Entradas

10d2hammerfall-10

Este año de conciertos internacionales comenzó por allá por el mes de Febrero con la segunda visita de los estadounidenses de Kamelot, en el Teatro Caupolicán. Entre medio, vimos allí a Sonata Arctica, a Therion, el debut en solitario de Ghost, y últimamente a Tarja y a Within Temptation. Además, en otros lugares durante este 2014 pudimos ver a Metallica y a Dream Theater en lo más “mainstream”, a otras bandas como Sabaton e Iced Earth, y los más “under” pudieron disfrutar, entre otros, de los shows de Satan, Omen o Manilla Road, sólo por nombrar algunos. Pero faltaba un cierre como corresponde para un año bastante variopinto, pese a no ser tan prolífico en shows como, por ejemplo, lo fue ese recordadísimo 2011. Y qué mejor que cerrar este año donde comenzó, en el propio Caupolicán. Pero mejor aun, no se trataría sólo del concierto de una banda, sino que derechamente de un pequeño festival, con tres agrupaciones con su background particular.

En primer término, los suizos hardrockeros de Gotthard, que debutaron en Chile el 2012 en esa memorable fecha doble junto a Unisonic. Pese a ser poco conocidos por la mayoría en esos momentos, Leo Leoni y sus muchachos poseían un importantísimo recorrido europeo durante ya dos décadas, y en esos momentos recién estaban estrenando a su nuevo cantante, Nic Maeder, luego de reconstruirse tras el trágico fallecimiento de su vocalista de toda la vida, Steve Lee, en un accidente de tráfico en Estados Unidos, y presentaban cosas de su última placa, Firebirth. Ahora los suizos ya tienen a un Maeder consolidado, y vendrían a presentarnos su nuevo material, el más que interesante Bang!

10d3edguy-02

Luego, nada menos que HammerFall, en lo que se anticipaba en la previa como un retorno triunfal a Chile, tras siete años de ausencia de nuestras tierras, con un muy buen disco en las espaldas como su último trabajo, (r)Evolution, que retomó el sonido clásico de estos suecos que, además, vendrían recargados, con un reciente e importante cambio en la base rítmica: hace poco abandonó la banda el ya histórico Anders Johansson, siendo reemplazado por David Wallin, y el bajista Fredrik Larsson se tomó una especie de pre-natal, por lo cual su función sería cumplida por un histórico, el pelado Stefan Elmgren, quien asumió temporalmente las labores en las cuatro cuerdas de los templarios de Gotemburgo.

Y finalmente Edguy, que cinco largos años después de su última presentación en nuestro país –en ese recordado espectáculo de la Discotheque Blondie del 2009– volvería a nuestras tierras, presentando su nueva placa, Space Police / Defenders Of The Crown. Bajo el incombustible liderazgo de Tobias Sammet, los germanos prometían cerrar con broche de oro una extensa jornada de Heavy Metal y Hard Rock europeo.

Ya en los días previos podíamos pronosticar que se trataría de una jornada extensa, como terminó siéndolo. Así, paulatinamente el Teatro Caupolicán fue recibiendo a más y más poleras negras, hasta llegar a una respetable cantidad de unos 1.300 aproximadamente al momento en que el primero de los números de la velada se aprestaba a salir a escena.

LA PRECISIÓN DEL HARD ROCK SUIZO

10d1gotthard-03

Son muchos los calificativos que podemos utilizar para describir lo que fue la primera visita de Gotthard. “Histórica”, para empezar. Sí, porque una banda mítica en el concierto europeo no había venido nunca a Sudamérica y menos a Chile. Esto resultaba difícil de entender, sobre todo viendo el extraordinario nivel de Hard Rock que exhiben los suizos, pero tal situación se sustentaba en el hecho de que en realidad no eran tan populares en nuestro país. Por eso “sorprendente” es otro calificativo que podemos usar. Y seguramente los más sorprendidos fueron los propios Gotthard, porque si bien no eran (son) tan renombrados, esa noche en que se presentaron se dieron muestras inequívocas de que no eran totales desconocidos. Es más, mucha gente conocía sus canciones y las coreaba. Esto dibujaba muecas de asombro en las caras de los músicos y sin duda que se fueron contentos y agradecidos. Y “justiciera”, porque éramos muchos los que soñábamos con verlos. Y con un dejo de “frustrante”, porque no dejaba de dar pena el hecho de no haber podido nunca ver a uno de los mejores vocalistas de la historia del Rock, como fue Steve Lee.

Y este regreso de la banda no tuvo características muy distintas. La visita de una banda así de grande siempre es histórica. La respuesta de la audiencia volvió a ser sorprendente y los músicos se fueron felices. También fue justiciera en el sentido de que comienza a pagarse una deuda del grupo con su público chileno. Pero volvió a ser frustrante, porque tristemente, y más allá de lo gran vocalista que es Nic Maeder, el recuerdo de Lee se aparece a cada segundo de presentación. O eso al menos siente uno. En todo caso fue una presentación sumamente sólida, con temas de su nueva producción, Bang!, y otros clásicos de su discografía. Inició todo a las 20 horas en punto, con un Teatro Caupolicán a ¾ de la capacidad de la cancha y una audiencia que, si bien no iba a verlos a ellos, entendía que se trataba de una agrupación enorme y había que guardar respeto. E incluso más que eso, no fuimos pocos los que cantamos sus temas, algunos, los más conocedores, de principio a fin.

10d1gotthard-01El segundo concierto de Gotthard en Chile iniciaba con la intro que utilizaba el sonido de motos y sirenas de policías, dando la idea de una persecución. De pronto una voz enuncia “Let me in!”, lo que da paso a Bang!, caballito de batalla de su última placa. El sonido en el comienzo era relativamente bueno, pero la voz de Nic se escuchaba demasiado baja en comparación a los otros instrumentos. Y durante el coro fue un desastre: las guitarras se escuchaban saturadísimas y la voz de Maeder se perdió casi por completo. A pesar de todo la gente disfrutó muchísimo la puesta en escena de una gran canción y premió a la banda con una sonora ovación en el final. Los más enterados pudieron cantar, y sobre el coro todos apoyaron. De inmediato, sin pausa de por medio, llegó la intensa Get Up ‘n’ Move, donde los problemas de audio continuaron, pero se notaba que los técnicos intentaban poner todo en orden. La banda, por su parte, se maravillaba con el entusiasmo demostrado por el respetable, entendiendo, como dijimos antes, que no eran ellos las estrellas de la noche.

En tercer lugar llegaría la excelente y prendida Sister Moon, que iniciaba solo con el bombo de Hena Habegger resonando por todo el lugar. De inmediato la gente reacciona con los clásicos “¡Eh! ¡Eh!”, tras lo cual llegan esos monstruosos riffs que son marca registrada de la dupla Leo Leoni – Freddy Scherer. Sumamente poderosos y aplastantes acordes que pusieron a todos a saltar en cosa de segundos. ¡Qué temazo! Y un aspecto muy positivo es que por fin se solucionó el problema con las voces. Ahora la voz de Maeder se escuchaba con más claridad y uno podía apreciar mejor sus innegables cualidades que le significaron el enorme honor de intentar suplir al inmortal Steve Lee. La banda estaba prendidísima, hasta uno solo detrás de la cabeza ejecutado por Leoni pudimos ver, cosa que desató los aplausos y los gritos de inmediato.

Así fue como llegó Right On (del álbum Firebirth, 2012), con Leoni utilizando el talkbox para hacer la introducción poniéndole algo de su cosecha. “Are you ready for the party?” preguntó con ese extraño pero fascinante efecto en su voz y guitarra. La gente responde “¡Sí!” enfervorizada y comienza a sonar este portento del Hard Rock. Enseguida vendría una de las más altas creaciones, la notable Master Of Illusion,  un clásico de proporciones cósmicas extraídos del notable Domino Effect (2007). Fue una de las más coreadas, probablemente debido a que es una de las más conocidas. Ese corito que grita el título de la canción resonó de manera extraordinaria. Tras eso vendría algo más de promoción para Bang!, puesto que era el turno del single Feel What I Feel, tema en medio tiempo con aires de balada, que en vivo se deja querer y la gente corea de gran manera. Muy bien Maeder con esos tonos medios que son claramente lo que más le acomodan. Los solos de guitarra sonaron muy nítidos, con gran los muchachos poniéndole todo el sentimiento y logrando transmitirlo. ¡Notable!

10d1gotthard-04

Enseguida vino un momento que me dejó con un sabor algo agridulce. Sí, porque esperaba más de la interpretación de The Call. Es una de mis canciones favoritas de la banda y esperaba escucharla, por lo que me alegré cuando comenzó a sonar. Fue una versión acústica, muy suave y emotiva, muy distinta a la original. Todo bien, pero pensé que era solo introducción y que se vendría el tema como realmente es: una balada, pero muy potente. Nada de eso, tras esa breve interpretación (de verdad, como la intro de The Call), pasan de inmediato al siguiente tema, lo cual me dejó, como decimos acá, con el manso cuello. Ese otro tema sería Remember It’s Me, con una gran interpretación de Nic y su aporte tocando la guitarra acústica.

Tras cartón vino la que debe ser una de las mejores composiciones de Bang!, la colosal What You Get,  que por cierto debe tener uno de los coros más geniales de toda la discografía de los suizos. Simplemente es perfecto, y en vivo ganas muchísimos puntos. ¡Y cómo resonó en el Caupolicán! No tendrá mucho tiempo de vida, pero se entonó como un clásico eterno. En verdad descollante. Pero lo mejor vendría quizás a continuación con ese clásico legendario de Billy Joe Royal que es Hush, y que Deep Purple popularizó de tan buena forma a finales de los 60s. Sin duda la composición más conocida del show y como tal se cantó a rabiar, y con muchos juegos vocales por parte de Nic y la banda. Notable el momento en que el hombre comienza a nombrar a cada integrante y cada uno de ellos responde con breves pero soberbios solos.

10d1gotthard-07Tras lo anterior la banda deja el escenario, pero tras pocos segundos vuelven para regalar lo último. El epílogo iniciaría de manera inmejorable con Litf U Up, un himno de Hard Rock contemporáneo que no dejó a alma alguna sin corear y saltar. Es esta la clase momentos que debe hacer pensar a los suizos “Woh, ¡de verdad nos conocen en un país tan lejano como Chile!” Y es que antes de su primer show, que fue hace dos años, ellos estaban convencidos de que nadie (o muy, muy poca gente) en este país les conocía. Entonces debe ser muy gratificante escuchar a tantos cientos de personas corear tus canciones. Tremendo momento. Luego, para cerrar, llegó otro himno enorme de la banda: Anytime, Anywhere, un enorme trozo de canción extraído de aquél discazo que es Lipservice. Es otra de las grandes canciones que gozan de popularidad entre los rockeros. Y así quedó demostrado con el exorbitante nivel de coreo que se produjo. Creo, honestamente, que nadie dejó de cantar. Y en el coro fue hecatómbico. ¡Todos se la sabían! ¡Todos la cantaban! Genial.

Fue un grandioso cierre para un show que inició con ciertos problemas, pero que rápidamente se afirmó y fue toda una delicia para los oídos. Gotthard demostró porqué a nivel mundial son una de la bandas más renombradas dentro del Hard Rock. Y deben haberse ido felices al ver que su popularidad crece y crece año a año en Chile.

Setlist de Gotthard:

01. Bang!
02. Get Up ‘n’ Move On
03. Sister Moon
04. Right On
05. Master of Illusion
06. Feel What I Feel
07. The Call
08. Remember It’s Me
09. What You Get
10. Hush (cover de Billy Joe Royal)
11. Lift U Up
12. Anytime Anywhere

MARTILLAZO EN EL CAUPOLICÁN

10d2hammerfall-02

Tras el contundente show de los suizos, el segundo número de la jornada, HammerFall,estaba agendado para las 21.35 horas, y era, de los tres, probablemente el show que más expectativa había generado en la previa. Decimos esto por el tiempo transcurrido desde su última visita, porque había mucha gente que no los había visto nunca, y sin dudas porque su último disco marca el retorno al camino trazado desde sus inicios. Muchos habían perdido la fe en los gotemburgueses pero con el interesante Infected y el revitalizador (r)Evolution, de todas maneras dudas se reposicionaron en la escena.

Así, una vez concluido el show de Gotthard, se pasó al siguiente telón, con unas gigantes “HF” en el medio, y lo más llamativo: ingresó una tarima con una nueva batería, que tenía parches personalizados de David Wallin, y además lucía una simpática máscara de hockey sobre hielo digna de Jason Voorhees.A esas alturas, los ya 1.500 espectadores apostados en la cancha del Caupolicán coreaban el “Ha-mmer-fall! Ha-mmer-fall!”.

De esta forma, y con puntualidad, se apagaron las luces del Caupolicán, y tras los sonidos de la intro salen a escena David Wallin (buen pelo, un mohicano muy de futbolista de la actualidad), Oscar Dronjak, Pontus Norgren y Stefan Elmgren, comenzando a ejecutar el primero de los latigazos que nos propinarían los suecos a lo largo de su show, la gran Hector’s Hymn, el primer corte de (r)Evolution y que, como mencionáramos en el review del disco, es una verdadera declaración de principios. La ansiedad del público por ver a HammerFall era notoria, y explotó sin dudas en el momento en que sale a escena Joacim Cans, con una chaqueta de cuero larga, y sobre todo con los “on and on and on” y más aun con los “hammer high! To the sky!” del coro de este formidable corte, cantados por gran parte de los asistentes. Un inicio con el pie derecho, considerando además lo bien que entró cantando Joacim, lo que se mantendría por toda la velada, cosa más que destacable.

10d2hammerfall-01Los suecos ejecutarían un setlist que recoge temas de todas sus épocas, algo que quizás provocó una pequeña decepción en quienes esperaban más clásicos de los que indudablemente son sus discos más iluminados, precisamente los primeros. De hecho, Threshold sería el único largaduración de los suecos que no aportaría temas al set de esta jornada. Pero HammerFall es una banda orgullosa de todas sus épocas y lo demuestra, con cortes como Any Means Necessary, tema que abre No Sacrifice, No Victory y que probablemente de lo más rescatable de ese trabajo algo irregular, y que fue bastante disfrutada por el público, particularmente con ese coro tan hammerfalliano con voces bajas, tan, a su vez, inspirado por Accept. La jornada era calurosa así que el barbón Cans se sacó la chaqueta de cuero.

Joacim nos saluda con un “good evening templars of Santiago de Chile”, recrimina el hecho de haber estado siete largos años sin visitar nuestras tierras, y nos pregunta si estamos listos para una dosis de Heavy Metal Sueco. El ensordecedor “yeees” y el bramido de una moto nos llevó al primero de los clásicos de la jornada, Renegade, que nos mostró a un Cans algo más contenido en los tonos altos, pero sin perder intensidad. Además a esas alturas la cancha del Caupolicán era un desparramo de templarios.

Luego de esto, Cans nos da las gracias y nos dice que en 1982 él tenía 11 años y que en esa época compró su primer disco, el legendario Strong Arm Of The Law de Saxon, y ya en esa época sintió que una voz le hablaba y le preguntaba qué quería hacer con su vida. Y en base a ello, correspondía rememorar algo de Infected con Bang Your Head, corte que funciona muy bien en vivo y en el que vimos a un Joacim en impecables condiciones. A esas alturas el sonido, más allá de un par de detalles y un par de acoples por allí, era de alta calidad.

Joacim se notaba contento y habló un poco prácticamente en cada interludio. Así, nos presentó lo siguiente como un corte de Chapter V: Unbent, Unbowed, Unbroken, por supuesto que Blood Bound, que sin dudas forma parte de lo más destacado de esta placa. Llamativo además el inicio con una guitarra de Pontus Norgren más lenta, y que funcionó bastante bien.

10d2hammerfall-08

Hasta que llegaría el momento de tomar la máquina del tiempo y viajar hacia los registros más clásicos de los Templarios. De hecho, Cans nos dice que van a volver en el tiempo hacia el tremendo Legacy Of Kings, y que algunos para esa época ni siquiera habían nacido. Además, aprovechó esa instancia para reflexionar que daba lo mismo si eras viejo o eras joven, si amabas la música, lo que obviamente ganó muchos aplausos. Y luego de esto, nos dijo que haría una pregunta y que creía saber la respuesta: “¿qué dirían si les digo Let The Hammer…?”. Y obviamente el “Fall!!!” atronó en cada pared del Caupolicán. Let The Hammer Fall, un corte que destila Accept por los poros, es una apuesta más que segura en vivo, además considerando que incluso lleva de esos momentos “o-oooo-ooo-ooo” que tanto nos gusta cantar.

La máquina del tiempo seguía en modo milenio anterior, de hecho Joacim nos dice que ya que estamos en los ’90, volvamos un poco más, específicamente a 1997, y vuelve a preguntarnos cuántos habíamos nacido. Ahí uno reflexiona lo increíble que es haber visto a los suecos con apenas dos discos a cuestas en 1999, cerrando un show difícil en el Estadio Víctor Jara tras la cancelación de Deicide a sólo un par de horas de comenzar el show, y verlos ahora en este 2014, con un bagaje más que importante. Y con The Metal Age vendría el primer recuerdo de la noche al fenomenal Glory To The Brave, uno de los mejores discos debut de los últimos veinte años de una banda de Metal. Brutal y maciza, especialmente el riff inicial que generó un pequeño pandemonio en la cancha del Teatro.

Los suecos incluso harían el espacio para recordar un tema quizás algo menos connotado que los anteriores como Last Man Standing, porque no pertenece a ningún LP, sino que es uno de los temas inéditos que se incluyeron en la compilación de grandes éxitos Steel Meets Steel – Ten Years Of Glory que lanzaron el 2007 celebrando su décimo aniversario. Pese a que sin dudas los suecos tienen material mucho más destacable que este tema para tocar en vivo, fue un momento entretenido porque en un momento, Oscar Dronjak ¡se quedó sin guitarra! haciendo los coros, causando las risas de Joacim, de hecho cuando recuperó sus seis cuerdas fue corriendo donde Cans a mostrársela.

10d2hammerfall-23

Cans nos preguntó si mañana teníamos que ir al colegio o a trabajar. La mayoría dijimos “no” aunque la verdadera respuesta fuera “sí”. Y hablando de material de mejor nivel: HammerFall tiene temas nuevos que sin duda trascenderán la frescura de la novedad y quedarán como parte del catálogo destacado permanente. Prueba de ello es lo que nos presentó Joacim como primer single de su último trabajo, Bushido, un corte realmente fantástico y que funcionó a la altura de clásico, fundamentalmente por la irreprochable performance de Cans, a la altura de la ocasión.

Sin parar, un piano de fondo marcaría el comienzo de la enorme Glory to the Brave, esa desgarradora balada épica que terminaría siendo uno de los temas más cantados de toda la jornada, y que incluso tuvo por momentos a Dronjak arrodillado. El público los premió con un “Ha-mmer-fall! Ha-mmer-fall!” agradecido por los músicos.

Joacim nos dice que no les tomará siete años retornar, y presenta a la banda, primero a Pontus Norgren, luegoa Stefan Elmgren y cuenta que dejó de trabajar como piloto para unírseles, al nuevo “chiche” de la banda que es el batero David Wallin, y el ovacionadísimo Oscar Dronjak, que hizo una especie de acto de escupir agua hacia arriba para darle mayor pompa al momento, la que fue “arruinada” por Cans al bromear diciendo “éste no traga, escupe”. Finalmente Joacim se presenta a sí mismo haciendo una reverencia, siendo también muy aplaudido. Y así, para terminar la primera parte del show, nos presentaron HammerFall, esa matraca con ese riff majestuoso lleno de influencias de Death Metal sueco de aquellos entonces –de hecho es uno de los cortes del primer disco de los suecos donde figura en los créditos Jesper Strömblad, fundador de In Flames–, y con esos coros bajos típicos de época más temprana de los templarios de Gotemburgo. Así, tras una hora de show que realmente se pasó volando, HammerFall se despidió del escenario.

10d2hammerfall-15Pero quedaría algo más, dos cortes que son siempre de los más cantados en sus espectáculos y queprobablemente sean de lo más selecto e hímnico de la discografía de los suecos post Legacy Of Kings. Primero, vuelve a escena el muy preciso David Wallin, que comenzó en solitario a ejecutar la gran Templars of Steel, corte que abre Renegade, con esa sencillísima batería que la caracteriza. Luego Dronjak se puso a su lado izquierdo, y luego Norgren al derecho. Y tras este tema, Joacim nos pregunta su queríamos algo más, por lo cual, como fin de show, nos entregarían la inapagable Hearts on Fire, tema que incluso había sido pedido cuatro o cinco canciones por parte del público, pero que el propio Cans había dicho que tocarían después. Palabras aparte para Joacim, que fue a camarines rápidamente y volvió con una polera de la Selección Chilena, con el nombre “Cans” y el número 1, en esos actos de demagogia artística tan entretenidos y que nos gustan tanto. Así que con un Cans ataviado con ropas futboleras nos hizo corear a todos los “hearts on fire, hearts on fire!”, tras una hora y quince minutos, los suecos terminaron un show redondo y que no tuvo ni siquiera un instante de decaimiento, siendo merecidamente ovacionados por todo el público asistente.

Pese a que de todas maneras faltaron clásicos de las eras más doradas de la máquina de Gotemburgo, sin dudas el reestreno de HammerFall en los escenarios chilenos, como una banda maciza y sobre todo, madura, fue todo un éxito. Es de esperar que pronto podamos tenerlos de vuelta, con un espectáculo completo, y no tener que volver a pasar siete años sin verlos en Chile. El martillo sueco cayó sobre nuestras cabezas, y con contundencia.

Setlist de HammerFall:

01. Hector’s Hymn
02. Any Means Necessary
03. Renegade
04. Bang Your Head
05. Blood Bound
06. Let the Hammer Fall
07. The Metal Age
08. Last Man Standing
09. Bushido
10. Glory to the Brave
11. HammerFall
Encore:
12. Templars of Steel
13. Hearts on Fire

TOBIAS Y LA POLICÍA DEL ESPACIO

10d3edguy-19

Normalmente tras un show tan contundente como el de HammerFall uno queda agotado, pero aquí quedaba más. Y mucho. Ello a tal punto que el último acto de la velada estaba agendado para las 23.15 horas, lo que hacía presagiar un final de show cercano a la 1 de la mañana, cosa que ad portas de una jornada laboral al día siguiente es complicada. Está bien, es absolutamente cierto que el tiempo se pasa volando cuando uno está viendo en vivo el show de una de sus bandas favoritas, pero que un show termine aproximadamente a la 01.00 de la mañana de un día laboral, con todas las consecuencias de problemas de locomoción y demases que provoca una situación como esta, es un asunto a revisar para próximas instancias similares.

Con un telón de fondo que en realidad más recordaba a Avantasia, a las 23.20 horas se apagan las luces, comienza a sonar una intro marciana y salió a escena Felix Bohnke, mientras una voz en off decía “please welcome… the space police, defenders of the crown: Edguy!”. Y así, tras cinco años de ausencia y visita de Avantasia mediante, saldrían a escena Tobias Exxel, Jens Ludwig y Dirk Sauer con los sones de uno de los himnos rockeros-pichangueros que caracterizan la carrera de los de Fulda en los últimos años, la entretenida, energética y steelpantheriana Love Tyger,de su último disco. Y la ovación para Tobias Sammet no se hizo esperar, el tipo es un genio, una especie de genkidama con micrófono, y así fue reconocido por cada uno de los asistentes al recinto de calle San Diego.

Y sin pausa, mientras Tobias presentaba este corte como perteneciente a su nuevo álbum, la banda siguió presentándonos material de su último trabajo, particularmente Space Police, Palabras aparte para el histrionismo de Tobias, un capo entre capos, intercalando unos “Santiago de Chile, are you ready?”, dándole a cada uno de los temas un componente extra con su energía que parece inagotable.

10d3edguy-10

Tras los “Edguy! Edguy!” del público, Tobi nos saluda, nos comenta que es una calurosa noche de verano, y que sentía que estábamos un poco cansados, así que iban a cortar un poco el set, lo que obviamente causó la reprobación del público. El tipo se “peina” en el escenario, tiene un carisma y un ángel que realmente pocos músicos de la escena poseen y así se nota en cada una de las instancias donde participa. Allí nos dice que cortarán el set… a menos que lo estemos pasando muy bien, lo que obviamente provocó el “yeees!!” del respetable. Nos dice que van a tocar temas nuevos pero también tocarán “extremely old shit”, y que a continuación vendría un corte que, según el propio Tobias, no habían tocado antes en Chile y pertenece al gran Mandrake,uno de los discos más destacados de la carrera de los germanos: la entretenida All The Clowns. A destacar nuevamente el sonido, con las guitarras de Dirk Sauer y Jens Ludwig sonando particularmente limpias.

Luego de esto, Sammet nos señala que siempre han creído que son una banda entretenida, pero que ahora vendría una canción muy seria, que se trataba de un amigo que nunca tuvo el suficiente reconocimiento, una buena persona y que se la quería dedicar. Y que se trataba de… ¡él mismo!, lo que obviamente causó las risas de un público que lo estaba pasando bien. El tema de autohomenaje sería, por supuesto, Superheroes, dignísimo representante del Rocket Ride, disco que consolida la línea más “pichanguera” de Edguy insinuada por Hellfire Club.

10d3edguy-01A continuación vendría uno de los momentos más geniales del show. Tobi nos dice que sabía que nos iba a gustar el tema anterior, y que tenían un disco nuevo, llamado Space Police – Defenders Of The Crown, lo que fue aplaudido pero no ovacionado. En esos momentos Tobias nos dice que están grabando este show, que tienen micrófonos para estos efectos, y que dependía de nosotros si usaban o no este audio, por lo cual nos dijo que haríamos todo de nuevo, y vuelve a presentar su nuevo disco Space Police – Defenders Of The Crown, lo que obviamente fue ovacionado de manera chistosa y divertida. De hecho, Dirk Sauer y el propio Tobias hacían gestos con las manos para incentivar a que gritáramos más pero al mismo tiempo Sammet decía “stop it”, simulando de manera muy entretenida que la intensidad de la ovación había sido espontánea. Así, en medio de un ambiente festivo y entregado, presentó uno de los mejores cortes de su última placa, precisamente Defenders Of The Crown. En medio del tema, y para hacernos cantar los “wo-o-o-o-ooo-o-o”, empezó a bromear, diciendo que no quería decir que había sido una “complete shit”, pero que venían de Brasil, donde más encima habían ganado el Mundial, y en medio de la misma base rítmica de los “wo-o-o-o-ooo-o-o”, lo hizo coreando la melodía del solo de guitarra de Detroit Rock City de Kiss y luego con el “I’m running free, yeah” de Maiden, para finalmente volver al “wo-o-o-o-ooo-o-o” del tema original a todo pulmón. Brillante momento, digno del ángel y del carisma de Sammet.

Varios de quienes conocimos a Edguy a fines del milenio pasado y tuvimos la fortuna de verlos el 2002 en el Teatro Providencia valoramos lo que vendría a continuación, y sin parar: Vain Glory Opera. ¡Temazo! Tremendo, con Sammet incluso insinuando el “m-mm-mm-mm” de The Final Countdown de Europe. Pasó casi desapercibido que la tocaran un tono más abajo, y nuevamente el coro sing-along nos hizo gastar la poca garganta que nos iba quedando.

Luego de esto, sólo queda Felix Bohnke en escena para ejecutar un solo de batería. Esto es un recurso bastante utilizado para que los músicos descansen un poco, pero Edguy es una banda inteligente y sobre todo muy simpática, que incluso sabe reírse de sí misma. El solo de Felix transcurría por cauces normal, hasta que en un momento un roadie se le acerca y le entrega ¡una flauta! Y además, ¡verde! Bohnke nos pide silencio y ejecuta de manera risiblemente horrible la intro de la 20th Century Fox, para luego hacer una versión en batería de la Marcha Imperial de Star Wars, realmente notable, divertido y bien pensado.

10d3edguy-11

Tobi vuelve a escena y nos dice que quien acaba de tocar no es cualquiera, y remata con un “on the drums… the drummer!!!!”, sin nombrarlo. Un nuevo momento entretenido antes de presentar lo siguiente, que es otro de sus temas estandartes de los últimos tiempos: Ministry of Saints,el corte de aperturade Tinnitus Sanctus, también recibida de excelente forma.

Sammet es un frontman extraordinario, uno lo podría poner a animar en inglés un cumpleaños de niños chinos disfrazado de dinosaurio sin poder cantar e igual muy posiblemente te arme algo entretenido. Y se ve en cosas como las que sucederían a continuación, que no estaban en el set original. Nos cuenta que estuvieron conversando detrás de escena y debatiendo si éramos un muy buen público o un recontra muy buen público, y que decidieron tocar un tema que no tenían contemplado. Nos pregunta si queríamos una bonita balada rock para que pudiese descansar un poco el baterista, o queríamos un tema rápido. Creo que la mayoría en esos momentos, ante esa disyuntiva, preferimos la rápida y así lo manifestamos, y se notó, pero Tobi maneja el escenario con la destreza de un tipo experimentado y avezado, y nos entregaron Land Of The Miracle, la muy bonita balada de Theater Of Salvation que es el disco favorito de muchos quienes somos fans de los germanos, generando un bonito momento aunque quedó un pequeño gusto agridulce para quienes queríamos escuchar algo más veloz.

Y no éramos pocos porque varios empezaron a gritar “Ba-by-lon! Ba-by-lon!”. Tobias se ríe, y dice algo así como “¡Qué les pasa! ¡Ustedes en Sudamérica siempre quieren escuchar las rápidas!”, en una especie de queja pero de forma muy simpática y con la habitual sonrisa del genio de Fulda. Y así, pese a que no estaba en el set original, nos entregaron ese extraordinario corte de Power Metal que es Babylon, una verdadera joya del Theater Of Salvation, con un sonido atronador, impecable y con un final bombástico y majestuoso, generando uno de los momentos más altos de la velada.

10d3edguy-15

Sammet nos dice que en estos momentos se sentía “on the top”, entendiéndolo como en el tope de la alegría como artista, y que nos entregarían la última canción de la noche, que como sabemos, no es cierto. Y de esta forma, con la imponente y coral Tears of a Mandrake, y después de una hora y veinte minutos, los germanos se despidieron por primera vez del escenario.

Pero quedaba algo más. Luego de los futboleros “oooh, Edguy no se vaaa, no se vaaa, no se vaaa, Edguy no se vaaa”, y “olé, olé olé oléee… Edguuuuy… Edguuuy”, vuelven los músicos a escena y Tobias decide hacer una precisión. Dice que está claro que queríamos escuchar otro tema más, pero nos pregunta si queríamos aunque el tema se tratase de volar a Brasil. Obviamente hubo cierto resquemor por esto –todo en un contexto festivo por cierto–, pero que en lo atingente le iba a cambiar la letra e iba a decir que el tema se trataría de volar a Chile. Así, en Lavatory Love Machine el iniciode la letra fue “Oh, if only Chile was not so far, I would swim or walk or ride, but never ever fly / But all the noise of the maniacs here …”. ¡Excelente! Gran interpretación, coreadísima y que además contó con momentos de coreografías de Tobias Exxel, Dirk y Jens.

Y tras un momento de caída del micrófono de Tobi que incluso provocó que éste bromeara con dicho aparato, vendría el último tema de una extensa e intensa noche, King Of Fools, también muy coreada, como era de esperarse. De esta forma, a las 00.50 horas del jueves 11 de diciembre de 2014, Edguy se despidió de nosotros, con promesas de retornar a nuestra larga y angosta faja de tierra, redondeando un show entretenido, parejo y plagado de instancias recordables.

10d3edguy-21Una tremenda jornada, con tres bandas en altísimo nivel. Gotthard sorprendiendo por su enorme capacidad de convencer con su show a un público que quizás no era mayoritariamente el “de ellos”; HammerFall con una contundencia y madurez realmente destacables y que legítimamente hacen pensar que están su mejor época desde sus años de mayores glorias; y Edguy, con un show con excelente material para defender en directo, para interactuar con el público, para brindar un espectáculo completo más allá de meramente replicar un set de canciones en un escenario. Pese al horario –algo a corregir para futuras ocasiones–, salimos inyectados de esa energía que sólo da el rock. Y eso es impagable.

Setlist de Edguy:

01. Intro
02. Love Tyger
03. Space Police
04. All the Clowns
05. Superheroes
06. Defenders of the Crown
07. Vain Glory Opera
08. Solo de batería de Felix Bohnke
09. Ministry of Saints
10. Land of the Miracle
11. Babylon
12. Tears of a Mandrake
Encore:
13. Lavatory Love Machine
14. King of Fools

 

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

Inolvidable jornada triple en el recinto de San Diego con unas mil quinientas personas que vibraron por cerca de cinco horas el pasado miércoles 10 de diciembre. Este es el resumen de lo que se vivió con Gotthard, HammerFall y Edguy.

Fotos: Guillermo Salazar

 

Felicitamos a los ganadores de un Meet&Greet que participaron en PowerMetal.cl. Todos fueron contactados por mail con las instrucciones.

Meet&Greet HammerFall:

  • Julio Isla Hernández
  • Sofía Marfan Rojas
  • Margarita Laines Cartes

Meet&Greet Edguy:

  • Franco Zunino Sommariva
  • Matias Ignacio Alcafuz Duran
  • Constanza Vera

Los horarios de este miércoles en el Teatro Caupolicán son:

  • 18:00hrs – Puertas
  • 20:00hrs – Gotthard
  • 21:35 – HammerFall
  • 23:25 – Edguy

Si todavía no tienes tu entrada, puedes adquirirla por sistema Ticketek, tiendas Falabella, Cines Hoyts habilitados y sin cargo por servicio en tienda The Knife de Eurocentro (sólo con pago en efectivo) y boletería del Teatro Caupolicán entre 15:00 y 21:00hrs con un precio de $33.000.

EDGUY llega por cuarta vez a Chile, esta vez para promocionar su última placa “Space Police“; los suecos de HAMMERFALL haciendo lo propio con “(r)Evolution” retornando a Chile desde su último show del 2007; y  los hardrockeros suizos de GOTTHARD volverán a nuestras tierras tras sus shows con UNISONIC el 2012, presentando “Bang!“, su segunda placa con Nic Maeder en las voces.

 

DISFRUTA DE NUESTRO ESPECIAL EN www.powermetal.cl/10dediciembre

Edguy + HammerFall + Gotthard

Participa por un meet&greet con Edguy y HammerFall

Si ya tienes tu entrada para el concierto del 10 de diciembre en el Teatro Caupolicán, o estás por comprarla, ¡participa en el sorteo de un Meet & Greet con EDGUY o HAMMERFALL!

Lo único que tienes que hacer es enviar un correo a concurso@powermetal.cl con el asunto «Edguy HammerFall» y los siguientes datos:

  1. Nombre
  2. RUT
  3. Teléfono
  4. Número de tu entrada (se encuentra al reverso de tu ticket en color rosado)
  5. Elige si quieres meet & greet con Edguy o HammerFall

Si todavía no tienes tu entrada, puedes adquirirla por sistema Ticketek, tiendas Falabella, Cines Hoyts habilitados y sin cargo por servicio en tienda The Knife de Eurocentro (sólo con pago en efectivo). La preventa general tiene un valor de $29.000 y el paco $40.000

EDGUY llega por cuarta vez a Chile, esta vez para promocionar su última placa “Space Police“; los suecos de HAMMERFALL haciendo lo propio con “(r)Evolution” retornando a Chile desde su último show del 2007; y  los hardrockeros suizos de GOTTHARD volverán a nuestras tierras tras sus shows con UNISONIC el 2012, presentando “Bang!“, su segunda placa con Nic Maeder en las voces.

Edguy + HammerFall + Gotthard

 

«Tienes que ajustarte a los tiempos y hoy en día hay más bandas de gira y los fans no tienen más dinero para gastar en conciertos», así explica Tobias Sammet el hecho de traer a Edguy junto a sus amigos de HammerFall y Gotthard el próximo 10 de diciembre en el Teatro Caupolicán. El líder de Edguy y Avantasia toma el teléfono para conversar con Chile sobre el éxito de Space Police y la actitud de su banda durante estos 22 años de carrera.

La última vez que vino Edguy a nuestro país fue el 2009, esta será la cuarta visita de los alemanes en Santiago, pero Tobias aún recuerda su primer show en Sudamérica en aquel lejano 2002, cuando apenas había lanzado el primer «Metal Opera» de Avantasia. ¿Cómo imaginaba el presente en ese entonces? Sammet responde a PowerMetal.cl

Edguy: Entrevista con Tobias Sammet

Edguy lleva varios shows  «sold out» este año, lo que habla muy bien del éxito de “Space Police”. ¿Cuál es la razón de esto? ¿Rostros nuevos? ¿Los mismos fans envejeciendo? Después de estos 22 años de carrera, ¿cómo ves a esta gente que está llenando los conciertos de Edguy?

Bueno, creo que la mayoría de ellos… no puedo decir que todos son caras conocidas, pero creo que tours anteriores también han sido exitosos, así que creo que muchos de ellos ya han visto tours anteriores y obviamente algunos de ellos traen a sus amigos y otros tienen hijos que ahora tienen la edad suficiente para unirse al show, así que, parece que nuestro público está creciendo y creo que eso también es porque cada vez que tocamos en alguna parte, siempre queremos dar nuestro 100%. Sé que cada banda dice eso de verdad, realmente doy cada show como si fuera a ser el último; quiero disfrutar el show, quiero subir al escenario, quiero divertirme, quiero hacer que la gente se divierta y creo que los fans pueden percibir eso, y creo que es por eso que tenemos una muy buena reputación como banda en vivo y es por eso que el público sigue regresando y trae a sus amigos. Así que es muy cool, estoy muy agradecido por eso, lo tengo que decir.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-1.mp3]

Edguy

Hace unas semanas comentabas en tu cuenta de Twitter que «Space Police» es probablemente su CD más completo y satisfactorio hasta el momento, y con eso recibes comentarios del tipo “siempre dices lo mismo cada vez que lanzas un nuevo álbum”. Convives día a día con los que quieren que hagas más canciones tipo «Babylon» y con lo que gustan mucho del actual sonido de la banda. ¿Cómo equilibras estos sentimientos en la fanaticada de Edguy? 

Sabes, creo que la única forma de hacerlo es no pensar en eso, porque el regalo más grande que le puedes dar a tus fans y a ti mismo es ser honesto, y no inventar condiciones ni dibujar cosas en el pizarrón y hacer lo que otros esperan, porque ahí es cuando te distraes y cuando empiezas a seguir la visión de alguien más y dejas la tuya. Es por eso que trato de no pensar al respecto. Los fans que dicen que siempre digo que el nuevo álbum es del que más me siento orgulloso tienen razón, pero yo también, porque cada vez que saco un álbum, sea con Avantasia o con Edguy, ha sido así desde el comienzo. Siempre que se me ocurre algo y cuando digo que ya está listo para lanzarse, es porque estaba 100% feliz con eso; esa es probablemente la diferencia con algunas otras bandas. No sé, no quiero juzgar a nadie, lo que puedo decir es que, sea con Edguy o Avantasia, siempre trabajo hasta que estoy 100% feliz y satisfecho, y cada canción en «Space Police» es una canción que merece estar ahí. Esa era la música que yo tenía en mí, que nosotros teníamos dentro en el 2013 y 2014. Era la música que teníamos en nosotros  y queríamos sacar. Es 100% honesta, todos los temas son geniales, tiene una gran producción. Creo que las habilidades de interpretación han estado mejorando en esta banda, y eso es algo muy normal. No digo que «Babylon» es peor, sólo digo que nos hemos desarrollado como intérpretes y la música que hicimos fue por los mismos motivos que, por ejemplo «Babylon» o «Tears of the Mandrake» o «Vain Glory Opera». No cambiamos en nuestra actitud. Me encanta tocar esas canciones y creo que algunas de las canciones que tenemos en «Space Police» podrían ser de esa era, sólo tocadas un poco más sofisticadas. La música en algunos pasajes suena más directa pero sin duda es más sofisticada y técnicamente más exigente, pero eso no dice nada de la composición, creo que la composición que hicimos hace 15 años fue por la misma razón que la que hicimos ahora. Una canción como «The Eternal Wayfarer» podría haber estado en «Mandrake», una canción como «Space Police» podría haber estado en «Theater of Salvation». Hay un desarrollo, pero aún son las mismas raíces. Es por eso que, bueno, siempre habrá gente que se queje, siempre habrá gente que le encanta, siempre habrá gente que lo odia, eso es normal. Si te preocupas por eso como músico, siempre encontraras a alguien que no le gusta algo. Si nosotros hiciéramos un disco de jazz, estoy seguro que habría gente que diría «¡genial, este es el mejor disco que Edguy ha hecho!”. No quiero hacer un disco de jazz, porque no me gusta ese tipo de música (risas), pero siempre habrá gente que le encanta y obviamente siempre habrá gente que lo odia, sin importar cuál sea su cualidad. Es por eso que no deberías pensar en eso, como músico. Tienes que hacer lo que tú quieres hacer y eso es lo más honesto que puedes hacer.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-2.mp3]

Edguy

Sobre esa misma honestidad que mencionas, el año pasado nos dijiste en entrevista que «cuando haces lo que dicta tu corazón, no hay forma de que estés equivocado». Cuando hablas de hacer lo que uno realmente quiere y no lo que los demás dicen que hagas, algunas personas personas pueden pensar que es fácil decir esto a través de la música. ¿Qué tan distinto es aplicar este sentimiento en la música con respecto a otros trabajos? 

Bueno, por supuesto, tienes que hacerlo, tienes que hacer compromisos en la vida, tienes que hacerlo. Sabes, cuando yo no era un músico profesional estaba en la escuela y después estaba luchando para ganar dinero suficiente para sobrevivir. Puede que tengas que hacer cosas con las que no estas completamente feliz para así poder hacer lo que realmente quieres hacer. Sé que la vida no es sólo un enorme concierto de deseos. Creo que el reto está en distinguir entre las cosas que puedes cambiar para mejor y las cosas que no puedes cambiar para mejor y es por eso que creo que nunca debes dejar de trabajar para mejorar tu situación para que así puedas seguir tu corazón. Creo que puedes seguir tu corazón incluso en un trabajo del día aunque tengas que… quiero decir, hay gente que sus familias tienen 4, 5 hijos y luchan para traer dinero suficiente a casa para que su familia tenga un buen pasar y creo que ellos aun así pueden ser honestos con sus corazones; puede que no puedan tocar música para mantener a sus hijos, puede que tengan que hacer cosas que no les gustan, pero eso no significa que… de ninguna manera tienes que negar tu corazón y lo que tu corazón te dice. No es fácil volverse un músico profesional, y muchos nunca serán músicos profesionales sin importar cuanto lo deseen, pero aun así nunca debes renunciar a tu esperanza ni tus sueños y entonces tratar de resolver: «¿qué puedo cambiar y qué no puedo cambiar?». Creo que ese es el tema, incluso en un trabajo normal. Cuando yo era un niño, tenía 16, 17 y estaba en la escuela, la odiaba, peor no estaba haciendo dinero con la música; grababa cassettes demo, sostaba dinero. No hacías dinero y los estudios de grabación en ese tiempo ¡puta que eran caros! y no era como hoy, no teníamos computadores en los que puedes grabar cosas, tenías que hacerlo en un estudio tal cual. Lo hicimos. Trabajamos aparte de ir al colegio para comprar un bajo y arrendar un estudio, pero aun así estaba haciendo lo que mi corazón me decía. Mi corazón me decía «ve y trabaja para que puedas tener un gran hobbie” y eventualmente convertí mi hobbie en mi trabajo porque hice lo que mi corazón me dijo.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-3.mp3]

Edguy

El 2002, en tu primera visita a Chile, estabas realmente joven y guardamos muy buenos recuerdos, uno de ellos es que cuando te comentamos que…

Todavía estoy joven, sólo que no lo parezco (carcajadas), disculpa, continúa.

(carcajadas) en ese tiempo te comentamos en entrevista que «The Metal Opera Part I» de Avantasia había sido seleccionado por nuestros visitantes como el Disco del Año el 2001, algo que recibiste con mucha humildad. Además con tus compañeros tuvieron una muy divertida sesión de autógrafos junto a los fans. ¿Qué recuerdas de esa visita y esos tiempos? ¿Te imaginabas este presente en ese entonces? tomando en cuenta todos los discos que has sacado con Edguy y Avantasia, o de reunir a Kai Hansen y Michael Kiske en el escenario, por ejemplo.

Bueno, ya sabes, por supuesto no soy un clarividente ni leo el futuro ni predigo (risas), así que no veía exactamente en esos días. Lo que puedo decir es que recuerdo ese show en aquel entonces, recuerdo el hotel, recuerdo haber estado en Chile por primera vez el 2001, fueron 4 shows en Brasil, 1 en Chile, esa fue nuestra gira sudamericana del 2001…¡2002, perdón! creo que estuvimos allá en febrero del 2002. Creo que el último show que hicimos en ese tour fue Chile.  Y… esperaba lo mejor, sabes, no veía una razón en ese entonces para que la banda no existiera 10 o 14 años después, pero no sabía qué pasaría más adelante, no sabía que haría una gira con Kai Hansen y Michi Kiske y por supuesto no podía predecir todo eso. Pero, tenía una vaga idea de que si no pasaba algo realmente raro seguiría siendo un músico 10, 20, 30 años después, porque en ese tiempo sabía cuánto quería hacerlo: Fuimos durante el tour de «Mandrake» y para el tiempo de «Mandrake» la banda ya estaba bien establecida, es decir, ese fue el primer álbum con el que realmente ganamos algo de dinero, yo recién había sacado «The Metal Opera» que se fue por el techo y vendió una montaña de discos (risas) en ese tiempo, así que tenía la idea de que podía seguir y no veía ninguna razón para no hacerlo en años, pero por supuesto no sabía los detalles de lo que pasaría en 10 años.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-4.mp3]

Edguy

En esta gira de Edguy por Latinoamérica compartirán escenario con Gotthard y HammerFall, haciendo estos shows aún más atractivos. ¿Cómo nace la idea de salir juntos de gira, así como también pasó con Unisonic y Masterplan anteriormente?

¿Sabes?, es sólo porque es genial hacer equipo. Es decir, tienes que ajustarte a los tiempos y hoy en día creo que hay más y más bandas de gira y los fans no tienen más dinero para gastar en conciertos. Recuerdo que cuando era niño e iba a conciertos… no es que ya no vaya a conciertos, pero ahora tengo una familia, no voy a conciertos sólo tan seguido ahora (risas), pero cuando era más joven no podía pagar para ir a ver a Helloween y Iron Maiden y AC/DC y Kiss y todas, realmente tenías que elegir. Hoy en día, se siente que hay 5 o 10 veces más bandas en tour y tienes que tener respeto por los fans también. Creo que es una gran idea traer más bandas, hacer una especie de mini festival y dar «más banda por billete», como tienden a decir los estadounidenses, es decir más valor para tu dinero, de alguna manera. Es por eso que es genial hacer equipo con otras bandas que te gustan y lo segundo es, tengo que decirlo, es genial salir de tour con amigos. Salimos de gira antes con HammerFall, en el ’99 hicimos una gira escandinava teloneando a HammerFall, hicimos un tour como cabezas de cartel con HammerFall en Estados Unidos, creo que fue en el 2005. Hace poco hablé con Oscar (Dronjak) y le dije «¡es genial que completemos el círculo haciéndolo otra vez después de tantos años!» y dijo «¡sí, es genial, han pasado 9 años y nos vamos de gira juntos otra vez!», así que estamos ansiosos por eso. También conocemos a los chicos de Gotthard. Tocamos con Gotthard en un festival acá en Alemania a fines de diciembre, ¡es genial!. Lo mismo fue con Unisonic, fue genial también con Masterplan, todos somos amigos en el mismo juego, todos con todos. ¡Es genial hacer esas cosas!, es genial para nosotros también, el tener un buen grupo de viaje y tener amigos alrededor tuyo.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-5.mp3]

Edguy

¡Aquí estamos muy ansiosos por esto también! Ahora, como fanático del fútbol, ¿qué tipo de jugador serían Edguy, HammerFall y Gotthard?

Mira, en términos de espectáculo yo mismo sería atacante, no uno ofensor, uno ofensivo (risas). Pero sabes, por mi situación, la forma en que soy, mi personalidad, sería un arquero, porque los arqueros siempre están solos. Toman otro tipo de responsabilidad si cometen un error, sabes. Ellos tienen que atrapar la pelota, es decir detener un gol en contra y, tú sabes, están siempre solos, como un lobo solitario. Yo siempre trato de tomar toda la responsabilidad y hacer las cosas yo mismo, así que hablando por mí mismo, creo que sería perfecto como arquero, tal vez, por mi mentalidad (risas). Pero aparte de eso, somos una banda ofensiva, siempre buscando hacer espectáculo, no sé lo que serían HammerFall y Gotthard, pero nosotros seríamos todos jugadores ofensivos… como un típico 10, sí… por el espectáculo y la reputación sería un número 10. Creo que Edguy sería un número 10.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-6.mp3]

Tobi, muchas gracias por tu tiempo, uds. son siempre muy bienvenidos en Chile. Puedes invitar ahora a los fans que te leen y escuchan en PowerMetal.cl para que vayan al concierto del 10 de diciembre.

¿Qué otra oportunidad tienen para ver a tres grandes bandas de ese formato y calidad subirse a un avión y partir a Chile? Tenemos a Gotthard, la banda más grande de Suiza, HammerFall es probablemente la banda más grande de Heavy Metal de Suecia y Edguy ¡probablemente la banda más grande de Heavy Metal con el mejor frontman en la Tierra! (carcajadas). No, en serio, quiero decir, queremos que vengan porque estamos ansiosos por traer este paquete a Sudamérica y a Chile, y quiero que la gente sepa cuánto disfrutamos ir allá y cuan ansiosos estamos. Les llevaremos un show, les entregaremos un show, será entretenido y llevaremos tres de las más grandes bandas de la escena del Rock y Metal europeo a Sudamérica. Creo que eso es una buena razón, ¡serían muy estúpidos si no vienen! (risas).

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2014/11/edguytobias2014-7.mp3]

GUILLERMO SALAZAR

 

VISITA EL ESPECIAL QUE PREPARAMOS EN POWERMETAL.CL/10DEDICIEMBRE

Participa por un meet&greet con Edguy y HammerFall

Edguy + HammerFall + Gotthard

 

Quedan pocos días para el espectacular concierto que reunirá a EDGUY, HAMMERFALL y GOTTHARD el 10 de diciembre en el Teatro Caupolicán.

La banda de Tobias Sammet llega pro cuarta vez a Chile, esta vez para promocionar su última placa “Space Police“; los suecos de HAMMERFALL haciendo lo propio con “(r)Evolution” retornando a Chile desde su último show del 2007; y  los hardrockeros suizos de GOTTHARD volverán a nuestras tierras tras sus shows con UNISONIC, presentando “Bang!“, su segunda placa con Nic Maeder en las voces.

Las entradas se ecuentran disponibles por sistema Ticketek y sin cargo por servicio en tienda The Knife (Eurocentro).

Los precios son:

  • Preventa general: $29.000
  • Palcos: $40.000

La gira latinoamericana contempla las siguientes fechas:

4 de Diciembre: Asunción, Paraguay, Polideportivo del Club Olimpia.
6 de Diciembre: Porto Alegre, Brasil, recinto por confirmar.
7 de Diciembre: São Paulo, Brasil, Audio SP.
8 de Diciembre: Belo Horizonte, Brasil, Music Hall
10 de Diciembre: Santiago, Chile, Teatro Caupolicán

Atentos a PowerMetal.cl, donde pronto podrás leer y escuchar la entrevista que tuvimos con Tobias Sammet, a dos semanas de este gran concierto.

Edguy+Hammerfall+Gotthard

Edguy/Gotthard/HammerFall

A la anteriormente confirmada visita estas tres grandes bandas a Paraguay, se une la confirmación, el día de hoy, de una gira sudamericana por parte de estas tres agrupaciones. EDGUY, con Tobias Sammet a la cabeza, presentando su reciente placa «Space Police«; los suecos de HAMMERFALL haciendo lo propio con «(r)Evolution» retornando a Chile desde su último show del 2007; y  los hardrockeros suizos de GOTTHARD volverán a nuestras tierras tras sus shows con UNISONIC, presentando «Bang!«, su segunda placa con Nic Maeder en las voces. Las bandas además visitarán Paraguay y Brasil.

Las fechas latinoamericanas son:

4 de Diciembre: Asunción, Paraguay, Polideportivo del Club Olimpia.
6 de Diciembre: Porto Alegre, Brasil, recinto por confirmar.
7 de Diciembre: São Paulo, Brasil, Audio SP.
8 de Diciembre: Belo Horizonte, Brasil, Music Hall
10 de Diciembre: Santiago, Chile, Teatro Caupolicán

Las entradas ya se ecuentran disponibles por sistema Ticketek y sin cargo por servicio en tienda The Knife (Eurocentro). La preventa general tiene un valor de $29.000  y los palcos $40.000.

Edguy+Hammerfall+Gotthard

 

La banda de Tobias Sammet volvía a nuestro país tras largos 15 meses, esta vez, presentando su último álbum Tinnitus Sanctus, el cual ha generado discordia entre los fans de la banda. Algunos no les gusta porque ven a la banda demasiado alejada de sus raíces powermetaleras y otros agradecen la evolución a lo largo de los años de unos tipos que ha sabido reinventarse y que los ha llevado a convertirse en una de las bandas de Hard Rock/Heavy Metal más importantes de la escena mundial. Además, todavía estaba en la retina el tremendo show que dieron en Noviembre de 2006, en un Estadio Victor Jara con 2500 fans. En fin, todos estos eran condimentos que sazonaban una velada que sería memorable.

edguy2009_01

Pero antes, eran las bandas nacionales las encargadas de abrir los fuegos. La primera de ellas fue Steelrage, banda con un recorrido de varios años, que hacen notar sobre el escenario eligiendo un set list inteligente y directo. Fueron 5 canciones en total, donde destaco la notable Double Life y cómo no, el cierre con Maniac de Michael Sembello, de la banda sonora de la película Flashdance, en mi opinión, bastante ad-hoc para el recinto en el que se efectúo el show. Además presentaban al guitarrista Aldo Garay, en lugar del titular Melvin Poblete que no pudo tocar por sufrir un accidente.

edguy2009_02

Luego el turno fue de Delta, trayendo una inclinación más progresiva con elementos rockeros bastante interesantes. Sorprendieron por la buena ejecución, calidad de sus músicos y puesta en escena. Es una banda que no había tenido la posibilidad de escuchar y les auguro un buen futuro. Finalmente fue el turno para Aghonya, una banda que toca una especie de Rock-Metal-Gótico. Quizás ellos serían más adecuados para abrir un show de Within Temptation o Epica (de hecho estuvieron en el show de los primeros), sin embargo, el público escucho con mucho respeto, se ganaron unos merecidos aplausos, en parte por la dulce voz de la vocalista Cati Torrealba, una chica con mucho carisma que se ganó el aprecio de los presentes. Sorprendieron con una interesante versión de Ashes To Ashes de Faith No More.

edguy2009_03

Edguy: Sexo, actitud, desenfreno y Rock And Roll

Y finalmente llegó la hora, cuando se cumplían exactamente las 21:05 P.M., se apagan las luces y comienza a sonar la pista introductoria de fondo. El primero en salir es Felix Bohnke que de entrada se gana la ovación del público, seguido de Dirk, Eggi, Jens y finalmente Tobias, para dar el vamos con el poderosísimo Dead Or Rock, de su última placa Tinnitus Sanctus. Una gran elección para empezar un show, pues se trata de una de las canciones más enganchadoras, rockeras y pegajosas que han hecho y desde el primer verso ya tenían al público en el bolsillo.

edguy_01Es interesante señalar la puesta en escena, es como retroceder 20 o 25 años en el tiempo, con una banda totalmente entregada al público, entendiendo que el “show” y la conexión con la audiencia es una de las razones principales que hicieron que este tipo de música genere estos niveles de fanatismo. Además, para mi siempre será un agrado ver a una banda equipada de guitarras Gibson (Les Paul de Jens, Flying V de Dirk y el bajo Thunderbird de Eggi), marca que es sinónimo de verdadero Rock.

Siguiendo el show a continuación vendría otra del nuevo álbum, nada menos que Speedhoven, canción que me parecía “políticamente correcta”, una de las que menos me gustaba, sin embargo, en vivo funciona increíblemente bien, obteniendo además una gran respuesta del público. Llegaba el momento del primer superclásico de la noche, por supuesto era la increíble Tears Of A Mandrake, una de las mejores canciones en la carrera de la banda y en donde Tobias, haciendo gala de toda su verborrea, se matricula con la siguiente declaración: “se que muchos no vinieron está noche porque prefirieron ir a la lucha libre, en mi opinión la lucha libre (la traducción queda a tu criterio)… is boring pussy shit”, generando una ovación tremenda de las 800 personas que asistieron. A esas alturas daba lo mismo, la reacción y entusiasmo de los asistentes era desbordante y parecía elevar al cuadrado el número de los ahí presentes (y estoy seguro que triplicaba la reacción de los fans de lo titanes de los esteroides que repletaron el Arena Santiago y su “ataaaaaangana Carlitos”).

Bien, era el momento de ir al teatro de la salvación y a una tierra milenaria, por supuesto lo que se venía era Babylon, un corte obligado y vestigio del pasado power metalero de Edguy que seguro hizo vibrar a los más fans de la primera etapa del grupo. Había visto un par de set lists de la gira y fue un agrado saber que estaban tocando The Pharaoh, una de las canciones más extensas, épicas y complejas que jamás han hecho. Fue emocionante saber que tendría la oportunidad de presenciarla en vivo y en directo. La verdad la interpretación fue excelsa, el público coreó a todo pulmón el coro “flame of the nile, fire from darkness to swallow the light, behold the ghost of a god” y seguro los antiguos dioses egipcios se hicieron presente en la Blondie esa noche. En mi opinión, The Pharaoh es a Edguy lo que The Rime Of The Ancient Mariner es a Iron Maiden.

edguy_02

Era el momento del single del Tinnitus Sanctus, Ministry Of Saints, una canción increíblemente potente y rockera que fue recibida con un verdadero clásico por los asistentes. Lo dije cuando me tocó comentar el nuevo disco, tiene elementos que me recuerdan al Saints Of Los Angeles de Mötley Crüe. Ese riff a la Mick Mars hizo saltar a todos los presentes.

Empezaba a sonar la ya clásica introducción bombástica de teclados y lo que se venía era, como no, Vain Glory Opera. Otra excusa para que el público siga destrozándose la garganta, coreando y cantando el hímnico coro. Es necesario señalar que a pesar de que la asistencia era baja, estaba totalmente “on fire”, la banda percibiendo eso no paraban de sonreír y agradecer la entrega del respetable, haciendo notar que siempre es un agrado visitar nuestro país, independiente que la vez anterior 2500 fans hayan repletado el Victor Jara y estaba vez sólo metieron 800 personas en una disco. Tenemos claro que se debe a varios factores: el más importante es el alto precio de las entradas, segundo la alta oferta de conciertos al ser nuestro país una parada obligada para casi todas las bandas de primera línea, hace que los esforzados fans tengan que guardar sus lucas y priorizar entre la bandas que han visto y las que no. Sin embargo, déjenme decirles que invertir dinero en una entrada para un show de Edguy siempre será un acierto. Los tipos dejan la vida arriba del escenario y se preocupan de que los asistentes se vayan a casa con el gustito de haber vivido algo intenso y único.

edguy_04Por eso más arriba señalaba que ver a Edguy es como retroceder 2 décadas en el tiempo. Crecí con bandas como Kiss, Iron Maiden, Van Halen, Mötley, Def Leppard, Helloween, Scorpions y ver a los alemanes en acción es la reafirmación de que el espíritu de esas grandes bandas no se ha perdido. Sin ir más lejos, es interesante la puesta en escena sobre todo de Tobias Sammet que es una mezcla entre todos esos grandes frontman de antaño, llámese Paul Stanley, Bruce Dickinson, David Lee Roth y Steven Tyler, por nombrar algunos.

Llegaba el momento en que la banda abandonaba el escenario para dejar con toda la responsabilidad de mantener al público arriba al carismático Felix Bonhke. El tipo sin ser un virtuoso con su instrumento, logra un solo convincente en el cual se paseó por extractos de la banda sonora de la película Piratas del Caribe (La maldición de la perla negra), del gran compositor alemán Hans Zimmer, creador de otras grandes soundtracks como Lágrimas del Sol, Gladiador, El último samurai, The Ring y, por supuesto, las Batman de Chris Nolan (Batman Begins y The Dark Knight).

Acto seguido, era el turno de más material de la placa Tinnitus Sanctus, es decir, The Pride Of Creation, otra canción con un coro muy pegajoso y la parte que dice “running in the dust, running in the dust” retumbó en cada rincón de la disco. Se produciría entonces uno de los «momentos Kodak» de la noche. Antes de que la banda subiera a escena, el público se entretuvo gritándole Bon Jovi al técnico de guitarra de la banda. Honestamente, no advertí el parecido entre este hombre (que por apariencia parecía bastante entrado en años) con Jon Bon Jovi (salvo quizás por su melena período Keep The Faith). Pues bien, luego de The Pride Of Creation, esta persona se sube al escenario a poner más uñetas en los micrófonos que a esas alturas habían sido todas regaladas al público. Tobi Sammet, enterado de esto lo introdujo al público como: “el es nuestro técnico de guitarras… el señor Jon Bon Joví”. Las carcajadas no se hicieron esperar y de manera inesperada Tobi empieza a entonar la letra de Livin’ On A Prayer de los oriundos de New Jersey. El público lo siguió de manera entusiasta sorprendiendo gratamente a la banda. Sin quererlo, Tommy y Gina (los personajes de los que habla la letra de Livin’ On A Prayer), también se hicieron presentes esa noche. Quién lo diría.

edguy2009_10

Ante eso Tobi siguió con su “speech” preguntándole al público si les gustaban bandas como Bon Jovi, Hammerfall y Iron Maiden. Y ante la respuesta afirmativa para todas ellas, dijo: “desafortunadamente  la siguiente canción no es de ninguna de ellas, ¿pero les gusta Edguy?», el sí por parte del respetable fue aun más rotundo que el de todas las bandas juntas, dando paso a otro de los puntos altos de la noche: The Headless Game del álbum Theater Of Salvation. Otra vez el público se volvió loco y fue muy chistosa la parte en medio de la canción donde Tobi dice “esta es a lo Hammerfall”, y la banda empieza con una coreografía similar a la de los suecos, para intercalar una parte del coro de “Let The Hammerfall”, con la complicidad del público que la recibió de gran manera.

Llegaba el momento del relajo y Tobi presenta el siguiente corte como: “la típica canción que les encanta a las mujeres y que hace que las bandas de Heavy Metal se hagan millonarios”, sin antes preguntarles a las féminas presentes sobre quién sería la afortunada en irse al hotel con el y quién sería el afortunado de irse con Felix. Lógicamente, sacando carcajadas del público en un ambiente muy distendido y amigable, tanto así, que a veces parecía que estabas en una tocata con una banda de amigos tuyos arriba del escenario. “Es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo”, simplemente notable. Ese es otro de los porotos que se anota esta banda, la cercanía con sus fans. Por supuesto, lo que se venía era la increíble balada Save Me, del disco Rocket Ride, sacando a relucir la parte más emocional de la banda. El público por cierto, disfruto a concho y fue otro de los puntos altos del show.

edguy_03Llegaba la última canción del set regular, presentándola “como la canción más triste que tocaremos porque es la última”, sin antes agradecer a todos por su asistencia, seguir despotricando contra quienes prefirieron ir a la lucha libre y dedicar Superheroes a cada uno de los asistentes. Otra canción del Rocket Ride, a estas alturas, uno de los cortes más clásicos de la banda y que nuevamente hizo saltar y cantar a todos los asistentes. Dejaban el escenario, pero el público no estaba dispuesto a dejarlos ir, luego de su merecido refresco vuelven a escena y Tobi pregunta: “¿qué canción quieren escuchar?» Seguro cada uno de los presentes (me incluyo) pidió su favorita personal, a lo que Tobi responde “bien, escuché 25 títulos distintos, pero tocaremos algo que nadie pidió, de nuestra última placa Tinnitus Sanctus”. Ante la respuesta algo tibia por parte del público, Tobi agrega: “es que aun no han descubierto la calidad del álbum, les prometo que en 10 años más Tinnitus Sanctus será un clásico como The Number Of The Beast”, las risas no se hicieron esperar y la banda dio el vamos a una de las mejores canciones de esa placa, Nine Lives. Todo un acierto incluir en mi opinión y el público la disfruto a concho.

Llegaba el final con el típico jueguito de dividir al público, haciéndolos competir para ver quién era capaz de gritar más fuerte, dando paso a Lavatory Love Machine, una canción que todos esperábamos. Una especie de “signature song” de lo que es la banda actualmente y que fue coreada de principio a fin por todos. “… and i reply what about your pie”, sin comentarios sobre esto y dedicada a todas las innombrables que cada uno de nosotros hemos conocido a lo largo de los años. Llegaba el fin, la banda agradecía a todos por hacer de esa una noche inolvidable, prometiendo volver dentro de 2 años y que mientras la banda siga haciendo gira siempre volverán a nuestro país porque es un agrado tocar para semejantes “loud and crazy motherfuckers”. Se venía el final, como no, con King Of Fools a estas alturas la canción más reconocible de la banda, un clásico que cerraba un show de dos horas imponente, intenso y emotivo. Saludos, vítores, aplausos y el adiós final mientras sonaba la pista de la versión alternativa de Superheroes que aparece en el EP.

edguy_07

Para cerrar este review, como fan me parece una soberana lata que bandas con esta calidad, profesionalismo (otros con poca gente acortan el setlist, tocan una hora y para la casa) y que dejan el alma en el escenario toquen en frente de 800 personas. Edguy es una banda para grandes estadios y espero que la próxima visita sea en un Teatro Caupolicán lleno. Esta banda se lo merece, lo digo en serio, además el verdadero Rock And Roll no debe dejar los grandes recintos y Edguy es una de las bandas llamadas a mantener vivo el legado de las grandes leyendas.

Setlist:

– Intro
01 – Dead Or Rock
02 – Speedhoven
03 – Tears Of A Mandrake
04 – Babylon
05 – The Pharaoh
06 – Ministry Of Saints
07 – Vain Glory Opera
– Pirates Of The Caribbean – Solo de batería
08 – The Pride Of Creation
– Livin’ On A Prayer (a capella por el público)
09 – The Headless Game
10 – Save Me
11 – Superheroes

Encore:

12 – Nine Lives
13 – Lavatory Love Machine
14 – King Of Fools

Luego de vibrar con los clásicos de Iron Maiden interpretados por Transylvania, con la fuerza de Metallica en manos de Arkham, y con el virtuosismo indiscutido del maestro de las seis cuerdas, Alejandro Silva, el público que la tarde del 1 de noviembre repletaba el Estadio Víctor Jara pedía a gritos que comenzara el show que tanto esperaba.

Un par de minutos después de las 9 de la noche, se escuchó “Ladies and gentlemen, welcome to the freakshow!”, la intro del disco Hellfire Club y la banda salió al escenario con el tema Lavatory Love Machine, de la misma placa. La audiencia respondió eufórica y siguió así cuando tocaron la segunda canción, Sacrifice, de su último disco, Rocket Ride.

edguycl06-1

Tobias Sammet, advirtiendo “I don’t speak Spanish” (frase que repetiría al menos unas 5 veces durante el show), presentó al público la siguiente canción del álbum Theater of Salvation, la que se trataba de una antigua ciudad… y de inmediato se escuchó el grito proveniente de la audiencia: ¡Babylon! .

Sin prestar mayor atención a algunos problemas con el micrófono de Sammet, que seguirían durante gran parte de la presentación, la banda ejecutó a continuación uno de sus clásicos, Vain Glory Opera, del disco del mismo nombre. Luego, el creador de Avantasia comenzó a relatar una historia acerca del desengaño amoroso que sufrió uno de los técnicos de su grupo y que inspiró la canción que tocarían a continuación, Fucking with Fire.

edguycl06-2

Con el ya conocido discurso que “el público chileno es mejor y suena más fuerte que en México y Brasil”, Tobias Sammet lograba mantener a la audiencia encendida y lista para corear el siguiente tema, The Land of the Miracle, que bajó un poco los decibeles antes de Catch of the Century, de su último disco.

Después de esto la banda abandona el escenario para dar paso al solo de batería de Felix Bohnke, una presentación excelente que terminó con la frase “Lord Vader, rise!”. El público se quedó un segundo en silencio hasta notar que era la Marcha Imperial de Star Wars, con Bohnke en la percusión quien, al igual que Sammet, tiene ahora el pelo corto.

La siguiente canción fue uno de los singles de Rocket Ride, Superheroes, luego de la cual vendría Save Me, con chiste incluído por parte de Sammet.

edguycl06-3

A continuación sonó otro de los clásicos de los alemanes, Tears of a Mandrake. “¡Tobi, Tobi!” gritaba el público, y el cantante toca la intro de Smoke on the Water en la guitarra de Jens Ludwig, que de a poco fue mutando a los riffs de Mysteria, del disco Hellfire Club.

Luego, la banda abandonó el escenario por unos minutos, en los que quienes llenaban el recinto no dejaban de llamar “¡Edguy!” y al volver se escuchó el comienzo de lo que muchos esperaban y pedían, Avantasia, la canción que da título al proyecto metal-opera de Sammet. La siguió King of Fools, un tema para “los que gustan del pop”, como indicó despectivamente –y entre risas- el cantante.

edguycl06-4

El show cerró con Out of Control, que tal vez no era la canción que muchos podrían haber estado esperando, pero de todos modos dio fin a una presentación que, a pesar de los problemas de sonido, demostró que en vivo Sammet y Cía. conforman un grupo de superhéroes difíciles de doblegar.

Setlist:

01. Lavatory Love Machine
02. Sacrifice
03. Babylon
04. Vain Glory Opera
05. Fucking with Fire
06. Land of the Miracle
07. Solo de batería – Marcha Imperial
08. Superheroes
09. Save Me
10. Tears of a Mandrake
11. Mysteria
12. Avantasia
13. King of Fools
14. Out of Control

Mágico…no podemos iniciar ningún tipo de comentario respecto a este evento sin mencionar esta palabra, porque lo que sucedió el pasado 8 de Febrero no merece otro calificativo… estábamos en presencia de la que sin duda es la banda más representativa del nuevo powermetal alemán y europeo….y mostró con creces su talento y energía. Claro que sí, EDGUY es en estos momentos la banda sucesora del legado de Helloween, Gamma Ray y otros grandes germanos, de la mano del tímido y a la vez carismático Tobias Sammet. Es por eso que el show amenazaba con ser uno de los grandes momentos vividos por esta escena en Chile, y además un inmejorable comienzo para el 2002.

La velada se inició sólo unos minutos después de las 20:00 hrs con nuestros compatriotas de ALTA DENSIDAD, quienes mostraron parte de su repertorio ante las cerca de 800 personas que dijeron presente en el recinto de la calle Manuel Montt.

edguy_autografos tobias_sammet_autografos

Lamentablemente, el percance sufrido a principio del show donde no sonó la voz repercutió en el resto de su presentación, la que nunca alcanzó el gran nivel que mostraron el año pasado en HammerFall cuando ofrecieron una presentación notable. En esta ocasión no se notó ese afiatamiento, pero cabe resaltar eso sí, la buena sintonía que tienen con el público, que los conoce y corea sus temas. En efecto, los covers fueron muy profesionalmente ejecutados («Holy Thunderforce» de Rhapsody, «Hunting High and Low de Stratovarius), y su tema propio «Princesa Aura» es ya todo un clásico del metal chileno.

Aunque ésta no será una noche que Alta Densidad recordará como de las mejores, todos sabemos de su calidad y que en una próxima oportunidad brillarán como lo saben hacer.

EN UNA NUEVA DIMENSIÓN

Era demasiada la expectación de ver cómo Tobias Sammet y Compañía sonaban en vivo, cómo sus fantásticos coros serían plasmados en escena, cuál sería el repertorio, en fin….muchas preguntas comenzaron a responderse en el mismo momento en que las luces se apagaron y empezó el intro A New Dimension, instrumental del disco del 2001, “The Metal Opera”, la que fue seguida por la magistral Fallen Angels, rapidísima y poderosa pieza de su maduro último trabajo “Mandrake”. A pesar de un pequeño desperfecto en la guitarra de Jens, teníamos claro, recién comenzado el show, de que lo que vendría sería memorable. La historia siguió escribiéndose con el tema que abre la última placa de EDGUY, Tears of A Mandrake, con las partes de teclado sampleadas, lo que hizo que el sonido inicial no se perdiera y se creara la atmósfera del tema. Iban sólo dos temas y nos transportamos al primer momento emocionante de la noche, la hermosa Land of the Miracle, hizo que los encendedores se encendieran, y fuera coreada por la multitud, en un gran trabajo de EDGUY como conjunto, ya que hubo una perfecta armonía con los coros de los demás integrantes.

dirk_exxel_jens_concierto dirk_sammet_concierto

Luego Tobias nos introduce a su primer single de su último disco, Painting on the Wall, la que fue seguida por otra de las gemas que nos ofrece esta banda teutona. Hace tiempo que en un recital heavy metal no veía el tradicional mosh, pero Babylon lo logró, hizo que el público se enfervorizara y calentara aún más un show que no se enfrió jamás, que no tuvo puntos bajos. Le siguó el tema que justamente continúa en esa obra maestra que es el “Theater of Salvation”, el mejor trabajo de los cinco que han lanzado estos teutones. The Headless Game mostró a un Tobias Sammet en su mejor faceta; sin ser un tema rápido, este gran músico se lució con las cuerdas vocales y acalló cualquier tipo de duda que pudiera haber respecto a su calidad vocal, pero sin embargo no se quedó allí, demostró que es un frontman de verdad, un vocalista que juega con el público, que se complementa con la banda, que corre por todo el escenario (en efecto, tanto así que pensé que en cualquier momento lo tenían que recoger del suelo) y que además canta de una manera formidable. Me recordó a Bruce Dickinson en su forma de encarar el show.

sammet_concertLuego vino un momento más oscuro y más íntimo, con The Pharaoh, el tema más largo del “Mandrake”. Y en esto me quiero detener un instante, The Pharaoh no es de los temas que más resalte y guste a la primera, no es oreja ni acelerado, pero en vivo funcionó de una manera notable. El público cantó, pero también se dio el tiempo de escuchar esta gran pieza, donde destacó el interludio de bajo de “Eggi” Exxel, quien a pesar de tocar mayormente con uñeta, domina a voluntad su instrumento. Sin duda uno de los momentos hermosos de la noche, que siguió con el himno de su tercer disco que le da el nombre: Vain Glory Opera, nuevamente el público cantó a todo pulmón el magistral y épico coro del tema.

FINAL INOLVIDABLE

Posteriormente vino un interludio a cargo de Felix “el conejo” Bohnke, en la batería, un solo muy bien logrado donde además de una gran técnica en el instrumento, mostró garra y brutalidad. Y si Felix estaba deleitando, qué mejor que proseguir con una canción dedicada a él. Sí, Save Us Now es un entretenido tema donde EDGUY le canta al “highspeed alien drum bunny”, otro gran momento, que siguió con el tema que cerró la primera parte del concierto. En How Many Miles, ocurrió otro de los lindos momentos del show. Cuando Tobias se disponía a cantar, el público prácticamente lo silenció coreando la primera estrofa del tema, lo que emociono aún más a un Tobias que estaba maravillado con esa pasión que, según muchos de quienes han pasado por acá, se da sólo en este lado del planeta. Emocionante es saber que los artistas saben que Chile es un lugar donde es placentero tocar ya que la entrega del público es increíble. No había más de mil personas, pero gritaban como un Estadio Nacional repleto….

dirk_exxel_concierto2 dirk_sammet_exxel_concert

Había pasado por arte de magia más de una hora cuando EDGUY hizo su entrada. Es cierto, el tiempo pasó volando en un concierto que no daba respiro. La espera fue corta y EDGUY nos tenía preparada una pequeña sorpresa, “éste es un tema que no es de EDGUY” nos dijo Tobias y todos ya sospechábamos qué se nos tenía bajo la manga. Avantasia de su magistral “The Metal Opera”, disco del año en Powermetal.cl, hizo que el público lisa y llanamente delirara, cantó el tema completo, sin pausas. Pero si EDGUY nos tenía esa sorpresa, lo que hizo el público chileno fue aún mayor. Empezó a gritar frenéticamente “FairyTale!!!”, ante la sorpresa de un Tobias que estaba absolutamente entregado al público. Está claro que accedió a la petición “es un tema que no tocamos en esta gira” dijo, lo que es absolutamente real, Fairytale no estaba presupuestada en el playlist original, pero sin embargo y a pesar de los problemas que había presentado Jens en su guitarra, sonó espectacular. Una salida de libreto que no todos los días se da, lo recuerdo en Labyrinth con “Lady Lost in Time” y nada más. Eso es lo que provoca el público. Increíble.

Pero había más para el cierre. Una ya exhausta banda nos deleitó con Out of Control (faltó Hansi, pero hubiera sido demasiado), y cerró un show memorable, único.

Qué más se puede decir, si todo lo que sucedió fue puro sentimiento, de parte de una banda que ya no es una promesa, es una absoluta realidad, con un sonido notable, un público magistral y una agrupación que se preocupa de todos los detalles, un gran telón, un gran sonido, hasta coreografías. Si sumamos a eso la calidad musical de Jens, Eggi, Dirk y Felix, más el talento, carisma, entrega y calidad de un notable Tobias Sammet, no queda más que señalar que los que soportaron el calor de esa noche de Febrero, se fueron agradecidos de lo que ese día presenciaron. Un momento hermoso y memorable. Como lo dije al comienzo, mágico!

De parte de todo el metal team, esperamos que esta segunda jornada organizada ahora con Under, haya sido un momento tan memorable como lo fue para nosotros!

Edguy

Mucho se ha discutido acerca de quién es el padre del Power Metal germano… Muchos nombres se barajan entre los grandes…Kai Hansen, M. Weikath, aportes de Running Wild, Rage, etc etc …..y ya hay grandes sucesores que han tomado la batuta del “Power”, como el gran Hansi Kürsch de Blind Guardian.

Pero hay alguien, un joven músico metalero alemán, al cual el apelativo de «maestro» empieza a quedarle cada vez más pequeño, y es al señor Tobias Sammet. Dueño de una particular mente y una creatividad sin par, Sammet es una especie de Rey Midas del Power Metal de finales de los ’90, siendo capaz de crear complejas e interesantes composiciones, además de excelentes letras, tanto en Avantasia, su proyecto «solista» de Metal Opera como en Edguy, la banda que ha liderado por más de 8 años.

EL NACIMIENTO

EdguyUn adolescente Tobias Sammet (13 años), lleno de ideas, conoce en el colegio a su amigo Jens Ludwig, quien se transformaría a la larga en su mayor colaborador, intentando plasmar en ensayos sus gustos musicales, que en ese tiempo no consistían en otra cosa que Iron Maiden o Helloween. Posteriormente, a este par de incipientes músicos se agrega Dirk Sauer, del mismo colegio, quien se incorporaría a este proyecto como guitarrista. Y si bien sufrieron para conseguir un baterista, al final lo encontraron en Dominik Storch. Como puede apreciarse, el joven Sammet cantaba, tocaba el bajo y además tocaba teclados, lo cual es una notable demostración de su versatilidad. Ya no deseaba ser periodista, sino un vocalista de heavy metal.

Ya funcionando como una banda propiamente tal, Edguy (nombre inventado por ellos en una ociosa tarde juvenil) grabaría un par de demos, Evil Minded y Children Of Steel en 1994, y al año siguiente lanzan su primer trabajo más «en serio», que se llamaría Savage Poetry, que llamaría la atención de la compañía disquera AFM Records, con la cual sellan un vínculo contractual que a la postre les traería buenos dividendos. En 1997, con una mejor producción, lanzan Kingdom Of Madness, el verdadero primer LP de Edguy, que si bien constituye lo más débil de la discografía de estos jóvenes germanos, demuestra una interesante comunión como banda, y excelentes temas, como «Wings Of A Dream» y la larguísima «The Kingdom».

LA GRAN REVELACIÓN

Poco después del lanzamiento de Kingdom of Madness, Dominik Storch deja la banda, siendo reemplazado posteriormente por Felix Bohnke, quien había tocado en un par de bandas no muy serias, y que nada había escuchado de esta joven revelación. Así, con Bohnke como baterista oficial de la banda (a pesar de que en realidad la batería es tocada por Frank Lindenthal), en 1998 lanzan Vain Glory Opera, espectacular disco con el cual se hicieron mucho más conocidos a nivel mundial, incluyendo por supuesto a Sudamérica, que cuenta con la participación de consagrados personajes como Timo Tolkki de Stratovarius y Hansi Kürsch de Blind Guardian. En este disco, Edguy muestra un sonido impecable, limpio, bombástico, energético y absolutamente refrescante, con composiciones sencillamente espectaculares como lo son «Vain Glory Opera», «Until We Rise Again» y «Fairytale», entre otras.

Edguy

Pero si hay un trabajo que ha hecho grande a Edguy en la historia moderna del Power Metal, es su maravilloso Theater Of Salvation, de 1999. Con la llegada a la banda de Tobias «Eggi» Exxel, el nuevo bajista, Tobias Sammet se concentra aun más en la composición, lo cual se nota a lo largo del disco. Dotado de composiciones un tanto más complejas, pero sin perder esa fantástica frescura compositiva tan característica de Edguy, Theater Of Salvation es un trabajo que supera con creces las altas expectativas generadas en esta joven banda, que en ese momento deja absolutamente de ser una promesa, para convertirse en una notable realidad. Con fantásticos coros (con una implícita influencia de Queen), riffs pegajosos y canciones con estructuras clásicas remozadas, Theater Of Salvation es una fiel muestra del Power Metal de los ’90 en estado puro. Temas como «Wake Up The King», la increíble «The Unbeliever» y la majestuosa «Theater Of Salvation» son sólo muestras del fascinante e inagotable caudal creativo de Tobias Sammet.

EL RECICLAJE Y LA ÓPERA DEL METAL

Después del impresionante éxito a nivel mundial de Theater Of Salvation, Edguy entra en un proceso de «descanso compositivo activo», pues intentan complacer uno de los más fervientes deseos de Tobias Sammet, re-lanzar su primer trabajo. Es así como en el año 2000 Edguy lanza The Savage Poetry,  en el cual se nota la madurez compositiva que siempre ha tenido Edguy, principalmente en temas como «Sacred Hell», «Eyes Of The Tyrant» y «Frozen Candle».

EdguyPero aquél año Sammet además planeaba otra cosa. Al grabar Vain Glory Opera, Tobias se vio sorprendido sobremanera al ver a Hansi Kürsch, al apreciar su forma tan particular de cantar y componer, por lo que se sintió incentivado a crear un proyecto solista. Y un buen día se sentó a escribir una historia, protagonizada por un novicio Domínico en la localidad de Mainz, en Alemania, llamado Gabriel Laymann, quien descubre que su hermanastra, Anna, ha sido encerrada en una torre por estar poseída. Buscando una explicación, encuentra un libro prohibido, donde encuentra ciertos secretos … en resumen, en esta historia se mezclan conceptos fantásticos y verídicos, así como ideas profundamente religiosas y filosóficas.

Así nació lo que a la postre se convertiría en el “DISCO DEL AÑO” para los visitantes de www.powermetal.cl , Tobias Sammet’s Avantasia – The Metal Opera, que a comienzos del reciente año 2001 vino a consagrar para siempre al notable Tobias Sammet, quien fue magistralmente secundado por personajes de la talla de Henjo Richter y Kai Hansen (Gamma Ray), André Matos (Shaman), Oliver Hartmann (At Vance), Timo Tolkki (Stratovarius), Markus Grosskopf (Helloween), Alex Holzwarth (Rhapsody), David De Feis (Virgin Steele) y el ex Helloween, Michael Kiske, entre otros.

LA MAGIA DEL PRESENTE

Luego de una no tan larga espera, Edguy ha lanzado hace muy poco su quinto trabajo en estudio. Llamado Mandrake, citando al mítico mago así llamado, este nuevo trabajo está dotado de una notable producción y distribución (superando en ventas incluso a muchos artistas pop), y de una gran calidad compositiva. Si bien no alcanza la majestuosidad de Theater Of Salvation, Mandrake es un excelente trabajo, cuyos puntos más altos son la emocionante, «Tears Of A Mandrake», la muy power «Save Us Now» y la callejera «Nailed To The Wheel», entre otros.

Lamentablemente, días antes del lanzamiento de su nuevo trabajo, fueron hurtados desde las mismísimas bodegas de AFM Records cientos de copias auténticas de Mandrake, lo cual facilitó el que las canciones estuviesen antes del lanzamiento en internet. Pero afortunadamente para la banda, la venta de copias originales del disco ha ido viento en popa, para lo cual la banda hizo una especie de tour promocional por Europa, con el fin de firmar autógrafos y promocionar la comercialización legal del disco.

Y, como ya lo sabemos, una de las formas clásicas de demostrar que una banda europea es consagrada, es visitar Sudamérica. En efecto, hace algunas semanas ya se rumoreaba acerca de la presencia de Edguy en nuestro subcontinente, pero sólo se habían confirmado 4 fechas en Brasil, descartándose Argentina por la caótica situación económica y social en la cual se encuentra inmerso nuestro país vecino. Pero hace sólo algunos días se ha confirmado la visita de Edguy a nuestro país, el día Viernes 8 de Febrero. Es de esperar que los powermetaleros de corazón asistamos a este evento que promete mostrarnos la notable calidad en vivo de estos jóvenes maestros germanos, que mantienen y mantendrán muy alta la bandera del Power Metal alemán por mucho, mucho tiempo … nos vemos en el Providencia!!!

Edguy

Quiénes son Edguy?:

Tobias Sammet (vocalista)
Felix Bohnke (Batería)
Dirk Sauer (Guitarra)
Jens Ludwig (Guitarra)
Tobias Exxel (Bajo)

Edguy

tobias_titulo

Cristian : Ok Tobias….antes que todo, felicitaciones! De acuerdo a la encuesta de PowerMetal.cl para elegir al mejor álbum Power Metal del 2001, nuestros visitantes le dieron el primer lugar a ….»Avantasia»!!! Haz tus comentarios al respecto!

Tobias:
Tus visitantes de la pagina tienen muy buen gusto…jajaja! Honestamente, es un honor para mi y todos los que estamos involucrados en Avantasia, y que transpiraron sudor y lagrimas conmigo. Quisiera agradecerles a todas y todos! Muchas gracias!

Cristian: Bueno, antes de preguntarte por Edguy, hablemos un poco más de “Avantasia»….porqué decidiste hacer un proyecto solista? Porqué elegiste el nombre “Avantasia”? Sentiste la voz y características de los personajes en tu mente antes de componer?

Tobias: En realidad es difícil decir cómo fue exactamente, ya que no tenía un plan concreto, sino un conjunto de ideas que traté de trabajar. Proyecto solista? Bueno, era un sueño que deseaba realizar, el de llevar a cabo un concepto así con tantos buenos músicos, con los cuales nunca antes había tocado. Ya que no fue posible hacerlo con Edguy, me sirvió como un crisol de nuevas experiencias. Fue un sueño que se convirtió en realidad, y no lo pensé dos veces, si es que podía salir mal o algo así, ya que de otra manera podría haber existido el riesgo de cambiar de idea.
“Avantasia” es una palabra creada por mí, que combina dos palabras en una: Avalon – el «otro mundo» en la saga del rey Arturo – y fantasía, que describe el mundo espiritual no materialista en la historia, y encontré interesante combinar estos dos nombres.
Con respecto a cada músico y vocalista, ya tenía elaborada una pre-idea acerca de qué parte cantaría cada uno, aunque no tenía algo definitivo, sólo las ideas básicas. Algunos se fueron y no concluyeron el proyecto, mientras otros resultaron fantásticos, realmente mucho mejor de lo que esperaba! Nada estaba planeado en un 100%. Simplemente ocurrió!

Cristian: Edguy es clasificado generalmente como estilo «Power Metal», ¿estás de acuerdo? Además, ¿cuál es tu opinión sobre este estilo? Y qué piensas de los detractores de él que dicen “es sólo happy metal”?

Tobias: Estoy de acuerdo en que somos Power Metal. Llámalo metal clásico, happy, rock, heavy, melodico, speed. Sólo es un nombre, y me da lo mismo qué nombre le pongan algunos. Nuestra música no cambia porque alguien le cambie el nombre. Pero si alguien me pregunta qué tipo de musica tocamos, simplemente le digo que escuche el álbum, o bien le diré que es heavy metal clásico con vibras positivas, poder y mucha melodía… Y si alguien lo llama “happy metal”…bueno….algunas veces lo es, podría tener razón entonces….muchas veces estamos y somos felices, con ganas de divertirnos y pasarlo bien, y creo que no tiene sentido fingir lo contrario. Si alguien tiene algún problema con eso, es SU problema. Es raro que en este tipo de música haya gente que crea que eso es un pecado, y que no tenga la capacidad ni la apertura mental de reirse de sí mismos, o bien de alguna otra cosa. Si estamos tocando para 30,000 personas y alguien dice un chiste o tira una talla, lo dejo y nos reímos todos y lo pasamos mejor! Y no hay nada mejor que reírte en frente de esas 30 mil personas, aunque el peor chiste es cuando la talla es muy mala, y nadie se rie de lo malo que fue, pero para nosotros es igual divertido, y creo que los fans de Edguy se están acostumbrando de a poco a ello…

Cristian: Qué opinas sobre la “explosión” de tantas nuevas bandas en Europa? Especialmente dentro del power metal? Te gustan las bandas italianas como Rhapsody, Vision Divine, Thy Majestie, etc?

Tobias: ¿Explotan? Qué pena! Me gustan varias bandas italianas, aparte de las que mencionaste, pero aún si no me gustaran, no desearía que explotaran jajaja. Creo que ni el peor músico del mundo se merece estallar! Creo que el último músico que estalló fue el baterista de Spinal Tap, verdad? …jajaja.
Hace poco tiempo atrás me daba gusto ver tantas bandas nuevas haciendo este tipo de música, pero ahora se está empezando a saturar. Ya son tantas, que no soy capaz de seguirlas a todas y estar al día, pero igual creo que siempre es bueno….al final sólo las buenas bandas van a sobrevivir, eso es lo mejor de todo.

Cristian: Cuáles son tus influencias Tobias? Nómbranos bandas de metal, músicos clásicos y por supuesto tu vocalista favorito!

Tobias: Bandas de Metal: AC/DC, Deep Purple, Kiss, Dio, Helloween, Iron Maiden, Magnum. Compositores clásicos: R. Wagner, J.S. Bach, Beethoven y toda la musica pesada de ese estilo….Vocalistas: Ronnie James Dio, Carl Albert (Vicious Rumors, R.I.P.), Bruce Dickinson, Michael Kiske, Bob Catley.

Cristian: ¿Tratas de dar un mensaje religioso en tus composiciones Tobias? Quizás un mensaje “pagano» como Virgin Steele…o un «mensaje cristiano”? ¿Te gusta estudiar estos temas?

Tobias: Me gusta estudiar ese tipo de temas, pero en realidad no quiero enseñarle nada a nadie. Además, no adhiero a ninguna creencia en un 100%. Mi filosofía de vida tiene algunos elementos cristianos, trato de practicar y apoyar el amor y el pensamiento positivo, quisiera expandir la esperanza y todo eso. Pero por supuesto soy un ser humano y es mucho más complejo que eso hablar acerca de mis creencias. Tengo un poco de todo, y me gustan mucho los temas místicos, espirituales, e incluso ocultistas. Estoy interesado en tantas cosas que en dos oportunidades estuve a punto de «quemarme las manos». Una especie de niño curioso, como el que aparece en el tema bonus de Mandrake: “The devil and the savant” pero no soy un satanista. Estoy mucho más cerca de ser cristiano, pero no comparto muchas de las ideas ni posturas de la iglesia católica.
Pagano? Bueno, me gusta mucho la naturaleza, y acepto que el ser humano tenga muchas necesidades y urgencias como el resto de los animales, pero creo que también tenemos mucho de espiritual… bastante complejo el tema!

Cristian: Por favor has un breve resumen de cada álbum de Edguy y cuéntanos qué tan importante es para Uds. el último trabajo: “Mandrake”.

Tobias:
Savage Poetry 1995: El primer long play grabado, buenas ideas pero no bien ejecutado…

Kingdom Of Madness 1997: El primer álbum oficialmente realizado. Buenas ideas, bien ejecutado, sonido extraño y vendió muy poco jajaja

Vain Glory Opera 1998: En mi opinión, grandes canciones!, fue el “ticket” para lanzar nuestra carrera tan lejos. Se vendió bastante bien y fue el primero con el cual salimos en tour…aún lo amo! Gran trabajo!

Theater Of Salvation 1999: Un álbum más complejo, compuesto en muy poco tiempo..quizá por eso no me gusta mucho cómo suenan las canciones…a veces lo encuentro algo sobreproducido, no tan espontáneo como el “Vain Glory Opera”. Teloneamos a Hammerfall, Gamma Ray y Angra con este trabajo… 3 tours en frente de miles de fans. El álbum tuvo un gran trabajo de coros.

Savage Poetry 2000 (re-recorded): No fue estimado en lo que se merecía. Un gran trabajo de sonido. Un poco diferente del estilo clásico melódico de Edguy, pero un producto de alta calidad. Estoy bastante conforme con el trabajo vocal en él.

Mandrake: El álbum de nuestra carrera, por lejos. Ganamos muchos nuevos fans y al parecer el tour seguirá su resto de tiempo. Tocaremos en lugares que nunca lo habíamos hecho antes y eso es realmente grandioso!

Cristian: Bueno Tobias, una pregunta natural…cuéntanos sobre alguna sorpresa para el próximo show en Santiago…han pensado en tocar temas de Avantasia?

Tobias: Ya lo veremos! Te puedo decir que daremos un 120% de nosotros! Yo estoy realmente ansioso de saber si la audiencia de Sudamérica es tan increíble como me la describió mi amigo Tolkki. Ya lo sabremos! Estamos realmente ansiosos. Ya nos veremos todos y tendremos un gran show que no olvidaremos!

Cristian: Bueno, me despido Tobias, muchas gracias y nos vemos en Santiago…por favor mándale un saludo a todos los fans de Edguy que los verán en Chile!

Tobias: Muchas gracias a todos, estoy muy ansioso por tocar en Chile para nuestros fans! Realmente quiero hablar con todos ustedes, porque si no nos hubieran apoyado tanto no habríamos podido ir. Nunca he estado en Chile en toda mi vida y ya no puedo esperar más para estar allá…..y es posible gracias a USTEDES! GRACIAAAAAS!!!!!