Entradas

El tecladista Nicolás Quinteros, conocido por su trabajo en DELTA así como por ser músico de sesión para artistas tanto nacionales como ELECTRODOMÉSTICOS y SAIKO, así como internacionales como Uli Jon Roth Vinnie Moore, lanzó un single como solista bajo el nombre TÚNEL ETERNA. El tema se llama «Sin Mirar» y puede escucharse a continuación:

DELTA finalmente ha lanzado el single con que debuta su nueva vocalista Paula Loza: «Hate Recipe». El single fue mezclado por Javier Bassino y masterizado por Jens Bogren y es un adelanto del nuevo trabajo de la banda chilena.

Pueden escucharlo a continuación:

El 7 de abril tendremos de vuelta al gran MARTY FRIEDMAN para encabezar la edición 2018 del Guitarfest, a realizarse en el Club Amanda. La producción informó que el encargado de abrir el show será LECHUGA, proyecto solista del guitarrista de DELTA, quien comparte en bajo con su compañero de banda Marcos Sánchez y en batería con Felipe Cortés.

En esta edición Nº11 del Guitarfest, FRIEDMAN vendrá a nuestro país con su banda desde Japón, en una gira que además pasará por Argentina, México, Colombia y Brasil, promocionando el álbum «Wall of Sound».

Las entradas están a la venta por sistema Puntoticket con un valor de $18.000 y los tickets con Meet & Greet ya se encuentran agotados.

RESILIENCE hoy inicia su gira por Argentina. Los chilenos dejarán caer toda su potencia con presentaciones el 1 y 2 de Marzo en Buenos Aires más un streaming en vivo en conjunto con HeadbBangers Latinoamérica desde Buenos Aires el Sábado 3 de Marzo.

Esta gira contará con un invitado especial, se trata de Felipe Del Valle, vocalista de HUSAR y ex-DELTA, que con toda su experiencia y fuerza llevará las melodías de RESILIENCE hasta el otro lado de la cordillera.

El detalle de los shows es el siguiente:
Bar En Vivo, Palermo – 1 de Marzo.
Emergent Metal Fest, CABA – 2 de Marzo
Live! Streaming Headbangers Latinoamérica- 3 de Marzo

DELTA acaba de lanzar su nuevo single «Fake Freedom» que cuenta con Simone Weber en voces. Recordemos que Weber llegó temporalmente para tomar el puesto de cantante tras la salida de Caroline Nickels.

Pueden escuchar el single a continuación:

La vocalista Simone Weber, quien acompañó recientemente a DELTA en vivo, agotó las entradas para el show que dará el próximo 15 de Enero y en el que interpretará versiones rock / metal de clásicos de la animación japonesa. En el evento estará acompañada por el guitarrista Benjamín Lechuga y el tecladista Nicolás Quinteros, ambos de DELTA, junto con Diego Valenzuela en guitarra eléctrica y acústica y Diego Contreras en bajo.

«Lo que espero es que las personas puedan conocer, entender y apreciar nuestra propuesta a su cabalidad. Una propuesta tanto en arreglos como puesta en escena. Queremos llevar la música de anime más allá y darle la importancia que merece, porque sus canciones han marcado a muchas generaciones. Me encantaría que este concierto nos abriera las puertas para llegar internacionalmente a más personas. Y por qué no, lograr hacer la música de algún animé, sería un sueño” comentó Simone.

El show se realizará este Lunes en la Sala de Conciertos de la Universidad UNIACC a las 19 horas.

Días movidos para DELTA en los últimos días, ya que tras el gran anuncio de su gira por Latinoamérica con RAGE en febrero, se suma la noticia que dio a conocer Caroline Nickels a través de Facebook:

«Hoy por hoy no seguiré en DELTA por problemas personales, se les tiene un inmenso e inmedible cariño a todos, no hay mala onda ni menos peleas. Son unas personas increíbles cada uno».

Por su parte DELTA dejó el siguiente comunicado:

«Queridos Deltoides. Queremos comunicarles que por motivos muy personales de Caroline Nickels, no podremos seguir trabajando juntos. Ha sido un año intenso de trabajo junto a ella, del que nos despedimos con la frente en alto. Le deseamos lo mejor en sus desafíos personales dándole toda la buena energía y dejando las puertas abiertas para que cuente con nosotros cada vez que nos necesite. Los shows de «Black & Cold» fechados para los días 5 (Valparaiso junto a ELIAS) y 6 de Enero (Santiago) siguen en pié, en donde contaremos con la colaboración del experimentado y gran amigo Paulo Domic. Estamos seguros de que va a sonar increíble!

Por otro lado, nosotros vamos seguir el camino de tener voz femenina, por lo que queremos que en nuestra gira junto a RAGE, la gente que nos escuchará, nos conozca con esa propuesta, por lo que hemos decidido contar con la voz y carisma de nuestra gran amiga Simone Weber para que se haga cargo de cantar nuestras canciones. Algunos de ustedes la conocerán por su creciente trabajo junto a Nicolás Quinteros. Aun no hemos decidido si esta será la formación final de la banda con la cual enfrentemos los desafíos de este año que se avecina, pero iremos viendo como se van dando las cosas antes de tomar una decisión más profunda.

Desde ya agradecemos su apoyo y comprensión para la banda y también para Caroline a quien echaremos mucho de menos y que nuevamente, le deseamos lo mejor.  Ahora vamos con todo para empezar el 2018. Se vienen muchas novedades además de la gira que pronto estaremos dando a conocer»

 

Este próximo 18 de Noviembre los nacionales DELTA quieren celebrar a lo grande los 10 años de su disco «Black And Cold» en la Sala SCD de Plaza Vespucio, a partir de las 20 horas. Las entradas ya están en preventa A $5.000 a través del Dticket.cl o contactando a la banda a través de sus redes sociales. Ojo, que el día del evento el precio será de $7.000.

Y como la ocasión lo amerita, DELTA se asoció con Bastet Tattoo Studio para sortear un tatuaje de un valor aproximado de $100.000. Para participar solo deben seguir las siguientes indicaciones:

  • Contactar directamente a DELTA para comprar tus entradas. (Facebook o al mail banda@deltachile.cl)
  • Compra 4 entradas o más A TU NOMBRE
  • Entradas compradas a través de sistema DTicket.cl NO participan debido a que la banda no puede llevar registro de eso.

El premio:

  • No puede ser transferible
  • Tiene que ser previa agenda.
  • No es reembolsable en dinero.
  • Debe cobrarse durante este año.
  • No es acumulable a promociones ya existentes en el estudio.

Una especie de catarsis tuvieron los integrantes de Delta el sábado 10 en la SCD de Vespucio, una especie de sahumerio de malos tiempos para adentrarse en una nueva etapa, una que los músicos logran transmitir esa sensación de que esto durará un buen rato. Es que, tras muchos pasos en falso desde la salida de Felipe del Valle, ahora apuestan a trancos firmes con una frontwoman que -concluyamos de inmediato- vuelve a colocar a Delta a lo que era hasta el lanzamiento de “The End Of Philosophy”: una banda de corte internacional.

Por cierto que las expectativas estaban puestas gracias a Caroline Nickels, dama vozarrón escogida para este ciclo de Delta, quien con una revisión de War Inside Me, sobre todo, logró convencer fácilmente a muchos de asistir a este encuentro. El lugar, en consecuencia, se llenó no solamente de fanáticos y amigos, sino de una onda de bienvenida para la vocalista y de reencuentro para los músicos de Delta, quienes cada uno por su cuenta han avanzado mucho en sus carreras respectivas desde el 2014 hasta la fecha.

Sin embargo, ¿cómo se podía entender que sus músicos por separado estuviesen más activos que nunca y en sus mejores momentos como intérpretes y compositores, pero la misma agrupación estuviera en un declive tan importante? El hecho es que quizás esa pregunta jamás necesite respuesta, en vista a lo observado en este concierto de estreno: mucha energía, mucha cercanía, y una cantante a la altura de las exigencias artísticas de Delta. Esto, pese a los episodios de nerviosismo que Caroline enseñó entre las canciones cuando se dirigía torpemente a la audiencia, porque cuando cantaba lograba sin esfuerzos colocar eufóricos al público y a la banda, especialmente a Benjamín Lechuga, agradecido de esta nueva oportunidad que tiene Delta de volver a flotar.

El comienzo sin duda fue ambicioso, con la sofisticada The End Of Philosophy escogida para abrir el show, con la intro dando espacio para que cada músico saliera para saludar a los asistentes. Caroline ingresó al final, quien entre concentrada o nerviosa, solo miró al piso al momento de entrar, y su primer contacto recién fue apenas comenzó a interpretar. Seguramente había muchas ansias contenidas, por la importancia que revestía este momento para los músicos en escenario, y toda la energía que por mucho tiempo estaban esperando a desplegar.

Acto seguido, Crashbreaker y New Philosophy se escucharon con intensidad, canciones que están entre las favoritas de la fanaticada (denominada “familia Delta” por Nickels) y que serían excelentemente bien interpretadas por esta formación. Marcos Sánchez tocaba muy a gusto, como aliviado por ver que la banda ya completa era capaz de tocar en vivo, siempre con sonrisa de oreja a oreja cuando no cabeceaba los temas. Nicolás Quinteros siempre pulcro liderando desde los teclados y los sintes, Andrés Rojas cada día con más recursos en la batería, y Benjamín Lechuga mostrándose inusitadamente maduro a su edad. ¿Y la nueva integrante? Un torbellino, un vórtice de energía que, luego de su primer saludo al público, llevó a Delta a interpretar Doors Keep Spinning, ya mostrando mucha fuerza en los segundos más intensos, y mucho colorido en los más calmos. Con lo que mostraba ya Caroline, se presentaba como una versión de Pia Carpanetti (Witchblade), una cantante sumamente entrenada en lo interpretativo que, por sus raíces blues y rockeras llevadas al metal, es responsable de una mezcla que por supuesto llama muchísimo la atención.

Burning Soul de “Apollyon is Free” fue la primera gran sorpresa en cuanto a repertorio, una canción de fuertes raíces neoclásicas que mostraban las influencias más cercanas de unos jóvenes Nicolás Quinteros y Benjamín Lechuga. Es impresionante ver cuánto han crecido de este tiempo, y cómo de a poco han modelado un estilo propio que -es de esperar- siga evolucionando con un nuevo material.

Luego de Perfect Insanity, quizás llegaría el momento más especial del show hasta ese entonces: unas adaptaciones de piano y voz de las canciones God or Science y No More. Allí realmente brilló la versatilidad de Caroline, adaptando cada sentimiento a cada nota. Hay que decir que, lamentablemente, en las canciones más intensas, la voz de Caroline siempre se sintió muy por debajo de los instrumentos, por lo que solo se hacía notar con fuerza en los gritos que casi siempre dejaron alucinados a los presentes. En estas dos pistas de voz y piano, sin embargo, la vocalista logró mostrar toda su estampa.

Más tarde fue el turno de Alone, tema recién estrenado la semana pasada como single, y que a decir verdad maravilló en vivo. Es una elección poco peculiar para un video, una canción que no es directa, que no tiene ganchos simples, pero que en la medida que se empieza a conocer, comienza a presentar su verdadero valor. Está muy en la línea de lo que actualmente hacen los suecos de Evergrey, en términos de melodía y estructura, mostrando una vez más que Delta puede situarse en los estándares del progresivo internacional.

Tras de Black & Cold, Caroline pudo tomar un descanso durante la instrumental Let’s Reach The Sky, para continuar con una excelente interpretación de War Inside Me. Aquí hay que decir que Nickels hace sentir como si la pista siempre le hubiese pertenecido. Cuánta autoridad enseña esta mujer acá, permitiendo disfrutar el presente y garantizando un futuro para las pretensiones de Delta. Tras Regrets llegó el encore del repertorio con Desire Within, otra composición que no requiere de presentaciones, pero donde Caroline pasó del nerviosismo a un extremo relajo, lo que desdibujó el performance vocal de las canciones finales, incluyendo Darkened Skies y Who I Am. Allí, básicamente terminó saltando en los coros más que cantándolos. Estas son cosas que posiblemente no haya que preocupase del todo, ya que es solo cosa de unos dos o tres shows más para que Nickels encuentre un equilibro óptimo. Quizás, nunca habrá tenido un desafío tan grande como el de formar parte de Delta.

En definitiva, si bien fue un concierto que le servía más a la banda que a los fanáticos, terminó siendo una demostración que el grupo está de vuelta en su tranco, que no está dispuesto a perder más tiempo. Por seguro, el nombre de sus músicos en este mismo minuto es más grande que el de Delta mismo, pero ahora se presentan como unidad que está preparada para saldar su deuda con la banda y devolverla al lugar que dejó.

Como anexo: no quiero dejar pasar un incómodo exabrupto de Nicolás Quinteros, quien ofuscado con algún percance técnico empezó a decir frente al micrófono “déjalo así, déjalo así nomás”, y que después de recibir comentarios del público y respuestas no aclaratorias del equipo técnico, al parecer advirtió con terminar allí mismo el show, con tono y cara larga injustificables. Solo un par de veces había visto una reacción así de un músico: Bruce Dickinson el 2009 y Dave Hunt de Benediction el 2010, en el Rock & Guitarras. Por supuesto que aquello puso incómodo a varios, y hay que entender que lo perfecto es enemigo de lo bueno, que imponderables suceden y son cosas que pasan con la música en vivo, como dijera Caroline en un minuto con sus propios baches entre las canciones. Quizás, no nos habríamos dado cuenta de esos problemas de no ser la ofuscación de Quinteros.

Setlist:

01. The End Of Philosophy
02. Crashbreaker
03. New Philosophy
04. Doors Keep Spinning
05. Burning Soul
06. Perfect Insanity
07. God Or Science
08. No More
09. Alone
10. Black & Cold
11. Let’s Reach The Sky
12. War Inside Me
13. Regrets
14. Desire Within
15. Darkened Skies
16. Who I Am

GALERÍA

 

 

 

Este sábado será el estreno por partida doble de DELTA en la Sala SCD Vespucio. En la ocasión, debutará en vivo la frontwoman Caroline Nickels y además, presentarán el single «Alone», cuyo lyric video puedes ver a continuación:

Recuerda que el concierto de este sábado 10 de junio en la Sala SCD del Mall Plaza Vespucio comienza a las 20:00hrs y las entradas están a la venta a través de www.dticket.cl (con recargo) y en las boleterías de la sala. Sin recargo por el mail band@deltachile.com

Los valores son:

Preventa: $5.000
Día del evento: $7.000

 

 

Nadie puede negar que hoy por hoy, Russell Allen es uno de los vocalistas más reconocidos y talentosos de la escena metalera mundial. Basta con ver la cantidad de bandas de las cuales ha formado parte y proyectos en los que participa como invitado, para dimensionar el peso relativo de Allen en el universo del Heavy Metal. A sus bandas propias Symphony X y Adrenaline Mob se suman actos tales como Ayreon, Genius, Allen/Lande, Avantasia, Trans-Siberian Orchestra y entre otros… lo cual da una idea de lo ocupada que es la agenda de este tremendo artista, por lo cual tener contar con una visita de él en nuestro territorio, presentándose como solista, es un privilegio.

Poco más de un año ha pasado desde la última visita de Russell Allen a Chile, cuando nos visitó con Symphony X en la gira del muy buen disco “Underworld”, ocasión en la cual el setlist estuvo totalmente cargado al disco en cuestión, por cuanto los fanáticos de los registros más clásicos de la banda quedaron con gusto a poco. Dicho lo anterior, esta visita de solista sin duda trae esperanzas en cuanto a la posibilidad de poder presenciar temas de la autoría de Symphony X, considerando que es sin duda el acto más importante de su prolífica discografía, y que además sería acompañado por Benjamín Lechuga, Nicolás Quinteros y Marcos Sánchez de DELTA, y por Felipe Cortés (Claudio Cordero Trío) en batería, todos músicos tremendamente virtuosos e inherentemente ligados al Metal Progresivo.

Es poco lo que sabemos de antemano respecto a los shows de Russell Allen solista, y dado que esta visita no es parte de una gira, no sabíamos qué vendría tocando. Sabemos que está muy entusiasmado con Adrenaline Mob, su banda actual; sabemos que él posee un disco de solista, “Atomic Bomb”, editado hace más de diez años; también sabemos que normalmente este tipo de shows suelen incluir clásicos del Rock y el Metal; y por último, sabemos (o anhelamos) que algo nos tendría que regalar de Symphony X por ser esta su banda más importante… pero fuera de estas conjeturas, nada era realmente claro en cuanto a qué presenciaríamos esta vez, por lo cual la incertidumbre se hacía grande en la Sala SCD de Vespucio este frío domingo de Junio.

Cuando el reloj marcaba las 20:30 horas la producción anuncia que el show empezaría puntualmente, aun cuando el vuelo en el que venía Allen se atrasó alrededor de cuatro horas, con lo cual la agenda del Power Camp habría sido reducida, lamentablemente. Es así como sin mayor preámbulo, Benjamín, Marcos, Felipe y Sir Russell Allen se toman el íntimo escenario de la sala SCD Vespucio para empezar lo que sería una tremenda velada al ritmo de Stand up and Shout de Ronnie James Dio y High Wire de Badlands, ambas versiones extraídas del EP de Adrenaline Mob llamado “Covertá”. Es notable cómo desde el primer minuto el sonido es bastante bueno, con el riff inicial de Lechuga sonando macizo y prístino a la vez, más la técnicamente exquisita base rítmica que sostenían Marcos y Felipe, acompañando el vozarrón de Russell Allen, quienes formaron un conjunto extraordinario de principio a fin. Nadie podría haber sospechado que nunca habían tocado juntos… y es que el despliegue y talento de los chilenos está a la altura de cualquier banda en la que Allen haya tocado, sin exageraciones.

Siguiendo con los clásicos del Heavy Metal, Russell Allen nos habla de la figura de Ronnie James Dio, y lo agradecido que está de poder homenajearlo, que no es sorpresa para nadie entendiendo que él mismo ha citado al enano maldito como su mayor influencia… y vaya que forma de tributarlo con la enorme versión de Kill the King, clásico universal de Rainbow (quienes, recordemos, son hoy liderados por nuestro compatriota Ronnie Romero en la voz). La solemnidad del recinto rápidamente se fue diluyendo y el «Danger Danger the Queen’s about to kill» retumbó entre las cuatro paredes de la sala gracias a las gargantas de un público que llenó el recinto, quienes no pararon de acompañar la potentísima voz del Sir. Cabe destacar que a estas alturas el sonido era sencillamente perfecto. En términos de volumen y ecualización, no admitía demasiadas mejoras, realmente un lujo contar con un sonido tan definido y sólido a la vez.

Luego de estos tres covers, Russell nos cuenta que es momento de tocar material propio, centrando el discurso en Adrenaline Mob, banda donde puede expresarse, sentirse él mismo y componer sobre sus propias vivencias, profundizando también en la partida de A.J. Pero (ex-Twisted Sister, ex-Adrenaline Mob) y cómo su dramática muerte los golpeó y cambió el destino de la banda para siempre, a quien dedica Indifferent, extraída del disco debut de Adrenaline Mob “Omertá”. Canción tremendamente emotiva en donde Nicolás Quinteros aparece en escena, mientras que Russell Allen se emociona a la vez que transmite y encanta tanto por su talento vocal como por su desplante en escena. Siguiendo con el discurso anterior, Allen bromea haciendo un paralelo entre Symphony X y Adrenaline Mob, aclarando que él no luchaba en la antigua Grecia durante los tiempos de “The Odyssey”, mientras que las canciones del Mob sí corresponden a vivencias de él y sus compañeros,y es ahí donde radica la diferencia entre AM y SX. Así, el concierto sigue con Crystal Clear y precisamente sus vivencias personales inspiran el siguiente tema, All on the Line, tema extraído de “Men of Honor”, que relata los sentimientos de Allen acerca de su hija, diagnosticada con una condición especial, dándole un toque bastante íntimo y reflexivo a la velada. Qué monstruosa la interpretación de Allen, es increíble cuanto transmite, comunica y entrega el norteamericano en escenario… quien es brillantemente acompañado en la guitarra acústica de Benjamín y los arreglos armónicos del resto de la banda. Punto aparte es que en esta revisión no haré hincapié en el desplante, la calidad o el nivel de interpretación de cada uno de los integrantes de la banda porque está de más, cada uno de los intérpretes estuvo sublime en lo suyo, haciendo que el resultado conjunto fuera inmejorable, liderados por uno de los mejores cantantes de la actualidad sin duda. Personalmente, me cuesta pensar en otro vocalista que esté a la altura de Russell Allen considerando los años de carrera la etapa en que se encuentra el protagonista de la noche.

Vuelta a los covers, esta vez con un original de Queen en la versión de Adrenaline Mob, la excelente Tie Your Mother Down, tema que sirvió para salir de la reflexión y enfrascarse en la fiesta del rocanrol que nos propone la banda.

Y lo siguiente sería lo que muchos estaban esperando… era momento de hacer algo de sinfonía, era momento de hacer delirar al público con una elección de lo más selecto que se puede encontrar en el catálogo de Symphony X. La tripleta que nos regalaría la banda estuvo compuesta por nada más ni nada menos que Sea of Lies, Of Sins and Shadows y Paradise Lost… ¡pero qué tremendas interpretaciones por las barbas de Jebús! Un 10 perfecto para cada una de las ejecuciones y para el público que a esas alturas inundaba la sala con gritos de euforia, mezclando emoción, incredulidad y pasión desatada todo al mismo tiempo. Es que tener a Russell Allen a un metro de distancia cantando los clásicos inmortales que lo llevaron al olimpo del metal es algo impagable, es como tener a Symphony X en el patio de tu casa, porque la interpretación de los chilenos no tuvo nada que envidiarle a Romeo, Rullo, Pinella y LePond. Y el mismo Russell se encargaba de remarcarlo una y otra vez, en una muestra de honesta admiración… entre canciones no se cansaba de apuntar a nuestros músicos señalando lo talentosos que eran cada uno, con especial foco en Benjamín Lechuga, anunciándolo como un prodigio de las seis cuerdas… qué orgullo saber que estos músicos son nuestros compatriotas. Mis más sinceras felicitaciones para cada uno de ellos. No me imagino lo gratificante que debe ser compartir escenario con semejante artista y ser reconocido por él mismo… un sueño hecho realidad sin duda, al igual que para el público por el solo hecho de presenciar estos clásicos del Metal Progresivo universal.

De vuelta a los covers, era momento de presentar el tema con el cual se dio a conocer Adrenaline Mob en sus orígenes, con ese videoclip que versionaba el clásico de Black Sabbath en la voz del enano maldito. Era tiempo de The Mob Rules. Fiesta desatada y un Allen que no se cansaba de dar clases magistrales de cómo pararse en un escenario y transmitir a través del canto sentido y aguerrido. Luego vendría un pequeño encore que serviría para que el Sir degustase, de forma no muy elegante, un vino chileno que sería el combustible para las últimos dos temas de la noche: Fool for your Love de Whitesnake y Rock N’ Roll de Led Zeppelin, que cerrarían de forma cálida y distendida la fiesta del rock que nos trajo Sir Russell Allen y compañía.

Un honor y un privilegio, es todo lo que podemos decir respecto a la inolvidable velada de la que fuimos testigos la noche del domingo. Cuánta clase, cuánta elegancia, cuánta potencia, y sobre todo, cuánto sentimiento se derrochó sobre el escenario. Muchas gracias a Nicolás, Marcos, Benjamín, Felipe y a Sir Russell Allen, uno de los mejores (sino el mejor) vocalistas de la escena por entregarnos una velada tan íntima y cercana en suelo nacional.

Setlist de Russell Allen:

01. Stand Up and Shout (cover de DIO)
02. High Wired (cover de Badlands)
03. Kill the King (cover de Rainbow)
04. Indifferent (Adrenaline Mob)
05. Crystal Clear (Adrenaline Mob)
06. All in the Line (Adrenaline Mob)
07. Tie Your Mother Down (cover de Queen)
08. Sea of Lies (Symphony X)
09. Of Sins and Shadows (Symphony X)
10. Paradise Lost (Symphony X)
11. The Mob Rules (cover de Black Sabbath)
12. Fool For Your Love (cover de Whitesnake)
13. Rock N´Roll (cover de Led Zeppelin)

GALERÍA

La visita del cantante de SYMPHONY X y ADRENALINE MOB, Rusell Allen, se transformará en la más íntima que haya hecho en Chile. Esto, porque su show de este domingo 4 de mayo se movió a la Sala SCD, ubicada en el Mall Plaza Vespucio.

Las entradas anteriormente emitidas por sistema Puntoticket siguen siento válidas para el nuevo recinto. Los que aún no han adquirido su boleto, pueden hacerlo por sistema Dticket.cl a través de este link.

RUSELL ALLEN tocará a partir de las 20:30hrs. junto a los músicos de DELTA Benjamín Lechuga, Nicolás Quinteros y Marcos Sánchez, además del baterista Felipe Cortés.

Los precios son:

Preventa: $15.000
Día del show: $17.000
VIP con Meet & Greet: $40.000 (sólo 30 cupos, venta online por www.bigstore.cl)
*este ticket incluye credencial del evento + autógrafo y fotografía con Russell Allen

Además de este show íntimo, RUSSELL ALLEN liderará el primer Power Camp para vocalistas, que consiste en un día de entrenamiento donde enseñará su técnica vocal, métodos de ensayo, etc, a un grupo exclusivo de 40 alumnos.

Para inscripciones y más informaciones acerca de esta actividad, los interesados deben realizar sus consultas al e-mail contacto@oregonproducciones.cl

 

 

ELIAS, nombre del proyecto personal del tecladista Elias Martinez en conjunto a Benjamín Lechuga y Marcos Sanchez de DELTA y Javier Guzman de CROWN LEMON, acaba de lanzar el video musical para «Illusionatti», canción que es parte de su disco «Conexiones Del Pasado». El video fue dirigido por Carlos Toro y puede ser visto a continuación:

DELTA hace algunas semanas presentaron a su flamante frontwoman y vocalista Caroline Nickels, quien viene a reemplazar a Rodrigo Varela, que dejó la banda a finales del año pasado. Ahora, como aperitivo a su próxima presentación en vivo, los chilenos regrabaron «War Inside Me» con Nickels en las voces.

Puedes disfrutar del nuevo single de DELTA a través de este lyric video:

Además, la banda ha preparado un concierto para presentar en vivo a la nueva integrante de la familia «deltoide», cita que se dará pie en la SCD del Mall Plaza Vespucio el próximo 10 de Junio a las 20:00hrs. Las entradas están a la venta a través de www.dticket.cl (con recargo) y en las boleterías de la sala. Sin recargo por el mail band@deltachile.com

Los precios son:

Preventa: $5.000
Día del evento: $7.000

 

 

¡Al fin! DELTA reveló quien se encargará de la voz principal de la banda luego del paso de Rodrigo Valera reemplazando a Felipe del Valle.

Caroline Nickels, quien participó en el programa The Voice Chile, ha sido la elegida como frontwoman del grupo, quienes comentan en este video sus reacciones de la presentación, además de comentar cómo ven el futuro más cercano.

La nueva alineación de DELTA debutará en vivo el sábado 10 de junio en la Sala SCD del Mall Plaza Vespucio. ¡Pronto más detalles!

 

 

Dos exclusivos eventos tendrá al vocalista de SYMPHONY X y ADRENALINE MOB gracias a Oregon Producciones, quien traerá a Chile a RUSSELL ALLEN el domingo 4 de junio.

El cantante estará en Santiago para ofrecer un show en el Club Amanda (Los Cobres de Vitacura) junto a los músicos de DELTA Benjamín Lechuga, Nicolás Quinteros y Marcos Sánchez, además del baterista Felipe Cortés. El show comenzará a las 20:30hrs. y las entradas se venden por sistema Puntoticket, tiendas Ripley y Cinemark, además de la boletería del Club Amanda.

Los precios son:

Preventa: $15.000
Día del show: $17.000
VIP con Meet & Greet: $40.000 (sólo 30 cupos, venta online por www.bigstore.cl)
*este ticket incluye credencial del evento + autógrafo y fotografía con Russell Allen

Además de este show íntimo, RUSSELL ALLEN liderará el primer Power Camp para vocalistas, que consiste en un día de entrenamiento donde enseñará su técnica vocal, métodos de ensayo, etc, a un grupo exclusivo de 40 alumnos.

Para inscripciones y más informaciones acerca de esta actividad, los interesados deben realizar sus consultas al e-mail contacto@oregonproducciones.cl

 

Elías Martínez, ex-tecladista de RESILIENCE y ETHERNIA y actualmente en VELATTORE, lanzó su debut como solista titulado «Conexiones Del Pasado» bajo el nombre de ELIASEste ambicioso trabajo fue consta de 21 tracks que se pasean entre canciones instrumentales y diálogos de los personajes de esta obra. Para la grabación de este proyecto, Martínez contó con la participación de Benjamín Lechuga (guitarra) y Marcos Sánchez (bajo) ambos militantes de DELTA, además del percusionista Javier Guzmán. Fue grabado en Estudios Monosound (Santiago de Chile) y Estudios Merlet (Valparaíso) a su vez fue mezclado por el reconocido Javier Bassino. A nivel gráfico, el artwork de este trabajo fue realizado por Claudio Bergamin, mientras que el ilustrador José Huichamán ha sido el encargado de dar forma a los personajes de esta particular historia.

En palabras del músico, “Conexiones del pasado” consiste en “un trabajo donde busqué explotar todo mi potencial tanto como compositor y también como guionista, es el sueño de toda una vida y para ello decidí trabajar con los mejores exponentes del género en este país. La historia detrás de este trabajo instrumental, es protagonizada por Julian Accenzo, quién participa en una iniciativa de Evolución Humana donde es guiado por los doctores Alma Rose y Antonio Rizzo para liberarse del condicionamiento del subconsciente».

El disco se encuentra disponible en Spotify y con copias físicas disponibles enviando un mensaje interno a su página de Facebook.

Un teaser, el tracklist y el artwork de “Conexiones del Pasado”:

1. Intuición
2. El enlazador
3. La iniciativa evolutiva
4. El más grande
5. La explicación de alma
6. La atracción
7. La idea de lo inmanifestado
8. Sin patria
9. Aparece el mago oscuro
10. Derrota a tu maestro
11. ¡Escape! Debo ir más allá
12. Trinousoudal
13. Yo soy él
14. Illusionatti
15. Cumple tu misión
16. La búsqueda eterna
17. Muestra tus intenciones
18. Sol negro
19. La última jugada
20. El despertar de las máquinas
21. … Final

 

WarCry en Chile 2016

Tercera visita de WarCry a nuestro país y a muchos nos sigue sorprendiendo el poder de convocatoria de los asturianos por estas tierras. Si bien en esta ocasión no venían a presentar material nuevo ni tampoco era una gira temática, cualquier excusa sirve para asistir a un show donde sabes que todas las partes involucradas darán lo mejor de sí y que de seguro será una noche inolvidable. Porque digámoslo desde ya, resulta indescriptible el orgullo que se siente ser fan de un grupo de estas características. Ponen el corazón en cada aspecto que los rodea y todas las canciones tiene algún significado especial para cada uno de sus seguidores. Pero calma, sin entusiasmarse, antes de esto escucharíamos a dos bandas chilenas de renombre que encenderían los ánimos desde temprano.

DELTA

WarCry en Chile 2016Con una puntualidad más que plausible, a las 19:00 hrs. en punto se apagan las luces del Caupolicán, desatando así la primera ovación de la noche de unas cuatrocientas personas que a esa hora se encontraban dentro del teatro de cara a la presentación de Delta. Recordando que hace muy pocos días se anunció la salida de Rodrigo Varela como vocalista de la banda, desde luego que la participación especial del archiconocido cantante Paulo Domic generaba cierta expectación en esta «versión improvisada» de los compatriotas. Veamos cómo se las arreglaron.

El puntapié inicial vendría con la potente Desire Whitin, extraída del álbum «Deny Humanity» (2010). Tras esa inconfundible intro, en un par de segundos ya teníamos a toda la banda haciendo un enérgico headbanging arriba del escenario, mientras los más entusiastas que se encontraban en cancha acompañaban con los puños en alto en señal de apoyo. Rápidamente Delta demostraba toda su experiencia y categoría con una precisión y una pulcritud más que envidiable. Imposible no destacar la confianza mostrada por Paulo en cada una de sus líneas y más aún cuando canta «I want to feel again / That pleasant strawberry haze…» durante el coro, o la soltura del guitarrista Benjamín Lechuga, quién incluso comenzó a grabar al público con su celular en plena canción. Misma situación con New Philosophy, que partió como un verdadero cañón encabezado por la pegada de Andrés Rojas. Por su parte, Nicolás Quinteros recreó de gran forma la atmósfera de esta pieza con su teclado, llegando al clímax instrumental de la parte media donde cada uno se luce en su función. Más que merecidos los aplausos al final.

Una pequeña pausa y el frontman exclama «Buenas noches Caupolicán!». De esta forma aprovecha de presentarnos Alone, donde comienza a cantar susurrando los primeros versos, siempre acompañado por la sutileza del teclado. Más avanzado el tema, nunca deja de llamar la atención la perfecta sincronía entre la sección de cuerdas y la batería en cada uno de los versos. Mención aparte es el show que monta Marcos Sánchez con su bajo, ya que por momentos se adueña del escenario haciendo slap como si nada. A esta altura, por cierto, la audiencia se comenzó a hacer notar mayormente con los típicos aplausos que sirven para acompañar la melodía. Llegaría entonces, el punto más alto de la presentación de los santiaguinos: la recientemente publicada War Inside Me. Si bien todos los instrumentalistas sorprenden en su performance, Andrés Rojas acá literalmente «las hace todas». ¡Cuántos redobles se despachó en un par de minutos! Sencillamente notable. El vocalista en tanto, demostró un dominio escénico que de seguro le debe haber dado confianza al resto de los músicos frente a la situación adversa a la que se enfrentaban. Se atrevió con unos pequeños guturales, y más en su estilo, los tonos más altos no presentaron problema alguno.

WarCry en Chile 2016

La última canción escogida sería la grandilocuente Regrets. Eso sí, antes de comenzar, Benjamín tuvo palabras de agradecimiento para todos los presentes y en especial para Paulo Domic, admitiendo a su vez que no estaban pasando un buen momento como banda, pero que «no dejarían de tocar nunca«. Aunque suene algo obvio, el track fue interpretado a la perfección de principio a fin. Preparar un show en tan poco tiempo no es para nada sencillo y aún así supieron arreglárselas con un setlist más que correcto y adecuado al contexto en el que nos situábamos. Así, tras media hora de presentación, se comienzan a despedir ante un público que logró conectarse de gran manera con la primera actuación de la noche.

Como lo mencionamos un par de veces, el panorama no era alentador bajo ningún punto de vista, pero al final del día no cabe duda que siguen demostrando que «Delta es Delta«. ¡Bien por ellos!.

Setlist de Delta:

  1. Desire Whitin
  2. New Philosophy
  3. Alone
  4. War Inside Me
  5. Regrets

HIDALGO

Durante la media hora de descanso entre una banda y otra, las ubicaciones del recinto poco a poco se iban poblando con más metaleros que iban vaticinando la gran cantidad de asistentes que tendríamos para el show principal. Hago esta acotación, porque personalmente me parece que para Hidalgo era todo un desafío tocar ante tal número de asistentes y en un escenario como el del Teatro Caupolicán.

WarCry en Chile 2016

Destacando nuevamente que la programación entregada por la producción funcionó como reloj suizo, a las 19:55 hrs. aparecen en escena los cuatro componentes de esta agrupación. Prontamente arremeten con la dupla conformada por Tower Of Illusion e Infragilis. Para los que hemos tenido la suerte de haberlos visto en vivo con anterioridad, sabemos que prontamente sobresale el dúo conformado por el maestro de ceremonias Gabriel Hidalgo y por la guitarrista Cler Canifrú, quienes rápidamente se adueñan del escenario a medida que van demostrando su virtuosismo. Y si de ello se trata, la base rítmica a prueba de balas que llevan el bajista Mauricio Nader y el baterista Pablo Stagnaro (que si me apuran un poquito, fue el que mejor se mostró durante todo el repertorio) es descollante desde el primer segundo. Lamentablemente desde mi posición en la cancha, la guitarra de Gabriel se escuchaba con dificultad empañando un tanto el comienzo del show. A pesar de esto, la audiencia supo adecuarse a la propuesta un tanto más sobria, centrando toda su atención en cada uno de los solos y armonías que eran ejecutadas.

Luego de dar las gracias correspondientes, llegaría el turno de escuchar tres clásicos infaltables en su repertorio: Alturas, Charagua y Lancuyén. En este punto es donde quizás presenciamos la mejor puesta en escena de cada uno de los integrantes. Mauricio -como ya es costumbre- se encarga de animar al público constantemente, mientras que los guitarristas tocan cada una de las melodías con una sentida interpretación. Cler destaca además al entonar los «Oh oh oh» durante Lancuyén, generando un excelente matiz en esta composición.

WarCry en Chile 2016Es entonces cuando el bajista toma el micrófono -siempre agradeciendo por el recibimiento a ellos y a Delta– y se encarga de presentar a cada uno de sus compañeros, siendo obviamente Gabriel Hidalgo el más ovacionado. Y siguiendo con material de «Lancuyén» (2015), con Kunturi fue imposible no corear los «Eh! Eh! Eh!» que acompañan muy bien a la introducción. Acá derechamente Pablo Stagnaro «se las mandó». Cuánta precisión y seguridad demostraba en los tarros y en el dominio de cada uno de los platillos de su batería. Por último, Snowboard Frenzy!!! del ya lejano «Infragilis» (2007) dio paso a que todos los instrumentistas se sintieran más cómodos y más holgados a lo largo del escenario. Perfectas las armonías y perfectos los solos.

Casi media hora de presentación e Hidalgo demostró con creces que merecían estar sobre el escenario la noche del viernes. Si bien a priori suena arriesgado poner una banda virtuosa abriendo para una agrupación que se caracteriza por ser más eufórica en su desplante, ciertamente no habían razones para que los compatriotas no recibieran la atención y la calidez que se mantuvo de principio a fin. Ellos confían en su trayectoria y en sus capacidades, y por sobre todo, confían en cada uno de los metaleros que allí se encontraban. Gran, gran show.

 Setlist de Hidalgo:

  1. Tower Of Illusion
  2. Infragilis
  3. Alturas
  4. Charagua
  5. Lancuyen
  6. Kunturi
  7. Snowboard Frenzy!!!

WARCRY

Sí señoras y señores, en cosa de minutos tendríamos a WarCry tocando por tercera vez en Chile. A medida que aumentaban los nervios y la expectación esperando a que el reloj avanzara lo más rápido posible, al mirar la cancha y la galería en perspectiva, fácilmente nos encontrábamos con unas 3.500 personas que demostraban el grado de compromiso y de fanatismo hacia los españoles. Cuántas agrupaciones desearían tener una base de seguidores de tal magnitud. Sin dudas una bella postal que ayudaría al desarrollo del espectáculo.

A las 21:00 hrs. en punto se apagan las luces del recinto de San Diego dando paso a que se encendiera la pantalla central que estaba sobre el escenario. Así, luego de que la cruz egipcia característica del álbum «Inmortal» (2013) nos teletransportara a las pirámides de dicho país, uno a uno los integrantes iban transformándose en faraones desatando la ovación para cada uno de ellos. Con los músicos ya sobre el plató, la escogida para dar comienzo a la euforia incesante, no sería otra que la entretenida Quiero Oírte. Si bien cualquier canción hubiera sido recibida de igual forma, hay que admitir que ésta precisamente es un opening track como pocas. Imposible no saltar y corear cada una de las palabras junto a Victor García, quién con su sola aparición ya tenía a todo el público en la palma de su mano. Porque esto ya es historia conocida, el Caupolicán se convierte en una sola voz que llegado el estribillo se hace aún más estridente. Prueba de ello era como todos asumían su papel literalmente al cantar «Quiero oírte gritar / Sobre el resto de la gente…». ¡Vaya comienzo!.

WarCry en Chile 2016

Llegarían los primeros «WarCry, WarCry!» y rápidamente siguen con un clásico con todas sus letras: Nuevo Mundo. Y cómo no responder de igual forma ante el constante headbanging de Roberto García, o ante los gestos de sorpresa y emoción de Santi Novoa. La complicidad es tal, que por momentos incluso la voz del frontman pasa a segundo plano frente a los cánticos de cada uno de nosotros. Digno de mencionar también es el plus que se le da a la canción cuando el coro es proyectado cuando corresponde. Tras los obvios aplausos que bajarían entre cada tema, llegarían las primeras palabras de agradecimiento de Víctor. Nos dice además que cumplieron su palabra de volver lo más pronto posible y lo agradable que es estar en esta época en nuestro país, puesto que en Europa ya está comenzando el frío. Siguiendo entonces con material extraído de «¿Donde está la luz?» (2005), llegaría Contra el Viento, otra de las infaltables en el repertorio de WarCry. Sinceramente, me pregunto si había alguien que no cantara el «Dicen que pronto partirá / a ese lugar donde no hay mal ni pasa el tiempo / Quiere dormir y despertar / quiere volar un día más contra el viento!». Y es que llega a ser redundante, pero no queda otra que seguir destacando lo bien que funcionan cada unos de los tracks en vivo y en directo. Lo mismo sucedería con Siempre, primera vez ejecutada en Chile, que siguió con las revoluciones al tope.

Nuevo speech del vocalista, quién esta vez nos pregunta «¿qué tal estáis de fuerzas?» . Es entonces cuando comienza a hacer el típico juego de «pregunta-respuesta» donde él comienza entonando alguna melodía para que nosotros los sigamos de inmediato. De pronto comienza a gritar «Eh! Eh! Eh!» y a medida que todos nos íbamos sumando a esto, de la nada comienza a sonar Alma de Conquistador. En este punto quiero hacer mención al impecable trabajo de Rafael Yugueros y Roberto García. Es cierto que en gran parte del show se ven opacados por el desplante escénico de Víctor y Pablo, pero hay que ser justos y decir que su interpretación roza la perfección.

WarCry en Chile 2016La primera revisión a Revolución (2008) vendría con la intensa Coraje. Eso sí, tardaría un tanto en comenzar puesto que Pablo García tendría que rellenar unos minutos tocando clásicos como La Grange, Master of Puppets o Symphony of Destruction mientras Santi junto a un técnico arreglaban un pequeño desperfecto del teclado. Ahora sí, ¡qué gran interpretación de Víctor! Es increíble cómo él y toda la banda logran transmitir las emociones según corresponda. En un momento está la algarabía y un segundo después te encuentras con la seriedad y la calma de un tema como este. Y para muestra un botón, ya que lo siguiente sería uno de los puntos altos de la noche (con lo difícil que resulta encontrar un clímax en un concierto así). Digo esto porque Huelo el Miedo fue recibida con una energía sorprendente que se mantuvo de principio a fin. Cómo no destacar cuando todos cantaban con el puño en alto «Y en un rincón de la casa perdido en mi mismo a oscuras en la habitación / Huelo el miedo, huelo el miedo!». Y ojo, porque durante la intro ocurrió un hecho no menor que no se puede pasar por alto. Mientras Santi tocaba las primera notas, Víctor entró a cantar un tanto antes de lo que debía, pero la confianza era tal, que desató las risas de todos los presentes, perdonándole el impasse en el acto. Es por esta misma razón hago hincapié en que fue uno de los tantos peaks del show. La banda supo salir jugando como si nada hubiera pasado y así lo entendimos todos.

Otra de las sorpresas de la noche vendría con El Más Triste Adiós, que dicho sea de paso, tampoco había sido interpretada en las dos anteriores visitas. Entonces, más que compresible la reacción que tuvo una vez que sonaron las primeras notas. Pablo tiene su show aparte, ya que cantó cada una de las estrofas mirando fijamente a los fanáticos que se encontraban más próximos a la reja. Cuántas historias hay detrás de cada uno de los cánticos que incluso llegan a ser desgarradores. Como dijimos anteriormente, WarCry es de esas agrupaciones que logran tocar esa fibra sensible en varios aspectos. ¡Vaya momento!

Lo siguiente sería simplemente notable. Al escuchar la voz en off de La Maldición del Templario que comienza su relato con «A principios del…», la reacción de todos ya sobrepasaba cualquier límite. Muchos se sabían la introducción palabra por palabra, como si se tratara de competir quién es el más fanático de la banda. De lleno en la canción en sí, súmenle un punto a la increíble pegada de Rafael Yugueros, ya que supo llevar el tema con la rapidez necesaria. Punto aparte es el estribillo. Qué manera de gritar «Gritó / desde el fuego abrasador / sonó tan alta su voz / que hasta el mismo cielo oyó la maldición». Ahora comprendo la dificultad para hablar y el dolor que de garganta que trae consigo.

WarCry en Chile 2016

Tengo que admitir que Cobarde se ha transformado en una de mis canciones favoritas dentro de toda la discografía de los españoles. Buen discurso del frontman por lo demás, que básicamente nos habló de cómo a pesar de los grandes avances que ha logrado la humanidad, aún hay gente que cree que la violencia es el camino para lograr cualquier cosa. Como si eso fuera poco, no está de más recordar lo contingente que suena esta canción en algunos países, donde la temática de la violencia hacia la mujer ha estado en el tapete hace ya algún tiempo. ¡Miren como podemos reflexionar estando en un concierto! Pero bueno, excelentemente ejecutada y coronada a la perfección con toda la cancha saltando y cantando «Creyó que algún día él podría llegar a cambiar / Soñó lo feliz que era con él…». Sobresaliente también ver y escuchar a Víctor gritando «Cobarde! Cobarde!» durante el outro. Indudablemente otro de los puntos altos de la jornada (¿Cuántos llevamos ya?), a pesar de que durante esta pista la pantalla dejara de funcionar súbitamente. Mención honrosa al técnico que se subió a una escalera en repetidas ocasiones para tratar de arreglarla, fallidamente por cierto.

Un par de campanadas y la entrega era absoluta. Sí. ¡En un Lugar sin Dios! Primera vez interpretada en nuestro país y vaya que el público se «comportó» a la altura. Lo decimos con comillas, porque la reacción fue de locura total. Increíble notar que los ánimos no decaían en ningún track. A su vez, se repite el patrón hasta ahora: Todos cantando y todos saltando durante el «Estoy sentado en un lugar del cementerio / veo como me acompañáis a mi entierro…» . Y antes que se me olvide, tremendo solo que se despacha Pablo García en la parte media, quién además, nunca deja de hacer juegos sobre el mástil de la guitarra y señalando constantemente hacia el público. Creo hablar por muchos al decir que con su performance a ratos uno se olvida que sólo hay una guitarra sonando. Y si esto fue grandioso, lo vivido con Devorando el Corazón cuesta catalogarlo. Básicamente fue un sing-along que no se tomó pausas. Desde como todos careábamos la intro, hasta llegar a pronunciar cada palabra de la letra. Al mirar a mi alrededor, noté como varios estaban en una suerte de trance llegando incluso a una teatralidad que sólo provocan clásicos de esta talla.

WarCry en Chile 2016

Entrando ya a la segunda parte del show, el siempre agradecido cantante nos habla nuevamente sobre los problemas del día a día, diciendo que «vosotros nos dáis cariño, amor, corazón. Cuando las cosas para que no tienen solución, vosotros nos dais Un Poco de Fé«. La ovación no se hizo esperar para la pieza extraída de «La Quinta Esencia» (2006). Y sí, no había nadie que no se supiera cada una de las estrofas. Además, nos regalan otro gran momento al hacer la pausa terminada la intro un poco más extensa para generar expectación. Y vaya que lo consiguieron, ya que el recibimiento de todos fue más que plausible. Pero tranquilos, que la fanaticada también responde de la misma forma, puesto que durante Keops, el guitarrista y el vocalista recibieron con mucho respeto una bandera chilena gigante con la «W» dibujada en el centro ésta.

Permítanme la licencia y que me salga un poco del libreto, pero ¡qué temazo es Ardo Por Dentro por la cresta! El que no pensó que se convertiría en un clásico instantáneo cuando publicaron «Alfa» el año 2011, creo que debe replantearse algunas cosas en su vida. ¡Caos desatado una vez terminada la intro de Santi! Tanto así que los más entusiastas se sacaron la polera para darle vueltas en el aire como si de un partido de fútbol se tratara. Imposible no cantar «Ardo por dentro, con las fuerzas de las llamas del infierno / Aún tengo tanto que decir / Sigo rugiendo contra un mundo que me ignora / Contra el tiempo, que me condena a morir / Aún puedo continuar, aunque sea solo un paso más» con todas tus fuerzas. Ejecutada a la perfección, y recibida de mejor forma aún, lo demás sería redundar. ¡Temón!

WarCry en Chile 2016En este punto -y a modo de contraste- se viviría una situación digna de recordar. Pablo y Víctor subieron desde la cancha al escenario a una niña de unos cinco años para que los ayudara a cantar Nana. Y vaya que no decepcionó, porque a pesar de su corta edad se sabía gran parte de la canción y no se achicó estando frente a toda la audiencia. Nosotros abajo en tanto, además del ensordecedor canto, acompañábamos todo meciendo los brazos en una postal para la posterioridad que continuaría con Tú Mismo, que al ser toda una declaración de principios, le da esa cuota de seriedad y por supuesto, de solemnidad.

Y para terminar la primera parte del show, «una canción que nos habla de sacrificios…Capitán…», «Lawrence!» respondimos todos. Ya que supuestamente esta era la última del repertorio (sabemos que nunca es cierto, pero qué más da), se entiende el nivel de compromiso y de entrega. Cuesta describir algo que ya se ha mencionado tantas veces sin sonar repetitivo, pero ante tal magnitud de composición hasta a lo más rudos les entró una basurita en el ojo. Un saludo al grupo de unas diez personas que hizo una especie de ronda al centro de la cancha en un acto de festividad y de alegría. Aún debe retumbar en las paredes del Caupolicán el «…recuérdame, mejor de lo que fui / Es muy tarde cielo, sabes que te quiero / Siento tanto tener que irme así». Así, a las 22:54 hrs. WarCry se despide por primera vez del público chileno.

Y cómo no, los cánticos de «Olé Olé Olé Olé…  WarCry, WarCry no se hicieron esperar. Pero la banda sí, ya que los cinco minutos que se tomaron de descanso se hicieron eternos. Sabíamos que aún faltaban un par de clásicos que no podían dejar en el tintero. Y el primero de ellos sería un baladón de aquellos: El Amor de Una Madre. Una ejecución excelsa comandada por Santi Novoa y con una base rítmica que no deja de sorprender. Para finalizar, definitivamente se desató el caos absoluto en el Teatro Caupolicán con la dupla conformada por El Guardián de Troya y Hoy Gano Yo. No vamos a descubrir ahora lo trascendentales que son en la carrera de la banda, y más importante aún, todo lo  que representan para las 3.500 personas que estábamos ahí. Sinceramente la velada no pudo terminar de mejor forma, ya que cada uno de los músicos se encargó de demostrar lo mejor de sí, dándonos a entender que nosotros debíamos hacer lo mismo. Y vaya que lo consiguieron, ya que varios terminamos al otro lado de la cancha arrastrados por la marea de poleras negras. De esta forma, a las 23:22 hrs. se finalizó esta tercera presentación en Chile.

Un sonido impecable (quizás el único detalle es que durante los primeros temas le faltaba definición a la guitarra, pero se arregló prontamente, razón por la cual solo hago esta pequeña acotación), una audiencia entregada a los pies de la banda y justamente, una agrupación que demostró el por qué son el grupo que lleva el estandarte del Metal español desde hace ya algunos años. Una vez leí que «nunca se sabe qué tan fuerte puede cantar el público, hasta que se asiste a un concierto de Mägo de Oz o de WarCry«. Y ayer lo comprobamos nuevamente. Los que estuvimos ahí saben de lo que hablo. Por mi parte, que vuelvan cuando quieran. ¡Grande WarCry!

Setlist de WarCry:

01. Quiero Oírte
02. Nuevo Mundo
03. Contra el Viento
04. Siempre
05. Alma de Conquistador
06. Coraje
07. Huelo el Miedo
08. El Más Triste Adiós
09. La Maldición del Templario
10. Cobarde
11. En un Lugar sin Dios
12. Devorando el Corazón
13. Un Poco de Fé
14. Keops
15. Ardo Por Dentro
16. Nana
17. Tú Mismo
18. Capitán Lawrence
Encore
19. El Amor de Una Madre
20. El Guardián de Troya
21. Hoy Gano Yo

GALERÍA DE FOTOS

 

 

 

WarCry

WARCRY regresa al Teatro Caupolicán este viernes para tocar junto a los nacionales HIDALGO y DELTA. Aquí te dejamos los horarios de este imperdible día en el recinto de San Diego:

16:00 – Meet & Greet
18:00 – Apertura de Puertas
19:00 – Delta
20:00 – Hidalgo
21:00 – WarCry

Para calentar motores, mira el saludo que dejó la banda invitando a su show de este viernes 11 de noviembre en el Teatro Caupolicán:

Las entradas están a la venta a través del sistema Ticketek y sin recargo en The Knife y Rock Music (Eurocentro), Kmuzzik (Interprovidencia) y boleterías del Teatro Caupolicán.

Los precios son:

$60.000: AGOTADA
$50.000: Palco (+ Polera Exclusiva Palco + CD Inmortal + Palco de Pie)
$35.000: Cancha (+ CD Inmortal)
$30.000: Platea Baja (+ CD Inmortal)
$25.000: Platea Alta
$22.000: Platea Alta – preventa (Solo 500 tickets)

WarCry en Chile | 11 de noviembre 2016 | Teatro Caupolicán

 

 

delta

A través de su Facebook Oficial DELTA anunció que Rodrigo Varela ya no es el vocalista de la banda. La separación ocurrió debido a «diferencias profesionales». En su reemplazo temporal estará Paulo Domic (Ex-INQUISICION) con quien realizarán el show junto a WARCRY.

El comunicado es el siguiente:

«Estimados Deltoides: Lamentamos informarles que debido a diferencias profesionales irremediables, Rodrigo Varela ya no es parte de DELTA. Junto con esto, queremos mencionar que la banda se presentará junto a WARCRY este 11 de Noviembre en el Teatro Caupolicán contando con nuestro gran amigo y colega Paulo Domic como invitado especial en las voces. Luego de esta presentación, nos tomaremos el tiempo que sea necesario para retomar nuestras actividades de la mejor forma posible»