales se disolvió. «El año pasado estaba en el pre-u, seguí cantando covers y este año decidí hacer un demo, pero no tenía ni idea como hacer uno. Así que en una ‘conocida página de metal’, página vecina, puse que quería grabar y saltó el Sr. Gabriel Hidalgo, Pickblade, que se ofreció como editor. Empezamos a grabar unos temas que se dilataron por compromisos personales y de ellos, que al final no se terminaron porque Six Magics estaba haciendo su nuevo disco». Así le llegó el dato a Cristóbal del viaje de Sergio y audicionó para la banda que buscaba un vocalista mientras. «Todo se gana por mérito. Se probó a varia gente… No estoy aquí porque sí».

– ¿Estabas relacionado antes con la música de Six Magics?

Cristóbal: «Estaba bien alejado, escuchaba cuestiones foráneas. Los vi el año pasado en la presentación del primer disco, el Dead Kings, porque antes me habían hablado de Six Magics, y los encontré super buenos. También había ido ir a ver a Mythology».

– ¿Por qué lo eligieron para la banda?

Erick: «Por el medio vozarrón que tiene (risas) Dale, hazte un grito, al tiro (risas)».

Cristóbal: «(Risas) ¿Quieren algo? Como, ¿qué? POWAAAAAAAAH! (nota: se satura el sonido y vibra el parlante de la grabadora, mezclado con un silencio expectante y luego carcajadas) ¡metal! (Risas)».

Gabriel había llevado un tema de Six Magics, Chiloé, The Creation, con las voces de Cristóbal grabadas encima. Y mientras se escuchaba, con Hidalgo tratando de esconderse, acusando que la mezcla sonaba horrible, se distinguía un registro más alto al que Six Magics muestra con Sergio en el nuevo álbum, pero con una potencia que se adecua a los objetivos del sexteto.

Six Magics está a punto de experimentar un momento crítico en su carrera, uno excepcional que pocas bandas en Chile han vivido, que nunca su metal final y última fue sacar un solo disco, sino hacerse una carrera en el tiempo con varios trabajos que formaran su legado: consolidarse como un conjunto completo y profesional. Con el disco que se traen, con el apoyo y la producción con que cuentan, por el camino recorrido con Dead Kings of the Unholy Valley que sirve de apoyo a The Secrets Of An Island, Six Magics debería estar cerca de entregar uno de los trabajos más gigantes que haya visto la escena chilena.

Six Magics

SALUDOS

Erick Ávila: «A toda la gente que nos ha seguido incondicionalmente va dedicado este disco, porque lo más importante es que hayan personas que escuchen lo que haces. Todo el esfuerzo y sacrificio van para ellos. Un saludo especial va a mi hermano por estar conmigo nuevamente, nosotros estábamos bien alejados y ahora vino devuelta al grupo. Gran parte de lo que hemos hecho ha sido gracias a él. Y la Ely también».

Pablo Stagnaro: «Saludos a toda la gente que nos ha apoyado, desde el demo, cuando nacimos, a toda la que nos ha conocido ahora y obviamente a nuestras familias».

Mauricio Nader: «A toda la gente que apoya, que sigue a la banda y también a gente cercana a nosotros que nos ayuda. La Ely, el papá del Erick, que han hecho un trabajo espectacular. Todo un equipo detrás que se le agradece enormemente».

Gabriel Hidalgo: «Ya que han saludado a todos me falta saludar a la gente de los múltiples foros de Internet que navegan por ahí y que dan sus comentarios, siempre respetuosamente (risas). ¡Publicidad! Dethroner se llama la banda. Es de Valparaíso, estoy parchando un guitarrista, variando a un sonido Death Metal, saludos».

Cristóbal Flores: «Saludos para Oniria, para Monje Negro, Raining, para Highland, Reversal, Hot For Rock, para todas las bandas si se me queda alguna (risas), Yayo’s Blues Band y Pánico Escénico, para todos los amigos que me apoyaron y otro para Six Magics, que aparte de ser muy buenos músicos, son la raja y me he ido haciendo amigos, gracias».

¿Metal, instrumentos chilenos… y cueca? Sí, lo que era un mito del folklore metalero nacional, cuando varios jugaban a imaginarse una canción de Heavy Metal «zapateado», medio en broma, medio en serio, pues bueno, Six Magics lo trajo a la realidad. Gran responsabilidad, porque de alguna manera se definía un sonido, y más allá del escepticismo con que se hablaba acerca del resultado de esta fusión, la banda se lo tomó completamente en serio y realizó uno de proyectos más ambiciosos y exitosos, en resultado, que haya salido de una banda del estilo en Chile.

Es que Six Magics no son unos iniciados, acá no. The Secrets Of An Island se llama su segundo álbum, basado en un concepto sobre la mitología de Chiloé, tanto con elementos de la música folklórica chilena como arreglos corales y, en menor medida, sinfónicos. PowerMetal.cl se reunió con Six Magics para hablar de cómo se gestó esta empresa, su música, la mitología que inspiró las letras, una conversación en la que presentaron como primicia su disco, y que incluyó jams del cantante Cristóbal Flores, que reemplazará a Sergio Domínguez hasta que vuelva de Estados Unidos, la narración de las aventuras del guitarrista Erick Ávila en Chiloé y mucho más, como el lanzamiento y el futuro que se les aproxima. Los nuevos Six Magics…

-Jorge Ciudad-

LOS SECRETOS…

The Secrets Of An Island, segundo LP de Six Magics y tercera experiencia en estudio, contando Trilogía de un Guerrero, fue grabado en Pig Power Studios donde trabajaron cada fin de semana a partir de marzo, con la producción de Raphael França, el mismo encargado de las consolas en Dead Kings Of The Unholy Valley. Son 17 tracks entre canciones, instrumentales, interludios y narraciones. Según el guitarrista y líder de Six Magics, Erick Ávila, el álbum es un espejo de lo que deseaban lograr. «Cuando nos propusimos hacer este disco queríamos entregar una propuesta nueva, tratar de cambiar un poco el esquema del Heavy Metal. No encasillarnos tanto en lo que es Heavy Metal sinfónico, estar haciendo lo mismo, lo que están haciendo todos. Tratamos de hacer un aporte, ocupando nuestras raíces que se ven en el concepto que trabajamos que son de la mitología chilota y también experimentando con timbres andinos, métrica, los seis octavos de la cueca, acentuándola bien, no sólo la métrica«.

Gabriel Hidaldo (guitarra): «El acento va en una inquietud personal de tú crear algo de lo que te sientas satisfecho, sentir que ya no estás tocando lo mismo de siempre. Ese es el logro al menos que veo yo con el disco. Los temas entre sí son diferentes, cada uno tiene su identidad. Hay un logro personal en eso que después, obviamente, se transmite al público«.

Mauricio Nader (bajo): «Yo me acuerdo que todo esto partió a principios del año pasado, eran dos proyectos paralelos los que se estaban formando y que al final se optó por este (la mitología chilota). Era lo que nos llenaba más en el momento. La otra era de leyendas chilenas, pero después nos enfocamos en lo de la isla de Chiloé«.

Incluso antes de que saliera Dead Kings Of The Unholy Valley, Erick conversó con la página y había adelantado que el segundo álbum explicaría la verdadera concepción el nombre Six Magics, «porque el nombre es muy chanta el origen, queríamos inventar algo«. Pero la prioridad que le dieron al tema de los cuentos chilenos hizo olvidar la promesa. «Teníamos el compromiso de ‘explicar’ la palabra Six Magics a través del disco que nunca fue. Six Magics se caracteriza porque siempre le han robado las ideas, siempre (risas). Entonces hagamos la cosa rápido, ‘si no hacemos lo de los mitos chilotes, va a salir otro de los mitos chilotes. Hagámoslo al tiro, no importa, filo, desechemos la otra y démosle al tiro’. Y por eso fue que no abordamos ese tema«.

Mauro: «Pero conversando y cómo se va a ver en los próximos discos, esperamos (risas), una constante es: Six Magics (el nombre) siempre como que algo va a pasar con el número seis«.

Erick: «Eso es verdad, como que en el nuevo disco, sin querer, hubo coincidencias con lo de los logos que justo son seis y mi hermano dijo ‘hey tenemos seis personajes, aprovechémoslos’. Y cada uno con su polera y todo eso. En el Dead Kings igual habían seis temas que abordaban la introducción al mundo fantástico que estábamos creando para después llegar a la trilogía del final. Estamos hablando de meras coincidencias pero vamos a tener que seguir haciéndolas, para que agarre sentido«.

La primera impresión que da al escuchar el disco es que Six Magics pasó a otro nivel. Ahora es una banda de estudio muy pulida, que aprovecha ese tiempo para incluir más de lo que se da en vivo, que utiliza muchos recursos. El álbum tiene los coros, juegos de voces, por un lado y por otro, las quenas, cuantos otros instrumentos, dramatizaciones, cosas que en vivo no se hacen, cuando en Chile en general los discos son reflejos de lo que se hace en las tocatas… «Hay como dos caminos -dice Mauro-. O grabas un disco para después tocarlo, o todo lo que tocas (en show) lo grabas en un disco«.

Erick: «Uno en vivo trata de montar un show, y en estudio tratas de tocar para el estudio. Cada uno tiene su no sé qué. El no sé qué del estudio no se lo vas a poder dar al en vivo aunque quieras. La potencia que nosotros entregamos en vivo, la energía que nosotros le entregamos al público, no la vas a representar en un disco, es imposible. Y lo mismo, esa ‘magia’ que tú dices, que sale una voz por acá, otra por allá, ese detalle, así sutil, eso no se va a escuchar en vivo tampoco. Entonces son propuestas totalmente distintas, las dos son de alto nivel y eso es lo que nosotros nos proponemos, representar lo mejor en vivo, y lo mejor en el estudio«.

– Al empezar a grabar tenían una idea concreta de qué era lo que querían lograr, de cómo sonaría. Ahora el resultado final, ¿refleja lo que querían llegar a hacer?

Erick: «¡Con creces!«

Mauro: «De hecho, era impresionante ver cómo el sonidista (França) tenía todo un plan. O sea, nunca hubo sesión de grabación en que haya habido alguna discusión que ‘no, esto se hace así o así’. Por lo mismo la cuestión estaba clara desde un comienzo«.

Gabriel: «La producción del disco fue muy planificada. Estamos hablando que la grabación fue desde febrero, marzo. En lo que es la composición de los temas, desde noviembre, septiembre incluso. Cuando estábamos de cabeza planificando el disco, en diciembre enero ya estaba todo en un ochenta por ciento discutido. Eso a la hora de grabar facilita las cosas«.

– En esta nueva ida de Six Magics al estudio, ¿qué aprendieron de nuevo en lo técnico?

Mauro: «A mí me enseñó a aprender a escuchar música, no desde el punto de vista musical, sino del sonido, de la mezcla. Porque la parte musical, claro… los acordes, uno los saca en guitarra, en bajo, pero yo no tenía idea por ejemplo qué protagonismo debían tener las guitarras por sobre la voz, ese tipo de cosas«.

Erick: «Tú crees que has aprendido, pero cuando llegas de nuevo al momento te das cuenta que no fue lo suficiente. Tengo super claro que el Rafa en el Dead Kings no pudo mezclar las dos guitarras haciendo contrapunto en tal registro. Dije ‘no lo voy a hacer’, pero me mandé otro condoro con los coros, e hice contrapunto en unas partes donde no se iban a entender los coros, entonces me pasó lo mismo. Te das cuenta que nunca vas a terminar de aprender. Quizás para el otro disco que grabemos va a pasar alguna cosa similar. Por ese lado es bueno porque te dan ganas de seguir haciéndolo mejor, porque sería super charcha que quedaras conforme y dijeras ‘¡ah, listo! Bacán’. Pero son detalles porque como te decía quedamos super satisfechos con el resultado, y lo supera con creces«.

Para poder recrear ciertos ambientes logrados en el LP, Six Magics trabajará con secuencias para los instrumentos de los músicos invitados y «se van a usar -continúa Ávila- los mismos recursos que ocupan las bandas que están a un nivel profesional, como la difícil tarea de que el batero (Pablo Stagnaro) se haga cargo de no perderse con el pulso, que es una cuestión monstruosa. Por suerte a mí no me toca andar con los audífonos enchufados y que cago a todos los músicos si me equivoco (risas)«. ¿No es estresante? Pablo responde: «No, no más tienes que estar preocupado de que no se te caigan los platillos (risas)«.

Gabriel: «Si te fijas, Nightwish, Rhapsody, Joe Satriani cuando vino la primera vez, todos usan metrónomo. Es una herramienta más en esta época que te exigen más«.

Erick: «Hay músicos que dicen que no, que cómo (puede ser) con samples. Es lo mismo que pasa con los viejitos del conservatorio. Mi profe de cello dice ‘¡no pero cómo le vas a poner un teclado!’. Es como lo mismo que pasa, tienes que ir a la vanguardia, aprovechar la tecnología«.

– ¿La tecnología es causa de que se pueda hacer este tipo de música?

Mauro: «Ayuda, sí. Ayuda caleta. Sin desmerecer el esfuerzo del sonidista«.

HISTORIAS DE CHILOÉ Y DE LA VIDA

El proceso de composición del Dead Kings Of The Unholy Valley fue largo ya que algunas canciones tenían varios años de vida cuando empezó a grabarse, que las fueron arreglando para que sonaran uniformes en el disco. ¿Cómo fue esta vez la composición de The Secrets? «La cosa se fue dando durante el año pasado -Erick-. Tal como dices que habían temas en el Dead Kings que estaban hechos, hay otro en el nuevo que estaba hace mucho, como de diciembre del 2001. Lo mismo pasa con secciones de distintos temas. Esa misma con que abre el disco, yo con el Pablo teníamos 15-16 años, cuando éramos pendejos, en mi casa nos pusimos a hacer el principio de eso. Los otros fueron parte del año, como Trauco. El tema de Gabriel, El Basilisco (The Basilisk), lo propuso para el disco, fue hecho para el disco, para cumplir con una historia dentro del concepto«.

Mauro: «En donde se trabajó en algo interesante, fue en que se hacía la música en función de lo que iba a pasar en la historia, sin hacer las letras…

Erick: …pero en la emoción. ‘Aquí necesitamos que el gallo esté arrancando de la casa. Ya Gabriel, hazte un tema estresante’ y ahí se hizo cargo. Otra canción que ya estaba hecha, que también era media tensa, buscamos qué cuento así teníamos: el del Trauco. Cada una cumplía con emociones específicas«.

– En cada canción vi que habían diferentes vocales. Esta la del Checho, las femeninas, los coros, hay una voz death en Chaos and Fury

Gabriel: «Esa la hizo el Checho también (risas)«.

– La cosa es que se nota que en las canciones hay personajes dramatizados. ¿Cada tema es una historia entonces?

Erick: «Sí. Conceptualmente hablando, lo ideal sería que cuando lo escucharas, te preguntaras qué tiene que ver un tema con otro, y con el tema final que sea ‘¡ah! Se me aclaró toda la historia’. Pero te das cuenta que igual tienes que explicar el concepto. Entonces esa magia nos dimos cuenta que no la puedes hacer en un disco. En una película, la raja«.

(Comentario de fondo: «¡Ahora se viene la película!« Risas).

«Es un concepto -sigue Erick- que si te metes dentro de la historia, son historias por separado explicando las leyendas, de una manera oscura. Son frases super densas, de episodios que le pasan a ciertas personas que tú no sabes quiénes son hasta el final del disco donde el tema largo te explica y une todos los cabos y cachái que es una familia… hasta ahí no más llego (risas)«.

Por estas letras, que son historias ajenas a las emociones personales de los integrantes de Six Magics, ¿cómo por medio de ellas pueden identificarse o reflejar las inquietudes, pensamientos y experiencias de cada uno, hacerlas más personales? Erick sale al paso. «Igual por muy ajenas que sean, son cosas relacionadas con la vida. La pérdida de un hijo (Brutal Sacrilege), esa es una emoción no tan ajena a ciertos amigos que uno tiene, y no en el sentido de que se murió, sino que pérdida en que el cabro se fue en la mala con el viejo y se fue de la casa. Son cosas que igual te llegan de una u otra manera. No son tan ajenas a la realidad y son sentimientos super amplios. El temor, todos algunas vez tienen miedo en su vida«.

«Aunque las historias parezcan superficiales, de un cuento -señala Cristóbal Flores, el vocalista que estará en lugar de Domínguez para el lanzamiento, ya que está en tratamiento médico fuera del país-, igual me ha pasado que he repasado las letras, la última parte como balada que hay, y se me imaginan cuestiones más como el flagelo de la droga, la soledad, cosas reales. Puedes encontrar varias cosas inmersas en las canciones«.

The tragedy of those days comes to my mind
I should be dead but the old omen
Damned me to this eternal life
For my disgrace, I will fly over the sea… forever
(The Secrets Of And Island)

Gabriel: «Lo que se cuenta igual son cosas cotidianas. La leyenda, al fin y al cabo, es una narración de carácter universal y por lo mismo te puedes identificar de alguno u otro modo. La creación de Chiloé corresponde al mito universal del diluvio, que tú lo encuentras en distintas culturas. Creo que de esa manera puedes encontrar sentimientos que están en cada historia«.

– Creo que todos estarían de acuerdo que con el segundo disco, superan en mucho lo que hicieron con el Dead Kings. ¿Qué responsabilidad tiene en esto la inclusión de los nuevos integrantes, Gabriel y Mauricio?

Erick: «El Chino y el Fito (ex guitarra y bajo) me caían super bien, pero solamente eso. Para mí el hecho de trabajar con gente que con la que te llevas más y que sientes como más cercana, te da la tranquilidad componer y trabajar como grupo de una forma amena, y como amigos«.

Gabriel, Pickblade, conocido también por su paso en Witchblade, habla de la diferencia de su aporte en ambos grupos: «Todo va de acuerdo al entorno. La manera que tiene Erick de relacionarse con el resto de los integrantes es más amena, más directo, sin ningún tipo de segundas intenciones. En Six Magics se siente más la libertad de proponer cosas, puedes tener tus roces, tus encuentros por cosa de personalidad y objetivos, pero fue, es y será agradable trabajar con Six Magics porque tiene un nivel profesional y eso a la larga satisface. Yo entré a principios del 2002, en febrero, y ahí hubo que prepararse para el lanzamiento, tocar en vivo y afirmarse como banda. Ya habían composiciones y llegué un poco tarde al proceso, pero conversando con Erick, le conté mis inquietudes musicales de lo que es aportar en ese sentido a la banda. Nos juntamos, armamos un tema y me encargaron que hiciera una canción completa para el disco, The Basilisk».

Erick: «En este disco hay temas como el primero (Chaos and Fury) que están hechos por Mauro, Gabriel y yo. El último, el tema título, está hecho por Six Magics. Fue increíble hacer secciones primero con Gabriel, después se juntaba él con Mauro. Y lo más bacán fue cuando estuvimos con el Pablo trabajando casi dos días enteros, que no lo hacíamos hace mucho tiempo, de chicos. Fue como revivir todo eso y el resultado fue increíble. Hay un tema (Brutal Sacrilege) que hice con Seba (Carrasco, tecladista). Su aporte fue el comienzo, ahí se empieza a desarrollar, y basándome en eso me inspiré para hacer el resto. Tuvimos una conversación previa de qué quería hacer, pero fue como ‘filo, no va a resultar’, se fue y me dejó esa cuestión. Después analizándola la encontré bacán porque hizo un trabajo increíble. Si (Seba) no hubiera hecho eso, yo no habría escrito lo que venía después, te daba la sensación de tristeza, de angustia«.

– Lo que me llama la atención del Seba es que no es él típico tecladista que hace solos…

Erick: «¡No es tecladista! (risas) Es pianista. Para mí el Seba es, junto con Pablo, el mejor músico del grupo y su aporte en el disco es más como pianista. Lo respeto, pero para mi grupo… o sea… nuestro grupo…«

Gabriel: «¡Qué cabrón!«

(Risa generalizada)

Gabriel: «Ahí está. ¡He ahí las segundas intenciones!«

– Esto se edita, ¡va! (risas).

Erick: «¡Chantaje! (más risas. Minutos después). Se me fue la idea, ¿qué estaba diciendo?«

Gabriel: «¡Que era TU grupo! (risas)«.

Mauro: «Que el Seba era pianista y eso…«

Erick: «…A mí, en lo personal, como que ya me satura el (imita una aceleradísima escala con la voz) de los teclados, y de las guitarras también, para qué estamos con cosas, y al Gabriel también se lo hice sentir. El Seba esta exclusivamente ocupado en el grupo como pianista porque él ES pianista. Igual es muy complicado, sobre todo en la mezcla, hacer escuchar un piano, un coro, una guitarra distinta a la otra, y un bajo que está haciendo otras figuras… Y todo eso es complicado hacer que se escuche el piano a cabalidad. Porque yo te digo, lo que hizo el Seba en este disco, es una obra a parte. Perfectamente podríamos sacar el disco ‘Six Magics: Sonata para Piano’. La ejecución de Sebastián, como pianista, es como única en el estilo. No he escuchado pianistas de esa onda«.

Mauro: «Quiero detenerme en que todos los temas de este disco, el 99 por ciento, las guitarras son instrumentos distintos. Lo que hace él, no es lo que hace Gabriel al mismo tiempo«.

Otro factor que influyó en que The Secrets of An Island sea un gran paso adelante en la carrera del sexteto es el hecho de que algunos de los integrantes hayan entrado a estudiar en la Escuela Moderna, donde se estudia música popular, teoría e interpretación de instrumentos. «Es increíble lo que puedes avanzar en un año -comenta Erick-. Congelé este año para ocuparme de Six Magics, pero voy a continuar«. De hecho, fue ahí donde Erick conoció a Mauricio, donde estaba en una carrera de arreglos musicales, aunque siempre privilegiaba los estudios de bajo eléctrico fuera de la institución. «Lo que aprendí yo en la Escuela -continúa Erick- fue el uso de diversos acordes de guitarra, teoría para la guitarra. Los enlaces corales los había aprendido antes, pero me dieron algunas otras técnicas para hacer armonías clásicas. En asuntos rítmicos también«.

EN BUSCA DEL CALEUCHE

Además del progreso en la música, el otro aspecto fuerte y llamativo del segundo LP de Six Magics son las letras y la imagen del grupo inspiradas en la mitología chilota. La creación de la isla, el Caleuche, el Trauco, la Pincoya, el Invunche y más de estos personajes y hechos tienen su espacio en este trabajo que, como pasó con The Kingdom of Sun de Mythology, sus líricas y concepto son lo que más expectativas atrae. Gabriel: «Cuando salió la idea de los cuentos folklóricos, las leyendas de Chile, nos dedicamos a recopilar. En ese momento yo estudiaba Historia, me metí en la biblioteca a buscar mitos mapuches, aymaras. Geográficamente había un montón de historias«. De todas estas fuentes, ¿por qué optaron por trabajar con la mitología chilota? «En torno a Chiloé -responde Hidalgo-, hay un cuento todo armado. Teníamos hartas leyendas mapuches pero hacía falta coherencia interna, eran historias sueltas sin enlace cronológico ni de significado. Eso era lo que llevaba Chiloé«.

Como cuenta Erick, pasó por hartos procesos el cómo llegar a enlazar un concepto a través de una mitología, que fuera interesante y serio. En un principio, su idea era hacer un álbum conceptual completamente basado en el Caleuche, pero cuando viajó a Chiloé para estudiar el tema, cambió de parecer. «Déjame contar lo que pasó que fue bien divertido (…) Me fui a Chiloé a estudiar el Caleuche, hablar con la gente, a ‘invocarlo’, porque leí hartos libros que salía ‘pon una vela al medio, con una hojita de no sé qué alrededor’, y yo el ridículo la hice. Y en la noche, cagado de susto, en la playa que era gigante, de kilómetros, iba con dos pelagatos a que pasara lo que pasara, aunque subiera la marea y nos ahogáramos los tres idiotas, íbamos a esperar que se apareciera el Caleuche… y te contaré que pasó algo (risas). ¡Se apareció el Trauco! (más risas). Estaba tan sugestionado y tenía tantas ganas que pasara algo para no haber ido a perder el tiempo, que con mi amigo empezamos a invocar y yo escuché unas cadenas. Estaba entero sugestionado, así que pensé que era cuestión mía, pero de repente el que estaba al lado se acercó y me dijo ‘oye Erick, ¿cachái como que hubo una persona que estaba andando?’ ¿¡Adónde huevón!? ‘!Para allá!’ ¡Y yo estaba mirando para allá porque de ahí venía el sonido de las cadenas!

«La idea era hacer el Caleuche, la historia, y yo me puse a hablar con los lugareños. Antes que anocheciera, en esa playa que era gigante, increíble, kilómetros de arena, no había nadie y de pronto llega un lugareño en caballo. Partí corriendo para preguntarle ‘oye ¿y tú crees en el Caleuche o no?’, ‘puaaaajajaja’ y se cagó de la risa (risas). Me dio harta vergüenza porque era lugareño… Ahí ya estaba pensado quizá que no era buena idea hablar del Caleuche. Y ahí él mismo me dijo: ‘tai puro leseando, aquí tení que cachar la historia… ¿No has visto esa cueva? Dicen que ahí esta el Invunche’, y el viejo así serio hablando. En Castro me dijeron que cómo le iba a preguntar sobre el Caleuche a un viejo, que era historia para niños, pero que el Trauco sí existía (risas), ‘yo encontré caca del Trauco’ así convencido. Y yo pensé, El Trauco, el Invunche, por aquí se puede ir la historia. Tomé un vuelco con mi ida a Chiloé«.

No solamente en las letras está impresa la mitología chilota en The Secrets Of An Island. Toda la nueva imaginería de Six Magics gira en torno a estas historias, partiendo desde la portada y todo el diseño del booklet, hecho por el hermano de Erick y baterista de Ethernia, Brian Ávila. Erick: «Mi hermano estudió este programa el año pasado, Maya 3D, y estuvo encerrado en la pieza noches enteras sin dormir para entenderlo. Estudia diseño, pero aquí este programa no se enseña, y el profesor no lo conocía. Tuvo que aprender con uno que venía de Estados Unidos que hizo la animación de Kapo. Estuvo todo enero y febrero estudiándolo para trabajar hasta que salió el disco. Está increíble«.

Six Magics, con un disco que tiene un muy buen sonido y mismo nivel de gráficos y apariencia, se transforma ahora en una banda muy bien «envasada» en disco compacto, con una producción global cuidada y profesional, presentable en cualquier lugar. La mejor forma, incluso, de conocer a la banda no es en las tocatas sino por el disco. Eso dará muchas ventajas a la hora de promover al grupo en lugares donde Six Magics aún no puede ir a tocar, como Europa, donde se concentra el fuerte del metal melódico. Cabe preguntarse si el disco esta más bien destinado para Chile o el extranjero. Mauro comenta: «El disco es para Chile y afuera. Obviamente porque es chileno, con instrumentos chilenos, música chilena, y afuera para exportar lo que se hace en Chile. No es que se haya pensado el disco para un mercado exterior o interior, sino para que sea bueno en todos lados«. Gabriel: «Vivimos recibiendo la influencia de la mitología nórdica, europea en general y lógicamente tú no puedes devolverle ese mito musicalmente, ya se lo conocen. En cambio, la gente en Europa o Estados Unidos van a estar interesados en culturas foráneas. Si tú les muestras un producto que sí tiene esas características, tendría un potencial mercado«. Mauro: «Y no deja de ser menos acá en Chile, porque justamente se habla de algo chileno, se rescata«.

– Ahí creo que se farrearon una buena oportunidad de hacer el disco más sugerente al no haberle puesto como nombre simplemente Chiloé…

Erick: «Se nos pasó por la cabeza. Elegir un nombre para el disco e irlo preparando durante meses y meses de anticipación, es un trabajo super extenuante. De hecho estuvimos dos semanas pensando, viendo alternativas. ¿Qué pasó con la palabra Chiloé? La Ely (manager de Six Magics) estuvo hablando con su profe de inglés y le dijo que afuera sería muy complicado que pudiesen pronunciar la palabra ‘chiloé’, irían a decir ‘cháiloe’. Y si lo llamábamos así, podría ser un factor para que la gente se alejara como diciendo ‘este idioma no lo entiendo’. Podría ser todo lo contrario y la idea es que sea un trabajo universal«.

Mauro: «Escogimos ese título (The Secrets of an Island), porque en la historia lo que se cuenta son los secretos ocultos de la isla, verás en la historia«.

Erick: «Engloba mucho esa frase. Cuando uno se empapa con el concepto del disco, le encuentras mucho más sentido al título, porque está lleno de secretos en cuanto al concepto y también hay cosas ocultas. Si tú vez la carátula, por ahí está el Basilisco escondido. Hay hartos detalles que engloban ese concepto«.

Gabriel: «Y a medida que escuches el disco, te vas a dar cuenta que es todo un proceso de descubrimiento«.

– Acá estarían distribuyendo el disco de forma independiente. Sinceramente, ¿era la intención hacerlo así con un segundo álbum?

Erick: «Estaba la opción de sacarlo por un sello. Si nosotros le decíamos a Underground Symphony que íbamos a sacar un disco, nos daban la plata, sin ningún problema, pero así tienes menos libertad, menos control en lo que estás haciendo. Con un disco independiente, lo grabas y nadie te va a estar diciendo que ‘hey, lo necesito para dos meses más’. Y si nos hubieran dicho eso, el disco hubiese quedado a la rápida. El Rafa no tenía toda la disposición del año para estar trabajando con nosotros. Si nos exigían tenerlo en dos semanas, iba a estar ahí no más«.

– A la larga fue independiente…

Erick: «Pero no tanto, porque a través de platas del disco anterior que nos ha mandado el sello italiano (Underground Symphony distribuyó una edición de lujo del Dead Kings en todo el mundo), ha sido una parte destinada a este álbum. En el fondo ha salido nada, se financió indirectamente«.

– Entonces no les fue mal con las ventas del Dead Kings en Europa… ¿Cómo estuvo eso?

Mauro: «Nos ha salvado caleta (risas)«.

Erick: «Lo que nosotros firmamos en el contrato con Maurizio (Chiarello, dueño de Underground Symphony), todo lo ha cumplido al pie de la letra, tuvimos suerte al encontrar una persona así que ha trabajado super derecho. Todos los plazos los ha cumplido, la plata que nos dijo que nos iba a mandar, la mandó. Todo ha funcionado a las mil maravillas. Todo bien con el Dead Kings«.

DE VUELTA A LOS ESCENARIOS

La última presentación de Six Magics fue el 28 de marzo en Quinta Normal. Ofertas para tocar no faltaron, pero en el tiempo que duraron las grabaciones, la banda prefirió no cortar las sesiones. Ochos meses después vuelven a las pistas y el primero de noviembre hacen el show de lanzamiento de The Secrets Of An Island. Nuevas canciones, presentaciones 3D, y varias otras sorpresas prometen de esto ser un concierto de lujo. Mythology, nuevamente, será la banda invitada. «Da tranquilidad tocar con una banda así porque sabes que hacen un show la raja (Erick)«.

Pero, fuera de que tocarán The Secrets en vivo, el hecho más notable será la inclusión de Cristóbal Flores sustituyendo a Sergio por razones de fuerza mayor, fanático de los Beatles, Led Zeppelin, Soungarden, Dream Theater, Symphony X, Ayreon y Ronnie James Dio. Su llegada a Six Magics fue «por accidente«. Antes estuvo en una banda llamada Oniria, que por causas personales se disolvió. «El año pasado estaba en el pre-u, seguí cantando covers y este año decidí hacer un demo, pero no tenía ni idea como hacer uno. Así que en una ‘conocida página de metal’, página vecina, puse que quería grabar y saltó el Sr. Gabriel Hidalgo, Pickblade, que se ofreció como editor. Empezamos a grabar unos temas que se dilataron por compromisos personales y de ellos, que al final no se terminaron porque Six Magics estaba haciendo su nuevo disco». Así le llegó el dato a Cristóbal del viaje de Sergio y audicionó para la banda que buscaba un vocalista mientras. «Todo se gana por mérito. Se probó a varia gente… No estoy aquí porque sí«.

– ¿Estabas relacionado antes con la música de Six Magics?

Cristóbal: «Estaba bien alejado, escuchaba cuestiones foráneas. Los vi el año pasado en la presentación del primer disco, el Dead Kings, porque antes me habían hablado de Six Magics, y los encontré super buenos. También había ido ir a ver a Mythology«.

– ¿Por qué lo eligieron para la banda?

Erick: «Por el medio vozarrón que tiene (risas) Dale, hazte un grito, al tiro (risas)«.

Cristóbal: «(Risas) ¿Quieren algo? Como, ¿qué? POWAAAAAAAAH! (nota: se satura el sonido y vibra el parlante de la grabadora, mezclado con un silencio expectante y luego carcajadas) ¡metal! (Risas)«.

Gabriel había llevado un tema de Six Magics, Chiloé, The Creation, con las voces de Cristóbal grabadas encima. Y mientras se escuchaba, con Hidalgo tratando de esconderse, acusando que la mezcla sonaba horrible, se distinguía un registro más alto al que Six Magics muestra con Sergio en el nuevo álbum, pero con una potencia que se adecua a los objetivos del sexteto.

Six Magics está a punto de experimentar un momento crítico en su carrera, uno excepcional que pocas bandas en Chile han vivido, que nunca su metal final y última fue sacar un solo disco, sino hacerse una carrera en el tiempo con varios trabajos que formaran su legado: consolidarse como un conjunto completo y profesional. Con el disco que se traen, con el apoyo y la producción con que cuentan, por el camino recorrido con Dead Kings of the Unholy Valley que sirve de apoyo a The Secrets Of An Island, Six Magics debería estar cerca de entregar uno de los trabajos más gigantes que haya visto la escena chilena.

SALUDOS

Erick Ávila: «A toda la gente que nos ha seguido incondicionalmente va dedicado este disco, porque lo más importante es que hayan personas que escuchen lo que haces. Todo el esfuerzo y sacrificio van para ellos. Un saludo especial va a mi hermano por estar conmigo nuevamente, nosotros estábamos bien alejados y ahora vino devuelta al grupo. Gran parte de lo que hemos hecho ha sido gracias a él. Y la Ely también«.

Pablo Stagnaro: «Saludos a toda la gente que nos ha apoyado, desde el demo, cuando nacimos, a toda la que nos ha conocido ahora y obviamente a nuestras familias«.

Mauricio Nader: «A toda la gente que apoya, que sigue a la banda y también a gente cercana a nosotros que nos ayuda. La Ely, el papá del Erick, que han hecho un trabajo espectacular. Todo un equipo detrás que se le agradece enormemente«.

Gabriel Hidalgo: «Ya que han saludado a todos me falta saludar a la gente de los múltiples foros de Internet que navegan por ahí y que dan sus comentarios, siempre respetuosamente (risas). ¡Publicidad! Dethroner se llama la banda. Es de Valparaíso, estoy parchando un guitarrista, variando a un sonido Death Metal, saludos«.

Cristóbal Flores: «Saludos para Oniria, para Monje Negro, Raining, para Highland, Reversal, Hot For Rock, para todas las bandas si se me queda alguna (risas), Yayo’s Blues Band y Pánico Escénico, para todos los amigos que me apoyaron y otro para Six Magics, que aparte de ser muy buenos músicos, son la raja y me he ido haciendo amigos, gracias«.