Entradas

DREAM THEATER, siguiendo con la promoción de su recientemente lanzado último disco “Distance Over Time” bajo el sello InsideOut Music, acaba de lanzar un video animado para la canción “Paralyzed” el cual pueden ver aquí mismo. Recuerden que nosotros analizamos este trabajo aquí.

El tracklist y el artwork:

01. Untethered Angel
02. Paralyzed
03. Fall Into The Light
04. Barstool Warrior
05. Room 137
06. S2N
07. At Wit’s End
08. Out Of Reach
09. Pale Blue Dot
10. Viper King (Bonus track)

Cuando uno habla y/o escucha algo acerca de Dream Theater, es imposible no imaginarse estructuras musicales complejas, cambio de compases abruptos, sincronías de escalas, tiempos rápidos, lentos, armonías, arpeggios, entre muchas otras cosas. Es por eso que al momento en que Dream Theater anuncia un nuevo disco se genera una gran expectación, ya que nos acordamos de lo anteriormente señalado y con qué otra cosa nos sorprenderán.

Distance Over Time” es el nombre del decimocuarto largaduración de los norteamericanos, que verá la luz a través de InsideOut Music y que cuenta con la misma formación con la que cuentan desde “A Dramatic Turn of Events” (2011): James LaBrie en la voz, John Petrucci en guitarras y coros, John Myung en el bajo, Jordan Rudess en teclados y Mike Mangini en la batería.

Después de la gira “Images, Words & Beyond” en conmemoración de los veinticinco años del lanzamiento del mítico álbum “Images & Words”, encontraron algo de tiempo e inspiración para trabajar en un nuevo disco de estudio que reflejara en parte lo hecho en el pasado y una proyección para tiempos futuros, marcando cierta distancia de ese monumental trabajo de extraduración como es “The Astonishing“. Primero por su extensión, pues a estas alturas encontrar un disco de Dream Theater con menos de una hora de duración -como es el caso- resulta llamativo, por decir lo menos. Y además es un disco más “sencillo”, por supuesto dentro de la sencillez que una banda como Dream Theater puede llegar a tener, de hecho ningún tema dura más de diez minutos, otra rareza. En este sentido, tal como señaló John Petrucci en una entrevista reciente, “este no es un disco conceptual. Ha sido escrito grupalmente en el estudio, y todas las canciones tienen su punto individual. Hay mucho de banda tocando conjuntamente, y nada más. Hemos trabajado a la vieja usanza, sin extras, colaboraciones especiales. El resultado es un disco más personalista y directo”.

La placa abre con Untethered Angel, el primer single de este trabajo, que comienza con un arpeggio con ciertas similitudes a lo que hallamos en A Change of Seasons, donde expresa una atmósfera de tranquilidad marcado en el fondo por un string del teclado que después se rompe con riffs rápidos y sincronizados, hasta la parte del canto que va en crescendo hasta el coro, alcanzando su peak con la frase “open your heart, be set free”, donde posteriormente demuestran todo el potencial del tema con un ensamble en perfecta sincronía que lo dejan expresado en el interludio antes de los solos, que nuevamente son una complicidad entre emisor y receptor como lo han hecho desde siempre Petrucci y Rudess, cerrando así un tema con un coro y un riff que se prolonga hasta el final.

En Paralyzed, que también conocimos hace algunas semanas, encontramos algo más bien monótono. Marca mayoritariamente una línea en donde LaBrie con su voz va describiendo un sentimiento de frustración, presión, ira, que al final quiere romper tal como lo señala el tema, que arrastra un riff distorsionado que se va acabando progresivamente.

El tercer -y último- single del disco es el tercer tema del mismo. Fall Into the Light es una canción agresiva y poderosa que reúne distintos matices. El inicio es totalmente demoledor con unos riffs potentes evocados en toda su plenitud del thrash, hasta la entrada de la voz que comienza como si te contara una historia, llegando a la sección de los solos de guitarra, introducidos por un arpeggio y después desatando un solo que tiene ciertas reminiscencias a Master of Puppets, que pone la piel de gallina. Posteriormente la canción comienza a desenlazarse para llegar a un final enérgico que termina con una escala y un riff que marca su final.

Barstool Warrior en un tema bastante discreto y dinámico, que tiene pasajes similares a The Bigger Picture de “Dream Theater” (2013), que remarca un ensamble bien de Rock progresivo al inicio de la canción y que disminuye bien entrado al tema con una guitarra que va modelando una melodía sincopada durante partes del canto, hasta terminar con un riff que va diluyéndose lentamente. Como anécdota, a Petrucci le contaron en una entrevista acerca de un rumor que nació luego de que se conocieron los nombres de los temas, consistente en que bromeaban con que el propio Petrucci habría contado, en las duchas de un gimnasio, que Barstool Warrior tenía una gran influencia de Manowar, causando las obvias risas del guitarrista.

Por otra parte, Room 137, tema compuesto por Mike Mangini, comienza con riffs bastante pesados en el cual se incorpora una voz con agresividad que se mantiene a lo largo del tema sin mayores cambios. Quizás sea el punto menos fuerte del álbum, en donde la monotonía destaca en el canto. Según Petrucci, Mangini se apoyó en literatura muy diversa para escribir este tema, intentando reflejar “la incertidumbre y la locura que produce ese número“.

Sin embargo, la sensación agridulce anterior queda en el pasado cuando comienza S2N, con el gran John Myung tocando el bajo con algo de tintes de funk acompañados posteriormente del resto de la banda que le da una dinámica bastante atractiva, con un relator que aparece hasta que LaBrie canta llegando a un coro de tan solo dos frases, pero musicalmente te describe el tema en su totalidad con una guitarra por detrás marcando un acorde distorsionado, dándole toda la identidad al tema junto a su interludio instrumental, que continua con la canción hasta llegar al final, que recuerda a ciertos pasajes de The Dark Eternal Night de “Systematic Chaos” (2007).

At Wit’s End tiene un inicio bastante similar a The Test That Stumped Them All de “Six Degrees Of Inner Turbulence” (2002), quizá algo más lento, que se va desarrollando a medida entra al canto. Este es un sumamente elaborado, en el que quizá recorren todo lo que caracteriza a la banda: ritmos rápidos, cambios de compases, ritmos lentos, arpeggios, etc., decorado por un final muy armonioso, tranquilo y a la vez triste, que en el fondo es de lo que habla la canción, de una experiencia traumática y terrible como es una violación, recordándonos la letra de Anna Lee de “Falling Into Infinity“. Como curiosidad, Hans Zimmer, compositor de música de películas, admirado por Petrucci, también tiene una At Wit’s End, en Piratas del Caribe III.

Ya acercándonos al final, Out Of Reaches el tema más reposado del disco, con un piano y un arpeggio que marcan una bella sinfonía al inicio de la canción que luego se abre con un Mangini ejecutando su batería, poniendo la potencia y el sentimiento del ensamble que se va desencadenando. El amor y el temor es lo que marca el tema en esencia.

Y este nuevo trabajo de Dream Theater acaba con Pale Blue Dot, que abre con una atmósfera un tanto misteriosa, que se ve abruptamente interrumpida con una batería que da el inicio a sus compañeros antes de entrar a la acción, con riffs llenos de staccatos que posteriormente da paso a la complejidad que caracteriza a la banda en sus temas, como se deja ver en el interludio musical de la canción, con algunas reminiscencias a The Dance of Eternity de “Metropolis 2: Scenes From a Memory” (1998), que le dan un aura de virtuosismo a un tema que marca un final más que correcto para este trabajo.

Sin embargo, Dream Theater nos regala un bonus trackViper King, que es una canción muy alegre, quizás hasta divertida, con pasajes un tanto llevados al blues, como lo deja expresado el solo de guitarra y teclado a la mitad del tema. Se puede decir que es un tema breve y preciso, más rockero y con menos pretensiones que lo normal para una banda como esta. Un buen corte y una buena decisión dejarla como bonus track.

Distance Over Time” es un álbum que recorre toda la experiencia de la banda a lo largo de los años, en donde hace un recorrido musical por buena parte de su extensa discografía, y particularmente con sonidos remozados de cosas que hemos escuchado en discos como “Images & Words”, “Six Degrees of Inner Turbulence”, “Systematic Chaos” y sobre todo de “Train Of Thought”, entre otros, dejando de manifiesto todo el potencial que la banda sigue teniendo para entregar, sin dejar de lado sus raíces que lo caracterizan: virtuosismo, armonías, atrevimiento, musicalización, entre otras. Que el disco se haga tan corto tiene cosas malas y buenas: las malas es que da cierta sensación de que pudieron haber compuesto un par de temas de esos extensos y notables que caracterizan a esta banda, pero por otra parte, el disco se hace disfrutable y deja con ganas de seguir escuchando. No entra a lo más destacado del enorme catálogo de esta tremenda banda, pero los mantiene con una vida creativa saludable.

Review: Samuel Lorca

 

“Paralyzed” es el nuevo adelanto de “Distance Over Time”, el nuevo trabajo de DREAM THEATER, que  sale al Mercado este 22 de Febrero via InsideOut Music. El nuevo single fue presentado en un video animado obra de Wayne Joyner el cual pueden ver aquí mismo.

“La canción es una reflexión introspectiva sobre el impacto negativo que el ser obstinado puede tener en relaciones importantes” explica el guitarrista John Petrucci.

El tracklist de “Distance Over Time” es el descrito a continuación:

01. Untethered Angel
02. Paralyzed
03. Fall Into The Light
04. Barstool Warrior
05. Room 137
06. S2N
07. At Wit’s End
08. Out Of Reach
09. Pale Blue Dot
10. Viper King (Bonus track)

 

El nuevo álbum de DREAM THEATER llamado “Distance Over Time” se publicará el 22 de Febrero del presente año vía InsideOutMusic/Sony Music. Los norteamericanos han compartido este viernes la canción titulada “Fall Into The Light”:

El tracklist de “Distance Over Time” es el descrito a continuación:

01. Untethered Angel
02. Paralyzed
03. Fall Into The Light
04. Barstool Warrior
05. Room 137
06. S2N
07. At Wit’s End
08. Out Of Reach
09. Pale Blue Dot
10. Viper King (Bonus track)

En Abril Jordan Rudess lanzará un nuevo trabajo de estudio como solista via Mascot Label Group. En una entrevista reciente para 8dio, el tecladista de DREAM THEATER reveló algunos detalles de este trabajo:

“Suena a rock progresivo y estoy muy entusiasmado con eso. Hay muchos invitados geniales tocando. No he hecho nada como esto en mucho tiempo. El último álbum que hice parecido fue ‘The Road Home’, que era una colección de versiones de mis canciones favoritas de rock progresivo. Antes de eso, hice ‘Rhythm Of Time’, que también era muy progresivo. En ese sentido, este disco vendría a ser  un poco como una continuación. Considero que es un gran trabajo. Entre otras cosas, hay una canción de 33 minutos, así que es realmente progresivo. También hice alguna voces en el álbum e incluso hay una pista de blues progresiva, con un invitado muy especial que revelaré pronto”

James LaBrie de DREAM THEATER participó con su voz en algunas canciones del disco debut de LAST UNION llamado “Twelve”. Una de esas es “A Place In Heaven” la que se puede escuchar en el lyric video aquí mismo.

“Twelve” será lanzado ROAR! Rock Of Angels Records este Viernes 21 de Diciembre y fue mezclado y masterizado por Jens Bogren. El artwork corrió por parte de Thomas Ewerhard, quien antes trabajó con AVANTASIA y RAGE entre otros.

El 22 de Febrero DREAM THEATER lanzará su 14avo disco de estudio “Distance Over Time” via InsideOut Music y que fue mezclado por Ben Grosse y masterizado por Tom Baker. El día de hoy los norteamericanos lanzaron “Untethered Angel”, primer adelanto de este trabajo, el que se puede escuchar a continuación:

El artwork, obra de Hugh Syme, y el tracklist a continuación:

01. Untethered Angel (6:14)
02. Paralyzed (4:17)
03. Fall Into The Light (7:04)
04. Barstool Warrior (6:43)
05. Room 137 (4:23)
06. S2N (6:21)
07. At Wit’s End (9:20)
08. Out Of Reach (4:04)
09. Pale Blue Dot (8:25)
10. Viper King (4:00) (Bonus)

En una entrevista revelada hoy por Rolling Stone, el guitarrista de DREAM THEATER John Petrucci reveló que en la gira de presentación de su próximo trabajo “Distance Over Time” la banda aprovechará de celebrar los 20 años de “Metropolis Pt II: Scenes From A Memory” tocando el disco en vivo en su totalidad:

“La gira será tipo ‘An Evening With’ y parte de la noche tocaremos algunos de los nuevos discos junto con algunas canciones antiguas en nuestro catálogo y luego también tocaremos ‘Scenes From A Memory’ en su totalidad. Así que va a ser muy divertido. Y ese fue un disco realmente importante para nosotros, hablando de narraciones y todo eso, porque fue nuestro primer disco conceptual”

 

DREAM THEATER, una de las bandas más importantes del Metal Progresivo en el mundo, ha titulado a su próximo trabajo de estudio “Distance Over Time”, el cual saldrá en Febrero de próximo año. Pueden escuchar un pequeño adelanto y conocer la portada a continuación:

El tecladista de DREAM THEATER, JORDAN RUDESS, llega a Chile para presentar su espectáculo “From Bach Mover: El Viaje de un Músico”, programado para el martes 4 de diciembre en el Teatro Nescafé de las Artes.

JORDAN RUDESS es todo un virtuoso que a lo largo de su trayectoria ha vinculado sus conocimientos de música clásica con su pasión por el Rock Progresivo, generando el estilo personal por el que es reconocido en el mundo. En poco más de dos horas,RUDESS traza un recorrido por toda su vida musical enriquecido por sus constantes comentarios e interesantes anécdotas.

RUDESS ha viajado desde las profundidades de la tradición a los límites exteriores en constante expansión de la posibilidad musical, invitando a los oyentes a lo largo del viaje. Los resultados son, como era de esperar, consistentemente más allá de clase mundial”, reseñó The Musical Melting Pot. “Llamar a JORDAN RUDESS una leyenda es quedarse corto”, fueron las palabras de Keyboard Magazine

Las entradas para este concierto se venden por Ticketek.cl, tiendas Hites, The Knife, Kmuzzik, Centro Ticketek. Sin cargo en boletería del Teatro y Comunidad de las Artes (Providencia 1266, Lun-Vie 10:00 a 19:00). 15% Dcto Online vía stgofusion.cl – Válido hasta el 15 de octubre o hasta agotar stock.

Los valores son:

Primeras Filas: $38.000
Platea Baja Preferencia: $34.000
Platea Baja Central: $32.000
Platea Baja Lateral: $28.000
Platea Alta Central: $24.000
Platea Alta Lateral: $22.000

DREAM THEATER reveló que oficialmente se iniciaron las grabaciones de su próximo trabajo de estudio. La idea de los norteamericanos es que el disco vea la luz durante el próximo año.

“Es pesado, es agresivo” comentó James LaBrie mientras que el guitarrista John Petrucci agregó: “Hasta ahora la música es pesada, es progresiva, es melódica, es demoledora y también épica. Tiene todos esos elementos, los cinco pilares de DREAM THEATER

Mañana 14 de Abril el legendario guitarrista Marty Friedman, quien fuera parte de MEGADETH y CACOPHONY, realizará un show en Centro Cultural Roberto Cantoral en Ciudad de México. El show, además, contará con la participación de LECHUGA, el proyecto personal del guitarrista chileno Benjamín Lechuga, que abrirá el evento.

Este show de LECHUGA se enmarca en la promoción de su último disco “The Search: Part 3 The Hypothesis”, el que incluye temas con Ron “Bumblefoot” Thal (ex-GUNS N’ ROSES), Derek
Sherinian (ex-DREAM THEATER) y Simon Grove (PLINI/THE HELIX NEBULA)

SONS OF APOLLO, banda formada por los ex-DREAM THEATER Mike Portnoy y Derek Sherinian, el bajista Billy Sheehan (MR BIG, THE WINERY DOGS), el guitarrista Ron “Bumblefoot” Thal (GUNS N’ ROSES) y el vocalista Jeff Scott Soto (JOURNEY, TALISMAN, WET) ha lanzado un nuevo EP digital, llamado “Alive /Tengo Vida”. El EP incluye una versión en español del single “Alive” así como interpretaciones acústicas y ediciones de radio de la canción en inglés y español.

El tracklist de “Alive / Tengo Vida” es el siguiente:
01. Alive
02. Alive (radio edit)
03. Alive (acoustic version)
04. Tengo Vida
05. Tengo Vida (radio edit)
06. Tengo Vida (acoustic version)

Puedes escuchar “Tengo Vida” a continuación:

No olvidar que SONS OF APOLLO se estará presentando el próximo 8 de Abril en el Teatro Teletón. Las entradas tienen un valor de 32.000 y pueden ser adquiridas vía Ticketek, en Kmuzzik y en boleterías del Teatro (estos últimos 2 lugares no tienen cargo por servicio).

En conversación con The Metal Voice de Canadá, el tecladista Jordan Rudess reveló que ya hay planes con DREAM THEATER para volver al estudio. Ante la pregunta sobre los planes futuros de la banda de Metal Progresivo, Rudess respondió:

“Hemos estado en gira durante casi dos años y ahora vamos a tomar un descanso para luego ir al estudio alrededor de Mayo para hacer un nuevo álbum”

John Petrucci, guitarrista de DREAM THEATER, fue entrevistado recientemente por SiriusXM donde se le consultó acerca del nuevo disco de la banda progresiva ,a lo que respondió:

“La gira del  ‘G3’ me ocupará gran parte del próximo año por lo que, créanlo o no, recién podremos avanzar después de eso. Tendremos un lanzamiento para el año siguiente (2019), pero ya sabemos la dirección de lo que queremos hacer.

Estamos muy emocionados. Creo que volver a conectar con la música de la época que estamos tocando actualmente (tour “Images, Words & Beyond” donde revisitan el clásico disco ‘Images & Words’) y sentir donde teníamos la cabeza a principios de los 90s creo que, por falta de una palabra mejor, nos reconectó con el estilo musical de ese período de DREAM THEATER“, comentó el guitarrista.

Sigue la promoción del debut de SONS OF APOLLO, la nueva “superbanda” que incluye a los ex-DREAM THEATER Mike Portnoy y Derek Sherinian junto Ron “Bumblefoot” Thal (ex-GUNS N’ ROSES), Billy Sheehan (THE WINERY DOGSMR. BIGDAVID LEE ROTH) y Jeff Scott Soto (ex-JOURNEYYNGWIE MALMSTEEN’S RISING FORCE).

El disco titulado “Psychotic Symphony” se lanzó el día de ayer y aquí les dejamos el videoclip para “Lost In Oblivion”:

El tracklist y el artwork:

01. God Of The Sun
02. Coming Home
03. Signs Of The Time
04. Labyrinth
05. Alive
06. Lost In Oblivion
07. Figaro/S Whore
08. Divine Addiction
09. Opus Maximus

No podemos empezar este review de otra forma. Como fanático acérrimo de Dream Theater, muchas veces se intenta aparentar que todo está bien cuando en realidad no es así. Cuesta admitir que desde que Mike Portnoy abandonó sus funciones, la banda perdió gran parte del espíritu, la espontaneidad y el carisma que el músico traía consigo. Sí, bateristas virtuosos hay por miles y muchos perfectamente pueden llenar los zapatos musicalmente hablando, pero frente al desplante en escena, la conexión con el público y sobre todo el gran aporte a nivel de clásicos compuestos a lo largo de su carrera, no hay otro que se acerque a lo hecho por Mr. Portnoy. Es por esto que para cualquier seguidor de su trabajo, resultaba casi imperdonable perderse una cita de estas características. El músico prometía pagar una deuda histórica al interpretar la deslumbrante Twelve-Step Suite en su totalidad -además de otros cortes de su otrora agrupación-, acompañado por los grandes de Haken y Eric Gillette.

Siendo las 21:03 hrs., parte de las luces ambientales comienzan a apagarse mientras de fondo escuchamos la mítica Prelude de ese clásico del cine llamado “Psycho” del maestro Alfred Hitchcock. De esta forma, entendiendo que en cosa de segundos la banda estaría sobre el escenario, el recibimiento que tuvo el speech inicial de Scene One: Regression estuvo a la altura de las circunstancias. No les miento al decir que nadie, absolutamente nadie se quedó sin al menos pronunciar alguna de las líneas del hipnoterapeuta, que dicho sea de paso, en este punto de la historia sin tapujo alguno podemos afirmar que es la obertura perfecta para unos de los mejores álbumes jamás publicados dentro del Metal Progresivo. ¡Qué ganas de escuchar el “Metropolis Part. 2” en su totalidad! Pero bueno, a medida que sonaba esta pequeña intro, toda la sección de cuerdas junto con el tecladista Diego Tejeida fueron tomando posición lentamente sobre el plató.

¿Recuerdan la reacción que se generó cuando comenzaron a sonar las primeras notas de Overture 1928? Quiero decir, la transición entre la cuenta regresiva de Regression y el primer track de la noche fue sencillamente notable. Para qué mencionar el recibimiento que tuvo el maestro de ceremonias. Aplaudido a rabiar, y más aún cuando la banda dejó caer toda su potencia en los primeros compases. En base a esto, si bien gran parte de la cancha se dedicó a saltar y a corear cada una de las melodías de la pieza instrumental, todo fan de Dream Theater es bastante crítico y exigente en todos los aspectos posibles. Vale decir, la gran prueba de fuego era qué tan bien sonaría la banda y qué tan bien iban a ser ejecutados cada uno de los solos y armonías. Así, entrando de lleno en la canción, para sorpresa de muchos y especialmente para los más escépticos, la agrupación sonó como un verdadero cañón de principio a fin. Es cierto que casi todas las miradas iban dirigidas a Mike Portnoy -quien cada cierto rato tocaba la batería de pie-, pero no podemos dejar de mencionar la gran compenetración y seguridad que demostraron los músicos en cada uno de los pasajes.

Y siguiendo con el orden natural de las cosas, la siguiente no podía ser otra que ese temón llamado Strange Déjà Vu. Por cierto, el vocalista Ross Jennings se encargó de interpretar y de teatralizar gran parte de los versos, mostrándose totalmente enérgico en su performance desde el primer minuto. En tanto, ¡cómo sonaba la base rítmica! Gran, gran labor de Conner Green en el bajo, quién a pesar de su posición más secundaria sobre el escenario, de igual forma se las arregló para sobresalir en los momentos indicados. Nosotros en tanto ya nos encontrábamos absolutamente entregados a lo que estábamos presenciando. No vamos a descubrir ahora el calibre y la importancia de los dos temas  mencionados, por lo que solo quedaba cantar como si no hubiera mañana el “I just can’t help myself/ I’m feeling like I’m going out of my head/ Uncanny, strange déjà vu/ But I don’t mind, I hope to find the truth” que contó con el apoyo vocal de Portnoy como es costumbre. ¡Excelente comienzo!

La verdad es que la inclusión de The Mirror dentro del setlist fue todo un acierto principalmente por dos motivos. En primer lugar, dentro del contexto de la Twelve-Step Suite, con el paso de los años se ha ganado con total justicia el hecho de ser considerada el prólogo de toda la historia. Segundo, desde luego que estamos hablando de una de las mejores piezas rescatadas de Awake (1994) y a su vez quizás una de las composiciones más subvaloradas dentro de la carrera de los americanos. Es así como el sonido más “crudo” y al hueso del álbum mencionado fue recreado a la perfección. En este aspecto tener tres guitarristas ayuda bastante a llevar la canción y esto se vio reflejado en la potencia y en la fuerza que se logró transmitir a la audiencia. No podemos pasar por alto la participación de Eric Gillette, quién literalmente “las hace todas”. Decimos esto porque además de tocar prácticamente todos los solos de guitarra, también fue el encargado de cantar la parte media alcanzando un gran nivel. Solo se necesita recordar el “How in the hell could you possibly forgive me?/ After all the hell I put you through” y entenderán a lo que me refiero. Finalmente, ¡con qué soltura fueron formando poco a poco el outro! Desde luego que la postal para el recuerdo es el desplante de Diego Tejeida junto a su keytar a lo largo del escenario durante los últimos instantes y la clase de Conner para acompañar cada solo. Queda solamente volver a hacer hincapié en la correcta decisión de haberla interpretado.

Y lo anterior no fue otra cosa más que la señal inequívoca de que lo siguiente sería la suite tocada de principio a fin. Eso sí, primero Mike abandonó su batería un instante para dirigir unas pequeñas palabras a los 1.300 asistentes que se encontraban al interior del recinto. Principalmente dio las gracias a Haken y a cada uno de los presentes por estar acompañándolo durante todos sus años de carrera. De esta forma, él mismo dio la orden para que comenzara a sonar The Glass Prison. Acá nos queremos detener un instante. Los más fanáticos de Dream -y particularmente de la obra de Portnoy– tuvimos que esperar toda una vida para escuchar el opening track de Six Degrees of Inner Turbulence (2002). Desde luego que resulta un tanto extraño al analizarlo con mayor profundidad puesto que existe un sabor amargo frente al hecho de que nunca pudimos apreciarla con la formación original. Pero ante esto hay que ser sinceros y admitir que la performance de los siete músicos en escena rozó la perfección. Un aplauso para Charles Griffiths que en esta oportunidad se llevó todas las miradas a medida que tocaba cada uno de los riffs. O cómo no dejar de mencionar el desempeño de Gillette durante los múltiples solos de guitarra. Lo cierto es que momentos para enmarcar hay por centenares, pero muy personalmente lo mejor de poder escucharla en directo es poder apreciar como cada uno de los versos han calado hondo dentro de la fanaticada. Decimos esto porque el “Run fast from the wreckage of the past/ A shattered glass prison wall behing me” o el “Help me, I can´t break out this prison all alone…” fueron cantados a rabiar por todo el recinto. Y eso no es todo, ya que la otra parte que generó gran expectación por supuesto que fueron los solos de teclado y de la sección de cuerdas. Es notable como el público se divide en cierta forma durante la parte instrumental. Algunos se dedican a mirar detenidamente -casi como poniendo a prueba a los músicos-, mientras que el resto simplemente se deja llevar por el momento.

Personalmente, este era el momento más esperado de la noche. Advierto que me tomaré todas las licencias necesarias. ¡Qué temazo es This Dying Soul por la cresta! Fácilmente tiene que estar dentro del top 3 de las mejores composiciones de la historia de Dream. Y pareciera que no soy el único que piensa de esta forma, puesto que fue recibida con una euforia y una energía digna aplaudir. Qué manera de susurrar el “Hello mirror/ So glad to see you my friend/ It’s been a while“. Qué manera de cantar el “I want to heal your conscience/ Making a change to fix this dying soul/ This dying soul“. Y por último, qué manera de gritar -literalmente- el “Help me, save me, heal me/ I can’t break out of this prison all alone“. Al igual que con The Glass Prison, toda una eternidad esperando que poder realizar esta catarsis colectiva en pleno concierto. Obviamente que las partes instrumentales fueron seguidas muy de cerca por cada uno de nosotros, siendo los últimos solos los que se llevaron los mayores aplausos. Richard Henshall, Charles Griffiths y Eric Gillette se turnaron en una pose digna de Iron Maiden para tocar el outro y poner el broche de oro a esta pieza. Lo demás queda para el análisis y para el recuerdo personal de cada uno. Lo diré una y otra vez de ser necesario, ¡qué temazo es This Dying Soul por la cresta!

The Root of All Evil es una de esas canciones que en vivo y en directo funcionan a la perfección al desatar una potencia increíble en relación a la versión en estudio. Ya con la intro toda la cancha estaba saltando y alucinando con el riff principal.  Lo particular es que Eric Gillette se hizo cargo de las voces cumpliendo una doble función. Y sí, su desempeño fue más que notable. Ojo que es un detalle no menor, puesto que al ser la canción más “oreja” de las cinco que componen la suite, el desafío es aún mayor al tener que interpretar las partes más pegajosas y reconocibles de este clásico. De esta manera, cuando cantó el “Take all of me, the desires, that keep burning deep inside/ Cast them all away/ And help to give me strenght/ To face another day” o el “I can feel mi body breaking/ I can feel my body breaking/ I’m ready to let it all go” logró transmitir una energía y un sentimiento que fue devuelto de la misma forma por cada uno de nosotros.

De lleno en la segunda mitad de la suite, Repentance logró contrastar una noche que hasta el momento solo había sido de euforia. Vale decir, al pasar del caos y de los cánticos de su predecesora, a la calma y sutileza de la extraída de “Systematic Chaos” (2007), uno comienza a entender de mejor forma cada una de las doce etapas. Lo plausible es que este cambio de emociones solo es apreciable en vivo y en directo. Dicho sea de paso, al ser una de etapas más personales y de mayor retro inspección, era casi una obligación que VIII: Regret fuera cantada por Mike Portnoy. Y así no más fue. ¡Pedazos de versos que se mandó! Por lejos uno de los clímax de la noche. Pero eso no es todo, puesto que durante IX: Restitution aparecieron cada uno de los colaboradores y los amigos dando su testimonio en la pantalla tras la batería. ¿Los más aplaudidos? Chris Jericho (“You just made the list!“), Mikael Åkerfeldt y Steven Wilson.

Por último, The Shattered Fortress logró renovar los ánimos frente a la emotividad del track anterior. Como ya lo vaticinábamos en los días previos al show, el clímax total llegó con el solo de larga duración y con el juramento posterior de XII: Responsible. Todos, absolutamente todos cantamos el “I am responsible when anyone, anywhere reaches out for help/ I want my hand to be there“. De igual forma la base rítmica logró llevar la canción con un desplante más que envidiable. Se sabe de antemano todos los quiebres que provocan un headbanging generalizado entre cada una de las secciones que posee. Es por esto que resultaba más que contagioso ver como Portnoy se paraba de su asiento cada vez que la canción lo ameritaba, incitando a su vez los típicos “eh! eh! eh!“. Siendo las 22:24 hrs., se produce el primer y único encore de la jornada. Como análisis particular de la Twelve-Step Suite, ¿en serio ya había terminado?, ¿cómo? ¡Si recién habíamos empezado! El tiempo pasó volando y no es ninguna coincidencia, ya que al escucharla completa con la pasión y la adrenalina del momento la verdad es que pareciera que la hora de duración se hace prácticamente nada. Deuda saldada y aún quedaban algunas sorpresas.

Apenas pasó un minuto y rápidamente Charles Griffiths comenzó a tocar las primeras notas de Home. Pronto se le unió el talentoso Diego Tejeida y en cosa de segundos lograron recrear la atmósfera y la ambientación tan propia de esta composición. La verdad es que comenzar a detallar lo bien que sonó resulta totalmente redundante a estas alturas. Eso sí, no podemos dejar de mencionar el feeling que tuvo Ross para cantar cada uno de los coros del tema, viéndose reflejado su éxtasis en una especie de baile que se despachó en una par de ocasiones. A todo esto, ¡pedazo de letra! Espero no ser el único que gritó casi de manera desesperada el “The city, it calls to me!/ Decadent scenes from my memory/ Sorrow, eternity/ My demons are coming to drown me“.  Y acercándonos ya al final, llegaría el turno de la denominada “Mother of all pieces“. La incombustible The Dance of Eternity puso a prueba nuestros sentidos durante cada uno de los cambios de tiempo que posee. Sí, es cierto que ha sido interpretada en nuestro país con anterioridad, pero ante un clásico de estas proporciones solo queda disfrutar al máximo su versatilidad. Además, no nos veamos la suerte entre gitanos, todos queríamos ver el desempeño de la banda en un tema de esta complejidad. Y ojo, desde luego que fue llevada de gran forma, pero desde nuestra posición en la cancha existió un pequeño consenso general afirmando que había sonado algo “sucia”. Concretamente, el hecho de tener tres guitarras sonando al unísono provocó una cierta distorsión y la sensación de que se interrumpían unas a otras durante la parte media-final. Aún así, como mencionamos unas líneas atrás, supieron sacar la tarea adelante alcanzando un nivel superlativo.

Por último, seré sincero al afirmar que Finally Free por lejos es mi canción favorita de Dream Theater. Solo eso basta para decir que muy personalmente fue mi momento favorito de toda la velada. ¡Cuántas emociones en un solo track! Lo cierto es que podría estar un buen rato tratando de explicar y enumerar todo lo que puede llegar a producir durante los doce minutos de duración y de seguro dejaría algo en el tintero. Es difícil de explicar y no deja de sorprenderme como a estas alturas aún logra ponerme la piel de gallina cada vez que la escucho. Solo queda agradecer a Ross Jennings por todo el sentimiento que implantó en cada una de las estrofas y más aún en el estribillo. Qué manera de emocionarse con el “This feeling inside me/ Finally found my life/ I’m finally free” madre mía. Y hay algo más, porque aparte una musicalización perfecta, varios a mi alrededor parecían sentir lo mismo al escuchar atentamente la última canción de la noche.  De esta forma -y tras una pequeña referencia a Ytse Jam a modo de outro-, siendo las 22:56 hrs. la banda comienza a despedirse entre cánticos y aplausos cada vez más estridentes.

A modo de conclusión, hay un par de cosas que es justo mencionarlas y hacer un pequeño comentario al respecto. En primer lugar, ¡qué grande Mike Portnoy por la cresta! Prácticamente lo único que se escuchaba al abandonar el recinto era lo bueno que estuvo el concierto y lo bien que sonó la agrupación. Se notó la dedicación y el respeto con el que fue interpretado el setlist, siendo lo más rigurosos posibles respecto a sus versiones originales. Sobre lo mismo, el nivel de músicos que se trajo consigo sencillamente hizo que éstos se robaran la película ganándose al público desde el primer momento. No es fácil salir de gira por el mundo tocando material que no te pertenece y salir jugando de esa forma. Da gusto saber que todos los asistentes lo entendimos de esa forma y que todos nos encargamos de aplaudir y de vitorearlos cada vez que era posible. Luego, obviamente están las consideraciones como fan declarado de Dream. No deja de llamar la atención que se necesiten tres guitarristas (¡tres!) para cumplir la función de John Petrucci. En cierta forma él mantiene su status de superclase y sigue siendo uno de los mayores referentes en las seis cuerdas. Por último -y espero no desatar una polémica de proporciones épicas-, por momentos nos encontramos con una banda sonando tanto o  mejor que los neoyorkinos. Tranquilos, Dream Theater por algo es Dream Theater, pero no podemos obviar el hecho de que la jornada fue prácticamente perfecta. Los que estuvieron ahí saben de lo que hablo. ¡Pedazo de concierto señoras y señores!

Setlist Mike Portnoy’s The Shattered Fortress:

01. Regression (Intro)
02. Overture 1928
03. Strange Déjà Vu
04. The Mirror
05. The Glass Prison
06. This Dying Soul
07. The Root of All Evil
08. Repentance
09. The Shattered Fortress
Encore:
10. Home
11. The Dance of Eternity
12. Finally Free

GALERÍA

 

 

MIKE PORTNOY llegará a Chile este 19 de octubre para repasar por última vez el catálogo de DREAM THEATER junto a su banda conformada por músicos de HAKEN y THE NEAL MORSE BAND.

Junto a otros clásicos de su ex banda, el centro de atención de este concierto está basado en la interpretación de la “Twelve-step Suite” por completo, una especie de deuda que quedó con DREAM THEATER, ya que nunca pudo interpretarla en vivo mientras estuvo con ellos. La pieza musical relata el proceso de Portnoy para salir del alcohol: “Mi último trago fue el día de mi cumpleaños número 33, el 20 de abril del 2000. A la mañana siguiente, de inmediato empecé a asistir a las sesiones de 12 pasos para dejar el alcohol, y a partir de ahí, tuve la completa determinación de seguir un nuevo estilo de vida, trabajar en esos 12 pasos, seguir el programa que se convirtió en una gran parte de mi diario vivir”, comentó el baterista.

Entonces, ¿cuáles son las principales razones para no perderse el show de este jueves?

1. La suite de principio a fin

La primera razón – y por qué no decirlo, quizás la principal- para afirmar que el espectáculo de Mike Portnoy y compañía es un imperdible con todas sus letras, desde luego que es el hecho de poder apreciar la “Twelve-step Suite” en su totalidad en vivo y en directo por primera vez en la historia. Es así como para ningún fanático o conocedor del Metal Progresivo resulta un misterio saber y admitir que nos enfrentamos a una obra maestra que se gestó durante 15 años (si incluimos a The Mirror como el “preludio” a la suite en sí, por supuesto), con 6 álbumes involucrados en todo el proceso. Entonces, los seguidores más nostálgicos y longevos, recordarán esa espera de años que se producía entre la publicación de cada LP para por fin poder escuchar el relato de los pasos faltantes.

Centrándonos en el show, un hecho no menor es que más de la mitad de las canciones que conforman la suite nunca han sido interpretadas en nuestro país. ¿Cómo desperdiciar la oportunidad de escuchar The Glass Prison o This Dying Soul?. Cualquier fan de DREAM THEATER sabe de la importancia de cada uno de estos temas dentro del catálogo de los americanos, razón por la cual hablamos de una chance única que no se puede pasar por alto.

2. Clímax tras clímax

En base al punto anterior, ¡cuántas estrofas y secciones instrumentales hay para enmarcar! Basta recordar los versos de III: Revelation en The Glass Prison, cada uno de solos de This Dying Soul, el “Procastination paralyzing me/ wanting me dead/ These obsessions that keep hauting me/ won’t leave my head!” de The Root of All Evil, la calma y sutileza de Repentance o bien el outro épico con el juramento final de XII: Responsible en The Shattered Fortress. Y ojo, solo por nombrar algunos de los momentos más destacables. Cada seguidor tiene los suyos y así podríamos generar un debate de proporciones. Además, es sabido que las referencias musicales y líricas entre cada canción son prácticamente innumerables y superlativas. ¡Una hora de éxtasis colectivo!

3. Siete años de espera

No es de extrañarse que dentro de la escena del Heavy Metal mundial Mike Portnoy es una figura que genera algunos anticuerpos entre los fanáticos. Si bien su calidad tras la batería jamás se ha puesto en duda, es cierto que existe una crítica más bien estandarizada respecto a la gran cantidad de proyectos en los que ha participado con el pasar de los años. La verdad es que poco y nada le suman a su carrera las colaboraciones con AVENGED SEVENFOLD o STONE SOUR. Por otra parte, no deja de ser verdad que los supergrupos ADRENALINE MOB y más aún THE WINERY DOGS, han mostrado la mejor faceta del músico desde su salida de DREAM THEATER. Ahora bien, indiscutiblemente la fama que lo precede está fuertemente ligada a su otrora banda, por lo que en este punto ha de destacarse que por primera vez en siete años el baterista interpretará material que lo hizo tan popular y por sobre todo, nos presentará su obra más íntima e importante que jamás haya compuesto.

4. Temática transversal

Como mencionamos anteriormente, nos enfrentamos a una temática bastante íntima dentro de la vida del músico, pero que a la vez resulta más que común para cualquier sociedad de hoy en día. Vale decir, la “Twelve-step Suite” toma aún más fuerza si es analizada con mayor detención dentro de un contexto social en que los vicios están a la orden del día. Si bien a nivel musical roza la perfección, no olvidemos que en el fondo estamos escuchando una experiencia traumática y muy personal que a nadie puede dejar indiferente. Para nuestra suerte, esta crisis se convirtió en el deleite auditivo que nos convoca.

Así, no queda más que dejar la invitación para el próximo jueves en el Teatro La Cúpula.

Los valores son:

Cancha: $50.000
Platea: 40.000

Las entradas se venden por sistema Ticketek, Centro Ticketek (Antonio Bellet 230) y sin recargo en Tiendas The Knife y Rockmusic (Eurocentro).

 

MIKE PORTNOY tocará junto con su proyecto SHATTERED FORTRESS el próximo 19 de octubre en el Teatro La Cúpula, con una banda conformada por músicos de HAKEN y THE NEAL MORSE BAND, donde interpretará completa la “Twelve Step Suite” de DREAM THEATER, además de otros clásicos del grupo.

El baterista declaró en una reciente entrevista que esta será su última gira interpretando canciones de su ex banda, lo que hace que sea un concierto imperdible para los fanáticos del Metal Progresivo.

Las entradas se venden por sistema Ticketek, tiendas Falabella y Centro Ticketek (Antonio Bellet 230). La venta sin recargo se realiza en Tiendas The Knife y Rockmusic (Eurocentro).

Los valores son:

Cancha: $50.000
Platea: 40.000

 

El nuevo trabajo de LECHUGA “The Search 3” se lanza la próxima semana y como parte de la promoción el guitarrista chileno liberó el video de “Insomnia” que cuenta con la participación especial del ex-tecladista de DREAM THEATER Derek Sherinian (actualmente en SONS OF APOLLO) el cual pueden ver a continuación: